Infortelecom

Noticias de partido verde

01-07-2012 | Fuente: abc.es
El candidato presidencial Enrique Peña Nieto, favorito en las encuestas, votó hoy en colegio electoral de la localidad de Atlacomulco, en el estado central de México. Peña Nieto, de la alianza entre Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), depositó sus votos para los comicios presidenciales, legislativos y locales hacia las 11.30 hora local (16.30 GMT).En un breve mensaje a los periodistas, a la puerta de su centro electoral, el candidato sólo dijo que esperaba que "el ganador sea el pueblo de México", que el país viva "una fiesta democrática" ..
06-02-2012 | Fuente: abc.es
Roseanne Barr es una atriz y humorista estadounidense, pero su última iniciativa no es ninguna broma. La estrella de la televisión aspira a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Verde.Varios meses después de que anunciara en un programa de televisión sus intenciones, ha presentado los documentos requeridos por la Comisión Electoral. «Me postulo para la nominación del Partido Verde. Soy candidata oficial», escribió en su cuenta de Twitter. Su lema: «Vota por mí, y puedo arreglar esta mierda».«Tanto el Partido Demócrata como el Republicano son comprados y pagados por las empresas estad..
18-10-2010 | Fuente: elpais.com
Marina Silva y el Partido Verde, que obtuvieron en la primera vuelta de las elecciones casi 20 millones de votos, han decidido mantener la neutralidad en la segunda vuelta de los comicios presidenciales y rechazado su apoyo explícito tanto a la candidata gubernamental, Dilma Rousseff, como al opositor José Serra.
04-10-2010 | Fuente: elpais.com
Victoria insuficiente de Rousseff
La candidata de Lula gana las elecciones pero necesitará una segunda vuelta frente a José Serra.- Marina Silva, del Partido Verde, se convierte en un factor decisivo
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El Partido Verde retira la demanda que exigía un nuevo recuento de los votos en Pensilvania
El Partido Verde de EEUU ha retirado su demanda para forzar un recuento de los votos de las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre en el estado de Pensilvania, según han informado los medios locales. El partido ha dado marcha atrás por no poder recaudar el millón de dólares necesario para emprender esa acción legal, cuyo pago debía efectuarse este lunes como muy tarde. El pasado 28 de noviembre, el Partido Verde solicitó un recuento de los votos de las elecciones presidenciales en Pensilvania, cuando se cumplía el plazo para pedirlo, debido a dudas surgidas sobre los centros de votación con urnas electrónicas. Pese a que no hay pruebas de fraude, la candidata presidencial verde, Jill Stein, solicitó el recuento ante un juez estatal y en más de un centenar de distritos electorales en todo el estado, de modo similar a como hizo la semana pasada en el estado de Wisconsin. Sin evidencias El secretario de Estado de Pensilvania, Pedro Cortés, aseguró que no hay evidencias de irregularidades o de ataques cibernéticos en las maquinas de votación electrónica del estado y consideró que un juez no podía forzar un recuento a nivel estatal. No obstante, el Partido Verde aseguró que solicitó los recuentos distrito por distrito, algo que contemplan algunos condados del estado de Pensilvania siempre que se tenga a tres personas como solicitantes. El republicano Donald Trump se impuso a la demócrata Hillary Clinton en los comicios presidenciales por 71.000 votos de ventaja en ese estado. En un comunicado, el Partido Republicano de Pensilvania se congratuló por la decisión de los verdes, porque su demanda carecía «totalmente de fundamento». En Wisconsin, el ahora presidente electo de EEUU derrotó a Clinton por poco más de 20.000 votos. El Partido Verde lanzó en noviembre una campaña de recaudación de fondos para financiar un recuento en esos dos estados y en Michigan, donde el resultado electoral está pendiente de certificación y la ventaja de Trump sobre Clinton es de unos 10.000 votos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Hofer reconoce su derrota en las elecciones presidenciales de Austria
«Estoy terriblemente triste porque no lo hemos conseguido». Con estas palabras ha reconocido su derrota el candidato a la presidencia de la extrema derecha austriaca, Norbert Hofer, después de conocerse las primeras estimaciones de resultados con una victoria del 53,6% para su rival, el verde Alexander van der Bellen, que cerró su campaña prometiendo una Presidencia «de centro» y llamando a votar «por la sensatez y contra los extremismos». Con el escrutinio ya en el 78% del escrutinio realizado, la derrota de Hofer es, efectivamente, bastante probable. Las encuestas adelantaban un empate técnico y los últimos votos por correo serán escrutados durante esta noche, de forma que el resultado definitivo y oficial será hecho público mañana por la mañana. «Os doy a todos las gracias, vuestro apoyo ha sido fantástico», ha concedido Hofer a sus seguidores a través de Facebook, felicitando a Van der Bellen en un exquisito ejercicio de corrección democrática y poniendo freno así a la espiral de descontento que comenzaba a manifestarse en las redes sociales. Desde el Partido Socialdemócrata (SPÖ), Andreas Schieder ha recibido la noticia con júbilo, asegurando que «van der Bellen tiene la fuerza suficiente para volver a unir este país» y convencido de que «en los próximos meses veremos como ese país no está tan dividido como nos ha parecido ver durante esta campaña electoral». La portavoz federal del partido verde, Eva Glawischnig, ha calificado esta elección como «un día histórico» y ha dedicado un agradecimiento especial al líder de los populares (ÖVP) Reinhold Mitterlehner y a los muchos alcaldes que se han volcado en la campaña de van der Bellen. «Aun así», ha reconocido, «el hecho de que un 46% de los austriacos vote a la extrema derecha es un dato nada desdeñable y que ha de hacernos reflexionar sobre el desapego de gran parte de la población por el modelo europeo y multicultural». El nuevo presidente s e instalará en el Hofburg antes de Navidad para devolver el país a la normalidad democrática cuanto antes. El economista de 73 años se ha sobrepuesto en esta repetición de la segunda ronda electoral a las inesperadas victorias populistas del «brexit» en el Reino Unido y de Donald Trump en Estados Unidos con una campaña en la que se ha presentado, no tanto como candidato progresista y experimentado, sino también como un patriota, con fuertes raíces en su Tirol natal. Hijo de una estonia y de un ruso que escaparon de la revolución bolchevique en Rusia en 1917 para radicarse en el Tirol austríaco, Van der Bellen nació en enero de 1944 y vivió allí hasta los 33 años, antes de trasladarse a Viena, donde hizo carrera, primero en el mundo académico y más tarde en la política. Antiguo decano de la Facultad de Ciencia Económicas de Viena, el ahora candidato presidencial siempre ha sido muy valorado entre el electorado por su honestidad. Su forma poco convencional de argumentar y debatir en público podría estar relacionada con el hecho de que decidió entrar en política a los 50 años de edad, después de una brillante carrera académica en la que ya no le quedaba gran cosa por demostrar. Ampliación del censo Los primeros análisis destacan el factor positivo que puede haber supuesto la ampliación del censo electoral en esta segunda votación. En comparación con la que fue invalidada, el censo ha sido actualizado y contiene 14.000 nuevos residentes en el extranjero, 3.000 nuevos nacionalizados y 45.000 austríacos que han cumplido desde mayo 16 años, la edad mínima para poder votar. Desde el SPÖ, sin embargo, se subraya solamente el carácter centrista de su propuesta. Alexander van der Bellen es padre de dos hijos y lleva un año casado en segundas nupcias. Su fama de personaje que no encaja del todo dentro de los estereotipos de un político ecologista clásico le han valido para que Norbert Hofer no se lleve todo el voto indignado y antisistema, y esto puede también haber ayudado a mantener a flote su candidatura. Nunca se le ha visto andar en bicicleta, en alguna ocasión ha declarado su pasión por los coches potentes y hasta hoy sigue siendo un fumador empedernido, lo que ayuda a mantener su imagen de personaje al margen de la corrección política. Europeísta convencido y antiguo militante socialista, Van der Bellen habla de Heinz Fischer, presidente austríaco hasta julio de este año, como el modelo que quiere seguir. Se refiere a un jefe de Estado que representa dignamente al país en el extranjero y que internamente mide de forma discreta pero firme entre las fuerzas políticas del país. No descarta una interpretación más activa de algunas competencias del jefe del Estado y ha prometido, por ejemplo, que no ratificaría con su firma el TTIP, el tratado transatlántico de libre comercio que negocian Estados Unidos y la UE, incluso si fuese aprobado en el Parlamento austríaco. La Constitución le otorga la potestad de decidir a quién encarga la formación del gobierno, sin obligación de optar por el líder del partido más votado. En ese sentido, Van der Bellen ha asegurado que haría todo lo posible para no encargarle nunca al ultraderechista FPÖ la formación de un nuevo ejecutivo, ni siquiera en caso de una victoria en las urnas.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Kagame arrasa en Ruanda con el 98% de los votos
El presidente de Ruanda, Paul Kagame, revalidó su tercer mandato con un 98,66 por ciento de los votos en las elecciones celebradas ayer en el país, según los resultados provisionales divulgados hoy por la Comisión Electoral. Con el 80 % del escrutinio, Kagame obtuvo el 98,66 % de los votos, mientras que su principal rival, Frank Habineza, líder del Partido Verde Democrático de Ruanda (DGPR), se quedó con 0,45 % y el otro candidato independiente Phillippe Mpayimana con un 0,72 %. Ayer, en plena jornada electoral, los seguidores de Kagame ya empezaron a celebrar su victoria en la capital -fuertemente vigilada por la Policía para la ocasión- y en los suburbios. Este aparente ambiente de unidad y reconciliación en el país, que siempre ha abanderado el Gobierno de Kagame, contrasta con las denuncias de organizaciones internacionales que advierten de un «clima de terror» por la represión a las voces críticas. Por ejemplo, durante la campaña y con el pretexto de salvaguardar la cohesión nacional, la comisión electoral impuso la censura previa a los mensajes en las redes de los candidatos. Kagame, de 59 años, lleva proclamando su victoria en las elecciones desde 2015, cuando el 98 % de la ciudadanía le avaló en un referéndum para modificar la Constitución y eliminar la barrera de dos mandatos presidenciales. En sus primeras elecciones, en 2003, Kagame obtuvo el 90 % de los votos, mientras que en las de 2010, que ya se celebraron sin una oposición genuina, logró el 93 %. Expertos locales aseguran que la causa de estos abultados resultados son la paz y la prosperidad que les proporciona su Gobierno y también el temor a que vuelvan las tensiones étnicas que acabaron en el genocidio de 1994, cuando unos 800.000 tutsis y hutus moderados perdieron la vida en cien días de violencia.
5