Infortelecom

Noticias de referendum

20-11-2019 | Fuente: abc.es
¿Quién ganó el debate entre Johnson y Corbyn?
Ninguno de los líderes intentó bromear. Boris Johnson, líder del partido Conservador y Jemery Corbyn, del Laborista, se mostraron bastante seguros, pero el público se mostró escéptico sobre sus respuestas en varias ocasiones. Lo más notable fueron las burlas a la evasión de Corbyn sobre el Brexit y los intentos del primer ministro de decir la verdad. Discurso general Corbyn: El gran mensaje del líder laborista fue mucho más amplio que el Brexit, haciendo grandes promesas sobre cómo los laboristas compartirán las riquezas y el poder, políticas sobre el cambio climático, la sanidad y el Brexit. Johnson: El primer ministro deseaba enfatizar que las elecciones solo estaban sucediendo porque el Parlamento estaba estancado por el Brexit. Repitió su mantra una y otra vez de que un gobierno de mayoría conservadora lograría el Brexit y que los laboristas causarían «vacilaciones y retrasos». Mejores frases Corbyn: El líder laborista agitó un documento que mostraba las primeras negociaciones comerciales entre el Reino Unido y los Estados Unidos sobre el sistema de la sanidad pública. Fue un buen momento cuando acusó al primer ministro: «Vas a vender nuestra sanidad a los Estados Unidos y a las grandes farmacéuticas». Johnson: El primer ministro tenía a Corbyn contra las cuerdas sobre todo cuando lo presionó sobre su posición con el Brexit. «No establecerá su plan, y no tendrá claro si tiene permiso para irse o permanecer», dijo. Estrategia Corbyn: El líder laborista aprovechó todas las oportunidades que pudo para resaltar la amenaza a la sanidad pública por parte del gobierno conservador. Intentó alejar la conversación del Brexit y pasar a la política interna. Johnson: Su objetivo principal era superar el debate sin perder los estribos o cometer errores importantes, mientras se dirigía a casa con el mensaje de que «terminaría el Brexit». El peor momento Corbyn: El líder laborista confundió los hechos diciendo que el acuerdo «se aprobó por la Cámara de los Comunes con el apoyo del DUP», cuando en realidad se opusieron. Cuando mencionó el apoyo al acuerdo de Johnson en el Parlamento, le dio al primer ministro la oportunidad de hablar sobre la cantidad de personas que votaron por él en su segunda oportunidad. Johnson: La audiencia se rió abiertamente del primer ministro cuando se le preguntó si la verdad importaba, y él respondió: «Sí, creo que sí». No estaba claro si simplemente no le creyeron o si no creían que no respondiera con más certeza. Preguntas sin respuesta Corbyn: El líder laborista fue incapaz de responder por qué opción votaría en un segundo referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea. Se le preguntó varias veces y repitió la posición del partido de que los laboristas negociarían un nuevo acuerdo. Johnson: El primer ministro desvió una pregunta sobre dudas sobre su integridad simplemente atacando a Corbyn por antisemitismo e intentando cambiar el tema al Brexit. También evitó responder una pregunta directa sobre la desastrosa entrevista del príncipe Andrew sobre la amistad de la realeza con el delincuente sexual infantil Jeffrey Epstein y causó revuelo al decir que la monarquía estaba «irreprochable». Veredicto final Corbyn: Los estrategas laboristas estarán contentos con el sólido desempeño del líder sin grandes errores. Aunque no hubo un momento decisivo, consiguió un golpe con el documento que mostraba las conversaciones comerciales con EE.UU. Pero no logró atacar personalmente a Johnson por escándalos como su relación con Jennifer Arcuri o haber sido despedido por mentir. Johnson: Los «tories» probablemente se sentirán bastante aliviados por la actuación del «premir», ya que el objetivo principal era el de no crear muchas noticias post-debate. También fue capaz de presionar repetidamente sus líneas de ataque clave con respecto al Brexit. Pero pueden estar preocupados por su incapacidad para convencer en asuntos de confianza.
18-11-2019 | Fuente: abc.es
La transición chilena
Chile, una vez más, demostró que es diferente a sus vecinos. La crisis que tenía a Sebastián Piñera con medio cuerpo en el Palacio de la Moneda y el otro medio a merced de las revueltas, hoy parece formar parte de un mal recuerdo. Para salir de ese callejón trágico (24 muertos y más de 2.500 heridos) fue necesario que la clase política, la nueva y la otra, despertara de su letargo de intereses mezquinos e hiciera un frente común. La alternativa fue una Constitución nueva en plazos razonables. Los partidos con responsabilidad, finalmente, entendieron que lo que había en juego era algo más que la caída de un Gobierno de derechas. Lo que se discutía a golpe de pedruscos, barras de hierro y artefactos explosivos elaborados con productos químicos que no se comercializan en Chile, era la supervivencia del estado de derecho. La democracia chilena se logró en 1990, después de 17 años de dictadura de Augusto Pinochet. Un error de cálculo del dictador, el más longevo en el poder en Sudamérica, le obligó a abrir la puerta de la libertad tras ser derrotado en un referéndum que él mismo convocó. Los chilenos lograron recuperar sus derechos y libertades a plenitud mientras Pinochet permanecía como senador vitalicio hasta el 2002, cuatro años antes de su muerte. No es fácil para un país convivir con su verdugo pero Chile lo hizo, avanzó y se convirtió en un ejemplo para las economías del hemisferio.Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, se sucedieron en la Presidencia. Cada cuál hizo el Gobierno que quiso y que pudo. Los ciudadanos sabían quiénes eran, les eligieron y en el caso de Bachelet y Piñera, reincidieron en dos ocasiones. Las demandas de la sociedad en materia de sanidad, educación y bienestar social, son más que legítimas pero pretender imponerlas por la fuerza de la barbarie y no por la razón colocaría a Chile en el precipicio que supo esquivar. Por suerte, de nuevo, el país se salvó.
17-11-2019 | Fuente: abc.es
El polvorín latinoamericano
Algunos han bautizado el fenómeno como la «primavera latinoamericana». Otros, se esfuerzan en identificar los elementos en común de un polvorín que estalló, en cadena, en Haití, Ecuador y Perú pero mantiene en vilo a Bolivia y Chile. El desafío, ahora, es descifrar qué país está primero en la lista de espera de las revueltas o si llegó la etapa final de las sacudidas en Latinoamérica. Ecuador y Perú «resolvieron» sus crisis en lo que ahora se considera tiempo récord. La primera, desatada por la subida de combustibles y la última por la disolución irregular del Parlamento, del presidente, Martín Vizcarra y la convocatoria de elecciones. En Haití, tan lejos y tan cerca del continente, las revueltas de los últimos dos meses se calmaron pero todavía tienen en la cuerda floja a Jovenel Moïse, su Presidente. La escasez de gasolina sacó a relucir todos los males de esa mitad de la isla: desigualdades sociales, corrupción e inseguridad. En Venezuela, Juan Guaidó ayer sábado trataba de recuperar fuerzas al desafiar en la calle al régimen de Maduro para lograr el «Cese de la usurpación». En Chile, el anuncio de una convención constituyente confía en devolver las aguas al cauce de la tranquilidad después de un mes trágico. Y en Bolivia, las fuerzas leales al ex residente Evo Morales permanecen con el hacha de guerra desenterrada pese a la huida del bolivariano a México. COLOMBIA: Anticiparse y evitar el efecto contagio Arden los Andes y tiembla el resto de la región donde es difícil encontrar un país que no se pregunte: ¿El próximo seré yo? El interrogante recorre también Colombia donde hay convocada una huelga general el jueves. La apoyan sindicatos, estudiantes y simpatizan con ella sectores de la Iglesia. «Reconocemos que si hay alguien que tiene inconformidad, lo exprese. Es el deber nuestro, de los gobernantes, analizarlo, procesarlo, corregir muchas cosas si es el caso pero no podemos dejarnos llevar a la destrucción», declaró Iván Duque. Con la popularidad a la baja, forzado a remplazar a su ministro de Defensa por Carlos Holmes Trujillo, hasta hace unos días Canciller, el presidente procura anticiparse y evitar el efecto contagio de sus vecinos. BOLIVIA: El pacificador que alimenta la hoguera Los caso irresueltos que más preocupan son los de los vecinos Chile y Bolivia. Éste último no se zanjó con la presidenta interina, Jeanine Áñez, que no logra restablecer el orden. Los últimos días los enfrentamientos se recrudecen en los enclaves donde el MAS (movimiento Al Socialismo) tiene más fuerza como Cochabamba y el Chaparé, zona cocalera donde los cultivos se multiplicaron durante los casi catorce años de presidencia de Evo Morales. También en El Alto, localidad a más de cuatro mil metros de altura, en algo parecido a un cráter que bordea La Paz, las columnas masistas y las milicias indígenas de los «Ponchos rojos» intentan hacerse fuertes con «dinamita, hondas, palos con clavos, fierros, escopetas y bazucas artesanales», según informes oficiales. Ahora, sí, el Ejército y la Policía intervienen. Una veintena de muertos es el saldo junto a centenares de heridos de, prácticamente, un mes de disturbios desatados tras el pucherazo de Evo Morales. El expresidente de Bolivia arruinó su carrera política cegado por la ambición eterna de poder. La imagen de «el Evo» en el avión que le llevó a México, junto a su vicepresidente Álvaro García Linera y sus familiares, pasará a la historia de la ignominia de aquellos que llegaron con la promesa de hacer justicia social con los indígenas (36 pueblos originarios), sin olvidar el respeto a las libertades y la defensa de los derechos de todos los bolivianos. «No me arrepiento de haber querido un cuarto mandato», confesó Morales al diario «El Universal» de México. Seguro bajo el paraguas de protección de Andrés Manuel López Obrador, el expresidente atiza desde la distancia la llama de la discordia, se presenta como una víctima de algo parecido a un contra golpe y hasta se ofrece a volver a la Bolivia que dejó en llamas para pacificarla. Su fuga a Norteamericana recordó, salvando las distancias, a la de Gonzalo Sánchez de Lozada en el 2003 cuando estalló la llamada guerra del gas que terminó de convertir a Evo Morales en el líder que no tardaría en llegar a la Presidencia. El primer indígena en ser presidente, eligió el exilio mexicano mientras el avión de «Goni», más conocido entre el pueble como «el gringo», aterrizó en EE.UU. de donde no regresaría. La retirada de Evo Morales, acosado por las revueltas populares, descubierto el fraude electoral por la fiscalización de la OEA y con las FF.AA. y la Policía «soltándole la mano», estuvo calculada para dejar un escenario caótico institucional. La sucesión presidencial quedó vacante con la dimisión última (luego arrepentida) de la hasta entonces vicepresidenta del Senado del Estado Plurinacional. El laberinto para cubrir el vacío de poder estaba servido y la transición arrancaba con la promesa ?de momento incumplida? de convocar de inmediato elecciones. Pero el cambio se percibió de inmediato. La Casa Grande del Pueblo, una torre de veinte pisos con helipuerto, donde Evo Morales tenía una lujosa planta propia, hasta con gimnasio, quedo desierta. La sede del Ejecutivo volvió al Palacio Quemado del siglo XVI, la cruz y la Biblia recuperaron su espacio, la bandera nacional se alzó junto a la wipala (arco iris) y a la del Oriente con la flor patujú. El Gobierno rompió relaciones de inmediato con el régimen de Maduro, expulsó a 725 cubanos, se salió del ALBA, le dio el portazo a lo que quedaba de Unasur y anunció que estrecharía relaciones con EE.UU. y Chile. Dicho de otro modo, se desprendió de cualquier vestigio bolivariano mientras el ex vicepresidente Cáceres pedía asiló a Nicaragua. Abril es el mes que se baraja para convocar nuevas elecciones. La segunda vuelta que anticipaba un triunfo de Carlos Mesa no será posible y el expresidente y candidato analiza ceder su lugar a alguien más joven al interpretar que estos nuevos tiempos lo demandan. CHILE: Una nueva constitución para calmar las aguas Abril será también el mes del referéndum en Chile. Los chilenos deberán votar qué modalidad quieren para redactar una nueva Constitución que entierre a la actual, demonizada, pese a doscientas reformas, por tener su origen en la dictadura de Pinochet. Las opciones son una Convención Constituyente con elegidos en exclusividad para esa misión o un equipo mixto con diputados. Los plazos, de nueve meses para terminarla con una posible prórroga, le dan un respiro a Sebastián Piñera que confía en «patear» el problema de los disturbios que le han tenido entre las cuerdas, prácticamente, las mismas semanas que a Bolivia. Piñera corría el riesgo de convertirse en la cabeza de turco de una crisis que podía haberle estallado a cualquier de sus antecesores. Una veintena larga de muertos (en buena medida en incendios en locales que saqueaban), acusaciones de abuso desproporcionado de la fuerza, peticiones de comisiones de derechos humanos y de la ONU para revisar los actos de violencia, parecían colocar en un callejón sin salida a un Gobierno con la masa como interlocutor para negociar. Una reunión en el Palacio de la Moneda con los expresidentes Eduardo Frei y Ricardo Lagos (Bachelet en conferencia) ayudó a entender la dimensión histórica del conflicto. La clase política y los partidos, finalmente, cerraron filas en torno a la salida pacífica de una crisis que, a excepción del Partido Comunista, empezaron ?con matices? a entender que es responsabilidad compartida. El «Acuerdo por la paz y una nueva Constitución» demostrará en los próximos días si el escenario, como parece, mantiene la calma o la turba desatada vuelve a poner a Chile al borde del abismo. Sólo las pérdidas estimadas, en dinero, rondan los cinco mil millones de dólares. Las otras, son incalculables. URUGUAY Y ARGENTINA: Cambio de tono en las relaciones bilaterales El balotaje del 24 de este mes, salvo error de los sondeos, anticipa un triunfo de Luis Lacalle Pou (Partido Nacional). De materializarse, el ciclo de quince años consecutivos de Frente Amplio (coalición de izquierda) habría llegado a su fin. El presidente electo de Argentina, el kirchnerista Alberto Fernández, cruzó el rio de La Plata para almorzar y fundirse en un abrazo con Daniel Martínez, el adversario del Frente Amplio. Su «visita», si Lacalle Pou se convierte en presidente, es probable que le pase factura en el tono de las relaciones bilaterales, aunque no será tan dura como la que pretende cobrarle el Brasil de Jair Bolsonaro. El «oasis» de paz que hasta hace un mes fue Chile lo conserva Uruguay pero no son pocos los que se preguntan, ¿hasta cuándo? Detrás de las revueltas de Ecuador y Chile asomó la mano confesa de Venezuela con su «brisa» bolivariana y muda de Cuba. ¿Llegará tan lejos?
15-11-2019 | Fuente: elpais.com
Chile celebrará un referéndum en abril para cambiar la Constitución de Pinochet
La clase política apuesta por una votación para decidir si se modifica la carta fundamental de 1980 y, en caso afirmativo, con qué fórmula
15-11-2019 | Fuente: abc.es
Chile emprende la ruta hacia una nueva Constitución para lograr la paz y otro modelo de país
El acuerdo alcanzando esta madrugada entre las fuerzas políticas oficialistas y opositoras de Chile para abrir un proceso constituyente mediante un plebiscito aspira a lograr la paz social tras cuatro semanas de convulsión e inicia el camino hacia la construcción de un nuevo modelo de país. Los chilenos decidirán en un plebiscito en el mes de abril de 2020 si quieren una nueva Constitución nacida en democracia que sustituya a la actual, aprobada en 1980 en un cuestionado referéndum en plena dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). Esta Constitución concedió al Estado un rol subsidiario en la provisión de recursos básicos como la salud, la educación o las pensiones, lo que favoreció su privatización, y se ha convertido en el centro de las protestas sociales que vive el país desde el pasado 18 de octubre y que han dejado al menos 22 fallecidos. Con el acuerdo alcanzado, el Gobierno y la clase política esperan poder apaciguar la agitación social, que junto a masivas manifestaciones está generando fuertes disturbios, vandalismo y múltiples incendios y saqueos. Además, sobre las fuerzas de seguridad recaen cientos de denuncias por presuntas violaciones de derechos humanos y la economía corre el peligro de entrar en recesión en 2020 ante la disminución de la actividad y los daños que ha sufrido el comercio. «Este acuerdo es un primer paso, pero un primer paso histórico y fundamental para empezar a construir nuestro nuevo pacto social. Estamos seguros de que nos permitirá reencontrarnos y construir un mejor país, un país más justo, más inclusivo y, lo más importante, un país más unido», dijo el ministro del Interior, Gonzalo Blumel. Dos opciones En el plebiscito de entrada, además de elegir si quieren o no una nueva Constitución, los ciudadanos deberán pronunciarse sobre qué tipo de órgano debiera redactarla, una «convención mixta constitucional», compuesta al cincuenta por ciento por parlamentarios y por ciudadanos electos para la ocasión; o una «convención constitucional», en la que todos sus integrantes serían electos para este efecto. El nuevo texto será redactado desde una «hoja en blanco», sin tener como base la actual Constitución, como defendía parte del oficialismo para los casos en los que no se alcance el quorum de dos tercios que se estableció para aprobar todas aquellas normas y reglamentos que se quieran introducir. La elección de los miembros del órgano constituyente se realizará en octubre de 2020 conjuntamente con las elecciones regionales y municipales bajo sufragio universal. Este órgano tendrá un plazo de nueve meses para redactar la nueva Constitución, prorrogable una sola vez por tres meses más. Una vez redactada la nueva Carta Magna, esta será sometida a su ratificación en otro plebiscito mediante sufragio universal obligatorio. «Queremos ponernos a la vanguardia de un verdadero contrato social con una Constitución cien por cien democrática», dijo el presidente del Senado, Jaime Quintana, al anunciar a los medios de comunicación el acuerdo, bautizado «Por la paz social y la nueva Constitución». El pacto fue comunicado a las 2.24 hora local (5.24 GMT) y se logró tras dos largas jornadas de conversaciones entre las fuerzas políticas oficialistas y las opositoras, a excepción del Partido Comunista y del Federación Regionalista Verde Social, que no quisieron participar.
15-11-2019 | Fuente: elpais.com
Los chilenos decidirán en las urnas la fórmula para sepultar la Constitución de Pinochet
En el día 29 de la crisis y luego de 48 horas de intensas negociaciones, la clase política de Chile apuesta por un referéndum en abril próximo para definir los términos del cambio a la carta fundamental de 1980
14-11-2019 | Fuente: abc.es
La presidenta interina de Bolivia asegura que Morales no podrá ir a las elecciones: «Que busquen candidato»
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez , anunció este jueves que Evo Morales, en la actualidad asilado en México, no podrá presentarse a unas próximas elecciones que pretende convocar lo antes posible tras el fraude en los comicios del pasado 20 de octubre que la Organización de Estados Americanos (OEA) detalló en una auditoría. «Decirle al MAS (Movimiento Al Socialismo) que tienen todo el derecho a participar en las elecciones (y) que vayan buscando candidato (..): Evo y Álvaro no están habilitados para un cuarto mandato», aclaró Áñez en una comparecencia, según informa la prensa local. La hasta el martes vicepresidenta segunda del Senado ya avanzó el miércoles que había asumido la jefatura del Estado con dos objetivos: celebrar elecciones presidenciales y derogar la sentencia del Tribunal Constitucional que permitió a Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, aspirar a un cuarto mandato en contra del referéndum de 2017. «No es la primera vez que Morales ha robado el voto del boliviano, lo hizo antes el 21 de febrero», recalcó, en alusión a la consulta popular de hace casi tres años. En otro gesto claro del cambio de rumbo político del país, el Gobierno de Jeanine Añez anunció este jueves que reconocerá a Juan Guaidó como mandatario venezolano, algo a lo que Evo Morales se había negado, informa Ep. La portavoz del Gabinete de Añez, Roxana Lizárraga, ha informado en su primera rueda de prensa de que la nueva Administración boliviana ha decidido reconocer «al presidente Juan Guaidó». «Ese es el reconocimiento que hace desde este momento Bolivia», dijo, según la cadena boliviana Red Uno. Por otra parte, Áñez ha recibido el reconocimiento de Rusia como mandataria provisional de Bolivia, si bien mantiene su postura de que las acciones que llevaron a la dimisión de Evo Morales «equivalieron a un golpe de Estado». «Está claro que precisamente ella será considerada como mandataria de Bolivia en el período hasta que se elija al nuevo presidente», dijo el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov, en Brasilia, citado por la agencia oficial rusa RIA Nóvosti. Al mismo tiempo, el diplomático expresó las reservas de Moscú por la falta de quórum durante la votación en el Parlamento para aprobar la investidura de Áñez como presidenta interina, recoge Efe. Entre tanto, el ministro de Exteriores de Evo Morales, Diego Pary, ha llegado a Nicaragua en las últimas horas en una «visita» que, de acuerdo con la prensa oficial, se extenderá a otros países. «El pueblo y el Gobierno de Nicaragua se sienten contentos y orgullosos de recibir en nuestra Nicaragua (..) al canciller del invicto pueblo de Bolivia, compañero Diego Pary, que nos visita como parte de un recorrido por distintos países», dijo la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, según El 19 Digital. Murillo sostuvo que «en Nicaragua siempre serán bienvenido todos los luchadores, todos los guerreros de espíritu infinito, todos los que sabemos que la luz vence a la oscuridad y que el tiempo de las políticas destructivas (..) está quedando atrás». Crisis desde las elecciones del 20 de octubre Bolivia está sumida en una profunda crisis desde las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Los resultados oficiales dieron la victoria a Morales, pero el candidato opositor Carlos Mesa denunció un «fraude gigantesco» del Gobierno. Ambos bandos llamaron a la movilización de sus simpatizantes, lo cual derivó en enfrentamientos, bloqueos y saqueos que se han saldado con al menos diez muertos y cientos de detenidos. En este contexto, Morales accedió a que la Organización de Estados Americanos (OEA) hiciera una auditoría electoral que finalmente ha confirmado irregularidades. En respuesta, el aún presidente aceptó celebrar nuevas elecciones, pese a lo cual los uniformados reclamaron su salida del Palacio Quemado. Morales renunció el mismo domingo y el lunes por la noche (hora local) embarcó en un avión rumbo a México, a donde llegó el martes como asilado político. «Mientras tenga la vida, seguimos en política», ha proclamado ya en suelo mexicano. Añez, vicepresidenta segunda del Senado, se ha proclamado mandataria interina, dado que tanto García Linera como los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados -que la precederían en la línea sucesoria trazada por la Constitución- han dimitido igualmente. Ya ha nombrado nuevo Gobierno.
14-11-2019 | Fuente: abc.es
Johnson camina hacia la victoria tras la concesión de Farage
El Partido Conservador tiene una ventaja de 14 puntos en intención de voto de cara a las elecciones del próximo 12 de diciembre sobre su principal opositor, el Partido Laborista, según una encuesta del portal especializado YouGov realizada para el periódico británico «The Times». Así, el sondeo da a los conservadores un 42% de intención de voto, un 28% a los laboristas y un 15% a los demócratas liberales liderados por Jo Swinson. Este dato positivo para la formación del primer ministro Boris Johnson llega después de que el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, anunciase que su formación no presentará candidatos en las circunscripciones correspondientes a los 317 escaños ganados por los conservadores en el 2017. Esto supone un espaldarazo al «premier», ya que los votantes pro Brexit y de derecha no tendrán entonces que dividir su voto. Antes del anuncio de Farage, cuyo partido obtuvo un 4% del apoyo (cinco puntos por debajo de la encuesta anterior), los conservadores contaban con un 39%. Mientras tanto, el laborista Jeremy Corbyn tiene el índice más bajo de satisfacción entre los votantes comparado con otros líderes políticos. Mientras que según YouGov Johnson tiene un 34% de opiniones positivas, Corbyn sus ambiguas posiciones, sobre todo con respecto al divorcio con la UE, hace que solo alcance un 22%. La encuesta fue realizada a 1.619 votantes entre el 11 y el 12 de noviembre, según fuentes de la consultora. Según «The Times», esta es la primera vez desde febrero que la formación de Johnson consigue más del 40 % de apoyo y agrega que el sondeo es el primero que tiene en cuenta la decisión del político antieuropeo. No dividir el voto La primera propuesta de Farage a Johnson, la de unirse antes de las elecciones, no prosperó. El «premier» fue tajante: no pactaría con nadie. Así que con la esperanza de no dividir el voto -y con lo que se sospecha una buena dosis de presiones políticas detrás- finalmente el ultranacionalista optó por no presentar candidatos en el «territorio común». Así, el objetivo será luchar por escaños en las circunscripciones dominadas por la oposición. Algunas encuestas le dan al Partido del Brexit hasta un 10% del apoyo de los electores, lo cual podía poner en peligro la posibilidad de los conservadores de alcanzar la ansiada mayoría absoluta en el Parlamento, es decir, los 320 escaños necesarios para que Johnson pueda por fin, entre otras cosas, sacar adelante su acuerdo del Brexit sin necesidad de convencer a nadie más que a los suyos. Incluso, en caso de obtener tanto apoyo, podría obtener hasta 377 diputados. No obstante, queda por verse cuánto penalizaran los votantes antieuropeos la decisión de Farage, que aseguró que aunque el Partido Conservador no le «entusiasma demasiado», con esta nueva jugada en el complicado ajedrez de la política británica al menos se podrá evitar «la posibilidad de que se celebre un segundo referéndum». Si los pro-Brexit ya han hecho lo suyo, también hay un pacto para intentar que la salida de la UE finalmente no se produzca o que al menos haya opción a una segunda consulta. La idea, promovida por «Unirse para permanecer», es que los votantes apoyen al candidato mejor colocado en su circunscripción entre Liberal Demócratas, Verdes y Plaid Cymru. Los que de momento parecen no pactar con nadie son los laboristas.
11-11-2019 | Fuente: abc.es
Farage no presentará candidatos en los escaños ganados por el Partido Conservador en 2017
El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, ha anunciado este lunes que su formación no presentará candidatos en los 317 escaños ganados por los conservadores en 2017, lo que incrementa las posibilidades de victoria del primer ministro británico, Boris Johnson, en las elecciones del 12 de diciembre. En un mitin en la localidad de Hartlepool, en el norte de Inglaterra, el político antiinmigración y antieuropeo ha dicho que su agrupación no le disputará a Johnson estos escaños que los «tories» habían ganado en los últimos comicios generales. En cambio, Farage ha adelantado que concentrará sus esfuerzos en las circunscripciones que el Partido Laborista, primero de la oposición británica y liderado por Jeremy Corbyn, obtuvo en 2017. El líder del Partido del Brexit ha justificado la decisión ante el temor de que, en caso de disputarle los escaños a Johnson, pueda surgir otro Parlamento fragmentado en diciembre, lo que haría más difícil concretar la retirada británica de la Unión Europea (UE) para la fecha prevista del 31 de enero. La medida supone un fuerte espaldarazo para el «premier» conservador, ya que algunos expertos habían advertido de que los «tories» podían perder terreno en algunas circunscripciones por el fuerte avance del Partido del Brexit, especialmente en zonas del norte de Inglaterra donde hay más apoyo a la salida de la UE. «Hemos decidido que tenemos que situar al país por delante del partido y apostar por la lucha contra el Laborismo», ha afirmado Farage. El político ha reconocido que su decisión «no ha sido fácil» después de haber hecho campaña para «liberarnos de la Unión Europea», pero ha añadido que se ha visto obligado al no prosperar la posibilidad de formar con los «tories» lo que denominó una «Alianza de la Retirada» de la UE y para evitar un avance de las formaciones proeuropeas. «Creo que nuestra medida, el anuncio de hoy, impide que haya un segundo referéndum. Y esto para mí, en este momento, es lo más importante para nuestro país», ha añadido Farage. El presidente honorario del Partido Laborista, Ian Lavery, ha calificado este anuncio como una alianza de Farage y Johnson con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ha confiado en que los votantes lo rechacen en los comicios del 12 de diciembre. Hace unas semanas, Trump había animado a Farage y Johnson, en una entrevista con Radio LBC de Londres, a que unieran fuerzas para materializar el Brexit antes del finales del próximo enero. Tras conocerse la noticia, la ministra principal de Escocia, la nacionalista Nicola Sturgeon, ha señalado en su cuenta de Twitter que «cualquier forma de brexit que sea aceptable para Nigel Farage será profundamente perjudicial para Escocia». «Esto hace más importante deshacernos de los tories de Boris Johnson, huir del brexit y situar el futuro de Escocia en manos de Escocia», ha indicado Sturgeon, que apoya la celebración de un segundo referéndum de la independencia de la región. Durante la actual campaña electoral, el primer ministro conservador promete ejecutar el Brexit para el 31 de enero, la fecha de prórroga que recientemente concedió el club europeo. Johnson defiende el acuerdo alcanzado con Bruselas y confía en que pueda ser aprobado por el Parlamento si gana los comicios en diciembre con mayoría absoluta.
10-11-2019 | Fuente: abc.es
El acto que unió a Zapatero, Pablo Iglesias y Garzón a favor de Evo Morales
El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero coincidió en febrero de 2018 con el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y con Alberto Garzón, en un acto de apoyo al expresidente boliviano, Evo Morales. El acto «Por Bolivia, con Evo», convocado por la Asamblea de Apoyo a Bolivia, coincidió en el tiempo con una serie de movilizaciones convocadas en distintos lugares del país por la oficialista Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) para respaldar a Morales como candidato a un cuarto mandato en las presidenciales que se han celebrado en 2019 y que han derivado en la dimisión de Morales tras el fraude electoral denunciado por la OEA. Según fuentes de Podemos, el acto era para apoyar la gestión de Morales en sus años de Gobierno. Por su parte, fuentes del entorno de Zapatero consultadas por Europa Press explicaron que el expresidente acudirá al acto a relatar la experiencia de su relación con Morales, con el que coincidió desde que Morales alcanzó la presidencia en 2006 hasta que Zapatero dejó la Moncloa en 2011. El asunto generó división en Bolivia porque el Tribunal Constitucional autorizó a Morales a ser candidato de nuevo, a pesar de que la Constitución limita a dos el número de mandatos presidenciales consecutivos, y en 2016 los bolivianos rechazaron en referéndum reformarla para eliminar ese límite.
1
...