Infortelecom

Noticias de parlamento

19-01-2020 | Fuente: abc.es
Erdogan pide a Europa que sostenga el Gobierno libio de Al Serraj en la Conferencia de Berlín
El líder turco Recep Tayyip Erdogan, en un artículo publicado en la revista alemana «Politico», previene a Europa contra el peligro del Daesh y Al Qaeda, que fueron derrotados en Libia y que resurgirán si se desestabiliza el Gobierno de Al Serraj. «Europa quedará expuesta a toda una nueva serie de amenazas y problemas», advierte, a punto de participar en la Conferencia de Libia que tendrá lugar este domingo en Berlín. El emisario especial de la ONU, Ghassan Salame, sugiere a Erdogan por su parte que dé un paso atrás, asegurando que «toda interferencia extranjera puede tener el efecto de una aspirina en el corto plazo, pero Libia necesita que cese de intervenciones exteriores». Slamame apunta que «ese es precisamente uno de los objetivos de esta conferencia», que desearía «consolidar el alto el fuego con observación, separación y reposicionamiento de las armas pesadas fuera de las zonas urbanas». Aunque no se esperan grandes avances en esta Conferencia, sí se cuenta con un reseteo de la situación libia que al menos evite una mayor escalada bélica. Desde que en 2011 la OTAN contribuyera a la victoria de los heterogéneos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi (1969-2011) y tras fracasar estrepitosamente el plan del por el entonces enviado especial de la ONU, Bernardino León, en 2015, se ha profundizado la brecha entre quienes sufrieron a Gadafi en casa y en el exilio, una división que se corresponde aproximadamente con las tres tradicionales provincias libias: la Tripolitania (oeste), y las Cyrenaica (Este) y Fezzan (sur). En uno de los bandos tenemos al Gobierno sostenido por la ONU y reconocido por la UE, el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA. 2016), que lidera el primer ministro, Fayez al Serraj, y que a duras penas domina la capital, gracias a las distintas milicias islamistas con intereses propias que se reparten la ciudad, y zonas montañosas del noroeste en la frontera con Túnez, apoyada por las Milicias Zintán. También cuenta con el apoyo militar de la ciudad-estado de Misrata, núcleo de poder autónomo a unos 200 kilómetros al este y que cuenta con el respaldo de Turquía. El GNA está financiado por la UE, mantiene los intereses de la multinacional italiana ENI en los yacimientos petroleros del oeste y el puerto de Melitah. Apoyó a EE.UU. en la lucha contra el yihadismo, pero Washington calló y retiró sus tropas cuando volvió a resurgir la guerra carece de legitimidad democrática y su popularidad es escasa en la capital, donde no ha logrado normalizar los servicios como la banca o la electricidad. Enfrentado al GNA y amenazando con conquistar Trípoli, se sitúa el mariscal Jalifa Hafter, tutor del Parlamento exiliado en Tobruk, nacido de las urnas en 2014 y que abandonó la capital después de que el entonces gobierno islamista asentado en Trípoli se negara a reconocer su legitimidad. Hafter fue miembro de la cúpula militar de Al Gadafi desde el golpe de Estado de 1969, dirige el llamado Ejército Nacional Libio (LNA) y es en la actualidad el hombre fuerte del país. Reclutado por la CIA en 1989 y convertido en uno de los principales opositores en el exilio, regresó a través de Egipto en marzo de 2011, escasas semanas después de que estallara la revuelta. En 2014, ya al frente del LNA, lanzó la denominada «Operación Dignidad» cuyo objetivo no declarado era la conquista de todo el país, y en 2017 se hizo con el control de Bengasi y del golfo de Sirte, corazón de la industria petrolera libia. En 2018 conquistó Derna, bastión del yihadismo en el norte de África, las regiones del sur y los yacimientos del oeste, gracias al apoyo logístico, financieros y militar que le proporcionan Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Rusia, en violación del embargo militar impuesto por la ONU a Libia en 2011. Macron le invitó a París, en contra de la política de la UE, tratando de recuperar la preponderancia francesa en el Mediterráneo y norte de África. Desestabilizar la guerra El pasado abril, las tropas de Hafter llegaron a 10 kilómetros de Trípoli. Según la ONU, más de 280 civiles han sido asesinados y más de 140.000 personas han sido desplazadas en los últimos ocho meses. En noviembre, Al Sarraj firmó un acuerdo con Turquía para recibir de Ankara unidades aéreas, terrestres y navales, además de armas para defenderse. El acuerdo incluye permisos para exploraciones turcas en busca de hidrocarburos en bolsas submarinas libias. Para Erdogan, Libia se convierte así en otro campo de batalla por la supremacía regional contra Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto, todos aliados de Hafter. Las fuerzas militares o paramilitares de Turquía y Rusia pueden verse directamente implicadas sobre el terreno en cualquier momento, como ya sucedió en Siria. La llegada de los rusos, que se suman a los mil mercenarios sudaneses con que cuenta Hafter, estaba desequilibrando ligeramente la guerra a favor del mariscal libio cuando, a principios de diciembre, Erdogan anunció que su país estaba listo para enviar tropas a Libia «si el pueblo libio lo pide», una Fuerza de Reacción Rápida que cubra «responsabilidades militares y policiales en Libia», el establecimiento de una oficina de Cooperación en Defensa y Seguridad «con suficientes expertos y personal», transferencia de material e instrucción militar y compartir información de inteligencia. El 15 de diciembre, Erdogan se reunió con Al Serraj en Estambul y un día antes sus ministros de Exteriores y Defensa se reunieron con el presidente del Gobierno de Unidad en Doha (Qatar), el otro gran aliado militar de Trípoli. Un grupo de expertos que ha trabajado durante varios meses sobre el terreno para la ONU presentó un informe de 379 páginas ante el Consejo de Seguridad en el que asegura que las dos partes en el conflicto han recibido «armas y equipo militar, apoyo técnico y combatientes no libios que no cumplían las sanciones relacionadas con las armas». El informe indica que tanto Emiratos Árabes Unidos y Jordania (aliados del mariscal Hafter) como Turquía violan el embargo de armas impuesto por Naciones Unidas y «suministran armas de forma habitual y a veces flagrante, con poco esfuerzo para ocultar la fuente».
19-01-2020 | Fuente: abc.es
Las plataformas digitales bloquean la maquinaria de injerencias de Maduro
Tan patente ha sido la injerencia del régimen de Nicolás Maduro en las redes sociales en español no sólo de Venezuela sino del resto de Hispanoamérica, que las grandes plataformas digitales, radicadas todas ellas en Estados Unidos, han comenzado a tomar medidas drásticas para limitar su influencia, incluido un reciente cierre de cientos de cuentas no sólo automatizadas, sino también de activistas cruciales en amplificar propaganda y denigrar a la oposición. El régimen, sin embargo, resiste gracias a una estrategia de comunicación digital ideada en los pasados tres años y ejecutada por medio de varios ministerios. El régimen venezolano cuenta con lo que ha denominado en informes internos como un «ejército digital», organizado incluso en brigadas de hasta 500 personas que pueden llegar a controlar 11.500 cuentas. Ese «ejército», según documentos consultados por este diario, depende en gran parte del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, que responde directamente a la presidencia. Otros grupos de lo que se viene a denominar ?trols? (individuos que participan en foros de debate, blogs, Twitter, chats y otros entornos de conversación para provocar) dependen directamente del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. Organización militar Además, el régimen cuenta, según esos documentos, con una estrategia para amplificar mensajes propagandísticos ofreciendo subsidios por medio de una aplicación móvil llamada VeMonedero con la que distribuye ayudas en el Carnet de la Patria, una variante del documento nacional de identidad que incluye un servicio de pagos digitales. Twitter ha suspendido repetidamente las cuentas desde las que se organizaba esa red de compra de seguidores y difusión de mensajes políticos. En esos documentos del régimen, algunos de los cuales comenzaron a circular por los gabinetes de comunicación gubernamentales desde 2017, se admite abiertamente que el chavismo hace «la guerra mediática», incluida la creación de páginas web falsamente alineadas con los opositores para difundir de forma velada propaganda entre los posibles desencantados con Maduro. Cierre de cuentas Un reciente punto de inflexión en esta estrategia fue el asalto del régimen al poder legislativo el 5 de enero. Después de que Maduro desplegara a la Guardia Nacional alrededor del Parlamento e impidiera por la fuerza el acceso de Juan Guaidó y otro centenar de opositores, Twitter suspendió medio centenar de cuentas directamente afiliadas o simpatizantes con el régimen, con millones de seguidores. Lo hizo menos de 48 horas después del asalto a la Asamblea Nacional. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Twitter bloqueó cuentas del Gobierno Nacional<a href="https://twitter.com/hashtag/8Ene?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#8Ene</a> <a href="https://t.co/GXiRVPO2g8">https://t.co/GXiRVPO2g8</a> <a href="https://t.co/HY5IOK65xK">pic.twitter.com/HY5IOK65xK</a></p>&mdash; VTV CANAL 8 (@VTVcanal8) <a href="https://twitter.com/VTVcanal8/status/1214851739502858240?ref_src=twsrc%5Etfw">January 8, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Entre los perfiles congelados se encuentran los de la propia Guardia Nacional Bolivariana y el del gabinete de prensa de Maduro. También han sido suspendidas las cuentas de Twitter del ministerio de Finanzas, el Banco Central, la Aviación Nacional, el Comando Estratégico Operacional, el jefe del Estado Mayor, el protector del estado Táchira (Freddy Bernal), el gobernador del estado Falcón (Víctor Clark). Otro hecho deja clara la estrategia de Twitter con este cierre masivo (la empresa ha rechazado hacer declaraciones públicas sobre sus motivos): también clausuró durante unas horas la cuenta del diputado Luis Parra, al que el régimen había sobornado para que se proclamara presidente de la Asamblea en sustitución de Guaidó, sin el quórum necesario. Parra apenas contaba con 11.300 seguidores, pero inmediatamente se vio privado de una voz en Twitter para justificar su acercamiento al régimen.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Colegas parlamentarios, hagamos de este tiempo, el tiempo de la bondad triunfante y de la justicia erguida.<br><br>Gracias, muchísimas gracias, colegas Diputados por hacerme Presidente de esta Honorable Asamblea Nacional. <a href="https://t.co/shKg7vAYjm">pic.twitter.com/shKg7vAYjm</a></p>&mdash; Luis Eduardo Parra R (@LuisEParra78) <a href="https://twitter.com/LuisEParra78/status/1213917943744086018?ref_src=twsrc%5Etfw">January 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> También se han clausurado cuentas de medios de comunicación oficialistas como Ciudad Caracas y Alba Ciudad, emisora del ministerio de Cultura, además de La Radio del Sur, Red Radio Venezuela y Ciudad CCS. De la última operación de Twitter contra la propaganda chavista destaca sin embargo la suspensión no de cuentas oficiales del Gobierno sino de activistas y funcionarios de los que este se vale para hacer la guerra mediática en redes sociales, como los de Patricia Dorta (@MetralletaPD) o Yepfri Arguello (@YepfriArguello). Dorta es coordinadora nacional de redes sociales del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información, y ha tenido varias cuentas suspendidas bajo otros alias. Argüello es reponsable nacional de comunicadores de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). También ha sido suspendida por segunda vez la cuenta de Kenny Ossa, Presidente del Centro Nacional de Tecnologías de Información de Venezuela, y una pieza clave en la estrategias cibernética del régimen. El año pasado, Twitter clausuró cientos de cuentas en Venezuela que la propia compañía relacionó directamente con «operaciones de desinformación». Actividad en Hispanoamérica Diversos análisis recientes demuestran una elevada actividad de cuentas radicadas en Venezuela en la popularización de mensajes y lemas para crear división en varios países de Hispanoamérica en los que se han dado protestas, en especial en Chile, Colombia y Ecuador. Cuentas tradicionalmente defensoras del régimen de Maduro también salieron en defensa de Evo Morales en Bolivia cuando este fue acusado de fraude electoral y fue obligado a dimitir.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Hoy, quien ayude a impedir la instalación legítima del Parlamento venezolano se convierte en cómplice de la dictadura y cómplice de quienes están oprimiendo al pueblo de Venezuela.<br><br>¡Quedarán expuestos ante sus familiares, el país y el mundo!</p>&mdash; Juan Guaidó (@jguaido) <a href="https://twitter.com/jguaido/status/1213841861250560000?ref_src=twsrc%5Etfw">January 5, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Esa gran maquinaria de desinformación y propaganda tiene como objetivo popularizar los lemas del régimen. Según un análisis que la consultora Probox llevó a cabo en octubre de 2019, «un 38% de todas las tendencias diarias que se popularizan en Venezuela están ligadas al régimen de Maduro». Esa consultoras analizó la esfera política en Venezuela durante cuatro meses y halló 21,7 millones de mensajes, de los que 20 millones estaban alineados con el régimen. En suma, «un 93% del contenido de la conversación política en Twitter pertenece a la política de comunicación oficialista». En semanas recientes, la red social Instagram también ha cerrado cientos de cuentas relacionadas con la difusión de propaganda en Venezuela. La matriz de Instagram, Facebook, no da detalles del cierre y los motivos a los que obedece. El 11 de enero, Instagram retiró miles de mensajes relacionados con Irán y la defensa del general al que mató EE.UU., Qassem Suleimani. Twitter también clausuró la cuenta de Hispan TV, el medio público iraní en español, que también ha participado de la defensa de Maduro en redes sociales.
18-01-2020 | Fuente: abc.es
La Fiscalía de Cuba pide nueve años de cárcel para el disidente José Daniel Ferrer
La Fiscalía de Cuba ha pedido nueve años de cárcel para el disidente José Daniel Ferrer por los supuestos delitos de lesiones y de privación de libertad, según ha informado en un vídeo colgado en internet la esposa del líder de Unpacu, Nelva Ortega Tamayo, tras una visita en la prisión donde permanece encerrado. Además, solicita entre ochos y nueve años para otros opositores que fueron arrestados junto a él. Ferrer fue detenido el pasado 1 de octubre en una redada en la sede de su organización en Santiago de Cuba y desde entonces su familia, así como numerosas entidades de defensa de los derechos humanos, incluso la ONU y el Parlamento Europeo, vienen reclamando su puesta en libertad. El vídeo, colgado en el canal de Unpacu (Unión Patriótica de Cuba) en Youtube, fue grabado según Ortega Tamayo el pasado 16 de enero, «a 107 días del injusto encarcelaciamiento» de su marido, tras acudir en una visita reglamentaria a la prisión de Aguadores con dos de sus hijos y el bebé de siete meses que tienen en común. Durante la visita, según la mujer en presencia de varios oficiales, le vieron «bastante delgado, más delgado que la vez anterior», debido a que Ferrer se niega a alimentarse con la comida de la prisión por estar «en muy mal estado» y ser de «pésima calidad», por lo que el disidente exige una mejor alimentación para «todos los presos en general». Únicamente ingiere «los pocos alimentos» que le dejan pasar a su familia, «un vaso de leche con agua o azúcar y un puñado de galletas». Sin embargo, asegura, no se le permitió entregarle «los medicamentos que él necesita» por su estado de salud ni alimentos que en otras ocasiones sí habían dejado pasar. Según la esposa del líder de Unpacu, este continúa en una celda de castigo, en las mismas condiciones que su familia viene denunciado. «No habrá ningún tipo de garantías» José Daniel Ferrer le entregó durante la visita la petición de la Fiscalía, en la que, además de «una versión distorsionada y falsa de los hechos» plagada de mentiras, solicita que se le imponga una sanción por los supuestos delitos de lesiones y privación de libertad de uno y ocho años de privación de libertad, es decir, un total de nueve años de cárcel, informa Nelva Ortega en el vídeo. Para dos de los otros tres activistas que permanecen presos tras ser detenidos en la misma operación, la Fiscalía pide por los mismos delitos uno y seis años de cárcel, siete años en total, y al tercero ocho años al sumar un supuesto delito más durante el proceso, explica. No hay por ahora fecha para el juicio. Según la esposa del activista, este les pidió que no contraten a ningún abogado, ya que todo letrado cubano que tenga capacidad legal para asumir su caso «va a corresponder con el Partido Comunista, con la dictadura», explicó. «Ni en la fase preparatoria ni en el juicio habrá ningún tipo de garantia para mi esposo», lamenta. «Como familia, seguimos exigiendo su libertad, pues es inocente», concluye.
18-01-2020 | Fuente: elpais.com
El Big Ben, la última víctima del Brexit
Johnson propone un campanazo para celebrar la salida del Reino Unido de la UE, pero la administración del Parlamento lo rechaza
18-01-2020 | Fuente: abc.es
La repatriación de una mujer vinculada con Daesh hace peligrar la coalición de gobierno en Noruega
«La gota que ha colmado el vaso». Así se refiere la líder de la ultraderecha xenófoba de Noruega (FrP), Siv Jensen, a la decisión de la primera ministra conservadora (Høyre) Erna Solberg de repatriar por razones humanitarias a una mujer de 29 años vinculada al Estado Islámico (Daesh) por «razones humanitarias», debido a que uno de sus dos hijos está gravemente enfermo y necesita asistencia sanitaria. La decisión fue duramente criticada por el FrP ?partido antiinmigración minoritario de la coalición del Ejecutivo que dirige Solberg (en su segunda legislatura)? argumentando que el peligro de permitir el ingreso al país a personas vinculadas al Estado Islámico es mayor que la obligación humanitaria de ayudar al niño, acusando directamente a Solberg de no poner la seguridad de Noruega como su primera prioridad. «Creemos que los conservadores están siendo demasiado complacientes con los liberales y los democristianos» ha dicho Jensen en referencia a los dos socios más pequeños de la coalición. «Esto da como resultado ?ha dicho la líder ultra? a una política gris y aburrida», recordando que su partido no está dispuesto a permanecer en el Gobierno «a cualquier precio»: el FrP presentará una serie de demandas a Solberg como condición de permanecer en la coalición, «y dependerá de los conservadores tomarlas en serio o no», ha remachado Jensen. La retirada de la ultraderecha del Gobierno podría obligar a Solberg, en última instancia, a convocar elecciones anticipadas. Alternativamente, la conservadora podría Gobernar en minoría con apoyos puntuales externos del FrP. Lo que está claro es que líderes regionales del FrP quieren salir ya del Gobierno: «Es hora de irnos antes que desparezca lo último que identifica al partido. Lo que está sucediendo ahora es simplemente vergonzoso», ha comentado a la radiotelevisión pública NRK Dagfinn Henrik Olsen, líder del FrP en la región de Nordland. El bloque conservador del Gobierno noruego repitió legislatura, un hecho inédito desde hace 30 años. A pesar que los partidos rojiverdes en la oposición ?los laboristas del Ap, Los Verdes, los socialistas de Izquierda y los centristas del Sp? obtuvieron 7000 votos más, el sistema electoral de Noruega dio a fines de 2017 la victoria a Solberg con 89 escaños contra 80 en el Strting ?el Parlamento unicameral noruego?. Solberg gobierna con el FrP ?el primer partido xenófobo gobernante en Europa?, los democristianos euroescépticos del KrF y los liberales de Venstre.
17-01-2020 | Fuente: elpais.com
El Big Ben, la última víctima del Brexit
Johnson propone un campanazo para celebrar la salida del Reino Unido de la UE, pero la administración del Parlamento lo rechaza
17-01-2020 | Fuente: elpais.com
La oposición denuncia el fraude del chavismo que arrebató a Juan Guaidó la Asamblea Nacional
Los opositores muestran pruebas de que Luis Parra no contaba con los votos suficientes en la sesión legislativa para autoproclamarse presidente del Parlamento
17-01-2020 | Fuente: abc.es
El Senado polaco rechaza la reforma judicial
El Senado de Polonia ha rechazado esta tarde la polémica reforma de la Justicia, presentada por el partido del Gobierno, Ley y Justicia (PiS), que contempla un nuevo régimen disciplinario más duro contra los jueces del país y que ha sido condenada por las instituciones europeas. Con 51 votos en contra y 48 a favor, el proyecto de ley regresará ahora a la cámara baja. Allí el PiS tiene los votos necesarios para sacar adelante el proyecto cuya «suspensión temporal» ha pedido la Comisión Europea, debido a que permite que jueces de tribunales ordinarios sean investigados, procesados y sancionados por las decisiones judiciales que hayan podido tomar y no garantiza la independencia ni la imparcialidad de la Sala que examina los casos, formada únicamente por magistrados designados por el Consejo Nacional para la Judicatura, a su vez designado en decisión política por el Parlamento polaco. La reforma reduce además la edad de jubilación de los magistrados del Alto Tribunal de 70 a 65 años, una jubilación forzosa que se aplicará de manera retroactiva a los jueces y que permitirá al PiS eliminar a una serie de magistrados críticos con este partido. El PiS, por el contrario, considera la reforma un avance necesario, puesto que describe el sistema judicial vigente como un resto «corrupto» y «poco funcional» del pasado comunista de Polonia. En una opinión urgente publicada ayer por la Comisión de Venecia, órgano consultivo en cuestiones constitucionales, el Consejo de Europa se pronunció sobre las enmiendas a las leyes sobre el poder judicial que a su juicio «restringen la libertad de expresión de los jueces e impiden que los tribunales polacos examinen si otros órganos judiciales del país son independientes o imparciales, según la normativa europea». También afirmó que los jueces polacos «se enfrentan a la difícil situación de ser sometidos a procesos disciplinarios por asumir el Convenio Europeo de Derechos Humanos o las leyes de la UE y otros instrumentos internacionales» y calificó la situación en la que quedan de «insostenible».
17-01-2020 | Fuente: abc.es
Bolsonaro pide la renuncia de su secretario de Cultura  tras plagiar a Goebbels en un discurso
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió la renuncia de su secretario de Cultura, Roberto Alvim, principal representante del sector de su Gobierno, tras una avalancha de críticas de la izquierda y de la derecha por parafrasear en un discurso fragmentos de declaraciones de Joseph Goebbels, el jefe de la propaganda nazi de Adolf Hitler. El ambiente y el tono solemne, nacionalista y religioso del vídeo de Alvim, con el retrato de Bolsonaro al centro, la bandera brasileña a un lado y una cruz en el otro, fue acompañado por el fondo musical de la ópera «Lohengrin» de Richard Wagner. «Lohengrin», que es también fondo de la película «El Gran Dictador» (1940), de Charles Chaplin, fue citada por Hitler en su autobiografía como una obra importante en su formación. El descubrimiento de que parte del texto era copiado casi literalmente de Goebbels provocó la indignación de políticos y artistas brasileños. El presidente del Congreso, Rodrigo Maia, pidió la renuncia inmediata de Alvim. «El arte brasileño de la próxima década será heroico y será nacional. Será dotado de gran capacidad de participación emocional y será igualmente imperativo, puesto que o está profundamente vinculado a las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o entonces no será nada», afirmó Alvim. La frase es casi idéntica a otra que el ministro de Hitler dijo en un discurso dirigido a directores de teatro, citada en el libro «Goebbels: a Biography» de Peter Longerich. En su versión, el secretario de Bolsonaro cambió apenas Brasil por Alemania, y la palabra griega «Páthos», traducida por él como «participación emocional». Coincidencia retórica Poco antes, en una entrevista a «O Estado de São Paulo», Alvim se defendió diciendo que reafirmaba la frase pese al origen, y que había convencido al presidente, que la cita de Goebbels fue una «coincidencia retórica». «Es simplemente aterrador», declaró la historiadora brasileña Lilia Schwarcz al comparar los dos textos. «Llegó la hora de que Bolsonaro muestre que ser de derecha no es lo mismo que ser fascista», declaró el empresario Winston Ling, que apoya al Gobierno. No es la primera polémica de Alvim, que ya atacó públicamente a la primera dama del teatro brasileño, Fernanda Montenegro, respetada a nivel nacional e internacional, y nombró para dirigir una entidad pública dirigida al movimiento negro a un periodista negro abiertamente racista. Bolsonaro, por su parte, ha tenido más cuidado con ese tipo de comentarios desde que fue criticado por miembros del Parlamento alemán, en abril del año pasado, cuando él y su canciller, Ernesto Araujo, afirmaron que el nazismo era un movimiento de izquierda.
17-01-2020 | Fuente: abc.es
Bolsonaro cesa a su secretario de Cultura tras plagiar a Goebbels en un discurso
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha cesado al ministro de Cultura, Roberto Alvim, por un «desafortunado» discurso en el que copió palabras pronunciadas por el jefe de la propaganda nazi, Joseph Goebbels, para promocionar un premio. La polémica parte de un vídeo publicado el jueves, en el que Alvim habla del Premio Nacional de las Artes. El ambiente y el tono solemne, nacionalista y religioso del vídeo de Alvim, con el retrato de Bolsonaro al centro, la bandera brasileña a un lado y una cruz en el otro, fue acompañado por el fondo musical de la ópera «Lohengrin» de Richard Wagner. «Lohengrin», que es también fondo de la película «El Gran Dictador» (1940), de Charles Chaplin, fue citada por Hitler en su autobiografía como una obra importante en su formación. El descubrimiento de que parte del texto era copiado casi literalmente de Goebbels provocó la indignación de políticos y artistas brasileños. El presidente del Congreso, Rodrigo Maia, pidió la renuncia inmediata de Alvim. «El arte brasileño de la próxima década será heroico y será nacional. Será dotado de gran capacidad de participación emocional y será igualmente imperativo, puesto que o está profundamente vinculado a las aspiraciones urgentes de nuestro pueblo, o entonces no será nada», afirmó Alvim. La frase es casi idéntica a otra que el ministro de Hitler dijo en un discurso dirigido a directores de teatro, citada en el libro «Goebbels: a Biography» de Peter Longerich. En su versión, el secretario de Bolsonaro cambió apenas Brasil por Alemania, y la palabra griega «Páthos», traducida por él como «participación emocional». Coincidencia retórica Poco antes, en una entrevista a «O Estado de São Paulo», Alvim se defendió diciendo que reafirmaba la frase pese al origen, y que había convencido al presidente, que la cita de Goebbels fue una «coincidencia retórica». La polémica, sin embargo, ha terminado por costarle el puesto. Bolsonaro ha anunciado en Twitter el cese, ya que considera que el «desafortunado» discurso hacía «insostenible» la continuidad de Alvim en el Gobierno, a pesar de que reconoce que se ha «disculpado». «Reitero nuestro rechazo a ideologías totalitarias y genocidas como el nazismo y el comunismo», ha afirmado Bolsonaro, que precisamente ha sido objeto de críticas por su defensa de la dictadura brasileña. «Manifestamos también nuestro total apoyo a la comunidad judía, de la que somos amigos y con la que compartimos valores», ha añadido el presidente, informa Ep.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="pt" dir="ltr">- Reitero nosso repúdio às ideologias totalitárias e genocidas, como o nazismo e o comunismo, bem como qualquer tipo de ilação às mesmas. Manifestamos também nosso total e irrestrito apoio à comunidade judaica, da qual somos amigos e compartilhamos muitos valores em comum.</p>&mdash; Jair M. Bolsonaro (@jairbolsonaro) <a href="https://twitter.com/jairbolsonaro/status/1218204531198234624?ref_src=twsrc%5Etfw">January 17, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> «Es simplemente aterrador», declaró la historiadora brasileña Lilia Schwarcz al comparar los dos textos. «Llegó la hora de que Bolsonaro muestre que ser de derecha no es lo mismo que ser fascista», declaró el empresario Winston Ling, que apoya al Gobierno. No es la primera polémica de Alvim, que ya atacó públicamente a la primera dama del teatro brasileño, Fernanda Montenegro, respetada a nivel nacional e internacional, y nombró para dirigir una entidad pública dirigida al movimiento negro a un periodista negro abiertamente racista. Bolsonaro, por su parte, ha tenido más cuidado con ese tipo de comentarios desde que fue criticado por miembros del Parlamento alemán, en abril del año pasado, cuando él y su canciller, Ernesto Araujo, afirmaron que el nazismo era un movimiento de izquierda.
1
...