Infortelecom

Noticias de oriente proximo

21-07-2018 | Fuente: abc.es
Israel ataca un puesto de Hamás en respuesta a una infiltración en el norte de la Franja de Gaza
El Ejército de Israel ha atacado este sábado un puesto del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) tras un intento de infiltración en el norte de la Franja de Gaza, horas después del anuncio de un alto el fuego tras los incidentes en la zona. «Un número de sospechosos se han infiltrado en Israel desde el norte de la Franja de Gaza. Los sospechosos volvieron después a la Franja de Gaza. En respuesta, un tanque del Ejército ha atacado un puesto militar de Hamás», ha dicho el Ejército israelí en su cuenta en Twitter. El portavoz de Hamás, Fauzi Barhum, ha anunciado un alto el fuego a última hora del viernes, tras una jornada en la que murieron un soldado israelíes --la primera baja del país desde el inicio de las protestas en la Franja el 30 de marzo-- y cuatro palestinos. Según las autoridades sanitarias en Gaza, al menos 120 residentes resultaron heridos. Además, las fuerzas israelíes interceptaron dos proyectiles disparados desde el enclave contra el país. Un tercero ha impactado en una zona abierta cerca del kibbutz de Nahal Ol, sin causar víctimas ni daños. El ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, había advertido este mismo viernes de que Hamás no está dejando otra opción a su Gobierno que lanzar «una dolorosa y amplia campaña militar», tal y como informó el diario local «Yedioth Ahronoth». Lieberman mantuvo por la tarde una conversación con el coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, en la que le trasladó que Israel «responderá con dureza». «A partir de ahora toda la responsabilidad recae en la cúpula de Hamás. Si Hamás sigue lanzando cohetes, el resultado será mucho peor de lo que piensan. La responsabilidad de toda la destrucción y pérdida de vidas recaerá sobre Hamás», ha dicho, tal y como recogió el diario israelí «Haaretz». El propio Mladenov recurrió a su cuenta en Twitter para señalar que «todo el mundo en Gaza debe alejarse del abismo». «No la semana que viene, no mañana. Ahora mismo. Aquellos que quieren provocar a palestinos e israelíes para ir a otra guerra no deben tener éxito», ha declarado. Por su parte, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, reclamó a la comunidad internacional que intervenga «de manera inmediata» para poner fin a la «escalada» de Israel contra el enclave. Las protestas en Gaza La frontera entre Israel y el enclave palestino ha sido escenario de un incremento de la violencia desde el 30 de marzo, cuando arrancó la «Gran Marcha del Retorno» para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a las viviendas en las que residían antes de la creación del Estado de Israel en 1948. Desde entonces, la represión israelí de las protestas se ha saldado con la muerte de cerca de 140 palestinos. La jornada más letal fue la del 14 de mayo, día en que Estados Unidos inauguró su nueva Embajada en Jerusalén, lo que supone reconocer la ciudad santa como capital de Israel, y víspera de la «Nakba» o «Día de la Catástrofe», en el que se conmemora el inicio del éxodo palestino. Más de 60 personas murieron por los enfrentamientos con las tropas israelíes. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó el 18 de mayo la apertura de una investigación para esclarecer los posibles crímenes de Israel durante la represión de las últimas protestas en Gaza, a pesar de las críticas del Gobierno de Benjamin Netanya hu. La resolución que proponía la creación de una comisión «ex profeso» para analizar la situación fue aprobada con 29 votos a favor, 14 abstenciones y dos votos en contra, los de Estados Unidos y Australia. España voto «sí», mientras que otros países europeos como Reino Unido, Alemania, Eslovaquia, Hungría o Croacia optaron por la abstención. Los incidentes de este viernes tuvieron lugar un día después de que el Parlamento israelí aprobara la ley de «Estado nación», muy controvertida pese a tener un carácter simbólico. La ley estipula que «Israel es la patria histórica del pueblo judío, que tiene un derecho exclusivo a la autodeterminación nacional en él», declara Jerusalén como capital del país, y quita al árabe su designación idioma oficial junto con el hebreo, rebajándolo a un «estatus especial» que permite su uso dentro de las instituciones israelíes.
11-07-2018 | Fuente: abc.es
El gasto militar y los aranceles dividen a EE.UU. y sus aliados
La OTAN reveló ayer sus últimos datos de inversión en defensa con unas cifras estimativas de 2018 en las cuales ocho países alcanzarían el 2 por ciento del Producto Interior Bruto en gasto. EE.UU. (3,50%), Grecia (2,77%), Estonia (2,14%), Reino Unido (2,10%) y Letonia (2%) cumplirían en este momento el requisito; Polonia (ahora con un 1,98%), Lituania (1,96%) y Rumanía (1,93%) tienen iniciativas legislativas acordadas para alcanzar el objetivo del 2% a lo largo de este año. En 2014, cuando la OTAN decidió poner freno a los recortes en defensa con el impulso del presidente estadounidense Barack Obama, solo tres países superaban ese 2% (EE.UU., Grecia y Reino Unido). El anuncio se produjo a pocas horas del arranque de la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los 29 países aliados en Bruselas, que se celebra hoy y mañana. A la cita acude el presidente de EE.UU., Donald Trump, con la clara demanda de que los países europeos de la OTAN y Canadá realicen más inversiones en defensa. Ayer mismo, antes de despegar desde Washington, Trump publicó dos mensajes en su cuenta de Twitter donde no deja dudas sobre cuál será su principal objetivo en las conversaciones que mantenga con Angela Merkel, Emmanuel Macron o Pedro Sánchez, quien se estrena en foro trasatlántico, y demás líderes cuyos países no cumplan con el criterio del 2% del PIB. Altura de miras «Los países de la OTAN deben pagar MÁS, los EE.UU. deben pagar MENOS. ¡Muy injusto!». Y «Preparándonos para partir hacia Europa. Primera reunión-OTAN. Los Estados Unidos están gastando mucho más que cualquier otro país para protegerlos. No es justo para el contribuyente de los Estados Unidos. Además de eso, perdemos 151.000 millones de dólares en comercio con la Unión Europea. ¡Nos ponen grandes aranceles (y barreras)!» fueron los mensajes de Trump que corrieron como la pólvora en la nueva sede de la OTAN. Según los datos facilitados por la OTAN, mientras que EE.UU. invirtió el pasado año 618.000 millones de dólares en sus presupuestos de defensa, los 27 países aliados restantes invirtieron 301.000 millones (falta Islandia que no tiene estructuras militares). Para apaciguar los ánimos y con el objetivo de que la Cumbre de Bruselas no reedite el fiasco y la división del último G-7, el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, anunció ayer en su rueda de prensa previa que los países europeos de la Alianza Atlántica y Canadá invertirán desde este momento y hasta 2024 unos 266.000 millones de dólares extra en sus presupuestos de defensa. Asimismo, Stoltenberg se mostró confiado en que la OTAN dé esa imagen de unidad necesaria para ser eficaz en la disuasión y que la cuestión de la guerra de aranceles entre EE.UU. con la UE y Canadá no empañe iniciativas que se adoptarán en el campo de la lucha contra el yihadismo, la estabilidad del Sur y Oriente Próximo, para disuadir a Rusia o en ciberdefensa. «Las diferencias existen, y no sólo en comercio también en cambio climático. Pero mientras existan, trataré de minimizarlas para que no tengan un impacto en la seguridad y defensa», reconoció el secretario general de la OTAN, organización que el próximo año cumplirá 70 años. En una de sus respuestas a la Prensa, Stoltenberg quiso agradecer al presidente Trump, «su liderazgo» para provocar que los países de la OTAN eleven sus presupuestos. «Invertir en defensa es una cuestión de credibilidad», subrayó Stoltenberg. Uno de los encuentros más esperados será entre Donald Trump y la canciller alemana, Angela Merkel, cuyo país se sitúa sólo en el 1,24% del PIB en inversión de defensa. «Alemania es la economía más fuerte de Europa, por ello debe invertir más», subrayó ayer la embajadora estadounidense en la OTAN, Kay Bailey Hutchison. Trump, que se reunirá con el presidente ruso, Vladimir Putin, el día 16 en Helsinki, ha llegado incluso a amenazar con retirar los 37.000 militares que EE.UU. despliega en suelo alemán. Está por ver si cumplirá en parte con su amenaza. Declaración conjunta Para tratar de aplacar las demandas de Trump, el secretario general de la OTAN firmó ayer una declaración conjunta con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, por la cual se fortalece la cooperación UE-OTAN y se insta a los «Estados miembros de la UE a dar mayor prioridad a la seguridad y la defensa en lo debates sobre el próximo presupuesto de la UE a largo plazo». Sobre las nuevas iniciativas industriales en el ámbito de la UE como la Pesco (Cooperación Estructurada Permanente) y otras en la Alianza Atlántica se reafirma asimismo que deben ser inversiones para desarrollar nuevos sistemas de armas y capacidades militares «coherentes, complementarios e interoperables. Deben estar disponibles para ambas organizaciones, sujetas a las decisiones soberanas de los países que las poseen». «Los esfuerzos de la UE también fortalecerán a la OTAN y, por lo tanto, mejorarán nuestra seguridad común. Para los aliados de la OTAN, tales esfuerzos fomentan un reparto equitativo de la carga, los beneficios y las responsabilidades, de acuerdo con su compromiso asumido en el compromiso de inversión en defensa», reza el texto conjunto firmado por ambas organizaciones apenas veinticuatro horas antes de que Trump irrumpa en Bruselas.
03-07-2018 | Fuente: elpais.com
La religión retrocede en Oriente Próximo
La histórica pugna entre chiíes y suníes ha perdido peso en una región que prima los intereses estratégicos y de seguridad
11-06-2018 | Fuente: elpais.com
Israel sopesa apoyar un plan de la ONU para paliar la penuria económica de Gaza
El coordinador de Naciones Unidas en Oriente Próximo propone una fundación para canalizar la ayuda internacional
06-06-2018 | Fuente: abc.es
El magnicidio que destruyó la posibilidad de paz entre israelíes y palestinos
Las imágenes de un magnicidio desprenden átomos de irrealidad, dudas no resueltas sobre cómo lo inesperado, aunque barajado mil veces, ha podido suceder finalmente. El vídeo de la muerte de Isaac Rabin, asesinado a tiros el 4 de noviembre de 1995, forma parte de una filmoteca macabra, de una colección donde Kennedy, amigable desde un descapotable en Dallas, o Aldo Moro, en la guantera de un Renault-4 abandonado en Roma, nos recuerdan lo obvio: que el cargo no blinda al ser humano de su fragilidad. Ahora, en estos días de nuevos choques en Gaza, de traslados de embajadas a Jerusalén y de una opinión pública que se asoma a Oriente Próximo entre el asombro y la indignación, el político israelí, con una biografía que condesa las contradicciones de su país ?pidió «romper los huesos» de los palestinos, pero también construyó los acuerdos de paz de Oslo?, vuelve a la memoria de muchos. Rabin nació en Jerusalén en 1922, hijo de un matrimonio de judíos ucranianos que habían abandonado Europa del Este. En su juventud, el futuro primer ministro, tras sus estudios de agricultura, integró la Palmah, organización paramilitar que fue una de las matrices del Tsahal, el Ejército israelí. En 1964, fue nombrado jefe del Estado Mayor, y en ese puesto, tres años más tarde, hizo frente a la guerra de los Seis Días. Su paso a la vida política se produjo en 1968, cuando le enviaron como embajador de Israel a Washington. «Salvo por su inteligencia y su tenacidad, era un mal embajador ?cuenta en sus memorias Henry Kissinger, el ex secretario de Estado de Estados Unidos, sobre él?. Taciturno, tímido, reflexivo, poco dado a la cháchara, Rabin poseía pocos de los atributos comúnmente asociados a la diplomacia. Las personas repetitivas le aburrían y los lugares comunes le ofendían. (?) Odiaba la ambigüedad, que es la sustancia de la diplomacia. Me encariñé mucho de él, aunque hizo poco para granjearse afecto». «Rabin es un traidor» A su regreso de Estados Unidos, la carrera de Rabin despegó: en 1974, tras la caída de Golda Meir, se convirtió en primer ministro, puesto al que regresó en 1992 y que desempeñó hasta su asesinato. En ese último mandato, y junto a su ministro de Exteriores, Shimon Peres, impulsó su lucha por la paz, batalla que se saldó con los acuerdos de Oslo de 1993 ?su fotografía dando la mano a Yasser Arafat con Bill Clinton de fondo es de las que ilustran los libros de Historia? y el acuerdo de paz con Jordania de 1994. Sin embargo, y pese a la esperanza que su trabajo despertaba en la comunidad internacional, parte de la sociedad israelí rechazaba sus esfuerzos. En un artículo publicado por el veinte aniversario de su asesinato, el diario «Haaretz» recordaba las manifestaciones en las que extremistas portaban pancartas donde le hacían llevar la kufiya, el pañuelo palestino, o vestir como un oficial nazi, mientras gritaban: «Rabin es un traidor, Rabin es un asesino»; también que un rabino realizó una ceremonia para rogar a «los ángeles de la destrucción» que muriera como tarde en noviembre, tal y como sucedió. Con el clima de odio bien alimentado, la improducencia del mandatario, convencido de su labor y reacio a tomar precauciones como la de ponerse un chaleco antibalas, le puso las cosas muy fáciles al radical Yigal Amir . Amir, de 25 años, era extremista israelí vinculado a movimientos de extrema derecha, dueño de un permiso para portar armas y decidido a frenar el proceso de paz impulsado por Rabin. Tres años antes, los acuerdos de Oslo habían supuesto un gran paso hacia el final del conflicto, otorgando a la Autoridad Nacional Palestina, dirigida por Yasser Arafat, el control sobre Cisjordania y la Franja de Gaza; el joven, como sus condiscípulos, rechazaba esas concesiones de plano. Impulsado por ese resquemor, el 4 de noviembre de 1995, durante un acto celebrado por el mandatario en Tel Aviv, consiguió pasar desapercibido entre los asistentes y quitarle la vida de varios disparos. «El asesino, que fue detenido ?se leía en la crónica sobre el suceso que ABC publicó al día siguiente? dijo durante el interrogatorio policial que planificó el magnicidio 'con sangre fría y los dientes apretados', y que no se arrepiente de lo que hizo 'porque sigo las órdenes de Dios'». Aunque Peres asumió el cargo de primer ministro, las elecciones de 1996, que se saldaron con la victoria de Benjamin Netanyahu, dieron al traste con las negociaciones. Divisiones sobre su figura El legado del mandatario causa divisiones. Para algunos, como el director de cine israelí Amos Gitaï, autor de «Rabin, el último día» (2015), un documental que reconstruye su asesinato, «hay que hablar de sus ideas, que son la moderación, la reconciliación, los gestos hacia el otro», según sus declaraciones a la radio belga «RTBF». Sin embargo, Amira Hass, columnista de «Haaretz» ha publicado artículos en los que recuerda algunas sombras del que fuera primer ministro, al que reprocha dureza con los palestinos.
30-05-2018 | Fuente: abc.es
Hamás anuncia un alto al fuego en Gaza, pero Israel desmiente que haya acuerdo
En un intento de frenar la escalada de violencia en la Franja de Gaza, el grupo terrorista Movimiento de Resistencia Islámica, Hamás, ha declarado este miércoles un alto el fuego, subrayando que solo se mantendrá si Israel lo respeta, tras meses de violencia en la frontera que se han saldado con 116 palestinos muertos. «Después del éxito de la resistencia contra la agresión, ha habido una mediación en las últimas horas y hemos alcanzado un acuerdo para volver al alto el fuego (de 2014) en la Franja de Gaza», ha dicho el «número dos» de Hamás, Jalil al Haya, en un comunicado. Sin embargo, desde Israel se ha negado que se haya logrado un acuerdo con los grupos armados palestinos para poner fin al conflicto más grave en la zona desde 2014. «Israel no quiere que la situación se deteriore, pero el que desencadenó la violencia debe ponerle fin. Israel le hará pagar [a Hamás] los disparos contra Israel», ha dicho a primera hora del miércoles Yisrael Katz, ministro de Inteligencia, en declaraciones a la radio pública del Estado judío. «Las facciones de la resistencia lo respetarán en la medida en que la ocupación haga lo mismo», ha indicado Al Haya, citado por la prensa local. El martes por la noche, el grupo terrorista Yihad Islámica anunció que se había llegado a un acuerdo de alto el fuego entre los movimientos palestinos e Israel bajo el auspicio de Egipto tras un día de enfrentamientos alrededor de la Franja de Gaza. «En contacto con la parte egipcia, se llegó a un acuerdo de alto al fuego con Israel para volver a la calma sobre la base del acuerdo de 2014» que puso fin al último conflicto en la Franja de Gaza, ha resaltado en un comunicado Dawoud Shihab, portavoz de Yihad Islámica. Más de cien palestinos muertos Desde el pasado 30 de marzo, cuando comenzaron las manifestaciones palestinas para reivindicar el derecho al retorno de los refugiados en Oriente Próximo, los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas israelíes se han cobrado la vida de más de cien palestinos sin que haya ninguna baja israelí. La jornada más letal fue la del 14 de mayo, día en que Estados Unidos inauguró su nueva Embajada en Jerusalén, lo que supone reconocer la ciudad santa como capital de Israel, y víspera de la «Nakba» o «Día de la Catástrofe», en el que se conmemora el inicio del éxodo palestino. Más de 60 personas murieron por los choques con las tropas hebreas. En los últimos días, Hamás y la Yihad Islámica han lanzado decenas de proyectiles a suelo israelí en respuesta a la «brutal agresión» contra el enclave palestino. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto celebrar una reunión al respecto. El Ejército israelí atacó en la madrugada del martes al miércoles decenas de objetivos militantes en Gaza durante la noche mientras el fuego de cohetes continuaba hacia las comunidades del sur de Israel, provocando el constante ruido de sirenas en el área durante toda la noche. El Ejército ha dicho que se han alcanzado instalaciones de almacenamiento de drones, complejos militares y talleres de cohetes y municiones en la Franja de Gaza. El fuego de cohetes de Hamas durante la noche llegó a la ciudad israelí de Netivot por primera vez desde la guerra de 2014. El área fronteriza ha estado tensa en las últimas semanas debido a que los palestinos han celebrado protestas masivas destinadas a levantar un bloqueo israelí-egipcio impuesto después de que Hamás tomara el poder en 2007. Disparo de cohetes y obuses El ejército explicó en un comunicado el martes por la noche que se dispararon contra Israel cerca de 70 cohetes y obuses a lo largo del día. Los sistemas de defensa aérea detuvieron la mayoría y el resto impactaron en zonas rurales. Los disparos hirieron a tres soldados israelíes el martes. No se ha informado de ningún herido por parte palestina aunque desde el sábado hasta lunes cuatro palestinos han muerto por la ofensiva de Israel. Israel y Hamás son enemigos acérrimos y han librado tres guerras desde que el grupo militante islámico tomó el control de Gaza en 2007. Los últimos meses han sido los de mayores enfrentamientos desde la breve guerra de 2014, que concluyó con 2.310 muertos del lado palestino, la mayoría civiles, y 71 fallecidos del lado israelí, incluidos 66 soldados. Con la declaración de este miércoles, se vuelve al «statu quo» siempre que Israel lo admita.
28-05-2018 | Fuente: elpais.com
La imprevisible sucesión del presidente palestino inquieta en Oriente Próximo
Mahmud Abbas, de 83 años, es dado de alta tras más de una semana de hospitalización por una pulmonía
24-05-2018 | Fuente: abc.es
Macron viaja a Rusia para intentar que Putin entre en razón
El presidente francés, Emmanuel Macron, llega hoy a la antigua capital imperial rusa en compañía de su esposa Brigitte para reunirse con su homólogo ruso, Vladímir Putin, y participar en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo. Los dos jefes de Estado mantuvieron su primer encuentro hace justo un año en Versalles y después se vieron también durante la cumbre del G20 de Hamburgo, en julio de 2017. Han hablado además muchas veces por teléfono, sobre todo de Siria, de la utilización de armas químicas por parte del régimen de Bashar al Assad y de los bombardeos aliados del pasado 14 de abril. Al dossier sirio se une ahora el iraní, después de la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de abandonar el acuerdo nuclear con Teherán. Esta postura de Washington no es compartida por Rusia, Francia, Alemania, Reino Unido y la mayor parte de los países de la Unión Europea, que abogan por preservar el acuerdo. Pero hay diferencias de matiz. Mientras Moscú cree que el tratado hay que dejarlo como está, ya que opina que Teherán no aceptará su revisión, París, Berlín y Londres consideran que la única forma de convencer a Trump de que recapacite es ampliando el acuerdo de forma que Israel obtenga total garantía de que Irán no podrá nunca hacerse con el arma atómica. La canciller alamana, Angela Merkel, ya estuvo la semana pasada con Putin en Sochi y su planteamiento fue en esa dirección. El consejero de política exterior de Putin, Yuri Ushakov, dijo ayer miércoles que en las conversaciones con Macron se tocará, además de Siria e Irán, «la situación en Oriente Próximo en su conjunto y el conflicto en Libia». Ushakov, no obstante, señaló como cuestión fundamental en el diálogo entre Moscú y París «la crisis en el este de Ucrania». Y este aspecto es el que realmente envenena las relaciones entre Rusia y Occidente. A Macron, igual que a Merkel, les preocupa especialmente porque tanto Francia como Alemania forman parte, junto con Rusia y Ucrania, del «cuarteto de Normandía», grupo creado en junio de 2014 con el objetivo de buscar una salida al enfrentamiento entre Moscú y Kiev. Gracias a las presiones de Alemania y Francia se logró firmar en Minsk, en febrero de 2015, un acuerdo para poner fin a la guerra en las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk y restablecer la integridad territorial de Ucrania. Pero lo acordado en Minsk no se cumple, el goteo de muertos continúa, Moscú sigue ayudando a los separatistas y Kiev se niega a sentarse a negociar con los cabecillas rebeldes, a quienes considera «terroristas». La solución serían unas elecciones en esas dos provincias del este de ucrania (Donbass), pero Ucrania exige que se celebren según su legislación mientras los separatistas, con el beneplácito del Kremlin, rechazan tal posibilidad. De ahí que Macron trate de arrancar a Putin alguna concesión en la cuestión ucraniana para hacer avanzar las relaciones en los demás aspectos. Necesita que su anfitrión ruso entre en razón. El ministro galo de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, dijo ayer miércoles en declaraciones a la radio France Inter que, pese a los asuntos problemáticos en las relaciones con Moscú tales como «injerencias», «intimidaciones», complicidad en los ataques químicos en Siria, «Rusia es un gran país con el que tenemos intereses comunes». Al mismo tiempo, Macron aseguró en una entrevista concedida a la cadena estadounidense Fox News en la víspera de su viaje a Washington que «nunca deberíamos mostrarnos débiles ante el presidente Putin. Cuando uno es débil, él lo aprovecha». Antes, en declaraciones al semanario francés Le Point, publicadas en agosto del año pasado, el líder galo advirtió que el jefe del Kremlin «no se saldrá con la suya» en su actual política con respecto a Ucrania.
23-05-2018 | Fuente: elpais.com
Bernard Lewis, estudioso del islam, intelectual de los ?halcones? de Bush
Este profesor vivió en primera persona muchos de los acontecimientos que cambiaron Oriente Próximo durante el siglo XX
22-05-2018 | Fuente: elpais.com
Bernard Lewis, estudioso del Islam, intelectual de los ?halcones? de Bush
Este profesor vivió en primera persona muchos de los acontecimientos que cambiaron Oriente Próximo durante el siglo XX