Infortelecom

Noticias de prejuicios

22-06-2017 | Fuente: elpais.com
La cruz y el sujetador
Alberto de Casso articula una comedia ligera por episodios en torno a los prejuicios ideológicos que impone la religión
16-06-2017 | Fuente: elpais.com
Orgullo sin prejuicios
La literatura LGTB evoluciona con la conquista de derechos. La reivindicación y el autoconocimiento ya no son únicos temas
15-06-2017 | Fuente: abc.es
Serbia tendrá por primera vez a una mujer homosexual al frente de su Gobierno
El nuevo presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, encomendó hoy la formación del Gobierno a la actual ministra de Administración Pública, Ana Brnabic, que se declara abiertamente homosexual. Serbia, un país tradicional en aspectos sociales y en el que la Iglesia Ortodoxa tiene gran influencia, podría ver así por primera vez al frente del Gobierno a una mujer, que además es homosexual. Vucic declaró que Brbabic «posee cualidades técnicas y personales» para encabezar el Gobierno, cuyas prioridades deberían ser proseguir con las medidas de austeridad fiscal, fortalecer la economía y seguir con las reformas que lleven al país a la Unión Europea (UE). «He indicado la seriedad del trabajo y la necesidad de gran dedicación, y estoy convencido de que ella lo va a cumplir», indicó Vucic, que encabezó el Gobierno serbio hasta finales de mayo pasado, cuando asumió la jefatura del Estado tras ganar las elecciones presidenciales. La candidata a primera ministra tiene 41 años, es titulada en administración y gestión de empresas y no pertenece a ningún partido político. Antes de convertirse en ministra de Administración Pública y Autogobierno Local en agosto del año pasado, Brnabic fue presidenta de una sociedad de capital público y privado que trata de fomentar el desarrollo económico en el país. La designación de Brnabic se produce en un país en el que todavía existen prejuicios contra el colectivo homosexual y, por ejemplo, las marchas por el Orgullo Gay se celebran con grandes medidas de seguridad para evitar incidentes. El Partido Progresista Serbia (SNS), encabezado por Vucic, gobierna actualmente con el Partido Socialista de Serbia (SPS), la segunda mayor fuerza en el Parlamento del país balcánico. Los analistas vaticinan que en el futuro Gobierno, que ya la próxima semana podría ser aprobado en el Parlamento, habrá pocos cambios con respecto al actual Gabinete. Vucic consideró hoy que Brnabic, con poca experiencia en la política, se dedicará más a los asuntos relacionados con la economía, y que en los temas políticos tendrá gran apoyo del experimentado líder socialista Ivica Dacic, ahora viceprimer ministro y titular de Exteriores. Vucic, un antiguo ultranacionalista convertido en reformista proeuropeo, es de lejos el político más popular del país y venció el abril pasado las elecciones presidenciales en primera vuelta por una amplia mayoría. Los analistas serbios consideran que la influencia política de Vucic seguirá siendo determinante en el país a pesar de que el puesto presidencial tiene competencias protocolarias y representativas y el poder real está en el Gobierno.
15-06-2017 | Fuente: elmundo.es
Ismael Serrano: 'En este país da la sensación de que huele demasiado a cerrado'
Combatiente sin prejuicios, soñador de barricada, escritor generacional. Papá, cuénteme otra vez ese cuento tan bonito desde lo alto de su púlpito 
11-06-2017 | Fuente: abc.es
Juegos de niños, juegos de guerra
Tanto en la guerra como en la paz, los niños juegan a buenos y malos, policías y ladrones, ese maniqueísmo tan fácil de entender y que la experiencia y el conocimiento desbaratan para imponer la duda, salvo en los inmaduros, que siguen dividiendo el mundo de forma sectaria. Puede parecer una obviedad, pero lo más parecido a un niño es otro niño, incluso aunque sea de otra raza o de otra etnia, porque los prejuicios de las costumbres, que sirven de alimento en cualquier sociedad, todavía no han marcado huellas, ni han puesto lentes de aumento en la mirada. Juegan los niños a los juegos de guerra sin saber que el suelo que pisan es la consecuencia de esos juegos. Faltaban todavía cuatrocientos años para que naciera Jesucristo y Seleuco, que fue general con Alejandro el Magno, se acordó del nombre de su padre y bautizó con él la capital del imperio en Siria. Antioquía fue un punto clave, un cruce de idas y venidas entre el Mediterráneo y Asia que contribuyó tanto a su crecimiento como a que fuera sitiada con cierta regularidad. Juegan los niños en la calle, cuatrocientos años después, sin saber lo que ocurrió, y es posible que ajenos a la guerra civil que, a pocos kilómetros, al sur, se libra en la actual República Siria, donde ya no hay buenos y malos, sino malos y peores, y los niños no pueden jugar porque son destruidos, o les han amputado algún miembro o, más lento pero igual de trágico, mueren poco a poco de hambre. En los dibujos animados las peleas son también a vida y muerte virtual, pero el héroe del dibujo siempre resucita, aunque se haya estrellado contra un muro en un vehículo a alta velocidad, aunque se haya caído de un avión o lo hayan sumergido a decenas de metros bajo el agua. Es un juego, como este niño que es alcanzado por un disparo de mentira y vuelve a resucitar para reanudar el juego, donde pueden cambiar los papeles. Un poco más abajo, cada vez que cambian los papeles en una ciudad, en un poblado, aumentan los muertos, las represalias. Está allí el foco de esa desesperación que obliga a un ser humano a elegir una muerte incierta en el mar o una desesperación cierta quedándose. Y ese foco es el que lanza la caliente llamarada de la inmigración masiva, que está cambiando, y puede cambiar todavía más, las características del continente europeo. Y, en lugar de intentar apagar el foco, se contempla como si el incendio fuera en una casa ajena, y nos distraemos con el Brexit, por ejemplo, como si ésta no fuera una tarea que atañe a todos, y que a todos nos afecta. Juegan los niños en Turquía, mientras los mayores, en Europa, en Rusia y en Estados Unidos, juegan a tácticas a corto plazo, pensando en sus electores y sin pensar en el futuro, que se va construyendo con su anuencia y nuestra irresponsabilidad.
10-06-2017 | Fuente: elpais.com
Para leer sin prejuicios
Padre de la ?todología?, pensador mal comprendido, semillero de ideas? De Fernando Savater a Adela Cortina pasando por César Rendueles y Marina Garcés, ocho filósofos definen a Ortega y ofrecen una lectura a la altura del siglo XXI del gran intelectual del XX
06-06-2017 | Fuente: abc.es
«Europa necesita una ley integral para las víctimas del terrorismo»
La eurodiputada por UPyD, Maite Pagtazaurtundua, presentó hace unas semanas en Madrid y esta semana en el Parlamento Europeo el «Libro blanco y negro del terrorismo en Europa», la primera fotgrafía integral de la victimación de ciudadanos europeos, tanto en suelo de la Unión Europea como fuera de ella. El exhaustivo estudio, realizado a lo largo de un año, arroja el dramático saldo de 658 personas asesinadas en la UE entre los años 2000 y 2016, a los que se suman 1.029 fuera de su territorio. Esto hace un total de 1.573 europeos asesinados en estos 17 años, que han estado marcados por tres grandes atentados: el 11-M de 2004, en Madrid;el 7-J de 2005, en Londres; y el 13-N de 2015, en París. El estudio sitúa a España como el país de Europa más golpeado por el terror en este periodo, con 253 víctimas; frente a las 250, de Francia, y las 74 del Reino Unido. Estas cifras recogen tanto los muertos causados por el terrorismo nacionalista (ETA) como yihadista. Este «Libro blanco y negro», la base de datos más completa que se han realizado hasta el momento sobre este tema, surgió tras los atentados de París y Bruselas, «para dar respuesta a muchas preguntas sobre formas de atentados de las que habíamos oído hablar fuera de Europa, pero no tanto aquí», explica la eurodiputada y alma mater de este trabajo. Maite Pagazaurtundua, explica las diferencias y carencias de las legislaciones europeas respecto a las víctimas de terrorismo- Maya Balanya Elaborado por miembros del Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo, el objetivo de esta «gran radiografía», que Pagazaurtundua tiene previsto presentar en breve en el Parlamento Europeo, es convertirse en un instrumento para la prevención, así como para contribuir a resolver algunas carencias. Entre ellas, se refiere a la falta de una directiva europea específica para tratar a las víctimas de este tipo de «terrorismo trasnacional», y que tan solo España, Francia e Italia tienen en la actualidad. La ausencia de ella tiene como consecuencia que «las víctimas del terrorismo en Europa no tengan todas los mismos derechos». «No caer en el estado policial es importante. No hay que perder las libertades»Aunque reconoce que «todo el paquete de medidas legislativas sobre terrorismo está yendo más rápido de lo normal» en el seno de las instituciones europeas, conminadas por los últimos ataques, todavía queda un largo camino por recorrer. «El cambio de sensibilidad en el Parlamento Europeo ha sido muy difícil para muchos diputados porque tenían prejuicios respecto a temas judiciales y policiales ?explica Pagazaurtundua?. Tenían miedo de la falta de proporcionalidad. No caer en el estado policial es importante. No hay que perder las libertades». Seguridad y privacidad A esto se suman los contextos nacionales. «Cuando los diputados de países que hemos sufrido más terrorismo hablabamos con otros, menos afectados, no nos entendían cuando decíamos que nosotros confiábamos en la Policía. Una Policía que tiene que estar bien dirigida, y acatar las leyes, porque son los jueces los que permiten las investigaciones». Otro de los muros a los que han tenido que enfrentarse es el «sentido de la privacidad. A veces muy extremo. Hay un contexto cultural que tiene que evolucionar para darse cuenta de qué es el terrorismo en realidad y qué es la victimación terrorista, en particular, y el cambio de paradigma del siglo XXI. Entonces todo eso avanzará, pero no será espontáneo. Tenemos que ayudarles». «Nuestra legislación es un modelo en el mundo. Y, si somos inteligentes, va a ser un modelo para el siglo XXI»Pagazaurtundua lleva más de un lustro reclamando esta directiva en la Comisión Europea. En 2012, cuando era presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, lo intentó «y no salió» adelante. Desde entonces «se han incorporado algunas sugerencias, pero no es una ley integral, que es lo que necesitamos». Para la eurodiputada el problema de fondo es entender lo que es el terrorismo yihadista. No es solo una forma de delito que ataca a las personas gravemente a través de asesinatos, mutilaciones, extorsiones o secuestros. Sobre todo es un delito instrumental en el que la vida de las personas es utilizada para condicionar a toda la sociedad con el fin de alcanzar el poder político, hacerle entrar en pánico o debilitar un Estado determinado». Entender esto es estratégico desde el punto de vista de nuestras democracias, «porque si no lo haces las medidas que vas a tomar son menos eficaces. Y como sus ataques son salvajes, tenemos que ser lo más eficaces posibles», subraya. «Y como dice el general Ballesteros, cómo atiendes a las víctimas es también un mensaje hacia los terroristas: no nos vais a ganar». Las cuatro décadas de terrorismo que ha sufrido España ha dotado a nuestro país de una gran experiencia y de muy buenos profesionales y expertos que han sabido aplicar sus conocimientos a esta nueva amenaza, «como el reconocimiento del fenómeno, cómo se manifiesta, el poder de la propaganda y de cómo echa raíces el discurso del odio». Los otros dos países que tienen una legislación específica sobre víctimas del terrorismo son Italia y Francia. «En este ha avanzado muy rápidamente últimamente. Tiene incluso una secretaria de Estado, recién creada». Sin embargo, la eurodiputada considera que la legislación española «es un modelo en el mundo. Y, si somos inteligentes, va a ser un modelo para el siglo XXI».
02-06-2017 | Fuente: abc.es
Leo Varadkar sucede a Enda Kenny al frente del Gobierno de Irlanda
El partido conservador Fine Gael eligió a Leo Varadkar sucesor del primer ministro irlandés, Enda Kenny, en el liderazgo de este partido y del Gobierno de Dublín, lo que le convertirá en el primer líder de este país que se ha declarado abiertamente gay. Varadkar, de 38 años, dijo sentirse «encantado» por la elección, después de derrotar al otro aspirante al puesto, el ministro de Agricultura y Pesca, Simon Coveney, de 44 años. El nuevo líder del Fine Gael obtuvo el apoyo del 60% de los afiliados, representantes locales y miembros del grupo parlamentario que votaron en este proceso y está previsto que la sesión de investidura como primer ministro podría celebrarse el próximo 13 de junio. Varadkar, ministro de Protección Social, se ganó el respaldo del 70% de sus compañeros de partido en el Parlamento de Dublín y en el Europeo y el 55% de los dirigentes locales, pero solo obtuvo el 35% de la militancia, que prefirió a Coveney. No obstante, el sistema del Fine Gael para elegir a su líder establece que los votos del grupo parlamentario representan el 65% del resultado final, frente al 25 % de los representantes locales y el 10 % de los afiliados. El todavía «Taoiseach» (primer ministro), Enda Kenny, felicitó «de todo corazón» a Varadkar por su victoria y le ofreció su «total apoyo» para «el trabajo que tiene por delante». «La gran prioridad es mantener el continuo progreso de nuestro país con un Gobierno liderado por el Fine Gael. Sé que Leo tiene la capacidad de liderazgo necesaria para lograrlo», agregó Kenny, de 66 años. El veterano político tomó las riendas del FG hace 15 años, accedió al poder en 2011 y obtuvo un segundo mandato en los comicios generales del pasado año, lo que le convirtió en el dirigente del FG que más tiempo ha sido «Taoiseach». Varadkar aseguró que la elección de su partido demuestra que «los prejuicios no tienen sitio» en la República de Irlanda, un país moderno y listo para tener a su primer líder abiertamente gay e hijo de un médico inmigrante indio.
28-05-2017 | Fuente: abc.es
El Irán del que no nos hablan
El chófer conducía a toda velocidad su desvencijado y viejo Renault blanco, color de la mayoría de los coches en Irán. Por supuesto, ninguno de marcas estadounidenses. Dicen que se calientan menos que los oscuros, lo cual es muy útil cuando las temperaturas superan los 45 grados en verano. En teoría era un taxi, aunque aquí cualquier persona puede ejercer de taxista improvisado. Empecé a toser, quizá por la contaminación imperante en Teherán. Así que el hombre detuvo de repente el coche, se trasladó junto a mí a la parte trasera, sacó un termo con agua caliente y preparó dos tés en vasos de papel, que nos bebimos charlando en inglés en el arcén de la autopista. «Es bueno para la garganta», dijo sonriendo. Lo que pareció en un primer momento una amable excentricidad de este personaje en particular, es la norma en un país lleno de bellezas naturales que van desde las verdes zonas del norte hasta los desiertos que recorrió Marco Polo en la famosa Ruta de la Seda, donde las centenarias y hasta milenarias obras arquitectónicas ?casas, castillos, mezquitas, pueblos, ciudades bajo tierra? quitan el hipo, y donde la literatura, la historia y la poesía tienen un sitio privilegiado entre los libros, permitidos o censurados, que llenan las estanterías de los hogares. Es Irán un lugar habitado por ochenta millones de personas que no pierden la sonrisa y la calidez de su carácter pese a vivir en un estado represivo, una república islámica chií que de facto es una teocracia, donde el Líder Supremo ostenta un poder muy por encima del de los gobernantes elegidos en las urnas. Perder prejuicios Aquí, como me explica Hamid, un ingeniero agnóstico de 30 años, se paga con la muerte renegar de la religión con la que se nace, hay en las cárceles homosexuales y librepensadores y las mujeres, pese a tener derechos que ya desearían sus vecinas de naciones limítrofes, como conducir y tener acceso a la universidad o a puestos de trabajo de alto nivel, están obligadas a llevar el velo y no pueden realizar actividades como bailar en público o pasear en bicicleta. Sin embargo, una visita al Irán que nadie ve de primera mano hace que quede clara la enorme distancia que hay entre quienes ostentan el poder y la gente de a pie. Y la que hay entre lo que ocurre en la calle y la vida de puertas para adentro. Los prejuicios se caen a trozos. Por ejemplo, al contrario de lo que muchos creen, no es un país peligroso, ni siquiera para una mujer viajando sola. Los índices de criminalidad son muy bajos y es tan seguro que las familias, aficionadas a los picnic y la vida al aire libre, disfrutan juntas de los hermosos jardines que llenan las ciudades hasta altas horas de la madrugada, sobre todo los fines de semana, que aquí son jueves y viernes. Decía Mark Twain que viajar es fatal para los prejuicios y la estrechez de mente. Y es probable que Irán sea uno de los sitios donde esta idea cobre más sentido. La mejor manera de conocerlo es adentrándose en las casas de la gente, porque a la infraestructura turística le queda aún mucho trecho por andar, lo cual es normal considerando que solo de unos años para acá (sobre todo desde que en el 2013 llegara a la presidencia el moderado Hasán Rouhaní) los extranjeros están perdiendo el miedo ?y los prejuicios? y se están atreviendo a visitarlo. Dentro de las casas hay jóvenes provenientes de familias liberales, hijas e hijos de mujeres que antes de la revolución de 1979 no usaban velo y llevaban minifalda, que en su círculo privado se declaran ateos y que, pese a la prohibición de bebidas alcohólicas que rige en el país, preparan vino y vodka en sus casas o lo compran en el mercado negro. Ellas visten camisetas de tirantes y leggins entalladas bajo la ropa de trabajar fuera de casa, mientras ellos hacen la colada, limpian la casa y cuidan de los niños. Hay también fieles a la ley que no han probado jamás una gota de alcohol y que no escuchan música que no sea iraní. Vive gente que habla inglés fluido, que educa a sus hijos en este idioma, que ha ido a la universidad y que echa de menos la libertad que nunca ha tenido. «No somos terroristas» «Quizá en el futuro algo cambie», me dice esperanzada Samaneh, una periodista. Viven parejas que tras enamorarse en una cafetería, sitio de reunión de los adolescentes, han tenido que luchar durante años contra la oposición de sus padres, mientras otras son producto de matrimonios concertados, al estilo tradicional, y que así han aprendido a amarse. Viven familias que cenan siempre unidas y que luego ven juntas cualquier canal de televisión prohibido gracias a las antenas parabólicas ilegales mientras despotrican contra los ayatolás. Aquí, todo lo prohibido en público es posible encontrarlo en privado, donde la guardia revolucionaria no entra. «Al llegar a casa lo primero que hago es quitarme el velo, aquí soy libre», dice Hamide, profesora. Su pareja, Ehsan, sirve tres copas del vodka que prepara con uvas pasas de su ciudad natal, y bebe la suya mientras le echa un vistazo a su Facebook, red social prohibida a la que es posible acceder mediante una trampa que todos conocen. Independientemente de sus creencias religiosas, de su nivel socioeconómico o educativo, a los iraníes los caracteriza una hospitalidad tan extrema que a veces hasta incomoda, tan poco acostumbrados estamos a que una dependienta deje la tienda al cuidado de un cliente mientras te lleva por entre callejuelas a la dirección que andabas buscando. «Cuéntales lo que has visto aquí», piden las familias donde estuve. «Diles que no somos terroristas», añaden, a sabiendas de que su imagen en el exterior es negativa. Nada más lejos de la realidad. El Irán gris que imaginamos es muy distinto al Irán de múltiples colores que nos llena de asombro y del que no nos hablan
26-05-2017 | Fuente: abc.es
Los líderes del G-7 debaten hoy en Taormina sobre terrorismo y la tragedia de la inmigración
Terrorismo e inmigración serán los temas fundamentales en la agenda de los siete líderes más poderosos del mundo, que se reúnen hoy y mañana en Taormina (Sicilia), una ciudad blindada desde hace días. El despliegue policial para proteger la cumbre del G-7 va más allá de lo imaginable: En un municipio que cuenta con 11.000 habitantes, están operando más de 7.000 miembros de las fuerzas del orden, entre ellos 3.000 militares. Muy lejos queda el sueño inicial de los países económicamente más fuertes que crearon en 1973 el Grupo de los siete (G-7): Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Canadá e Italia, que representan el 63 % de la riqueza global. Su objetivo era formar el embrión de un gobierno mundial y afrontar las crisis internacionales más peligrosas. A partir del 1997 el G-7 se transformó en G8 con la incorporación de Rusia, que fue excluida en el 2014 tras la crisis en Crimea y Ucrania. Los grandes objetivos iniciales del G-7 se han difuminado, en buena medida porque el mundo ha visto una gran transformación, con nuevos protagonistas como China, India o Brasil, lo que ha limitado la fórmula del G-7, hasta el punto de tener que crearse el G-20, en un intento por afrontar con más eficacia los problemas globales. Los riesgos de una Europa dividida Cabe subrayar que cuatro de los siete jefes de Estado o de gobierno que participan en esta 43ª edición del G-7 pertenecen a países europeos, con evidentes divisiones entre ellos, lo que les hace cada vez más marginales en la toma de decisiones a nivel global. A este respecto, el ex primer ministro italiano y expresidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, que asistió a 10 cumbres del G-7, ha señalado: «Ninguno de los cuatro países europeos presentes, ni siquiera la gran Alemania, podrá ser clasificado, dentro de poco más de un decenio, entre las primeras siete naciones del mundo, ni en términos de población ni de renta». De todas formas, Taormina, considerada la perla del Mediterráneo, situada en una terraza natural con vistas al mar y célebre por su teatro griego, concentrará durante dos días las miradas de todo el mundo porque en esta cumbre participarán por primera vez cuatro de los siete líderes del G7: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump; la primera ministra británica, Teresa May; el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el primer ministro italiano, el anfitrión Paolo Gentiloni. Unidad contra el terrorismo La cumbre que se abre esta mañana en Taormina ofrece una ocasión ideal para abordar dos temas fundamentales: En primer lugar, la lucha contra el terrorismo, un punto sobre el que hay sintonía total, asunto central en la agenda del G-7 tras el atentado de Manchester. Los siete grandes quieren transmitir un mensaje fuerte de unidad contra el terrorismo. En segundo lugar, el debate se centrará también en los flujos migratorios de masas, un desafío para toda la comunidad internacional, y en particular para Europa, un problema que los siete grandes podrán observar con sus propios ojos, pues en las aguas del Mediterráneo se vive diariamente el drama de un éxodo masivo que parte en viejas pateras y en condiciones desesperadas desde Libia. Italia, que pedirá ayuda concreta para su lucha contra los desembarcos masivos en sus costas, pretende que de esta cumbre surja la visión del problema de la inmigración como un desafío global. El gobierno italiano considera que la inmigración procedente de África es una bomba de relojería a largo plazo. Ocasión para observar al imprevisible Trump Otra cuestión muy importante será la del clima, dada la posición polémica adoptada por el presidente Trump, que desea revisar las políticas energéticas de su antecesor Obama, llevando a la sordina los acuerdos de París, con el argumento de que son muy costosos para Estados Unidos. Obviamente, el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, intentará que no haya rebajas en los acuerdos de París. En cualquier caso, Taormina ofrece la gran ocasión de ver por primera vez a Trump en una cumbre del G-7. Cabe imaginar que no deseará hacer su debut dejando la imagen de que el nuevo presidente de Estados Unidos se convierte en el gran contaminador del clima del planeta. El imprevisible Trump preferirá dar preferencia en el debate al terrorismo y al relanzamiento de la economía mundial, destacando la necesidad de activar planes de inversión públicos y privados. Magia entre el Etna y el mar No es casual que este G-7 se celebre en Taormina. En principio, la cumbre estaba prevista en Florencia, pero el ex primer ministro, Matteo Renzi, decidió organizarla en Sicilia, para dar visibilidad a una isla todavía condicionada por la mafia y que sufre profundamente las secuelas de la crisis económica. El exalcalde de Florencia quería dar una imagen diversa de Sicilia, desligándola de viejos prejuicios para asociarla a su belleza y rico patrimonio cultural. Taormina siempre atrajo a turistas de todo el mundo, aunque en estos días no se vea ni uno en la ciudad. Curiosamente, para el canadiense Justin Trudeau, su presencia en Taormina representa una emoción especial: Aquí estuvo en el 1983, cuando tenía 12 años, acompañando a su padre, Pierre Trudeau, entonces primer ministro de Canadá, en visita a Italia para entrevistarse con el sempiterno líder democristiano Giulio Andreotti. Sin duda, cabe imaginar que la magia de Taormina, entre el Etna y el mar, conquistará a los grandes del mundo.