Infortelecom

Noticias de recep tayyip erdogan

05-12-2019 | Fuente: abc.es
La OTAN incluye por primera vez «la influencia de China» como un desafío
La OTAN ya mira hacia China. La organización político-militar que surgió hace setenta años para plantar cara a la URSS en el inicio de la Guerra Fría acordó ayer por primera vez «reconocer la creciente influencia de China y sus políticas internacionales que representan oportunidades y desafíos que necesitamos abordar juntos como una Alianza». De este modo, y guiándose por aquellas voces que demandan más adaptabilidad de la OTAN a las futuras amenazas, los aliados ya tienen sobre la mesa un primer documento («la Declaración de Londres») donde China es objeto de análisis. Para la Alianza, el crecimiento chino en tecnología militar es evidente, constatándose su ascenso como segunda potencia militar global. Por ejemplo, el presupuesto de defensa de este año se prevé que crezca un 7,5% respecto a 2018. El breve documento, de nueve puntos, inserta el asunto chino dentro de las medidas que tienen que llevar a cabo los aliados en el futuro para «mantener nuestra ventaja tecnológica, al tiempo que preservamos nuestros valores y normas». Además, la OTAN hace expresa mención a uno de los caballos de batalla de la Administración Trump en los últimos tiempos: la tecnología 5G de China. Por ejemplo, el gigante tecnológico Huawei, que no puede comercializar su tecnología 5G en EE.UU., ha sido objeto de sus ataques. «La OTAN y sus aliados, dentro de sus respectivas autoridades, se comprometen a garantizar la seguridad de nuestras comunicaciones, incluida la 5G, reconociendo la necesidad de confiar en sistemas seguros y resistentes», se lee en un documento que sienta las bases para una postura común de los 30 países aliados ?una vez se adhiera Macedonia del Norte como el trigésimo? en el futuro. En su rueda de prensa, el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, aludió a este asunto e introdujo que «China debe involucrarse en los futuros tratados de control de armamento». Se trata de un intento de la OTAN por frenar el imparable gasto armamentístico de China, al que hay que sumar su reciente sintonía con Moscú en materia comercial y energética. El Artículo 5 y Erdogan La «Declaración de Londres» también subraya, en su punto primero, la razón de ser de la OTAN: «Nuestro solemne compromiso, como se consagra en el Artículo 5 del Tratado de Washington, de que un ataque contra un Aliado será considerado un ataque contra todos nosotros». De este modo, se salva una Cumbre en la que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazaba con boicotear este artículo 5, en caso de que los países del Este fueran atacados por Rusia y no se reconociese la amenaza kurda para Ankara. Este amago de Erdogan quedó en nada. Tampoco se tuvo la oportunidad de escuchar en rueda de prensa al líder turco, pues su cita con los medios fue finalmente cancelada. Más allá del novedoso tema chino, la reunión del Consejo del Atlántico Norte se desarrolló ?para sorpresa? en un aparente clima de cordialidad pese al «combate» previo escenificado por Donald Trump y Emmanuel Macron a cuenta de las declaraciones del presidente francés sobre la «muerte cerebral» de la OTAN. No hubo ni aspavientos ni reproches personales entre líderes dentro de la Sala, algo que sí sucedió en Bruselas en julio de 2018, cuando Trump reprochó a varios jefes de Gobierno o de Estado su escasa inversión en defensa, informaron a ABC fuentes de la OTAN presentes en la reunión. Sin embargo, la «paz otaniana» cesó en el hotel Grove de Watford (a las afueras de Londres) cuando se tuvo conocimiento de un vídeo ?realizado en servicio de «pool» la noche anterior en la recepción del Palacio de Buckingham? por el cual el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; el primer ministro británico, Boris Johnson; el presidente francés, Emmanuel Macron, y la Princesa Ana aparentemente se burlaban de Trump y sus largas ruedas de prensa. Obviamente, el documento gráfico rápidamente se hizo viral y llegó a oídos del mandatario estadounidense, que, en un encuentro con Angela Merkel, se refirió a las «dos caras de Trudeau»: «Es un tipo agradable pero con dos caras. La verdad es que le llamé por el hecho de que no está pagando el 2% [del PIB en gasto de defensa] e imagino que no está muy contento por eso». Trudeau reconoció que en ese corrillo en el Palacio de Buckingham hablaban del mandatario estadounidense. Sea por causa de la polémica sobre el vídeo, porque el día anterior ya ofreció una rueda de prensa junto a Macron de 40 minutos o por tactismo mediático, el presidente Trump decidió cancelar su esperada comparecencia ante los medios que ya tenía anunciada. «Cuando las reuniones estén hoy terminadas, voy a volver a Washington. No haremos la rueda de prensa al terminar la OTAN porque ya hemos hecho tantas en los últimos dos días. ¡Buen viaje a todos!», escribió el líder estadounidense en su cuenta de Twitter. Tras coger un helicóptero se dirigió a la base desde la cual despegó su Air Force One. Macron: Rusia y el Sahel Macron sí ofreció una rueda de prensa, que aprovechó para pedir una reflexión sobre el futuro de la OTAN, organización que, a su juicio, debería encarar un «diálogo sólido y exigente con Rusia», algo que queda ratificado en el documento. «Rusia es una amenaza en ciertas cuestiones, eso es una realidad. Es una amenaza para la vecindad, la crisis ucraniana lo demuestra. También es un vecino en el plano geográfico y un socio en algunos temas», puntualizó. El presidente galo aprovechó para anunciar una cumbre el 16 de diciembre en Pau con los cinco dirigentes de Mauritania, Malí, Burkina Faso, Níger y Chad y abordar así el futuro de la misión de 4.500 franceses en el Sahel.
04-12-2019 | Fuente: abc.es
Erdogan, el «tercer hombre» que amenaza con chafar la Cumbre de la OTAN
Si hay un «tercer hombre» en la Cumbre de la OTAN que se celebra este miércoles en los alrededores de Londres ese no es otro que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que llegó al Hotel Grove (Watford) con rostro serio. Precisamente, tras la polvareda de ayer entre Donald Trump y Emmanuel Macron, todas las miradas están puestas ahora en el presidente turco que amenaza con bloquear los planes de la OTAN de defender un país de Europa del Este, frente a la amenaza rusa, en caso de que no se reconozca el derecho de Turquía de defenderse de los kurdos, cuyas fuerzas son consideradas por Ankara como terroristas. Este asunto ha centrado la primera comparecencia, a su llegada, del secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, quien se mostró confiado en superar esas discrepancias: «Tengo confianza en que encontraremos una solución sobre el asunto relacionado con la actualización de los planes revisados de defensa». En el fondo subyace el alineamiento de los últimos años de Ankara con Moscú, a raíz de la compra del sistema de defensa antimisiles S-400, el posterior veto de EE.UU. a la exportación de un centenar de cazas F-35 y la operación militar de Turquía en el norte de Siria contra las milicias kurdas. «Tenemos planes para defender juntos a todos los aliados, incluyendo a los bálticos y a Polonia. Y no solo tenemos planes sino también fuerzas», subrayó Stoltenberg, que recordó que "por primera vez en nuestra historia tenemos tropas listas para el combate". El debate que trae Erdogan este miércoles a la reunión del Consejo del Atlántico Norte no es sencillo. Pues sería poner en entredicho el vital Artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte por el cual todos los aliados responderían a un ataque contra uno de ellos. Stoltenberg ha defendido una respuesta para equilibrar ambos intereses y, lejos de la opinión de Macron -que declaró en una entrevista en el «The Economist» que la OTAN sufría «una muerte cerebral»-, expresó que la Alianza Atlántica se encuentra «ágil, activa y en adaptación». Johnson: "La paz no está garantizada" Durante su discurso de apertura, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, instó a los demás líderes de la OTAN a no creer que "la paz está garantizada". "La historia nos muestra que la paz no está garantizada y ahora cuando celebramos el aniversario debemos asegurarnos de que nuestros actos acompañan a nuestras palabras", dijo Johnson en las declaraciones iniciales del Consejo del Atlántico Norte, en el Hotel Grove. "No debemos ser tímidos en discutir nuevas realidades, particularmente aquellas respuestas de la OTAN ante amenazas emergentes como la guerra híbrida y las tecnologías disruptivas, incluyendo el espacio y el ciber", dijo.
04-12-2019 | Fuente: abc.es
La Reina, anfitriona del 70 aniversario aliado
El Palacio de Buckingham -cómo no- fue el escenario donde la OTAN celebró ayer el 70º aniversario de su fundación. La Reina Isabel II ejerció de anfitriona de los líderes aliados, entre los que se encontraba el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que abandonó el Congreso de los Diputados poco antes de las 4 de la tarde para dirigirse, en un avión del Ejército del Aire, a la cita londinense. Sánchez apuró el Pleno que dio inicio a la incierta XIV Legislatura. Era el primer encuentro entre la Reina Isabel II y Sánchez. En la foto de familia del Palacio de Buckingham, el presidente español estuvo flanqueado por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. En la estampa Emmanuel Macron y Angela Merkel hicieron «piña», mientras que Donald Trump estuvo situado junto al Príncipe de Gales y el presidente de Bulgaria, Rumen Radev. La capital del Támesis fue elegida para esta Cumbre por dos razones simbólicas. En principio, iba a suponer un espaldarazo atlantista a un Reino Unido al que se le presuponía que por estas fechas ya no formaría parte de la UE. Sin embargo, ni el 29 de marzo, ni el 12 de abril, ni el 31 de octubre pudo llegar a un acuerdo sobre el Brexit que ratificara su Parlamento. Ahora, la fecha es el 31 de enero. Pero en segundo lugar, Londres fue esl escenario de la primera cumbre de jefes de Gobierno o Estado de la OTAN en 1949, y por ello la Alianza quería volver a sus orígenes. Y es que Londres fue la primera sede de una OTAN con doce países (número 13 de Belgrave Square). En 1950 se mudó a París y en 1967 a Bruselas. Inmerso también en una campaña electoral, el Reino Unido afronta esta Cumbre con sosiego en lo que respecta a la Alianza Atlántica y a la espera del resultado de las urnas el 12 de diciembre. Boris Johnson también quiso recibir en el número 10 de Downing Street a los líderes de la OTAN. Hoy, en medio de unas férreas medidas de seguridad, el pleno del Consejo del Atlántico Norte -principal órgano de decisión política de la OTAN- se reunirá en el hotel Grove, en Watford. Se trata de un plácido complejo, con campos de golf, a unos 30 kilómetros al noroeste de la capital londinense.
03-12-2019 | Fuente: abc.es
Macron reitera ante Trump sus críticas a la OTAN, aunque ambos coinciden en sus dudas sobre Turquía
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha insistido ante su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, en sus críticas al actual funcionamiento de la OTAN, en el marco de un encuentro precedido por el cruce mutuo de reproches pero que también ha dejado gestos de sintonía, como las dudas que ambos líderes comparten en relación a Turquía. Macron ha reconocido que sus alusiones a la «muerte cerebral» a la Alianza, calificadas de «insultantes» por Trump apenas unas horas antes de la reunión bilateral, pueden no haber gustado a ciertos sectores, pero ha insistido en el que el bloque no será «serio» si solo se limita a debatir temas presupuestarios y no trata cuestiones estratégicas. «El enemigo común hoy son los grupos terroristas. Siento decirlo, pero no tenemos la misma definición del terrorismo en torno a la mesa», ha declarado Macron ante los medios, en una comparecencia en la que ha invitado al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a aclarar ciertas ambigüedades durante la cumbre de líderes de la OTAN. «Veo a Turquía luchando contra los que combatieron con nosotros contra Estado Islámico y, a veces, trabajando con socios de Estado Islámico», ha añadido el mandatario galo, en alusión la ofensiva militar lanzada a mediados de octubre en el noreste de Siria contra las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas. Macron ha cuestionado también la compra por parte de Turquía de un sistema de misiles S-400 a Rusia, un contrato que, según ha apuntado Trump, podría derivar en sanciones. «Estamos mirándolo y hablando de ello», ha afirmado el inquilino de la Casa Blanca ante los medios. Trump ha añadido que Turquía «quería» comprar el sistema Patriot norteamericano pero la Administración de su predecesor, Barack Obama, no le dejó. «Solo se lo permitió cuando (los turcos) ya estaban listos a adquirir otro sistema», ha lamentado el presidente de Estados Unidos. «Disputas menores» Trump, en términos generales, ha utilizado ante Macron un tono más conciliador que el que venía demostrando públicamente antes del encuentro. Así, ha destacado la buena relación existente entre los dos países y se ha mostrado confiado en que podrán resolver las «disputas menores» en el ámbito del comercio. No obstante, ha sugerido la posibilidad del endurecer los impuestos para Francia, después de que la Administración respondiese a la tasa gala sobre las compañías tecnológicas estadounidenses con aranceles sobre productos como el champán y el queso, entre otros. «Hemos gravado el vino y tenemos otros impuestos previstos. Preferiríamos no hacerlo, pero es la única manera», ha declarado Trump, que prevé un endurecimiento «sustancial» de las tasas. «No estoy seguro de que vaya a pasar, pero podría», ha apostillado. Uno de los momentos más comentados de la comparecencia ha llegado cuando Trump ha sido interrogado sobre un posible llamamiento a Francia para que aceptase la repatriación de terroristas galos de Estado Islámico detenidos en Oriente Próximo. El mandatario norteamericano ha cedido la respuesta a su homólogo, a quien ha preguntado si estaría dispuesto a acoger «a encantadores combatientes de Estado Islámico». Macron, a continuación, ha dado una larga respuesta en la que ha alegado que los milicianos europeos representaban una minoría en las filas de la organización terrorista y ha exhortado a analizar el problema en conjunto, sin centrarse únicamente en estos casos. También ha llamado a derrotar a Estado Islámico de una vez por todas. «Por eso es un gran político, porque ha sido una de las mejores no respuestas que he oído nunca y eso está bien», ha concluido Trump.
28-11-2019 | Fuente: abc.es
Turquía repatriará a 11 franceses miembros de Estado Islámico a su país en diciembre
Turquía repatriará a Francia a once ciudadanos de este país presuntamente miembros de Estado Islámico a prinncipios de diciembre, según informa este jueves la agencia de noticias Anatolia, que cita fuentes oficiales turcas. El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan comenzó este mes un proceso de repatriación de todos los combatientes extranjeros de Estado Islámico que tiene en sus prisiones a sus países de origen, después de que el ministro del Interior, Suleyman Soylu, dejara claro que el país no sería «un hotel» para los yihadistas. Según las autoridades turcas, más de 900 presuntos combatientes extranjeros de Estado Islámico se encuentran en sus cárceles y serán devueltos a sus países, si bien algunos países europeos se han mostrado reacios a recibirles de vuelta. Entre el 11 y el 19 de noviembre, Turquía ha devuelto a al menos 10 alemanes, un danés, un británico, un estadounidense y dos holandeses.
18-11-2019 | Fuente: abc.es
La Eurocámara da luz verde al candidato a comisario de Hungría tras aceptar sus explicaciones adicionales
La Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara ha aprobado al candidato a comisario húngaro Olivier Varhelyi para asumir la cartera de Ampliación y Vecindad en la nueva Comisión Europea, tras dar por buenas las explicaciones adicionales que le exigieron los eurodiputados que pusieron en duda su independencia frente al primer ministro, Viktor Orban. Sólo los Verdes y la Izquierda Unitaria Europea han votado en contra del hasta ahora embajador de Hungría ante la UE en la reunión de los portavoces de Exteriores de los grupos, mientras que populares (EPP), socialistas y demócratas (S&D), los liberales de Renovar Europa, Conservadores y Reformistas (ERC) y el grupo de ultraderecha Identidad y Democracia han votado a favor, según han informado fuentes parlamentarias. El candidato húngaro no pasó su primer examen ante la Eurocámara el pasado jueves, cuando se tuvo que enfrentar a numerosas críticas durante su examen este jueves desde las filas del grupo de los Socialistas y Demócratas, pero también desde los Verdes, la Izquierda Unitaria y del partido de ultraderecha húngaro de Jobbik, que pusieron en duda su lealtad con el proyecto europeo y su capacidad de defender el Estado de Derecho y los valores fundamentales en los países candidatos a entrar en la UE cuando la Comisión le ha abierto un expediente sancionador a Hungría por la deriva autoritaria de Orban ante el riesgo sistémico al Estado de Derecho en el país a la luz del artículo 7 del Tratado de la Unión. Pero también le afearon las conexiones de Hungría con los presidentes ruso, Vladimir Putin, y turco, Recep Tayyip Erdogan. Al igual que ya hizo durante su primer examen ante la Eurocámara, Varhelyi ha prometido a los eurodiputados que no estará «atado ni influido por ninguna declaración ni posición de ningún primer ministro de ningún país ni otros representantes de ningún país» ya ha insistido en que «los comisarios deben promover el interés general de la Unión Europea en su conjunto» en las nuevas aclaraciones que se vio obligado a dar por escrito. El diplomático húngaro ha asegurado que responderá a la situación de los Derechos Humanos en Turquía y tendrá «mensajes sin ambigüedades» sobre «el retroceso grave en el Estado de Derecho y las libertades fundamentales, las perforaciones ilegales en el Mediterráneo o la incursión militar en Siria» y ha avisado de que si sigue retrocediendo estaría a favor de examinar nuevos recortes en las ayudas a la preadhesión. También planteará el problema de los presos políticos y de libertad de expresión con las autoridades de Azerbaiyán «a todos los niveles». En el caso del proceso de ampliación, el húngaro ha reiterado que seguirá dando «prioridad» a los derechos fundamentales en los países candidatos y les pedirá «esfuerzos determinados» para atajar «los casos de corrupción y el crimen organizado generalizados». También ha prometido que en el caso de las relaciones con los países de la ribera Sur del mediterráneo el respeto por los compromisos en Derechos Humanos será «clave» a la hora de decidir las ayudas financieras y en caso de que incumplan habrá una respuesta "gradual", que vaya desde la congelación "temporal" de ayudas hasta la aplicación de la cláusula sobre Derechos Humanos que prevén suspensión de acuerdos de financiación con la UE. Respecto a si respaldará la introducción de un nuevo régimen de sanciones de la UE para castigar violaciones de los Derechos Humanos, abanderado por el Gobierno holandés, Varhelyi ha insistido en que debe aportar «valor» y ser «bien dirigido y legalmente sólido», al tiempo que ha recordado que hay «divergencias significativas» entre los Gobiernos europeos y se requiere la unanimidad para aprobarlo. La Eurocámara prevé votar a la nueva Comisión Europea encabezada por la conservadora alemana Ursula von der Leyen, en su sesión plenaria del 27 de noviembre, para que pueda tomar posesión el 1 de diciembre, aunque persiste la incertidumbre por la falta de un comisario británico.
18-11-2019 | Fuente: as.com
Kanter no viajará a Turquía por miedo a ser detenido
El ala-pívot del Joventut es hermano del jugador de los Celtics Enes Kanter, uno de los principales opositores al presidente turco Recep Tayyip Erdogan.
14-11-2019 | Fuente: abc.es
Trump se reafirma en la retirada de tropas de Siria durante su encuentro con Erdogan
Donald Trump recibió ayer al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, junto a quien defendió su decisión del mes pasado de retirar las tropas norteamericanas del norte de Siria porque «el alto el fuego ha funcionado muy bien, y los kurdos parecen muy satisfechos». Aquel repliegue ha sido ampliamente condenado tanto por demócratas como por republicanos, recelosos de la cercanía de Trump con un líder autoritario como Erdogan. «Le quiero agradecer al presidente [Erdogan] el trabajo que ha hecho», dijo Trump en el Despacho Oval antes de mantener una reunión privada de aproximadamente una hora con su homólogo turco. «El presidente y yo somos muy buenos amigos desde hace mucho tiempo, y entendemos nuestros países y nuestras prioridades, y yo lamento que muchos turcos hayan muerto en esa zona a la que nos referimos», añadió. Esencialmente, Trump repitió el argumento del gobierno de Erdogan de que los kurdos son en su gran mayoría responsables de una campaña terrorista en suelo turco, algo que en su opinión justifica la ofensiva sobre el norte de Siria de hace un mes, a la que en un principio Trump dio vía libre retirando las tropas estadounidenses. Presionado por su partido, Trump negoció un alto el fuego el 23 de octubre que se ha mantenido hasta hoy. La visita de Erdogan estaba en el aire hasta la semana pasada, sobre todo por la decisión del Capitolio de condenar el genocidio armenio por primera vez. Hace dos semanas la Cámara de Representantes condenó de forma casi unánime que entre 1915 y 1923 el Imperio Otomano, precursor de la Turquía moderna, aniquilara de forma sistemática a 1,5 millones de armenios, en lo que quedó descrito como «exterminio de una raza». Entonces, Erdogan, que niega que existiera tal genocidio, amenazó con represalias a EE.UU. «Es una decisión sin efecto alguno y que no reconocemos. Nos apena que esta difamación contra nuestro país sea asumida por un parlamento, y consideramos estas graves acusaciones un insulto a nuestra nación», dijo entonces el presidente turco. Después de que Turquía comenzara la invasión de suelo sirio para expulsar a los kurdos, Trump dictó sanciones del 50% sobre el acero turco, que luego levantó tras el «alto el fuego». Ayer, el presidente norteamericano dijo que su prioridad es fortalecer el comercio con Turquía para que las exportaciones a ese país crezcan de los 20.000 a los 100.000 millones de dólares (18.000 a 90.000 millones de euros) por año. Desde julio Trump ha intentado que Erdogan le compre a EE.UU. un sistema de misiles Patriot para sustituir a otros, modelo S400, recién adquiridos a Rusia dentro de un acuerdo de cooperación militar de 2.000 millones de euros. Turquía es parte del consorcio internacional que fabrica los cazas F35, como miembro que es de la OTAN. El resto de países de esa alianza, creada para contener el expansionismo de Rusia, denuncia que es imposible que Turquía permanezca en ella si opera con sistemas de defensa rusos. Ambos presidentes habían conversado sobre esa compra el 25 de septiembre en Nueva York, en los márgenes de la Asamblea General de Naciones Unidas. Durante la visita de Erdogan a Trump, un grupo de kurdos se manifestó a las puertas de la Casa Blanca acusando a ambos líderes de «tener las manos manchadas de sangre» por la reciente ofensiva turca sobre suelo sirio. Varios testigos han denunciado abusos, detenciones arbitrarias y torturas durante la campaña turca, a pesar del alto el fuego que en teoría sigue vigente.
14-11-2019 | Fuente: abc.es
Los testigos del «impeachment» incriminan directamente a Trump
La primera vista oral en el juicio político a Donald Trump supuso ayer un duro golpe para el presidente a apenas un año de las elecciones en las que se juega su reelección. Dos veteranos diplomáticos estadounidenses acusaron abiertamente al presidente frente a las cámaras de televisión y ante la atenta mirada de la nación de haber intentado por todos los medios que el gobierno de Ucrania abriera una investigación a Joe Biden, su principal rival en el campo demócrata. Uno de los testigos, el embajador en funciones de Estados Unidos en Ucrania, William Taylor, testificó abiertamente que a Trump, con respecto a Ucrania, sólo le importaba que el nuevo gobierno de ese país investigara a Biden. Como Ucrania no investigaba al político demócrata, dijo Taylor, el presidente retuvo durante unas semanas un paquete de ayudas por valor de 400 millones de dólares (unos 360 millones de euros), que finalmente sí fue entregado. «Me parece que había dos canales diferentes de formulación y de implementación de políticas oficiales de EE.UU., uno convencional y otro altamente irregular», dijo Taylor en el interrogatorio. Según detalló este diplomático, un empleado suyo escuchó una conversación del presidente con su embajador en la Unión Europea, Gordon Sondland, «en la que quedó claro que al presidente Trump de Ucrania sólo le interesaban las investigaciones a Biden». La jornada de ayer fue para los libros de historia, la primera vez en dos décadas en que la nación escuchaba atenta el testimonio de testigos de un posible delito del presidente, tan grave según los demócratas que puede ser motivo de destitución. La investigación comenzó hace un mes en el Capitolio a puerta cerrada, pero Trump, intentando entorpecerla, pidió que fuera en abierto. Así, por un error de cálculo del presidente, los estadounidenses escucharon ayer las acusaciones en su contra por parte de respetados diplomáticos que no militan ni en un partido ni en otro. El otro testigo, el subsecretario de Estado para Europa y Eurasia, George Kent, desmintió abiertamente al presidente al testificar que «no hay prueba alguna» de que Biden cometiera un delito con respecto a Ucrania. Cuando el demócrata era vicepresidente de Barack Obama, su hijo servía en el consejo de administración de una empresa energética ucraniana, algo que Trump considera un claro caso de corrupción ligado además a algunas decisiones polémicas de la Casa Blanca entonces. Tras los abogados de cada partido, preguntaron a los testigos los propios diputados de la comisión mixta del «impeachment». Los demócratas se limitaron a insistir en los detalles de las gestiones de Trump y sus enviados a Ucrania. Los republicanos, sin embargo, optaron por el boicot. En lugar de interrogar a los testigos acusaron a los demócratas de hostigar al presidente porque quiso dejar en evidencia la corrupción del anterior gobierno. «No me puedo creer que aquí se esté acusando al presidente Trump de unos delitos en Ucrania de los que los demócratas son culpables. Que quede claro: son los demócratas los que conspiraron con Ucrania para interferir en las elecciones de 2016», dijo el diputado republicano Devin Nunes, fiel aliado de Trump en el Capitolio. Nunes se hace eco de una vieja teoría republicana de que la campaña de Hillary Clinton buscó ayuda de Ucrania, que está en guerra con Rusia, para implicar a Trump en una falsa conspiración con el Kremlin. Consciente de que el día de ayer no iba a ser el mejor de su presidencia, Trump dijo desde temprano que no vería los interrogatorios por televisión. Según una portavoz, el presidente estuvo trabajando en el Despacho Oval, donde no tiene televisión, desde las 08.00. «Estoy demasiado ocupado como para poder verlo. Es una caza de brujas, es un engaño. Estoy seguro de que alguien me hará un resumen», dijo el presidente a la prensa durante una visita de su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan. El viernes tendrá lugar la segunda vista oral, con un interrogatorio que promete ser todavía peor para el presidente. Acudirá al Capitolio la embajadora en Ucrania a la que Trump despidió y que denunció a puerta cerrada haber sido víctima de una campaña de desprestigio en su contra iniciada por el abogado del propio presidente, Rudy Giuliani.
13-11-2019 | Fuente: abc.es
Comienza formalmente el «impeachment» que amenaza la presidencia de Trump
Por primera vez en dos décadas, una comisión del Capitolio ha abierto sus puertas y ha iniciado formalmente las vistas para la destitución del presidente de Estados Unidos. Es un momento de crucial importancia para la política estadounidense, a apenas un año de las próximas elecciones. Donald Trump, que teme el daño que estas vistas orales, retransmitidas por televisión, puedan hacerle en su intento de reelección, ha denunciado ser víctima de «una caza de brujas» y ha instado a los republicanos presentes en la comisión a que le defiendan. Washington, una ciudad ya de por sí cautiva de la actualidad política, vive hoy completamente pendiente del «impeachment». Las cadenas de televisión y diarios en internet retransmiten en directo la llegada al Capitolio y a la comisión mixta del primer testigo, el embajador en funciones en Ucrania, William Taylor, que denunciará irregularidades en las relaciones entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelensky. Los bares y pubs de la capital estadounidense han adelantado su apertura a antes de las 10.00 (16.00 en la España peninsular) para poder servir a aquellos clientes que quieran ver en grandes pantallas de televisión los primeros interrogatorios de este momento histórico que sólo se ha vivido retransmitido en directo en el caso del Watergate, en 1973, y en el de Bill Clinton, en 1998. Son bares como Union Pub, a una manzana del Capitolio, que ha abierto a las 09.50, retransmite en directo el «impeachment» en sus pantallas y ofrece cócteles con descuento con nombres relacionados con esta investigación como «Impeachment Please» o «I Got 99 Problems But Impeachment Ain't One» [«Impeachment por favor» y «Tengo 99 problemas pero el impeachment no es uno de ellos»]. La cola de periodistas y curiosos para entrar en el Capitolio y la sala donde se celebra la vista oral comenzó al alba y muchos de los asistentes han tenido que quedarse bien en los pasillos o bien fuera del recinto, obligados a ver el interrogatorio de Taylor y del subsecretario de Estado para Europa y Eurasia, George Kent, en los bares que precisamente han abierto temprano para esta histórica jornada. Este es, sin embargo, el primer «impeachment» en que el presidente puede responder en tiempo real por medio de sus redes sociales, criticando tanto a los demócratas como a los testigos, a los que, a pesar de que son funcionarios o militares, ha calificado de «Never-Trumpers», miembros del movimiento de boicot interno a la actual presidencia. De hecho, antes incluso de que comenzara la vista, el presidente ya ha dicho en su perfil de Twitter (66 millones de seguidores): «El circo ha llegado a la ciudad». El presidente recibe hoy a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, y dará una conferencia de prensa con él a las 15.30 (21.30 en la España peninsular). Los demócratas y los republicanos cuentan con dos abogados que harán la mayor parte del interrogatorio, durante 45 minutos. Después los diputados de ambos partidos tienen otro turno de preguntas de cinco minutos cada uno, hasta sumar otros 45. Los demócratas sospechan que Trump interrumpió el envío de ayudas por valor de 400 millones de dólares (370 millones de euros) a Ucrania hasta que el presidente de ese país, Zelensky, dijera que investigaría unos negocios del hijo del demócrata Joe Biden y unos supuestos delitos de injerencia electoral de Hillary Clinton en 2016. Biden lidera, de momento, las encuestas sobre primarias demócratas de cara a las elecciones de 2020. Esta investigación la propició una queja anónima de un agente de la CIA que hasta hace unos meses trabajaba en la Casa Blanca y supo de una llamada entre Trump y Zelensky el 25 de julio. Trump hizo pública una transcripción editada de la llamada y ha anunciado que esta semana revelará otra anterior, mantenida en abril. «Fueron conversaciones muy bonitas, perfectas», ha dicho el presidente, que se considera víctima de una «caza de brujas».
1
...