Infortelecom

Noticias de policia nacional

01-12-2017 | Fuente: elpais.com
Dos españoles, liberados en México tras tres días de secuestro en una cámara frigorífica
En el operativo, desarrollado en Puebla, ha participado la Policía Nacional, según ha informado el ministro del Interior
29-11-2017 | Fuente: abc.es
Un informe documenta los «abusos sistemáticos» en Venezuela contra manifestantes y opositores
Human Rights Watch (HRW) y la organización venezolana Foro Penal han denunciado este miércoles que el Gobierno venezolano emplea «de forma sistemática» la fuerza bruta, incluida la tortura contra manifestantes, críticos y opositores políticos. El informe «Arremetida contra opositores: Brutalidad, tortura y persecución política en Venezuela» se apoya en las denuncias de 120 personas, incluidas víctimas y familiares, abogados afiliados al Foro Penal y profesionales médicos que atendieron a personas heridas durante las manifestaciones. La investigación documenta 88 casos sobre, al menos, 314 personas, muchas de las cuales han asegurado haber sufrido graves violaciones de los Derechos Humanos en Caracas y otros 13 estados entre abril y septiembre de 2017. «Los abusos sistemáticos y generalizados contra los opositores del Gobierno en Venezuela, incluidos casos de torturas aberrantes, y la impunidad total de los agresores sugiere responsabilidad gubernamental en los más altos niveles», ha dicho el director para América de HRW, José Miguel Vivanco. «No se trata de abusos aislados u ocasionales por parte de agentes insubordinados, sino más bien de una práctica sistemática de las fuerzas de seguridad venezolanas», ha denunciado Vivanco. El director del Foro Penal, Alfredo Romero, ha denunciado que «desde abril, las autoridades han detenido al menos a 5.400 personas». «Algunos detenidos fueron liberados sin haber sido llevados ante un juez, pero otros fueron objeto de procesos penales arbitrarios sin las garantías básicas del debido proceso», ha explicado Romero. Según el informe, al menos 757 civiles han sido juzgados en tribunales militares por delitos que incluyen traición a la patria y rebelión militar, lo que supone una violación del Derecho Internacional. Human Rights Watch y Foro Penal han compartido las conclusiones del informe con el Tribunal Penal Internacional y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien está realizando un seguimiento detallado de la situación de los Derechos Humanos en el país. «Hay altos funcionarios venezolanos que son responsables por graves abusos, que están siendo cometidos por sus subordinados», ha denunciado Vivanco. «Los gobiernos comprometidos con la crisis venezolana deberían enviar un mensaje claro al Gobierno venezolano, que no está demostrando tener la capacidad o la voluntad para que los miembros de las fuerzas de seguridad respondan penalmente por los abusos que cometen", ha dicho Vivanco, quien ha instado a la comunidad internacional a promover la justicia». Fuerzas de seguridad Según los denunciantes, las fuerzas de seguridad han empleado la fuerza bruta en la calles, donde se han realizado detenciones arbitrarias y se ha golpeado violentamente a los detenidos, torturándolos mediante descargas eléctricas, asfixia y agresiones sexuales. En algunos casos, los miembros de las fuerzas de seguridad detonaron cartuchos de gas lacrimógeno en las celdas de confinamiento, donde hacinaron a los detenidos por períodos prolongados y les negaron el acceso a alimentos o agua, o los obligaron a ingerir alimentos contaminados deliberadamente con excrementos, cenizas de cigarrillos e insectos. Ernesto Martín (pseudónimo), de 34 años, ha contado a HRW que fue detenido en su casa por haber criticado públicamente al Gobierno y ha asegurado que fue torturado para confesar que tenía supuestos nexos con la oposición. «No soy un líder político ni una figura pública, soy un ciudadano de a pie», ha declarado Ernesto. Human Rights Watch y Foro Penal han sugerido que el propósito de los abusos físicos y psicológicos no fue dispersar las protestas, sino castigar a las personas por sus opiniones políticas. A pesar de la evidente violación de Derechos Humanos, HRW y Foro Penal han declarado que no tienen constancia de que se hayan adoptado medidas para prevenir y sancionar a las fuerzas de seguridad. Por el contrario, han lamentado en el informe, a menudo las autoridades han restado gravedad a los abusos o han negado lo sucedido «con total inverosimilitud». Casos de abusos de las fuerzas de seguridad Ernesto Martín (seudónimo) (34), Caracas. En abril, agentes de inteligencia detuvieron a Martin después de que este criticara públicamente al gobierno. Dijo que agentes le esposaron las manos y los tobillos, lo colgaron del techo y le aplicaron descargas eléctricas mientras le preguntaban por sus vínculos con la oposición. Afirmó haber sido golpeado y amenazado de muerte. Durante semanas, no se permitió a Martin ver a su familia, su abogado ni a un juez. Lo liberaron luego de advertirle que no podría hablar de política en sus redes sociales. Martin huyó del país. Alejandro Pérez Castilla (seudónimo) (32), estado Carabobo. El 26 de julio, agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvieron a Pérez durante una manifestación. Contó que lo subieron a un vehículo blindado, donde lo golpearon durante horas, le pisotearon los dedos de la mano, le presionaron el rostro contra los genitales de uno de los guardias y amenazaron con violar a su hija. Según dijo, mientras estaba detenido, los agentes le frotaron polvo de gas lacrimógeno en el rostro, los ojos, la nariz, y en las heridas de perdigones provocadas por disparos efectuados por las fuerzas de seguridad durante la manifestación. Explicó que lo golpearon guardias mientras estaba colgando esposado de la carcasa de un aire acondicionado, y que apenas podía tocar el piso. Contó que, más tarde, lo obligaron a sentarse esposado a un banco metálico y le aplicaron un arma paralizante en la pantorrilla. Relató que los agentes también detonaron un cartucho de gas lacrimógeno dentro de su pequeña celda y luego cerraron la puerta. Orlando Moreno (26), estado Monagas. El 27 de junio, agentes de la policía del estado Monagas detuvieron a Moreno cuando se retiraba de una manifestación contra el gobierno. Según contó, mientras estuvo detenido, agentes de la GNB lo colgaron de un tanque de agua elevado desde donde apenas podía tocar el piso con los pies, y lo golpearon reiteradas veces para intentar obligarlo a filmar un video incriminando a líderes de la oposición, incluida María Corina Machado, la dirigente del partido que él representaba en Monagas, en relación con el financiamiento de las protestas. Armando López Carrera (seudónimo) (17), estado Carabobo. López contó que, el 20 de julio, miembros de la GNB lo arrestaron durante un enfrentamiento entre manifestantes y miembros de las fuerzas de seguridad. Detalló que durante la detención fue obligado por agentes a caminar en cuclillas, le dieron golpes con palos, le cortaron el cabello, lo golpearon y lo obligaron a hacer ejercicios de entrenamiento militar, y también a inclinarse y mantenerse en equilibrio sobre pies y cabeza, sin usar las manos, por cerca de cinco minutos. Contó que permaneció hacinado con otras personas en una celda de castigo varios días. Reny Elías (35), estado Zulia. El 20 de julio, agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) detuvieron a Elías en su vivienda, sin una orden judicial, y lo golpearon con sus escudos y cascos, según contó Elías, mientras lo arrastraban hacia afuera jalándolo del cabello. Contó que, mientras estuvo detenido, varios agentes lo golpearon con sus fusiles y con cascos, lo obligaron permanecer acostado en el piso mientras caminaban sobre su espalda y le arrojaron agua y polvo para gas lacrimógeno en el rostro. Manifestó que presenció la violación de otro detenido con un palo de escoba, y que vio cómo acosaban sexualmente a mujeres detenidas.
23-11-2017 | Fuente: abc.es
Al menos nueve muertos en enfrentamientos entre la Policía venezolana y grupos de hombres armados en Miranda
Las autoridades de Venezuela han informado de que al menos nueve personas han muerto este miércoles en el marco de una serie de enfrentamientos entre agentes de las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y grupos de hombres armados en varios sectores de los Valles del Tuy, en el estado de Miranda (norte). Fuentes policiales han indicado que varios integrantes de los grupos de presuntos delincuentes que operan en la frontera entre Miranda y Aragua han fallecido durante las operaciones llevadas a cabo por la Policía en la zona. Los agentes han registrado la muerte de seis hombres en la población de Santa Lucía, en el municipio de Paz Castillo. Tres de los fallecidos han sido identificados como Antony Yonaiker Andarcia Toro, de 20 años, David Enrique Fernández Castro, de 22, y Darwin José Lorca jiménez ?alias 'Pájaro Verde'?. En el sector de Dos Lagunas, en Santa Teresa de Tuy, han muerto otras tres personas, también durante una operación policial, según ha informado el diario local 'El Universal', que ha publicado que han sido identificados por los alias de 'El Twitter', 'El Gabi' y 'El Negro Wilber'. La PNB se ha incautado de once armas de fuego, todas ellas pistolas, y una escopeta del calibre 12. Asimismo, otros cinco hombres han sido detenidos.
22-11-2017 | Fuente: elpais.com
Un juez pide a la Policía Nacional que identifique los agentes que actuaron el 1 de octubre
El magistrado investiga si hubo "proporcionalidad" en la actuación policial en 23 locales de votación donde se produjeron las cargas
22-11-2017 | Fuente: as.com
Saúl Craviotto, piragüista olímpico, gana MasterChef Celebrity 2
El policía nacional, al que le fue otorgado el Premio Nacional del Deporte 2016, ganaba tras vencer en la final a Silvia Abril
20-11-2017 | Fuente: abc.es
Hernández busca la reelección para continuar sus profundas reformas en Honduras
Dicen que el destino es el que baraja las cartas, pero nosotros las jugamos y este próximo 26 de noviembre, Honduras se juega el suyo celebrando elecciones generales e históricas. No solo el actual presidente de la República, Juan Orlando Hernández, buscará la reelección para un segundo mandato sino que además será la primera vez en la historia electoral y democrática del país que existe una alianza opositora. Los analistas coinciden en señalar que en ese proceso estarán en juego mucho más que el presidente y el Congreso Nacional, más bien, se estará definiendo si el país mantiene la ruta que viene transitando desde mediados de la presente década o si opta por una ruta desconocida y diferente. Para poner en perspectiva la situación actual, tenemos que remontarnos a los primeros años de este siglo. La historia, no fue muy alentadora. La situación política, económica y social de la Honduras de los 2000, habían ingresado en un profundo despeñadero. El crimen organizado internacional, el narcotráfico y el lavado de activos penetraron la institucionalidad hondureña, erosionaron fuertemente la seguridad ciudadana, desnaturalizaron las funciones de la Policía Nacional y debilitaron las capacidades del Ministerio público y la Justicia. Los homicidios alcanzaron la tasa inédita de más de 86 por cada cien mil habitantes, la más alta del mundo en ausencia de conflictos bélicos, y la extorsión se instauró como moneda de uso corriente en la vida de los ciudadanos y los pequeños comerciantes. El debilitamiento institucional favoreció el crecimiento de la corrupción en las contrataciones del Estado, con las obras públicas y compras de medicamentos en primera línea de estas prácticas. La educación apenas alcanzaba los 150 días de clase al año. Los servicios de salud se encontraban en franco retroceso, y casi siete de cada diez ciudadanos vivía literalmente en la pobreza. La infraestructura productiva se había deteriorado. La economía estaba prácticamente estancada y esto provocaba escasa inversión y un fuerte deterioro de las cuentas públicas. El golpe de Estado de 2009 mantuvo al país aislado y sin acceso a los organismos financieros bilaterales y multilaterales durante casi un lustro. En enero de 2014 asumió la presidencia Juan Orlando Hernández. Su predecesor, Porfirio Lobo, había logrado reinsertar a Honduras en la comunidad internacional, al tiempo que propició un conjunto de reformas legislativas para comenzar a recuperar la institucionalidad y el control de la seguridad ciudadana. Profundas reformas En menos de 4 años, Hernández introdujo profundas reformas económicas, sociales y de seguridad. En esta última, depuró casi un tercio de la Policía y estableció la Policía Militar de Orden Público para apoyarla, mientras esta se reestructuraba. Su agresiva gestión, logró desarticular los principales carteles de la droga, extraditando a sus principales capos mientras creaba nuevos centros penales de alta seguridad para otros. Hernández destruyó narco pistas y narco laboratorios, desbarató las estructuras de lavado de activos y logró la incautación de fuertes cargamentos de drogas y de cientos de millones de dólares en propiedades, empresas y cuentas bancarias del crimen organizado. En el mismo lapso, el Gobierno invirtió fuertemente en la recuperación de espacios públicos seguros y otros programas de prevención. En algo menos de 4 años, como consecuencia, la tasa de homicidios se redujo a la mitad y se ha producido un descenso marcado de la extorsión. A solo días de esta cita con las urnas, la salud pública se está reestructurando. La educación ha logrado sostener más de doscientos días de clase cada año y se ha iniciado la reconversión de los sistemas de formación de docentes. Además, se puso en práctica una estrategia de combate a la pobreza en el mediano plazo sobre dos pilares: la mitigación ?a través de transferencias condicionadas y el mejoramiento de la vivienda y su entorno físico que benefició ya a más de un millón de familias?y la generación de empleo. Las cifras muestran una reducción de la pobreza de seis puntos. Se han creado programas especiales de capacitación y crédito para la microempresa y pequeños negocios y se ha lanzado un programa de Zonas de Empleo basado en la experiencia de Singapur y otros países con las llamadas «ciudades modelo». Las finanzas públicas lograron ordenarse mediante una reforma tributaria, la mejora de la recaudación, la contención del gasto público y la reducción del déficit fiscal a la mitad. Se saneó el sistema de contrataciones del Estado con nuevas prácticas mediante convenios firmados con Transparencia Internacional y la Iniciativa Cost. La inversión pública en infraestructura, con apoyo de instituciones bilaterales y multilaterales no tiene precedentes, y el país ha cumplido ya en forma rigurosa con el programa pactado con el FMI. Para el mediano plazo, el Gobierno diseñó el Programa «Honduras 20/20», en el cual marcó una ruta inteligente para el desarrollo de la inversión en sectores prioritarios, y la generación de 600.000 puestos de trabajo. Ante este panorama, el presidente Hernández busca la reelección para tratar de dar continuidad, en los próximos cuatro años, al programa de reformas iniciado en su actual administración. Alianza opositora Su más cercano contrincante, el ingeniero Salvador Nasralla, ampliamente conocido en el país como periodista deportivo y presentador televisivo de programas de entretenimiento, encabeza la denominada Alianza de la Oposición, cuya principal fuerza es el Partido Libre, de izquierda, y cuyo coordinador general es el ex presidente Manuel Zelaya, depuesto en 2009 por un golpe de Estado seis meses antes del final de su mandato. El presentador no tiene ningún antecedente en el ejercicio de cargos políticos o de gobierno y durante la campaña ha preconizado cambios en la política de seguridad, la eliminación de la Policía Militar y la depuración de la Policía. En su agenda, ha dado prioridad a la generación de empleo, plantea la eliminación de políticas «asistencialistas» y se declara contrario a las Zonas de Empleo emprendidas por Hernández, poniendo énfasis en el fin de la corrupción. Su campaña se ha orientado a la crítica de la situación del país y a la gestión del actual mandatario, aunque los analistas subrayan que no ha marcado con claridad una ruta alternativa realista para la solución de los problemas que señala, poniendo énfasis, sin embargo, en su honestidad para enfrentarlos. Sus declaraciones públicas no han estado exentas de la polémica. Recientemente, la Organización de Estados Americanos (OEA) calificó de «calumnias injustificadas» y búsqueda de protagonismo las declaraciones del presentador, en las que aseguraba que el organismo internacional recibirían recursos procedentes de una organización delictiva para legitimar un supuesto resultado electoral. La OEA aseguró que «por la gravedad de la calumnia y difamación subsecuente» estarían estudiando acciones legales contra el candidato. Como candidato de la izquierda, pese a sus críticas al Partido Libre anteriores a su incorporación a la Alianza de Oposición, todo parece indicar que se orientaría en la línea del expresidente Zelaya. En cuestión de horas, el pueblo hondureño deberá salir de la encrucijada. Apagadas las cámaras, los mítines, el populismo, las acusaciones o el olor a multitudes, únicamente el pueblo podrá salir de la encrucijada ante las urnas. En ese voto no importará el nombre, ni la persona? Honduras tiene en sus manos su destino, la ruta que escogerá para seguir haciendo progreso. No está en juego quién se convierta en presidente sino lo que su gestión puede significar para mantener el crecimiento de su economía, la generación de empleo, la seguridad y la reducción de la pobreza. En democracia, nadie es más que nadie salvo quien elige el pueblo y el futuro no esta escrito, solo ese pueblo puede escribirlo.
19-11-2017 | Fuente: abc.es
Haití, el país de las 102 guerras civiles y golpes de Estado, restablece su Ejército 22 años después
El presidente de Haití, Jovenel Moise, ha anunciado este sábado el restablecimiento del Ejército en el país después de 22 años, un asunto que divide a la nación caribeña que tiene una larga historia de golpes sangrientos e inestabilidad política. En concreto, en los 72 años anteriores al desembarco ordenado por Bill Clinton en Puerto Príncipe, en 1994, Haití había sufrido 102 guerras civiles, revoluciones, insurrecciones, revueltas o golpes de Estado. Haití no tiene Ejército desde 1995, cuando el expresidente Jean Bertrand Aristide lo disolvió tras regresar al poder después de otro golpe, dejando a la Policía Nacional responsable de la seguridad del país. Moise nombró este jueves al ex coronel del Ejército Jodel Lesage como comandante en jefe interino, lo que acercó a las tropas a la operación total. La cita debe aún ser aprobada por el Senado del país. «El Ejército es nuestra madre» El mandatario ha dado este sábado la bienvenida al esperado regreso del Ejército con un desfile que contaba con decenas de soldados en la ciudad costera de Cabo Haitiano, llamando a los haitianos a recordar la batalla de Vertieres ganada contra los franceses hace exactamente 214 años. «El Ejército es nuestra madre», ha asegurado Moise. «Cuando tu madre está enferma y usa ropa sucia no la matas. La llevas al hospital. Así que unámonos para brindar la atención necesaria a nuestra madre», ha añadido. El ministro de Defensa de Haití, Herve Denis, ha informado a Reuters de que el Ejército comenzará con alrededor de 500 soldados en los cuerpos de ingeniería, medicina y aviación, pero que aún está trabajando para llenar sus filas. Denis ha señalado que el Gobierno tiene pensado ampliar en última instancia a 5.000 soldados que trabajan para proteger las fronteras de Haití, luchar contra el terrorismo, frenar el comercio ilegal y ayudar a los haitianos afectados por los desastres naturales.
19-11-2017 | Fuente: abc.es
Antonio Ledezma: «Militares descontentos con el Gobierno venezolano me ayudaron a escapar»
Poco después de comenzar la primera entrevista que concede Antonio Ledezma, alcalde de Caracas, desde la escandalosa detención en su despacho oficial el 19 de febrero de 2015, el opositor venezolano hace un inciso y se disculpa por la «falta de entrenamiento» que presupone denotan sus respuestas. Lleva casi tres años sin hablar con medios de comunicación ni dictar conferencias, algo a lo que estaba acostumbrado desde que era un adolescente. El líder de Alianza Bravo Pueblo llegó este sábado por la mañana a Madrid, en un vuelo procedente de Bogotá, tras protagonizar una fuga «de película», en la que ha jugado un papel determinante el expresidente de Colombia Andrés Pastrana. Ledezma acababa de reunirse con Mariano Rajoy, y el salón del hotel madrileño cercano al Congreso de los Diputados en el que dio la entrevista a ABC era un fluir de familiares y amigos. Los últimos en llegar, sus hijas Isabel y Vanesa y su hermano Renato, que venían de Italia. No faltaron abrazos y lágrimas de emoción. Ledezma fue dos veces elegido alcalde de Caracas: en noviembre de 2008 y en diciembre de 2013. El mes próximo habría podido terminar su mandato si el régimen de Nicolás Maduro no lo hubiera detenido por una supuesta conspiración. Su juicio quedó después paralizado. Tras conocer que las autoridades venezolanas planeaban su traslado a la cárcel de la policía política conocida como «la tumba», por su firme posición ante un diálogo entre Gobierno y oposición que él califica de «parodia», improvisó una fuga que no comunicó a su familia. Asaltado y robado Desde que los guardianes de Ledezma llamaron a la puerta de su casa las 07.10 de la mañana del jueves -como hacían cada día para tomar la foto de control rutinaria-, el alcalde de Caracas vivió 22 horas de infarto por carreteras venezolanas hasta que atravesó a pie el puente internacional que une San Antonio del Táchira con Cúcuta (Colombia). Superó 30 controles de la guardia y la policía; en 4 estuvo a punto de ser descubierto. Por tomar un atajo, fueron asaltados y les robaron dinero y bolígrafos. En otro momento, para no ser identificado, llegó a «interpretar una obra de teatro para explicar que me habían robado la cédula de identidad». A las 06.30 de la mañana del viernes, en la entrada del puente internacional Simón Bolívar, el corazón le dio un vuelco cuando una mujer le identificó. A diez pasos de la libertad, el guardia que la había oído, le dijo: «Pase y siga su lucha». En el recuento del periplo hasta que «me sentí a salvo» en Colombia, explicó que sus vigilantes no se dieron cuenta de la fuga hasta las 08:00 de la mañana del viernes. Entonces rodearon la embajada de Chile, pero él ya era una persona libre en territorio colombiano. -¿Cómo consiguió burlar a las patrullas policiales y a la policía política para comenzar el jueves por la mañana una fuga «de película», como usted mismo la ha calificado? -Venía estudiando cómo utilizaban el tiempo los policías. Una vez me hacían la foto en la puerta de mi apartamento, a las 7 u 8 de la mañana, desayunaban y desde la ventana yo veía sus ubicaciones. Decidí salir corriendo todos los riesgos porque mi casa estaba vigilada por al menos dos patrullas de la Policía Nacional. Me hicieron la foto a las 07.10 y a las 08.30 ya estábamos saliendo en un vehículo cuatro personas, entre ellas una mujer muy valiente. Para poder llegar donde lo hice, conté con el apoyo de mucha gente. Para pasar por 30 controles, algún militar me tuvo que haber hecho un guiño. Revela que no todos los militares están postrados ante la tiranía. Hay militares que sienten vergüenza de ver cómo sus galones no están siendo bien llevados. Conté con el apoyo de gente, entre ellos militares, inconformes con este Gobierno, asqueados con la corrupción y de cómo se han degradado las instituciones en Venezuela. -En Cúcuta anunció que desde España emprenderá una gira mundial para seguir su lucha democrática por los derechos humanos y la libertad de los venezolanos. ¿Cuánto tiempo permanecerá en España? -Lo necesario. Acabo de tener una entrevista de hora y media con el presidente Rajoy, en la que me ha dicho que me sienta como en mi propia casa, que España no va a regatearle ningún respaldo a la lucha por la democracia y la libertad en Venezuela. Le hablé primero no de mí, sino de los venezolanos que están pasando hambre, que se están muriendo por falta de medicinas. Se conmovió mucho cuando le describí la situación de cerca de 300.000 niños desnutridos que tenemos en el país con las mayores reservas de petróleo del mundo. Le pedí que sea él quien encabece en Europa la gestión para que se abra el canal humanitario en Venezuela, pero que sea administrado por las iglesias venezolanas, para que cualquier ayuda que se logre sea para los necesitados, sin importar su tendencia política, que no se politice y no se juegue con el hambre de los venezolanos. En segundo lugar le solicité que siga insistiendo en Europa por la libertad de los perseguidos políticos. Conversamos también sobre el diálogo en República Dominicana, que es la prolongación de la parodia que comenzó el año pasado y ha terminado en un gran fraude a un pueblo que ha luchado denodadamente y ha sentido desengaños. También ha llorado la muerte de más de 130 personas en las protestas celebradas entre abril y julio, con más de 15.000 heridos y miles de personas sometidas a juicio de presentación. En Venezuela siguen cerrando medios de comunicación, se incrementan los presos políticos desde la llegada del expresidente Rodríguez Zapatero como moderador y el país tiene la inflación más alta del mundo, un promedio del 50% mensual, con los salarios más paupérrimos del mundo. Fue un gesto con Venezuela que nada más bajar del avión el presidente Rajoy me llamase para recibirme en Moncloa. También el viernes el presidente Juan Manuel Santos tuvo un gesto conmigo al interrumpir una reunión para hablar conmigo por teléfono. En breve conversaré con Mauricio Macri. Con sus llamadas y solidaridad, estos presidentes son defensores de la democracia y la libertad venezolana, no es que estén con la oposición. -¿Le pidió asilo político al presidente Rajoy? -No, no he pedido asilo político, simplemente buscar una figura que me permita estar en España los días que necesite para moverme en Europa y desde allí trasladarme a otros continentes. Voy a cumplir una agenda, seré una voz más en defensa de los presos políticos y de los exiliados venezolanos. Esa va a ser también mi lucha, la libertad de los presos políticos. Cuando salí de mi casa, en la que he vivido los últimos 34 años de mi vida, donde nacieron mis hijas y estaban mis libros, mis compañeros estos años de prisión domiciliaria, dejé dos fotografías de dos hermanos con los que he compartido cárcel: Leopoldo López y Daniel Ceballos. Temo por ellos. López está bajo arresto domiciliario y Ceballos en el Helicoide (sede de la policía política). Daniel no declina ni pacta sus ideales y Leopoldo es un valiente a toda prueba y está sufriendo junto a su familia ese arresto domiciliario. -¿Qué países piensa visitar para «seguir luchando por la liberación» de Venezuela? -Portugal, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia. Viajaré a Washington para asistir a una reunión de la OEA (Organización de Estados Americanos). Lo más seguro es que en diciembre me traslade a Bruselas para recoger el Premio Sajarov otorgado a la oposición venezolana. También a Sudamérica para tener contacto con los gobiernos de los países que forman parte del Grupo de Lima y hablar de las sanciones de EE.UU., Canadá y la UE, que no son contra el pueblo venezolano, sino contra corruptos, personas específicas. Les quiero trasladar que no estamos en contra de una salida electoral, sino contra elecciones manipuladas, como las regionales y las fraudulentas constituyentes. Hasta la empresa Smartmatic confesó que había sido un fraude. -¿Le parece paradójico que mientras usted se refugia en España, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont lo ha hecho en Bélgica? -No, la diferencia es que yo estoy luchando para unir a Venezuela, y Puigdemont ha dado saltos al vacío para dividir a España. -¿Le preocupa que, con su llegada a España, le acusen de abandonar a los venezolanos? -Todos conocemos el valor de cada uno: Leopoldo López, Daniel Ceballos y yo, los que vivimos en la cárcel de Ramo Verde. No sabemos qué es peor si la casa por cárcel o la cárcel propiamente dicha. Esos días en los que volvimos a la cárcel Leopoldo y yo fueron días de intensa hostilidad. Para liberarme como me liberé hay que tener sangre fría, ganas de libertad y de luchar por Venezuela. Porque creo que soy más útil aquí ahora. Venezuela no necesita mártires. Necesita gente activa. Los mártires que recordaremos son los estudiantes que se inmolaron. -¿Teme la quiebra de su país, la suspensión definitiva de pagos? -Eso sería avalar el despilfarro más grotesco de la historia del mundo. Estamos hablando de un océano de petrodólares que se han despilfarrado. En 4 años se han pagado 72.000 millones de dólares por el servicio de la deuda. Eso es una fortuna que, en buena parte, está en cuentas bancarias de los grupos que han hecho negocios con los bonos de la república que involucran a Pdvsa (Petróleos de Venezuela). Hoy Venezuela produce 170.000 barriles de petróleo menos al día. La OPEP lo ha reconocido. Esto revela la bancarrota de Pdvsa, con sus refinerías desvencijadas. Hay líneas rojas que no se pueden traspasar. Y ahora quieren que reconozcamos esa orgía financiera. Ledezma, durante su primera entrevista tras fugarse de Venezuela, en Madrid - Matías Nieto «Antes de dialogar, la oposición debe aclarar sus contradicciones» -¿Cree que España y el mundo en general están haciendo todo lo posible por la democracia venezolana o debería haber más firmeza, como la expresada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro? -Yo creo que no. Debemos sentirnos satisfechos de la reacción del mundo a favor de la causa de la libertad. Las contradicciones tenemos que resolverlas los dirigentes de la oposición. El pasado 30 de julio, cuando Maduro anunció que habían votado más de ocho millones de personas por la Constituyente, más de 40 países desconocieron esa Asamblea y los que entramos en contradicción fuimos nosotros, que al siguiente día anunciamos la participación en las regionales. Eso fue un error y una contradicción. Una de las cosas que más preocupa al presidente Rajoy es la unidad. Yo le he dicho que debe ser auténtica, en la que nos tratemos con confianza y respeto. Y para eso hay que depurarla. Usted no puede ir a negociar a Santo Domingo cuando hay algunas individualidades que dicen que no hubo fraude en las regionales, mientras algunos creemos lo contrario. No puede ir a un diálogo mientras unos reconocen la Constituyente y otros creemos que esta Asamblea es inconstitucional y fraudulenta. Y no podemos comprometernos en unas presidenciales si no se hace primero un cambio estructural del sistema electoral. Y que exista un compromiso para que haya observadores internacionales, pero de verdad, no con los amigos de Maduro que convalidan todos los trucos electorales. -¿Considera que el opositor Yon Goicoechea se ha visto obligado a participar en las municipales de diciembre a cambio de su excarcelación? -Es un rehén de una tiranía que los utiliza como pañuelos con los que limpiarse la cara sucia. El Gobierno pretende lavarse la cara de tiranía diciendo que en Venezuela hay elecciones y que un preso político salió de la cárcel a competir por una alcaldía. No juzgo a Yon Goicoechea, lo comprendo. -¿Será capaz la oposición de conseguir un candidato único o lo ve difícil, dada la fractura en la coalición? -Fue uno de los logros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cuando celebramos las primarias de 2012 y Henrique Capriles fue nuestro candidato. En 2013 repitió como candidato por consenso e hizo un extraordinario papel. Capriles es el presidente electo, ganó esa elección y se la robaron. Como nos robaron el revocatorio. -¿Cree que Maduro está fortalecido, tras el resultado de las regionales, la fractura de la oposición y cuando se han desinflado las protestas? -No, está más débil que nunca, con un mundo que lo repudia y lo condena. Pero está aprovechándose de las incoherencias de los dirigentes de la oposición, que tenemos que resolver la unidad con propósitos definidos que sean leales a la lucha popular.