Infortelecom

Noticias de parlamento

20-10-2018 | Fuente: abc.es
Los seguidores de Bolsonaro acosan a una periodista por denunciar corrupción en su campaña
La periodista brasileña Patrícia Campos Mello, ganadora del Premio Rey de España, está siendo víctima de una persecución digital de militantes del candidato ultraderechista, Jair Bolsonaro, tras desvelar una trama de malversación de fondos de campaña para propagar noticias falsas contra el opositor Partido de los Trabajadores (PT) a través de la red WhatsApp. Según el reportaje, publicado en el diario «Folha de São Paulo», empresarios vinculados a Bolsonaro, favorito en las encuestas, pagaban unos 3 millones de euros, por empresa, para lanzar mensajes en masa contra el PT y su candidato, Fernando Haddad, que no despega en las encuestas. El artículo, que ha tenido fuerte repercusión en la recta final de la elección, los pagos serían reforzados la próxima semana, cuando debe terminar la campaña. «Cientos de usuarios hacen comentarios despectivos y ofensivos, además de amenazas en las redes de la periodista», denunció la Asociación Brasileña de Periodistas Investigativos (Abraji), que condenó la persecución a Campos Mello como un daño a la sociedad, con el hashtag #marqueteirosdebolsonaro (publicistas de Bolsonaro). En febrero, Campos Mello ganó por unanimidad el Premio de Periodismo Digital Rey de España por el reportaje «Un mundo sin muros», en el que denuncia el aumento de las barreras físicas que separan sociedades en diferentes lugares del mundo y sus consecuencias, especialmente entre pobres, emigrantes y refugiados. Es una de las periodistas brasileñas más importantes de su generación, con reportajes en zonas de conflicto tanto en Oriente Medio como en Sierra Leona, donde cubrió la epidemia de ébola. Los desvíos de campaña El candidato del PT, Fernando Haddad acusó a Bolsonaro de «crear una organización criminal» para mentiras contra él en Whatsapp y llevó una denuncia ante el Tribunal Superior Electoral (TSE), para pedir la impugnación de su contrincante a diez días del pleito. Según la última encuesta, Bolsonaro y Haddad llegarán a las urnas el 28 de octubre, con un 59% y 41% de los votos, respectivamente. Haddad y su partido se aferran a esta noticia como una de las últimas posibilidades para remontar, pues la práctica denunciada, de donaciones no declaradas, es considerada ilegal. «El periódico comprueba que mi adversario creó una organización criminal de empresarios, que, mediante fondos en negro, están patrocinando mensajes por Whatsapp mentirosos», aseguró el exalcalde de São Paulo. El reportaje menciona la participación de varias empresas, entre ellas, la cadena de magazines Havan, cuyo dueño, Luciano Hang, apoya abiertamente a Bolsonaro. El empresario fue amonestado recientemente por el tribunal electoral, por obligar a sus empleados a votar en su candidato, bajo la amenaza de despedirlos. En un vídeo contra «Folha de São Paulo», el empresario usó las páginas del diario, uno de los más respetados de Brasil, para envolver pescado y dijo que servía también para limpiar excrementos de perro. Ataques a la prensa La prensa ha sido, en general, uno de los principales blancos de Bolsonaro y sus militantes, que han desatado una campaña incontrolable en redes sociales, como Twitter, facebook y especialmente WhatsApp, donde se propalan con más fuerza las Fake News. La Abraji ha denunciado un aumento de los números de acoso y agresiones contra periodistas, como fruto de las elecciones más tensas y polarizadas que vive Brasil. Por lo menos 140 periodistas han sido atacados en lo que va del año, inclusive por figuras públicas vinculadas a Bolsonaro, como su hijo Eduardo, que acaba de elegirse al Congreso. La periodista Joice Hasselman, también cercana a Bolsonaro y también electa al parlamento, es otra de las citadas por Abraji, por perseguir y censurar colegas. El Movimiento Brasil Libre (MBL), grupo conservador nacido en las protestas de 2014 contra el PT, emitió un expediente con una lista de periodistas que considera de «izquierda» o de «extrema izquierda», informa la dirección de Abraji en un documento. «El caso más reciente es el de una periodista pernambucana, agredida y amenazada de violación por parte de partidarios del candidato a la presidencia Jair Bolsonaro», dice la nota sobre uno de los ataques físicos a periodistas el mismo día de la elección. Sobre los casos de violencia y la compra de mensajes en WhatsApp, el candidato Bolsonaro se ha limitado a comentar que no tiene cómo controlar a su militancia.
20-10-2018 | Fuente: elpais.com
El Parlamento macedonio aprueba los cambios para adoptar el nuevo nombre del país
La votaciòn lanza el proceso para implementar el acuerdo firmado con Grecia tras el fiasco del referéndum
19-10-2018 | Fuente: elpais.com
El Parlamento macedonio vota los cambios para adoptar el nuevo nombre del país
A la mayoría gubernamental le faltan nueve votos para sacar adelante el acuerdo firmado con Grecia, que pone fin a 27 años de conflicto vecinal
19-10-2018 | Fuente: abc.es
A pesar de la inminencia de la salida británica, las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión pueden desembocar en cualquiera de estas tres opciones: romper sin acuerdo, un pacto que active un período transitorio largo, con un status a la noruega desde el que negociar la futura relación, o incluso parar el reloj y permitir una nueva consulta popular para frenar la salida. La debilidad del Gobierno conservador explica el desbarajuste en la recta final. Ya nadie en las filas «tories» discute racionalmente que el Brexit es un pésimo negocio, aunque continúen en guerra civil. Pero los laboristas también contribuyen al desconcierto: su líder, Jeremy Corbyn, nunca trata los asuntos europeos como prioritarios. El cónclave de Bruselas del miércoles tomó nota de la disposición de Theresa May a alargar el período transitorio y posponer así la espinosa cuestión de la frontera irlandesa. En el fondo, Irlanda es un debate que versa sobre el grado de sujeción en el futuro de los británicos a estándares europeos. En la isla se mantienen los acuerdos de paz de Viernes Santo porque toda ella aplica la normativa comunitaria sobre libre circulación y mercado interior. Si el resto del Reino Unido diverge respecto del Ulster y desarrolla una relación económica menos intensa con Bruselas, habrá creado una frontera en el mar de Irlanda. El dilema para los euro-escépticos es peliagudo: la estabilidad irlandesa, aceptando normas europeas sin que los británicos estén ya representados en la UE, versus la libertad para regular la economía desde Londres y firmar distintos acuerdos comerciales. Mientras deshojan la margarita, la salida sin acuerdo es una posibilidad real, mala para todos. A cambio, por primera vez se puede frenar el Brexit, si suficientes miembros de los comunes desatan una crisis política en las próximas semanas. Con independencia de que el Gobierno de May consiga en tiempo de descuento un pacto de salida, el Parlamento soberano tiene la última palabra. Con la ayuda de Angela Merkel y Emmanuel Macron, las bancadas de Westminster pueden hacer posible la reconsideración de una salida en la que nadie gana.
19-10-2018 | Fuente: abc.es
Bruselas trata de evitar una crisis grave del euro por culpa de Italia
La Comisión Europea considera que el Gobierno italiano se pone en una situación «sin precedentes» al planear unos presupuestos que desafían todas las reglas de la zona euro. La reunión informal de todos los jefes de Estado y de Gobierno de la moneda única que tuvo lugar este jueves en Bruselas estuvo centrada en la cuestión italiana, esencialmente en los reproches que varios países le hicieron al primer ministro Giuseppe Conte, que se fue de la reunión sin hacer declaraciones. Prácticamente a la misma hora, el comisario de asuntos económicos, Pierre Poscovici, estaba en Roma entregando formalmente la carta en la que se detallan estas objeciones. «Italia tiene derecho a elegir sus prioridades presupuestarias, pero debe responder a tres preguntas: ¿cómo financiará los gastos anunciados y cómo reducirá la deuda? ¿Qué consecuencias tendrá la maniobra sobre las normas europeas?». En una rueda de prensa junto al ministro de Economía, Giovanni Tria, Moscovici reconoció que en estos momentos «estamos en desacuerdo pero debemos manejar la situación con inteligencia y con sangre fría». Conte había dicho a su llegada a Bruselas que, al revés, «mientras más tiempo pasa, más creo que nuestro presupuesto es muy bueno», por lo que sostiene que no hay margen para cambiarlo. Con un déficit del 2,4% del PIB está por debajo del 3% del límite máximo establecido por el Pacto de Estabilidad, pero muy lejos del 0,8% prometido por el anterior gobierno de centro-izquierda. Si el Gobierno de coalición entre demagogos y nacional-populistas no cambia su presupuesto, la Comisión podría rechazarlo, según las reglas del euro, lo que no ha sucedido nunca. La decisión se tomará a final de mes. El primer ministro italiano tuvo una reunión bilateral con la canciller alemana, Angela Merkel, que este calificó como «muy cordial y serena». La alemana no ha dado cuenta de su versión de esta reunión, en la que el italiano le habría descrito con cierto entusiasmo los fundamentos de sus presupuestos. Decisión trascendental El nuevo Gobierno italiano, sostenido por una coalición entre los nacionalistas euroescépticos de la Liga y los demagogos del Movimiento 5 Estrellas, ha seguido una línea permanente de desafío a las reglas europeas y a la autoridad de la Comisión, ya sea en el campo de la gestión dela inmigración o ahora en el del presupuesto. Según las reglas del semestre europeo, es obligatorio que todos los países de la moneda única presenten sus planes presupuestarios antes de que sean aprobados en los parlamentos nacionales, porque la Comisión tiene que verificar si cumplen las reglas de la moneda única. Pero tanto la Liga como el M5E han estado considerando directa o indirectamente la idea de abandonar el euro. Otros gobiernos anteriores no habían llegado a tanto, pero han estado al menos estirando hasta un punto crítico el margen de flexibilidad con las reglas europeas. Por ello, nadie se atreve a pronosticar cuál va a ser la evolución de este conflicto que, sin duda, estará en el centro de la próxima cumbre del euro prevista para diciembre.
18-10-2018 | Fuente: elpais.com
El Congreso reconoce el derecho a votar de 100.000 discapacitados intelectuales
El Parlamento aprueba por unanimidad la modificación de la ley electoral
18-10-2018 | Fuente: abc.es
El líder de la extrema izquierda francesa se burla de una periodista por su acento del sur
El líder de la extrema izquierda francesa, Jean-Luc Mélenchon, se burló ayer de una periodista que le hacía interrogaba sobre sus recientes problemas con la Justicia. A la pregunta de la reportera, que no pareció gustarle, Mélenchon respondió imitando su acento con intención ofensiva. Desde hace unos días, Mélenchon es objeto de una investigación por supuesta intimidación, poco después de la apertura de una pesquisa anticorrupción que llevó al registro de su vivienda y la sede de su partido, Francia Insumisa. Mélenchon fue grabado el lunes gritando y empujando a un oficial anticorrupción durante el registro en la sede de su formación. «Aléjate de mi camino y déjame abrir la puerta. Soy la República, soy yo el que es miembro del Parlamento», dijo al agente. El político y varios de sus seguidores lograron finalmente entrar en la sala, donde hubo varios empujones entre un policía y una persona no identificada. La oficina de la Fiscalía de París ha desvelado que Mélenchon está siendo investigado por intimidación a un miembro de la judicatura y por violencia contra funcionarios públicos. La nueva pesquisa se suma a otras dos investigaciones en torno a financiación, una sobre el presunto uso de fondos del Parlamento Europeo para pagar a empleados del partido y otro sobre la financiación de su campaña a la Presidencia en 2017. Mélenchon informó del registro en su vivienda mediante un vídeo en directo retransmitido en su cuenta de la red social Facebook, denunciando que también se estaban produciendo registros a antiguos colaboradores y en la sede del Partido de Izquierda, del que es miembro, y de Francia Insumisa.
18-10-2018 | Fuente: abc.es
Theresa May se presenta en Bruselas sin ideas nuevas, pero las dos partes seguirán negociando
No hubo acuerdo ni siquiera aproximación clara, pero la primera ministra británica, Theresa May, debió de sentir claramente la sensación de lo que significa salir de la Unión Europea cuando abandonaba el edificio del Consejo Europeo poco después de las 8 de la noche, mientras los demás líderes se quedaban sentados cenando, para discutir sobre el futuro de Europa. La cumbre, que empezó anoche, debía haber sido el momento de definición del acuerdo para la salida ordenada de los británicos, pero a falta de acuerdo, fue una reunión más, en la que lo único que se pudo constatar es que se mantiene incólumne la unidad de los Veintisiete frente a la soledad de May, que no trajo ideas nuevas ni fue capaz ni siquiera de garantizar que el eventual acuerdo sería aprobado por el Parlamento Británico. El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, dijo a su entrada al Consejo que en las próximas semanas seguirán negociando «con calma y paciencia» para lograr una salida ordenada del Reino Unido. Lo dijo en inglés, a pesar de que le cuesta más trabajo usar esta lengua, de modo que el mensaje pudiera llegar al otro lado del Canal, donde este proceso está generando una inestabilidad política considerable. También en Europa el Brexit empieza a verse ya como un dolor de cabeza del que muchos desean librarse cuanto antes. Fuentes diplomáticas europeas reconocen que a pesar de que todo el mundo insiste en que prefiere que haya acuerdo «empieza a cundir la impresión de hartazgo, teniendo en cuenta la cantidad de energías que dedicamos a este tema y que no podemos emplear a otros que van a ser muy importantes para el futuro de la UE», siga o no siendo el Reino Unido miembro del club. Pero por el momento, esas energías siguen siendo necesarias en este farragoso proceso que ha encallado en la cuestión de la frontera irlandesa, un tema en el que los británicos están atrapados en las inmensas contradicciones de su propia decisión. Por un lado se han comprometido a que no haya una frontera física entre la provincia del Ulster y la República de Irlanda, pero por otro insisten en que no desean que el Reino Unido permanezca en una unión aduanera con el resto de la UE, porque desean poder tener libertad para negociar acuerdos de con otros países, lo que obligaría entonces a levantar esa frontera. May dijo a su llegada que «trabajando intensa y estrechamente podemos llegar a un acuerdo» sobre el mecanismo de seguridad que propone la UE para que eventualmente se puedan controlar las mercancías que llegan a Irlanda del Norte desde el resto del Reino Unido, para evitar que ese territorio se convierta en una entrada incontrolada de productos al mercado europeo. «Tenemos la voluntad colectiva de avanzar, pero no hemos llegado aún» dijo May, precisando que es algo que se puede esperar alcanzar «en los próximos días o semanas». Periodo de transición La víspera, una filtración que se supone interesada por parte del equipo negociador europeo había lanzado la idea de una posible extensión del periodo de transición, lo que supuestamente habría enviado al mismo tiempo la idea de que desde Bruselas existía cierta flexibilidad, siempre que May viniera a la cumbre con «propuestas concretas y claras», como había pedido el presidente del Consejo, Donald Tusk. Ya pesar de que la primera ministra británica no las trajo, sino que se limitó a reiterar sus posiciones sobre la imposibilidad de aceptar una separación entre dos territorios británicos (impuesta por los diez diputados del partido unionista del Ulster que le son esenciales para mantener la mayoría parlamentaria), los demás dirigentes apreciaron un mejor ambiente, algunos hablaron incluso de una «gestualidad más amable». Sobre todo si se compara con el choque que se produjo en la anterior cumbre de Salzburgo, de la que la británica se fue con cajas destempladas, denunciando haber sido víctima de una humillación, cuando en realidad las posiciones de unos y otros no han variado prácticamente desde entonces. Con esta perspectiva, los periodistas preguntaban a todos los presidentes y a los «floaters», los funcionarios que pueden entrar y salir de la sala de reunión, si se celebrará la cumbre que se había programado como posible en el mes de noviembre. Y la respuesta casi siempre era que «noviembre y tal vez diciembre», cuando ya se ha programado una reunión el día 22. Hay quien apuesta que el acuerdo sobre la separación se alcanzará después del consejo de pesca, que es el que bate todos los records en el último día lectivo del año.
18-10-2018 | Fuente: elpais.com
El Congreso reconocerá el derecho a votar de 100.000 discapacitados intelectuales
El Parlamento aprobará por consenso la modificación de la ley electoral
1
...