Infortelecom

Noticias de politica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Mogherini ha ido a hacerse una foto con Raúl Castro sin contactar con los opositores»
La alta representante para la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, ha ido a Cuba a «hacerse una foto de recuerdo» con Raúl Castro «y lo demás le importa un bledo». Esa es la valoración que hace el presidente del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, Elías Amor, de la visita de Mogherini a la isla en los últimos días, durante la cual, critica, «ha perdido una oportunidad de contactar con los opositores, que le habrían dado una realidad distinta a la que le ha dado Bruno Rodríguez o las autoridades del régimen con las que ha hablado». En declaraciones a ABC, Amor advierte del enfado de los disidentes políticos, tanto los que están dentro de la isla como en el exterior, con la actitud de la representante de la UE, a la que tachó de «irresponsable». Eso «no se puede hacer jamás», ya que «los demócratas hablamos con todo el mundo». Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, explicó en una carta dirigida a Mogherini y hecha pública este viernes que el día en que la jefa de la diplomacia europea llegó a la isla, ella fue detenida por la Seguridad del Estado. «Qué paradoja que detuvieran a una representante de las Damas de Blanco, premiadas por el Parlamento Europeo», esgrimió Soler. Lamentó también que la delegación de la UE en La Habana no organizara una reunión «entre su Alta Representante y, como mínimo, con los premios Sajarov para que hubiéramos podido intercambiar opiniones». «Una ocasión perdida», agregó la disidente cubana. Al mismo tiempo, el diputado Teófilo de Luis subrayó en una nota sobre la visita de Mogherini a la isla que «ahora es el momento para que Europa, en desarrollo del acuerdo suscrito entre la Unión Europea y Cuba, pueda hacer un trabajo real en beneficio de la prosperidad del pueblo de Cuba». El diputado del PP por Madrid, de origen cubano, hizo hincapié en que «el mercado de trabajo cubano hoy, en el caso de inversiones extranjeras o inversiones mixtas, se encuentra intervenido por la mediación entre empleador y trabajador de una empresa de colocación pública que determina las condiciones de empleo y el salario, y percibe las retribuciones de quienes son contratados por estas empresas». «Esa disfunción -agregó- dificulta el desarrollo en competencia de la fuerza del trabajo de Cuba y la desaparición de ella, junto con la libertad de sindicación, puede ser el comienzo para lograr más prosperidad y más espacios de libertad para los ciudadanos». Detenciones de opositores en 2017 Mientras, «en Cuba las detenciones y la represión siguen siendo lo habitual», ya que, según el último informe del Observatorio, «el régimen ha realizado más de 4.800 actos de represión», señala Elías Amor. A lo largo del último año, apunta, los cubanos «han padecido esa represión por falta de libertades», tanto empresarios por cuenta propia como artistas, periodistas o activistas, de modo que se traslada a la población un miedo que «frena la protesta civilizada». Las últimas elecciones para designar representantes municipales ha sido «una farsa», añade el presidente de la organización. En su opinión, el viaje de estos días «tiene un coste político muy importante». En este sentido, se refirió a que «Federica Mogherini ha lanzado argumentos que ponen en duda las relaciones entre Estados Unidos y la UE sobre Cuba», abriendo «un frente de controversia» con el país norteamericano al defender que «hay un bloqueo desde 1962 que daña a los cubanos, un mensaje muy difícil de entender para muchos diputados europeos», apunta. Según Elías Amor, la UE «no se puede enfrentar con su principal socio, con el que comparte valores, como la libertad, los derechos humanos y el pluralismo, que están proscritos en Cuba». «Es una primera derivada muy peligrosa, EE.UU. y la UE tienen que ir juntos», señala. Por ello aventura que «a lo mejor se tiene que dar marcha atrás» al «acuerdo provisional» por el que la UE entabla relaciones con Cuba sin que haya avances en la democratización, como establecía la anterior «posición común» que abanderó en su día José María Aznar cuando presidía el Gobierno español. Además, el presidente del Observatorio denuncia que el régimen cubano ha conseguido «meter la cabeza» en los llamados acuerdos de Cotonú, el marco que fija las relaciones de la UE con los países de África, el Caribe y el Pacífico, que fue adoptado en 2000 y prorrogado hasta 2020. «Esto es muy importante para el régimen castrista, porque le da ayudas sin contraprestación», indica.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Super Putin: el culto omnipresente al presidente ruso
Los dictadores comunistas Iósif Stalin y Mao Zedong no tuvieron a su alcance internet ni las redes sociales para fomentar todavía más el pronunciado culto a su personalidad. Pero el presidente ruso, Vladímir Putin, sí. Siguiendo fielmente la tradición de sus antecesores soviéticos, el jefe del Kremlin ha permitido abiertamente en los últimos años que su retrato se coloque por todas partes, se le dediquen bustos, exposiciones de arte, estampados en las camisetas y hasta calendarios. A todo ello hay que añadir una omnipresencia absoluta del primer mandatario en todos los medios de comunicación rusos, que escatiman con cicatería inusitada los espacios a los políticos de otras formaciones. Sonadas son sus maratonianas «líneas directas con el presidente», en las que cada año se da un baño de masas televisivo de varias horas respondiendo a las preguntas de la audiencia. El presidente ruso, con una captura durante una jornada de pesca en Siberia - Reuters Esta apabullante tendencia a estar hasta en la sopa se ha hecho permanente y los intentos de revertirla se contemplan como iniciativas disidentes poco deseables. Los centros sociológicos rusos también contribuyen al frenesí con sondeos abiertamente inflados sobre su popularidad. Como resultado, prácticamente ningún otro líder mundial ha logrado tal realce de su personalidad como Putin, dentro y fuera del país. Se presenta otra vez como candidato a la reelección dentro de dos meses y medio. Le gusta pilotar aviones de combate, conducir coches de Fórmula-1, montar en Harley Davidson, aunque sea de tres ruedas, realizar inmersiones para recuperar objetos arqueológicos o dedicarse al cuidado de animales en peligro de extinción. Del judo a los deportes de riesgo También le encantan los uniformes militares, los perros, los caballos, la pesca, las artes marciales (es cinturón negro de judo), el esquí y los deportes de riesgo en general. Además canta, pinta cuadros y toca el piano. Todo le sirve para estar en el centro del espectáculo. Todo, mucho más allá de la política, lo convierte en un show con él como principal protagonista para promover el culto a su persona. Como hace notar el veterano periodista georgiano Melor Sturua, autor de reconocidos artículos sobre Stalin, el culto a la personalidad «busca crear artificialmente por medio de la propaganda características ficticias» del líder para elevarlo a un categoría de «semidiós». Esa supervaloración le hace «indiscutible», lo que supone una advertencia subliminal de que no puede ser contestado. De ahí que el culto a la personalidad sea incompatible con la libertad de expresión y con el propio concepto de democracia. Vladimir Putin, jugando al hockey sobre hielo - Afp Desde que hizo acto de presencia, en agosto de 1999, cuando fue puesto al frente del Gobierno a menos de un año de convertirse en presidente, Putin ha monopolizado no sólo la escena política, sino también la mediática. Sin embargo, el verdadero culto a su personalidad empezó a gestarse al traspasar temporalmente el sillón presidencial a Dmitri Medvédev en 2008. Tal vez por miedo a que pudiera eclipsarle, algo que no llegó a suceder, Putin intensificó medidas para dejar claro que él seguía siendo el líder, aunque cambiase la Presidencia por la jefatura del Gobierno. Así, el 14 de febrero de 2008, el Día de San Valentín, a dos semanas de que Medvédev triunfase en las elecciones, se estrenó la película «Un beso, no para la prensa», sobre la «historia de amor» del presidente y su esposa Ludmila, de la que terminaría separándose y con la que no se le ha vuelto a ver. Tampoco aparece en público con sus hijas ni con ningún otro miembro de su familia. Mientras Putin fue primer ministro, las encuestas le proclamaron «el segundo hombre más sexy de Rusia». El primero fue el exministro Borís Nemtsov, que sería asesinado frente al Kremlin el 27 de febrero de 2015. El entonces jefe del Ejecutivo pintó también un cuadro, faceta del mandatario ruso desconocida hasta ese momento, y lo vendió en una subasta por casi un millón de euros. Medvédev se limitaba entonces a desempeñar el cargo de jefe del Estado. En el otoño de 2011, cuando ya estaba decidido que Putin sería de nuevo candidato al Kremlin en los comicios de 2012 y sus índices de popularidad eran aceptables, pese a ser los más bajos registrados hasta ese momento, un percance hizo saltar todas las alarmas. El todavía primer ministro acudió en Moscú a un combate de artes marciales mixtas entre el ruso Fiodor Emilianenko y el norteamericano Jeff Monson. Putin subió al cuadrilátero para felicitar a Emilianenko, momento en el que fue abucheado por el público. Luego estallaron multitudinarias manifestaciones contra él, que, sin embargo, no impidieron su reelección. Este tercer mandato, que está ahora en su recta final, ha supuesto un recrudecimiento de la represión contra sus adversarios, el regreso a la confrontación con Occidente y más culto a su personalidad. La anexión de Crimea y la ayuda a los separatistas del este de Ucrania, cuyo efecto inmediato fueron sanciones y aislamiento, acrecentaron la deriva autoritaria y militarista del régimen de Putin. El «padre de la Patria» Sus acólitos ahora lo presentan como el «padre de la Patria», el único político capaz de hacer frente a los «enemigos externos», la «única garantía de estabilidad y cohesión» frente a una oposición de «aventureros», como Alexéi Navalni, o «inexpertos», carentes de «programas positivos y claros», como Ksenia Sobchak o Grigori Yavlinski. Estos mensajes se lanzan a diario a través de las televisiones y la prensa oficial, pero también mediante cientos de plataformas de «trolls» que actúan en las redes sociales dentro y fuera de Rusia. Se emplean sobre todo métodos modernos para engatusar a los más jóvenes: camisetas con la imagen del presidente en poses intrépidas, cómics inspirados en héroes como Superman o calendarios. Almanaques dedicados a Putin se editan en Rusia desde hace tiempo, pero los de 2018 se han agotado nada más ponerse a la venta y por primera vez han suscitado especial demanda en otros países. En Reino Unido han tenido enorme aceptación. Gran éxito está teniendo la exposición «Super Putin» en el centro moscovita «Artplay», hasta el 15 de enero, con cuadros, dibujos, esculturas e instalaciones dedicadas a un presidente que ama los deportes, los animales y las ametralladoras. Nadie duda que aprovechará este año el Mundial de Fútbol para seguir promoviéndose. Ahora como líder global.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Entre 1966, cuando se fundó el Frente Regionalista Corso (FRC), y el 1 de enero 2018, cuando Córcega inaugura una nueva organización territorial, un Departamento con dos colectividades territoriales, el autonomismo corso ha tenido muchas «vidas», distintas y antagónicas. El autonomismo corso tuvo una variante «indepe», terrorista, criminal, entre el 5 de mayo de 1976, fecha del nacimiento del Frente Nacional de Liberación de Córcega (FNLC), y el 6 de febrero de 1998, fecha del asesinato del prefecto Claude Érignac. El tímido proceso de descentralización iniciado en 1981 dio un cambio profundo a la historia política local, acelerando una «recomposición» y descomposición de las muy distintas familias «indepes», nacionalistas, autonomistas y regionalistas corsas. Las familias «indepes» partidarias de la «lucha armada» terminaron devorándose las unas a las otras, víctimas, así mismo, de una ensangrentada deriva mafiosa. Nunca se conocerá con precisión el origen terrorista, nacionalista o puramente mafioso de centenares de asesinatos, durante el último medio siglo. El asesinato del prefecto Érignac puso fin a esa deriva criminal. Y, desde entonces, desde hace veinte años, las distintas familias corsas han negociado sucesivas coaliciones entre «indepes» y autonomistas. En 2003, Nicolas Sarkozy, ministro del Interior, organizó un referéndum local, con el fin de estudiar o enterrar un proyecto de mayor autonomía. Una mayoría de corsos rechazó la reforma. Desde entonces, las familias autonomistas intentan negociar alguna forma de «nuevas relaciones institucionales». Desde el día 1 de este mismo mes de enero Córcega tiene una nueva organización territorial: el departamento corso ha quedado dividido en dos colectividades territoriales. La mayoría autonomista regional desearía aprovechar la nueva organización, para conseguir algunas transferencias. Córcega no podría funcionar sin las subvenciones del Estado francés, víctima de una economía agraria y turística muy modesta. La nueva organización territorial quizá permita, más adelante, la transferencia de poderes de gestión local de cuestiones regionales.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel y Schulz abren con «optimismo» una semana de reuniones clave para reeditar la gran coalición
La canciller alemana, Angela Merkel, y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, iniciaron este domingo con «optimismo» y actitud «constructiva» una semana de reuniones clave para la reedición de una gran coalición y para acabar con la parálisis política, tres meses y medio después de las elecciones. Tras el fracaso de las negociaciones con liberales y verdes, Merkel rechaza un ejecutivo en minoría y su única alternativa para evitar la repetición de los comicios es una nueva alianza con el Partido Socialdemócrata (SPD), con el que ha gobernado nueve de los doce años que lleva en el poder. La presión crece sobre ella y también sobre Schulz, expresidente del Parlamento Europeo (PE), quien descartó la gran coalición a la vista de los pésimos resultados electorales y después se vio forzado a dialogar. «Creo que podemos lograrlo», afirmó Merkel este domingo antes de comenzar la primera jornada de reuniones formales de «sondeo». El objetivo de la Unión Cristianodemócrata (CDU), insistió, es constituir un gobierno "estable" que cohesione Alemania ante los «inmensos» retos, tanto internos como externos, que esperan al país. Merkel se mostró «optimista», aunque reconoció la difícil tarea que les espera. Desde la derecha le presionan sus socios bávaros de la Unión Socialcristiana (CSU), que reivindican el endurecimiento de la política de asilo e inmigración, y por la izquierda Schulz, que debe someter al voto de los militantes socialdemócratas cualquier acuerdo que alcance con el bloque conservador. El expresidente del PE, que aterrizó el pasado año en la política nacional como la esperanza del SPD para vencer a Merkel y que arrastró al partido a los peores resultados de su historia, aseguró este domingo que dialogará con actitud «constructiva y abierta». «No trazamos ninguna línea roja, pero queremos a ser posible muchas políticas rojas», señaló en referencia al color de los socialdemócratas. Con diversos sectores del SPD opuestos a una nueva gran coalición, Schulz hizo hincapié en que «un nuevo tiempo necesita una nueva política» y destacó áreas centrales de trabajo, como la educación, la inversión en vivienda e infraestructuras o la atención a la dependencia. «Debemos ponernos de acuerdo», manifestó por su parte el líder conservador bávaro, Horst Seehofer, que garantizó que acude a las reuniones con «el mejor de los espíritus». Seehofer avisó de que no «difuminará» el perfil de su partido, pero rechazó comentar ante la prensa posibles discrepancias: «Debemos hablar menos y trabajar más». Pacto de silencio entre Merkel, Schulz y Seehofer Merkel, Schulz y Seehofer han acordado evitar las declaraciones públicas para no entorpecer las conversaciones, mientras destacados analistas políticos advierten desde editoriales y columnas de opinión de que esta semana los tres se juegan su futuro político. La canciller, que ganó las elecciones pero con el segundo peor resultado para la CDU desde 1949 y vio entrar un partido ultraderechista en el Parlamento, pierde popularidad, y Schulz necesita avances claros para justificar una nueva gran coalición que rechazó con contundencia durante semanas. Seehofer, que dejará este trimestre el cargo de primer ministro bávaro, podría ocupar un ministerio en el futuro gobierno de Berlín, pero se ve obligado a defender sin fisuras los conservadores postulados de su partido, que no quiere perder la mayoría absoluta en las elecciones regionales que se celebrarán en otoño en Baviera. Divididos en grupos de trabajo para analizar las distintas áreas de gestión, desde la política fiscal a inmigración, uno de los puntos más conflictivos, los 39 miembros de los equipos negociadores se reunirán hasta el jueves y el viernes los partidos analizarán si hay base suficiente para reeditar la gran coalición. Antes de pasar a la siguiente fase de negociaciones, ya sobre un programa de gobierno concreto, el SPD celebrará un congreso extraordinario el próximo 21 de enero. Después llegará el voto de los afiliados, con lo que el proceso podría prolongarse hasta Semana Santa.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel y Schulz comienzan a negociar la gran coalición sin «líneas rojas»
«Hoy ha salido todo muy bien», fue todo lo que lo que los negociadores dijeron después de diez horas de conversaciones. «Estamos trabajando con intensidad, la atmósfera es muy positiva y el informe sobre Finanzas ha satisfecho a todos», dijo una fuente del Partido Socialdemócrata (SPD), en cuya sede había tenido lugar la primera jornada de sondeo de cara a la reedición de la gran coalición en el gobierno de Berlín. La reunión comenzaba puntualmente a las 10 de la mañana, en la sala Hans Johen Vogel de la Casa Willy Brandt, un espacio de 400 metros cuadrados que acogió a los 39 «sondeadores» y a un empleado de la sede del SPD que servía de enlace con el exterior. A partir de las 13:30 y tras una breve pausa para comer algo, los negociadores se separaron en dos grupos de trabajo por temas, que después informaron a sus respectivas directivas. La siguiente ronda en común, a las cinco y media de la tarde, ya dejaba traslucir optimismo y acuerdo, para concluir a las ocho con la impresión de que, una vez salvados los flecos, hay «enormes posibilidades». «Un nuevo tiempo requiere una nueva política y eso es lo que seguramente salga de esta negociación», dijo una fuente interna de uno de los partidos al tanto de las conversaciones. Uno de los primeros puntos de procedimiento en los que hubo acuerdo general fue la condición de no conceder entrevistas al final del encuentro y la necesidad de coordinar la comunicación del proceso, para evitar un caso similar a la casa de locos en que se convirtió el anterior intento de Merkel de formar gobierno con liberales y verdes. Eso incluye también silencio en las redes sociales. «Lo que necesitamos es disciplina, valor y una porción de creatividad», dijo a su entrada en el edificio el presidente de los socialcristianos de Baviera, Horst Seehofer, que también advirtió que «hay que hablar menos en público y más entre nosotros», antes de que el personal de la Casa Willy Brandt anunciase que no habría entrevistas por parte de ninguno de los negociadores tras esta primera jornada. La canciller Merkel se mostró «optimista» y repitió que su prioridad es lograr un gobierno «estable» que cohesione Alemania ante los inmensos retos y tareas que esperan al país. «Creo que podemos lograrlo», dijo al ser recibida por el presidente de los socialdemócratas (SPD), Martin Schulz, anfitrión de este primer encuentro oficial. «Seremos constructivos», prometió Schulz por su parte, «no trazamos ninguna línea roja, pero queremos muchas políticas rojas», señaló en referencia al color con el que se identifica su partido. Mencionó también su deseo de renovar la solidaridad y la cohesión en el país, al tiempo que destacaba áreas claves de trabajo, como la educación, la inversión en vivienda infraestructuras o la atención a la dependencia. Además de estas escuetas declaraciones, el apagón informativo sobre la jornada de negociación solo nos deja como pista a seguir el esquema de equipos que quedan encargados de las diferentes áreas de negociación. Las conversaciones sobre Europa, cuyos primeros sondeos tendrán lugar a lo largo del día de hoy, serán dirigidas, por ejemplo por los tres primeros espada: Merkel, Schulz y Seehofer. Merkel en persona tendrá que mediar entre los socialcristianos bávaros de la CSU, alineados de antemano con el húngaro Viktor Orban y que exigen volver a una «Europa de las naciones fuertes», así como un «adelgazamiento de Europa», y los socialdemócratas, rendidos a la propuesta de más integración europea formulada por el presidente francés Emmanuel Macron. Este capítulo será sin duda uno de los más encontrados y el que más nos afecte al resto de los europeos. El capítulo de inmigración, a pesar de haber protagonizado largamente la polémica entre los partidos y durante la campaña electoral, queda en segundo plano y encargado al presidente de Hesse, Volker Bouffier, por parte de la CDU de Merkel; el ministro de Interior de Baviera Joachim Herrmann, por parte de la CSU; y el vicepresidente de los socialdemócratas Ralf Stegner. El hecho de que sea Herrmann el hombre de la CSU al frente de este asunto permite sospechar que se acordará un endurecimiento de las condiciones de acceso, mayores controles médicos de edad para evitar y quizá una restricción de las admisiones, pero que el visible alineamiento de este partido con las tesis del húngaro Viktor Orban no irán mucho más allá de la campaña electoral regional de Baviera. Los encargados del capítulo financiero, que quedó ayer cerrado en sus bases, fueron por parte de la CSU de Merkel de nuevo Volker Bouffier junto con Reiner Haselhof. Fuentes internas del partido, sin autorización para hablar sobre el asunto, sugerían anoche, sin embargo, que queda establecido un preacuerdo similar al que Merkel llegó a tener hablado con liberales y verdes, que en aquel caso dejaba un espacio de maniobra de unos 45.000 millones de euros para inversiones hasta 2021.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El virus nacionalista amenaza la estabilidad de la Unión Europea
Córcega, Bretaña, Padania, Flandes, Escocia o hasta Baviera. Pocos países europeos se libran del virus del nacionalismo regionalista y probablemente incluso en estos no se puede excluir que acaben sufriendo algún tipo de contagio. La Unión Europea contempló con mucha inquietud el referéndum sobre la independencia de Escocia en 2014 con la esperanza de que podría servir para poner fin al debate de lo que el Rey Alberto II de Bélgica definió como «subnacionalismo». Pero ha sido al revés. Después de Escocia se ha producido la ruptura de todo el Reino Unido con la UE y a la efervescencia independentista en Cataluña están siguiendo movimientos en Córcega, donde los nacionalistas han tomado el poder en las elecciones locales, o la región de Bretaña, lugares donde se creía que el centralismo francés lo haría imposible. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya advirtió en un discurso ante universitarios luxemburgueses las consecuencias catastróficas de esta evolución. «Si Cataluña se independiza, otros harían lo mismo. Y no quiero una UE de 98 Estados». Hasta el belga Michael R Lupant, presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Vexilológicas (FIAV), ha resaltado el incremento del uso de banderas con base más o menos histórica para representar el creciente número de movimientos nacionalistas que intentan fomentar en el seno de la Europa democrática lo que Benedict Anderson, uno de los grandes estudiosos del nacionalismo, define como «comunidades políticas imaginarias». De alguna manera, la Unión Europea se creó con la idea de superar a los estados-nación y es posible que esa tendencia los haya debilitado hasta el punto de que ello haya favorecido la profusión de movimientos regionalistas. Romain Pasquier, miembro del CNRS francés considera que la situación es especialmente visible en Francia, que es el modelo de Estado jacobino, centralista y monolíngüe. «En Córcega, los autonomistas han logrado éxitos espectaculares en los últimos años: gobiernan la región, la ciudad de Bastia y tienen tres diputados en la Asamblea Nacional, de cuatro posibles. En Alsacia, también, los autonomistas están creciendo fuertemente. Los ciudadanos se quejan de no haber sido respetados en la reforma territorial».Para algunos, el fin de la violencia por parte de los nacionalismos más emblemáticos (en Irlanda del Norte, el Pais Vasco español o incluso en Córcega) habría servido para proporcionar una pátina de legitimidad a los nacionalismos con los que los terroristas comparten objetivos. Pérdida de legitimidad No todos los movimientos regionalistas se deben a cuestiones étnico-lingüísticas. En el norte de Italia, por ejemplo, se trata sobre todo de una reivindicación económica de las zonas más ricas para limitar su grado de cooperación fiscal con las del sur. En otros lugares, como en las provincias de Rumanía pobladas por húngaros, puede llegar a haber incluso reivindicaciones territoriales. Para Frank Tétart, del Instituto Francés de Geopolítica, la situación tiene mucho que ver con la pérdida de legitimidad de los propios Estados. «Los movimientos separatistas que surgen dentro de la Unión Europea, ya sea en Cataluña, Flandes, Escocia, el norte de Italia, el País Vasco español o en Córcega son distintos del regionalismo y pueden definirse como nacionalismos regionales. No solo porque su demanda de autonomía cuestiona a veces la legitimidad de los Estados de los que dependen, como lo demuestra por ejemplo las dificultades de las instituciones belgas para responder al deseo de una creciente autonomía exigida por los flamencos, sino también porque la referencia de su reclamaciones es la del estado-nación. Es decir que lo que hacen es poner sobre la mesa la posible fragmentación del espacio político europeo».Frente a ello su pronóstico es que lo que está en juego es «el riesgo de dilución y disolución de los antiguos estados europeos, en beneficio de la sustitución de las entidades estatales por otras con limitada viabilidad económica y que serían fuente de inestabilidad».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Marine Le Pen se propone cambiar de nombre al Frente Nacional, partido fundado por su padre
Marine Le Pen ha comenzado a buscar en nuevo nombre para el Frente Nacional (FN) fundado por su padre en 1972, con el fin de volver a cambiar de línea estratégica, estudiando una organización «más abierta» para el partido de la extrema derecha francesa. La presidenta del FN ha dirigido una encuesta a los 51.487 militantes de su partido, proponiéndoles varios cambios de cierta envergadura: posible cambio de nombre del partido, para «refundarlo» de manera «más abierta», con una «nueva organización», con «nuevos estatutos, más adaptados a una organización política de nuestro tiempo». Tras esa fraseología, apenas elíptica, Marine Le Pen espera seguir rompiendo y alejándose de la herencia política paterna, que sigue pesando en el FN como una losa tombal. La presidenta del FN espera «zanjar definitivamente» la crisis abierta con su derrota en la segunda vuelta de la elección presidencial y las elecciones legislativas del mes de junio pasado. Eliminada por Emmanuel Macron, el mes de mayo pasado, Marine Le Pen esperaba que su partido consiguiese un resultado «honorable» en las elecciones legislativas que se celebraron semanas más tarde. Esperanza vana: el FN no consiguió los resultados esperados, abriéndose una inconclusa crisis de fondo. La crisis comenzó estallando a primeros de septiembre pasado, con la dimisión de Florian Philippot, brazo derecho de Marine Le Pen durante varios años, arquitecto de la línea anti europea del FN, finalmente catastrófica para la extrema derecha francesa. Los escándalos en curso de instrucción agravaron esa primera crisis, precipitando una crisis de identidad de inmenso calado. Peleada políticamente con su padre, Jean-Marie Le Pen, y con su sobrina, Marion Maréchal-Le Pen, Marine puso en marcha la operación «refundación», anunciando a su guardia pretoriana: «Si queremos refundar nuestro partido, para crecer, debemos cambiar de nombre». Tras la línea «euro escéptica», agresivamente anti europea, Marine Le Pen parece coquetear con un nuevo «recentraje», que ella presenta de este modo: «Necesitamos una organización más abierta, con el fin de negociar futuras alianzas». Se trata de un nuevo intento de «coqueteo» nada encubierto con las familias más conservadoras de la derecha tradicional. Antes de tomar nuevas decisiones, Marine Le Pen estudiará detenidamente la consulta interna realizada entre los 51.487 cotizantes / militares de su partido. Tras la consulta, la presidenta del FN comenzará a tomar decisiones, extremadamente delicadas, ya que la vieja guardia paternal sigue estando muy presente en el partido y es radicalmente hostil a todo tipo de refundación.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La pareja de Alexis Tsipras afirma que «llora» en el aniversario del referéndum contra el rescate de 2015
La primera entrevista con la compañera de Alexis Tsipras, Peristera (a la que se llama familiarmente Betty) Baziana, publicada en el diario I Efimerida ton sindakton (el Periódico de los Editores), ha desatado una gran polvareda en Grecia. Betty describe en cuatro páginas, «como ciudadana y no como esposa del primer ministro», cómo vive la realidad política griega. Antes del verano de 2015, sostiene, «todos confesábamos que la situación no podía seguir así» y que los sacrificios del pueblo griego «no llevaban a ningún lado, lo sabían los europeos y el Fondo Monetario Internacional y no cambiaban de postura». La pareja de Tsipras afirma que durante ese periodo los acreedores eran «una bota castigadora, fascista, que intentaba hundir tu cabeza porque te atrevías a decir ?no aguantamos más?». En ese sentido, confiesa que cada 5 de julio, fecha del referéndum que tuvo lugar seis meses después de la victoria radical en 2015, «llora de nervios, de rabia, literalmente», recordando al 61,3% de los votantes que eligieron no aceptar el acuerdo, sin ser todos votantes radicales, sino contra el chantaje de los acreedores. Y defiende a su compañero Tsipras (viven juntos desde hace años, habiendo firmado un acuerdo de pareja de hecho y tienen dos hijos pequeños), asegurando que no traicionó ni engañó al pueblo que le apoyó. Para ella, Alexis negoció un acuerdo (con los acreedores) más justo, no el salir de la zona euro ni de la Unión Europea. «Hizo un compromiso que no era humillante, un compromiso que creía que tenía una perspectiva: llegar a poner fin al poder de los poderosos, terminar con la austeridad irracional». «Syriza obtuvo el gobierno, pero no el poder» Betty comenta que el partido radical Syriza «ha obtenido el gobierno, pero no el poder», explicando que «el poder no es el ministro, sino el mecanismo. Hay personas en puestos claves que sirven al viejo sistema (político) y espero la catarsis». La catarsis o purificación es una palabra que también es sinónimo de purga y esta es una de las frases más polémicas de la entrevista y la más criticada por la oposición. Pero es una frase que no desentona con el resto de la entrevista, donde Betty recuerda que es miembro de la Coalición de la Izquierda desde 1990 (con 16 años), menciona a su padre, un profesor de izquierdas miembro del Partido Comunista que le enseñó la importancia de la educación (de hecho es profesora universitaria ahora) y admite que el personaje político que hubiera querido conocer es Fidel Castro. Y con orgullo la compañera de Tsipras afirma que ha conseguido mantenerse al margen de la vida política, apoyando a su marido en privado y teniendo un papel público muy reducido. Sus dos últimas apariciones oficiales han sido en el marco de las visitas oficiales del presidente francés, Emmanuel Macron, y del turco, Recep Tayyip Erdogan, acompañando a sus esposas de forma impecable.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La polémica repatriación de unos ciudadanos sudaneses abre una crisis en el Gobierno belga
La repatriación de unos ciudadanos sudaneses que denuncian haber sido torturados en su país tras ser expulsados de Bélgica ha abierto una crisis entre los socios de la coalición de gobierno belga e incluso ha provocado peticiones de dimisión del secretario de Estado de Inmigración y Asilo, Theo Francken. La polémica tiene su origen en la invitación de Francken a una delegación sudanesa en septiembre para que identificase a migrantes irregulares de cara a su expulsión. Posteriormente, los migrantes denunciaron haber sido detenidos y torturados por las autoridades del país africano. Tras conocerse el caso, el Gobierno de Charles Michel encargó una investigación a la Comisión General para los Refugiados y Apátridas (CGRA), en colaboración con Naciones Unidas y la Unión Europea, según explica la agencia de noticias Belga. Sin embargo, el líder de los nacionalistas flamencos de la N-VA, Bart de Wever, advirtió este domingo de que la formación, que forma parte de la coalición de gobierno, abandonaría el mismo si finalmente se pide a Francken, también de la N-VA, que dimita de su cargo de secretario de Estado de Inmigración y Asilo. «Si el secretario de Estado de Asilo, Theo Francken, debe dimitir, la N-VA abandonara igualmente el gobierno. Si se pide a Theo Francken que se retire, entonces la N-VA se retirará. En este tema soy muy claro, apoyo a Theo Francken y no le dejaré caer», afirmó De Wever en la cadena VTM. Por otro lado, el presidente de la comisión de Finanzas del Parlamento belga, Eric Van Rompuy, que forma parte de los democristianos flamencos (CD&V), que también son socios de la coalición gubernamental, ha acusado a Michel de haberse convertido en una «marioneta» de la N-VA. El primer ministro ha salido este lunes al paso de las declaraciones tanto de De Wever como de Van Rompuy y ha rechazado el «chantaje», las «amenazas» y las «provocaciones» que han lanzado por esta cuestión. «El chantaje no me impresiona, las amenazas tampoco, ni las provocaciones», ha afirmado en una entrevista en la cadena RTL. Mientras tanto, los democristianos francófonos (cdH), en la oposición, han denunciado las «mentiras» de Francken sobre la polémica y han pedido su dimisión, que defenderán el próximo jueves en el pleno del Parlamento, según informa Belga. Francken es conocido por su política de mano dura contra la inmigración y de hecho se ha visto envuelto en numerosas polémicas, que le han valido la desautorización del jefe del Ejecutivo belga. De hecho, el primer ministro belga censuró públicamente a Francken en octubre tras abrir la puerta al asilo para el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
EE.UU. constata «señales iniciales» de interferencia rusa en las presidenciales de México
Aún quedan seis meses para las elecciones presidenciales mexicanas del 1 de julio, pero Estados Unidos asegura haber apreciado ya «señales iniciales» de la injerencia de Rusia en la larga campaña electoral que vive el país. Cabe suponer que al Kremlin le podría convenir una victoria de Andrés Manuel López Obrador (conocido por sus iniciales, AMLO), el líder izquierdista de marcado tono antiestadounidense al que las encuestas de momento favorecen. Si a Vladimir Putin le interesa incordiar a EE.UU., algo que forma parte del juego geopolítico, lo más lógico es que después de haber interferido en las elecciones a la Casa Blanca de hace poco más de un año, ahora quiera crearle problemas a Washington en el país de cuya estabilidad, por compartir una extensa frontera, tanto dependen la seguridad y la economía estadounidenses. La alerta la ha lanzado el consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., el general Herbert R. McMaster. En un acto sobre seguridad internacional celebrado a mediados de diciembre en Washington, McMaster expresó su preocupación por las tácticas de «subversión, desinformación y propaganda» que está desarrollando Rusia a través del uso de «ciber herramientas». Paranoia preventiva: algunos medios mexicanos ya nos acusan de interferencia en las presidenciales? del 2018? @inafinogenova pic.twitter.com/WY4lJ8L2eX? RT en Español (@ActualidadRT) 3 de noviembre de 2017El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca citó el último caso en el que, según aseguró, ha habido injerencia rusa: la oscura proliferación de mensajes en las redes sociales en torno al referéndum no autorizado sobre la independencia de Cataluña, llegado a cabo el pasado 1 de octubre. «En Europa, esto lo hemos detectado más recientemente en el referéndum independentista de Cataluña, por ejemplo. Y de hecho, ya hemos visto señales iniciales en la campaña presidencial mexicana», dijo McMaster. El propósito de ese manejo de «ciber herramientas» constituye, según el general, «un esfuerzo muy sofisticado para polarizar sociedades democráticas, poner en contra a las comunidades dentro de ellas crear una crisis de confianza y así minar nuestra fuerza». Conexión venezolana La denunciada operación en Cataluña pudo ser un ensayo de agentes que ahora podrían volcarse en la campaña de México, pues se desarrolló en español y ese tráfico generado desde Rusia contó con el apoyo, como sugirieron las autoridades españolas, desde algún servidor de Venezuela. Dada la histórica relación entre el chavismo y el Movimiento de Renovación Nacional (Morena), de López Obrador, cabría esperar que en esta ocasión también se produjera la colaboración de operadores venezolanos. De hecho, la puesta en marcha por parte del Gobierno de Nicolás Maduro de una maquinaria de hackers y trolls con objetivos políticos ya ha sido documentada. Fuentes que han estado en contacto con los servicios secretos mexicanos han constatado las sospechas de estos de que Rusia puede estar organizando algún operativo, incluso con personal desplazado expresamente a México. La participación de venezolanos como apoyo de la operación entraría dentro de ese diseño. La propia RT, la televisión internacional rusa financiada con fondos públicos ?muy activa en las redes sociales, al igual que otro medio afín, Sputnik News (con su versión en español Sputnik Mundo)? ya advirtió hace unos meses que se multiplicarían las informaciones sobre injerencias de Moscú en la campaña de las presidenciales de México. RT en Español publicó el pasado noviembre en su cuenta de Twitter un vídeo titulado: «México: Aún faltan ocho meses y ya hackeamos las elecciones». El mensaje del tuit decía: «Paranoia preventiva: algunos medios mexicanos ya nos acusan de interferencia en las presidenciales.. del 2018..» El medio ruso calificaba de preventiva la información que había comenzado a aparecer, pero tan preventiva podía ser la propia denuncia que realizaba RT. Por qué AMLO beneficiaría a Putin Una victoria de López Obrador probablemente complicaría las relaciones con Estados Unidos. Sin duda que las relaciones ya las ha complicado Donald Trump desde Washington, pero esta vez los problemas se los crearía México a EE.UU. y no al revés. No es osado pensar que eso encajaría perfectamente en la agenda de Putin. AMLO ha sido especialmente exigente en relación a la renegociación en curso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, reclamando que esta no comenzara hasta después de las elecciones mexicanas, ya que de ser elegido presidente podría defender ciertas posiciones maximalistas. Si el TLCAN se rompe, sea quien sea el culpable, la economía de México y de EE.UU., especialmente de sus estados fronterizos, se verá afectada. La promesa del candidato de Morena de conceder amnistía a los capos del narcotráfico preocupa enormemente a Washington. Lejos de conducir al fin de la violencia, como dice López Obrador, podría otorgar aún mayor impunidad a las redes de los carteles, como critican sus opositores. El vecino país está especialmente alerta por el incremento del cultivo de opio en México, que ha contribuido a la grave crisis de muertes por opiáceos en EE.UU. El riesgo de pérdida de estándares democráticos e institucionales con el triunfo electoral del populismo de corte bolivariano que representa López Obrador es señalado por sus oponentes del oficialismo (PRI), la derecha (PAN) y la izquierda moderada (PRD) como posible germen de confrontación social y desestabilización política. Eso desde luego no ayudaría al propio país, sostienen, pero tampoco al vecino.