Infortelecom

Noticias de patrimonio historico

19-07-2017 | Fuente: elpais.com
Dentro de dos cuadros vivos de Murillo
El Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico muestra al público el proceso de restauración de dos obras del pintor sevillano
19-07-2017 | Fuente: abc.es
Maduro activa el Consejo de Defensa para responder a las amenazas de EE.UU.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, activó este martes el Consejo de Defensa de la Nación (Codena) para responder a la «amenaza imperial» de Estados Unidos, después de que la Casa Blanca amenazara al país con «fuertes y prontas» sanciones económicas de concretarse la Asamblea Nacional Constituyente. «He decidido activar el Consejo de Defensa de la Nación de acuerdo al 323 de la Constitución, para responder integralmente la amenaza Imperial (..) La respuesta será muy firme, en defensa del Patrimonio histórico Anticolonial y Antiimperialista de nuestra patria», escribió Maduro a través de su cuenta en la red social Twitter. El mandatario aseguró que a Venezuela «no le da órdenes ni la gobierna ningún gobierno extranjero». A nuestra Patria no le da órdenes ni la gobierna ningún gobierno extranjero.Aquí Mandamos L@s Venezolan@s.Aquí Manda el Pueblo.Pendientes? Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) 18 de julio de 2017El canal estatal VTV transmitió luego imágenes de la instalación del Consejo de Defensa Nacional en el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, al que acudieron los miembros naturales del órgano y otros altos funcionarios de la llamada revolución bolivariana invitados por el jefe de Estado. El artículo 323 de la Constitución venezolana dice que el Codena está integrado por el presidente del país, el vicepresidente del Ejecutivo, Tareck El Aissami; el presidente del Supremo, Maikel Moreno; el presidente del Consejo Moral, Tarek William Saab; el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López; y el presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges. Sin embargo, el Ejecutivo no reconoce al Parlamento por haber sido declarado en desacato por el Supremo, por lo que no ha invitado a su jefe a participar en ninguna de las tres reuniones convocadas en los últimos diez meses. El Codena, según la Carta Magna, «es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico». Las amenazas de Donald Trump contra Maduro El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó ayer con «fuertes y prontas» sanciones económicas contra Venezuela si el Gobierno sigue adelante con sus planes de formar una Asamblea Nacional Constituyente, cuyo proceso electoral está convocado para el próximo día 30. «Estados Unidos no se quedará quieto mientras Venezuela se desmorona. Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, Estados Unidos tomará fuertes y prontas acciones económicas», apuntó Trump en un comunicado. El presidente estadounidense también se refirió a la consulta convocada este domingo por la oposición en la que votaron 7,5 millones de personas: «El pueblo volvió a dejar claro que apoya la democracia, la libertad y el estado de derecho». Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y los Estados Unidos se mantienen en un punto muerto desde finales de 2008, cuando el entonces presidente Hugo Chávez expulsó al embajador norteamericano Patrick Duddy por presuntamente estar involucrado en planes de magnicidio. Desde entonces, y pese a intentos de ambos gobiernos por reanimar sus lazos diplomáticos, la relación de ambos países se mantiene bajo mínimos.
07-07-2017 | Fuente: abc.es
La Unesco declara la Tumba de los Patriarcas de Hebrón como patrimonio palestino de la Humanidad
La UNESCO ha reconocido este viernes la Ciudad Vieja de Hebrón (Cisjordania), donde se encuentra la histórica Tumba de los Patriarcas, como patrimonio palestino de la Humanidad, a pesar de los intentos de Israel para impedir la declaración. La Tumba de los Patriarcas, conocida para los musulmanes como la mezquita de Abraham, es el lugar que alberga, según las tradiciones judías y coránicas, las tumbas gemelas donde están enterradas tres parejas bíblicas importantes: Abraham y Sara, Isaac y Rebeca, y Jacob y Lea. En la votación, realizada este viernes en abierto durante la cumbre anual de la organización, celebrada en Cracovia (Polonia), 12 países miembros han depositado su papeleta a favor de la resolución, tres en contra y seis han preferido abstenerse. El formato ha sido duramente criticado por el embajador israelí ante la UNESCO, Carmel Shama-Hacohen, quien había exigido un voto secreto para dar cabida a la posibilidad de que algún Estado árabe pudiera votar en contra de la resolución sin temor a posibles represalias. Precisamente, los estados árabes habían conseguido desbaratar los intentos de Israel de votar sobre una enmienda a la proposición original, formulada el pasado 30 de junio por los palestinos, para diluir el contenido de la declaración. El ministro de Educación israelí, Naftali Bennett, ha condenado la decisión y acusado a la UNESCO de no ser más que «una herramienta política en lugar de una organización profesional». «La conexión entre el judaísmo y Hebrón se remonta a miles de años en el tiempo. Es el lugar de nacimiento del reino de David, de la Tumba de los Patriarcas, y el lugar de descanso de nuestros ancestros», ha lamentado en declaraciones recogidas por el medio israelí «Yedioth Aharonoth». Por su parte, la ministra de Turismo de la Autoridad Palestina, Rula Maayah, ha aplaudido la decisión, al considerar que «Hebrón y su histórica mezquita pertenecen por historia al pueblo palestino», antes de celebrar el que se trata del tercer patrimonio palestino de la Humanidad, después de la Iglesia de la Natividad de Belén y el paisaje cultural de Battir. «La Unesco difunde mentiras antisemitas» El Gobierno de Israel ha condenado la declaración que ha hecho este viernes la UNESCO de la tumba de los Patriarcas como patrimonio histórico palestino y ha acusado a la organización de «promover una versión falsa de la historia» y de ser «antisemita». «Una vez más (la UNESCO) demuestra que es un cuerpo que difunde mentiras antisemitas, al mismo tiempo que permanece en silencio mientras brutales extremistas destruyen el patrimonio regional», ha criticado el presidente de Israel, Reuven Rivlin. Por su parte, el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, ha condenado la decisión, que se ha hecho por votación abierta, y ha acusado a la UNESCO de ser «una organización partidista, vergonzosa y antisemita, que adopta decisiones escandalosas». «Ninguna resolución de esta irrelevante organización puede dañar nuestro derecho histórico de miles de años sobre la Cueva de los Patriarcas, o nuestro derecho sobre Israel», ha declarado Lieberman, que ha dicho esperar que Estados Unidos deje de contruibuir a la financiación de la UNESCO. «Esta decisión prueba, una vez más, que la Autoridad Palestina no está buscando la paz, sino la incitación y la desgracia de Israel en el mundo», ha concluido el ministro de Defensa. El embajador de Israel en la ONU, Danny Danon, ha criticado la decisión de «vergonzosa» y ha dicho que «destruye cualquier fragmento de credibilidad de la UNESCO». «Este grave intento de cortar los lazos entre Israel, Hebrón y las tumbas de los padres y madres de nuestro pueblo es un movimiento desgradable y ofensivo para el pueblo judío», ha añadido en declaraciones recogidas por el medio israelí «Yedioth Aharonoth».
24-06-2017 | Fuente: elpais.com
Sensores para cuidar el casco histórico de Ávila
Un proyecto europeo monitoriza el recinto monumental de la ciudad castellana para proteger su patrimonio histórico
22-06-2017 | Fuente: abc.es
El Bundestag rinde homenaje a Helmut Kohl
El parlamento alemán, declarado en rebeldía ante la viuda de Helmut Kohl, ha celebrado esta mañana un acto de Estado en homenaje del «Canciller de la Unidad» y «Ciudadano europeo de honor», en el que el pleno del Bundestag ha mostrado sus respetos por la figura histórica de Kohl y por su trabajo político, «sin el cual ni Alemania ni Europa serían lo que hoy conocemos». El presidente del Bundestag, Norbert Lammert, ha destacado que Kohl fue el último de la generación política de postguerra, «que entendía la cuestión de Europa como una cuestión de guerra o paz y cuyo concepto es necesario dejar en herencia a las generaciones de europeos más jóvenes». En su discurso, han abundado las alabanzas a la «ingente voluntad política» de Kohl y a su gran visión. «Él mismo consideraba y nos recordaba con frecuencia que un político sin una utopía es el más pobre de los hombres», ha dicho Lammert, que ha defendido la celebración de este homenaje argumentando que «con todos los respetos, el reconocimiento a la figura de Helmut Kohl no puede estar sujeto a asuntos familiares y este lugar y este formato es perfectamente apropiado para alguien cuyo grupo parlamentario era su familia y cuyo despacho era su hogar». Lammert se estaba refiriendo con esa alusión a los impedimentos que la viuda de Kohl ha intentado poner a la celebración de un funeral de Estado en Alemania. Cuatro años después del suicidio de su primera esposa, Hannelore, con la que llevaba casado desde 1960 y a la que los alemanes adoraban, y pocos meses después de sufrir un accidente doméstico que dejó al ex canciller postrado en una silla de ruedas y sin capacidad para el habla, Kohl contrajo matrimonio en 2008 con Maike Reicher, 34 años más joven que él y que desde entonces ha administrado la agenda, el patrimonio y la herencia política e intelectual del gran político alemán. Su celo por monopolizar el control sobre la figura histórica ha propiciado imágenes tan lamentables como la del hijo mayor de Kohl, llamando a la puerta de la casa en la que su padre estaba todavía de cuerpo presente y sin que nadie le abriese la puerta. En la organización de las exequias, Maike Kohl-Richter se ha negado a que su marido sea enterrado en la cripta familiar, junto a sus padres y su primera esposa, y también ha rechazado que Alemania celebre un funeral de Estado. Pretendía además que solamente invitados extranjeros pudiesen pronunciar un discurso durante la ceremonia europea solemne prevista el 1 de julio en el Parlamento Europeo de Estrasburgo, en Francia, por lo que el pleno del Parlamento ha tomado la iniciativa y ha organizado por su cuenta un acto en el que han participado todos los grupos parlamentarios. «Tener a Kohl entre nosotros ha sido un hecho afortunado para los alemanes y para los europeos», ha insistido Lammert, recordando que sigue vigente la promesa que Helmut Kohl hizo en su día: «nunca más guerra en suelo alemán», arrancando un aplauso generalizado desde todas las bancadas. Tras el eco de esos aplausos, permanece un gran signo de interrogación sobre la monumental herencia documental e histórica del ex canciller alemán. La señora Kohl lleva una década negando sistemáticamente el acceso a periodistas e historiadores a las cartas, diarios, y registros de agenda de quien fuera canciller alemán desde 1982 hasta 1998, años clave de la reunificación de Alemania y de la construcción europea y nacimiento del euro. Su biógrafo Heribert Schwan, que logró burlar la custodia de su esposa y posee 630 horas de grabaciones de conversaciones con Kohl, planea una publicación en 2020, cuando ciertos permisos legales no sean ya necesarios, mientras que muchos políticos e historiadores alemanes lamentan que la viuda se niegue en redondo a ceder todo ese material a una Fundación Helmut Kohl que el Estado alemán apoyaría gustosamente. Aparte de los réditos económicos que la ya viuda viene obteniendo con publicaciones parciales de las memorias de Helmut Kohl, su rechazo a permitir que sea el Estado alemán el que gestione ese patrimonio histórico está basado en la defenestración pública que sufrió el ex canciller alemán, que hubo de dimitir en 1999, obligado a reconocer que había recibido donaciones no declaradas por valor de 2 millones de marcos entre 1993 y 1998, con los que engrasó el camino de la CDU en los länder orientales. Kohl no se metió ni un solo marco en su propio bolsillo, pero había incurrido en un caso de financiación ilegal de su partido y se negó a desvelar la identidad de los donantes ante los tribunales, por lo que incluso sus delfines, Angela Merkel y Wolfgang Schäuble, llegaron a repudiarlo. Durante el homenaje en el parlamento, Lammert se ha referido veladamente a esos hechos, limitándose a recordad que «sus errores, él mismo los reconoció en vida».
08-06-2017 | Fuente: abc.es
Se cumple un mes de la detención del periodista francés Mathias Depardon en Turquía
Mathias Depardon, un fotoperiodista francés afincado en Estambul desde hace cinco años, continúa retenido en un centro de deportación turco después de su detención, producida el pasado 8 de mayo. Depardon fue trasladado a dependencias policiales cuado trabajaba en un encargo de National Geographic en la ciudad de Hasankeyf, situada en el sudeste del país y famosa por su rico y amenazado patrimonio histórico. Desde entonces se encuentra detenido en la ciudad de Gaziantep y a la espera de que las autoridades turcas procedan a su deportación, que ya se ha alargado, sin motivo aparente, durante 31 días. La detención del periodista francés ha sido denunciada por diferentes organizaciones internacionales. Entre ellas se encuentra Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha iniciado una campaña para exigir su liberación. «Monsieur Erdogan -reza la petición realizada al presidente turco Recep Tayyip Erdogan-, la arbitrariedad se ha convertido en algo habitual en su país y ahora le ha tocado a Mathias ser la víctima. Después de barrer la pluralidad de los medios de comunicación turcos, ahora su Gobierno ha comenzado a dirigirse contra los periodistas extranjeros. No le permitiremos que lo haga». Con el objetivo de aumentar la presión sobre el Ejecutivo turco, la madre del fotoperiodista, Danièle Van de Lanotte, ha viajado hoy hasta Gaziantep para pedir la liberación de su hijo y tratar de reunirse con él. Según ha informado el diario francés Le Monde, en todo este tiempo la madre solo ha podido hablar en dos ocasiones con Depardon. Huelga de hambre No ha sido la única medida para tratar de poner fin a su situación. El propio fotógrafo llevó a cabo una huelga de hambre, una medida de presión que se ha popularizado entre numerosos presos políticos turcos. No obstante, tras una semana decidió ponerle fin. «Mathias Depardon está recibiendo un buen trato, sabe que su caso está siendo tratado al más alto nivel: el periodista ha finalizado su huelga de hambre», anunció a través de las redes sociales Christophe Deloire, secretario general de RSF. Y es que el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió personalmente la liberación de Depardon, «lo antes posible», durante una conversación telefónica con Erdogan. La prensa francesa había informado de que, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, el presidente turco le había prometido a su homólogo francés que examinaría el caso de Depardon. Lo cierto es que lo ocurrido a este fotoperiodista, que continuaba trabajando en Turquía a pesar de que las autoridades no habían renovado su tarjeta de prensa, no es un caso aislado. Justo un mes antes, el 9 de abril, el periodista italiano Gabriele del Grande fue detenido cuando trabajaba en la provincia de Hatay, cerca de la frontera con Siria. Del Grande, que tampoco tenía el carné de prensa expedido por el Gobierno turco, estuvo retenido dos semanas antes de ser expulsado del país eurasiático.
23-01-2017 | Fuente: elpais.com
Alepo también perdió su pasado
Una cuarta parte de la ciudad vieja, que atesoraba un gran patrimonio histórico, ha quedado totalmente destruida
25-07-2016 | Fuente: elpais.com
Se busca ladrón de arte
Los 18 policías nacionales de Patrimonio Histórico son los únicos de España ?con el cuerpo homólogo de la Guardia Civil? que se dedican a recuperar tesoros culturales
24-07-2016 | Fuente: elpais.com
Se busca ladrón de arte
Los 18 policías nacionales de Patrimonio Histórico son los únicos de España ?con el cuerpo homólogo de la Guardia Civil? que se dedican a recuperar tesoros culturales
25-05-2016 | Fuente: abc.es
El turismo egipcio se estrella con el MS804
El 21 de mayo, tan sólo tres días después de que un avión de Egyptair se estrellara contra el Mediterráneo con 66 personas a bordo, una pareja de españoles aterrizó en el Aeropuerto Internacional de El Cairo. Ese sábado no llegó ningún vuelo internacional de la compañía egipcia, de tres días de duelo por la pérdida del MS804. El vuelo en el que viajaban los españoles era un Alitalia que hacía la ruta Roma-El Cairo y que ha servido durante años como una de las más sencillas rutas europeas para visitar el país de los faraones. Sin embargo esta vez, en su vuelo eran prácticamente los únicos turistas. Poco más de media docena de los pasajeros se detiene a comprar una visa u observa un poco confundido el montón de taxistas que se acercan solícitos a la salida de la terminal. Sólo han pasado tres días desde la caída del MS804, y el turismo egipcio contiene el aliento, temeroso que este último golpe ?sea fallo técnico, sea atentado terrorista? termine por hundir una industria que lleva años de capa caída. En los últimos ocho meses, Egipto ha sufrido desde un atentado de Daesh contra un avión de pasajeros ruso, que mató a 224 personas , hasta el secuestro de un avión de EgyptAir (sin víctimas), pasando por la tortura y asesinato de un joven italiano en El Cairo. Antes, en septiembre, el Ejército egipcio bombardeó por error un grupo de turistas, matando a ocho mexicanos y varios guías egipcios. «Me da pena por los egipcios, esto del turismo está cada vez peor y ellos no tienen ninguna culpa», comenta el hombre, que visita por tercera vez El Cairo. En su primera ocasión, en tiempos de Hosni Mubarak antes de la Revolución de 2011, miles de turistas se agolpaban diariamente bajo el sol para acercarse a las pirámides de Giza o para asomarse a la tumba de Tutankamón en Luxor. Los trabajadores del turismo apenas daban abasto y el negocio no parecía tener fin. La segunda vez fue en 2012, un año después de la caída de Mubarak y con el país todavía inmerso en la agitación social propia de las revoluciones, y cuenta que los comerciantes le seguían con ojos codiciosos en el conocido mercado de Jan al Jalili. «Se les notaba desesperados». En 2010, el país de los faraones, las mezquitas y de paradisiacas playas en el Mar Rojo, recibió cerca de 15 millones de visitantes (14,7), según recogen cifras de las Naciones Unidas. Tras la revolución de enero de 2011, cuando millones de egipcios se sumaron a la «primavera árabe» y salieron a la calle pidiendo «pan, libertad y justicia social», las visitas turísticas descendieron hasta sólo 9,5 visitantes ese año. Entre 2012 y 2014 la industria recuperó ligeramente el pulso, pero tras la asonada militar en 2013 y la posterior represión contra los partidarios de los Hermanos Musulmanes, así como una oleada de atentados contra comisarías y puestos de policía en El Cairo, volvieron a espantar a las agencias de turismo: En 2015, tan sólo 9,3 millones se visitaron Egipto, con sus pirámides y sus ?resorts? junto al mar. Tras la muerte de los turistas rusos el pasado octubre y el asesinato de Regeni en enero, el número de turistas que llegaron a Egipto en el primer cuarto de 2016 cayó un 40% con respecto a 2015. El Ministerio de Turismo había fijado las expectativas para 2020 en 20 millones, una cifra que, tras los últimos desastres, parece imposible de alcanzar. «Egipto deberá esforzarse 10 veces más de lo que habíamos planeado» para recobrarse, señaló esta semana el ministro de Turismo Yehia Rashed. Especialmente en la percepción de inseguridad que existe sobre el país: El Ministerio de Asuntos Exteriores (MAEC) advierte en sus recomendaciones de viaje a Egipto «contra cualquier viaje salvo por razones de necesidad» a todo el país, exceptuando Luxor, Asuán y los resorts del Mar Rojo. Buscando el apoyo de las potencias internacionales, el exgeneral Abdelfatah Al Sisi y actual presidente se erigió como baluarte de la seguridad en Egipto, y justificó así sus políticas represivas y muchas veces contrarias a los derechos humanos. En su lucha contra la aparición de una filial del autoproclamado Estado Islámico en el Sinaí, una zona económicamente deprimida y maltratada por los sucesivos gobiernos egipcios, los militares y policías han reaccionado con una violenta campaña, destruyendo viviendas de civiles sospechosos de colaboración con los grupos islamistas, con arrestos y ejecuciones extrajudiciales y han instaurado un clima de odio y resentimiento hacia el gobierno cairota, según denunció el último informe de Human Rights Watch. «Al Sisi ha buscado la seguridad a un coste altísimo», explicó a ABC el analista del centro Carnegie en Oriente Medio, Amr Ali. Inseguridad aérea Fue precisamente Wilayat Sina, la «provincia» egipcia de Daesh, quien reivindicó el atentado contra un avión ruso que se estrelló contra el Sinaí el pasado 31 de octubre y desnudó la inseguridad de los aeropuertos egipcios. Tras el atentado, tanto Reino Unido como Rusia suspendieron todos los vuelos a y desde el muy turístico resort de Sharm El Sheij, dejando varados a cientos de turistas y generando pérdidas millonarias en la industria turística. Tanto Reino Unido como Rusia aceptaron reabrir las rutas aéreas tras el aumento de seguridad que Egipto ha sometido a sus aeropuertos. Sin embargo, cuando Egipto negociaba la vuelta de las aerolíneas rusas ?principales turistas que llenaban durante todo el año la costa sur del Sinaí-, un desequilibrado mental secuestró un avión de EgyptAir. El pasado marzo, un avión de la compañía nacional egipcia fue secuestrado y obligado a aterrizar en Chipre ante la amenaza de Seif Eldin Mustafa, egipcio, de hacerse estallar. El cinturón de explosivos resultó ser falso, fabricado con unos cuantos cables, plásticos y cartones que el secuestrador hizo pasar por la seguridad del aeropuerto diciendo que era un aparato médico. Además de los «daños colaterales» en su lucha contra la insurgencia en el Sinaí (zona prácticamente vetada a los periodistas), bajo el régimen de Al Sisi otras violaciones de los derechos humanos se perpetúan. ABC ha tenido la oportunidad de hablar con organizaciones que reciben a víctimas de torturas, con abogados que son detenidos durante días por su trabajo por los derechos humanos o con familiares de jóvenes desaparecidos forzosos. En Egipto, cada vez más inmerso en un estado policial, ni siquiera los extranjeros están a salvo, clamaban los pocos manifestantes que se atrevieron a acudir con velas a la embajada italiana en El Cairo cuando se conoció la muerte del estudiante Giulio Regeni , que había sido desaparecido, torturado y asesinado «como uno de nosotros». La muerte de Regeni tensó las relaciones Italo-Egipcias como nunca antes. Roma llamó a consultas a su embajador en El Cairo y algunas compañías turísticas italianas, como la Asociación Italiana de Turismo Responsable, suspendieron sus viajes organizados a Egipto en protesta por la falta de colaboración en la investigación de las autoridades egipcias. Regeni no es el único extranjero muerto en suelo egipcio. En septiembre, un grupo de turistas mexicanos que descansaba tranquilamente en el oasis de Bahariya, en el desierto occidental, fue bombardeado por error por las fuerzas aéreas egipcias, que los confundieron con terroristas islámicos, según se apresuraron a justificar desde el Gobierno. Ocho mexicanos y cuatro guías egipcios murieron en el incidente. El pasado marzo, la Federación Nacional de Operadores Turísticos acordó compensar monetariamente a algunas de las familias mientras que de momento nadie en el Ejército ha asumido responsabilidades. Desde entonces, el desierto occidental ha visto como las visitas caían en picado. «No es el momento de ir ahí», comentan egipcios que trabajan en el mundo del turismo. Turismo, negocio nacional Ramy, un joven de unos 25 años que habla árabe, español y cuenta con un nivel más que aceptable de inglés, trabajaba para la agencia de turismo Destinia (con oficinas centrales en Madrid). Ante la espantada de los turistas, perdió el trabajo. Con tres idiomas y una carrera universitaria en Turismo sólo tenía una salida que pudiera sostenerlo con dignidad: convertirse en un operador de atención al cliente en Vodafone. Junto a Ramy, unos trescientos jóvenes trabajan sólo en el área de «español» de Vodafone, externalizado a Egipto. Muchos de sus compañeros, cuenta, vienen del mundo del turismo. A su lado, Amr ?recién casado- añade que cuando trabajaba en turismo ganaba «cuatro veces más que ahora» (gana unos 150 euros al mes) y que conoció «a muchísimos españoles». Ahora vive en la zona de Al Haram, arrabal cairota junto a las pirámides. Un autobús lo recoge cada mañana a las 6 para empezar a trabajar hacia las 9. A las 8 -si no hay trafico- de la tarde llega a casa, tras dos horas más de autobús. «Pero bueno ?se encoge de hombros- cuando se cierra una puerta se abre una ventana». El negocio del turismo empleaba cerca de un 15% de la población activa según la Agencia Nacional de Estadísticas, y generaba ingresos de 11,1 miles de millones de euros anualmente. En 2015, esas cifras se habían reducido a más de la mitad, con 5,45, estancando el crecimiento de la economía egipcia, gran dependiente de esta industria. Otra consecuencia de la bajada del turismo en Egipto ha sido la falta de flujo de dólares en el país. «Antes, por los extranjeros, entraban muchos dólares. Ahora el cambio está por las nubes», explica Amr Ali, del think tank Carnegie para Oriente Medio. «Para volver, el turismo necesita estabilidad, y el Gobierno está lejos de poder prometerla», añade. En Luxor, el taxista Hassan se indigna ante lo que considera una percepción injusta: «Aquí en Luxor no hay violencia, no hay terrorismo. Quizá en El Cairo, pero aquí no», defiende a ABC. «En Luxor no hay otros negocios, todas las familias vivimos de eso», insiste, señalando que nadie pondría en peligro esos ingresos traídos por los turistas. En la ciudad, importante enclave turístico al sur del país, todavía se recuerdan el atentado de 1997, cuando varios terroristas islámicos de un grupo precursor de Wilayat Sina, Al Gamaa Islamiya, entraron en el histórico templo de Hatsheput, abatieron a balazos y pasaron a cuchillo a más de cincuenta turistas que paseaban entre las ruinas. Tras la tragedia, la industria turística egipcia tardó años en recuperarse. La reacción de los habitantes en Luxor ?de total rechazo- terminó acabando con el propio Al Gamaa Islamiya. En junio de 2015, supuestos terroristas de Daesh intentaron atentar en el templo de Karnak, pero fueron denunciados a la policía por el mismo taxista que los llevó a la puerta. «El turismo volverá. Tarde o temprano volverá. Es lo que pasa cuando tienes el 40% del patrimonio histórico mundial», insiste Adel Beshai, profesor de Economía de la Universidad Americana de El Cairo. Como él, muchos egipcios se resisten siquiera a imaginar que Egipto no pueda recuperar las cifras de 2010. «Volverá. Tarde o temprano».
1