Infortelecom

Noticias de protestas sociales

04-06-2018 | Fuente: elpais.com
La revuelta contra una reforma fiscal fuerza la dimisión del primer ministro de Jordania
Abdalá II deja caer al veterano Al Mulki para contener una de las mayores protestas sociales de su reinado
26-10-2017 | Fuente: abc.es
Libertad con cargos para diez de los «once de Estambul»
Un tribunal turco ha dejado en libertad con cargos a diez de los once activistas de derechos humanos, entre ellos los dirigentes de Amnistía Internacional (AI) en el país, que están siendo juzgados desde hoy por colaboración con grupos terroristas, en un proceso que varias ONG califican de político. La medida significa la puesta en libertad inmediata de diez activistas detenidos en julio, entre ellos el alemán Peter Steudtner y el sueco Ali Gharavi, acusados junto a ocho activistas turcos. Dos de estos ya se hallaban en libertad provisional, mientras que los otros ocho han pasado más de tres meses en detención preventiva. Sin embargo, continuará entre rejas el presidente de AI en Turquía, Taner Kiliç, detenido en junio bajo la acusación de formar parte de la red de simpatizantes del predicador islamista Fethullah Gülen, al que Ankara imputa la responsabilidad del fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016. Kiliç tiene pendiente otro juicio que se celebrará mañana en Esmirna, por los que continúa en detención preventiva. Durante el juicio, todos los acusados se declararon inocentes de los cargos de colaboración con organizaciones terroristas, que les pueden acarrear hasta 15 años de cárcel. «Nosotros esperamos que todos los defensores de los derechos humanos sean puestos en libertad hoy», había indicado a Efe Andrew Gardner, representante de AI en Turquía, antes del juicio. «Las acusaciones son absurdas. En el escrito de acusación no hay prueba alguna. Esperamos que, después de tres meses en prisión preventiva, al menos se les ponga en libertad provisional para que puedan volver con sus familias», agregó. Steudtner, Gharavi y la directora de AI en Turquía, Idil Eser, fueron detenidos el pasado 5 de julio pasados en la isla de Büyükada, cerca de Estambul, donde participaron en un taller sobre seguridad informática y derechos humanos. Todo el grupo está acusado de mantener vínculos tanto con la cofradía gülenista como con la guerrilla izquierdista Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) y con el DHKP-C, un grupo armado ultramarxista, tres organizaciones enfrentadas entre sí. La Fiscalía afirma que durante el taller, los acusados hablaron de «cómo almacenar información en un teléfono móvil de forma segura si lo confisca la Policía, cómo impedir que la Policía u otras personas accedan a esa información y cómo encriptarla». El escrito de acusación asevera, además, que algunos de los participantes hablaron sobre qué se puede aprender de las revueltas antigubernamentales de 2013 y cómo organizar protestas sociales. La Fiscalía concluye que los acusados querían «transformar la situación política actual suscitando nuevas revueltas similares a las 2013 a través de organizaciones que actuasen como ONGs pero estuvieran dirigidas por organizaciones terroristas». «Está totalmente claro que esto es un caso político, un caso impulsado por las declaraciones del Gobierno y las campañas contra las organizaciones de derechos humanos. No hay nada legal, no hay nada fundamentado en la ley que permite mantener a estas personas encarceladas", denunció Gardner. «Todas las acusaciones se basan en mi trabajo para Amnistía Internacional. No tengo nada que reprocharme. Solo hice mi trabajo como defensora de los derechos humanos», se defendió Idil Eser. También Steudtner y Gharavi se describieron como activistas pacíficos y exigieron su liberación. «Imagino que algunos de los acusados serán liberados. Pero como sabemos, desafortunadamente es nuestro presidente (Recep Tayyip Erdogan) quien da hoy día instrucciones a los tribunales» , había adelantando en conversación con Efe Garo Paylan, diputado del partido izquierdista HDP, que acudió como observador al juicio. «En Turquía no funciona el Estado de derecho. El presidente está tomando a los extranjeros como rehenes. Desafortunadamente, estos dos defensores de los derechos humanos son los rehenes de nuestro presidente», insistió Paylan, antes de iniciarse la sesión. Andrew Gardner recordó que «bajo el estado de emergencia (vigente en Turquía desde el fallido golpe), el acceso a los detenidos está muy restringido. Sus familiares los pueden ver una hora por semana, al igual que los abogados. Y ahora llevan en prisión ya más de tres meses. Queremos que los liberen ya». «La Judicatura no puede tomar una decisión, están esperando a que el presidente dé alguna señal, para ver si los pueden liberar o no», opinó Paylan.
12-05-2017 | Fuente: abc.es
«Seguimos teniendo una economía heredera del apartheid»
Las siglas de la ANC (African National Congress) son en Sudáfrica sinónimo de lucha contra el apartheid. El partido con el que Nelson Mandela ganó en 1994 las primeras elecciones democráticas del país se enfrenta ahora a una crisis de credibilidad sin precedentes. Los cargos de corrupción contra el presidente Jacob Zuma, ya condenado por emplear varios millones del erario público en remodelar su vivienda, han llevado al ANC a ver peligrar su mayoría absoluta en el Parlamento. Además, la estrechísima relación de Zuma con los Gupta, una familia de millonarios indios, levanta sospechas sobre algunas de las decisiones del presidente, como la destitución express de ministros molestos para los intereses del clan indio. No es el político el único de los frentes que han de vigilar en el partido de Mandela. Las protestas sociales han aumentado significativamente en los últimos años, muy en especial las relacionadas con el alto coste de las matrículas universitarias y con la falta de viviendas protegidas para la mayoría negra. A todo esto se le añaden las violentas tensiones raciales que sacuden periódicamente a un país que no parece que haya acabado de dejar atrás los vestigios del apartheid. El crecimiento de la industria turística está generando algunos problemas para los sudafricanos, por ejemplo en Ciudad del Cabo, donde su suceden las protestas por la expulsión de la población más pobre, por lo general negra, a los suburbios, fruto del encarecimiento del suelo que supone su popularidad turística. ¿Hasta qué punto la industria turística puede llegar a suponer más desventajas que oportunidades para la población en un contexto social como el africano? Eso es cierto. Si vas a Ciudad del Cabo, verás la Ciudad del Cabo de la que todo el mundo habla, una ciudad rica, con clase. Pero en esa misma ciudad hay bolsas de pobreza, de gente que no puede disfrutar de esa belleza porque todo lo que ves ha sido diseñado para el turista extranjero. Para contrarrestar esto, estamos desarrollando lo que llamamos «turismo doméstico». La mayoría de nuestro turismo se centra en atraer turistas extranjeros. Antes de 1994, Sudáfrica recibía tres millones de visitas, prácticamente todos extranjeros. El año pasado recibimos diez millones de visitas. Estamos intentando abrir nuestro negocio, porque cada vez está viajando más gente, surgen nuevos mercados? Pero lo importante es: ¿Cómo hacer que nuestro pueblo participe de esto? Creemos que lo que hay que hacer es promover los pequeños negocios de servicios y que cualquiera pueda atender a los visitantes que llegan a su pueblo o ciudad. Queremos movilizar a las comunidades para que estén preparadas. No sólo nos centramos en el negocio del turismo y de la hostelería, sino en todos los negocios que puedan aportar algo. Estamos formando a gente joven en trabajos que puedan ser útiles. En cinco o diez años te podemos invitar a estas zonas de Ciudad del Cabo y verás lo que hemos conseguido con esta transformación económica radical. Si nos atenemos a los datos, vemos que la población blanca, apenas el 8% de la población, es propietaria de casi toda la riqueza mientras la mayoría negra vive en la pobreza y la marginación, ¿subsisten en Sudáfrica rémoras de la época del apartheid? De hecho, seguimos teniendo una economía heredera del apartheid. Ayer, nuestro ministro de Trabajo hizo públicos unos datos sobre nuestra economía. Son unas cifras muy impactantes. Nuestro sistema económico sigue beneficiando mucho a los blancos. Es un sistema injusto: la gente con dinero decide lo que pasa. Ahora mismo el gobierno tiene poder político para cambiar este sistema. Por ejemplo, en la energía, todo el mundo debe tener acceso a la energía. Estoy muy contenta porque desde 1994 hemos conseguido que cerca de un 80% de la población que nunca había tenido acceso a electricidad ahora lo tenga. Esa energía forma parte de lo que llamamos servicios básicos gratuitos para la gente que no se lo puede permitir. El programa que el gobierno está implementando en agricultura está enfrentado a estos grandes propietarios, los que se han estado beneficiando de los recursos, recursos que exportaban forzando al país a comprarlos fuera. No había equilibrio. Las políticas que está llevando a cabo el gobierno están generando una transformación económica radical. Por ejemplo, parte de nuestros programas están centrados en lo que llamamos industrias negras, centrados en esos negros que tienen ideas de negocios que pueden crecer, y el gobierno da apoyo financiero para esa gente. Por otra parte, en su país son constantes los brotes de violencia racial, bien sea de blancos contra negros, de negros contra blancos o de sudafricanos contra inmigrantes. Esta misma semana, en la ciudad de Coligny, ha habido disturbios raciales con quema de casas incluidas, ¿por qué existe un Sudáfrica un clima social tan marcado por las tensiones raciales? Eso no pasa solamente en Sudáfrica. Es una cosa horrible que está pasando en todas partes, la intolerancia entre razas. En Sudáfrica no hemos superado los remanentes del apartheid, pero ahora esto está creciendo en todo el mundo. El odio crece en todo el mundo; la pérdida del valor de la vida humana; cómo se mata a la gente y otros pasan al lado y como si nada? Es algo a lo que nos enfrentamos y estamos tratando de superarlo. Si miras lo que pasa en Sudáfrica, junto a esos restos del apartheid, lo cierto es que estamos muy abiertos al mundo. Somos el segundo país del mundo, tras EE.UU, con más embajadas. Sudáfrica es un punto de encuentro de todas las culturas del mundo pero, desafortunadamente, el color todavía importa: pobreza, desigualdad, paro?eso afecta principalmente a nuestra gente. Tenemos que mirar las cosas positivas que hemos hecho. En Sudáfrica hay muchos negros e indios y gente de muchos grupos raciales que han conseguido graduarse y que han echado raíces en nuestras ciudades. Sudáfrica tiene una ventaja muy grande: es una economía estable y eso ha atraído a gente de muchísimos países africanos buscando oportunidades. Pero muchos, al llegar, se encuentran que no tienen trabajo, no tienen casa?y eso crea muchas tensiones en los barrios de las ciudades, pero es algo que surge en todos los países que reciben mucha inmigración. Además de estos problemas raciales, los últimos meses se ha vivido un repunte de las protestas sociales en su país, como las huelgas estudiantiles por los costes de la matrícula universitaria, prohibitivos para la mayoría de los negros, ¿hay en su país un clima de descontento social?, ¿qué cree que ha propiciado este malestar? No diría que hay descontento social. Sudáfrica es un país democrático, tenemos la mejor constitución del mundo. Cuando la gente convoca manifestaciones pacíficas, las aceptamos, pero cuando se vuelven violentas el gobierno tiene que intervenir. Eso no es negociable. Ahora tenemos una situación de jóvenes cuyos padres no pueden permitirse pagar la universidad, y asistimos a esa gente. Pero se protesta exigiendo que todos los estudiantes reciban dinero del gobierno. Seguimos incrementando cada año el dinero dedicado a educación, a salud, a políticas de vivienda para sacar adelante a la gente de ambientes desfavorecidos. Ha habido protestas porque nos hemos centrado sólo en los que no pueden permitírselo, solo en los pobres, y eso ha generado malestar. Educación gratuita para los pobres, no para todos. Usted lleva poco más de un mes en su cargo, después de que el presidente Zuma hiciese un remodelación express de su gobierno que ha generado mucha polémica en Sudáfrica, ¿por qué varios ministros, entre ellos el de Finanzas, fueron destituidos de la noche a la mañana? Nunca ha sido asunto del pueblo ni de nadie de fuera dictar las prerrogativas del presidente. En la Constitución pone que el presidente tiene la prerrogativa de cambiar ministros cuando crea que necesita hacerlo. Y eso hizo. Ahora nuestro partido tiene su congreso, a final de año, y eso ha llevado a los líderes a hacer campaña. Cada cinco años tenemos el congreso y al mismo tiempo el gobierno tiene elecciones cada cinco años. De acuerdo con la Constitución, el presidente sólo puede estar dos legislaturas, así que tenemos nuestras tensiones internas, unos descalifican a otros? Todo ha sido una maniobra de contaminación pagada por los que han estado controlando nuestra economía. El presidente va a explicar esta semana por qué ha hecho estos cambios, algo muy raro, nunca en ningún país un presidente ha dado explicaciones de por qué ha cambiado a su equipo. Además, nadie habla de muchos de los ministerios que se han cambiado, como el mío, sólo le interesa el ministro de Finanzas, así que te puedes imaginar por dónde van las cosas. No es que el Gobierna sea más de izquierdas ahora, es que la derecha está más molesta con el gobierno de izquierdas.
01-05-2017 | Fuente: abc.es
Decenas de detenidos en Estambul en las marchas de protesta del Primero de Mayo
La policía turca ha detenido este lunes a decenas de personas y empleó gases lacrimógenos para dispersar a cientos de manifestantes en Estambul que con motivo de las festividades del Primero de Mayo intentaron expresar su malestar con el Gobierno y con el presidente, Recep Tayyip Erdogan. Según informa el canal de noticias CNNTürk, unas 75 personas han sido detenidas en el barrio estambulí de Gayrettepe cuando unos 250 manifestantes querían iniciar una marcha de protesta. Los manifestantes expusieron pancartas con lemas como «Que viva el 1 de mayo. No al dictador», mientras que la policía disparaba al aire y usaba gases lacrimógenos. Los manifestantes hacían alusión Erdogan, quien obtendrá más poderes tras un amplia cambio constitucional, refrendado por una controvertida consulta popular hace dos semanas. Mientras, otro grupo de manifestantes ha intentado acceder a la cercada plaza de Taksim, en el centro de Estambul, donde las autoridades habían prohibido cualquier marcha o protesta. Allí, dos mujeres han sido detenidas al intentar sacar una pancarta con motivo del Primero de Mayo. Al mismo tiempo, la policía turca ha interceptado otros treinta manifestantes que intentaban acceder a la plaza en una marcha que salió desde el cercano barrio de Besiktas. Cerrada la plaza Taksim La plaza de Taksim, hasta las protestas sociales del año 2013 centro neurálgico de cualquier manifestación política en Turquía, ha estado este lunes completamente cerrada al público con vallas y controles policiales. Este lugar se convirtió en simbólico para grupos de izquierdas en Turquía después de los violentos incidentes sucedidos allí en 1977 cuando grupos ultranacionalistas abrieron fuego contra grupos de izquierdas y mataron a 37 personas. Kani Beko, presidente de la federación de sindicatos revolucionarios de Turquía (DISK), señalaba a la agencia EFE por teléfono que «los asesinos de 1977 no han sido encontrados ni castigados hasta hoy». «No hemos abandonado nuestra reclamación por Taksim. Pero este año vamos a expresar los serios problemas del país y de los obreros en un mitin masivo en Bakirkoy (un barrio de Estambul)». Según explica el diario Hürriyet, todos los huéspedes en los hoteles situados al borde de la plaza Taksim fueron controlados por la policía ante las festividades del Primero de Mayo. Además, el tráfico en torno a la plaza también fue cerrado a todos los vehículos con barreras policiales. Unos 30.000 agentes de la policía turca se encuentran hoy de servicio en Estambul, una cuidad con casi 15 millones de habitantes, donde varias avenidas de acceso al centro se encuentran cerradas al tráfico desde primeras horas de la mañana. Similar es la situación en la capital Ankara, donde unos 4.500 policías están de servicio por razones de seguridad.
13-03-2017 | Fuente: abc.es
El expresidente egipcio Hosni Mubarak, limpio de cuentas con la justicia, volverá a casa esta semana
El otrora poderoso 'rais' egipcio Hosni Mubarak, que fue desbancado de la presidencia del país árabe tras la revolución egipcia del 25 de enero de 2011 y retenido desde entonces, será finalmente puesto en libertad en los próximos días, han anunciado fuentes judiciales. "Será puesto en libertad en uno o dos días", ha afirmado su abogado, Farid al Dib. Mubarak, de 88 años, ha permanecido desde su detención en 2011 bajo custodia en un hospital militar en Maadi, debido a su frágil estado de salud. Tras la sentencia anunciada el pasado 2 de marzo que lo declaraba inocente de la muerte de centenares de manifestantes en 2011, fruto de la brutal represión de las protestas, la Fiscalía egipcia ha aceptado la reiterada petición del abogado Al Dib y ha ordenado la puesta en libertad del mandatario. Sobre Mubarak pesaba una única condena a tres años de cárcel por apropiación ilegal de fondos públicos, dictada en 2015, que la Fiscalía ha "considerado cumplida" por el exmandario, añaden informaciones de la Agencia oficial de noticias, MENA. Con una sentencia en firme del más alto tribunal de casación egipcio, Mubarak terminó este mes con el largo rosario de procesos judiciales y demandas contra él desde que fuera derrocado. En 2012, el 'rais' fue condendo a cadena perpetua junto a su Ministro de Interior y otros seis consejeros por no hacer nada por impedir e incluso incitar las muertes de 239 egipcios que se manifestaban en las calles y las plazas del país pidiendo su dimisión. Dos años después, otro tribunal anuló el veredicto aduciendo fallos de procedimiento, y ordenó repetir el juicio. Tras un proceso que se ha prolongado durante más de cuatro años, la Justicia finalmente limpió el pasado 2 de marzo al mandatario de toda responsabilidad en la muerte de los manifestantes, pese a los intentos de los abogados de las víctimas por apelar. Mubarak, que durante casi tres décadas y hasta el 2011 gobernó los destinos de los egipcios con puño de autócrata, ha elegido como retiro su mansión en Heliópolis, barrio del extrarradio cairota, según afirmó hace unos días en una entrevista telefónica con el periódico Sawat el-Omma. Añadió que estaba "bien de salud". Acuciantes problemas económicos, represión generalizada, torturas en comisarías y otras violaciones de derechos humanos cometidas durante el régimen de Mubarak fueron el detonante para que en 2011 miles de egipcios salieran a las calles en 2011 gritando "paz, libertad y justicia social". En el quinto aniversario de la revolución, y pese a las nuevos ataques a los derechos sociales promovidos por el Gobierno del exmilitar Abdelfatah Al Sisi, jóvenes y adultos insistían a este periódico su sensación de que "habían hecho la historia": parecía imposible, pero protestas sociales desbancaron a un Mubarak que se perpetuaba en el cargo y que pretendía instaurar una suerte de dinastía en su hijo. En 2017, y ante el lavado de responsabilidad del exmandatario suscrito por los triunales, el sentimiento es de decepeción. "Pensémoslo, nadie tendrá que hacerse responsable de la muerte de cientos de egipcios".
03-11-2016 | Fuente: abc.es
Mohamed VI alega que el cantante acusado de abusos le pidió auxilio
El Rey Mohamed VI pagará la defensa del cantante marroquí Saad Lamjarred, inculpado y encarcelado en una prisión de la periferia parisina, acusado de agredir sexualmente y violar a una joven francesa de 20 años. Un portavoz próximo a la empresa discográfica con la que trabaja el cantante presenta la decisión real de este modo: «La familia Saad Lamjarred pidió su apoyo personal a Su Majestad el Rey Mohamed VI, que Alá lo proteja. S.M. ha tenido a bien responder favorablemente, en el marco de la presunción de inocencia y respetando la independencia de la Justicia francesa». El personal del Monarca le sugirió la contratación de Eric Dupont Moretti, una estrella de la abogacía francesa, que ya defendió a Mohamed VI en escándalos de distinta naturaleza. El caso de Saad Lamjarred estalla en un momento de protestas sociales en Marruecos. Lamjarred, nacido en el seno de una familia de artistas de cierto prestigio, es una gran estrella nacional, con mucha proyección internacional, incluso más allá del mundo árabe. Cantante pop, actor de folletines audiovisuales, ha ganado muchos premios internacionales. El artista marroquí vende centenares de miles de discos, y sus películas y telenovelas han consolidado una popularidad que tiene muchos flecos escandalosos. También en EE.UU. En 2010, Saad Lamjarred ya fue acusado y detenido en Estados Unidos por acoso y violencias sexuales. El cantante pagó una fianza y huyó de la Justicia. Está perseguido judicialmente y corre el riesgo de ser condenado a 25 años de cárcel. En París, una joven de 20 años volvió a acusar al cantante marroquí del mismo tipo de delitos, agravados. Lamjarred fue detenido y encarcelado preventivamente el pasado 26 de octubre. Está oficialmente inculpado por los delitos de «violencias sexuales agravadas, culminadas con violación». El cantante estaba profundamente drogado y embriagado cuando la Policía lo detuvo la semana pasada. Al aceptar el pago de la defensa, el Rey de Marruecos da al caso una dimensión diplomática fuera de lo común, cuando los conflictos sociales de su país son seguidas por la prensa francesa con un interés que suscita tensiones. En principio el caso no tiene ninguna dimensión política particular. Un cantante famoso, perseguido en EE. UU. es acusado en Francia de unos delitos que no son fáciles de maquillar con la presunción de inocencia.
04-10-2016 | Fuente: abc.es
Tests de virginidad a universitarias: la última propuesta política contra la mujer en Egipto
Un parlamentario egipcio ha sugerido que las universitarias tengan que someterse a un «test de virginidad» antes de continuar con su educación. «Y que la universidad se lo comunique a los padres de las que no puedan demostrarlo», añadió en una declaraciones que han desatado una ola de indignación en el país norteafricano, donde muchas mujeres han levantado la voz ante una propuesta «ridícula y retrógrada», pero que no viene sola. «A cualquier joven que entre en la universidad le tenemos que comprobar su certificado médico, para probar que es una 'señorita'. Así cada joven debería presentar un documento, oficial antes de ser admitida a la universidad, que certifique que es 'señorita'», ha sostenido el político El-Hany Agina, utilizando el término «Miss» o «señorita» para referirse a una mujer virgen, una mujer no casada. Según Agina, quien además es miembro del Comité Parlamentario para los Derechos Humanos, esta medida ayudaría a limitar los matrimonios conocidos como «urfi» ?realizados casi en la clandestinidad y con sólo un par de testigos, que al popularizarse entre los jóvenes han sido considerados por algunas autoridades religiosas como una forma de mantener sexo prematrimonial?. La propuesta de Agina ha sido apoyada por otro parlamentario, Yusri Al Magazi, quien aseguró que aseguró que «la joven que sabe que será sometida a ese examen no cometerá un error, porque sabe que el examen la pondrá en aprietos ante su familia», recoge Efe. También criticó la vestimenta de las jóvenes, «como bailarinas de danza del vientre». #Egypt, where psychotic idiocy has reached a new level! https://t.co/f9QzQzV6UU? Nervana Mahmoud (@Nervana_1) 30 de septiembre de 2016El Consejo Nacional para las Mujeres (ENCW) ha anunciado que presentará una demanda contra Agina por sus «declaraciones ofensivas en contra de la mujer en Egipto», según recoge el diario Al Ahram. La ONG egipcia 'Centro de Igualdad para el Entrenamiento y la Consultoría' señaló a través de un comunicado que «estas declaraciones, que muestran claramente una hostilidad hacia las mujeres y sus derechos, no son espontáneas, sino que reflejan pensamientos retrógrados y oscuros que profesan estos diputados hacia las mujeres y las jóvenes de Egipto». No es la primera vez que El-Hamy Agina causa polémica por sus declaraciones machistas. A principios de septiembre, en una entrevista retrasmitida por la televisión local, abogó por la legalización de la mutilación genital femenina (FGM, en inglés), ritual muy extendido en Egipto y partes de África subsahariana, en el que clítoris que las niñas o adolescentes es extirpado en el mejor de los casos, mientras que a veces son también eliminados labios mayores y menores y cosida la vagina, con la intención de limitar la libido de la mujer. Para Agina, esta brutal operación, que una encuesta del Instituto de Salud y Demografía egipcio en 2015 estima sufren todavía en torno al 92% en las mujeres de edad reproductiva (15 a 49 años) y del 61% entre las jóvenes de entre 15 y 17, resulta útil para «limitar la libido de las mujeres», ya que los hombres egipcios «son débiles en el ámbito sexual» y no pueden satisfacerlas. Apenas unos meses antes de las declaraciones del parlamentario, una niña de 17 años moría en Suez como resultado de la mutilación genital a la que había sido sometida. En 2008, el Gobierno egipcio declaró ilegal la FGM, y en septiembre de este año el Gabinete ministerial aprobó un nuevo proyecto de Ley para intensificar las penas: de los 2 a 3 años de cárcel de la ley actual, pasarían a 5-7 años, 15 en caso de que la joven muera o quede incapacitada. Para los acompañantes y cooperadores necesarios, serán entre 1 y 3 años de prisión. «Es un paso adelante, pero se necesitan más reformas legales», declaró al respecto Rothna Begum, de Human Rights Watch. Especialmente, la falta de investigación y procesamiento de los implicados. Para Agina, sin embargo, la FGM resulta necesaria: «Es mejor que una mujer se someta a la FGM, lo que ayudará a que se mantenga junto a su hombre». I will send MP Vagina a copy of this. He should channel his obsession into something a bit more artistic. pic.twitter.com/hetAsq8RnY? Mona Eltahawy (@monaeltahawy) 3 de octubre de 2016Agina solo recogía el testigo. El pasado julio, Ahmed El-Tahawy, parlamentario miembro del Comité de Sanidad de la Cámara de Representantes se pronunciaba en términos similares: «Como doctor», El-Tahawy consideraba que «dejar a una mujer sin circuncidar está mal. Además, la mujer no sufre en la operación de circuncisión». Según el Centro Egipcio para los Derechos de la Mujer (ECWR), el parlamentario estaba enviando un mensaje a la ciudadanía que incitaba a cometer crímenes y violencia hacia las mujeres. Así es como el todavía algunos parlamentarios egipcios «hablan a sus mujeres, en pleno 2016». «Bueno, ni siquiera es ?cómo el Gobierno habla a las mujeres?, porque eso implicaría que las consideran seres con igualdad de derechos y que deben ser respetados. Lo que estos parlamentarios hacen es hablar ?sobre? las mujeres. Cómo deben ellos aplicar más restricciones a las mujeres», comenta a ABC la especialista en temas de género del grupo Iniciativa Egipcia por los Derechos Personales (EIPR). 89 parlamentarias Las últimas elecciones parlamentarias egipcias hicieron historia con el mayor número de mujeres con un asiento en la Cámara de Representantes, 89 del total de 596. Y sin embargo, no es suficiente, denuncian organizaciones proderechos humanos, pues en los Gabinetes ministeriales la representación apenas se queda en un 11,4%. Egipto está entre los 10 peores países en igualdad de sexos, según el Índice de la Brecha Global de Géneros de 2015, publicado por el World Economic Forum. En 2013, Naciones Unidas estimó que el 99,3% de las mujeres egipcias han experimentado acoso. Grupos de la sociedad civil egipcia han luchado durante años contra el acoso, si bien las leyes no llegaron hasta 2014, cuando se ratificó una nueva ley al respecto. A pesar de eso, el actual Gobierno de Abdelfatah Al Sisi prefiere acallar a los grupos que denuncian este fenómeno: en la última fiesta musulmana del cordero, se prohibió la presencia de «grupos anti-acoso» en las calles. El acoso es una de las lacras de Egipto, de la que el país y la opinión pública fue dolorosamente consciente tras las protestas en Tahrir, que en la plaza acabaron en violaciones. Muchas mujeres, especialmente en protestas sociales organizadas en los últimos cinco años, eran violadas y maltratadas por la propia Policía, en lo que la directora del Centro Al Nadeen para víctimas de la tortura, Aida Seif, señala como una «política gubernamental», que pretende mantener a las jóvenes alejadas de las calles y la esfera pública. «Ha sido siempre así, desde el miércoles negro el 25 de mayo de 2005, cuando Mubarak (usó este tipo de violencia) en contra de las mujeres, para asustarlas y sacarlas de las calles», afirma Seif en una entrevista con ABC. En 2015 el FIDH publicó un informe titulado «Egipto: Mantener a las mujeres fuera; violencia sexual en la esfera pública», que documentó los asaltos contra mujeres entre noviembre de 2012 y enero de 2014. «Los sucesivos gobiernos han fallado a la hora de tomar medidas para impedir esta violencia, y los crímenes siguen sucediéndose con completa impunidad», se puede leer en el informe. «Los asuntos de la mujer son asuntos de interés público. La violencia contra las mujeres, tanto como cualquier otro crimen, concierne a la sociedad entera. Se necesitan respuestas que incluyan tanto a la sociedad como al Estado», señalan desde la organización egipcia Nazra para los estudios feministas.
04-10-2016 | Fuente: abc.es
Test de virginidad a universitarias: la última propuesta política contra la mujer en Egipto
Un parlamentario egipcio ha sugerido que las universitarias tengan que someterse a un «test de virginidad» antes de continuar con su educación. «Y que la universidad se lo comunique a los padres de las que no puedan demostrarlo», añadió en una declaraciones que han desatado una ola de indignación en el país norteafricano, donde muchas mujeres han levantado la voz ante una propuesta «ridícula y retrógrada», pero que no viene sola. «A cualquier joven que entre en la universidad le tenemos que comprobar su certificado médico, para probar que es una 'señorita'. Así cada joven debería presentar un documento oficial, antes de ser admitida a la universidad, que certifique que es 'señorita'», ha sostenido el político El-Hany Agina, utilizando el término «Miss» o «señorita» para referirse a una mujer virgen, una mujer no casada. Según Agina, quien además es miembro del Comité Parlamentario para los Derechos Humanos, esta medida ayudaría a limitar los matrimonios conocidos como «urfi» ?realizados casi en la clandestinidad y con sólo un par de testigos, que al popularizarse entre los jóvenes han sido considerados por algunas autoridades religiosas como una forma de mantener sexo prematrimonial?. La propuesta de Agina ha sido apoyada por otro parlamentario, Yusri Al Magazi, quien aseguró que aseguró que «la joven que sabe que será sometida a ese examen no cometerá un error, porque sabe que el examen la pondrá en aprietos ante su familia», recoge Efe. También criticó la vestimenta de las jóvenes, «como bailarinas de danza del vientre». #Egypt, where psychotic idiocy has reached a new level! https://t.co/f9QzQzV6UU? Nervana Mahmoud (@Nervana_1) 30 de septiembre de 2016El Consejo Nacional para las Mujeres (ENCW) ha anunciado que presentará una demanda contra Agina por sus «declaraciones ofensivas en contra de la mujer en Egipto», según recoge el diario Al Ahram. La ONG egipcia 'Centro de Igualdad para el Entrenamiento y la Consultoría' señaló a través de un comunicado que «estas declaraciones, que muestran claramente una hostilidad hacia las mujeres y sus derechos, no son espontáneas, sino que reflejan pensamientos retrógrados y oscuros que profesan estos diputados hacia las mujeres y las jóvenes de Egipto». No es la primera vez que El-Hamy Agina causa polémica por sus declaraciones machistas. A principios de septiembre, en una entrevista retrasmitida por la televisión local, abogó por la legalización de la mutilación genital femenina (FGM, en inglés), ritual muy extendido en Egipto y partes de África subsahariana, en el que clítoris que las niñas o adolescentes es extirpado en el mejor de los casos, mientras que a veces son también eliminados labios mayores y menores y cosida la vagina, con la intención de limitar la libido de la mujer. Para Agina, esta brutal operación, que una encuesta del Instituto de Salud y Demografía egipcio en 2015 estima sufren todavía en torno al 92% en las mujeres de edad reproductiva (15 a 49 años) y del 61% entre las jóvenes de entre 15 y 17, resulta útil para «limitar la libido de las mujeres», ya que los hombres egipcios «son débiles en el ámbito sexual» y no pueden satisfacerlas. Apenas unos meses antes de las declaraciones del parlamentario, una niña de 17 años moría en Suez como resultado de la mutilación genital a la que había sido sometida. En 2008, el Gobierno egipcio declaró ilegal la FGM, y en septiembre de este año el Gabinete ministerial aprobó un nuevo proyecto de Ley para intensificar las penas: de los 2 a 3 años de cárcel de la ley actual, pasarían a 5-7 años, 15 en caso de que la joven muera o quede incapacitada. Para los acompañantes y cooperadores necesarios, serán entre 1 y 3 años de prisión. «Es un paso adelante, pero se necesitan más reformas legales», declaró al respecto Rothna Begum, de Human Rights Watch. Especialmente, la falta de investigación y procesamiento de los implicados. Para Agina, sin embargo, la FGM resulta necesaria: «Es mejor que una mujer se someta a la FGM, lo que ayudará a que se mantenga junto a su hombre». I will send MP Vagina a copy of this. He should channel his obsession into something a bit more artistic. pic.twitter.com/hetAsq8RnY? Mona Eltahawy (@monaeltahawy) 3 de octubre de 2016Agina solo recogía el testigo. El pasado julio, Ahmed El-Tahawy, parlamentario miembro del Comité de Sanidad de la Cámara de Representantes se pronunciaba en términos similares: «Como doctor», El-Tahawy consideraba que «dejar a una mujer sin circuncidar está mal. Además, la mujer no sufre en la operación de circuncisión». Según el Centro Egipcio para los Derechos de la Mujer (ECWR), el parlamentario estaba enviando un mensaje a la ciudadanía que incitaba a cometer crímenes y violencia hacia las mujeres. Así es como el todavía algunos parlamentarios egipcios «hablan a sus mujeres, en pleno 2016». «Bueno, ni siquiera es ?cómo el Gobierno habla a las mujeres?, porque eso implicaría que las consideran seres con igualdad de derechos y que deben ser respetados. Lo que estos parlamentarios hacen es hablar ?sobre? las mujeres. Cómo deben ellos aplicar más restricciones a las mujeres», comenta a ABC la especialista en temas de género del grupo Iniciativa Egipcia por los Derechos Personales (EIPR) Dalia Abd El Hamid . 89 parlamentarias Las últimas elecciones parlamentarias egipcias hicieron historia con el mayor número de mujeres con un asiento en la Cámara de Representantes, 89 del total de 596. Y sin embargo, no es suficiente, denuncian organizaciones proderechos humanos, pues en los Gabinetes ministeriales la representación apenas se queda en un 11,4%. Egipto está entre los 10 peores países en igualdad de sexos, según el Índice de la Brecha Global de Géneros de 2015, publicado por el World Economic Forum. En 2013, Naciones Unidas estimó que el 99,3% de las mujeres egipcias han experimentado acoso. Grupos de la sociedad civil egipcia han luchado durante años contra el acoso, si bien las leyes no llegaron hasta 2014, cuando se ratificó una nueva ley al respecto. A pesar de eso, el actual Gobierno de Abdelfatah Al Sisi prefiere acallar a los grupos que denuncian este fenómeno: en la última fiesta musulmana del cordero, se prohibió la presencia de «grupos anti-acoso» en las calles. El acoso es una de las lacras de Egipto, de la que el país y la opinión pública fue dolorosamente consciente tras las protestas en Tahrir, que en la plaza acabaron en violaciones. Muchas mujeres, especialmente en protestas sociales organizadas en los últimos cinco años, eran violadas y maltratadas por la propia Policía, en lo que la directora del Centro Al Nadeen para víctimas de la tortura, Aida Seif, señala como una «política gubernamental», que pretende mantener a las jóvenes alejadas de las calles y la esfera pública. «Ha sido siempre así, desde el miércoles negro el 25 de mayo de 2005, cuando Mubarak (usó este tipo de violencia) en contra de las mujeres, para asustarlas y sacarlas de las calles», afirma Seif en una entrevista con ABC. En 2015 el FIDH publicó un informe titulado «Egipto: Mantener a las mujeres fuera; violencia sexual en la esfera pública», que documentó los asaltos contra mujeres entre noviembre de 2012 y enero de 2014. «Los sucesivos gobiernos han fallado a la hora de tomar medidas para impedir esta violencia, y los crímenes siguen sucediéndose con completa impunidad», se puede leer en el informe. «Los asuntos de la mujer son asuntos de interés público. La violencia contra las mujeres, tanto como cualquier otro crimen, concierne a la sociedad entera. Se necesitan respuestas que incluyan tanto a la sociedad como al Estado», señalan desde la organización egipcia Nazra para los estudios feministas.
01-06-2016 | Fuente: abc.es
Bachelet afronta una nueva oleada de protestas sociales en todo Chile
Unas 50.000 personas salieron a las calles de Santiago de Chile este martes, convocadas por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), para protestar contra el estancamiento en la tramitación de una reforma laboral propuesta por el Gobierno de la presidenta socialista Michelle Bachelet; marchas similares se repetían en las principales ciudades chilenas. La protesta de los trabajadores forma parte de un movimiento mayor que presiona al Gobierno y el Congreso para aprobar reformas prometidas por la actual coalición en el poder y que han encontrado dificultades y obstáculos para su ejecución, tanto en las propias filas del oficialismo de centroizquierda como en la oposición cerrada de la derecha. Por ello, desde hace una semana los estudiantes de enseñanza media y universitarios están movilizados, realizando acciones callejeras, marchas y mantienen ocupados más de 20 centros educativos. Este miércoles, la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) -que agrupa a los estudiantes de las universidades más grandes- someterán a votación el inicio de una huelga indefinida, con el propósito de influir en la tramitación parlamentaria de la reforma educativa. Esta oleada de protestas ocurre en un momento de fuerte pérdida de credibilidaddel Gobierno y la oposición Los estudiantes, movilizados desde 2011, reclaman una educación pública, de calidad y gratuita. Pero los proyectos de ley enviados al Congreso por el Gobierno han tenido dificultades, particularmente los referidos a la gratuidad. El Ejecutivo consiguió entregar recursos para aumentar los beneficiarios de la gratuidad, alcanzando a un 60 por ciento de los estudiantes más vulnerables, es decir a unos 180 universitarios. Las cifras para la comunidad estudiantil son insuficientes. También reclaman por la forma en que el Gobierno entrega los recursos, y tanto estudiantes como las autoridades universitarias exigen que la financiación de la educación superior sea estructural, como aportes basales, y no a través de presupuestos anuales. A lo anterior se suma la demanda de los estudiantes de enseñanza media, que reclama el fin de la dependencia de las escuelas de los municipios. Corrupción La oleada de protestas sociales -que el mes pasado incluyó la paralización por diez días de la sureña región de Chiloé por la crisis en la pesca- se produce en medio de una fuerte pérdida de credibilidad y legitimidad del Gobierno y la oposición, golpeados por casos de corrupción y tráfico de influencias que han salpicado incluso a la familia presidencial.
16-04-2016 | Fuente: elpais.com
Las protestas sociales decaen tras la llegada de Podemos al poder
Las manifestaciones se reducen en 2015. Podemos admite que necesita la movilización para ganar la batalla política