Infortelecom

Noticias de petroleo

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Kim Jong-un ofrece diálogo, pero tiene listo el «botón nuclear»
Año nuevo, problemas viejos. Con su habitual estrategia del palo y la zanahoria, el caudillo de Corea del Norte, Kim Jong-un, empieza 2018 reafirmando su estatus como potencia nuclear, pero aboga por reabrir el diálogo con el Sur. Aunque el joven dictador dejó hoy claro en su discurso de Año Nuevo que no renunciará a su programa atómico y de misiles, dio ciertas muestras de distensión al anunciar la voluntad de su país de participar en los Juegos Olímpicos de invierno que se celebran en febrero en Corea del Sur. Esgrimiendo el palo, avisó de que «todo Estados Unidos está al alcance de nuestras armas nucleares y hay un botón nuclear siempre en mi escritorio. EE.UU. debería darse cuenta de que esto es una realidad, no una amenaza». En su alocución, emitida varias veces durante todo el día por la televisión estatal norcoreana, anunció que «este año nos vamos a centrar en la producción masiva de armas nucleares y misiles balísticos para acelerar su despliegue. Deberíamos mantenernos siempre listos para llevar a cabo un contraataque nuclear contra el plan del enemigo de una guerra atómica». Pero, dejando entrever la zanahoria, tendió la mano al Gobierno surcoreano para retomar el diálogo con motivo de los Juegos del próximo mes en la localidad de Pyeongchang. «Los Juegos de Invierno que se celebran en Corea del Sur son una buena ocasión para el país. Sinceramente esperamos que sean un éxito», deseó el dictador, quien anunció el envío de una delegación. «Con este fin, las dos Coreas pueden reunirse inmediatamente», propuso Kim en su primera llamada al diálogo tras un año de tensión constante. Durante todo 2017, el régimen estalinista de Pyongyang ha redoblado su pulso a la comunidad internacional con su sexta prueba nuclear y sus continuos lanzamientos de misiles. Entre ellos destacan los Hwasong-15 que, en teoría, tienen capacidad para llegar a EE.UU., pero los expertos dudan de que puedan cargar ya una cabeza nuclear. Aun así, el rápido avance del programa nuclear norcoreano es evidente y es solo cuestión de unos pocos años más que Pyongyang pueda golpear cualquier ciudad estadounidense con un misil nuclear. Al margen de esta amenaza, la oferta de diálogo de Kim Jong-un fue acogida de inmediato con satisfacción por Seúl, según informa la agencia Yonhap. «Saludamos la voluntad expresada por Kim de enviar una delegación y proponer conversaciones porque ha reconocido la necesidad de mejorar los lazos intercoreanos», se congratuló Park Soon-hyun, el portavoz de la Casa Azul, la residencia presidencial del Sur. En su opinión, «la puesta en marcha con éxito de los Juegos contribuirá no solo a la estabilidad de la Península Coreana, sino también de Asia Oriental y el resto del mundo». Desde que el nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, tomó posesión el pasado mayo, ha tratado de retomar los contactos con Pyongyang. En julio, propuso reabrir las comunicaciones entre las dos Coreas y volver a celebrar las reuniones de familias separadas por la guerra, pero Kim Jong-un dio la callada por la respuesta. Ahora, la Casa Azul está intentando aprovechar los Juegos Olímpicos de invierno para atraerse al Norte e incluso ha pedido posponer las maniobras militares conjuntas con Estados Unidos que tienen lugar en febrero, que suponen un foco de tensión con el régimen de Kim Jong-un. Tiempos medidos Con su habitual destreza para medir los tiempos, Corea del Norte ha recogido el guante y podría empezar el deshielo en dichos Juegos, que durarán del 9 al 25 de febrero. Aunque ya ha expirado el plazo para solicitar la asistencia, Yonhap informa de que el Comité Olímpico Internacional puede aceptar a los deportistas norcoreanos para que participen en estos Juegos de Invierno. En caso de que así ocurra, sería todo un éxito para el presidente Moon Jae-in, quien está intentando rebajar la tensión militar. A cambio, Pyongyang podría presionarle para suavizar las sanciones internacionales, muy endurecidas tras sus últimas provocaciones. Para asfixiar al régimen y lograr que vuelva a la mesa de negociaciones, el Consejo de Seguridad ha aprobado por unanimidad reducir sus importaciones de petróleo refinado en casi un 90 por ciento. Una drástica reducción que Corea del Norte podría empezar a notar este año, pero que está intentando eludir mediante la compra ilegal de petróleo en alta mar a barcos chinos y rusos, según ha detectado Estados Unidos con sus satélites espía. Aunque 2018 arranca bajo la amenaza nuclear norcoreana, al menos ahora se atisba una posibilidad de diálogo. .
01-01-1970 | Fuente: abc.es
2018 decidirá el ciclo ideológico de Latinoamérica
El año que comienza vivirá una auténtica batalla política en Latinoamérica, con elecciones presidenciales en seis países. Habrá un pulso realmente decisivo en naciones de gran peso continental, como Colombia, México y Brasil. La izquierda aspira a importantes avances en esos tres primeros países y en Paraguay, al tiempo que el régimen autoritario pretende perpetuarse en Venezuela. También habrá presidenciales en Costa Rica, país que hasta ahora ha resistido bien la tentación bolivariana, pero que está dando muestras de cuarteamiento institucional. El interés está en el color político que adquiera el continente, pues en esta ocasión, por el número de elecciones e importancia de los países, puede determinarse un ciclo ideológico, no solo momentáneas orientaciones (¿se pronunciará o se rectificará el volantazo a la derecha de 2016-2017?). Una consecuencia directa de esto serán las alianzas comerciales (apuesta efectiva por los clubes económicos de la Alianza del Pacífico y de Mercosur o, en cambio, por la agenda más política que económica de Unasur). Asimismo, habrá analistas pendientes de las perspectivas energéticas, pues varios de los países con elecciones son los principales productores latinoamericanos de petróleo. Las citas presidenciales comienzan en Costa Rica (febrero), siguen en Paraguay (abril) y luego llegan a Colombia (mayo), México (julio) y Brasil (octubre), para acabar, según lo previsto, en Venezuela (diciembre). Si ese es el orden en el tiempo, el orden en el interés internacional podría ser el siguiente: México, el pulso más crucial El cambio más radical puede producirse en México el 1 de julio si, como han venido indicando las encuestas, gana Andrés Manuel López Obrador. AMLO ya perdió por muy poco las elecciones de 2006 y luego las de 2012, ambas como candidato del izquierdista PRD; ahora es candidato de su propio partido, Morena, un movimiento homologable al bolivarianismo. El intento del PRI de separarse de su propia corrupción poniéndose en manos de un candidato independiente ?José Antonio Meade, quien ha estado en el Gobierno del actual presidente (PRI) y del anterior (PAN)? parece haber dado al priísmo nuevas expectativas. Pero va a ser una campaña muy inusual, ya que además el derechista PAN, dividido, irá en coalición con el PRD, con el panista Ricardo Anaya como candidato conjunto. Aunque López Obrador ha querido moderar su discurso, para no espantar de nuevo a empresarios y otros sectores temerosos, su oferta de amnistía a narcotraficantes, sus serias objeciones al tratado de libre comercio con Estados Unidos y su deseo de dar marcha atrás en la apertura de la industria petrolera mexicana advierten de que su presidencia provocaría una sacudida política en el continente. Colombia, el test para las FARC La gran dispersión de la intención de voto hace difícil de momento prever qué candidatos pasarán en Colombia a la segunda vuelta (la primera es el 27 de mayo, la segunda el 17 de junio). Una de las pocas cosas claras por ahora es que el candidato de las FARC, Rodrigo Londoño, que era el jefe guerrillero hasta la firma del acuerdo de paz, tiene muy poco apoyo popular. En cualquier caso, la cita permitirá comprobar si en este punto histórico se produce o no un auge de la izquierda, que siempre se había visto lastrada electoralmente por el rechazo mayoritario de la sociedad a la guerrilla. Las elecciones legislativas que habrá previamente, en marzo, servirán ya de termómetro político. Sea cual sea el resultado, el acuerdo de paz asegura a las FARC al menos cinco puestos en el Senado y otros cinco en la Cámara. Brasil, el pretendido regreso de Lula Lula da Silva, que ya fue presidente entre 2003 y 2010, encabeza las encuestas en Brasil. Pero hasta las presidenciales del 7 de octubre queda mucho tiempo para que los jueces determinen si el líder del Partido de los Trabajadores es culpable en los asuntos de corrupción de los que se le acusa. La heredera de Lula, Dilma Rousseff, ya ganó la reelección en 2014 por estrecho margen, y dado todo lo que se ha sabido desde su impeachment acerca del gobierno de la izquierda se esperaría un giro electoral. Pero los partidos del centro y de la derecha también se han visto alcanzados por denuncias y sospechas. Venezuela, farsa de elecciones Asumido por la comunidad internacional que en Venezuela hay un claro fraude electoral, lo que se espera es que las presidenciales sean otro mero trámite para que Nicolás Maduro consolide el régimen autoritario. La fecha electoral no está determinada; tradicionalmente es en diciembre, pero puede variar. Maduro las podría haber aplazado si hubiera estimado que era difícil colar otro fraude, pero dada la facilidad con que el Gobierno ha toreado a la oposición en las elecciones de gobernadores y de alcaldes las podría adelantar, incluso de manera sustancial. Paraguay, el debate de la reelección Finalmente, los dos partidos tradicionales concurrirán a las presidenciales del 22 de abril con caras nuevas. El presunto pacto entre el actual presidente, Horacio Carter, del Partido Colorado (derecha) y el expresidente Fernando Lugo, del Frente Guasú (izquierda), para reformar la ley y permitir la reelección presidencial se topó con violentas protestas callejeras y no prosperó. El colorado Mario Abdo Benítez se enfrenta al liberal Efraín Alegre, cuyo partido se ha aliado con el menor Frente Guasú. Paraguay es uno de los países con mayor percepción ciudadana de corrupción pública. Costa Rica, resfriado institucional En Costa Rica la primera vuelta tendrá lugar el 4 de febrero y la segunda el 1 de abril. Las encuestas reparten el voto principalmente entre los dos grandes partidos tradicionales ?socialdemócratas y socialcristianos?, con posibilidades también para los conservadores. Los sondeos dejan fuera de la carrera al gobernante Partido de Acción Ciudadana, un centro-izquierda que rompió el bipartidismo hace cuatro años. El caso conocido como el «Cementazo» ha llevado la corrupción al primer lugar en la preocupación de los costarricenses, y ha cuestionado actuaciones del Banco central y del poder Judicial. Habrá que ver si todo es un resfriado institucional o si la ejemplar salud en valores democráticos de Costa Rica en realidad está enfermando.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La criptomoneda de Maduro es ilegal
La hiperinflación en Venezuela, que en 2017 superó el 2.735% acumulado, según la consultoría Ecoanalítica, ha provocado que su moneda, el bolívar, se haya hundido. «Está liquidada», asegura a ABC el economista y presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra. Esto ha obligado tanto al Gobierno de Nicolás Maduro como a la sociedad civil a buscar soluciones alternativas, como la creación de nuevas monedas, que les permita llevar a cabo transacciones económicas. Es así como el Ejecutivo bolivariano ha decidido sumarse a la moda de las criptomonedas (bitcoin) con la creación del petro. El objetivo de Maduro con esta nueva moneda es pagar a sus proveedores internacionales y zanjar así la crisis de abastecimiento, según anunció hace unos días el ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez. La moneda virtual contará con el respaldo de activos como las reservas de petróleo, oro y diamantes de Venezuela. El propio Rodríguez se refirió al campo petrolero de Ayacucho , con una reserva de 5.342 millones de barriles valorados en 267.000 millones de dólares, como aval del petro. Sin embargo, esta decisión gubernalmental no sería legal. «La criptomoneda no se puede emitir poniendo como garantía las reservas petroleras. El artículo 3 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos de Venezuela establece que las reservas petroleras no explotadas, es decir, las que están en el subsuelo y que son muy abundantes, no se pueden colocar como garantía de ninguna operación comercial o financiera», explica Guerra. José Guerra, economista y presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea NacionalGuerra económica El presidente Maduro ha presentado el petro como una tabla de salvación ante la «guerra económica» que sufre el país por parte del capitalismo. Con ella «se hará materialmente imposible que los centros financieros dictatoriales del mundo puedan intervenir contra esta iniciativa» del Gobierno venezolano, augura Rodríguez. Pero el petro nace con baremos muy distintos a los del bitcoin. «Mientras esta criptomoneda ha sido creada dentro de un marco de una gran libertad y confianza», en Venezuela «no existen esos dos atributos», subraya Guerra. «En 2003 Hugo Chávez implantó el control cambiario de moneda para frenar la inflación y la fuga de capitales, por lo que en Venezuela no hay libertad de comercio. Si usted quiere comprar criptomonedas y luego quiere cambiarlas para recuperar la moneda original, no va a poder porque hay control de cambio. El Gobierno establece la cantidad de dólares que se pueden sacar del país, y ahora no se puede sacar ninguno, a no ser que se haga en el mercado negro». Nacimiento del «panal» A la creación del petro se ha sumado también la del «panal», una moneda, esta sí en papel, nacida en el barrio 23 de enero, en Caracas, por el colectivo chavista Fuerza Patriótica Alexis Vive (FPAV). «En principio es una moneda que va a estar circunscrita al ámbito local, no va a poder circular fuera de ese barrio», señala Guerra. Su función es pues muy limitada «porque no va a ser aceptada como pago a los proveedores. No le veo ninguna utilidad o razón, más allá del ámbito estrictamente local», añade el economista venezolano, que considera que iniciativas como esta pueden provocar una proliferación de monedas «en todas las comunidades que sufran la falta de dinero en efectivo y que busquen una manera de solucionarlo imprimiendo su propia moneda». En el caso del panal, esta no está respaldada por el Banco Central, «que es el único facultado para emitir billetes y acuñar monedas. Por eso, este es un acto absolutamente ilegal». No es la primera vez que surgen monedas paralelas al bolívar en Venezuela: «Chávez trató de crear unas monedas en los años 2008 y 2009, que se llamó la lioza y llevaba la simbología de la Venezuela pre-independentista. Esas monedas tampoco sirvieron para mucho». Ahora tratan de reeditarlas, explica Guerra, pero por razones diferentes: «La falta de efectivo motivada por la hiperinflación. El BCV no ha emitido la cantidad de billetes que acompañe el alza de los precios. En consecuencia, hay una importante escasez de billetes que ha provocado que estas monedas locales comiencen a circular. No le veo ningún sentido, porque esta moneda no va a poder conservar el valor en medio de un cuadro de hiperinflación. El emisor saca una determinada cantidad de moneda y no controla los precios, y las monedas van perdiendo su valor de igual manera», explica. Cambios de moneda El sistema de cambio de Venezuela es uno de los «más complicados, complejos y corruptos del mundo», apunta Guerra. «Hay una tasa de cambio a 10 bolívares por dólar -para alimentos o medicinas- que lo maneja el gobierno a total discreción». Luego está la tasa a 3.000 bolívares por subasta, en la que el gobierno decide cuáles son los rubros que van a ser subastados. «Se entregaban algo así como 20 millones, que es muy poco, por semana. Esto está suspendido desde hace varios meses». Después está el mercado paralelo «en el que todo el mundo puede comprar y vender lo que quiera, y el cambio está en los 100.000 bolívares». «El mejor negocio del mundo puede ser agarrar esas tasas, de 10 o 3.000 bolívares y luego revenderlo a 100.000 bolívares. Es la quintaesencia de la corrupción, en la que está metido un español, Alfredo Serrano Mansilla, de Podemos, que está practicando con la economía venezolana lo que jamás los españoles habrían aceptado»,asevera.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Peligro de gran explosión por un petrolero iraní en llamas frente a la costa de China
Un buque cisterna que transportaba petróleo iraní y que colisionó con un navío de carga chino este sábado ha entrado en llamas frente a las costas de China, ha informado un oficial de la guardia costera de Corea del Sur, mientras los equipos de rescate de emergencia continuaban buscando a los 32 tripulantes desaparecidos. La Marina de los EE. UU. ha enviado un avión militar para ayudar con la búsqueda, abarcando aproximadamente 12.350 kilómetros cuadrados, pero dijo en un comunicado que no localizó a ninguno de los 32 tripulantes desaparecidos. El petrolero Sanchi, operado por el principal operador petrolero de Irán, colisionó el pasado sábado con el CF Crystal a unos 260 kilómetros de la costa de China, cerca de Shanghai y al sur del delta del río Yangtze. Los medios estatales chinos mostraron imágenes el domingo del buque en llamas y columnas de humo oscuro. China ha enviado cuatro barcos de rescate y tres de limpieza, mientras que Corea del Sur envió un barco y un helicóptero. El petrolero registrado en Panamá navegaba desde Irán hasta Corea del Sur, transportando 136.000 toneladas de petróleo condensado, es decir, 1 millón de barriles, que equivalen a 50 millones de euros según los precios actuales del crudo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La producción de crudo de Venezuela cae a mínimos en 29 años
La producción de crudo de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) cayó en 100.000 barriles al día en diciembre pasado y se situó en los 1,7 millones de barriles diarios, los números más bajos desde 1989, según datos de la firma de análisis del mercado energético S&P Global Platts. Según la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), Venezuela, país que posee las mayores reservas de hidrocarburos del mundo, alcanzó una producción de 1,83 millones de barriles diarios en noviembre, lo que supone una caída del 41,6% en términos interanuales. Venezuela es el sexto mayor productor de este cártel. También hay que recordar que los ingresos que recibe PDVSA por la venta de petróleo, la mayor parte van a parar al Estado vía impuestos. De hecho, el 90% de los impuestos que recibe el Gobierno proceden del crudo. Curiosamente, las autoridades venezolanas ofrecen los precios del petróleo en yuanes, la moneda china, tras anunciar el abandono del dólar como moneda de referencia para las transacciones del Estado como respuesta a las sanciones financieras dictadas por Washington contra el Gobierno de Caracas. Según el documento de S&P Global Platts, «el país ha venido sufriendo de una crisis económica, política y humanitaria en espiral, con la empresa petrolera estatal, PDVSA, corta de fondos, personal y equipos y afectada por las sanciones de Estados Unidos, que restringen su financiación». La Administración de Donald Trump dictó en agosto sanciones financieras contra el Gobierno venezolano y PDVSA, con las que prohibía a empresas estadounidenses negociar en deuda nueva emitida por el Estado venezolano y su petrolera estatal. PDVSA ha sido declarada en «default» o suspensión de pagos por varias agencias financieras internacionales, al retrasarse en el pago de los vencimientos de varios de sus bonos. Las autoridades venezolanas achacan estos problemas para pagar a las sanciones de Trump, y explican la caída de la producción en PDVSA -de la que no han ofrecido cifras oficiales- a la corrupción dentro de la empresa. En una supuesta campaña contra esta presunta corrupción, más de 60 personas, incluidos dos expresidentes de PDVSA, han sido detenidas, y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha nombrado a un militar sin experiencia en el sector para poner fin a las prácticas fraudulentas que él denuncia, informa Efe. «Los expertos dicen que las perspectivas de cualquier mejora a corto plazo en la producción de crudo en Venezuela son escasas», dice S&P Global Platts.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los privilegios de los 7.000 príncipes saudíes
Once príncipes saudíes, descendientes lejanos del fundador de la dinastía real, fueron detenidos el pasado 7 de enero tras llevar a cabo una protesta en uno de los palacios reales de Riad. Su reivindicación: que se anule un decreto que les exige pagar a partir de ahora los recibos de la luz y del agua, poniendo fin a un viejo privilegio. El suceso pintoresco se produce menos de dos meses después de que el Príncipe Heredero y hombre fuerte del país, Mohamed bin Salman, ordenara la detención de otros once príncipes y decenas de empresarios y exministros, acusados de delitos de corrupción económica. Las dos docenas de príncipes saudíes caídos en desgracia no plantean ningún problema de supervivencia al estamento real de la superpotencia petrolera. En todo caso subrayan la decisión del Heredero ?dada la frágil salud del rey padre, Salman? de demostrar quién manda ahora en la compañía. No en vano, en los círculos diplomáticos hablar de Arabia Saudí es referirse, irónicamente, a la «Al Saud Inc.», en la que el soberano ejerce de propietario y consejero delegado. Los presupuestos del Estado saudí son los mismos que los de la realeza, y al final todo consiste en una ingeniería de cuentas, liberal y completamente opaca, según los criterios que establezca Palacio. «Solo un estadio de fútbol podría albergar a todos los miembros de la familia Saud», escribió en 2009 en un memorándum un diplomático norteamericano, según relata un reportaje de «The New York Times». ¿Cuántos príncipes y princesas, descendientes del fundador de la dinastía, tiene Arabia? Los autores barajan cifras que discurren entre los 5.000 y los 15.000, así que el común de los mortales prefiere referirse a los Saud como la «Casa de los 7.000 príncipes». Una cifra aún así abultada, relacionada con el carácter prolífico de Abdulaziz ibn Saud y de sus herederos ?todos polígamos? y con un detalle muy práctico: las ventajas económicas para un príncipe comienzan con el primer hijo y van en progresivo ascenso. Mientras la compañía nacional de petróleos, Aramco, batía palmas con el precio elevado del crudo, los dividendos del petróleo servían para mantener en marcha la maquinaria del Estado de Bienestar de los súbditos y para enriquecer a los príncipes. Tras la caída de precios y la crisis económica, la monarquía absoluta saudí decidió hace tiempo recurrir a los recortes sociales y al anuncio de vagas promesas de reformas liberales para atraer inversiones extranjeras. Pero, por ahora, el esquema de enriquecimiento de los príncipes permanece intacto. En 1996, la oleada de mensajes diplomáticos norteamericanos filtrada por WikiLeaks arrojó luz sobre algunos de los privilegios de todo saudí que nace emparentado con el florido árbol genealógico de los Saud. En aquel momento, los estipendios mensuales de la realeza iban desde los 800 dólares mensuales (unos 670 euros al cambio actual) que percibían los parientes más alejados del fundador, hasta los 270.000 dólares mensuales de los hijos aún supervivientes de Abdulaziz ibn Saud. Los nietos recibían, por su parte, 27.000 dólares mensuales, los bisnietos unos 13.000 dólares, y los tataranietos 8.000. La «Oficina de Decisiones y Reglas» del Ministerio de Finanzas, que es la encargada de bombear fondos y privilegios económicos a los príncipes y princesas, ofrece también un bonus por matrimonio y por palacio, según un documento diplomático de noviembre de 1996. En ese mismo informe confidencial filtrado por WikiLeaks se calculaba que el mantenimiento de los Saud costaba entonces 2.000 millones de dólares anuales, dentro de un presupuesto que ese año ascendió a los 40.000 millones. Con diferencia, el mayor pellizco de los ingresos petroleros destinado a los Saud se lo lleva el capítulo de los gastos anuales «fuera de presupuesto». Esta partida, que a mediados de los 90 se estimaba en 10.000 millones de dólares, estaba en manos de un grupo reducido de príncipes. Entre los principales proyectos que financiaron ?según el cable filtrado por Wikileaks? figuraron entonces los proyectos de las Dos Sagrados Mezquitas, y el Almacén Estratégico del Ministerio de Defensa, una fuente de sustanciales ingresos para el rey y sus hermanos. Otro de los privilegios de la casta de los Saud se relaciona con una suerte de parasitismo bancario. Los príncipes tienen una tendencia marcada a pedir créditos y no devolverlos. En una reunión con el embajador norteamericano, un alto ejecutivo de uno de los doce bancos comerciales del país relataba que el estamento principesco está divido en tres tercios. El superior es tan rico que nunca necesita pedir crédito al banco. El intermedio está constituido por fortunas medias, a las que se exige disponer de cuentas en el banco que avalen el dinero del préstamo. Y el tercer estamento de príncipes es el que constituye la «lista negra bancaria», a la que no se da crédito por su arraigada morosidad. De todos los privilegios que rodean a la casta de los Saud quizá el más grotesco es el que les concede el sistema de patronazgo de trabajadores extranjeros, cerca de diez millones, es decir, alrededor de un tercio de la población de Arabia Saudí. Numerosos príncipes obtienen ese título, que les permite «patrocinar» a los no saudíes, en su mayoría trabajadores manuales asiáticos. Cada trabajador está obligado a pagar a su «sponsor» entre 30 y 150 dólares mensuales. Según un informe norteamericano filtrado por Wikileaks «es habitual que un príncipe patrocine a un centenar de extranjeros, o incluso más», lo que le proporciona un excelente viático para los ingresos fijos mensuales sin mover un dedo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
«Maduro cuenta con ocho ejércitos para reprimir Venezuela»
Horas después del «asesinato» del exinspector de la policía Óscar Pérez, «con un lanzacohetes ruso, después de intentar rendirse», el presidente editor del diario venezolano «El Nacional», Miguel Henrique Otero, ofrecía hoy, en el marco del Foro de la Nueva Comunicación, en Madrid, una dramática radiografía de la situación que atraviesa su país, al que califica de «narcoestado» por los vínculos de algunos de los miembros del Gobierno con el narcotráfico. Este periodista «valiente», que vive en el exilio «por publicar informaciones molestas» para el régimen de Maduro, como le presentó el director de ABC, Bieito Rubido, encargado de glosar su trayectoria, se refirió, entre otros aspectos, a la grave crisis económica que sufre Venezuela, con una hiperinflación que el año pasado superó el 2.600%, y que el FMI ha pronosticado que «podría alcanzar el 17.000% en 2018»; con un PIB negativo y «un 70% de desabastecimiento de medicinas y de productos básicos». A esto se suma «el desmantelamiento de la industria del petróleo, y también de la Justicia», con un Tribunal Supremo formado por miembros afines al régimen, la elección de una Asamblea Nacional Constituyente ilegítima, y la violación sistemática de los derechos fundamentales, entre ellos el de libertad de expresión. «El caso de Óscar Pérez no salió en la televisión y radio públicas, pero él logró comunicarse con el pueblo venezolano a través de las redes sociales», destacó Otero. La sombra de Cuba El director de «El Nacional», el único periódico opositor que se publica en papel en Venezuela, detalló las alarmantes cifras de la represión política: 12.000 heridos durante las pasadas protestas, y 300 presos políticos ?«cinco o seis veces más que en Cuba»?. Una represión que ahora «se intensificará» tras el asesinato de Óscar Pérez. Para ello, «el presidente Maduro tiene ocho ejércitos a su disposición»: la milicia, formada por civiles; la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), las FARC y el ELN, «que controlan cuatro estados de Venezuela, y que no fueron incluidos en el acuerdo de paz de Colombia»; los colectivos, «que funcionan como fuerzas paramilitares»; militares asesorados por Cuba ?«los anillos de seguridad de Maduro son los cubanos»?; las fuerzas armadas regulares, y la Policía Nacional Bolivariana (PNB). En cuanto a la salida a esta situación, para Otero no hay una única solución, sino la combinación de varias: «La insubordinación militar ya se está produciendo, la explosión social también, pues en el último mes se produjeron 175 saqueos; la fractura entre los chavistas existe». A esto habría que añadir la consolidación de un discurso internacional, acompañado de ayuda humanitaria, y, por último, la realización de unas elecciones «que alimentarían también la acción social». Optimista, a pesar de toda las dificultades, Otero se mostró convencido de que su periódico publicará el titular más deseado: «Venezuela regresa a la democracia». De izquierda a derecha, Leopoldo López Gil, Mitzy Capriles, Antonio Ledezma, Felipe González, Antonieta Jurado-Blanco (esposa de Miguel Henrique Otero) y Catalina Luca de Tena - JAIME GARCÍA Felipe González: «Solo se puede negociar unas elecciones limpias, y no se las van a dar» Cuando acaba de terminar otra ronda de negociaciones, en Santo Domingo, entre el Gobierno de Maduro y la oposición, sin éxito, hay muchos que piensan que es improbable que salgan adelante porque «lo único que quiere el Gobierno es que la oposición pida la anulación de las sanciones de EE.UU. y Canadá», señaló hoy el expresidente Felipe González, que acudió a arropar a Miguel Henrique Otero. «Esas sanciones no van contra Venezuela, sino contra las fortunas que están aquí, en Europa, y que son fruto de actividades criminales», subrayó. «Lo único que se puede negociar son unas elecciones limpias, y no se las van a dar, porque Maduro no va a entregar el poder. Lo que quiere es elegir el candidato opositor a las elecciones que a él le venga bien». También acudieron al acto, el alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, que huyó de su prisión y vive actualmente en España, con su mujer Mitzy Capriles; Leopoldo López Gil y Antonieta Mendoza, padres del opositor encarcelado, Leopoldo López; Pablo Casado, vicesecretario general de comunicación del Partido Popular, y la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, entre otras personalidades.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La economía de Venezuela se desplomará este año un 15%
Venezuela se acerca al abismo a pasos agigantados. Con cifras que recuerdan a los países europeos durante la posguerra o a naciones africanas que sufrieron conflictos civiles armados, el colapso de la economía no sólo es un hecho, sino que su agravamiento se ha acelerado. Las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año sitúan al país sudamericano en un hundimiento sin precedentes, con una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 15%. Nueve más que los que había calculado en su informe anterior. La deriva es tal que si se confirma la predicción, Venezuela habrá perdido la mitad de su economía en los últimos seis años. Un panorama trágico para uno los países del mundo más ricos en materias primas. Mientras Nicolás Maduro se aventura a intentar renovar su mandato en las urnas la próxima primavera, el organismo que vela por las finanzas internacionales presentó este jueves un mapa desolador. Aunque sea menos relevante para un presidente que ha mantenido a su país fuera del FMI, los cálculos de la institución se han venido cumpliendo hasta ahora. Incluido el aumento de la inflación el pasado año, hasta el 2.500%, un disparatado ratio que se quedará corto en 2018, cuando el organismo prevé que el índice precios en Venezuela alcance el 15.000%. El Fondo Monetario atribuye al «colapso de la producción petrolera y la pérdida de confianza en la moneda nacional», el desmoronamiento de un país sin crédito en la esfera internacional. A los que añade un déficit galopante. Ya el pasado 8 de enero, la Asociación de Corredores de Mercados Emergentes corroboraba que los títulos de deuda emitidos por Venezuela se encuentran «en situación de default (suspensión de pagos)». Poco antes, en diciembre de 2017, agencias calificadoras de riesgo como S&P y Fitch habían declarado de la misma forma al país y a su compañía bandera de petróleo, Pdvsa. Las obligaciones de Venezuela ya sólo cuentan con un valor nominal, lo que ha hecho mella también en las reservas del país, que suman 9.700 millones de dólares. El problema es que tiene pendientes de reembolsar casi 9.500 a lo largo de este año. Producción de petróleo La pérdida de producción de crudo, el gran motor de la economía de Venezuela, no para de caer, después de que el pasado año se situara en el nivel más bajo en 28 años. Con un descenso de 216.000, el país fabricó un total de 1,6 millones de barriles al día. No es la única mala noticia para los venezolanos. Como consecuencia de una actividad económica cerca de la parálisis, las previsiones para el desempleo colocan al país sudamericano en uno de los ratios más altos en mucho tiempo, del 30%. Crecimiento de los países vecinos La gravedad de la crisis aún resalta más si se compara con el comportamiento del resto de los países del continente. En el conjunto de una economía mundial que rozará este año el 4% de incremento, los cálculos del FBI mejoran las cifras de casi todos los principales países latinoamericanos. Los crecimientos previstos para Perú (4%), Colombia (3%), Chile (3%) y Ecuador (2,2%), dejan todavía en peor lugar la gestión del presidente Maduro y señalan a su país como la oveja negra del continente. Previsiones del FMI para 2018 PIB: -15%. El pasado año. En cinco años, se habrá hundido un 50%. INFLACIÓN: 13.000%. Tras un aumento del 2.500% en 2017, la inflación se dispara aún más. DESEMPLEO: 30%. El Fondo Monetario prevé que el paro subirá casi cinco puntos
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La economía latinoamericana se recupera, pero solo crecerá un 2%
América Latina entra este año definitivamente en la senda de la recuperación económica, tras la crisis en gran medida provocada por la caída de los precios de las materias primas. A la contracción del PIB de la región en un 0,7% de promedio experimentada en 2016, siguió un alza del 1,3% en 2017; en 2018 la expansión puede ser de alrededor de un 2%. Así, para este año, la CEPAL proyecta un 2,2% y el FMI un 1,9% (si bien apunta a un 2,6% para 2019). Las cifras, con ser positivas, se sitúan por debajo del crecimiento de la economía mundial, que en 2018 tendrá un avance generalizado y puede crecer en torno al 3%. La pésima situación económica de Venezuela lastra los datos de la región: si se excluyera ese país del cómputo, el crecimiento latinoamericano sería este año del 2,5% y el próximo del 2,8%, de acuerdo con el FMI. El mayor alza corresponde a Centroamérica, cuya economía crecerá este año un 3,9%, impulsada por la buena marcha de Estados Unidos, donde se espera un efecto positivo de las medidas fiscales aprobadas por la Administración Trump. En América del Sur el repunte de los precios de las materias primas está suponiendo un incremento de las exportaciones, por lo que su economía crecerá el doble que el año pasado, con un salto del 1,5% (del 2,4% sin contar a Venezuela). Muy mal Venezuela, bien Argentina y Brasil El régimen de Nicolás Maduro continuará hundiendo la economía venezolana. El FMI estima que esta sufrirá una nueva contracción del 15%, una cifra similar a la experimentada en 2016 y en 2017. Desde 2013 la contracción acumulada del PIB habrá sido del 50%, algo que solo ocurre en países que sufren la devastación de un grave conflicto armado. El FMI proyecta además que la inflación en Venezuela habrá superado un 2.400% en 2017 y alcanzará un 13.000% en 2018. Los cálculos son aún mucho mayores cuando se realizan tiendo en cuenta el tipo de cambio de la moneda en el mercado negro. Como indica Alejandro Werner, jefe del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, la recuperación ya ha llegado a economías determinantes de Suramérica, que se ven alentadas por el aumento del consumo interno. Frente a la contracción del 2,2% sufrida por Argentina en 2016, la economía de ese país creció un 2,8% en 2017 y en torno a esa cifra se moverá estos dos próximos años. En cuanto a Brasil, su economía volvió a los números positivos en 2017 (1,1%) y continuará subiendo en 2018 (1,9%). Por su parte, México, con una previsión de crecimiento para este año del 2,3% , se beneficiará «del aumento de crecimiento en Estados Unidos, si bien la incertidumbre que rodea el desenlace de las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y las elecciones presidenciales de julio obstaculizará el crecimiento a corto plazo», afirma Werner. La subida del precio del petróleo está ayudando también a la recuperación de Colombia y Ecuador (con crecimientos del 3% y del 2,2% para este año, respectivamente); el alza del precio de los minerales permitirá a Perú sostener un crecimiento del 4%. Aumentan las exportaciones América Latina ha reducido en 2017 su déficit primario (-0,8%), sobre todo debido a una desaceleración del gasto público, como indica un informe de la CEPAL. La deuda pública quedó en un 38,4% del PIB, y la inflación se moderó casi tres puntos, hasta el 5,3%. La CEPAL enmarca la mejora de las magnitudes económicas latinoamericanas en el clima favorable de la economía mundial. No obstante, también apunta riesgos, prevenientes igualmente del contexto internacional. Uno de ellos es la reversión de las políticas monetarias de expansión cuantitativa en Estados Unidos, Europa y Japón, que puede atraer hacia esos mercados fondos que habían buscado rentabilidad inversora en países emergentes. También las tentaciones al proteccionismo pueden erosionar la apuesta por los intercambios comerciales. En relación al comercio internacional, un informe del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) ha subrayado la importante recuperación de las exportaciones latinoamericanas, que en 2017 crecieron un 13%, frente a la contracción de los años precedentes (-14,8% en 2015 y -3,3% en 2016). Esto vino marcado por el aumento del precio de las materias primas, como indica el hecho de que las exportaciones latinoamericanas a China crecieran un 30%.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Portazo iraní a la oferta de Trump de «diálogo sin condiciones»
Altos cargos iraníes rechazaron el martes la sorprendente oferta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para dialogar sin condiciones previas al considerarla inútil y una «humillación» para el país, después de que EE.UU. se retirara en mayo del histórico acuerdo nuclear firmado en 2015 e impusiera sanciones de nuevo a Teherán. En la primera respuesta oficial a la propuesta de Trump, el asesor del presidente iraní, Hamid Abutalebí, escribía en Twitter que cualquier opción de diálogo entre ambos países pasa por el regreso de Washington al pacto multilateral de hace tres años. Más duras han sido las palabras del portavoz de Exteriores, Bahram Qasemí, para quien la retirada «ilegal» de Estados Unidos del acuerdo nuclear así como sus políticas hostiles y las presiones económicas a su nación borran el diálogo de la agenda política de Irán. En la misma línea se ha manifestado igualmente el vicepresidente del Parlamento iraní, Ali Motahari, al estimar que negociar con Trump ahora «sería una humillación». «Señor Trump, Irán no es Corea del Norte», sentenció el comandante de la Guardia Revolucionaria Mohammad Ali Jafari, citado por la agencia Fars News. Trump aseguró el lunes que estaría dispuesto a reunirse con su homólogo iraní «sin condiciones previas» para buscar la forma de mejorar las relaciones entre ambos países. El presidente norteamericano ha condenado en numerosas ocasiones el «desastroso» pacto alcanzado en 2015 por la administración Obama , junto con Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, por no cubrir el programa de misiles balísticos de Irán ni su implicación en los conflictos regionales. Problemas económicos Una reunión entre los mandatarios de los dos países, incluso si no tuviera un impacto práctico inmediato, sería un poderoso triunfo simbólico en la lucha interna entre reformistas moderados y conservadores, liderados por el Líder Supremo Ali Jamenei. Mientras Jamenei descarta el diálogo, los reformistas han abogado por las conversaciones como una clave para garantizar la estabilidad de Irán. Las sanciones previstas por los norteamericanos, divididas por sectores de actividad en dos tandas, entrarán en vigor este mes de agosto y en noviembre, y amenazan con hundir la ya maltrecha economía iraní. Una de las principales demandas de Irán es poder mantener sus exportaciones petroleras, que el mes pasado alcanzaron los 2,8 millones de barriles diarios de crudo, mientras Estados Unidos advierte a otros países que dejen de importar petróleo iraní a partir del 4 de noviembre si no quieren arriesgarse a recibir sanciones. El presidente del país, Hassan Rohaní, ha sugerido incluso que Irán podría interrumpir los envíos de petróleo de los estados del Golfo a través del Estrecho de Ormuz si Washington intenta ahogar las exportaciones petroleras iraníes. Irán y otros signatarios, especialmente las potencias europeas, han estado trabajando para encontrar una manera de salvar el acuerdo nuclear pese a la salida de Estados Unidos. Para el presidente iraní, depende de Europa la continuidad del polémico convenio. Varios inversores importantes han roto ya negocios con Irán ante los riesgos que conlleva y la moneda iraní ha caído en picado hasta los 110.000 riales respecto al dólar estadounidense. La agencia Reuters se ha hecho eco de los primeros vídeos en redes sociales que muestran a cientos de personas en la ciudad de Isfahan protestando por los altos precios, en parte, como consecuencia de la devaluación del rial bajo una mayor presión de EE.UU.