Infortelecom

Noticias de politica

18-11-2017 | Fuente: as.com
El Tour de San Juan se presenta con Nibali como gran estrella
El equipo Armee de Terre, de la Armada de Tierra francesa, ya no estará en 2018 por "una decisión política". Tenía 13 corredores con contrato.
18-11-2017 | Fuente: elpais.com
Es un mal programa y una mala política, que empeorará cuando los votantes conozcan mejor los datos
18-11-2017 | Fuente: abc.es
Piñera busca su regreso a La Moneda tres años después frente a una izquierda dividida
Sebastián Piñera intentará este 19 de noviembre volver a La Moneda para un nuevo mandato presidencial de cuatro años como representante conservador y, a juzgar por los sondeos sobre intención de voto, lo tendrá fácil, al menos en este primer asalto, debido a la profunda división de la izquierda chilena. Los chilenos están convocados este domingo a las urnas para elegir a sus representantes en la Cámara de Diputados y en el Senado, así como en los Consejos Regionales, y para votar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el plato fuerte de esta jornada electoral. Piñera, que ya ostentó la Jefatura del Estado entre 2010 y 2014, es el favorito. Las encuestas le conceden en torno a un 40 por ciento de los sufragios, una cifra que le convertiría en ganador de esta primera vuelta, pero que le obligaría a defender el podio en el balotaje del próximo 17 de diciembre, al no superar el umbral del 50 por ciento. El abanderado de Chile Vamos ha estado en barbecho como candidato de la derecha desde que abandonó la Presidencia, con un 50 por ciento de popularidad. Su antigua ministra de Trabajo, Evelyn Matthei, le guardó la silla en los comicios de 2013 --a los que Piñera no podía concurrir por prohibición constitucional--, aunque fue arrollada por Michelle Bachelet. El ex presidente se mantuvo en un segundo plano hasta que el horizonte electoral comenzó a acercarse y los rumores sobre su regreso a la primera línea a intensificarse. Piñera alimentó la incógnita hasta marzo de este mismo año, cuando hizo oficial lo que ya había asumido todo el espectro político: sería candidato. A pesar de ser la gran esperanza de la coalición conservadora -que tuvo que reformularse tras el batacazo electoral de Matthei-, su candidatura no ha estado exenta de polémica. La Justicia le ha investigado por financiación ilegal de su primera campaña presidencial y por fraude fiscal. Uno de los escándalos más sonados de Piñera, el tercer hombre más rico del país suramericano, ha sido por la inversión que hizo siendo presidente en una pesquera peruana que se benefició del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que concede 22 kilómetros de mar a Perú a costa de Chile. El principal rival, un periodista El principal rival de Piñera es Alejandro Guillier, un conocido periodista de 64 años que el pasado mes de abril se hizo con la nominación presidencial de la Nueva Mayoría -la alianza izquierdista con la que gobierna Bachelet- derrotando a uno de sus iconos: Ricardo Lagos. Todas las mediciones coinciden en que Guillier quedará segundo este domingo, con cerca de un 20 por ciento de las papeletas, por lo que sus expectativas se sitúan en el 17 de diciembre, cuando, incorporando los apoyos de los candidatos descartados en primera vuelta, sí podría hacer frente a Piñera. Su gran lastre en esta toma de contacto es la división del voto en la izquierda chilena porque compite con otros cinco candidatos de su misma cuerda, entre los que destacan la también periodista Beatriz Sánchez y Carolina Goic, también bajo el paraguas de la Nueva Mayoría. Es la primera vez desde la caída del régimen del general Augusto Pinochet que la tradicional alianza izquierdista acude dividida a unas elecciones presidenciales. Y lo hace porque la Democracia Cristiana (DC) se negó a aceptar otro candidato que no fuera Goic y la Nueva Mayoría decidió seguir adelante con la nominación de Guillier, con mejor rendimiento electoral. Goic, una trabajadora social Goic, una trabajadora social de 44 años, goza de tirón popular por su trabajo en el Congreso a favor de las causas sociales y por una historia personal plagada de tragedias familiares que incluye un linfoma de Hodgkin que logró superar y que ha hecho de la ley general contra el cáncer su promesa estrella en esta campaña electoral. Sin embargo, las simpatías de los chilenos apenas tienen reflejo en los sondeos, que le otorgan un cuatro por ciento, aunque es una suma suficiente para socavar las aspiraciones presidenciales de Guillier en primera vuelta y determinante para el balotaje, en el que solo se medirán los dos candidatos más votados. Más allá de las luchas intestinas en la Nueva Mayoría, la verdadera rival por la izquierda de Guillier es Sánchez. 'La Bea' -como gusta en llamarse a sí misma- representa al Frente Amplio, un bloque integrado por líderes estudiantiles y otros activistas que trata de superar la dicotomía entre los dos grandes polos de la política chilena. Podría adjudicarse hasta un 15 por ciento de los votos. Adiós a Bachelet En el 'debe' de Guillier --por extensión de la Nueva Mayoría-- pesa también la mala sensación que estos últimos cuatro años de Bachelet en La Moneda han dejado a los chilenos. Prueba de ello es que esta vez se despide de la Presidencia con un 20 por ciento de popularidad, muy lejos del 80 por ciento de 2010. Bachelet arrasó en 2013 por el buen recuerdo de su primera etapa en el Gobierno (2006-2010), que le valió incluso el cargo de primera directora ejecutiva de ONU Mujeres, y por el impulso reformista con el que pretendía desmantelar las últimas estructuras de la dictadura militar. En este segundo mandato ha conseguido aprobar la ansiada reforma educativa que motivó violentas protestas durante su primer Gobierno y el de Piñera y una reforma fiscal que ha puesto a tributar de verdad a las grandes empresas. Asimismo, ha logrado legalizar el aborto en tres supuestos y las uniones civiles entre homosexuales. Uno de los hitos de su regreso ha sido la eliminación del sistema binominal, una reminiscencia 'pinochetista' que históricamente ha expulsado del arco parlamentario a los partidos pequeños y a los candidatos independientes, y su sustitución por un sistema proporcional que se testará por primera vez este domingo. «Hemos roto varios cerrojos que asfixiaban nuestra democracia y hemos puesto en el centro de las decisiones a las ciudadanas y a los ciudadanos de Chile», dijo Bachelet en la última rendición de cuentas ante el Congreso sobre su gestión presidencial. Hcia una nueva era Se le ha quedado en el tintero una ambiciosa reforma constitucional con la que pretendía impulsar a Chile hacia una nueva era. El bronco debate político sobre esta cuestión solo le ha permitido enmendar levemente la Carta Magna para que los chilenos que residen en el extranjero puedan votar. Carga además con una larga lista de casos de corrupción que le han afectado en primera persona por su hijo, Sebastián Dávalos, y su nuera, Natalia Compagnon, que se habrían valido de su vínculo familiar con la presidenta para obtener un ventajoso crédito. La mala imagen en el plano doméstico contrasta con su perfil internacional, que permitirá a Bachelet, una pediatra de 66 años, volver a Naciones Unidas, esta vez, como miembro de una junta consultiva sobre mediación. Salvo sorpresa, se espera que sea su retirada definitiva. Este final agridulce ha contribuido en gran medida a despejar el camino a Piñera, que vuelve con la esperanzadora promesa de sacar a Chile de «este clima de frustración y estancamiento» (también económico) y devolver al país a «la senda del progreso y el desarrollo». «Hagámosla corta. Este domingo vota por los tiempos mejores», ha arengado.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
Ledezma, a su llegada a Madrid: «En España me siento libre»
Antomio Ledezma, exalcalde de la capital venezolana de Caracas, ha asegurado este sábado por la mañana a su llegada al Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas que en España se siente «libre» y ha anunciado que se reunirá con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al mediodía en el Palacio de la Moncloa. «Hoy cuando llego a España me siento libre. El trato de la gente en el avión, tanto en Colombia como aquí, se siente como un trámite a una persona de un pueblo que está sufriendo demasiado», ha aseverado Ledezma, que ha expresado que «Venezuela no está al borde del abismo sino metida en el abismo». El opositor venezolano, que escapó de madrugada para llegar por tierra a Colombia y posteriormente coger un vuelo con destino Madrid, ha señalado que tiene «el premio de estar vivo», una recompensa que, en sus palabras, debería pertenecer a los «jóvenes que murieron por la democracia que no llegaron a conocer». «En las manifestaciones fueron asesinados más de 130 venezolanos que dejaron dibujado con su sangre el mapa sentimental de Venezuela, y por ellos es la lucha», ha indicado tras agradecer «en nombre de todo el pueblo venezolano, la solidaridad de España». Asimismo, Ledezma, que se encontraba en Venezuela bajo arresto domiciliario, ha recalcado que los presos políticos venezolanos no se fugan, «se liberan a sí mismos». Ledezma fue detenido en 2015, en su despacho de la Alcaldía de Caracas, acusado de urdir un plan para matar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Estuvo cuatro meses en la cárcel militar de Ramo Verde y rápidamente le fue concedido el arresto domiciliario por motivos de salud. El pasado 1 de agosto fue detenido en su casa caraqueña por agentes de Inteligencia que le llevaron de vuelta a Ramo Verde por violar las condiciones de su arresto domiciliario, que implicaban que no podía hacer declaraciones políticas. En los últimos meses, ha difundido varios vídeos en los que denuncia la situación en Venezuela.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
Riad da a entender su interés por sustituir a Hariri en el Líbano
Saad Hariri, el primer ministro dimisionario del Líbano, llegará hoy a París procedente de Riad para demostrar que no es «rehén» de los saudíes. Beirut aún confía en que regrese pronto a casa para dar explicaciones, y ?quién sabe? quizá también para volver a ponerse al frente del gobierno. Quien no da ya un riyal por él es Arabia Saudí, el país que vio a los Hariri enriquecerse, les concedió pasaporte, y terminó cavando su tumba política. En una rápida visita a Madrid para recabar apoyos, el ministro de Exteriores saudí, Adel Jubeir, midió ayer sus palabras al hablar de Saad Hariri. «Le apoyamos en su primer periodo como primer ministro del Líbano, también en el segundo, pero ahora los desafíos que afronta son distintos», respondió Jubeir a una pregunta de ABC, durante su encuentro con un grupo limitado de medios españoles. ¿Desea Riad otro líder suní al frente del Gobierno del Líbano? «No es esa la cuestión ?matiza Jubeir?; Hariri ha sido uno de nuestros aliados en la zona, pero todas sus políticas han sido frenadas por el movimiento chií Hizbolá. Saad Hariri no ha podido gobernar como quería. Y eso es lo que llevó a su dimisión». Una decisión tomada en Riad tras entrevistarse con el Rey Salmán y con el príncipe heredero, Mohamed, «hombre fuerte» del régimen saudí y protagonista de una auténtica revolución, tanto interna como exterior, que muchos califican de temeraria. El jefe de la diplomacia saudí, exquisito, simpático y muy fogueado con la prensa occidental, reconduce todas las crisis abiertas en los últimos tiempos por la corona saudí ?guerra en Yemen, boicot a Qatar, purga interna de príncipes y empresarios, supuesta injerencia en el Líbano? al pulso implacable de su país con Irán. La potencia suní de Oriente Próximo, guardiana de las esencias del islam, contra el poder chií persa en ascenso. «Irán creó en 1979 un sistema radical ?explica Jubeir? y estableció en su Carta Magna la necesidad de exportar la revolución jomeinista; desde entonces la guerra contra Arabia Saudí ha sido permanente pero hemos dicho ¡basta!: ahora devolvemos los golpes». El imperio del mal El golpe presunto a Saad Hariri, jefe del principal partido suní del Líbano ?al que, por el sistema de equilibrios libanés, corresponde el puesto de primer ministro? iba en realidad dirigido a Hizbolá, el movimiento político-militar del tercio chií libanés, que ha crecido ostentosamente en poder gracias a la guerra de Siria. Hariri ha sido demasiado débil, no desea enfrentarse a Hizbolá como exige Riad, y su sacrificio ha parecido inevitable al nuevo poder saudí. Qatar es un hueso más difícil de roer. El boicot ?«que no bloqueo, no tenemos aviones ni navíos militares en sus costas», advierte Jubeir? va teóricamente dirigido a lograr que la monarquía de Doha «castigue a financieros y portavoces del terrorismo que residen en Qatar». Pero al régimen saudí le inquieta, aún más, el conjunto de vínculos y relaciones que ha establecido Qatar con Irán. «La gente ve en Qatar el Mundial de Fútbol de 2022 ?comenta Jubeir?, ve bellos edificios, modernas explotaciones energéticas, y cree que es una nación normal. Nosotros vemos en cambio el mal en ese país». ¿Qué papel juega el canal de televisión qatarí Al Yasira, que Riad quiere cerrar? «Es una plataforma que da voz a los partidarios del terrorismo, y que emponzoña las mentes de la juventud musulmana», afirma Jubeir sin paliativos.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
La nueva generación «universitaria» de la mafia se abre paso
Ha sido una muerte anunciada dada sus graves condiciones de salud. Pero el fallecimiento de Totó Riina, el jefe supremo de Cosa Nostra, ha traído a la mente de todos los italianos el recuerdo del terror y destrucción que sembró un personaje que representó el mal absoluto. Tras sufrir dos operaciones quirúrgicas y cinco días en coma, murió a los 87 años en la cárcel de Parma, donde descontaba 26 condenas a cadena perpetua por decenas de homicidios, masacres y atentados. Nunca se arrepintió de sus atrocidades, que cometió con sanguinaria crueldad, hasta el punto de ser conocido como «la bestia». Su muerte ha sido acompañada, de forma unánime, de muy duras reacciones de las instituciones. Los obispos anunciaron que «un funeral público es impensable». Hoy muchos se preguntan sobre el escenario que se presenta para su sucesión. Los capos de la mafia tendrán que reunirse para elegir un jefe supremo, aunque parece claro que su sucesor nunca tendrá ya ese poder absoluto del que gozó Riina, quien nunca perdió su característica principal de ser jefe indiscutido de Cosa Nostra. En estos años la mafia no fue capaz de reunirse en «asamblea plenaria», en parte por las bajas que sufrieron con las guerras de mafia y en parte también por la decisiva intervención del Estado. Hoy muchos piensan que el sucesor podría ser Matteo Messina Denaro, capo de Cosa Nostra en Trapani. Se le ve como el más «papable». Su eventual sucesor se enfrentará a otra transformación sustancial que en los últimos años está sufriendo Cosa Nostra, al igual que las otras dos mafias importantes del sur de Italia: la poderosa ?ndrangheta de Calabria y la camorra napolitana. La mafia sigue transmitiendo a sus jóvenes miembros modelos y códigos culturales basados en la «omertà» (ley del silencio como código de honor) virilidad, fuerza, oposición al poder legal y sumisión total a la familia mafiosa. Pero las investigaciones judiciales muestran una mafia cada vez más globalizada, con capacidad para aprovecharse de las oportunidades que les ofrecen los mercados mundializados. Criminales de cuello blanco Esta transformación es descrita así en un informe de dos expertos, profesores universitarios de Palermo, Girolamo Lo Verso y Cecilia Giordano: «Los recambios generacionales están cambiando el modo en el que el mafioso se relaciona con la familia y la sociedad: Hoy muchos hijos de capos se han licenciado en la Universidad y a menudo con especializaciones. Esto permite una estrecha colaboración con sujetos no afiliados a la organización criminal; es decir, surge una mafia de cuello blanco». Siempre se ha dicho que Cosa Nostra fue «un auténtico sistema de poder criminal, gracias a los ocultos pactos de intercambios con el poder político, el mundo empresarial y la masonería», según la descripción realizada por el exmagistrado Gian Carlo Cazselli, que fue fiscal jefe de Palermo durante siete años. Pero ese esquema de una poderosa estructura organizada con capacidad para moverse en varias direcciones, sufrió una transformación sustancial con Totó Riina, que impuso su propia dictadura en la Cosa Nostra. Se hizo con todo el poder gracias a infiltrar en secreto en cada «familia» mafiosa de Sicilia a una persona de su confianza. Desde el final de los años setenta y la década de los ochenta, desencadenó en Palermo una auténtica guerra de mafia que causó más de un millar de muertos con feroces homicidios. Todos los mafiosos que pertenecían a clanes rivales fueron eliminados o se vieron obligados a huir. En esa época, Totó Riina había establecido ya una estrecha relación con su paisano Vito Ciancimino, un político de la democracia cristiana que fue elegido alcalde de Palermo en 1970. Gracias a Ciancimino, quien fue detenido y condenado por mafioso en 1984, Riina introdujo sus tentáculos en la política y en la administración del ayuntamiento palermitano. Pero llevado por su extrema crueldad, Riina ordenó el asesinato de numerosos representantes de las instituciones, porque él personalmente o sus fieles los consideraban un obstáculo para su actividad criminal. Fueron abatidos policías, carabineros, magistrados, empresarios y políticos. Estos fueron algunos de los homicidios de importantes políticos sicilianos: Michele Reina, secretario provincial de la Democracia Cristina; el presidente de la Región de Sicilia, Piersanti Mattarella, hermano del actual presidente de la República italiana, Sergio Mattarella; y el líder del Partido Comunista siciliano (PCI), Pio La Torre. El Maxiproceso Con la ayuda de arrepentidos y gracias al coraje de dos magistrados, Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, se logró hacer frente a Cosa Nostra. El testimonio del arrepentido Tommaso Buscetta fue decisivo para la celebración del Maxiproceso contra la mafia. Los imputados fueron 475, con unos 200 abogados defensores. El Maxiproceso sirvió para demostrar que la mafia no era invencible. Pero Totó Riina reaccionó con su habitual determinación sanguinaria y se vengó ordenando diversos homicidios, en particular de Falcone y Borsellino. Al primero lo eliminó el 23 de mayo 1992, en la carreteraque va del aeropuerto a Palermo. Cincuenta días después se perpetró el atentado a Paolo Borsellino, a la salida del apartamento de su madre. Con su desafío al Estado, Riina pretendió que se anulara o rebajara la dureza del régimen carcelario, conocido como el 41-bis, que mantenía aislados o en máxima seguridad a los mafiosos. Según un proceso judicial iniciado en mayo 2013 sobre una presunta negociación entre el Estado y la mafia, algunos altos representantes del Estado, para frenar las matanzas y salvar la piel a algunos políticos y ministros, establecieron acuerdos con el clan de los corleoneses prometiendo disminuir la dureza del régimen carcelario. Pero al final, el Estado no cedió al chantaje. Es más, la estrategia de Riina se reveló como un error fatal: El Estado, tras los homicidios de Falcone y Borselino, se vio obligado a actuar con dureza. El clan terrorista de Corleone fue disuelto por la acción policial, comenzando con la detención del jefe supremo, en enero 1993, en su villa en un barrio de Palermo. A pesar de verse aislado y en régimen carcelario de máxima seguridad, Riina siguió considerándose un vencedor: «Nunca me arrepentiré ni me someterán», confesó en enero pasado a su mujer. En sus últimos 25 años de cárcel y procesos se mostró siempre desafiante contra los arrepentidos y contra los jueces. Hoy existe coincidencia entre los expertos de Cosa Nostra en señalar que la muerte de Riina no significa que la mafia haya sido eliminada, aunque sí derrotada, advirtiendo que sigue siendo altamente peligrosa.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
El infierno de los presos en Venezuela
Hace unos meses había en Venezuela 590 presos políticos por la ola de protestas que se vivió en el país entre abril y agosto pasado. La última cifra oficial que maneja el Foro Penal Venezolano es de 342 personas detenidas y, según esta organización, la tendencia es que continúe reduciéndose en los próximos meses. La espectacular huida del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y la liberación hace una semana del disidente político, Yon Goicochea, dejan claro que es difícil escapar del infierno carcelario venezolano, pero no imposible, ni siquiera en un sistema tan represivo como el de Maduro. La represión gubernamental contra los opositores continúa con persecuciones selectivas y el allanamiento de las residencias de activistas y políticos, después de la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente. Y aunque las movilizaciones callejeras han terminado, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la temida policía política, ha continuado persiguiendo sin orden judicial a los activistas que participaron en las «guarimbas», o cortes de calles. Sin embargo, las detenciones clandestinas han disminuido por la presión de organizaciones no gubernamentales como Foro Penal Venezolano y Provea, que defienden a los que caen bajo las garras de las autoridades chavistas. Es el sistema carcelario de la «puerta giratoria», por la que unos salen y otros entran, dice Alfredo Romero, director del Foro Penal Venezolano, que este viernes recibió el premio Robert Kennedy Human Rights 2017, un galardón merecido. Los presos políticos en Venezuela no tienen las ventajas ni beneficios de los presos comunes. Por el contrario, sufren mayores maltratos en el ya conocido infierno que padecen en las cárceles de Venezuela. La tortura es un método recurrente para doblegar su voluntad y delatar a sus compañeros. Y no es solo física sino también, y a veces peor, psicológica. Las duras condiciones que soportan, con palizas frecuentes, y la falta de alimentos e higiene de las cárceles minan su salud hasta el punto de que muchos de ellos acaban siendo liberados por las autoridades chavistas solo para que no mueran en prisión y pasan así a cumplir sus penas en arresto domiciliario. «Cómo salir» «Cuando uno entra en prisión lo primero que piensa es en cómo salir de ahí», afirma a ABC Yon Goicochea, que tras 14 meses en los sótanos del Sebin, el Helicoide, logró la libertad condicional, aunque continúa bajo un régimen de vigilancia que le obliga a presentarse semanalmente en el juzgado 21 de control de Caracas, con la prohibición de salir del país. No hay cifra exacta de los presos políticos que se han beneficiado del «arresto domiciliario. Los más famosos son la jueza María Lourdes Afiuni, el líder opositor Leopoldo López y el alcalde Antonio Ledezma, o el dirigente Carlos Graffe, que fue trasladado a su casa por sufrir problemas renales tras estar varios meses en la prisión de Ramo Verde. Hay otros políticos como el alcalde de Barquisimeto, Alfredo Ramos, y el dirigente Gilber Caro, ambos con graves problemas de salud, que claman ahora por el arresto domiciliario para salir del infierno carcelario.
18-11-2017 | Fuente: elpais.com
Por un contrato (social) indefinido
Las políticas de austeridad han roto la conexión entre crecimiento económico y progreso social. El economista Antón Costas propone cinco modos de restaurarla
17-11-2017 | Fuente: elpais.com
Cebrián: ?La política y la economía sufren una invasión de narradores improvisados?
La Universidad de Extremadura crea un Aula de Periodismo que lleva el nombre del presidente de PRISA
17-11-2017 | Fuente: abc.es
El opositor Antonio Ledezma escapa de Venezuela para refugiarse en España
Después de 1.002 días de prisión y una «fuga de película» ?en sus propias palabras? de su casa de Caracas, donde se encontraba bajo arresto domiciliario desde 2015, el opositor venezolano Antonio Ledezma tenía previsto llegar a Madrid este sábado a las 06:00 horas de la mañana, en un vuelo de Avianca procedente de Bogotá. Desde España, el alcalde metropolitano de Caracas y líder de Alianza Bravo Pueblo (ABP) ha anunciado que emprenderá una gira mundial para seguir su «lucha democrática por la liberación de nuestro país». Ledezma, de 62 años, huyó de su residencia caraqueña, custodiada por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin, policía política), el viernes por la noche en dirección a Cúcuta. Precisamente este viernes el Gobierno venezolano reforzó la vigilancia en torno a la casa del opositor Leopoldo López, otro preso político emblemático, también bajo arresto domiciliario. A primera hora de la mañana, Antonio Ledezma cruzó a pie el puente internacional Simón Bolívar, que une San Antonio del Táchira con Cúcuta, después de recorrer más de 800 kilómetros por carreteras venezolanas. Desde allí se trasladó en un vuelo chárter a Bogotá, donde cumplió los trámites migratorios para tomar el vuelo de las 14:25 (hora local, 19:25 GMT), con hora prevista de llegada a Madrid a las 6 de la mañana, según confirmaron a ABC fuentes solventes. En el aeropuerto de Cúcuta, Antonio Ledezma instó al régimen de Nicolás Maduro a «hacerse a un lado» y permitir un gobierno de transición. «Maduro no puede seguir torturando al pueblo de Venezuela, lo está matando de hambre», señaló en unas declaraciones divulgadas por el diario «El Nacional». Añadió que «mientras (el presidente venezolano) paga 72 millones de dólares de la deuda», sus ciudadanos «no tienen ni cómo comer». Detenido en la Alcaldía La detención el 19 de febrero de 2015 del dos veces elegido alcalde de Caracas en su despacho oficial, por funcionarios del Sebin encapuchados y con armas largas, causó un enorme revuelo internacional. Después de tres meses en la cárcel militar de Ramo Verde, por motivos de salud Ledezma cambió su celda por el arresto domiciliario, donde tenía prohibido hacer declaraciones públicas. El delito esgrimido por las autoridades fue conspirar contra el Gobierno chavista y asociación para delinquir. Ya en territorio colombiano, enarbolando la bandera de su país, el alcalde caraqueño relató que tuvo que pasar «por más de 29 puestos entre guardias nacionales y policías del Gobierno, pero Dios es muy grande». Mientras la policía política allanaba su casa, Ledezma conminó a los venezolanos a «no perder el ánimo» en esta «hora de templanza» y les pidió «mantener las banderas que significan la dignidad de un pueblo que ha perdido la comida, el efectivo y no tiene dinero ni para comprar una empanada, pero que no pierde el decoro». Peligraba su vida El opositor venezolano señaló que cede «su bandera» a su aliada María Corina Machado, líder del partido Vente Venezuela (VV), quien se alegró de su salida del país porque su vida corría peligro. «Hace unos días, Ledezma me dijo que le habían amenazado con llevarlo a la tumba», explicó Machado. A nuestros hermanos, Mitzy y Antonio pic.twitter.com/dRiOWvNstO? María Corina Machado (@MariaCorinaYA) 17 de noviembre de 2017 Los partidos ABP y VV ? que junto al diplomático Diego Arria han creado la nueva plataforma antichavista Soy Venezuela? boicotearon las elecciones regionales del 15 de octubre y lo mismo han hecho con las municipales del próximo 10 de diciembre. Ambas formaciones cuestionan el Consejo Nacional Electoral (CNE, chavista), se han aliado en la pugna que mantienen distintas corrientes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y se niegan a dialogar con el Gobierno de Maduro. Ledezma insistió el viernes en que no habrá diálogo mientras no liberen a los presos políticos. Su familia Ledezma pidió comprensión a su mujer, Mitzy Capriles, y sus hijas por las «horas de angustia sin saber dónde estaba». Capriles corroboró a ABC que, «en 35 años juntos, jamás me ha consultado nada sobre los pasos políticos que va a dar». Dijo que este viernes «hablamos brevemente y le bendije con todo mi corazón, tenía la seguridad de que su decisión era la correcta». Interpretó la decisión de escapar como «la continuación de su profundo deseo de seguir trabajando por la unidad y la inclusión en Venezuela». Mitzy Capriles consideró que «seguir luchando desde el país es estéril, desde afuera los ojos del mundo comprenderán más y mejor lo que está sucediendo en Venezuela para ayudarnos a combatir este narcoestado». La activista venezolana agregó que su país «está desangrándose», en manos de un Gobierno «forajido», y «seguir como estamos es suicida». Por último, la mujer de Ledezma explicó que el alcalde de Caracas fue detenido porque «al Gobierno le molestó que ganara la oposición». «Le quitaron los recursos económicos y se le castró a la ciudad de tener al alcalde que votaron», remató la opositora venezolana. Dos años y nueve meses después de sufrir prisión y arresto domiciliario, Antonio Ledezma no ha sido juzgado.