Infortelecom

Noticias de presidente brasil

18-03-2019 | Fuente: elpais.com
El ?Trump del trópico? se pasea por la ciudad del ?Bolsonaro norteamericano?
Una cena con el gurú ultra Steve Bannon y una polémica visita a la CIA marcan la primera parte del viaje del presidente brasileño a Washington
09-03-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro visitará a Trump el 19 de marzo con Venezuela en el centro de la agenda
El presidente brasileño también viajará a China para reunirse con Xi Jinping
02-03-2019 | Fuente: elpais.com
Lula sale temporalmente de la cárcel para asistir al velatorio de su nieto
Arthur Araújo, de siete años, falleció este viernes a causa de una meningitis. Es la segunda vez que el expresidente brasileño tiene permiso para dejar la prisión, donde cumple dos condenas por corrupción
28-02-2019 | Fuente: abc.es
Bolsonaro da su respaldo a Guaidó sin recibirlo con honores de jefe de Estado
Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por cerca de 50 países, se reunió ayer en Brasilia con el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, uno de los más críticos con la dictadura de Nicolás Maduro, y con su canciller, Ernesto Araujo. Bolsonaro dio su apoyo a Guaidó como «una esperanza» en el proceso de recuperación «lo que los venezolanos desean: democracia y libertad». «A veces nos preguntamos cómo puede un país rico y próspero, con un pueblo maravilloso, llegar a la situación caótica» de Venezuela, afirmó el derechista Bolsonaro, que cargó contra la izquierda. «Le gustan tanto los pobres que terminan multiplicándolos», afirmó en una declaración junto a Guaidó. «No ahorraremos esfuerzos, obviamente, de la legalidad de nuestra Constitución y de nuestras tradiciones para que la democracia sea restablecida en Venezuela», aseguró Bolsonaro, deseando «una Venezuela libre, próspera, democrática e económicamente pujante». «Dios es brasileño y venezolano», llegó a proclamar. Pese a la posición crítica del presidente brasileño y su canciller con Maduro, y al reconocimiento de Guaidó como presidente interino, el venezolano fue recibido sin las tradicionales formalidades diplomáticas brasileñas. Guaidó no fue recibido con honores de jefe de Estado, que sí sucedió hace unos días en Bogotá. En Brasilia no subió la rampa presidencial del Palacio del Planalto y fue recibido directamente en la oficina de Bolsonaro. Este viernes, visita a Paraguay Guaidó, por su parte, anunció que volverá a Venezuela el fin de semana o el lunes, a pesar de las amenazas del régimen de Maduro, e informó de que viajará a Paraguay para reunirse este viernes con el presidente, Mario Abdo Benítez. «Criminalizaron toda la política, pero este es un viaje muy importante para reunir apoyos contra la dictadura y superar la crisis en nuestro país, mirando hacia el futuro», señaló. El líder venezolano habló de la esperanza de cambio en la generación que solo ha conocido el chavismo. «No será el miedo lo que nos paralizará. El régimen Maduro está tan débil que tiene apenas las armas. Imaginemos por un segundo ese régimen sin armas. Ya tendríamos una elección libre, con garantía. Lo que Maduro quiere es detener a su familia en casa, a la fuerza. Y el pueblo lo sabe», dijo junto a Bolsonaro. El vicepresidente de Brasil, el general Hamilton Mourão, consideró la visita estratégica. «Queremos mostrarle al pueblo venezolano que está siendo recibido por el presidente de la República de Brasil, un país limítrofe por quien los venezolanos tienen un cariño especial. Queremos dejar el mensaje de que lo reconocemos», declaró. En la reunión del Grupo de Lima celebrada el pasado lunes en Bogotá el bloque sudamericano, y especialmente Brasil, descartaron una intervención militar en Venezuela a corto y medio plazo. El también presidente del Parlamento venezolano aprovechó la visita a Brasil para reunirse con líderes diplomáticos de Canadá y de la UE, entre ellos el embajador de Italia, Antonio Bernardini, cuyo país aún no lo reconoce como presidente interino. División en la ONU El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas trató este jueves por segunda vez en lo que va de semana la situación de Venezuela. Allí se volvió a escenificar la división en la comunidad internacional ante la negativa De Maduro a la entrada de ayuda y a una transición democrática. Rusia y China vetaron una propuesta de resolución de EE.UU. que buscaba que se permita la entrada de ayuda humanitaria e iniciar «un proceso político pacífico» que lleve a unas elecciones «libres, justas y creíbles», informa Javier Ansorena. El embajador de Francia, François Delattre, aseguró no suponía «una base legal para el uso de la fuerza ni es un intento de minar la soberanía de Venezuela». Rusia, por su parte, presentó otra propuesta que llamaba al diálogo, pero que se centraba en oponerse al uso de la fuerza y en la defensa de la soberanía representada por la dictadura chavista. Al cierre de esta edición no se había votado. Para Delatare, ese texto «no contiene ninguna solución para la crisis» y crea la «ilusión» de una situación que no es real en Venezuela: «Nadie puede negar la crisis humanidad, y el borrador ruso ni siquiera menciona la palabra ?humanitaria?».
26-02-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro reivindica en público al dictador paraguayo Alfredo Stroessner
El presidente brasileño trata de ?estadista? al militar, responsable de crímenes de lesa humanidad
20-02-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro enfrenta su primera gran prueba con la reforma del sistema de pensiones
El presidente brasileño propone al Parlamento elevar la edad de jubilación hasta los 65 años un día después de vivir su primera crisis de Gobierno
14-02-2019 | Fuente: abc.es
Bolsonaro deja el hospital y vuelve al Gobierno
El presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, recibió alta médica el miércoles, 17 días después de someterse a una delicada cirugía de retirada de la bolsa de colostomía que usaba desde el atentado que sufrió durante la campaña electoral en septiembre. Bolsonaro, de 63 años, salió del hospital Albert Einstein, uno de los más prestigiosos de Sao Paulo, en el comienzo de la tarde, seguido por una escolta que lo llevó sobre hasta el aeropuerto de Congonhas, donde se embarcó para retornar a la capital brasileña y retomar su agenda como presidente. El mandatario fue apuñalado mientras participaba en un mitin de su campaña en la ciudad de Juiz de Fora, en Minas Gerais, y la cirugía quedó pendiente después que se confirmó como presidente a fines de octubre. Bolsonaro, entonces, optó por operarse cuando hubiera terminado el proceso de transición de Gobierno, asumido el cargo y participado del Foro Económico Mundial, en Davos, del que participó en enero. Bolsonaro se había internado el pasado 27 de enero para su tercera cirugía desde el atentado y salió de la intervención con un pronóstico positivo de los médicos. Una neumonía, sin embargo, complicó su cuadro de salud y lo obligó a pasar más días en el hospital para tratar la infección con antibióticos. El agresor está preso «Fueron 3 cirugías y más de 1 mes en el hospital en estos últimos 5 meses. Finalmente dejamos en definitiva el riesgo de muerte tras el intento de asesinato de un exintegrante del PSOL. Sólo tengo que agradecer a Dios ya todos por finalmente poder volver a trabajar en plena normalidad», escribió el mandatario en su cuenta en Twitter al anunciar su salida del hospital. Bolsonaro se refería a Adelio Bispo de Oliveira, el hombre que atentó contra su vida y que se encuentra preso. Bispo fue militante del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), grupo que criticó el comentario presidencial y niega cualquier relación con el atentado. Con la salud en orden, Bolsonaro debe retomar las propuestas de su Gobierno al Congreso, que estaban paralizadas, como la reforma del sistema de pensiones, y proyectos del combate al crimen y a la violencia, que están entre las principales promesas de campaña. La violencia en Brasil mata alrededor de 60 mil personas al año.
14-02-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro recibe el alta y abandona el hospital tras 17 días ingresado
El presidente brasileño, que se ha sometido a una reconstrucción intestinal, viaja ya a Brasilia. "Dejamos atrás definitivamente el riesgo de muerte" por el atentado, tuiteó
13-02-2019 | Fuente: elpais.com
Bolsonaro recibe el alta y abandona el hospital tras 17 días ingresado
El presidente brasileño, que se ha sometido a una reconstrucción intestinal, viaja ya a Brasilia. "Finalmente dejamos atrás definitivamente el riesgo de muerte" por el atentado, tuiteó
10-02-2019 | Fuente: abc.es
La izquierda brasileña, en el banquillo
El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-11), de 73 años, ha dado otro mazazo al Partido de los Trabajadores (PT), grupo que encabezó durante 13 años y que marcó el giro hacia la izquierda en Suramérica. La nueva sentencia de casi 13 años de prisión por corrupción y blanqueo de fondos dejan fuera de la carrera política a su líder más importante que, si no es castigado por otro proceso, no podrá verse totalmente libre hasta los 96 años, con la posibilidad de dejar la cárcel a los 81. La nueva condena se refiere a desvíos para la reforma de una finca en Atibaia, cerca a la ciudad de São Paulo, que Lula y su familia frecuentaban. Lula está preso desde abril del año pasado en una celda especial de la Policía Federal por irregularidades en la propiedad de un piso triplex frente al mar en Guarujá, también en São Paulo. Por esa condena, Lula, que era favorito en las encuestas, fue inhabilitado en la disputa presidencial de octubre. Lula se enfrenta a otros seis procesos. Si en el caso de Guarujá las pruebas contra Lula da Silva son frágiles, en el de Atibaia hay evidencias de que las constructoras Odebrecht y OAS asumieron cuentas de unos 236.000 euros en la reforma de la finca, registrada a nombre de amigos de Lula, sus testaferros. El triplex fue subastado el año pasado y la finca debe ser expropiada con la misma finalidad. El desafío para la izquierda brasileña no consiste solo en recuperarse del golpe a su principal líder, sino también en encarar la fuerza del sentimiento anti-PT que se consolidó con la elección del ultraderechista Jair Bolsonaro, la figura política más popular de la historia brasileña desde Lula, y su antagonista completo. En las urnas, el PT aún está vivo y con la condición de partido relevante en el Parlamento. El grupo más importante de la izquierda brasileña disputó la segunda vuelta con un candidato que representa una renovación, el filósofo Fernando Haddad, de 56 años. Exalcalde de São Paulo, Haddad, que fue uno de los ministros más importantes de Lula, con un reconocido trabajo en la educación, perdió frente a Bolsonaro con un porcentaje respetable. Mientras Bolsonaro llegó a la presidencia con el 55% y casi 58 millones de votos, Haddad, obtuvo un 45% y 47 millones de apoyos, lo que no es poco para un partido con 13 años en el gobierno, que afrontó el desgaste de una destitución, la prisión de su líder, y pesadas acusaciones de corrupción. En la Cámara de Diputados, el viejo PT tiene el mayor grupo, con 56 congresistas, por delante del antes minúsculo Partido Social Liberal (PSL), de Bolsonaro, con 52, y promete ser la piedra en el zapato del nuevo mandatario al votar contra reformas prometidas en campaña, como la impopular reforma de pensiones, que plantea la jubilación a los 65 años, con 40 de servicios comprobados para tener derecho al 100% del sueldo. Nuevas fuerzas La derrota más simbólica del PT en la elección de octubre, sin embargo, fue la de la expresidenta Dilma Rousseff al Senado. Destituida del Gobierno en su segundo mandato, en 2016, Rousseff sorprendió incluso a los petistas al perder un escaño, que consideraban ganado, y quedar en cuarto lugar en la disputa del estado de Minas Gerais. Rousseff, que fue criticada incluso entre petistas por sus dificultades para el juego político, sufrió el derrumbe del partido a partir de junio del 2013, cuando los brasileños protestaron en las calles contra el despilfarro del Mundial de Fútbol y de las Olimpiadas, y las primeras acusaciones de corrupción en la Operación Lavacoches. Un símbolo de ese fracaso fue la victoria arrolladora de Janaína Paschoal, que venció en el congreso paulista con más de 2 millones de votos, ofuscando hasta a diputados nacionales y a los hijos de Bolsonaro. Paschoal fue la abogada que firmó en 2015 la petición de destitución de Rousseff y una de las que empuñó la bandera antiPT. El desafío de la izquierda brasileña no estará apenas en la reconquista de electores, sino también en enfrentarse a una ultraderecha que se construyó a su sombra, y que nunca fue tan fuerte.
1
...