Infortelecom

Noticias de relaciones bilaterales

09-01-2018 | Fuente: elpais.com
La guerra larvada entre las dos Coreas
En las relaciones bilaterales entre las dos repúblicas de la península se han sucedido continuos episodios de tensión
21-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump lastra la imagen de EE.UU. en la región, pero mejora la del peor Obama
La imagen de Estados Unidos en Latinoamérica ha empeorado con la presidencia de Donald Trump, de cuya elección se acaba de cumplir un año este mes de noviembre. Su actitud hacia los hispanounidenses y hacia México ?país donde más ha descendido la apreciación de EE.UU.?, ha contribuido a empeorar la imagen de la gran potencia entre sus vecinos continentales, como indican los últimos datos de Latinobarómetro. La apreciación de EE.UU. (favorable entre el 67% de los latinoamericanos), no obstante, sigue por delante de la de China (60%) y la Unión Europea (60%) En cuanto a la valoración del propio Trump, México es igualmente el país más crítico con el presidente estadounidense, mientras que Venezuela, quizás premiando las medidas adoptadas por la Casa Blanca contra el régimen de Nicolás Maduro, da a Trump una nota por encima de la media. La encuesta de Latinobarómetro, por otra parte, detecta también el desvanecimiento de la figura de Fidel Castro, en un progresivo deterioro de imagen, cuando se cumple un año de su fallecimiento. Obama-Trump Donald Trump lastra la imagen de su país en América Latina, dada la gran identificación que suele hacerse en el exterior entre Estados Unidos y el presidente que en cada momento está en la Casa Blanca. De todos modos, el número de quienes tienen hoy muy buena o buena opinión de EE.UU. (el 67% de los latinoamericanos) es mayor que el que había cuando Barack Obama enfiló la recta final de su segundo mandato (65% en 2015). Ciertamente que durante la era Obama, la opinión sobre EE.UU. en Latinoamérica fue alta (74% en 2008, en su llegada a la Casa Blanca), pero esa apreciación se fue erosionando ligeramente con el tiempo. La incapacidad de Obama para imponer una reforma migratoria que resolviera la situación de los numerosos inmigrantes ilegales hispanos en EE.UU. y su alta ejecución de deportaciones acabaron por empañar su aureola hacia 2015. El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana y su presentación desde la Casa Blanca como una cierta reconciliación con todo el continente permitieron un repunte de la imagen estadounidense en 2016. La encuesta de Latinobarómetro constata el gran acoplamiento entre la imagen exterior que existe de Estados Unidos y la imagen que ofrece su presidente. No obstante, caben algunos matices. La aceptación hoy del presidente Trump en América Latina es incluso peor que la opinión que existe sobre EE.UU. La valoración de Trump es de 2.7 puntos (en una escala de 0 a 10), mientras que la que tuvo Obama en su primer año fue de 7. Por su parte, la política de George Bush de una mayor implicación en el continente con la negociación de tratados de libre comercio con varios países hizo que en muchas naciones americanas mejorara la apreciación sobre las relaciones bilaterales (así ocurrió en 2005), a pesar de que la imagen de EE.UU. y del propio Bush se vio castigada a partir de 2003 por la invasión de Irak. Fidel Castro se desvanece Los países donde EE.UU. tiene una mejor imagen son República Dominicana, las naciones centroamericanas y Colombia; la menos positiva corresponde a Bolivia, México y Argentina. La mayor caída de imagen de EE.UU. ha ocurrido en México, donde entre 2016 y 2017 (la llegada de Trump al poder) el número de quienes tienen una idea muy positiva o positiva del gran vecino ha descendido 17 puntos. Por lo que afecta a la valoración no ya de EE.UU. sino de Trump, México vuelve a ser el país que pone la peor nota (1,6 puntos), seguido de Uruguay (1,7). En cambio, por encima de la media, aunque tampoco son muy excelentes puntuaciones, están Venezuela (3,6), Perú (3,7) y Paraguay (4,1). Por otro lado, los latinoamericanos puntúan de forma mucho más generosa al Papa Francisco (una valoración de 7,2 en 2016 y de 6,8 en 2017), mientras que el paso del tiempo va castigando cada vez más la imagen de Fidel Castro (valoración de 4,4 en 2005 y de solo 3,8 en 2017).
16-11-2017 | Fuente: abc.es
Alemania considera a Rusia «un gran peligro potencial»
A Merkel le dan miedo los perros. De niña sufrió una mordedura y desde entonces, reconoce la canciller alemana, los prefiere a distancia. Pero a pesar de saber esto perfectamente, Putin la recibió en 2007 en su residencia de verano de Sochi acompañado por su imponente labrador negro, Koni, que para terror de Merkel no hizo otra cosa durante la reunión bilateral que olfatear, amenazador, las piernas de la canciller. Merkel llevaba solo dos años en el cargo y aguantó como pudo el desafío. Incluso ironizó después con su enfadado equipo de colaboradores: «No ha sido para tanto, al menos el perro no comía periodistas». Pero Putin dejó clara a la nueva canciller alemana su incipiente estrategia para con Alemania y por tanto para con Europa: tomar la sartén por el mango a base de meter miedo. Diez años después de aquel episodio, la inteligencia alemana constatan preocupantes avances en esa línea. El director de los servicios secretos alemanes (BND), Bruno Kahl, ha empleado palabras desacostumbradamente transparentes en un discurso pronunciado en Múnich para advertir que «en lugar de un socio para la seguridad europea, lo que tenemos en Rusia es un gran peligro potencial», alertando además sobre el hecho de que «Rusia ha vuelto como actor de política internacional y será un vecino muy incómodo». Ante unos 300 invitados por la Fundación Hanns-Seidel, Kahl ha prevenido sobre las ambiciones de poder geopolítico global y ha constatado que, desde que él está en el puesto, año 2016, la inteligencia alemana ha podido constatar «una sorprendente modernización del equipo militar de la capacidad de comando» de las fuerzas rusas, así como avances pioneros en el uso de internet como arma política. Todo ello resulta «inquietante», califica, sobre todo porque el objetivo de Rusia es «recuperar su papel directivo en Europa» y, aparentemente, a cualquier precio. A esta estrategia responden, en su opinión, operaciones para «debilitar en todo lo posible a la Unión Europea y mantener al margen a EE.UU. para, en lo posible, abrir una brecha entre ellos». A pesar de todo esto, Kahl considera que «es importante mantener abiertos los canales de comunicación con Rusia» y que «el intercambio no debe paralizarse» entre los países europeos y Moscú. Pero aconseja fervientemente a la OTAN y a la UE «que reconsideren si están lo suficientemente equipados como para poder compensar y disuadir la gran amenaza potencial de Rusia». Esto, advierte, solamente es posible conjuntamente con EE.UU., por lo que las relaciones bilaterales con Washington son un elemento de seguridad del más alto nivel. Ciberataques Además de invadir Crimea y Osetia del Sur, Putin da pasos, lentos pero seguros, contra la estabilidad de Occidente, que cristalizan en movimientos contra Alemania. En 2015, Alemania fue víctima de un serio ciberataque en el que hackers rusos conocidos como Sofacy o APT 28 se hicieron con 16 GB de documentos confidenciales del Bundestag. Putin ha metido además en nómina al excanciller socialdemócrata Gerhard Schröder, que ya trabajaba para Nord Stream y que ha sido fichado más recientemente por la petrolera estatal ruso Rosneft, por 300.000 euros al año. Antes de las elecciones de septiembre, la presidenta del partido populista y anti europeo Alternativa para Alemania (AfD), Frayke Petry, acudió a Moscú para reunirse allí con Viacheslav Volódin, uno de los más estrechos aliados del presidente Putin. Y no solamente Alemania, sino muy especialmente Polonia y otros países del este, han contemplado con zozobra la Zapad 2017, las maniobras militares llevadas a cabo conjuntamente por los ejércitos ruso y bielorruso en las fronteras de Estonia, Letonia y Lituania. Los medios de comunicación rusos y la enorme maquinaria de fakes y páginas web fraudulentas de la factoría rusa presentan el panorama actual como el escenario de una Europa corrupta y en decadencia que ve surgir un nuevo imperio ruso sobre su cabeza. Y el siguiente paso de Moscú parece perfilarse como una nueva ley para amenazar a los medios de comunicación extranjeros en Rusia y que podría tener mayor alcance del esperado, según se desprende de las palabras de Piotr Tolstoi, vicepresidente de la Cámara Baja del Parlamento. «Los medios registrados en territorio de otro Estado que reciban dinero u otros medios de estructuras extranjeras, ya sean autoridades estatales, empresas o incluso empresas rusas con financiación extranjera, podrían ser reconocidos como agentes extranjeros», ha citado la agencia de noticias Interfax al número dos de la Duma. Un diputado ha aclarado que la ley podría afectar, además de a medios estadounidense como la CNN, Radio Liberty o Voice of America, a otros como la Deutsche Welle alemana. La última vez que los jefes de gobierno de Alemania y Rusia se encontraron, en mayo de este año, los periodistas preguntaron a Merkel si tenía miedo de una posible interferencia rusa en la política germana. La canciller respondió: «Yo no suelo dejarme guiar por mis miedos, así que seguiré haciendo política basándome en mis convicciones».
13-11-2017 | Fuente: abc.es
Putin y Erdogan escenifican armonía pero siguen discrepando sobre Siria
Es ya la cuarta vez que los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin, y Recep Tayyip Erdogan, se reúnen desde el verano y la quinta en lo que va de 2017. La última vez fue en Ankara a finales de septiembre. El tema recurrente de las conversaciones es Siria, en donde los dos dirigentes exhiben entendimiento cuando en realidad son muchos los problemas en los que discrepan. El futuro del dictador sirio, Bashar al Assad, es el principal, pero también el papel de los kurdos ahora y una vez acabe la guerra. La reunión de ayer fue una vez más en la ciudad balneario rusa de Sochi, a orillas del Mar Negro. Antes de subirse al avión para viajar hasta allí, Erdogan mostró su desacuerdo con la declaración que el sábado suscribieron en Danang (Vietnam) Putin y su homólogo estadounidense, Donald Trump. El documento decía que «no puede haber una solución militar al conflicto sirio». «No lo entiendo, se dice que no hay solución militar, pero el número de personas que el gobierno -sirio- ha matado por la vía militar supera ya el millón», aseguró el máximo dirigente turco durante una comparecencia ante la prensa en el aeropuerto de Estambul. Según su opinión, si Rusia y Estados Unidos creen que no debe existir el recurso a la fuerza que retiren sus soldados, que traten de resolver el conflicto por medios políticos, que busquen maneras de celebrar elecciones cuanto antes. «¿Lo han intentado utilizando esos medios durante 7 u 8 años? No vayamos a engañar el mundo», añadió Erdogan. Tratando de desviar el foco de Rusia, país que inició su intervención militar en Siria en septiembre de 2015, fundamentalmente con bombardeos aéreos y lanzamiento de misiles desde navíos, el presidente turco arremetió contra Washington señalando que es el país que mayor dispositivo militar tiene en Oriente Próximo y «habla de evitar soluciones de fuerza». Restricciones a las exportaciones turcas Denunció también el hecho de que la milicias kurdo-sirias de las Unidades de Protección Popular (YPG) sigan todavía al este del río Éufrates, pese a que, según él, «prometieron retirarse», y continúan acosando a las fuerzas turcas. Erdogan dijo que pediría ayuda a Rusia en esta cuestión, país que mantiene buenas relaciones con los kurdos. Dijo además que solicitaría a Putin retirar completamente todas las restricciones a las exportaciones turcas, impuestas por Moscú después de que un avión de combate turco derribara en noviembre de 2015 a un cazabombardero ruso junto a la frontera turco-siria. Según el asesor del Kremlin de política exterior, Yuri Ushakov, Putin y Erdogan hablaron de los preparativos para la reunión del llamado Congreso de Diálogo Nacional en Sochi, prevista en un principio para el próximo día 18, pero ante la escasa acogida por parte de la oposición siria, se celebrará en fechas posteriores. Erdogan tampoco aprueba que a ese encuentro de Sochi acudan kurdos. "Las fechas las fijaremos más tarde", afirmó Ushakov. Esta nueva visita del presidente turco a Rusia coincide con el cierre de la transacción de venta de lanzaderas antiaéreas rusas S-400 a Turquía. El acuerdo se alcanzó en septiembre, ya que, según Ankara, no fue posible adquirir un armamento similar dentro de la OTAN. Solamente Rusia fabrica en el mundo un sistema de defensa antiaéreo de tales características La reunión ayer en Sochi duró hora y media y, según Putin, «nuestras relaciones pueden considerarse prácticamente restablecidas en su totalidad». El presidente ruso insistió en que el intercambio comercial entre ambos países sigue creciendo. Erdogan, por su parte, dijo que «nuestras relaciones bilaterales y la cooperación en la solución de problemas regionales nos dan la posibilidad de mirar hacia el futuro. Cada día que pasa, nuestras relaciones se desarrollan más y mejor en los ámbitos político, militar y comercial».
11-11-2017 | Fuente: abc.es
Putin y Trump niegan la injerencia rusa en EE.UU. y abogan por mejorar las relaciones
Mientras en EE.UU. se acelera la investigación sobre la supuesta trama rusa en torno a las elecciones presidenciales de ese país, los presidentes ruso, Vladímir Putin, y estadounidense, Donald Trump, coincidieron este sábado en negar la posible injerencia y abogaron por mejorar las relaciones bilaterales. En Danang (Vietnam), donde ambos mandatarios asistieron a la cumbre de la APEC, Putin volvió a rechazar la injerencia del Kremlin en el proceso electoral que llevó a Trump a la Casa Blanca, y se lo dijo tanto a los periodistas como al propio presidente de EE.UU., con quien mantuvo una conversación informal. «Me he pronunciado muchas veces sobre esta cuestión. Considero que todo lo que está relacionado con el así llamado dossier ruso en Estados Unidos es la manifestación de las continuas luchas internas» en ese país, dijo Putin a los periodistas, según difundieron los medios rusos. Putin calificó de «desvaríos» las informaciones acerca de supuestos contactos mantenidos en 2016 entre algunos de sus familiares -concretamente una sobrina- y uno de los ex asesores de la campaña de Trump. «No sé nada de esto, absolutamente nada», aseguró Putin, quien consideró «charlatanería vacía» las acusaciones de la investigación en EE.UU. que relacionan a Paul Manafort, ex jefe de campaña de Trump, con Rusia. Recordó que los documentos solo mencionan los negocios que mantuvo Manafort con el expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich, el jefe de Estado prorruso que tuvo que abandonar el poder tras la revuelta del Maidán y señaló:"¿Qué relación tiene esto con Rusia? Ninguna. Aquí al final no hay nada". Casi al mismo tiempo, en el avión que le trasladaba a Hanoi después de la cumbre, Trump dijo a los periodistas que Putin le había negado «con mucha fuerza y vehemencia» cualquier injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2016, y que él le creía. «Ha dicho que no se entrometió. Siempre que me ve dice que no lo hizo y de verdad que le creo cuando lo dice. Lo dice en serio. Creo que se siente muy insultado por esto, y eso no es bueno para nuestro país», declaró Trump. Las conversaciones entre los dos mandatarios tuvieron lugar durante la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), pero no en una reunión formal, que finalmente no se concretó, sino en un paseo y otro encuentro informal. En su conferencia de prensa, Putin consideró que «la ausencia de una reunión bilateral con el presidente Trump evidencia que la crisis en las relaciones de ambos países todavía no se ha superado». Pero hizo hincapié en que Moscú está listo «para pasar página e ir más allá». «Tenemos que mirar hacia el futuro, resolver problemas en los que están interesados tanto el pueblo estadounidense como el pueblo ruso, pensar en llenar nuestros lazos económicos con contenido concreto y serio», señaló el líder ruso. Trump, por su parte, insistió en que las acusaciones de injerencia rusa en las elecciones crean «una barrera artificial» con Moscú y dificultan la cooperación para trabajar en la resolución de conflictos como el de Corea del Norte. Trump aboga por «una buena relación con Rusia» «Tener una buena relación con Rusia sería una cosa muy buena porque nos podría ayudar mucho con Corea del Norte», manifestó Trump, quien opinó que con Putin «parece que nos llevamos muy bien, que tenemos una buena relación teniendo en cuenta que no nos conocemos bien». Ambos valoraron muy positivamente la declaración conjunta que aprobaron sobre Siria, en la que recalcaron que mantendrán los esfuerzos hasta lograr «la derrota definitiva» del grupo terrorista Daesh. El único nubarrón entre ambos presidentes, que se prodigaron sonrisas y saludos, lo puso Putin cuando denunció como «un ataque a la libertad de expresión» las medidas adoptadas en EE.UU. contra los medios rusos, especialmente la televisión RT, obligada a registrarse como «agente extranjero». «El ataque a nuestros medios en Estados Unidos es un ataque a la libertad de expresión. Sin duda alguna estamos decepcionados.. Debemos responder, desde luego, y la respuesta de las autoridades rusas será recíproca», señaló.
03-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump inicia su primera gira por Asia bajo la amenaza de Corea del Norte
Cuando se cumple un año de su victoria electoral, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, empieza este fin de semana su primera gira por Asia. Tras criticar la deslocalización de fábricas americanas en los países orientales para ganarse a los votantes perjudicados por la globalización, el magnate se pliega a los intereses de la «realpolitik» y acude a la zona con mayor crecimiento económico y población del mundo. Buena prueba de su interés es que lo hace, además, en un viaje largo que durará casi dos semanas y le llevará a cinco países: Japón, Corea del Sur, China, Vietnam y Filipinas. Como no podía ser de otra manera tras un año de tensión constante, la amenaza nuclear de Corea del Norte y las siempre difíciles relaciones con China marcarán la visita del presidente Trump. Frente a dichos retos, el inquilino de la Casa Blanca estrechará su alianza con Japón y Corea del Sur, países donde el Pentágono tiene destinados unos 87.000 soldados y a los que en campaña electoral había exigido más dinero para su defensa. Ahora habrá que ver si Trump se acuerda de aquellas demandas durante su visita. De igual modo, y a pesar de su discurso proteccionista, participará en dos cumbres internacionales con fuerte contenido económico y comercial. La primera es la del Foro de Cooperación Económica de Asia y Pacífico (APEC), que se celebra el día 10 en Vietnam. Dos días después, está invitado en Filipinas a la reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean). De camino a Asia, Trump hizo escala este viernes en Hawái, donde fue informado por el Alto Mando de EE.UU. en el Pacífico y visitó el monumento del USS Arizona, uno de los barcos hundidos por Japón en su ataque a Pearl Harbor durante la Segunda Guerra Mundial. Japón: más presión sobre Kim Jong-un Tras esta escala, la gira asiática de Trump arranca este domingo en Japón, donde se reunirá con el primer ministro Shinzo Abe, recién reelegido en los comicios celebrados el 22 de octubre. Además de comprometerse a seguir ejerciendo la máxima presión sobre Corea del Norte para detener su programa nuclear, abogarán por «promover el libre comercio en la región indo-pacífica». Así lo acordaron en una conversación telefónica tras el triunfo de Abe, según ha informado la Casa Blanca. En medio de estos asuntos, tendrán tiempo de profundizar su amistad jugando al golf, como ya hicieron cuando Trump invitó a Abe a su mansión de Mar-A-Lago, en Florida. Abe, que fue el primer mandatario extranjero en visitar al magnate tras ganar las elecciones, parece haber desarrollado una sintonía especial con él gracias a estas aficiones comunes. Acompañado de Abe, Trump no solo se reunirá con personal militar estadounidense para conocer de primera mano la amenaza norcoreana, sino también con familiares de japoneses secuestrados en los años 70 por el régimen estalinista de Pyongyang. «Las relaciones bilaterales de seguridad van bien, pero Japón no tiene claro que las sanciones sobre Corea del Norte estén funcionando porque Kim Jong-un sigue adelante con su desafío y en un año tendrá un misil capaz de llegar a EE.UU.», analizaba recientemente para ABC Tetsuo Kotani, del Instituto Japonés de Asuntos Internacionales. Corea del Sur: Sin visita al Paralelo 38 Después de Japón, el presidente estadounidense volará el martes 7 a Corea del Sur, su otro gran aliado en la región. En primera línea del frente ante las provocaciones del joven dictador Kim Jong-un, Trump se entrevistará con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, y dará un discurso en la Asamblea Nacional. Al igual que en Japón, conocerá a algunos de los soldados estadounidenses acantonados en este país al visitar el Campamento Humphreys, a 60 kilómetros al sur de Seúl, pero no acudirá a la Zona Desmilitarizada en la frontera del Paralelo 38. A solo unos pasos de los militares norcoreanos, la última frontera de la Guerra Fría es una parada obligatoria para todos los presidentes y políticos estadounidenses que viajan a Corea del Sur, pero la explicación oficial es que no hay tiempo para dicha visita, que se antojaba sumamente morbosa dado el carácter explosivo de Trump. China: mediación con Pyongyang El miércoles 8, el magnate aterrizará en Pekín, donde el presidente chino, Xi Jinping, lo agasajará con los más altos honores al día siguiente en el Gran Palacio del Pueblo. Además de volver a insistirle a Xi Jinping para que medie con Corea del Norte, Trump abordará el gigantesco déficit comercial que EE.UU. tiene con China, habitual motivo de pugna entre ambas superpotencias. El expansionismo del régimen de Pekín por el Mar del Sur de China y la tensión que provocan sus disputas territoriales serán también analizados por ambos mandatarios. Vietnam: comercio indo-pacífico en la cumbre El viernes 10, Trump volará a Vietnam, donde participará en la cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia y Pacífico (APEC) que se celebrará en Danang. Según anuncia la Casa Blanca, en su discurso presentará su visión para fomentar el libre comercio en la región indo-pacífica. Un mensaje que despierta curiosidad porque Trump, que había defendido el proteccionismo, se retiró del Tratado Transpacífico de Libre Comercio ideado por Obama nada más llegar al Despacho Oval. Después de la cumbre, el presidente viajará hasta Hanoi, donde se encontrará con su homólogo vietnamita, Tran Dai Quang. Filipinas: Asean y «guerra contra la droga» Su periplo asiático concluirá los días 12 y 13 en Manila, donde asistirá a la cena de gala de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), que celebra su medio siglo de vida y los 40 años de relaciones con EE.UU. Como colofón, Trump se entrevistará con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, quien insultó el año pasado a Obama y rompió su alianza histórica con la Casa Blanca para girar hacia China. Muy criticado por su «guerra sucia» contra la droga, en la que camellos y adictos son ejecutados extrajudicialmente en las calles por «escuadrones de la muerte», el populista Duterte ha encontrado la horma de su zapato en otro personaje igual de impredecible como Trump. Durante las dos próximas semanas, Asia le espera.
03-11-2017 | Fuente: abc.es
Cuba acusa a Estados Unidos de mentir sobre los supuestos ataques acústicos
El ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, aseguró hoy que no ha habido «ningún ataque» acústico contra los diplomáticos estadounidenses en Cuba, y acusó al Gobierno de EE.UU. de mentir al respecto para «dañar la relación bilateral». «Puedo afirmar rotundamente que quien afirma que han habido ataques, actos deliberados o incidentes específicos como causa de estos daños de salud, miente deliberadamente», declaró Rodríguez en una conferencia de prensa en Washington. «Se están utilizando estos daños de salud como pretexto de naturaleza política, con objetivos políticos, para eliminar los progresos alcanzados y dañar la relación bilateral» entre Estados Unidos y Cuba, añadió el jefe de la diplomacia cubana. Al ser preguntado si acusa al Gobierno de Donald Trump de inventarse los ataques, que según Washington han causado síntomas físicos al menos a 24 diplomáticos estadounidenses, Rodríguez se limitó a indicar que lo que tiene claro es que «no ha ocurrido ningún ataque». «Si el Gobierno de EE.UU. opina lo contrario, lo invito a presentar evidencias. Puede excluirse absolutamente la posibilidad de que nadie haya realizado actos deliberados contra el personal norteamericano acreditado en La Habana y sus familiares», subrayó. El ministro de Exteriores cubano basó esas afirmaciones en la investigación sobre los hechos de las autoridades cubanas, que «han concluido preliminarmente que no existe evidencia alguna sobre la ocurrencia de los alegados incidentes». Aseguró, además, que según «especialistas médicos» es «imposible que una sola causa explique la diversidad de signos y síntomas médicos que han presentado dichos diplomáticos». «Esas afecciones de salud no pueden deberse a un solo origen o a un solo hecho», insistió. «Llama poderosamente la atención entonces, que el Gobierno de Estados Unidos siga hablando de 'ataques' y 'ataques acústicos' y tome medidas punitivas contra Cuba, cuando está demostrado pericialmente que esto no es posible», afirmó el ministro cubano. A raíz de los supuestos ataques, el Departamento de Estado ha retirado a más de la mitad de su personal en La Habana, expulsado a dos tercios de los funcionarios de la embajada cubana en Washington y recomendado a los estadounidenses que no viajen a Cuba. «Las medidas adoptadas contra Cuba son injustificadas y políticamente motivadas, no se basan en evidencias ni en resultados investigativos», reiteró. Las tensiones sobre los supuestos ataques se han sumado a las ya generadas por el anuncio de Trump, en junio, de que restringiría ciertos viajes de estadounidenses a Cuba y de que apoyaba el embargo comercial impuesto hace más de medio siglo a la isla. Rodríguez advirtió de que si el Gobierno estadounidense no deja de «politizar» el tema de los supuestos ataques, eso «puede provocar una escalada y hacer retroceder más las relaciones bilaterales, con consecuencias perjudiciales para ambos pueblos y países». Durante su visita a Washington, el canciller se reunió hoy con «más de una docena de senadores y congresistas», a los que no quiso identificar, además de con «empresarios y representantes de centros académicos», pero no tuvo ningún encuentro con el Gobierno de Trump.
26-10-2017 | Fuente: abc.es
Maduro destituye al único gobernador que no se humilló
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, cumplió con su amenaza. Ayer destituyó al gobernador Juan Pablo Guanipa, elegido en las elecciones regionales del pasado 15 de octubre, por negarse a jurar ante la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente, considerada ilegítima e inconstitucional por la oposición, y rechazada por gran parte de la comunidad internacional. Maduro ha prohibido a las asambleas legislativas regionales tomar juramento a los gobernadores, como lo establece la Constitución nacional, para intentar dar legitimidad a su Constituyente, integrada solo por incondicionales del chavismo. Guanipa, diputado por Primero Justicia, fue el único de los cinco gobernadores opositores elegidos que se negó a jurar ante ella, desafiando las órdenes de Maduro. «Fue un golpe de Estado, un asalto a la voluntad del pueblo zuliano», dijo. En su Twitter, Guanipa precisó que quienes le destituyeron «son los que están en desacato con el orden constitucional, violentando el voto». Siguiendo las órdenes de Maduro, el Consejo Legislativo de Zulia despojó del cargo al gobernador electo de este estado venezolano. El parlamento regional, de mayoría «chavista», declaró ayer la «vacante absoluta» del cargo de gobernador de Zulia, una vez transcurrido el plazo de diez días que concede la ley para que los dirigentes estatales tomen posesión. Elecciones locales En cambio, los cuatro gobernadores opositores que sí aceptaron jurar ante la Constituyente (por los estados de Anzoátegui, Nueva Esparta (isla de Margarita), Táchira y Mérida) sí pudieron prestar juramento ante sus respectivos consejos legislativos. Eso sí, al humillarse ante la Constituyente han provocado una grave fractura en el interior de la Mesa de la Unidad Democrática. A la vista de que la maniobra chavista de obligar a los cargos electos a someterse ante la Constituyente ha funcionado, fracturando a la oposición, el parlamento ilegítimo decretó ayer que se adelanten y convoquen las elecciones de alcaldes para el mes de diciembre. Lo que volverá a poner a la oposición en la situación de jurar o no sus cargos ante un organismo que rechazan y no reconocen. Mientras tanto, siguen los desencuentros entre el Gobierno español y el venezolano. El canciller bolivariano, Jorge Arreaza, arremetió contra su homólogo español, Alfonso Dastis, a quien acusó de partidista en las relaciones bilaterales, ejerciendo como «jefe internacional» de la MUD por recomendar a la coalición opositora que mantenga la cohesión interna para alcanzar sus objetivos. En una ponencia ante estudiantes en la Universidad San Pablo (CEU), en Madrid, Dastis también justificó la iniciativa española en la UE para imponer sanciones al Gobierno de Maduro por la necesidad de «presionar un poco» para «incentivar la negociación». A lo que Arreaza contestó que la actitud de su par español «dista de la de un canciller» por pedir sanciones. El ministro venezolano instó además a España a «concentrarse en sus diversos y complejos problemas internos y respetar las instituciones legítimas de Venezuela».
24-10-2017 | Fuente: abc.es
Birmania y Bangladesh acuerdan cooperar para repatriar a los refugiados rohingya
Birmania y Bangladesh han llegado a un acuerdo para cooperar en la repatriación de los rohingya que han huido al país vecino a causa de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad birmanas contra esta minoría étnica y religiosa en el estado de Rajine. El ministro de Interior de Birmania, el teniente general Kyaw Swe, y su homólogo bangladeshí, Asaduzzaman Khan, iniciaron el lunes una ronda de contactos en la capital birmana, Naypyitaw, que ha llevado este martes a la firma de un acuerdo de cooperación para resolver la crisis bilateral desatada a raíz del conflicto con los rohingya. «Los dos países han acordado dar varios pasos para que esta gente pueda regresar a su hogar de forma segura», ha dicho Mostafá Kamal Uddin, del Ministerio de Interior de Bangladesh, en declaraciones a los medios de comunicación en Naipyidó. Tin Myint, del Ministerio de Interior birmano, ha añadido que ambos gobiernos han acordado «restaurar la normalidad en Rajine para permitir a los residentes birmanos desplazados que vuelvan de Bangladesh lo antes posible» y, al mismo tiempo, cesar el flujo migratorio. El acuerdo contempla también la creación de un grupo de trabajo conjunto dedicado a temas fronterizos. Este grupo de trabajo será el encargado de decidir las medidas concretas para la repatriación de los refugiados rohingya, han indicado las partes. Myint ha anunciado además que, al margen de la crisis humanitaria, Birmania ha enviado una lista con sospechosos a Bangladesh para que las autoridades locales investiguen si han huido al país aprovechando la entrada masiva de rohingya y, en ese caso, sean deportados. Aunque tanto Birmania como Bangladesh han calificado de amistoso el tono de estas conversaciones, lo cierto es que las relaciones bilaterales se han deteriorado por el éxodo rohingya. Unos 600.000 han cruzado la frontera desde el 25 de agosto, cuando se desató la última crisis. El detonante fue un ataque de milicianos rohingya contra policías y militares, que provocó una dura respuesta de las fuerzas birmanas. Más de cien personas murieron y cientos de poblados fueron quemados. La ONU ha llegado a calificar esta campaña gubernamental de «limpieza étnica». Los rohingya son una etnia de fe musulmana que se concentra en el estado birmano de Rajine. El Estado birmano, donde dominan los budistas, no les reconoce como ciudadanos porque les considera descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh.
17-10-2017 | Fuente: elpais.com
Turquía traslada a Ankara a 40 heridos del atentado en Somalia
El país euroasiático envía 33 médicos al Estado donde tiene su mayor base militar en el extranjero y con el que mantiene buenas relaciones bilaterales