Infortelecom

Noticias de papa francisco

07-12-2017 | Fuente: elpais.com
El Vaticano lanza su propia aceleradora de ?startups?
La Santa Sede impulsa una incubadora de empresas, creada a partir de una encíclica del Papa Francisco, que se centra en el desarrollo de proyectos éticos.
28-11-2017 | Fuente: elpais.com
El papa Francisco pide a Myanmar respeto por las minorías pero evita la palabra rohingya
El Pontífice da un espaldarazo a la criticada Aung San Suu Kyi e invoca, sin citarlos directamente, los derechos humanos de los rohingya
28-11-2017 | Fuente: elpais.com
La visita del papa Francisco a Myanmar, en imágenes
El Pontífice comienza una visita inédita en plena crisis por el éxodo de los rohingya y la sombra de la apertura de relaciones con China como telón de fondo
27-11-2017 | Fuente: elpais.com
El Papa Francisco, ante el desafío asiático
El Pontífice comienza este lunes un viaje a Myanmar y Bangladés en plena crisis por el éxodo de los rohingya y la sombra de la apertura de relaciones con China como telón de fondo
27-11-2017 | Fuente: elpais.com
La visita del papa Francisco a Myanmar, en imágenes
El Pontífice comienza una visita inédita en plena crisis por el éxodo de los rohingya y la sombra de la apertura de relaciones con China como telón de fondo
27-11-2017 | Fuente: elpais.com
Objetivo China: Pekín y el Vaticano buscan un acercamiento
El Gobierno chino seguirá muy de cerca la visita del papa Francisco a Asia
23-11-2017 | Fuente: abc.es
Birmania y Bangladés acuerdan el regreso de los refugiados Rohingyas
Después de tres meses de éxodo masivo, Birmania y Bangladés han acordado este jueves el regreso de los refugiados Rohingyas (pronunciése Rojingas). Desde finales de agosto, más de 600.000 personas han huido a Bangladés por los ataques del Ejército birmano contra sus poblados, lo que ha provocado una de las mayores crisis de refugiados de los últimos tiempos. Tras dos días de negociaciones, ambos gobiernos han firmado un memorando de entendimiento para permitir la vuelta de los desplazados. «El acuerdo estipula que el regreso comenzará en los dos próximos meses», ha anunciado en un comunicado el Gobierno bangladesí. Sin embargo, no se han revelado los detalles de este acuerdo y no se sabe si Myanmar (nombre oficial de la antigua Birmania) concederá la ciudadanía a los Rohingyas, etnia musulmana que no reconoce entre los 135 grupos que forman el país. También se desconoce si los refugiados podrán volver a sus lugares de origen o a los «pueblos modelo» donde quiere asentarlos el Gobierno birmano, que las ONG temen que sean los guetos donde 140.000 de ellos llevan confinados desde 2012, de los que no pueden salir. Y, lo más importante, no se ha dicho cuántos desplazados aceptará Birmania, que ya ha dicho que no podrá acoger a los 620.000 que han huido, ni cuántos de ellos querrán regresar tras el horror que han sufrido. Según cuentan los refugiados entrevistados por ABC durante los últimos días en los campos que han proliferado en Cox´s Bazar, en la frontera entre Bangladés y Birmania, sus casas fueron quemadas por los militares de este último país, que mataron o encarcelaron a los hombres de entre 20 y 30 años y violaron a las mujeres. El miedo que se ha desatado en el estado birmano de Rakhein (pronunciése Rajáin) es tal que decenas de Rohingyas siguen llegando cada día a Bangladés. Hasta que no se aclaren las condiciones del acuerdo sobre su seguridad, parece complicado que los refugiados acepten su repatriación. Mientras el ministro de Exteriores bangladesí, Mahmood Ali, aseguró que se trataba del «primer paso», el diplomático birmano Myint Kyaing dijo que su Gobierno estaba preparado para recibir a los Rohingyas «tan pronto como sea posible», informa la BBC. Pero el acuerdo despierta dudas por su falta de concreción. «Es completamente prematuro hablar del regreso cuando cientos de Rohingyas siguen escapando de la persecución y llegando a Bangladés casi cada día», critica Amnistía Internacional, que ha denunciado el ?apartheid? que el Gobierno birmano practica sobre esta minoría musulmana en un país de mayoría budista. La ONG, que ha mostrado su preocupación porque el acuerdo ha dejado a un lado al Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, espera que «aquellos que no quieran volver a casa no sean obligados a hacerlo». A la espera de ver cómo se concreta el acuerdo, la presión internacional sobre Myanmar ha acabado forzando la vuelta de los refugiados. Las dimensiones de esta crisis y las atrocidades relatada por los Rohingyas han empañado la imagen de la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi. Aunque ?La Dama?, como es popularmente conocida en Birmania, se labró su fama como defensora de la democracia y los derechos humanos por los quince años que pasó bajo arresto domiciliario bajo la anterior dictadura militar, no ha salido a defender claramente a los Rohingyas. Tras ganar su partido en 2015 las primeras elecciones ?libres? en Birmania en dos décadas, ella ostenta el poder, pero el Ejército sigue conservando bastante autonomía para hacer y deshacer a su antojo. Así ha quedado claro en esta despiadada campaña contra los poblados Rohingyas, lanzada después de que una guerrilla musulmana, el Ejército de Salvación de Arakan, atacara una base y treinta puestos militares el 25 de agosto. Por esta respuesta, la ONU acusó a Myanmar de «limpieza étnica» en septiembre y EE.UU. lo hizo este miércoles. «Tras un cuidadoso y profundo análisis de los datos disponibles, está claro que la situación en el norte del estado de Rakhine constituye una limpieza étnica contra los Rohingyas», señaló el secretario de Estado, Rex Tillerson, en un comunicado tras haber visitado Birmania durante los últimos días. Para Bangladés, la vuelta de los refugiados también es una prioridad porque la avalancha de estos tres últimos meses ha desbordado sus exiguos recursos. Además, en la frontera con Birmania ya viven unos 400.000 Rohingyas que han huido durante las últimas décadas. El acuerdo se produce justo antes de que el Papa Francisco empiece este domingo su tercera gira por Asia, que le llevará precisamente a Birmania y Bangladés. En este último país se encontrará con un grupo de refugiados Rohingyas, cuya vuelta al hogar aún está por ver por la falta de detalles sobre su repatriación.
21-11-2017 | Fuente: abc.es
Trump lastra la imagen de EE.UU. en la región, pero mejora la del peor Obama
La imagen de Estados Unidos en Latinoamérica ha empeorado con la presidencia de Donald Trump, de cuya elección se acaba de cumplir un año este mes de noviembre. Su actitud hacia los hispanounidenses y hacia México ?país donde más ha descendido la apreciación de EE.UU.?, ha contribuido a empeorar la imagen de la gran potencia entre sus vecinos continentales, como indican los últimos datos de Latinobarómetro. La apreciación de EE.UU. (favorable entre el 67% de los latinoamericanos), no obstante, sigue por delante de la de China (60%) y la Unión Europea (60%) En cuanto a la valoración del propio Trump, México es igualmente el país más crítico con el presidente estadounidense, mientras que Venezuela, quizás premiando las medidas adoptadas por la Casa Blanca contra el régimen de Nicolás Maduro, da a Trump una nota por encima de la media. La encuesta de Latinobarómetro, por otra parte, detecta también el desvanecimiento de la figura de Fidel Castro, en un progresivo deterioro de imagen, cuando se cumple un año de su fallecimiento. Obama-Trump Donald Trump lastra la imagen de su país en América Latina, dada la gran identificación que suele hacerse en el exterior entre Estados Unidos y el presidente que en cada momento está en la Casa Blanca. De todos modos, el número de quienes tienen hoy muy buena o buena opinión de EE.UU. (el 67% de los latinoamericanos) es mayor que el que había cuando Barack Obama enfiló la recta final de su segundo mandato (65% en 2015). Ciertamente que durante la era Obama, la opinión sobre EE.UU. en Latinoamérica fue alta (74% en 2008, en su llegada a la Casa Blanca), pero esa apreciación se fue erosionando ligeramente con el tiempo. La incapacidad de Obama para imponer una reforma migratoria que resolviera la situación de los numerosos inmigrantes ilegales hispanos en EE.UU. y su alta ejecución de deportaciones acabaron por empañar su aureola hacia 2015. El restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana y su presentación desde la Casa Blanca como una cierta reconciliación con todo el continente permitieron un repunte de la imagen estadounidense en 2016. La encuesta de Latinobarómetro constata el gran acoplamiento entre la imagen exterior que existe de Estados Unidos y la imagen que ofrece su presidente. No obstante, caben algunos matices. La aceptación hoy del presidente Trump en América Latina es incluso peor que la opinión que existe sobre EE.UU. La valoración de Trump es de 2.7 puntos (en una escala de 0 a 10), mientras que la que tuvo Obama en su primer año fue de 7. Por su parte, la política de George Bush de una mayor implicación en el continente con la negociación de tratados de libre comercio con varios países hizo que en muchas naciones americanas mejorara la apreciación sobre las relaciones bilaterales (así ocurrió en 2005), a pesar de que la imagen de EE.UU. y del propio Bush se vio castigada a partir de 2003 por la invasión de Irak. Fidel Castro se desvanece Los países donde EE.UU. tiene una mejor imagen son República Dominicana, las naciones centroamericanas y Colombia; la menos positiva corresponde a Bolivia, México y Argentina. La mayor caída de imagen de EE.UU. ha ocurrido en México, donde entre 2016 y 2017 (la llegada de Trump al poder) el número de quienes tienen una idea muy positiva o positiva del gran vecino ha descendido 17 puntos. Por lo que afecta a la valoración no ya de EE.UU. sino de Trump, México vuelve a ser el país que pone la peor nota (1,6 puntos), seguido de Uruguay (1,7). En cambio, por encima de la media, aunque tampoco son muy excelentes puntuaciones, están Venezuela (3,6), Perú (3,7) y Paraguay (4,1). Por otro lado, los latinoamericanos puntúan de forma mucho más generosa al Papa Francisco (una valoración de 7,2 en 2016 y de 6,8 en 2017), mientras que el paso del tiempo va castigando cada vez más la imagen de Fidel Castro (valoración de 4,4 en 2005 y de solo 3,8 en 2017).
06-10-2017 | Fuente: abc.es
La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares, Premio Nobel de la Paz 2017
Cuando la Administración Trump cuestiona el acuerdo nuclear con Irán y Corea del Norte multiplica sus pruebas atómicas, el comité noruego ha dado de nuevo este viernes un golpe de efecto al otorgar el Premio Nobel de la Paz 2017 a la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), una coalición hasta ahora de bajo perfil que aboga por la prohibición total de los arsenales nucleares. El galardón reconoció el trabajo de ICAN ?integrada por más de 400 entidades y ONG de un centenar de países? en alertar sobre las «consecuencias catastróficas» del uso de estos arsenales y abogar por un acuerdo para su total prohibición. Esta campaña internacional ha sido una «fuerza motriz» en la iniciativa lanzada en 2015 para lograr un acuerdo contra las armas atómicas y un «actor civil líder» para que el pasado 7 de julio se firmara el primer tratado global de prohibición, apoyado por dos tercios de los países de Naciones Unidas pero no por las potencias nucleares ni por sus aliados. La anterior edición no estuvo exenta de controversia. El Nobel recayó en el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, tan solo unos días después de vencer el «no» en el referéndum sobre la paz con las FARC. Aunque ICAN aparecía bien situada, los favoritos eran el acuerdo atómico iraní ?representado por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif?, el Papa Francisco y los «cascos blancos» sirios. La concesión del Nobel de la Paz ocurre en un momento en que el régimen de Kim Jong-un ha aumentado su amenaza nuclear, con la prueba de una bomba de hidrógeno el pasado septiembre ocho veces más potente que la lanzada por EE.UU. sobre Hiroshima. Y cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planea retirar la próxima semana su apoyo al acuerdo que las grandes potencias mundiales firmaron en 2015 con el régimen de Teherán para limitar el desarrollo militar de su programa nuclear, con el fin de forzar su revisión. «Nos encontramos en un momento crucial, el riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda»Beatrice Fihn Aunque al final el premio no ha recaído en el acuerdo iraní, los expertos han valorado que fuera concedido a un movimiento global que lucha por la prohibición total de las armas nucleares desde el lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima en agosto de 1945. Pero consideran que ha pesado especialmente la amenaza de Trump de no certificar que Irán está cumpliendo los términos del acuerdo nuclear. El Nobel de la Paz es el único de los seis premios que se concede y entrega fuera de Suecia, en Noruega, cuyo comité reconoció la labor de ICAN en llenar una «brecha legal» como los acuerdos vinculantes que existen con las armas químicas o las bombas de racimo. En su fallo, el Comité Nobel Noruego, con sede en Oslo, argumentó que «es también una llamada a esos estados a iniciar negociaciones serias con vistas a una eliminación gradual, equilibrada y cuidadosamente monitorizada de las casi 15.000 armas nucleares que hay en el mundo». El comité noruego recordó que cinco de los Estados que poseen armas nucleares ?China, EE.UU., Francia, Reino Unido y Rusia? se comprometieron con ese objetivo con la firma del Tratado de No Proliferación de 1970, el principal instrumento legal internacional para promover el desarme. Esta campaña internacional recibió un primer espaldarazo el pasado 7 de julio al conseguir que 122 países de la ONU aprobasen el Tratado Global para la Prohibición de las Armas Nucleares. Desde el pasado 20 de septiembre, 53 países lo han firmado y sus promotores confían en que después de este premio sean más las naciones que se adhieran. El tratado entrará en vigor 90 días después de que 50 países lo ratifiquen. Excepto Holanda, los países de la OTAN han decidido no participar en las negociaciones. Las potencias que lo rechazan consideran que debe impulsarse el Tratado de No Proliferación, con el que se comprometen a reducir sus arsenales. En una primera reacción, ICAN sostuvo que el galardón respalda su lucha por «un mundo sin armas nucleares» y envía una clara señal a los países que aún las tienen y amenazan con usarlas. Beatrice Fihn, directora ejecutiva de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares, aseguró desde Ginebra que «nos encontramos en un momento crucial, el riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda, con la posibilidad de asesinar a civiles, con amenazas por parte de EE.UU. y de Corea del Norte». Donald Trump is a moron.? Beatrice Fihn (@BeaFihn) 4 de octubre de 2017Al ser consultada sobre las amenazas del presidente Trump ?entre otras, la «destrucción total» de Corea del Norte?, Fihn subrayó que «con las armas nucleares no hay más seguridad, no tenemos un mundo más seguro sino todo lo contrario». Y no ocultó su preocupación porque una persona impulsiva como Donald Trump tenga el poder de apretar el botón nuclear. Dos días antes de que su campaña fuera galardonada con el Nobel de la Paz, Beatriz Fihn definió a Trump en Twitter como «un idiota» («moron»). Fihn sostuvo este viernes que repitió la misma palabra que utilizó el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, para referirse a su jefe, aunque luego este negara haber pronunciado tal palabra. La líder de ICAN resume que «las armas nucleares son ilegales; amenazar con utilizarlas es ilegal; tener armas nucleares y desarrollarlas es ilegal». Organizaciones españolas Jordi Armadans, director de FundiPau, organización con sede en Barcelona y miembro de ICAN, explicó a ABC que las amenazas del presidente de EE.UU. «seguro que han influido» en la concesión del premio, pero consideró «aún más determinante la aprobación del Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares» el pasado julio. Aurora Bilbao, representante en España de la Asociación Internacional para la Prevención de la Guerra Nuclear (Ippnw, también de ICAN, impulsora de la campaña) instó al Gobierno español a que firme el mencionado tratado. Médico de profesión, Bilbao aseguró a este diario que una guerra nuclear sería un «horror». «Cuantas más armas nucleares entren en juego, podría llegar a ser el holocausto nuclear», apostilló «sin alarmismos». Armadans cree que «la mejor manera de que no exista el riesgo de un conflicto nuclear es que no existan armas nucleares, y para eso es el acuerdo firmado en julio y este premio». Supervivientes de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki se congratularon por este Nobel de la Paz. Mientras que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo a través de su portavoz que los acontecimientos de los últimos meses han recordado «el riesgo catastrófico que representan las armas nucleares para la Humanidad». La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, señaló que «compartimos un sólido compromiso para llegar al objetivo de un mundo sin armas nucleares».
21-09-2017 | Fuente: abc.es
El viento del fascismo sopla con fuerza en Italia
El viento fascista es cada día más fuerte en Italia. Sopla sobre el fuego de la inmigración y la crisis económica. Es una extrema derecha agresiva y xenófoba, llena de nostalgia y retórica populista, que aparece en muchas ciudades italianas, sobre todo en Roma, donde se han registrado actos de violencia y enfrentamientos con las fuerzas del orden. Se echan también a la calle escuadrones fascistas que organizan rondas por la «seguridad ciudadana» o contra los vendedores ambulantes extranjeros. Su apoyo crece y pretenden entrar como concejales en algunos ayuntamientos, con lemas que giran fundamentalmente en torno a la inmigración: Soberanía, fronteras y muros, primero los italianos, familia, clase política corrupta y rechazo del ius soli, es decir, la ley que concede la nacionalidad a los inmigrantes nacidos en Italia, ley que aún no ha podido ser aprobada, aunque se presentaba como una de las grandes reformas de esta legislatura, por el miedo creciente que tiene la opinión pública a la inmigración. El politólogo Marco Tarchi, profesor de Ciencias políticas, advierte que «la extrema derecha cada vez más fuerte; el neofascismo es un fruto envenenado de la globalización y es siempre más fuerte no solo en Italia, sino también en Europa». CasaPound, el fascismo del tercer milenio La extrema derecha neofascista es todo un universo con numerosas siglas. Destaca, sobre todo, CasaPound, organización fascista que tiene su sede en el Esquilino, barrio étnico alrededor de la estación de ferrocarril Termini, en un edificio de via Napoleone III, con la mayoría de los peatones extranjeros y numerosas tiendas regentadas por chinos. Los militantes de CasaPound ocuparon en el 2003 las siete plantas del edificio público y se apropiaron de él, con la excusa de la emergencia de viviendas y desde entonces residen una veintena de familias. El líder de Casa Pound, Gianluca Iannone, 43 años, productor musical y cantante, justifica así la ocupación del edificio, cuya fachada está presidida por una bandera con el logotipo de la organización: «Era un espacio abandonado y conquistado por un núcleo de familias que lo transformaron en lugar de cultura y agregación». CasaPound, que nació precisamente en el 2003, es el movimiento político fascista que más ha crecido en los últimos años en el norte y sur de Italia. Tiene un centenar de sedes, con miles de inscritos con carnet. Además cuenta con 15 librerías, 20 pubs, 8 asociaciones deportivas y diversos medios de comunicación, con 25 redacciones en Italia y 10 en el extranjero. El nombre CasaPound que se adopta en honor al poeta estadounidense Ezra Pound. Aparte de este edificio central, CasaPound tiene diseminadas sedes prácticamente en toda Roma. Ideas de Mussolini En el 2009, el movimiento se transformó en un pequeño partido, abogando por las ideas e Mussolini y con un programa basado en el derecho a la vivienda, trabajo para todos y rechazo a la inmigración, recogiendo sus primeros éxitos electorales. Es un modelo parecido a Amanecer Dorado, el partido neonazi griego admirador de la dictadura de los coroneles, que llegó a desembarcar en el parlamento griego, siendo la tercera fuerza parlamentaria, con un programa xenófobo basado en el empleo, rechazo de la austeridad y fuerte rechazo de la inmigración. Según Simone Di Stefano, 40 años, vicepresidente y responsable de comunicación y propaganda de CasaPound, «la mayoría de sus miembros son jóvenes, que todavía tienen ganas de luchar por Italia». Él los llama «fascistas del tercer milenio», aunque el presidente Gianluca Iannone prefiere hacer más sencilla la denominación: «Fascistas, y basta». En las últimas elecciones generales del 2013, ni siquiera llegaron al 1 % de votos. El sueño de CasaPound es llegar al parlamento, para lo que necesitaría al menos un 3 %. De momento, se conforma con entrar en las instituciones locales. Así, en Ostia, barrio balneario de Roma, con 85.000 habitantes, habrá elecciones locales el 5 de noviembre y CasaPound está en campaña desde hace un año. Su campaña es agresiva y permanente. Sus militantes se organizaron este verano para realizar rondas contra los vendedores extranjeros ambulantes en las playas y contra la prostitución. Forza Nuova, contra Papa Francesco Más a la extrema derecha de CasaPound se encuentra Forza Nuova, partido nacionalista y neofascista fundado por Roberto Fiore, en 1997, que considera «superadas las definiciones de derechas e izquierda». Roberto Fiore, que fue condenado en 1985 por asociación subversiva y banda armada, mantiene relaciones con la extrema derecha europea. Forza Nuova intenta reclutar jóvenes de las curvas de los estadios de fútbol. En los últimos tiempos ha aumentado su consenso gracias a una agresiva campaña contra los inmigrantes y a la defensa de algunos ciudadanos desalojados de las casas que habían ocupado en barrios romanos. Al contrario que CasaPound, que es laica, Forza Nuova es un partido católico tradicionalista, próximo a los lefebvrianos, contrarios al Concilio Vaticano II y al Papa Francisco. «Primero, los italianos», «Roma para los romanos» En esta lucha del neofascismo romano, al grito de «primero, los italianos», ha surgido otro grupo de ultras, un movimiento que se denomina «Roma para los romanos», liderado por Giuliano Castellino, un grupo próximo a Forza Nuova. «El derecho a la casa para las familias italianas» es el lema que une en su actuación a los tres grupos: CasaPound, Forza Nuova y Roma para los romanos. Así, por ejemplo, el grupo se movilizó en enero pasado para defender del desalojo a una pareja de romanos que habían ocupado una casa en el popular barrio del Trullo: Ella, 17 años, embarazada; él, 20 años, con trabajo precario. Su casa había sido asignada por el ayuntamiento romano a una familia egipcia con cinco hijos. «Roma para los romanos» organiza rondas en los barrios cada vez que se ofrece la posibilidad de soplar el viento contra la presencia de inmigrantes. La última la realizaron el 18 de septiembre, a las 10 de la noche, «a favor de la seguridad contra las violencias y las violaciones de los inmigrantes», en el céntrico parque de Villa Borghese, donde una mujer alemana de 57 años había sido violada unos días antes. Su líder, Giuliano Castellini, lo llama «resistencia étnica», y la línea la deja muy clara en Facebook: «La patria se defiende a patadas y puñetazos». «Marcha de los patriotas» El miércoles mismo, Castellini escribía en su página de Facebook: «La lucha en las periferias no se frena. Crece el consenso hacia 'Roma para los romanos' y a Forza Nuova: Los romanos no tienen miedo, a nuestro lado nos han acompañado y nos acompañarán cada vez que sus barrios sean amenazados». Tras afirmar que «las familias, jóvenes y mujeres del pueblo están listos para hacer de escudo contra la invasión», Giuliano Castellino, 40 años, convoca a sus seguidores en este jueves y viernes, «para calentar motores y los ánimos con vistas a la gran Marcha de los Patriotas del próximo 28 de octubre, continuando en el camino de la resistencia étnica y de los derechos sociales». Esta iniciativa está promovida por Forza Nuova, con la justificación de manifestarse contra la ley de «ius soli» y «para frenar las violencias y las violaciones de los inmigrantes». Significativamente se hace coincidir con el aniversario de la auténtica marcha organizada por Benito Mussolini, entonces dirigente del Partido Nacional Fascista, el 28 octubre 1922, que llevó al gobierno al Duce. Ese día desfilaron por las calles de la capital italiana 25.000 camisas negras del Partido Fascista. Sobre la «Marcha de los patriotas», que en este año cae en el 95º aniversario de la marcha fascista, diversos partidos habían pedido oficialmente al ministro del Interior, Marco Minniti, su intervención para evitarla porque es «contraria a la Constitución». El ministro dejó claro este miércoles que esa «Marcha de los Patriotas» no podrá ser autorizada porque «es evidente que tal manifestación está en contraste con la legislación italiana». Ley contra la apología fascista Se haría interminable el viaje en la galaxia de la extrema derecha italiana, con infinidad de partidos y asociaciones, que se diferencian por aspectos mínimos. No es casual que ante este viento fascista que sopla cada vez con más fuerza, el parlamento italiano haya decidido ponerle freno. La Cámara de diputados aprobó el pasado 12 de septiembre una propuesta de ley que introduce en el código penal el delito de la propaganda fascista. Se especifica que será castigada entre seis meses y dos años de cárcel «la propaganda y contenidos propios del partido fascista o del partido nacionalsocialista alemán». Se trata de una victoria del diputado Emanuele Fiano, del Partido Democrático, centro izquierda, primer firmante del proyecto de ley, que ahora pasa al Senado para su aprobación definitiva, cosa que en principio parece muy complicada, porque la ley ha creado notable polémica. Votaron en contra Forza Italia de Berlusconi, la Liga Norte, el Movimiento 5 Estrellas de Grillo y Hermanos de Italia. Estos partidos cuentan con votos suficientes en el Senado para rechazarla. Fiano siempre ha sostenido que «no es una ley que va contra la libertad de expresión, sino que servirá a poner freno al renacimiento de los neofascistas y al regreso de la ideología de extrema derecha». «Italia soberana», éxito de Salvini Algunos de estos grupos de extrema derecha se ven favorecidos por la linea «lepenista» emprendida por la Liga Norte, cuyo líder, Matteo Salvini, en su afán por cazar votos de cualquier parte y hacerse con el control de la derecha, ha establecido buenas relaciones con CasaPound, cuyos militantes asisten a los mítines de Salvini y han desfilado juntos en Roma. En tiempos de Umberto Bossi, fundador de la Liga Norte, su pretensión era el independentismo. Hoy la prioridad de Salvini es la batalla contra los inmigrantes y la globalización, y la defensa del Estado nacional. La Liga ha pasado de «Padania libre», el lema de Umberto Bossi, a la «Italia soberana sin las ataduras de Bruselas», lema de Matteo Salvini. Con eslogan parecido entró Trump en la Casa Blanca. Matteo Salvini se propone ser primer ministro en Italia liderando una coalición de centro derecha. Silvio Berlusconi, que cumplirá 81 años el próximo día 29 considera que ese liderazgo le corresponde a él. La pretensión de Berlusconi es la de hacer, mediante su partido Forza Italia, un muro de contención contra la extrema derecha. En cualquier caso, Matteo Salvini ha logrado ya un éxito extraordinario: En las elecciones políticas del 2013, la Liga Norte obtuvo el 4,08 por 100 de los votos. Después Salvini fue elegido secretario general y hoy tiene un consenso electoral extraordinario: Los sondeos le dan un 15 % y en algunas regiones del norte llega al 30 %. Este éxito, fruto del cambio profundo que Salvini ha introducido en la Liga Norte, confirma que el viento fascista y de la derecha en general sopla fuerte en Italia.
1
...