Infortelecom

Noticias de organizaciones internacionales

08-08-2020 | Fuente: abc.es
Ascienden a 158 los muertos y a 6.000 los heridos por la explosión de Beirut
El Ministerio de Salud libanés ha elevado hoy a 158 la cifra de muertos y a 6.000 la de heridos como consecuencia de la explosión el pasado martes de casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio en el puerto de Beirut. Además, según la oficina de prensa del departamento, veintiuna personas siguen desaparecidas. Una fuente del ministerio había señalado poco antes este sábado que tenían constancia de sesenta desaparecidos, pero indicó que se seguían revisando las cifras. De acuerdo con datos difundido el viernes por la cartera de Salud, alrededor de 120 de los heridos están en situación grave y un 20 % de los lesionados han tenido que ser hospitalizados. El martes un incendió originado por causas que aún se investigan en un almacén del puerto de la capital donde se guardaban casi 3.000 toneladas de nitrato de amonio provocó una enorme explosión y una onda expansiva que alcanzó a viviendas a más de 5 kilómetros de distancia. Decenas de miles de personas se han quedado sin casa y muchas de ellas están recibiendo ayuda de organizaciones internacionales que han levantado carpas en la zona afectada. El director general de Aduanas ha sido detenido y el director del puerto permanece en arresto domicilio, al igual que al menos otras quince personas, mientras continúa la investigación para determinar las causas del siniestro. El presidente libanés, Michel Aoun, indicó el viernes que no se descarta ninguna hipótesis para explicar la explosión que generó la cadena de acontecimientos y que se ha de determinar si se debió a una negligencia o a una intervención externa, un misil «o cualquier otro acto».
06-08-2020 | Fuente: abc.es
Liberado un chino tras 27 años de cárcel condenado por dos asesinatos que no cometió
Las autoridades chinas liberaron este martes a Zhang Yuhuan, un hombre que ha estado encarcelado casi 27 años por un crimen que -concluyó el sistema judicial del país asiático- no cometió, lo que convierte al ya exconvicto en víctima de la «sentencia errónea» más larga registrada en el país asiático. Tenía 25 años y ahora 52. Casado y con dos hijos, uno le ha conocido ahora en persona, al salir del penal. Su mujer se divorció y formó una nueva familia El Tribunal Popular Superior de la provincia suroriental de Jiangxi decidió poner en libertad a Zhang debido a que su sentencia de 1993 por el presunto asesinato de dos niños se basaba en «hechos poco claros y pruebas insuficientes» informó hoy la publicación digital Sixth Tone. Zhang, que se dedicaba a la carpintería antes de entrar en prisión, regresó el mismo martes a su hogar en la capital de Jiangxi, Nanchang, tras permanecer entre rejas 9.778 días. «Yo entonces era un hombre joven y ahora soy un viejo -dijo Zhang a la que era su mujer antes de la sentencia, según el diario local The Paper-. Sin embargo, quiero agradecer a las autoridades que hayan restablecido mi inocencia y hecho justicia». La Policía arrestó a Zhang en octubre de 1993 por el supuesto asesinato de dos niños y, dos años más tarde, el Tribunal Popular Intermedio de Nanchang le sentenció a pena de muerte en suspenso durante dos años. El sentenciado apeló, una apelación que no prosperó hasta el pasado martes. Pide una indemnización de un millón de dólares Según la defensa de Zhang, la familia intentará lograr una compensación de 7 millones de yuanes (1 millón de dólares o 849.153 euros), aunque lo consideró un objetivo "muy difícil" dada "la falta de voluntad de la judicatura para iniciar procedimientos de rendición de cuentas y responsabilizar a los funcionarios implicados". "Incluso si me pagan, no me puedo comprar 27 años de juventud", declaró Zhang, cuya mujer se divorció de él hace años y formó una nueva familia. De los dos hijos de ambos, uno le visitó dos veces en prisión a lo largo de los 27 años, mientras que el otro le vio en persona por primera vez este martes. La justicia china, que no opera de manera independiente de los poderes ejecutivo o legislativo, tiene una tasa de sentencia del acusado de en torno al 99 %, según los datos de 2013 del Anuario Legal de China. Además, según organizaciones internacionales de derechos humanos, durante los periodos de detención a la espera de juicio, son habituales las torturas para extraer de manera forzosa una confesión que después se presentará ante los tribunales.
31-07-2020 | Fuente: abc.es
Alerta sobre la «explotación» a la que Cuba somete a sus médicos en misiones exteriores
Organizaciones internacionales en favor de los derechos humanos, así como Naciones Unidas, han cuestionado las condiciones a las que Cuba somete a los médicos que envía al extranjero, cuyo número aumentó los últimos meses ante la necesidad de algunos países de personal sanitario por la emergencia del Covid-19. La ONU ha llegado a afirmar que las condiciones laborales son muchas veces «explotadoras» y podrían suponer «trabajo forzoso». La organización Human Rights Watch (HRW) ha pedido a los gobiernos que solicitan médicos cubanos que presionen a La Habana para exigir mayores libertades para quienes participan en esas misiones. Cuba ha enviado cerca de 1.500 profesionales médicos al extranjero con motivo de la pandemia de coronavirus. Casi la mitad, 600, fueron destinados a países del Caribe; 460 viajaron a África (217 de ellos a Sudáfrica), y 350 lo hicieron a Europa y Oriente Medio. En el caso europeo, los gobiernos de Italia y de Andorra fueron los únicos que solicitaron esa ayuda. A Italia acudieron 90 sanitarios y 39 al pequeño país pirenaico, dos de los cuales, con familiares en España, decidieron no regresar a la isla cuando su misión acabó el pasado 1 de julio, desafiando así a las autoridades de La Habana. Países cómplices de violaciones En un mensaje que diríase especialmente dirigido a Roma y a cualquier gobierno occidental que baraje pedir los servicios de misiones médicas cubanas ante nuevos brotes del Covid-19, Human Rights Watch reclama que se presione al régimen castrista en favor de los derechos a la privacidad, la libertad, la libertad de expresión y asociación y el libre movimiento del personal médico cubano que salga de la isla. «Los médicos cubanos enviados a responder a la pandemia de Covid-19 ofrecen valiosos servicios a numerosas comunidades, pero a costa de sus libertades más básicas», ha denunciado José Miguel Vivanco, director de HRW para Latinoamérica. «Los gobiernos interesados en recibir la asistencia de médicos cubanos deben exigirle al gobierno de Cuba que reforme su orwelliano sistema, que regula con quiénes los médicos pueden vivir, hablar o incluso mantener una relación sentimental», sostiene Vivanco. Y advierte que «los gobiernos que acepten asistencia cubana que incluya condiciones abusivas impuestas por Cuba podrían convertirse en cómplices de graves violaciones de derechos humanos». Sostén económico para el régimen La situación no es nueva. Desde que en 1963 comenzaron las misiones médicas cubanas en el exterior, varios cientos de miles de profesionales sanitarios han participado en ellas. De acuerdo con las estadísticas de la isla, entre 2015 y 2018 hubo en esos programas unos 50.000 cubanos, en 68 países. A comienzos de 2020, antes de la actual pandemia, la cifra se había reducido a 28.729, en gran medida por la «expulsión» del personal cubano en varios países a raíz de la caída de gobiernos especialmente simpatizantes con La Habana: de Brasil salieron 8.471 médicos y enfermeros, 725 de Bolivia y 382 de Ecuador. Parte de los médicos aprovecha la situación para huir, a pesar de las represalias que puede haber contra sus familiares en la isla. Entre 2006 y 2017, unos 8.000 médicos se acogieron a un programa de Estados Unidos que facilitaba su acogida en ese país; entre el 10% y el 20% de los destinados a Brasil no regresaron a Cuba cuando Brasilia canceló la misión. Estas misiones constituyen un importante sostén para la economía cubana. Según indicó a Euronews la investigadora del Cidob Anna Ayuso, los ingresos que recibe Cuba por esa actividad constituyen el 46% de las exportaciones y el 6% del PIB. Se trata de una contribución mayor que la aportada normalmente por el turismo y solo por debajo de la derivada de la refinación del crudo que le regala Venezuela. Vigilados por funcionarios cubanos En noviembre de 2019, la relatoría especial de la ONU sobre las formas contemporáneas de la esclavitud y también la especializada sobre la trata de personas expresaron en un documento conjunto su preocupación por la situación de los participantes en las misiones médicas cubanas. En su informe, hacían referencia a testimonios de personal médico que denunciaban presiones del Gobierno cubano para formar parte de las misiones, por más que estas en principio son voluntarias. También alegaron que no recibían un contrato de trabajo o no tenían siquiera acceso a una copia y que su libertad de movimientos quedaba «restringida y bajo vigilancia por funcionarios el Gobierno» de La Habana. El informe también hablaba de límites del derecho a la privacidad «por el control y seguimiento efectuado a los médicos, incluyendo la comunicación y las relaciones sostenidas con personas nacionales y extranjeras durante las misiones de internacionalización». Del 75% al 90% del salario Otro elemento es la explotación económica. Según el informe de la ONU, en los países donde el Gobierno anfitrión paga directamente al trabajador cubano, este debe devolver al Gobierno de Cuba un porcentaje de su salario que va del 75% al 90%. «En muchos casos, el salario entregado a los trabajadores médicos no permitiría vivir dignamente; además, el Gobierno de Cuba estaría ?congelando? una parte del salario que los médicos pueden acceder únicamente tras su regreso al país, pero según la información recibida muchas veces no reciben la totalidad del monto que les corresponde». «Muchos profesionales reportaron recibir amenazas regulares por parte de funcionarios estatales de Cuba en los países de destino y mujeres médicas han sufrido acoso sexual mientras se encontraban participando en misiones de internacionalización».
30-06-2020 | Fuente: abc.es
Trump quiere que un estadounidense presida el Banco Interamericano de Desarrollo
Después de haber expresado su deseo de reducir drásticamente la aportación económica de Estados Unidos a ciertos organismos internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), y de mostrar abiertamente su incomodidad con el multilateralismo, Donald Trump reclama ahora que la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sea ocupada por un estadounidense. Esto podría parecer una contradicción, aunque en realidad es una manera de concretar el «America First». El deseo de Trump de situar en la presidencia del BID a su candidato, Mauricio Claver-Carone, responsable de Latinoamérica en el Consejo de Seguridad Nacional, dependiente de la Casa Blanca, le está creando fricción con dirigentes de la región, incluso con quienes mantenía una cierta cordialidad política. Las candidaturas deben proclamarse a finales de julio y en septiembre tendría que escogerse al nuevo presidente, en sustitución del colombiano Luis Alberto Moreno, que ha ocupado el puesto desde 2005, en tres mandatos seguidos de cinco años. El BID es, junto a la OEA, la institución suprarregional americana más sólida e importante. EE.UU. ya presidente el Banco Mundial Desde que los países americanos crearon el BID en 1960, auspiciado por la Administración Eisenhower, ha existido la norma no escrita de que el banco esté dirigido por un latinoamericano, a pesar de que Estados Unidos sea el mayor accionista (el 30% de los votos, acorde con su aportación económica). Algo parecido ocurre con el Fondo Monetario Internacional, dirigido siempre por un europeo. De acuerdo con esos históricos consensos, a EE.UU. ya le corresponde encabezar el Banco Mundial, y además estadounidenses han venido siendo los números dos del FMI y del BID. Se trata de las tres principales instituciones internacionales de carácter económico con sede en la capital de Estados Unidos. En cuanto a foros más políticos, la ONU y la OEA tienen también su sede en suelo norteamericano (en Nueva York y Washington, respectivamente) a condición igualmente de que EE.UU. no ocupe su secretaría general. Era de esperar que alguna gran potencia cuestionara el papel privilegiado de EE.UU. en el organigrama de esas organizaciones, como ha hecho China (a Pekín tampoco le parece bien que un europeo siempre tenga que encabezar el FMI, cuando Europa ha perdido peso en el mundo), pero no que fuera la propia Casa Blanca la que quiera revisar el reparto. Si se rompe en el consenso en relación al BID, ¿por qué admitir que un estadounidense dirija el Banco Mundial o bien ocupe el segundo puesto del FMI? Cierto que EE.UU. realiza las mayores aportaciones económicas a esas entidades, pero también se beneficia del «poder blando» de albergar sus sedes. Otros candidatos Para dirigir el BID Trump promueve como candidato a Mauricio Claver-Carone. De orígenes familiares cubanos y tiempo de residencia en España, Claver-Carone dispone de experiencia financiera pues ha desempeñado funciones en el Departamento del Tesoro de EE.UU. y en el FMI. Sus últimas responsabilidades, sin embargo, ha sido políticas y muy vinculadas a Trump, como jefe para Latinoamérica en el Consejo de Seguridad Nacional, un órgano dependiente de la Casa Blanca. Desde ahí, Claver-Carone ha defendido la reconducción de la política de Obama hacia Cuba y la proliferación de sanciones contra Venezuela. Otros países han movido rápidamente ficha, proponiendo sus candidatos. Costa Rica ha adelantado oficialmente el de la expresidenta Laura Chinchilla; otros nombres promovidos extraoficialmente por sus gobiernos son el del argentino Gustavo Béliz, el boliviano Augusto López Claros, el brasileño Rodrigo Xavier, el chileno Felipe Larraín, el ecuatoriano Richard Martínez y el paraguayo Benigno López. Bastaría que Argentina, Brasil y México se pusieran de acuerdo para superar en fuerza a EE.UU. en la asamblea de gobernadores del BID, pues juntos suman el 30,1% de los votos, frente al 30% estadounidense (México cuenta con un 7,3% y los otros dos con 11,4% cada uno). De hecho, el Gobierno mexicano ha preferido de momento no avanzar su propio nombre y ha sugerido que podría apoyar la candidatura del argentino Béliz, en lo que parece una alianza entre gobiernos ideológicamente afines. No obstante, cualquier candidato deberá ir más allá de un tercio de los votos y sumar apoyos entre el resto de países, hasta construir cierto consenso. Para ganar se requiere el apoyo de 15 de los 26 países que reciben préstamos (juntos suman el 50% de los votos). Entre estos no están ni EE.UU. ni Canadá, ni otros países de fuera de la región que forman parte del banco con sus aportaciones al desarrollo (España tiene un poder de voto del 1,9%). Expresidentes en contra Hace unas semanas, varios expresidentes (Cardoso, Lagos, Sanguinetti, Santos y Zedillo) hicieron una declaración pública pidiendo que se mantenga el criterio de que la presidencia del banco siga siendo ejercida por alguien procedente de un país latinoamericano. Quienes defienden esa posición destacan que pocas organizaciones internacionales están presididas por alguien de la región y que, ante la presente crisis económica y sanitaria a raíz del Covid-19, convendría no erosionar la unidad interna que el banco ha sabido preservar a lo largo de las décadas. Por su parte, Cynthya J. Arnson, directora del programa de Latinoamérica del Woodrow Wilson, un «think tank» de Washington de orientación más bien demócrata, ha culpado a los países latinoamericanos de no ponerse rápidamente de acuerdo sobre un candidato y así evitar la maniobra de Trump. «Los egoísmos y nacionalismos detrás del fracaso de unirse alrededor de un sucesor para Luis Alberto Moreno han abierto la puerta a la reafirmación del unilateralismo estadounidense. La región y el poder blando de EE.UU. sufrirá como resultado», asegura.
21-06-2020 | Fuente: abc.es
Cuando te elogian tus enemigos
Tengo una larga y -creo que- bien fundada admiración por John Bolton desde que sirvió como vicefiscal general de los Estados Unidos bajo la Presidencia de Ronald Reagan. Sirvió también en la Administración de Bush padre como vicesecretario de Estado para Organizaciones Internacionales, en la de Bush hijo como vicesecretario de Estado para el Control de Armas y Asuntos de Seguridad Internacional y también con ese presidente fue embajador en Naciones Unidas. Y finalmente, con Donald Trump ha sido consejero de Seguridad Nacional, uno de los cargos más relevantes de la Administración. Me he reunido con él tres veces, una en San Sebastián y dos en Washington. Siempre he admirado su visión del mundo y confieso que ha influido mucho en la mía. Él es un miembro del Partido Republicano que se encontró con Trump en la Casa Blanca, no lo promovió para llegar a ella. Pero como otros correligionarios asumió la Presidencia de Trump intentado darle el apoyo necesario para que su mandato fuera un éxito en política exterior, materia en la que el desconocimiento del presidente es enciclopédico. Bolton está intentando publicar en estos días unas memorias de su paso por la Casa Blanca y la Administración está procurando bloquear su salida. Algo que hace daño a ambas partes. Porque aunque el libro pueda beneficiar a Bolton económicamente, lo cierto es que él tiene una posición acomodada y las ganancias con sus derechos de autor no deben de ser una prioridad. El libro deja en mal lugar a casi todo el mundo: a Bolton por escribir sobre el presidente al que sirvió mientras todavía sigue en el ejercicio del cargo y, lo que es más relevante, está inmerso en plena campaña para la reelección; al propio presidente del que evidencia su falta de formación en los más básicos asuntos de política exterior, como el no saber que el Reino Unido es una potencia nuclear; y lo que es más notable, a los infinitos enemigos políticos y mediáticos de John Bolton, que se han pasado años atacándole con sevicia y de repente, al publicar este libro, lo han convertido en su nuevo héroe. Esto último es algo sobre lo que Bolton haría muy bien en reflexionar. Algo no va bien cuando tus enemigos desde hace décadas de repente elogian tu libro y tus tradicionales aliados lo critican. En esos casos, háztelo mirar. Joe Biden, por ejemplo, fue uno de los senadores que hizo todo lo posible por impedir el nombramiento de Bolton como embajador en la ONU en 2005 por razones partidistas, pero el miércoles pasado hizo una declaración apoyando el relato de Bolton. No parece mucho pedir que cuando aceptas formar parte de una Administración guardes una cierta lealtad a quien te nombra. Al menos mientras está en el cargo. Especialmente cuando hablas de las relaciones del presidente de los Estados Unidos con otros jefes de Estado extranjeros. Si no, acabas pareciendo Miguel Ángel Revilla contando lo que le impresionó miccionar al lado del Rey Harald de Noruega durante la boda del Príncipe de Asturias. Hay una cuestión más de fondo. Las políticas de Trump pueden gustar más o menos y pueden ser juzgadas en función de sus éxitos o fracasos, pero lo que nadie puede discutir es que no hace falta llegar a ser un alto cargo en la Administración norteamericana para saber que Trump es una persona de trato casi imposible, que sólo es atento y correcto con su propia familia. No hacía falta que Bolton explicara que es un hombre carente de tacto, casi analfabeto en política exterior que juzga casi todo en función de cómo le va a ir a él porque si a él le va bien, también irá bien a la mayoría de sus compatriotas. Como bien ha sentenciado «The Wall Street Journal» (The Confessions of John Bolton 18-06-2020) medio con el que tantas veces ha colaborado Bolton y que reconoce la influencia que éste ha tenido en su línea editorial, «el libro del señor Bolton es una mancha en su distinguida carrera y sus contenidos no ayudarán a este país al margen de quién gane las elecciones en noviembre». Amén.
02-06-2020 | Fuente: abc.es
¿Qué son los Antifa, el movimiento que Donald Trump considera terrorista y Pablo Iglesias defiende?
El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha acusado los últimos días a la Antifa de estar detrás de la organización de los disturbios que sacuden a las mayores ciudades del país tras la muerte de un ciudadano afroamericano por la actuación de un policía. Estas protestas contra la violencia policial, que comienzan de manera pacífica, suelen desembocar en altercados con los agentes, actos de vandalismo y saqueos, cuya organización Trump atribuye al movimiento antifascista conocido como Antifa. ¿Qué y quiénes son? La Antifa, básicamente no es un grupo ni una organización política al uso tradicional, sino un movimiento de corte anarquista que no cuenta con una estructura jerárquica ni un programa definido, y cuyos objetivos van desde la lucha antisistema más radical a la búsqueda de la justicia social más idealista. Pero el objetivo común de sus partidarios pasa por anular a los grupos fascistas, racistas, neonazis y de extrema derecha reventando sus manifestaciones y evitando que promuevan o hagan gala de sus posturas supremacistas, contrarias a las minorías, a las mujeres o a los miembros de la comunidad LGTB. Los activistas de la Antifa son a menudo identificados por Trump y sus seguidores como "alt-left", contrapuestos a la "alt-right" (derecha alternativa) que apoyan al gobernante y que engloba a los grupos ultranacionalistas bancos. Sus orígenes Aunque sus antecedentes históricos en EEUU pueden estar en las luchas antirracistas de la segunda mitad del siglo XIX, los orígenes del antifascismo se remontan a las décadas de 1920 y 1930, con la lucha contra el fascismo italiano de Benito Mussolini, el nazismo de Adolf Hitler y el franquismo antes, durante y después de la Guerra Civil española, según los académicos. Pese a sus ruidosas protestas, durante mucho tiempo la Antifa pasó prácticamente inadvertida en Estados Unidos, un país en el que la izquierda radical es una rareza. La llegada de la notoriedad Y como Trump se encargó de recordar días atrás, su mayor notoriedad la consiguió gracias a su vinculación con el movimiento ciudadano "Occupy Wall Street", que en 2011 ocupó el Zucotti Park de Nueva York para protestar contra la desigualdad económica. Sin embargo, con el auge del conservadurismo del Tea Party y luego la llegada de Trump a la Presidencia, en enero de 2017, fue cobrando fuerza en los últimos años, en los que ha visto cómo se han multiplicado sus grupos, según el historiador y académico Mark Bray, autor de "Antifa: El Manual del Antifascista". Bray, que también fue activista en "Occupy Wall Street", llama "autodefensa preventiva" a esa táctica de la Antifa de usar la violencia contra los fascistas antes de que ellos sean violentos y lleguen a agredir a los colectivos minoritarios. Un antes y un después En los últimos años la Antifa ha puesto en práctica esa filosofía ante demostraciones de fuerza de la ultraderecha, pero posiblemente la más sonada ha sido la contramanifestación de agosto de 2017 ante una marcha de supremacistas y neonazis en Charlottesville (Virginia). Ese día se produjeron altercados violentos entre ambos bandos y un supremacista mató a una mujer y causó una veintena de heridos al arrollar con su vehículo a un grupo de contramanifestantes. Tras los acontecimientos de Charlottesville, el lingüista y filósofo estadounidense Noam Chomsky, una de las voces académicas más reconocidas de la izquierda de EE.UU., se refirió a los antifascistas como "un gran regalo para la derecha". Pese a la mayor fuerza que ha venido cobrando, otros académicos, como Todd Gitlin, profesor de Periodismo y Sociología de la Universidad de Columbia, la Antifa sigue siendo un fenómeno "relativamente pequeño" desde el punto de vista de la historia del antifascismo y de la actual "resistencia" contra el "Trumpismo". Trump anunció este domingo que declararía la Antifa como un grupo terrorista, aunque en Estados Unidos no hay un estatuto de terrorismo interno, y el Gobierno sólo tiene una lista de organizaciones internacionales y países a los que considera terroristas o que fomentan el terrorismo.
29-05-2020 | Fuente: abc.es
Trump rompe las relaciones de EE.UU. con la OMS
El presidente norteamericano, Donald Trump, ha anunciado que Estados Unidos «redirigirá los fondos que daba a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a otras organizaciones», sellando así la ruptura de EE.UU. con el organismo internacional, al que acusa de ser «pro-chino». La Organización Mundial de la Salud (OMS) puso hace dos días en marcha una fundación homónima con la que el organismo podrá recibir donaciones de individuos, empresas u otros actores. Esa iniciativa adelantaba ya la decisión de hoy de Estados Unidos, principal contribuyente de la OMS, de detener su financiación. La Fundación OMS, que estará dirigida por el investigador y exministro de Sanidad suizo Thomas Zeltner, responde a la necesidad de diversificar las fuentes de financiación del organismo, que según su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dependía excesivamente de las contribuciones voluntarias estatales. «Una de las mayores amenazas para el éxito de la OMS es que menos del 20 % de nuestro presupuesto proviene de contribuciones estatales flexibles (que pueden gastarse según las necesidades del organismo), mientras que el 80 % son contribuciones voluntarias destinadas con muchas restricciones a programas específicos», explicó. El experto etíope, al que Donald Trump acusa de «estar al servicio de China», también subrayó que «hasta ahora la OMS era una de las pocas organizaciones internacionales que no recibía donaciones de ciudadanos», algo que puede hacerse desde hoy a través de la página web whofoundationproject.org. La fundación será un ente independiente del resto de la OMS, su sede estará también en Ginebra, y apoyará los esfuerzos del organismo en conseguir las llamadas «metas de los 3.000 millones».
20-05-2020 | Fuente: abc.es
La presidenta de Taiwán abre su segundo mandato rechazando de nuevo la unión con China
Tras su abrumadora reelección en enero, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, ha tomado posesión este miércoles reforzada por su éxito en la lucha contra el coronavirus. A pesar de su cercanía y estrechos contactos con China, esta isla de 23 millones de habitantes solo ha tenido 440 contagios y siete fallecidos gracias a las medidas de prevención y concienciación ciudadana que tomó en cuanto estalló la epidemia en enero en Wuhan. Todo un ejemplo para el resto del planeta que, sin embargo, se ve mermado por su ausencia en la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido al veto de Pekín, que reclama su soberanía pese a que Taiwán es un país independiente con su propio Gobierno elegido democráticamente, Ejército, moneda, pasaporte y fronteras. Aprovechando su respaldo electoral y su buena gestión frente a la pandemia, reconocida internacionalmente, Tsai ha vuelto a hacer gala de su discurso soberanista rechazando el principio de «un país, dos sistemas» que le propone China continental para una futura reunificación. «Ambas partes tienen el deber de encontrar un modo de coexistir a largo plazo y prevenir que se intensifiquen el antagonismo y las diferencias», pronunció en su investidura, según informa la agencia Reuters. Aunque la presidenta reiteró las palabras «paz, paridad, democracia y diálogo», dejó claro que «no aceptaremos el uso de las autoridades de Pekín del (modelo) ?un país, dos sistemas? para degradar a Taiwán y minar el ?statu quo? en el Estrecho (de Formosa)». Alegato por la independencia De hecho, fue el miedo a ese principio lo que llevó a Tsai Ing-wen a la victoria electoral, ya que es el mismo modelo que está vigente en Hong Kong pero ha quedado en entredicho por las protestas del año pasando reclamando democracia. Para Taiwán, que sufrió cuatro décadas de dictadura bajo el Kuomintang (1949-1987), es imposible dejarse seducir por un régimen autoritario por mucho que su economía dependa de China y haya un millón de empresarios con fábricas con el continente. «Continuaremos con estos esfuerzos y tenemos voluntad de implicarnos en un diálogo con China para hacer más contribuciones a la seguridad regional», propuso Tsai en una ceremonia celebrada en el jardín del Palacio Presidencial, antigua residencia del gobernador japonés durante la época colonial. Sin mascarillas, pero con distanciamiento social, al acto acudieron personalidades de la vida pública y diplomáticos de los solo 15 países que reconocen a Taiwán como Estado, ya que Pekín impone el principio de «una sola China» para aislar internacionalmente a la isla. Felicitación de Pompeo Pero Tsai recibió en vídeo felicitaciones desde Corea del Sur, Japón, el Reino Unido y Alemania y un mensaje muy especial del secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que fue leído en voz alta. «Su coraje y visión dirigiendo la vibrante democracia de Taiwán es una inspiración para la región y el mundo», aseguró Pompeo en una misiva que levantará ampollas en Pekín, como también hizo la llamada de Tsai a Trump para felicitarle por su victoria electoral a finales de 2016. Con el recrudecimiento de la «Guerra Fría» entre EE.UU. y China por el coronavirus, y la creciente hostilidad occidental hacia el régimen del presidente Xi Jinping, Taiwán está potenciando su papel internacional. Aunque la isla no ha podido participar ni como observador en la Asamblea anual de la OMS, como habían reclamado EE.UU., la Unión Europea, Japón y otros países, Tsai Ing-wen prometió seguir luchando para integrarse en organizaciones internacionales y reforzar sus lazos con sus aliados democráticos. Por delante tiene cuatro años en los que el mundo, y la posición de China, serán muy diferentes por el impacto de la pandemia.
20-05-2020 | Fuente: abc.es
Lesoto tiene nuevo primer ministro tras la esperada dimisión de Thabane
A primera hora de la mañana, en el Palacio Real, con todas las medidas de seguridad por la crisis del coronavirus y con la presencia del Rey Letsie III y Thomas Thabane, ha jurado su cargo el nuevo primer ministro de Lesoto, el doctor Moeketsi Majoro. A la atípica ceremonia han asistido miembros del Parlamento, representantes de organizaciones internacionales y diplomáticos de otros países. En circunstancias normales este evento se habría celebrado en el estadio repleto de simpatizantes y hubiera contado con la presencia de jefes de Estado, pero las restricciones de movimiento por la actual pandemia no lo han permitido. Además, se trata de un nombramiento a mitad del término que durará dos años, «forzado» por la dimisión de Thomas Thabane, acusado de asesinato de su primera mujer en 2017. Tras jurar su cargo, el primer ministro Majoro explicó sus prioridades: liderará personalmente la respuesta del país frente a la crisis del Covid-19 junto con el Ministro de Salud; la seguridad alimentaria, los empleos, centrándose en los jóvenes, y la independencia de las instituciones serán sus prioridades en estos dos años de mandato hasta las nuevas elecciones previstas para 2022. Decisión histórica El Consejo de Estado de Lesoto tomó una decisión histórica al nombrar al entonces ministro de Finanzas, Moeketsi Majoro, de 58 años, como primer ministro tras la formación de nueva coalición del partido del Thabane, Convención de Todos los Basothos, y el Congreso Democrático. Es histórica porque significa que el nuevo primer ministro no tienen que ser el líder de un partido político, sino simplemente tiene que ser un miembro del Parlamento que tenga el apoyo mayoritario. La semana pasada, el presidente de la Asamblea Nacional, Sephiri Motanyane, declaró el colapso de la coalición y declaró que el Gobierno estaba en transición, el fiscal general intentó impugnar esa resolución, pero fue revocada. Después de meses en la cuerda floja, Thabane dimitió el martes debido a las presiones dentro de su propio partido y de la oposición. Se cierra así una grave crisis política que ha azotado al pequeño reino montañoso desde el asesinato de Lipolelo en 2017, apenas dos días antes de que el ahora ex primer ministro jurara su cargo para un segundo mandato. Un mandato que ahora está en manos de Majoro, quien fuera senador y ministro de Planificación del Desarrollo de 2013 a 2015 y que hasta ahora ostentaba el cargo de ministro de Finanzas.
16-04-2020 | Fuente: abc.es
Arabia Saudí ejecuta a un hombre que atacó a actores españoles en Riad
Las autoridades de Arabia Saudí ejecutaron este jueves a un hombre de nacionalidad yemení que atacó con un cuchillo a los actores de una compañía española de teatro cuando actuaban en noviembre pasado en un festival de Riad, anunció hoy la agencia de noticias estatal SPA. «Este jueves se ha llevado a cabo la condena a muerte contra el condenado Emad Abdelqawi al Mansuri, de nacionalidad yemení, en Riad», dijo SPA, citando un comunicado del Ministerio de Interior saudí. De acuerdo con la nota, el hombre, condenado a muerte el pasado 29 de diciembre, apuñaló con un «utensilio afilado» a uno de los actores de la compañía de teatro, con sede en Málaga, que participaban en el festival y a un miembro de la seguridad del evento. Asimismo, se le acusó de «aterrorizar a la gente y provocar el caos» y de pertenecer a Al Qaida en la Península Arábiga. El Tribunal Penal Especializado de Arabia Saudí, encargado de llevar casos de terrorismo, sentenció en diciembre a otra persona a doce años y medio de cárcel por ayudar al ejecutado a cometer el crimen. El atentado se produjo en el parque Rey Abdulá mientras la compañía española actuaba durante un festival cultural organizado por las autoridades saudíes. Arabia Saudí ha sido escenario de ataques con drones desde el Yemen, país donde interviene al frente de una alianza militar en favor del Gobierno de Abdo Rabu Mansur Hadi, pero es poco común que sea objetivo de atentados terroristas por parte de organizaciones internacionales. En el reino se producen ataques terroristas de forma esporádica y con alcance limitado, casi siempre contra las fuerzas de seguridad. Arabia Saudí apostó por la industria del ocio y la cultura como una forma de diversificar la actividad económica tras décadas de prohibiciones por las rígidas normas islámicas, que llevaron al veto de las salas de cine y de música, en este país ultraconservador.
...
6
...