Infortelecom

Noticias de politica

06-01-2021 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí, Emiratos, Egipto y Baréin ponen fin al embargo contra Qatar
Tres años y medio después de imponer un bloqueo por tierra, mar y aire a Qatar y acusarle de apoyar al terrorismo por su relación con los Hermanos Musulmanes, Arabia Saudí dio marcha atrás y el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán (MBS), recibió con los brazos abiertos a Tamim bin Hamad al Zani. Este abrazo a pie de pista en el aeropuerto de Al Ula, al noroeste del reino, fue la foto más buscada de la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC, por sus siglas en inglés). Los saudíes, Baréin, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Kuwait y Omán volvieron a sentarse en la misma mesa que Qatar y firmaron con las autoridades de Doha un acuerdo de «solidaridad y estabilidad» que pone fin a la crisis diplomática y busca la unidad «frente a las actividades terroristas» de Irán, según las palabras de MBS. El primer paso práctico del acuerdo fue la reapertura de las fronteras marítimas, terrestres y aéreas de Arabia Saudí con el pequeño emirato. La república islámica fue el centro del discurso de un MBS que por momentos usó el mismo tono que emplea en cada una de sus intervenciones el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, para denunciar «las amenazas que supone el programa nuclear del régimen iraní, su programa de misiles balísticos y las misiones destructivas de sus agentes». El príncipe dirigió su llamada de unidad a los países del GCC y a toda la comunidad internacional. Este fue un mensaje dirigido al próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que es partidario de recuperar el diálogo con Teherán y acabar con la política de sanciones de Donald Trump. No hubo explicaciones sobre los motivos que llevaron al impulsivo heredero saudí a cambiar de opinión respecto a Qatar. Junto a Riad, los Gobiernos de Baréin, Egipto y EAU anunciaron en junio de 2017 la ruptura de sus relaciones con el emirato, le impusieron un bloqueo y le presentaron una lista de trece exigencias para levantarlo, entre las que figuraban el cierre del canal Al Jazeera, la ruptura de todos los lazos con Irán o la retirada de las tropas de Turquía del país. El emir de Qatar se negó desde el primer momento a negociar bajo presión y casi cuatro años después la única concesión que parece haber realizado ha sido la renuncia a las demandas legales que había interpuesto en contra de Arabia Saudí y sus aliados del Golfo. Además de arremeter contra Irán, MBS dedicó sus intervenciones a ensalzar una unidad que él mismo rompió y recordó que este Consejo de Cooperación del Golfo «fue creado a partir de una relación especial que une a los países y los denominadores comunes representados en sus vínculos de fe, familia y destino común». Cambio en Estados Unidos El trabajo de mediación de Kuwait fue una de las claves para lograr esta vuelta de Qatar al GCC y su emir, N auaf al Ahmad al Sabá, trabajó durante los últimos meses para lograr el acercamiento de posturas. Estados Unidos también trató de hacerse presente como parte de los impulsores de esta reconciliación, y para analistas como Karen Young, experta en economía política del Golfo del American Enterprise Institute, el acuerdo de Al Ula «tiene mucho que ver con los cambios que se avecinan en Washington», según declaraciones recogidas por el diario The Guardian. Los cuatro años de Trump han servido para fortalecer la figura de un MBS, que se ha erigido junto a Israel en el principal aliado frente a Irán. El príncipe lanzó la guerra contra los rebeldes hutíes en Yemen, que deja cientos de miles de muertos y millones de desplazados, o es la persona a la que se señala como el cerebro de la operación para asesinar y descuartizar al periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul, pero su conexión con Trump le ha servido como protección. La llegada de Biden obliga a MBS a mover ficha y el acercamiento a Qatar, que también es aliado de Washington, puede ser un paso en esta dirección.
06-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump presiona al Capitolio con una gran marcha para aferrarse al poder
La de hoy miércoles es la última bala de Donald Trump. Tras este miércoles, nada podrá impedirle a Joe Biden tomar el relevo en la Casa Blanca, por lo que el presidente va a hacer un último esfuerzo para mantenerse en el poder, una jugada de alta tensión política que va a poner a prueba los cimientos mismos de la democracia americana. Las dos cámaras del Capitolio se reúnen aquí en Washington para abrir los sobres en los que los estados notifican oficialmente el resultado de las elecciones presidenciales, y un grupo de diputados y senadores republicanos se negará a aceptarlos, tratando de forzar al vicepresidente a que mantenga a Trump, su propio jefe, en la Casa Blanca en una jugada insólita y de dudosa legalidad. Mientras, decenas de miles de personas se manifestarán en las calles de la capital jaleadas por el propio presidente bajo el lema «paremos este robo», como una forma de presionar a los propios republicanos. La alcaldesa de Washington, la demócrata Muriel Bowser, ha desplegado ya a los reservistas de la Guardia Nacional para prevenir disturbios. Ayer martes, la policía ya cortaba las calles del centro de la ciudad y, como sucedió durante la protesta racial del verano y las elecciones de noviembre, negocios, oficinas y hoteles de todo tipo tapiaron sus ventanales ante los posibles saqueos. El partido, a prueba Donald Trump está poniendo a prueba a su partido. Su última batalla en este ciclo electoral la libra el presidente contra los mismos republicanos. Ayer le dio un recado a su «número dos» en Twitter. «El vicepresidente tiene la potestad de rechazar a los compromisarios que hayan sido elegidos de forma fraudulenta», dijo el presidente en esa red social. Esencialmente, lo que le pide Trump a Pence es que hoy se niegue a aceptar los resultados enviados por estados que Trump ganó el 2016 y Biden le arrebató en 2020, principalmente Georgia y Arizona, que son bastiones republicanos. No está claro si Mike Pence, que a la sazón es presidente del Senado, puede hacerlo según la ley, porque esta es una situación que no se ha dado antes. En incontables artículos publicados estos pasados días en la prensa en EE.UU. juristas de toda procedencia han expresado opiniones contradictorias. Según las leyes electorales estadounidenses, cada estado organiza su votación y recuento, y proclama al ganador. Así, envía el número de compromisarios que corresponden al Capitolio, que tramita el recuento y proclama al ganador. Un candidato necesita al menos 270 compromisarios para ganar. Según las certificaciones tramitadas, Biden cuenta con 306 compromisarios, los mismos que logró Trump en 2016. Pero Trump se ha negado a aceptar los resultados y mantiene que hay fraude no sólo en los estados gobernados por los demócratas, sino también en los que controlan los republicanos, como Georgia y Arizona. Las decenas de denuncias que sus abogados han presentado han sido todas desestimadas, incluso por la Corte Suprema, que es de mayoría conservadora y a tres de cuyos nueve jueces ha elegido él mismo. Ni el presidente ni sus representantes legales han sido capaces de aportar pruebas de fraude lo suficientemente convincentes como para detener este relevo al frente de la democracia moderna más veterana del mundo. Ahora, lo único que le queda al presidente es forzar a su partido a que se niegue a aceptar estos resultados. Esto ha colocado al Partido Republicano en una situación insostenible y al borde de la fractura. Los conservadores más veteranos, como el líder de la mayoría conservadora en el Senado, Mitch McConnell, han admitido ya que Biden ha ganado las elecciones, y prefieren mantenerse dentro de las instituciones, siguiendo los procesos reglados para el traspaso de poderes. Los que han osado contradecir públicamente al presidente, moderados como Mitt Romney o populistas como Tom Cotton, se han encontrado con virulentos ataques del presidente en redes sociales, prometiendo que pagarán el precio la próxima vez que se presenten a unas primarias. Duelo final El de hoy es el duelo final entre Trump y su propio partido. No hay que olvidar que cuando el presidente se presentó a las primarias en 2015 tenía a prácticamente todo el partido en contra, y ha logrado transformarlo en gran parte nombrando a candidatos elegidos por él personalmente a los que les exige lealtad ciega. Pero aún queda un buen número de republicanos al uso que tienen como prioridad la preservación de las instituciones y ve con malos ojos este intento de revocar lo que los estados han decidido, más cuando se trata del resultado de todas unas elecciones. Como método de presión, Trump ha bendecido personalmente la marcha de hoy en Washington, llamando él mismo a la capital a todos aquellos que le apoyan y se niegan a aceptar la victoria de Biden. Una gran multitud rodeará el Capitolio y exigirá a sus diputados y senadores que les hagan caso y mantengan a Trump en la presidencia. Sus señorías, al menos parte de ellas, así lo harán, ya que basta con que un solo diputado y un solo senador protesten para forzar un debate sobre los resultados. Pero la decisión final será de Pence y ahí el vicepresidente ha guardado, hasta hoy, un tenso silencio. Lo que vaya a hacer hoy es un enigma, motivo por el cual Trump ya le ha mandado varios recados. «Espero que Mike Pence nos ayude, tengo que decirlo. Espero que nuestro gran vicepresidente, nuestro gran vicepresidente, lo haga por nosotros. Es un gran tipo. Por supuesto, si no lo hace, no me gustará tanto», advirtió Trump el lunes por la noche en un mitin en Georgia a favor de dos candidatos que allí fueron ayer a segunda vuelta. «Una cosa que he aprendido sobre los republicanos es que suelen tener problemas. Pero, ¿saben ustedes cuál es el problema que los republicanos no suele tener? El de olvidar. Los republicanos nunca olvidan. Mucha gente se va a dar cuenta de esto», añadió el presidente. El discurso de Trump en Georgia, el último de este ciclo electoral que se ha alargado hasta entrado ya 2021, fue la prueba de que aun fuera de la Casa Blanca el presidente seguirá controlando los designios de su partido, o al menos lo intentará. Aprovechará su enorme popularidad entre las bases republicanas para quitar y poner candidatos y matar carreras políticas de un golpe. Ya lo ha conseguido, varias veces, moldeando un Partido Republicano cada vez más a su imagen y semejanza. Por su parte, el demócrata Biden no ha esperado al gran espectáculo que hoy habrá en el Capitolio y ya ha comenzado a planear los actos celebratorios de su toma de posesión. Serán completamente atípicos, en gran parte virtuales, por la pandemia. Al presidente electo aún le queda por anunciar además a una gran parte de su nueva Administración.
05-01-2021 | Fuente: abc.es
Maduro inaugura su asamblea ilegítima y deja a Guaidó fuera de juego
Nicolás Maduro inauguró su Asamblea Nacional ilegítima, emanada de unos comicios tildados de fraudulentos por la comunidad internacional, con la que consolida el golpe final de la dictadura sobre la oposición venezolana liderada por el joven Juan Guaidó. El presidente interino y jefe del anterior Parlamento, que sigue considerándolo como el legítimo tras la aprobación de la reforma del Estatuto de la Transición que permite la continuidad de su mandato por un año más, perdió su última trinchera política, la sede física de la Asamblea Nacional, que fue arrebatada a la fuerza por los chavistas quedando desarbolado ante su principal enemigo. Antes de que amaneciera, una comisión de la polícia política de Maduro, el SEBIN, merodeaba la casa de Guaidó en Caracas y le enviaba un mensaje directo: a partir de ahora no titubeará para apresar al líder de la oposición, una vez que según el gobierno perdió la inmunidad parlamentaria. Este nuevo capítulo comienza con la instalación de un nuevo período legislativo para los próximos cinco años, que desde ahora el chavismo tendrá el control al ocupar 256 de los 277 escaños del pleno. La nueva Asamblea Nacional mostró sus aires de victoria al recuperar los espacios del hemiciclo de debate, tras cinco años controlados por la oposición. Nueva era del gobierno El flamante Jorge Rodríguez, exministro de Comunicación del chavismo, se estrena como nuevo presidente de la cuestionada Asamblea Nacional chavista. Un líder mucho más moderado que su predecesor Diosdado Cabello. El ahora diputado y jefe del bloque de la Patria en la AN ha cedido su categoría de «número dos» del régimen a Rodríguez, lo que significa una disminución de influencia en esta nueva etapa de Maduro que se presentará como un gobierno conciliador ante el mundo. Así Rodríguez se alza como el nuevo hombre fuerte y recupera el ala civil del chavismo cansada de radicalismos de un gobierno compuesto en su mayoría por militares. Los diputados afín al régimen eligieron en la sesión a la nueva junta directiva también conformada por la exministra de Asuntos Penitenciarios, Iris Varela, que fue juramentada como primera vicepresidenta y por el líder del partido Por la Democracia Social (Podemos), Didalco Bolívar, como segundo vicepresidente. «Estamos aquí para la reconciliación política, pero sin olvido, sin impunidad. Enfrentamos crímenes que quisieron acabar con nuestro territorio y el pueblo», dijo Rodríguez, desde la tribuna de oradores. Pérdida de respaldo interno Minimizado su poder, al presidente encargado de Venezuela y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, no le quedó otra opción que instalar su Parlamento en una sesión telemática, después de que en diciembre los diputados que lo apoyan aprobaron un decreto de «continuidad administrativa» para extender las funciones legislativas y su cargo como líder de la Cámara. Lo cierto es que la Asamblea a la que él quiere darle continuidad, venció este 5 de enero, como lo expresa la Constitución. En un discurso reciclado, Guaidó insistió en que en 2021 logrará deponer a Nicolás Maduro del poder, una promesa que hizo en 2019 cuando juró como presidente interino. Esta vez, el líder opositor dejó fuera de su discurso cómo será la estrategia para lograr «el cese de la usurpación», su objetivo principal desde hace dos años. «Hagamos realidad este 2021 para lograr la transición a la democracia en Venezuela (..) Las transiciones se construyen y la hemos estado construyendo, con la capacidad de la mayoría, con nuestros aliados internacionales», dijo. De ese modo, Guaidó celebró que EE.UU., su principal aliado internacional, reconoció su Asamblea y su liderazgo. Ese mismo respaldo lo recibió el dirigente opositor por otros líderes del mundo. El estatuto de transición, que fue aprobado el 26 de diciembre por los legisladores opositores, pretende dar continuidad a la Asamblea opositora «hasta que se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres», reza el texto del Legislativo. Sin embargo, varios parlamentarios han rechazado el acuerdo propuesto por Guaidó. Marialbert Barrios y Stalin González, decidieron el pasado lunes anunciar el «cierre de un ciclo» como parlamentarios y desconocieron la continuidad del Parlamento opositor. El partido Acción Democrática, decidió salvar su voto en la sesión que se realizó para prorrogar hasta enero de 2022 las funciones de la AN elegida en 2015. Desde ese año, la bancada opositora estuvo conformada por 112 diputados, cuyo número se redujo en diciembre de 2019 cuando casi una veintena de diputados fue comprada por el régimen. Pese a eso, Guaidó aseguró que el acto contó con un quórum de más de 100 parlamentarios, cuando el mínimo requerido es de 84.
05-01-2021 | Fuente: abc.es
¿Para qué sirve el Senado de Estados Unidos?
Ante lo que se anticipa como la semana más delirante en la política de EE.UU. conviene recordar que tradicionalmente un nuevo ocupante de la Casa Blanca dispone de dos años para redefinir su agenda y prioridades al hilo de las elecciones para el Congreso de medio mandato. Sin embargo, para Joe Biden ese momento clave en toda presidencia ha llegado incluso antes de su toma de posesión prevista para dentro de dos semanas. La gestión de la pandemia del nuevo Gobierno de EE.UU., la expansión de la sanidad pública, la nueva fiscalidad, los cambios en energía y medio ambiente pasan por la elección especial que Georgia celebra este martes para sus dos escaños vacantes en la Cámara Alta, ya que ningún.. Ver Más
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Muere un líder indígena opositor en una cárcel chavista
Ha muerto otro preso político en Venezuela bajo custodia policial. Se trata del líder indígena de la etnia pemón , Salvador Franco, que fue enviado a la cárcel de El Rodeo, en las afueras de Caracas, después de que el régimen de Nicolás Maduro lo involucrara en la operación Aurora, un presunto asalto a un cuartel militar en diciembre de 2019 en el estado Bolívar, al sur de Venezuela. El hombre, de 44 años, tenía una orden judicial desde noviembre para ser trasladado a un hospital pero la solicitud fue ignorada y este domingo murió sin atención médica, según ha denunciado la ONG Foro Penal. Franco habría presentado síntomas de desnutrición y enfermedades relacionadas con la insalubridad del lugar en el que estaba detenido. El sistema penitenciario en Venezuela acumula problemas legales entre los que destacan el retraso procesal, el hacinamiento, el precario estado de los penales, la ausencia de una clasificación de presos, la carencia de servicios básicos indispensables. De acuerdo con la ONG, Franco llegó a manifestar síntomas de padecer el Covid-19. Rápidamente, el presidente interino, Juan Guaidó, denunció que se trata de un «asesinato» del régimen de Maduro y aseguró que se trata de «un patrón de este régimen la persecución, el secuestro, la tortura y hasta el asesinato político y por eso están señalados como criminales de lesa humanidad e investigados por la Justicia internacional». El secretario general de la Organización de Estados Americano (OEA), Luis Almagro, también se hizo eco de la noticia y envió un mensaje por Twitter para condenar «la muerte por tortura del preso político venezolano de la etnia pemón Salvador Franco. Otro crimen de la dictadura en Venezuela». «La salud del preso político indígena pemón Salvador Franco se ha deteriorado gravemente. Ya hoy no puede ni siquiera alimentarse por sí mismo. Su vida y su salud son responsabilidad directa de quienes lo mantienen injustamente encarcelado», advirtió el 24 de diciembre Foro Penal. La Fiscalía General de Venezuela, una de las instituciones que colabora con el régimen de Nicolás Maduro, acusó a Salvador Franco y a otros doce pemones de terroristas por supuestamente participar en la operación Aurora. En enero de 2020, el fiscal Tareck William Saab, dijo que los supuestos asaltantes cargaron con «131 fusiles, 9 cañones, 5 lanzagranadas, 5 escopetas, 2 ametralladores, 209 granadas, 99 bayonetas y miles de cartuchos con municiones para todas estas armas». Todas las armas fueron recuperadas. Y aunque los indígenas negaron la acusación, fueron enviados de igual manera a prisión donde además sufrieron tratos denigrantes e inhumanos. Por ese asalto, imputaron también a cinco militares, pero estos lograron escapar a Brasil. De acuerdo con algunos medios locales, Salvador Franco trabajaba como guía turístico en el Parque Nacional Canaima, en el estado Bolívar, fronterizo con Brasil, y demandado por los turistas por sus imponentes tepuyes y su extensa naturaleza. En Venezuela hay 356 presos políticos, según Foro Penal, una cifra que ha sido certificada además por la OEA. De ese número, 330 son hombres y 26 mujeres; y de ellos, 226 son civiles, 130 militares, y dos son adolescentes. De acuerdo con el informe de la ONG, desde 2014, se han registrado 15.661 detenciones políticas en el país suramericano. En esa lista, actualizada el 8 de diciembre de 2020, se encontraba Franco. Motín de presos comunes Por otra parte, este lunes se supo que los reos de la cárcel Tocuyito, en el estado Carabobo, en el centro del país, iniciaron un motín el fin de semana para protestar por la falta de alimentos. La confirmación la hizo el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), que explicó que «el hambre y la desidia penitenciaria en Venezuela están causando graves estragos dentro de la cárcel de Tocuyito, donde los presos aseguran que llevan más de tres meses sin comer carne o pollo y su ingesta diaria está basada en agua con pocos granos de arroz o pasta». En la protesta habrían participado al menos 160 presos, quienes han quemado colchones y otros objetos en la azotea del penal desde el 1 de enero, y se mantuvieron amotinados hasta el día siguiente.
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Draghi, el mejor remedio italiano contra la crisis
Mario Draghi (Roma, 1947), expresidente del Banco Central Europeo (BCE), es visto cada día más en Italia como el salvador de la patria. El país inició el año con crisis de gobierno, en medio de una muy grave situación económica y en emergencia sanitaria por el Covid-19. Se prevé que la crisis de gobierno se abra formalmente uno de los próximos días, pero la cuenta atrás ya ha comenzado. El ex primer ministro Matteo Renzi, líder de Italia Viva, amenazó con retirar del Gobierno a las dos ministras de su partido: Teresa Bellanova (Agricultura) y Elena Bonetti (Familia e Igualdad de Oportunidades). Renzi, con su minúsculo partido (3% en los sondeos) mantiene una confrontación, política y personal, con el primer ministro,.. Ver Más
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Escándalo de incesto y abusos sexuales en la cúspide histórica de la «izquierda caviar» francesa
Escándalo tenebroso en la cúspide de la intelectualidad política parisina. Olivier Duhamel, uno de los más influyentes constitucionalistas de Francia, figura eminente de la «izquierda caviar», es acusado de incesto y «abusos sexuales» cometidos hace años contra un hijastro de trece años. Lanza las acusaciones su hijastra Camille Kouchner, jurista famosa, que publica un libro ultraescandaloso, «La Familia grande», del que el vespertino «Le Monde» publica la primicia de sus primeras páginas. Según Camille Kouchner, Olivier Duhamel «se invitaba» a la habitación de su hermano gemelo, V**, varias noches por semana, hace años, imponiéndole «juegos sexuales». V ** contó la historia por lo menudo a su hermana, pero le pidió guardar silencio, avergonzado, inquieto, víctima de ataques de pánico. Según Camille Kouchner, esos abusos sexuales se prolongaron varios años, al final de la década de los 80 del siglo pasado. No es un secreto que Olivier Duhamel estaba casado con Evelyne Pisier, historiadora eminente de las ideas políticas que tuvo dos hijos, Camille y V **, de su primer esposo, Bernard Kouchner, médico celebérrimo, antiguo ministro de Sanidad y Asuntos Exteriores de François Mitterrand. Según Camille Kouchner, su hermano comenzó por negarse a contar la historia del incesto y abusos sexuales de su padrastro. Pero terminó contándola personalmente a su madre, Evelyne Pisier, que se «explicó» con su segundo esposo, pero prefirió callar e imponer el silencio a los hijos de su primer marido «para evitar un escándalo». La pareja formada por Olivier Duhamel y Evelyne Pisier estuvo, durante veinte o treinta años, entre la élite de la «izquierda exquisita» y el «socialismo caviar». Él fue compañero de viaje del PS durante los catorce años de la presidencia de Mitterrand y llegó a ser eurodiputado socialista. Como constitucionalista emérito, Duhamel ha presidido durante muchos años la influyente Fundación Nacional de Ciencias Políticas (FNCP). A las pocas horas de conocerse la publicación del libro de Camille Kouchner, Duhamel presentó la dimisión irrevocable de ese cargo. Posible prescripción de los delitos Todavía no está claro si han prescrito, o no, los presuntos delitos de incesto y abusos sexuales de un padrastro contra su hijastro, menor de 11 años. Pero V**, el hombre que sufrió, de niño, el acoso y abusos sexuales de su padrastro, ha declarado al vespertino «Le Monde»: «Todo lo que cuenta mi hermana gemela es cierto. Durante años, mientras vivió mi madre, decidimos callar. Fallecida mi madre, mi hermana ha decidido contar la historia». Historia muy negra, en la cúspide de una cierta elite política muy izquierda y socialismo caviar. El padrastro presuntamente abusador sexual de un hijo menor, concebido por su esposa con su primer marido, lleva medio siglo pontificando políticamente desde las más influyentes medios e instituciones. La madre del niño víctima de los abusos de su segundo esposo ejerció una influencia cierta en varias generaciones de estudiantes de ciencias políticas. El uno y el otro, Duhamel y Pisier, decidieron callar y ocultar el incesto y los abusos sexuales sobre un menor, en el domicilio familiar. Bernard Kouchner, el padre de V ** y Camille Kouchner, rompió con su madre, su primera esposa, cuando se cruzó en un estudio de televisión con una periodista famosa. Los hermanos Kouchner no han contado, todavía, si su padre sabía o no sabía las presuntas acciones incestuosas de Olivier Duhamel. En los fragmentos publicados por «Le Monde», Camille Koucher se dirige a su padrastro en estos términos: «Artículo 222-24 del Código penal: la violación es castigada con veinte años de reclusión criminal [ . ] Artículo 222-31-1 del Código penal: las agresiones sexuales son calificadas de incesto cuando han sido cometidas contra una víctima sobre la que el agresor tenía autoridad legal o de hecho. [ . ] Pero tu eres profesor de derecho. Eres abogado. Sabes bien que podrás librarte, por prescripción. Todo va bien para ti».
04-01-2021 | Fuente: as.com
Las advertencias para 2021 de los santeros cubanos que predijeron la pandemia
Los babalawos predicen el fin del coronavirus, aunque hay que mantener la calma. Habrá desastres naturales y tensiones políticas, sociales y religiosas.
04-01-2021 | Fuente: abc.es
La Eurocámara ve necesario reformar la ley de asilo
El Parlamento Europeo cree que la legislación de asilo no asegura un reparto equitativo de la responsabilidad entre los socios comunitarios ni un acceso efectivo y rápido al procedimiento a los demandantes. Según los eurodiputados, el Reglamento de Dublín III, de 2013, «impone una responsabilidad desproporcionada a una minoría de Estados, especialmente en momentos de afluencia importante». En una resolución para evaluar el funcionamiento de la norma que determina el Estado miembro que debe tramitar una solicitud de asilo, piden un mecanismo solidario para garantizar el derecho fundamental de asilo y el reparto de responsabilidades entre los Estados miembros. El texto fue aprobado con 448 votos a favor, 98 en contra y 149 abstenciones. La aplicación inadecuada de la jerarquía de criterios -en particular el uso excesivo del criterio del primer país de entrada- y la ejecución ineficaz de los traslados incrementan la presión sobre algunos países, sobre todo los situados en primera línea, en concreto, Grecia, Italia, Malta, Chipre y España, subraya el Parlamento, que reclama reglas más justas. Los eurodiputados lamentan que el Consejo, a diferencia del Parlamento, no adoptó una posición sobre la propuesta de refundición de Dublín, lo que supone, en la práctica el bloqueo de esa reforma y deja a la UE con unas normas «que han demostrado ser ineficaces a la hora de gestionar un elevado número de llegadas». Insisten en que los acuerdos ad hoc no pueden sustituir a un Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) armonizado y sostenible y reclaman más recursos y capacidades para los países en primera línea mientras no haya una reforma del Reglamento de Dublín. Lagunas y deficiencias La Cámara adoptó una segunda resolución sobre la actual directiva de retorno. Con 512 votos a favor, 134 en contra y 49 abstenciones, el pleno afirma que «una política de retorno eficaz es uno de los elementos fundamentales de una política europea de asilo y migración operativa» y destaca que desde 2015 el número de devoluciones efectivas se ha reducido, no necesariamente debido al descenso de las llegadas irregulares. Los eurodiputados inciden en que la efectividad de la política de retorno de la UE no debe medirse sólo en función del porcentaje de retornos, sino también a la vista de su sostenibilidad y del respeto de los derechos fundamentales y las garantías procedimentales. Según la resolución, los Estados miembros deben dotar con los recursos humanos adecuados y la formación necesaria a las autoridades responsables de la política de retorno y siempre que sea posible, debe darse prioridad a los retornos voluntarios. En cuanto a los menores no acompañados, deja claro que no deben ser retornados, salvo que pueda demostrarse que es en el mejor interés del menor.
04-01-2021 | Fuente: abc.es
Reino Unido no extradita a Assange a EE.UU. por temor a que se suicide
La jueza Vanessa Baraitser, del tribunal británico penal de Old Bailey, dictaminó este lunes que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no debe ser extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por violar su ley de espionaje y conspirar para piratear ordenadores del gobierno. La resolución, que generó mucha expectativa, se basa entre otros motivos en los graves problemas de salud mental que arrastra el periodista australiano y a la posibilidad de que intente suicidarse. «La impresión general es la de un hombre deprimido y a veces desesperado que teme por su futuro», señaló la jueza, y añadió que está convencida de que en caso de tener que enfrentarse a «condiciones de aislamiento casi total» bajo la custodia de Estados Unidos, las autoridades no podrían evitar que «Assange encontrara una manera de suicidarse». El juicio de extradición contra Assange empezó en febrero del año pasado en los juzgados de Woolwich Crown Court, junto a la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, donde está encarcelado desde su detención en abril del 2019 en la Embajada ecuatoriana en Londres, cuando la policía británica lo sacó a la fuerza después de que Ecuador revocara su asilo político. Assange, solicitado por la justicia estadounidense por haber publicado una gran cantidad de información clasificada, dijo en la audiencia preliminar que se negaba a someterse a la extradición y sostuvo que su «trabajo periodístico protegió a muchas personas». Sus abogados consideran además que el caso tiene motivaciones políticas. El periodista de 49 años se enfrenta a hasta 175 años de prisión en Estados Unidos, acusado de 18 cargos por violar la Ley de Espionaje de 1917 por obtener y publicar «información clasificada». Sus partidarios denuncian que este procedimiento supone un grave peligro para la libertad de prensa. Washington lo reclama por 18 delitos de espionaje e intrusión informática. Estados Unidos, que ya anunció que recurrirá la sentencia, para lo cual tiene 14 días, lo acusa de haber puesto en peligro a algunas de sus fuentes al publicar en 2010 en Wikileaks 250.000 cables diplomáticos y 500.000 documentos confidenciales relacionados con las actividades del ejército estadounidense en Irak y Afganistán. Entre estos documentos había un vídeo titulado «Asesinato colateral» que mostraba a civiles muertos por disparos desde un helicóptero de combate estadounidense en Irak en julio de 2007. La defensa de Assange solicitó su libertad provisional bajo fianza, aunque de momento Baraitser ordenó que permanezca recluido en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh. Stella Moris, pareja del periodista y madre de sus dos hijos, señaló antes del fallo que los pequeños «necesitan a su padre», y acusó a Estados Unidos de destrozar a su familia. Además, declaró que la decisión de extraditarlo sería «política y legalmente desastrosa para el Reino Unido».