Infortelecom

Noticias de organizaciones internacionales

28-10-2020 | Fuente: abc.es
¿Por qué Japón tiene tan pocas mujeres en el Parlamento?
Japón es un país que ha hecho de las tradiciones y la reverencia a los ancestros casi una religión de Estado. Esa es, quizá, una de las razones por las que registra una de las tasas más bajas de presencia femenina en el Parlamento y en general en la política. Cuando en 2017 la edil Yuka Ogata quiso llevar a su bebé a una sesión del consejo municipal, fue recriminada a gritos para que abandonara la sala de inmediato. Quería mostrar lo difícil que es en Japón conciliar el trabajo en política con la maternidad, y lo consiguió. Pese a su elevado nivel económico y tecnológico, su sofisticada cultura y su grado superlativo de educación cívica, Japón tiene una presencia femenina muy reducida en los puestos decisivos de la vida pública. Solo el 10 por ciento de los parlamentarios en el «país del sol naciente» son mujeres (46 de los 465 miembros de la cámara baja), cuando la media en las sociedades democráticas ronda el 25 por ciento, según un estudio de la Unión Interparlamentaria citado por la cadena CNN. ¿Es todo achacable a la cultura patriarcal, al apego a la tradición y al instinto conservador de los japoneses? Algunos casos recientes, como el de Yuka Ogata, sugieren que la resistencia a la presencia de la mujer en la política procede también, paradójicamente, del activismo de los grupos y «lobbies» que predican el equilibrio numérico de sexos en el mundo laboral, si es preciso con la imposición de cuotas. Un claro ejemplo es la campaña contra la parlamentaria Mio Sugita, a la que los grupos LGTBI y feministas exigen que renuncie a expresar sus opiniones conservadoras o abandone la política. La última provocación de la congresista del partido liberal en el poder (el LDP) trascendió hace días, tras un encuentro de su grupo parlamentario, en el que habría dicho que «las mujeres pueden decir todas las mentiras que quieran» cuando se dicen víctimas de acoso sexual en el trabajo, dando a entender que la Justicia japonesa tiende a discriminar a los varones. Mio Sugito había provocado ya las iras de las feministas y de otras organizaciones internacionales cuando en su día dijo que «se ha exagerado» el número de «mujeres de confort» asiáticas -forzadas por las tropas japonesas a ser prostitutas durante la Segunda Guerra Mundial-, ya que «muchas actuaron voluntariamente». Sus opiniones sobre el colectivo LGTBI incluyen su rechazo a que se enseñe sobre ese grupo de presión en las escuelas japonesas. Y su oposición a que las parejas homosexuales reciban subsidios del Estado al igual que los matrimonios; son, dijo Sugita, parejas «improductivas, porque no pueden tener hijos biológicos, por lo que no tiene sentido que gastemos nuestros impuestos en apoyarles». Otro ejemplo de la presión sobre las pocas mujeres que actúan en la política en Japón lo simboliza la exministra de la Defensa Tomomi Inada, que renunció a su cargo en 2017 cansada de los estereotipos que se usaban en su contra. «Se nos juzga como emotivas, y se nos escucha con escepticismo cuando expresamos con fuerza nuestras opiniones», dijo Inada en su descargo. La directora de la Ong Red de Acción Femenina, Chizuko Ueno -que además pertenece al escaso 1 por ciento de población cristiana en Japón- se lamenta en el mismo reportaje de la CNN de que la sociedad nipona espera de las mujeres un comportamiento mimético al del varón en el ámbito público. «Eso lleva a que muchas se extralimiten y lleguen a ser en los puestos directivos más duras que el hombre», concluye Ueno.
11-10-2020 | Fuente: abc.es
«Turquía quiere eliminar al pueblo armenio»
El conflicto de Nagorno Karabaj (o Artsaj) entre Armenia y Azerbaiyán es probablemente uno de los más complejos del mundo, donde hay una gran disparidad de intereses que abarcan desde el ámbito étnico-religioso hasta el económico. El embajador de Armenia en España, Vladimir Karmirshalyan, tiene claro que Turquía, aliada de Azerbaiyán, pretende exterminar a su país, como ya intentó hacer en la I Guerra Mundial. Este diplomático ha ocupado puestos de relevancia, como el de cónsul de la URSS en Vietnam durante la Guerra Frí a y el de asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia. Actualmente, trabaja en la embajada de dicha república en Madrid desde el año pasado. ¿Qué significa Nagorno Karabaj para el pueblo armenio? Fue parte de Armenia y está poblado por armenios. Durante la bolchevización del sur del Cáucaso, Stalin decidió ceder esta tierra, con un 90% de población armenia, a Azerbaiyán, con la esperanza de que Atatürk se uniera a una revolución global comunista. Desde entonces, los armenios de Artsaj han reivindicado la reunificación con su país de origen. Después del periodo soviético, Azerbaiyán reaccionó con pogromos contra estos, provocando una guerra a gran escala que terminaría en 1994 con un acuerdo de alto el fuego. Este hecho supondría el reconocimiento de la independencia de facto de Artsaj. Desde 1991, las partes han estado negociando un acuerdo comandado por el Grupo de Minsk. Hay un estancamiento por culpa de Bakú, que exige que Artsaj esté bajo su jurisdicción, y usa la fuerza con Turquía para alcanzar sus objetivos. ¿Por qué es un enclave estratégico de interés internacional? Está en la zona de interés de Rusia y Turquía. A principios del siglo XX, los turcos intentaron eliminar al pueblo armenio, que actualmente está disperso por el mundo, con siete millones de habitantes. ¿Qué sucedió la mañana del 27 de septiembre? Los azeríes atacaron las fronteras de Nagorno Karabaj a las seis de la mañana. Utilizaron tanques, artillería pesada, vehículos aéreos no tripulados y cohetes. Además, hubo presencia de aviones turcos F16. También fue blanco de los ataques Vardenis, una ciudad del este de Armenia. Entonces, ¿fue Azerbaiyán quien empezó la guerra? En el otro lado dicen que fue Armenia. En el otro lado? Dos o tres días antes de los ataques, los representantes de la OSCE querían revisar la frontera entre Azerbaiyán y Nagorno Karabaj, y los azeríes no les dejaron. Aun así, la OSCE pudo confirmar que se estaban preparando para la guerra. Semanas antes, el ejército de Azerbaiyán y de Turquía organizaron entrenamientos juntos. Tenemos datos oficiales de 150 soldados del ejército turco que participan en el conflicto. Además, con la ayuda de muchos yihadistas. Las autoridades de Armenia, Nagorno Karabaj, Rusia, Francia y Reino Unido tienen pruebas de ello. Eso significa que Armenia, junto con Artsaj, está luchando contra terroristas. Hace unos meses, los presidentes de Armenia y de Azerbaiyán, Nikol Pashinián e Ilham Alíev, dialogaron en la Conferencia de Seguridad de Múnich, y parecía que había un acercamiento de posturas entre ambos países. ¿Qué ha salido mal para que el conflicto se haya recrudecido desde finales de septiembre? Lamentablemente, así es. Para Pashinián el conflicto de Nagorno Karabaj tiene dos componentes principales: la idea de «microrrevoluciones» o pequeños pasos y la aceptación de la resolución del conflicto por las tres partes (Artsaj, Azerbaiyán y Armenia). Pero durante los últimos 30 años, la familia Alíev ha estado alimentando a su población con la idea de que van a conquistar Artsaj, alegando que es su tierra. Con la pandemia, el presidente azerí y sus asesores pensaron que es un buen momento para empezar una guerra y regresar a Artsaj. ¿Piensa que la ONU y otros organismos internacionales están involucrados suficientemente para resolver el problema? ¿Y Rusia, Francia y Estados Unidos? Estos tres miembros del Grupo de Minsk no reconocen a Artsaj como parte de Azerbaiyán, porque se está negociando su estatus. Todavía no han proclamado oficialmente si es parte de Azerbaiyán o es un país independiente. Bakú tiene que sentarse en la mesa de negociaciones. Por su parte, la ONU no decide sobre eso. En este momento, ¿apoya Rusia firmemente a Armenia? Rusia tiene intereses tanto en Azerbaiyán como en Armenia. Pero si los azeríes deciden atacarnos, Moscú no puede evitar su participación porque, al igual que nosotros, forma parte del Tratado de Seguridad Colectiva, donde dice que si un tercer país ataca a un miembro de este, otros estados tienen que defenderlo. Pero esta zona es muy interesante tanto para rusos como para turcos, porque es una zona de gasoductos y transporte energético. Todos los países poderosos quieren dominar esta zona. También Irán. Tenemos a tres jugadores poderosos en este conflicto : Rusia, Turquía e Irán. ¿Qué opina sobre la mediación de Turquía? Turquía debe retirarse inmediatamente y sacar a los terroristas. Los europarlamentarios, entre ellos representantes de España, han afirmado que su gobierno y el azerí deben terminar esta guerra, y que el pueblo de Artsaj tiene derecho a la autodeterminación (en realidad, Clara Ponsatí es la única eurodiputada española que se ha pronunciado a favor). ¿Por qué Kosovo y las exrepúblicas de Checoslovaquia pudieron separarse sin sangre? ¿Por qué un pueblo de 140.000 habitantes, un enclave cristiano dentro del mundo musulmán, no puede proclamarse independiente? ¿Por qué Nagorno Karabaj no es reconocida por ningún estado miembro de la ONU como una república independiente? Sudán del Sur puede ser reconocida, incluso Kosovo, pero Nagorno Karabaj, no. A nosotros nos gustaría reconocer la independencia de nuestros hermanos, pero tendríamos que terminar nuestras negociaciones con el Grupo de Minsk. Más allá de las negociaciones, ¿tiene también que ver con el miedo a que Turquía y Azerbaiyán respondan con más ataques en esta guerra? Turquía siempre trata de encontrar una posibilidad para hacer lo que no pudo hacer en 1915. Quiere eliminar al pueblo armenio, que es un obstáculo cristiano en sus ideas de islamización de la región. Algunos expertos dicen que el actual primer ministro armenio, Nikol Pashinián, no ha hablado tanto de Nagorno Karabaj como los anteriores ejecutivos, procedentes de este territorio ¿Es cierto esto? Y si lo es, ¿cuáles son las razones principales? A diferencia de Pashinián, los anteriores primeros ministros tenían lazos de amistad mucho más fuertes con Rusia. Cuando Pashinián llegó al poder, intentó restablecer relaciones con el mundo occidental, porque firmamos acuerdos con la UE. Somos miembros de la familia europea. Por eso, tenemos que hacer muchos cambios en todas las esferas de la vida de la República. Es verdad que el primer ministro no ha hablado mucho de Nagorno Karabaj, pero siempre lo ha tenido en mente. Este es el problema de su vida. Habla con Putin, Macron, Trump, Merkel? con todo el mundo. El conflicto de Artsaj no es solo de Armenia, porque su continuación involucra a otros países de la región. ¿Qué ha hecho mal Azerbaiyán para que el conflicto continúe? ¿Y Armenia? Todo. No se puede proclamar una guerra contra el pueblo, que quiere vivir libre, que quiere autodeterminarse, como en el caso de Artsaj. Tiene su propio gobierno, su propio parlamento, es un país bien organizado. Por nuestra parte, puede haber cosas que no hayamos hecho bien. Pero lo más importante es que estamos dispuestos a negociar. Porque este problema no tiene una solución militar. Probablemente con las medidas políticas, a través de negociaciones, se puede resolver este problema. No tenemos precondiciones, primero nos sentamos a la mesa de negociación. Alíev dice que Armenia tiene que retirar sus tropas de siete regiones (nosotros decimos liberados, ellos dicen ocupados). Los armenios no van a retirar sus tropas de este territorio inmediatamente. Hay una generación de karabajíes que ha nacido tras la independencia de Artsaj, y que no entendería volver a ser parte de Azerbaiyán. En su día, pregunté a un grupo de jóvenes qué les parecería esta idea. Ellos respondieron que estaban dispuestos a matarme por esa pregunta. Bakú argumenta que todos los acuerdos internacionales exigen a Ereván la retirada de sus tropas, y que su gobierno armenio ignora las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.. El Consejo de Seguridad no ha tomado ninguna decisión que diga que Armenia tenga que retirarse. Exige el cese inmediato del fuego y la exclusión del uso de la fuerza por todas las partes. Pero Azerbaiyán, en violación de estas resoluciones, declara permanentemente que va a ocupar Artsaj mediante el uso de la fuerza. En las resoluciones se pide que Armenia aplique toda su influencia para brindar paz y seguridad en la región, que es lo que está haciendo nuestro país ahora. ¿Espera avances significativos en un futuro cercano? ¿Cree que llegará la paz? ¿Cuándo? Me gustaría decir que a las siete de la mañana. Desearía que la guerra terminase un día antes, una hora antes. Aunque son héroes que están luchando por la independencia de su país, no quiero que mueran tan jóvenes. Las organizaciones internacionales y los dirigentes de distintos países asumieron mucha mayor responsabilidad, y están participando más en este proceso. El Grupo de Minsk ha hecho proclamaciones muy serias. Debe haber pasos muy especiales para tomar decisiones en este problema. En unos días podemos decir que volvemos a la mesa de negociaciones. Tengo mucha esperanza. ¿Cuál es a su juicio la salida más probable de este conflicto? Las fuerzas tienen que regresar a la misma frontera que tenían el día 27 para negociar. Para mí lo mejor es empezar por la mesa de diálogo, como hemos tratado de hacer todos estos años. No es un problema que deberíamos resolver durante 25 o 30 años. Porque los hay que duran mucho más.
11-10-2020 | Fuente: abc.es
El embajador de Armenia en España: «Turquía quiere eliminar al pueblo armenio»
El conflicto de Nagorno Karabaj (o Artsaj) entre Armenia y Azerbaiyán es probablemente uno de los más complejos del mundo, donde hay una gran disparidad de intereses que abarcan desde el ámbito étnico-religioso hasta el económico. El embajador de Armenia en España, Vladimir Karmirshalyan, tiene claro que Turquía, aliada de Azerbaiyán, pretende exterminar a su país, como ya intentó hacer en la I Guerra Mundial. Este diplomático ha ocupado puestos de relevancia, como el de cónsul de la URSS en Vietnam durante la Guerra Frí a y el de asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores de Armenia. Actualmente, trabaja en la embajada de dicha república en Madrid desde el año pasado. ¿Qué significa Nagorno Karabaj para el pueblo armenio? Fue parte de Armenia y está poblado por armenios. Durante la bolchevización del sur del Cáucaso, Stalin decidió ceder esta tierra, con un 90% de población armenia, a Azerbaiyán, con la esperanza de que Atatürk se uniera a una revolución global comunista. Desde entonces, los armenios de Artsaj han reivindicado la reunificación con su país de origen. Después del periodo soviético, Azerbaiyán reaccionó con pogromos contra estos, provocando una guerra a gran escala que terminaría en 1994 con un acuerdo de alto el fuego. Este hecho supondría el reconocimiento de la independencia de facto de Artsaj. Desde 1991, las partes han estado negociando un acuerdo comandado por el Grupo de Minsk. Hay un estancamiento por culpa de Bakú, que exige que Artsaj esté bajo su jurisdicción, y usa la fuerza con Turquía para alcanzar sus objetivos. ¿Por qué es un enclave estratégico de interés internacional? Está en la zona de interés de Rusia y Turquía. A principios del siglo XX, los turcos intentaron eliminar al pueblo armenio, que actualmente está disperso por el mundo, con siete millones de habitantes. ¿Qué sucedió la mañana del 27 de septiembre? Los azeríes atacaron las fronteras de Nagorno Karabaj a las seis de la mañana. Utilizaron tanques, artillería pesada, vehículos aéreos no tripulados y cohetes. Además, hubo presencia de aviones turcos F16. También fue blanco de los ataques Vardenis, una ciudad del este de Armenia. Entonces, ¿fue Azerbaiyán quien empezó la guerra? En el otro lado dicen que fue Armenia. En el otro lado? Dos o tres días antes de los ataques, los representantes de la OSCE querían revisar la frontera entre Azerbaiyán y Nagorno Karabaj, y los azeríes no les dejaron. Aun así, la OSCE pudo confirmar que se estaban preparando para la guerra. Semanas antes, el ejército de Azerbaiyán y de Turquía organizaron entrenamientos juntos. Tenemos datos oficiales de 150 soldados del ejército turco que participan en el conflicto. Además, con la ayuda de muchos yihadistas. Las autoridades de Armenia, Nagorno Karabaj, Rusia, Francia y Reino Unido tienen pruebas de ello. Eso significa que Armenia, junto con Artsaj, está luchando contra terroristas. Hace unos meses, los presidentes de Armenia y de Azerbaiyán, Nikol Pashinián e Ilham Alíev, dialogaron en la Conferencia de Seguridad de Múnich, y parecía que había un acercamiento de posturas entre ambos países. ¿Qué ha salido mal para que el conflicto se haya recrudecido desde finales de septiembre? Lamentablemente, así es. Para Pashinián el conflicto de Nagorno Karabaj tiene dos componentes principales: la idea de «microrrevoluciones» o pequeños pasos y la aceptación de la resolución del conflicto por las tres partes (Artsaj, Azerbaiyán y Armenia). Pero durante los últimos 30 años, la familia Alíev ha estado alimentando a su población con la idea de que van a conquistar Artsaj, alegando que es su tierra. Con la pandemia, el presidente azerí y sus asesores pensaron que es un buen momento para empezar una guerra y regresar a Artsaj. ¿Piensa que la ONU y otros organismos internacionales están involucrados suficientemente para resolver el problema? ¿Y Rusia, Francia y Estados Unidos? Estos tres miembros del Grupo de Minsk no reconocen a Artsaj como parte de Azerbaiyán, porque se está negociando su estatus. Todavía no han proclamado oficialmente si es parte de Azerbaiyán o es un país independiente. Bakú tiene que sentarse en la mesa de negociaciones. Por su parte, la ONU no decide sobre eso. En este momento, ¿apoya Rusia firmemente a Armenia? Rusia tiene intereses tanto en Azerbaiyán como en Armenia. Pero si los azeríes deciden atacarnos, Moscú no puede evitar su participación porque, al igual que nosotros, forma parte del Tratado de Seguridad Colectiva, donde dice que si un tercer país ataca a un miembro de este, otros estados tienen que defenderlo. Pero esta zona es muy interesante tanto para rusos como para turcos, porque es una zona de gasoductos y transporte energético. Todos los países poderosos quieren dominar esta zona. También Irán. Tenemos a tres jugadores poderosos en este conflicto : Rusia, Turquía e Irán. ¿Qué opina sobre la mediación de Turquía? Turquía debe retirarse inmediatamente y sacar a los terroristas. Los europarlamentarios, entre ellos representantes de España, han afirmado que su gobierno y el azerí deben terminar esta guerra, y que el pueblo de Artsaj tiene derecho a la autodeterminación (en realidad, Clara Ponsatí es la única eurodiputada española que se ha pronunciado a favor). ¿Por qué Kosovo y las exrepúblicas de Checoslovaquia pudieron separarse sin sangre? ¿Por qué un pueblo de 140.000 habitantes, un enclave cristiano dentro del mundo musulmán, no puede proclamarse independiente? ¿Por qué Nagorno Karabaj no es reconocida por ningún estado miembro de la ONU como una república independiente? Sudán del Sur puede ser reconocida, incluso Kosovo, pero Nagorno Karabaj, no. A nosotros nos gustaría reconocer la independencia de nuestros hermanos, pero tendríamos que terminar nuestras negociaciones con el Grupo de Minsk. Más allá de las negociaciones, ¿tiene también que ver con el miedo a que Turquía y Azerbaiyán respondan con más ataques en esta guerra? Turquía siempre trata de encontrar una posibilidad para hacer lo que no pudo hacer en 1915. Quiere eliminar al pueblo armenio, que es un obstáculo cristiano en sus ideas de islamización de la región. Algunos expertos dicen que el actual primer ministro armenio, Nikol Pashinián, no ha hablado tanto de Nagorno Karabaj como los anteriores ejecutivos, procedentes de este territorio ¿Es cierto esto? Y si lo es, ¿cuáles son las razones principales? A diferencia de Pashinián, los anteriores primeros ministros tenían lazos de amistad mucho más fuertes con Rusia. Cuando Pashinián llegó al poder, intentó restablecer relaciones con el mundo occidental, porque firmamos acuerdos con la UE. Somos miembros de la familia europea. Por eso, tenemos que hacer muchos cambios en todas las esferas de la vida de la República. Es verdad que el primer ministro no ha hablado mucho de Nagorno Karabaj, pero siempre lo ha tenido en mente. Este es el problema de su vida. Habla con Putin, Macron, Trump, Merkel? con todo el mundo. El conflicto de Artsaj no es solo de Armenia, porque su continuación involucra a otros países de la región. ¿Qué ha hecho mal Azerbaiyán para que el conflicto continúe? ¿Y Armenia? Todo. No se puede proclamar una guerra contra el pueblo, que quiere vivir libre, que quiere autodeterminarse, como en el caso de Artsaj. Tiene su propio gobierno, su propio parlamento, es un país bien organizado. Por nuestra parte, puede haber cosas que no hayamos hecho bien. Pero lo más importante es que estamos dispuestos a negociar. Porque este problema no tiene una solución militar. Probablemente con las medidas políticas, a través de negociaciones, se puede resolver este problema. No tenemos precondiciones, primero nos sentamos a la mesa de negociación. Alíev dice que Armenia tiene que retirar sus tropas de siete regiones (nosotros decimos liberados, ellos dicen ocupados). Los armenios no van a retirar sus tropas de este territorio inmediatamente. Hay una generación de karabajíes que ha nacido tras la independencia de Artsaj, y que no entendería volver a ser parte de Azerbaiyán. En su día, pregunté a un grupo de jóvenes qué les parecería esta idea. Ellos respondieron que estaban dispuestos a matarme por esa pregunta. Bakú argumenta que todos los acuerdos internacionales exigen a Ereván la retirada de sus tropas, y que su gobierno armenio ignora las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.. El Consejo de Seguridad no ha tomado ninguna decisión que diga que Armenia tenga que retirarse. Exige el cese inmediato del fuego y la exclusión del uso de la fuerza por todas las partes. Pero Azerbaiyán, en violación de estas resoluciones, declara permanentemente que va a ocupar Artsaj mediante el uso de la fuerza. En las resoluciones se pide que Armenia aplique toda su influencia para brindar paz y seguridad en la región, que es lo que está haciendo nuestro país ahora. ¿Espera avances significativos en un futuro cercano? ¿Cree que llegará la paz? ¿Cuándo? Me gustaría decir que a las siete de la mañana. Desearía que la guerra terminase un día antes, una hora antes. Aunque son héroes que están luchando por la independencia de su país, no quiero que mueran tan jóvenes. Las organizaciones internacionales y los dirigentes de distintos países asumieron mucha mayor responsabilidad, y están participando más en este proceso. El Grupo de Minsk ha hecho proclamaciones muy serias. Debe haber pasos muy especiales para tomar decisiones en este problema. En unos días podemos decir que volvemos a la mesa de negociaciones. Tengo mucha esperanza. ¿Cuál es a su juicio la salida más probable de este conflicto? Las fuerzas tienen que regresar a la misma frontera que tenían el día 27 para negociar. Para mí lo mejor es empezar por la mesa de diálogo, como hemos tratado de hacer todos estos años. No es un problema que deberíamos resolver durante 25 o 30 años. Porque los hay que duran mucho más.
10-10-2020 | Fuente: abc.es
Armenia y Azerbaiyán acuerdan una tregua bajo la mediación de Rusia
Con la presencia del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en calidad de mediador, los jefes de las diplomacias de Armenia y Azerbaiyán, , Zograb Mnatsakanián y Ceyhún Bairámov, acordaron esta madrugada en Moscú un alto el fuego en los enfrentamientos armados que estallaron el pasado 27 de septiembre en Nagorno Karabaj. La tregua comienza hoy sábado a partir de las doce del mediodía con fines «humanitarios» y, tal y como explicó Lavrov en una breve intervención ante la prensa, tendrá como objetivo «intercambiar prisioneros de guerra, otras personas y los cuerpos de los muertos según los criterios del Comité de la Cruz Roja Internacional». Según sus palabras, las partes enfrentadas se comprometieron además a celebrar «negociaciones sustanciales para lograr rápidamente una solución pacífica» bajo el patrocinio del Grupo de Minsk de la OSCE, presidido por Francia, EE.UU. y Rusia. Los «parámetros específicos» de la aplicación del alto el fuego deberán todavía negociarse, entre ellos la duración que deberá tener la tregua. La reunión empezó ya con mucho retraso y llegó a temerse incluso que pudiese cancelarse. Duró más de 10 horas. La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, escribió en su cuenta de Facebook que las «negociaciones han sido maratónicas» y calificó a Lavrov de «maestro». La iniciativa de realizar el actual intento de reconducir el conflicto ha partido del presidente Vladímir Putin. Lo cierto es que, mientras Mnatsakanián y Bairámov volaban hacia la capital rusa, el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, hizo unas declaraciones que caldearon el ambiente previo al inicio del encuentro. Reiteró en un discurso televisado a la nación que su país se propone «recuperar los territorios ocupados -por los armenios- de cualquier manera» y que ahora «les estamos dando una última oportunidad de retirar las tropas y volver a las negociaciones». Según sus palabras, Nagorno Karabaj «sí tiene una solución militar». «Hemos escuchado reiteradamente a mediadores y responsables de organizaciones internacionales que el conflicto no tiene solución militar y yo decía que no estaba de acuerdo con esta tesis y tenía razón», prosiguió. Pero, añadió Alíev, «¿Cómo se está resolviendo ahora la cuestión? ¿No por medios militares? Se está resolviendo precisamente por medios militares». A su juicio, «primero deben ir la vía militar y luego la política», ya que, subrayó, «el antiguo status quo ya no está vigente, lo he cambiado yo (..) tampoco existe la línea de contacto, la hemos roto». Explicó que las defensas construidas por los armenios en Nagorno Karabaj en los últimos 30 años «han caído porque nadie puede hacer nada ante un soldado azerbaiyano. No volverá a haber otra línea de contacto». Llegado a este punto, Alíev aseguró que su Ejército es más poderoso y está mejor preparado que el armenio y afirmó que sus unidades continúan avanzando. Habló de la toma de Hadrut, localidad de 4.000 habitantes dentro de Nagorno Karabaj. Ya el miércoles, el presidente de Azerbaiyán dijo que su país «volverá a la mesa de negociación cuando finalice la actual fase de confrontación armada». Alíev cree que «el arreglo político del conflicto de Nagorno Karabaj debe contar con las garantías de las principales potencias mundiales». El primer mandatario azerbaiyano considera que «Rusia y Turquía deberán ser los mediadores en la etapa posterior al conflicto. Por su parte, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián declaró ayer que «somos fieles al principio del arreglo pacífico del conflicto en Nagorno Karabaj y estamos preparados para reanudar el proceso de paz en concordancia con las declaraciones hechas en los últimos días por los presidentes y ministros de Asuntos Exteriores de los países copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE». Pashinián habló así en el curso de una reunión de primeros ministros de los países de la Unión Económica Eurasiática, que se celebró ayer en Ereván y a la que asistió también el jefe del Gobierno ruso, Mijaíl Mishustin. Según Pashinián, Nagorno Karabaj «está al borde de una catástrofe humanitaria (..) hay una agresión en curso contra los armenios». En una entrevista difundida el jueves por la cadena Euronews, el primer ministro armenio dijo que «se podría resolver el problema de Nagorno Karabaj alcanzando un compromiso entre las partes, pero Azerbaiyán prefiere recurrir a la fuerza». Según su opinión, «es hora de solucionar este conflicto de una vez para que no le tengan que heredar las nuevas generaciones». Sobre el terreno, ayer se recrudecieron los combates y los bombardeos, especialmente en el flanco sur del disputado enclave.
09-10-2020 | Fuente: abc.es
El Kremlin sienta a Armenia y Azerbaiyán a negociar un alto el fuego
Con la presencia del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en calidad de mediador, los jefes de las diplomacias de Armenia y Azerbaiyán, Zograb Mnatsakanián y Ceyhún Bairámov, intentaban ayer en Moscú alcanzar un alto el fuego en los enfrentamientos armados que estallaron el pasado 27 de septiembre en Nagorno Karabaj. Mientras, sobre el terreno se recrudecían los combates, especialmente en el flanco sur del disputado enclave. Como señaló el presidente ruso, Vladímir Putin, al convocar las «consultas», se trata de establecer una tregua «humanitaria» para llevar a cabo un intercambio de los soldados muertos en los combates y los prisioneros. La reunión empezó ya con mucho retraso y llegó a temerse incluso que pudiese cancelarse. Lo cierto es que, mientras Mnatsakanián y Bairámov volaban hacia la capital rusa, el presidente azerbaiyano, Ilham Alíev, hizo unas declaraciones que caldearon el ambiente previo al inicio del encuentro. Reiteró en un discurso televisado a la nación que su país se propone «recuperar los territorios ocupados -por los armenios- de cualquier manera» y que ahora «les estamos dando una última oportunidad de retirar las tropas y volver a las negociaciones». Según sus palabras, Nagorno Karabaj «sí tiene una solución militar». «Hemos escuchado reiteradamente a mediadores y responsables de organizaciones internacionales que el conflicto no tiene solución militar y yo decía que no estaba de acuerdo con esta tesis y tenía razón», prosiguió. Pero, añadió Alíev: «¿Cómo se está resolviendo ahora la cuestión? ¿No por medios militares? Se está resolviendo precisamente por medios militares». A su juicio, «primero deben ir la vía militar y luego la política», ya que, subrayó, «el antiguo status quo ya no está vigente, lo he cambiado yo (..) tampoco existe la línea de contacto, la hemos roto». Explicó que las defensas construidas por los armenios en Nagorno Karabaj en los últimos 30 años «han caído porque nadie puede hacer nada ante un soldado azerbaiyano. No volverá a haber otra línea de contacto». Proceso de paz Llegado a este punto, Alíev aseguró que su Ejército es más poderoso y está mejor preparado que el armenio y afirmó que sus unidades continúan avanzando. Habló de la toma de Hadrut, localidad de 4.000 habitantes dentro de Nagorno Karabaj. Ya el miércoles, el presidente de Azerbaiyán dijo que su país «volverá a la mesa de negociación cuando finalice la actual fase de confrontación armada». Alíev cree que «el arreglo político del conflicto de Nagorno Karabaj debe contar con las garantías de las principales potencias mundiales». El primer mandatario azerbaiyano considera que «Rusia y Turquía deberán ser los mediadores en la etapa posterior al conflicto». Por su parte, el primer ministro armenio, Nikol Pashinián declaró ayer que «somos fieles al principio del arreglo pacífico del conflicto en Nagorno Karabaj y estamos preparados para reanudar el proceso de paz en concordancia con las declaraciones hechas en los últimos días por los presidentes y ministros de Asuntos Exteriores de los países copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE». Pashinián habló así en el curso de una reunión de primeros ministros de los países de la Unión Económica Eurasiática, que se celebró ayer en Ereván y a la que asistió también el jefe del Gobierno ruso, Mijaíl Mishustin. Según Pashinián, Nagorno Karabaj «está al borde de una catástrofe humanitaria (..) hay una agresión en curso contra los armenios». En una entrevista difundida el jueves por la cadena Euronews, el primer ministro armenio dijo que «se podría resolver el problema de Nagorno Karabaj alcanzando un compromiso entre las partes, pero Azerbaiyán prefiere recurrir a la fuerza». Según su opinión, «es hora de solucionar este conflicto de una vez para que no le tengan que heredar las nuevas generaciones». La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, manifestó el jueves que «Rusia, tanto individualmente como dentro del Grupo de Minsk de la OSCE, está desplegando esfuerzos para lograr el cese inmediato del fuego y crear condiciones para la reanudación de un proceso negociador». Mediadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) tanteaban por primera vez el jueves en Ginebra la posibilidad de buscar una fórmula para detener las hostilidades en Nagorno Karabaj de forma definitiva.
19-09-2020 | Fuente: abc.es
El aborto, la fosa que separa a Trump y Biden en la campaña electoral
Desde la sentencia del Tribunal Supremo conocida como «Roe versus Wade», que hace casi medio siglo despenalizó el aborto por 7 votos frente a 2, no existe probablemente en Estados Unidos debate social más controvertido y apasionado que el de la interrupción voluntaria del embarazo. Y este año electoral no es una excepción. La novedad quizá estriba en la nitidez con que los dos contendientes a la Casa Blanca defienden sus posiciones: Donald Trump en contra de la práctica abortista, y Joe Biden a favor. Otra peculiaridad del debate de este año es su argumentario laico: pese a que a Trump tiene el respaldo sin fisuras de los líderes protestantes evangélicos, él no oculta su desinterés personal por la práctica religiosa. Biden, en cambio, ha jugado en varias ocasiones la baza de ser -por tradición familiar y origen irlandés- «católico y practicante», aunque defienda en materia de protección del nasciturus una posición meridianamente contraria a la doctrina de la Iglesia. Donald Trump quiere culminar lo que ya prometió antes de llegar a la Casa Blanca en 2016: lograr que el aborto sea ilegal en Estados Unidos y vuelva a estar penalizado, salvo para los casos de violación y grave peligro de la vida de la madre. El presidente republicano logró en su primer mandato situar en el Supremo a dos jueces antiabortistas, aunque el equilibrio sigue siendo favorable a Roe v. Wade. Junto a eso, centenares de jueces provida han llegado a los tribunales de justicia de los estados, facilitando en muchos de ellos restricciones a las prácticas abortistas. Alabama es el caso más emblemático. Paralelamente, el presidente Trump ha prohibido la entrega de fondos federales a las organizaciones que practican el aborto o facilitan los trámites y el acceso a las clínicas abortistas. No solo en los Estados Unidos. Algunas organizaciones internacionales, en particular Planned Parenthood, que promueve la planificación familiar y el aborto en el Tercer Mundo, han perdido millones de dólares en fondos del Gobierno federal. La denostada por los demócratas Enmienda Hyde prohíbe que el dinero federal de los contribuyentes financie prácticas contra la vida, un principio que algunos abortistas denuncian como «hipócrita» porque el dirigente republicano es abierto defensor de las armas y de la pena de muerte. «No para las víctimas inocentes en el vientre de la madre», suele replicar Trump. Irónicamente, si hay un candidato que ha tenido una experiencia fuerte con el drama de la muerte de seres queridos es Joe Biden. Años después de casarse, y ya con tres hijos, perdió a su primera mujer y a una hija en un accidente de tráfico. En 2015 su hijo Beau -que apuntaba una brillante carrera política- murió de un tumor cerebral. Joe Biden, que en ocasiones ha mostrado el rosario de su hijo que porta en una muñeca como señal de religiosidad, defiende no obstante la postura oficial de su partido en materia de aborto. Es «un derecho ya adquirido de la mujer» que él promete defender, aunque la moral católica respecto al no nacido no admite dudas ni excepciones. Consciente de que, pese a una eventual victoria en las presidenciales de noviembre, el Tribunal Supremo podría experimentar pronto un vuelco en favor de una mayoría de magistrados provida, el candidato demócrata promueve una ley federal dirigida a blindar el aborto. Si en su día se aprobase en el Congreso, la ley mantendría la práctica abortista despenalizada en todo el país aunque el Supremo llegara a revocar «Roe v. Wade». Para ello los demócratas necesitan no solo colocar a Joe Biden en la Casa Blanca sino también la victoria de sus candidatos en la renovación de las dos cámaras.
19-09-2020 | Fuente: abc.es
China enseña los dientes por la segunda visita de EE.UU. a Taiwán
Coincidiendo con una nueva visita oficial a Taiwán de un alto cargo de Estados Unidos, la segunda en solo dos meses, China lanzó ayer unas precipitadas maniobras militares en el estrecho que la separa de esta isla, cuya soberanía reclama. Con la belicosidad de la que le gusta hacer gala, Pekín despachó casi una veintena de aviones de combate para «protestar» contra el viaje del subsecretario de Estado Keith Krach, el responsable de la diplomacia estadounidense de más alto rango que recala en la isla en 41 años. El mes pasado fue el secretario de Salud, Alex Azar, el primero que abrió estas visitas oficiales que tanto enfurecen al régimen del Partido Comunista, que intenta «asfixiar» diplomáticamente a esta isla independiente «de facto». «Esta es una medida legítima y necesaria tomada en respuesta a la actual situación en el Estrecho de Taiwán y para salvaguardar la soberanía nacional y la integridad territorial», anunció ante la prensa el portavoz del Ministerio de Defensa, Ren Guoqiang, según informa el periódico «South China Morning Post». Aunque no dio detalles sobre las maniobras, el Gobierno taiwanés denunció que había detectado 18 aviones chinos en su territorio. «Dos bombarderos H-6, ocho cazas J-16, cuatro cazas J-10 y otros cuatro J-11 han cruzado la línea media del Estrecho de Taiwán y entrado en nuestra Zona de Identificación de Defensa Aérea», reveló en Twitter tras ordenar el despegue de sus propios aviones y desplegar sus sistemas de misiles para vigilar la incursión. La tensión vuelve a subir en la región con la llegada a Taipéi del subsecretario Krach, quien ayer se reunió con la presidenta Tsai Ing-wen. Como responsable de Crecimiento Económico, Energía y Medioambiente, Krach se entrevistó con funcionarios del Gobierno taiwanés y asiste hoy sábado al homenaje de despedida al expresidente Lee Teng-hui y «padre» de la democracia en la isla, fallecido el 30 de julio. Jugosas ventas de armas «Bienvenido a Taiwán. Apreciamos su llegada y la de su delegación para presentar sus respetos a nuestro querido presidente Lee. Valoramos nuestros fuertes lazos con EE.UU., igual que hizo el presidente Lee, y esperamos trabajar con ustedes para hacerlos todavía más sólidos», saludó la presidenta Tsai su visita en Twitter. Desafiando a Pekín, Trump ha reforzado las relaciones de EE.UU. con Taiwán firmando un acta para permitir estos viajes oficiales y fomentando su participación en organizaciones internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde China veta su entrada. Además, Washington ha firmado siete jugosas ventas de armas por valor de 13.300 millones de dólares (11.200 millones de euros). «Recientemente, EE.UU. y las autoridades del Partido Democrático Progresista (PDP) han intensificado sus relaciones y causado problemas con frecuencia. No importa si el objetivo es contrarrestar a China o elevar el estatus del PDP, pero esto es un pensamiento ingenuo que acabará en un callejón sin salida», criticó el Ministerio de Defensa. Para ello, advirtió de que el «Ejército Popular de Liberación tiene la firme voluntad, plena confianza y capacidad suficiente para impedir todas las injerencias extranjeras y actos separatistas por la independencia de Taiwán». Aunque Taiwán es un país independiente «de facto», solo lo reconocen 15 Estados del mundo y Washington cambió sus relaciones diplomáticas por China continental en 1979. Desde entonces, y debido a la «política de una sola China» que exige Pekín, ningún miembro del Gobierno estadounidense había viajado a Taiwán hasta el mes pasado, cuando su secretario de Salud, Alex Azar, abrió este tipo de visitas que ahora continúa Krach. Con el recrudecimiento de la «Nueva Guerra Fría» entre EE.UU. y China por el coronavirus, Trump ha abierto todos los frentes para recortar su desventaja ante el candidato demócrata, Joe Biden, en las elecciones de noviembre. A las disputas comerciales y tecnológicas, como el veto a Huawei y la prohibición de las populares aplicaciones TikTok y WeChat, se suma Taiwán, un escenario mucho más peligroso porque Pekín aspira a la reunificación, incluso por la fuerza si es necesario. Almuerzo en Nueva York Un almuerzo el miércoles en Nueva York ha desatado la cólera del régimen chino. El motivo es que los comensales fueron la embajadora de EE.UU. en la ONU, Kelly Craft, y el responsable de la Oficina Económica y Cultural de Taiwán en dicha ciudad, James Lee. Como Taiwán no forma parte de la ONU desde que China ocupó su asiento en 1971, Pekín veta su presencia en foros internacionales al considerar que la isla forma parte de su territorio. «Obviamente, estamos presionando para que vuelvan a la ONU o tengan un papel en la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «Si EE.UU. no hace frente a China, ¿quién va a hacerlo cuando se trate no solo de Taiwán, sino de Hong Kong y otros?», declaró Craft a la agencia AP. Pekín protestó contra este almuerzo por «atentar contra la política de una sola China».
14-09-2020 | Fuente: abc.es
Una ONG responsabiliza a cuerpos de seguridad chavistas de 1.611 muertes entre enero y julio
Al menos 1.611 venezolanos murieron en manos de los cuerpos de seguridad del régimen de Nicolás Maduro durante los primeros seis meses de este año, denuncian dos organizaciones no gubernamentales venezolanas. En la investigación publicada el domingo, se descubre que las víctimas se concentran en personas jóvenes de entre 18 y 30 años de edad y de bajo estrato socioeconómico. Según el Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos (Provea), los decesos son «ejecuciones extrajudiciales», una práctica que se ha venido profundizando desde 2015 con la creación de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), el temido grupo de exterminio, con la finalidad de «combatir» la violencia en los sectores más populares del país. Provea, en colaboración con el Centro de Investigación de los Padres Jesuitas «Centro Gumilla», explica en el informe que estas muertes «son consecuencia de una política de Estado que combina el aliento brindado por las altas autoridades para la comisión de los abusos, y la impunidad del sistema de administración de justicia». En su denuncia, aseguran que los agentes «actúan con plena libertad, dada la certeza de que su conducta no será investigada ni sancionada, y debido a que cuentan con el respaldo de gobernadores, ministros y otras altas figuras de la gestión pública». En la versión de los cuerpos de seguridad, alegan que las personas mueren durante enfrentamientos con la policía. Sin embargo, las dos organizaciones lo desmienten, basándose en testimonios de familiares. Y la conclusión que ha tenido peso en los últimos cinco años es que las víctimas son detenidas de forma arbitraria y posteriormente asesinadas. En ese sentido, Provea advierte que la cifra podría rebasar los 3.000 muertos para finales de 2020. Las FAES, principal responsable Según el informe, las FAES, un cuerpo adscrito a la Policía Nacional Bolivariana, es la responsable del 25,8% de los casos, con 417 asesinatos cometidos. Del resto de los asesinatos, 400 han ocurrido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), 399 de las policías regionales y 57 por los cuerpos de seguridad municipales. También señalan a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, como responsable de 222 muertes violentas, en las que destaca la participación de la Guardia Nacional Bolivariana (policía militarizada). Las ejecuciones extrajudiciales han sido denunciadas por organizaciones internacionales como Human Rights Watch y por Naciones Unidas, que ha solicitado en reiteradas ocasiones al régimen chavista la disolución de las FAES por las operaciones que realizan en los barrios del país, que se han traducido en excesos y abusos de autoridad. Otras ONG similares a Provea han dicho que esa actuación ha generado un aumento de la violación a los derechos humanos.
04-09-2020 | Fuente: abc.es
El expresidente Uribe, a un paso de la libertad y de la Fiscalía
En Colombia no solo la vida da muchas vueltas, sino también la justicia. Hace un mes, el país político quedó paralizado ante la detención domiciliaria que le fuera dictada por la Corte Suprema de Justicia al expresidente Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal y soborno de testigos. Ahora, sus partidarios, sus detractores y especialmente su equipo de defensa espera que le sea levantada esa medida tras su renuncia a la curul de senador, el pasado 18 de agosto, con lo cual su el caso se le va de las manos a los cinco magistrados de la Sala de Instrucción Penal de la Suprema y pasa a las de la Fiscalía General. Así lo confirmó la propia Corte Suprema el pasado 1 de septiembre tras revisar la petición que hiciera el 20 de agosto la defensa de Uribe Vélez, en el sentido de trasladar el expediente a la Fiscalía argumentando que, al haber renunciado al Congreso, ésta perdía competencia sobre el senador. En 64 páginas los magistrados expusieron sus motivos, concepto que previamente también había emitido la Procuraduría. Este cambio de tercio despertó nuevamente toda clase de especulaciones y, como es costumbre en Colombia, desencadenará acciones jurídicas de la contraparte. La Corte argumentó que los delitos de fraude procesal y manipulación de testigos que se le imputan a Uribe Vélez son comunes y no tienen relación directa con su cargo como congresista. De allí que su caso pase a la Fiscalía. Pero la pregunta para el senador Iván Cepeda, la contraparte en el caso, y para los detractores del exmandatario es precisamente qué garantías puede dar la Fiscalía, entidad liderada por Francisco Barbosa, jurista que hasta hace unos meses hacía parte del gobierno del presidente Iván Duque y es cercano al partido Centro Democrático que lidera Uribe Vélez. Recusación Es importante recordar que además de antagonista político del expresidente Uribe, Iván Cepeda es la víctima de la investigación que adelantaba la Corte Suprema. Si bien aceptó la determinación de la misma, ha anunciado que pedirá que tanto el Fiscal Barbosa como la vicefiscal Mancera sean apartados del caso y se nombre un fiscal ad hoc como garantía de imparcialidad para un proceso que en esta última etapa lleva dos años, aunque suma ya ocho de confrontación judicial, iniciada por Uribe Vélez al denunciar a Cepeda precisamente por lo que ahora él es acusado: manipulación de testigos y fraude procesal. Aún la Corte no ha enviado la boleta de salida de la detención domiciliaria de Uribe Vélez, aunque sus abogados la solicitaron de inmediato se supo el concepto de los magistrados. El proceso, que se debe cumplir esta semana, se ha dilatado precisamente por reuniones que han sostenido delegados de la Fiscalía, incluido el propio Fiscal Barbosa, con los magistrados. Un nuevo capítulo se aproxima, para el cual los protagonistas no ahorrarán recursos jurídicos y publicitarios. Mientras los hijos del exmandatario invierten cuarenta mil dólares mensuales en la recién lanzada campaña digital «Free Uribe», que además busca atacar al senador Cepeda y cuestionar a los magistrados del a Corte, organizaciones internacionales que desde enero crearon una plataforma digital de seguimiento al caso, esta semana la abrieron al público como contrapeso a la otra iniciativa. Mientras tanto, los colombianos del común tratan de hacerle el quite a la pandemia y a la gran crisis económica que se siente ya con un paro del 20.2%. La corrupción y la seguridad son dos temas que, según la más reciente encuesta Invamer, también los preocupan, a lo que se suma el complejo y lento proceso que inició el país el pasado 1 de septiembre para retomar su nueva y extraña normalidad.
20-08-2020 | Fuente: abc.es
Mueren 45 migrantes en el mayor naufragio del año en Libia
Cuarenta y cinco migrantes y solicitantes de asilo murieron ahogados en aguas del Mediterráneo central cuando trataban de alcanzar las costas de Europa desde las playas de Libia, en el mayor naufragio ocurrido en las costas de este país en lo que va de año, informó este miércoles la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Otros 37 lograron sobrevivir el lunes gracias a la acción de un pesquero local, que los rescató y entregó a fuerzas de seguridad libias. Estos fueron arrestados nada más ser desembarcados y trasladados a centros detención gestionadas por milicias armadas, que, según diversas organizaciones internacionales, tienen lazos con las mafias de traficantes y no respetan las condiciones de seguridad e higiene exigidas por la comunidad europea. Al parecer el naufragio se produjo el pasado lunes al estallar el motor de la embarcación, una balsa de goma precaria, y en él perdieron la vida varios menores. Búsqueda y rescate En un comunicado, la OIM y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) exigieron «una revisión del enfoque de los Estados sobre la situación» en el Mediterráneo. En su opinión, «existe una necesidad urgente de fortalecer la capacidad actual de búsqueda y rescate allí para responder a las llamadas de socorro». «Sigue habiendo una ausencia constante de un programa específico de búsqueda y salvamento dirigido por la Unión Europea (UE). Tememos que, sin un aumento urgente de la capacidad de búsqueda y rescate, existe el riesgo de otro desastre similar a los incidentes que provocaron una gran pérdida de vidas en el Mediterráneo central antes del lanzamiento de (la operación de salvamento) Mare Nostrum», agregaron . Al hilo de este argumento, ambos organismos se declararon «profundamente preocupados por los recientes retrasos en rescates y desembarcos». «Instamos a los Estados a que respondan rápidamente a estos incidentes y proporcionen sistemáticamente un puerto seguro y predecible a las personas rescatadas en el mar. Los retrasos registrados en los últimos meses y la falta de asistencia son inaceptables y ponen vidas en riesgo evitable», subrayaron. Añadieron que, «cuando los buques comerciales sean el barco más cercano capaz de realizar un salvamento, se les debería proporcionar rápidamente un puerto seguro para el desembarco de los pasajeros rescatados. No se les debe dar instrucciones para que devuelvan a personas a Libia, donde corren el riesgo de sufrir el conflicto en curso, graves violaciones de derechos humanos y detenciones arbitrarias tras el desembarco». Según cifras oficiales de ambos organismos, al menos 302 migrantes y refugiados han perecido en la ruta del Mediterráneo central en lo que va de año. El Proyecto Migrantes Desaparecidos, vinculado igualmente a la OIM y a ACNUR, advierte de que es muy probable que el número sea mucho mayor, ya que cada semana salen numerosas «embarcaciones fantasma» de Libia sin que haya registro de ningún tipo.