Infortelecom

Noticias de politica

20-06-2018 | Fuente: elpais.com
El secreto de Kumamoto desembarca en Ciudad de México con una nueva forma de hacer política
Jóvenes capitalinos importan de Jalisco un estilo de política local que rechaza el voto clientelar
19-06-2018 | Fuente: abc.es
Merkel y Macron cocinaron ayer en el palacete de Meseberg, en los alrededores de Berlín, la propuesta conjunta que emplatarán en Bruselas, durante la próxima cumbre de finales de junio, y en la que la canciller alemana ha obtenido respaldo para medidas destinadas a frenar el flujo de refugiados en África a cambio de un considerable aumento de la aportación germana al presupuesto europeo. Hemos hallado una «buena solución» para Europa, valoró satisfecha la alemana. «Ha de ser una respuesta común del bloque», insistió Macron. A la espera de cerrar flecos con países terceros, no quisieron dar demasiados detalles sobre los acuerdos con países africanos, aunque Merkel sí dijo que «si logramos encontrar un mecanismo que, conjuntamente con las autoridades internacionales de inmigración y el Consejo Europeo, permita cuidar y asesorar bien a los refugiados sin oportunidades o con muy pocas oportunidades de entrar en Europa, como iniciativas que ya estamos viendo en Agadez, en Níger, serán buenas iniciativas». Se refería a zonas piloto seguras, garantizadas por Acnur en el caso de Níger, en las que se lleva a cabo ya con éxito el proceso de identificación y selección de los extranjeros que sí pueden acogerse al estatuto de refugiados que posibilitaría su entrada en Europa, evitando que se lancen al mar con un destino incierto. En esos mismos centros se tramitan las solicitudes de asilo y se facilita el proceso a los ciudadanos con derecho al estatuto de refugiados, vehiculando su viaje al margen de las mafias, mientras que se desincentiva el viaje a quienes por sus condiciones particulares no podrán entrar en Europa por la vía legal. Plataformas de desembarco «Lo que está claro es que hay que frenar la inmigración ilegal y el tráfico de personas, al mismo tiempo que se abren las vías legales», explicó Merkel, que toma como modelo la estrategia de reinstalación llevada a cabo en el Líbano, Turquía y Jordania, y que contempla el establecimiento de nuevos acuerdos europeos de cooperación y desarrollo con Libia a cambio de la creación de centros de refugiados en su territorio que lleven a cabo esa misma identificación temprana de potenciales refugiados y descarte del resto. Merkel y Macron apoyarán además el borrador del Consejo Europeo, que propone la creación de «plataformas de desembarco» fuera de la UE, a las que podrán ser devueltos los rescatados en el mar y donde contarán con la asistencia humanitaria necesaria, así como la propuesta austriaca de reforzar las fronteras exteriores con un mayor respaldo a Frontex. Macron mencionó las enormes posibilidades de un acuerdo con Libia en el combate contra los «traficantes de humanos». «El riesgo humanitario comienza exactamente cuando se abandona la costa libia», señaló, y concretó el apoyo del eje franco alemán a la propuesta de la Comisión de aumentar los efectivos de la agencia europea de fronteras Frontex hasta las 10.000 personas. «Muchos de los que llegan son inmigrantes económicos y queremos ser pragmáticos, pero también humanos y eficientes. Se debe ver la problemática en su conjunto y trabajar de forma conjunta con los países de origen y de tránsito». Todavía será necesario engrasar la resistencia del núcleo de Visegrado y Merkel tiene una importante cita el próximo 5 de julio para hablar de todo esto con Viktor Orbán, el primer ministro de Hungría, cuyo apoyo resultará crucial para que la respuesta europea sea efectivamente en bloque, pero de entrada se trata de un proyecto al que los equipos diplomáticos reconocen muchas posibilidades de superar la reunión de líderes europeos de los días 28 y 29 de junio. Inversiones millonarias A cambio del respaldo francés a este diseño, Merkel accedió ayer a la creación de un gran presupuesto europeo de inversiones, que correrá paralelo al marco financiero plurianual y que servirá para inyectar dinero público en la economía euro, algo a lo que la canciller alemana llevaba resistiéndose tres legislaturas seguidas. El objetivo de ese ingente plan de inversiones será «la convergencia entre países» dijo, aunque metió también una cuña propia al anotar que «la integración de refugiados es una cuestión de cohesión». «El presupuesto para la zona euro servirá para ayudar en las inversiones de la UE», se extendía la canciller, y para que las políticas económicas se armonicen, algo importante para la Unión Monetaria y Económica. Ambos sugirieron además que este presupuesto supondrá una «ofensiva millonaria». Otra de las concesiones que Alemania hizo ayer al proyecto europeo de Macron fue la conversión del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en una especie de FMI europeo que servirá para dotar a la eurozona de un instrumento extra, para mejorar su estabilidad y afrontar problemas de liquidez, o lo que es lo mismo, para actuar en los futuros rescates con independencia de los criterios de Lagarde y sus analistas.
19-06-2018 | Fuente: elpais.com
El Gobierno mexicano califica de ?cruel e inhumana? la política migratoria de Donald Trump
El canciller Luis Videgaray, dijo que menos del 1% de los 1.995 menores que han sido separados de sus padres son mexicanos
19-06-2018 | Fuente: elpais.com
Merkel y Macron acuerdan establecer un presupuesto común para la zona euro
La canciller alemana y el presidente francés acuerdan una batería de reformas para proteger a los países de eurozona de futuras crisis y coordinar la política migratoria
19-06-2018 | Fuente: elpais.com
EE UU se dispone a abandonar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en apoyo a Israel
El boicot coincide con las críticas lanzadas hacia las políticas migratorias estadounidenses
19-06-2018 | Fuente: abc.es
Merkel y Macron hallan una «buena solución» para Europa
La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha dicho tras su reunión con Emmanuel Macron en el palacio de Meseberg que ambos han encontrado una «buena solución» para la reforma de la eurozona, que incluye un presupuesto común para el bloque y la reconversión del fondo de rescate en una versión europea del Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta será la propuesta conjunta que lleven a la cumbre de líderes de la UE del 28 y 29 de junio en Bruselas, donde se decidirá el futuro de la eurozona y una solución a la crisis migratoria. El presupuesto para la eurozona será «paralelo» al marco plurianual de la Unión Europea y tendrá como objetivo la «convergencia» entre países, mientras que el desarrollo del fondo de rescate, denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) servirá para dotar a la eurozona de un «instrumento extra» para mejorar su «estabilidad» y afrontar «problemas de liquidez». Los dos han estado de acuerdo en la necesidad de crear un presupuesto común para la zona euro que quieren que entre en vigor en 2021. «Apoyamos un presupuesto para la eurozona que debe entrar en funcionamiento paralelamente al fondo que se creará a imagen del Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr estabilidad en los países miembros», ha dicho la canciller alemana, «el presupuesto para la zona euro servirá para ayudar en las inversiones de la UE» y para que que las políticas económicas se armonicen, algo «importante» para la Unión Monetaria y Económica. Han sugerido además que este presupuesto formaría parte de una ofensiva millonaria para emprender inversiones en Europa promovida por los Gobiernos de los dos países. «Sabemos que tenemos aún mucho por hacer en este ámbito», reconoció Merkel.
19-06-2018 | Fuente: elpais.com
Todas las exprimeras damas de EE UU rechazan la separación de las familias migrantes en la frontera
Rosalynn Carter fue la última esposa de un expresidente en criticar la política de 'tolerancia cero': ?Es una vergüenza para nuestro país?
19-06-2018 | Fuente: abc.es
Así gritan los niños al ser separados de sus padres en la frontera de EE.UU.
«Papá», «mami» es lo que algunos niños han podido decir entre lloros, cuando en la frontera eran separados de sus padres. «No quiero que me separen de mi papá, no quieri que lo deporten». La ONG «ProPública» ha distribuido un audio en el que se pueden escuchar los gemidos y los llantos de los pequeños que se encuentran en un centro de internamiento de menores puesto en marcha por la Administración Trump, de casi ocho minutos de duración. La voz de barítono de un agente de la Patrulla Fronteriza retumba por encima del llanto. «Bueno, aquí tenemos una orquesta,» bromea. «Faltaba el director». Entonces, una angustiada niña salvadoreña de seis años suplica repetidamente que alguien llame a su tía. Solo una llamada, ruega a cualquiera que la escuche. Dice que ha memorizado el número de teléfono y, en un momento dado, se lo recita de un tirón a un representante consular. «Y mi mami después que me venga a traer mi tía va a venir lo más pronto posible para irme con ella», gimotea. Estas son las primeras consecuencias de la politica migratoria que ha puesto en marcha el gobierno de Trump, que perseguirá penalmente a todos los adultos que intenten cruzar ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos. Como resultado, cientos de niños y bebés están siendo alojados en centros de detención, incluidos almacenes y supermercados reconvertidos, y se mantienen alejados de sus padres. Incluso la primera dama, Melania Trump, ha criticado esta política migratoria, afirmando que «odia ver a los hijos separados de sus familias y espera que ambas partes puedan unirse». Una de las críticas más duras fue la de la ex primera dama, Laura Bush, que escribió en el «Washington Post» que «esta política de tolerancia cero es cruel. Es inmoral. Y me rompe el corazón». El Gobierno anunció que no pedirá disculpas por la separación de los niños de sus familias en la frontera con México, ya que «las acciones ilegales tienen consecuencias»
19-06-2018 | Fuente: abc.es
Macron llega a Berlín para salvar a Merkel
El gobierno de Merkel pende de un hilo, el hilo de la inmigración. Pero justo a tiempo, a solo diez días de la cumbre europea de finales de junio de la que la canciller alemana espera volver con un acuerdo migratorio en el bolsillo, llega a Berlin Emmanuel Macron para organizar la operación salvamento. Llega con varios de sus ministros y la reunión será, de hecho, el primer gabinete conjunto, de los dos que suelen celebrar los gobiernos francés y alemán cada año, desde que Merkel lograse echar a andar con su nueva gran coalición. Para la ocasión ha sido abierta la casa de invitados del gobierno alemán, el palacio de Meseberg, a media hora de Berlín y retirado de las tensiones de la Cancillería, con menos periodistas alrededor y con la presencia solamente de los equipos designados, los más estrechos colaboradores de los jefes de gobierno, para que la misión de rescate encuentre a su paso las menos dificultades posibles. Si el gobierno de Merkel pende de un hilo, la Europa que conocemos pende de este otro, que Macron salga exitoso de esta «Misión imposible», de este «Salvar al soldado Merkel». La negativa de Italia a abrir sus puertos a los migrantes del Aquarius ha desatado una crisis en la Unión Europea de efectos impredecible y, sobre todo, puesto de relieve la profunda fractura interna. Macron y Merkel necesitan demostrar que el eje franco-alemán sigue funcionando y dar con la clave de una gestión europea eficiente del problema y un proyecto que logre implicar a otros países, como Polonia o Hungría, rechazan abrir sus fronteras. Pero por primera vez en muchos años Merkel no es el polo fuerte en esta bilateral. La inmigración se ha convertido para la canciller alemana en una cuestión de supervivencia política, y Macron podrá cobrarse el inestimable apoyo para sostenerla. Aprovechará sin duda la ocasión para relanzar su proyecto de «refundación de Europa», que Merkel ha ido retrasando hasta la amenaza de extinción. Un presupuesto propio Horas antes del viaje a Berlín, el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, ha insistido en la necesidad de un presupuesto propio para la eurozon a que permita asistir mejor a los países en dificultades y ha calificado de insuficiente la opción de recurrir únicamente al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que es la propuesta de Merkel. Le Maire ha calificado de «idea interesante» que puede servir de base el planteamiento de la canciller alemana de prestar apoyo a corto plazo a través del MEDE a los países que involuntariamente se ven sumidos en una crisis, «pero para decirlo con claridad: esto únicamente no es suficiente. Esta propuesta no convierte en prescindible un presupuesto propio para la eurozona», añadía. En el marco de la unión monetaria, los países del euro renunciaron a una parte de sus competencias en materia de política monetaria, ha recordado el ministro francés, «por eso necesitamos un instrumento para cubrir la falta de opciones de reaccionar a una crisis, lo que supone también llevar la solidaridad a la práctica». El equipo de Macron subraya un punto especialmente importante en el contexto alemán: no se trata de una unión de transferencias. «De lo que se trata ahora es de unir en un conjunto de disposiciones coherente y razonable que logre ambas cosas, el crecimiento y la estabilidad de la eurozona», añadía Le Maire, «nos encontramos en una encrucijada: o nos diluimos en una obra inacabada y defraudamos a los Estados miembros de la unión monetaria y al resto del mundo, que confía en una eurozona fuerte y en un pronto acuerdo, o nos enfrentamos a los desafíos y hacemos historia». Merkel se encuentra, por tanto entre la espada de los conservadores bávaros y la pared de Macron. Y optará seguramente por apoyar el proyecto del francés y seguir avanzando hacia una unión económica y monetaria quizá con algo más de entusiasmo que el que desearía personalmente. En su habitual videomensaje de los sábados, la canciller aludió el pasado fin de semana al Consejo de Ministros franco-alemán de Meseberg y subrayó su voluntad de seguir «desarrollando el MEDE como símbolo de solidaridad intergubernamental». «Creo que la inmigración es un elemento decisivo para la cohesión europea», ha relacionado Merkel directamente los dos planos de negociación. «Ciertamente, Macron esun golpe de suerte para Alemania», reconoce Andreas Jung, de la CDU, apuntando que el francés es consciente de que Alemania y Francia deben apoyarse mutuamente por la estabilidad de Europa, independientemente del tema del que se esté tratando. Merkel quiere un sistema de asilo europeo más uniforme, con las mismas reglas y criterios de admisión, protección y deportación, sin importar donde hayan solicitado asilo los recién llegados. Y cuentan con que Macron estará de acuerdo. A cambio ofrecerá un generoso presupuesto europeo de inversión, una Unión Económica y Monetaria fortalecida y un aumento en cooperación en materia de política exterior y defensa. Llevará a Meseberg capacidad de compromiso y alguna carta adicional en la manga, como suele hacer en las negociaciones. Y contando con la conciencia europea de Macron, es posible que termine bien la película europea, al menos por ahora.