Infortelecom

Noticias de politica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al menos 1.200 venezolanos abandonan Brasil tras incidentes en la frontera
Al menos 1.200 venezolanos han abandonado Brasil en las últimas horas después de los actos violentos registrados este sábado contra campamentos de ciudadanos de ese país en la localidad fronteriza de Pacaraima, confirmaron hoy fuentes del Ejército. Habitantes de Pacaraima, en el empobrecido estado brasileño de Roraima (norte), protestaron ayer contra la presencia de inmigrantes venezolanos en la ciudad, los expulsaron de las tiendas de campaña donde dormían y quemaron sus objetos personales. Pacaraima, con una población de unas 12.000 personas, se ha convertido en el último año y medio en la principal puerta de entrada de los venezolanos que huyen de la crisis política, económica y social que atraviesa su país y que deciden rehacer sus vidas en Brasil.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Salvini: «O Europa ayuda o enviamos a los inmigrantes a Libia»
El Gobierno italiano continúa firme en su política de rechazo completo a la inmigración, mientras el ministro del Interior, Matteo Salvini, desafía a Europa con la amenaza de «reenviar a Libia los prófugos que sean salvados en el Mediterráneo». Salvini mantiene el bloqueo de los puertos para los barcos de organizaciones humanitarias y ahora tampoco quiere que se produzca el desembarco de la nave Dieciotto, de la Guardia Costera italiana, con 177 indocumentados a bordo. Este último caso está siendo motivo de una nueva tensión con Malta, al tiempo que le ha producido irritación a Matteo Salvini que la Guardia Costera italiana, cuyos barcos dependen del Ministerio de Transportes, realizara el salvamento sin avisar a su Ministerio del Interior. Para Salvini, la Guardia Costera es «rea» de haber salvado con su nave Ubaldo Dieciotto, el miércoles pasado, a 190 inmigrantes que, procedentes de Libia, viajaban apiñados en una patera que estaba naufragando en alta mar. Trece de ellos fueron transferidos a Lampedusa porque tenían necesidad de ser curados al haber sufrido agresiones en Libia. Obligación de Malta En caliente, Matteo Salvini volvió a criticar a Malta y ordenó a la nave Dieciotto que se pusiera en contacto con las autoridades maltesas para que le ofrecieran un puerto seguro donde desembarcar, porque el salvamento se había hecho en aguas maltesas. El gobierno de La Valeta ofreció una versión completamente distinta, acusando a Italia de falsear la realidad y subrayando que el puerto seguro más próximo de la nave está en la isla de Lampedusa. Hoy, paralizada por quinto día, la nave se encuentra cerca de la isla italiana a la espera de que se encuentre una solución. Salvini ha desafiado a la UE con una clara amenaza: «O Europa decide seriamente ayudar a Italia en concreto, a partir por ejemplo de los 180 inmigrantes que están a bordo de la nave Dieciotto, o nos veremos obligados a hacer algo que eliminará definitivamente el negocio de los traficantes de seres humanos. Es decir, devolveremos a un puerto de Libia las personas recuperadas en el mar».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Richard Nixon: el verdadero «House of Cards»
A poco más de una hora en coche desde el laberinto de autopistas que circunvalan la ciudad de Los Ángeles se encuentra la biblioteca-museo de Richard Nixon. En la tienda de recuerdos, el récord indiscutible de ventas lo tiene la foto tan inolvidable como surrealista en el despacho oval de Nixon (amargado a pesar de haber llegado a la cúpula del poder en Washington) estrechando la mano de Elvis Presley (completamente intoxicado, entre otras cosas, por su propia leyenda). Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes) 1974: portada tras la dimisión de Richard Nixon, quien fue derrotado por una exclusiva periodísticaEn un extremo de los jardines del museo se encuentra la humilde casa de madera, construida por su padre Frank, donde Nixon nació un 9 de enero de 1913; en sus propias palabras «el día más frío en uno de los inviernos más fríos en la historia de California». A un costado de la vivienda, se encuentra la sencilla tumba del presidente número 37 de los Estados Unidos. En su lápida, junto a la de su esposa Pat, se puede leer: «El mayor honor que la historia puede conferir es el de pacificador». Cuesta creer que Richard Milhous Nixon descanse verdaderamente en paz. A pesar de todo el tiempo transcurrido, la trinidad Nixon-Watergate-Vietnam continúa siendo una herida colectiva que no termina de cicatrizar. Llama la atención hasta qué punto los debates, reproches y polarización de hace medio siglo siguen resonando en la actualidad de Estados Unidos. En su lápida se puede leer: «El mayor honor que la historia puede conferir es el de pacificador» De hecho, la historia política de Richard Nixon se puede resumir con una palabra: perseverancia. Estudió Derecho en Duke University, sirvió en la Armada durante la Segunda Guerra Mundial y se abrió camino en Washington como un furibundo anticomunista, primero en la Cámara Baja y luego en el Senado. En 1952, con tan solo 39 años, fue elegido como «número dos» de Eisenhower. Cuando en 1960 parecía que había llegado su turno, Nixon perdió la Casa Blanca en unas presidenciales que ganó John F. Kennedy por un mínimo margen de votos. En 1962, luchó por convertirse en gobernador de California. Tras sumar una nueva derrota electoral, el contumaz político pronunció una de las promesas más incumplidas en la vida pública americana: «No vais a tener más Nixon para patear». En 1968 Nixon fue elegido finalmente presidente. Sus dos mandatos con éxitos difícilmente discutibles estuvieron sin embargo dominados por la obsesión con el poder y la paranoia de estar rodeado de enemigos. El escándalo «Watergate» fue la conclusión más o menos inevitable de todas esas obcecaciones nixonianas que terminarían en el primer y único presidente dimisionario de EE.UU. Para entender esta saga interminable hay que apreciar la complejidad y la inseguridad de Nixon, reflejadas solamente en la ficción de series como House of Cards es posible encontrar personajes tan malvados como inteligentes. Galería de imágenes Vea la galería completa (10 imágenes)
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Las remesas hacen crecer hasta un 2% la economía de Centroamérica
Cuando se examinan las datos de crecimiento económico de Latinoamérica sorprende siempre que los países centroamericanos, con economías pequeñas y poco sofisticadas, crezcan más que el conjunto de los países sudamericanos, en los que hay naciones con mayor potencial. Así, el Producto Interior Bruto (PIB) de Centroamérica creció un 3,7% en 2017 y podría crecer este año un 3,9%, frente al crecimiento del 0,7% en 2017 y previsión del 1,7% para 2018 en el caso de Sudamérica, de acuerdo con los datos del último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI). La economía de Centroamérica, y también la del Caribe, sigue muy de cerca los ciclos económicos de Estados Unidos, de forma que el crecimiento del gigante estadounidense arrastra también a los países del istmo . Si para algunos países de Sudamérica, China ha pasado a ser el primer socio comercial, desplazando a Estados Unidos, este sigue siendo el socio de referencia para los países centroamericanos. El Acuerdo de Libre Comercio de América Central (CAFTA en sus siglas inglesas) fomenta precisamente el intercambio entre esos pequeños países y la gran potencia norteamericana. Pero además existe un factor determinante que no siempre se tiene a la vista. Las remesas que los emigrantes procedentes de Centroamérica y el Caribe envían a sus países de origen suponen entre el 8% y el 34% del PIB de varias de esas naciones, lo que ata enormemente la evolución de la economía de esa región a la de Estados Unidos, donde residen la mayoría de ellos. En algunos países la mayor parte del crecimiento del PIB puede deberse a un incremento en la cuantía de las remesas. Peso en el PIB La influencia es especialmente notoria en los países del llamado Triángulo Norte centroamericano, los cuales han conocido una fuerte emigración hacia Estados Unidos. Las remesas de los emigrados supusieron en 2017 el 19,5% del PIB en Honduras, el 18,3% en El Salvador y el 11,5% en Guatemala, según consta en un reciente informe de Diálogo Interamericano. Además, las remesas aportaron el 10,2% del PIB de Nicaragua, si bien la emigración de este país está sustancialmente dividida entre Estados Unidos y la vecina Costa Rica. El porcentaje es aún más elevado en el caso de Haití, donde las remesas constituyeron en 2017 el 33,6% de una economía especialmente pobre. Otros países del Caribe con fuerte peso del dinero enviado por los emigrantes son Jamaica (16,7% del PIB) y República Dominicana (7,8%). Sin remesas, apenas crecimiento Desde la crisis financiera mundial de 2008 las remesas que los emigrantes procedentes de países latinoamericanos envían a sus lugares de origen ha ido creciendo cada año. El incremento en 2017 llegó a ser del 9%, la cifra más alta en once años, alcanzado un volumen de remesas récord de 77.000 millones de dólares, como recoge un informe del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (CEMLA). La mayor cuantía correspondió a las remesas remitidas a México (28.711 millones), debido al mayor número de emigrantes de ese país. Aunque en ese país los envíos tuvieron la relevancia de constituir el 2,7% del PIB, el impacto fue mayor en las economías más pequeñas de los vecinos meridionales de México. En los tres países del Triángulo Norte las remesas fueron las responsables de más de la mitad del crecimiento económico. Si en 2017 el PIB de Honduras creció un 3,8%, 2 de esos puntos fueron debidos a las remesas (el 60% del crecimiento); en Guatemala supusieron también 2 puntos de un aumento del 3,3% del PIB (el 51%), y en El Salvador también añadieron 2 puntos al crecimiento, situándolo en el 2,3% (el 78%). En Nicaragua y en República Dominicana las remesas hicieron que el PIB creciera un 1% (la cuarta parte del crecimiento económico que tuvieron esos países, que fue del 4,5% y del 4,7% respectivamente) Miedo a Trump El miedo a ser expulsados de Estados Unidos por las nuevas políticas migratorias del presidente Donald Trump parece estar detrás del incremento del envío de remesas desde ese país. El anuncio de la Casa Blanca de rescindir el programa del Estatus de Protección Temporal (TPS) que permite la estancia a miles de personas procedentes de algunos países centroamericanos y caribeños podría haber acelerado el envío de dinero. Así lo apunta el informe del CEMLA. «Es razonable esperar», afirma, «que las politicas migratorias instrumentadas por las autoridades estadounidenses, caracterizadas por un incremento en las actividades de identificación y deportación de inmigrantes ilegales y la cancelación del programa de Estatus de Protección Temporal, tengan el efecto de aumentar las remesas originadas en ese país en la medida que dichas políticas resultaran en la repatriación de un número importante de migrantes sujetos aún al TPS y en un adelanto de las remesas enviadas por ellos, asi?como de aquellos que perciben una mayor incertidumbre respecto a la posibilidad de que sean repatriados a sus países de origen». Por su parte, Diálogo Interamericano asegura que una encuesta puso de manifiesto que los inmigrantes con mayor miedo a ser deportados son los que están enviando más dinero (unos 5.287 dólares al año, frente al promedio de 3.900 dólares). Una vez producidas esas deportaciones habría menos remitentes de remesas y se vería afectada su cuantía total, así como la contribución al crecimiento del PIB. España, segundo origen Si los inmigrantes en Estados Unidos generan más del 70% de las remesas que llegan a Latinoamérica, la segunda procedencia es España, con alrededor de un 10% de esos envíos monetarios (6.155 millones de euros en 2016). España es el principal origen de los remesas que llegan a Bolivia y a Paraguay. En 2017 la población latinoamericana creció en España por tercer año consecutivo, después de varios años de disminución. Aunque los salarios en sectores como la construcción y los servicios no mejoraron, el aumento de la población inmigrante y una liegra recuperación del empleo favorecieron el incremento de las remesas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Italia invertirá 50.000 millones en un plan de infraestructuras
Italia piensa en poner en marcha una especie de plan Marshall para dar seguridad a las infraestructuras del país. La catástrofe del puente de Génova desplomado el pasado martes, que causó 43 víctimas, puso de relieve la urgencia que tiene el país en modernizar sus infraestructuras, en buena parte obsoletas. Se lanzará a primeros de septiembre y se trata de un plan «sin precedentes con enormes inversiones en obras públicas». Lo ha anunciado el coordinador del proyecto, Giancarlo Giorgetti, subsecretario de la presidencia del Gobierno y brazo derecho del ministro del Interior, Matteo Salvini. El objetivo es «poner en seguridad las infraestructuras del país». Se trata de un plan que «no solamente afectará a la red de autopistas, puentes y viaductos, sino también a las escuelas y a las situaciones de riesgo causadas por la inestabilidad hidrológica», afirma Giorgetti. El coste para poner en práctica este plan estará entre 33.000 y 50.000 millones de euros, el equivalente a 2-3 puntos del PIB. Para ello el Gobierno desafiará a Bruselas, pues no piensa tener en cuenta los parámetros de Maastricht, que exigen mantener el déficit en relación con el producto interior bruto (PIB) por debajo del 3 por 100. El gobierno cree que posee un argumento fuerte para esperar en la «benevolencia» de Bruselas: «Hay que garantizar las estructuras de base, lo esencial. En este frente no pueden valer déficit, PIB o parámetros europeos». El gobierno se muestra convencido de que esa inversión servirá también para incrementar el crecimiento económico, que hoy está a la cola de Europa. Apoyo del BCE Además, el Gobierno italiano tiene intención de pedir el apoyo del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, para que continúe con su programa de compra de bonos. «Draghi y el BCE han desarrollado en estos años una función importantísima. Espero que el programa del QE (expansión cuantitativa, compra de bonos, que el BCE tiene previsto concluir en diciembre) siga adelante». El Gobierno italiano teme que aumente su prima de riesgo y el coste los intereses de la deuda pública se disparen, cuando el BCE termine las compras de deuda pública. La presión al BCE para que siga con el programa del QE tiene una finalidad muy importante para Italia: La lucha contra la especulación financiera y fuga de capitales. «Los fondos especulativos hacen su trabajo. Toca a nosotros ser creíbles y vencer el instinto financiero», subrayó Giorgetti, quien recientemente expresó sus temores de que a finales de agosto y en septiembre se pudiera desencadenar una especulación financiera contra Italia. De todas formas, se considera poco probable que el BCE atienda la petición italiana, pues solamente continuaría en el 2019 con su programa de medidas de estímulo y compra de bonos si se debilita el crecimiento y la inflación. El Gobierno italiano debe presentar su presupuesto para el 2019 a Bruselas en octubre y los inversores temen que se disparen los gastos, lo que conlleva un grave riesgo ante la exorbitante deuda pública italiana (el 132,5% del PIB). Por el momento, la incertidumbre política italiana está causando la huida de inversores extranjeros. La respuesta de Matteo Salvini a esta fuga de capitales ha sido la de atacar a lo que él llama «poderes fácticos», o sea, «banca y finanzas», que en su opinión «quieren acabar con el gobierno de la Liga y del Movimiento 5 Estrellas, pero no lograrán su objetivo». El desastre del puente Morandi de Génova ha significado un revulsivo en Italia para afrontar su grave problema de infraestructuras. Pero no solo se trata de carreteras, puentes y escuelas. Al ser un país con gran riesgo sísmico, «el 80 % de los inmuebles necesita una reforma antisísmica, que costaría 100.000 millones de euros», según Paolo Cimellaro, profesor del Politécnico de Turín. «Ante un coste tan elevado -afirma- sería conveniente demoler y reconstruir» De la incertidumbre política que se vive hoy en Italia, da buena idea una polémica declaración realizada ayer por Giancarlo Giorgetti, el brazo derecho de Salvini: «Es indispensable la reforma de las instituciones democráticas, porque el parlamento no cuenta nada, ya que el pueblo no lo cuenta como algo propio».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Si me quedo en Venezuela, morimos mi familia y yo»
La salida masiva de venezolanos que huyen de la grave crisis humanitaria está desbordando a las autoridades de los países vecinos, impotentes para absorber tal flujo de personas. El pasado sábado entró en vigor en Ecuador el requisito de pasaporte a todos aquellos que ingresen en su territorio. Aunque esto ha hecho que disminuya la presión en el puesto de Migración de Rumichaqui, en la frontera con Colombia, y que las diez ventanillas atiendan con más calma, lo que no ha disminuido es el drama humano, sobre todo entre quienes salieron de su país sin saber que las nuevas condiciones migratorias. «Si me quedo en Venezuela, muero yo y mi familia», dice Mario, que refleja en su rostro el dolor y el cansancio. Junto a él está Fernanda que no deja de llorar, dice que sacar un pasaporte cuesta unos 200 dólares y tarda entre seis meses y un año. «Dejé todo porque estamos enfermos y no hay medicinas. ¡Cómo me regreso!», exclama. El fin de semana el Ministerio del Interior liberó del requisito de pasaporte a niños y adolescentes que estén con sus padres que posean el documento en regla. «La presión de la opinión pública ecuatoriana les obligó a cambiar», comenta una docente, y elogia que la defensora del Pueblo, Gina Benavides, haya anunciado que pedirá medidas cautelares a organismos internacionales, de seguir vigente el pedido de pasaporte. El ministro del Interior, Mauro Toscanini, justificó la medida tras dar a conocer que se han identificado casos de trata de personas y tráfico de migrantes en el ingreso de ciudadanos venezolanos. Las autoridades arguyen también la imposibilidad de validar la información de las cédulas de identidad y las partidas de nacimiento ilegibles o en mal estado. «Los venezolanos que llegan no son migrantes, son refugiados de una guerra civil sin armas. Pedirles pasaporte es absurdo. Ellos no vienen por turismo, vienen desplazados», dice Ramiro Aguilar, abogado penalista y exparlamentario. Ecuador ha experimentado desde dos semanas atrás una oleada migratoria de venezolanos que ha desbordado las terminales terrestres de Quito y ha obligado al gobierno a declarar estado de emergencia en tres provincias, para asistirlos. El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), desde su sede en Ginebra, estima que 30.000 venezolanos llegaron a Ecuador en la primera semana de agosto. «La decisión de solicitar pasaporte a ciudadanos venezolanos está alineada a las medidas migratorias de otros país, a nivel regional», ha declarado el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, al tiempo de señalar que Ecuador hace proporcionalmente más que otros, ya que otorga acceso a la salud y a la educación a ciudadanos extranjeros. El viceministerio de Movilidad Humana ha convocado a sus pares de países de Sudamérica a una reunión para tratar el flujo inusual de venezolanos. Será en Quito los primeros días de septiembre. Polvorín en la frontera entre Brasil y Venezuela Entre tanto, el polvorín en que se ha convertido el estado de Roraima, estado brasileño fronterizo con Venezuela, se alimenta también de la disputa política entre el gobierno local y el central, preocupados con los efectos que este tema tan sensible puede generar en las elecciones presidenciales brasileñas de octubre. La situación se agravó después que brasileños entraron en confronto y quemaron objetos personales y tiendas de campaña, en un ataque masivo contra 700 venezolanos, tras un intento de asalto a un comerciante en el municipio de Pacaraima, principal puerta de entrada entre los dos países. La situación provocó la salida de Brasil de 1.200 venezolanos en un único día y el envío de 120 soldados brasileños al local, para controlar la tensión. «Vemos con mucha preocupación lo que ocurre en Roraima con este clima xenófobo. Es una situación muy difícil que se complica por el tema electoral en Brasil», explica en declaraciones a ABC, el investigador Senior de la organización internacional Human Rights Watch (HRW), en Brasil, César Muñoz. La gobernadora de Roraima, Suely Campos, que busca su reelección, es contraria a la entrada de venezolanos, llegando a emitir decretos para restringir el uso de servicio públicos a refugiados y pidiendo a la Justicia brasileña el cierre de la frontera, medidas que fueron rechazadas por la Corte Suprema. Del otro lado de esa pelea, está el senador de Roraima, Romeu Jucá, uno de los hombres fuertes del presidente Michel Temer, cuya diplomacia ha sido una de las más críticas al Gobierno de Nicolás Maduro. Campos, que acumula polémicas de nepotismo y abuso de poder, ataca a Jucá, otro político envuelto en escándalos de corrupción, de querer "mantener el caos", en su estado. El tamaño de la inmigración Brasil no es el país sudamericano que más recibió desplazados de Venezuela, ranking liderado por Colombia con 870.000 refugiados vecinos. Según datos oficiales, entraron por Pacaraima cerca de 128 mil venezolanos entre 2017 y 2018, de los cuáles más de la mitad fueron por vía terrestre a otros países. Según la Policía Federal, unos 58 mil refugiados venezolanos aún permanecen en Brasil. El estado de Roraima es el que ha sufrido más con ese flujo migratorio. Con la llegada de un promedio de 500 venezolanos diarios, la alcaldía de la capital, Boa Vista, calcula unos 30.000 inmigrantes en la ciudad, equivalentes al 10% de la población, lo que ha sobrecargado los servicios públicos, y dejado por lo menos 2.000 venezolanos viviendo en las calles en condiciones penosas. La situación, caótica, incluye un brote de sarampión, que ha complicado la frágil salud de las personas que llegan, entre ellas mujeres y niños, con casos de desnutrición. El Gobierno brasileño organizó la «Operación Acogida», encabezada por las Fuerzas Armadas, con apoyo del ministerios de Salud, y de Agencias de la ONU, como la Acnur, especializada en refugiados. La organización, sin embargo, así como el Gobierno del estado, no están dando abasto para atender ese fuerte flujo migratorio.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Austria exige que todos los puertos europeos se cierren a los refugiados rescatados en el mar
El visto bueno al buque Diciotti para atracar en el puerto de Sicilia parece ser la gota que colma el vaso para el canciller austriaco y presidente por turno de la UE, el conservador Sebastian Kurz. Viena considera injustificado que las autoridades locales o nacionales decidan por su cuenta incumplir la normativa europea y quiere que los rescatados en el mar por motivos humanitarios sean llevados a terceros países considerados seguros por las ONGs que los trasladan, pero no al interior del territorio Schengen. Según ha publicado el semanario austriaco Der Standard, Kurz está manteniendo contactos con jefes de gobierno europeos para promover un freno a estas prácticas y ha declarado en una conversación con el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, que es necesario detener los buques en la frontera exterior de la UE, antes de que entren al territorio común. «Nosotros representamos la opinión compartida: no todos los barcos pueden atracar en los puertos de la UE». Kurz, que por cierto ha pasado estas vacaciones de verano por Barcelona y que esperó pacientemente con el resto de los pasajeros para embarcar el vuelo low cost que salió con dos horas de retraso de la ciudad condal, vuelve a situar en el centro de la agenda política el endurecimiento de la política europea de refugiados, mientras la oposición austriaca considera que se trata solamente de una maniobra de distracción. «Se ve obligado a hacer demandas extremas, declaraciones radicales, para sacar de foco las numerosas críticas que está recibiendo por la boda de Knesissl», responde el portavoz en materia europea del Partido Socialdemócrata Austriaco (SPÖ), Jörg Leichtfried . «La comisión europea ha hecho propuestas esta misma semana para tratar de solucionar lo que se debe hacer con esos barcos y en este contexto las declaraciones populistas sobran». Con «la boda de Knesissl», se refería Leichtfried al enlace matrimonial de la ministra de Exteriores de Austria, perteneciente al partido antieuropeo y antiextranjeros FPÖ, con el que Kurz gobierna en coalición, que tuvo lugar el pasado sábado y al que asistió como invitado el presidente ruso Vladimir Putin. El canciller Kurz mantuvo una breve conversación con Putin en el camino de éste desde el aeropuerto hasta la boda, en la limusina presidencial, y entre otros puntos hablaron brevemente sobre política europea de refugiados y sobre el objetivo de Kurz de endurecerla aprovechando su presidencia por turno comunitaria. El debate nacional austriaco sobre refugiados se caldea a diario con las historias humanas que van saltando a los titulares. Especialmente dramática es la situación de alrededor de cien refugiados iraníes cristianos a los que EE.UU. había aceptado pero que después, una vez que habían llegado a Austria como país de tránsito, rechazó sin dar más explicaciones. Se trata de familias que llevan un año varadas en Austria, cuyos ahorros se han ido agotando y que además van siendo separadas para encontrarles alojamiento. Rechazados por el Estado austriaco y sin documentación para viajar a otro país, dependen únicamente de la organización The Nazarene Fund, que se encarga de los alquileres, los cuidados médicos, el cuidado psicológico y los servicios legales. En contacto con el gobierno de Estados Unidos para averiguar por qué se le había negado entrada después de que inicialmente fueran aceptados, el Departamento de Estado de EE. UU se ha limitado a responder al grupo que vuelva a enviar sus requisiciones para asilo. El pasado fin de semana, otro caso ha dado la vuelta al mundo: el de un joven afgano que alegaba la persecución por su condición de homosexual en su petición de asilo y al que las autoridades austriacas rechazaron porque «no actuaba» ni «vestía» como una persona gay. El funcionario del estado de Baja Austria encargado del expediente estimó que el joven de 18 años no corría ningún peligro porque «ni su forma de caminar, ni su forma de actuar, ni el modo en que viste revelan que podría usted ser homosexual». Unos días antes de asumir la presidencia europea, Kurz llamó a crear un «eje de países dispuestos» a combatir la inmigración ilegal formado por Austria, Alemania e Italia. Alemania se distanció rápidamente de estas declaraciones, pero la situación preelectoral en la UE puede servir de elemento potenciador a estas intenciones, a menos que Kurz quede aislado en el Grupo del Partido Popular Europeo, el más grande del Europarlamento, al que pertenece, entre otros el ÖVP de Kurz, el Fidesz de Viktor Orban o el Partido Popular español.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El ex futbolista Romario lidera las encuestas para gobernar Rio de Janeiro
El exfutbolista R omário de Souza Farías lidera las encuestas para gobernar Río de Janeiro, aunque se encuentra técnicamente empatado con el ex alcalde Eduardo Paes y el exgobernador acusado de corrupción Anthony Garotinho, según una encuesta publicada este martes. El ex jugador del FC Barcelona y Valencia, entre otros, candidato del centrista partido Podemos, tiene un 14 % de intención de votos de acuerdo con el sondeo del instituto Ibope. Romário entró en la política en 2010, cuando fue elegido diputado por su natal estado de Río de Janeiro, y en 2014 dio otro paso en esa carrera y obtuvo un escaño en el Senado. Por detrás de Romário se sitúa el ex alcalde de Río Eduardo Paes (Demócratas) que cuenta un 12 % de apoyo, el mismo porcentaje que el ex gobernador Garotinho (Partido Republicano Progresista), condenado en segunda instancia por corrupción, lo que, según las normas, podría impedirle disputar las elecciones de octubre. El resto de candidatos a la gobernación de Río de Janeiro no supera el 5 % de intención de voto. El estado atraviesa una crisis económica y una ola de violencia que ha llevado al Gobierno a intervenir el área de seguridad pública, así como diversos escándalos de corrupción que han salpicado a numerosos políticos en los últimos años. En Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, está al frente el ex alcalde y empresario Joao Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con un 20 % de intención de voto, dos puntos porcentuales más que Paulo Skaf, presidente de la Federación de Industrias de Sao Paulo, la patronal más influyente del país. Márcio França, del Partido Socialista Brasileño, disputa la reelección al gobierno de Sao Paulo tras sustituir en el cargo a Geraldo Alckmin, ahora candidato presidencial, pero tan solo cuenta con el 5% de votos, según la encuesta. El candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Marinho, tiene un 4 %. Ambas encuestas tiene un margen de error de tres puntos porcentuales y entrevistaron a 1.204 electores de ambos estados. El próximo 7 de octubre los brasileños irán a las urnas para elegir a un nuevo presidente y a los gobernadores de los 27 estados del país, así como para renovar las dos cámaras legislativas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Ya no solo veo pobreza, miseria y penuria en las zonas marginadas de Caracas»
Mi nombre es Oscar Patiño, abogado venezolano, 24 años, y soy coordinador general de la ONG Un Mundo Sin Mordaza. Actualmente estoy haciendo un máster de Gerencia Pública. Vivo en Venezuela porque es el mejor país del mundo, porque me enamoré de lo que es pero más de lo que puede ser. Sin embargo, como joven venezolano no me engaño y reconozco que es de esos amores que duelen. Hoy soy un profesional que ha tenido la oportunidad de tenerlo todo: una familia unida y trabajadora que me dio la mejor educación y los mejores valores. Con el pasar de los años, sobre todo los últimos dos, me he dado cuenta de cómo mi entorno ha cambiado drásticamente. Sinceramente, al principio no nos pegaba, pero ahora, ya estoy viendo incluso grandes cambios en el seno de mi hogar. Soy de Caracas. Ya no solo veo pobreza, miseria y penuria en las zonas marginadas de la capital, ya veo esto en todas partes, sea el este (zona pudiente de la capital) o en el oeste. Lamentablemente ver gente comiendo de la basura se ha vuelto «normal». Veo personas peleando por desperdicios, seres humanos lamiendo bolsas de basura porque quedaban restos de comida. Por mi trabajo sé de la cantidad de niños desnutridos que mueren al día, la falta de productos médicos para tratamientos de cáncer, conozco que funcionan menos de la mitad de los centros de diálisis del país, incluso cosas menos drásticas como ver gente caminando por las calles porque no tienen efectivo para pagar el transporte público o porque el metro está colapsado. Desde el año 2017 y las fuertes olas de protestas que vivimos, la comunidad internacional ha puesto la mira en nuestro país resaltando que para que esto sucediese tuvieron que dar su vida más de 157 venezolanos (cifra del Alto Comisionado de las Naciones Unidas), más de 2.000 heridos, más de 700 personas procesadas en la jurisdicción militar. Tras esto, nada ha cambiado, el Gobierno se aferró más al poder sin dar indicios de querer trabajar en la mejora de las condiciones sociales, políticas ni económicas del país. Hace unos días, el Gobierno de Nicolás Maduro puso en marcha una supuesta estrategia para mejorar nuestra economía que se resume en quitarle cinco ceros a nuestra moneda.. Qué novedad, ¿otra vez? Yo sinceramente no conocí una Caracas espléndida, yo nací en 1993 y me crié con el chavismo, pero sí sé algo y es que mi ciudad y mi país sin duda alguna pueden ser mejores de lo que son hoy en día. Aguantaré de pie por estas calles, lo más que pueda. Oscar Patiño @OscarPatinoH
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El exfutbolista Romario lidera las encuestas para gobernar Rio de Janeiro
El exfutbolista R omário de Souza Farías lidera las encuestas para gobernar Río de Janeiro, aunque se encuentra técnicamente empatado con el ex alcalde Eduardo Paes y el exgobernador acusado de corrupción Anthony Garotinho, según una encuesta publicada este martes. El ex jugador del FC Barcelona y Valencia, entre otros, candidato del centrista partido Podemos, tiene un 14 % de intención de votos de acuerdo con el sondeo del instituto Ibope. Romário entró en la política en 2010, cuando fue elegido diputado por su natal estado de Río de Janeiro, y en 2014 dio otro paso en esa carrera y obtuvo un escaño en el Senado. Por detrás de Romário se sitúa el ex alcalde de Río Eduardo Paes (Demócratas) que cuenta un 12 % de apoyo, el mismo porcentaje que el ex gobernador Garotinho (Partido Republicano Progresista), condenado en segunda instancia por corrupción, lo que, según las normas, podría impedirle disputar las elecciones de octubre. El resto de candidatos a la gobernación de Río de Janeiro no supera el 5 % de intención de voto. El estado atraviesa una crisis económica y una ola de violencia que ha llevado al Gobierno a intervenir el área de seguridad pública, así como diversos escándalos de corrupción que han salpicado a numerosos políticos en los últimos años. En Sao Paulo, el estado más rico y poblado de Brasil, está al frente el ex alcalde y empresario Joao Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con un 20 % de intención de voto, dos puntos porcentuales más que Paulo Skaf, presidente de la Federación de Industrias de Sao Paulo, la patronal más influyente del país. Márcio França, del Partido Socialista Brasileño, disputa la reelección al gobierno de Sao Paulo tras sustituir en el cargo a Geraldo Alckmin, ahora candidato presidencial, pero tan solo cuenta con el 5% de votos, según la encuesta. El candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Marinho, tiene un 4 %. Ambas encuestas tiene un margen de error de tres puntos porcentuales y entrevistaron a 1.204 electores de ambos estados. El próximo 7 de octubre los brasileños irán a las urnas para elegir a un nuevo presidente y a los gobernadores de los 27 estados del país, así como para renovar las dos cámaras legislativas.