Infortelecom

Noticias de papa francisco

04-02-2020 | Fuente: abc.es
El castrismo redobla los ataques contra los creyentes
La mayor parte de las confesiones con presencia en Cuba apelaron a votar en contra o a no acudir a las urnas en el simulacro de referéndum ?no fue posible hacer campaña para el no- que el régimen organizó el 24 de febrero de 2019 para aprobar la nueva Constitución del país. Entre los motivos alegados figuraba, obviamente, la ausencia de cualquier pluralismo político pero también la presencia de una disposición que les afectaba directamente: el texto contempla la separación de la libertad religiosa de la libertad de conciencia. El precio de esta oposición ha sido una intensificación del acoso hacia las confesiones y una diversificación de las modalidades represivas. Así se deprende del «Informe del Instituto Patmos sobre la Situación de las Libertades Religiosas en Cuba en 2019», que ABC revela en exclusiva. Una precisión: desde Patmos advierten que el Informe no es exhaustivo, debido a la «limitada capacidad para monitorear e identificar» las violaciones a la libertad religiosa o por el deseo de ciertas víctimas de permanecer en silencio. Aún con estas limitaciones, el contenido `-todos los datos están verificados- es una clara muestra de las dificultades que conlleva practicar su fe en una dictadura que no tiene la más mínima intención de facilitar la vida a los creyentes más allá del ejercicio básico del culto, siempre que se respete a sus lugares. No fue el caso de dos iglesias católicas. En la noche del sábado 8 al domingo 9 de junio de 2019 -día de Pentecostés-, la parroquia «La Cruz de Mayo», ubicada en Camajuaní (provincia de Villa Clara) padeció un sacrilegio plasmado en el robo de un campanario de bronce, del vino de comunión, de un cáliz y de varios copones de plata. A modo de crueldad, una sotana apareció desgarrada a pocos metros el templo. Una situación similar vivió dos meses más tarde Nuestra Señora de La Guardia, del barrio habanero de Luyanó. Según el informe, los profanadores forzaron las tablas del portón, dañado a consecuencia del tornado del 27 de enero, y se llevaron otra serie de objetos de culto. Varios meses después, los párrocos de ambos templos siguen sin tener noticias acerca de la autoría y motivación de las profanaciones. Lo achacan a la desidia de la Policía, pese a las denuncias presentadas. Preso de conciencia El informe también resalta el hostigamiento al que son sometidos los fieles católicos y da fe del refinamiento represivo del régimen, como se pudo comprobar el 8 de septiembre, festividad de la Virgen del Cobre, patrona de Cuba. La tradición establece honrar a la Virgen con girasoles. Pues bien, pocos días antes, esa planta dejó de venderse en los mercados. Este episodio se sumó a otros en los que s e usaron métodos más clásicos, como las trabas que se pusieron a varios fieles para que no asistieran a las exequias del cardenal Jaime Ortega -que no era, ni mucho menos, el principal opositor del régimen-, o, cuatro días después, la cancelación en el último minuto de actos públicos relacionados con la Jornada Nacional de la Juventud Católica. Respecto a las personas, es necesario subrayar la situación del intelectual católico Roberto Quiñones, reconocido como preso de conciencia por Amnistía Internacional, encarcelado desde el 11 de septiembre en Guantánamo y cuya salud se ha deteriorado en los últimos días. Quiñones es preso católico de larga duración, si bien no hay que olvidar a sus correligionarios que padecen arrestos cortos, pero constantes: el informe recuerda que cada domingo de 2019, un promedio de treinta ciudadanos afirmó haber sufrido arrestos en su domicilio antes de iniciar el trayecto para asistir a misa, o durante el mismo. La práctica habitual consiste en llevarles a unidades militares, donde se les amenaza, se les multa y suelen retenidos durante un día, a veces más. Unas técnicas de acoso que se hacen extensivas a fieles de otras confesiones; de modo especial a las protestantes, la mayor parte de las cuales están adscritas al Consejo de Iglesias de Cuba (Cic). Al igual que las católicas, no se libran de las profanaciones, mezquindad incluida, como bien pudieron comprobar, el pasado 2 de noviembre, los feligreses de la Iglesia Episcopal de Los Arabos, en Matanzas. Además de las profanaciones clásicas, les robaron parte del aparato hidráulico que suministra agua potable en una zona donde ésta es a menudo de pésima calidad. El aparato en cuestión fue donado por iglesias protestantes estadounidenses. El detalle no es baladí, pues una de las novedades del informe es el acoso al que la Seguridad del Estado somete a los religiosos extranjeros que viajan a Cuba para tareas de ayuda y de formación, ya sea negando visados religiosos o vigilando estrechamente y amenazando con la expulsión a los que lograron entrar en la isla con un visado turístico. Sin ir más lejos, el pastor nicuaragüense-americano Edgar Santana tuvo que enfrentarse a un interrogatorio policial al día siguiente de su llegada Cuba, estando «acompañado» durante el resto de su estancia. El sistema de limitación de movimientos de clérigos y demás agentes religiosos funciona también en dirección contraria con proverbial y sádica eficacia: a mediados de julio, el régimen canceló de golpe el viaje a Estados Unidos de una decena de pastores que habían sido invitados a la Segunda Conferencia Ministerial para el Avance de las Libertades Religiosas. A algunos les impidieron abandonar su domicilio; a otros, les informaron de la imposibilidad de viajar en el mismísimo aeropuerto de La Habana, al que algunos de los afectados habían llegado tras recorrer cientos de kilómetros desde sus respectivas provincias. La dictadura comunista extiende asimismo sus tentáculos en dirección de otras confesiones no cristianas, con los que ponen en práctica otros métodos de acoso. Dairón Pérez Hernández, hijo de un matrimonio de activistas yorubas -creencia derivada de la santería- se declaró, fiel a sus principios, objetor de conciencia de cara al servicio militar, que sigue siendo obligatorio en Cuba. En este caso, el régimen ha optado por ejercer presiones constantes sobre el joven para lograr su alistamiento. Tal y como advierte el Informe, el alistamiento de Dairón podría significar «colocar su vida a disposición de un Estado totalitario (?) que no desaprovechará la oportunidad para maltratarlo». Maltrato, aunque esta vez de tipo colectivo, es lo que el castrismo inflige a la comunidad judía Bnei Anusim, a través de la temida Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista. El informe denuncia que esta entidad se arroga el derecho de determinar quién es o no judío. «Es un medio de presión hacia la diezmada comunidad de judíos ortodoxos, muy radicada en La Habana, para que no brinden su apoyo a las comunidades de los Bnei Anusim». Dicho de otra forma, se les permite su existencia, pero no coordinarse entre ellos aunque profesen la misma fe. Así las cosas, el panorama de la libertad religiosa que describe esta nueva edición del Informe Patmos es preocupante, pese a los esfuerzos de la dictadura para proyectar otra imagen de Cuba, incluso en el ámbito religioso: baste recordar el regocijo de Raúl Castro hace cuatro al ejercer de anfitrión durante el histórico encuentro, celebrado hace cuatro años, entre el Papa Francisco y el Patriarca Ortodoxo Kiril. La realidad que exhibe el informe es muy distinta. Y sin embargo, hay un halo de esperanza. Como señala a ABC uno de los impulsores del informe, el pastor bautista Mario Félix Lleonart, «la esperanza nace, por un lado, de la evidente desesperación del Sistema al reprimir: es una señal de que el sistema hace aguas y se hunde; solo sistemas en decadencia, que ven aproximarse su final; actúan con tal nerviosismo». Por otro lado, «nace también de que pese a la represión los creyentes cubanos crecen no solo en cuanto a número de fieles, sino en cuanto a firmeza y madurez en sus principios, que en buena medida moldea precisamente esa represión del sistema».
14-01-2020 | Fuente: elpais.com
Los sectores más tradicionalistas llevan tiempo atacando al papa Francisco, al que acusan incluso de poner en peligro la fe
08-01-2020 | Fuente: elpais.com
Carlos Osoro: ?Ha habido menos abusos en la Iglesia que en otras organizaciones?
Renace el anticlericalismo de derechas con el cardenal Osoro en el punto de mira por ser por ser el rostro del papa Francisco en España
29-12-2019 | Fuente: abc.es
Maduro se erige en líder evangélico para atajar la caída chavista
Nicolás Maduro ha vuelto la mirada hacia los evangélicos para buscar apoyo en un momento en el que el oficialismo se prepara en Venezuela para enfrentarse a sus rivales políticos en las elecciones parlamentarias de 2020. El chavismo ve en su empobrecido abanico de opciones una nueva estrategia para tomar el control de la Asamblea Nacional, que durante cinco años lo ha tenido la oposición venezolana. Así que este, y cualquier mecanismo para sumar votos a su favor, le servirá al líder chavista para aliviar el malestar que le ha provocado su mísera popularidad en el país, que según la encuestadora Datanálisis se sitúa en el 12%. De 57 años, Maduro ha hecho dudar a más de uno sobre su verdadera religión. Ha dicho abiertamente que es fiel al movimiento espiritual Sai Baba, con origen en la India y más de 30 millones de seguidores en todo el mundo. También ha predicado la palabra de Cristo en sus discursos, porque dice ser cristiano, apelando al legado de Hugo Chávez, de quien heredó la presidencia y fue visto por sus seguidores como el «Cristo de los pobres» después de su muerte en 2013. El fallecido presidente venezolano sembró la creencia de que Jesucristo era el jefe de la revolución bolivariana y con frecuencia predicaba el Evangelio en sus apariciones públicas, una maniobra vista por muchos como manipulación. Miles de dólares en santeros La brujería sería otra a la que Maduro rinde devoción, por lo que es considerado el cliente predilecto de los babalaos. Hugo Carvajal, exjefe de la contrainteligencia militar venezolana y buscado por Estados Unidos, afirmó que Maduro «gasta cientos de miles de dólares» en santeros cubanos. Pero Maduro no es el único. Gran parte de la cúpula del régimen venezolano está altamente involucrada en el espiritismo, del que el propio Chávez quedó seducido por los rituales cubanos desde que comenzó su amistad con Fidel Castro. El catolicismo es una de las religiones que Maduro ha dicho públicamente no compartir. Aunque paradójicamente en el año 2016 el Papa Francisco recibió al líder chavista en El Vaticano. La visita se dio ante «la preocupante situación de crisis política, social y económica» que atraviesa Venezuela, por lo que la Santa Sede se reunió en privado con Maduro para pedir un encuentro pacífico entre ambos sectores políticos. Antes de este encuentro (2015), el presidente chavista había puesto como excusa un problema de salud para suspender la reunión con el Sumo Pontífice. A principios de este año, el Papa reprochó a Maduro, a través de una carta filtrada por el diario italiano «Corriere della Sera», el incumplimiento de acuerdos entre Miraflores y la Santa Sede, en el diálogo de negociación que se llevó a cabo en la República Dominicana en 2018 y en la que El Vaticano participó como mediador. En la misiva, Francisco se dirigió a Maduro como «excelentísimo señor» y no como presidente, una expresión que aplaudió la oposición venezolana, que aún celebraba la proclamación de Juan Guaidó como presidente interino. El modesto regaño de Jorge Bergoglio, no sorprendió a los líderes de la Iglesia Católica de Venezuela, quienes desde hace mucho tiempo han estado en la acera de enfrente de la revolución bolivariana. La Venezuela chavista no es ajena al auge del Evangelio en otros países de América. Un espejo en el que pudiera estar viéndose Maduro es el de Estados Unidos, un país que ha tomado muy en serio a los cristianos al ser un grupo clave en la victoria de Donald Trump en 2016. Otro espejo, y más cerca de Venezuela, es el de Brasil, donde gobierna Jair Bolsonaro desde enero de 2019, gracias al apoyo de la comunidad cristiana, fundamental para su elección. A la política venezolana llegó un pastor que decidió competir contra el líder chavista en las elecciones presidenciales de mayo de 2018, en las que Maduro terminó alzándose con un segundo mandato tras unos resultados que siguen siendo poco creíbles. Javier Bertucci, de 50 años, es un líder de la Iglesia Maranatha, y ha utilizado sus principios religiosos como bandera para ayudar a los más afectados por la cruenta crisis del país. En las fraudulentas elecciones, Bertucci obtuvo un millón de votos que lo dejó en el tercer lugar. El Gobierno de Maduro se ha dado cuenta un poco tarde de que el pueblo cristiano ha sido muy activo en las elecciones. Para Bertucci, los evangélicos, que rondan las seis millones de personas, fueron ignorados por mucho tiempo y, no obstante, «las incidencias de las últimas acciones de Maduro son muy mal vistas en la mayoría de los seguidores cristianos y sienten un rechazo muy alto hacia el Gobierno nacional, porque ellos viven lo que todos los venezolanos vivimos», dijo a ABC. En ese sentido, Bertucci ha puesto en duda que a Maduro le sirva esta nueva estrategia para triunfar electoralmente el próximo año.
25-12-2019 | Fuente: abc.es
Navidad sangrienta en África con 60 muertos por ataques yihadistas
Burkina Faso está de luto tras la muerte de 42 personas tras un «brutal» atentado yihadista en el norte del país en la víspera de Navidad, el peor en cinco años. Los insurgentes islamistas mataron el martes a 35 civiles, 31 de los cuales eran mujeres, y a siete soldados -tres de ellos gendarmes- en el ataque contra una base militar y el centro de la ciudad de Arbinda, en el norte de la provincia de Soum, cerca de la frontera con Mali. El presidente burkinés, Roch Marc Christian Kabore, quien a menudo ha sido criticado por no poder controlar a los grupos yihadistas, ha decretado dos días de duelo nacional. El martes por la mañana «un número significativo de terroristas atacó el destacamento militar y las poblaciones civiles de Arbinda simultáneamente», rezaba el comunicado del Gobierno. El ataque, de «una intensidad poco habitual», duró varias horas y precisó de apoyo de la Fuerza Aérea. «Mientras huían de manera cobarde los terroristas mataron a 35 civiles, de los cuales 31 eran mujeres, e hirieron a otras seis civiles y una veintena de soldados», dijo el Gobierno. Heroísmo de los soldados La respuesta de los gendarmes y las fuerzas armadas permitió «neutralizar a 80 terroristas», según un comunicado del Estado Mayor del Ejército. Kaboré elogió la «acción heroica de los soldados» que lucharon contra los asaltantes y detalló que las Fuerzas de Defensa y Seguridad del país lograron recuperar importantes equipos militares y medios de transporte: «Cien motocicletas, armas y municiones en grandes cantidades también fueron recuperadas de los yihadistas». Además, al menos once soldados mueren en una emboscada en la provincia de Soum, situada en el norte de Burkina Faso, pocas horas después del ataque en el que murieron al menos 35 civiles y siete militares. En esta nueva ocasión se trató de una emboscada en Hallalé, al sureste de Djibo, la capital de la provincia de Soum, una zona donde son habituales los ataques yihadistas en este país de África occidental, indicaron fuentes de seguridad al medio local Infowakat. Los soldados pertenecían al destacamento militar situado en Namissiguian (centro-norte) y se encontraban patrullando en la provincia de Soum en el momento de la emboscada, según informa Efe. El del martes ha sido el peor ataqu e que Burkina Faso ha experimentado desde el inicio de la violencia yihadista hace cinco años. Esta región ha sido golpeada regularmente por ataques atribuidos a grupos afiliados a Al Qaida y Daesh, cuyos objetivos son tanto civiles como miembros de las fuerzas de seguridad. En junio casi una veintena de residentes de Arbinda murieron durante el asalto perpetrado a plena luz del día por decenas de hombres armados. Dos meses antes, 62 personas fueron asesinadas en tan solo tres días tras varios ataques yihadistas y enfrentamientos entre comunidades. El este del país también ha sido golpeado por la violencia de grupos extremistas. A principios de este mes, 14 personas fueron asesinadas en un ataque en una iglesia y en noviembre hombres armados emboscaron un convoy de vehículos donde viajaban trabajadores de una mina canadiense y murieron 37 personas. Durante años, Burkina Faso no padeció el extremismo islámico que sí azotaba a su vecino Mali. La situación cambió cuando se produjeron un par de ataques letales en populares sitios turísticos de la capital, Uagadugú, en 2016 y 2017. Desde el primer trimestre de 2015, los ataques yihadistas en Burkina Faso han acabado con la vida de más de 700 personas, según un recuento de AFP, y hay alrededor de 560.000 desplazados y refugiados, según las Naciones Unidas. Lucha contra el terrorismo La espiral de violencia de los grupos yihadistas se ha intensificado en la región del Sahel a pesar de los esfuerzos occidentales para ayudar a los gobiernos a combatir a los insurgentes. Burkina Faso es uno de los cinco países que componen la fuerza transfronteriza conjunta G5 Sahel (junto a Mali, Mauritania, Níger y Chad) con el objetivo de combatir el terrorismo yihadista en esta región. Mientras eso sucede en Burkina Faso, en Nigeria continúa igualmente la violencia yihadista. También en Nochebuena siete personas fueron asesinadas y una adolescente fue secuestrada en una redada atribuida al grupo armado islamista Boko Haram y dirigida contra una aldea cristiana a escasos 16 kilómetros de Chibok, en el noreste de Nigeria. El ataque fue perpetrado la noche del pasado martes y en él estuvieron implicados decenas de combatientes que atacaron a los residentes del pueblo de Kwarangulum, en el estado de Borno. Les dispararon y quemaron sus casas después de saquearlas. También quemaron una iglesia en ese lugar. No es la primera vez que el Boko Haram pone a este pueblo en el punto de mira. En abril, los habitantes de Kwarangulum lograron esquivar un ataque al ser informados antes de que los terroristas golpearan. El conflicto ha dejado 36.000 muertos y alrededor de dos millones de desplazados desde 2009, según Naciones Unidas. En 2014, el secuestro de cerca de 300 niñas en Chibok provocó la indignación mundial. El Papa Francisco denunció precisamente ayer, durante su tradicional mensaje navideño ofrecido desde la plaza de San Pedro en El Vaticano, las acciones «de grupos extremistas en el continente africano, especialmente en Burkina Faso, Mali, Níger y Nigeria».
25-12-2019 | Fuente: elpais.com
El papa Francisco clama contra las ?tinieblas? del mundo, desde América Latina, a Siria y Líbano
El pontífice rezó para que el pueblo venezolano, ?probado largamente por tensiones políticas y sociales? obtenga ?el auxilio que necesita?
25-12-2019 | Fuente: elpais.com
El papa Francisco clama contra las ?tinieblas? del mundo, desde América Latina a Siria y Líbano
El pontífice rezó para que el pueblo venezolano, ?probado largamente por tensiones políticas y sociales? obtenga ?el auxilio que necesita?
17-12-2019 | Fuente: elpais.com
El papa Francisco levanta el secreto pontificio para casos de pederastia
La nueva norma subraya el deber general de cooperar con la justicia y prohíbe explícitamente la imposición de silencio a las víctimas de abusos
05-12-2019 | Fuente: elpais.com
Ernesto Cardenal: ?Exigir democracia no es extremismo?
El poeta y sacerdote, recién rehabilitado por el papa Francisco, recibe un homenaje de parte del Gobierno mexicano
1
...