Infortelecom

Noticias de plataformas digitales

30-09-2020 | Fuente: abc.es
El debate presidencial de EE.UU. pierde 16 millones de telespectadores frente a 2016
El primer debate entre el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, atrajo a una audiencia mucho menor que el que se celebró hace cuatro años, según los datos proporcionados por «The Hollywood Reporter». Alrededor de 28,82 millones de personas sintonizaron en las cadenas ABC, CBS, NBC y Fox el debate, muy por debajo de los 45,3 millones de personas que lo vieron en esos canales en 2016. Según esos datos, el debate ha perdido 16 millones de telespectadores. A lo largo del miércoles, se espera que se conozcan las cifras recopiladas por otras cadenas. En un caótico debate que duró 90 minutos, Biden y Trump se enfrentaron con fiereza sobre todo tipo de temas, como el número de muertos provocado por la pandemia de coronavirus, el sistema de salud y la economía. Las primeras cifras sugieren que el recuento final de audiencia estará muy por debajo del récord que batió el primer debate entre Trump y Clinton, y que registró 84 millones de telespectadores, un número inesperado en la edad de los directos por internet. Las cifras televisivas no incluyen a la gente que vio el debate a través de otras plataformas digitales, que están ganando popularidad mientras decae la televisión tradicional.
22-08-2020 | Fuente: abc.es
Youtube cierra el canal de la televisión de Venezuela, símbolo propagandístico de Maduro
El presidente de la televisión estatal venezolana VTV, Freddy Ñañez, denunció este viernes «un acto de censura» por parte del gigante Google tras la suspensión de la cuenta de YouTube del canal por violar las reglas de la plataforma. «Lamentablemente, hemos sido víctimas de la censura de la plataforma YouTube (..). Es una política de amordazamiento que el autoproclamado mundo libre está llevando a cabo contra los países que lo obstaculizan», dijo a la agencia AFP Freddy Ñañez. Desde el jueves, la cuenta de VTV en la plataforma estadounidense YouTube, que transmite el canal en vivo, se encuentra suspendida. «Esta cuenta ha sido cancelada por incumplimiento de los términos de uso», decía un mensaje por parte de la compañía. Cabe recordar que el gobierno venezolano ha sido de siempre acusado por periodistas y organizaciones de libertad de expresión de seguir una «política de persecución sistemática» a la prensa. En este caso, VTV es el canal de comunicación del gobierno socialista de Nicolás Maduro , bajo cuya presidencia, más de un centenar de medios han cerrado, según la ONG Espacio Público. También se han bloqueado varios portales de noticias en internet. Así, en Venezuela, las redes sociales se han convertido en el principal medio de comunicación de la oposición. Su líder Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por una cincuentena de países, utiliza plataformas digitales para comunicarse a fin de compensar su exposición casi nula en los medios tradicionales del país.
01-08-2020 | Fuente: abc.es
Trump veta TikTok por su vinculación con el régimen chino
TikTok está lleno de preadolescentes que bailan, cantantes en «playback» con éxitos, niños que muestran habilidades culinarias y vídeos cortos con contenido intrascendente, chistes, caídas, saludos. Para el Gobierno de Donald Trump, sin embargo, la red social de moda en EE.UU. no es ninguna broma. La considera desde hace meses una amenaza a la seguridad nacional y este fin de semana el presidente de EE.UU. dio el paso de anunciar su veto. La clave del peligro de TikTok: es una empresa china, una filial de ByteDance, con sede en Pekín. «En lo que respecta a TikTok, los vamos a vetar en EE.UU.», dijo el viernes Trump a los periodistas que le acompañan en el avión presidencial, el Air Force One. Estaba previsto que Trump hiciera ayer un anuncio al respecto. Una de las opciones para cumplir su amenaza es una orden ejecutiva que expulse a la red social de EE.UU., donde tiene cerca de 80 millones de usuarios. La consecuencia sería la venta por parte de la compañía china de su negocio en EE.UU., en principio a una compañía americana. La otra opción es que Trump haga uso de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, aprobada en 2019, y que veta cualquier instrumento de comunicación que suponga una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU. Según varios medios estadounidenses, TikTok habría acordado la venta de sus operaciones en EE.UU. y la favorita para quedárselo es Microsoft. Es uno de los gigantes tecnológicos de EE.UU., pero no tiene presencia fuerte en redes sociales. TikTok le conectaría con el público joven y le convertiría en un rival directo de Facebook o de YouTube (propiedad de Google). ByteDance había buscado permanecer en el negocio como accionista minoritario de TikTok, pero la Casa Blanca se ha opuesto a esa opción, y busca una salida completa de los hasta ahora propietarios. Quienes sí podrían tener la posibilidad de permanecer como accionistas son los inversores estadounidenses en la compañía, que podrían quedarse como propietarios minoritarios. El 70% de los inversores extranjeros en ByteDance son de EE.UU. Amenazas junto a Huawei y ZTE La ofensiva contra TikTok no llega por sorpresa. Este mismo mes, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, avisó que la Administración Trump se tomaba la presencia de TikTok «con mucha seriedad», que se planteaba un veto y la comparaba con otras compañías consideradas como amenazas a la seguridad nacional del país, como las tecnológicas Huawei y ZTE. La Administración Trump y algunos legisladores consideran a TikTok una amenaza porque, como cualquier otra red social, acumula datos personales de usuarios estadounidenses y porque podría ser utilizada por China para operaciones de espionaje. El veto ocurre en medio de una espiral de tensiones entre Washington y Pekín, con intercambio de sanciones, y ataques entre las dos potencias por la deriva autoritaria de China en Hong Kong, los abusos a las minorías musulmanas en Xinjiang o las reclamaciones territoriales chinas en el Mar del Sur. India, que también mantiene sus propias tensiones con China, ya ha prohibido TikTok. En EE.UU. también lo han hecho entre sus empleados grandes compañías como Wells Fargo y los dos partidos políticos. El Pentágono ha prohibido también su descarga en teléfonos oficiales del ejército. TikTok defiende desde hace años que no tiene ninguna vinculación con el Gobierno de China y que, en gran medida, es una empresa estadounidense. «Nunca hemos entregado datos de usuarios al Gobierno de China, ni lo haremos si nos lo piden», aseguró una portavoz de la empresa, Hilary McQuaide, el mes pasado. TikTok ha insistido ahora que toda la información de los usuarios se almacena en servidores en EE.UU., que tiene 1.500 empleados en el país y que buscan añadir «otros diez mil en los próximos tres años», según aseguró la directora general para EE.UU., Vanessa Pappas, en un vídeo en la plataforma. Temor a un apagón El pasado mayo, la compañía puso al estadounidense Kevin Mayer, un exalto ejecutivo de Disney, como consejero delegado de la compañía. Mayer dijo esta semana que se comprometía a permitir que los reguladores tuvieran acceso a la infraestructura tecnológica de la red social. «No tenemos planes de irnos a ningún lado», dijo Pappas en el vídeo. «Estamos aquí para el largo recorrido», añadió en un intento de tranquilizar a los millones de usuarios que se han enganchado a la red en los últimos meses. Muchos de las estrellas de esta red social se apresuraban ayer a compartir con sus millones de seguidores su información en otras redes sociales -como Instagram o Facebook- ante el temor a un «apagón» en TikTok. El veto a TikTok no es el primer movimiento de este tipo contra empresas chinas por parte de la Administración Trump. En marzo, el presidente firmó una orden ejecutiva por la que obligaba a una compañía china, Beijing Shiji, a vender todo su negocio en EE.UU. de una plataforma del negocio hotelero, StayNTouch, por temor al acceso por parte del Gobierno chino a la información de los huéspedes. El año pasado hizo lo mismo con plataforma de citas de personas ?gay? Grindr, que también estaba bajo control de una compañía china. La aplicación favorita para vídeos, bailes y «playbacks» TikTok ha roto moldes. En cuestión de pocos meses ha acumulado más 2.000 millones de descargas en todo el mundo y unos 800 millones de usuarios activos. Con su combinación de vídeos divertidos, bailes y «playbacks», se ha convertido en la atracción del momento. India, China y Estados Unidos son sus principales mercados. La aplicación, propiedad de la firma china ByteDance, es el fenómeno de moda entre los jóvenes que son los principales usuarios de la red social. El servicio ha logrado articular una propuesta adictiva en base a la difusión de microvídeos convirtiéndose en el enemigo de las plataformas digitales como Facebook y YouTube. Todos los perfiles, salvo que los usuarios decidan lo contrario, se activan de manera pública. Es decir, todos los vídeos que se producen se pueden consultar por cualquiera que se haya descargado la aplicación en su teléfono móvil. El algoritmo de jerarquización, además, está diseñado para ofrecerle al usuario los contenidos que mejor se adapten a su historial de navegación, incluso sin haberse registrado previamente. TikTok recopila un gran listado de datos personales. El servicio, creado en 2018 tras la fusión con Musical.ly, acumula información del historial de navegación, la geolocalización, el modelo de dispositivo móvil e, incluso, lee periódicamente hasta el portapapeles empleado en el momento en el que un usuario copia y pega. Se cree también que se ha desplegado un plantel de «influencers» de manera artificial para generar aún más adicción entre los usuarios británicos.
04-06-2020 | Fuente: elpais.com
Trabajo busca regular a los ?riders? como asalariados antes del fin del verano
La ley evitará los falsos autónomos en las plataformas digitales Yolanda Díaz garantizará la ?laboralidad? de los repartidores
22-04-2020 | Fuente: abc.es
El distanciamiento social antidemocrático en Venezuela
Si hoy le preguntamos a los ciudadanos del mundo: ¿estaría dispuesto a permanecer en distanciamiento social durante un año sin necesidad de que haya una pandemia? La respuesta obvia y rotunda sería, NO. Tal sacrificio solo se hace para salvar vidas, como lo vemos hoy a nivel global. El mundo está viviendo una paralización masiva de su forma normal de vida. Una situación similar vive Venezuela desde hace años, pero con un origen distinto: la epidemia dictatorial. Venezuela ha estado sometida a un irracional, progresivo y antidemocrático distanciamiento social impuesto por la dictadura criminal de Nicolás Maduro. Los indicadores de ese distanciamiento son variados, pero su eje común es suprimir las libertades para preservar el poder. Permítanme precisar con algunos ejemplos: En el 2014 los venezolanos salimos a la calle para protestar legítima y constitucionalmente, anticipando entonces la tragedia humanitaria que vendría. Muchos venezolanos, especialmente jóvenes, dirigentes sociales y políticos fueron arrestados por razones políticas, incluyendo el líder de nuestro partido Voluntad Popular, Leopoldo López. Fui imputado dentro de la misma «causa judicial», lo que me llevó a la clandestinidad por 108 días y luego al forzado exilio actual lejos de mi familia, de mi partido, de mi gente, pero siendo más útil desde el exterior para la lucha democrática. Toda la directiva de nuestro partido fue perseguida; unos presos, otros en el exilio, la clandestinidad o refugiados en embajadas. Como consecuencia de un aislamiento social antidemocrático, desde hace seis años tuvimos que reinventarnos. Desde entonces nuestras reuniones son digitales, incluyendo los encuentros nacionales con nuestros dirigentes locales. Ese mismo protocolo se ha extendido a los diferentes partidos políticos que disienten del régimen, e incluso, a la legítima Asamblea Nacional, donde cerca de treinta diputados están exiliados y cuatro permanecen detenidos. La dictadura ha extendido la persecución en Venezuela a toda la sociedad; tenemos cerca de 400 presos políticos, entre ellos militares, médicos, líderes sociales y de partidos, estudiantes y diputados, todos sometidos a tratos crueles e inhumanos. Se les prohíbe ver el sol, poder hablar con su familia o poder reunirse con sus abogados. Son símbolo perenne del aislamiento nacional. Como resultado, nos ha tocado conducir una lucha en unidad y asumiendo decisiones complejas sin mirarnos a los ojos entre los distintos actores políticos, tan solo escuchando nuestras voces por plataformas digitales en un país donde el internet es el peor de la región, con severos problemas de servicio eléctrico y con el riesgo permanente de que esta comunicación sea intervenida por los órganos de inteligencia del régimen coordinados por Cuba. La decisión de juramentar constitucionalmente al diputado Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en 2019, ha sido sin duda la decisión más crítica asumida bajo este esquema. La economía no escapa a los devastadores efectos de este distanciamiento autocrático. Las políticas de control estatal, las restricciones a la iniciativa privada y violaciones a la propiedad privada con expropiaciones ilegales han retrocedido décadas nuestra economía. La producción petrolera se desplomó de 3.2 millones bpd a poco más de 600 mil bpd en 2020. La escasez de bienes y servicios aumenta de manera exponencial. Entre 2014 y 2019 Venezuela perdió las dos terceras partes del tamaño de su economía (65%), peor que la «Gran Depresión» o la guerra civil española. El «quédate en casa» es para muchos la única opción forzada, ya que hay trabajo limitado. La empresa privada casi ha desaparecido. En contraste, ningún país con la pandemia del Covid-19 ha tenido tal impacto hasta ahora. Tristemente, el aislamiento se ha manifestado en uno de los aspectos más importantes: la educación. En 2018 la deserción escolar se ubicó en 87%. Los padres no envían a sus hijos a la escuela porque la crisis generada por Maduro ha forzado un éxodo masivo de docentes, porque la escuela cerró o, peor aún, porque no tienen como alimentarlos y frecuentemente se desmayan en clases. Una maestra confesó haber subsistido solo ingiriendo agua con azúcar por tres días hasta que colapsó. Esta crisis, hoy calificada como emergencia humanitaria compleja, obligó al menos a 5 millones de personas a abandonar el país. Un éxodo solo superado por la crisis de refugiados de Siria. Se estima que alrededor de un millón de niños quedaron sin sus padres, familias separadas por la tragedia. Según cifras de la OEA, 5 mil venezolanos por día siguen emigrando, buscando el presente de calidad que la dictadura de Maduro les niega. En Venezuela encontramos el peor sistema de salud de la región, el cual colapsó mucho antes de la pandemia producto de la corrupción de la dictadura. María Eugenia Sader, exministra de salud del régimen, es investigada por el desfalco de al menos 600 millones de dólares. Adicionalmente la inseguridad ciudadana regenta el país, Venezuela tiene la tasa de homicidios más alta del continente, con 60 por cada 100 mil habitantes. El miedo establece un toque de queda permanente, un distanciamiento social propiciado durante años por la dictadura con apoyo de los colectivos y ahora del grupo de exterminio FAES. El país ha quedado incomunicado. En 2014 el número de vuelos internacionales se redujo en un 60%. Esa cifra es mucho mayor hoy. Internamente cinco refinerías no producen gasolina a pesar de que tenemos las reservas petroleras comprobadas más grandes del mundo. Sin embargo, el régimen continúa enviando petróleo gratuitamente a Cuba. Venezuela es un país inmóvil. El aislamiento ha sido dramático y ha recrudecido durante la pandemia. Hemos dicho que enfrentamos dos virus: La dictadura de Maduro y el Coronavirus. La cura de ambos debe ser abordada urgente y simultáneamente. Superarlos solo será posible con una cooperación y asistencia financiera internacional robusta que será viable si establecemos un Gobierno de Emergencia Nacional que aplique un plan de emergencia y nos conduzca a una transición democrática creíble y verificable. El liderazgo internacional debe reafirmar su compromiso en acompañar a nuestro pueblo a levantar, ahora y para siempre, el distanciamiento social antidemocrático que ha generado la peor tragedia de nuestra historia desde el siglo XX. Para Venezuela la normalidad no vendrá cuando se logre mitigar la pandemia. La emergencia humanitaria compleja continuará tal y como hemos descrito en este artículo. La normalidad sólo vendrá cuando llegue la libertad. Ya el mundo, especialmente Europa y España, sabe lo que se sufre frente a un distanciamiento social voluntario. Oramos porque esta dificultad que hoy enfrentamos globalmente permita ratificar las convicciones democráticas y agitar la conciencia moral de todos para que juntos curemos a Venezuela del virus de la tiranía y de la epidemia dictatorial. Carlos Vecchio es embajador del gobierno interino de Venezuela ante Estados Unidos
22-03-2020 | Fuente: abc.es
Moscú desmiente estar sembrando noticias falsas, como le acusa la UE
Rusia rechaza las acusaciones de la Unión Europea sobre la supuesta difusión de noticias falsas y teorías conspirativas con el objetivo de sembrar el pánico en el seno de los países comunitarios y de desestabilizar sus gobiernos. Son las palabras del diputado ruso, Serguéi Zhelezniak, miembro del Comité de Política Exterior de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) en respuesta a las acusaciones lanzadas desde Bruselas. Según su opinión, "los intentos de la UE de culpabilizar a Rusia pretenden tapar su ineptitud en la lucha contra el coronavirus". Según un informe interno de la Comisión Europea, los medios de comunicación oficiales rusos se están dedicando a difundir a gran escala noticias falsas sobre el COVID-19 susceptibles de "poner en peligro" la vida de las personas. El estudio sostiene que los medios afines al Kremlin "propagan desinformación sobre el coronavirus para agravar la crisis de salud pública en los países occidentales". Estas plataformas digitales con sus versiones en inglés, español, francés, alemán e italiano, destaca el documento comunitario, lanzan bulos sobre la supuesta incompetencia de las autoridades europeas y estadounidenses en la gestión de la crisis sanitaria para socavar la confianza de la población en sus dirigentes y en el dispositivo sanitario con alertas de inminente "colapso" en los hospitales para generar pánico. Difunden también teorías conspirativas como que el COVID-19 es una creación de laboratorio de Estados Unidos para hundir la economía china. Zhelezniak, sin embargo, tacha de "absurdas" tales "suposiciones". A su juicio, "es extraño que todavía no nos hayan acusado a nosotros de inventar el coronavirus". El legislador ruso cree que las autoridades europeas están mostrando "impotencia y desconocimiento" en la lucha contra la pandemia "e intentan desviar la atención poniendo una vez más el foco en Rusia". "En lugar de unir fuerzas con Rusia y China, están buscando la manera de eludir la responsabilidad de sus errores", considera Zhelezniak. Mientras tanto, el ritmo de contagios de coronavirus en Rusia va tomando impulso. En las últimas horas se han registrado 53 nuevos infectados, lo que eleva la cifra total a 306 enfermos. La única muerte hasta ahora tuvo lugar el jueves. Pero la Comisión Electoral Central de Rusia tiene orden de continuar los preparativos para celebrar el próximo 22 de abril la consulta popular con la que el presidente Vladímir Putin espera lograr un respaldo mayoritario a la reforma constitucional que le permitirá estar dos mandatos más al frente del país. Le abriría la posibilidad de permanecer en el Kremlin hasta 2036. La presidenta de la Comisión Electoral, Ella Pamfílova, propuso el viernes que las votaciones sobre las enmiendas constitucionales se desarrollen durante varios días para que la afluencia a las urnas se produzca de forma gradual y se eviten colas y aglomeraciones peligrosas en tiempos de pandemia. "Sugerimos celebrar la votación en un periodo de entre tres y siete días", dijo Pamfílova. Todavía no hay decisiones concretas al respecto y las autoridades rusas no descartan aplazar la consulta mientras no se supere la emergencia provocada por el COVID-19, pero los analistas dicen detectar prisas por parte del Kremlin para poder dar carpetazo a esta crucial modificación de la Carta Magna, que permitirá al actual presidente ruso, que lleva ya 20 años dirigiendo el país, permanecer otros 16 años más al mando. Por otro lado, un grupo de conocidos médicos, políticos de oposición y periodistas han publicado una carta abierta pidiendo al Gobierno medidas urgentes para frenar la propagación del virus. Exigen transparencia en la gestión de la crisis, pruebas masivas de coronavirus para detectar de inmediato la enfermedad y evitar contagios, además de confinamiento "moderado". Demandan también ayudas económicas para los pequeños empresarios y trabajadores más afectados. Alertan del "grave deterioro" que podría sufrir la situación epidemiológica de Rusia, con el consiguiente aumento del número de muertes, si tales medidas no se adoptan lo antes posible. De momento, las autoridades rusas no han decretado el confinamiento general domiciliario ni reducido la libertad de movimientos de la población, pese a que siguen aconsejando permanecer en casa.
12-03-2020 | Fuente: elmundo.es
La Feria del Libro de Madrid, aplazada a octubre por el coronavirus
En el negocio editorial, la mayor preocupación es por los libreros, el eslabón más débil de la cadena. Por la competencia de las plataformas digitales y la cancelación de la agenda social. 
23-02-2020 | Fuente: elpais.com
El futuro del trabajo se decide en el Supremo
Próximamente se espera una importante sentencia sobre el polémico asunto de los repartidores de plataformas digitales
24-01-2020 | Fuente: elpais.com
Vestager endurecerá la vigilancia sobre las grandes plataformas digitales
La vicepresidenta de la Comisión Europea verificará las barreras que impiden a un usuario cambiar de proveedor
19-01-2020 | Fuente: abc.es
Las plataformas digitales bloquean la maquinaria de injerencias de Maduro
Tan patente ha sido la injerencia del régimen de Nicolás Maduro en las redes sociales en español no sólo de Venezuela sino del resto de Hispanoamérica, que las grandes plataformas digitales, radicadas todas ellas en Estados Unidos, han comenzado a tomar medidas drásticas para limitar su influencia, incluido un reciente cierre de cientos de cuentas no sólo automatizadas, sino también de activistas cruciales en amplificar propaganda y denigrar a la oposición. El régimen, sin embargo, resiste gracias a una estrategia de comunicación digital ideada en los pasados tres años y ejecutada por medio de varios ministerios. El régimen venezolano cuenta con lo que ha denominado en informes internos como un «ejército digital», organizado incluso en brigadas de hasta 500 personas que pueden llegar a controlar 11.500 cuentas. Ese «ejército», según documentos consultados por este diario, depende en gran parte del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, que responde directamente a la presidencia. Otros grupos de lo que se viene a denominar ?trols? (individuos que participan en foros de debate, blogs, Twitter, chats y otros entornos de conversación para provocar) dependen directamente del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. Organización militar Además, el régimen cuenta, según esos documentos, con una estrategia para amplificar mensajes propagandísticos ofreciendo subsidios por medio de una aplicación móvil llamada VeMonedero con la que distribuye ayudas en el Carnet de la Patria, una variante del documento nacional de identidad que incluye un servicio de pagos digitales. Twitter ha suspendido repetidamente las cuentas desde las que se organizaba esa red de compra de seguidores y difusión de mensajes políticos. En esos documentos del régimen, algunos de los cuales comenzaron a circular por los gabinetes de comunicación gubernamentales desde 2017, se admite abiertamente que el chavismo hace «la guerra mediática», incluida la creación de páginas web falsamente alineadas con los opositores para difundir de forma velada propaganda entre los posibles desencantados con Maduro. Cierre de cuentas Un reciente punto de inflexión en esta estrategia fue el asalto del régimen al poder legislativo el 5 de enero. Después de que Maduro desplegara a la Guardia Nacional alrededor del Parlamento e impidiera por la fuerza el acceso de Juan Guaidó y otro centenar de opositores, Twitter suspendió medio centenar de cuentas directamente afiliadas o simpatizantes con el régimen, con millones de seguidores. Lo hizo menos de 48 horas después del asalto a la Asamblea Nacional. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Twitter bloqueó cuentas del Gobierno Nacional<a href="https://twitter.com/hashtag/8Ene?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#8Ene</a> <a href="https://t.co/GXiRVPO2g8">https://t.co/GXiRVPO2g8</a> <a href="https://t.co/HY5IOK65xK">pic.twitter.com/HY5IOK65xK</a></p>&mdash; VTV CANAL 8 (@VTVcanal8) <a href="https://twitter.com/VTVcanal8/status/1214851739502858240?ref_src=twsrc%5Etfw">January 8, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Entre los perfiles congelados se encuentran los de la propia Guardia Nacional Bolivariana y el del gabinete de prensa de Maduro. También han sido suspendidas las cuentas de Twitter del ministerio de Finanzas, el Banco Central, la Aviación Nacional, el Comando Estratégico Operacional, el jefe del Estado Mayor, el protector del estado Táchira (Freddy Bernal), el gobernador del estado Falcón (Víctor Clark). Otro hecho deja clara la estrategia de Twitter con este cierre masivo (la empresa ha rechazado hacer declaraciones públicas sobre sus motivos): también clausuró durante unas horas la cuenta del diputado Luis Parra, al que el régimen había sobornado para que se proclamara presidente de la Asamblea en sustitución de Guaidó, sin el quórum necesario. Parra apenas contaba con 11.300 seguidores, pero inmediatamente se vio privado de una voz en Twitter para justificar su acercamiento al régimen.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Colegas parlamentarios, hagamos de este tiempo, el tiempo de la bondad triunfante y de la justicia erguida.<br><br>Gracias, muchísimas gracias, colegas Diputados por hacerme Presidente de esta Honorable Asamblea Nacional. <a href="https://t.co/shKg7vAYjm">pic.twitter.com/shKg7vAYjm</a></p>&mdash; Luis Eduardo Parra R (@LuisEParra78) <a href="https://twitter.com/LuisEParra78/status/1213917943744086018?ref_src=twsrc%5Etfw">January 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> También se han clausurado cuentas de medios de comunicación oficialistas como Ciudad Caracas y Alba Ciudad, emisora del ministerio de Cultura, además de La Radio del Sur, Red Radio Venezuela y Ciudad CCS. De la última operación de Twitter contra la propaganda chavista destaca sin embargo la suspensión no de cuentas oficiales del Gobierno sino de activistas y funcionarios de los que este se vale para hacer la guerra mediática en redes sociales, como los de Patricia Dorta (@MetralletaPD) o Yepfri Arguello (@YepfriArguello). Dorta es coordinadora nacional de redes sociales del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, y ha tenido varias cuentas suspendidas bajo otros alias. Argüello es reponsable nacional de comunicadores de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). También ha sido suspendida por segunda vez la cuenta de Kenny Ossa, Presidente del Centro Nacional de Tecnologías de Información de Venezuela, y una pieza clave en la estrategias cibernética del régimen. El año pasado, Twitter clausuró cientos de cuentas en Venezuela que la propia compañía relacionó directamente con «operaciones de desinformación». Actividad en Hispanoamérica Diversos análisis recientes demuestran una elevada actividad de cuentas radicadas en Venezuela en la popularización de mensajes y lemas para crear división en varios países de Hispanoamérica en los que se han dado protestas, en especial en Chile, Colombia y Ecuador. Cuentas tradicionalmente defensoras del régimen de Maduro también salieron en defensa de Evo Morales en Bolivia cuando este fue acusado de fraude electoral y fue obligado a dimitir.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Hoy, quien ayude a impedir la instalación legítima del Parlamento venezolano se convierte en cómplice de la dictadura y cómplice de quienes están oprimiendo al pueblo de Venezuela.<br><br>¡Quedarán expuestos ante sus familiares, el país y el mundo!</p>&mdash; Juan Guaidó (@jguaido) <a href="https://twitter.com/jguaido/status/1213841861250560000?ref_src=twsrc%5Etfw">January 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Esa gran maquinaria de desinformación y propaganda tiene como objetivo popularizar los lemas del régimen. Según un análisis que la consultora Probox llevó a cabo en octubre de 2019, «un 38% de todas las tendencias diarias que se popularizan en Venezuela están ligadas al régimen de Maduro». Esa consultoras analizó la esfera política en Venezuela durante cuatro meses y halló 21,7 millones de mensajes, de los que 20 millones estaban alineados con el régimen. En suma, «un 93% del contenido de la conversación política en Twitter pertenece a la política de comunicación oficialista». En semanas recientes, la red social Instagram también ha cerrado cientos de cuentas relacionadas con la difusión de propaganda en Venezuela. La matriz de Instagram, Facebook, no da detalles del cierre y los motivos a los que obedece. El 11 de enero, Instagram retiró miles de mensajes relacionados con Irán y la defensa del general al que mató EE.UU., Qassem Suleimani. Twitter también clausuró la cuenta de Hispan TV, el medio público iraní en español, que también ha participado de la defensa de Maduro en redes sociales.
1