Infortelecom

Noticias de politica

16-11-2017 | Fuente: abc.es
La Cámara baja de EE.UU. aprueba la bajada de impuestos
Los republicanos podrían tropezar dos veces en la misma piedra. La maniobra de su dirección para sacar adelante la reforma fiscal de Trump, mediante un ahorro de gasto público resultante de eliminar la esencia del Obamacare, ha vuelto a topar con la resistencia del mismo grupo de senadores que echaron por tierra la reforma del sistema de cobertura sanitaria. La jugada doble republicana ya ha sido abiertamente rechazada por el senador de Wisconsin Ron Johnson. Otros compañeros de partido, aunque no han anunciado su voto contrario, muestran sus reticencias. La mayoría precaria republicana en la cámara alta obliga a un cierre de filas casi absoluto, y más después de que ayer todos los demócratas de la Cámara de Representantes votaran en contra de ley presupuestaria. Dentro de la tramitación exprés impulsada por los republicanos, que intentan que la rebaja de impuestos prometida por el presidente se apruebe definitivamente en diciembre y pueda aplicarse en 2018, la cámara baja cumplió ayer con la parte del plan. El partido mayoritario sacó adelante el proyecto con un margen de 22 votos, por 227 a 205. El rechazo de 13 republicanos ha alimentado las dudas de que se apruebe la ley en el Senado, donde la mayoría republicana es más precaria. La diferencia inicial de 52-48 a favor de los conservadores puede ser insuficiente, como ya ocurrió en el intento de demoler y sustituir el Obamacare, otra gran promesa de Trump que por ahora ha quedado en el alero. Los últimos días, los republicanos habían encontrado una fórmula para matar dos pájaros de un tiro. El primer problema venía del exceso de déficit que generaría la bajada de impuestos prevista. Legalmente, no puede añadir más 1,5 billones en diez años a los más de 20 billones que alcanza hoy la deuda pública en Estados Unidos. La cúpula conservadora pensó que la obligada reducción en la previsión del gasto podría llegar de desmontar parte del Obamacare. En concreto, suprimiendo la obligatoriedad de contratar seguros, esencia del sistema actual, lo que supondría un ahorro de 338 millones de dólares, según sus cálculos. De forma que, además de hacer viable la reforma fiscal, los republicanos volvían a la carga para lograr la victoria política definitiva sobre el Obamacare. Pero los senadores que ya rechazaron el proyecto de reforma sanitaria emergen como principal obstáculo. Además de Johnson, Susan Collins, del estado de Maine, cree que las mismas clases medias a las que beneficiaría la rebaja fiscal saldrían perjudicadas por la reducción de la cobertura sanitaria.
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
La independentista sin pasado
Marta Rovira, de 40 años, ungida por Junqueras a presidir la Generalitat, ha desarrollado toda su vida política en ERC
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
El gran trío que busca nuevos equilibrios en la lucha contra el calentamiento
EE UU, China y Alemania, actores claves en la lucha contra el cambio climático, maniobran con dificultad para redefinir su posición política
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
Un megaproyecto de una incineradora desata una guerra política en la Ciudad de México
El Gobierno asegura que es "la obra de infraestructura más importante de América Latina", mientras la oposición denuncia ?el mayor escándalo de corrupción? en la historia de la capital
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
Residente: ?Ahora es políticamente correcto hablar mal de Trump?
René Pérez, el artista con más nominaciones a los Grammy Latinos este año, analiza el momento de los latinos en Estados Unidos
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
La marca Barça es la más seguida en el mundo, pero la segunda en España tras el Madrid
El club da a conocer un estudio sobre su impacto en relación a entidades deportivas de primer nivel, y niega que la situación política le perjudique
16-11-2017 | Fuente: abc.es
Un sacerdote católico intenta convencer a Mugabe de que abandone Zimbabue
El presidente Mugabe -bajo arresto domiciliario tras el golpe militar en Zimbabue- insiste en que no renunciará al poder, y se resiste a la mediación de un sacerdote católico para encontrarle una salida pacífica hacia el exilio, según anunciaron hoy a las agencias internacionales fuentes del nuevo poder constituido. Pese a las informaciones iniciales, se confirma que su esposa, Grace, no ha huido del país y se encuentra también retenida con Mugabe en el lujoso "Palacio Azul" de la capital de la antigua Rodesia. "Estamos ante un punto muerto en la negociación con Mugabe", dijeron las fuentes. El sacerdote católico que está tratando de convencer a la familia para que abandone Zimbabue es el padre Fidelis Mukonori. Zimbabue se encuentra en una situación de máxima incertidumbre, marcada por los dramáticos acontecimientos de las últimas 48 horas. El ejército tomó el control del país a primera hora del miércoles en una ofensiva por frenar el ascenso político de la mujer del presidente Rober Mugabe y detener a los «criminales» que rodean al máximo mandatario del país, quien se encuentra en arresto domiciliario. Las fuerzas armadas, liberadas por Constantino Chiwenga, insisten en que no se trata de un golpe de Estado si no de una intervención para restaurar la estabilidad de un país castigado por la crisis económica y el abuso de poder. Las tensiones entre el partido del gobierno (ZANU-PF) y el ejército tienen al país en vilo desde que Chiwenga amenazara el lunes con «intervenir» en caso de que continuara la purga de veteranos del partido del gobierno. Mugabe despidió a su vicepresidente y candidato a sucederle, Emmerson Mnangagwa, la semana pasada por deslealtad, en un intento por posicionar a su mujer, Grace Mugabe, como su sucesor de cara a las elecciones de 2018. «La actual purga está claramente dirigida a miembros del partido que protagonizaron la liberación y debe detenerse de inmediato. Cuando se trata de proteger nuestra revolución, los militares no dudarán en intervenir», dijo Chiwenga. Muchos interpretaron esta declaración sin precedentes como una advertencia directa al presidente que ha gobernado la nación desde su independencia de Gran Bretaña en 1980. Ante tal amenaza, el partido del gobierno denunció la «conducta traidora» de Chiwenga, avisándole de que no sucumbirían a las amenazas militares. Según un portavoz del Zanu-PF, sus «movimientos fueron calculados para desestabilizar el país y perturbar la paz». Este intercambio de acusaciones terminó con un gran despliegue militar en Harare, en una exhibición inusual que fue vista como una demostración de fuerza. La alarma saltó cuando cuatro tanques fueron vistos en una carretera dirección a la capital. Poco después, los militares tomarían una emisora estatal, la Zimbabwe Broadcasting Corporation (ZBC), para difundir un comunicado. El encargado de dar la cara fue el portavoz militar, Simon Khaya-Moyo, quien insistió que no se trataba de un golpe de Estado si no de una «corrección sin sangre» y que el ejército buscaba «pacificar una situación degenerativa, social y económica' en el país. «Estamos persiguiendo a criminales que rodean a Mugabe y que están causando sufrimiento social y económico en el país, con la finalidad de llevarlos ante la justicia», dijo Moyo. «Tan pronto como hayamos cumplido nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad», declaró el general del ejército, quien pidió calma a los líderes políticos. Según Reuters, tras este anuncio tres explosiones sacudieron el centro de la capital y se escucharon numerosos disparos en las inmediaciones de la casa del presidente. Los primeros detenidos Tal y como rezaba el comunicado, las primeras detenciones no tardaron en llegar. El gobierno confirmó el arresto de varios ministros del gabinete de Mugabe, entre ellos, el de Economía, Ignatius Chombo (miembro destacado de la llamada facción 'G40' liderado por la esposa de Mugabe) y el ministro del gobierno local, Savior Kasukuwere. A estas detenciones se suma la del sobrino del presidente, Patrick Zhuwayo. Por su parte, el presidente Mugabe sigue de arresto domiciliario mientras que su mujer podría haber sido trasladada a Namibia. Mnangagwa vuelve a escena Los medios locales apuntan a que Mnangagwa habría volado el martes desde Sudáfrica a una base militar de Zimbabue para ser investido presidente interino y tomar el mando. El exjefe de seguridad, apodado «El cocodrilo», huyó a Sudáfrica tras recibir amenazas después de ser despedido tras 40 años al servicio de Mugabe. El que fuera vicepresidente de 2014 a 2017 era el principal candidato para suceder a su líder y fiel aliado desde que lucharan por la independencia del país. En defensa del gobierno civil Las reacciones de la comunidad internacional y de los partidos de la oposición van en la misma línea: defender el gobierno civil y garantizar la paz. El Movimiento para el Cambio Democrático (MCD), principal partido de la oposición en Zimbabue, pidió un retorno pacífico a la democracia constitucional, y agregó que espera que la intervención militar conduzca al «establecimiento de un estado estable, democrático y progresista". Asimismo, el presidente de Zambia, Edgar Lungu, pidió al general Chiwenga que se respete la constitución de Zimbabue. Su homólogo sudafricano, quien confirmó que Mugabe se encuentra retenido en su casa, reclamó tanto al Gobierno como a las Fuerzas Armadas que «resuelvan el 'impasse' político de forma amistosa». Por su parte, los veteranos de guerra han elogiado la actuación del ejército por llevar a cabo «una corrección incruenta del gran abuso de poder». Según estos, los militares devolverán a Zimbabue a una «democracia genuina» y la convertirán en una "nación modelo moderna", dijo Chris Mutsvangwa, presidente de la asociación de veteranos de guerra, a The Associated Press. Esta crisis política coincide con el declive económico del país, motivado, según los expertos, por la desastrosa gestión de Mugabe quien habría destruido uno de los estados más prometedores de África.
16-11-2017 | Fuente: elmundo.es
El arte de la provocación de Jan Fabre: sangre, esperma y escarabajos
El artista juzga, en la Galería Javier López & Fer Francés, la política colonial belga ejercida en la República del Congo a finales del siglo XIX. 
16-11-2017 | Fuente: elpais.com
Chomsky: ?EE UU es el origen del problema del narco?
El intelectual estadounidense arremete en México contra la incapacidad de la clase política liberal de su país para conectar con la clase trabajadora blanca