Infortelecom

Noticias de pakistan

09-11-2018 | Fuente: abc.es
Concluye antes de tiempo y sin resultados la conferencia de paz de Moscú sobre Afganistán
La conferencia sobre Afganistán que comenzó este viernes en Moscú y que deberia haber continuado mañana sábado, ha concluido un día antes de lo previsto sin ningún resultado y sin que ni siquiera se haya producido un contacto directo entre las autoridades afganas y los talibanes. Esta mañana había comenzado en el Hotel Prezident de Moscú un nuevo intento de sentar en la misma mesa a representantes de ambas partes, con la idea de que algún día pongan fin a las hostilidades y firmen la paz. La tarea se presentaba ingente y ni siquiera había plena certeza de que en la capital rusa se lograra un diálogo directo entre las dos partes enfrentadas. Esos temores se han visto finalmente confirmados. Los mediadores rusos recalcaban que esta conferencia tenía carácter exclusivamente consultivo y que no habría probablemente acuerdos ni tampoco declaración final. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, abrió el encuentro con un breve discurso asegurando que en su país están «comprometidos a hacer todo lo posible conjuntamente para ayudar a Afganistán a abrir un nuevo capítulo en su historia». La reunión prosiguió después a puerta cerrada. Las autoridades afganas estuvieron representadas por el Alto Consejo para la Paz de Afganistán y los talibanes por emisarios llegados desde la ciudad de Doha, la capital de Qatar. Las conversaciones tienen lugar a través de mediadores y el solo hecho de que las partes llegaran hoy o mañana a un contacto directo se habría considerado un éxito significativo. Asisten también a la conferencia diplomáticos y viceministros de Exteriores de Pakistán, EEUU, India, China y algunos países del Asia Central ex-soviética. Se da la circunstancia de que el movimiento talibán en Rusia está catalogado como grupo terrorista. Pese a ello, Moscú lleva tiempo llamando a un diálogo con ellos como único medio de posibilitar un acuerdo de paz. Los talibanes y el Gobierno afgano mantuvieron su primera y única reunión en julio de 2015, pero los esfuerzos de acercamiento se frustraron y no ha habido forma después de reanudar las conversaciones. También fracasaron el denominado Grupo a Cuatro (Afganistán, EEUU, Pakistán y China) y las reuniones a seis bandas organizadas por Rusia. Treinta años de la retirada de las tropas soviéticas La conferencia que acaba de comenzar este viernes en Moscú debería haberse celebrado el pasado 4 de septiembre, pero tuvo que suspenderse al negarse Kabul a participar en ella. Se argumentó que este proceso «debe estar dirigido por afganos». El Kremlin, no obstante, puso toda la carne en el asador para relanzar los preparativos y llegar a la actual convocatoria. Esta nueva mediación de Rusia en el conflicto afgano se inscribe dentro de un esfuerzo pacificador más del presidente Vladímir Putin, acusado de atizar conflictos, envenenar a «traidores» y desestabilizar las democracias occidentales. Adquiere para el Kremlin una especial importancia, ya que se produce en la víspera del aniversario de la intervención de la URSS en Afganistán. En febrero de 2019 se cumplirán 30 años de la retirada de las tropas soviéticas del país centroasiático y en diciembre, también del año que viene, 40 del comienzo de la contienda.
09-11-2018 | Fuente: abc.es
Comienza en Moscú una conferencia para la paz en Afganistán
Esta mañana ha comenzado en el Hotel Prezident de Moscú un nuevo intento de sentar en la misma mesa a representantes del Gobierno afgano y a los talibanes con la idea de que algún día pongan fin a las hostilidades y firmen la paz. La tarea se presenta ingente y ni siquiera hay plena certeza de que en la capital rusa se logre un diálogo directo entre las dos partes enfrentadas. Los mediadores rusos recalcan que esta conferencia, que finalizará mañana sábado, tiene carácter exclusivamente consultivo y no habrá probablemente acuerdos ni tampoco declaración final. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha abierto el encuentro con un breve discurso asegurando que en su país «estamos comprometidos a hacer todo lo posible conjuntamente para ayudar a Afganistán a abrir un nuevo capítulo en su historia». La reunión prosiguió después a puerta cerrada. Las autoridades afganas están representadas por el Alto Consejo para la Paz de Afganistán y los talibanes por emisarios llegados desde la ciudad de Doha, la capital de Qatar. Las conversaciones tienen lugar a través de mediadores y el solo hecho de que las partes llegaran hoy o mañana a un contacto directo se consideraría un éxito significativo. Asisten también a la conferencia diplomáticos y viceministros de Exteriores de Pakistán, EEUU, India, China y algunos países del Asia Central ex-soviética. Se da la circunstancia de que el movimiento talibán en Rusia está catalogado como grupo terrorista, pese a ello, Moscú lleva tiempo llamando a un diálogo con ellos como único medio de posibilitar un acuerdo de paz. Los talibanes y el Gobierno afgano mantuvieron su primera y única reunión en julio de 2015, pero los esfuerzos de acercamiento se frustraron y no ha habido forma después de reanudar las conversaciones. También fracasaron el denominado Grupo a Cuatro (Afganistán, EEUU, Pakistán y China) y las reuniones a seis bandas organizadas por Rusia. La conferencia que acaba de comenzar hoy en Moscú debería haberse celebrado el pasado 4 de septiembre, pero tuvo que suspenderse al negarse Kabul a participar en ella. Se argumentó que este proceso «debe estar dirigido por afganos». El Kremlin, no obstante, puso toda la carne en el asador para relanzar los preparativos y llegar a la actual convocatoria. Esta nueva mediación de Rusia en el conflicto afgano se inscribe dentro de un esfuerzo pacificador más del presidente Vladímir Putin, acusado de atizar conflictos, envenenar a «traidores» y desestabilizar las democracias occidentales. Adquiere para el Kremlin una especial importancia, ya que se produce en la víspera del aniversario de la intervención de la URSS en Afganistán. En febrero de 2019 se cumplirán 30 años de la retirada de las tropas soviéticas del país centroasiático y en diciembre, también del año que viene, 40 del comienzo de la contienda.
08-11-2018 | Fuente: elpais.com
Asia Bibi sale de prisión, pero deberá permanecer en Pakistán
Tras ocho años en el corredor de la muerte por blasfemia, la cristiana ha sido trasladada a Islamabad a la espera de que un juzgado revise su caso
08-11-2018 | Fuente: elpais.com
Sale de prisión Asia Bibi, la pakistaní condenada a muerte por blasfemia
El Tribunal Supremo la absolvió del delito la semana pasada a la mujer cristiana, que ha pasado ocho años en el corredor de la muerte
08-11-2018 | Fuente: abc.es
Salen a la luz casos similares al de Asia Bibi en Pakistán
Horas después de que el Gobierno paquistaní dijera que Asia Bibi ?la católica condenada a muerte por «blasfema»? seguía encarcelada «por su seguridad», su abogado confirmó anoche su salida de la cárcel de Multán. La cristiana se encuentra en estos momentos «protegida y en paradero desconocido», a la espera de que se confirme su posible salida del país. La marcha de Asia Bibi y su familia es un imperativo moral y político para el Gobierno de Imran Khan, dado el clima de odio fomentado por los partidos radicales. Hasta el momento, el único país que se ha ofrecido a acogerla es Italia. El caso de Asia Bibi ha permitido que salgan a la luz centenares de casos similares de falsas acusaciones contra cristianos en Pakistán al amparo de la «ley de la blasfemia». Son alrededor de mil los acusados, según Ayuda a la Iglesia Necesitada, y muchos, como Asia Bibi, están condenados a muerte por tribunales locales, con procesos ralentizados por recursos en instancias superiores. Joseph Danwar tuvo que huir y refugiarse en Valencia hace cuatro años, después de que un tribunal paquistaní condenara a su hermana Shagufta Kausar, junto a su marido, a la pena de muerte, por enviar presuntamente mensajes en sms contra el islam. Joseph vivía en Karachi, a mil kilómetros de la residencia de su hermana. Cuando la Policía le llamó para decirle que iba a ser investigado «no me lo pensé, apagué el móvil, dejé mi trabajo y compré un billete para España». El caso de Shagufta y su marido Shafqat es especialmente dramático. Los dos cristianos fueron acusados en 2014 de haber enviado desde su móvil textos contra el Corán. «De nada sirvió que mi hermana hubiera denunciado poco antes su robo, no se le escuchó», cuenta Joseph a ABC. Tampoco fue un obstáculo que Shafqat sea discapacitado y necesite una silla de ruedas a causa de un accidente. Ni que ambos sean pobres y analfabetos, y los supuestos sms enviados estuvieran escritos en inglés. Ambos fueron sentenciados a muerte por un juez de primera instancia, por presión de los grupos islamistas. El caso se encuentra ahora paralizado en un tribunal superior por el recurso de su abogado. La liberación de Asia Bibi, ordenada hace ocho días por el Tribunal Supremo de Pakistán, es un rayo de esperanza para Shagufta y Shafqat así como para centenares de otros cristianos falsamente acusados por los islamistas. Pero el calvario de la que muchos consideran icono de la persecución religiosa aún no ha terminado. El ministro de Información de la provincia del Punjab, Hassan Chauhan, donde está detenida, afirmó ayer que la madre católica de cinco hijos «sigue en prisión por su seguridad, protegida por la Policía». La misma fuente señaló que el Gobierno «no ha prohibido a Asia Bibi abandonar el país», y que esa será una decisión que «corresponde al Supremo», ante el que los islamistas radicales han presentado un recurso para que la cristiana no pueda dejar Pakistán. No obstante, el máximo tribunal fue explícito la semana pasada al dictar la sentencia absolutoria y ordenar la excarcelación de la mujer. Durante los tres días posteriores a esa decisión, los partidos ultraislamistas movilizaron a sus militantes en todo Pakistán con marchas y huelgas para exigir la ejecución de Asia Bibi, y presionar al Gobierno de Imran Khan. El viernes pasado por la noche trascendió un acuerdo entre Khan y el principal partido islamista radical para desconvocar las protestas a cambio de impedir que Asia Bibi deje Pakistán. La presión internacional fue capaz de influir en los jueces del Supremo para dictar justicia, pero no ha logrado aún poner fin al caso. El marido de Asia Bibi ha pedido ayuda por vídeo a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido e Italia, pero hasta ahora solo el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha ofrecido ayudar a su familia «si cuenta con la colaboración de otros países europeos». Pakistán, la única potencia musulmana con la bomba atómica, cuenta con 170 millones de habitantes, de los que solo 2,5 millones son cristianos, la mitad de ellos católicos.
08-11-2018 | Fuente: abc.es
Asia Bibi, excarcelada siete días después de ser absuelta
Horas después de que el Gobierno paquistaní dijera que Asia Bibi ?la católica condenada a muerte por «blasfema»? seguía encarcelada «por su seguridad», su abogado confirmó anoche su salida de la cárcel de Multán. La cristiana se encuentra en estos momentos «protegida y en paradero desconocido», a la espera de que se confirme su posible salida del país. La marcha de Asia Bibi y su familia es un imperativo moral y político para el Gobierno de Imran Khan, dado el clima de odio fomentado por los partidos radicales. Hasta el momento, el único país que se ha ofrecido a acogerla es Italia. El caso de Asia Bibi ha permitido que salgan a la luz centenares de casos similares de falsas acusaciones contra cristianos en Pakistán al amparo de la «ley de la blasfemia». Son alrededor de mil los acusados, según Ayuda a la Iglesia Necesitada, y muchos, como Asia Bibi, están condenados a muerte por tribunales locales, con procesos ralentizados por recursos en instancias superiores. Shafqat Emmanuel y Shagufta Kuasar, padre de cuatro hijos y condenados a muerte por blasfemia - ABC Joseph Danwar tuvo que huir y refugiarse en Valencia hace cuatro años, después de que un tribunal paquistaní condenara a su hermana Shagufta Kausar, junto a su marido, a la pena de muerte, por enviar presuntamente mensajes en sms contra el islam. Joseph vivía en Karachi, a mil kilómetros de la residencia de su hermana. Cuando la Policía le llamó para decirle que iba a ser investigado «no me lo pensé, apagué el móvil, dejé mi trabajo y compré un billete para España». El caso de Shagufta y su marido Shafqat es especialmente dramático. Los dos cristianos fueron acusados en 2014 de haber enviado desde su móvil textos contra el Corán. «De nada sirvió que mi hermana hubiera denunciado poco antes su robo, no se le escuchó», cuenta Joseph a ABC. Tampoco fue un obstáculo que Shafqat sea discapacitado y necesite una silla de ruedas a causa de un accidente. Ni que ambos sean pobres y analfabetos, y los supuestos sms enviados estuvieran escritos en inglés. Ambos fueron sentenciados a muerte por un juez de primera instancia, por presión de los grupos islamistas. El caso se encuentra ahora paralizado en un tribunal superior por el recurso de su abogado. La liberación de Asia Bibi, ordenada hace ocho días por el Tribunal Supremo de Pakistán, es un rayo de esperanza para Shagufta y Shafqat así como para centenares de otros cristianos falsamente acusados por los islamistas. Pero el calvario de la que muchos consideran icono de la persecución religiosa aún no ha terminado. El ministro de Información de la provincia del Punjab, Hassan Chauhan, donde está detenida, afirmó ayer que la madre católica de cinco hijos «sigue en prisión por su seguridad, protegida por la Policía». La misma fuente señaló que el Gobierno «no ha prohibido a Asia Bibi abandonar el país», y que esa será una decisión que «corresponde al Supremo», ante el que los islamistas radicales han presentado un recurso para que la cristiana no pueda dejar Pakistán. No obstante, el máximo tribunal fue explícito la semana pasada al dictar la sentencia absolutoria y ordenar la excarcelación de la mujer. Durante los tres días posteriores a esa decisión, los partidos ultraislamistas movilizaron a sus militantes en todo Pakistán con marchas y huelgas para exigir la ejecución de Asia Bibi, y presionar al Gobierno de Imran Khan. El viernes pasado por la noche trascendió un acuerdo entre Khan y el principal partido islamista radical para desconvocar las protestas a cambio de impedir que Asia Bibi deje Pakistán. La presión internacional fue capaz de influir en los jueces del Supremo para dictar justicia, pero no ha logrado aún poner fin al caso. El marido de Asia Bibi ha pedido ayuda por vídeo a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido e Italia, pero hasta ahora solo el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha ofrecido ayudar a su familia «si cuenta con la colaboración de otros países europeos». Pakistán, la única potencia musulmana con la bomba atómica, cuenta con 170 millones de habitantes, de los que solo 2,5 millones son cristianos, la mitad de ellos católicos.
07-11-2018 | Fuente: abc.es
Liberan a la cristiana Asia Bibi de la cárcel donde estaba retenida en Pakistán
Las autoridades de Pakistán han liberado este miércoles a Asia Bibi, una mujer cristiana condenada a muerte por «blasfemia» y absuelta la semana pasada por el Tribunal Supremo, según fuentes citadas por la cadena de televisión local Geo TV. Bibi fue condenada a muerte por hacer presuntamente comentarios despectivos sobre el islam después de que unos vecinos se quejaran de que bebiera agua de su vaso porque no era musulmana. La mujer siempre ha negado haber blasfemado y sus representantes han defendido que mantenía una disputa con sus vecinos y que quienes la acusaron han entrado en contradicciones. Por contra, el abogado que representa al demandante reiteró que Bibi utilizó palabras «blasfemas» para hacer referencia al profeta Mahoma. «Estas (palabras) son las mismas que los cristianos suelen usar», dijo. Su caso ha generado malestar en los cristianos de todo el mundo y ha sido una fuente de división en Pakistán, donde dos políticos que mostraron su apoyo a Bibi fueron asesinados, uno de ellos el gobernador de Punyab, Salman Tasir, asesinado por su propio guardaespaldas. Durante la jornada del 8 de octubre, el TLP, que tiene en el castigo de la blasfemia uno de sus principales objetivos e idolatra al guardaespaldas que asesinó a Tasir, advirtió al Supremo de que no debía mostrar «indulgencia» con Bibi. «Si hay un intento de entregarla a otro país, habrá terribles consecuencias», señaló. Insultar al profeta Mahoma es punible con la muerte en virtud de la legislación paquistaní y las acusaciones de blasfemia provocan reacciones tan graves en la sociedad que en muchos casos es muy difícil defenderse frente a la reacción. Decenas de personas han sido asesinadas tras acusaciones de blasfemia, en ocasiones por turbas.
07-11-2018 | Fuente: elpais.com
Sale de prisión Asia Bibi, la pakistaní condenada a muerte por blasfemia
El Tribunal Supremo la absolvió del delito la semana pasada a la mujer cristiana, que ha pasado ocho años en el corredor de la muerte
07-11-2018 | Fuente: abc.es
Salvini ofrece asilo político a la pakistaní Asia Bibi
Italia ha intervenido en el destino de Asia Bibi, una mujer pakistaní cristiana que enfrenta amenazas de muerte en su país, al ofrecerle asilo. Matteo Salvini, el ministro del Interior antimigrante y viceprimer ministro, dijo que Italia estaba trabajando con otros países para ayudar a Asia Bibi, a quien se le prohíbe abandonar Pakistán, a pesar de que fue absuelta de blasfemia el mes pasado después de pasar ocho años condenado a muerte. El abogado de Asia Bibi, la mujer cristiana que pasó ocho años en el corredor de la muerte en Pakistán por un delito de blasfemia y que finalmente ha sido absuelta desatando la ira de los islamistas, ha anunciado este martes que pretende solicitar asilo político en Países Bajos, donde se encuentra. «Estoy esperando una oferta del Gobierno holandés», ha dicho Saiful Mulook en declaraciones recogidas por el portal de noticias Nu.nl. «Pero si Países Bajos no puede ayudarme, preferiría volver a Pakistán para ser asesinado», ha añadido. A pesar de la decisión de la Corte Suprema de Pakistán, los manifestantes han exigido su ejecución. Algunos han pedido el asesinato de los jueces. La Sra. Bibi, de 47 años y madre de cinco hijos, sigue encarcelada por temor a que la ataquen si la liberan en Pakistán. Su familia no la ha visto desde el pasado.
05-11-2018 | Fuente: elpais.com
El abogado de la paquistaní absuelta de blasfemia huye y se refugia en Holanda
El letrado de Asia Bibi deja Pakistán ante el riesgo que suponen las movilizaciones extremistas que demandan la ejecución de la condena a muerte de la mujer cristiana
1
...