Infortelecom

Noticias de petroleo

08-02-2020 | Fuente: abc.es
Zapatero da oxígeno al falso diálogo chavista con la oposición en pleno «Delcygate»
El expresidente socialista del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero llegó a Caracas -es ya su visita número 39-, en plena polémica por la estancia en el aeropuerto de Madrid-Barajas de la vicepresidenta del régimen chavista, Delcy Rodríguez, a pesar de las sanciones de la UE contra ella que le prohíben pisar territorio Schengen, y por la conversación telefónica que, como reveló ABC, sostuvo con el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez. Rodríguez Zapatero fue recibido por Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, en una reunión donde también saludó a la propia Delcy Rodríguez. En los últimos años, el expresidente del Gobierno español ha realizado una supuesta labor de mediación entre el régimen de Maduro y la oposición venezolana, si bien los opositores le acusan de ejercer como «abogado» del chavismo. Durante la reciente visita a España de Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela, Zapatero apoyó la decisión de Pedro Sánchez de no recibir a Guaidó, frente a la opinión de otro exjefe de Gobierno, Felipe González, que consideraba que sí debía hacerlo. Las últimas visitas del exjefe del Gobierno a Caracas fueron recibidas con aluviones de críticas en las redes sociales por su afinidad chavista. Al mismo tiempo, ayer visitaba la capital venezolana el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, quien mostró el apoyo de su país a las «medidas políticas y diplomáticas» de Maduro, con las que pretende resolver la crisis que se vive en Venezuela. Lavrov participó de una reunión con la supuesta mesa de diálogo impulsada por el régimen, en la que tan solo participa un sector minúsculo de la oposición, y en una rueda de prensa aprovechó para cargar contra las sanciones hacia el Gobierno chavista por parte de Estados Unidos, que calificó de «indignantes» por «afectar» los proyectos sociales y humanitarios, señaló. El ministro ruso de Exteriores acusó a Washington de «promover una revuelta popular en Venezuela». El emisario de Vladímir Putin prometió al régimen chavista más armas y nuevas inversiones rusas, que serán compensadas con el petróleo venezolano al estar en quiebra la economía del país caribeño desde hace años por la ineptitud del chavismo para gestionar las riquezas naturales de Venezuela. Las visitas ayer de Lavrov y Rodríguez Zapatero se producen mientras el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, permanecía en EE.UU., donde ha sido recibido por Donald Trump y ha acudido como invitado al discurso sobre el Estado de la Unión. También obtuvo en Washington el espaldarazo de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Candidata a la «lista negra» El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso ayer mismo nuevas sanciones contra el chavismo, en este caso contra la aerolínea estatal Conviasa, al considerar que se utiliza para transportar por el mundo a los funcionarios corruptos del régimen para «alimentar el respaldo a sus esfuerzos antidemocráticos», por lo que se prohíbe a los estadounidenses las relaciones comerciales con esa compañía. El encargado de negocios de la Oficina Externa de EE.UU. para Venezuela, James Story, ha asegurado, por su parte, que «es posible» que la Casa Blanca incluya a Venezuela en la lista de países patrocinadores del terrorismo, en el marco de las medidas de presión contra el Gobierno de Maduro. «Es posible, por supuesto», dijo Story en una entrevista concedida el jueves por la noche a TV Venezuela. Story mencionó los 7.000 muertos a manos de las fuerzas especiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).
08-02-2020 | Fuente: abc.es
Zapatero se reúne con Maduro en pleno «Delcygate» y da oxígeno al falso diálogo chavista
El expresidente socialista del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero llegó a Caracas -es ya su visita número 39-, en plena polémica por la estancia en el aeropuerto de Madrid-Barajas de la vicepresidenta del régimen chavista, Delcy Rodríguez, a pesar de las sanciones de la UE contra ella que le prohíben pisar territorio Schengen, y por la conversación telefónica que, como reveló ABC, sostuvo con el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez. Rodríguez Zapatero fue recibido por Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, en una reunión donde también saludó a la propia Delcy Rodríguez. En los últimos años, el expresidente del Gobierno español ha realizado una supuesta labor de mediación entre el régimen de Maduro y la oposición venezolana, si bien los opositores le acusan de ejercer como «abogado» del chavismo. Durante la reciente visita a España de Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela, Zapatero apoyó la decisión de Pedro Sánchez de no recibir a Guaidó, frente a la opinión de otro exjefe de Gobierno, Felipe González, que consideraba que sí debía hacerlo. Las últimas visitas del exjefe del Gobierno a Caracas fueron recibidas con aluviones de críticas en las redes sociales por su afinidad chavista. Al mismo tiempo, ayer visitaba la capital venezolana el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, quien mostró el apoyo de su país a las «medidas políticas y diplomáticas» de Maduro, con las que pretende resolver la crisis que se vive en Venezuela. Lavrov participó de una reunión con la supuesta mesa de diálogo impulsada por el régimen, en la que tan solo participa un sector minúsculo de la oposición, y en una rueda de prensa aprovechó para cargar contra las sanciones hacia el Gobierno chavista por parte de Estados Unidos, que calificó de «indignantes» por «afectar» los proyectos sociales y humanitarios, señaló. El ministro ruso de Exteriores acusó a Washington de «promover una revuelta popular en Venezuela». El emisario de Vladímir Putin prometió al régimen chavista más armas y nuevas inversiones rusas, que serán compensadas con el petróleo venezolano al estar en quiebra la economía del país caribeño desde hace años por la ineptitud del chavismo para gestionar las riquezas naturales de Venezuela. Las visitas ayer de Lavrov y Rodríguez Zapatero se producen mientras el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, permanecía en EE.UU., donde ha sido recibido por Donald Trump y ha acudido como invitado al discurso sobre el Estado de la Unión. También obtuvo en Washington el espaldarazo de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Candidata a la «lista negra» El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso ayer mismo nuevas sanciones contra el chavismo, en este caso contra la aerolínea estatal Conviasa, al considerar que se utiliza para transportar por el mundo a los funcionarios corruptos del régimen para «alimentar el respaldo a sus esfuerzos antidemocráticos», por lo que se prohíbe a los estadounidenses las relaciones comerciales con esa compañía. El encargado de negocios de la Oficina Externa de EE.UU. para Venezuela, James Story, ha asegurado, por su parte, que «es posible» que la Casa Blanca incluya a Venezuela en la lista de países patrocinadores del terrorismo, en el marco de las medidas de presión contra el Gobierno de Maduro. «Es posible, por supuesto», dijo Story en una entrevista concedida el jueves por la noche a TV Venezuela. Story mencionó los 7.000 muertos a manos de las fuerzas especiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).
08-02-2020 | Fuente: abc.es
El Gobierno se desmarca de la visita de Zapatero a Maduro: «Viajó como ciudadano particular»
El expresidente socialista del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero llegó a Caracas -es ya su visita número 39-, en plena polémica por la estancia en el aeropuerto de Madrid-Barajas de la vicepresidenta del régimen chavista, Delcy Rodríguez, a pesar de las sanciones de la UE contra ella que le prohíben pisar territorio Schengen, y por la conversación telefónica que, como reveló ABC, sostuvo con el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez. Una conversación negada en todo momento por el gobierno. Rodríguez Zapatero fue recibido por Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores, en una reunión donde también saludó a la propia Delcy Rodríguez. En los últimos años, el expresidente del Gobierno español ha realizado una supuesta labor de mediación entre el régimen de Maduro y la oposición venezolana, si bien los opositores le acusan de ejercer como «abogado» del chavismo. Tras desatarse la polémica, el Gobierno español se ha apresurado a matizar este sábado que Zapatero realizó su viaje a Caracas, en calidad de ciudadano particular, con el objetivo de mantener un encuentro con los líderes venezolanos, pero que estos no guardan ninguna relación con la política oficial de España. «El expresidente del Gobierno señor Rodríguez Zapatero ha viajado a Venezuela estrictamente en su condición de ciudadano particular», ha señalado el Ministerio de Exteriores español, «sin ostentar ningún cargo de representación y sin mandato alguno del Gobierno de España». Juan Guaidó Durante la reciente visita a España de Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, Zapatero apoyó la decisión de Pedro Sánchez de no recibir a Guaidó, frente a la opinión de otro exjefe de Gobierno, Felipe González, que consideraba que sí debía hacerlo. Las últimas visitas del exjefe del Gobierno a Caracas fueron recibidas con aluviones de críticas en las redes sociales por su afinidad chavista. Al mismo tiempo, ayer visitaba la capital venezolana el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, quien mostró el apoyo de su país a las «medidas políticas y diplomáticas» de Maduro, con las que pretende resolver la crisis que se vive en Venezuela. Lavrov participó de una reunión con la supuesta mesa de diálogo impulsada por el régimen, en la que tan solo participa un sector minúsculo de la oposición, y en una rueda de prensa aprovechó para cargar contra las sanciones hacia el Gobierno chavista por parte de Estados Unidos, que calificó de «indignantes» por «afectar» los proyectos sociales y humanitarios, señaló. El ministro ruso de Exteriores acusó a Washington de «promover una revuelta popular en Venezuela». El emisario de Vladímir Putin prometió al régimen chavista más armas y nuevas inversiones rusas, que serán compensadas con el petróleo venezolano al estar en quiebra la economía del país caribeño desde hace años por la ineptitud del chavismo para gestionar las riquezas naturales de Venezuela. Las visitas ayer de Lavrov y Rodríguez Zapatero se producen mientras el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, permanecía en EE.UU., donde ha sido recibido por Donald Trump y ha acudido como invitado al discurso sobre el Estado de la Unión. También obtuvo en Washington el espaldarazo de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Candidata a la «lista negra» El Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso ayer mismo nuevas sanciones contra el chavismo, en este caso contra la aerolínea estatal Conviasa, al considerar que se utiliza para transportar por el mundo a los funcionarios corruptos del régimen para «alimentar el respaldo a sus esfuerzos antidemocráticos», por lo que se prohíbe a los estadounidenses las relaciones comerciales con esa compañía. El encargado de negocios de la Oficina Externa de EE.UU. para Venezuela, James Story, ha asegurado, por su parte, que «es posible» que la Casa Blanca incluya a Venezuela en la lista de países patrocinadores del terrorismo, en el marco de las medidas de presión contra el Gobierno de Maduro. «Es posible, por supuesto», dijo Story en una entrevista concedida el jueves por la noche a TV Venezuela. Story mencionó los 7.000 muertos a manos de las fuerzas especiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).
05-02-2020 | Fuente: abc.es
Delcy Rodríguez habló con Pedro Sánchez desde Barajas para que no recibiera a Guaidó
En la madrugada del pasado lunes 20 de enero el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, se reunió con la vicepresidenta del Gobierno chavista de Venezuela, Delcy Rodríguez , en una zona reservada del aeropuerto de Barajas. Pero Rodríguez no solo habló con Ábalos. ABC ha podido saber, tanto por fuentes de la oposición venezolana como por fuentes próximas a la vicepresidenta, que José Luis Ábalos, «que estaba muy nervioso y apurado por lo delicado de la situación», llamó desde su móvil personal al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Cuando este contestó la llamada, Ábalos le pasó el teléfono a Delcy Rodríguez para que ambos pudieran hablar sin intermediarios. «Fue una conversación breve», aseguran las mismas fuentes a las que ha tenido acceso ABC. Pero Sánchez y Rodríguez tuvieron tiempo suficiente para hablar de tres asuntos, entre otros, que interesaban muy particulamente a la vicepresidenta venezolana. Delcy Rodríguez pidió a Pedro Sánchez que no recibiera en Madrid a Juan Guaidó, el presidente encargado de Venezuela y líder de la legítima Asamblea Nacional, cuya visita a España estaba prevista para unos días después, concretamente el sábado 1 de febrero, como así sucedió. Y efectivamente Pedro Sánchez no se vio con Juan Guaidó. Con el único miembro del Gobierno con quien se entrevistó fue con la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, encuentro que tuvo lugar en la Casa de América y no en el ministerio. Las fuentes consultadas por ABC aseguran que en un momento de la conversación Delcy Rodríguez dijo con claridad a Pedro Sánchez: «Si recibes a Juan Guaidó no vamos a poder avanzar..» y en otro momento aseguró que «teníamos un acuerdo..». Otro de los asuntos que trataron los dos mandatarios fue la presencia de Leopoldo López en la residencia del embajador español en Caracas. El líder de Voluntad Popular se refugió allí el 1 de mayo de 2019, un día después del levantamiento cívico-militar liderado por el presidente encargado Juan Guaidó y un grupo de militares que consiguieron liberar de su arresto domiciliario al político opositor venezolano. Leopoldo López había pasado casi cuatro años en la cárcel militar de Ramo Verde y dos en su domicilio con una tobillera electrónica que le había colocado el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia). Delcy Rodríguez, según estas fuentes, habría comunicado al presidente del Gobierno español el malestar que causaba al Gobierno chavista la presencia ya tan prolongada de Leopoldo López en la residencia del embajador español en Caracas. ABC contactó con fuentes diplomáticas españolas para saber si se ha producido algún tipo de presión para expulsar a Leopoldo López, pero las mismas fuentes declinaron hacer comentarios. El futuro de Repsol en Venezuela El tercer asunto abordado en la breve conversación teléfonica que mantuvieron Delcy Rodríguez y Pedro Sánchez fue la presencia de la compañía española Repsol en Venezuela y «cómo mantener esa presencia en el futuro». Repsol está presente en Venezuela desde 1993, donde explota importantes campos de hidrocarburos, como el yacimiento de gas Perla, offshore, en el golfo de Venezuela, que comparte al 50% con la italiana Eni. Es uno de los principales yacimientos de gas de Repsol en el mundo. Además, tiene el 40% de los yacimientos de petróleo en tierra de Quiriquire, Mene Grande y Barua Motatán. Con la crisis en ese país y las sanciones de EE.UU., Venezuela paga en especie ?es decir, en cargamentos de petróleo que se trasladan en buques? a Repsol por las inversiones realizadas allí, las cuales se han ido depreciando en los últimos años. La exposición patrimonial en el país caribeño era de 351 millones de euros, según los mismos resultados correspondientes al tercer trimestre de 2019. Esa cifra supuso una importante reducción en relación a los 393 millones de junio del año pasado y los 456 millones con los que cerró 2018. Desde que salió a la luz pública el encuentro entre Delcy Rodríguez y José Luis Ábalos en el aeropuerto de Barajas el 23 de enero, el ministro de Transporte y secretario de organización del PSOE ha dado seis versiones distintas de aquella reunión. Su primera reacción fue negar tajantamente dicho encuentro, subrayar que solo se vio con el ministro de Turismo venezolano y criticar el trabajo de los medios de comunicación. Posteriormente, a medida que las informaciones iban siendo más contundentes, Ábalos aseguró que se limitó a saludarla en el avión privado en el que llegó Rodríguez a Barajas. ABC y otros medios informaron poco después que el titular de Transportes se reunió con Delcy entre 20 y 25 minutos y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, salió inmediatamente en defensa de su ministro y explicó que lo que hizo José Luis Ábalos fue evitar una grave crisis diplomática entre Venezuela y España. Interrogado poco después por sobre este asunto Ábalos aseguró que la vicepresidenta venezolana no pisó suelo español. Pero nuevamente, y ante la contundencia de los datos que salían, el ministro de Transporte del Gobierno socialista, José Luis Ábalos, reconoció que se había reunido con ella en una sala vip del aeropuerto. Washington espera las explicaciones de Madrid D. Alandete Tras saber que la vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, se había visto con el ministro español José Luis Ábalos, la diplomacia norteamericana reveló que pediría explicaciones al Gobierno español, dado que contra ella penden sanciones no sólo de Estados Unidos, sino también de la Unión Europea. Los subsecretarios adjuntos de Estado para América Latina, Carrie Filipetti y Jon Piechowski, dijeron que trasladarían las preguntas pertinentes a los diplomáticos españoles, para aclarar qué había sucedido realmente en el aeropuerto de Barajas. Ayer preguntado por ABC, el departamento de Estado norteamericano no confirmó las informaciones, publicadas por el diario digital Vozpopuli, de que el jefe de la diplomacia de EE.UU., Mike Pompeo, ha pedido hablar directamente con la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya. Cuando se conformó el nuevo Gobierno español, al que ingresó Podemos, partido con lazos con el régimen chavista, la diplomacia norteamericana pidió que no cambiara la postura española con respecto a Venezuela. En una entrevista con ABC, la subsecretaria Filipetti, responsable de la política de EE.UU. para Cuba y Venezuela, dijo: «Tenemos una relación muy abierta con España y cuando hay desavenencias entre EE.UU. y sus aliados en Europa siempre somos muy honestos y directos con ellos. Si hay motivos de preocupación, los compartiremos». España es parte de los 59 países que han reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, liderados por EE.UU. Sin embargo, el presidente español, Pedro Sánchez, se negó a recibir a Juan Guaidó cuando este visitó Madrid recientemente.
05-02-2020 | Fuente: abc.es
ABC en la Casa Blanca: Trump recibe a Guaidó en el Despacho Oval
21.07 Votación del impeachment en el SenadoTanto Trump como Guaidó han preferido no hacer declaraciones a la prensa tras su reunión. El presidente Trump no tiene más eventos en su agenda en la tarde de hoy. Pero en una hora el Senado votará su absolución en el juicio del impeachment. 21.05 Guaidó continúa mañana su agenda en WashingtonEl presidente encargado de Venezuela se ha visto este miércoles con el presidente Trump, el vicepresidente Mike Pence y los senadores Rick Scott y Marco Rubio. Ha sido recibido en el Capitolio y con honores de Estado en la Casa Blanca. Mantendrá agenda mañana aquí en Washington. 21.02 Fin del encuentroAcaba la reunión de Juan Guaidó con el presidente Trump. Ha durado media hora. Es costumbre que este tipo de encuentros sera breve. 21.01 Rommey, mientras, anuncia que votará contra TrumpJusto cuando Juan Guaidó llegó a la Casa Blanca, el senador republicano Mitt Romney anunció que votará a favor de destituir a Trump en el impeachment que se celebra en el Senado. En ese momento, Trump ha pedido que la reunión con Guaidó fuera a puerta cerrada. La Casa Blanca mantiene que el anuncio de Romney no ha influido sobre esa decisión de verse con Guaidó sin cámaras. 21.00 El régimen chavista condena las «groseras intromisiones» de TrumpMientras tanto, el régimen de Nicolás Maduro ha rechazado «enérgicamente» y denuncia «ante la comunidad internacional» lo que considera «expresiones injerencistas» y «groseras intromisiones» en los asuntos internos de Venezuela por parte de Donald Trump durante el discurso anual sobre el Estado de la Nación ante el Congreso de EE.UU. «En un agonizante esfuerzo por revivir la ya fracasada estrategia de cambio de gobierno por la fuerza, apegado a un guion prefabricado, en medio de un espectáculo electoral circense y haciendo uso de un discurso lleno de mentiras, chovinismo y declaraciones supremacistas, Trump ofende e irrespeta al pueblo venezolano, al proferir violentas amenazas contra su integridad y contra el Gobierno Constitucional, legítimo y democrático del Presidente Nicolás Maduro Moros», indica un comunicado del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. 20.57 Abrams participa en la reuniónEl Departamento de Estado ha enviado a tomar parte en esta reunión entre Trump y Guaidó al representante especial de la Casa Blanca para la crisis venezolana, el embajador Elliott Abrams, al que ABC ha entrevistado en varias ocasiones. Aquí la última entrevista. 20.55 ABC, entre los periodistasUn pequeño grupo de periodistas ha sido invitado a presenciar la llegada de Guaidó y su recepción por parte de Trump en la fachada sur de la Casa Blanca, donde reside el presidente de EE.UU. Después, han tenido el encuentro. En él se había invitado a los medios, pero a última hora el presidente ha decidido que ese encuentro en el Despacho Oval sea a puerta cerrada. 20.52 Apoyo de Rusia a MaduroSegún una fuente de la Casa Blanca, uno de los asuntos que se trata en la reunión es el apoyo de Rusia a Maduro, y el control ruso de los recursos petrolíferos. También le envía un mensaje a empresas de España: «Sea [la rusa] Rosneft, sea Repsol, sea Chevron, deben tener mucho cuidado con los negocios con petróleo que hacen en Venezuela». 20.48 Alojado en Blair HouseJuan Guaidó se aloja en Blair House, la residencia a la que el presidente de EE.UU. suele invitar a jefes de Estado y de gobierno, y en la que la semana pasada, por ejemplo, se quedó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Antes, Guaidó se ha reunido con el vicepresidente, Joe Biden, y los senadores Rock Scott y Marco Rubio en el Capitolio. 20.45 Recepción como un jefe de EstadoTodo el protocolo de recepción a Juan Guaidó en la Casa Blanca ha cumplido escrupulosamente las normas de visita de un jefe de Estado, desde el despliegue de la guardia de honor con las 50 banderas de los estados de EE.UU. hasta el hecho de que Trump haya salido a recibirle antes de que parara su coche. 20.42 Vecchio y Borges le acompañanA Juan Guaidó le acompañan el embajador del Gobierno venezolano en EE.UU. Carlos Vecchio y el responsable de la política exterior del Gobierno interino, Julio Borges. Por la parte noteamericana, participa en la reunión el subconsejero de Seguridad Nacional Mauricio Claver-Carone. 20.40 Más sanciones contra MaduroEn este momento charlan Juan Guaidó y Donald Trump, en concreto, según fuentes de la Casa Blanca, Trump le ha avanzado una serie de medidas contra Maduro que entrarán en vigor en las próximas semanas, sobre todo sanciones. Además le ha expresado su apoyo en su regreso a Venezuela. Si el régimen le detiene, «habrá graves consecuencias», dicen esas fuentes, informa David Alandete. 20.35 Alto funcionario de la Casa Blanca: «En el próximo mes anunciaremos una serie de medidas que van a ser un duro golpe al régimen de Maduro». Añade que para Trump Venezuela es «un problema de seguridad nacional» por la desestabilización que crea en el continente americano, informa David Alandete. 20.33 Sobre el secretismo de la visita de Guaidó a Washington, nos dice un alto funcionario de la Casa Blanca que buscaban «acabar con la narrativa de que Guaidó está acabado». «Muchos escribisteis su obituario, pero el único obituario que hay que escribir es el del régimen de Maduro», informa David Alandete desde Washington.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Estoy en la Casa Blanca, en breve llega Juan Guaidó a ver a Donald Trump. Lo vamos a contar aquí en directo. Está <a href="https://twitter.com/abc_es?ref_src=twsrc%5Etfw">@abc_es</a> entre los pocos medios que van a presenciar esta visita y la entrada posterior al Despacho Oval. <a href="https://t.co/6VhcreQ69h">pic.twitter.com/6VhcreQ69h</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1225128239175274496?ref_src=twsrc%5Etfw">February 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> 20.29 La Casa Blanca ha recibido a Guaidó con honores de Estado, con el despliegue de las 50 banderas de los 50 Estados de EE.UU. La visita del presidente interino se produce al día siguiente de que Trump invitara al presidente encargado de Venezuela al discurso sobre el Estado de la Unión en el Capitolio, donde fue ovacionado por congresistas y senadores tanto republicanos como demócratas 20.27 Trump y Guaidó saludan a la prensa desde un pasillo del lado Oeste de la Casa Blanca.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Llega Guaidó al Despacho Oval con Trump <a href="https://t.co/LCMp1uiczC">pic.twitter.com/LCMp1uiczC</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1225134871519035392?ref_src=twsrc%5Etfw">February 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> 20.25 Vídeo de la llegada del presidente interino de Venezuela a la Casa Blanca donde es recibido por Donald Trump.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Aquí tienen íntegra la llegada de Juan Guaidó y su recepción por parte del presidente Trump. <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a> <a href="https://t.co/jw9SGOWHiS">pic.twitter.com/jw9SGOWHiS</a></p>&mdash; David Alandete (@alandete) <a href="https://twitter.com/alandete/status/1225134031613956108?ref_src=twsrc%5Etfw">February 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> 20.20 Juan Guaidó llega a la Casa Blanca para reunirse con el presidente Donald Trump, después de haberle invitado al Capitolio a presenciar el discurso anual sobre el Estado de la Unión. En el sitio se encuentra nuestro corresponsal David Alandete quien informa desde Washington.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">FOTO | Presidente (e) de Venezuela, <a href="https://twitter.com/jguaido?ref_src=twsrc%5Etfw">@jguaido</a>, es recibido en la Casa Blanca por el Presidente de EEUU, <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump?ref_src=twsrc%5Etfw">@realdonaldtrump</a> <a href="https://t.co/6KoJR7AWVz">pic.twitter.com/6KoJR7AWVz</a></p>&mdash; Centro de Comunicación Nacional (@Presidencia_VE) <a href="https://twitter.com/Presidencia_VE/status/1225135432716951553?ref_src=twsrc%5Etfw">February 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, fue recibido este miércoles con honores de jefe de Estado en la Casa Blanca, donde mantuvo una reunión de media hora con Donald Trump. El mandatario estadounidense acudió a recibir a Guaidó hasta la puerta de su residencia, flanqueado por soldados de la guardia de honor, que portaban 50 estandartes con otras tantas banderas, las de los estados que conforman la Unión. Juntos, caminaron hasta el Despacho Oval, donde se reunieron a puerta cerrada con sus equipos. Como los jefes de Estado o Gobierno invitados personalmente por el presidente de EE.UU., Guaidó se aloja en la Casa Blair, una de las mansiones con mayor historia de Washington, donde se han alojado hasta reyes. De su fachada pendía ayer la bandera venezolana, la primera vez que esto sucedía en décadas. Según dijo un alto funcionario de la Casa Blanca ayer, Trump le comunicó a Guaidó que prepara nuevas sanciones y medidas de presión contra el régimen de Maduro, que espera anunciar en el próximo mes. Además, le aseguró que si el régimen de Maduro intenta detenerle a su regreso a Venezuela, «sufrirá graves represalias». «Hay quienes han querido escribir el obituario de Guaidó, cuando el único obituario que hay que escribir ahora es el del régimen de Maduro», dijeron esas mismas fuentes. Tras ser el invitado de honor de Trump al discurso del Estado de la Unión, Guaidó fue recibido ayer en el Capitolio por el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y los senadores Rick Scott y Marco Rubio, que le han apoyado en su campaña para intentar descabalgar a Maduro del poder. No podía haber un cierre de la gira internacional de Guaidó más contundente y efectista, con reuniones del más alto nivel y un cara a cara con el presidente Trump y su equipo. En Europa, Guaidó se vio con Angela Merkel, Emmanuel Macron y Boris Johnson. En Canadá, con Justin Trudeau. A los países a los que fue le recibieron jefes de Estado o de Gobierno, con la excepción de Pedro Sánchez en España. Las dudas sobre el apoyo de la Casa Blanca a los opositores al régimen de Maduro, que sembró especialmente la salida de John Bolton del puesto de Consejero de Seguridad Nacional, han quedado completamente disipadas ahora. Trump sigue apoyando a Guaidó, con sanciones a Maduro y ayuda humanitaria a los venezolanos. Antes de Guaidó se vio con Trump el comisario venezolano Iván Simonovis, que fue preso político durante más de 14 años. Simonovis le dio a Trump una carta en la que le pide que incremente la presión sobre el régimen de Maduro, para precipitar su salida inmediata. «Le he dado al presidente Trump las gracias por su gran apoyo, y le he pedido que justo ahora, haga lo posible para que caiga el tirano», añadió, en una conversación con ABC. Guaidó ha llegado a la Casa Blanca acompañado del embajador venezolano en Washington, Carlos Vecchio, y el responsable de la política exterior del gobierno interino, Julio Borges. Guaidó ha llegado con una corbata roja similar a la de Trump, ha saludado a los medios y luego ha caminado con el presidente estadounidense hasta el Despacho Oval. A las puertas de este, ambos han posado para fotos brevemente.
03-02-2020 | Fuente: abc.es
Borrell trata de salvar el acuerdo nuclear en su primera visita a Irán
Dos semanas después de anunciar la puesta en marcha del «mecanismo de arreglo de diferencias» del pacto nuclear, Josep Borrell viajó a Teherán para transmitir el firme compromiso de la Unión Europea (UE) de «preservar el acuerdo y discutir las relaciones bilaterales y la cooperación con Irán», informó la UE. En su primer viaje oficial a la República Islámica como responsable de la diplomacia europea, Borrell se reunió con el presidente Hasán Rohani y el ministro de Exteriores, Javad Zarif, y trató de «reducir tensiones y buscar posibilidades de solución política» en un momento marcado por la estrategia de presión máxima por parte de Donald Trump a los iraníes. Rohani le trasladó su intención de «proseguir la cooperación con la UE» e insistió en que volverán a respetar todos los compromisos «cuando el resto de países hagan lo propio». Los medios iraníes informaron de que en el encuentro con Zarif se puso sobre la mesa la situación del Apoyo al Intercambio Comercial (Instex, en sus siglas en inglés), un mecanismo diseñado para poder mantener las relaciones comerciales con Irán, que la UE presentó en junio, pero que hasta ahora no resulta operativo ante las sanciones estadounidenses. La principal demanda de la República Islámica es tener capacidad de vender su petróleo, su principal fuente de ingresos. El portavoz del ministerio iraní de Exteriores, Abas Musavi, calificó la visita de «importante», pero esta no se tradujo en ninguna medida concreta que ayude a resolver el contencioso. El pactó firmado en 2015 está muerto desde que Estados Unidos decidió salirse de forma unilateral en 2018 y reimponer castigos a Teherán, pese a que todos los informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), cuyos inspectores siguen trabajando sobre el terreno, revelaban que cumplía todos los puntos acordados. Irán esperó durante más de un año a que el resto de firmantes adoptaran medidas que le ayudaran a superar los castigos de Trump, pero no lo hicieron y por ello comenzó a dar pasos que le alejan del texto firmado, como enriquecer uranio por encima del 3,67 por ciento. Los iraníes son críticos con la actitud de los países europeos firmantes del pacto (Alemania, Francia, Reino Unido) que no solo no han sido capaces de ayudarle a superar los castigos, sino que decidieron activar el «mecanismo de arreglo de diferencias», un sistema que plantea la vuelta del caso al Consejo de Seguridad de la ONU, lo que abriría la puerta a volver a imponer de sanciones internacionales y enterraría de forma final el pacto. La decisión de los países europeos se produjo bajo la amenaza de Trump de imponer un arancel del 25 por ciento a los vehículos importados de Europa si no denunciaban a los iraníes, según confirmó la ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, que calificó el mensaje estadounidense de «expresión o amenaza».
03-02-2020 | Fuente: finanzas.com
Socios de la OPEP y su principal aliado, Rusia, mantendrán mañana y el miércoles una reunión en Viena para evaluar el efecto del coronavirus sobre el mercado petrolero, en un momento en el que el crud..
01-02-2020 | Fuente: abc.es
El Perverso-Castrismo y la crisis venezolana
Autoridades canadienses -su primer ministro, Justin Trudeau, y su ministro de Exteriores, Francois-Phillipe Champagne- han sugerido a Juan Guaidó, la necesidad de gestionar ante Cuba -eluden, al menos en sus declaraciones públicas, nombrar a Raúl Castro y al castrismo- ayuda para buscar una solución a la crisis venezolana. Dicen los dos principales jefes de la diplomacia canadiense, país con importantes intereses económicos en la isla: hay que incorporar a La Habana en la negociación. Hay que preguntarse, ¿cuál es la probabilidad de que el perverso-castrismo, que participa de forma directa, no solo en el diseño y el entrenamiento de los funcionarios torturadores, sino en la ejecución misma de las cada vez más cruentas prácticas de tortura, contra presos políticos civiles y militares, quiera encontrar una solución a la tragedia venezolana, de la que es beneficiario neto e impune? El perverso-castrismo es el responsable de planificar y asesorar en la materialización de crímenes de lesa humanidad en Venezuela (también en Nicaragua), cometidos durante distintas protestas pacíficas protagonizadas por ciudadanos venezolanos. Más todavía: ha sido factor de estímulo para la creación de estrategias que, combinando la acción conjunta de fuerzas militares, policiales y paramilitares, han derivado en la brutal represión en contra de marchas de personas indefensas. En esas acciones, no podemos olvidarlo nunca, han sido asesinadas centenares de personas. Y miles y miles han sido baleadas, gaseadas, golpeadas brutalmente, robadas, secuestradas, torturadas y abusadas sexualmente, por funcionarios guiados, en campo, por el perverso-castrismo. El perverso-castrismo -es decir, sus técnicas envolventes; su capacidad para mentir por décadas y falsear la realidad a extremos inauditos; su estructura policial y de espionaje; su inocultable odio a cualquier forma de libertad; su capacidad para movilizar la opinión de ilusos y falsos ideólogos; su experiencia para escenificar una teatralidad según la cual es víctima histórica del imperialismo; su vínculo estructural con las narco guerrillas de Colombia y con la red de corruptos del foro de Sao Paulo- es, lo quieran o no reconocer ciertas complicidades disfrazadas de «tolerante espíritu democrático», corresponsable, pero por encima de todo, y esto es lo esencial, el ganador indiscutible de la debacle venezolana. El perverso-castrismo ha alentado la destrucción de la institucionalidad y la separación de los poderes públicos en Venezuela, requisito necesario para garantizar que Chávez se mantendría en el poder de forma indefinida. El perverso-castrismo hizo los arreglos tras bastidores -de ello se jacta el embajador de Cuba en Venezuela, en sus fiestas con generales venezolanos- para que el ?más manejable? de sus títeres -el pachanguero que asistía, como diputado del Movimiento Quinta República al Congreso Nacional, con un ejemplar de la Gaceta Hípica doblado en el bolsillo trasero, que leía mientras se producían los debates en el Hemiciclo-, asumiera el poder, en un procedimiento violatorio de la Constitución. El perverso-castrismo es el autor de la más onerosa estafa cometida contra los bienes de la nación venezolana, en la forma de un intercambio de petróleo a precios irrisorios, a cambio de unos servicios, especialmente servicios médicos, cuando lo que en realidad enviaban a territorio venezolano, eran policías, militares, adoctrinadores y solo unos pocos médicos o paramédicos, muchos de ellos personas incompetentes, desactualizados, sin experiencia, ineptos para gerenciar, ni siquiera un modesto servicio de consultas médicas en cualquier barrio de Venezuela. Una de las más escandalosas vertientes de la propuesta de Trudeau&Champagne, se refiere al mismo pueblo cubano. ¿Cómo es que el régimen del perverso-castrismo podría contribuir a la liberación de Venezuela, cuando ha cumplido 61 años de opresión inclemente y sostenida sobre sus ciudadanos, cuando los ha empobrecido de forma estructural, cuando los persigue, los encierra y los tortura, cuando les impide expresarse o informarse, cuando persigue a escritores y artistas solo por opinar, cuando amenaza, detiene y encierra a cualquiera por el delito de formular preguntas, cuando mantiene una red de espías y sometimiento esparcida por toda la geografía de la isla, cuando ha puesto en marcha una nueva constitución cuyo único propósito es cronificar el modelo opresivo-comunista por los siglos de los siglos? ¿Cómo es que el perverso-castrismo, que financiado por el narco régimen de Venezuela, está ahora mismo dedicado a la desestabilización de América Latina, bajo la tesis de que ello impulsará, en un relativo corto tiempo, el ascenso de gobiernos afines, detendrá su tóxica estrategia para facilitar un proceso por el cual, Maduro saldría del poder para facilitar que se organicen elecciones libres y transparentes? Pero sobre todo, ¿cómo es que el perverso-castrismo, que vive del petróleo venezolano y de toda una red de empresas fantasma a las que Petróleos de Venezuela envía dólares, que se beneficia de la extracción y venta ilícita de los minerales venezolanos, que recibe financiamiento desde distintos entes de la administración pública venezolana, como es qué, insisto, facilitará un cambio en Venezuela, cuando ese cambio significará, ni más ni menos, que no continuará recibiendo los inmensos recursos que le han regalado por dos décadas, primero Chávez y ahora Maduro?
29-01-2020 | Fuente: abc.es
Maduro negocia privatizar la petrolera PDVSA por falta de dinero para reflotarla
La crisis económica de Venezuela sigue apretando la soga que tiene el régimen de Nicolás Maduro atada al cuello. El chavismo en un intento de minimizar sus tensiones, está considerando privatizar la pulverizada estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) pero con una participación mayoritaria de grandes corporaciones internacionales como la rusa Rosneft, la italiana Eni SpA y la española Repsol a cambio de activos, según información publicada por la agencia Bloomberg. Pero el Ejecutivo controlado por la cúpula chavista no lo tiene tan fácil: la propuesta debe ser aprobada por la mayoría de los diputados de la Asamblea Nacional porque es la única manera de conseguir la seguridad jurídica en cualquier inversión. Por lo que el Parlamento, que está en manos de Juan Guaidó, tendría la última palabra. «Todo debe hacerse con licitaciones. No puede el presidente asignar a dedo contratos porque quienes reciban estos contratos quedarían desprotegidos jurídicamente. Por lo tanto, yo no creo que ninguna empresa esté dispuesta a correr los riesgos de hacer una inversión que después pudiese ser desconocida por no haberse cumplido con los pasos previstos por la Constitución de Venezuela y las leyes», dijo a ABC el economista venezolano, José Toro Hardy. El también experto en temas petroleros afirmó que PDVSA efectivamente necesita una inversión de empresas privadas pero no como lo podría estar haciendo Maduro. Pocas opciones De la que en 1998 -fecha de llegada del chavismo- era la tercera empresa en el mundo en capacidad de refinanciación, y procesaba 3,3 millones de barriles diarios de petróleo, actualmente apenas queda una sombra. PDVSA procesa apenas 700.000 barriles por día, según el último informe de la OPEP. Venezuela, país con las mayores reservas petroleras de todo el mundo, ve con preocupación cómo su valiosa empresa ha quedado ninguneada por la mala gestión del Gobierno, la desenfrenada corrupción, las políticas públicas erradas y la caída en los precios del petróleo. Maduro no ha tenido más opción que dirigir la mirada hacia España, Italia y Rusia para salir del atolladero, pero queda por ver si las tres empresas europeas aceptan la tentadora oferta del líder chavista. Para Hardy, reflotar la empresa petrolera exige alrededor de 30.000 millones de dólares por año durante los próximos 10 años, para recuperar el nivel de producción que tenía PDVSA hace dos décadas. Pero el Estado venezolano está en bancarrota y hace mucho tiempo que no está en sus manos levantar la capacidad productiva de la compañía. El diputado opositor y presidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, Elías Matta, aseguró en octubre que para recuperar la industria petrolera, y para que se pueda volver a producir al menos dos millones de barriles, se necesita una inversión de entre 180.000 y 200.000 millones de dólares. Saldar deudas Por la falta de efectivo en Venezuela, Repsol comenzó a recibir petróleo venezolano como pago por las deudas que acumula el país gobernado por Maduro con España. Siendo un socio de empresas mixtas, junto con el chavismo y Eni, en proyectos de gas, en el centro de Venezuela, Repsol ha decidido recibir en pago crudo venezolano y de esta manera no incurrir en las sanciones de Estados Unidos. En noviembre, la Administración de Donald Trump amenazó al Gobierno de Pedro Sánchez con sanciones si llegase a apoyar al régimen de Maduro. Las posibles sanciones que puso el Departamento del Tesoro sobre la mesa irían dirigidas contra el Banco de España y otras entidades donde está depositado el dinero de personas vinculadas con el Gobierno venezolano. La multinacional presidida por Antonio Brufau explicaba a finales del año pasado que Repsol «ha adoptado las medidas necesarias para continuar su actividad en Venezuela, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones, y está haciendo un seguimiento constante de su evolución y, por tanto, de los eventuales efectos que pudieran tener sobre las señaladas actividades». Para mediados de 2019, Respol había recibido el pago del 45% de la deuda que tiene con la empresa Venezuela, cuyo monto inicial era de 2.200 millones de euros. En 2017, la compañía española invirtió cerca de 695 millones de euros en la Faja Petrolífera del Orinoco y hasta noviembre de 2018 no habían recibido una compensación. Sin embargo, el régimen de Maduro aceleró el pago y para noviembre del año pasado, España estaba recibiendo 378.000 toneladas de petróleo, una importación que casi se iguala con la de 2015 cuando llegaron 379.000 toneladas, según los datos oficiales de Cores. Las estimaciones de Repsol en torno al cargamento de petróleo venezolano en cada buque, supone una entrada de entre 80 y 120 millones de euros. Los intereses de Vladimir Putin podrían no estar únicamente enfocados en el petróleo venezolano. Las deudas que tiene Venezuela con Rusia también han sido saldadas como lo ha hecho con Repsol. En 2017, la empresa venezolana tenía una cuenta pendiente con Rosneft de 4.600 millones de dólares. En 2018, esa deuda se había reducido a la mitad. Y en cuestión de un año, a Rusia solo le faltaba recuperar 800 millones de dólares por parte de Venezuela, según Reuters.
28-01-2020 | Fuente: finanzas.com
La caída de los precios del petróleo y el adelanto de los datos de producción del último trimestre de 2019, han provocado un fuerte castigo para Repsol, que ha encadenado siete jornada consecutivas de..