Infortelecom

Noticias de partidos politicos

21-12-2017 | Fuente: elpais.com
Maduro da el primer paso para la prohibición de los partidos políticos
La Asamblea Constituyente da el primer paso para inhibir la participación de los principales partidos de la MUD
11-12-2017 | Fuente: elpais.com
El nuevo arzobispo de México defiende que la Iglesia debe adoptar métodos ?nuevos?
Aguiar Retes apuesta por un diálogo con los partidos políticos para buscar ?sinergias?
24-11-2017 | Fuente: abc.es
Schulz someterá a votación a las bases socialdemócratas la gran coalición con Merkel
El líder del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Martin Schulz, anunció hoy que convocará una votación entre la militancia para que decida si está dispuesta a sellar de nuevo una gran coalición con el bloque conservador que lidera Angela Merkel o no. Esta es la premisa previa con la que acudirá a la reunión con Merkel convocada para el jueves por el presidente de Alemania, el también socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, para intentar acercar posturas que conduzcan a desbloquear la actual crisis política que impide formar gobierno. El anuncio, comunicado hoy por una portavoz de la Oficina del Presidente, llega tan solo un día después de que el número uno del SPD, Martin Schulz, fuese llamado a consultas por el presidente y es la consecuencia de que Schulz, tras esa conversación, haya abandonado finalmente su negativa a aliarse de nuevo con Merkel como socio menor y estaría dispuesto a sentarse a negociar. Otras fuentes señalan que ofrecerá a la canciller un pacto para apoyar desde fuera un gobierno en minoría de conservadores y verdes, pero Merkel ha dejado claro que prefiere repetir elecciones a un gobierno inestable, dada la necesidad de respaldo sin fisuras que requiere para una legislatura en la que, sobre todo en el escenario europeo, habrá que votar serias reformas. La misma noche electoral del 24 de septiembre, inmediatamente después de recibir con el 20,5 por ciento el peor resultado de la posguerra en unos comicios generales, el líder del SPD anunció que descartaba la posibilidad de formar nuevamente una gran coalición con los conservadores de Merkel, una posición que no había consultado en ese momento con la directiva del partido y en la que ha seguido insistiendo incluso después de que este domingo se confirmara el fracaso de la alianza tripartita. La directiva socialdemócrata, sin embargo, ha retirado buena parte de su apoyo a Schulz en las últimas 48 horas y le ha obligado a rectificar después de una reunión de ocho horas de duración y que terminaba de madrugada. El SPD ha establecido una nueva posición, según la cual está dispuesto a negociar con Merkel, aunque no a cualquier precio. El SPD «es de la firme convicción de que hay que hablar», ha dicho el secretario general del partido, Hubertus Heil. «El SPD no se cierra a conversaciones», subrayó, agregando que los socialdemócratas esperarán ahora a conocer la hoja de ruta que proponga Steinmeier. Heil negó que en la reunión ayer de la cúpula del partido, en la que también participó el predecesor de Schulz al frente del SPD, el ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, y varios jefes de Gobierno regionales, se discutieran cuestiones de liderazgo y señaló que se habló únicamente de cuál es la contribución que puede hacer el partido al país en la situación actual. Pero en los pasillos de la Casa Willy Brandt se habla abiertamente de la pérdida de apoyo de Schulz y en los momentos previos a esa reunión se escuchó la consigna «gran coalición, con o sin Schulz». Desde Bruselas, los líderes de la Unión Europea reiteran sus llamamientos a los partidos políticos alemanes para que formen cuanto antes gobierno. «Alemania es uno de los países líderes fundamentales en la UE y todos deseamos que se forme gobierno rápidamente», dijo el canciller austriaco, Christian Kern, «Alemania tiene una responsabilidad especial y toda Europa mira a Alemania». De forma similar se pronunció el jefe de Gobierno luxemburgués, Xavier Bettel. «Necesitamos un socio alemán que tenga también un Gobierno estable», ha dicho, «es importante para Alemania, pero para nosotros también». El presidente francés, Emmanuel Macron, se mostró también preocupado. «No nos interesa que esta situación se tense», ha expresado sobre el fracaso del primer intento de formar gobierno en Berlín. El presidente alemán, Frank. Walter Steinmeier, se ha convertido en la figura llave de la crisis, al hacer público su rechazo a convocar nuevas elecciones tras las fracasadas negociaciones entre conservadores, liberales y verdes, y pedir a todos los partidos con representación parlamentaria «disposición al diálogo para hacer posible la formación de gobierno en un futuro cercano».
23-11-2017 | Fuente: abc.es
Quedan demasiados «Mugabes» en África
El expresidente Robert Mugabe dijo una vez que solo la muerte le apartaría de la presidencia. Se equivocaba. Él ya forma parte de la historia de Zimbabue, pero en África todavía hay más de una decena de dictadores, ávidos de poder, que llevan décadas arrasando sus países, llevando a su gente a sangrientas guerras civiles, ahogándoles económicamente, vulnerando sus derechos humanos. Países, que tiene muy muy poca esperanza de cambio debido a la inexistencia de límites de mandatos, a la corrupción y a la falta de transparencia en los comicios ?democráticos?. Esto no se cumple en todos los países africanos. En 2016, 17 de los 54 países del continente africano celebraron elecciones presidenciales y de éstas el 60% se llevaron a cabo pacíficamente y con total transparencia. La victoria de Akufo-Addoen en Ghana es un ejemplo de éxito de la democracia en este continente. Sin embargo, este año, las elecciones presidenciales en Angola, Liberia y Kenia se han visto manchadas por la sombra del fraude electoral, la justicia ha llegado a anular comicios por irregularidades. Son tiempos difíciles para la democracia. En pleno siglo XXI, todavía son demasiados los regímenes autoritarios en el continente africano. Un caso que merece especial mención es el de Paul Kagame, presidente de Ruanda desde marzo de 2000, después de que Bizimungu fuera destituido. Se le conoce por su papel durante la campaña que le puso fin al genocidio del país en 1994 y por su intervención en la Segunda Guerra del Congo. El odio tribal estalló entre abril y junio de 1994, cobrándose la vida de 800.000 personas y obligando a dos millones de ruandeses a huir del país. Las irregularidades en los comicios y acoso a la oposición, le preceden. En 2003, Kagame arrasó en las primeras elecciones democráticas disputadas desde que su gobierno tomara el poder (1994). Siete años después fue reelegido en condiciones similares. El 2015, se celebró un referéndum para que éste pudiera permanecer en el poder hasta 2024 y ganó el sí con un 98% de los votos. Mismo resultado que le valió la reelección a Kagame en 2017. Por su parte, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, 74, lleva la friolera de 37 años al frente de Guinea Ecuatorial (antigua colonia española). Se alistó en el Ejército español y, en 1963 se desplazó a la Academia Militar de Zaragoza, donde se graduó como segundo teniente en 1965. Accedió al poder el 3 de agosto de 1979 tras derrocar y ejecutar a su tío Francisco Macías (con fama de sanguinario y admirador de Hitler) en un golpe militar que se denominó «Golpe de la Libertad». Poco antes de las elecciones legislativas de 1993, 10 de los 14 partidos fueron ilegalizados lo que se tradujo en una abstención entorno al 80% y una nueva victoria de Obiang. Diez años después, el presidente fue votado por el 93,7% del electorado con una participación del 93%, lo que despertó sospechas de fraude electoral por parte de la oposición y grupos de los derechos humanos. Según organizaciones internacionales de Derechos Humanos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, el gobierno de Obiang es uno de los más represores del mundo por sus reiteradas violaciones los derechos humanos y la represión contra opositores políticos, que le han valido la solicitud de detención por genocidio en numerosas ocasiones. Otro de los veteranos de la política africana es Omar H.A. Al-Bashir, presidente de Sudán (norte) desde el 30 de junio de 1989. El líder, que proviene de un entorno rural y de clase trabajadora, luchó contra la rebelión en el sur del país. En junio de 1989, organizó un golpe de estado contra el gobierno de la Coalición electo de Sadiq Al-Mahdi. Ha sido acusado de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra por la Corte Penal Internacional. Sin embargo, nunca se le procesó ya que la Justicia local, la Liga Árabe, Rusia y China se mostraron contrarias al procesamiento del presidente sudanés. Al-Bashir respondió a su intento de procesamiento internacional con la expulsión de 13 ONG?s, cuya consecuencia fue la desatención de más de 1 millón de refugiados. A día de hoy, sigue sin saldar cuentas con la justicia por estos crímenes que se le atribuyen. Su política de islamización del Sudán y la aplicación de la Ley Islámica han alimentado la guerra con Sudan del sur, quien se independizó en 2011. Una de las naciones más empobrecidas del continente africano desde los años 90 es el Chad. Las sequías y una serie de gobiernos corruptos han debilitado la economía del país que se ha vuelta dependiente de ayuda externa. Al frente de su gobierno se encuentra Idriss Deby, quién fuera general en la Guerra Civil del Chad. En 1990, sus tropas se enfrentaron con a las del ex presidente Hissène Habré, hasta que el 2 de diciembre ocuparon la capital del país, haciéndose del gobierno. La instalación de Déby en el poder mejoró las relaciones con el antiguo enemigo del norte (liberó 2.500 presos de Libia) y con su líder Muammar Gaddafi. Se considera que llevó la democracia al país. Al asumir el cargo, prometió instaurar un gobierno democrático, y los partidos políticos fueron reconocidos en 1991. También estableció una comisión para investigar los abusos contra los derechos humanos durante el régimen de Habré, que finalmente acusó al exlíder de 40,000 asesinatos políticos. Superó tres intentos de golpes de estado entre 1991 y 1992. Tras una serie de reformas políticas que condujeron a la elección libre de 1996 en la Déby salió reelegido como presidente por un período de cinco años, algo que repetiría en 2001. Según Amnistía internacional, hay un creciente abuso de leyes represivas contra sus críticos y opositores. A este grupo de longevos presidentes de dudosa reputación, se unen Paul Biya, que con 83 años lleva 34 años ejerciendo como máximo mandatario de Camerún; el presidente de la república del Congo, Denis Sassou-Nguesso, de 73 años (38 años no consecutivos en el poder); el líder guerrillero y ex ministro de Defensa, Yoweri Museveni, que derrocó a un régimen militar en enero de 1986 en Uganda y fue presidente durante 10 años antes de ser elegido en las primeras elecciones presidenciales directas del país (1996). De esta lista cabe destacar también el caso del Rey Mswati III de Swazilandia, la última monarquía absoluta que queda en África (el país tiene un Parlamento electo y Mswati elige un primer ministro de entre los miembros elegidos). Fue proclamado rey con tan solo 18 años y lleva 30 en el poder. La renuncia de Robert Jacob se suma a la de otros dictadores que en los últimos meses han dejado el poder como José Eduardo Dos Santos, presidente de Angola en los últimos 38 años o Yahya Jammeh que, tras cinco mandatos y 22 años en la presidencia de Gambia, fue apartado del poder y exiliado gracias a un ejercicio de delicada diplomacia y amenaza militar, sin violencia, que recuerda a la reciente dimisión del expresidente de Zimababue. Son dos casos inéditos en la historia reciente de África.
22-11-2017 | Fuente: abc.es
El presidente alemán pide a liberales y Verdes que negocien
El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, llamó este martes a consultas a los líderes del Partido Liberal (FDP) y de Los Verdes para hacer una llamada a la responsabilidad y tratar de devolverlos a la senda del diálogo con Merkel. Este procedimiento, sin precedentes en la historia de la República Federal, tenía como objetivo declarado evitar una repetición de las elecciones que, según fuentes del Palacio de Bellevue, perjudicaría al prestigio de la democracia alemana. Ambas reuniones tuvieron lugar en tono «casi de regañina». Su contenido no ha sido hecho público, pero fuentes de ambos partidos coinciden al resumir los argumentos manejados por el presidente. Steinmeier pidió explicaciones por la abrupta -e incomprensible para el electorado- ruptura de las negociaciones cuando estas estaban encaminadas. En segundo lugar, el presidente ha reflexionado sobre la incongruencia de presentarse a unas elecciones y después negarse a formar gobierno alegando cuestiones de incomodidad política. Y en tercer lugar, bastante más prosaico pero seguramente también más efectivo, sugirió muy sutilmente el efecto que tal comportamiento puede tener en los votantes en caso de que las elecciones deban repetirse. Si ya los votaron una vez y no sirvió de nada? ¿para qué volver a votarlos? En resumen, les hizo ver que no podrán eludir tan fácilmente la responsabilidad de formar gobierno, una obligación dictada por las urnas, y los envió a hablar con las directivas de sus respectivos partidos para buscar una vía de actuación. Sin embargo, los esfuerzos de Steinmeier no han tenido éxito con los liberales, cuyo lider, Christian Lindner, afirmó en una entrevista al «Frankfurter Allgemeien» que el presidente no le ha convencido y que no volverá a la negociación con Verdes y conservadores. Tirón de orejas El enfado del socialdemócrata Steinmeier ha sido, si cabe, más sonoro con su propio partido, cuyo líder, Martin Schulz, ha declarado no estar «disponible» para hablar de una gran coalición. El hecho de que en el grupo parlamentario se escuchen ya diferentes voces está directamente relacionado con la posición del presidente. Si en su larga experiencia como ministro de Exteriores y mediador de conflictos logró acercar a enemigos en Ucrania, Siria o Irán, se las ve ahora como presidente ante un reto todavía más difícil: encarrilar hacia el entendimiento a partidos políticos alemanes enfrentados por cuestiones aparentemente tan de matiz como las restricciones que han de ponerse al derecho de reunificación familiar de los asilados o el grado de progresión con que ha de desactivarse el impuesto popularmente conocido como «Soli». Pero, al tomar esta iniciativa por encima de las diferencias de los partidos, ha dado un nuevo realce al cargo y ha ganado personalmente reputación como figura de Estado.
18-11-2017 | Fuente: abc.es
El expresidente Sebastián Piñera, principal favorito para vencer en las elecciones chilenas
Las elecciones presidenciales y parlamentarias de este domingo en Chile tienen una certeza: el empresario y ex presidente Sebastián Piñera llega como favorito para ocupar el primer lugar; pero lo más probable es que su votación no sea suficiente para superar el 50 por ciento, por lo que deberá competir en la segunda vuelta del 17 de diciembre. Una incertidumbre es cómo la indiferencia y malestar de la ciudadanía impactará en una eventual baja participación del electorado. Ocho candidatos compiten para llegar a La Moneda por un periodo de cuatro años y suceder a la socialista Michelle Bachelet, que finaliza un segundo mandato marcado por una larga lista de logros pero con un telón de fondo de bajo crecimiento de la economía, que en todo caso tiene mejores indicadores que el resto de la región sudamericana. En las encuestas, el segundo lugar lo ocupa el periodista y senador independiente Alejandro Guillier, apoyado por los sectores socialdemócratas del oficialismo, seguido de la también periodista del debutante Frente Amplio, que agrupa a una docena de movimientos y partidos que alcanzaron protagonismo en las movilizaciones sociales y estudiantiles de los últimos años. La democratacristiana y senadora Carolina Goic buscar marcar la identidad de su partido, que ha perdido empuje electoral en la última década. Por tercera vez postula a La Moneda el cineasta Marco Enríquez-Ominami, apoyado por un pequeño partido progresista; mientas con menor adhesión también compiten el senador Alejandro Navarro, escindido del Partido Socialista, y el profesor Eduardo Artés, líder de una agrupación que adhiere al estalinismo y férreo defensor de Corea del Norte. También el margen se ubica la candidatura del diputado de derecha y ex UDI, José Antonio Kast, partidario de militarizar los territorios indígenas en conflicto, de derogar la reciente ley de aborto terapéutico, de facilitar la posesión de armas para luchar contra los delincuentes y de liberar a los militares condenados por violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura militar de Augusto Pinochet. Baja participación La eventual baja participación electoral, en tanto, tiene sus raíces en la década de los 90 pero se ha intensificado en los últimos años, cuando comenzó a regir el voto voluntario. El distanciamiento de la ciudadanía de la actividad política y su malestar, además, se ha visto acentuado desde hace tres años, cuando estallaron los primeros escándalos por el financiamiento irregular de las campañas electorales y los partidos políticos. Todo el espectro terminó salpicado por los casos de corrupción, con grandes empresarios y parlamentarios llevados a justicia. La propia presidenta Bachelet se vio afectada cuando su hijo y nuera aparecieron involucrados en una operación especulativa de venta de terrenos, lo que impactó en su popularidad y adhesión al gobierno, que hoy bordea el 30 por ciento. En las elecciones municipales de octubre del año pasado, apenas un 36 por ciento de los potenciales 14,3 millones de electores acudió a las urnas Los casos de corrupción coparon la agenda política durante casi dos años y el impacto fue de proporciones. En las elecciones municipales de octubre del año pasado, apenas un 36 por ciento de los potenciales 14,3 millones de electores acudió a las urnas. Piñera llega como favorito a las elecciones de mañana, entre otras cosas, porque logró mantener unida su coalición de partidos, conformada por la Unión Demócrata Independiente (UDI, de derecha conservadora) y Renovación Nacional (liberal). Además de conseguir estructurar una lista única de candidatos al Congreso. Al contrario, el oficialismo se fracturó. La antigua Concertación, una alianza integrada por la Democracia Cristiana y colectividades socialdemócratas, derivó en 2014 hacia una coalición que incorporó al Partido Comunista y otros partidos menores que dieron soporte a la elección y gobierno de Bachelet. La alianza no llegó a puerto con un candidato único, y de ella salieron Guillier, Goic y Navarro. Por lo mismo, también llevan listas de candidatos al Congreso por separado. La alta dispersión de candidaturas y la eventual baja participación vaticinan que cualquiera sea el presidente electo, ninguno contaría con mayoría parlamentarias en el próximo periodo presidencial. Asperezas en la campaña Las elecciones de este domingo se realizan con una nueva ley electoral, que regula drásticamente los aportes económicos a las campañas, así como los volúmenes de dinero que los candidatos pueden invertir. Ello ha hecho casi desaparecer la propaganda electoral en las calles, por lo que la competencia se transformó en una batalla por conseguir un espacio en los medios de comunicación. Sebastián Piñera ha dicho: «Chile está en el suelo y lo vamos a poner el pie» - Reuters Tal escenario produjo una campaña áspera, con acusaciones cruzadas de corrupción, irregularidades y una notoria escasez de propuestas programáticas. El blanco favorito de las acusaciones ha sido Piñera, quien ostenta una fortuna personal, estimada por Forbes, de unos 2.300 millones de euros. Una decena de ex colaboradores de su anterior gobierno (2010-2014) están procesados por la justicia. El ex presidente ha centrado sus fuegos en la administración de Bachelet, a la que acusa de haber frenado el crecimiento económico y la inversión privada, realizar reformas ?como la educativa y tributaria? deficientes y regresivas, además de ser incapaz de controlar la inseguridad ciudadana. Por ello ha prometido revisar los proyectos de gratuidad de la educación para el nivel universitario, tomar medidas para aumentar la inversión privada y con ello generar nuevos empleos. «Chile está en el suelo y lo vamos a poner de pie», suele repetir en sus discursos. Quién es quién en estas eleciones. Los candidatos: Sebastián Piñera Con 67 años de edad, el empresario e inversor postula a un segundo mandato de la mano de una coalición de derechas. Las encuestas lo ubican a unos diez puntos por encima de su más directo competidor. Alejandro Guillier Conocido por su trabajo en televisión como conductor de noticieros, también es sociólogo y cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos oficialistas socialdemócratas. A sus 64 años de edad, es senador y su primera competencia por La Moneda. Su candidatura aparece en segundo lugar en las encuestas. Beatriz Sánchez Es la candidata del Frente Amplio, un bloque fundado a inicios de este año por una docena de organizaciones surgidas de las movilizaciones sociales. Periodista y con 46 años de edad, declara que hará un ?gobierno feminista?. Aspira a pasar a la segunda vuelta si logra derrotar a Guillier. Carolina Goic Trabajadora Social de 44 años de edad es senadora de la Democracia Cristiana, partido que se escindió de la coalición de gobierno para la competencia electoral y que probablemente disminuya en su representación parlamentaria. Marca entre 5 y 6 puntos en las encuestas. Marco Enríquez-Ominami Es el tercer intento que hace este cineasta de 44 años de edad por terciarse la banda presidencial. Ex diputado del Partido Socialista marca entre 5 y 6 puntos en los sondeos, lejos de los casi 20 puntos que obtuvo en su primera incursión a la presidencia de Chile en 2009. José Antonio Kast Escindido de la UDI, partido por el cual fue elegido diputado, este abogado de 51 años de edad marca menos de 5 puntos en los sondeos. Concentra su mayor apoyo en sectores de extrema derecha. Alejandro Navarro Senador por la sureña y populosa región de Concepción, este ex socialista aparece en las encuestas con menos de tres puntos. Si pierde la elección seguirá en el Senado por cuatro años más. Eduardo Artés Profesor de 61 años edad, lidera el izquierdista Partido Comunista-Acción Proletaria (de origen maoísta-estalinista) que integra la coalición Unión Patriótica formada por pequeños partidos. En las encuestas marca menos de dos puntos.
15-11-2017 | Fuente: abc.es
El Ejército de Zimbabue asegura que actúa contra «criminales» y niega un golpe de Estado militar contra Mugabe
El Ejército de Zimbabue ha asegurado este miércoles que está actuando contra «criminales» tras sus movimientos en la capital, Harare, recalcando que no se trata de un golpe de Estado militar contra el presidente, Robert Mugabe, y agregando que tanto él como su familia «se encuentran bien» y que «su seguridad está garantizada». En las últimas horas ha sido detenido el Ministro de Finanzas del páis africano, Ignatius Chombo, uno de los principales miembros de la facción del gubernamental ZANU-PF conocida como G40, encabezada por Grace, la esposa del presidente, Robert Mugabe. Asimismo, testigos citados por la agencia han señalado que militares y vehículos blindados han bloqueado los accesos a las principales oficinas gubernamentales, el Parlamento y las sedes de los tribunales en Harare. En un comunicado leído en la televisión estatal ZBC ?tomada horas antes por militares?, un soldado ha dicho que «sólo se está actuando contra criminales (..) que están cometiendo crímenes que están causando sufrimiento social y económico en el país para llevarles ante la justicia». «Una vez hayamos completado nuestra misión, esperamos que la situación vuelva a la normalidad», ha agregado, comunicando al aparato judicial que «puede llevar a cabo su autoridad independiente sin miedo a una obstrucción». «Queremos dejar muy claro que no es un toma del Gobierno por parte del Ejército. Lo que las Fuerzas de Defensa de Zimbabue están haciendo es pacificar una situación política, social y económica en deterioro a la que, de no hacérsele frente, podría derivar en un conflicto violento», ha argumentado. «Pedimos a todos los veteranos de guerra que jueguen un papel positivo en la búsqueda de la paz, la estabilidad y la unidad en el país», ha manifestado, recalcando que todos los militares «deben volver inmediatamente a sus barracones». Así, se ha dirigido además a los miembros del resto de fuerzas de seguridad, solicitando que «cooperen por el bien del país». «Que quede claro que queremos hacer frente a las amenazas de seguridad en el país. Cualquier provocación tendrá una respuesta adecuada», ha advertido. En un mensaje a los funcionarios, el Ejército ha dicho que «estos mismos individuos» buscan expandir «la purga en el ZANU-PF al servicio civil». «Estamos en contra de este acto de injusticia y pretendemos proteger a todo el mundo contra él», ha añadido. Asimismo, ha trasladado a los parlamentarios que «su papel legislativo es de una importancia fundamental para la paz y la estabilidad del país», recalcando que el Ejército «pretende que puedan servir en sus circunscripciones según los valores democráticos». Las Fuerzas Armadas han reclamado a la población zimbabuense que «permanezca en calma» y que «limite los movimientos innecesarios», solicitando a «los que tienen trabajos y empresas esenciales en la ciudad que sigan con sus actividades habituales». «Nuestro deseo es que (la población) disfrute de sus derechos y libertades y que devolvamos al país a una situación que permita la inversión, el desarrollo y la prosperidad por la que todos luchamos y por la que muchos ciudadanos pagaron el máximo precio», ha dicho. En este sentido, ha reclamado a los partidos políticos «que no animen a sus miembros a mantener un comportamiento violento», pidiendo a los jóvenes que «sean conscientes de que el futuro del país es suyo» y a las organizaciones religiosas que «recen por la paz, el amor, la unidad y el desarrollo». Por último, ha pedido a los líderes tradicionales «liderazgo» en sus comunidades, así como un trabajo «justo y responsable» a los medios de comunicación que cubren los acontecimientos en el país. La toma de la sede de la ZBC El comunicado ha sido publicado pocas horas después de la toma de la sede de la ZBC, durante la cual los soldados han garantizado al personal que «no debe preocuparse» y asegurado que su objetivo es proteger las instalaciones. La toma de la sede de la ZBC tuvo lugar horas después del despliegue de carros de combate en las inmediaciones de la capital de Zimbabue, Harare, tras la reciente advertencia del jefe de las Fuerzas Armadas, Constantino Chiwenga, sobre una posible intervención para frenar la «purga» de exguerrilleros en el seno del gobernante ZANU-PF. Durante la jornada del martes fueron desplegados carros de combate en las inmediaciones de la capital de Zimbabue, Harare, tras la reciente advertencia del jefe de las Fuerzas Armadas, Constantino Chiwenga, sobre una posible intervención para frenar la «purga» de exguerrilleros en el seno del gobernante ZANU-PF. El reciente cese del vicepresidente Emmerson Mnangagwa por parte de Mugabe ha puesto las espadas en alto en Zimbabue, hasta el punto de que el jefe de las Fuerzas Armadas salió el lunes en defensa de Mnangagwa y reclamó el fin de la «purga» de antiguos guerrilleros en el partido gobernante. Las Fuerzas Armadas suelen estar al margen de este tipo de tensiones políticas y, de hecho, guardaron silencio cuando en 2014 fue apartada de la Vicepresidencia Joice Mujuru, una veterana de guerra. Ahora, en cambio, han decidido dar un polémico paso al frente. «Debemos recordar a quienes están detrás de los actuales chanchullos traidores que, si se trata de proteger nuestra revolución, el Ejército no dudará en intervenir», advirtió Chiwenga, en una comparecencia ante los medios que no ha dejado indiferente a nadie. La evidente división en el seno del gobernante ZANU-PF tiene como trasfondo la carrera por suceder al veterano presidente, de 93 años, que gobierna el país africano desde 1980. Una facción respalda a la primera dama, Grace Mugabe, mientras que otra apoya a Mnangagwa, que ahora parece haber quedado fuera por orden directa del jefe de Estado, que no ha dudado en acusarle de traidor. Grace Mugabe tiene entre sus principales apoyos a la facción G40, compuesta en su mayoría por jóvenes que no combatieron por la independencia y que creen que la sucesión de Mugabe debería dar pie también a un relevo generacional en Zimbabue. El líder de las juventudes del partido, Kudzai Chipanga, ha acusado al jefe militar de actuar contra la Constitución y ha asegurado que están dispuestos a hacer lo que sea necesario para «defender la revolución». «Es un ideal por el que vivimos y por el que estamos dispuestos a morir», ha proclamado en la sede del partido en Harare. El ZANU-PF en su conjunto también ha salido al paso de las advertencias de Chiwenga, al que ha acusado de seguir una «conducta traidora» con respecto a la cúpula política. En este sentido, el partido ha señalado en un comunicado que sigue apostando por la «primacía de la política sobre las pistolas».
09-11-2017 | Fuente: elpais.com
El chavismo aprueba una ley que criminaliza las protestas y la disidencia
La llamada ley contra el Odio, que establece penas de hasta 20 años, amenaza a los partidos políticos opositores, a los medios de comunicación y regula la opinión en las redes sociales
09-11-2017 | Fuente: abc.es
Maduro refuerza su control a la oposicón con una «ley contra el odio» que prevé penas de 20 años de cárcel
El régimen de Nicolás Maduro ya tiene su «ley contra el odio» para castigar al infractor con penas de hasta 20 años de prisión por delitos de «odio e intolerancia». El control oficial ya no se circunscribe a los medios de comunicación sino a las redes sociales y todo lo que opere con internet. Delcy Rodríguez, presidenta de la Constituyente de Maduro, que ha sido cuestionada por la oposición tanto dentro como fuera de Venezuela, anunció la aprobación de la Ley Constitucional contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, que va a restringir aún más la libertad de expresión. Esta es la primera ley que lanza la constituyente, integrada solo por chavistas, desde que se instaló en agosto pasado. «Venezuela pone hoy esta Ley a disposición del mundo. No exportamos solamente petróleo, queremos exportar paz, amor, tolerancia», dijo Rodríguez. Su hermano el ex alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, recién nombrado ministro de Información y Comunicación, va a estrenarse en el cargo con un nuevo instrumento jurídico. El capítulo V, «de las responsabilidades, delitos y sanciones», establece en el artículo 20 que «quien públicamente, o mediante cualquier medio apto para su difusión pública, fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas, en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político, de orientación sexual, de identidad de género, de expresión de género o cualquier otro motivo discriminatorio será sancionado con prisión de 10 a 20 años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados». En otro artículo, relacionado con los partidos políticos que «promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual (..) y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia», se ordena que no podrán ser inscritos ante el Consejo Nacional Electoral. Además, se «revocará la inscripción de aquellos partidos políticos y organizaciones políticas que incumplan» con lo previsto en la ley. De igual manera, se le ordena a esas organizaciones incluir en sus estatutos «la medida preventiva de suspensión» y de «expulsión» de sus militantes si cometieran alguno de los delitos establecidos en la Ley. «En caso de abstenerse de incluir dichas normas o de iniciar tramitar o decidir oportunamente los procedimientos disciplinarios por estos motivos el Consejo Nacional Electoral revocará su inscripción», fija en ese sentido. Sobre las sanciones, señala que el prestador de servicio de radio o televisión que difunda mensajes que constituyan propaganda a favor de la guerra, o apología del odio nacional, racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza será sancionados con la revocatoria de la concesión de conformidad con lo establecido en la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos. En el caso de las redes sociales y medios electrónicos, si el mensaje no es retirado dentro de las 6 horas siguientes a su publicación «la persona jurídica responsable de la misma será sancionada con multa desde 150.000 a 100.000 Unidades Tributarias». Eso también «dará a lugar al bloqueo de los portales, sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que diera lugar». En el artículo siguiente se dispone que los dueños de los medios de radio y televisión que se nieguen a publicar contenidos que promuevan «la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco», deberán pagar multas desde 3% hasta 4% de los ingresos fiscales brutos «causados en el ejercicio fiscal inmediatamente anterior a aquel en el cual se cometió la infracción».
09-11-2017 | Fuente: abc.es
Maduro refuerza su control a la oposición con una «ley contra el odio» que prevé penas de 20 años de cárcel
El régimen de Nicolás Maduro ya tiene su «ley contra el odio» para castigar al infractor con penas de hasta 20 años de prisión por delitos de «odio e intolerancia». El control oficial ya no se circunscribe a los medios de comunicación sino a las redes sociales y todo lo que opere con internet. Delcy Rodríguez, presidenta de la Constituyente de Maduro, que ha sido cuestionada por la oposición tanto dentro como fuera de Venezuela, anunció la aprobación de la Ley Constitucional contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, que va a restringir aún más la libertad de expresión. Esta es la primera ley que lanza la constituyente, integrada solo por chavistas, desde que se instaló en agosto pasado. «Venezuela pone hoy esta Ley a disposición del mundo. No exportamos solamente petróleo, queremos exportar paz, amor, tolerancia», dijo Rodríguez. Su hermano el ex alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez, recién nombrado ministro de Información y Comunicación, va a estrenarse en el cargo con un nuevo instrumento jurídico. El capítulo V, «de las responsabilidades, delitos y sanciones», establece en el artículo 20 que «quien públicamente, o mediante cualquier medio apto para su difusión pública, fomente, promueva o incite al odio, la discriminación o la violencia contra una persona o conjunto de personas, en razón de su pertenencia real o presunta a determinado grupo social, étnico, religioso, político, de orientación sexual, de identidad de género, de expresión de género o cualquier otro motivo discriminatorio será sancionado con prisión de 10 a 20 años, sin perjuicio de la responsabilidad civil y disciplinaria por los daños causados». En otro artículo, relacionado con los partidos políticos que «promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual (..) y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia», se ordena que no podrán ser inscritos ante el Consejo Nacional Electoral. Además, se «revocará la inscripción de aquellos partidos políticos y organizaciones políticas que incumplan» con lo previsto en la ley. De igual manera, se le ordena a esas organizaciones incluir en sus estatutos «la medida preventiva de suspensión» y de «expulsión» de sus militantes si cometieran alguno de los delitos establecidos en la Ley. «En caso de abstenerse de incluir dichas normas o de iniciar tramitar o decidir oportunamente los procedimientos disciplinarios por estos motivos el Consejo Nacional Electoral revocará su inscripción», fija en ese sentido. Sobre las sanciones, señala que el prestador de servicio de radio o televisión que difunda mensajes que constituyan propaganda a favor de la guerra, o apología del odio nacional, racial, religioso, político o de cualquier otra naturaleza será sancionados con la revocatoria de la concesión de conformidad con lo establecido en la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos. En el caso de las redes sociales y medios electrónicos, si el mensaje no es retirado dentro de las 6 horas siguientes a su publicación «la persona jurídica responsable de la misma será sancionada con multa desde 150.000 a 100.000 Unidades Tributarias». Eso también «dará a lugar al bloqueo de los portales, sin perjuicio de la responsabilidad penal y civil a que diera lugar». En el artículo siguiente se dispone que los dueños de los medios de radio y televisión que se nieguen a publicar contenidos que promuevan «la diversidad, la tolerancia y el respeto recíproco», deberán pagar multas desde 3% hasta 4% de los ingresos fiscales brutos «causados en el ejercicio fiscal inmediatamente anterior a aquel en el cual se cometió la infracción».
1
...