Infortelecom

Noticias de pri

19-10-2018 | Fuente: abc.es
Liberan a uno de los radicales islamistas más peligrosos de Reino Unido
El clérigo radical británico Anjem Ch oudary, condenado a cinco años y medio de prisión en 2016 por promover el apoyo al grupo terrorista Estado Islámico, ha sido puesto en libertad este viernes, según ha informado la cadena BBC. Desde hace 20 años, Choudary parecía lo que en verdad es: un peligroso predicador salafista, relacionado incluso con la tramoya de algunos atentados islamistas. Pero la justicia británica fue incapaz de meterle mano hasta agosto de 2016, cuando el público descubrió atónito que el predicador suní, al que tenían por un bocazas, una caricatura de salafista que hasta opinaba en la BBC, era en realidad el instigador espiritual de los terroristas que cometieron los horribles atentados de Londres en 2005 y del que degolló en plena calle al soldado Lee Rigby. También animó a docenas de jóvenes musulmanes británicos a enrolarse en Daesh. Como guinda sarcástica, Choudary vivía con su mujer y sus cinco hijos en una casa con terraza del este de Londres, pagada por el erario público. Europa se ha debilitado tanto que no solo no detiene a quien proclamaba a voces su deseo de destruirnos, sino que lo premia con una vivienda social y subvenciones para sostenerse. Choudary es inglés, nacido en el sureste de Londres, hijo de un tendero pakistaní. De buena cabeza, estudió en la Universidad de Southampton, donde primero intentó medicina y luego se hizo abogado. En sus días de estudiante lo llamaban Andy y era más de porrete, sidra y polvete volandero que de Corán, mezquita y sharía. Luego se dejó la barba de chivo, se embutió en una túnica, enardeció con su verbo flamígero las mezquitas del llamado Londonistán y fundó al-Muhajiroum, una sociedad para propagar el odio yihadista, que tardó años en ser prohibida. No había que ser Sherlock Holmes ?ni siquiera el ramplón doctor Watson? para deducir que suponía un problema. En 1999, «The Daily Telegraph» ya relevó que era el líder de una red para enrolar a británicos en la yihad. Cuando Bin Laden derribó las Torres Gemelas, Choudary ensalzó desde Londres a los «magníficos mártires» del atentado, «un ejemplo para que todos los musulmanes cumplan con sus responsabilidades». El buenismo se impuso: la Policía y la justicia no hicieron nada, el abogado salafista se escurría por las grietas de las leyes. Ahora se le relaciona con quince ataques terroristas, la mayoría evitados por las fuerzas de seguridad. La tolerancia mal entendida hace que todavía hoy Twitter se niegue a dar de baja su cuenta, con miles de seguidores de sus soflamas violentas contra Occidente (donde siempre ha vivido y de cuya beneficencia se aprovecha). Otra multinacional estadounidense, YouTube, ha desoído también las peticiones policiales para que retiren los vídeos donde apoya y aplaude a Estado Islámico. Lo notable es que el predicador no engañaba a nadie, abogaba por la bandera islámica en el 10 de Downing Street y por la sharía como única ley del Reino Unido. Los ingleses se lo tomaban mayormente a coña, pero Choudary no dejaba de decir en alto lo que se piensa en silencio en muchos hogares de la Inglaterra coránica: «Como musulmanes debemos rechazar la democracia, el secularismo, las libertades y los derechos humanos». Es decir, los cimientos sobre los que se ha construido Gran Bretaña.
19-10-2018 | Fuente: elpais.com
Marisa Paredes y Bárbara Lennie, luces para una película sombría
Las dos actrices se juntan en 'Petra', de Jaime Rosales, y hablan del rodaje, del ego y de sus primeros recuerdos en las tablas
19-10-2018 | Fuente: elpais.com
Doña Letizia visitará el festival de cine de Valladolid
Será la primera aparición de la Reina en un certamen español de películas, donde verá el clásico mudo 'Safety Last!'
19-10-2018 | Fuente: as.com
El Levante de Rubiales fue la primera pesadilla de Lopetegui
Debutó como entrenador, con el Rayo, perdiendo 0-2 ante el Levante de Rubiales y Preciado en 2003. Fue destituido nueve jornadas después..
19-10-2018 | Fuente: as.com
De Matías: "Vamos a ir a por los Juegos desde el principio"
El seleccionador femenino de seven atendió a As con motivo del arranque de las Series Mundiales (este sábado, en Colorado), que ponen en juego cuatro plazas olímpicas.
19-10-2018 | Fuente: as.com
Ramis: "Mi paso por el Almería fue muy bueno, entramos y salimos por la puerta principal"
El técnico catalán se enfrenta este domingo a su exequipo. Casualidades del destino, el Albacete fue su verdugo la temporada pasada.
19-10-2018 | Fuente: abc.es
Trump admite que parece «ciertamente» que Khashoggi está muerto
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este viernes que «ciertamente» parece que el periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido hace dos semanas en Estambul, está muerto, y ha asegurado que de confirmarse este hecho habrá duras consecuencias. «Ciertamente, eso me parece a mí», ha explicado el presidente al ser preguntado sobre si Khashoggi, al que se le perdió la pista tras entrar en el consulado saudí en la ciudad turca, ha fallecido. Trump también señaló en declaraciones a los periodistas antes de tomar el avión para viajar a un mitin político en Montana que el supuesto crimen «tendrá graves consecuencias». En declaraciones previas al diario The New York Times, el mandatario ha señalado que solo un milagro evitaría que el periodista no estuviera muerto. «Salvo que el milagro de los milagros sucediera, pensaría que está muerto. (..) Eso, basándome en todo lo que llega a la Inteligencia desde todas las partes», incidió el magnate, que también consideró que el caso no es positivo para las relaciones bilaterales con Arabia Saudí. Más tiempo Las palabras de Trump llegaron tras ser informado sobre las novedades del caso por el secretario de Estado, Mike Pompeo, recién llegado de un viaje a Riad y Ankara. Pompeo pidió al presidente que conceda «unos pocos días más» a Arabia Saudí para investigar la desaparición del periodista crítico con el régimen, aunque no especificó cuándo espera que se complete esa indagación. El presidente había señalado este miércoles que lo más importante para él era determinar si el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, sabían algo sobre el posible asesinato del periodista. Khashoggi desapareció el 2 de octubre tras ingresar en el consulado saudí en Estambul y las investigaciones en Turquía apuntan a que el periodista, exiliado desde 2017 en Washington, pudo haber sido asesinado en esa oficina diplomática, algo que las autoridades de Riad han rechazado. El diario The New York Times reveló esta semana que Riad planea reconocer que Khashoggi murió bajo su custodia en un interrogatorio que se les fue de las manos, y que cinco de los supuestos quince implicados son cercanos al príncipe heredero.
19-10-2018 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí atribuirá la culpa de la muerte de Khashoggi a un general
Una orden mal entendida. Tras su visita a Riad, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, le ha trasladado a Donald Trump la que se perfila como la versión oficial de la corona saudí de por qué el periodista Jamal Khashoggi fue torturado y asesinado en el consulado de su país en Estambul. La culpa se atribuirá con toda probabilidad al mayor general Ahmed al Asiri, asesor del príncipe heredero y subdirector del servicio de inteligencia nacional, la ?mujabarat?. Al Asiri será el cabeza de turco de un escándalo que ha estrechado el cerco sobre Mohamed bin Salman, hijo del rey y ministro de Defensa. ¿Cómo justificar que los servicios de inteligencia de Turquía hayan identificado a miembros de su equipo de seguridad, que han viajado con él a Madrid y París, como los autores del asesinato? La respuesta es que alguien con rango y veteranía, muy cercano a él, sea el culpable oficial, autor de un error fatal. No sólo Pompeo, ministro de Exteriores, ha recibido ese nombre en Riad. También ha sido circulado por la inteligencia y la diplomacia saudíes a congresistas y diplomáticos norteamericanos. Por otras vías, ha llegado a los familiares y colaboradores de Khashoggi, según fuentes consultadas por este diario. Aunque el disidente era ciudadano saudí, desde hace un año residía en EE.UU., donde colaboraba con el diario The Washington Post. «La intención de la corona saudí es admitir que el príncipe ordenó la captura de Khashoggi pero que el mayor general Al Asiri le entendió mal y autorizó su ejecución si la situación se salía de control», dicen esas fuentes. Aun así, esa versión implicaría que Bin Salman ordenó la captura de un residente en EE.UU. en un tercer país, por sus críticas a la corona saudí y a él mismo. Hay una segunda parte, crucial, de la estrategia saudí: descalificar a Khashoggi. Los empleadores del periodista en The Washington Post denuncian ahora que un grupo de congresistas republicanos ha enviado correos y ha compartido mensajes en redes sociales en los que relacionan al periodista con los Hermanos Musulmanes y Al Qaeda. El hijo del presidente, Donald Trump Jr., compartió hace días un mensaje en Twitter en el que se decía que Khashoggi «se paseaba por Afganistán con Osama bin Laden». En realidad Khashoggi comenzó su carrera como periodista y director de medios gubernamentales en Arabia Saudí. A través de ese trabajo conoció y entrevistó a Bin Laden, con quien trabó amistad. Posteriormente se distanció de él y se acercó al jefe de la inteligencia saudí, Turki al Faisal, para quien fue jefe de prensa durante sus estancias como embajador en Londres y Washington. En años recientes se alejó de la familia real y se convirtió en un prominente crítico de Bin Salman, heredero al trono, que ha iniciado una serie de modestas reformas aperturistas en el país. Clave en la defensa de Bin Salman en Washington está siendo el yerno del presidente Trump, Jared Kushner, quien se ha convertido en el enlace principal de la corona saudí y la Casa Blanca. Gracias a su mediación, Riad fue la primera ciudad a la que viajó Trump como presidente el año pasado. Kushner es un judío ortodoxo que tiene, entre otros cometidos, negociar la paz en Oriente Próximo. Su apuesta es que un acercamiento entre los saudíes y los israelíes obligue a los palestinos a aceptar un acuerdo mediado por EE.UU. Los agentes turcos siguen batiendo un bosque al norte de Estambul donde el 2 de octubre, día de la muerte de Khashoggi, se acercó una furgoneta de la delegación diplomática saudí. Buscan allí los restos del periodista, que fue drogado, golpeado, descuartizado y disuelto en ácido. Han registrado ya el consulado, que fue limpiado y pintado, y la residencia del cónsul, que ha huido a Riad y ha sido relevado de su puesto. Las pruebas apuntan a que 15 agentes y uniformados saudíes volaron el 2 de octubre de Riad a Estambul, donde mataron a Khashoggi. Este acudió al consulado a realizar un trámite y ya no salió de allí con vida.
19-10-2018 | Fuente: abc.es
Khashoggi, un periodista cercano a la familia real saudí que cayó en desgracia
Cada vez quedan menos dudas de que el saudí Jamal Khashoggi fue asesinado el pasado 2 de octubre, después de entrar al consulado de su país en Estambul para obtener ciertos documentos para su boda. El periodista, que escribía para el diario The Washington Post, fue asesinado, como apuntan todos los indicios, y luego descuartizado por un grupo de compatriotas cercanos al príncipe heredero, Mohamed bin Salman. Mientras la polémica crece ante este caso, emergen nuevos detalles biográficos sobre la víctima. Dos artículos publicados en medios internacionales, en The New York Times y en Haaretz, recuerdan que, antes de exiliarse a Estados Unidos y convertirse en una voz crítica con Riad, Khashoggi mantenía buenos vínculos con algunos miembros de la familia real saudí, hasta que la llegada al poder del príncipe heredero asestó un duro golpe a su cómoda posición. Fue entonces cuando se le prohibió seguir escribiendo, y tomó la decisión de exiliarse a Estados Unidos. Antes de su caída, Khashoggi, hijo de una familia bien posicionada pero que no pertenecía a la realeza saudí, estudió en la Indiana State University, en Estados Unidos. Allí, como recuerda The New York Times, hizo amistad con miembros de los Hermanos Musulmanes, una organización islámica, de la corriente suní, que nació en Egipto en 1928, y que también cuenta con presencia en Siria, donde se opusieron al poder de los Assad, y con influencias en Gaza, donde inspiraron el nacimiento de Hamás, o en la Turquía de Erdogan. El periodista, cerrando el círculo, mantenía una buena relación con el líder turco. El diario israelí Haaretz, en un artículo publicado ayer, y donde subraya que ninguna de las actividades pasadas de Khashoggi pueden justificar el horror que padeció a manos de sus verdugos, reprocha que el periodista se mostrara cercano a Hamás, y también su amistad con algunos musulmanes radicales como Azzam Tamimi, conocido por alabar los atentados suicidas. Sin embargo, The New York Time explica que Khashoggi fue despedido del diario saudí Al Watan por denunciar un artículo donde un clérigo justificaba los atentados contra los no musulmanes. Las críticas persistentes de Khashoggi contra Mohamed bin Salman, según la información que se maneja en estos momentos, parecen haber sido las causantes de su muerte.
19-10-2018 | Fuente: elpais.com
Reinhold Messner: ?El alpinismo de hoy es cada vez más turismo?
El primer alpinista en coronar los 14 ochomiles recibe el Premio Princesa de Asturias de los Deportes junto a su colega Krzysztof Wielicki