Infortelecom

Noticias de petroleo

01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Gobierno de Maduro pagará las importaciones con la criptomoneda conocida como petro
El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, ha revelado que el Gobierno pretende pagar con el petro, una criptomoneda de reciente creación cuyo valor se basa en los recursos naturales del país, a sus proveedores internacionales, con el objetivo de zanjar así la crisis de abastecimiento, informa Reuters. Venezuela carece de liquidez debido a una drástica reducción de los ingresos públicos causada por la caída del precio del petróleo en el mercado internacional, ya que las exportaciones de crudo eran su principal fuente de riqueza. Como consecuencia, la nación caribeña, que importa casi todos los productos, carece de bienes como alimentos y medicinas. El presidente, Nicolás Maduro, atribuye el desabastecimiento a una «guerra económica» lanzada por la derecha nacional e internacional. «Eso se va a acabar cuando sea la criptomoneda la que se utilice para el intercambio», dijo Rodríguez, quien aseguró que con la llegada del petro, cuya primera emisión se espera «en cuestión de días», «se hará materialmente imposible que los centros financieros dictatoriales del mundo puedan intervenir contra esta iniciativa» del Gobierno venezolano. El petro, que se sumará al bolívar, la moneda nacional de Venezuela, tendrá como respaldo inicial el campo petrolero de Ayacucho, que pertenece a la Faja del Orinoco, con una reserva de 5.342 millones de barriles de petróleo valorados en 267.000 millones de dólares, ha explicado el ministro. De esta forma, el Gobierno de Venezuela espera contar con un respaldo inicial de activos petroleros valorados en más de 267.000 millones de dólares (222.615 millones de euros), según Jorge Rodríguez, quien subrayó que, a diferencia de monedas virtuales como el bitcoin, el petro contará con el respaldo de activos como las reservas de petróleo, oro y diamantes de Venezuela. «Es inminente el proceso y seguramente, no tengan dudas, así lo dicen los grandes analistas internacionales en esta materia, que esta criptomoneda nacerá con mucha más solidez de la que tienen otras criptomonedas, y como dicen algunos articulistas va a ser ejemplo para que otros muchos países del mundo, entre ellos España, puedan pensar en la creación de nuevas criptomonedas para sus países», añadió el ministro en tono triunfal.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte elude las sanciones comprando petróleo en alta mar
Años y años de sanciones contra su programa nuclear han aguzado el ingenio del régimen estalinista de Corea del Norte, que sigue resistiendo pese a la presión internacional. Esquivando las últimas resoluciones de la ONU, que pretenden asfixiar su economía limitando sus suministros de energía y capital, Corea del Norte está comprando petróleo a barcos chinos y taiwaneses en alta mar. Por estas operaciones, que están prohibidas por la Resolución 2375, Corea del Sur se ha incautado de un navío con bandera de Hong Kong contratado por una empresa de Taiwán. Según informa la agencia de noticias Yonhap, el barco, llamado «Lighthouse Winmore», fue confiscado el pasado 24 de noviembre tras, presuntamente, haber vendido en alta mar 600 toneladas de petróleo refinado a navíos norcoreanos, uno de ellos identificado como el «Sam Jong 2», el 19 de octubre. La embarcación, al servicio de la compañía Billions Bunker Group, había atracado días antes en el puerto surcoreano de Yeosu para cargar 14.000 toneladas de petróleo refinado japonés y llevarlo a Taiwán. Pero, en su lugar, traspasó parte de la mercancía a barcos norcoreanos en aguas internacionales del Mar Amarillo. A tenor de Yonhap, las autoridades surcoreanas han confirmado a través del cuaderno de bitácora y de los testimonios de la tripulación que la transacción fue ordenada por la firma taiwanesa. Mientras dura la investigación, Seúl retendrá el petrolero durante seis meses, hasta que Hong Kong lo reclame. En la lista negra Aunque esta es la primera incautación de un barco por dichos motivos, no es la primera vez que ocurre algo así. De hecho, el «Lighthouse Winmore» está en una «lista negra» de EE.UU. junto a otros nueve navíos por violar las sanciones de Naciones Unidas suministrando petróleo a Corea del Norte. Con las habituales reticencias de China y Rusia, la Casa Blanca ya ha pedido su suspensión al Consejo de Seguridad. Además, y según informa el diario surcoreano «Chosun Ilbo» citando fuentes del Gobierno de ese país, los satélites espía de Estados Unidos han detectado a barcos chinos transfiriendo crudo a navíos de Corea del Norte hasta en treinta ocasiones desde octubre. En las imágenes aportadas por el Departamento del Tesoro, se pueden ver estas embarcaciones amarradas en alta mar, con el nombre coreano de una de ellas bien visible: «Rye Song Gang 1». Estas pruebas vuelven a poner en duda el compromiso de China con las sanciones internacionales. Aunque el autoritario régimen de Pekín las ha apoyado en la ONU, EE.UU. sospecha que hay «vacíos legales» porque es el único aliado que le queda a Kim Jong-un. En una entrevista con «The New York Times», así lo ha dejado entrever el presidente Donald Trump, quien ha ligado la mediación china con Pyongyang a las disputas comerciales entre ambos países. «Si me ayudan con Corea del Norte, puedo mirar al comercio de forma diferente, al menos durante un tiempo. Y eso es lo que he estado haciendo. Pero, cuando el petróleo sigue entrando, no estoy contento», reconoció Trump. Ante su presión para asfixiar al régimen norcoreano, Kim Jong-un vuelve a demostrar su astucia para sobrevivir.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Maduro cubaniza Venezuela a marchas forzadas
«La estabilidad del Gobierno de Venezuela depende de las directrices de la dictadura cubana, a quien Maduro sigue consultando con frecuencia», recalcan a ABC dos expertos en la relación bilateral más estrecha de toda América Latina, que está llevando a la potencia petrolera a la mayor crisis política, económica, social y humana de su historia. Nicolás Maduro ha acelerado la cubanización de Venezuela que Hugo Chávez comenzó hace 19 años. Una decisión que le ha servido para mantenerse en el poder pese a la debilidad en que le dejaron las protestas del primer semestre de este año y el triunfo de la oposición en las legislativas de 2015. «Maduro ha demostrado que políticamente es un adversario peligroso, ha logrado sostenerse en una situación muy débil», señala el exministro de Defensa venezolano Fernando Ochoa Antich. Los últimos episodios de la copia del modelo castrista han sido la creación de una Asamblea Nacional Constituyente a la cubana (no pluralista), el nombramiento de un militar al frente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) o la reciente excarcelación de presos políticos «a su conveniencia». «Nicolás Maduro libera a los presos políticos al estilo del castrismo, poco a poco, sin prisa, usándolos como instrumento político de cara a la comunidad internacional y a las fuerzas internas», sostiene el activista de derechos humanos Elizardo Sánchez. El exprisionero de conciencia cubano cree que «la excarcelación a conveniencia del gobierno es una manipulación». Secreto de Estado Chávez conmocionó a los venezolanos cuando a su llegada al poder en 1999 decidió que «la principal fuente de su asesoría personal y del Gobierno iban a ser los cubanos. Les entregó muchas ramas del sector público y los puso como asesores militares. Generó muchas fricciones y críticas, pero se salió con la suya», asegura Javier Corrales, profesor de Ciencias Políticas de Amherst College (Massachusetts). La cifra exacta y su misión concreta son un misterio. «Es secreto de Estado, ni siquiera lo sabe el Gobierno venezolano, además muchos cubanos han huido por Colombia», afirma Sebastiana Barráez, periodista venezolana experta en Defensa. El número de asesores cubanos ha disminuido durante la presidencia de Maduro con la reducción del intercambio de petróleo por profesionales a causa de la crisis venezolana. «La compra de servicios profesionales (médicos, maestros..) por parte de Venezuela mermó de 9.500 millones de dólares en 2013 ?el mayor ingreso de divisas cubano? a 6.295 millones de dólares en 2016», explica el economista cubanoamericano Carmelo Mesa-Lago. Algunas estimaciones apuntan que cuando el sucesor de Chávez llegó al poder en 2013 había 45.000 cubanos. Pasado golpista La infiltración de la Inteligencia cubana en las Fuerzas Armadas venezolanas ha sido determinante, según los expertos, para que la alternativa golpista no haya surgido hasta ahora en el madurismo a pesar del historial de Venezuela. «Los oficiales cubanos de contrainteligencia, con la ayuda de informantes venezolanos, en gran medida impiden que se produzca la fractura en las Fuerzas Armadas», asegura el periodista cubano Roberto Álvarez Quiñones. El general de división Ochoa Antich, que como ministro de Defensa vivió el golpe de Estado de Chávez en 1992, cree que los militares venezolanos «tienen miedo a ser descubiertos, pero aún así hay oficiales detenidos por discrepar con el Gobierno». Ochoa cree que el nombramiento del mayor general Quevedo como presidente de Pdvsa «es una manera de ir comprometiendo a las Fuerzas Armadas en el Gobierno para que la alternativa del golpe militar no se dé». Este estamento en Cuba dirige la mayor parte de la economía. En Venezuela sus funciones son cada vez más numerosas: controlan la distribución de alimentos, los precios y el flujo de importaciones. Diferencias A pesar de que el castrismo y el chavismo-madurismo se asemejan a marchas forzadas, aún hay diferencias. El general Ochoa cree que «Venezuela es un país rico en petróleo aunque mal administrado, donde el poder tiene un origen electoral y existen ciertas libertades, pese a las amenazas a ciudadanos y medios. La oposición mantiene un impacto muy importante en la opinión pública». Javier Corrales, estadounidense de origen cubano, define al país como « una dictadura no totalitaria», pero precisa que «su sistema no se ha cerrado del todo: todavía hay un poco más de libertad de prensa, partidos políticos organizados y las universidades siguen siendo más o menos autónomas». Aunque el profesor de Ciencias Políticas presume que el objetivo del Palacio de Miraflores es controlar todas las instituciones y llegar a «lo que ellos definen como Estado comunal». Sin estudios académicos, Maduro se formó políticamente en La Habana. Cuando Chávez murió, los Castro sabían que era su hombre en Caracas. Nicolás Maduro, entre Raúl Castro y Miguel Díaz Canel (i), durante una cumbre del ALBA el pasado 14 de diciembre en La Habana - Reuters Hacia el castrismo Estado comunal En Venezuela hay partidos de la oposición, elecciones y ciertas libertades, pero el impulso del chavismo es controlar todas las instituciones y llegar al Estado comunal que pretende la Constituyente. Militares Los militares en Cuba dirigen la economía. El nombramiento del mayor general Quevedo al frente de Petróleos de Venezuela ?va en esa línea. Desabastecimiento Ambos sufren la escasez por el control de precios y la baja productividad. Venezuela se está quedando sin clase media. Justicia Estrechan su cooperación en materia judicial. La Justicia en Venezuela está cada vez más al servicio del Ejecutivo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Cuatro años del presidente Al Sisi: ni seguridad, ni economía, ni estabilidad
El exmariscal Abdelfatah Al Sisi, de 62 años, lleva más de cuatro dirigiendo los destinos de Egipto: un año al frente del gobierno militar de transición tras la asonada de 2013 y tres como presidente electo. Entonces, el rostro del «héroe de Egipto» con sus gafas oscuras, se imprimía en camisetas y tartas, en pancartas y banderas, lo cual no aumentó la bajísima afluencia a los comicios de 2014, que finalmente ganó con un 96,91% de los votos. Al Sisi se presentaba como el «salvador de Egipto» prometiendo regresar el país a la estabilidad de antes de 2011, levantar su vapuleada economía, hacer frente a la corrupción y limpiar el país de la amenaza del terrorismo. Muchos lo apoyaron para que «Egipto no se convirtiera en una Siria o una Libia». Con las elecciones presidenciales de 2018 fechadas para febrero-marzo, las promesas han quedado sin cumplir: ni seguridad, ni economía, ni estabilidad ni libertades en el Egipto de Al Sisi. Su lema ha sido «la seguridad es la solución»: tras el levantamiento militar que derrocó al entonces presidente islamista Mohamed Morsi, durante su primer mandato centró sus esfuerzos en grandes campañas de detenciones de partidarios de los Hermanos Musulmanes. Después, la acusación de «amenaza a la seguridad nacional» ha caído arbitrariamente sobre cualquier sospechoso de oposición al régimen de Al Sisi, desde activistas proderechos humanos a investigadores, periodistas u oenegés. desde activistas a investigadores, periodistas u ONG. «Se está intentando dificultar todo lo posible el trabajo de la sociedad civil», apunta a este diario la activista Mozn Hassan. El pasado mayo el Parlamento egipcio aprobó una Ley para el control de ONG que termina de cerrar el limitado espacio para los grupos no gubernamentales en Egipto, señala el director para Oriente Medio de Human Rights Watch Joe Stork: «Los enjuiciamientos, las prohibiciones de abandonar el país y la congelación de activos contra los defensores de derechos humanos, además de la nueva represiva legislación, amenazan con erradicar de manera efectiva a la sociedad civil independiente». Pero desde 2014 la mayor amenaza a la seguridad del país proviene de la península del Sinaí, donde se concentraron grupos terroristas islámicos, incluida la filial egipcia del autodenominado Estado Islámico, Wilayat Sina. Tras atribuirse la explosión en pleno vuelo de un avión comercial con destino San Petersburgo a finales de 2015, Wilayat Sina ha aumentado sus atentados contra fuerzas de seguridad egipcias - hasta 700 ataques sólo en los últimos dos años, según recopila el Centro Tahrir para Políticas de Oriente Medio- y otros objetivos más blandos, como la minoría cristiana en el país. La respuesta del Gobierno de Al Sisi, que ha ampliado el estado de emergencia, ha prácticamente bloqueado el acceso al Sinaí Norte, donde se han registrado numerosos abusos de derechos humanos (ejecuciones extrajudiciales, desplazamientos forzosos) y aprobó una polémica Ley Contra el Terrorismo que coarta el trabajo de los periodistas locales, no ha logrado acabar con el terrorismo. Disminuyen sus apoyos La falta de resultados de las medidas de la presidencia de Al Sisi está limando hasta sus más tradicionales partidarios. La comunidad cristiana, temerosa del aumento del islamismo en el país, apoyó a Sisi como candidato que se pintaba «más secular». Sin embargo, los atentados contra iglesias en vísperas de Navidad (2016) en El Cairo y en Domingo de Ramos en Tanta y Alejandría que en total se cobraron las vidas de más de 80 feligreses, la polémica aprobación de la Ley de Construcción de Iglesias y la incapacidad del Gobierno de hacer frente al creciente sectarismo que ha degenerado en más de 500 ataques contra cristianos en provincias rurales de todo el país, según datos del think tank Eshhad, han enfriado el fervor popular de los cristianos hacia Al Sisi. Un segundo caballo de batalla de Al Sisi ha sido la economía. Ante la desbandada del turismo y la falta de reservas, Al Sisi se apoyó en una serie de megaproyectos en los que destaca la ampliación del Canal de Suez en un tiempo récord de apenas un año. «El regalo de Egipto al mundo· sin embargo no ha dado los frutos esperados: los ingresos, muy por debajo de las expectativas se han estancado por la crisis económica mundial y la disminución de los precios del petróleo. En noviembre 2016 se acordó un préstamo de 12.000 millones de dólares del FMI y poco después se procedió a la flotación de la libra egipcia, que de la noche a la mañana pasó a la mitad de su valor (de 8 libras el dólar aproximadamente pasó a 20 por dólar), multiplicando los precios y aumentando la inflación en un 30%. El precio de los carburantes, muy subvencionados, ha llegado a aumentar en un 80%, mientras que en varias ocasiones se han intentado cancelar los subsidios al pan y el azúcar, medidas que el Ejecutivo tuvo que cancelar ante el descontento generalizado. Millones de egipcios sobreviven con menos de dos dólares al día. Y sin embargo, ha sido la cesión de las islas Tirán y Sanafir bajo soberanía egipcia al reino saudí del Golfo, ratificada en junio, lo que ha colmado el vaso de muchos egipcios. «Sisi llegó al poder basándose en que es el hombre fuerte del Ejército que protegería el país y en cambio está regalando tierra por la que Egipto fue a la guerra con Israel», sostuvo el precandidato Khaled Ali en una entrevista con Reuters. Sobre este abogado, que llevó la cesión de las islas a los tribunales, pesa una condena de tres meses de cárcel por «violar la moral pública» en una protesta contra la cesión. «El régimen está haciendo que siquiera preocuparse por la política de miedo. Si tenemos elecciones justas, cualquiera podría vender a Sisi». La popularidad de Al Sisi ha caído bruscamente en hasta un 50% en los últimos años de gobierno según el centro de estadística semipúblico Baseera, y sin embargo «Al Sisi sigue siendo la única opción que perciben los egipcios» sostiene a este diario el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Americana del Cairo Mustafa Kamel. No se esperan grandes cambios políticos entre una sociedad hastiada, mientras que el Ejecutivo de Al Sisi se asegura de dificultar al máximo los avances de posibles candidatos de la oposición. Condenas a cárcel y disuasión de la oposición a Al Sisi a los próximos comicios de 2018 En el poder durante los últimos cuatro años, con el Ejército, el Parlamento y medios estatales apoyándolo, Abdelfatah Al Sisi se ha asegurado de erigirse como la única opción para los egipcios, bloqueando el espacio público para cualquier otro posible candidato. Pese a todo, ante la inminencia de los comicios fechados hacia abril-marzo de 2018, la campaña electoral comienza a adquirir ciertos tintes de telenovela: el más sonado, el presunto secuestro por las autoridades y expulsión de Emiratos Árabes Unidos del exprimer ministro -el último de Hosni Mubarak- y precandidato conservador Ahmed Shafik, que desapareció durante días escoltado por la Policía a su llegada al aeropuerto de El Cairo tras anunciar su candidatura. Más dura es la condena a cárcel de otro postulante, el hasta entonces casi desconocido coronel Ahmed Konswa por «tomar posiciones políticas» mientras todavía formaba parte del servicio activo, pese a que habría presentado su dimisión, según su familia. Los tribunales egipcios han tratado de apartar también a otro potencial candidato presidencial, el abogado humanista Khaled Ali, que también se presentó en las elecciones de 2012 y que el pasado septiembre fue condenado -pendiente de ratificación- a tres meses de cárcel por un delito de «violación de la decencia pública» por presunto gesto obsceno en una protesta contra la cesión a Arabia Saudí de unas islas egipcias. El último contendiente en liza es Mohamed Anuar Sadat, exparlamentario y sobrino del tercer presidente egipcio, que precisamente ha denunciado esta semana que la Agencia de Seguridad Nacional egipcia le está impidiendo la celebración de conferencias de prensa. Mientras tanto, las campañas favorables a la reelección de Al Sisi recogen firmas en universidades y organizan encuentros con la prensa libremente, con el beneplácito del Ejecutivo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un ofrece diálogo, pero tiene listo el «botón nuclear»
Año nuevo, problemas viejos. Con su habitual estrategia del palo y la zanahoria, el caudillo de Corea del Norte, Kim Jong-un, empieza 2018 reafirmando su estatus como potencia nuclear, pero aboga por reabrir el diálogo con el Sur. Aunque el joven dictador dejó hoy claro en su discurso de Año Nuevo que no renunciará a su programa atómico y de misiles, dio ciertas muestras de distensión al anunciar la voluntad de su país de participar en los Juegos Olímpicos de invierno que se celebran en febrero en Corea del Sur. Esgrimiendo el palo, avisó de que «todo Estados Unidos está al alcance de nuestras armas nucleares y hay un botón nuclear siempre en mi escritorio. EE.UU. debería darse cuenta de que esto es una realidad, no una amenaza». En su alocución, emitida varias veces durante todo el día por la televisión estatal norcoreana, anunció que «este año nos vamos a centrar en la producción masiva de armas nucleares y misiles balísticos para acelerar su despliegue. Deberíamos mantenernos siempre listos para llevar a cabo un contraataque nuclear contra el plan del enemigo de una guerra atómica». Pero, dejando entrever la zanahoria, tendió la mano al Gobierno surcoreano para retomar el diálogo con motivo de los Juegos del próximo mes en la localidad de Pyeongchang. «Los Juegos de Invierno que se celebran en Corea del Sur son una buena ocasión para el país. Sinceramente esperamos que sean un éxito», deseó el dictador, quien anunció el envío de una delegación. «Con este fin, las dos Coreas pueden reunirse inmediatamente», propuso Kim en su primera llamada al diálogo tras un año de tensión constante. Durante todo 2017, el régimen estalinista de Pyongyang ha redoblado su pulso a la comunidad internacional con su sexta prueba nuclear y sus continuos lanzamientos de misiles. Entre ellos destacan los Hwasong-15 que, en teoría, tienen capacidad para llegar a EE.UU., pero los expertos dudan de que puedan cargar ya una cabeza nuclear. Aun así, el rápido avance del programa nuclear norcoreano es evidente y es solo cuestión de unos pocos años más que Pyongyang pueda golpear cualquier ciudad estadounidense con un misil nuclear. Al margen de esta amenaza, la oferta de diálogo de Kim Jong-un fue acogida de inmediato con satisfacción por Seúl, según informa la agencia Yonhap. «Saludamos la voluntad expresada por Kim de enviar una delegación y proponer conversaciones porque ha reconocido la necesidad de mejorar los lazos intercoreanos», se congratuló Park Soon-hyun, el portavoz de la Casa Azul, la residencia presidencial del Sur. En su opinión, «la puesta en marcha con éxito de los Juegos contribuirá no solo a la estabilidad de la Península Coreana, sino también de Asia Oriental y el resto del mundo». Desde que el nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, tomó posesión el pasado mayo, ha tratado de retomar los contactos con Pyongyang. En julio, propuso reabrir las comunicaciones entre las dos Coreas y volver a celebrar las reuniones de familias separadas por la guerra, pero Kim Jong-un dio la callada por la respuesta. Ahora, la Casa Azul está intentando aprovechar los Juegos Olímpicos de invierno para atraerse al Norte e incluso ha pedido posponer las maniobras militares conjuntas con Estados Unidos que tienen lugar en febrero, que suponen un foco de tensión con el régimen de Kim Jong-un. Tiempos medidos Con su habitual destreza para medir los tiempos, Corea del Norte ha recogido el guante y podría empezar el deshielo en dichos Juegos, que durarán del 9 al 25 de febrero. Aunque ya ha expirado el plazo para solicitar la asistencia, Yonhap informa de que el Comité Olímpico Internacional puede aceptar a los deportistas norcoreanos para que participen en estos Juegos de Invierno. En caso de que así ocurra, sería todo un éxito para el presidente Moon Jae-in, quien está intentando rebajar la tensión militar. A cambio, Pyongyang podría presionarle para suavizar las sanciones internacionales, muy endurecidas tras sus últimas provocaciones. Para asfixiar al régimen y lograr que vuelva a la mesa de negociaciones, el Consejo de Seguridad ha aprobado por unanimidad reducir sus importaciones de petróleo refinado en casi un 90 por ciento. Una drástica reducción que Corea del Norte podría empezar a notar este año, pero que está intentando eludir mediante la compra ilegal de petróleo en alta mar a barcos chinos y rusos, según ha detectado Estados Unidos con sus satélites espía. Aunque 2018 arranca bajo la amenaza nuclear norcoreana, al menos ahora se atisba una posibilidad de diálogo. .
01-01-1970 | Fuente: abc.es
2018 decidirá el ciclo ideológico de Latinoamérica
El año que comienza vivirá una auténtica batalla política en Latinoamérica, con elecciones presidenciales en seis países. Habrá un pulso realmente decisivo en naciones de gran peso continental, como Colombia, México y Brasil. La izquierda aspira a importantes avances en esos tres primeros países y en Paraguay, al tiempo que el régimen autoritario pretende perpetuarse en Venezuela. También habrá presidenciales en Costa Rica, país que hasta ahora ha resistido bien la tentación bolivariana, pero que está dando muestras de cuarteamiento institucional. El interés está en el color político que adquiera el continente, pues en esta ocasión, por el número de elecciones e importancia de los países, puede determinarse un ciclo ideológico, no solo momentáneas orientaciones (¿se pronunciará o se rectificará el volantazo a la derecha de 2016-2017?). Una consecuencia directa de esto serán las alianzas comerciales (apuesta efectiva por los clubes económicos de la Alianza del Pacífico y de Mercosur o, en cambio, por la agenda más política que económica de Unasur). Asimismo, habrá analistas pendientes de las perspectivas energéticas, pues varios de los países con elecciones son los principales productores latinoamericanos de petróleo. Las citas presidenciales comienzan en Costa Rica (febrero), siguen en Paraguay (abril) y luego llegan a Colombia (mayo), México (julio) y Brasil (octubre), para acabar, según lo previsto, en Venezuela (diciembre). Si ese es el orden en el tiempo, el orden en el interés internacional podría ser el siguiente: México, el pulso más crucial El cambio más radical puede producirse en México el 1 de julio si, como han venido indicando las encuestas, gana Andrés Manuel López Obrador. AMLO ya perdió por muy poco las elecciones de 2006 y luego las de 2012, ambas como candidato del izquierdista PRD; ahora es candidato de su propio partido, Morena, un movimiento homologable al bolivarianismo. El intento del PRI de separarse de su propia corrupción poniéndose en manos de un candidato independiente ?José Antonio Meade, quien ha estado en el Gobierno del actual presidente (PRI) y del anterior (PAN)? parece haber dado al priísmo nuevas expectativas. Pero va a ser una campaña muy inusual, ya que además el derechista PAN, dividido, irá en coalición con el PRD, con el panista Ricardo Anaya como candidato conjunto. Aunque López Obrador ha querido moderar su discurso, para no espantar de nuevo a empresarios y otros sectores temerosos, su oferta de amnistía a narcotraficantes, sus serias objeciones al tratado de libre comercio con Estados Unidos y su deseo de dar marcha atrás en la apertura de la industria petrolera mexicana advierten de que su presidencia provocaría una sacudida política en el continente. Colombia, el test para las FARC La gran dispersión de la intención de voto hace difícil de momento prever qué candidatos pasarán en Colombia a la segunda vuelta (la primera es el 27 de mayo, la segunda el 17 de junio). Una de las pocas cosas claras por ahora es que el candidato de las FARC, Rodrigo Londoño, que era el jefe guerrillero hasta la firma del acuerdo de paz, tiene muy poco apoyo popular. En cualquier caso, la cita permitirá comprobar si en este punto histórico se produce o no un auge de la izquierda, que siempre se había visto lastrada electoralmente por el rechazo mayoritario de la sociedad a la guerrilla. Las elecciones legislativas que habrá previamente, en marzo, servirán ya de termómetro político. Sea cual sea el resultado, el acuerdo de paz asegura a las FARC al menos cinco puestos en el Senado y otros cinco en la Cámara. Brasil, el pretendido regreso de Lula Lula da Silva, que ya fue presidente entre 2003 y 2010, encabeza las encuestas en Brasil. Pero hasta las presidenciales del 7 de octubre queda mucho tiempo para que los jueces determinen si el líder del Partido de los Trabajadores es culpable en los asuntos de corrupción de los que se le acusa. La heredera de Lula, Dilma Rousseff, ya ganó la reelección en 2014 por estrecho margen, y dado todo lo que se ha sabido desde su impeachment acerca del gobierno de la izquierda se esperaría un giro electoral. Pero los partidos del centro y de la derecha también se han visto alcanzados por denuncias y sospechas. Venezuela, farsa de elecciones Asumido por la comunidad internacional que en Venezuela hay un claro fraude electoral, lo que se espera es que las presidenciales sean otro mero trámite para que Nicolás Maduro consolide el régimen autoritario. La fecha electoral no está determinada; tradicionalmente es en diciembre, pero puede variar. Maduro las podría haber aplazado si hubiera estimado que era difícil colar otro fraude, pero dada la facilidad con que el Gobierno ha toreado a la oposición en las elecciones de gobernadores y de alcaldes las podría adelantar, incluso de manera sustancial. Paraguay, el debate de la reelección Finalmente, los dos partidos tradicionales concurrirán a las presidenciales del 22 de abril con caras nuevas. El presunto pacto entre el actual presidente, Horacio Carter, del Partido Colorado (derecha) y el expresidente Fernando Lugo, del Frente Guasú (izquierda), para reformar la ley y permitir la reelección presidencial se topó con violentas protestas callejeras y no prosperó. El colorado Mario Abdo Benítez se enfrenta al liberal Efraín Alegre, cuyo partido se ha aliado con el menor Frente Guasú. Paraguay es uno de los países con mayor percepción ciudadana de corrupción pública. Costa Rica, resfriado institucional En Costa Rica la primera vuelta tendrá lugar el 4 de febrero y la segunda el 1 de abril. Las encuestas reparten el voto principalmente entre los dos grandes partidos tradicionales ?socialdemócratas y socialcristianos?, con posibilidades también para los conservadores. Los sondeos dejan fuera de la carrera al gobernante Partido de Acción Ciudadana, un centro-izquierda que rompió el bipartidismo hace cuatro años. El caso conocido como el «Cementazo» ha llevado la corrupción al primer lugar en la preocupación de los costarricenses, y ha cuestionado actuaciones del Banco central y del poder Judicial. Habrá que ver si todo es un resfriado institucional o si la ejemplar salud en valores democráticos de Costa Rica en realidad está enfermando.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La criptomoneda de Maduro es ilegal
La hiperinflación en Venezuela, que en 2017 superó el 2.735% acumulado, según la consultoría Ecoanalítica, ha provocado que su moneda, el bolívar, se haya hundido. «Está liquidada», asegura a ABC el economista y presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra. Esto ha obligado tanto al Gobierno de Nicolás Maduro como a la sociedad civil a buscar soluciones alternativas, como la creación de nuevas monedas, que les permita llevar a cabo transacciones económicas. Es así como el Ejecutivo bolivariano ha decidido sumarse a la moda de las criptomonedas (bitcoin) con la creación del petro. El objetivo de Maduro con esta nueva moneda es pagar a sus proveedores internacionales y zanjar así la crisis de abastecimiento, según anunció hace unos días el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez. La moneda virtual contará con el respaldo de activos como las reservas de petróleo, oro y diamantes de Venezuela. El propio Rodríguez se refirió al campo petrolero de Ayacucho , con una reserva de 5.342 millones de barriles valorados en 267.000 millones de dólares, como aval del petro. Sin embargo, esta decisión gubernalmental no sería legal. «La criptomoneda no se puede emitir poniendo como garantía las reservas petroleras. El artículo 3 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos de Venezuela establece que las reservas petroleras no explotadas, es decir, las que están en el subsuelo y que son muy abundantes, no se pueden colocar como garantía de ninguna operación comercial o financiera», explica Guerra. José Guerra, economista y presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea NacionalGuerra económica El presidente Maduro ha presentado el petro como una tabla de salvación ante la «guerra económica» que sufre el país por parte del capitalismo. Con ella «se hará materialmente imposible que los centros financieros dictatoriales del mundo puedan intervenir contra esta iniciativa» del Gobierno venezolano, augura Rodríguez. Pero el petro nace con baremos muy distintos a los del bitcoin. «Mientras esta criptomoneda ha sido creada dentro de un marco de una gran libertad y confianza», en Venezuela «no existen esos dos atributos», subraya Guerra. «En 2003 Hugo Chávez implantó el control cambiario de moneda para frenar la inflación y la fuga de capitales, por lo que en Venezuela no hay libertad de comercio. Si usted quiere comprar criptomonedas y luego quiere cambiarlas para recuperar la moneda original, no va a poder porque hay control de cambio. El Gobierno establece la cantidad de dólares que se pueden sacar del país, y ahora no se puede sacar ninguno, a no ser que se haga en el mercado negro». Nacimiento del «panal» A la creación del petro se ha sumado también la del «panal», una moneda, esta sí en papel, nacida en el barrio 23 de enero, en Caracas, por el colectivo chavista Fuerza Patriótica Alexis Vive (FPAV). «En principio es una moneda que va a estar circunscrita al ámbito local, no va a poder circular fuera de ese barrio», señala Guerra. Su función es pues muy limitada «porque no va a ser aceptada como pago a los proveedores. No le veo ninguna utilidad o razón, más allá del ámbito estrictamente local», añade el economista venezolano, que considera que iniciativas como esta pueden provocar una proliferación de monedas «en todas las comunidades que sufran la falta de dinero en efectivo y que busquen una manera de solucionarlo imprimiendo su propia moneda». En el caso del panal, esta no está respaldada por el Banco Central, «que es el único facultado para emitir billetes y acuñar monedas. Por eso, este es un acto absolutamente ilegal». No es la primera vez que surgen monedas paralelas al bolívar en Venezuela: «Chávez trató de crear unas monedas en los años 2008 y 2009, que se llamó la lioza y llevaba la simbología de la Venezuela pre-independentista. Esas monedas tampoco sirvieron para mucho». Ahora tratan de reeditarlas, explica Guerra, pero por razones diferentes: «La falta de efectivo motivada por la hiperinflación. El BCV no ha emitido la cantidad de billetes que acompañe el alza de los precios. En consecuencia, hay una importante escasez de billetes que ha provocado que estas monedas locales comiencen a circular. No le veo ningún sentido, porque esta moneda no va a poder conservar el valor en medio de un cuadro de hiperinflación. El emisor saca una determinada cantidad de moneda y no controla los precios, y las monedas van perdiendo su valor de igual manera», explica. Cambios de moneda El sistema de cambio de Venezuela es uno de los «más complicados, complejos y corruptos del mundo», apunta Guerra. «Hay una tasa de cambio a 10 bolívares por dólar -para alimentos o medicinas- que lo maneja el gobierno a total discreción». Luego está la tasa a 3.000 bolívares por subasta, en la que el gobierno decide cuáles son los rubros que van a ser subastados. «Se entregaban algo así como 20 millones, que es muy poco, por semana. Esto está suspendido desde hace varios meses». Después está el mercado paralelo «en el que todo el mundo puede comprar y vender lo que quiera, y el cambio está en los 100.000 bolívares». «El mejor negocio del mundo puede ser agarrar esas tasas, de 10 o 3.000 bolívares y luego revenderlo a 100.000 bolívares. Es la quintaesencia de la corrupción, en la que está metido un español, Alfredo Serrano Mansilla, de Podemos, que está practicando con la economía venezolana lo que jamás los españoles habrían aceptado»,asevera.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Peligro de gran explosión por un petrolero iraní en llamas frente a la costa de China
Un buque cisterna que transportaba petróleo iraní y que colisionó con un navío de carga chino este sábado ha entrado en llamas frente a las costas de China, ha informado un oficial de la guardia costera de Corea del Sur, mientras los equipos de rescate de emergencia continuaban buscando a los 32 tripulantes desaparecidos. La Marina de los EE. UU. ha enviado un avión militar para ayudar con la búsqueda, abarcando aproximadamente 12.350 kilómetros cuadrados, pero dijo en un comunicado que no localizó a ninguno de los 32 tripulantes desaparecidos. El petrolero Sanchi, operado por el principal operador petrolero de Irán, colisionó el pasado sábado con el CF Crystal a unos 260 kilómetros de la costa de China, cerca de Shanghai y al sur del delta del río Yangtze. Los medios estatales chinos mostraron imágenes el domingo del buque en llamas y columnas de humo oscuro. China ha enviado cuatro barcos de rescate y tres de limpieza, mientras que Corea del Sur envió un barco y un helicóptero. El petrolero registrado en Panamá navegaba desde Irán hasta Corea del Sur, transportando 136.000 toneladas de petróleo condensado, es decir, 1 millón de barriles, que equivalen a 50 millones de euros según los precios actuales del crudo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La producción de crudo de Venezuela cae a mínimos en 29 años
La producción de crudo de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) cayó en 100.000 barriles al día en diciembre pasado y se situó en los 1,7 millones de barriles diarios, los números más bajos desde 1989, según datos de la firma de análisis del mercado energético S&P Global Platts. Según la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), Venezuela, país que posee las mayores reservas de hidrocarburos del mundo, alcanzó una producción de 1,83 millones de barriles diarios en noviembre, lo que supone una caída del 41,6% en términos interanuales. Venezuela es el sexto mayor productor de este cártel. También hay que recordar que los ingresos que recibe PDVSA por la venta de petróleo, la mayor parte van a parar al Estado vía impuestos. De hecho, el 90% de los impuestos que recibe el Gobierno proceden del crudo. Curiosamente, las autoridades venezolanas ofrecen los precios del petróleo en yuanes, la moneda china, tras anunciar el abandono del dólar como moneda de referencia para las transacciones del Estado como respuesta a las sanciones financieras dictadas por Washington contra el Gobierno de Caracas. Según el documento de S&P Global Platts, «el país ha venido sufriendo de una crisis económica, política y humanitaria en espiral, con la empresa petrolera estatal, PDVSA, corta de fondos, personal y equipos y afectada por las sanciones de Estados Unidos, que restringen su financiación». La Administración de Donald Trump dictó en agosto sanciones financieras contra el Gobierno venezolano y PDVSA, con las que prohibía a empresas estadounidenses negociar en deuda nueva emitida por el Estado venezolano y su petrolera estatal. PDVSA ha sido declarada en «default» o suspensión de pagos por varias agencias financieras internacionales, al retrasarse en el pago de los vencimientos de varios de sus bonos. Las autoridades venezolanas achacan estos problemas para pagar a las sanciones de Trump, y explican la caída de la producción en PDVSA -de la que no han ofrecido cifras oficiales- a la corrupción dentro de la empresa. En una supuesta campaña contra esta presunta corrupción, más de 60 personas, incluidos dos expresidentes de PDVSA, han sido detenidas, y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha nombrado a un militar sin experiencia en el sector para poner fin a las prácticas fraudulentas que él denuncia, informa Efe. «Los expertos dicen que las perspectivas de cualquier mejora a corto plazo en la producción de crudo en Venezuela son escasas», dice S&P Global Platts.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los privilegios de los 7.000 príncipes saudíes
Once príncipes saudíes, descendientes lejanos del fundador de la dinastía real, fueron detenidos el pasado 7 de enero tras llevar a cabo una protesta en uno de los palacios reales de Riad. Su reivindicación: que se anule un decreto que les exige pagar a partir de ahora los recibos de la luz y del agua, poniendo fin a un viejo privilegio. El suceso pintoresco se produce menos de dos meses después de que el Príncipe Heredero y hombre fuerte del país, Mohamed bin Salman, ordenara la detención de otros once príncipes y decenas de empresarios y exministros, acusados de delitos de corrupción económica. Las dos docenas de príncipes saudíes caídos en desgracia no plantean ningún problema de supervivencia al estamento real de la superpotencia petrolera. En todo caso subrayan la decisión del Heredero ?dada la frágil salud del rey padre, Salman? de demostrar quién manda ahora en la compañía. No en vano, en los círculos diplomáticos hablar de Arabia Saudí es referirse, irónicamente, a la «Al Saud Inc.», en la que el soberano ejerce de propietario y consejero delegado. Los presupuestos del Estado saudí son los mismos que los de la realeza, y al final todo consiste en una ingeniería de cuentas, liberal y completamente opaca, según los criterios que establezca Palacio. «Solo un estadio de fútbol podría albergar a todos los miembros de la familia Saud», escribió en 2009 en un memorándum un diplomático norteamericano, según relata un reportaje de «The New York Times». ¿Cuántos príncipes y princesas, descendientes del fundador de la dinastía, tiene Arabia? Los autores barajan cifras que discurren entre los 5.000 y los 15.000, así que el común de los mortales prefiere referirse a los Saud como la «Casa de los 7.000 príncipes». Una cifra aún así abultada, relacionada con el carácter prolífico de Abdulaziz ibn Saud y de sus herederos ?todos polígamos? y con un detalle muy práctico: las ventajas económicas para un príncipe comienzan con el primer hijo y van en progresivo ascenso. Mientras la compañía nacional de petróleos, Aramco, batía palmas con el precio elevado del crudo, los dividendos del petróleo servían para mantener en marcha la maquinaria del Estado de Bienestar de los súbditos y para enriquecer a los príncipes. Tras la caída de precios y la crisis económica, la monarquía absoluta saudí decidió hace tiempo recurrir a los recortes sociales y al anuncio de vagas promesas de reformas liberales para atraer inversiones extranjeras. Pero, por ahora, el esquema de enriquecimiento de los príncipes permanece intacto. En 1996, la oleada de mensajes diplomáticos norteamericanos filtrada por WikiLeaks arrojó luz sobre algunos de los privilegios de todo saudí que nace emparentado con el florido árbol genealógico de los Saud. En aquel momento, los estipendios mensuales de la realeza iban desde los 800 dólares mensuales (unos 670 euros al cambio actual) que percibían los parientes más alejados del fundador, hasta los 270.000 dólares mensuales de los hijos aún supervivientes de Abdulaziz ibn Saud. Los nietos recibían, por su parte, 27.000 dólares mensuales, los bisnietos unos 13.000 dólares, y los tataranietos 8.000. La «Oficina de Decisiones y Reglas» del Ministerio de Finanzas, que es la encargada de bombear fondos y privilegios económicos a los príncipes y princesas, ofrece también un bonus por matrimonio y por palacio, según un documento diplomático de noviembre de 1996. En ese mismo informe confidencial filtrado por WikiLeaks se calculaba que el mantenimiento de los Saud costaba entonces 2.000 millones de dólares anuales, dentro de un presupuesto que ese año ascendió a los 40.000 millones. Con diferencia, el mayor pellizco de los ingresos petroleros destinado a los Saud se lo lleva el capítulo de los gastos anuales «fuera de presupuesto». Esta partida, que a mediados de los 90 se estimaba en 10.000 millones de dólares, estaba en manos de un grupo reducido de príncipes. Entre los principales proyectos que financiaron ?según el cable filtrado por Wikileaks? figuraron entonces los proyectos de las Dos Sagrados Mezquitas, y el Almacén Estratégico del Ministerio de Defensa, una fuente de sustanciales ingresos para el rey y sus hermanos. Otro de los privilegios de la casta de los Saud se relaciona con una suerte de parasitismo bancario. Los príncipes tienen una tendencia marcada a pedir créditos y no devolverlos. En una reunión con el embajador norteamericano, un alto ejecutivo de uno de los doce bancos comerciales del país relataba que el estamento principesco está divido en tres tercios. El superior es tan rico que nunca necesita pedir crédito al banco. El intermedio está constituido por fortunas medias, a las que se exige disponer de cuentas en el banco que avalen el dinero del préstamo. Y el tercer estamento de príncipes es el que constituye la «lista negra bancaria», a la que no se da crédito por su arraigada morosidad. De todos los privilegios que rodean a la casta de los Saud quizá el más grotesco es el que les concede el sistema de patronazgo de trabajadores extranjeros, cerca de diez millones, es decir, alrededor de un tercio de la población de Arabia Saudí. Numerosos príncipes obtienen ese título, que les permite «patrocinar» a los no saudíes, en su mayoría trabajadores manuales asiáticos. Cada trabajador está obligado a pagar a su «sponsor» entre 30 y 150 dólares mensuales. Según un informe norteamericano filtrado por Wikileaks «es habitual que un príncipe patrocine a un centenar de extranjeros, o incluso más», lo que le proporciona un excelente viático para los ingresos fijos mensuales sin mover un dedo.