Infortelecom

Noticias de partidos politicos

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Rumanía tendrá a una mujer como primera ministra por primera vez en su historia
El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, ha designado este miércoles a la eurodiputada socialdemócrata Viorica Dancila como nueva primera ministra del país balcánico, tras la dimisión esta semana del jefe de Gobierno Mihai Tudose, quien había perdido el respaldo de su propia formación. «He decidido dar al Partido Social Demócrata (PSD) otra oportunidad y nombrar a la persona propuesta, a la señora Dancila», ha declarado Iohannis en rueda de prensa, tras una reunión con representantes de los partidos políticos con representación en el Parlamento. Fiel aliada del controvertido líder del PSD, Liviu Dragnea, quien esta acusado de corrupción, Dancila se convertirá en la primera mujer al frente de un ejecutivo rumano y en el tercer jefe de Gobierno en este país en poco más de un año.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La oposición de Venezuela, dividida ante la nueva trampa electoral de Maduro
Con el adelanto de las elecciones presidenciales en Venezuela para antes del próximo mayo, Nicolás Maduro piensa arrasar en los comicios y atornillarse en el poder durante seis años más. Para ello cuenta con un sistema electoral hecho a su medida y la profunda división que sufre la oposición venezolana, que por el momento no cuenta con un candidato único que le haga frente. Diosdado Cabello, considerado número dos del régimen bolivariano, anunció este martes el decreto de convocatoria de los comicios presidenciales para «el primer cuatrimestre del año», aprobado por unanimidad por la Asamblea Constituyente, un organismo cuestionado por inconstitucional tanto por la oposición como por la comunidad internacional. El adelanto electoral busca también aprovechar la racha triunfal de las tres votaciones celebradas en 2017, que han sido calificadas como «fraudulentas» por los dirigentes opositores. Se trata de la propia elección de la Asamblea Constituyente el pasado julio, la de gobernadores en agosto y las municipales en diciembre. En estas últimas el régimen llegó a recabar más de nueve millones de votos de forma dudosa a través del chantaje con el «carné de la patria», que habilita el acceso a comida y otros beneficios, denuncian los opositores. Maduro se siente poderoso con estos resultados y pretende repetir otra victoria con las presidenciales sin modificar el sistema electoral que denuncia la oposición. La oposición, bajo la presión oficialista Los partidos que integran la coalición Mesa de la Unidad Democrática han sido forzados a revalidar su estatus ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) de manera inconstitucional el próximo fin de semana, con menos de diez horas de registro de firmas, so pena de ser inhabilitados y no poder participar en las presidenciales. Haciendo de tripas corazón, una serie de partidos opositores van a validarse con una tarjeta unitaria el próximo fin de semana. Andrés Velásquez, dirigente del partido La Causa R, aseguró que los partidos políticos Voluntad Popular (VP), Movimiento Progresista de Venezuela (MPV), La Causa Radical, Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) y Proyecto Venezuela se presentarán con la tarjeta de la MUD para los comicios presidenciales. La convocatoria se produce al día siguiente de que la UE acordara sanciones para Cabello y otros seis altos cargos del régimen bolivariano. Henry Ramos Allup, secretario general del partido Acción Democrática y expresidente de la Asamblea Nacional, relaciona precisamente el adelanto electoral con las sanciones. «Anuncian celebración de elecciones en un lapso inminente como represalia a las sanciones», declaró este martes. Ramos Allup propone celebrar elecciones primarias de la oposición para escoger un candidato unitario. La fecha se anunciaría en los próximos días. El también opositor Henrique Capriles, de Primero Justicia, exgobernador del Estado Miranda y excandidato presidencial, apeló a la «unidad» para «recuperar la democracia». En esta línea, el expresidente del Parlamento Julio Borges, del mismo partido, comentó ayer que los venezolanos están hoy como hace 60 años. Se refería a la caída el 23 de enero de 1958 de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. «Como hace 60 años, todos los venezolanos tenemos que dar la mayor muestra de unidad para rescatar a Venezuela de la cúpula que quiere atornillarse en el poder para siempre y no permite la democracia y el voto libre en nuestro país», aseguró. Así mismo, el dirigente de Voluntad Popular Freddy Guevara llamó a la «unidad de todos contra la dictadura para conquistar la libertad del pueblo. Para ello pidió a los partidos del frente opositor «dejar de lado» sus intereses. Guevara permanece en la Embajada de Chile en Caracas. Con la VOLUNTAD y #UnidadDeTODOSContraLaDictadura podremos conquistar el cambio y acabar con el hambre y la miseria que hoy oprime a nuestro pueblo. ¡JUNTOS SÍ SE PUEDE LOGRAR LA LIBERTAD VENEZUELA!? Freddy Guevara (@FreddyGuevaraC) January 23, 2018El alcalde metropolitano de Caracas en el exilio, Antonio Ledezma, denunció desde Santiago de Chile «un nuevo capítulo de la farsa de la Asamblea Nacional Constituyente» y calificó la convocatoria de elecciones presidenciales «una patada al reclamo democrático del pueblo venezolano». Ledezma se reunió el pasado lunes en la capital chilena con el presidente del país, a quien pidió ayuda para «frenar la tiranía» de Maduro. Jesús Seguías, director de la empresa demoscópica Datincorp, vaticina que Maduro podría arrasar en las presidenciales si la oposición no acuerda cuanto antes un candidato unitario que se enfrente a la poderosa maquinaria chavista-madurista que controla las instituciones. Sin duda, «estamos ante un vacío muy peligroso que debiera obligar a los políticos de oficio a reaccionar, a entenderse, para ponerle punto final a la tragedia que conmueve a la nación», apunta.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Supremo impide a la oposición ir unida a las elecciones a través de la MUD en Venezuela
El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela ha emitido este jueves una sentencia en la que ordena al Consejo Nacional Electoral (CNE) a excluir a la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) del proceso de validación que se llevará a cabo entre los días 27 y 28 de enero y en la que la coalición tenía intención de participar. El alto tribunal venezolano ha indicado que la MUD, al ser una «agrupación de diversas organizaciones políticas ya renovadas y otras pendientes de renovación», estaría violando «abiertamente la prohibición de la doble militancia establecida en el dispositivo número 4 de la sentencia n° 1 del 5 de enero de 2016 y en el artículo 32 de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones». El texto ordena al órgano rector electoral «que en el proceso de renovación de inscripción de los partidos políticos, reprogramado por esta Sala, debe verificar la nómina de inscritos a los fines de evitar que se produzca la doble militancia en alguno de ellos, y en caso de producirse, debe pronunciarse inmediatamente y remitir resultas a la Sala». Esto impide a la coalición opositora inscribir su tarjeta para las próximas elecciones presidenciales, que tendrán lugar antes del 30 de abril, tal y como ha acordado la Asamblea Nacional Constituyente, que se encuentra a la espera de que el CNE fije una fecha definitiva, según ha informado el diario local 'El Universal'. «Se establece que el partido político que no cumpla con el proceso de renovación de su inscripción ante el órgano rector electoral, no podrá participar en ningún proceso electoral sea éste interno de carácter municipal, estatal y nacional», recoge el documento. La decisión es un golpe más a la desmoralizada alianza de partidos opositores, que todavía no ha decidido si acudirá a los comicios. Este mismo jueves, la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tania D'Amelio, ha anunciado que Voluntad Popular, el partido liderado por el destacado opositor Leopoldo López, se ha "autocancelado" por su negativa a participar en un nuevo proceso para renovar su inscripción como formación política. El partido de Leopoldo López La rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tania D'Amelio, ha anunciado este jueves que Voluntad Popular, el partido liderado por el destacado opositor Leopoldo López, se ha «autocancelado» por su negativa a participar en un nuevo proceso para renovar su inscripción como formación política. «Los partidos Voluntad Popular y Puente quedan autocancelados», ha dicho D'Amelio, en una entrevista concedida a la televisión estatal. La rectora ha explicado que, «al no atender la convocatoria de renovación hecha por el CNE, automáticamente decidieron cancelar sus partidos». D'Amelia ha recalcado que, a diferencia de Voluntad Popular, otros partidos como Primero Justicia, encabezado por Henrique Capriles, y Acción Democrática, comandado por Henry Ramos Allup, así como la coalición opositora de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), de la que todos forman parte, han decidido «acudir al proceso de renovación». El CNE convocó el año pasado a todos los partidos para que se sometieran a una inspección con el fin de renovar su acreditación como tales. La mayoría de las formaciones políticas la superaron pero ahora el CNE quiere realizar una nueva inspección de cara a las elecciones presidenciales que deberán celebrarse antes del 30 de abril. Voluntad Popular, uno de los miembros más combativos de la MUD, anunció el pasado 19 de enero que ha decidido «no hacerle el juego al régimen con un trámite de 'validación' que ya cumplió con creces hace menos de un año», «consciente de los inmensos riesgos que ello implica». «Como lo afirmamos ese día, cuando se decide enfrentar a una dictadura en todos los terrenos democráticos de lucha, se debe ser consecuente y coherente con la palabra empeñada, y en Voluntad Popular así lo hemos demostrado con creces siendo víctimas de la persecución incesante que nos ha aplicado el régimen», ha dicho en un comunicado. El partido de López ha enfatizado que, aunque «dejará de aparecer en los tarjetones electorales de las votaciones que de manera controlada, a través de todas sus trampas y triquiñuelas, realiza la dictadura en Venezuela, las siglas, los colores y los ideales de lucha democrática, libertaria e irreverente, siempre junto a la gente, seguirán presentes». Voluntad Popular ha aprovechado para reiterar su apoyo a la MUD, si bien ha insistido en la necesidad de celebrar «verdaderas elecciones competitivas, justas, libres y transparentes, sin presos ni inhabilitados políticos», para «sacar adelante el país». Para Voluntad Popular, las elecciones presidenciales convocadas por la Asamblea Constituyente carecen de garantías «para que el voto de cada venezolano cuente» y ha responsabilizado de ello a la negociación entre la MUD y el Gobierno, que se desarrolla desde el 1 de diciembre en República Dominicana. El partido ha advertido de que, tras su «cancelación», «seguramente la arremetida de la dictadura seguirá avanzando» y ha llamado a «la unidad de todos los demócratas para hacer frente a estas acciones del régimen y avanzar en su salida». Elecciones tempranas La Asamblea Constituyente, un órgano que no reconocen ni la oposición ni la comunidad internacional por considerar que su convocatoria y elección fueron inconstitucionales y que se ha arrogado todos los poderes del Estado (menos el Ejecutivo), ha anunciado esta semana que habrá elecciones presidenciales antes del 30 de abril. Ya estaba previsto que se celebraran elecciones presidenciales este año pero se esperaban más bien para el segundo semestre de 2018, tiempo suficiente para que el Gobierno y le MUD pactaran en República Dominicana las condiciones en las que deben tener lugar para que sean creíbles para ambas partes. Sin embargo, el 'chavismo' ha decidido adelantar la cita con las urnas y coger desprevenida a la MUD, que lleva meses inmersa en una crisis interna por el liderazgo y el camino a seguir para desahuciar a Maduro del Palacio de Miraflores. La MUD se ha comprometido a celebrar primarias y, de momento, no despunta ningún nombre.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Solo dos partidos antichavistas se inscriben para las elecciones en Venezuela
Primero Justicia (PJ) y Acción Democrática (AD) son los únicos partidos de la oposición venezolana que se inscribieron este sábado ante el Consejo Nacional Electoral en una maniobra a la desesperada frente a los múltiples obstáculos puestos por el presidente Nicolás Maduro, que busca excluir a toda la disidencia de las elecciones presidenciales que se celebrarán antes del 30 de abril. Otras formaciones opositoras como la de María Corina Machado, sin embargo, ya han propuesto abstenerse ante la convocatoria electoral a la vista de los múltiples vetos y prohibiciones habilitados por Maduro. El chavismo ha vetado a los opositores Leopoldo López y Henrique Capriles y ha impedido que la oposición acuda unida a los comicios en la plataforma Mesa de la Unidad Democrática (MUD) entre otros obstáculos. Ante este cúmulo de irregularidades, este sábado el presidente de Argentina, Mauricio Macri, declaró que su país no reconocerá los resultados de las elecciones, ya que Venezuela, dijo, se ha convertido en «una dictadura». Macri se suma así a la decisión del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien un día antes se había pronunciado en el mismo sentido. El presidente argentino hizo tales declaraciones tras entrevistarse con el presidente francés, Emmanuel Macron, quien provocó este sábado las iras del chavismo por declararse favorable a que la UE imponga más sanciones al régimen. Tomás Guanipa, secretario general de Primero Justicia, explicó que, aunque su organización desea registrarse para las elecciones, es consciente de que Maduro no quiere partidos opositores en los comicios. «Sacaron del juego a la MUD, la más votada en la historia (7,7 millones en 2015), no quieren que hayan partidos políticos, quieren atornillarse en el poder. Pero salgamos con fuerza a validar a PJ y validemos a la Unidad», escribió Primero Justicia en su cuenta de Twitter este sábado. Posibles candidatos Por su parte, el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, aún no ha formalizado su lanzamiento como «candidato unitario» de la oposición, pero no oculta su interés en promocionarse para el puesto y ha convocado a la militancia a «revalidar» en masa a su partido. Afirmó a este respecto que el Gobierno quiere ir a las elecciones sin oposición, pero que su partido no se rinde. «Si el régimen no temiera a la expresión popular, no estaría haciendo lo imposible para ir a elecciones sin candidato que se le oponga y derrote», aseguró. Otros opositores que, pese a todo, han dado a entender su disposición a presentarse como candidatos de la oposición son Henry Falcón, exgobernador del estado de Lara, y Andrés Velásquez, líder de Causa Radical. El dilema El dilema de la oposición es cómo participar con un candidato unitario sin unas primarias (imposible de celebrar)ni elegido por un consenso lo bastante amplio como para gozar de una legitimidad incontestable. Maduro busca la reelección, pese a que cuenta con el rechazo de más de un 70 por ciento de los venezolanos, según las encuestas. Un despropósito ante el que el sacerdote jesuita venezolano, Luis Ugalde, denunció que las condiciones en las que se plantean los comicios solo buscan «perpetuar durante seis años más el infierno que estamos viviendo». Tras lo que subrayó: «No hay que aceptar las elecciones dictatoriales con coacciones, chantajes o, cajas Clap (alimentos subvencionados)».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Lula, el autoproclamado mesías de la izquierda brasileña
Héroe y villano al mismo tiempo (depende de quien hable), el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ensaya los últimos zarpazos de un león semienjaulado por la Justicia de Brasil (le retiraron el pasaporte). Con un pie más cerca de una celda que de esa presidencia con la que sueña reincidir en las elecciones de octubre, Lula (calamar en portugués) tiene difícil escurrirse de una ley que, ironías del destino, lleva su firma. Conocida como «Ficha Limpia» impide ser candidato a cualquier cargo público a una persona condenada en segunda instancia, exactamente, su caso. Media docena de causas judiciales por corrupción, cohecho, tráfico de influencias, irregularidades en la compra de 36 aviones caza suecos, más los delitos clásicos que acostumbran a cometer los que alguna vez fueron la encarnación del poder, mantienen al único líder del PT (Partido de los Trabajadores) en el rincón de un ring donde empieza a bailar como un boxeador sonado. A sus 72 años, con un cáncer superado y sin su idolatrada Marisa, el viudo más popular de Brasil se comparó con Jesucristo como si fuera víctima de ateos y fariseos, incapaces de apreciar la divinidad de un ser omnipotente. El PT, con fe ciega o directamente proporcional a su necesidad de reconquistar un gobierno que fue doce años del partido, lo miran ?y citan? como un reflejo divino, a la sudamericana, de Nelson Mandela y Martin Luther King. El senador del PT Luiz Lindberg Farias se despachó, «sólo tenemos un camino, que son las calles, las movilizaciones, la rebelión ciudadana, la desobediencia civil». Gleisi Hoffman, presidenta del mismo partido y procesada también por corrupción, aseguró: «No hay plan B, Lula es nuestro candidato y será inscrito en la Justicia Electoral». Que la ley lo impida no parece ser un asunto que le preocupe. Tampoco a Vagner Freitas, presidente de la CUT, la mayor central sindical de Brasil, le inspira demasiado respeto el asuntillo de las sentencias judiciales. Suelto de lengua, amenazó con «jornadas de lucha y huelgas generales» si se cumple la promesa de ejecutar el último fallo que abre la puerta del calabozo para el hombre que un día, no muy lejano, fue la esperanza de decenas de millones de brasileños. En esa línea de Lula de estar por encima del bien y del mal, que viene a ser lo mismo que decir que las normas son para todos menos para él, Joao Pedro Stédile, coordinador nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) se dirigió al Poder Judicial y a la Policía Federal, por si intenta, arrestar al expresidente. «No crean que ustedes mandan en el país. Nosotros, los movimientos populares, no aceptamos de ninguna forma e impediremos que el compañero Lula vaya preso». Promesas rotas La pasión interesada que despierta el expresidente contrasta con la antigua promesa del viejo sindicalista que prometió no mancharse las manos con dinero sucio. Lula, como si todavía fuera aquel tornero que perdió un dedo en la fábrica donde hacía horas extras de día mientras de noche se enfrentaba a la dictadura, soltó la tinta del calamar que dejó la estela seguida de sus fieles. «No tengo ninguna razón para respetar la decisión (judicial)». Fuera de la realidad, o en una posición más cercana a la del «expresident» catalán prófugo en Bruselas, recurre a la fuerza de la calle frente a la razón de la ley y de una sentencia que, al apelarla, ascendió de nueve años y medio a doce. «Pongan al pueblo en movimiento», jaleó. Fue la señal de alarma del expresidente y su grito de guerra. Tres jueces del Tribunal Regional Federal de Puerto Alegre decidieron por unanimidad que es culpable de blanqueo de capitales y corrupción. «Hay prueba, por encima de lo razonable, de que Lula fue uno de los articuladores, sino el principal, de la trama de corrupción», escribió en su resolución Gabran Nierto, instructor del caso. Lo hizo después de que el «arrepentido» , Leo Pinheiro (expresidente de la constructora OAS) confesara que el famoso triplex de la playa de Guarujá, a orillas del mar fue un regalo suyo (mediante testaferro) a cambio de contratos del Estado. Todos los caminos del pozo sin fondo de corrupción de Petrobras (la petrolera semiestatal) conducen, en línea recta o curva, a Lula. El mayor desvío de recursos públicos de la historia se hizo en complicidad con bancos del Estado, empresas, partidos políticos y el PT como buque insignia, el mismo que, ahora, con su líder, se hunde en ese charco espeso y negro como la tinta del calamar.
...
60