Infortelecom

Noticias de partidos politicos

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Gentiloni jura como nuevo primer ministro de Italia y presenta a su equipo de Gobierno
Nace el gobierno de Paolo Gentiloni , bajo el signo de la continuidad con el de Matteo Renzi, al que siempre fue fiel y leal comñaero. Es el primer ministro número 64 en los 70 años de historia república y el cuarto que ven los italianos sin que lo hayan elegido en las urnas, tras los casos de Mario Monti, Enrico Letta y Matteo Renzi. Y se hace en tiempo récord, lo que da idea de las urgencias casi sin precedentes que vive Italia. Nace 48 horas después de hacerse efectiva la dimisión de Renzi, tras rápidas consultas del presidente de la República, Sergio Mattarella, quien para actuar con más rapidez ni siquiera ofreció café a las 23 delegaciones de los partidos políticos que tiene representación parlamentaria. Salvo agua si alguno la pedía. El elenco de ministros comprende muchas confirmaciones del anterior ejecutivo de Renzi, lo que ya ha acarreado muy duras críticas de la oposición por considerarlo una fotocopia del anterior. Entre los 19 miembros del nuevo gobierno hay cinco caras nuevas y seis mujeres. Cabe destacar la continuidad del titular de Economía, Pier Carlo Padoan, pieza fundamental del gobierno porque, con su prestigio en Europa y en los organismos internacionales, se quiere dar una imagen de confianza hacia los mercados. La cartera de Exteriores, que deja libre Paolo Gentiloni, la ocupa Angelino Alfano, hasta ahora ministro del Interior, líder de un pequeño partido, Nuevo Centro Derecha, aliado del Partido Democrático. A Interior llega Marco Minniti, un experto en terrorismo. Finalmente, hay que resaltar la presencia en el ejecutivo de Maria Elena Boschi, quien como titular de la cartera para las Reformas y las Relaciones con el Parlamento fue brazo derecho de Renzi. La estrepitosa derrota en el referéndum de la reforma constitucional, conocida como «reforma Boschi», eliminaba la posibilidad de su continuidad en la misma cartera. Pero, aunque Boschi anunció en la noche del referéndum, tras la derrota, que abandonaba la política, ahora sigue en un puesto clave: Subsecretaria en la presidencia del consejo de ministros, lo que supone, en la práctica, ser brazo derecho del jefe de Gobierno, Paolo Gentiloni. Estabilidad Tras presentar su lista de ministros al jefe del Estado, Sergio Mattarella, el nuevo primer ministro ha subrayado que ha intentado hacer el gobierno «en el menor tiempo posible en aras de la estabilidad de las instituciones». Gentiloni ha admitido que su ejecutivo nace con dificultad, después de la crisis que ha ocasionado el rechazo de la reforma constitucional: «No me escondo, hay dificultades, pero trabajaremos con fuerza y optimismo». Paolo Gentiloni ha destacado que el empleo, la inmigración y el crecimiento serán sus prioridades en los próximos meses: «Italia es protagonista de la Unión Europea y lucha por políticas migratorias comunes y una política económica finalmente orientada al crecimiento», ha dicho el primer ministro. El presidente Sergio Mattarella y Paolo Gentiloni, un político con fama de honesto y gran sentido de las instituciones, por lo que es apreciado en amplios sectores en Italia y en Europa, con su rapidez en la formación de Gobierno han querido transmitir dos mensajes al país y a los aliados europeos. El primero es que el trauma político que representó el voto del referéndum constitucional del pasado domingo se está superando, como indica la reacción de los mercados. La Bolsa de Milán fue ayer la que tuvo un mejor comportamiento de todas las bolsas europeas, con una subida de 0,42 puntos, mientras la prima de riesgo bajaba seis puntos. Frenar las pérdidas El segundo mensaje es sinduda que no se irá a las urnas antes del próximo mes de junio, porque hay una ley electoral que elaborar y compromisos internacionales. Sin olvidar, además, la crisis bancaria: No se esconde la urgencia de sanear varios bancos y salvar de inmediato al Monte dei Paschi di Siena (MPS), porque sus datos son inquietantes. La fuga de capital en nueve meses ascendió a los 14.000 millones de euros; solo en el año 2016 el banco perdió la friolera de 100.000 clientes, que se deben añadir a los 159.000 que escaparon entre 2013 y 2015. Mientras que en el último un año el título ha perdido el 84 por 100 de su valor.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Italia, abocada a elecciones anticipadas en la primavera
El nuevo gobierno italiano de Paolo Gentiloni, de centro izquierda, obtuvo ayer la confianza del Senado, tras conseguirla el martes en la Cámara de Diputados. Pero toda la clase política está ya en campaña electoral y se prepara ya para las generales. En realidad, el país vive en permanente campaña electoral, pues ahora se prosigue la que se inició hace siete meses para el referéndum sobre la reforma constitucional del pasado día 4. Y hay fecha ya muy probable para los comicios generales: primavera. Lo confirma el ministro de Trabajo, Giuliano Poletti, comentando el nuevo escenario que se presenta al gobierno y que llena de incertidumbre la vida política del país. El 11 de enero se pronunciará el Constitucional sobre la propuesta de un referéndum para abolir la reforma laboral de Matteo Renzi. La CGIL, sindicato mayoritario, cuenta ya con casi tres millones y medio de firmas para derogar la que Renzi consideraba su reforma principal, y que introduce en la práctica el despido libre. La reacción de Confindustria (patronal italiana) ha sido muy dura: «Se hizo la reforma laboral, ahora el referéndum, ¿y el empresario qué hace? Mientras estoy a la espera no contrato a nadie. Esta es una obra maestra italiana de incertidumbre», afirmó Vincenzo Boccia, presidente de Confindustria. La única alternativa que tiene el gobierno de Gentiloni para posponer el referéndum es adelantarse a convocar elecciones una vez que el Tribunal Constitucional se pronuncie el 24 de enero sobre el Italicum, la ley electoral sobre la que se han planteado recursos de inconstitucionalidad. Este adelanto de las elecciones generales, que el ministro de Trabajo, Giuliano Poletti, las ve ya en primavera, supondría el retraso, por ley, de al menos un año del referéndum sobre la reforma laboral. Lo que evitaría una posible derrota humillante para el Partido Democrático de Renzi, como la del día 4. Vuelta al pasado El problema inmediato para los partidos es elaborar una nueva ley electoral (el Italicum no sirve para el Senado y el Constitucional podría rechazarla), tarea que se ve sumamente difícil en estos momentos, dada la abierta confrontación que mantienen los partidos políticos. Los expertos concuerdan en que se hará una ley electoral de carácter proporcional, con el riesgo muy probable de que Italia regrese a los tiempos de la primera república, cuando el Parlamento se llenaba de pequeños partidos y era ingobernable. De la que se avecina en Italia ha habido ya una prueba el pasado viernes: en un solo día el presidente Mattarella tuvo que recibir a 17 fuerzas políticas en las consultas para formar gobierno.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Alemania tenía «fichado» a Anis Amri desde febrero de 2016 pero veía improbable que atacara
Las autoridades alemanes identificaron a Anis Amri , el joven tunecino que atentó el pasado 19 de diciembre contra un mercado navideño de Berlín, como una amenaza en febrero de 2016 pero decidieron que era improbable que atacara, según informa el «Sueddeutsche Zeitung». Informes de Inteligencia recibidos en esa fecha indicaban que Amri había estado en contacto con supuestos miembros de Estado Islámico y que se ofreció para ejecutar un atentado suicida, de acuerdo con «Sueddeutsche Zeitung». Las autoridades determinaron que no suponía una amenaza y se limitaron a ordenar su deportación a Túnez Amri, conforme a un reportaje elaborado conjuntamente por el diario alemán y las cadenas NDR y WDR a partir de documentos de seguridad, incluso quería comprar armas para atentar en Alemania y buscaba cómplices para ello. Pese a todo ello, las autoridades alemanas determinaron que no suponía una amenaza tan real como para actuar en el ámbito procesal y se limitaron a ordenar su deportación a Túnez, de donde salió en 2011 hacia la isla italiana de Lampedusa. El atentado de Berlín ha llevado a los partidos políticos a reclamar al Gobierno de Angela Merkel nuevas medidas de seguridad. En su discurso de Año Nuevo, la canciller alemana admitió que el terrorismo yihadista era la mayor amenaza para el país. La noche del 19 de diciembre, Amri robó un camión, mató al conductor ?un hombre de nacionalidad polaca? y lo estrelló contra el mercado navideño cercano a la Iglesia del Kaiser Guillermo. Un total de 12 personas murieron y 56 resultaron heridas. Amri, que había jurado lealtad al Estado Islámico y que la organización terrorista identificó después como uno de sus «soldados», fue abatido días después en Milán tras pasar por Francia y, al parecer, otros países europeos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La represión en Cuba aumentó en 2016, con más de mil detenciones arbitrarias más que el año anterior
El pasado año registró un «recrudecimiento de la represión» respecto a años anteriores, con 9.351 detenciones arbitrarias, más de mil por encima de las registradas en 2015. Así lo recoge el informe anual del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH), dado a conocer este miércoles, según el cual «los avances en el proceso de ?normalización? de las relaciones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba -que ya entra en su tercer año-, no han repercutido de manera positiva en el ejercicio de los derechos humanos en la isla». Del mismo modo, apunta la escasa influencia en materia de derechos humanos del marco de las relaciones entre la Unión Europea y Cuba y pone de manifiesto que «el recién aprobado acuerdo bilateral cristaliza más de una década de política europea hacia Cuba caracterizada por un talante voluntarista y aquiescente ante la actuación del gobierno cubano en materia de derechos humanos, aun cuando a nivel formal estaba vigente la Posición Común». La mayoría de los arrestos arbitrarios de 2016 fueron realizados por la policía política «para impedir el ejercicio de los derechos de asociación, reunión y manifestación pacífica», señala el documento, que añade que se evidencia igualmente el «nefasto clima para el desarrollo del trabajo de los defensores de los derechos humanos en la isla». Entre las organizaciones pacíficas más reprimidas y acosadas por el régimen en 2016, señala, se encuentran la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y el Movimiento Damas de Blanco. En cuanto a las integrantes de este último, durante más de 80 domingos «han sufrido sin descanso la represión policial y de grupos civiles alentados y organizados desde el gobierno», explica. Precisamente, de las más de 9.300 detenciones arbitrarias, la mayoría, 5.383, han sido de mujeres, frente a 3.968 de hombres. Más represión tras al muerte de Fidel Castro Según el Observarorio, estas actuaciones «se han incrementado tras la muerte de Fidel Castro, igualmente la violencia empleada por la policía política en las detenciones». El OCDH cita la detención de 138 miembros de la Unpacu, de los que 48 permanecen encarcelados, así como más de 70 allanamientos a sus viviendas, acompañadas de confiscaciones de material de trabajo y objetos personales, a las que se refiere como «la última ?modalidad represiva? empleada en contra de distintas organizaciones». También recoge la violenta detención tras la muerte de Fidel Castro del médico y opositor Eduardo Cardet, coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación, supuestamente por criticar el legado de represión dejado por el dictador, así como el arresto del artista Danilo Maldonado «El Sexto» horas después de escribir en las paredes del hotel Habana Libre «Se fue», encontrándose aún en la prisión Combinado del Este en La Habana. Ni partidos políticos ni elecciones plurales El informe del Observatorio recuerda que en Cuba siguen sin existir partidos políticos y elecciones plurales. «Aunque en Cuba existen grupos que se consideran políticos y, de hecho, algunos de estos son reconocidos por las diferentes internacionales políticas, los mismos siguen siendo considerados por el gobierno como grupos de mercenarios, y sus dirigentes y miembros susceptibles de ser amenazados, discriminados, reprimidos o encarcelados por ejercer un derecho humano reconocido, tal es el caso del anteriormente mencionado dirigente del Movimiento Cristiano Liberación». Además, indica que la represión «ha salido de los márgenes de la oposición, entrando con fuerza en otros sectores de la sociedad civil». En este sentido, señala que legalmente solo puede existir una asociación por cada tema, trabajo o servicio y que «si un grupo de la sociedad civil organiza, por ejemplo, una asociación de juristas, el Estado no la inscribe en el Registro de Asociaciones porque ya existe una fundada y dependiente del Estado». Cada una de las asociaciones o grupos de la sociedad civil reconocido por el Estado, continúa, debe estar vinculado al organismo estatal o ministerio que le sea afín, de modo que «este organismo del Estado patrocina, controla y orienta el trabajo de la asociación». La Constitución y las leyes establecen que ningún derecho humano o las libertades civiles y políticas puede constituirse en oposición a la construcción del socialismo y el comunismo en Cuba, añade. «Ninguna de las libertades reconocidas a los ciudadanos puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes, ni contra la existencia y fines del Estado socialista, ni contra la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo», advierte la propia Constitución, que considera punible la infracción de este principio. El documento se hace eco, así mismo de la «recesión económica» que vive el país, «consecuencia de los desequilibrios estructurales del modelo económico, la desfavorable coyuntura internacional por la crisis que afecta a los estados proveedores de subsidios a la economía cubana, el descenso de los precios de productos y servicios de exportación, la disminución de su capacidad de importación, variable de la que depende su crecimiento, y el insuficiente impacto del sector privado en el espacio productivo actual por su papel complementario otorgado a este por el Régimen. «Este desfavorable desempeño económico -subraya- tuvo un impacto negativo en el ya paupérrimo nivel de vida de los ciudadanos en un contexto donde la retórica oficial estuvo dirigida a propagandear el desarrollo del trabajo por cuenta propia».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Muere Roman Herzog, el primer presidente de Alemania tras la reunificación
El expresidente alemán Roman Herzog, que estuvo al frente del país de 1994 a 1999 y fue el primer mandatario germano elegido tras la reunificación del país, ha fallecido a los 82 años víctima de una grave enfermedad, según ha informado la Presidencia alemana. Herzog tuvo un difícil comienzo en la Presidencia, toda vez que la Asamblea Federal, que se reúne con el único propósito de elegir al jefe del Estado, tuvo que realizar tres votaciones para sacar adelante su nombramiento. Herzog fue la segunda opción que defendieron los parlamentarios de la Unión Cristiano Demócrata (CDU), que al principio presentaron al ministro de Justicia de Sajonia, Steffen Heitmann, quien fue finalmente descartado por unas polémicas declaraciones sobre el Holocausto, según informa la cadena Deutsche Welle. A pesar de las dificultades iniciales, Herzog consiguió dar la vuelta a la situación con los que se oponían a su designación. «Intentaré hacer lo posible para liderar esta administración de tal modo que lamentarán no haber dado su voto», aseguró tras ser elegido. En CDU, desde 1970 Nacido en la ciudad bávara de Landshut en 1934, Herzog desarrolló su carrera profesional en el ámbito académico en un primer momento y se unió a la CDU en 1970, convirtiéndose en un activo miembro tres años después. Posteriormente, fue elegido juez del Tribunal Constitucional de Karlsruhe, una institución en la que trabajo de 1983 a 1987, cuando pasó a ser presidente de la corte antes de convertirse en 1994 en el séptimo presidente de Alemania. El actual presidente de Alemania, Joachim Gauck, ha elogiado la figura de Herzog, del que ha dicho que era «una distinguida personalidad» con una «valentía vanguardista». «Con pericia, sabiduría y basándose en la enorme experiencia de vida, defendió a nuestro país y su Constitución», ha afirmado Gauck. Por su parte, la canciller, Angela Merkel, ha dicho que Alemania ha perdido a un expresidente «muy popular» que ejerció un liderazgo marcado por su «estilo propio e inimitable». «Con Roman Herzog, los alemanes perdimos no solo a un expresidente muy popular sino también a un patriota que sirvió a nuestro país en muchos ámbitos», ha dicho. El ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ha dicho de Herzog que era «un gran constitucionalista, político y estadista». Herzog fue muy elogiado en el extranjero por su forma de afrontar el papel de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. En 1994, pidió perdón por los crímenes de guerra cometidos por el régimen nazi, en una ceremonia pública para recordar los 50 años del alzamiento de Varsovia. «Les pido perdón por todo lo que les hizo Alemania», afirmó en la capital polaca el 1 de agosto de 1994, un mensaje que fue elogiado por las autoridades polacas y por líderes del resto del mundo. Con el apoyo de todos los partidos políticos, Herzog fijó el 27 de enero como el Día en recuerdo del Holocausto, coincidiendo con la fecha en que fue liberado el campo de concentración de Auschwitz en 1945.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los populistas alemanes quieren a España fuera del euro
El partido antieuropeo y anti extranjeros Alternativa para Alemania (AfD) considera a España una «economía débil» y con «un nivel de competitividad muy diferente al alemán», por lo que considera que debería estar fuera del euro. El vicepresidente de AfD y parlamentario regional en Baden-Württemberg, Jörg Meuthen, sugiere que España forme su propia moneda común junto con Italia y Portugal y añade que «Grecia es tan débil que no puedo imaginar que ningún país quiera compartir divisa con ese país». «El euro es demasiado fuerte para países como España y demasiado débil para países como Alemania» El objetivo de AfD, que a fecha de hoy cuenta con un 12% en las encuestas de cara a las elecciones del próximo septiembre, es terminar con el euro. Sólo como segunda opción o mal menor, el partido estaría dispuesto a una escisión en la que Alemania mantuviese una moneda común con Austria, Holanda y Finlandia, pero en la que no tendrían cabida los países del sur, asociados con la «debilidad económica». Meuthen duda incluso que tuviera cabida Francia. «Tenemos diferentes culturas económicas y diferentes niveles de competitividad», argumenta el economista de 56 años en una entrevista con Reuters, «de manera que el euro es demasiado fuerte para países como España y demasiado débil para países como Alemania». Anticumbre europea Jörg Meuthen no tiene reparos en criticar la propuesta planteada recientemente por Marine Le Pen, candidata de la ultraderecha a la presidencia de Francia, que pretende el retorno de su país a un sistema semejante al ECU, previo al euro, en el que las monedas nacionales se encuentren referenciadas. Ambos partidos políticos tendrán ocasión de intercambiar impresiones al respecto en la «anticumbre europea» convocada el próximo 21 de enero en Coblenza y a la que asistirán los más destacados representantes de partidos populistas europeos. Según ha confirmado el ENF, grupo parlamentario que aglutina a partidos de esta corriente en el Parlamento Europeo, participarán en el encuentro tanto Marine Le Pen, como la presidenta de AfD, Frauke Petry; el líder del partido holandés PVV, Geert Wilders; el de la formación italiana Liga Norte, Matteo Salvini; el secretario general del FPÖ austriaco, Harald Vilimsky, y el eurodiputado de AfD, Marcus Pretzell, marido de Petry. El objetivo de la reunión será poner en valor los puntos coincidentes de sus políticas antieuropeas y mostrar una imagen de movimiento que surge al mismo tiempo en diferentes países. A través de Twitter, Petry ha calificado el encuentro como el «comienzo de la campaña electoral europea». Elemento de polarización AfD acude a la cita crecido por la ola de donaciones que ha recibido en las últimas semanas de 2016 y con las que ha recaudado cerca de 2,3 millones de euros. Según su portavoz, Christian Lüth, 33.120 simpatizantes realizaron donativos que han superado con creces las expectativas de la formación. Las pasiones que despierta AfD son tanto a favor como en contra, por lo que se convierte con rapidez en un elemento de polarización de la vida política alemana. Esta semana un grupo de unos 400 estudiantes ha irrumpido a voces en el acto que el partido llevaba a cabo en la Universidad Otto von Guericke de Magdeburgo, al grito de «la propaganda nazi no está permitida» y «nazis fuera». Algunos analistas señalan que AfD puede terminar siendo necesario para sostener a Merkel Después de que el socialdemócrata Martin Schulz participase esta semana en un acto con políticos de La Izquierda y Los Verdes, lo que se ha interpretado como un claro guiño a favor de una coalición de izquierdas capaz de desplazar a Merkel, algunos analistas señalan que AfD puede terminar siendo necesario para sostener a la canciller, pero la Unión Cristianodemócrata de Merkel reitera su negativa tajante a cualquier tipo de colaboración. «Es necesario mostrar la diferencia entre pensar ético y pensar populista», ha dicho la presidenta de Renania Palatinado, Julia Klöckner.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El conservador italiano Tajani, nuevo presidente de la Eurocámara
El italiano Antonio Tajani, miembro del grupo popular, fue elegido ayer como presidente del Parlamento Europeo después de un disputadísimo proceso en el que, por primera vez en la historia de la institución, fue necesario acudir a una cuarta votación en la que se enfrentó al socialista y también italiano Gianni Pittella. Las consecuencias de la ruptura del pacto de legislatura entre populares y socialistas han desembocado en una situación en la que se ha puesto de manifiesto que los dos grandes partidos se han vuelto tremendamente vulnerables y dependientes de los vaivenes de los partidos pequeños, más o menos euroescépticos. De hecho, el Parlamento Europeo vivió ayer en Estrasburgo una jornada completamente esquizofrénica en la que se sucedieron las negociaciones más insensatas y los intentos de ganarse los votos de los demás grupos o de vender los propios al mejor postor. Para contentar al grupo que lideran los conservadores británicos (ECR), Tajani tuvo que aceptar publicar un comunicado en el que se distanciaba en algunos matices del pacto que el Partido Popular había firmado por la mañana con el grupo liberal (ALDE). Esa combinación entre los británicos euroescépticos -dominados ahora por las negociaciones sobre el brexit- y los liberales ultrafederalistas europeos es con la que tiene que lidiar el grupo popular, el más numeroso de la cámara, para el resto de la legislatura. En efecto, la ruptura por parte de los socialistas del pacto que había mantenido en la presidencia del Parlamento al alemán Martin Schulz ha dejado una situación inédita en la que los dos grandes partidos proeuropeos son ambos dependientes de las veleidades de los pequeños. La batalla había empezado el mismo lunes con la renuncia del líder liberal Guy Verhofstadt a su candidatura, después de su fallida operación para incorporar a su grupo parlamentario a los 17 diputados del movimiento populista italiano 5 Estrellas y restárselos al ECR de los conservadores británicos. Se comprende que haya costado dios y ayuda -o como dijo un responsable popular español «mucho tiempo y mucha sensatez»- poner en el mismo equipo a los dos grupos parlamentarios teóricamente enfrentados. Más aún si se tiene en cuenta que Verhofstadt es teóricamente el representante del Parlamento Europeo en las negociaciones sobre el Brexit y por tanto el diputado más antipático para los británicos. Cuando se tenga que renovar su puesto, se verá si eran ciertos o no los rumores de que una parte de lo que habían pedido estos era su cabeza. El discurso ayer de la primera ministra británica Theresa May apelando a la búsqueda de un Brexit «duro» ha sido especialmente inoportuno en estas circunstancias. Cuarta votación El hecho de que haya tenido que llegarse a la cuarta votación anticipa también un periodo de inestabilidad política en Europa lejos de lo que ha sido hasta ahora la legislatura. El portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, dijo que aunque no tenía nada que objetar a un proceso «propio de la Eurocámara», esperaba que prevaleciera «la amplia mayoría con la que hemos trabajado hasta ahora con los tres partidos políticos, populares, socialistas y liberales, y esperemos que eso siga siendo así». El resultado demuestra que no le han hecho caso y que lo que sucederá a partir de ahora dependerá de elementos incontrolados. Para el líder del grupo popular, el alemán Manfred Weber, la elección de Tajani es una victoria personal de primer nivel, pero para la que ha pagado un precio probablemente más alto de lo que esperaba. Sin embargo, en el caso del socialista Gianni Pittella, su condición de candidato perdedor le supone un golpe durísimo que no dejará de tener consecuencias en su liderazgo dentro del grupo socialista. En las próximas semanas se producirán votaciones de gran importancia, por ejemplo respecto al polémico tratado de libre comercio con Canadá (CETA) en las que la cohesión del grupo socialista es vital para la estabilidad de la legislatura. A no ser que el grupo popular se decida a «salvar al soldado Pittella» en la elección de los vicepresidentes de la cámara que tendrá lugar hoy. Un coleccionista de amistades Hay pocos responsables europeos que tengan una agenda más repleta de amistades que la de Antonio Tajani, que en sus más de 20 años de vida política comunitaria ha acumulado una ingente cantidad de relaciones y simpatías en todas las tendencias políticas. Hasta ayer mismo, en plena vorágine de votaciones fallidas y pactos a traición entre los grupos, fue capaz de acercarse a los escaños de la extrema izquierda, para alabar el discurso de su candidata, Eleonora Forenza, y así tratar de ganar algún voto extra. Nacido a la política como monárquico en un país donde la restauración de los Saboya sería prácticamente impensable, Tajani ha sido después un decidido pragmático que acabó en las filas del berlusconismo ortodoxo y, sin embargo,ha logrado ser el superviviente más notable de toda la herencia del «Cavaliere». Se considera medio español y ha sabido rodearse siempre de un equipo brillante y llevar a cabo una política orientada a presentar resultados, ya fuera en la disputa entre la misma Comisión y los astilleros españoles o en las negociaciones sobre la culminación de las obras del canal de Panamá.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Parlamento turco da luz verde al referéndum para la reforma constitucional anhelada por Erdogan
Una diputada esposada a la tribuna, varias peleas, gritos, insultos, una parlamentaria portando un cartel de «prohibida la entrada de perros», políticos hospitalizados, un mordisco. Las casi tres semanas de debates y votaciones maratonianos sobre la reforma constitucional han sido extremadamente tensas. Aun así, la controvertida proposición de ley impulsada por islamistas e ultranacionalistas, y soñada por el presidente Recep Tayyip Erdogan, ha conseguido el apoyo necesario. Un total de 339 diputados votaron a favor de la enmienda en segunda ronda, por encima de los 330 mínimos, mientras que en primera lectura el texto se había aprobado con más de 340. La última palabra la tiene ahora el pueblo turco en un referéndum que, según han apuntado las autoridades, se celebrará en abril. De ser finalmente puesto en práctica, el paquete de reformas de 18 artículos cambiaría la naturaleza del sistema político turco y convertiría al país en Estado presidencialista. Erdogan vería así aumentar significativamente sus poderes ejecutivos al mismo tiempo que el Parlamento perdería poder a pesar de aumentar en 50 el número de escaños. Un presidente partidista y jefe del Ejecutivo, con mayor influencia sobre la judicatura, frente a unos diputados que perderían la posibilidad de someter al Gobierno a una moción de censura. Los partidarios del presidente consideran que son cambios necesarios. «Los esfuerzos para introducir una constitución moderna y democrática son parte de una reforma que hará de Turquía un país más estable y mejor gobernado», escribe el columnista Ozan Ceyhun en un artículo del diario proerdoganista Daily Sabah. Ceyhun cree que la nueva Constitución turca «minimizará los cuerpos burocráticos innecesarios» pero que el Parlamento seguirá monitorizando «con efectividad los poderes presidenciales». Tanto la oposición como diversos expertos en legislación turca rechazan estos argumentos. «La Gran Asamblea Nacional pierde gran parte de su autoridad. Solo el procedimiento de impugnación podría monitorizar al presidente, pero es muy difícil impugnar a un presidente porque se requiere dos tercios del Parlamento», explica a ABC Sule Ozsoy Boyunsuz, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad Galatasaray. «[La reforma] crea una presidencia mucho más fuerte que la del presidente de los Estados Unidos. No hay contrapesos. El objetivo no es la separación sino la unificación de poderes». Una vez aprobada la reforma en el Parlamento, los partidos políticos ya se concentran en la campaña electoral que precederá al referéndum, una campaña que, de seguir los tiempos marcados por el Gobierno, se desarrollará bajo el estado de emergencia. El diario Hürriyet informaba ayer, sin confirmación oficial, de reuniones entre miembros del islamista AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) y el ultraderechista MHP (Partido de Acción Nacionalista) con el objetivo de realizar una campaña conjunta por el sí. Durante la campaña se esperan mítines del presidente Erdogan así como del actual jefe del Gobierno, Binali Yildirim, quien abogará por la supresión de su propio puesto de trabajo, ya que la reforma incluye la eliminación de la figura del primer ministro.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El mundo que Obama deja al nuevo presidente
En sus ocho años como presidente de Estados Unidos, Barack Obama se ha enfrentado a uno de esos periodos donde los cambios y el desequilibrio supera con creces la capacidad de cualquier gobierno para ofrecer respuestas eficientes. En su caso, el presidente número 44 llegó al despacho oval con las mejores intenciones bajo el prisma del idealismo internacionalista esbozado en un inevitable artículo en la revista Foreign Affairs. Su política exterior multicultural estaba basada en valores y no tanto en estrechas definiciones del interés nacional. Y su hoja de ruta internacional pasaba a través de alianzas en lugar del unilateralismo generado tras el 11-S, con mucha más fuerza que consenso. Estos deseos quedaron simbolizados desde el mismo momento de la llegada de Obama al despacho oval, con órdenes tajantes para cerrar la prisión extrajudicial de Guantánamo y prohibir la práctica de torturas en interrogatorios a sospechosos de terrorismo internacional. Sin embargo, la desbordada realidad de dos guerras simultáneas ?Afganistán e Irak? que sobrepasaban con creces las capacidad militar y financiera de Estados Unidos, terminó por imponerse. Y Obama empezó a desvincularse gradualmente de los multimillonarios experimentos de hard power promovidos por la Administración Bush para terminar con una visión mucho más calculada y realista en la que ha alineado los recursos de EE.UU. con sus objetivos internacionales, empezando por distinguir entre amenazas vitales y amenazas menores con la consiguiente dosificación de respuestas. Para Obama, Washington no debía empeñarse en seguir interpretando el papel de villano, ni pecar de orgullo al rebasar sus capacidades de forma temeraria. Para calibrar la Doctrina Obama, el documento de referencia es la entrevista concedida la pasada primavera a la revista The Atlantic. En ese prolijo análisis, el presidente reconoció que había terminado por contagiarse de un preocupante fatalismo sobre las limitaciones de Washington en la arena internacional. Especialmente ante una serie de profundas y poderosas fuerzas ?el tribalismo, líderes que no están a la altura y la prevalencia del miedo? que conspiran, chocan y limitan las mejores intenciones americanas en el mundo. Desde hace más de dos siglos, los grandes debates intelectuales que acompañan a la formulación de la política exterior de Estados Unidos se han empeñado en encontrar una gran estrategia omnipresente, una doctrina que lo explique todo. Y por eso resulta tan disonante que el propio Obama haya formulado el principio de no stupid shit (algo así como «no más cagadas») para distanciarse de la destructiva adicción al uso de la fuerza por parte de la Administración Bush. Bajo ese conformador principio escatológico, EE.UU. ha terminado por asumir una desesperante pasividad ante conflictos como el de Siria, apostar por un pivotaje hacia Asia y cuestionar viejas amistadas y enemistades. Obama incluso ha presumido de algunos éxitos «potencialmente históricos». Con una lista en la que figura el nuevo tratado contra el cambio climático; el TPP con Asia que representa un 40% del PIB mundial; el delicado acuerdo nuclear con Irán; y, por supuesto, el esfuerzo por normalizar relaciones diplomáticas con Cuba. Por supuesto, ante la llegada de la Administración Trump, estos grandes éxitos parecen más bien una lista de especies amenazadas y en vía de extinción. Ya que la gran mayoría de todas esas decisiones no son compartidas por el nuevo ocupante de la Casa Blanca, empeñado en cuestionar toda clase de principios que han dominado la política exterior del país desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Estas diferencias entre la visión internacional del presidente número 44 y del número 45 prometen resultar muy problemáticas en un país no acostumbrado a modificar radicalmente la dirección de su política exterior. Con el agravante de haber operado más allá de sus fronteras bajo sustanciales niveles de consenso bipartidista entre republicanos y demócratas. Cambios dramáticos Este cisma también se solapa con muchos de los frentes internacionales sometidos a dramáticos cambios en los últimos ocho años. Cuando en enero de 2007 Obama estaba enfilando su salto a la primera fila de la política de Estados Unidos, Steve Jobs presentaba el iPhone. Y desde entonces, la proliferación de teléfonos inteligentes, tabletas, acceso a internet y redes sociales no ha hecho más que dispararse. Con los consiguientes cambios asociados a la política general, la acción de gobierno y la forma de hacer campañas electorales. En particular, las redes sociales como Facebook y Twitter ahora son tan relevantes, o incluso más, que la televisión tradicional en el camino a la Casa Blanca. En la era Obama, el problema del cambio climático a pesar de las dudas y polémicas iniciales ha conseguido imponerse como uno de los principales retos para todo el mundo. La proliferación de climatología extrema, el deshilo del Ártico y la subida de temperaturas (con tres años consecutivos de plusmarcas confirmados esta misma semana) ilustran la existencia de una amenaza global que no puede ser enfrentada sin cooperación multilateral. Otro de los grandes cambios internacionales acelerados durante la presidencia de Obama, ha sido la proliferación de Estados fallidos, guerras y conflictos. Además de una explosión en el número de refugiados y desplazados, sin precedentes desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Es verdad que el censo de dictadores ha disminuido un poco pero la emergencia de actores no estatales como Daesh han suplantado cualquier saldo positivo sobre todo en el mundo árabe. En este periodo, China ha empezado a flexionar sus músculos a través de reclamaciones de soberanía marítima en detrimento de sus vecinos. El régimen comunista insiste en que, salvo la causa del libre comercio, no se considera obligado por un orden internacional formulado sin su voz ni su voto. Al mismo tiempo, Rusia ha continuado cuestionando la soberanía de países vecinos en su empeño de recrear esferas de influencia soviéticas. Y la pasividad occidental en Siria ha sido la gran oportunidad aprovechada por Putin para reclamar un papel positivo y hegemónico. En estos años, la globalización ha llegado a su máxima expresión y también a su máximo descrédito con ayuda de la grave crisis financiera que se encontró Obama al llegar a la Casa Blanca. Estas circunstancias se complican con el fundado pesimismo de que nada va a ser como antes de la crisis en virtud de una transformación radical en toda clase de sectores a través de robots ciberfísicos. Es decir, la cuarta revolución industrial resultado de la convergencia de tecnologías digitales, físicas y biológica, con el potencial de eliminar millones de puestos de trabajo en todo el mundo. Estas ansiedades, junto al descrédito de partidos políticos tradicionales como los demócratas en Estados Unidos o la socialdemocracia en Europa, han provocado en ambas orillas del Atlántico una epidemia de desafección, polarización y populismo. Este panorama más que problemático contrasta con las aspiraciones de unidad nacional, cambio y esperanza ofrecidos hace justo ocho años por Barack Obama al tomar posesión como presidente de Estados Unidos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Merkel y Hollande piden construir una unión política en Europa
El presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, se reunieron ayer en Berlín para coordinar posiciones, convencidos de que Europa debe hablar con el presidente de Estados Unidos con una sola voz y conscientes de que hay que aprovechar las posibilidades que ofrece este nuevo equilibrio global. En la rueda de prensa posterior, Merkel llamó a la unidad de los socios comunitarios para «avanzar conjuntamente» en una «nueva Europa» ante los «grandes desafíos internos y externos» a los que se enfrenta el proyecto nacido hace sesenta años. Esa misma expresión, una «nueva Europa», fue utilizada también por Hollande, que mencionó la «necesidad de una nueva Europa para un mundo incierto». Ante la próxima cumbre europea de Malta y la reunión en que se conmemorará el 60 aniversario del Tratado de Roma, que dio origen a la UE, ambos coincidieron en que es el momento de poner en valor todo lo logrado, los beneficios de la cooperación, así como de dar nuevos pasos en las prioridades fijadas en septiembre en Bratislava, donde los 27, ya sin el Reino Unido, se comprometieron a avanzar en la protección de las fronteras exteriores, en seguridad, en la creación de puestos de trabajo para los jóvenes y en el mercado único digital. Hollande habló de «cambios dramáticos en el marco global» y dijo que «Europa, hoy más que nunca, debe ser política». Un ejército europeo Tanto el equipo diplomático de Merkel como el de Hollande comienzan a ver el reto Trump desde la perspectiva de las oportunidades que ofrece para Europa. Ahora que EE.UU. se dispone a dar un paso atrás, deja un vacío de liderazgo global que la UE podría ocupar si reacciona a tiempo en materias como seguridad y defensa, inmigración y alianzas comerciales. En círculos gubernamentales se evita la palabra «liderazgo», sustituida por «responsabilidad», y se aleja la imagen de una superpotencia, en beneficio de la de «un agente activo e influyente en la escena global». «EE.UU. no tiene ya una estrategia de política global predecible», ha señalado Werner Weidfeld, coordinador de las relaciones germano-estadounidenses durante más de una década, en tiempos de Helmut Kohl. «Lo que estamos viendo es cómo surge una nueva arquitectura internacional y los europeos tienen la oportunidad de jugar un papel destacado si superan sus diferencias y actúan con rapidez». Weinfeld cree llegado el momento de un ejército europeo, a pesar de que los gobiernos nacionales se esfuercen por evitar escrupulosamente esa fórmula, y recuerda que el gobierno francés hizo oficialmente esa propuesta en 1950, con el beneplácito estadounidense y con el visto bueno del Bundestag alemán, aunque la propuesta encalló en el parlamento francés en 1954. Esta misma semana, Alemania ha acordado con China una mayor cooperación comercial y ha allanado el camino a un acuerdo de inversiones entre China y la UE Además, cuanto más proteccionista se vuelva la administración Trump, más oportunidades habrá de beneficiarse del aislamiento de EE.UU. Esta misma semana, Alemania ha acordado con China una mayor cooperación comercial y ha allanado el camino a un acuerdo de inversiones entre China y la UE, según ha confirmado el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert. Merkel y el primer ministro chino, Li Kequian, mantuvieron una conversación telefónica tras hacerse públicos los postulados proteccionistas del nuevo presidente de EE.UU. y ambos estuvieron de acuerdo en que esa negociación ha de avanzar «lo más rápidamente posible». Y todo esto ha de suceder, según Berlín, sin perder la relación fluida con Washington, que acaba de retroceder varias décadas en su percepción de Europa. John Kornblum, que fue embajador norteamericano en Berlín y sigue asesorando al gobierno en relaciones trasatlánticas, reconoce que vuelve a percibirse a la UE como una comunidad difusa en la que «la Alemania de Merkel es un agente reconocible» y «debería convertirse en un nudo estratégico que integra un nuevo tipo de política, de seguridad y economía, un vínculo para redes de información y logística», en un mundo en el que «los partidos políticos pierden importancia» y en el que «los datos son el activo más valioso».