Infortelecom

Noticias de parlamento

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Londres se prepara para un Brexit radical y sin acuerdo con la UE
El Gobierno británico hizo público ayer un informe con las primeras indicaciones para que las empresas y ciudadanos se preparen ante la eventualidad de una salida sin acuerdo de la UE. Las medidas pretenden ser «prácticas y proporcionadas», según el ministro para el Brexit, Dominic Raab, aunque incluyen también advertencias sobre algunos de los efectos claramente negativos que inevitablemente se producirán en la vida cotidiana de los ciudadanos británicos. Se anticipan, por ejemplo, problemas con las tarjetas de crédito o con los productos de importación y muchas otras cosas que complicarán la vida de las personas y las empresas. La sensación empieza a ser tan inquietante para algunos que el ministro tuvo que desmentir que hubiera planes para desplegar el ejército para distribuir comida ante la posibilidad de que se produjesen episodios de penurias de ciertos productos. Lo cierto es que desde Bruselas esta propuesta se puede ver como un intento de trasladar a la Comisión Europea la responsabilidad de las consecuencias de una eventual falta de acuerdo en las negociaciones de salida. El negociador europeo, Michel Barnier, ha advertido claramente en varias ocasiones de que las líneas rojas que plantea la UE en cuanto a las fórmulas de la futura relación son inamovibles y que cada una de las diferentes opciones, desde la ruptura total hasta modelos como el noruego o el suizo o incluso el turco tienen diferentes consecuencias directas sobre la vida de los ciudadanos de ambas partes. Y también que los más perjudicados por ese Brexit llamado «duro» serían los propios británicos. Los 25 documentos técnicos que divulgó ayer el Gobierno de Theresa May pretenden proporcionar unas instrucciones someras para intentar mitigar las consecuencias de una ausencia de acuerdo dada la incertidumbre en negociaciones entre Londres y Bruselas. El principal problema empieza a ser ya el calendario, porque es necesario que haya un acuerdo concreto sobre las modalidades de «retirada ordenada» antes de octubre, para que ese tratado pueda ser ratificado por todos los parlamentos nacionales y esté en vigor en el momento en el que se producirá la ineluctable salida del Reino Unido de la UE el 29 de marzo de 2019. Raab ha explicado que para el Gobierno de Londres la principal meta es alcanzar un acuerdo, pero «debemos estar preparados para considerar una alternativa» que sería la desconexión radical». Nuestro objetivo general es facilitar un funcionamiento continuado de los negocios, el transporte, la infraestructura, la investigación, los programas de ayuda y flujos de financiación. En algunos casos, eso podría significar adoptar medidas unilaterales para mantener tanta continuidad como sea posible en el corto plazo, en caso de que no haya acuerdo, independientemente de si la UE decide hacer lo mismo». Sin licencia para volar En caso de que se llegase a ese punto de ausencia de acuerdo, las consecuencias que prevé Bruselas serían bastante peores que las que ha anticipado el informe británico. La primera sería que todos los aviones comerciales dejarían de tener licencia para volar en el espacio europeo y viceversa. Que las transferencias financieras dejarían de ser automáticas y que todos los acuerdos comerciales con países terceros ya no beneficiarían a los operadores británicos. Hasta las mascotas volverían a los periodos de cuarentena para desplazarse dentro de Europa. Las centrales nucleares tampoco podrían importar material radioactivo para su funcionamiento, puesto que la industria está agrupada entorno a uno de los tratados principales de la UE, EURATOM. El ministro Raab, sin embargo, ha trazado un informe menos dramático, dando a entender que se trataría sobre todo de inconvenientes temporales, y que en cualquier caso, Londres está dispuesto a mantener las puertas abiertas a la aplicación unilateral de la legislación europea durante un tiempo. De todos modos, los escenarios más plausibles no son lo que conducen a ese escenario de ruptura total. En el fondo, aparte de problemas específicos y muy difíciles de resolver como la cuestión de la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, todo se reduce a la cuestión absurda de pretender construir «las mejores relaciones posibles» con la UE, cuando de lo que se trata es de abandonar el club. De hecho, del problema del dinero, que era lo que monopolizaba las discusiones de los partidarios del Brexit, ya ni se habla.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Scott Morrison, nuevo primer ministro de Australia
Scott Morrison tomó posesión este jueves como nuevo primer ministro de Australia prometiendo seguir con el «proceso normal de Gobierno», por lo que en un principio descarta que esta lucha interna por el poder en el Partido Liberal desemboque en la convocatoria de elecciones anticipadas. Morrison, hasta ahora al frente de la oficina del Tesoro, se ha impuesto en una votación al ex ministro del Interior Peter Dutton --por 45 votos a 40-- para hacerse con el control del partido y, por extensión, del Gobierno. «Gracias. Ha sido un honor serviros como primer ministro», se ha despedido en Twitter el saliente Malcom Turnbull. El relevo se ha consumado con la toma posesión del nuevo jefe de Gobierno, que ya ha dejado claro que no tiene intención de llamar a las urnas. «No creo que nadie deba hacer planes para unas elecciones a corto plazo», ha advertido Morrison que teóricamente no figuraba como favorito para asumir el liderazgo de los liberales, según medios locales. Ahora, aspira a que la «nueva generación» pueda volver a unir a un partido que arrastra cicatrices desde hace años. No en vano, la rebelión interna ha provocado más de una decena de renuncias tras unos movimientos que Turnbull llegó a atribuir a una «venganza» orquestada por diputados díscolos, entre ellos el exprimer ministro Tony Abbott. El propio Turnbull llegó al poder tras un «golpe» en su partido en septiembre de 2015 que forzó la salida de Abbott, quien igualmente había sido retado sin éxito al frente de la formación antes de su derrota. Australia ha tenido seis primeros ministros desde 2009 y Morrison hace el número 30 de la historia del país. Turnbull ha anunciado que renunciará a su escaño en el Parlamento «dentro de poco», por lo que el nuevo gobierno de Morrison deberá enfrentarse a una elección parcial para cubrir su escaño y corre el riesgo de perder la mayoría. Morrison ha dicho «entender y respetar» la decisión de su predecesor.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sudáfrica acusa a Trump de tratar de dividir la nación
Estados Unidos enciende el debate sobre la propiedad de la tierra en Sudáfrica. Su presidente, Donald Trump, tuiteó el jueves que estaba investigando las expropiaciones de tierras y granjas de Sudáfrica así como los asesinatos «a gran escala de agricultores». Los comentarios de Trump se produjeron a raíz de un editorial publicado por un grupo de expertos estadounidenses en el que pedían a su administración tomara cartas en el asunto y llega tan solo tres días después de que su mujer, Melania, anunciara su primer gran viaje internacional como primera dama en que visitará África. El ejecutivo norteamericano teme que la propuesta del parlamento sudafricano de la expropiación de tierras sin compensación «pueda enviar a Sudáfrica por el camino equivocado», según declaró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. Las reacciones al otro lado del charco no se hicieron esperar. Desde el Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) criticaron la poca diplomacia del jefe del ejecutivo norteamericano, quien «no se comporta como un líder de un poderoso país» y a quien acusan de avivar las divisiones raciales. «Sudáfrica rechaza totalmente esta percepción limitada que solo busca dividir a nuestra nación y nos recuerda nuestro pasado colonial», anunció la cuenta oficial de Twitter del gobierno sudafricano. El ejecutivo tildó las declaraciones de Trump y de su administración de «alarmistas, falsas e inexactas» que tienen «motivaciones políticas que no reflejan las intenciones del gobierno sudafricano». Mientras que el Ministerio de Asuntos Exteriores recriminó a Washington que no haya utilizado los canales diplomáticos disponibles para mostrar su preocupación sobre este asunto y anunció que solicitará explicaciones a la embajada de Estados Unidos en Pretoria. Por su parte, el líder de la oposición Julius Malema, uno de los máximos defensores de la expropiación de tierras sin compensación, pidió a Trump se mantenga al margen del debate:«Has causado suficientes problemas en África». «No es un acaparamiento de tierras» El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, anunció el 1 de agosto que su partido planea cambiar la constitución para arreglar una disparidad racial que persiste veinticuatro años después del fin del apartheid. En febrero, el parlamento aprobó una moción para reformar la propiedad de la tierra, que sigue estando en manos de la minoría blanca (cerca de un 72% pertenece a los granjeros blancos a pesar de que solo el 8% de la población es blanca en este país del sur de África). Ramaphosa explicó los detalles de la reforma que quieren llevar a cabo y tranquilizar a los trabajadores agrícolas: «Esto no es un acaparamiento de tierras. Tampoco es un asalto a la propiedad privada», escribió el presidente en un artículo publicado en Financial Times el jueves. Ramaphosa anunció que no se cometerían errores que protagonizaron otros país, en una clara alusión a las violentas expropiaciones de tierras en Zimbabue. En la misma línea, el vicepresidente David Mabuza aseguró a los agricultores que no se tolerarán las apropiaciones de tierras y que aquellas que están en manos del Estado serán las primeras en ser redistribuidas. Además, insistió en que la política de reforma agraria del gobierno no afectará el crecimiento económico ni la seguridad alimentaria. Actualmente se están llevando a cabo audiencias públicas para medir el apoyo a la propuesta de política del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) para cambiar la constitución y permitir la expropiación de tierras sin compensación para que ésta sea redistribuida entre los más pobres. Entre las sugerencias de expropiación escuchadas hasta ahora se incluyen aquellas tierras que son no utilizadas actualmente así como edificios y otras propiedades abandonadas. Desde el final del apartheid en 1994, el ANC ha mediado entre vendedores dispuestos y compradores potenciales, comprando las granjas de propiedad blanca para su redistribución a los miembros de la comunidad negra que quieran trabajar la tierra. Sin embargo, este proceso ha sido muy lento y la mayoría de los sudafricanos son partidarios de acelerar el cambio, siempre y cuando no perjudique la economía ni avive el malestar en la sociedad. La petición de Trump al secretario de Estado, Mike Pompeo, de que investigara las expropiaciones y los asesinatos a granjeros han sido aplaudidas por organizaciones que defiende los derechos de los blancos en Sudáfrica como AfriForum, cuyo principal discurso radica en que los sudafricanos blancos, y los granjeros blancos en particular, se enfrentan a una persecución violenta bajo el amparo del Congreso Nacional Africano. Las palabras de Trump llegan tres meses después de que la organización realizara una campaña internacional para llamar la atención sobre lo que llaman, el genocidio blanco. Asesinatos a granjeros En 2017-18, 47 agricultores han sido asesinados según los datos de AgriSA, una agrupación de cientos de asociaciones agrícolas de Sudáfrica. A pesar del terrible dato, se trata de la cifra más baja en los últimos veinte años. El pico más alto se produjo en 1998 cuando 153 trabajadores agrícolas fueron asesinados en todo país; en el período de 2003 a 2011 murieron entre 80 y 100 granjeros cada año, y alrededor de 60 de 2012 a 2016. Estos datos contradicen los informes publicados recientemente en medios occidentales que denuncian que los granjeros blancos se están enfrentando a una «creciente oleada en violencia». A principios de años, el ministro de Interior australiano, Peter Dutton, dijo que los agricultores blancos sudafricanos que querían emigrar a Australia «merecen atención especial y toda la ayuda de un país civilizado como el nuestro debido a las terribles circunstancias» que están sufriendo los trabajadores agrícolas del país africano. Su comentario provocó otra crisis diplomática en Pretoria.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Buscan a un grupo de «sin papeles» en una zona infestada de cocodrilos en Australia
Las autoridades australianas buscan este lunes a un grupo de inmigrantes indocumentados que se adentraron en una zona infestada de cocodrilos después de que el barco en el que viajaban encallara frente a las costas del país. La búsqueda de los desaparecidos, cuyo número no fue precisado oficialmente, tiene lugar en el área del bosque Daintree, en el extremo septentrional del estado australiano de Queensland, en el noreste del país. El grupo sería de una veintena de personas, según indicaron varios testigos al Canal 9 que vieron a varias personas atravesando las carreteras y corriendo hacia el bosque infestado de cocodrilos de estuario en su intento por huir de la Policía. Las autoridades informaron de que trece personas fueron capturadas anoche y trasladadas a la ciudad de Cairns, en la costa norte de Queensland, después de que el barco pesquero «ilegal» en el que viajaban encallara cerca del río Daintree. «La tripulación o quien estaba en la embarcación, la abandonó y se cree que están en tierra, en algún lugar», dijo a la cadena ABC, Michale Healey, legislador en el Parlamento de Queensland. «No sabemos si son refugiados ilegales o si son pescadores que estaban pescando ilegalmente y terminaron en aguas australianas, donde su barco tuvo problemas y se quedaron atrapados», precisó. Un portavoz del Ministerio del Interior dijo a la agencia local de noticias AAP que «la prioridad es confirmar la seguridad y el bienestar de la gente del barco pesquero». Los servicios de emergencia han atendido a dos personas que están detenidas que presentan síntomas de fiebre y escalofríos. La Policía del estado de Queensland evitó comentar sobre el incidente. Según datos oficiales se trata de la primera embarcación que llega al país desde 2014, aunque según la edición australiana del periódico The Guardian, en agosto del año pasado llegaron seis inmigrantes indocumentados chinos a la isla Saibai, en Queensland, procedentes de Papúa Nueva Guinea.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Putin defiende subir la edad de jubilación pero la suaviza levemente para hacerla digerible
El proyecto de ley presentado por el Gobierno ruso al Parlamento para elevar la edad de jubilación ha provocado tal alarma entre la población que el presidente Vladímir Putin se ha visto obligado a comparecer en un inusitado mensaje ante las cámaras para explicar por qué es fundamental aprobarlo. Para calmar los ánimos y hacer más digerible la medida, Putin ha anunciado este mediodía varias enmiendas al anteproyecto que suavizan en parte su contenido. En concreto, las mujeres se jubilarán a los 60 años, cinco más de los que contempla la actual legislación. La idea inicial era hacerlas pensionistas a los 63 años, ocho más de lo que se estableció en la desaparecida URSS en 1932. Sin embargo, la edad de jubilación de los hombres sigue situándose en los 65 años, que son también cinco más de lo que venía marcando la normativa en los últimos 86 años. Otra enmienda propuesta por el jefe del Estado en su alocución televisiva permitirá a las féminas jubilarse a los 57 años, si han tenido tres hijos, a los 56 años, sin han tenido cuatro, y a los 50, si han tenido más de cinco vástagos. Si han trabajado en su vida 37 años, podrán jubilarse independientemente de la edad que tengan. En el caso de los hombres el mínimo de vida laboral exigible para cobrar la pensión será de 42 años. Así mismo, se mantienen las actuales exenciones fiscales, subvenciones y rebajas en los precios de determinados servicios para las mujeres mayores de 55 años y hombres por encima de los 60, independientemente de que la nueva ley retrase la edad de jubilación. Putin admitió que «se trata de asuntos muy importantes para la gente. Tales como el transporte público gratuito, subvenciones para los servicios comunales, las obras para reformar la vivienda, su gasificación, la compra de medicamentos y otros». Con el fin de evitar que las empresas despidan a empleados que alcancen la edad de jubilación según la vieja norma, el presidente ruso advirtió que incurrirán en responsabilidad «administrativa e incluso penal». Putin, no obstante, defendió en general la necesidad de reformar el sistema de pensiones, ya que, según su opinión, «llegará un momento que se hará insostenible y es mejor acometer los cambios cuanto antes para no tener que aplicarlos en el último momento de forma drástica». El jefe del Kremlin dijo que dejar para más tarde la reforma de las pensiones «puede amenazar la estabilidad de la sociedad y la seguridad del país». Pero, según los últimos sondeos, el 90% de los rusos no aprueban la elevación de la edad de jubilación y ya habido acciones de protesta en varias ciudades rusas. Los comunistas, que tratan de forzar la convocatoria de un referéndum al respecto, han convocado manifestaciones para este domingo, 2 de septiembre, y el líder opositor, Alexéi Navalni, para una semana después. Navalni fue condenado el lunes a 30 días de prisión, justo en plena fase de preparación de las movilizaciones.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El expresidente escocés Salmond dimite del SNP tras unas denuncias de acoso sexual
El exministro principal de Escocia Alex Salmond presentó hoy su dimisión del Partido Nacionalista Escocés (SNP) a raíz de unas denuncias de acoso sexual, que él niega. En un comunicado, el político escocés señaló que busca evitar divisiones internas en la formación nacionalista, tras algunas peticiones para que fuese suspendido. El antiguo ministro principal, que no consiguió la independencia de Escocia en el referéndum celebrado en la región el 18 de septiembre de 2014, subrayó que tiene intención de volver a unirse al SNP una vez que pueda restablecer su reputación. El Gobierno autónomo escocés había llevado a cabo una investigación interna sobre las denuncias contra Salmond y decidió la semana pasada remitirlas a la Policía, pero el político negó haber ejercido ningún tipo de acoso cuando estuvo al frente del Ejecutivo escocés y calificó las acusaciones de «ridículas». Salmond dio a conocer su decisión a través de un vídeo divulgado esta noche a los medios, en el que precisó que había escrito a la secretaría general de la formación para comunicar la renuncia. «He sido miembro del Partido Nacionalista Escocés durante 45 años, 20 de ellos como líder de la formación y siete como ministro principal de Escocia», señaló Salmond, que manifestó su esperanza de haber trabajado duro a favor de la independencia escocesa. «Realmente quiero al SNP y al amplio movimiento independentista en Escocia. Estos han sido compromisos decisivos en mi vida. Pero hoy he escrito a la secretaría general del partido para renunciar a mi afiliación», precisó en su mensaje. También reconoció que la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, afrontaba presiones de otras formaciones políticas para que él fuera suspendido del partido nacionalista. «No entré en política para facilitar los ataques de la oposición al SNP y, como el Parlamento vuelve (a sus sesiones) la próxima semana, he presentado mi dimisión para disipar estos ataques de la oposición», aclaró. «Pero sobre todo ?agregó?, sé que si el partido se siente forzado a suspenderme, causaría una considerable división interna». La semana pasada, Salmond anunció que presentaba una querella contra Gobierno escocés por considerar que no le permitió defenderse durante la pesquisa interna que llevó a cabo. Según los medios escoceses, las denuncias de acoso las realizaron el pasado enero dos personas que formaban parte del personal del Ejecutivo, cuando todavía Salmond era ministro principal. Los hechos habrían ocurrido, de acuerdo con la prensa, presuntamente en diciembre de 2013 en Bute House, la residencia oficial del ministro principal en Edimburgo. Hace unos días, Sturgeon dijo que las denuncias contra Salmond, pese a que fueran difíciles de aceptar para ella y «molestas» para su partido, debían investigarse de forma «justa y adecuada». Salmond fue ministro principal de Escocia desde 2007 hasta 2014, después de que en el referéndum de independencia del Reino Unido, el 55 % de los escoceses votase en contra de la separación. Este resultado desencadenó su dimisión y que fuese sustituido por Sturgeon al frente del Gobierno y del SNP.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ali Jamenei advierte que Irán podría salir del acuerdo nuclear
El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, ha expresado que tiene serias dudas de que Europa pueda salvar el acuerdo nuclear alcanzado en 2015, que se encuentra ahora en peligro tras la salida de Estados Unidos, y ha alertado de que Teherán podría abandonar el pacto. Jamenei ha indicado que el presidente de Irán, Hasán Rohani, no confía en el apoyo de Europa y se encuentra fuertemente presionado a nivel nacional en relación con la gestión económica del país ante las sanciones impuestas por Washington. Este mismo miércoles, el Parlamento ha iniciado los procedimientos para reprobar al ministro de Educación y ha recibido una petición formal para abrir este mismo proceso contra el responsable de Industria, en un nuevo capítulo de la presión que el órgano legislativo ejerce sobre el Gobierno de Hasán Rohani por su gestión económica. Tras la salida de Estados Unidos del acuerdo, Europa ha visto dificultada la tarea de garantizar que Irán continúa obteniendo los beneficios económicos necesarios para permanecer en el acuerdo. «No hay problema con las negociaciones y mantener el contacto con los europeos, pero debes perder la esperanza respecto a los asuntos económicos o el acuerdo nuclear», ha señalado Jamenei a Rohani. «El acuerdo nuclear es un medio, no un objetivo, y si llegamos a la conclusión de que no sirve a nuestros intereses nacionales, podemos abandonarlo», ha aseverado Jamenei.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Macron se erige líder de una Europa favorable a la inmigración
Emmanuel Macron asume gustoso el liderazgo imaginario de las fuerzas europeas presuntamente favorables a la inmigración que le atribuyen Matteo Salvini y Viktor Orban, esperando conseguir algunos réditos nacionales e internacionales que no parecen anunciar los sondeos ni la ausencia de alianzas tangibles y operativas. Se trata de un duelo a primera sangre política que ambos bandos esperan ganar cuando los electores elijan el próximo Parlamento europeo, el mes de mayo de 2019. Abrió el fuego Macron, en su discurso ante el Parlamento Europeo, el mes de abril pasado, anunciando una «guerra civil europea», entre partidarios y adversarios de la «sociedad abierta», denunciando el autoritarismo «iliberal» de Orban y los líderes europeos ultra nacionalistas. Siguieron meses de enfrentamientos muy tensos, hasta el martes pasado, cuando Viktor Orban, ministro húngaro, acompañado de Matteo Salvini, ministro del interior italiano, anunció la guerra que viene: «Hay dos campos en Europa. Macron está a la cabeza de las fuerzas políticas que sostienen la inmigración. En el otro bando estamos quienes deseamos parar la inmigración ilegal». Encantado, con ese nombramiento oficioso de líder imaginario de un «campo» por construir, Macron no dudó en coger la percha, declarando, en Copenhague, donde se encontraba en viaje oficial: «No cederé en nada a los nacionalistas y a los que promueven este discurso de odio. Si han querido ver en mi persona a su principal oponente, tienen razón». Cautos, Orban y Salvini no citaron a Angela Merkel en su filípica contra Macron, que continúa considerando a la canciller alemana como su principal aliada estratégica y espera conseguir otros apoyos, comenzando por España, en la cumbre europea del próximo 20 de septiembre, en Salzburgo. Sociedad abierta El presidente francés ya expuso su visión muy matizada de la sociedad abierta que él defiende, en Europa, en el Consejo Europeo del mes de junio pasado, proponiendo la creación de «centros cerrados» para internar inmigrantes ilegales, con un éxito por ahora invisible: los aliados europeos están muy divididos en todos los frentes de los problemas migratorios: las ayudas a los países de origen cuestan mucho dinero; el control de las fronteras comunes es motivo de tensiones permanentes; la acogida de barcos de refugiados suscitan sucesivas batallas campales, con resultados muy modestos; la apertura de «centros cerrados» en países del Magreb no termina de cuajar; las opiniones públicas perciben con inquietud creciente la llegada controlada o incontrolada de inmigrantes, legales o ilegales? Instalado en el podio oficioso de un liderazgo por construir, Macron cuenta con el apoyo velado pero real de Angela Merkel y espera conseguir nuevos apoyos de países más o menos reticentes, como Dinamarca o Finlandia. Macron contó en el pasado con el apoyo de Mariano Rajoy y cuenta hoy con el apoyo de Pedro Sánchez. Se trata de un frente variopinto, con intereses nacionales muy diversos y una eficacia por demostrar, en el terreno de una «solidaridad europea» a geometría harto variable. Durante la campaña presidencial de 2017, Macron ya jugó y ganó el enfrentamiento entre los partidarios del «bunker europeo» (Marine Le Pen) y los partidarios de la «sociedad abierta». La incipiente campaña de las próximas elecciones europeas amenaza con repetir ese duelo, con un resultado harto imprevisible.