Infortelecom

Noticias de politica

13-11-2017 | Fuente: abc.es
Soros lidera junto a otros 400 millonarios una campaña contra los recortes de impuestos de Trump
No es habitual que quienes más ganan intenten que no se les reduzcan los impuestos. Y menos que se lo manifiesten públicamente al gobernante de turno. Pero en Estados Unidos, donde la polarización política y la lucha por definir un modelo de sociedad se ha extremado desde el desembarco de Donald Trump en la Casa Blanca, todo es posible. Ahora que los republicanos allanan el camino hacia una reforma fiscal que puede resucitar el frustrante mandato del presidente, el millonario George Soros intenta sumar adeptos a su filosofía contraria a una rebaja fiscal de los ricos. Alrededor de 400 millonarios, agrupados en la organización Riqueza Responsable, de orientación demócrata, han remitido una carta a la Casa Blanca en la que reclaman que no les reduzcan los impuestos. No es la primera vez que el célebre filántropo se pronuncia así, coincidiendo con compañeros de altas fortunas como Bill Gates y Warren Buffet, pero sí la primera que irrumpe con contundencia en el debate político y parlamentario. El proyecto de reforma fiscal impulsado por Trump, que inicialmente preveía mantener el tramo más alto en la declaración de la renta en el 39,6% actual, ha sido modificado por los senadores republicanos, que contemplan ahora una rebaja hasta el 38,5% para las parejas que ingresen anualmente un millón de dólares o más, y para aquellos particulares a partir de los 500.000 dólares de ingresos. Los retoques en la cámara alta también apuntan a una limitación del impuesto de sucesiones, según la cual 3.200 de las poco más de 5.000 familias que hoy lo pagan se beneficiarían directamente y dejarían de desembolsar retenciones. Aunque se trate de un borrador, que además se tramita también en paralelo en la Cámara de Representantes, es el Senado el que tiene la última palabra en todos los proyectos de ley. La Casa Blanca siempre ha mantenido que su reforma impositiva «beneficiará a las clases medias, y no a los ricos». Los millonarios que se dirigen a Trump, entre los que además de Soros figuran célebres personajes de la alta sociedad estadounidense como Steven Rockefeller, la diseñadora Eileen Fischer y ex presidente de American Airlines Bob Crandall, tachan el recorte de «absurdo» y se autodefinen como «ricos a los que nos preocupa profundamente nuestra nación y nuestra gente». En su argumentación, los firmantes de la misiva a Trump aseguran que «no es éste el camino de crear puestos de trabajo y fortalecer la economía, sino el de invertir más en el pueblo americano».
13-11-2017 | Fuente: abc.es
Putin y Erdogan escenifican armonía pero siguen discrepando sobre Siria
Es ya la cuarta vez que los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin, y Recep Tayyip Erdogan, se reúnen desde el verano y la quinta en lo que va de 2017. La última vez fue en Ankara a finales de septiembre. El tema recurrente de las conversaciones es Siria, en donde los dos dirigentes exhiben entendimiento cuando en realidad son muchos los problemas en los que discrepan. El futuro del dictador sirio, Bashar al Assad, es el principal, pero también el papel de los kurdos ahora y una vez acabe la guerra. La reunión de ayer fue una vez más en la ciudad balneario rusa de Sochi, a orillas del Mar Negro. Antes de subirse al avión para viajar hasta allí, Erdogan mostró su desacuerdo con la declaración que el sábado suscribieron en Danang (Vietnam) Putin y su homólogo estadounidense, Donald Trump. El documento decía que «no puede haber una solución militar al conflicto sirio». «No lo entiendo, se dice que no hay solución militar, pero el número de personas que el gobierno -sirio- ha matado por la vía militar supera ya el millón», aseguró el máximo dirigente turco durante una comparecencia ante la prensa en el aeropuerto de Estambul. Según su opinión, si Rusia y Estados Unidos creen que no debe existir el recurso a la fuerza que retiren sus soldados, que traten de resolver el conflicto por medios políticos, que busquen maneras de celebrar elecciones cuanto antes. «¿Lo han intentado utilizando esos medios durante 7 u 8 años? No vayamos a engañar el mundo», añadió Erdogan. Tratando de desviar el foco de Rusia, país que inició su intervención militar en Siria en septiembre de 2015, fundamentalmente con bombardeos aéreos y lanzamiento de misiles desde navíos, el presidente turco arremetió contra Washington señalando que es el país que mayor dispositivo militar tiene en Oriente Próximo y «habla de evitar soluciones de fuerza». Restricciones a las exportaciones turcas Denunció también el hecho de que la milicias kurdo-sirias de las Unidades de Protección Popular (YPG) sigan todavía al este del río Éufrates, pese a que, según él, «prometieron retirarse», y continúan acosando a las fuerzas turcas. Erdogan dijo que pediría ayuda a Rusia en esta cuestión, país que mantiene buenas relaciones con los kurdos. Dijo además que solicitaría a Putin retirar completamente todas las restricciones a las exportaciones turcas, impuestas por Moscú después de que un avión de combate turco derribara en noviembre de 2015 a un cazabombardero ruso junto a la frontera turco-siria. Según el asesor del Kremlin de política exterior, Yuri Ushakov, Putin y Erdogan hablaron de los preparativos para la reunión del llamado Congreso de Diálogo Nacional en Sochi, prevista en un principio para el próximo día 18, pero ante la escasa acogida por parte de la oposición siria, se celebrará en fechas posteriores. Erdogan tampoco aprueba que a ese encuentro de Sochi acudan kurdos. "Las fechas las fijaremos más tarde", afirmó Ushakov. Esta nueva visita del presidente turco a Rusia coincide con el cierre de la transacción de venta de lanzaderas antiaéreas rusas S-400 a Turquía. El acuerdo se alcanzó en septiembre, ya que, según Ankara, no fue posible adquirir un armamento similar dentro de la OTAN. Solamente Rusia fabrica en el mundo un sistema de defensa antiaéreo de tales características La reunión ayer en Sochi duró hora y media y, según Putin, «nuestras relaciones pueden considerarse prácticamente restablecidas en su totalidad». El presidente ruso insistió en que el intercambio comercial entre ambos países sigue creciendo. Erdogan, por su parte, dijo que «nuestras relaciones bilaterales y la cooperación en la solución de problemas regionales nos dan la posibilidad de mirar hacia el futuro. Cada día que pasa, nuestras relaciones se desarrollan más y mejor en los ámbitos político, militar y comercial».
13-11-2017 | Fuente: abc.es
Boris Johnson, fotografiado con el profesor de Londres vinculado a la trama rusa que investiga el FBI
La imagen recorría ayer las redes sociales. El ministro de Exteriores británico y uno de los principales promotores del Brexit (salida de su país de la Unión Europea), Boris Johnson, departe amistosamente con Joseph Mifsud, un profesor maltés afincado en Londres que está siendo investigado por la llamada trama rusa en Estados Unidos. La fotografía, obtenida de Facebook por el periodista irlandés Gavin Sheridan, viene a alimentar las sospechas de la intervención del Gobierno de Putin en las principales convocatorias electorales, en un intento de favorecer la desestabilización política de sus países ?enemigos?. Mientras en Estados Unidos el fiscal especial, Robert Mueller, indaga sobre los contactos que Mifsud mantuvo con George Papadopoulos, asesor de la campaña electoral de Trump, a quien le habría ofrecido información de Kremlin contra Hillary Clinton. El encuentro del mismo profesor con Johnson sugiere una conexión similar para la campaña del Brexit. Como se ha informado en numerosas ocasiones, se atribuye a Moscú una campaña en favor de la salida británica de la UE similar a la que habría intentado impulsar a Trump. La difusión en Twitter de la fotografía, tomada durante una reunión de recogida de fondos del Partido Conservador, se produce después de que el Foreign Office londinense hubiese negado que su titular ?conozca a esa persona, tenga previsto reunirse con esa persona ni siquiera haya oído hablar de esa persona?. Exteriores respondía así al requerimiento del diario londinense The Observer, que daba cuenta de un correo electrónico en el que Mifsud anunciaba a un colega que iba a acudir a ?cenar con Boris Johnson en un acto en favor del Brexit?. Cierto es que la imagen difundida dista de ser el encuentro formal entre ambos que anunciaba el profesor. Durante la investigación de la trama rusa en Estados Unidos, Papadopoulos confesó al FBI que al contactar con él Mifsud, en nombre del Kremlin, le presentó a una joven de San Petersburgo llamada Olga Polonskaya, quien dijo ser sobrina de Vladímir Putin.
13-11-2017 | Fuente: abc.es
Merkel, dispuesta a acceder a la reunificación familiar de refugiados
«¡Germany! ¡Germany!», corean los refugiados acampados en la plaza Syntagma de Atenas, 14 de los cuales llevan dos semanas en huelga de hambre y que se manifiestan a diario ante la Embajada alemana en Grecia pidiendo reunirse con los familiares que ya han logrado entrar en tierras germanas. «Solo pido un pasaje de avión a Alemania, allí me reuniré con mi hermana mayor que me espera en Stuttgart», explica en declaraciones a la televisión alemana Abdul, un sirio de 16 años que perdió a sus padres en la guerra. «¿Cómo va a sentirse alguien seguro como asilado en Alemania, a integrarse, a aprender alemán, cuando tiene miedo por su mujer y sus hijos en Damasco, en Alepo o en otros países, cuando no sabe si algún día podrá reunirse con su hermano, como en este caso?», se pregunta Claudia Roth, la negociadora de los Verdes en las conversaciones que mantienen conservadores, liberales y verdes para la formación de la denominada Coalición Jamaica. Desde la Cancillería de Berlín se ha filtrado que esta semana puede haber ya avances importantes y que podría ser en este punto en el que la Unión Crisitanodemócrata (CDU) de Merkel haya algún tipo de concesión, aunque sin duda con restricciones. «Quien esté legalmente en Alemania, tenga recursos suficientes, haya aprendido alemán, trabaje y de muestras palpables de que quietre formar parte plenamente de esta sociedad, debería tener derecho a reunirse con sus familiares», ha dicho el secretario de Estado de Finanzas, Jens Spahn, dando pistas sobre por dónde podrían ir las restricciones. El derecho de reunificación familiar, asociado al derecho de asilo, fue suspendido provisionalmente hasta marzo de 2018, tras los más de un millón de refugiados que han ingresado al país y que, de aplicarse este derecho, serían multiplicados de forma exponencial. El acuerdo final de la Coalición Jamaica podría, por tanto, contener una reactivación del derecho pero con nuevas condiciones que limiten ese efecto multiplicador. Los negociadores deben salvar todavía serias diferencias en cuanto a los rescates europeos, por ejemplo, y el líder de los liberales, Christian Lindner, dijo anoche, a la salida de la última ronda de negociaciones, que todavía falta que los conservadores «se despidan del federalismo educativo», pero ya se han ido dando importantes pasos y el acuerdo final comienza a cobrar perfil. Hay ya un compromiso para aumentar la inversión en educación progresivaente, hasta que suponga más del 10% del PIB en 2025. También hay un acuerdo para aumentar los recursos destinados a investigación y desarrollo hasta el 3,5% del PIB y para impulsar la implantación de la banda ancha en todo el territorio alemán. Supresión de la jubilación a los 63 años Spahn ha abierto un nuevo frente al plantear la supresión de la jubilación a los 63 años, una posibilidad legislada durante la última legislatrua y fruto del trabajo personal de la ministra socialdemócrata de Trabajo, Andrea Nahles, aunque técnicos cercanos a la negociación consideran esa propuesta como un movimiento estratégico que la CDU no mantendrá hasta el final. Los liberales, por su parte, han introducido una controvertida exigencia para reducir un 0,7% las prestaciones sociales, lo que aliviaría en 12.000 millones de impuestos a los contribuyentes, así como una flexibilización de los horarios laborales, llegando a las ocho horas diarias. En este contexto, la canciller Merkel se ha mostrado optimista y ha declarado que «con buena voluntad por parte de todos es posible llegar a un acuerdo». Merkel no quiere prisas, de hecho se ha dado de plazo hasta fechas navideñas para cerrar el acuerdo de gobierno, pero sí desea que los negociadores vayan cerrando bloques y que los resultados se hagan visibles para la opinión pública, porque la falta de acuerdo está teniendo como efecto una desafección de los ciudadanos por el gobierno Jamaica. Si tras las elecciones del 24 de septiembre un 70% de los encuestados apoyaba esa opción, a fecha de hoy los apoyos no superan el 45%. El asunto más decisivo con diferencia, no solamente para Alemania, sino también para toda la Unión Europea, es el bloque de política europea, del que los negociadores por ahora no sueltan prenda y que constituye sin duda el área en el que Merkel quiere reservarse las mayores posibilidades de presión. El Partido Liberal (FDP) está dispuesto a frenar las ansias integradoras del francés Emmanuel Macron y, entre los franceses y los críticos alemanes, la canciller ha de sacar adelante su propio proyecto de Europa, que está aún por definir. Todo lo que sabemos es que, durante la campaña electoral, Merkel declaró que sí ve posible un presupuesto común y un ministro de Finanzas europeo. «Nosotros ya henos mostrado gran disposición al compromiso y ahora esperamos que el resto de los partidos haga lo mismo», dice el líder de los verdes, Cem Özdemir, «hemos renunciado a los máximos en materia de motor de combustión y estamos satisfechos con lo acordado respecto a protección del clima». En opinión de Özdemir, son ahora los liberales los que deben ofrecer sacrificios en el altar de la mesa de la negociación.
13-11-2017 | Fuente: abc.es
Guerra entre Trump y los exjefes de Inteligencia por la implicación rusa
Que nada cambie en las versiones sobre la implicación rusa en la elección presidencial no significa que la tormenta amaine. Como cada vez que Donald Trump habla con el presidente ruso, la presunta conspiración del Kremlin lo invade todo, esta vez la gira asiática que el inquilino de la Casa Blanca está a punto de culminar. Su persistencia ha contribuido al enfrentamiento más sonado con los que fueran jefes de la inteligencia estadounidense en la etapa de Barack Obama. Después de que el presidente diera por buena la versión inocente de Vladimir Putin y se defendiera tachando de «activistas políticos» a los responsables de los anteriores servicios secretos, dos de sus principales portavoces le acusaron este domingo de «dejarse engañar» por su homólogo ruso. Un enfrentamiento que añade ruido al principal escándalo de la era Trump, de consecuencias aún impredecibles. John Brennan, anterior jefe de la CIA, y James Clapper, quien protagonizó la última etapa como director de la Inteligencia Nacional, acapararon ayer las televisiones norteamericanas con un reproche crítico a la personalidad del presidente. A su juicio, los líderes mundiales, y en particular Putin, terminan sacando provecho del extraordinario ego del presidente estadounidense. Brennan aseguró que «aprueba la conducta de Putin porque no es capaz de afrontar el asunto directamente y no conoce su responsabilidad (en la conspiración) como la conocemos nosotros». El exdirector de la Agencia Central de Inteligencia alude, sin citarlo, al informe que los principales servicios secretos suscribieron de manera conjunta al término del mandato de Barack Obama, en el que se concluía que, «con absoluta seguridad», el Gobierno ruso estaba detrás de las interferencias para cambiar el curso de la elección presidencial. El documento añadía que el objetivo era influir en el resultado de las urnas en favor de Trump, motivo por el que el actual presidente sigue sin asumir que tuviera lugar la implicación rusa. Mientras el fiscal especial y tres comisiones del Congreso van más allá, en un intento de probar si el equipo del propio ganador de la elección participó en la conspiración para hacerse con el triunfo, los argumentos de Brennan se endurecen al llamar la atención del «riesgo que supone para la seguridad nacional el hecho de que otros gobernantes logren manipular sus inseguridades (las de Trump) de esa manera». La escalada del enfrentamiento con quienes asesoraran en inteligencia a su antecesor, que según el actual presidente actuaban por «meras indicaciones políticas», alcanzó ayer su punto álgido. Clapper incidió en la misma teoría de la debilidad del ocupante del Despacho Oval: «Parece muy susceptible a las alfombras rojas y a las guardias de honor, y a toda la pompa y circunstancia que implica su cargo, pero creo que eso le termina haciendo muy susceptible al engaño». «A Trump no le engañan» En su defensa de Trump, su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, calificó de «ridículas» las acusaciones de los exjefes de los servicios secretos. El representante de la Administración Trump aseguró que «al presidente no le engaña nadie; se trata de dar soluciones a los grandes asuntos». Para añadir argumentos a su reiterada negativa a una intervención rusa, Trump insiste en que mantener una buena relación con Putin es más beneficioso para Estados Unidos que lo contrario. Y esgrime ventajas para la lucha contra Daesh y para otros tantos conflictos que amenazan al mundo, como el de Corea del Norte con la comunidad internacional. Lo que refuerza con acusaciones a Obama y Clinton. Al primero le recuerda desde Twitter que «intentó lo mismo, pero no tenía química alguna con Putin». A su rival en la pasada elección presidencial y ex secretaria de Estado le reprocha su célebre error de regalar a su homólogo Sergey Lavrov un botón rojo como símbolo de «una nueva era de buenas relaciones». La traducción del ruso de la palabra sobreimpresa llevó de un «reiniciar» a una «sobrecarga» que provocó un efecto contrario al inicialmente deseado. Does the Fake News Media remember when Crooked Hillary Clinton, as Secretary of State, was begging Russia to be our friend with the misspelled reset button? Obama tried also, but he had zero chemistry with Putin.? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) November 12, 2017
13-11-2017 | Fuente: abc.es
La UE aprueba las sanciones contra Venezuela y reclama elecciones «libres y justas»
Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han aprobado este lunes por unanimidad sanciones contra Venezuela por el deterioro de la situación tras las elecciones regionales y han instado al Gobierno de Nicolás Maduro a restablecer «urgentemente» la legalidad democrática en el país y permita elecciones «libres y justas». Las sanciones aprobadas contemplan un embargo de armas y de material afín que pueda utilizarse para la represión interna y un marco jurídico para poder imponer sanciones a dirigentes en caso necesario durante un año, prorrogable. Aunque han evitado por ahora congelar los activos de dirigentes venezolanos concretos y prohibirles la entrada en la UE, los Veintiocho han dejado claro que las sanciones «se utilizarán de manera gradual y flexible y podrán ampliarse, dirigiéndose contra quienes participan en el incumplimiento de los principios democráticos y del Estado de Derecho y la violación de los Derechos Humanos». Las sanciones de la UE a Venezuela La base jurídica aprobada, según fuentes diplomáticas, permitirá a los Veintiocho «rápidamente» imponer sanciones individuales «si la evolución de la situación lo requiere». Los Veintiocho podrán congelar los activos de personas físicas o jurídicas, entidades u organismos en Venezuela responsables de violaciones o abusos graves de los Derechos Humanos, de la represión de la sociedad civil y la oposición democrática o cuyas acciones menoscaben la democracia o el Estado de Derecho en Venezuela. En el caso de las personas físicas, también se les prohibirá la entrada en la Unión. Los Veintiocho han prohibido además este lunes la exportación a Venezuela de todo tipo de armamento y material relacionado, incluidos armas, municiones, vehículos y equipo militar, equipo paramilitar y piezas de repuesto, aunque se excluyen los contratos firmados antes de la fecha de entrada en vigor de las sanciones, este martes, tras su publicación en el Diario Oficial de la UE. También han prohibido los equipos que puedan utilizarse para la represión interna a excepción del material exclusivamente destinado a uso humanitario, programas para consolidar las instituciones venezolanas u operaciones de gestión de crisis de la ONU, la UE y organizaciones regionales o para operaciones de desminado. Así por ejemplo, los chalecos antibala y cascos militares exportados temporalmente a Venezuela para el personal de la ONU, de la Unión y sus países, trabajadores humanitarios y periodistas seguirán permitidos. También se permitirá el mantenimiento de equipos no letales para la Marina y guardacostas venezolanos exclusivamente destinados para proteger las fronteras e interceptar estupefacientes. Los Veintiocho también han prohibido de forma expresa la venta de equipos, tecnología y programas informáticos para controlar o interceptar las comunicaciones telefónicas o por internet por parte del régimen venezolano o cualquier persona o entidad que actúen su nombre o bajo sus órdenes si son utilizados para la represión interna. Sólo se podrán autorizar si se tienen «motivos razonables para determinar» que «no serían utilizados para la represión interna por parte del Gobierno». También queda prohibido prestar, directa o indirectamente, asistencia técnica, servicios de corretaje y otros servicios para actividades militares, así como la financiación o asistencia financiera relacionada con actividades militares, especialmente préstamos, subvenciones y seguros de crédito a la exportación. Más polarización y deterioro tras las elecciones Los Veintiocho han justificado las sanciones contra Venezuela por la preocupante evolución en el país, especialmente teniendo en cuenta las «numerosas denuncias de irregularidades» en las elecciones de gobernadores del 15 de octubre, cuyos resultados no han reconocido gran parte de la oposición, y han exigido «una auditoría completa e independiente» de los resultados para garantizar «plena transparencia». También han mostrado preocupación por «la falta de respeto a los mecanismos establecidos por la Constitución» para designar y el funcionamiento de los nuevos gobernadores, incluida la inhabilitación del gobernador electo del Estado de Zulia. «Estos hechos han acentuado la polarización política del país», han alertado los Veintiocho en un texto de conclusiones que han adoptado sobre Venezuela. Los Veintiocho han vuelto a dejar claro que la Unión «no puede reconocer la Asamblea Constituyente o sus actos debido a las graves inquietudes» sobre «su legitimidad y representatividad» y cuya creación, inciden, «ha erosionado aún más las instituciones democráticas e independientes», al tiempo que han reclamado respetar «las prorrogativas» de la Asamblea Nacional y la independencia del poder judicial. «La UE insta al Gobierno a que restablezca urgentemente la legitimidad democrática, entre otras cosas, mediante la celebración de elecciones libres y justas», han subrayado los jefes de la diplomacia europea en el texto, en el que también piden a la oposición a seguir implicándose de forma «unificada» para buscar «una solución negociada» a la crisis, «en el interés del país». «Es importante garantizar procesos electorales creíbles y una composición más equilibrada en el Consejo Nacional Electoral», insisten en el texto. Los Veintiocho dejan claro que las sanciones a Venezuela «podrán revertirse en función de la evolución de la situación», especialmente si se dan «negociaciones creíbles y significativas», se respetan las instituciones democráticas, se adopta «un calendario electoral completo» y se liberan «todos los presos políticos». «Estas medidas se han concebido de forma que no dañen a la población venezolana, cuya difícil situación desea paliar la UE», aseguran en el texto. Alarma por los derechos humanos En este contexto, han vuelto a expresar «alarma» por las denuncias de violaciones de los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, incluido por parte del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y las necesidades «cada vez más apremiantes» de la población, «que están afectando a sus derechos básicos, como el derecho a la alimentación y el derecho a la salud». Los Veintiocho avisan de que sólo se podrá resolver la crisis y atender a «las necesidades apremiantes del pueblo» venezolano a través del diálogo y la negociación y por ello reiteran la disposición de la Unión de «respaldar una negociación creíble» en la que participen «todos los actores relevantes» para buscar «soluciones comunes a los múltiples desafíos» en Venezuela. También han vuelto a reiterar su «pleno apoyo» a los esfuerzos regionales e internacionales para buscar una salida a la crisis.
13-11-2017 | Fuente: abc.es
¿Qué ocurre con Hariri?
¿Dónde está el primer ministro libanés, Saad Hariri, y por qué anunció su dimisión en Arabia Saudí y no en su país? Según el comunicado que leyó ante las cámaras y emitió el pasado 4 de noviembre la TV saudí, el líder suní libanés dimitió para evitar un «atentado inminente» -como el que acabó en su día con la vida de su padre- urdido por el partido chií libanés y su aliado iraní. Ayer, en su primera entrevista con un canal de TV libanesa, Hariri insistió en la tesis del comunicado y dijo que podría regresar pronto a su país. Según las máximas autoridades libanesas, Hariri fue en realidad forzado a dimitir por el «hombre fuerte» saudí, el príncipe heredero Mohamed bin Salman, y se encuentra en arresto domiciliario en Riad. En su domicilio de Riad, además del canal de TV cercano a su partido, Saad Hariri recibió en los últimos días a algunas personalidades cercanas a él y a algunos familiares. Con esos y otros testimonios, Reuters ha tratado de reconstruir la secuencia de su rocambolesca dimisión. Hariri -que tiene importantes negocios familiares en Arabia Saudí y una larga relación con la casa real- fue convocado a Riad por el rey Salman el pasado 2 de noviembre. Desde el primer momento del aterrizaje de su avión, un día después, pudo advertir que algo no iba bien. No había recibimiento oficial en Riad, y la policía saudí confiscó su teléfono móvil. Un día después, Saad Hariri fue informado de que sería recibido por el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, gobernante de facto del país desde que ocupó en junio ese puesto. Después de cuatro horas de espera, Bin Salman le presentó una carta de dimisión que debía leer ante las cámaras. Hariri lo hizo, y desde entonces se desconoce su situación y sus intenciones. En las conversaciones con familiares y amigos que contactaron con él fue lacónico; se limitó a decir que «está bien», y que regresará al Líbano «Inshallah», si Dios quiere. Ayer, ante la TV libanesa, fue vago al referirse a que dimitió «para proteger al Líbano» ¿Cómo interpretar el movimiento saudí para hacerle dimitir? Las explicaciones más plausibles se remontan a una visita de Hariri a Arabia Saudí, unos días antes, para entrevistarse con Bin Salman y con el jefe de la Inteligencia saudí. Ambos le exigieron que «plantara cara» al movimiento armado chií libanés Hizbolá, que ha crecido en influencia en el país y en la región con la ayuda de Irán. Hariri les explicó que no podía ni debía hacerlo «por el bien de la estabilidad interna en el Líbano», y así lo explicó a su vuelta a Beirut a sus compañeros de partido y gobierno. El Líbano se apoya sobre tres tercios: el suní, al que corresponde la presidencia del gobierno, el chií, que preside el Parlamento, y el cristiano, que ocupa la jefatura del Estado. Tal como se desarrollaron los sucesos el 4 de noviembre, parece evidente que tanto Mohamed bin Salman como su jefe de Inteligencia creyeron «imposible seguir negociando con Saad» después del encuentro de octubre. Algunos analistas de la región coinciden en que Riad desea el reemplazo del primer ministro libanés por otra personalidad suní dispuesta a plantarse con firmeza ante el poder de Hizbolá, y a ser más dócil a los deseos de la casa real saudí. El nombre que suena más fuerte es el del hermano mayor, Bahaa Hariri, que desde que fue desplazado como heredero político del padre mantiene malas relaciones con Saad y es completamente leal a Riad. Las razones de Arabia Saudí son temerarias, pero claras. ¿Y las de Hariri para aceptar el trato y no contar la verdad? Su caída política coincide con la purga de príncipes y empresarios saudíes por presunta corrupción, por lo que se especula con la posibilidad de que el chantaje del palacio real saudí se relacione con los negocios de Hariri en el país, y la opción de juicio y cárcel.
13-11-2017 | Fuente: elpais.com
280 caracteres de mala política
Algunos usos de las nuevas formas de comunicación tienen efectos muy perniciosos sobre la toma de decisiones públicas
12-11-2017 | Fuente: abc.es
Guerra de insultos entre Trump y Kim Jong-un: de «viejo lunático» a «gordo y bajo»
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha lanzado esta madrugada una diatriba en su prolífica cuenta de Twitter donde ha lamentado los insultos que le ha dedicado el líder norcoreano, Kim Jong-un, que le describió como un «viejo lunático», obsesionado por provocar «una guerra nuclear». «¿Por qué me Kim Jong Un me insulta llamándome viejo? Yo nunca le diría que es gordo y bajo», ha escrito Trump en su cuenta. «Oh, en fin, con lo que intento ser su amigo - ¡y quizás algún día pueda suceder!», informa Ep. No es la primera vez que Trump y Kim Jong-un se intercambian insultos. Entre otras ocasiones, el presidente estadounidense se ha referido al líder norcoreano, en tono despectivo, como «hombre cohete», mientras que este ha llamado «viejo chocho» al inquilino de la Casa Blanca. Why would Kim Jong-un insult me by calling me "old," when I would NEVER call him "short and fat?" Oh well, I try so hard to be his friend - and maybe someday that will happen!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) November 12, 2017Trump ha escrito estas palabras durante las últimas horas de su gira asiática y tras intercambiar impresiones con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, a quien defendió ante las acusaciones de injerencia electoral antes de ratificar su voluntad de mejorar las relaciones entre ambos países e insultar a todos los que consideran perjudicial los contactos con Putin. «A ver cuándo se dan cuenta los "haters" y los idiotas de ahí fuera que tener una buena relación con Rusia es bueno, no malo. Siempre están jugando a hacer política. Eso es malo para nuestro país. ¡Quiero resolver la situación en Corea del Norte, en Siria, en Ucrania, el terrorismo y Rusia puede ayudar enormemente!», ha añadido. Ataques contra Hillary Clinton Al hilo de esta cuestión, Trump ha vuelto a demostrar su fijación por su rival electoral, Hillary Clinton, de quien ha recordado su fracaso a la hora de mejorar las relaciones con Rusia durante su etapa como secretaria de Estado a las órdenes del predecesor de Trump, Barack Obama y, concretamente, una ceremonia en la que Clinton apretó un botón rojo simbólico para reiniciar las relaciones. «¿Acaso los medios de las "fake news" recuerdan cuando la ladrona de Hillary Clinton, como secretaria de Estado, suplicaba a Rusia que fuera nuestra amiga con ese botón de reseteo que estaba mal escrito? Obama también lo intentó, pero tenía cero química con Putin», ha escrito Trump.