Infortelecom

Noticias de pri

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El yihadismo se feminiza
Si en los Ejércitos de los estados occidentales las mujeres tienen cada vez un mayor protagonismo, lo mismo ocurre en el que es hoy su principal enemigo: el terrorismo islámico. Según un reciente informe del Real Instituto Elcano, de los alrededor de 5.000 combatientes extranjeros que en los últimos años han viajado a Siria e Irak para enrolarse en milicias como Daesh, en torno a un 10% habrían sido mujeres. Se trata de una tendencia a la feminización de la yihad que se ha acentuado en los últimos tres años y que preocupa enormemente tanto a los activistas por la defensa de los derechos de las mujeres como a los servicios de seguridad. Los expertos temen además que la pérdida de territorios que está sufriendo el califato terrorista los dos países mencionados a causa de la ofensiva internacional en su contra pueda alterar el rol que habitualmente han venido desempeñando las mujeres en su organización. Si hasta ahora se dedicaban sobre todo a labores de captación y a satisfacer las necesidades de los muyahidines, se teme que puedan asumir ahora un papel más activo, lo que incluiría la comisión directa de atentados en capitales occidentales. El informe del Elcano pone de manifiesto también el nuevo perfil que empiezan a mostrar las mujeres implicadas en redes terroristas. Se trata, según revelan las estadísticas, de mujeres jóvenes sin cargas familiares, muchas de ellas con la ciudadanía europea de nacimiento. El discurso fanático de Daesh ha logrado convertir a varios jóvenes musulmanes europeos en lobos solitarios, el miedo es que pronto haya que empezar a hablar de lobas solitarias. Cada vez más jóvenes El caso español revela que casi la mitad de las mujeres detenidas por las Fuerzas de Seguridad por presuntas conexiones con las redes yihadistas tenían entre 19 y 23 años. El segundo tramo de edad con más arrestadas es el comprendido entre los 24 y los 28 años. Ellas, como deja claro la Base de Datos Elcano sobre Yihadistas en España (Bdeye), son cada vez más y cada vez más jóvenes. Sea porque se ha incrementado su actividad criminal, o porque los distintos cuerpos policiales son ahora mucho más celosos en su persecución, lo cierto es que se aprecia un auténtico bum del activismo terrorista femenino en España. El fenómeno era, al menos en las cifras oficiales, inexistente hace tan solo tres años y ahora muestra un crecimiento exponencial. Antes de que la Policía Nacional detuviera en el verano de 2014 a dos muchachas de 14 y 19 años en Ceuta, ninguna mujer había sido arrestada en España por yihadismo. Desde entonces, de las 158 personas detenidas, un 14,6% eran mujeres. Hoy, son ya 23 las mujeres que han sido puestas a disposición de la Audiencia Nacional por los agentes de la lucha antiterrorista. También entre los 208 españoles que el Centro Nacional de Inteligencia estima que han marchado a los dominios del califato en Siria e Irak para sumarse a la causa de Daesh hay una creciente presencia femenina, que ronda el 10%. El retrato robot de la yihadista que opera en territorio nacional indica que se trata de una mujer joven, soltera, con nacionalidad española en seis de cada diez casos. La otra nacionalidad que se repite con más frecuencia es la marroquí.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La mitad de los franceses votarán a políticos extremistas en las próximas presidenciales
Más del 50% de los franceses se disponen a votar a políticos extremistas, de izquierda y derecha en la elección presidencial del 23 de abril y el 7 de mayo. Esa espectacular ascensión del voto extremista, de izquierda y derecha, ultra nacionalista, introduce un factor de incertidumbre espectacular en la semana final de la campaña presidencial, amenazando los equilibrios políticos tradicionales, víctimas del maximalismo apocalíptico. El voto extremista de izquierda y derecha suma hoy el 50,5 % de las intenciones de voto en la primera vuelta presidencial, el próximo día 23, dividido de esta forma: -Marine Le Pen (extrema derecha), 23 %. -Jean-Luc Mélenchon (extrema izquierda), 19 %. -Nicolas Dupont-Aignan (ultra nacionalista conservador), 4 %. -Philippe Poutou (extrema izquierda anti capitalista), 2 %. -Jean Lassalle (extremista de ?centro?), 1 %. -François Asselineau (extremista ultra nacionalista) 1 % -Nathalie Arthaud (extrema izquierda trotskistas), 0,5 %. -Jacques Cheminade (extremista ultra), 0 %. El voto moderado tradicional, de centro, reformista o derecha, suma 6 puntos menos, el 41,5 % de las intenciones de voto del domingo 23, dividido entre solo dos candidatos: Emmanuel Macron con el 22,5% y François Fillon con el 19%. Gran partido de la izquierda francesa, desde la llegada al poder de François Mitterrand, el mes de mayo de 1981, el PS se encuentra hoy caído en una crisis interna cainita y suicida, camino del resultado electora más catastrófico de su historia. Benoît Hamon, su candidato, solo tiene entre y 7 8 % de intenciones de voto. El socialismo francés es víctima de la ascensión ?imperial? de un antiguo ministro de Mitterrand y de sucesivos gobiernos socialistas, reconvertido en el populismo de extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon, al frente de una coalición, ?Francia insumisa?, donde se integran el PCF y varios grupúsculos de extrema izquierda y ecologistas radicales. En las últimas semanas, Mélenchon ha ?despegado?, ganando muchos puntos en las intenciones de voto. Las mismos que ha perdido el candidato socialista, camino del suicidio electoral, aparentemente. La presencia de otros dos candidatos de extrema izquierda, Philippe Poutou (2 %) y Nathalie Arthaud (0,5 %) todavía ?roba? más de 2 puntos al candidato socialista. Pero, sobre todo, subraya la evidencia de una fragmentación y balcanización de las izquierdas, relegando al PS tradicional a un puesto frágil y amenazado en el nuevo paisaje político nacional emergente. A la derecha, era clásico el enfrentamiento entre el Frente Nacional (FN, extrema derecha) de la familia Le Pen y los distintos partidos de centro y derecha, liderados por Valery Giscard d?Estaing, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy, que siempre denunciaron las amenazas políticas, sociales, económicas y culturales de Jean-Marie Le Pen, que llegó a eliminar al candidato socialista, Lionel Jospin, en las presidenciales del 2002. Quince años más tarde, Marine Le Pen es una adversaria mucho más peligrosa: tiene más intenciones de voto, puede ganar la primera vuelta, y no puede descartarse su posible victoria en la segunda ronda, el 7 de mayo próximo, con un programa inquietante para toda Europa: el ?Frexit?, la salida del Francia de la UE, tras un referéndum de ?iniciativa popular?; y la ruptura con la Alianza Atlántica y su organización militar integrada, la OTAN. Tras el escándalo de los presuntos empleos ficticios de los que se benefició su esposa Penelope, François Fillon, conservador, solo tiene hoy un 19 % de intenciones de voto. Tenía entre 25 y 27 a mediados de enero. Y corre el riesgo de ser eliminado en la primera vuelta, víctima de la ascensión imparable, hasta hoy, de Le Pen, y de la existencia de otro candidato ultra, Nicolas Dupont-Aignan, que fue un conservador tradicional, hasta hace cinco años, cuando descubrió su vocación mesiánica de ?salvador de la patria?. Dupont-Aignan está a la derecha de Fillon y a la ?izquierda? de Le Pen. Sus 4 % de intenciones de voto ?roban? a Fillon un capital electoral decisivo, potencialmente devastador. Si el candidato conservador no consigue recuperarse, durante los próximos siete días, la doble presencia de la candidata de extrema derecha y el candidato ultra nacionalista eliminarán al candidato de la derecha tradicional. Paradójicamente, el gran beneficiario potencial de la ascensión de los extremismos de izquierda y derecha es el candidato social reformista, ?ni de izquierda ni de derecha?, ?centrista del centro?, Emmanuel Macron, que ganó más de 3 millones de euros, en dos años, como banquero de negocios (Rotschild), ha sido consejero y ex ministro de economía de François Hollande, y está apoyado por un abanico de personalidades incompatibles entre sí. Al día de hoy, Macron cuenta con el voto y apoyo de un ex secretario general del PCF (Robert Hue), ex ministros conservadores y liberales (Alain Madelin, Dominique Perben), ministros y ex ministros socialistas (Manuel Valls, Jean-Yves Le Drian), ecologistas históricos (Daniel Cohn-Bendit), militares famosos por su lucha anti terrorista (Jean-Michel Fauvergue), militantes de la derecha tradicional (medio centenar de miembros del equipo de campaña del alcalde de Burdeos, Alain Juppé), militantes de grupúsculos ecologistas más o menos realistas? ¿como se ?aliña? esa ?paella? del candidato social reformista? Pues vaya usted a saber. La ascensión de la extrema derecha, desde hace una larga década, es interpretada por los especialistas como un ?voto de protesta?. Más del 40 % de los obreros se dicen dispuestos a votar Le Pen el próximo 23 de abril. El voto de extrema derecha será igualmente significativo entre funcionarios y agricultores, dos fragmentos sociales que en otro tiempo votaban a la izquierda y la derecha tradicionales. La ascensión de la extrema izquierda obedece a dos factores: el descrédito del mandato presidencial de François Hollande, precipitando la división suicida del PS; y el hundimiento del pensamiento socialista, enfrentando a primera sangre política a los partidarios del ?realismo? (Manuel Valls) y los partidarios del ?socialismo auténtico? (Benoît Hamon, Anne Hidalgo). Emmanuel Macron se beneficia del ?voto útil? de los electores de centro izquierda e izquierda moderada, que contemplan con horror el ?giro a la izquierda? del candidato oficial del PS. François Fillon debe afrontar el fuego cruzado de la extrema derecha (muy poderosa) y la derecha ultra nacionalista (minoritaria pero muy nociva en la primera vuelta). Los altavoces audiovisuales multiplican a toda hora el griterío extremista, con una consecuencia aparente: el riesgo de abstención es excepcionalmente alto, agravando todas las incertidumbres de fondo. Por vez primera en la historia de la V República, desde 1958, los extremismos se han instalado en corazón de una campaña electoral, amenazando todos equilibrios políticos tradicionales. Los sondeos anuncian una final Le Pen / Mélenchon o Le Pen / Fillon. Pero no es imposible descartar una final entre Le Pen, extrema derecha, y Mélenchon, extrema izquierda.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EEUU despliega su destructor «USS Stethem» en el mar de China Meridional
El Ejército de Estados Unidos ha desplegado este viernes su destructor de misiles guiados 'USS Stethem' al polémico mar de China Meridional, donde se encuentran numerosas islas disputadas por varios países de la región. En un comunicado, la Marina estadounidense ha anunciado el despliegue del buque, señalando que realizará «operaciones rutinarias». El jefe del Mando, William Palmer IV, ha indicado que «realizar este tipo de operaciones con los aliados genera competencia» y mantiene la «capacidad» de Estados Unidos de «mantener una presencia persistente» en la zona. Asimismo, Palmer IV ha insistido en que el 'USS Stethem' ha mantenido una comunicación regular con embarcaciones procedentes de China con el objetivo de garantizar una navegación segura. El primer ministro de China, Li Keqiang, ha reconocido recientemente que se ha establecido equipamiento de Defensa en las islas en disputa del mar de China Meridional para mantener lo que denomina «libertad de navegación», si bien ha asegurado que su intención no es la «militarización» de las aguas. China reclama casi todas las aguas en disputa, por las que pasan un tercio del tráfico marítimo mundial. Brunéi, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam también tienen sus propias demandas. La Administración del presidente Donald Trump en Estados Unidos declaró ilegal la construcción china en el mar.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La Policía francesa investiga si Fillon ha devuelto sus trajes de lujo
La Policía Judicial francesa investiga si el candidato conservador a la Presidencia, François Fillon, ha devuelto al abogado Robert Bourgi los exclusivos trajes de lujo que este le regaló, ante la sospecha de que le entregó unos de otras marcas, informan los medios franceses. Dos de los tres trajes que Fillon habría enviado a Bourgi no habrían sido confeccionados en el establecimiento parisino Arnys, donde los conjuntos superan los 6.500 euros. La noticia sobre esos trajes elitistas saltó a mediados de marzo y llevó a los jueces que investigan la presunta malversación de fondos de Fillon a extender las pesquisas a esa ropa para determinar si su regalo constituye un delito de conflicto de intereses. El pasado día 23, Fillon afirmó que se había equivocado al aceptarlos y que los había devuelto. Bourgi, amigo de Fillon desde hace años y conocido por sus vínculos con Gobiernos africanos, le sufragó dos trajes a finales de 2016 y otro en 2014. En dos de ellos, según los medios, aparece la mención «Made in Holland» y no «Made in France», como podría esperarse de una ropa hecha a medida. En los mismos tampoco estaría la etiqueta con la que esa casa graba sus creaciones. Estas nuevas revelaciones aparecen a ocho días de la primera vuelta de las presidenciales, en las que la campaña de Fillon se ha visto empañada desde que saltara a finales de enero la atribución de empleos supuestamente falsos a su mujer y dos de sus hijos, por la que ha sido imputado. Bourgi señaló ayer en también en Médiapart que fue sometido a «presiones políticas» por parte del candidato y de su entorno para que guardara silencio. «Al menos eso es lo que intentaron», concluyó el abogado, que señaló haberse desplazado a Beirut para escapar de la atención mediática.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Kim Il-sung, «Presidente Eterno» y Sol
Padre del difunto «Querido Líder» y abuelo del actual dictador, Kim Il-sung es el fundador de Corea del Norte y de esta dinastía comunista que va ya por su tercera generación. Endiosado por la propaganda como el Sol de Corea, Kim Il-sung nació en 1912, durante la ocupación nipona, y luchó desde el exilio contra los invasores en la guerrilla comunista, donde se ganó el reconocimiento de sus aliados chinos y soviéticos. Recomendado a Stalin por el jefe de su Policía secreta, Beria, Kim Il-sung regresó al país tras la derrota de Japón y fue aupado al poder del Partido Comunista, aunque al principio no era el favorito de los soviéticos porque se había pasado tantos años en el exilio que apenas hablaba coreano. Con el país dividido, declaró la República Democrática Popular de Corea en 1948. Tras la Guerra de Corea, que él mismo inició con la invasión del Sur en 1950 y duró hasta 1953, Kim Il-sung construyó un régimen basado en el culto a la personalidad y la represión. Omnipresente en retratos, carteles, libros, películas y en el pin que buena parte de los norcoreanos llevan en la solapa como muestra de lealtad, el «Presidente Eterno» es venerado como un ser superior por haber instaurado la filosofía «juche» que rige este régimen estalinista, último Muro que queda de la Guerra Fría. En el plano internacional, explotó en beneficio propio la rivalidad entre la URSS y China. Hasta los 60, el Norte era más próspero que el Sur, pero se hundió con la caída del bloque comunista en los 90 y sufrió una hambruna que diezmó a la población. Tras su muerte en 1994, fue nombrado «Presidente Eterno» y le sucedió su hijo, Kim Jong-il, quien falleció en 2011 tras nombrar como heredero al actual dictador. Para adoctrinar a las masas y legitimar a este régimen anacrónico, los cuerpos embalsamados de los dos Kim se muestran en el Palacio del Sol (Kumsusan). Incluso muertos, siguen rigiendo el destino de los norcoreanos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
70 muertos en un atentado contra un convoy de evacuados cerca de Alepo
Al menos 70 personas habrían muerto por una explosión este sábado contra un convoy de milicias progubernamentales sirias y familiares que llevaban horas bloqueados en Rashidin, en las inmediaciones de la ciudad siria de Alepo, al quedar paralizado en las últimas horas un acuerdo entre Gobierno y rebeldes para intercambiar evacuados. Según fuentes de la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti, la explosión ha dejado al menos 130 heridos mientras que el medio Aleppo24, también citando fuentes propias cercanas a la explosión, cifran los fallecidos en 60, aunque no descartan que el número de muertos ascienda en las próximas horas. Las primeras informaciones procedentes de las milicias de Hezbolá (aliadas de Damasco) y de la red de activistas del Observatorio apuntan a que se trata de un atentado suicida con coche bomba dirigido contra un autobús repleto de evacuados de las localidades de Al Fua y Kefraya, en la provincia de Idlib. Las imágenes en los medios oficiales sirios muestran los momentos inmediatamente posteriores a la explosión, donde se pueden apreciar autobuses con las lunas reventadas y varios cadáveres en torno al epicentro de la detonación. Las víctimas forman parte de un grupo de refugiados procedentes de estas dos ciudades de Idlib, en manos de los rebeldes, que habían aceptado dejar salir a los simpatizantes del Gobierno sirio y garantizarles vía libre a Alepo a cambio de que el Ejército sirio hiciera lo mismo con los rebeldes y sus familiares en esta ciudad. Sin embargo, las discusiones entre insurgentes y autoridades sobre la inclusión en este acuerdo de la ciudad de Zabadaya ha provocado que todas las operaciones de evacuación e intercambio quedaran suspendidas, lo que había dejado a miles de personas en tierra de nadie desde hace horas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Parlamento Europeo citará a Le Pen por un presunto desvío de fondos
La Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo llamará a declarar a la candidata presidencial por el Frente Nacional, Marine Le Pen, ahora mismo bajo sospecha de desviar fondos comunitarios que, de demostrarse, podría desembocar en la retirada de su inmunidad con vistas a futuras investigaciones judiciales en Francia, como piden los jueces galos. Así lo ha anunciado la vicepresidenta de la Comisión y diputada por el Movimiento Cinco Estrellas de Italia, Laura Ferrara, quien ha precisado que Le Pen podría comparecer, como muy pronto, la primera semana de mayo, entre la primera y la segunda vuelta de las presidenciales francesas. El Parlamento Europeo, que ya ha sancionado a Le Pen por negligencia en el manejo de fondos de la UE, sospecha que la líder del Frente Nacional había defraudado cerca de 340.000 euros, destinados a pagar a sus asistentes en el Parlamento Europeo y que acabaron finalmente, y de manera ilegal, en los bolsillos de sus subordinados del Frente. Le Pen ha denunciado que esta polémica no es más que un intento de enturbiar su carrera hacia el Elíseo en un momento en el que prácticamente se da por hecho su triunfo en la primera ronda de la semana que viene, aunque será incapaz de alzarse con el triunfo final en la segunda llamada a las urnas, el 7 de mayo, según todas las encuestas. Además, como recuerda Ferrara, la candidata francesa tiene el derecho a no comparecer ante el Parlamento que, en el mejor de los casos y si Le Pen decidiera responder a sus preguntas, no se pronunciaría hasta pasados unos meses. Hay que señalar, sin embargo, que son muchos los casos en los que investigaciones de este tipo llevadas a cabo en el Parlamento Europeo han acabado con la retirada de la inmunidad para los acusados.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los turcos votan en referéndum si entregan el poder absoluto a Erdogan
«¡Fuera de aquí!», chilla una mujer junto a la imponente mezquita de la Sultana Mihrimah, en el barrio estambulita de Üsküdar. «¿Por qué no entendéis que votar ?sí? no es nada bueno para la democracia?», había preguntado un hombre parado ante una de las muchas casetas del islamista AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) a favor del cambio constitucional. «¡Fuera de aquí!», repite la señora como respuesta. Cuando por fin se marcha, una joven le choca los cinco a la mujer. «¡Bien hecho, hermana!». La tensión social palpable en las calles turcas apenas ha dejado espacio para los argumentos razonados. Los debates constructivos, mejor buscarlos en otra parte. La campaña electoral se ha celebrado mientras el país se encuentra en estado de emergencia y en mitad de las purgas masivas de Erdogan. El «sí» ha gozado de omnipresencia en la prensa, mayoritariamente progubernamental después del cierre de 149 medios de comunicación y la detención de más de un centenar de periodistas. Apagón en las redes «En 2016 se han aplicado apagones digitales en Turquía a una escala sin precedentes», explica a ABC Alp Toker, el turco-británico fundador de Turkey Blocks, plataforma que monitoriza las restricciones en internet. Además, según el informe de transparencia de Twitter, Turquía lidera la clasificación mundial de censura en las redes sociales al ser el país que más peticiones realizó para eliminar contenidos en la segunda mitad de 2016. «Es inevitable que esto tenga un impacto en el resultado del referéndum porque están bloqueando muchas voces», señala Toker. «Algunas de estas voces son problemáticas o se puede estar en desacuerdo con ellas, pero eso no significa que tengan que ser censuradas». Más de 55 millones de turcos acuden este domingo a las urnas en una cita histórica que va a determinar el futuro del país. El referéndum consulta a los ciudadanos si apoyan el cambio de 18 artículos de la Constitución de 1982, redactada bajo tutela militar. La reforma supondría la creación de un sistema presidencialista en el que Erdogan se convertiría también en cabeza del Ejecutivo. Podría nombrar ministros y retornar a su puesto como líder del AKP al mismo tiempo que el Parlamento perdería competencias para fiscalizar al Gobierno. También aumentaría la influencia directa del presidente para nombrar a los jueces más importantes del país. Además, el cambio constitucional elevaría el número de diputados de 550 a 600 y bajaría la edad mínima de los candidatos a los 18 años. La censura no se limita únicamente al mundo digital. Zeynep Altiok, diputado del socialdemócrata CHP (Partido Republicano del Pueblo), principal partido opositor, ha presentado un informe sobre la represión sufrida durante la campaña. De acuerdo con él, se han producido al menos 231 casos en los que ciudadanos, desde estudiantes a periodistas, han sufrido amenazas o ataques tanto de agentes de seguridad como de partidarios del «sí». Y nada menos que 330 personas han sido detenidas mientras pedían el voto para el ?no?. Tres han sido encarceladas. Pero hay más. «La campaña electoral no ha sido ni libre ni justa. El presidente y sus hombres utilizan dinero e infraestructuras del Estado», denuncia Sule Ozsoy Boyunsuz, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Galatasaray. «Llevan a estudiantes, y funcionarios a sus mítines y actos? Y, por el miedo, nadie puede negarse a estas visitas obligatorias». Las últimas encuestas no son claras. Dos daban la ventaja al «sí», otras dos al «no». Ninguna daba una diferencia mayor al 2%. La clave, pues, puede estar en un sector muy concreto del electorado: los ultranacionalistas agrupados en torno al partido de extrema derecha MHP (Partido de Acción Nacionalista), que se ha pronunciado a favor de la reforma. Erdogan ya necesitó sus escaños en el Parlamento para convocar el referéndum y ahora precisa el apoyo de sus votantes para superar la barrera del 50%. Pero el MHP se ha roto. Cuatro diputados fueron expulsados por su apoyo al «no», postura que podrían compartir muchos de sus votantes.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«El referéndum no es sobre darle más poder a Erdogan, sino sobre cómo mejorar el gobierno»
Los turcos votan este domingo en referéndum la reforma constitucional que desea el presidente, Recep Tayip Erdogan. El embajador de Ankara en España, Ömer Önhon, defiende que su país es una democracia equiparable a las europeas, rechaza las denuncias de abusos de la oposición y asegura que la UE no está cumpliendo sus compromisos en el acuerdo sobre refugiados. ¿Por qué deberían votar los turcos a favor de dar más poderes al presidente Erdogan? Se ha planteado un cambio constitucional, que fue debatido y aceptado por el Parlamento, para lograr un gobierno más eficiente, y ahora esa posibilidad se votará en referéndum. La cuestión no es si dotar de más poderes al señor Erdogan ni a ninguna otra persona, sino si queremos un sistema presidencial en lugar de uno parlamentario. Bien, digámoslo así. ¿Por qué los turcos deberían aprobar un sistema presidencial? Los defensores de la reforma afirman que su aprobación mejoraría la gobernanza de Turquía. No todo el mundo tiene el mismo punto de vista. En el referéndum veremos quién se impone. Si gana el sí, los cambios entrarían en vigor y en 2019 tendríamos unas nuevas elecciones presidenciales. Ha habido una agria disputa entre Ankara y estados europeos que impidieron la participación de miembros del Gobierno turco en mítines a favor de la reforma. ¿Podría llegar a estar en peligro el acuerdo sobre refugiados con la Unión Europea? No sé si está bien conectar ambas cosas. En primer lugar, recordaré lo que sucedió. El ministro turco de Exteriores intentó viajar a Holanda para dirigirse a los electores y el Gobierno holandés, supongo que por asuntos de política interna, decidió cancelar el permiso de su vuelo sin siquiera una llamada. Entonces, otra ministra que se encontraba en Alemania intentó viajar por carretera, pero la Policía le impidió el paso. Fíjese, la ministra de un miembro de la OTAN bloqueada por la Policía holandesa. El cónsul fue detenido y el pasaporte de la ministra confiscado. Esto es una verdadera violación de la libertad de expresión y del derecho de reunión. No es manera de tratar a ningún país y menos a un aliado. Fue sencillamente inaceptable se mire como se mire y hemos elevado una protesta formal. El acuerdo sobre los refugiados es otra cuestión. Lo alcanzamos en marzo y nosotros lo hemos puesto en marcha. La gente ya no pasa a través de Turquía y ya nadie muere en el Egeo; mueren en el Mediterráneo, pero no en el Egeo. En este sentido, el acuerdo es un éxito y se ha conseguido el objetivo de frenar la inmigración irregular hacia Europa. Entonces el acuerdo no peligra. Cuando uno firma un acuerdo, espera que las dos partes cumplan. Los turcos estamos cumpliendo. De la UE no podemos decir lo mismo. Por ejemplo, el número de personas que Europa iba a asumir tras una primera acogida temporal en Turquía no se está cumpliendo debido a deficiencias europeas. Se comprometieron a enviar 6.000 millones de euros y no han llegado más de 600. No es porque la UE funcione muy lentamente, sino porque en realidad no les importa. Si lo hiciera, hubieran pensado en esto antes de firmar. Otra parte del acuerdo era la exención de visados para los turcos. Tampoco se ha producido. ¿Qué tiene que decir de las declaraciones en las que Erdogan llamaba nazis a los alemanes? No los llamó nazis. Dijo que los métodos que estaban utilizando recordaban a los de aquellos tiempos, que es una cosa diferente. Pero, ¿le parece ese el tono adecuado para rebajar la tensión? Creo que todos tenemos que tener consideración por los demás, y, lamentablemente, no sentimos que la Unión Europea tenga consideración con Turquía. Lo que pasó en Holanda y en Alemania es el ejemplo. Negaron el derecho de reunión de ciudadanos turcos alegando motivos de seguridad y tan solo unos días después permitieron una concentración del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que es considerado una organización terrorista por la propia UE. Hay una seria contradicción aquí. Turquía ha sufrido una ola de graves atentados. ¿En qué medida afectaría la reforma constitucional que promueve el Gobierno a la respuesta al terrorismo? Tampoco establecería una conexión entre el referéndum y la lucha contra el terrorismo. Contra el terror hemos de luchar juntos, cooperar y no hacer distinciones entre un buen y un mal terrorismo. Los terroristas buscan la desestabilización de todos los países y llevan a cabo sus crímenes en París, en Londres o en San Petersburgo. Todos estamos amenazados. Obviamente, pero es el propio Gobierno turco el que hace campaña afirmando que la reforma permitiría combatir más eficazmente al terrorismo Turquía combate contra Daesh en Siria, contra el PKK y contra la organización de Fetulah Gulen? Muchos enemigos Muchos, sí, y son todos grupos terroristas. Sea cual sea nuestro sistema político seguiremos luchando contra ellos, pero es cierto que los partidarios de la reforma creen que un sistema presidencial permitiría gobernar mejor el país, y eso incluye a la lucha antiterrorista. En los últimos meses hemos visto detenciones masivas de periodistas y opositores ¿Sigue siendo Turquía una democracia? Turquía afrontó una situación muy traumática tras el golpe de estado. Han sido momentos excepcionales y en momentos excepcionales a veces hay que tomar medidas excepcionales. Pero se ha hecho en el marco de la Constitución, de las leyes vigentes y de los convenios internacionales, que es lo mismo que han tenido que hacer en Francia, sin ir más lejos. Pero en Francia no se han producido miles de detenciones Obviamente, los casos son diferentes, pero el Gobierno francés tuvo que promover leyes de excepción por los ataques terroristas. Nosotros tuvimos que hacer frente a una organización con miles de integrantes que trató de derrocar al gobierno legítimo y llegó incluso a bombardear el Parlamento, causando 250 muertos. Después de eso, mucha gente fue detenida, pero las cifras muestran que 75.000 de estas personas fueron puestas en libertad. Pero de eso nadie habla. Turquía es, sin duda, una democracia. Podría ser que se hubieran producido excesos en algunos casos, pero el sistema judicial ha funcionado y los ha corregido.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La mitad de los electores optan por candidatos radicales
El espectacular ascenso del voto extremista en Francia introduce un factor de incertidumbre en la campaña presidencial que amenaza los equilibrios políticos tradicionales, víctimas del maximalismo apocalíptico. El voto extremista de izquierda y de derecha suma hoy el 50,5% en los sondeos para la primera vuelta de las elecciones presidenciales del próximo domingo. El voto moderado tradicional, de centro, reformista o derecha, logra seis puntos menos, el 41,5% de las estimaciones, dividido entre solo dos candidatos: Emmanuel Macron y François Fillon. Gran partido de la izquierda francesa desde la llegada al poder de François Mitterrand en 1981, el Partido Socialista (PS) está hoy inmerso en una crisis interna cainita y suicida, camino del resultado electoral más catastrófico de su historia. Benoît Hamon, su candidato, solo tiene entre el 7% y el 8% de la intención de voto. El socialismo francés es víctima de la ascensión «imperial» de un antiguo ministro de Mitterrand y de sucesivos gobiernos socialistas, reconvertido en el populismo de extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon, al frente ahora de una coalición, «Francia insumisa», donde se integran el Partido Comunista Francés (PCF) y varios grupúsculos de extrema izquierda y ecologistas radicales. En las últimas semanas, Mélenchon ha «despegado», ganando muchos puntos en intención de voto. Los mismos que ha perdido el candidato socialista, aparentemente. La presencia de otros dos candidatos de extrema izquierda, Philippe Poutou (2%) y Nathalie Arthaud (0,5%) aún «roba» más de dos puntos al candidato socialista. Pero, sobre todo, subraya la evidencia de una fragmentación y balcanización de las izquierdas, relegando al PS tradicional a un puesto frágil y amenazado en el nuevo paisaje político nacional emergente. A la derecha, era clásico el enfrentamiento entre el Frente Nacional (extrema derecha) de la familia Le Pen y los distintos partidos de centro y derecha, liderados por Valery Giscard d?Estaing, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy, que siempre denunciaron las amenazas políticas, sociales, económicas y culturales de Jean-Marie Le Pen, que llegó a eliminar al candidato socialista, Lionel Jospin, en las presidenciales del 2002. Quince años más tarde, Marine Le Pen es una adversaria mucho más peligrosa: tiene más intención de voto, puede ganar la primera vuelta y no puede descartarse su posible victoria en la segunda ronda, el 7 de mayo próximo, con un programa inquietante para toda Europa: el «Frexit», la salida de Francia de la UE tras un referendo de «iniciativa popular», y la ruptura con la Alianza Atlántica y su organización militar integrada, la OTAN. Tras el escándalo de los presuntos empleos ficticios de los que se benefició su esposa Penelope, François Fillon, conservador, solo tiene hoy un 19% de intención de voto. Tenía entre el 25% y 27% a mediados de enero. Y corre el riesgo de ser eliminado en la primera vuelta, víctima de la ascensión imparable, hasta hoy, de Le Pen, y de la existencia de otro candidato ultra, Nicolas Dupont-Aignan, conservador tradicional hasta hace cinco años, cuando descubrió su vocación mesiánica de «salvador de la patria». Votos decisivos Dupont-Aignan está a la derecha de Fillon y a la «izquierda» de Le Pen. Su 4% de intención de voto «roba» a Fillon un capital electoral decisivo, potencialmente devastador. Si el candidato conservador no consigue recuperarse, la doble presencia de la candidata de extrema derecha y el candidato ultra nacionalista eliminarán al candidato de la derecha tradicional. El gran beneficiario potencial de la ascensión de los extremismos de izquierda y derecha es el candidato social reformista, «ni de izquierda ni de derecha», «centrista del centro», Emmanuel Macron, que ganó más de 3 millones de euros en dos años como banquero (Rotschild), consejero y exministro de economía de François Hollande y apoyado por un abanico de personalidades incompatibles entre sí. Al día de hoy, Macron cuenta con el voto y apoyo de un ex secretario general del PCF (Robert Hue), exministros conservadores y liberales (Alain Madelin, Dominique Perben), ministros y exministros socialistas (Manuel Valls, Jean-Yves Le Drian), ecologistas históricos (Daniel Cohn-Bendit), militares famosos por su lucha anti terrorista (Jean-Michel Fauvergue), militantes de la derecha tradicional (medio centenar de miembros del equipo de campaña del alcalde de Burdeos, Alain Juppé), militantes de grupúsculos ecologistas más o menos realistas? Goza de una intención de voto del 22,5%. La ascensión de la extrema derecha desde hace una década es interpretada por los especialistas como un voto de protesta. Más del 40% de los obreros se dicen dispuestos a votar a Le Pen el próximo 23 de abril. El voto de extrema derecha será igualmente significativo entre funcionarios y agricultores, dos fragmentos sociales que en otro tiempo votaban a la izquierda y la derecha tradicionales. El auge de la extrema izquierda obedece al descrédito del mandato de Hollande, precipitando la división suicida del PS, y al hundimiento del pensamiento socialista, enfrentando a partidarios del «realismo» (Manuel Valls) y del «socialismo auténtico» (Hamon, Anne Hidalgo). Macron se beneficia del voto útil de los electores de centro izquierda e izquierda moderada, que ven con horror el giro a la izquierda de Hamon. Fillon debe afrontar el fuego cruzado de la extrema derecha y la derecha ultra nacionalista. Los medios multiplican a toda hora el griterío extremista, con una consecuencia grave: el riesgo de abstención es excepcionalmente alto, agravando todas las incertidumbres de fondo. Los candidatos extremistas Marine Le Pen, Frente Nacional (23% Intención de voto) Ideas: Apuesta por sacar a Francia de la Unión Europea y de la OTAN, desplegar una política económica y comercial proteccionista y frenar la inmigración Jean-Luc Mélenchon, Francia Insumisa (19% Intención de voto) Ideas: Aboga por una salida negociada del país de los tratados de la UE, un aumento masivo del empleo público y la inversión y refundar el régimen de la República Nicolas Dupong-Aignan, Francia en Pie (4% Intención de voto) Ultranacionalista, se sitúa a la «izquierda» de Marine Le Pen Jean Lassalle, Resistir (1% Intención de voto) Considerado extremista de «centro», militó en la UDF y en el MoDem Nathalie Arthaud, Lucha Obrera (0,5% Intención de voto) Candidata de Lucha Obrera, defiende el trotskismo clásico Philippe Poutou, Nuevo P. Anticapitalista (2% Intención de voto) Sindicalista, ha militado en varios partidos de extrema izquierda El voto moderado Emmanuel Macron, En Marcha (22,5% Intención de voto) Exministro de Finanzas en el Gobierno socialista, ha creado su propio movimiento de centro-izquierda que él define como socio-liberal. Es el candidato favorito y attastrará a muchos votantes socialistas y centristas. F. Fillon, Los Republicanos (19% Intención de voto) Conservador, era favorito hasta que le afectaron los escándalos Benoît Hamon, Partido Socialista (7% Intención de voto) Sucesor de Hollande, podría hundir al PS definitivamente