Infortelecom

Noticias de politica

16-11-2017 | Fuente: abc.es
El Supremo de EE.UU. avala el envío a España del salvadoreño acusado de matar a cinco jesuitas
El Tribunal Supremo de Estados Unidos avaló hoy la extradición a España del excoronel y exviceministro de Defensa salvadoreño Inocente Montano, acusado de asesinar a cinco jesuitas españoles, entre ellos Ignacio Ellacuría, durante la guerra civil de El Salvador (1980-1992). Una portavoz del Tribunal Supremo informó a Efe de que el presidente de la corte, John Roberts, respaldó la entrega de Montano a España al rechazar un recurso de su defensa, que ha tratado de bloquear su extradición desde que fuera aprobada en febrero de 2016 por una jueza de Carolina del Norte. La entrega a España puede proceder en cualquier momento, puesto que no cabe recurso contra la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. y, además, el Departamento de Estado ya ha firmado una orden para permitir el envío de Montano a España, indicó a Efe un portavoz de la diplomacia estadounidense. Montano, de 74 años, está acusado de haber ayudado a orquestar la masacre perpetrada la madrugada del 16 de noviembre de 1989, cuando fuerzas del Ejército salvadoreño asesinaron al español Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad Centroamericana (UCA) e ideólogo de la Teología de la Liberación, y a otras siete personas. Entonces, un «escuadrón de la muerte» irrumpió en el Centro Pastoral de la Universidad de los jesuitas, les ordenó salir al jardín y tumbarse boca abajo en el suelo, donde aparecieron a la mañana siguiente sin vida y con varios tiros en el cuerpo. Los otros cinco sacerdotes asesinados son los también españoles Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, así como el salvadoreño Joaquín López. También murieron la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina, de 16 años, ambas salvadoreñas. A principios de este mes, el Gobierno de Donald Trump urgió a los jueces del Supremo a aprobar la extradición a España y responder «sin dilaciones indebidas» a la orden de detención contra Montano emitida por primera vez en 2011 por el juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco. En un escrito entregado al Tribunal Supremo, el abogado del Gobierno, Noel J. Francisco, consideró, además, que la extradición de Montano reforzaría la alianza de Estados Unidos con España. «España es un importante aliado de EE.UU. en terrorismo y otros casos de importancia nacional, y el cumplimiento oportuno de sus solicitudes de extradición mejora la política exterior de Estados Unidos y sus intereses en la aplicación de la ley», subrayó Francisco en su escrito. Montano ha esperado durante más de dos años la decisión final sobre su extradición en una prisión de Carolina del Norte, cárcel en la que ya cumplió una pena de 21 meses de prisión por haber mentido sobre su situación migratoria en EE.UU., supuestamente para no regresar a El Salvador y responder por la matanza. La Justicia de El Salvador celebró un juicio contra Montano y otros 19 militares, pero el juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco consideró que fue un fraude de ley porque los hechos no fueron, a su juicio, correctamente investigados y, por eso, reclamó en 2011 la extradición de los acusados. El Salvador no ha respondido a las órdenes de extradición de España, por lo que Montano será el primer ex militar salvadoreño que responderá ante la Justicia española por la matanza de los jesuitas.
16-11-2017 | Fuente: abc.es
Alemania considera a Rusia «un gran peligro potencial»
A Merkel le dan miedo los perros. De niña sufrió una mordedura y desde entonces, reconoce la canciller alemana, los prefiere a distancia. Pero a pesar de saber esto perfectamente, Putin la recibió en 2007 en su residencia de verano de Sochi acompañado por su imponente labrador negro, Koni, que para terror de Merkel no hizo otra cosa durante la reunión bilateral que olfatear, amenazador, las piernas de la canciller. Merkel llevaba solo dos años en el cargo y aguantó como pudo el desafío. Incluso ironizó después con su enfadado equipo de colaboradores: «No ha sido para tanto, al menos el perro no comía periodistas». Pero Putin dejó clara a la nueva canciller alemana su incipiente estrategia para con Alemania y por tanto para con Europa: tomar la sartén por el mango a base de meter miedo. Diez años después de aquel episodio, la inteligencia alemana constatan preocupantes avances en esa línea. El director de los servicios secretos alemanes (BND), Bruno Kahl, ha empleado palabras desacostumbradamente transparentes en un discurso pronunciado en Múnich para advertir que «en lugar de un socio para la seguridad europea, lo que tenemos en Rusia es un gran peligro potencial», alertando además sobre el hecho de que «Rusia ha vuelto como actor de política internacional y será un vecino muy incómodo». Ante unos 300 invitados por la Fundación Hanns-Seidel, Kahl ha prevenido sobre las ambiciones de poder geopolítico global y ha constatado que, desde que él está en el puesto, año 2016, la inteligencia alemana ha podido constatar «una sorprendente modernización del equipo militar de la capacidad de comando» de las fuerzas rusas, así como avances pioneros en el uso de internet como arma política. Todo ello resulta «inquietante», califica, sobre todo porque el objetivo de Rusia es «recuperar su papel directivo en Europa» y, aparentemente, a cualquier precio. A esta estrategia responden, en su opinión, operaciones para «debilitar en todo lo posible a la Unión Europea y mantener al margen a EE.UU. para, en lo posible, abrir una brecha entre ellos». A pesar de todo esto, Kahl considera que «es importante mantener abiertos los canales de comunicación con Rusia» y que «el intercambio no debe paralizarse» entre los países europeos y Moscú. Pero aconseja fervientemente a la OTAN y a la UE «que reconsideren si están lo suficientemente equipados como para poder compensar y disuadir la gran amenaza potencial de Rusia». Esto, advierte, solamente es posible conjuntamente con EE.UU., por lo que las relaciones bilaterales con Washington son un elemento de seguridad del más alto nivel. Ciberataques Además de invadir Crimea y Osetia del Sur, Putin da pasos, lentos pero seguros, contra la estabilidad de Occidente, que cristalizan en movimientos contra Alemania. En 2015, Alemania fue víctima de un serio ciberataque en el que hackers rusos conocidos como Sofacy o APT 28 se hicieron con 16 GB de documentos confidenciales del Bundestag. Putin ha metido además en nómina al excanciller socialdemócrata Gerhard Schröder, que ya trabajaba para Nord Stream y que ha sido fichado más recientemente por la petrolera estatal ruso Rosneft, por 300.000 euros al año. Antes de las elecciones de septiembre, la presidenta del partido populista y anti europeo Alternativa para Alemania (AfD), Frayke Petry, acudió a Moscú para reunirse allí con Viacheslav Volódin, uno de los más estrechos aliados del presidente Putin. Y no solamente Alemania, sino muy especialmente Polonia y otros países del este, han contemplado con zozobra la Zapad 2017, las maniobras militares llevadas a cabo conjuntamente por los ejércitos ruso y bielorruso en las fronteras de Estonia, Letonia y Lituania. Los medios de comunicación rusos y la enorme maquinaria de fakes y páginas web fraudulentas de la factoría rusa presentan el panorama actual como el escenario de una Europa corrupta y en decadencia que ve surgir un nuevo imperio ruso sobre su cabeza. Y el siguiente paso de Moscú parece perfilarse como una nueva ley para amenazar a los medios de comunicación extranjeros en Rusia y que podría tener mayor alcance del esperado, según se desprende de las palabras de Piotr Tolstoi, vicepresidente de la Cámara Baja del Parlamento. «Los medios registrados en territorio de otro Estado que reciban dinero u otros medios de estructuras extranjeras, ya sean autoridades estatales, empresas o incluso empresas rusas con financiación extranjera, podrían ser reconocidos como agentes extranjeros», ha citado la agencia de noticias Interfax al número dos de la Duma. Un diputado ha aclarado que la ley podría afectar, además de a medios estadounidense como la CNN, Radio Liberty o Voice of America, a otros como la Deutsche Welle alemana. La última vez que los jefes de gobierno de Alemania y Rusia se encontraron, en mayo de este año, los periodistas preguntaron a Merkel si tenía miedo de una posible interferencia rusa en la política germana. La canciller respondió: «Yo no suelo dejarme guiar por mis miedos, así que seguiré haciendo política basándome en mis convicciones».
16-11-2017 | Fuente: abc.es
Odebrecht afirma que presidente Kuczysnki fue consultor de la constructora brasileña
Marcelo Odebrecht, expresidente ejecutivo y empresario de la constructora brasileña reveló que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), trabajó como consultor después de dejar su puesto en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-05). Según IDL-Reporteros, Odebrecht dijo que «años atrás Odebrecht había contratado a PPK como consultor». «Cuando PPK fue presidente del Consejo Directivo de Proinversión (2001-2002 y 2004-2005), su oposición al proyecto de la Interoceánica lo convirtió en una ?piedra en el zapato?», relato Odebrecht. De acuerdo a Odebrecht, cuando PPK dejó de ser ministro, el empresario brasileño afirmó haberlo contratado como consultor. ¿Por qué? Le preguntaron. «Para curar heridas», respondió. Al responder, ¿En qué consistió la consultoría?, dijo que era sobre temas económicos. En el tema del pago, Odebrecht afirma que le pagaron a PPK con la caja dos, al tiempo que agregó que los detalles los conoce el exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata (quien está controlado por un brazalete electrónico en Brasil). Según IDL reporteros, al responder si lo apoyaron en su campaña electoral del 2011, Odebrecht dijo: «Si ha estado en los primeros puestos, tengo la certeza que sí». Esta mención a Kuczynski, ha causado que el presidente peruano se pronuncie a través de Twitter, negando haber sido asesor de Odebrecht y que los brasileños le hayan financiado su campaña el 2011 y el 2016. Yo nunca he recibido aporte alguno de Odebrecht para mis campañas electorales del 2011 y 2016. Tampoco he tenido vínculo profesional con Odebrecht. (1/3)? PedroPablo Kuczynski (@ppkamigo) 14 de noviembre de 2017En el 2011 participé en la campaña presidencial electoral como invitado por la Alianza por el Gran Cambio, movimiento que no estuvo entre los favoritos del proceso. (2/3)? PedroPablo Kuczynski (@ppkamigo) 14 de noviembre de 2017Estoy absolutamente seguro de mis actos. Dejemos que nuestras autoridades fiscales y judiciales trabajen con autonomía, independencia y libres de presiones políticas. Estamos comprometidos en la lucha contra la corrupción. (3/3)? PedroPablo Kuczynski (@ppkamigo) 14 de noviembre de 2017«Estoy absolutamente seguro de mis actos. Dejemos que nuestras autoridades fiscales y judiciales trabajen con autonomía, independencia y libres de presiones políticas. Estamos comprometidos en la lucha contra la corrupción», señaló Kuczynski. Además de PPK, Odebrecht ha mencionado que apoyaron a los expresidentes, Alan García (1985-90 y 2011-16); Ollanta Humala (2011-16) y a la excandidata y líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. Desde hace cuatro meses, el expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia están en prisión preventiva acusados de recibir fondos de Odebrecht en su campaña presidencial, y hasta el día de hoy la Fiscalía no presenta la acusación que sustente tal medida penal.
16-11-2017 | Fuente: abc.es
Odebrecht afirma que el presidente Kuczysnki fue consultor de la constructora brasileña
Marcelo Odebrecht, expresidente ejecutivo y empresario de la constructora brasileña reveló que el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), trabajó como consultor después de dejar su puesto en el gobierno de Alejandro Toledo (2001-05). Según IDL-Reporteros, Odebrecht dijo que «años atrás Odebrecht había contratado a PPK como consultor». «Cuando PPK fue presidente del Consejo Directivo de Proinversión (2001-2002 y 2004-2005), su oposición al proyecto de la Interoceánica lo convirtió en una ?piedra en el zapato?», relato Odebrecht. De acuerdo a Odebrecht, cuando PPK dejó de ser ministro, el empresario brasileño afirmó haberlo contratado como consultor. ¿Por qué? Le preguntaron. «Para curar heridas», respondió. Al responder, ¿En qué consistió la consultoría?, dijo que era sobre temas económicos. En el tema del pago, Odebrecht afirma que le pagaron a PPK con la caja dos, al tiempo que agregó que los detalles los conoce el exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata (quien está controlado por un brazalete electrónico en Brasil). Según IDL reporteros, al responder si lo apoyaron en su campaña electoral del 2011, Odebrecht dijo: «Si ha estado en los primeros puestos, tengo la certeza que sí». Esta mención a Kuczynski, ha causado que el presidente peruano se pronuncie a través de Twitter, negando haber sido asesor de Odebrecht y que los brasileños le hayan financiado su campaña el 2011 y el 2016. Yo nunca he recibido aporte alguno de Odebrecht para mis campañas electorales del 2011 y 2016. Tampoco he tenido vínculo profesional con Odebrecht. (1/3)? PedroPablo Kuczynski (@ppkamigo) 14 de noviembre de 2017En el 2011 participé en la campaña presidencial electoral como invitado por la Alianza por el Gran Cambio, movimiento que no estuvo entre los favoritos del proceso. (2/3)? PedroPablo Kuczynski (@ppkamigo) 14 de noviembre de 2017Estoy absolutamente seguro de mis actos. Dejemos que nuestras autoridades fiscales y judiciales trabajen con autonomía, independencia y libres de presiones políticas. Estamos comprometidos en la lucha contra la corrupción. (3/3)? PedroPablo Kuczynski (@ppkamigo) 14 de noviembre de 2017«Estoy absolutamente seguro de mis actos. Dejemos que nuestras autoridades fiscales y judiciales trabajen con autonomía, independencia y libres de presiones políticas. Estamos comprometidos en la lucha contra la corrupción», señaló Kuczynski. Además de PPK, Odebrecht ha mencionado que apoyaron a los expresidentes, Alan García (1985-90 y 2011-16); Ollanta Humala (2011-16) y a la excandidata y líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori. Desde hace cuatro meses, el expresidente Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia están en prisión preventiva acusados de recibir fondos de Odebrecht en su campaña presidencial, y hasta el día de hoy la Fiscalía no presenta la acusación que sustente tal medida penal.
16-11-2017 | Fuente: abc.es
«Gucci Grace», la ambiciosa esposa de Mugabe que vive a todo lujo
Grace Ntombizodwa Mugabe, de 52 años, nacida en Sudáfrica, se convirtió en primera dama de Zimbabue en 1996, tras casarse con el presidente Robert Mugabe. La pareja se conoció cuando ella trabajaba como mecanógrafa en presidencia, época en la que se convirtió en su amante; tras oficializar su unión en una misa católica catalogada como «la boda del siglo» pasó a ser la segunda esposa del presidente. Posteriormente tuvieron tres hijos: Bona, Robert Peter Jr. y Chatunga. Apodada «Gucci Grace» por su rumboso estilo de vida, su carácter caprichoso y su ambición política la convirtieron en una figura odiada en un país azotado por una grave crisis económica y por los abusos de poder del gobierno y fuera de éste. Fue nombrada jefa del ala femenina del partido ZANU-PF en 2014 y estaba llamaba a ser la sustituta del exvicepresidente, Emmerson Mnangagwa. Sin embargo, la actual intervención militar en Zimbabue pone fin a las aspiraciones políticas de la primera dama, que esperaba suceder a su marido tras las elecciones del año que viene. La esposa de Mugabe está sujeta a sanciones por parte de la Unión Europea y Estados Unidos por su papel en el régimen de Mugabe. Además, tiene causas pendientes con la justicia sudafricana. Las últimas informaciones la sitúan en Namibia, país al que habría huido tras los acontecimientos de las últimas horas.
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
El preisdente de México es un campeón del gazapo y una verdadera vergüenza para quienes depositaron en él su fe política
15-11-2017 | Fuente: abc.es
El Ejército de Zimbabue detiene a Mugabe para que su mujer no herede el poder
Zimbabue se encuentra en una situación de máxima incertidumbre. El Ejército tomó ayer el control del país en una asonada destinada a impedir que herede el poder Grace Mugabe, mujer del presidente, Robert Mugabe. Los militares anunciaron también su objetivo de detener a los "criminales" ligados al exlíder del país, quien se encuentra en arresto domiciliario. Las fuerzas armadas, movilizadas por Constantino Chiwenga, insisten en que no se trata de un golpe de Estado, sino de una intervención para restaurar la estabilidad de un país castigado por la crisis económica y el abuso de poder. Las tensiones entre el partido del gobierno (Zanu-PF) y el Ejército tienen al país en vilo desde que Chiwenga amenazara el lunes con "intervenir" si continuaba la purga de veteranos del partido. Mugabe destituyó a su vicepresidente y candidato a sucederle, Emmerson Mnangagwa, la semana pasada por "deslealtad", en un intento por situar a su mujer, Grace Mugabe, como su sucesora de cara a las elecciones de 2018. "La actual purga está claramente dirigida a miembros del partido que protagonizaron la independencia y debe detenerse de inmediato. Cuando se trata de proteger nuestra revolución, los militares no dudarán en intervenir", dijo Chiwenga. Muchos interpretaron esta declaración sin precedentes como una advertencia directa al presidente que ha gobernado la nación desde su independencia de Gran Bretaña en 1980. Ante tal amenaza, el partido del Gobierno denunció la "conducta traidora" de Chiwenga, avisándole de que no sucumbirían a las amenazas militares. Según un portavoz del Zanu-PF, sus "movimientos fueron calculados para desestabilizar el país y perturbar la paz". Este intercambio de acusaciones terminó con un gran despliegue militar en Harare, en una exhibición inusual que fue vista como una demostración de fuerza. La alarma saltó cuando cuatro tanques fueron vistos en una carretera en dirección a la capital. Poco después, los militares tomaron una emisora estatal, la Zimbabwe Broadcasting Corporation (ZBC), para difundir un comunicado. El encargado de dar la cara fue el portavoz militar, Simon Khaya-Moyo, quien insistió en que no se trataba de un golpe de Estado, sino de una "corrección sin sangre" y que el Ejército busca "pacificar una situación que no dejaba de degenerar". "Estamos persiguiendo a criminales que rodean a Mugabe y que están causando sufrimiento social y económico en el país para llevarlos ante la justicia", dijo Moyo. "Tan pronto como hayamos cumplido nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad", declaró el general del ejército, quien pidió calma a los líderes políticos. Según Reuters, tras este anuncio tres explosiones sacudieron el centro de la capital y se escucharon numerosos disparos en las inmediaciones de la casa del presidente. Los primeros detenidos Las primeras detenciones no tardaron en llegar. El Gobierno confirmó el arresto de varios ministros del gabinete de Mugabe, entre ellos, el de Economía, Ignatius Chombo (miembro destacado de la llamada facción "G40" liderado por la esposa de Mugabe) y el ministro del gobierno local, Savior Kasukuwere. A estas detenciones se suma la del sobrino del presidente, Patrick Zhuwayo. Por su parte, Mugabe sigue de arresto domiciliario mientras que su mujer habría huido a Namibia. Los medios locales apuntan a que el ex vicepresidente Mnangagwa habría volado desde Sudáfrica a una base militar de Zimbabue para ser investido presidente interino y tomar el mando. Apodado "El cocodrilo", Mnangagwa huyó a Sudáfrica tras recibir amenazas después de una destitución que puso fin a 40 años al servicio de Mugabe. Mnangagwa era el principal candidato a suceder a Mugabe, de quien fue un fiel aliado desde que lucharan por la independencia del país. Las reacciones de la comunidad internacional y de los partidos de la oposición van en la misma línea: defender el gobierno civil y garantizar la paz. El Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), principal partido de la oposición, pidió un viraje pacífico a la democracia constitucional, y agregó que espera que la intervención militar conduzca al "establecimiento de un estado estable, democrático y progresista". Asimismo, el presidente de Zambia, Edgar Lungu, pidió al general Chiwenga que se respete la constitución de Zimbabue. Su homólogo sudafricano reclamó tanto al Gobierno como a las Fuerzas Armadas que "resuelvan el "mpasse" político de forma amistosa". Por su parte, los veteranos de guerra han elogiado la actuación del Ejército por llevar a cabo "una corrección incruenta del gran abuso de poder". Según estos, los militares devolverán a Zimbabue a una "democracia genuina" y la convertirán en una "nación modelo moderna", según dijo Chris Mutsvangwa, presidente de la asociación de veteranos de guerra, a Associated Press. Esta crisis política coincide con el declive económico del país, motivado, según los expertos, por la desastrosa gestión de Mugabe quien habría destruido uno de los estados más prometedores de África.
15-11-2017 | Fuente: abc.es
Mugabe se niega a dimitir y quiere terminar su mandato
El presidente zimbabuense, Robert Mugabe, su mujer Grace y dos figuras claves de la facción política G-40 que apoyan a la primera dama están bajo arresto domiciliario en el recinto de la 'Casa Azul' del mandatario en Harare e insisten en que éste concluya su mandato, según una fuente consultada por Reuters. Zimbabue se encuentra en una situación de máxima incertidumbre. El Ejército tomó ayer el control del país en una asonada destinada a impedir que herede el poder Grace Mugabe, mujer del presidente, Robert Mugabe. Los militares anunciaron también su objetivo de detener a los«criminales» ligados al exlíder del país, quien se encuentra en arresto domiciliario. Las fuerzas armadas, movilizadas por Constantino Chiwenga, insisten en que no se trata de un golpe de Estado, sino de una intervención para restaurar la estabilidad de un país castigado por la crisis económica y el abuso de poder. Las tensiones entre el partido del gobierno (Zanu-PF) y el Ejército tienen al país en vilo desde que Chiwenga amenazara el lunes con «intervenir" si continuaba la purga de veteranos del partido. Mugabe destituyó a su vicepresidente y candidato a sucederle, Emmerson Mnangagwa, la semana pasada por «deslealtad», en un intento por situar a su mujer, Grace Mugabe, como su sucesora de cara a las elecciones de 2018. «La actual purga está claramente dirigida a miembros del partido que protagonizaron la independencia y debe detenerse de inmediato. Cuando se trata de proteger nuestra revolución, los militares no dudarán en intervenir", dijo Chiwenga. Muchos interpretaron esta declaración sin precedentes como una advertencia directa al presidente que ha gobernado la nación desde su independencia de Gran Bretaña en 1980. Ante tal amenaza, el partido del Gobierno denunció la «conducta traidora» de Chiwenga, avisándole de que no sucumbirían a las amenazas militares. Según un portavoz del Zanu-PF, sus «movimientos fueron calculados para desestabilizar el país y perturbar la paz». Este intercambio de acusaciones terminó con un gran despliegue militar en Harare, en una exhibición inusual que fue vista como una demostración de fuerza. La alarma saltó cuando cuatro tanques fueron vistos en una carretera en dirección a la capital. Poco después, los militares tomaron una emisora estatal, la Zimbabwe Broadcasting Corporation (ZBC), para difundir un comunicado. El encargado de dar la cara fue el portavoz militar, Simon Khaya-Moyo, quien insistió en que no se trataba de un golpe de Estado, sino de una «corrección sin sangre» y que el Ejército busca «pacificar una situación que no dejaba de degenerar». «Estamos persiguiendo a criminales que rodean a Mugabe y que están causando sufrimiento social y económico en el país para llevarlos ante la justicia», dijo Moyo. «Tan pronto como hayamos cumplido nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad», declaró el general del ejército, quien pidió calma a los líderes políticos. Según Reuters, tras este anuncio tres explosiones sacudieron el centro de la capital y se escucharon numerosos disparos en las inmediaciones de la casa del presidente. Los primeros detenidos Las primeras detenciones no tardaron en llegar. El Gobierno confirmó el arresto de varios ministros del gabinete de Mugabe, entre ellos, el de Economía, Ignatius Chombo (miembro destacado de la llamada facción «G40» liderado por la esposa de Mugabe) y el ministro del gobierno local, Savior Kasukuwere. A estas detenciones se suma la del sobrino del presidente, Patrick Zhuwayo. Los medios locales apuntan a que el ex vicepresidente Mnangagwa habría volado desde Sudáfrica a una base militar de Zimbabue para ser investido presidente interino y tomar el mando. Apodado «El cocodrilo», Mnangagwa huyó a Sudáfrica tras recibir amenazas después de una destitución que puso fin a 40 años al servicio de Mugabe. Mnangagwa era el principal candidato a suceder a Mugabe, de quien fue un fiel aliado desde que lucharan por la independencia del país. Las reacciones de la comunidad internacional y de los partidos de la oposición van en la misma línea: defender el gobierno civil y garantizar la paz. El Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), principal partido de la oposición, pidió un viraje pacífico a la democracia constitucional, y agregó que espera que la intervención militar conduzca al «establecimiento de un estado estable, democrático y progresista». Asimismo, el presidente de Zambia, Edgar Lungu, pidió al general Chiwenga que se respete la constitución de Zimbabue. Su homólogo sudafricano reclamó tanto al Gobierno como a las Fuerzas Armadas que «resuelvan el "mpasse" político de forma amistosa». Por su parte, los veteranos de guerra han elogiado la actuación del Ejército por llevar a cabo «una corrección incruenta del gran abuso de poder». Según estos, los militares devolverán a Zimbabue a una «democracia genuina» y la convertirán en una «nación modelo moderna", según dijo Chris Mutsvangwa, presidente de la asociación de veteranos de guerra, a Associated Press. Esta crisis política coincide con el declive económico del país, motivado, según los expertos, por la desastrosa gestión de Mugabe quien habría destruido uno de los estados más prometedores de África. ¿Dónde está Grace? A primera hora de la tarde del miércoles saltaba la noticia de que Grace Mugabe había huido a Namibia después de que su marido hubiera estado negociando con los militares su salida del país. Una información que dio Sky News. Sin embargo desde el país vecino se niega dicha información. El ministro de Relaciones Internacionales, Netumbo Nandi-Ndaitwah, negó, según la prensa local, los rumores que sitúan a la primera dama en Namibia. De no ser así, Grace se encontraría con su esposo en la residencia «Blue Roof» de Harare.
15-11-2017 | Fuente: abc.es
Rusia da un respiro a Venezuela al reestructurar su deuda
Rusia dio este miércoles un respiro a Venezuela, uno de sus principales aliados en América Latina, con la firma de un acuerdo de reestructuración de deuda cuyos términos son confidenciales, pero que permitirá a Caracas pagar cantidades mínimas hasta 2026. «Hemos firmado un acuerdo de carácter estratégico para el Gobierno y el pueblo venezolanos. Un acuerdo de gran importancia política y financiera (..) que nos permite una flexibilización en los pagos de la deuda», dijo a la prensa tras la firma el vicepresidente del Área Económica venezolano, Wilmar Castro Soteldo. El también ministro de Agricultura de Venezuela explicó que las condiciones de la refinanciación son confidenciales por deseo del Gobierno ruso. Pese a esto, de las declaraciones de Castro y del comunicado difundido por el Ministerio de Finanzas ruso se desprende que Caracas estará exento de pagar la deuda hasta al menos 2020. «El monto de la deuda consolidada de Venezuela es de 3.150 millones de dólares, y el nuevo gráfico prevé pagos durante diez años, siendo el volumen de estos en los primeros seis años mínimo», anunció la cartera rusa. A su vez, Castro se refirió a «condiciones de pago muy ventajosas hasta el año 2026», que seguirán siendo «muy buenas» en adelante, es decir, hasta 2030. Ahora que la agencia de calificación de riesgos Standard & Poors (S&P) ha declarado la deuda soberana de Venezuela en estado parcial de «default», el acuerdo firmado el miércoles en Moscú es una firme muestra de respaldo del presidente ruso, Vladímir Putin, a su colega venezolano, Nicolás Maduro. «Pone de manifiesto el fortalecimiento de las relaciones entre Rusia y Venezuela (..) y recoge los frutos de la batalla que el comandante (Hugo) Chávez (expresidente venezolano fallecido en 2013) planteó en la conformación del mundo multipolar y que el presidente Putin siempre apoyó», dijo Castro. Sin entrar en detalles, el ministro venezolano admitió que «el negocio petrolero está incluido en el acuerdo, al igual que otras áreas productivas, como la automotriz, la minería y la agricultura». Interés de Rusia en el petróleo de Venezuela Rusia, y sobre todo su gigante petrolero estatal Rosneft, nunca han ocultado su interés en los yacimientos del petróleo, de enorme riqueza, que tiene el país latinoamericano. Hace sólo tres meses, Rosneft transfirió a Caracas 6.000 millones de dólares en concepto de adelanto por suministros de petróleo venezolano a esa compañía de aquí hasta 2019. Según Castro, los dos países también han negociado como parte de la refinanciación una serie de acuerdos que permitirán «satisfacer el conjunto de las necesidades del pueblo venezolano y retomar el intercambio comercial que veníamos sosteniendo con Rusia en los primeros años de nuestras relaciones». «Estamos afinando los términos de nuevos acuerdos que trataremos la próxima semana en la comisión intergubernamental» ruso-venezolana, concluyó. A la firma del documento en el Ministerio de Finanzas ruso también asistió por parte de Caracas el ministro de Economía y Finanzas, Simon Zerpa. Anteriormente, el ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, anuncio que Caracas había aceptado todas las condiciones de refinanciación ofrecidas por Moscú. En su última visita a Rusia hace menos de dos meses, Maduro abordó la posibilidad de reestructuración con Putin. A finales de 2011 Rusia concedió a Venezuela un crédito por valor de 4.000 millones de dólares para la compra de armamento, que Caracas devolvió sin dilaciones hasta marzo de 2016, cuando empezaron los retrasos. Según estimaciones de la comisión de Finanzas del Parlamento venezolano, el país tiene una deuda total cercana a los 150.000 millones de dólares, lo que genera un pago anual cercano a los 10.000 millones de dólares, «sin incluir lo que se cancela a China y Rusia» por varios convenios.
15-11-2017 | Fuente: abc.es
Rusia refuerza su alianza con el régimen de Maduro al refinanciar la deuda de Venezuela
El Kremlin sigue apostando fuerte por el régimen de Nicolás Maduro, presidente de un país rico en petróleo, pero en quiebra parcial por las sanciones y el descenso del precio del crudo. Rusia ha aceptado reestructurar los 3.150 millones de dólares (cerca de 2.600 millones de euros) de deuda de Venezuela con la perspectiva de una mayor penetración en su tejido económico, sobre todo en el sector energético. El acuerdo permite además al presidente Vladímir Putin presentar el acuerdo a sus ciudadanos como un reforzamiento de la presencia rusa en Iberoamérica. En Moscú se ha dado mucho eco a esta operación de rescate, aunque la oposición y la mayor parte de los expertos están convencidos de que Venezuela nunca podrá saldar su deuda con Rusia. «Las condiciones de pago son muy ventajosas hasta 2016», manifestó ayer Wilmar Castro Soteldo, ministro de Agricultura y número dos del área económica de Maduro. No aportó muchos más detalles, porque las condiciones de la refinanciación son confidenciales por deseo del Gobierno ruso. «Hemos firmado un acuerdo de carácter estratégico para el Gobierno y el pueblo venezolanos, un acuerdo de gran importancia política y financiera (..) nos permitirá una mayor flexibilización en los pagos de la deuda», declaró Castro tras la firma. Según sus palabras, «pone de manifiesto el fortalecimiento de las relaciones entre Rusia y Venezuela». El ministro recordó los «esfuerzos» del fallecido Hugo Chávez «por lograr un mundo multipolar, idea que el presidente Putin siempre apoyó». El acuerdo prevé contrapartidas relativas a la participación de empresas rusas en sectores de Venezuela como el energético, la minería, la agricultura y la automoción. Sin embargo, los más de 5.000 millones de euros que la petrolera rusa Rosneft pagó a la venezolana PDVSA en concepto de avance por suministro de crudo hasta 2019 no han sido incluidos en lo rubricado ayer. El Ministerio de Finanzas ruso señala que «el total de la deuda consolidada de Venezuela es de 3.150 millones de dólares, y el nuevo gráfico prevé pagos durante diez años, siendo mínimo el volumen de estos en los primeros seis años». Según indica, «aliviar la carga de la deuda (..) posibilitará emplear los fondos liberados para desarrollar la economía del país, mejorar la solvencia del deudor y aumentar las posibilidades para que todos los acreedores recuperen los créditos ya acordados». Todos los expertos coinciden en que la reestructuración de la deuda era la única salida, ya que Venezuela no está en condiciones de pagar nada. La ayuda rusa, de todos modos, no hará salir a Venezuela del aprieto. Su endeudamiento total alcanza los 127.000 millones de euros y ahora todo depende de China, menos proclive a fiar a Maduro. Navalni: «A fondo perdido» A comienzo de semana, las agencias de calificación S&P Global Ratings y Fitch declararon a Venezuela en suspensión de pagos parcial, tras comprobar que incumplió varios vencimientos tras el período de gracia de 30 días. Ambas tomaron una decisión similar en relación con PDVSA. El presidente de Rosneft, Ígor Sechin, muy próximo a Putin, dice no tener miedo de que la petrolera venezolana no devuelva los créditos. Sin embargo, el principal opositor del Kremlin, el bloguero Alexéi Navalni, cree que Venezuela no devolverá a Rusia nada de lo que debe. En su opinión, «son inyecciones de dinero a fondo perdido para sostener de forma encubierta al régimen de Maduro».