Infortelecom

Noticias de petroleras

28-07-2020 | Fuente: abc.es
El exdirector de Pemex revela que Odebrecht pagó 10 millones a la campaña Peña Nieto
La constructora brasileña Odebrecht habría financiado con 4 millones de dólares la campaña electoral con la que Enrique Peña Nieto ganó en 2012 las elecciones presidenciales en México, según declaraciones del expresidente de Pemex, Emilio Lozoya, a la Audiencia Nacional de España a las que tuvo acceso el diario «Reforma». Lozoya, uno de los hombres cercanos a Peña Nieto, es un testigo protegido en varios casos de corrupción que apuntan a exdirigentes del Partido Revolucionario Institucional, el PRI, la agrupación política que gobernó México durante casi todo el siglo pasado y que está en el ojo de la Fiscalía del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Serían un total de 10 millones de dólares los que recibió el PRI bajo el mandato de Peña Nieto (2012-2018), de acuerdo con el testimonio de Lozoya. Además de esos supuestos 4 millones de dólares cobrados durante la campaña, Odebrecht habría pagado otros seis millones de dólares para obtener un contrato en la refinería de Tula ?propiedad de Pemex? y sobornar a diputados para que aprobaran en 2014 la reforma energética, un cambio legislativo que desde entonces permite que las petroleras privadas logren contratos de exploración y producción en México. Vídeos de los sobornos Según la prensa mexicana, Lozoya aceptó ser extraditado a México desde España porque supuestamente tiene unas 16 horas de vídeo que evidencian cómo varios políticos aceptaron esos sobornos. «Hay información de que hubo sobornos para tener los votos de la reforma energética», dijo López Obrador en rueda de prensa. Lozoya involucra en esta trama también a Luis Videgaray, exministro de Hacienda y de Exteriores durante el gobierno de Peña Nieto que acabó en diciembre de 2018. Estas revelaciones del exdirector de Pemex, detenido en Málaga en febrero, son un misil directo a la base de flotación del PRI, partido que gobernó México entre 1930 y 2000 y que tuvo un nuevo Sexenio con Peña Nieto entre 2012 y 2018. Ese periodo, 2012-2018, estuvo marcado por varios escándalos como la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa y la «casa blanca», un posible caso de corrupción que involucraba a Angélica Rivera, la exmujer de Peña Nieto. Un partido en decadencia La aplastante victoria de López Obrador a mediados de 2018, tras obtener uno de cada dos votos, supuso un punto de inflexión entre la sociedad mexicana y el PRI. En aquellos comicios, el candidato del PRI José Antonio Meade apenas logró el 16,4% de los votos, el peor resultado jamás registrado por este partido en unas elecciones presidenciales. Debido a los numerosos casos de corrupción que asolan el PRI y los elevados índices de violencia que han dejado sus gobiernos, su presencia regional también ha disminuido de manera progresiva y actualmente sólo gobierna en once de los 32 estados de México, cuando normalmente controlaba más de la mitad. Su actual presidente, Alejandro Moreno Cárdenas, es prácticamente un desconocido para el gran público, opacado totalmente por la enorme capacidad de López Obrador para generar polémica y, así, marcar la agenda política y mediática del país mesoamericano. Otro miembro destacado del PRI que también ha sido arrestado recientemente por posible corrupción es el exgobernador de Chihuahua César Duarte, quien estaba prófugo de la justicia y fue detenido en Estados Unidos. Duarte fue gobernador entre 2010 y 2016 y todavía no ha sido extraditado a México. Además, la fiscalía de López Obrador ha detenido a Rosario Robles, exministra del gobierno de Peña Nieto y a Juan Collado, el abogado del expresidente priista. El círculo alrededor de Peña Nieto es cada vez más estrecho. Y es que, en su lucha por tratar de poner fin a la corrupción en México, López Obrador ve al caso Odebrecht como el hilo idóneo del que tirar para desmontar toda la red clientelar que, según AMLO, el PRI creó en todas las estructuras del Estado mexicano. México y Venezuela son los dos únicos países donde no hay condenados por la trama corrupta de Odebrecht. Y el PRI está en el «ojo del huracán» de AMLO.
23-07-2020 | Fuente: abc.es
Surinam: cae un narco aliado del régimen chavista
El futuro de Venezuela, tal como lo han advertido algunos analistas, se está debatiendo en varios tableros. Uno de ellos, crucial para los sectores democráticos de Venezuela y el mundo, es el rompimiento de las redes y cadenas de suministros de dólares que mantienen al régimen de Maduro, provenientes del contrabando de oro y de otros minerales, de la venta de petróleo a través de mecanismos opacos, de la exportación ilegal de maderas y, primordial en esta muy escueta relación, de su múltiple participación en la actividad del narcotráfico. Hechos, en apariencia desconectados los unos de los otros, guardan importantes conexiones. En el fondo, se trata de una misma guerra que se está librando en varios terrenos. Que en el transcurso de la semana pasada se haya develado que en el 2017, violando la Constitución y las normas vigentes, el régimen le otorgó la nacionalidad venezolana al delincuente Álvaro Díaz Tarazona, figura clave en el alto comando de la narco guerrilla del Ejército de Liberación Nacional -ELN-; que el 20 de julio se haya logrado en Honduras, la captura de una avioneta cargada con 806 kilos de cocaína que provenía del territorio venezolano; que en semanas previas, la Operación Antidrogas puesta en marcha por las fuerzas militares de Estados Unidos en el Mar Caribe haya logrado atrapar numerosas embarcaciones cargadas de narcóticos; y que el proceso para extraditar a Alex Saab a Estados Unidos continúe su irreversible avance, son todas expresiones de los esfuerzos que países y organismos de seguridad están haciendo para controlar y reducir el tráfico de drogas, por impedir el lavado de dineros obtenidos por la corrupción y el narcotráfico, y por hacer inviable la sostenibilidad financiera del narco régimen que ocupa, ilegal e ilegítimamente, el poder en Venezuela. En la guerra de la que hablo, por fortuna, también participan las sociedades, a través de sus electores. Lo que ha ocurrido en la República de Suriname, es justo eso: la derrota, en el proceso electoral, del tirano, narcotraficante y asesino, Desiré Delano Bouterse, el hombre-pesadilla del pueblo surinamés, quien desde el 2010 se había convertido en uno de los aliados, primero de Chávez y a continuación de Maduro, no solo en el terreno político. En mayo de 2019, en Colombia fue publicado un vídeo de un poco más de siete minutos de duración, en el que aparecían, el ex jefe de la FARC y narcotraficante, Jesús Santrich -que ahora se oculta en Caracas, en la parroquia 23 de enero, bajo la protección del grupo paramilitar La Piedrita-. y Marlon Marín, sobrino del también narcotraficante, Iván Márquez. El vídeo, realizado por agentes encubiertos, recoge una reunión en la que se planificaba el envío de cocaína a Estados Unidos. Los delincuentes mencionan a Bouterse en repetidas ocasiones. En el video se anuncia que le visitarán dos días después. Hacen mención explícita del apoyo que recibirán en Surinam. A finales del 2019, mientras realizaba una visita oficial a la República de China, un tribunal militar de Surinam emitió una sentencia en contra de Bouterse: le condenó a 20 años de cárcel -una pena muy baja en relación al tamaño del delito que cometió-, que consistió en el asesinato de 15 ciudadanos opositores, en diciembre de 1982. Bouterse había dado un golpe de Estado en 1980, que se conoció con el equívoco nombre de «La revolución de los sargentos», con lo que se hizo del poder hasta 1987. Del inmenso poder que acumuló en todas las instancias de los poderes de ese país, habla lo ocurrido con su juicio: recién pudo iniciarse en el 2007, 25 años después de cometidos los asesinatos, y todavía tendrían que transcurrir otros 12 años para alcanzar una sentencia. Sin embargo, la misma no ordenaba su detención inmediata, lo que causó que Estados Unidos y varios países de Europa denunciaran la precariedad de la decisión tomada por el tribunal. Pero no es solo el asesinato político, la única especialidad del delincuente Bouterse. En 1999 fue condenado en los Países Bajos, a una pena de 11 años de prisión por tráfico de drogas. El sentenciado escapó al cumplimiento de la pena, puesto que en su país no existe la figura de la extradición en el sistema legal. Que esta joya desarrollase amistad y complicidad política con Chávez, no debe sorprendernos. Cuando se reunieron en el 2010, y ambos se abrazaron por largo rato, Chávez se volvió a los micrófonos y dijo: «Juntos seremos libres». No solo el padre: también el hijo de Bouterse, Dino Delano Bouterse, tiene una gruesa trayectoria como delincuente. Ha sido señalado de robar y traficar con armas y vehículos, manejar dineros de Hezbolá, traficar con drogas, usar falsos pasaportes y es sospechoso de ser el responsable de la desaparición de tres narcotraficantes de Brasil (a última hora, el testigo clave de la fiscalía retiró su testimonio inculpador, presionado por los abogados del rufián). Ha estado preso en varios países. El reciente triunfo de Chandrikapersad «Chan» Santokhi, ex jefe policial y líder del Partido de la Reforma Progresista, en las elecciones de Surinam, en el que derrotó al poderosísimo Bouterse, no solo concierne a ese país, que ahora mismo ha entrado en una nueva fase de su historia, una vez que las exploraciones petroleras siguen arrojando resultados especialmente positivos. También concierne a Venezuela. Por una parte, porque es muy probable que, en corto plazo, la ruta de la cocaína, Colombia-Venezuela-Surinam, sea rota por las autoridades de ese país. Eso significa un nuevo golpe a las finanzas del régimen venezolano. Por la otra, porque pierden un aliado, que había sido uno de los incondicionales en el terreno internacional, a lo largo de una década. Hay que entenderlo: el fortalecimiento de la democracia en Surinam es vital para el futuro democrático de Venezuela.
19-07-2020 | Fuente: as.com
Las claves para gastar menos al echar gasolina este verano
Elegir dónde repostar y utilizar tarjetas de fidelización o de pago de las petroleras puede traducirse en un importante ahorro al llenar el depósito del coche.
16-07-2020 | Fuente: abc.es
AMLO espera la extradición del exdirector de Pemex para desenmarañar la trama Odebrecht en México
México aguarda con gran expectación la pronta extradición desde España del expresidente de la petrolera estatal Pemex, Emilio Lozoya, quien fue arrestado en Málaga el pasado 12 de febrero debido a su presunta conexión con la trama corrupta de Odebrecht en el país mesoamericano. «Esta extradición va a ayudar mucho para limpiar de corrupción el país», dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para celebrar la inminente extradición de Lozoya. «Aceptó de manera voluntaria la extradición y hay un compromiso de que va a informar sobre lo que sucedió acerca de los presuntos fraudes de los que se le acusa. Considero que va a hablar de Odebrecht y de otro tipo de ilícitos», dijo López Obrador durante una rueda de prensa en Zapopan, Jalisco. Sobornos Lozoya fue director entre 2012 y 2016 de Pemex, la empresa más grande de México y una de las petroleras más endeudadas del mundo, con una deuda que ronda los 100.000 millones de dólares (unos 87,6 millones de euros). En ese periodo fue cuando se aprobó la reforma energética auspiciada por el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). Esa reforma abría la posibilidad de que petroleras privadas obtuvieran contratos de exploración y producción en México a través de subastas públicas. El Gobierno de Peña Nieto otorgó más de cien contratos durante la reforma, algunos a empresa españolas como Repsol. Según los diarios «Reforma» y «Milenio», Lozoya ha aceptado su extradición porque supuestamente tiene unas 16 horas de vídeo que muestran como varios congresistas aceptaron sobornos para aprobar la reforma energética. Esas evidencias serían entregadas a la Fiscalía de México para que investigue un posible crimen. «Hay información de que hubo sobornos para tener los votos de la reforma energética», dijo López Obrador esta semana. La reforma energética, cuya implementación ha sido detenida por López Obrador tras su llegada en diciembre de 2018, permitió de nuevo la inversión extranjera en el sector petrolero mexicano. Este sector había sido exclusivo de Pemex desde los años 30, pero Peña Nieto impulso este cambio legislativo en 2013 con el objetivo de impulsar la producción de petróleo en México. Pemex produce actualmente unos 1,6 millones de barriles diarios, un 46% menos que los 3 millones de barriles diarios que extraía 2004. Irregularidades Lozoya, uno de los hombres fuertes del Gobierno de Peña Nieto, está acusado por la Fiscalía de de haber recibido sobornos de Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes que Pemex adquirió de la acerera AHMSA. Estas compañías deliberadamente incrementaron en un 57% el precio de la compra de la planta de fertilizantes. Con respecto a Odebrecht, tres exejecutivos de la constructora brasileña afirmaron en declaraciones juradas que Lozoya habría recibido 10,5 millones de dólares entre 2012 y 2016 para que la compañía obtuviera contratos con Peña Nieto. El Departamento de Justicia de EE.UU. estima que la constructora desembolsó 788 millones de dólares en sobornos a cambio de obtener un centenar de proyectos de obra pública en varios países de América Latina. Hay dos países latinoamericanos en los que todavía no hay condenados por el caso Odebrecht: México y Venezuela. En Panamá, Ecuador, Brasil y Perú hay políticos y empresarios que ya han sido sancionados por esta trama corrupta. La pronta extradición de Lozoya estrecha el círculo alrededor de Peña Nieto. Bajo el Gobierno de López Obrador, México ya ha arrestado a varias personas clave del entorno de Peña Nieto, incluyendo a Rosario Robles, una exministra, y a su abogado Juan Collado. La semana pasada fue también detenido en EE.UU. el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, por un posible caso de corrupción y quien llevaba tres años prófugo. Duarte era una figura clave dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto.
16-07-2020 | Fuente: abc.es
El exdirector de Pemex llega a México extraditado desde España para desenmarañar la trama Odebrecht
El expresidente de la petrolera estatal Pemex, Emilio Lozoya, llegó a Ciudad de México desde Madrid en la madrugada de este viernes tras ser extraditado por las autoridades españolas. México aguardaba con gran expectación la extradición desde España de Lozoya, quien fue arrestado en Málaga el pasado 12 de febrero debido a su presunta conexión con la trama corrupta de Odebrecht en el país mesoamericano. «Esta extradición va a ayudar mucho para limpiar de corrupción el país», dijo el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para celebrar la inminente extradición de Lozoya. «Aceptó de manera voluntaria la extradición y hay un compromiso de que va a informar sobre lo que sucedió acerca de los presuntos fraudes de los que se le acusa. Considero que va a hablar de Odebrecht y de otro tipo de ilícitos», dijo López Obrador durante una rueda de prensa en Zapopan, Jalisco. En un vuelo especial de la Fiscalía General de la República custodiado por agentes de la Interpol, el extitular de la empresa pública aterrizó en la capital y responderá este viernes ante un juez de las acusaciones de varios casos de corrupción que amenazan con salpicar directamente a varios miembros del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Tras prestar declaración, Lozoya seguirá encarcelado en el Reclusorio Norte de la capital mexicana durante las investigaciones judiciales y sus sucesivas comparecencias ante el juez en la que supuestamente destapará múltiples casos de fraudes y corrupción. Sobornos Lozoya fue director entre 2012 y 2016 de Pemex, la empresa más grande de México y una de las petroleras más endeudadas del mundo, con una deuda que ronda los 100.000 millones de dólares (unos 87,6 millones de euros). En ese periodo fue cuando se aprobó la reforma energética auspiciada por el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto (2012-2018). Esa reforma abría la posibilidad de que petroleras privadas obtuvieran contratos de exploración y producción en México a través de subastas públicas. El Gobierno de Peña Nieto otorgó más de cien contratos durante la reforma, algunos a empresa españolas como Repsol. Según los diarios «Reforma» y «Milenio», Lozoya ha aceptado su extradición porque supuestamente tiene unas 16 horas de vídeo que muestran como varios congresistas aceptaron sobornos para aprobar la reforma energética. Esas evidencias serían entregadas a la Fiscalía de México para que investigue un posible crimen. «Hay información de que hubo sobornos para tener los votos de la reforma energética», dijo López Obrador esta semana. La reforma energética, cuya implementación ha sido detenida por López Obrador tras su llegada en diciembre de 2018, permitió de nuevo la inversión extranjera en el sector petrolero mexicano. Este sector había sido exclusivo de Pemex desde los años 30, pero Peña Nieto impulso este cambio legislativo en 2013 con el objetivo de impulsar la producción de petróleo en México. Pemex produce actualmente unos 1,6 millones de barriles diarios, un 46% menos que los 3 millones de barriles diarios que extraía 2004. Irregularidades Lozoya, uno de los hombres fuertes del Gobierno de Peña Nieto, está acusado por la Fiscalía de de haber recibido sobornos de Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes que Pemex adquirió de la acerera AHMSA. Estas compañías deliberadamente incrementaron en un 57% el precio de la compra de la planta de fertilizantes. Con respecto a Odebrecht, tres exejecutivos de la constructora brasileña afirmaron en declaraciones juradas que Lozoya habría recibido 10,5 millones de dólares entre 2012 y 2016 para que la compañía obtuviera contratos con Peña Nieto. El Departamento de Justicia de EE.UU. estima que la constructora desembolsó 788 millones de dólares en sobornos a cambio de obtener un centenar de proyectos de obra pública en varios países de América Latina. Hay dos países latinoamericanos en los que todavía no hay condenados por el caso Odebrecht: México y Venezuela. En Panamá, Ecuador, Brasil y Perú hay políticos y empresarios que ya han sido sancionados por esta trama corrupta. La pronta extradición de Lozoya estrecha el círculo alrededor de Peña Nieto. Bajo el Gobierno de López Obrador, México ya ha arrestado a varias personas clave del entorno de Peña Nieto, incluyendo a Rosario Robles, una exministra, y a su abogado Juan Collado. La semana pasada fue también detenido en EE.UU. el exgobernador de Chihuahua, César Duarte, por un posible caso de corrupción y quien llevaba tres años prófugo. Duarte era una figura clave dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto.
16-07-2020 | Fuente: abc.es
La destrucción esencial: el potencial humano
El pasado 14 de julio, la Organización de Países Exportadores de Petróleo -OPEP- ha informado que la producción petrolera venezolana durante el mes de junio fue de 393.000 barriles por día. Esto significa que, de un mes al siguiente se ha causado una caída vertical e insólita de 180.000 barriles. Puesto que en mayo el promedio fue de 573.000 barriles por día, hablamos de un desplome de casi 32%: una cifra desquiciada, que escapa a cualquier forma de racionalidad. Estos pocos datos son categóricos e inequívocos. No aceptan atenuantes o excusas. Son el resultado del planificado proceso de socavamiento y perversión de Petróleos de Venezuela -Pdvsa- y de la industria petrolera en conjunto, que Hugo Chávez activó desde el día en que accedió al poder. Medida tras medida, día a día, fueron liquidando la que era una de las empresas más importantes del mundo. Se despidió, violando las leyes laborales y los más elementales derechos, a más de veinte mil trabajadores de Pdvsa, para así despejar el terreno que ocuparían corruptos, ignorantes del negocio petrolero, incompetentes y rufianes, que se han encargado de su desmantelamiento. Se distorsionó la misión empresarial para desfigurar su institucionalidad y convertir aquello en una oficina de contrataciones y prebendas, en gestora de falsos programas sociales, en centro de compras para el Estado (con toda la secuela de corrupción que eso produjo). Se nombraron en cargos de enorme responsabilidad, en áreas fundamentales para la operación, a enchufados, amiguitas y amiguitos, militantes y otros incapaces. Se dejó de invertir en las propias operaciones petroleras, con lo cual se estaba sellando el declive de la producción de la que somos testigos. Se abandonaron por completo, en acciones de irresponsabilidad que entrañan delitos de carácter penal, las obligaciones de mantenimiento que exigen operaciones industriales de alto riesgo, en las que se utilizan líquidos y gases de alta capacidad inflamable. Y, lo que es más conocido por la opinión pública, se firmaron convenios con decenas de países para entregar el petróleo a precios irrisorios, a veces por debajo del costo de producción, para garantizar lealtades políticas y diplomáticas. Lo escribo con plena comprensión de lo que afirmo: no hay en la historia de las instituciones, un caso de destrucción tan alevoso e implacablemente ejecutado. Esta sinopsis del procedimiento de demolición, con algunas inevitables variantes, ha sido aplicado al sistema de salud y hospitalario, a las más importantes infraestructuras del país -como el Teatro Teresa Carreño, un simbólico ejemplo-, al conjunto del sistema hidroeléctrico nacional, a la desfalleciente infraestructura educativa nacional, a las universidades, a los puertos y aeropuertos, a museos, salas de conciertos y bibliotecas, a los hipódromos, a represas y embalses, a los parques nacionales, a las regiones donde está avanzando, a velocidad asesina, la devastación causada por el saqueo promovido por Maduro, que lleva el nombre de Arco Minero. El 80% de la población en pobreza extrema Podría continuar listando decenas y decenas de ámbitos y casos donde la destrucción ha hecho de las suyas. No hay exceso en esta afirmación: nada hay en Venezuela que haya logrado preservarse, nada que permanezca intacto, nada que no presente los síntomas que anuncian su próxima ruina. Pero llegado a este punto de este artículo, todavía no me he referido a lo primordial: al doblegamiento de las capacidades humanas, a la feroz y constante práctica de debilitamiento y sometimiento de las personas. Es duro pensarlo y escribirlo: el régimen ha actuado para reducir, aplanar, hacer inviable el potencial de la sociedad venezolana. Al rebajar y rebajar las condiciones de vida, en todos los planos donde ello sea posible, está anulando el derecho, la posibilidad de aspirar a una vida de progreso y bienestar. ¿Qué potencial tiene una sociedad, en la que 80% de la población vive bajo el asedio de la pobreza extrema? ¿Qué podemos aspirar, en todos los ámbitos de la vida pública -la producción, la formación, la investigación, el ejercicio profesional, las iniciativas de solidaridad, el desenvolvimiento de la política, la organicidad de la sociedad civil- cuando alrededor de 5 millones de compatriotas, en su mayoría jóvenes, muchos de ellos profesionales y personas sólidamente formadas, han huido del país y, en un porcentaje que luce relativamente alto, han logrado establecerse en otras partes del mundo, salvando todas las dificultades que ello representa? ¿Qué clase de prospección le está reservada a Venezuela hacia las próximas dos, tres o cuatro décadas, cuando ahora mismo hay 4 millones de niños y adolescentes que tienen problemas casi insalvables para asistir a la escuela, escuelas donde a menudo no hay maestros calificados, en las que no se cumplen los objetivos curriculares, donde no hay comedores, ni mucho menos computadoras, mi materiales escolares, ni electricidad, ni agua, ni mínima salubridad, ni seguridad, ni nada que remedie este creciente cúmulo de adversidades? ¿A qué expectativas se expone una sociedad que lleva en su seno a 700 mil niños que sobreviven bajo el hostigamiento de la desnutrición crónica, o en la que 60% del total de su población no alcanza a consumir las 2 mil calorías mínimas necesarias para aspirar a una vida activa y productiva? En definitiva, ¿de qué está hecho nuestro horizonte personal, social y como nación, cuando hora tras hora, se van reduciendo nuestras capacidades reales de organizarnos y actuar, carcomido nuestro país por el hambre y las carencias?
08-07-2020 | Fuente: abc.es
El 96% de los venezolanos está en la pobreza y llega a niveles de África
Venezuela llega a niveles de África en pobreza e inseguridad alimentaria, según un estudio revelado por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida en Venezuela 2019-2020 ( Encovi ), una medición que realizan varias universidades venezolanas desde 2014, a raíz de que el régimen de Nicolás Maduro dejara de mostrar estadísticas en 2011. El país es por lo tanto este año el más pobre de América Latina, con el 96% de pobreza, mientras que 79,3% de la población no tiene cómo cubrir la canasta de alimentos, que puede llegar a rebasar los 500 euros, inalcanzable para alguien que gana el salario mínimo, que se sitúa en menos de dos euros mensuales. La encuesta fue realizada en más de 9.000 hogares, y sirvió además para ver que el país es el segundo más desigual de la región, detrás de Brasil. «Para cerrar la brecha de la pobreza extrema harían falta 5.000 millones de dólares al año para financiar un programa focalizado de transferencias, a razón de dos dólares diarios para 6,5 millones de hogares venezolanos», afirmó el sociólogo y director del Proyecto Pobreza de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Luis Pedro España. De acuerdo con el informe presentado esta semana, el 54% de los hogares consultados se encuentran en el renglón de pobreza reciente y 41% en pobreza crónica. La pobreza multidimensional (relacionada con indicadores como educación, estándar de vida, empleo, servicios públicos y vivienda) afecta al 64,8% de los hogares y creció un 13,8% entre 2018 y 2019. La abrupta caída del Producto Interno Bruto (PIB) ha acentuado aún más la pobreza en el país. Entre 2013 (año que llegó Nicolás Maduro al poder) y 2019 Venezuela ha registrado una caída del 70%, que ha puesto en riesgo a una población que disfrutó de las bonanzas petroleras y cuyo país llegó a ser llamado (antes del chavismo) «la Venezuela saudita» por sus riquezas. De acuerdo con el sociólogo, al no haber «riqueza que repartir ni bienestar que disfrutar (..) aumenta la pobreza. Todos somos pobres desde el punto de vista de las entradas, pero no todos tenemos el mismo tipo de pobreza», agregó. Éxodo de venezolanos Los datos publicados por Encovi dan muestra de que Venezuela ha adquirido condiciones más propias de países de Centroamérica, el Caribe y África en materia de pobreza y desnutrición. Por tal motivo Venezuela, además de ser el país más pobre de la región, aparece en el segundo lugar de una lista de 12 países que encabeza Nigeria y termina con Irán, seguida de Chad, Congo y Zimbabue. El estudio reveló además información relacionada en materia demográfica y migratoria. Anitza Freitez, directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (Iies) de la UCAB y una de las coordinadoras de la Encovi, explicó que hay una nueva demografía en el país, cuya población es de 28,4 millones de habitantes y no los 32 millones que se proyectaban para esta época. Las estimaciones reflejadas en el informe son consistentes con los datos ofrecidos por la ONU, que indican que cinco millones de personas han huído de la crisis de Venezuela, mientras que la población de personas mayores de 60 años subió del 10 al 12% entre 2015 y 2020.
01-06-2020 | Fuente: abc.es
Irán está dispuesto a enviar más gasolina si Venezuela se lo pide
Tras enviar a Venezuela cinco buques petroleros con 1.5 millones de barriles de combustible, Irán ha garantizado otros envíos al país sudamericano si así lo solicita el régimen de Nicolás Maduro. El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abás Musaví, aseguró que el comercio entre Venezuela y su país es «legítimo» ya que ambas naciones están «bajo sanciones unilaterales y crueles de Estados Unidos que ningún país está obligado a cumplir». El comentario de Musaví responde a las reiteradas advertencias de la Administración de Trump, que rechazó la ayuda que prestó Irán a Venezuela para paliar la crisis de la escasez de gasolina que dejó inoperativas más de mil estaciones de repostaje. «Los dos países tienen derecho a un comercio libre pero como los estadounidenses están acostumbrados al unilateralismo no lo aceptaron», dijo. Pese a la observación de Washington, los cinco cargueros llegaron a su destino sin impedimento alguno y escoltados por cazas y patrulleras de la Fuerza Armada venezolana apenas entraron en la zona económica exclusiva del país, y fueron recibidos con honores militares como una muestra de agradecimiento a Irán. El Fortune, Forest, Petunia, Faxon y el Clavel depositaron el combustible en Venezuela y de inmediato el régimen chavista comenzó a inyectar la gasolina en las languidecidas estaciones de servicio. Venta racionada Otro de los anuncios del Gobierno de Maduro fue el aumento a 5.000 bolívares (0,02 euros) cada litro de combustible, pero solo podrán pagarlo aquellos que presenten el carnet de la patria (tarjeta de control chavista). La venta racionada de gasolina para los afiliados al sistema Patria estará subsidiada durante los próximos 90 días a partir de ayer. Ya en 2016, Maduro había hecho un aumento en el precio, pero con la híperinflación, la gasolina prácticamente se regalaba. En el nuevo esquema de precios, el régimen chavista también permitirá, por primera vez, la venta en dólares de la gasolina y aseguró que en 200 estaciones premium se expenderá a 0,50 dólares cada litro. Según Maduro, el precio internacional en Venezuela está por debajo de Brasil y Colombia. La Asamblea Nacional que lidera el presidente interino Juan Guaidó, acordó el pasado domingo, durante una sesión extraordinaria, rechazar por unanimidad el incremento de la gasolina tanto en bolívares como en divisas. Para el Parlamento, el anuncio realizado por Maduro es «inconstitucional, especulativo y discriminatorio, que solo beneficiará a la corrupción de mafias que opera dentro del régimen chavista». El aumento que entró en vigor ayer no comenzó como el régimen lo pronosticó. Pasadas las 7.00 de la mañana, los venezolanos comenzaron a protestar en varias estaciones de servicio del país. La caída de los datáfonos, estaciones cerradas en la mañana y el cobro en dólares de varias estaciones que aparentemente no están autorizadas fueron el detonante para que las personas reaccionaran, colocando barricadas y cerrando vías principales para exigir un servicio efectivo al régimen. Venezuela que era uno de los países con las mayores reservas petroleras del mundo, depende ahora de importaciones como las de Irán. Una de las promesas del régimen que hizo este fin de semana, fue la reactivación de las refinerías que se han paralizado por la caída de la producción de su industria petrolera, una consecuencia del derrumbe de Pdvsa, la estatal petrolera.
26-05-2020 | Fuente: abc.es
Venezuela compartirá la gasolina importada por Irán con Cuba
Cuba busca sacar provecho nuevamente con el petróleo de Venezuela, y ahora también con el que le llega al país de parte de Irán. El buque tanquero Petión (de Panamá) espera desde el 21 de mayo en la refinería venezolana El Palito, ubicado en el estado Carabobo (centro), para cargar el combustible que depositaría el Fortune, uno de los cinco buques iraníes que ayudarán a Venezuela, y con el que el régimen chavista esperaba que surtiera para paliar la escasez de gasolina durante al menos dos meses. Cuba, que siempre se ha beneficiado de las regalías petroleras en la era chavista, esta vez no dejará pasar la oportunidad aun cuando el país sudamericano atraviesa una feroz sequía en todas las estaciones de servicio. El buque tanquero partió de Matanzas, Cuba, y una vez que cargue, volverá a la isla. Venezuela por su parte queda a la espera de otras cuatro embarcaciones iraníes para solucionar una de las tantas crisis que atraviesa. En días pasados, Juan Guaidó, quien es tildado de presidente legítimo del país y reconocido por medio centenar de países, criticó la ayuda de Teherán y aseguró que eso «enriquecerá» solo a las mafias y el mercado negro que le sacarán provecho a esta ayuda. Caroil Transport Marine Ltd, la empresa con sede en Chipre, y Trocana World Inc., con sede en Panamá, que operan el Petión y otros dos cargueros fueron sancionadas por Estados Unidos en septiembre del año pasado por transportar crudo venezolano hacia Cuba. La decisión fue anunciada en ese momento por el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, como parte de las medidas sancionatorias que están dirigidas hacia el régimen de Nicolás Maduro. El jueves por la noche, Maduro anunció que en su país iniciaron ejercicios militares con misiles de largo alcance para proteger «las aguas y las costas de Venezuela», tras las advertencias del presidente estadounidense Donald Trump sobre la ayuda de Teherán a Caracas, haciendo mención a las sanciones que recaen sobre los dos países aliados, y ante la inminente llegada de los cinco cargueros iraníes con 1,5 millones de barriles de combustible y alquilato. Estos ejercicios corresponden al «Escudo Bolivariano», las maniobras militares que iniciaron en febrero pasado y con los que Maduro pretende responder a Washington por las reiteradas amenazas que ha recibido el régimen chavista. Por otra parte, el Ministro chavista para la Defensa, Vladimir Padrino López, dijo el miércoles pasado que las embarcaciones «serán escoltadas por naves, buques y aviones de la Fuerza Armada venezolana cuando entraran en la zona económica exclusiva del país. Por ahora El Fortune y el Forest son los únicos buques que se encuentran en las aguas venezolanas y fueron recibidos ayer por el ministro de Petróleos, Tareck El Aissami.
28-04-2020 | Fuente: abc.es
El Gobierno libio acusa a Haftar de dar un golpe militar
Libia elevó un grado más el caos que impera en el país desde que la OTAN apoyara en 2011 una revuelta que acabó con el asesinato de Muamar Gadafi. Como ya hiciera en 2017, el general Jalifa Haftar, líder del Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés) y auténtico hombre fuerte en el país, anunció que el Consejo militar que preside se dispone a asumir el control político de Libia. «Queremos anunciar que el comando general ha escuchado el deseo del pueblo y que, pese a la enorme responsabilidad, el tamaño y las muchas obligaciones que supone, aceptaremos el deseo popular», declaró en un discurso televisado en el que dio por finalizado el acuerdo alcanzado en 2015 en la ciudad marroquí de Skhirat, que supuso la formación del actual Gobierno de Acuerdo Nacional en Trípoli (GNA). El GNA, encabezado por Fayez Serraj, tiene el apoyo de la ONU y está reconocido por la comunidad internacional, pero su control se limita a la capital y la zona oeste del país. Este Ejecutivo difundió un comunicado en el que calificó de «farsa» el anuncio del «criminal de guerra» Haftar, a quien acusaron de «dar un golpe militar a la vía democrática con el objetivo de cubrir sus continuas derrotas». El analista Jalel Harchaoui también se refirió al movimiento del general rebelde como «golpe militar» y aseguró en su cuenta de Twitter que «revela unas aspiraciones que no son nuevas. Es un paso más hacia la dictadura y el control absoluto de los territorios bajo control del LNA». Haftar, excoronel del régimen de Gadafi que en la década los ochenta fue reclutado por la CIA y devino en su principal opositor en el exilio, está respaldado por países como Rusia, Egipto, Jordania, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos y en los últimos años ha logrado controlar las principales infraestructuras petroleras y formar la mayor fuerza militar que opera el país, el LNA. Desde hace casi un año intenta sin éxito hacerse con el control de la capital en una ofensiva que ya deja más de 2.000 muertos. El GNA, con el apoyo militar de Turquía, Catar o Italia, resiste en la capital en este pulso que se ha convertido en una especie de mini guerra mundial en suelo libio. Estados Unidos llamó al «diálogo» entre las dos partes y pidió un «alto el fuego humanitario». Washington lamentó la decisión de Haftar y recordó el sufrimiento de la población civil a causa de la guerra y la expansión del coronavirus. Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin, se limitió a decir que «Rusia está en contacto con todas las partes en conflicto porque pensamos que no hay otra forma de arreglar el problema libio».
1
...