Infortelecom

Noticias de petroleo

29-04-2020 | Fuente: elpais.com
La tormenta sigue: el mayor fondo de petróleo ronda mínimos históricos
En lo que va de año, el United States Oil Fund ha perdido cerca de un 83% de su valor
28-04-2020 | Fuente: abc.es
Maduro nombra como ministro de Petróleo a Tareck El Aissami, acusado por EE.UU. de narcotráfico
Nicolás Maduro ha designado a Tareck El Aissami como el nuevo ministro del Petróleo en mitad de una situación de escasez de combustible y con los precios del crudo venezolano por los suelos. El Aisammi, que se desempeña como vicepresidente económico, es uno de los dirigentes chavistas acusados por Estados Unidos de narcotráfico y ofrece por su captura 10 millones por, además, estar involucrado con el lavado de dinero y el terrorismo. El argumento del régimen para su nombramiento es para «proteger la industria ante la agresión multiforme externa e interna«. A través de la Gaceta Oficial de Venezuela, Maduro hizo también el nombramiento de Asdrúbal Chávez, primo de Hugo Chávez, como presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y de su junta directiva, en sustitución de Manuel Quevedo, sancionado el año pasado por Estados Unidos por su relación con el chavismo. El nuevo encargado de administrar la tan arruinada empresa petrolera venezolana estuvo anteriormente a cargo de Citgo, la filial en Estados Unidos más importante de PDVSA, y actualmente en disputa entre el régimen de Maduro y la oposición. Tras declarar a PDVSA en emergencia, Maduro puso el pasado mes de febrero a El Aissami al frente de una comisión para reestructurar la industria petrolera. Esa comisión también la conforman el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y Remigio Ceballos, comandante estratégico operacional de las Fuerzas Armadas, con el objetivo de «garantizar la seguridad de todas las instalaciones con un plan nuevo«. El país sudamericano sigue viviendo su peor crisis económica y humanitaria y desde el viernes pasado el barril de petróleo venezolano se cotiza en 9,98 dólares, la cifra más baja en los últimos 22 años y un reporte que ha sido solo comparado con los precios de 1998, año que llegó el chavismo al poder.
25-04-2020 | Fuente: abc.es
Maduro se entrega al régimen iraní para mantenerse en el poder
El régimen chavista ha depositado su futuro en las manos de Irán, al invitar a Venezuela a varios centenares de funcionarios, militares y técnicos de la República Islámica para que tomen control de refinerías y traten de salvar del colapso completo el sector del petróleo y los hidrocarburos. Según ha sabido ABC, de momento esta semana se han producido entre Teherán y Las Piedras, una localidad venezolana cercana a un complejo refinador de petróleo, dos vuelos de un total previsto de 16, en los que el régimen iraní va a llevar a Venezuela personal y catalizadores necesarios para la producción de fuel. La aerolínea iraní que realiza esos vuelos es la estatal Mahan, sancionada en 2011 por el Tesoro de.. Ver Más
25-04-2020 | Fuente: abc.es
Rusia pierde diariamente 1.250 millones de euros por el confinamiento
El régimen de confinamiento obligatorio en la mayoría de las regiones de Rusia y la paralización de toda actividad está causando un daño enorme a la economía del país. Así lo estimó ayer el titular de ése ministerio, Maxim Reshetnikov, según cuyos cálculos Rusia pierde cada día 100.000 millones de rublos (unos 1.250 millones de euros) como consecuencia de las restricciones impuestas por las autoridades para luchar contra la pandemia. A juicio de Reshetnikov, «mientras persistan las actuales limitaciones, la economía no podrá empezar a recuperarse». No obstante, según el ministro de Economía ruso, «estamos aplicando medidas para paliar las consecuencias del COVID-19 comparables a las que han puesto en funcionamiento otros países desarrollados» tales como asistencia financiera directa a empresas y préstamos sin intereses para el pago de salarios. Reshetnikov anunció que el déficit presupuestario se cubrirá con el fondo de reserva. La situación económica de Rusia se está viendo además agravada por la caída del precio del petróleo, materia prima que el país eslavo exporta y que constituye la principal fuente de ingresos a los presupuestos del Estado. El Banco Central de Rusia, que ayer redujo el tipo de interés hasta el 5,5%, vaticina que este año el PIB del país sufrirá un descenso de hasta el 6%. Por todo esto, la disyuntiva que se plantea ante el presidente Vladímir Putin y su Gobierno de cara al mes de mayo es peliaguda: seguir confinados y con pérdidas diarias millonarias o aliviar las restricciones con el riesgo que comporta de que se disparen los contagios. Esta crucial decisión deberá adoptarse en los próximo días, ya que las actuales medidas de contención del virus se extienden solamente hasta el 30 de abril inclusive. La directora del órgano de control Rospotrebnadzor, Anna Popova, cree que la eliminación de algunas medidas restrictivas será posible no antes de dos semanas. Según el diario ruso «Védomosti», el Rospotrebnadzor tiene preparado un paquete de medidas para que muchos negocios puedan reanudar su actividad hacia mediados de mayo, pero bajo ciertas condiciones. Tales recomendaciones se refieren, según el rotativo, a salones de belleza, peluquerías, lavanderías, tintorerías, diversos tipos de comercios y talleres de reparación de automóviles, que podrán volver a recibir clientes. Se les exigirá prescindir de los empleados mayores de 65 años, de las mujeres embarazadas y de todos aquellos que padezcan enfermedades crónicas. Deberán también verificar constantemente la temperatura corporal de los trabajadores y enviar a casa a quienes presenten síntomas de cualquier enfermedad. Así mismo, las empresas deberán poseer un stock con equipo de protección personal como guantes, mascarillas y, en algunos casos, batas y gorros médicos. Otros de los requisitos será el uso de mamparas, guardar una distancia entre ellos no inferior a metro y medio y ventilar los locales cada dos horas o después de cada visita. En Moscú, durante la última semana, el número de muertes entre pacientes con COVID-19 casi se ha duplicado. Además, de ayer a hoy se ha producido el número más alto de decesos en un solo día, 41 en total. La semana pasada, hubo una cierta estabilización de la situación, pero después se han intensificado las hospitalizaciones. Al comienzo de la semana eran 1.400 pacientes por día y hoy roza ya los 2.000.
23-04-2020 | Fuente: abc.es
Repsol insiste en que cumple el régimen de sanciones de la Administración estadounidense
La decisión del Gobierno estadounidense de obligar a las petroleras de su país a salir de Venezuela antes de que acabe el año no supone ningún cambio para los intereses de Repsol en aquel país porque «seguimos cumpliendo y respetando el régimen de sanciones impuesto por EE.UU. y las leyes, tanto internacionales como nacionales, de los países en los que estamos presentes», afirman fuentes de la compañía española. Repsol está presente en Venezuela desde 1991 y explota importantes yacimientos de gas y petróleo, como los de Perla, Quiriquire, Mene Grande y Barua Motatán. Lo que hace la compañía es cobrar en especie, es decir, en cargamentos de petróleo, las deudas que tiene con ella el Gobierno bolivariano desde hace años. Hay que destacar que el año pasado llegaron a España 2,297 millones de toneladas de crudo venezolano, la cifra más alta desde 2015. Sin embargo, en los dos primeros meses de este año, las importaciones han caído un 76,5% respecto al mismo periodo de 2019 al sumar solo 152.000 toneladas. Es el 1,5% de todo el crudo que llegó a nuestro país. En paralelo, Repsol continuó recortando su exposición patrimonial en aquel país en 2019, situándola en 239 millones de euros, lo que supone una reducción de casi el 50% con respecto a los 456 millones de euros a que ascendía a finales de 2018. Un año antes, la cifra era de 1.480 millones. Según consta en el informe anual, esta exposición al país latinoamericano incluye fundamentalmente la financiación otorgada a sus filiales venezolanas y esta reducción se explica por la existencia de deudas comerciales, así como por la actualización del riesgo de crédito por la pérdida esperada correspondiente a deudas de la estatal Pdvsa con entidades del grupo.
23-04-2020 | Fuente: abc.es
La Venezuela petrolera quiebra por el coronavirus y las sanciones de EE.UU.
El panorama es desolador para la economía venezolana ante el impacto que están causando las sanciones de la OFAC (Oficina de Control de Activos y Bienes Extranjeros) de Estados Unidos dictadas a seis empresas norteamericanas para que cesen sus operaciones en Venezuela hasta diciembre próximo. La OFAC, adscrita al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, emitió una nueva licencia para que las empresas petroleras norteamericanas, entre ellas Chevron y Halliburton, que operan en Venezuela, puedan sostener sus actividades hasta diciembre ante una eventual culminación de todas las operaciones. Las nuevas restricciones son claras: «La perforación, elevación, procesamiento, compra o venta, transporte y envío de cualquier petróleo de origen venezolano o productos derivados» son actividades no autorizadas por la OFAC. Tampoco están permitidos «el diseño, construcción, instalación, reparación o mejora de cualquier pozo, instalaciones o infraestructura en Venezuela, así como la compra o provisión de bienes o servicios, excepto lo requerido por seguridad». Además, incluye la prohibición de la compra-venta de diluyentes para producir gasolina. «Las pusieron a jugar banco», dijo a ABC el especialista José Toro Hardy al referirse a las multinacionales norteamericanas como Chevron que tienen un plazo hasta diciembre para hacer sus maletas a menos que se produzca antes un cambio de gobierno en ese tiempo. «Venezuela ha colapsado y está tocando fondo», añade el experto petrolero con las ultimas sanciones de la OFAC. Y el país ha colapsado porque el 97% de los ingresos en divisas provienen de la industria petrolera nacional, Pdvsa. Una vez destruida Petróleos de Venezuela, el país cae en la nada. Ya lo decía el escritor Arturo Uslar Pietri, «si no sembramos el petróleo y desaparece la industria, tendremos a la Cruz Roja repartiendo sopa en cada esquina para alimentarnos». Y es tal cual lo pronosticó hace dos décadas el autor de «Canaima» y «Lanzas Coloradas». Pero Nicolás Maduro no cree en los malos augurios de la caída petrolera, y ha asegurado: «El petróleo venezolano llegó a 10 dólares, pero estamos preparados y a Venezuela no la detiene ni petróleo a 10 dólares ni a -10 dólares, Venezuela va a seguir con resistencia, y con aguante su camino, dentro de la cuarentena de paz, de trabajo y atención». Subida de precios desbocada y recesión Las sanciones petroleras de Estados Unidos vienen a sumarse a la tragedia de Venezuela que ha provocado el coronavirus. La caída de la producción nacional de 3,2 millones hace 20 años a menos de 500.000 barriles hoy día, se añade a la caída de los precios a menos de cero por el barril en los mercados a futuro. El FMI anunció sus proyecciones para 2020 y 2021, ya considerando los efectos del Covid-19. Para Venezuela proyecta que la tasa de inflación de 2020 será del 15.000% y que la economía caerá un 15% (previamente proyectaba una caída de 10%). América Latina: PIB: -5,2% Inflación: 6,2% Todo este panorama conspira en contra de Maduro, aunque aparenta que no le afecta. «Maduro se podría aprovechar del coronavirus si tuviera como para aferrarse al poder, pero el problema es que no tiene cómo», sentencia Toro Hardy al mostrar que el país está en ruinas, colapsado y tocando fondo.
22-04-2020 | Fuente: abc.es
El distanciamiento social antidemocrático en Venezuela
Si hoy le preguntamos a los ciudadanos del mundo: ¿estaría dispuesto a permanecer en distanciamiento social durante un año sin necesidad de que haya una pandemia? La respuesta obvia y rotunda sería, NO. Tal sacrificio solo se hace para salvar vidas, como lo vemos hoy a nivel global. El mundo está viviendo una paralización masiva de su forma normal de vida. Una situación similar vive Venezuela desde hace años, pero con un origen distinto: la epidemia dictatorial. Venezuela ha estado sometida a un irracional, progresivo y antidemocrático distanciamiento social impuesto por la dictadura criminal de Nicolás Maduro. Los indicadores de ese distanciamiento son variados, pero su eje común es suprimir las libertades para preservar el poder. Permítanme precisar con algunos ejemplos: En el 2014 los venezolanos salimos a la calle para protestar legítima y constitucionalmente, anticipando entonces la tragedia humanitaria que vendría. Muchos venezolanos, especialmente jóvenes, dirigentes sociales y políticos fueron arrestados por razones políticas, incluyendo el líder de nuestro partido Voluntad Popular, Leopoldo López. Fui imputado dentro de la misma «causa judicial», lo que me llevó a la clandestinidad por 108 días y luego al forzado exilio actual lejos de mi familia, de mi partido, de mi gente, pero siendo más útil desde el exterior para la lucha democrática. Toda la directiva de nuestro partido fue perseguida; unos presos, otros en el exilio, la clandestinidad o refugiados en embajadas. Como consecuencia de un aislamiento social antidemocrático, desde hace seis años tuvimos que reinventarnos. Desde entonces nuestras reuniones son digitales, incluyendo los encuentros nacionales con nuestros dirigentes locales. Ese mismo protocolo se ha extendido a los diferentes partidos políticos que disienten del régimen, e incluso, a la legítima Asamblea Nacional, donde cerca de treinta diputados están exiliados y cuatro permanecen detenidos. La dictadura ha extendido la persecución en Venezuela a toda la sociedad; tenemos cerca de 400 presos políticos, entre ellos militares, médicos, líderes sociales y de partidos, estudiantes y diputados, todos sometidos a tratos crueles e inhumanos. Se les prohíbe ver el sol, poder hablar con su familia o poder reunirse con sus abogados. Son símbolo perenne del aislamiento nacional. Como resultado, nos ha tocado conducir una lucha en unidad y asumiendo decisiones complejas sin mirarnos a los ojos entre los distintos actores políticos, tan solo escuchando nuestras voces por plataformas digitales en un país donde el internet es el peor de la región, con severos problemas de servicio eléctrico y con el riesgo permanente de que esta comunicación sea intervenida por los órganos de inteligencia del régimen coordinados por Cuba. La decisión de juramentar constitucionalmente al diputado Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, en 2019, ha sido sin duda la decisión más crítica asumida bajo este esquema. La economía no escapa a los devastadores efectos de este distanciamiento autocrático. Las políticas de control estatal, las restricciones a la iniciativa privada y violaciones a la propiedad privada con expropiaciones ilegales han retrocedido décadas nuestra economía. La producción petrolera se desplomó de 3.2 millones bpd a poco más de 600 mil bpd en 2020. La escasez de bienes y servicios aumenta de manera exponencial. Entre 2014 y 2019 Venezuela perdió las dos terceras partes del tamaño de su economía (65%), peor que la «Gran Depresión» o la guerra civil española. El «quédate en casa» es para muchos la única opción forzada, ya que hay trabajo limitado. La empresa privada casi ha desaparecido. En contraste, ningún país con la pandemia del Covid-19 ha tenido tal impacto hasta ahora. Tristemente, el aislamiento se ha manifestado en uno de los aspectos más importantes: la educación. En 2018 la deserción escolar se ubicó en 87%. Los padres no envían a sus hijos a la escuela porque la crisis generada por Maduro ha forzado un éxodo masivo de docentes, porque la escuela cerró o, peor aún, porque no tienen como alimentarlos y frecuentemente se desmayan en clases. Una maestra confesó haber subsistido solo ingiriendo agua con azúcar por tres días hasta que colapsó. Esta crisis, hoy calificada como emergencia humanitaria compleja, obligó al menos a 5 millones de personas a abandonar el país. Un éxodo solo superado por la crisis de refugiados de Siria. Se estima que alrededor de un millón de niños quedaron sin sus padres, familias separadas por la tragedia. Según cifras de la OEA, 5 mil venezolanos por día siguen emigrando, buscando el presente de calidad que la dictadura de Maduro les niega. En Venezuela encontramos el peor sistema de salud de la región, el cual colapsó mucho antes de la pandemia producto de la corrupción de la dictadura. María Eugenia Sader, exministra de salud del régimen, es investigada por el desfalco de al menos 600 millones de dólares. Adicionalmente la inseguridad ciudadana regenta el país, Venezuela tiene la tasa de homicidios más alta del continente, con 60 por cada 100 mil habitantes. El miedo establece un toque de queda permanente, un distanciamiento social propiciado durante años por la dictadura con apoyo de los colectivos y ahora del grupo de exterminio FAES. El país ha quedado incomunicado. En 2014 el número de vuelos internacionales se redujo en un 60%. Esa cifra es mucho mayor hoy. Internamente cinco refinerías no producen gasolina a pesar de que tenemos las reservas petroleras comprobadas más grandes del mundo. Sin embargo, el régimen continúa enviando petróleo gratuitamente a Cuba. Venezuela es un país inmóvil. El aislamiento ha sido dramático y ha recrudecido durante la pandemia. Hemos dicho que enfrentamos dos virus: La dictadura de Maduro y el Coronavirus. La cura de ambos debe ser abordada urgente y simultáneamente. Superarlos solo será posible con una cooperación y asistencia financiera internacional robusta que será viable si establecemos un Gobierno de Emergencia Nacional que aplique un plan de emergencia y nos conduzca a una transición democrática creíble y verificable. El liderazgo internacional debe reafirmar su compromiso en acompañar a nuestro pueblo a levantar, ahora y para siempre, el distanciamiento social antidemocrático que ha generado la peor tragedia de nuestra historia desde el siglo XX. Para Venezuela la normalidad no vendrá cuando se logre mitigar la pandemia. La emergencia humanitaria compleja continuará tal y como hemos descrito en este artículo. La normalidad sólo vendrá cuando llegue la libertad. Ya el mundo, especialmente Europa y España, sabe lo que se sufre frente a un distanciamiento social voluntario. Oramos porque esta dificultad que hoy enfrentamos globalmente permita ratificar las convicciones democráticas y agitar la conciencia moral de todos para que juntos curemos a Venezuela del virus de la tiranía y de la epidemia dictatorial. Carlos Vecchio es embajador del gobierno interino de Venezuela ante Estados Unidos
22-04-2020 | Fuente: abc.es
Trump da un golpe definitivo al negocio del petróleo de Maduro
En un contexto de colapso de los mercados del crudo, el Gobierno de Estados Unidos ha ordenado a las petroleras norteamericanas la salida completa de Venezuela antes de final de año. La Oficina de Control de Activos Extranjeros, encargada de aplicar las sanciones, ha renovado las licencias de las petroleras estadounidenses que quedan en negocios conjuntos con la venezolana Pdvsa solo hasta final de año, pero impone duras restricciones. En un permiso de renovación de licencias firmado por Andrea Gacki, directora de ese departamento sancionador, se da a las empresas Chevron; Halliburton; Schlumberger Limited; Baker Hughes, y Weatherford International, hasta el 1 de diciembre para finalizar sus operaciones de mantenimiento, pero desde ahora mismo deben cesar las operaciones de perforación, procesamiento, compra o venta de crudo o productos derivados. La licencia dice expresamente que no permite la «perforación, extracción o procesamiento, la compra o venta, el transporte o envío de cualquier petróleo o productos derivados del petróleo de origen venezolano». También prohíbe «el diseño, construcción, instalación, reparación o mejora de pozos u otras instalaciones o infraestructuras en Venezuela o la compra o provisión de bienes o servicios» y la «contratación de personal o servicios adicionales». Baker Hughes y Schlumberger son empresas de servicio a yacimientos petroleros, y sin ellas se complica todavía más el almacenamiento de crudo en Venezuela, cuyo inventario está completamente saturado. También prohíbe el gobierno estadounidense la exportación a Venezuela de cualquier diluyente y otros químicos para poder refinar el crudo. El régimen de Maduro padece una escasez crónica de gasolina y gasóleo, utilizado en generadores en hospitales. El año pasado, la Casa Blanca aprobó una serie de duras sanciones sobre el crudo venezolano, llegando a imponer un embargo a las importaciones desde EE.UU. Sin embargo hizo una serie de excepciones, dando licencias temporales a las empresas antes mencionadas, para que pudieran cobrar deuda con sus operaciones conjuntas con Pdvsa. Las empresas han solicitado renovación de las licencias desde entonces. Quedan en Venezuela otras empresas extranjeras, que también se cobran deuda, como la española Repsol, la italiana Eni o la india Reliance, a las que el gobierno de EE.UU. ha comunicado por varias vías que se pueden arriesgar a ser sancionadas si no se retiran de forma gradual. La rusa Rosneft se retiró recientemente tras llegar a distribuir dos tercios del crudo venezolano y ser sancionada dos veces en EE.UU. por ello. Esta decisión de EE.UU. supone un golpe definitivo a los negocios petroleros de Maduro, que ya se queda sin almacenamiento para un crudo cada vez más devaluado. Tan saturado está el mercado del crudo que unas horas antes el precio del petróleo West Texas Intermediate, de referencia en EE.UU. había creado una jornada sin precedentes en la que cotizó en negativo por primera vez en su historia.
21-04-2020 | Fuente: elpais.com
Tras el lunes negro, un nuevo martes negro en el petróleo; el Brent cae un 25% y el West Texas un 43%
El exceso de oferta y la escasez de almacenamientos presionan al West Texas de entrega en junio, que baja a 11,7 dólares
21-04-2020 | Fuente: abc.es
Colombia extiende su confinamiento hasta el 11 de mayo
Se sabía: era imposible que Colombia empezara una apertura significativa a partir del próximo 27 de abril. Tal vez por eso el anuncio del presidente, Iván Duque, en el que indicó que la fecha de arranque parcial o «cuarentena inteligente» se movía para el 11 de mayo, dio cierto alivio a millones que, a pesar del impacto económico y anímico, prefieren que se mantenga cerradas casi todas las actividades del país dado que las autoridades sanitarias han indicado que para la primera quincena de mayo se espera el pico de la pandemia en el país. Mantener el encierro fue una decisión inteligente del mandatario colombiano, como lo es seguir con los cielos cerrados hasta el próximo 30 de mayo, sin vuelos domésticos o internacionales, limitando igualmente el desplazamiento de pasajeros intermunicipales o a lo largo y ancho de este país con una geografía especialmente difícil y una infraestructura vial tan pobre. A esto se suma un desplazamiento restringido en el transporte público masivo, que queda en un tope de 35% por autobús. Permanece igual la restricción para estudiantes y adultos mayores de asistir a clases o salir a la calle, hasta el 30 de mayo. Manufactura y construcción Pero hay dos sectores que empiezan a levantar cabeza, por indicación presidencial: el de la manufactura y el de la construcción, que podrán retomar labores a partir del próximo 27 de abril, cumpliendo con protocolos de seguridad estrictos -«con protocolos muy puntuales y responsabilidad», dijo Duque- entre otras exigencias a las que deberán someterse y por las que serán vigilados por las autoridades. ¿Será esto suficiente como inicio? Al menos es un punto de activación en dos frentes donde la mano de obra es requerida y miles de empleados podrán recibir su sueldo de nuevo. La reactivación económica cada día preocupa más, así como la atención efectiva a la población que no tiene recursos con qué comer. A esta situación, se suma la caída de los precios del petróleo, que afectará duramente la economía colombiana, la cual tiene en el crudo de referencia Brent una fuente de ingresos muy importante como renglón que abarca casi el 50% de las exportaciones colombianas. El Brent, que es la que aplica al crudo colombiano, no está tan mal, pero la caída a 26 dólares por barril impacta de forma importante las finanzas públicas. Hoy ningún barril es rentable. 189 muertos Esos son los nuevos lineamientos del gobierno colombiano, que se irán modificando según lo defina el coronavirus, que hoy suma 189 muertes y 3.998 contagios. En lo local, cada alcalde y gobernador podrá dictar sus medidas pero respetando este marco que mantiene el cierre total de restaurantes, bares y cafés, el comercio minorista muy restringido y las actividades deportivas masivas en ceros. Y uno adicional, muy positivo pero retador por lo que exige de responsabilidad individual: el próximo lunes los corredores podrán salir a parques y calles para hacer deporte y despejar la mente. Horario de 5:30 a.m. a 7: 00 a.m. y aplicando el «pico y género» (se especula que así será pies no hay aún indicaciones claras). Una buena noticia en medio de tanto encierro y un mes cumplido ya de limitaciones.