Infortelecom

Noticias de refugiados

18-09-2020 | Fuente: abc.es
El nuevo campamento de Lesbos acoge ya a casi 5.000 inmigrantes
Poco a poco van entrando en el campamento», asegura una voluntaria europea que prefiere mantener el anonimato. Describe cómo muchas familias y sobre todo mujeres y niños entran ya, arrastrando los pies, eso sí, en el campamento temporal creado por las autoridades griegas en la isla de Lesbos. Se trata de un terreno estatal al borde del mar, algo que cuando empeore el tiempo hará la vida de sus habitantes más dura. En este momento las personas que van entrando primero tienen que hacer el denominado «quick test» para el Covid-19 y si dan negativo, pasar a ser registrados. Se les entregan mantas y otros objetos básicos y pasan a ocupar una de las grandes tiendas de campaña de ACNUR, en donde cabe una familia completa. El miércoles eran 1.200 personas en total ya en el campamento temporal, de los que 35 habían dado positivos. Estas personas son trasladadas inmediatamente a una parte más alejada del campamento, donde estarán en cuarentena. Ayer eran casi dos mil ya, sin que se conozca el número de los positivos. «De momento hay más africanos que afganos, pero van entrando. Familias sobretodo», dice Pablo de la ONG Remar, que distribuyen las comidas que provienen de un catering contratado por el ejército, como antes. «A los del campamentos les distribuye el desayuno a las 10 y una caja con comida y cena para los miembros de la familia hacia las 2.» Se confirma lo anunciado por el Portavoz gubernamental Petsas: el nuevo campamento temporal de Kara Tepé ofrece «vivienda, alimentación y protección», mientras que insiste que existe un operativo policial para trasladar a las personas a la nueva estructura. Y Petsas insiste que hay «grupos de inmigrantes» que instan, de forma insistente, a otros inmigrantes a no entrar en el campamento. Vehículos de la policia pendientes de trasladar refugiados al nuevo campo - REUTERS Para impedir que los millares de migrantes que se siguen negando a entrar en el nuevo campamento lleguen a la capital de la isla, Mitilini, la policía sigue bloqueando la carretera general que va hacia el pueblo de Thermis, algo que por un lado ha molestado a los habitantes locales. Por otro lado prefieren que estos no lleguen a la ciudad y se escondan en ella, intentando llegar al puerto para irse de la isla, algo que no podrían hacer debido a la fuerte vigilancia, esta vez del ejército. Estos miles de personas, casi 10.000, que aún siguen a los bordes de la carretera reciben también una vez al día su comida, ya que la empresa de catering deja la comida en el parking de Panagiuda, un pueblito al borde del mar y a 6 kms. de la capital, cerca del campamento nuevo y son los voluntarios quienes preparan bolsas toda la mañana y van distribuyendolas después durante varias horas. Y el Ministro de Política Migratoria dejó claro ayer, una vez más, que «hay 12.000 migrantes sin hogar en Lesbos porque su centro fue incendiado por seis afganos, ya arrestados». Y que solo quienes se registren e ingresen en el campamento temporal podrán abandonar legalmente la isla. Una política a largo plazo El drama de los refugiados tras el incendio del campo de Moria ha reabierto el debate sobre las políticas de inmigración de la UE. Ayer en Bruselas, la mayoría de los grupos en el Parlamento Europeo (PE) coincidieron en pedir que no se construyan más campos de refugiados como el devastado de Moria y abogaron por la necesidad de que la Unión Europea (UE) dé una respuesta a largo plazo a la política de asilo e inmigración, según recoge Efe. Mientras la líder de los socialdemócratas,la española Iratxe García, afirmaba que «otro Moria no puede ser la solución»;la representante de los populares, la maltesa Roberta Metsola criticó que «no puede haber una solidaridad ?ad hoc?», sino que «hacen falta instrumentos permanentes en los que los Estados desempeñen su parte» ante una presión creciente de la migración. Por su parte, los liberales de Renew Europe, sostuvieron que Moria no debe ser la norma, sino la excepción. En esta línea, la eurodiputada liberal Sophia In?t Veld abogó por la abolición de los campamentos de refugiados, y señaló la responsabilidad de la gestión griega de la crisis: «¿Qué ha pasado con los cientos de millones de euros que se atribuyeron las autoridades griegas?», preguntó. Reunión este jueves en la Eurocámara para debatir la situación de Moria (Lesbos) - EFE
17-09-2020 | Fuente: as.com
La última donación de Amancio Ortega
Inditex donará a COGAMI maquinaria para fabricar once millones de mascarillas al mes y 750.000 prendas de ropa para campos de refugiados.
17-09-2020 | Fuente: abc.es
Hallan en un camión de mercancías a 43 inmigrantes a punto de asfixiarse en Austria
El camión se vio obligado a detenerse apenas después de haber cruzado la frontera austriaca con Hungría, a unos 30 kilómetros del paso fronterizo. Los 43 inmigrantes ilegales que viajaban ayer en el contenedor frigorífico se estaban asfixiando y llevaban varios kilómetros gritando y golpeando las pareces del contenedor, de manera que el conductor se apiadó de ellos, detuvo el vehículo y abrió las puertas. Los austriacos que circulaban por la autopista no tardaron en llamar a la policía ante tan impactante escena. Se trataba de hombre, mujeres y también niños que salieron en tromba del remolque y se tumbaron sobre el asfalto, recuperando la respiración y sin pudor alguno. «Estaban acalorados, se les veía agobiados. Alzaban los brazos y se estiraban», ha descrito una testigo a la radio local, «yo me quedé paralizada, me recordó a todas aquellas personas que murieron en un camión parecido a ese y creo que ha sido un verdadero milagro que en esta ocasión sobrevivan». El peligro de asfixia era un hecho. Varios de ellos estaban ya inconscientes en el momento de abrirse las puertas y hubieron de ser reanimados por los servicios de urgencia que llegaron en menos de quince minutos. En sus primeras declaraciones a la policía austriaca declararon que habían emprendido ese viaje desde Rumanía, pero que proceden de Turquía, Siria e Irak. Cinco viajeros habían abandonado el camión en una parada anterior y parece que alguno más huyó cuando se abrieron las puertas del compartimento de cargo y antes de que llegasen los primeros auxilios y el helicóptero de la policía, mientras que 38 han sido detenidos en Austria y la policía está todavía valorando que hacer con los seis niños que viajaban en el remolque. Cuatro de los pasajeros siguen a esta hora hospitalizados. El conductor, también detenido, es un ciudadano turco de 51 años que había recogido a su lamentable pasaje en una casa en ruinas en Rumanía para trasladarlos de incógnito hasta Austria. Cada uno de ellos había pagado un precio de 8.000 euros por el criminal viaje. El dinero se paga antes de entrar en territorio Schengen, en la frontera entre Rumanía y Hungría, y las mafias proporcionan refugio a los pasajeros en Rumanía mientras esperan a que se complete el pasaje de uno de los transportes, un servicio que no está incluido en el precio. «Las mafias no descansan» «Todos recordamos a aquellos 71 refugiados que fueron encontrados muertos en un camión frigorífico sellado herméticamente en agosto de 2015», recuerda el jefe de la Oficina de Investigación Criminal de Baja Austria, Omar Haijawi-Pirchner, «pero cada hallazgo de este tipo sigue siendo espeluznante, por las condiciones en las que están siendo transportadas estas personas y por la cantidad de ellas que las mafias captan para otros de sus negocios». El año pasado, la justicia de Hungría dictó sentencias de 25 años de prisión contra cuatro jefes de la red de traficantes de personas que lleva a cabo estos transportes y a los que se consideró responsables de la muerte de las 71 personas asfixiadas, pero nada hace suponer que su actividad ha disminuido desde entonces. «Al contrario, actualmente hay un aumento del número de personas que son pasadas ilegalmente», calcula Haijawi-Pirchner. Incluso durante los peores meses de la crisis del coronavirus, hay indicios de que siguieron pasando camiones camuflados entre los transportes de productos de primera necesidad que seguían circulando. Prueba de ello es que siguieron registrándose peticiones de asilo. «Las mafias no descansan, las dificultades sirven para elevar los precios y reducir el número de transportes, pero en cuanto caen los jefes, otros se hacen con el mando y siguen con el negocio». Según la sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, «durante los meses del verano europeo aumentaron los intentos de los migrantes y los solicitantes de asilo de cruzar el Mediterráneo, lo que causó la pérdida de muchas vidas inocentes». El mismo desarrollo se observa en las rutas para llegar a Europa central y septentrional a través de los Balcanes. Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha expresado su preocupación por la entrada en vigor de la Ley LVIII húngara sobre Reglas de Transición y Preparación Epidemiológica relacionada con el Cese del Estado de Peligro en respuesta a la situación por el Covid-19, que socava aún más el acceso efectivo al territorio y el asilo para quienes huyen de las guerras y la persecución, que ya se habían visto seriamente limitadas antes. Según la nueva legislación, las personas que lleguen a la frontera de Hungría con el deseo de solicitar asilo serán rechazadas y se les ordenará declarar tal intención en una embajada húngara designada. Esto expone a los solicitantes de asilo al riesgo de devolución que equivaldría a una violación de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y otros instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos de los que Hungría es un Estado Parte. La consecuencia es la subida de los precios de los viajes ilegales que comienzan en Rumanía y que garantizan a los inmigrantes que no habrá paradas en territorio húngaro, lo que a su vez eleva el peligro de asfixia cuando los pasajeros se ocultan en compartimentos sellados.
17-09-2020 | Fuente: abc.es
Angela is back
Tras formalizar la entrada del Reino Unido en la Segunda Guerra Mundial, el primer ministro Neville Chamberlain nombró a Winston Churchill como Primer Lord del Almirantazgo, el mismo puesto que había ocupado cuando la Primera Guerra Mundial estalló un cuarto de siglo antes. El retorno de Churchill fue comunicado a las unidades de la Royal Navy con un escueto pero elocuente «Winston is back». Algo parecido se podría decir de Angela Merkel, la más veterana entre los líderes políticos del viejo continente. Aunque enfila ya la recta final de su carrera política, la canciller de Alemania sigue ofreciendo grandes lecciones a sus vecinos: desde la gestión de la pandemia al resto planteado por nefarias potencias unidas a la hora de cuestionar el proyecto de integración europeo. La última demostración del liderazgo de Merkel, que incluye tomar decisiones no siempre populares, ha sido el ofrecimiento para aceptar un total de 2.750 refugiados atrapados en el vergonzoso limbo de Grecia. Los más conservadores de su partido, la CDU, todavía no le perdonan su decisión de mantener las fronteras alemanas abiertas durante lo peor de la emergencia de refugiados registrada entre 2015 y 2016. Una decisión polarizadora que permitió que la extrema derecha de Alternativa por Alemania lograse escaños en todos los 16 parlamentos regionales y también en el Bundestag. Esta vez el empeño de Merkel por defender la dignidad humana se plantea como un desafío para que el resto de los socios de la Unión Europea hagan su parte. Por lo menos para dar solución a los 8.000 adultos y 4.000 menores ahora sin techo tras el incendio del mayor campo de refugiados europeo en la isla griega de Lesbos. Volver a entreabrir las puertas de Alemania no ha sido fácil ya que Merkel ha tenido que empezar por convencer a su propio gobierno, a favor de una cómoda respuesta europea coordinada. «Angela is back» refleja la confianza renovada y la popularidad creciente con que Merkel afronta su último año como canciller de Alemania.
17-09-2020 | Fuente: abc.es
España no recibirá refugiados de Moria por «estar en situación parecida a Grecia»
En septiembre de 2019, un año después de ofrecer puerto al Aquarius con 629 inmigrantes a bordo y varias veces al Open Arms, España comunicó en la UE que no participaría en el reparto de las personas rescatadas en el Mediterráneo por barcos humanitarios o militares. Por entonces, Alemania, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía se habían prestado a acoger entre los seis a los 350 rescatados que el «Ocean Viking», de pabellón noruego desembarcaría en Malta. En esas fechas, nuestro país había registrado la llegada irregular por vía marítima de 16.500 extranjeros, cifra que reducía al 50 por ciento las del ejercicio anterior tras un profundo esfuerzo diplomático y operativo en el que el Ministerio del Interior quería seguir.. Ver Más
17-09-2020 | Fuente: abc.es
Alemania considera fracasada la política europea de inmigración
En una reunión a puerta cerrada con la directiva de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), Merkel expresó anoche con disgusto su frustración. Después de lograr un acuerdo histórico en el interior de la gran coalición, en el que incluso sus socios bávaros de la CSU estuvieron de acuerdo, el Gobierno alemán había acordado la acogida de 1.500 refugiados de las islas griegas. «Pero de nada sirve tomar la iniciativa si después nadie te sigue», reconoció, tras informar que ningún país europeo parece dispuesto a una decisión en este mismo sentido. Su grupo parlamentario, reticente a la medida y consciente de que fue precisamente la acogida de refugiados el elemento que sirvió de disparador a la extrema derecha en 2015, accede al trasvase desde Lesbos solamente si otros países europeos hacen su aportación en el mismo sentido, algo en lo que Merkel tenía puesta una «amplia confianza». «Pero al parecer hay gente que sigue pensando que si entierras la cabeza en la arena no te alcanzará», juzgó con amargura la canciller alemana, que dio por fracasada la política europea de inmigración. «Todos sabíamos que las condiciones en las islas griegas eran insostenibles, y que lo habían sido durante mucho tiempo», reflexionó en voz alta la canciller alemana, que se remontó al Gobierno de Alexis Tsipras. «La situación con el primer ministro Kyriakos Mitsotakis ha mejorado un poco», mencionó también, en referencia a los 12.000 de un total de 25.000 refugiados trasladados de Moria al continente. «Pero 13.000 personas en un campo pensado para 3.000? esas condiciones humanitarias no se pueden soportar», insistió, anclada en principios del cristianismo que ella tiene interiorizados como hija de pastor y que la CDU lleva en las siglas del partido, como el hecho de que si estás en condiciones de ayudar al que lo necesita, tienes el deber de hacerlo, aunque ello te perjudique. «Lesbos y el campo de Moria muestran toda la miseria de la política migratoria europea, que no es una», lamentó. «Cuando Acnur te dice que rara vez han visto un campo de refugiados en el mundo en esas condiciones, estamos hablando de los valores de Europa y de la capacidad de Europa para actuar». Constató la derrota en el intento de forjar una política europea común, aunque dejó una puerta abierta a la esperanza. «Sin embargo -dijo-, creo que Europa vale tanto para nosotros que deberíamos intentarlo». Para la canciller alemana resulta inexplicable que el resto del países europeos, al unísono, asuman posiciones que en Alemania solo defiende la extrema derecha. El único partido político en contra de acoger a las familias con niños a las que el incendio ha dejado sin campamento en Lesbos es el partido antiextranjeros y antieuropeo Alternativa para Alemania (AfD). Algunos medios de comunicación de los Länder orientales también lanzan mensajes en ese sentido, aunque son minoritarios. «Imagínense que llama a su puerta un tipo que pide ser acogido y usted le ofrece su dormitorio para huéspedes. Pero en algún momento deja de ser suficiente para él y se apodera de la sala de estar e incluso de su propia habitación. ¿Cómo debe uno reaccionar a eso?», ha dicho esta semana en un programa de radio el popular locutor André Hardt, cuyo programa se emite en horario de mañana en Radio Leipzing, Radio Dresde y Radio Chemnitz. Pero se trata de una línea de pensamiento minoritaria en Alemania. En el otro extremo, el vicepresidente del Partido Socialdemócrata (SPD) y hasta hace poco líder de las revolucionarias juventudes del partido, Kevin Kühnert, ha dado a Seehofr un plazo de 48 horas para presentar propuestas viables de rescate de todos los refugiados de Moria, emplazándolo a dimitir en caso contrario. Los Verdes, por su parte, critican la solución parche a la que en su día llegó la UE con Turquía, que supuso pagar dinero al Gobierno de Erdogan a cambio de que mantuviese contenida en su territorio la afluencia de refugiados, y piden un programa alemán de acogida más amplia. «La admisión a través de la UE es una necesidad absoluta, y esto es válido para los 13.000 refugiados», ha dicho la portavoz verde Luise Amtsberg, que considera que «Alemania es el lugar apropiado para proteger a todos ellos». Más Europa «Créanme. Sin una efectiva política europea de asilo, no lograremos una solución eficaz ni duradera», insistió ayer el ministro de Interior, Horst Seehofer, ante el pleno del Parlamento alemán «Necesitamos una mejora sustancial del trabajo conjunto con el resto de los socios europeos en este campo -dijo-, la solidaridad no significa solamente que cuando es necesaria financiación llega de la UE, la solidaridad es un principio que circula en los dos sentidos».
16-09-2020 | Fuente: abc.es
Suspenden a 29 policías en Alemania por compartir imágenes de Hitler y contenido antisemita
Hasta 29 policías alemanes han quedado suspendidos de servicio mientras se investiga su participación en cinco grupos de chat ultraderechistas, uno de los cuales contenía imágenes de Adolf Hitler y de un refugiado ficticio camino a una cámara de gas. El ministro del Interior del «Land» de Renania del Norte-Westfalia (oeste), Herbert Reul, informó de las investigaciones dirigidas contra agentes de este estado federado. La mayoría de los investigados -25 policías- son del departamento de la ciudad de Essen. Todos han quedado temporalmente suspendidos de servicio; 14 de ellos han sido apartados de forma definitiva del cuerpo policial. Contra todos los sospechosos se ha abierto procedimiento disciplinario, informó Reul, de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel. El responsable de Interior del «Land» calificó lo ocurrido de «una vergüenza para la policía» y dejó claro que, especialmente en lo que concierte a los agentes de Essen, el caso no puede abordarse como una «cuestión aislada», sino que debe investigarse la existencia de una «eventual red» en ese departamento. Reul añadió, asimismo, que entre los contenidos de los chats se encontraron 126 fotos de contenido claramente ultraderechista, como las mencionadas con imágenes de Hitler y el refugiado. Uno de los grupos fue creado en 2013 y el otro en 2015, año álgido en la crisis migratoria derivada del conflicto sirio, en que Alemania recibió alrededor de un millón de refugiados. La trama se confirmó en unos registros realizados esta mañana, donde fueron varios teléfonos móviles de los agentes sospechosos, todos ellos vinculados con el de un agente de 32 años al que se llevaba observando desde hace cierto tiempo. El caso de Renania del Norte-Westfalia sigue a otra trama por presuntos vínculos entre la policía y la ultraderecha revelada en el vecino estado de Hesse. Su jefe de la policía, Udo Münch, presentó la dimisión, al descubrirse que se habían difundido desde ordenadores de la policía amenazas contra políticos de izquierdas y personas de la vida pública de origen extranjero o reconocidos por su compromiso con los refugiados.
16-09-2020 | Fuente: abc.es
Arrestados cinco de los seis jóvenes afganos que quemaron el centro de acogida de Moria
El ministerio de Protección Ciudadana dio a conocer ayer que han sido identificados seis jóvenes que provocaron el primer incendio del centro de acogida de Moria en la isla de Lesbos y ya se han detenido a cinco de ellos. El Ministro Mijalis Jrisojoídis declaró que «los autores del incendio de Moria están detenidos, son cinco jóvenes extranjeros y se busca aún a otro más. La Policía trabajó de forma metódica y ahora se ha dado fin a cualquier escenario infundado». Se desmienten así muchas afirmaciones que hablaban de provocaciones locales o de atentados de autoría islamistas. Y Jrisojoidis insiste en que tanto los migrantes como locales «tienen interés en aceptar nuestras propuestas y la realidad de la nueva estructura», refiriéndose al campamento temporal instalado a poca distancia de Moria y fuera de la capital de la isla, Mitilini: en Kara Tepé, con tiendas de campaña. «Les aseguro que prevalecerá la lógica, la legalidad, la seguridad, la salud y la normalidad». El Ministro de Política Migratoria, Notis Mitarakis, añadió poco después en Twitter que «los autores del incendio están detenidos, la estructura temporal está lista, se realizan las pruebas del Covid-19. Y la seguridad de todos está garantizada». Grabados por móviles Según los medios griegos los autores del gran incendio que destruyó la mayor parte del campamento (hubo otro un día después) se trata de dos afganos menores de edad y no acompañados de 17 años, que fueron evacuados en vuelos espaciales horas después del incendio que provocaron con sus amigos a otros centros de Grecia. Los restantes autores del incendio son tres chicos de 19 años y otro de 20 años. Han sido arrestados estos cinco de los seis (que ha sido identificado) casi una semana después de su acto vandálico, ya que encontrarlos era la primera prioridad de la Dirección Policial de la isla de Lesbos junto con la brigada antiterrorista y el Servicio Nacional de Información griego. Muchas imágenes de estos jóvenes fueron recogidas por teléfonos móviles y hasta uno de ellos comentaba risueño y orgulloso como «había puesto fuego a la mitad del campamento». Poco a poco los inmigrantes que llevan días en la carretera y en los campos cercanos están resignándose a entrar en el nuevo campamento para subsistir mejor. Ahora son más de 800 de los 12.000 que estaban al aire libre y 21 de ellos en cuarentena al dar positivos al test del Covid-19. Pero quedan sin embargo miles de migrantes y refugiados que no quieren permanecer en la isla y consideran que aceptar entrar en la nueva estructura supondrá más meses de espera sin fin. Otros temen el hacer el test y dar positivos, ya que supone ser llevados a un lugar especial de cuarentena y aun mas retraso. Y no les convence las afirmaciones constantes de las autoridades de que «sin documentos legales nadie abandonará la isla».
16-09-2020 | Fuente: abc.es
La acogida a 1.500 nuevos refugiados divide a la CDU de Merkel
Cuando se cumplen cinco años de la crisis de los refugiados, la gran coalición alemana vuelve a responder a una crisis humanitaria con la apertura de fronteras, en este caso de forma limitada. La CDU de Merkel y el Partido Socialdemócrata han estado discutiendo el asunto durante el pasado fin de semana y, finalmente, el vicecanciller, Scholz, y el ministro de Interior, Seehofer, han acordado los detalles que deberá ratificar el consejo de ministros que se celebra hoy miércoles. La postura de Seehofer es significativa, dado que sus críticas a Merkel en 2015 pusieron entonces contra las cuerdas a la canciller alemana. El partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) sacó provecho electoral de aquella polémica, hasta convertirse en la primera fuerza de la oposición en el Bundestag. En esta ocasión, sin embargo, participa de forma activa en la decisión y desde su oficina se han filtrado los números. Alemania acogerá a 408 familias de varias islas griegas, un total de 1.552 personas, principalmente padres con dos hijos procedentes de Afganistán, Siria e Irak, que se suman a los 150 solicitantes de asilo menores de edad no acompañados que Seehofer anunció el viernes pasado que serían aceptados. A todos ellos, se les reconoce legalmente el derecho a la protección en Alemania, porque ya han pasado por el procedimiento de asilo griego. El Partido Socialdemócrata (SPD), miembro también de la gran coalición, así como Los Verdes y Die Linke (La Izquierda), están de acuerdo con el plan. Lars Castellucci, portavoz de política migratoria del SPD, celebra que «es bueno que la CDU finalmente se mueva bajo nuestra presión. En una emergencia inmediata, se requiere una acción rápida. Nuestra posición sigue siendo que debemos ayudar en la medida en que los estados y municipios indiquen que están dispuestos». Castellucci pide públicamente el establecimiento de centros europeos de asilo y un mecanismo de distribución común. Espera que la propuesta de la Comisión Europea del 23 de septiembre contemple esta necesidad. La presidenta del SPD, Saskia Esken, se había mostrado anteriormente a favor de que Alemania acoja a varios miles de refugiados de Grecia. Rechazo de los radicales Abiertamente en contra, solamente AfD. Su líder en el Bundestag, Alexander Gauland, ironizó afirmando que «a partir de ahora, ya todos saben que si quieres ir a Alemania, solo tienes que prender fuego a tu propio campamento». Pero en las filas de la CDU de Merkel también se escuchan ciertas voces discordantes, comenzando por el jefe del grupo parlamentario, Ralph Brinkhaus, y terminando por el candidato a suceder a Merkel al frente del partido, Friedrich Merz. «La señal no debería ser que si un campo de refugiados está en llamas, todos vendrán a Europa», declaró Brinkhaus, «no debe establecerse ningún precedente que dé lugar a otra afluencia de refugiados». «Además, no me gusta cómo se conduce la discusión», añadió, sugiriendo la necesidad de más debate interno antes de la toma de decisiones. Merz, por su parte, subrayó que «Grecia ni siquiera ha pedido todavía aceptar refugiados de Lesbos en la Unión Europea y distribuirlos a países individuales». «Aparte de Luxemburgo y Alemania, ningún otro Estado miembro de la UE está preparado para hacer esto en este momento. Por tanto, no tiene sentido seguir buscando una solución europea para la distribución, ni entrar en un debate en Alemania para determinar cuántos migrantes debemos acoger». Merz también sugirió aportar medios para alojar dignamente a los refugiados allí, a través de la Cruz Roja y la THW, y abordar la opción ya discutida en el Parlamento Europeo de «usar cruceros fuera de servicio para alojamiento temporal en las fronteras exteriores de la UE. Estos barcos también podrían utilizarse para llevar a cabo el procedimiento de asilo». Solución internacional El Gobierno alemán sigue manteniendo la necesidad de una solución internacional y llama a una coalición de voluntarios europeos para una «contribución sustancial adicional» a las cifras de acogida acordadas por diez de los países miembros. La vecina Austria, sin embargo, está dispuesta a plantar oposición a esa demanda. El canciller, Sebastian Kurz, que gobierna en coalición con el partido verde, ha recordado que «Austria toma decisiones soberanas», respondiendo así a ciertas palabras de Merkel con las que la canciller alemana ha criticado la política austriaca. En una reunión interna del «presídium» de la CDU, Merkel dijo a la directiva de su partido que el papel de Austria en la política europea de refugiados «no es bueno». Esa apreciación, filtrada por medios alemanes, provocó la reacción de Kurz, que considera que «ya se ha aceptado un número muy, muy elevado de refugiados» y que adelanta su negativa a participar en nuevas iniciativas humanitarias. «No seguiremos la ruta alemana en esto», dijo durante una visita a los cuarteles en la Baja Austria. «También asumo que muchos países europeos no seguirán este camino, de acoger a un gran número de refugiados de Grecia», bosquejó el frente opuesto a la iniciativa alemana. Según Kurz, Austria es el tercer país más afectado de la UE por los movimientos migratorios y ha acogido al mayor número de niños después de Suecia. La república alpina ha concedido protección hasta ahora a 3.700 menores mediante una decisión positiva en el procedimiento de asilo. Como resultado, se enfrenta a grandes desafíos en el ámbito de la integración. Es importante «integrar a los primeros en lugar de aceptar constantemente nuevos», explicó el canciller Kurz.
16-09-2020 | Fuente: abc.es
La acogida a 1.500 nuevos refugiados enfrenta a Merkel con sus socios
Cuando se cumplen cinco años de la crisis de los refugiados, la gran coalición alemana vuelve a responder a una crisis humanitaria con la apertura de fronteras, en este caso de forma limitada. La CDU de Merkel y el Partido Socialdemócrata han estado discutiendo el asunto durante el pasado fin de semana y, finalmente, el vicecanciller, Scholz, y el ministro de Interior, Seehofer, han acordado los detalles que deberá ratificar el consejo de ministros que se celebra hoy miércoles. La postura de Seehofer es significativa, dado que sus críticas a Merkel en 2015 pusieron entonces contra las cuerdas a la canciller alemana. El partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) sacó provecho electoral de aquella polémica, hasta convertirse en la primera fuerza de la oposición en el Bundestag. En esta ocasión, sin embargo, participa de forma activa en la decisión y desde su oficina se han filtrado los números. Alemania acogerá a 408 familias de varias islas griegas, un total de 1.552 personas, principalmente padres con dos hijos procedentes de Afganistán, Siria e Irak, que se suman a los 150 solicitantes de asilo menores de edad no acompañados que Seehofer anunció el viernes pasado que serían aceptados. A todos ellos, se les reconoce legalmente el derecho a la protección en Alemania, porque ya han pasado por el procedimiento de asilo griego. El Partido Socialdemócrata (SPD), miembro también de la gran coalición, así como Los Verdes y Die Linke (La Izquierda), están de acuerdo con el plan. Lars Castellucci, portavoz de política migratoria del SPD, celebra que «es bueno que la CDU finalmente se mueva bajo nuestra presión. En una emergencia inmediata, se requiere una acción rápida. Nuestra posición sigue siendo que debemos ayudar en la medida en que los estados y municipios indiquen que están dispuestos». Castellucci pide públicamente el establecimiento de centros europeos de asilo y un mecanismo de distribución común. Espera que la propuesta de la Comisión Europea del 23 de septiembre contemple esta necesidad. La presidenta del SPD, Saskia Esken, se había mostrado anteriormente a favor de que Alemania acoja a varios miles de refugiados de Grecia. Rechazo de los radicales Abiertamente en contra, solamente AfD. Su líder en el Bundestag, Alexander Gauland, ironizó afirmando que «a partir de ahora, ya todos saben que si quieres ir a Alemania, solo tienes que prender fuego a tu propio campamento». Pero en las filas de la CDU de Merkel también se escuchan ciertas voces discordantes, comenzando por el jefe del grupo parlamentario, Ralph Brinkhaus, y terminando por el candidato a suceder a Merkel al frente del partido, Friedrich Merz. «La señal no debería ser que si un campo de refugiados está en llamas, todos vendrán a Europa», declaró Brinkhaus, «no debe establecerse ningún precedente que dé lugar a otra afluencia de refugiados». «Además, no me gusta cómo se conduce la discusión», añadió, sugiriendo la necesidad de más debate interno antes de la toma de decisiones. Merz, por su parte, subrayó que «Grecia ni siquiera ha pedido todavía aceptar refugiados de Lesbos en la Unión Europea y distribuirlos a países individuales». «Aparte de Luxemburgo y Alemania, ningún otro Estado miembro de la UE está preparado para hacer esto en este momento. Por tanto, no tiene sentido seguir buscando una solución europea para la distribución, ni entrar en un debate en Alemania para determinar cuántos migrantes debemos acoger». Merz también sugirió aportar medios para alojar dignamente a los refugiados allí, a través de la Cruz Roja y la THW, y abordar la opción ya discutida en el Parlamento Europeo de «usar cruceros fuera de servicio para alojamiento temporal en las fronteras exteriores de la UE. Estos barcos también podrían utilizarse para llevar a cabo el procedimiento de asilo». Solución internacional El Gobierno alemán sigue manteniendo la necesidad de una solución internacional y llama a una coalición de voluntarios europeos para una «contribución sustancial adicional» a las cifras de acogida acordadas por diez de los países miembros. La vecina Austria, sin embargo, está dispuesta a plantar oposición a esa demanda. El canciller, Sebastian Kurz, que gobierna en coalición con el partido verde, ha recordado que «Austria toma decisiones soberanas», respondiendo así a ciertas palabras de Merkel con las que la canciller alemana ha criticado la política austriaca. En una reunión interna del «presídium» de la CDU, Merkel dijo a la directiva de su partido que el papel de Austria en la política europea de refugiados «no es bueno». Esa apreciación, filtrada por medios alemanes, provocó la reacción de Kurz, que considera que «ya se ha aceptado un número muy, muy elevado de refugiados» y que adelanta su negativa a participar en nuevas iniciativas humanitarias. «No seguiremos la ruta alemana en esto», dijo durante una visita a los cuarteles en la Baja Austria. «También asumo que muchos países europeos no seguirán este camino, de acoger a un gran número de refugiados de Grecia», bosquejó el frente opuesto a la iniciativa alemana. Según Kurz, Austria es el tercer país más afectado de la UE por los movimientos migratorios y ha acogido al mayor número de niños después de Suecia. La república alpina ha concedido protección hasta ahora a 3.700 menores mediante una decisión positiva en el procedimiento de asilo. Como resultado, se enfrenta a grandes desafíos en el ámbito de la integración. Es importante «integrar a los primeros en lugar de aceptar constantemente nuevos», explicó el canciller Kurz.
1
...