Infortelecom

Noticias de personas desaparecidas

24-09-2020 | Fuente: elmundo.es
La familia de Manuela Chavero pide al Gobierno más medios para que se investiguen los casos de personas desaparecidas
"En España no se valora como se debería a los equipos de investigación de la Guardia Civil", asegura la hermana de la fallecida. El presunto homicida de la mujer de Monesterio pasa su primera noche en prisión 
16-08-2020 | Fuente: as.com
Encuentran restos óseos humanos en el vertedero de Zaldibar
Los equipos de rescate han hallado un hueso humano y ahora las labores de búsqueda continuarán para localizar a las dos personas desaparecidas.
07-08-2020 | Fuente: abc.es
Macron se pone al frente de la ayuda internacional a la devastada Beirut
Debido al coronavirus, Emmanuel Macron no dio la mano, en público, al presidente libanés, Michelle Aoun, pero no dudó en abrazarse con una víctima de la explosión durante su visita a pie a Gemayze, una de las zonas devastadas de Beirut. El presidente francés fue el primer jefe de Estado que visitó la ciudad tras la tragedia del martes, cuando una doble explosión en el puerto dejó más de 150 muertos, 5.000 heridos y a 300.000 personas sin hogar. «Líbano no está solo», escribió Macron en Twitter nada más aterrizar. Del aeropuerto fue directo a la zona cero, el puerto, y después no dudó en acercarse a Gemayze, bastión cristiano donde le recibieron entre aplausos, gritos de «¡Viva Francia!» o «¡Eres nuestra única esperanza!» e insultos contra el Gobierno local. Pocas horas después, la ministra de Justicia, Marie-Claude Najm, trató de seguir su ejemplo y se convirtió en la primera dirigente libanesa en intentar visitar los barrios siniestrados, pero tuvo que salir a la carrera ante una multitud que le llamaba «asesina» y pedía «la caída del régimen». La ministra no parecía al tanto del malestar generalizado, que en las redes sociales se tradujo en el hashtag «Cuélguenlos», en referencia a unos mandatarios a quienes se señala como responsables porque tenían informes sobre la peligrosidad de las 2.700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas desde 2014 en el puerto, pero nunca ordenaron sacarlas de allí para llevarlas a un lugar seguro. El mandatario francés prometió a la enfadada multitud que no permitirá que la ayuda caiga en «en manos de los corruptos» y, entre el griterío que llamaba «asesino» al presidente Aoun, cristiano maronita, señaló que «hablaré con las fuerzas políticas para pedirles un nuevo pacto. Estoy aquí para proponerles un nuevo pacto». Vítores, palmadas, todos querían darle la mano? y un abrazo. Ese fue el momento cumbre e inesperado de la visita, cuando tras ser increpado por una mujer que le criticó el que se fuera a sentar más tarde «con los señores de la guerra», en referencia a los mandatarios del país, Macron le respondió «no estoy aquí para ayudarles a ellos, estoy para ayudarte a ti», y se fundieron en un caluroso abrazo cargado de emoción. Un gesto que rompió todo el protocolo anticoronavirus. Macron se dio un auténtico baño de masas en la que fuera colonia francesa desde 1920 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial antes de dirigirse al palacio presidencial, donde además de Aoun le esperaban el primer ministro, Hassan Diab, musulmán suní, y el portavoz del Parlamento, Nabih Berri, musulmán chií. Esta es la distribución de los principales puestos por sectas del acuerdo en vigor desde el final de la guerra civil, que ha logrado mantener las armas fuera de las calles desde entonces, pero que ha generado un sistema contra el que los libaneses protestan desde octubre por considerarlo corrupto y clientelista. «Si no se llevan a cabo reformas, Líbano seguirá hundiéndose», alertó Macron tras su encuentro con la cúpula local de poder. Una comisión de investigación El presidente francés fue el protagonista de una jornada marcada por el anuncio del jefe de la diplomacia libanesa, Charbel Wehbé, de que en un plazo de cuatro días la comisión de investigación creada para esclarecer las explosiones debe «dar un informe detallado sobre las responsabilidades», según declaró a la cadena de radio Europe. De momento, permanecen en arresto domiciliario 16 trabajadores y responsables del puerto. Las dudas sobre la transparencia de las pesquisas llevaron a organizaciones como Human Rights Watch (HRW) a solicitar una investigación independiente con expertos internacionales. «Dados los repetidos fracasos de las autoridades libanesas para investigar errores serios del Gobierno y la falta de confianza de la población en las instituciones de gobierno, se debería garantizar una investigación independiente con expertos internacionales», pidió la investigadora para el Líbano de la organización, Aya Majzoub. Amnistía Internacional (AI) se sumó a la petición de formar un equipo internacional de expertos y subrayó la importancia de que la investigación quede «libre de cualquier posible interferencia política interna» para poder garantizar «la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas». Aun en estado de shock por la brutalidad de las explosiones y sus consecuencias, los libaneses recibieron también la noticia de que el país alcanzó un número récord de infectados en un solo día por coronavirus con 255 casos. Líbano registraba hasta el momento 5.062 casos y 65 muertes por Covid-19 y venía experimentando un repunte que llevó a las autoridades a decretar nuevas restricciones durante la festividad del Eid. El ministro de Salud, Hamad Hassan, había alertado de la posibilidad de un «aumento de los enfermos en los próximos días» por la necesidad de dar prioridad a la atención de los más de 5.000 heridos que causó la explosión. Los hospitales están colapsados y poco a poco van estableciéndose hospitales de campaña enviados por diferentes países para tratar de solucionar la emergencia sanitaria. Las autoridades parecen incapaces de poner en marcha dispositivos para albergar a las personas que han perdido sus casas o para desescombrar y limpiar las calles, y es la propia sociedad la que se está organizando con la ayuda de algunas organizaciones religiosas de caridad. Otro ejemplo más de la incapacidad de unas autoridades escondidas en sus centros de poder en el momento en el que los beirutíes más les necesitan. Voluntad y solidaridad popular frente a la ausencia de las instituciones. Una imagen parecida a la que se vivió en 2006 durante la guerra entre Hizbolá e Israel cuando miles de desplazados del sur del país pasaron semanas viviendo en parques de Beirut, sin apoyo alguno de las autoridades. La ayuda internacional llega desde todos los rincones del mundo a una ciudad en la que la crisis humanitaria es comparable a aquellas vividas durante la guerra civil, según declaró a la agencia AFP el presidente de la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), el francolibanés Mego Terzian. «Nosotros vivimos durante la guerra libanesa períodos difíciles y similares con bombardeos sobre los depósitos de petróleo que estaban no muy lejos del puerto. Eran las mismas escenas, la ciudad estaba completamente devastada, las personas circulaban en las calles heridas, desesperadas, sin saber a donde ir», apuntó Terzian, cuya organización tiene como prioridad en los próximos días «el seguimiento de estas poblaciones afectadas». La Organización Mundial de la Salud (OMS) se sumó al esfuerzo internacional con un avión con 20 toneladas de material médico para hacer frente al colapso sanitario. Además de la llegada de material, también comenzaron a estar operativos los equipos de rescate de distintos países, que se unieron a los libaneses en el puerto para tratar de localizar a las decenas de personas desaparecidas desde el martes.
14-07-2020 | Fuente: que.es
Los bomberos de China compartieron la impresionante fotografía que muestra cómo quedaron los pies de uno de sus efectivos tras trabajar durante horas en el rescate de varias personas desaparecidas como consecuencia del corrimiento de tierra sucedido en el país asiático la semana pasada. La Brigada de Bomberos de la provincia china de Hubei compartió la […] La entrada Un bombero comparte las fotos de sus pies tras trabajar durante 30 horas empapado en el barro se publicó primero en Qué!.
05-07-2020 | Fuente: abc.es
La nueva investigación de Ayotzinapa avanza a trompicones en su relanzamiento por López Obrador
Un paso adelante, otro atrás. Otro adelante. Así, a trompicones legales, evoluciona el relanzamiento de la investigación de la desaparición en 2014 de los 43 estudiantes de Ayotzinapa amparada por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Y es que, esta misma semana, las autoridades capturaron en dos ocasiones a un sospechoso clave después de que una jueza lo pusiera en libertad tras su primera detención al desestimar las pruebas que lo vinculan al caso. Ángel Casarrubias Salgado, alias «El Mochomo», fue liberado el miércoles ?había sido detenido el 24 de junio? porque la jueza no encontró evidencias suficientes para imputarle el delito de delincuencia organizada. Ese mismo día, el 1 de julio, volvió a ser arrestado. Ahora otro juez dio el viernes un plazo de 24 horas a la Fiscalía para que le explique esta segunda detención. Y todo este embrollo legal se encuentra además enmarañado por un supuesto caso de corrupción para lograr la primera liberación de «El Mochomo», presunto líder de Guerreros Unidos, cártel que según la versión oficial quemó los cuerpos de los jóvenes en un basurero en el pueblo de Cocula. «Ellos nos dan la notificación y nosotros les damos el dinero», dice un abogado a la madre de «El Mochomo», en un audio publicado por medios mexicanos el jueves, para supuestamente informarle que ya había gestionado un soborno para liberar a su hijo. «Puedo decirles que la libertad del presunto responsable de la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa tuvo que ver con un acto de corrupción del juzgado», dijo López Obrador en rueda de prensa tras la filtración de la grabación, de unos cinco minutos de duración. «Hubo dinero de por medio», concluyó. Esclarecer este complejo caso, ocurrido hace seis años, es una de las prioridades de López Obrador, presidente desde diciembre de 2018. La desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa supuso un duro golpe para su antecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018), ya que la investigación estuvo plagada de irregularidades y la versión oficial ha sido incluso rechazada este año por una juez de Arizona (EE.UU.) que acusa directamente al Gobierno mexicano de «torturar» testigos. Según, la versión oficial, el 26 de septiembre de 2014 varios policías detuvieron a los jóvenes en el municipio Iguala y los entregaron a Guerreros Unidos para que se deshicieran de los cuerpos. Ese grupo los transportó, ejecutó y quemó en el vertedero de Cocula. Este relato se basa en el testimonio 142 detenidos, de los que unos 80 ya han sido liberados debido a irregularidades de la Fiscalía. Dos hermanos de «El Mochomo», Sidronio y Adán Zenén, fueron detenidos por su participación en el caso y están todavía en prisión. El arquitecto de la versión oficial Tomás Zerón es el arquitecto de la versión oficial. Fue el investigador principal del caso Ayotzinapa y se encuentra fuera del país, pero el fiscal general, Alejandro Gertz, ha asegurado que tienen ubicado a Zerón y van a tratar conseguir que sea extraditado a México. El fiscal no detalló en qué país se encuentra, pero la prensa especula que podría estar en Canadá. En marzo, un juez ordenó el arresto de Zerón por posible fabricación de pruebas y violación de los derechos humanos. «Ya cuenta con orden de aprehensión y ficha roja de la Interpol para su localización y extradición», dijo Gertz en rueda de prensa. Lograr traer a Zerón sería un importante hilo del que esta nueva investigación podría tirar en su intento por resolver ese trágico crimen. Dentro de este proceso, Gertz también ha solicitado 46 órdenes de captura contra funcionarios del Estado de Guerrero, quienes estarían supuestamente involucrados en los hechos. Guerrero es el Estado donde se encuentra Iguala, el municipio donde los jóvenes fueron vistos por última vez. México, una gran fosa clandestina La desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa es uno de los crímenes en México de mayor relevancia internacional. Demostró la incapacidad del país para asegurar seguridad y justicia a sus ciudadanos, además de evidenciar nexos entre gobiernos locales y narcotraficantes. En los días siguientes a aquel trágico 26 de septiembre, México contemplaba espeluznado como las autoridades encontraban en Guerrero varias fosas clandestinas repletas de cadáveres que no correspondían con los de los cuarenta y tres. Si no eran ellos, ¿quiénes eran esas víctimas anónimas? El caso marcó un antes y un después al llamar la atención sobre el elevado número desaparecidos que hay en México y mostrar la impunidad con la que operan las organizaciones delictivas. Según datos oficiales, hay unas 40.000 personas desaparecidas en todo México. Sin embargo varias ONGs creen que la cifra real podría ser superior a los de 300.000, dado que muchos familiares no denuncian por temor a las represalias. Se estima que se han encontrado un total de 1.075 fosas comunes con 2.204 cuerpos en México entre 2007 y 2016, según un estudio elaborado por la Universidad Iberoamericana y la Comisión de Defensa y Promoción de Derechos Humanos.
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Detenido «El Mochomo», sospechoso clave en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa
México ha detenido a Ángel Casarrubias Salgado, alias «El Mochomo», presunto líder del cártel Guerreros Unidos y que, según las autoridades, es un sospechoso clave en el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa que desaparecieron en 2014 en la ciudad de Iguala, municipio ubicado en el suroeste Estado de Guerrero. «El Mochomo», sobre quien que la Fiscalía ofrecía una recompensa de hasta 1,5 millones de pesos ?unos 60.000 euros? por información que condujera a su arresto, fue detenido el miércoles 24 de junio en el municipio de Metepec en el Estado de México, entidad federativa que prácticamente envuelve a toda la Ciudad de México, la capital. El detenido ya se encuentra en la prisión de máxima seguridad «El Altiplano», en el Estado de México. Es presuntamente el autor intelectual y el responsable de la desaparición de 43 jóvenes que estudiaban para ser profesores en una escuela en Ayotzinapa. «El Mochomo» es también hermano de Sidronio y Adán Cenén, alias «El Chino» y «El Tomate» respectivamente, exlíderes de Guerreros Unidos y quienes ya fueron arrestados por estar supuestamente involucrados en el caso. La detención supone un nuevo hilo del que los investigadores pueden tirar en su esfuerzo por desmarañar un complejo caso sobre el que apenas ha habido novedades en los últimos años. La desaparición forzada de Iguala en 2014 provocó una gran conmoción en la sociedad mexicana, además de suponer un golpe letal para el Ejecutivo de Enrique Peña Nieto, presidente entre 2012 y 2018. Según la versión oficial, un grupo de estudiantes tomó por la fuerza unos autobuses en Iguala para participar en una protesta en Ciudad de México. Antes de salir de la ciudad, un grupo de policías detuvo a los jóvenes y los entregó a Guerreros Unidos. Según las investigaciones de la Fiscalía, este cártel los asesinó, quemó y tiró en un basurero municipal en Cocula, una versión que se apoya en el testimonio de más de cien personas que fueron arrestadas tras la desaparición. Sin embargo, 77 de los 142 detenidos han sido liberados debido a irregularidades cometidas por la Fiscalía. Entre estas irregularidades se incluyen torturas a los testigos y pruebas que resultaron ser inconsistentes. Varias ONGs y los familiares de los estudiantes han realizado pruebas que contradicen el resultado del relato oficial. Entre otras investigaciones, un equipo internacional de expertos forenses concluyó que los jóvenes no fueron calcinados en el basurero. A inicios de este año, una juez de Arizona (EEUU) publicó una sentencia que rechaza la versión oficial al acusar directamente al gobierno mexicano de «torturar» testigos, además de «crear y plantar» evidencias en la escena del crimen «con el fin de sustentar la falsa ?verdad histórica?» .La juez Molly S. Frazer dijo incluso que el ejército y la policía federal participaron activamente en la desaparición de los estudiantes. Con la intención de resolver este crimen, ocurrido hace casi seis años, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador a inicios de febrero a las autoridades que reinicien la investigación sobre qué ocurrió aquella noche de 2014. En México se estima que oficialmente hay 60.000 personas desaparecidas, pero varias organizaciones estiman que la cifra real podría ser superior a las 300.000. Es difícil saber cuántos desaparecidos hay porque muchos familiares no suelen denunciar este crimen por miedo a sufrir represalias por parte de los criminales.
16-06-2020 | Fuente: abc.es
Las autoridades alemanas informan a los padres de Madeleine de que su hija está muerta
Madeleine McCann está muerta. Esa es la conclusión a la que han llegado las autoridades alemanas y así se lo han hecho saber a los padres de la niña a través de una carta. Madeleine, desaparecida en el Algarve, Portugal, en el 2007 cuando tenía tres años, habría sido presuntamente secuestrada y asesinada por el alemán Christian Brueckner, en prisión en Alemania por otros delitos. No obstante, las autoridades se niegan a revelar más información o aportar las pruebas. Hans Christian Wolters, que lidera el caso, explicó este lunes que no puede compartir evidencias con los padres, y tampoco con Scotland Yard o con la policía portuguesa. «Simpatizo con los padres, pero si les revelamos más detalles podríamos poner en peligro la investigación», dijo, y añadió que «tenemos evidencia concreta de que nuestro sospechoso mató a Madeleine. A los padres les hemos dicho que la policía alemana tiene pruebas de que está muerta, pero no les hemos contado los detalles». Y aunque reconoció que «podemos entender el dolor de los padres, y sabemos que ellos buscan alivio, lo mejor para ellos es que tengamos una conclusión clara y exitosa del caso». Wolters matizó además que para las autoridades alemanas «este es un caso de asesinato, no un caso de personas desaparecidas. Hemos sido bastante claros a lo largo de la investigación de que estamos hablando de un asesinato y tenemos evidencia de ello». Y señaló que «en Alemania somos muy reservados, no sé cómo es en Reino Unido, pero aquí nos guardamos todo para nosotros hasta que presentamos cargos». Sin embargo, según informa el diario británico The Daily Mail, los detectives de la Operación Grange, la investigación del Scotland Yard sobre la desaparición de Madeleine, insisten en que sigue siendo la investigación de una persona desaparecida. Clarence Mitchell, portavoz de los McCann, respondió que los padres de la menor «no harán comentarios sobre la correspondencia privada, ya sea del fiscal, la policía o cualquier otra persona» y «tampoco comentarán sobre su relación con las autoridades alemanas a medida que avanza la investigación». Por su parte, Rogerio Alves, un abogado que representa a los McCann en Portugal, ha exigido a las autoridades alemanas que indiquen «qué se está haciendo para resolver el caso» y le pidió a las fuerzas policiales de los tres países involucrados que sean «transparentes» con la familia de la menor y dejen de guardarse información. La prensa portuguesa ha informado que la policía local se está preparando para buscar el cuerpo de Madeleine en una serie de pozos ubicados en una granja que el sospechoso alquiló en la zona y en la que podría haber ocultado el cadáver.
16-06-2020 | Fuente: abc.es
Las autoridades alemanas informan a los padres de Madeleine McCann de que su hija está muerta
Madeleine McCann está muerta. Esa es la conclusión a la que han llegado las autoridades alemanas y así se lo han hecho saber a los padres de la niña a través de una carta. Madeleine, desaparecida en el Algarve, Portugal, en el 2007 cuando tenía tres años, habría sido presuntamente secuestrada y asesinada por el alemán Christian Brueckner, en prisión en Alemania por otros delitos. No obstante, las autoridades se niegan a revelar más información o aportar las pruebas. Hans Christian Wolters, que lidera el caso, explicó este lunes que no puede compartir evidencias con los padres, y tampoco con Scotland Yard o con la policía portuguesa. «Simpatizo con los padres, pero si les revelamos más detalles podríamos poner en peligro la investigación», dijo, y añadió que «tenemos evidencia concreta de que nuestro sospechoso mató a Madeleine. A los padres les hemos dicho que la policía alemana tiene pruebas de que está muerta, pero no les hemos contado los detalles». Y aunque reconoció que «podemos entender el dolor de los padres, y sabemos que ellos buscan alivio, lo mejor para ellos es que tengamos una conclusión clara y exitosa del caso». Wolters matizó además que para las autoridades alemanas «este es un caso de asesinato, no un caso de personas desaparecidas. Hemos sido bastante claros a lo largo de la investigación de que estamos hablando de un asesinato y tenemos evidencia de ello». Y señaló que «en Alemania somos muy reservados, no sé cómo es en Reino Unido, pero aquí nos guardamos todo para nosotros hasta que presentamos cargos». Sin embargo, según informa el diario británico The Daily Mail, los detectives de la Operación Grange, la investigación del Scotland Yard sobre la desaparición de Madeleine, insisten en que sigue siendo la investigación de una persona desaparecida. Clarence Mitchell, portavoz de los McCann, respondió que los padres de la menor «no harán comentarios sobre la correspondencia privada, ya sea del fiscal, la policía o cualquier otra persona» y «tampoco comentarán sobre su relación con las autoridades alemanas a medida que avanza la investigación». Por su parte, Rogerio Alves, un abogado que representa a los McCann en Portugal, ha exigido a las autoridades alemanas que indiquen «qué se está haciendo para resolver el caso» y le pidió a las fuerzas policiales de los tres países involucrados que sean «transparentes» con la familia de la menor y dejen de guardarse información. La prensa portuguesa ha informado que la policía local se está preparando para buscar el cuerpo de Madeleine en una serie de pozos ubicados en una granja que el sospechoso alquiló en la zona y en la que podría haber ocultado el cadáver.
16-06-2020 | Fuente: abc.es
Los padres de Madeleine niegan que las autoridades alemanas les informaran en una carta que su hija está muerta
Madeleine McCann está muerta. Esa es la conclusión a la que han llegado las autoridades alemanas y así se lo han hecho saber a los padres de la niña a través de una carta, según informa el diario británico The Daily Mail. Sin embargo, sus padres negaron en un comunicado haber recibido la misiva y señalaron que «las historias sin fundamento que han provocado una ansiedad innecesaria a amigos y familiares, una vez más han interrumpido nuestras vidas». «La noticia ampliamente difundida de que recibimos una carta de las autoridades alemanas que indica que hay evidencias o pruebas de que Madeleine está muerta es falsa», escribieron. Sin embargo, fuentes del diario defendieron que la información publicada es correcta. Madeleine, desaparecida en el Algarve, Portugal, en el 2007 cuando tenía tres años, habría sido presuntamente secuestrada y asesinada por el alemán Christian Brueckner, en prisión en Alemania por otros delitos. No obstante, las autoridades se niegan a revelar más información o aportar las pruebas. Hans Christian Wolters, que lidera el caso, supuestamente explicó este lunes a un grupo de periodistas británicos en Braunschweig que no puede compartir evidencias con los padres, y tampoco con Scotland Yard o con la policía portuguesa. «Simpatizo con los padres, pero si les revelamos más detalles podríamos poner en peligro la investigación», dijo, y añadió que «tenemos evidencia concreta de que nuestro sospechoso mató a Madeleine. A los padres les hemos dicho que la policía alemana tiene pruebas de que está muerta, pero no les hemos contado los detalles». Y aunque reconoció que «podemos entender el dolor de los padres, y sabemos que ellos buscan alivio, lo mejor para ellos es que tengamos una conclusión clara y exitosa del caso». Wolters matizó además que para las autoridades alemanas «este es un caso de asesinato, no un caso de personas desaparecidas. Hemos sido bastante claros a lo largo de la investigación de que estamos hablando de un asesinato y tenemos evidencia de ello». Y señaló que «en Alemania somos muy reservados, no sé cómo es en Reino Unido, pero aquí nos guardamos todo para nosotros hasta que presentamos cargos». Sin embargo, según informa el diario británico The Daily Mail, los detectives de la Operación Grange, la investigación del Scotland Yard sobre la desaparición de Madeleine, insisten en que sigue siendo la investigación de una persona desaparecida. Clarence Mitchell, portavoz de los McCann, respondió que los padres de la menor «no harán comentarios sobre la correspondencia privada, ya sea del fiscal, la policía o cualquier otra persona» y «tampoco comentarán sobre su relación con las autoridades alemanas a medida que avanza la investigación». Por su parte, Rogerio Alves, un abogado que representa a los McCann en Portugal, ha exigido a las autoridades alemanas que indiquen «qué se está haciendo para resolver el caso» y le pidió a las fuerzas policiales de los tres países involucrados que sean «transparentes» con la familia de la menor y dejen de guardarse información. Pero los McCann aseguran en el comunicado que actualmente no tienen ningún portavoz oficial ni están pagando abogados. La prensa portuguesa ha informado que la policía local se está preparando para buscar el cuerpo de Madeleine en una serie de pozos ubicados en una granja que el sospechoso alquiló en la zona y en la que podría haber ocultado el cadáver.
07-06-2020 | Fuente: abc.es
Los McCann reaparecen 13 años después de la desaparición de Madeleine
Han pasado ya 13 años desde la última vez que los británicos Kate y Gerry McCann vieron a su pequeña hija Madeleine, dormida en su cama en el complejo vacacional de Praia da Luz, en el Algarve portugués, junto a sus hermanos gemelos de 18 meses. Mucho ha llovido desde aquella noche en la que la niña, de solo tres años, desapareció mientras sus padres cenaban con unos amigos a pocos metros del apartamento donde se hospedaban. Ambos removieron cielo y tierra para encontrarla, sobre todo a través de una campaña mediática sin precedentes que llegó a todo el planeta y para la que recibieron donaciones millonarias. Gracias a ella, Madeleine estaba de repente en todas partes, aunque no estuviera en realidad en ninguna, y las fotos de aquellos dulces ojos infantiles, enmarcada en su melena rubia, llenaron periódicos, revistas y escaparates. Su ojo derecho tenía una llamativa mancha en el iris conocida como coloboma, que para sus padres era una de las grandes esperanzas de encontrarla: gracias a ella, cualquiera podría reconocerla. No obstante, nada se supo nunca de Maddie, como la llamaban cariñosamente, pese a las muchas teorías, tan creíbles unas como descabelladas otras, sobre su paradero. A pocos días de su cumpleaños número 17, su nombre ha vuelto a los titulares: Christian Brueckner, un alemán de 43 años que está encarcelado por varios delitos sexuales en Alemania, y pendiente de cumplir una pena de siete años por violar a una mujer estadounidense de 72 años en Praia da Luz en el 2005, un año y medio antes de que se perdiera el rastro de Madeleine, está siendo investigado por las autoridades alemanas, portuguesas y británicas como el principal sospechoso de la desaparición de la niña, una posibilidad a la que los McCann dan credibilidad. A lo que aún se resisten es a creer que su hija está muerta, como da por hecho la fiscalía de Braunschweig. «Nunca hemos perdido la esperanza de encontrarla viva», es un mantra de estos padres que en su momento fueron tan mediáticos como su hija. Dieron decenas de entrevistas y aparecieron una y otra vez en los medios de comunicación. Hasta que el acoso inmisericorde de la prensa, las acusaciones sin fundamento en su contra -se llegó a decir que ellos la habían asesinado e incluso fueron formalmente acusados como sospechosos- y la necesidad de cuidar de sus otros dos hijos, los gemelos Sean y Amelie, ahora de 15 años, los llevaron a alejarse de los focos, aunque sin darse por vencidos y manteniendo abierta la web www.findmadeleine.com Ahora, según su portavoz Clarence Mitchell, siguen en privado las últimas novedades del caso en su hogar en Leicestershire, desde donde emitieron un comunicado esta semana: «Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia», afirmaron, y añadieron que «nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida, pero sea cual sea el resultado, necesitamos saber lo que sucedió para encontrar la paz». Según Mitchell, «esta es la única vez en 13 años que la policía ha sido tan específica acerca de un sospechoso», lo cual le da a los McCann una nueva ilusión de la que agarrarse. Vivir «una vida normal, feliz y satisfactoria» Gerry, nacido en Glasgow, y Kate, en Liverpool, se conocieron cuando ambos empezaron a ejercer como médicos, pero ella dejó de trabajar tras la tragedia. En el 2011, en un ejercicio catártico, Kate publicó un libro titulado «Madeleine» en el que describe la profunda depresión que sufrió al no saber nada de su pequeña, los pensamientos suicidas que la acompañaron mucho tiempo y cómo el sufrimiento estuvo a punto de acabar con su matrimonio. «Me consume la tortura de pensar dónde y con quién puede estar mi hija», escribió. Se volcó en la búsqueda, trabajó con organizaciones benéficas e incluso se involucró en una asociación de personas desaparecidas. Su círculo familiar, sus hijos pequeños y su fe católica han sido a lo largo de los años lo que los ha mantenido a flote. Gerry, cardiólogo, siguió trabajando y actualmente es profesor en la Universidad de Leicester, y Kate recuperó su trabajo. En mayo del 2017, en el décimo aniversario de la desaparición de su primogénita, declararon que por fin se habían adaptado a ser una familia de cuatro y no aquel «núcleo familiar perfecto de cinco» miembros y decidieron que esa adaptación era el camino para ayudarle a sus otros dos hijos a vivir «una vida normal, feliz y satisfactoria». Pero tuvieron que pasar diez años de aquel horror para llegar a ese punto. Eso no significa que pasaran página. Aunque ahora mantengan un perfil bajo y lleven una vida tranquila, e incluso se hayan negado a participar en un documental de Netflix sobre la desaparición de su hija, las nuevas revelaciones son una pequeña luz de esperanza para la resolución del caso y para que ambos, juntos a sus hijos, encuentren la ansiada paz que necesitan. Lo que venga será mejor que la tortura de la incertidumbre.
1
...