Infortelecom

Noticias de problemas sociales

30-08-2021 | Fuente: abc.es
Los candidatos alemanes prometen al unísono que no habrá más cierres por pandemia
«Aquí no se trata de quién queda mejor ante las cámaras o quién tiene más carisma, sino de quién tiene la mejor idea para acelerar el proceso de digitalización, de quién puede lograr mejoras sociales sin dañar la competitividad de nuestra economía, de si queremos luchar contra la pandemia confiando en la población o con prohibiciones», resumía los objetivos del debate el presidente de Hesse y destacado barón de la CDU, Volker Bouffier, que se disponía anoche a seguir el debate electoral en el estudio televisivo y que evitaba así responder a la última y espinosa encuesta, publicada este domingo por el instituto demoscópico Insa y que confirma el sorpaso. Los socialdemócratas, con el 24%, adelantan a los conservadores, que seguían cayendo hasta el 21%, dañados por el vacío que deja Merkel y por las duras restricciones contra los no vacunados, que han llevado a miles de personas a manifestarse en Berlín este fin de semana, protestas tras las que 80 personas fueron detenidas. «De lo que estoy seguro es de que va a ser un debate intenso», concluía. Pero no lo fue. Muy posiblemente porque los tres candidatos saben que son potenciales socios de la próxima coalición de gobierno y porque no hay posibilidades de reprocharse errores de gobierno: conservadores y socialdemócratas gobiernan juntos en Berlín y Los Verdes forman parte de los gobiernos de once de los Bundesländer. Los tres candidatos rechazaron nuevos cierres a causa de la pandemia y los tres rechazaron la vacuna obligatoria, aunque Baerböck no la descartó a largo plazo para determinadas profesiones como en el campo de los sanitarios. Scholz, actual vicecanciller y ministro de Finanzas, dejó claro que «no es momento para bajar más los impuestos en Alemania» y destacó las rebajas fiscales llevadas a cabo en la última legislatura. Laschet, en cambio, aseguró que hay margen, dado el nivel de ingresos fiscales del Estado, y que una economía social de mercado como la alemana tiene la obligación de reducirlos todo lo posible. Ofreció rebajas a familias, madres solteras y pymes. Problemas sociales En lo referente a la protección del clima, los tres candidatos están altamente comprometidos, con la única diferencia que marcó la ecopacifista Annalena Baerböck, decidida a prohibir los motores de combustión, mientras que Laschet defendió el gran esfuerzo de modernización que está haciendo la industria alemana, pidiendo una rebaja de impuestos, y el socialdemócrata Scholz recordó que Alemania ya ha abandonado la energía nuclear y el carbón, por lo que debe ser cuidadosa a la hora de seguir eliminando fuentes de energía, una política que puede crear graves problemas sociales porque afecta más a los más pobres. Los Verdes proponen liberar el centro de las ciudades de automóviles y prohibir los vuelos de corta distancia, mientras que SPD y CDU rechazan tales prohibiciones. Afortunadamente, ni siquiera Baerböck optó por la prohibición cuando a los tres candidatos les fue planteada la pregunta: «¿Mejor ir a vacaciones a la costa norte de Alemania o a Mallorca?» Afganistán despertó críticas verdes a la gran coalición por la lentitud en la toma de decisiones. «¿Cómo puede ser que en junio se votase prolongar la misión y ustedes dos votasen que no?», preguntó Baerböck, «es necesaria más información y más claridad sobre la política exterior». Y el conservador Armin Laschet se mostró en la respuesta más combativo que en otros temas del debate: «Si hablamos de claridad, tenemos que recordar que en marzo, cuando se votó en el Bundestag una mayor dotación para el ejército, un tercio del grupo parlamentario verde votó a favor, otro tercio en contra y otro tercio se abstuvo».
21-07-2021 | Fuente: abc.es
Colombia vive una nueva jornada de protestas antigubernamentales en el Día de la Independencia
Al lo largo de la tarde, las marchas de protesta pacífica avanzaban por Colombia sin mayores sucesos, a pesar de algunos actos vandálicos en Bucaramanga y la presión de los escuadrones de reacción de la Policía sobre los manifestantes ubicados en ciertos puntos de Bogotá. Pero al empezar la noche, el día que había transcurrido de manera tranquila y de celebración de los 211 años de independencia, desvirtuando las proyecciones de caos y violencia que habían pronosticado las autoridades durante el fin de semana, parecía llegar a su fin. En Medellín, los paisas reunidos en el emblemático complejo Parques del Río se vieron acosados por los escuadrones de la policía, gases lacrimógenos y un incendio en un viaducto de la zona. Y ya entrada la noche, se prendieron los ánimos y los enfrentamientos entre algunos grupos de manifestantes y la policía empezaron a tomar cuerpo en Cali, la tercera ciudad en importancia del país y la que más ha sufrido los rigores de la violencia que ha cercado a la protesta ciudadana en estos casi tres meses de marchas. De noche la tensión también empezó a aumentar en puntos cardinales de la protesta en Bogotá, como el Portal Américas, eje de acción de la llamada primera línea, que ayer anunció su intención de convertirse en partido político. Ahora formalmente la Primera Línea declaró en un comunicado que «surge como un grupo de resistencia y contención ante la agresión y represión violenta de la protesta, por parte del Gobierno Nacional». Para llegar la Congreso, sin embargo, deben apurar el paso, hacer los trámites formales ante la autoridad electoral, recolectar al menos 50 mil firmas y presentar su plataforma política. El otro enfrentamiento Precisamente en horas de la mañana, el Congreso fue protagonista de enfrentamientos políticos entre el gobierno liderado por el presidente Iván Duque y las cabezas de la oposición, entre ellas Gustavo Petro. El inicio del último año legislativo empezó temprano en la mañana, con la presentación que hiciera el presidente Duque de su nueva reforma tributaria, que ha denominado como 'ley de inversión social' y la que considera como «el salto de desarrollo humano más grande de las últimas décadas». Otra cosa piensa la oposición. Aunque reconoce que esta versión recortada frente a la presentada en abril pasado, que desató las marchas y tumbó al ministro de Hacienda del momento, no resuelve los problemas sociales y económicos del país, alivia un poco el impacto. El Comité del Paro pidió al Congreso acelerar el trámite legislativo de las propuestas que le llevará esta misma semana, sobre las cuales no ha logrado acuerdo alguno con el gobierno, excepto el de suspender los diálogos. Pero de estos reclamos no supo el mandatario colombiano, fuertemente criticado tras abandonar el Congreso antes de que la oposición tomara la palabra, dejando encargado a su ministro del Interior, lo que para muchos es un incumplimiento del estatuto de la oposición y evidencia adicional de cómo el gobierno ha dado la espalda a sus críticos, repitiendo el miso desplante del año pasado. Banderas enfrentadas Ayer muchos colombianos amanecieron con la bandera al revés: el rojo arriba, ocupando la doble franja donde históricamente ha brillado el amarillo, símbolo de la riqueza del país; en el medio un azul intenso, que representa los dos mares que bañan al país y los ríos que corren por Colombia, y abajo, donde antes estaba el rojo símbolo de la sangre derramada por los patriotas, el amarillo reducido, opacado. El tema dio para un amplio debate en las redes y en los medios tradicionales, e inclusive para que congresistas opositores al gobierno de Iván Duque se manifestaran durante los actos de inauguración de la legislatura. En las redes, donde las confrontaciones empezaron días antes, para algunos sectores alineados con el gobierno y su partido estas marchas estarían infiltradas por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, mientras para los detractores y organizaciones de la sociedad civil las protestas evidencian la dura realidad social que se ha profundizado en este último año de pandemia, así como también la crisis en materia de derechos humanos y muerte de líderes en el país. Entrada la noche, mientras aumentaba la tensión y los enfrentamientos, nadie se atrevía a decir cómo amanecería la ya muy aporreada bandera nacional.
29-09-2020 | Fuente: abc.es
Bolsonaro advierte a los «comunistas» de que los subsidios para los pobres no son eternos
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo este martes que los subsidios para los más pobres aprobados por su Gobierno en el marco del combate a la pandemia de coronavirus «no pueden ser para siempre», aunque así lo quieran los «comunistas». En un claro mensaje a los mercados financieros, en los cuales se teme que el Gobierno aumente aún más el ya elevado gasto público en medio de una aguda crisis fiscal, Bolsonaro ratificó en sus redes sociales que «la responsabilidad fiscal» es prioridad en su gestión. Impacto del coronavirus Las dudas surgieron en el marco de un profundo debate en el seno del Gobierno en búsqueda de fórmulas que permitan expandir el gasto en subsidios sociales, aumentado en forma exponencial desde abril pasado para atenuar el impacto económico de la Covid-19, que ya deja en el país más de 140.000 muertes y 4,7 millones de casos. Hasta la irrupción del coronavirus, unos 40 millones de personas de las clases menos favorecidas recibían cerca de 200 reales (hoy 36 dólares) por mes mediante el programa Bolsa Familia, creado en 2003 por el Gobierno del progresista Luiz Inácio Lula da Silva. Con la pandemia, el valor del auxilio fue elevado a 600 reales (110 dólares) y pasó a llegar a unos 65 millones de personas, pues incluyó a beneficiarios del Bolsa Familia y también a trabajadores informales y a aquellos que perdieron sus empleos por la Covid-19. Esa mayor atención a las clases más bajas tuvo impacto político y la popularidad de Bolsonaro, partidario de una economía ultraliberal y de reducir a mínimos el peso del Estado, se disparó y su tasa de aprobación llegó al 40%, la mayor en los 21 meses que lleva en el poder. A fin de mantener ese apoyo, Bolsonaro ha encomendado a su equipo económico encontrar una fórmula para reforzar el Bolsa Familia desde enero próximo, cuando acabará el auxilio de emergencia aprobado por la pandemia, ya reducido a la mitad del valor desde este mismo mes. «El auxilio de emergencia, infelizmente para los comunistas y los demagogos, no puede ser para siempre», justificó este martes en sus redes sociales. Sin embargo, explicó que los estudios del Gobierno para aumentar la ayuda a los pobres pretende «anticiparse a los graves problemas sociales que pueden surgir en 2021 si no se hace nada para atender a esa masa que perdió todo, o casi todo». Contra el aislamiento También insistió en responsabilizar de esa situación social a los alcaldes y gobernadores, que por imperativos constitucionales fueron los que promovieron las medidas de aislamiento social impuestas por la pandemia, pese a la oposición del Gobierno a esas restricciones. «La política de 'quédese en casa que la economía viene después' acabó y el 'después' llegó. La prensa, que tanto apoyó el 'quédese en casa', ahora no presenta opciones para atender a esos millones de desasistidos», señaló, para apuntar que «los responsables por la destrucción de millones de empleos ahora se callan». Bolsonaro también rechazó, como afirman sectores de la oposición, que la intención de ampliar los subsidios sociales a partir de enero tenga objetivos políticos y pretenda apuntalar su posible reelección en 2022. «Mi creciente popularidad importuna a adversarios y a gran parte de la prensa, que rotulan cualquier acción mía como 'electorera'. Si nada hago, soy omiso. Si hago, estoy pensando en 2022», se quejó.
18-08-2020 | Fuente: abc.es
¿Os parece que es el momento de tentar a la suerte?
En España y en Italia hemos asistido en estos años al nacimiento de movimientos populistas con el objetivo declarado de cambiar a la Política, de aportar transparencia y de contar con un gran elemento de modernidad y democracia (como lo de llevar directamente a los ciudadanos a hacer política consultándoles a través de plataformas o Webs propias). En realidad, estos principios revolucionarios han tenido solo la magia de conseguir votos y poder. Los Movimientos que han llegado al Gobierno se están portando peor que los partidos que criticaban, carecen de transparencia porque su democracia directa es el opuesto de transparente; su democracia directa es una perfecta herramienta manipulable para justificar iniciativas o comportamientos muchas veces contrarios a sus principios originales y para actuar en una progresiva adaptación al poder. Poder que estos Movimientos populistas, obviamente una vez conseguido, no piensan dejar, aprovechándolo al máximo con su mejor instrumento político, que es la «demagogia». La difícil situación sanitaria y económica de los últimos meses requiere medidas urgentes y eficaces; requiere medidas que no pueden ofrecer estos Movimientos populistas que no tienen ni experiencia ni ideas, solo están concentrados en poner en discusión el sistema y en cómo perpetuarse en el conquistado poder. No es un caso que sus iniciativas son mayoritariamente asistenciales, son temporales y demagógicas porque no solventan en manera estructural los problemas sociales y económicos que tienen los Países. Esta es la compleja situación en la cual estamos en estos últimos tiempos; una situación debida a los errores de la Política que ha creado en la población desconfianza y afán de de intentar nuevas vías con la esperanza de tener suerte. ¿Suerte? ¿Os parece que es el momento de esperar en la suerte? Ahora se necesita experiencia, conocimiento, preparación y buenas intenciones que priman el interés público. Los Partidos con tradición política han cometido graves errores pero esto no significa que su experiencia política e historia democrática deben ser puestas en discusión. A estos Partidos que están al Gobierno o en la oposición, no obstante sus distintas visiones y posiciones institucionales, debemos pedirles que busquen la moderación y el debate constructivo sin aceptar ni el chantaje populista para mantenerse en el Gobierno ni la continua pelea, que es el mejor terreno de cultivo de estos Movimientos populistas que se hacen más fuertes cuanto mas grande sean las divisiones. Mi deseo para España e Italia es que entre los Partidos con tradición democrática y cultura política prevalezca el diálogo sobre las continuas peleas y prevalezca un sano diálogo con el Mundo Productivo, que es el mayor aliado para la recuperación; mi deseo es que la población electoral cuando sea llamada a votar acabe con escuchar el cántico de las sirenas como hizo Ulises salvándose o acabe con promover experimentos y apoye a quien tiene historia, experiencia, preparación y un comprobado sentido del Estado y de las Instituciones porque la actual gravísima situación no se resuelve con la demagogia. El riesgo de caer en una dramática y larga recesión económica es cada día mayor.
10-05-2020 | Fuente: abc.es
El cataclismo que alumbró la nueva Europa
Se cumplen ahora 75 años del término de la II Guerra Mundial. El escaso interés por conmemorar la efeméride que están mostrando las potencias europeas implicadas no se debe solo a las contingencias del coronavirus. También influye el hecho de que, con la perspectiva de la distancia, incluso los vencedores tienen conciencia de que todos perdieron la guerra, no solo Alemania. Alemania quedó destrozada por los bombardeos y acaso también traumatizada por la terrible experiencia de haber secundado las locuras de Hitler, pero los otros supuestos vencedores, el Reino Unido y Francia, quedaron en la bancarrota y agobiadas por crecientes problemas sociales que el estado de guerra había aplazado. Podría decirse que esa guerra solo la ganó Stalin. El tirano rojo jugó sus cartas con astucia y puso sobre la mesa de negociaciones los 22 millones de muertos que la guerra había costado a su país, así como el hecho de que la URSS hubiese sido la potencia decisiva en la derrota alemana. El Reino Unido y Estados Unidos todavía enzarzados en la guerra contra Japón no supieron o no pudieron reaccionar ante el hecho de que Stalin había corrido un telón de acero entre sus conquistas y el resto de Europa. Como consecuencia de esta contienda, Europa perdió el dominio del mundo. Las dos Guerras Mundiales, que vienen a ser la misma guerra con un descanso intermedio, supusieron el suicidio político de una pujante Europa que había dominado el globo terráqueo durante medio milenio. De las cenizas del cataclismo bélico emergían ahora dos grandes potencias extraeuropeas, la URSS y Estados Unidos que competían por ese dominio y se repartían el mundo en sus respectivas esferas de influencia. Para las potencias europeas, al descalabro de la guerra seguía el descalabro de la paz: supuestamente vencedoras perderían pronto sus respectivos imperios coloniales, en parte por el lógico despertar de los pueblos sometidos y en parte por la insidiosa influencia de los nuevos gendarmes territoriales que buscaban mercados libres y estados satélites. Stalin, el verdadero vencedor de la contienda había adelantado sus fronteras hasta el corazón de Europa. En la penosa situación en que había quedado los países contendientes, con la economía estragada, aún era presumible que el comunismo se impusiera en las urnas tan democráticamente como años antes se había impuesto el nazismo. La potencia de los partidos comunistas de Italia y Francia lo hacían factible. En tal caso toda Europa podía someterse al imperio de la URSS, o al menos a su esfera de influencia. La nueva gran potencia hegemónica occidental, Estados Unidos, no podía consentirlo. Acudió en auxilio de sus empobrecidos aliados europeos con el Plan Marshall, la lluvia de un maná vivificador en forma de dólares e inversiones en el que también se integró la estragada Alemania. Los países occidentales fueron conscientes (con ciertas reticencias de De Gaulle) de que en lugar de reducir a Alemania a un estatus de potencia de tercer orden (como había propuesto el Plan Morgenthau) convenía ayudarla en su recuperación para que pudiera ejercer como estado tapón frente a la potencia soviética. ¿Restituir su fuerza a Alemania? Para ello hubo que olvidar y perdonar cuando las heridas aún sangraban. Tras una leve desnazificación los aliados repusieron en sus antiguos puestos a los mismos funcionarios que habían servido fielmente a Hitler y lo habían secundado en sus delitos. Con esa maravillosa disciplina y sentido de obediencia al Estado que caracteriza al pueblo alemán los nazis de antaño se transformaron en los demócratas de hogaño bajo la nueva gerencia. Algo positivo acarreó la pérdida del rango de las potencias europeas. Desde hacía un siglo la sociedad europea se había escindido en dos clases antagónicas, los explotadores y los explotados, fruto de la imposición del capitalismo salvaje que siguió a la revolución industrial. Tras la guerra, y ante la amenaza del comunismo revolucionario, cobró fuerza el camino intermedio socialdemócrata que alumbró el Estado del bienestar, una especie de pacto entre los dos bandos sociales antes enfrentados que ha devuelto a Europa unos niveles de prosperidad y paz como nunca había conocido. Las ganancias de la guerra Otra consecuencia de la inmediata posguerra fue el consenso de las grandes potencias antes enemigas para buscar un provecho común: el Mercado Común que una vez desarrollado se transformaría en la Unión Europea, una empresa no exenta de autorizados detractores que pueden señalar que, a través de ella, Alemania va camino de ganar su tercera guerra, esta vez no con panzers sino con euros. Finalmente deberíamos celebrar otra consecuencia indirecta de las Guerras Mundiales: la emancipación (todavía en curso, lo sé) de la mujer. Históricamente relegada la mujer a ser un menor de edad en el ámbito familiar y un ciudadano de segunda en el nacional, después de la guerra resultó imposible devolverla al ámbito privado cuando ya había demostrado en el público que podía desenvolverse tan bien como el hombre y en ocasiones hasta mejor. Confortémonos pensando que si mucho perdimos los europeos en aquella guerra de nuestros abuelos cuyo final hoy conmemoramos, también tenemos motivos para consolarnos con sus ganancias. Juan Eslava Galán es autor de «La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos»
13-04-2020 | Fuente: abc.es
Macron prolongará el confinamiento por el coronavirus al menos hasta el 10 de mayo
Quienes creen saber lo que piensa Emmanuel Macron , citando fuentes «próximas» a la jefatura del Estado, afirman que el presidente francés prolongará el confinamiento nacional por el coronavirus hasta el 10, el 15, incluso el 30 de mayo, sin descartar posibles prolongaciones. El presidente de la República volverá a dirigirse a la nación este lunes a las ocho. Pueden confirmarse varios principios cardinales sobre ese mensaje: ?La situación sanitaria parece mejorar, pero es prudente confirmar e incluso endurecer el confinamiento. ?Cuando pueda comenzar el fin muy relativo del confinamiento, se irá procediendo de manera «escalonada». ?Macron tiene previsto nombrar una suerte de «ministro» del fin del confinamiento, con un «perímetro de poder» relativo. Se presta a Macron la intención de comenzar su mensaje televisado, con una frase muy parecida a esta: «Hay que seguir en casa?». Preparando esa intervención, Macron y su primer ministro, Édouard Philippe, han consultado e intercambiado puntos de vista con todas las fuerzas políticas nacionales, sindicales y empresariales. Macron ha dialogado personalmente con toda la elite sanitaria francesa, intentando hacer una «síntesis» personal de puntos de vista que no siempre son coincidentes sobre el futuro del confinamiento. Ha escuchando y puesto en contacto directo a los representantes de la patronal y los sindicatos, oficiando de «puente» para facilitar la comprensión mutua de los problemas sociales de fondo. Philippe, por su parte, ha sido el responsable de recibir y escuchar a los representantes oficiales de La República En Marcha (LREM, el partido de Macron), Los Republicanos (LR, derecha tradicional), Partido Socialista (PS), Partido Comunista Francés (PCF), La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista) y Agrupación Nacional (AN, extrema derecha populista). Macron tiene una mayoría parlamentaria absoluta y muy sólida. Pero considera indispensable conocer y comunicar sus posibles decisiones a las muy distintas familias de la oposición, antes de dirigirse a la nación con su visión personal de la crisis en curso. Planes espinosos aplazados Antes y durante el confinamiento que comenzó en Francia el 17 de abril pasado, dos días después de la primera vuelta de las elecciones municipales, Macron ha deseado que todas sus iniciativas presidenciales y gubernamentales sean sometidas al debate parlamentario, antes de ser aprobadas. Por su parte, los portavoces oficiales de su formación política, LREM, son partidarios de aplazar los proyectos parlamentarios que suscitan polémica, como la histórica reforma del sistema de pensiones y el previsible aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones municipales, que debía celebrarse el 22 de marzo pasado y no se celebrará antes del otoño que viene. Macron también ha multiplicado los contactos internacionales. Fuentes próximas al Elíseo afirman que dialoga regularmente con los más altos responsables de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advierten del riesgo y la tentación de una salida «demasiado rápida» del confinamiento. Son numerosos quienes esperan en Francia el posible anuncio de algunas formas de «flexibilidad» del confinamiento. Grandes firmas nacionales o extranjeras, como Toyota France, han anunciado la vuelta al trabajo los próximos días, respetando los consejos básicos en materia sanitaria. El calendario político, religioso y festivo del mes de mayo parece aconsejar mucha prudencia. Las celebraciones religiosas y nacionales, la sucesión de puentes, parecen propicios a un «relajo» de la disciplina sanitaria. Riesgo en el que insisten fuentes próximas al Elíseo. De ahí que el previsible mensaje de Macron sea: «No hay que bajar la guardia. Hay que seguir respetando las consignas sanitarias y el confinamiento».
12-04-2020 | Fuente: abc.es
Macron escucha a todas las fuerzas políticas antes de anunciar nuevas medidas
Emmanuel Macron y su primer ministro, Édouard Philippe, consultan e intercambian puntos de vista con todas las fuerzas políticas nacionales, sindicales y empresariales, antes de tomar las decisiones que el presidente de la República presentará oficialmente a la Nación el lunes a las 20 h. Macron ha dialogado personalmente con toda la élite sanitaria francesa, intentando hacer una «síntesis» personal de puntos de vista que no siempre son coincidentes sobre el futuro del confinamiento, que pudiera prolongarse, según fuentes próximas al Elíseo. Macron ha escuchando y puesto en contacto, directo, a los representantes de la patronal y los sindicatos, oficiando de «puente» para facilitar la comprensión mutua de los problemas sociales de fondo. Philippe, por su parte, ha sido el responsable de recibir y escuchar a los representantes oficiales de La República En Marcha (LREM, el partido de Macron), Los Republicanos (LR, derecha tradicional), Partido Socialista (PS), Partido Comunista Francés (PCF), La Francia Insumisa (LFI, extrema izquierda populista) y Agrupación Nacional (AN, extrema derecha populista). Macron tiene una mayoría parlamentaria absoluta y muy sólida. Pero considera indispensable conocer y comunicar sus posibles decisiones a las muy distintas familias de la oposición, antes de dirigirse a la Nación con su visión personal de la crisis en curso. Antes y durante el confinamiento que comenzó, en Francia, el 17 de abril pasado, dos días después de la primera vuelta de las elecciones municipales, Macron ha deseado que todas sus iniciativas presidenciales y gubernamentales sean sometidas al debate parlamentario antes de ser aprobadas. Por su parte, los portavoces oficiales de su partido, LREM, son partidarios de aplazar los proyectos parlamentarios que suscitan mucho y polémico debate, como la histórica reforma del sistema nacional de pensiones y el previsible aplazamiento de la segunda vuelta de las elecciones municipales, que debía celebrarse el 22 de marzo pasado y no se celebrará antes del otoño que viene. Tras la información y consulta personal y gubernamental de todas las fuerzas políticas, sindicales y empresariales, Emmanuel Macron se dirigirá a la Nación el lunes a las 20h a través de todas las cadenas de radio y tv. Quizá sean mayoritarias las previsiones de quienes anuncian una posible prolongación del confinamiento, hasta una fecha difícil de precisar. Las fuentes próximas al Elíseo afirman que Macron dialoga regularmente con los más altos responsables de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que siguen advirtiendo contra el riesgo y la tentación de una salida «demasiado rápida» del confinamiento. Por el contrario, son bastante numerosos quienes esperan el posible anuncio de algunas formas de «flexibilidad» del confinamiento. Grandes firmas nacionales o extranjeras, instaladas en Francia, como «Toyota France», han anunciado la vuelta al trabajo, los próximos días, respetando los consejos básicos en materia sanitaria. El calendario político, religioso y festivo del mes de mayo parece aconsejar mucha prudencia. Las celebraciones religiosas y nacionales, la sucesión de «puentes», parecen propicios a un «relajo» de la disciplina sanitaria. Riesgo en el que insisten varias fuentes próximas al Elíseo.
27-03-2020 | Fuente: abc.es
Bolsonaro, sobre el Covid-19: «El brasileño no se contagia, salta a una alcantarilla y no le pasa nada»
Nadando contracorriente de las principales recomendaciones de la Organización Mundial de Salud (OMS) y autoridades internacionales, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, estrenó una campaña de su Gobierno contra el aislamiento social bajo el lema «Brasil no puede parar», invitando a los brasileños que no sean ancianos, a que vuelvan a las actividade en favor de la economía. En una disputa con los gobernadores de casi todo el país, especialmente de São Paulo, João Doria, y de Río de Janeiro, Wilson Witzel, que han decretado cuarentena casi total en sus estados, Bolsonaro decretó el jueves que las iglesias y las loterías son «servicios esenciales» y deben seguir funcionando. Escéptico desde el principio, pese a que el país va hacia los 3 mil casos y registra 77 muertes (un 35% de aumento en un día), Bolsonaro afirmó además que el brasileño «no se contagia» y que no existe riesgo de llegar a las crisis vividas en Italia o en Estados Unidos. «Creo que no llegará a ese punto. El brasileño tiene que ser estudiado. No se contagia. Se le puede ver saltar en una alcantarilla, bucear, ¿verdad? Y nunca le pasa nada. Yo creo que hay mucha gente que ya se ha contagiado en Brasil y ya tienen los anticuerpos que ayudan a que no siga proliferando», afirmó el mandatario, que ha visto de cerca el coronavirus, con más de 20 personas de su círculo infectadas, entre ellos, dos de sus hombres de mayor confianza. Rumores sobre su contagio «Por mi histórico de atleta, en caso de que fuera contaminado por el virus, no tendría que preocuparme, no sentiría nada, como mucho una gripecita o un resfriadito», afirmó en un discurso en cadena nacional que fue acompañado por cacerolazo de protesta en las principales ciudades brasileñas. Hay sospechas, sin embargo, sobre el contagio de Bolsonaro, que podría ser un portador del virus. El hospital de las Fuerzas Armadas, que realizó los exámenes de su equipo, informó que hay dos infectados más, cuyos nombres no serán difundidos, pese a una orden judicial, alimentando los rumores. En sus discursos, Bolsonaro ha declarado que el mundo vive una histeria y que la prensa está haciendo un pésimo trabajo al provocar el pánico. El presidente ha dejado clara su posición contra el cierre de escuelas y de empresas, mientras propone que sólo los ancianos y otros grupos de riesgo se queden en sus casas, para evitar un desastre económico. Presiones de evangélicos Aliado de primer orden de las iglesias evangélicas neopentecostales, que ayudaron a elegirlo, Bolsonaro atendió el reclamo de los pastores contra el cierre de los templos en São Paulo y otras ciudades brasileñas. En entrevista al diario O Estado de São Paulo, el pastor Silas Malafaia, uno de los principales líderes neopentecostales, apoyó a Bolsonaro y señaló que los gobernadores que se oponen al presidente tendrán que asumir el costo político de las medidas de aislamiento, cuando la crisis se acabe. Líder de la Asamblea de Dios Victoria en Cristo (ADVC) y uno de los pastores con mayor influencia política, Malafaia explicó que los templos abrirán apenas para orientación individual de los fieles, pues el decreto mantiene la suspensión de las misas y de aglomeraciones. «Estamos frente a la elección de Sofía. ¿Qué mata más, el coronavirus o el caos social?», declaró el pastor, que defiende a las iglesias como apoyo terapéutico para las personas en dificultades y llamó la atención sobre los problemas sociales de Brasil, como los más de 12 millones de desempleados que deben aumentar tras la pandemia. Contra gobernadores y alcaldes El decreto incluye la reapertura de las loterías federales. «En Brasil existen 12.956 casas de lotería y 2.463 se encuentran cerradas por decretos regionales o municipales», escribió Bolsonaro en su cuenta en Twitter. En sus posiciones, Bolsonaro se enfrenta a las decisiones de cuarentenas y otras medidas de restricción anunciadas por gobernadores de 25 de los 27 estados nacionales. El Frente Nacional de Alcaldes, que reúne a los líderes de los 5.571 municipios brasileños, informó que «la postura del presidente es aislada» y que adoptarán medidas para cuidar a las personas de todas las edades. El jueves, el Congreso aprobó un ingreso mínimo para los trabajadores informales y desempleados, mientras dure la crisis. El valor aprobado es el triple de la propuesta inicial del Gobierno y es equivalente a poco más de 100 euros por persona, que puede duplicarse en el caso de mujeres que sean responsables por la economía de sus casas.
13-02-2020 | Fuente: as.com
Deportistas con discapacidad y de acción, ejemplos de superación en los Premios Laureus
Los deportistas que optan a los premios son un espejo donde mirarse para todas las personas y, en especial, para los jóvenes que deben enfrentarse a problemas sociales.
19-11-2019 | Fuente: abc.es
Venezuela, el caso de retroceso democrático más grave del mundo en más de 40 años
Venezuela supone «el caso de retroceso democrático más grave en las últimas cuatro décadas». Esta es una de las conclusiones a las que llega el informe «El estado global de la democracia 2019», del Instituto para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA), que lleva por subtitúlo «Afrontando los males, reanimando la promesa» y que alerta del deterioro en la calidad democrática y el auge del populismo. El estudio está realizado con una serie de índices que miden el comportamiento democrático en 158 países desde 1975 hasta hoy y busca seguir el avance de los objetivos de desarrollo sostenible. De acuerdo con este documento, dado a conocer este martes, Venezuela es el único país del mundo «que ha pasado de ser una democracia con altos niveles de gobierno representativo en 1975 a un régimen no democrático en la actualidad». El informe señala que la mayoría de la población mundial vive hoy día en alguna forma de democracia, pero advierte de que la «calidad de la democracia se está erosionando a lo largo de todas las regiones del mundo y su valor está más cuestionado que nunca». En este sentido, alerta de que los votantes se sienten atraídos por «alternativas populistas que prometen soluciones más eficaces a los actuales desafíos socioeconómicos globales». El retroceso democrático, entendido como un debilitamiento intencionado de los controles al gobierno y un deterioro de las libertades civiles, está al alza, con los casos más graves obseravdos en América Latina y Europa, aunque también en Asia. Este retroceso democrático está estrechamente vinculado al aumento de los partidos populistas de izquierda y derecha, indica el documento. Por otra parte, «el porcentaje de democracias débiles y frágiles se ha incrementado de forma significativa en la última década» y la proporción de de democracias con un buen funcionamiento se ha reducido a más de la mitad desde 1980, de un 48% a solo el 22% de las democracias en 2018, indica IDEA. Erosión democrática «La mitad de las democracias del mundo sufren de erosión democrática y el número de países afectados casi se ha triplicado en la última década», asegura en otra de sus conclusiones. El estudio de esta institución señala que «en la última década los partidos y políticos populistas han incremetnado sus electorados en muchos países». «La decepción con la falta de capacidad percibida de los partidos políticos tradicionales para afrontar los problemas sociales y económicos ha impulsado a muchos votantes a apoyar vías alternativas de acción política», contribuyendo así al «ascenso de partidos extremistas y movimientos tanto en la derecha como en la izquierda del espectro político», explica. En esta línea, apunta que «más de la mitad de los países en los que se ha producido un retroceso democrático en las úlitmas décadas han estado liderados por gobiernos populistas». A pesar de los males detectados, el secretario general de IDEA Internacional, Kevin Casas-Zamora, defiende que «la democracia permanece como la mejor opción para avanzar en la dignidad humana». «Esto debería estimularnos a todos para actuar, aunque sea poco, para reforzar las instituciones democráticas, construir sociedades civiles dinámicas, proteger los medios libres y combatir la corrupción, todos ellos pilares básicos de las democracias saludables».
1