Infortelecom

Noticias de pobreza

17-06-2020 | Fuente: abc.es
Perú, el segundo país con más contagios en Latinoamérica, anuncia la apertura de las actividades económicas
Perú, el octavo país con más casos de Covid-19 en el mundo y el segundo en Latinoamérica después de Brasil, anuncia el seguimiento de contagiados a través de mil equipos de respuesta rápida a nivel nacional ante la apertura de las actividades económicas y el desborde sin protocolos de la economía informal, según señaló el ministro de salud, Víctor Zamora. «La columna vertebral de la estrategia (del gobierno) es la que ha sufrido un cambio sustantivo por el agotamiento de las poblaciones más pobres y que no tienen la espalda financiera para soportar un largo periodo de aislamiento y que ya en la práctica, han dejado el aislamiento y se han movilizado», dijo Zamora, en una teleconferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en Perú. Para Zamora, los que dejaron atrás el aislamiento de facto se dividen en los «caminantes» o «retornantes» que hace 3 o 4 semanas salieron de sus domicilios a retornar desde Lima a su lugar de origen y los llamados informales que pertenecen al 70 por ciento de la población económicamente activa y que salen a buscar trabajo. A eso se suma, de acuerdo al ministro de salud, la apertura de las actividades económicas en la fase 1 y en la fase 2. Según el titular de salud, el lema de la primera fase del gobierno llamado «Quédate en casa» ha sido reemplazado por «Mi salud primero» que consiste en salir a la calle y cuidarse uno mismo con el uso de la mascarilla, el lavado de manos y la distancia social. Precario sistema de salud público El 16 de marzo pasado, el presidente Martín Vizcarra ordenó el estado de emergencia ante la pandemia, el confinamiento de los peruanos en sus casas, el cierre de los viajes a nivel nacional e internacional y el toque de queda resguardado por las Fuerzas Armadas. A pesar de las medidas tempranas contra la pandemia, Perú que cuenta con una población de 33 millones de personas, puso al desnudo su precario sistema de salud público y la pobreza estructural que ha hecho que miles de peruanos hayan desafiado las medidas de confinamiento y se arriesguen a contagiarse en trabajos informales que les aseguren un ingreso que les permita el sustento diario. Al día de hoy, hay 7.056 muertos, mientras los contagiados por Covid-19 son 237.156 personas, de acuerdo al último balance del Ministerio de salud. Estas cifras sitúan a Perú en el segundo lugar de contagiados en Latinoamérica después de Brasil. Equipos de respuesta rápida La apertura de las actividades económicas en Perú vendrá acompañada, de acuerdo a Zamora, «con mil equipos (de respuesta rápida) que hacen el diagnóstico y luego el seguimiento a través del teléfono (a los contagiados)?Tenemos mil equipos distribuidos a nivel nacional que hacen el diagnóstico y el seguimiento clínico, para hacer dos cosas: el seguimiento de los contactos del paciente y el estado del paciente. La meta es que podamos tener 5.000 de esos equipos en un mes en todo el país. La base del trazado de contactos es la línea (telefónica) del 113». La otra medida que anunció el ministro de salud, Víctor Zamora es la creación de 500 puntos fijos de diagnóstico y tratamiento de posibles contagiados de Covid-19, al tiempo de instalación de 12 laboratorios a nivel nacional que se espera que evalúen 6.000 pruebas moleculares. En entrevista con ABC, el CEO de «Amigo Cloud» y especialista en Sistemas de Información Geográfica, Ragi Yaser Burhum, señaló que una apertura exitosa de las actividades económicas en Perú implica «reconsiderar la cantidad de las pruebas serológicas y moleculares, porque para saber a dónde queremos llegar debemos medir dónde estamos; el segundo pilar es el rastreo de contactos, si es verdad que tenemos equipos de respuesta rápida en Perú a los infectados, lo que nos ha faltado es el rastreo de contactos. Sin eso solo resolvemos la mitad de la ecuación». «Tenemos que usar el semáforo epidemiológico en el país que se usa en otras partes del mundo, donde se categoriza cada localidad en diferentes grados de la pandemia porque no luchamos contra una pandemia sino con varias versiones de la misma enfermedad y eso requiere usar estrategias diferentes en cada región», concluyó Burhum.
16-06-2020 | Fuente: abc.es
La dolorosa desigualdad americana
Antes de la asfixiante agonía de George Floyd, una de las imágenes más sobrecogedoras de la pandemia en EE.UU. se registró el pasado abril en la ciudad de Nueva York. Se trataba de una fosa común excavada en la isla de Hart, un enclave del castigado Bronx, para dar sepultura a los cuerpos que nadie reclama en las desbordadas morgues de la Gran Manzana. Estas tareas suelen ser realizadas por presos de la cercana cárcel de Rikers, que trabajan como sepultureros para redimir pena. Las estadísticas oficiales, tan repasadas estos días de furia, demuestran que los afroamericanos tienen muchas más probabilidades de terminar como los enterradores o enterrados de la isla Hart. Es decir, cárcel o pobreza. De hecho, el peor estallido racial sufrido por el gigante americano en medio siglo (desde el asesinato el 4 de abril de 1968 de Martin Luther King) debe entenderse también como la consecuencia de una profunda y dolorosa crisis de desigualdad. Estas esperanzas divergentes se han visto agravadas por la pandemia de coronavirus. De forma desproporcionada, los afroamericanos (y también los hispanos) sufren la peor parte del Covid-19. Ya sea por tasas de infección y mortalidad superiores a la media o como damnificados por la subsecuente crisis económica. El propio George Floyd sería un ejemplo perfecto de estas disparidades, no solo en cuanto a brutalidad policial, sino también por haber pasado el coronavirus y encontrarse sin trabajo cuando fue letalmente detenido el pasado 25 de mayo en Minneapolis. De acuerdo a The Economist, aunque los miserables guetos contra los que luchaba Martin Luther King ya no existen como tales, EE.UU. se mantiene profundamente segregada tanto por clase como por raza muy a pesar de haber sido fundado con las mejores intenciones igualitarias: «La convergencia de oportunidades entre la América blanca y negra ha sido lenta y difícil, y en algunos lugares, puede haberse detenido por completo. La brecha en la riqueza de los hogares, diez veces mayor para blancos que para negros, no ha cambiado».
15-06-2020 | Fuente: abc.es
M5E: Auge y caída de un movimiento dividido
Pretendían hacer una revolución y hoy es un partido dividido en varias corrientes que luchan por el liderazgo, un partido que perdió su identidad original en el camino y ahora no sabe dónde dirigirse. El Movimiento 5 Estrellas (M5E) encandiló a la gente con un sinfín de falsas promesas en un momento político convulso, ideal para su populismo: cuando Italia y el mundo estaban siendo sacudidos por un terremoto sociopolítico. Era el 4 de octubre del 2009. Silvio Berlusconi estaba al frente del Gobierno. El seísmo de Lehman Brothers comenzaba a resquebrajar también el sistema italiano. Ese día nacía el M5E, fundado por el cómico Beppe Grillo y por Gianroberto Casaleggio, un empresario del web, fallecido en 2016, al que ha sucedido su hijo Davide, que ni de lejos tiene la influencia del padre en el Movimiento. Se definía como una organización ni de izquierda ni derecha y post ideológico, y con esa ambigüedad sigue. Con la bandera de la anti-política, la promesa de abrir la Cámara y el Senado como una lata de atún, el grito del «vaffa» (a tomar por c?) permanente de Grillo en los mítines, el feroz rechazo de la «poltrona» y la filosofía del uno vale uno, ingresaron al Parlamento en el 2013 con un resultado histórico: el 25,56 % de los votos, siendo el primer partido en la Cámara. Caída en picado Luigi Di Maio, un perfecto desconocido, se convirtió a sus 27 años en el vicepresidente de la Cámara de diputados, el más joven en su historia. Más rotundo fue el éxito en marzo del 2018, al lograr 10,5 millones de votos (32,6 %). Hoy todas las encuestas indican una caída en picado del M5E: ha perdido en dos años la mitad de sus votantes y se sitúa entre el 15 y 17 % en intención de voto. El abandono de sus seguidores tiene fácil explicación: el M5E se ha convertido en un partido más del sistema; son la misma casta que antes detestaban, con todos los vicios del antiguo régimen que pretendían derribar y con otro grave defecto: no tienen una clase dirigente, la mediocridad caracteriza a sus representantes, un defecto general en el país, coinciden en señalar los analistas. No extraña que hoy hagan todo lo contrario de lo que predicaban. Por ejemplo, sus dirigentes son maestros en agarrarse a los sillones y practican un descarado enchufismo. El símbolo de este nuevo curso del M5E lo encarna Luigi Di Maio, actual ministro de Exteriores y líder del Movimiento hasta el pasado mes de enero ?fue sustituido temporalmente por Vito Crimi, un político irrelevante? con ambición de hacerse nuevamente con el liderazgo. Anteriormente, Di Maio fue contemporáneamente Líder del Movimiento, vicepresidente del Gobierno, ministro del Trabajo y ministro del Desarrollo económico. «Ni siquiera Churchill, De Gaulle o Adenauer lo hubieran hecho», afirma el conocido sociólogo Domenico De Masi, que aconseja a Di Maio dejar el ministerio de Exteriores, «una cosa que no sabe hacer, para ponerse a estudiar y luego volver a la política». Di Maio no ha pasado por la universidad ni sabe idiomas, pero es un maestro del enchufismo: ha colocado en puestos clave de la administración y de empresas públicas a numerosos amigos: «El ministro más inconsistente del Gobierno Conte se dedica a colocar a sus hombres en todas partes. Así mantiene el mando del Movimiento», comentaba recientemente el semanario «L?Espresso». El Movimiento ha pasado de exigir meritocracia cuando estaba en la oposición a practicar el amiguismo, hasta el punto de que el instituto al que acudió Di Maio en su pueblo de Pomigliano d?Arco ( Nápoles) se ha convertido en la nueva fábrica de cerebros en Italia. Así, mientras en Estados Unidos está Harvard y en Francia L?École Nacional de la Administración, Italia cuenta con el liceo Vittorio Imbriani de Pomigliano d?Arco. Cinco de sus amigos de escuela ya están haciendo carrera gracias a Di Maio, aparte numerosos conocidos. A propósito de la meritocracia en los tiempos del populismo, el sociólogo Francesco Alberoni afirma que «el público ve a los políticos solo en televisión o en las redes sociales, y a la hora de votar elige a los más bulliciosos, que prometen soluciones emotivas y simplistas, es decir, a los populistas y demagogos». Incultura e ignorancia En este sentido, Luigi Di Maio es también un ejemplo singular: «Hoy hemos abolido la pobreza, nosotros somos el auténtico cambio», llegó a gritar Di Maio en septiembre del 2018 ante sus fieles, cuando el consejo de ministros aprobó la llamada «renta de ciudadanía», una ayuda temporal para indigentes y parados. Pero esta clase política representa un grave problema para Italia, según apunta el historiador Ernesto Galli Della Logia: «La creciente dosis de falta de preparación e incultura de la clase política, además muy ignorante de historia y de geografía, es incapaz de enfocar debidamente nuestros auténticos intereses nacionales». Aquí los ejemplos son infinitos: Alessandro Di Battista, líder de una de las cuatro o cinco corrientes del M5E, con pretensión de liderar el Movimiento, escribía en abril en el diario «Il Fatto Quotidiano», un periódico afín al partido: «China ganará la tercera guerra mundial sin disparar un tiro e Italia puede poner esta relación en el plato de las negociaciones europeas. La relación privilegiada con Pekín, guste o no, es gracias al trabajo de Di Maio». Obviamente, la posición de Alessandro Di Battista, una mina vagante en el Movimiento, irritó al europeísta Partido Democrático, que forma parte de la mayoría gubernamental. Sin reconocer a Juan Guaidó La política exterior del Movimiento 5 Estrellas es bastante surrealista, sobre todo con algunos países, como es el caso de Venezuela. Cuando la Unión Europea reconoció a Juan Guaidó como legítimo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Italia se negó porque «no había sido elegido». El ministro de Exteriores Luigi Di Maio explicó: «El cambio lo deciden los ciudadanos venezolanos. Nosotros estamos de la parte de la democracia y por tanto tenemos que crear todos los presupuestos para favorecer nuevas elecciones», se justificó Di Maio. En realidad, el M5E no quiso reconocer a Guaidó porque, según diversos analistas, tenía acuerdos con el Gobierno de Maduro. En ese contexto, no fue casual que un grupo de parlamentarios del M5E viajaran a Caracas en marzo 2017 para asistir a la ceremonia en recuerdo de Hugo Chávez. Incluso se han organizado convenios a favor de Maduro, aplaudiendo a su Gobierno.
14-06-2020 | Fuente: abc.es
Ciudadano Palme
Nacido el 30 de enero de 1927 en Estocolmo en el seno de una acomodada familia del barrio de Östermalm, Palme cursó sus primeros estudios en la escuela de Sigtunaskolan Humanistiska Läroverket. Tras completar su formación militar y licenciarse en Derecho, se traslada a EE.UU. para cursar estudios en la Kenyon College, de Ohio. Es allí, durante un viaje por los estados norteamericanos, cuando decide consagrar su vida a la justicia social y al socialismo. La pobreza y las desigualdades del país más poderoso del mundo fueron la clave de esta decisión. Palme fue primer ministro de Suecia con el partido Socialdemócrata durante diez años y en dos etapas desde 1969 hasta 1976 y desde 1982 hasta 1986, cuando fue asesinado. Durante su mandato, Palme completó la construcción del Estado de bienestar y la definición del modelo sueco de desarrollo capitalista con fuerte protección social. Suyas son, entre otras, la ley del aborto libre, la protección por desempleo, el desarrollo de la red de guarderías infantiles, que facilitó la incorporación de la mujer sueca al mercado laboral, la ley de convenios colectivos, la ley de desregularización de créditos, que permitió a los bancos decidir su capacidad crediticia, el sistema de préstamos estudiantiles, sistema vigente por el cual los estudiantes suecos financian con créditos sus estudios para devolverlos después a lo largo de su carrera profesional o la reforma constitucional que redujo el poder del rey en Suecia. Pacifista activo En política exterior rompió con la tendencia de sus predecesores al aislamiento y la neutralidad, convirtiéndose en un pacifista activo y militando en favor de la democracia a escala mundial. Con su carisma y sus continuos viajes colocó a Suecia en la escena internacional. Tan frecuentes eran esos viajes que a su vuelta aparecía a menudo en los periódicos suecos el titular: «Palme visita hoy Suecia». Palme se definía a sí mismo como un utópico. «No podemos vivir sin las utopías. La utopía se origina a raíz de la insatisfacción con lo establecido. Ahora bien, debemos basarnos en la realidad. El cambio ha de estar precedido de un estudio serio de la misma. Un diálogo continuo entre realidad y sueños, una dialéctica permanente entre idea y hecho práctico da sentido y valor a la política. Pero si dejamos de ser soñadores, nuestra ética e ideología desaparecerán.»
13-06-2020 | Fuente: abc.es
Un 74% de las familias cubanas considera que su alimentación es «deficiente»
Esta viernes el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), con sede en Madrid, ha hecho público su II informe sobre la situación de los Derechos Sociales en Cuba. Realizado durante los dos primeros meses de 2020, cuando el Covid-19 no había llegado todavía a la isla, sus resultados no reflejan las consecuencias de la pandemia, pero sí recoge cómo la situación de la población sigue empeorando en los aspectos más básicos de su vida cotidiana.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">El 6??0??% de los cubanos se queja de las instalaciones hospitalarias y de que la alimentación racionada? no cubre ni la mitad del mes?<br><br>Consulta Reporte N2 sobre el Estado de los Derechos Sociales <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a> <a href="https://t.co/IOMEqrN4vG">https://t.co/IOMEqrN4vG</a><a href="https://twitter.com/hashtag/CubaNoEsComoTeLaCuentan?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#CubaNoEsComoTeLaCuentan</a> <a href="https://twitter.com/hashtag/60A%C3%B1osSinDerechos?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#60AñosSinDerechos</a> <a href="https://t.co/2OTY06KWlx">pic.twitter.com/2OTY06KWlx</a></p>&mdash; Observatorio Cubano de Derechos Humanos (@observacuba) <a href="https://twitter.com/observacuba/status/1271477397494398977?ref_src=twsrc%5Etfw">June 12, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «La situación social cubana se deteriora con el paso de los meses, no solamente por factores coyunturales, sino también por las múltiples crisis acumuladas del propio sistema y el inmovilismo del gobierno», explica a ABC Yaxys Cires, director de estrategia del OCDH. «Un ejemplo preocupante es que el 66% de los hogares cubanos perciben menos de 2.500 pesos cubanos (90 euros) al mes, y la mitad de éstos, menos de 35 euros al mes. Los miembros de estos hogares viven por debajo de los índices internacionales de pobreza extrema», señala. «La situación social cubana se deteriora con el paso de los meses, no solamente por factores coyunturales, sino también por las múltiples crisis acumuladas del propio sistema y el inmovilismo del gobierno», afirma Cires El informe analiza aspectos como el empleo, el sistema sanitario , la alimentación, el acceso a luz y agua, la educación, la vivienda o la situación de la población más vulnerable, los ancianos. Los datos del estudio son el resultado de 1.201 entrevistas, realizadas a la población residente en la isla, de manera presencial, en 11 de las 16 provincias del país. Trabajo por cuenta propia En lo referente al empleo, si bien el paro se sitúa en un 8%, tan solo un 31% tiene un trabajo a tiempo completo. De aquellos que están ocupados, el 45% trabaja para el Estado, un porcentaje que no varía respecta al informe anterior, pero sí lo hace el de aquellos que trabajan por cuenta propia, que pasa del 35 al 45%. «Esta mejoría se debió en su momento, entre otras razones, por las dificultades que representan vivir con los bajos salarios del sector público -argumenta Cires-. Según cifras oficiales el salario mínimo en Cuba equivale a 14 euros mensuales, pero el salario medio no es que sea muy distinto». Sin embargo, se espera que la llegada del Covid-19 impacte de manera muy negativa en este tipo de trabajos. «Actualmente hay una gran preocupación por el futuro del sector no estatal. Según cifras oficiales, más de doscientos mil trabajadores por cuenta propia habían pedido la suspensión temporal de su licencia en abril, sin embargo, hay economistas que adelantan que muchos no van a poder reactivar sus labores», señala. La contribución de las remesas Una novedad del informe es la inclusión de una pregunta sobre el impacto en los hogares cubanos de las remesas que les mandan sus familiares desde el extranjero. Según el estudio, una cuarta parte de los hogares recibe este tipo de ingresos, sobre los que ha puesto el foco el Gobierno de EE.UU., que ya limitó la cantidad de dinero que se podía envíar -un máximo de 1.000 dólares al trimestre- el pasado mes de septiembre. Algo que ha influido en los hogares cubanos. «Obviamente, cualquier limitación afecta», reconoce Cires. Pero también señala los obstáculos que el régimen pone a los cubanos para llegar a fin de mes: «El Gobierno cubano vende en las tiendas por dólares productos (incluidos algunos de primera necesidad) a precios superiores al de esos productos en España. Dado estos precios, los bajos salarios, y el hecho de que para más del 60% de los cubanos los alimentos que se consiguen con la "libreta de racionamiento" no cubren ni la mitad del mes, no es difícil percatarse del origen de la principal limitación de los cubanos». «Muchas familias llegan a fin de mes gracias a las remesas familiares. Esta ayuda es una expresión clara de solidaridad por encima de la división familiar fomentada durante décadas por el régimen» Como consecuencia de esto, las remesas que llegan del exterior se han convertido durante años en el ingreso que mantiene a flote la economía de algunos hogares. «Muchas familias llegan a fin de mes gracias a las remesas familiares y así lo demuestran los datos de nuestro estudio. Esta ayuda es una expresión clara de solidaridad por encima de la división familiar fomentada durante décadas por el régimen», subraya. Este viernes el Gobierno de EE.UU. tenía previsto dar a conocer las regulaciones de las últimas sanciones aprobadas contra Cuba, que incluyen a la entidad Fincimex, que funciona como intermediaria de las remesas que llegan a la isla. Arroz, legumbres y pan A pesar de estas ayudas, la alimentación sigue siendo uno de los aspectos más frágiles de los derechos de la población cubana. Según el estudio, tres cuartas partes de la población (74%) califican su alimentación familiar como deficiente. Y el 35% de la población puede disfrutar de una o dos comidas al día. Entre los alimentos de más difícil acceso se encuentra la carne de res, el pescado y la fruta. La dieta habitual de los cubanos está basada en arroz, legumbres y pan. Luz y agua Lo que no ha mejorado nada en la vida de los cubanos son aspectos tan básicos como el suministro de luz y agua: solo el 21% de las viviendas reciben agua sin interrupciones, y todavía hay, a día de hoy, un 9% los hogares no reciben agua potable. En cuanto al suministro eléctrico, en los tres meses anteriores al estudio, alrededor del 20% de la población no ha sufrido cortes, frente a más de un 70% de la población ha sufrido cortes, ya sean de tipo recurrente (8%) o más espaciados (65%). «Las interrupciones, a veces prolongadas, de los servicios de agua y electricidad son parte de la vida diaria de los cubanos desde hace varias décadas. Estamos hablando de unas infraestructuras deterioradas en las que el estado no invierte porque no le interesa», asegura Cires. Vivienda, un problema «grave y urgente» Entre los datos más preocupantes del informe es la situación de la vivienda, que Cires califica como un «problema grave y urgente». Según el estudio, más de la mitad de las viviendas (51%) necesitan ser reparadas o rehabilitadas. De ellas, más de 200.000 están en peligro de derrumbe. «Incluso en Ciudad Habana, donde el Gobierno cuida más su imagen, son frecuentes las imágenes de derrumbe con víctimas fatales». Denunciar esta situación, «llevó a un prisionero de conciencia de nombre Silverio Portal, a ser encarcelado desde 2018 por criticar la desidia del Gobierno ante la situación de la vivienda en La Habana», recuerda el director estratégico del OCDH. Portal llevó adelante su denuncia a través de su proyecto cívico «No más muertes en Cuba por derrumbes». «Las propias autoridades han reconocido que todavía se cuentan por miles los inmuebles afectados por huracanes de años anteriores y que todavía no ha ayudado a reparar». <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Escenas de terror en la Habana Vieja, <a href="https://twitter.com/hashtag/Cuba?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Cuba</a>. Patrimonio de la Humanidad, pero el régimen comunista de <a href="https://twitter.com/DiazCanelB?ref_src=twsrc%5Etfw">@DiazCanelB</a> se ha robado todo el dinero que ha dado la <a href="https://twitter.com/UNESCO?ref_src=twsrc%5Etfw">@UNESCO</a>. Otro logro de la &quot;Revolucion cubana&quot; esa que sigue hundiendo a la mayor de las Antillas en un mar de calamidades. <a href="https://t.co/cHEqDD6Dcf">pic.twitter.com/cHEqDD6Dcf</a></p>&mdash; Cristian Crespo F. (@cristiancrespoj) <a href="https://twitter.com/cristiancrespoj/status/1271242632761683968?ref_src=twsrc%5Etfw">June 12, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Sistema sanitario, fuera pero no dentro Uno de los aspectos más llamativos del estudio es la mala percepción que tiene la población cubana de su sistema sanitario. Para más del 50%, el«abastecimiento de material médico e insumos hospitalarios es malo o muy malo», y para el 29% es regular. El 60% califica entre regular y muy mal el «estado de las instalaciones hospitalarias». Un sistema del que tanto presume el Gobierno cubano. «Todo ello contrasta -asegura Cires- con la exportación de servicios médicos, negocio que es objeto de preocupación de funcionarios de la Organización de Naciones Unidas y a la vez un instrumento de propaganda internacional. ?Claridad de la calle y oscuridad de la casa?, dicen los mayores». El Covid-19 y su impacto Aunque el Covid-19 no había irrumpido en Cuba cuando se realizó este estudio, le preguntamos a Cires sobre cómo se ha gestionado la pandemia desde el Gobierno, que ha ofrecido unas cifras de número de contagios y fallecidos relativamente bajas (este viernes eran de 2.233 y 84, respectivamente). ¿Son reales estas cifras? «Aunque el estudio se realizó antes de la llegada de la pandemia del Covid-19 a Cuba, se preguntó [a los encuestados para el estudio] sobre las ?políticas públicas de p revención de enfermedades y epidemias?. Más de la mitad (53,6%) considera que las actuaciones estatales en ese sentido estaban entre regular (39.1%) y mala-muy mala (14.5%)», refiere el director estratégico de OCDH, que añade. «Realmente es muy difícil asegurar que no son reales las cifras oficiales, precisamente por la ausencia de instituciones que puedan contrastarlas. Hay quienes las cuestionan estableciendo paralelismos con otros países, pero es algo arriesgado», puntualiza. «Realmente es muy difícil asegurar que no son reales las cifras oficiales, precisamente por la ausencia de instituciones que puedan contrastarlas. Hay quienes las cuestionan estableciendo paralelismos con otros países, pero es algo arriesgado» En cuanto si ve a Cuba preparada para la desescalada y la reapertura del país al turismo extranjero -una importante fuente de ingresos-, como ha anunciado el Gobierno, cree que «si en países que vienen de una situaciones económica y financiera más estables, hay gran preocupación por las consecuencias de la pandemia, ya nos podemos imaginar como debe estar Cuba. La situación es grave». Las consecuencias de la pandemia afectarán a muchos sectores de la población y prácticamente en todo el mundo, con un impacto peor en países con una economía frágil. En el caso de Cuba, ¿el impacto del Covid-19 incrementará aún más la pobreza del país? «Vamos en esa dirección si el Gobierno no realiza las reformas profundas y urgentes que el país necesita -afirma Cires-. Ya Cuba venía de una situación de escasez de productos de primera necesidad, debido a la falta de liquidez estatal. De hecho entramos en 2020 bajo la sombra de otro ?Periodo Especial?. Uno de los sectores más afectados es la alimentación. Según nuestro estudio, el 74 % califica su alimentación familiar como deficiente. El país está atravesando una profunda crisis económica y financiera, de ahí que el viceprimer ministro Ricardo Cabrisas haya pedido recientemente a los acreedores del Club de París suspender el pago de su deuda hasta 2022. Eso ha obligado al Gobierno a anunciar una reducción importante del gasto público. Probablemente esa medida afecte todavía más a los precarios servicios públicos, lo cual empeorará las condiciones de vida, especialmente de los sectores más vulnerables». Art. 370: Represión por denunciar la vulneración de derechos sociales en Cuba Las denuncias de las malas condiciones de vida en la isla han dado lugar a una mayor represión por parte del Gobierno cubano a través de instrumentos como el Art. 370, conocido también como Ley Azote, que el OCDH ha denunciado. «A finales de abril un colaborador nuestro en Cuba presentó una solicitud a la Asamblea Nacional del Poder Popular para que revisara la constitucionalidad de dos artículos del Decreto Ley 370. La solicitud se basó en un derecho constitucional que le permite al ciudadano presentar solicitudes y quejas. Dos días después lo metieron preso por más de 48 horas y lo sometieron a duros interrogatorios», explica Yaxys Cires, que asegura que el Gobierno cubano «no quiere otro relato o versión sobre lo que está pasando en Cuba que no sea la que dan sus medios de comunicación», en los cuales por ejemplo, han llegado a decir que «en Estados Unidos y en España se está pasando hambre, algo que rápidamente se llevó una avalancha de críticas en las redes sociales».
10-06-2020 | Fuente: as.com
Aprobado el Ingreso Mínimo Vital: cómo funciona, cuantía de la prestación, requisitos...
El Congreso ha convalidado el decreto que regula que esta ayuda que combatirá la pobreza en nuestro país. Se podrá solicitar desde el próximo 15 de junio.
06-06-2020 | Fuente: abc.es
Racismo, la lacra que pervive en «la tierra de los libres»
«I can?t breathe». «No puedo respirar». Es un grito que se ha repetido en las calles de Estados Unidos en las últimas dos semanas. Fue la súplica de George Floyd, un hombre negro, al policía Derek Chauvin, que le apretó con la rodilla contra el cuello durante casi nueve minutos, con la víctima esposada, tumbada contra el suelo y sujeta por otros dos agentes. En Mineápolis, a plena luz del día. El vídeo que grabó la escena conmovió a EE.UU. El paso de los minutos mientras Floyd se asfixia, con los viandantes rogando al agente que lo suelten, la imagen de la víctima desvanecida sin que el policía deje de apretar, componen un retrato de impunidad policial en los abusos hacia la minoría negra. Pero «No puedo respirar» fue un grito en las protestas contra la discriminación racial de la policía antes de que muriera Floyd. Salió varias veces de la boca de Eric Garner, otro hombre negro, ahogado por un policía en Staten Island, en Nueva York, tras ser detenido por vender cigarrillos en la calle. Los de Garner y Floyd son algunos de los nombres que se repiten como una letanía en las manifestaciones de estos días. Como los de Trayvon Martin, Michael Brown, Tamir Rice, Philando Castile, Amadou Diallo? Son negros desarmados que mueren en encuentros con la policía. Son tragedias de las últimas dos décadas. Causan escándalo, levantan manifestaciones y protestas, producen promesas de reforma que se diluyen hasta la próxima tragedia. Eric Garner murió a manos de la Policía en Staten Island (Nueva York) en 2014 - ABC Con cada ciclo, emerge la discriminación en el tratamiento policial a la minoría negra que, a su vez, es para algunos solo la pieza más llamativa del puzle del racismo estructural de EE.UU. La muerte de Floyd ha vuelto a destapar esa brecha y recupera una pregunta existencial a la que en EE.UU. se responde, casi siempre, mirando a otro lado: por qué en la democracia más longeva del mundo, en «the land of the free» ?la tierra de los libres que recuerda su himno nacional?, pervive con obstinación la desigualdad racial. «Va a ser necesario que este país se siente y tenga una conversación honesta sobre su pasado, sobre quién debe rendir cuentas y sobre cómo ir hacia delante», aseguraba a este periódico Gifted, uno de los miles de manifestantes que marchaban por las calles de Brooklyn. «Es una conversación profunda y que va a ser incómoda». Lucha inacabada «Nunca podremos estar satisfechos mientras los negros sean víctimas de horrores inexplicables por la brutalidad policial». Es una frase que podría servir para reaccionar ante la muerte de Floyd. Pero es de 1963. Forma parte de «I have a dream» ?«Tengo un sueño»? el célebre discurso de Martin Luther King, el gran líder del movimiento de los derechos civiles en los 60. Su vigencia más de medio siglo después muestra que el racismo no acabó con la consecución de derechos civiles y la igualdad legal. «Mucha gente aprendió lo que es el racismo con el movimiento de los derechos civiles de aquella época», explica por teléfono Carlton Waterhouse, profesor de Derecho de Howard University, una de las universidades negras históricas. «Si se define el racismo por las actuaciones de Bull Connor [el comisario de seguridad pública de Alabama que fue uno de los opositores acérrimos a la igualdad legal) o el Ku Klux Klan, es un concepto muy limitado». «Creímos que el viaje se había acabado en 1968», se escuchaba a otro manifestante, en un discurso improvisado, en otra protesta en Brooklyn, en referencia al año en que se aprobó el segundo gran paquete de leyes de derechos civiles para la igualdad racial. «Y aquí seguimos». Para el profesor Waterhouse, que ultima un libro sobre el papel del Tribunal Supremo, el problema es que «el racismo estructural nunca ha formado parte del discurso general sobre políticas en EE.UU. Las leyes sobre derechos civiles se diseñaron para enfrentar comportamientos individuales que se consideraban inapropiados». Desde impedir que un negro bebiera en la misma fuente que un blanco a poder manifestarse. «Pero eso no acababa la cuestión completa de la población afroamericana. No trataba el abuso policial, la discriminación inmobiliaria, la desigualdad educativa o la situación laboral, que han permanecido como una norma social. La discriminación racial y la supremacía blanca se convirtieron en la forma en la que EE.UU. existe». Martin Luther King, en el Lincoln Memorial tras la Marcha a Washington de 1963 - AFP «No es verdad que no haya habido progresos desde la década de 1960», asegura desde Harlem Frank Guridy, historiador de la Universidad de Columbia. «Pero conseguir la libertad ha sido una lucha constante para la población afroamericana. El movimiento de los derechos civiles consiguió cambios radicales, pero fue una revolución que no se terminó». Esa lucha inacabada tiene más de cuatro siglos. En 1619 llegó a las costas de Virginia el «White Lion», el primer barco con esclavos, robados a una flota portuguesa que iba camino de Veracruz. La cuestión racial dividió al país desde la redacción de su Constitución en 1787, lo llevó a una guerra civil, provocó matanzas y linchamientos masivos a comienzos del siglo XX y lo agitó en la década de 1960 para conseguir la ansiada equiparación legal. Para buena parte del país, en especial la que no vive de cerca la experiencia de ser negro en EE.UU., tanto republicanos como demócratas, el racismo acabó con las conquistas de King. Que los negros sufran mayor índice de pobreza, que les cueste más conseguir un crédito del banco, que tarden más en encontrar un apartamento en un barrio donde no son mayoría, que sus colegios estén peor financiados, que estén sobrerrepresentados en las cárceles, que tengan peor acceso a la sanidad, que la mortalidad infantil sea mucho mayor o que el coronavirus se haya cebado con ellos mucho más que con los blancos es un problema socioeconómico que no tiene que ver con la raza. Imagen del vídeo en el que se ve a un agonizante George Floyd bajo la rodilla del agente Derek Chauvin en Mineápolis - AFP «Los abusos de la Policía prueban que el racismo es independiente del nivel socioeconómico», defiende Waterhouse. «No saben el dinero que tienes. Te matan porque te ven como una amenaza. O te denuncian», añade en referencia a un episodio reciente, en el que una mujer blanca llamó a la Policía asegurando que un hombre negro la atacaba en Central Park, en Nueva York. El hombre, un aficionado a la observación de pájaros de clase media-alta que grabó todo en vídeo, solo le había dicho que no estaba permitido tener a su perro suelto. El documento arrojó luz sobre la predisposición a denunciar a los negros por verlos como una amenaza. «Momento sin precedentes» «La gente está cansada», dice Guridy sobre la brecha que EE.UU. es incapaz de cerrar y sobre el volumen de protestas ?desconocidas desde la década de 1960? tras la muerte de Floyd. «Es un momento sin precedentes. La cuestión es ver si esa energía se concretará en cambios significativos». «EE.UU. necesita un proceso de reconciliación, que mire también a la cuestión de las reparaciones. No se necesita solo reforma policial, es necesaria una reforma social, arrancar de raíz las desigualdades», defiende Waterhouse. Para ello, debe «aprender» qué es racismo. En las protestas de estos días, muchos jóvenes blancos aseguran que quieren escuchar, aprender. Es una enseñanza vieja de James Baldwin, el escritor y activista negro: «No todo lo que se enfrenta se puede cambiar; pero nada se puede cambiar hasta que se enfrenta».
03-06-2020 | Fuente: abc.es
Los italianos temen más la pobreza que el virus: el 54% pone la economía por encima de la salud
Italia teme hoy más a la pobreza que al virus. Los italianos quieren reabrir todo y que el país se ponga definitivamente en marcha. Por eso celebran que en esta jornada «Italia vuelve a vivir», en palabras del ministro para Asuntos regionales Francesco Boccia, para destacar que el país ha abierto hoy los confines regionales y las fronteras a los ciudadanos de los países del área Schengen. Se nota ese regreso a la «normalidad» en que hoy , por ejemplo, hay colas en las autopistas para pagar el peaje y en que los trenes van llenos. Pero la libertad no será total: además de la obligación de mascarilla y distancia de seguridad, se prohíbe subir a un tren a los.. Ver Más
03-06-2020 | Fuente: abc.es
Concluye en Pakistán un nuevo caso de pena de muerte por presunta blasfemia
Tras seis años de espera en el corredor de la muerte, un humilde matrimonio de cristianos de una aldea de Pakistán sabrá a partir de hoy si será ejecutado por un cargo de «insulto al profeta Mahoma», acusación que niegan. El Tribunal Superior de Lahore tiene prevista para esta jornada la última de las vistas del caso, antes de dictar sentencia sobre la apelación presentada en 2014. El sentido común y los precedentes -la ley paquistaní condena con la muerte la «blasfemia» contra el islam, pero nunca se ha ejecutado- apuntan a que serán absueltos. Pero el miedo de los jueces a la reacción popular, debido a la campaña llevada a cabo por algunos líderes religiosos radicales y partidos islamistas, puede producir una sorpresa. El caso de Shagufta Kausar y su marido Shafqat Emmanuel se parece mucho al ya icónico de Asia Bibi, la cristiana paquistaní que pasó diez años también en la cárcel a la espera de ser ejecutada, y finalmente fue absuelta por la máxima instancia judicial del país. Asia Bibi tuvo que huir junto a su marido e hijos, y hoy está refugiada en Canadá. Su absolución produjo en su día disturbios muy violentos en varias ciudades de Pakistán. El abogado de la pareja cristiana es el mismo que defendió a Asia Bibi. En declaraciones a la BBC afirmó ayer que los dos casos de presunta blasfemia «se parecen mucho», aunque las pruebas acusatorias del actual son «aún más débiles». Se atribuye a Shagufta -una cuidadora de una escuela de aldea «en la práctica analfabeta»- el envío de un mensaje de texto al imán local para burlarse de Mahoma, solo porque el móvil desde el que se envió estaba registrado a su nombre. Su marido, que sufre una parálisis parcial, habría sido cómplice. El matrimonio tiene cuatro hijos, y lleva seis años en la cárcel sufriendo torturas y vejaciones. No es insólito este tipo de acusaciones en Pakistán, un país mayoritariamente musulmán, con un extremismo muy acentuado, y en el que los cristianos apenas llegan al 1,6 por ciento de la población. Normalmente son cargos dirigidos a hostigar a los no musulmanes -que viven en guetos miserables en un país con altos índices de pobreza-. En ocasiones la acusación de blasfemia contra el islam es un recurso utilizado de modo torticero por alguien para hacer daño a un cristiano con el que tiene algún litigio. La justicia civil no ha ejecutado aún ninguna sentencia de muerte por blasfemia, pero decenas de personas han muerto linchadas por la turba al salir de la cárcel.
01-06-2020 | Fuente: elmundo.es
Vox rectifica otra vez sobre el ingreso mínimo: lo rechaza y lo ataca por "llamar a gritos" a la inmigración ilegal
Opina ahora que "cronifica la pobreza" por tener carácter temporal "permanente" en lugar de ser "extraordinario" y exclusivo para este momento de crisis