Infortelecom

Noticias de politica

19-02-2018 | Fuente: abc.es
El vicefiscal de Venezuela que procesó a Leopoldo López intenta conseguir asilo en España
Haces seis meses, la entonces fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, abandonó el país, y ahora intenta hacer lo mismo quien fue su número dos hasta 2016, Joel Espinoza. Como vicefiscal general, Espinoza intervino activamente en el proceso que llevó a la cárcel al opositor Leopoldo López. Condenado en 2015 a casi catorce años de prisión, en estos momentos el dirigente político cumple la condena confinado en su casa de Caracas, tras dos años en la prisión militar de Ramo Verde. El ex alto cargo llegó a Madrid la semana pasada, en una visita que estaría destinada, de acuerdo con las fuentes consultadas por ABC, a negociar un posible próximo asilo en España, después de haberlo intentado sin éxito en Estados Unidos. Espinoza podría estar ya de regreso en Venezuela, y continuar las negociaciones en siguientes visitas. Las exigencias de trato de favor, a cambio de la comprometida información que puede aportar, fueron al parecer rechazadas por las autoridades estadounidenses. En los últimos meses, Espinoza realizó varios viajes a Miami. Consta que desde el mes de julio pasado, cuando Ortega también estaba haciendo contactos en el exterior, según fuentes conocedoras de esos movimientos, Espinoza ha viajado a Miami al menos en once ocasiones. Normalmente fueron estancias de entre tres y cinco días. La última ocurrió entre el 25 y 28 de nero. Es posible que desde entonces haya girado su mirada hacia España. El hecho de que Espinoza interviniera de forma destacada en el falso juicio contra Leopoldo López podría dificultar sus gestiones en Madrid, dado que el Gobierno de Mariano Rajoy ha tenido importantes deferencias hacia la familia del opositor, a cuyos padres les ha concedido la nacionalidad española. La semana pasada la propia Luisa Ortega, que desde agosto pasado se encuentra en Colombia, volvió a reconocer que aquel juicio fue un montaje, con acusaciones falsas promovidas desde la Fiscalía. Desde que marchó fuera de Venezuela, Ortega ha admitido la calificación de preso político para López, y se ha escudado en que en su actuación siguió órdenes del presidente Nicolás Maduro y del número dos del partido chavista, Diosdado Cabello. Desde Colombia, Ortega ha insistido en que López es inocente y reclamó su inmediata puesta en libertad, dado que las supuestas pruebas que le vinculaban a la muerte de tres personas habían sido «fabricadas». Luisa Ortega, en moto en Venezuela cuando ya se había rebelado contra el régimen - Afp Detalles de la implicación de la Fiscalía en esa condena ya fueron revelados en su día por el fiscal que se encargó directamente del caso, Franklin Nieves. Después de huir a Estados Unidos, Nieves contó en 2015 cómo actuó indebidamente contra López por órdenes directas del vicefiscal general Joel Espinoza, que tramitaba las instrucciones de su inmediata superior. Es probable que, en sus presuntas aproximaciones a las autoridades españolas, Espinoza recurra al mismo argumento que Luisa Ortega de echar las culpas a Maduro y Cabello. No obstante, alguien que trabajó en la Fiscalía a las órdenes de ambos y hoy reside en España advierte que ambos actuaban sin remordimientos. La misma línea política «Yo hablé en la Fiscalía varias veces con Ortega y con Espinoza. Ambos estaban en la misma línea de persecución de la oposición. Lo veían como algo totalmente lícito, constitucional y merecedor de aplauso. Estaban en la misma maquinaria de ir contra los derechos fundamentales de los ciudadanos. Nunca vi el más mínimo gesto de disentir o de arrepentimiento. No mostraron ni un minuto de reflexión o de duda respecto a su compromiso político con el Gobierno», afirma taxativamente esa persona. También rechaza que Cabello tuviera que presionarles para que llevaran a cabo esa persecución de la oposición: «Cabello no tenía que pedirles nada, cuando la mesa ya estaba servida. Pocas veces tenía que darles instrucciones generales; quizás sí alguna instrucción específica, pero tanto Ortega como Espinoza estaban muy acoplados en el sistema de atropello de los derechos fundamentales». Cuando la exfiscal Luisa Ortega fue nombrada para el cargo de fiscal general en el año 2008 comenzó la carrera de Espinoza en la institución: pasó a fiscal superior de Caracas, luego a director de Delitos Comunes, a director general de Actuación Procesal y finalmente a vicefiscal general. En 2016 abandonó este último puesto y marchó a la Comisión Presidencial de Integridad para la lucha contra la corrupción que entonces lanzó Maduro.
19-02-2018 | Fuente: abc.es
Rio, nuevo líder conservador en Portugal, no logra unir al partido
Rui Rio cerró ayer el 37º Congreso del PSD consolidado como el nuevo líder de los conservadores portugueses, pero con la paradoja de que solo la actitud conciliadora de quien fue su rival para la presidencia, el «resucitado» Pedro Santana Lopes, salvó la imagen de unidad del partido. El exalcalde de Oporto temía una rebelión interna no solo por parte de los «santanistas», también por los más fieles a continuar la línea de Pedro Passos Coelho, quien formalizó su despedida en la cita (de hecho, apenas llegó, proclamó su adiós, escuchó a su sucesor y se marchó para no volver). Finalmente, no se produjo la contestación interna porque Santana Lopes desistió de jugar a la contra, pero la clausura del congreso trajo una sorpresa de última hora: el líder parlamentario del PSD, Luis Montenegro, anunció que abandona su acta de diputado y que planea ya intentar el asalto a la presidencia del partido en 2019, decisivo año electoral en que la formación política se la juega a un todo o nada. El síntoma inequívoco del giro que se ha visto obligado a dar el flamante jefe de filas es el cambio de postura en relación con un posible acercamiento a los socialistas para «rescatarlos» de las garras de la izquierda radical, su actual baluarte. Durante la campaña previa al combate con Santana Lopes el pasado 13 de enero, Rio alzó su voz claramente a favor de un pacto con el Gobierno de António Costa. En vista de que las reacciones no se hicieron esperar en el seno del partido ante lo que se interpretaba como una «claudicación» frente a sus oponentes, no le quedó más remedio al nuevo presidente que cerrar la puerta en este congreso con un aviso contundente para los socialistas: «No existe y nunca existirá un bloque central», aseguró. Se retractaba así de las intenciones exhibidas semanas atrás, tal vez presionado por el empuje del CDS de Assunçao Cristas, que le obliga a no bajar la guardia para evitar la fuga de votos hacia los centristas. Resulta clave la suma de fuerzas con Santana Lopes, plasmada en la elección de listas de consenso en la dirección del PSD. Con todo, el paso delante de Luis Montenegro testimonia que las aguas no se han pacificado de forma íntegra. La refundación del PSD pasa en la práctica por una incógnita obsesiva desde hace varios meses? Y mucho más desde el final de este congreso que ha levantado una gran expectación política en Portugal: ¿cómo se pueden ganar las elecciones de 2019? Si los datos macroeconómicos continúan respaldando al Gobierno socialista (sobre todo, porque el paro ha descendido a mínimos históricos: un 7,8%), resultará difícil despojarles del «trono» de primer ministro, tal cual refrendan las últimas encuestas. Por eso, el flamante líder de los conservadores portugueses es consciente de que la sombra del apogeo de Passos Coelho le va a perseguir a partir de ahora, pues ganó dos elecciones legislativas y solo la pérdida de la mayoría absoluta en 2015 le convirtió en víctima de la maniobra socialista para compincharse con los comunistas y el Bloco de Esquerda. En cualquier caso, a Rio no le quedó más remedio que abrir el congreso con una reverencia a su antecesor y un dardo envenenado a los socialistas: «Fuimos llamados a cumplir patrióticamente un exigente programa de austeridad, diseñado y negociado por otros; o sea, por los que metieron al país en el agujero financiero más negro desde el 25 de abril [en referencia a la Revolución de los Claveles en 1974]». Y añadió: «Conmigo al frente del partido, evolucionaremos siempre en armonía con nuestra historia, sin sobresaltos ideológicos».
18-02-2018 | Fuente: abc.es
Acuerdo de los kurdos con Damasco para combatir a Turquía en Afrín
Bachar al Assad y los kurdo-sirios, dos de los grandes rivales en la compleja guerra civil, han alcanzado hoy un audaz acuerdo militar para frenar la ofensiva militar lanzada por Turquía en el noroeste del país. El pacto, anunciado por un portavoz kurdo a través de la agencia Reuters, debe materializarse en los próximos dos días con la entrada en la región de Afrín de contingentes militares de Damasco en apoyo de las milicias kurdas del YPG. Ambas fuerzas se enfrentarán de modo coordinado al Ejército turco en algunas zonas fronterizas. El portavoz kurdo, Badrian Jia Kurd, advirtió que el pacto con su enemigo natural, el Gobierno central -hasta la llegada de los islamistas-, es solo "militar", y no aborda ninguna cuestión política. Bachar al Assad pretende recuperar el poder en todo el país, venciendo o convenciendo a los kurdos del norte, y los kurdo-sirios aspiran a crear su propio Estado, siguiendo el ejemplo de sus pares iraquíes. "Las cuestiones políticas se pueden negociar más adelante", dijo Jia Kurd a Reuters. Hoy por hoy, la prioridad es frenar al enemigo común -Turquía- y evitar que el poder militar de Ankara lamine a los kurdos de Siria, con el pretexto de que son una filial del PKK turco. La gran incógnita de esta alianza "contra natura" va a ser la respuesta de Estados Unidos. Washington ha apoyado desde el principio de la guerra a los kurdos con armas y entrenamiento, pero tras la ofensiva de Turquía -su aliado en la OTAN- ha optado por respaldar al YPG solo en sus zonas de control en el noreste, y se ha retirado de Afrin para no tener que implicarse en ningún choque militar con Ankara. La retirada norteamericana del noroeste ha dejado solos a los kurdos ante el coloso militar turco, y ha precipitado finalmente el peligroso movimiento táctico del YPG, forzado a abrir las puertas a las tropas de Damasco.
18-02-2018 | Fuente: abc.es
Wolff: «Trump se apaga cuando no es el centro de atención; es el presidente más vago que he conocido»
Como un mueble más, Michael Wolff (Paterson, 1953) dice haber pasado siete meses en la Casa Blanca escuchando los comentarios que el equipo de confianza de Donald Trump hacía de él. «Todos los que están al lado del presidente, sus consejeros y asesores más cercanos, lo llaman inmoral, idiota y dañino. No ha existido nunca algo así en la política estadounidense», dice el autor de «Fuego y furia» en una entrevista con ABC desde su suite del hotel Ritz. Wolff, que cuando le cuestionan por sus posibles mentiras y exageraciones responde que no es un periodista político convencional sino un escritor, ha escrito «el libro que Trump no quiere que leas», según lo describe la editorial de la edición española. Exagerado o no, lo cierto es que Wolff se ha hecho de oro y ha eclipsado durante unos días al propio Trump desde que el equipo de abogados del presidente tratara de impedir su venta. Pese al tono de las críticas recogidas en «Fuego y furia», Trump parece muy a gusto en el despacho oval mientras todo arde a su alrededor. De momento, la única víctima política de «Fuego y fueria» es el ideólogo derechista y ex estratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon, que ha pasado de «manejar los hilos de la revolución Trump» a ser insultado por el presidente -«El descuidado Steve»- y forzado a renunciar como presidente de la web Breitbart News, gran portavoz mediático del «Trumpismo». Sus críticos consideran que más que periodismo lo que ha hecho ha sido reunir todos los cotilleos sobre Trump y su gobierno en un best-seller. Hay muchas formas de contar la historia. Hasta ahora, la presidencia de Trump estaba siendo contada por la prensa de Washington, gente que se ve muy cerca de él y cuenta el día a día. No son cotilleos. De hecho la historia no recoge lo que se cuenta cada día, sino que me tomo un periodo de tiempo para ir más allá. Seguro que hay otras maneras de contar la historia, la prensa de Washington lo hace bien pero de una forma limitada. No soy un reportero político, he sido muy cuidadoso en mi relación con la gente de la Casa Blanca y he buscado no asociarme con la prensa. Estuve en la Casa Blanca durante meses y nunca planteé preguntas, solo miraba y escuchaba. Mi historia rechaza todo lo que sean cotilleos. Estoy interesado en las sensaciones, en el olor, en la forma de contar debidamente lo que pasaba. Mi objetivo es ser testigo de un experimento que no aparece en los periódicos. Los lectores pueden sentirse que están tan cerca de Trump como yo lo estuve. ¿Qué primicia destacaría de su libro? Pienso que el mensaje central que deja esto es que fui testigo del cambio de actitud entre todos los miembros del equipo alrededor del presidente. Todos venían de una cultura tradicional que consistía en pensar sobre en un hombre que empieza a trabajar en la Casa Blanca como presidente; esta expectativa viró hacia la confusión, descreencia y desilusión al ver que este hombre no está preparado para hacer este trabajo. Todos los que están al lado del presidente, sus consejeros y asesores más cercanos, lo llaman inmoral, idiota y dañino. No ha existido nunca algo así en la política estadounidense. Los asesores lo ven como un hombre incapaz para hacer su trabajo como presidente. La reacción de la gente que lo rodea y que lo llama estúpido cambia el debate político. ¿Llamarlo idiota no es subestimar a una persona como Donald Trump con todo lo que ha conseguido en tan poco tiempo? ¿No está despreciando a sus votantes? A mucha gente le resulta increíble que haya sido elegido y no encuentra la respuesta. A causa de este libro la imagen de Trump pasa de posible nueva figura política a «ese tío es un estúpido». Esto pasa también entre los simpatizantes y fans de Trump que entienden que su estupidez supera a la imagen de persona mágica y virtuosa. Es un estúpido. Steve Bannon parece ser la principal víctima del éxito de su libro. Ha pasado de tener una imagen de «gran manipulador» en la sombra a ser apartado de la Casa Blanca en menos de un año. Sí, a Bannon le hubiera gustado ser el gran manipulador. Planeaba que Trump fuera la cara visible y el hombre carismático que representara las ideas de Bannon. Era su principal estrategia, pero al final le ha generado una profunda desilusión. Trump es tan estúpido, narcisista y egocéntrico que no puede seguir los planes de otra persona. Es todo Trump, Trump y Trump. No va a ser manipulado y no va a ser capaz de agarrar las ideas de otro, porque solo existe él y nada más. No le interesan las ideas ni las estrategias, solo en lo que le da placer y satisfacción en cada momento. Sin Bannon, ¿tiene alguna otra influencia detrás? Creo que no hay realmente nadie que sea muy influyente en Trump. Otros políticos representan a la gente, ideas, buenas o malas; otros representan su propia carrera, muchos han estado en política toda su vida. Trump solo se representa a él mismo. Bannon trataba de utilizar su extraño carisma que llama a la gente que está desengañada con la política. Trump no tiene ideas, solo se escucha a sí mismo. La principal frustración para muchos de los que rodean es que no escucha a nadie. Cuando hablas con Trump te das cuenta siempre de que no te está escuchando. Pero Trump parece de primeras un animal político por todo lo que ha conseguido en tan poco tiempo. Teóricamente tiene un gran atractivo entre la gente. Una de las razones de su existencia es que a lo largo de las últimas generaciones mucha gente se ha desilusionado con los políticos y la política. En la figura de Trump tienen la posibilidad de votar por lo contrario, es alguien que no tiene talento político ni intereses. Literalmente, representa lo contrario a todos los estándares políticos. Es un gran experimento. «No nos gusta eso, elegiremos lo contrario, y eso es Trump». Creo que después de este año, muchos se han dado cuentade que Trump ha sido un experimento fallido. A usted le han acusado de mentiroso. Creo que eso no es verdad. Bannon lo ha reconocido finalmente. No sé a qué se refiere exactamente. ¿Mintió para estar en la Casa Blanca? ¿Ha sido deshonesto? No sé qué significa eso. Soy un escritor y mi trabajo es conseguir una historia. Esta vez era con el presidente: tienes que hacer lo posible para conseguir la historia más poderosa posible. No dije mentiras, pedí permiso para hacer lo que hice. Nadie me preguntó nada. Esto es parte porque es un libro. No quería resultar amenazante, se me da bien escuchar. Yo hubiera sido perfectamente feliz escribiendo otro tipo de libro, sobre que Trump es una nueva figura política y puede ser un presidente exitoso. Hubiera sido un buen libro para escribir. Pero no era verdad, Trump solo es un ignorante. Cuando escribes un libro no esperas ser super racional, solo contar bien una historia. Este tío es solo él y no hay nada más. No trates de buscar una gran historia sobre el sistema de salud, Corea del Norte y una gran explicación sobre por qué hace esto o lo otro. Trump es como un niño. ¿El propio Trump le dio su beneplácito para entrar en la Casa Blanca y escribir sobre él? Sí, el presidente me dio permiso personalmente. En el periodo de transición le dije quería ser un observador en la Casa Blanca. Entonces, él pensó que lo que quería era un trabajo ahí porque, seguramente, no tenga ni idea de lo que hace realmente la gente que está en la Casa Blanca. Le dije que no que estaba escribiendo un libro. Y aunque no pareció interesarle completamente nada, me dijo que adelante. Así que ya tenía el pasaporte de entrar en la Casa Blanca. Le dije a todos que tenía la aprobación del presidente. Y él nunca lo negó: «Ah sí, Michael Wolff, sí, sí sí», decía. Día tras día la gente me hablaba. Te conviertes en un mueble más y no preguntas por qué se hace esto o lo otro. Hillary Clinton lee un fragmento del libro «Fuego y furia» durante la entrega de los Grammy Usted sostiene que Trump no es capaz de leer nada. ¿Cree que ha leído su libro? No, no ha leído mi libro, se lo garantizo. Solo sé que sus abogados me escribieron cartas para no publicarlo. ¿Le debe su éxito y riqueza a Trump? No tengo ni idea. La pregunta es por qué este libro ha tenido tanto éxito, se han vendido tantas copias y ha llegado a convertirse en un fenómeno en sí mismo. No tengo la respuesta. Es la historia del momento. Me ayudó la decisión de Trump y su equpo de intentar parar la publicación y amenazarme con una demanda por difamación e invasión de su privacidad. Es el paradigma de Trump: lograr el efecto opuesto a lo que se proponía con su intento de bloquear la publicación del libro y que luego millones de personas lo hayan leído. La gente ha ido a por este libro porque tenía muchas ganas de comprender mejor lo que está pasando en la Casa Blanca; entender bien aquello que sale cada día en las noticias. Cuando recoges todos los detalles y los juntas para crear la historia todo empieza a encajar. Es entonces cuando el libro cobra sentido. Lo que ha aprendido Trump que repite cada día es la lección de la telerrealidad, que funciona si hay un conflicto constante ¿Trump ha logrado que estemos atentos a sus excentricidades y escándalos en lugar de sus fracasos? Lo que ha aprendido Trump que repite cada día es la lección de la telerrealidad, que funciona si hay un conflicto constante, es lo que debes hacer en la televisión. Crear conflicto, conflicto, conflicto, conflicto, iguala la atención sobre lo bueno y lo malo según considera Trump. Eso es lo que ha aprendido a hacer. La gran transformación económica de los años ochenta con Reagan no recibió quizá toda la atención mediática que merecía; la prensa parecía centrarse más en él que en lo que estaba haciendo. ¿Está sucediendo algo parecido ahora mismo con Trump y los medios progresistas? En los ochenta, los medios tenían claro que se estaba haciendo más dinero del que se había conseguido antes. Los hombres de negocios pasaron de ser impopulares a ser tremendamente populares. No se perdió nada de esto. Fue una extraordinaria historia. ¿Que los republicanos dicen que ahora hay un resurgir económico? No sé. Sí tengo claro que aún viviendo un gran momento económico, lejos de aprovecharlo, Trump es el presidente menos valorado que se recuerda. ¿Es Trump de extrema derecha? ¿Es peligroso? No, no es nada. No tiene ideología. Es «por favor, ahora estoy yo». ¿Es peligroso que el presidente de EE.UU. no sepa nada sobre las decisiones más básicas? Suena alarmante. No está en una posición de impulsar legislaciones que genere verdaderos cambios, le da igual, no sabe y no lo va a hacer. Tampoco va a ir a la guerra tras tomar una decisión meditada o por unos objetivos como pudo tener Bush. No le interesa; solo hacer sus presentaciones y dejar la sala. ¿Cómo puede mantener Trump, a sus 70 años, tanta energía en todo lo que hace? ¿Toma algún tipo de droga para estar así? Trump no es tan enérgico. Es un hombre realmente vago, no le gusta trabajar, trabaja menos que cualquier otro presidente en mucho tiempo. Lo que le da energía es la atención. Si hay una multitud frente a él puede hablar sin parar para siempre. En la Casa Blanca es feliz si la gente viene a hacerle la pelota, él se la hace a ellos y se hace fotos. Es un showman, un actor. Cuando no es el centro de atención, Trump se apaga. ¿Puede decirme algo bueno de Trump? He pasado 3 horas con él a solas durante el periodo de transición en la Casa Blanca. Uno de sus puntos buenos es que es un buen vendedor, piensa que puede venderte algo, es muy poderoso, lo tiene muy perfeccionado, si quiere venderte una mierda te la va a vender sin tenerte en cuenta. Pero ser un buen vendedor no creo que sea una cualidad para ser presidente.
18-02-2018 | Fuente: abc.es
Netanyahu califica a Irán como «la mayor amenaza del mundo» y le advierte de que no ponga a prueba a Israel
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha calificado este domingo a Irán como «la mayor amenaza del mundo» durante un discurso en la Conferencia de Seguridad de Múnich durante el que ha exhibido a los presentes una pieza del avión no tripulado derribado el pasado sábado por las fuerzas israelíes y que presumiblemente despegó desde una base militar gestionada por Irán en Siria. Israeli Prime Minister Benjamin Netanyahu holds up an object what he claimed was a piece of an Iranian drone shot down in Israeli airspace as he gives a speech during the Munich Security Conference on February 18, 2018 in Munich, southern G «Señor Zarif, ¿reconoce usted esto?», ha preguntado Netanyahu al ministro de Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, que también participará en el foro, mientras sujetaba lo que describió como una pieza del aparato. «Debería. Es suyo. Puede llevarle un mensaje a los tiranos de Teherán: no ponga a prueba a Israel», ha añadido. El avión no tripulado, según Israel, llegó desde región siria de los Altos del Golán y fue interceptado por un helicóptero Apache. De nuevo según Israel, el incidente ha provocado una respuesta militar israelí, que ha bombardeado una docena de instalaciones militares sirias e iraníes en territorio sirio, incluido el lugar desde el que se lanzó el dron. En esta contraofensiva fue derribado un caza F-16 israelí. Irán ha desmentido las acusaciones y niega que busque asentarse en Siria con el beneplácito de su aliado, el Gobierno sirio. En su referencia a Zarif, el ministro de Exteriores iraní, Netanyahu le ha calificado de «boca de terciopelo» del régimen de Teherán y ha asegurado que «miente con elocuencia». En cuanto al acuerdo nuclear con Irán suscrito en 2015 por las principales potencias mundiales, el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), Netanyahu lo ha comparado con el Acuerdo de Múnich de 1938 que sirvió para apaciguar a la Alemania nazi. El PAIC solo ha servido para «desatar al peligroso tigre iraní». «Actuaremos sin dudar para defendernos y actuaremos si es necesario (..) no solo contra los aliados de Irán que nos están atacando, sino también contra el propio Irán», ha advertido. «Vamos a seguir impidiendo que Irán establezca una base permanente en Siria y actuaremos contra Irán, directamente y no solo contra sus representantes, de ser necesario», ha amenazado Netanyahu. «No vamos a permitir que el régimen de Irán nos ponga la soga del terror al cuello», ha añadido el primer ministro israelí. La respuesta del ministro de Irán Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, ha descrito como un «circo» la intervención previa del primer ministro de Israel, y ha añadido que el «mito de la llamada invencibilidad de Israel se ha derrumbado». «Israel usa la agresión como una política de vecindad y es responsable de la represión en masa contra sus vecinos, así como de incursiones diarias en Siria y Líbano. Su discurso entero ha evadido esa cuestión por completo», ha dicho. Zarif sí que hizo referencia a lo que ocurrió después del derribo del dron: la destrucción el pasado sábado de un avión de combate israelí durante las operaciones contra la supuesta base militar iraní en Siria de donde partió el avión no tripulado. «Lo que ha sucedido en los últimos días demuestra que el mito de la llamada invencibilidad de Israel se ha derrumbado», ha dicho. Sobre la exhibición de Netanyahu, Zarif la ha descrito como «un circo de caricaturas que no merece más comentarios». Irán ha negado que el dron partiera desde una de sus bases y asegura que su labor en Siria es puramente logística y de asesoramiento al Gobierno de Damasco, su aliado.
18-02-2018 | Fuente: abc.es
«Corea del Norte está cambiando más rápido de lo que el mundo piensa»
Como vicecanciller de la Embajada de Corea del Norte en Londres, Thae Yong-ho tenía una vida de privilegios impensable para sus sufridos compatriotas. Tras pasar más de una década destinado en Dinamarca, Suecia y Reino Unido, ocupaba uno de los puestos más altos de la diplomacia norcoreana y el régimen confiaba plenamente en él. Prueba de ello es que, en 2001, fue traductor en un almuerzo en Pyongyang del «Querido Líder» Kim Jong-il con el entonces primer ministro sueco, Göran Persson, y el responsable de Política Exterior de la UE, Javier Solana. Su lealtad estaba tan fuera de toda duda que, en 2015, hizo de «niñera» durante un viaje a Londres de Kim Jong-chol, hermano del dictador Kim Jong-un, para asistir? ¡a un concierto de Eric Clapton! A su vuelta a Pyongyang, le esperaban un ascenso, su casa de 125 metros cuadrados con tres habitaciones y la mejor universidad para sus dos hijos. Pero, precisamente por ellos, desertó con su familia en el verano de 2016. Lo cuenta en esta entrevista. ¿Por qué desertó? En Corea del Norte disfrutaba de privilegios y beneficios económicos. Pero, al viajar por Europa como diplomático, me di cuenta de las contradicciones de este sistema. No podía abandonarlo de joven por el principio de culpabilidad por asociación: si desertas, tus familiares y amigos serán castigados. Pero, cuando miraba a mis hijos, sabía que si volvía a Corea del Norte con ellos, su vida sería muy difícil porque se habían educado en Occidente bajo valores de democracia y libertad. Ellos aprendieron muy pronto que el régimen norcoreano no era bueno para el ser humano. Como padre, el mayor legado que puedo dejarle a mis hijos es la libertad. Imagino lo duro que fue porque atrás dejaba a su familia en Pyongyang. Lo discutí con mi esposa entre seis meses y un año. Primero empiezas a quejarte de la insatisfacción con el sistema, luego tienes discusiones con la familia y finalmente tomamos una decisión. Fue acertada, pero tuve que dejar atrás a mi hermano y mi hermana, que habrán sido castigados. En abril del año pasado, el régimen permitió a la CNN entrevistarlos para decir que no habían sufrido represalias, pero creo que era solo propaganda. No tengo información sobre ellos. «Cuando deserté tuve que dejar atrás a mi hermano y mi hermana, que habrán sido castigados» ¿Cómo era su vida? En público, tenía que pretender que era muy leal. Pero, en mi interior y con mis hijos, era honesto. Mis hijos han sido educados en el Reino Unido y no podía mentirles. ¿Tampoco podía ser sincero con sus amigos? Corea del Norte se basa en espiarse unos a otros. No puedes abrir tu mente ni a tus amigos. ¿Ayudaba al régimen a conseguir dinero de forma ilegal, como otros diplomáticos? Hay una percepción errónea de que todos los diplomáticos norcoreanos están implicados en actividades ilícitas. Los diplomáticos norcoreanos se dividen en dos categorías: los profesionales enviados por el Ministerio de Exteriores como yo, que no estamos autorizados a esas actividades, y los agentes enviados por organizaciones especiales o por el Partido de los Trabajadores. Estos se encuentran en las embajadas con pasaportes diplomáticos y consiguen fondos para el régimen. ¿Cómo? Aunque en Londres teníamos cinco diplomáticos y ninguno estaba involucrado en dichas actividades, había dos agentes enviados por la Compañía Nacional de Seguros que buscaban dinero, reasegurando pólizas para cometer estafas. Ambos fueron expulsados en 2016. Mucha gente ha sido expulsada también de la Embajada norcoreana en Alemania, que era el centro de estas agencias que robaban tecnología. De España también han sido expulsados dos diplomáticos norcoreanos. Hasta donde yo sé, no estaban implicados en actividades ilícitas. «Kim Jong-un quiere reducir las sanciones sin renunciar a sus armas nucleares» ¿Cuándo empezaron sus dudas sobre el régimen? Las descubrí muy pronto porque empecé mi primer puesto diplomático en 1996 en Dinamarca, donde me sorprendí al ver un mundo nuevo con Estado del bienestar y socialdemocracia. Pero, ¿qué podía hacer? Kim Il-sung había muerto en 1994 y su sucesor era Kim Jong-il. Como un hombre no puede vivir para siempre, pensé que la generación de mis hijos vería cambios tras la muerte de Kim Jong-il. Cuando este nombró heredero a su hijo, perdí toda esperanza. Pensar que mis hijos y mis nietos iban a vivir en el mismo sistema que yo era un infierno inaceptable. ¿Cómo analiza el acercamiento entre las dos Coreas por los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang? Ya se esperaba. Cuando Corea del Norte está arrinconada, busca una salida, como hizo en 1994 y 2007. Ahora, después de varios ensayos nucleares y de misiles intercontinentales, todo el mundo, incluso China, se ha unido contra Corea del Norte, que no puede sobrellevar las sanciones y quiere romperlas sin desnuclearizarse. ¿Cómo afectan esas sanciones? El año pasado, la economía de Corea del Norte sufrió dramáticamente porque China se unió a ese régimen de sanciones. Las exportaciones de carbón se hundieron y Pekín incluso practicó un embargo de petróleo. Muchos países están expulsando a los emigrantes norcoreanos (cuyos sueldos iban al régimen). Es una situación muy seria porque el comercio exterior de Corea del Norte se ha contraído mucho. Me han dicho que muchos empresarios chinos han cerrado ya sus negocios allí. Si se corta el grueso de su comercio, como petróleo, hierro y carbón, y se prohíben sus exportaciones a China, la economía norcoreana no puede sostenerse. ¿Hay posibilidad de un golpe militar contra Kim Jong-un? No en un futuro inmediato, porque la sociedad norcoreana ha estado controlada por la familia Kim durante más de 70 años. No puede haber inmediatamente un golpe o un levantamiento popular como la «Revuelta Árabe». Pero, a largo plazo, esta posibilidad está creciendo. La economía norcoreana, no en su conjunto sino en la vida del pueblo, está mejorando porque está floreciendo el libre mercado, que no hay manera de controlar y se desarrolla por la lucha independiente de la gente para sobrevivir. Las autoridades norcoreanas han decidido aceptarlo y ofrecer este tipo de libertad de mercado. La política y la economía van en direcciones distintas y, algún día, habrá algún tipo de revolución dirigida a armonizarlas. ¿Tiene Kim Jong-un todo el poder o está en manos de los generales? Si lo comparamos con su padre y su abuelo, el sistema político es realmente inestable. Con Kim Il-sung no había tantas purgas y proporcionaba bienestar al pueblo, manteniendo un sistema colectivo de decisión. Con Kim Jong-il tampoco hubo tantas purgas con sus colaboradores. Ahora, con la tercera generación de la dinastía Kim, los más represaliados son los más próximos a él. Los últimos han sido Hwang Pyong-so, jefe del Ejército, y Kim Won-hong, responsable de la Policía secreta, que han sido claves para consolidar su poder. No solo ha matado a su tío, Jang Song-thaek, y a su hermano, Kim Jong-nam, para que no le disputen el poder, sino a los más próximos a él. Aunque parece muy consolidado, en sus primeros cinco años ha eliminado a cientos de miembros de la élite. Estas purgas demuestran la insatisfacción incluso entre los integrantes de la cúpula. «No es un sistema comunista ni socialista, sino feudal, donde la familia Kim lo decide todo» ¿Se creen realmente los norcoreanos la propaganda? Corea del Norte es un sistema muy peculiar; no es comunista ni socialista, sino feudal, donde la familia Kim lo decide todo. Es un sistema dinástico y hereditario donde el líder debe ser adorado como un dios y todo tiene que ser proporcionado por él. Pero Kim Jong-un no puede darle ya ningún bienestar económico a su pueblo. Incluso aunque la gente lo aclame en las calles, en realidad encuentran más razones para preguntarse por qué deben seguir respetándolo. Corea del Norte está cambiando más rápido de lo que se piensa. A pesar de la intensa propaganda, la mayoría de la gente ya no confía en el régimen, que les prohíbe las series del Sur pero se siguen viendo, e intenta detener el libre mercado mientras más y más gente depende de él. Las nuevas generaciones, de 20 y 30 años, no creen en la ideología «Juche» que pregona la igualdad pero ven restaurantes y tiendas caras, donde los ricos gastan mucho dinero en una vida de lujo cuando la mayoría está en la miseria. La hipocresía de la propaganda norcoreana es muy obvia para la gente de a pie. Algún día, la gente se levantará para cambiar al régimen y traer justicia. La «Primavera Árabe» se desató por un solo hombre que se suicidó en Túnez. Nadie pensaba que algo así podía suceder, pero pasó porque la mayoría del pueblo estaba insatisfecho con el sistema y el poder. Aunque los norcoreanos no tienen acceso a internet, todo el país ve las series surcoreanas gracias a los contrabandistas. En Corea del Norte son evidentes la injusticia y la desigualdad, la discrepancia entre el lavado de cerebro del Gobierno y la realidad. Estoy seguro de que la revolución se está cociendo. ¿Por qué ha enviado Kim Jong-un a su hermana para mediar con Seúl? Para probar que es realmente serio en la reconciliación y demostrar que su poder está consolidado bajo su familia. ¿Qué persigue Pyongyang con este «deshielo olímpico»? Nuevas relaciones con el Sur y que se acepte su estatus nuclear. ¿Habrá una cumbre en Pyongyang entre Kim Jong-un y el presidente surcoreano, Moon Jae-in? Sí, porque el Gobierno surcoreano sabe que, si pone la desnuclearización como condición, Kim Jong-un no lo aceptará. Moon quiere celebrar la cumbre y frenar la tensión. Para Kim Jong-un lo importante es reducir las sanciones sin renunciar a sus armas nucleares y crear una imagen de normalidad con la asistencia a los Juegos. Quiere poner a EE.UU. en una posición difícil: si Trump muestra músculo militar, el mundo criticará que no apoye esta distensión. Thae Yong-ho - P. M. Díez «Es solo cuestión de tiempo que el regimen caiga» ¿Cuál es la influencia de China sobre el régimen? Ninguna. Corea del Norte es muy independiente y no escucha a China, que está molesta con su programa nuclear y ha elevado las sanciones. Pero Pekín nunca ha cruzado la línea roja porque no quiere el colapso del régimen. Un consejo para Trump El problema de Corea del Norte no puede solucionarse con medios militares. El ánimo de EE.UU. por una intervención militar es alto porque no se cree que Kim Jong-un renunciará a su programa de misiles nucleares. Pero, si Trump ataca, la Península Coreana caerá en una guerra a gran escala y el Norte tiene suficientes bombas nucleares para arrasar el Sur. En noviembre, estuve en el Congreso de EE.UU. tratando de convencerles de que el régimen de Pyongyang se está derrumbando como la URSS, es solo cuestión de tiempo. Si EE.UU. sigue con las sanciones junto a China y continúa enviando información dentro del país, la propia gente se levantará algún día. En la Guerra Fría, la extinta Unión Soviética tenía arsenal nuclear para destruir EE.UU. y Europa, pero estos optaron por un largo proceso y tuvieron éxito en cambiar esos sistemas comunistas en capitalistas. ¿Por qué no hacer lo mismo en Corea?
17-02-2018 | Fuente: abc.es
Polémico despliegue militar en Río de Janeiro para atajar la ola de violencia
La decisión del Gobierno brasileño de decretar una intervención militar para asegurar la seguridad pública de Río de Janeiro ha desencadenado una discusión sobre los caminos que deben tomarse para resolver el incremento de la violencia en la ciudad, que se ha agravado notablemente tras el fin de los eventos deportivos internacionales que hace unos años prometían mejorar la calidad de vida de uno de los lugares más importantes y visitados de Brasil. Las imágenes de violencia registradas durante el carnaval la semana pasada, cuando grupos de jóvenes asaltaron a turistas en la famosa playa de Ipanema frente a un hotel de lujo en que se hospedan celebridades como Madonna, habrían sido la gota que ha colmado el vaso para que el presidente Michel Temer se decidira a poner en marcha un plan que ya fue rechazado otras veces por el gobernador de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezão. Crisis económica y guerra contra el narco Según el portal de noticias G1, del grupo Globo, militares del Ministerio de Defensa informaron de que la decisión de Temer ya estaba tomada y que el plan sería ejecutado en cualquier momento. La lista de problemas que llevaron a la intervención es extensa, de acuerdo con expertos y militares: el fracaso de las Unidades de Policía Pacificadora (UPPs), la calamidad financiera del país y del estado de Río, prácticamente quebrado, y el crecimiento de la guerra entre milicias y el narcotráfico. Los problemas parecen haber empeorado con la crisis financiera y política del país, y el encarcelamiento de los principales líderes de la ciudad. Entre ellos se incluye el exgobernador de Río Sérgio Cabral, una de las caras identificadas con la conquista del Mundial de Fútbol y de las Olimpiadas de 2016 y, al mismo tiempo, uno de los principales involucrados en la gigantesca trama de corrupción de la Operación Lavacoches, que ha golpeado a importantes empresarios y políticos de todos los partidos. El ministro de Defensa, Raúl Jungmann, y el jefe del Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), el general Sérgio Etchgoyen, presentaron el plan al gobernador Pezão en el Palacio de Planalto, ante al presidente Michel Temer, y nombraron como interventor al general Walter Braga Netto. De acuerdo con militares entrevistados por G1, Temer estaba irritado con el fracaso «de las numerosas operaciones hechas en conjunto desde julio pasado con las fuerzas de seguridad de Río, que tuvieron costes millonarios. La acción provocó una crisis entre el gobernador de Río y su secretario de seguridad, Roberto Sá, que se vio sorprendido por la decisión. En varias reuniones con el gobierno federal, Roberto Sá había pedido más fondos y equipos para combatir la violencia, pero no fue atendido. Ahora, el general Walter Braga Netto tiene a su disposición un gran efectivo que incluye militares del Batallón de Fuerzas Especiales, de Goiânia, grupo de élite del Ejército. Aumento de la criminalidad La criminalidad de Río ha crecido de forma constante desde 2016, año de las Olimpiadas y del fracaso de la política de seguridad pública basada en las Unidades de Policía Pacificadora (UPPs). «El aumento de la criminalidad violenta, de los tiroteos en comunidades pobres, de los homicidios causados por la acción policial y de los homicidios de policías en los últimos años muestra un deterioro muy grave de la seguridad pública en Río de Janeiro», declaró Maria Laura Canineu, directora en Brasil de la ONG internacional, Human Rights Watch. «Sin embargo, la decisión de colocar a un general del ejército al mando de las policías civil y militar de Río de Janeiro es bastante preocupante. Río de Janeiro necesita perfeccionar la actuación de la policía y, para ello, necesita un especialista en policía, no un experto en guerra», señaló Canineu, que considera que las estrategias militares han fracasado hace décadas, causando muertes y exacerbando los problemas de violencia en Río. Los números de muertes violentas y asaltos callejeros vienen aumentado desde 2012, así como los robos de carga, usados por narcotraficantes para conseguir recursos. En 2017, el número de muertes violentas llegó a 6.731, un aumento del 44% en apenas cinco años. Los robos de carga aumentaron un 289% en los último cinco años, de 3.656 a 10.599.
17-02-2018 | Fuente: elpais.com
La política llega a la Copa con los gritos de ?¡Independencia!? de la afición del Barça
El ambiente festivo en las gradas del Gran Canaria Arena de Las Palmas queda interrumpido por los cánticos de la afición azulgrana acallados por el resto del pabellón
17-02-2018 | Fuente: elpais.com
?Medea?, una mirada crítica a la Costa Rica ultraconservadora
La ópera prima de Alexandra Latishev aborda temas como el aborto y la batalla política por el cuerpo femenino