Infortelecom

Noticias de organizaciones internacionales

19-06-2021 | Fuente: abc.es
Maduro confirma negociaciones con toda la oposición para ampliar garantías electorales
Aún no hay lugar, fecha, ni calendario del eventual diálogo entre el régimen chavista y la oposición. Pero Nicolás Maduro, jefe del gobierno chavista, se adelanta a los eventos y afirma que «se están dando los primeros pasos para un diálogo justo con la oposición» sin que su principal adversario, Juan Guaidó, avale los encuentros. Sin tener mayores noticias del lado opositor sobre el futuro diálogo para llegar a un acuerdo nacional, Maduro concedió una entrevista a la agencia estadounidense Bloomberg en donde confirma que se están llevando a cabo «intensas negociaciones» con la oposición de cara a las elecciones regionales del 21 de noviembre. ABC tuvo acceso a los extractos de la entrevista con Bloomberg, publicados por el portal digital Infobae con sede en Argentina para América Latina, cuya página ha sido bloqueada en Venezuela por el régimen chavista junto a más de 100 medios digitales desde hace más de dos años. Maduro fue consultado sobre si se van a cumplir los requerimientos de los observadores internacionales para las elecciones regionales para lo cual aseguró que todos «están invitados». Recordó como lo había anunciado previamente el rector Roberto Picón que se enviaron «invitaciones formales» a la Unión Europea y las Naciones Unidas con modificaciones del estatuto electoral de los invitados internacionales. Maduro agregó que también se enviaron invitaciones a centros importantes de pensamiento político, especialistas electorales y a organizaciones internacionales, entre ellas la «Unión Africana, la Unión Europea y la ASEAN, así como también observadores de Estados Unidos». «Hay una negociación intensa y diversa con todas las oposiciones», dijo sin mencionar con cuales sectores se están conversando. «En Venezuela no hay una sola oposición», dijo. «Y hoy por hoy hay intensas negociaciones para ampliar las garantías electorales con vistas a las mega elecciones del 21 de noviembre y muy pronto va a haber buenas noticias de nuevas garantías para esas elecciones», confirmó. Añadió que «las garantías electorales para propiciar unas mega elecciones transparentes y verificables se van a ampliar en función con la negociación política que se están dando con todos los factores de oposición». En su entrevista con el periodista de Bloomberg, Erik Schatzker, Maduro aseguró que confía en «las negociaciones políticas». «Hoy se propone un proceso de negociación con la ayuda del gobierno de Reino de Noruega y la participación y observación de otros países amigos del mundo. Ese proceso está incipiente, se están dando los primeros pasos para establecer una agenda de diálogo compartida, común, justa e igualitaria. Yo creo que un diálogo y negociación debe ser progresivo que nos lleven a un gran acuerdo nacional», dijo Maduro. Gira internacional Por su lado, el presidente interino Juan Guaidó no ha adelantado nada sobre el tema del diálogo. Hasta ahora se ha mostrado inconforme con las negociaciones del diálogo a través de micrófonos y del espectáculo mediático que pretende montar Maduro para lavarse la cara y hacerse propaganda. Sin embargo, ha anunciado una gira internacional que llevará a cabo buscará apoyo en la Unión Europea y Estados Unidos, así como abordar el fin de las sanciones en el país de forma «progresiva». En una rueda de prensa, Guaidó ha incidido en que la gira anunciada previamente por la oposición para sumar respaldo al Acuerdo de Salvación Nacional, la cual estará encabezada por Gerardo Blyde, tiene el «objetivo de incorporar a todos los factores para lograr un acuerdo y de cara a un futuro posible (de Venezuela) ir articulando alternativas de viabilidad». «Hay claramente un interés del régimen en este momento del levantamiento progresivo de sanciones (..). Es parte de lo que vamos a articular precisamente con nuestros aliados. Ya tenemos avance de esto desde hace un año, ya hay un primer papel de trabajo», ha apuntado el líder opositor. En este sentido, ha dicho que «Venezuela necesita un acuerdo que genere avances», por lo que, entonces, «lo que vamos a discutir también con nuestros aliados es ese levantamiento progresivo de sanciones, con el cumplimiento del acuerdo, con el que se sientan cómodos, porque ellos también sienten amenazada su seguridad».
19-06-2021 | Fuente: abc.es
Merkel pide a Turquía que se implique militarme en Afganistán
Alemania está ya retirando sus últimos mil soldados de Afganistán y desea preparar el terreno para que no se produzca un peligroso vacío de presencia pacificadora en el país. La ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer (AKK), declaró durante una visita oficial a Estambul que Berlín apoya la intención de Turquía de fortalecer su rol en Afganistán una vez que la OTAN se vaya retirando. «Una vez que se haya completado la misión de la OTAN, habrá que garantizar la seguridad de los representantes diplomáticos, para que puedan realizarse trabajos de infraestructuras e inversiones», dijo AKK, en presencia de su homólogo turco Hulusi Akar y refiriéndose concretamente a garantizar la seguridad del aeropuerto de Kabul. «Hemos estado de acuerdo en que el primer paso será proteger las misiones diplomáticas y en que en una primera fase habrá que proteger el aeropuerto de Kabul y las infraestructuras básicas. Y le he dicho que estaríamos agradecidos si Turquía da pasos para asumir un importante rol en esa tarea», informó la ministra alemana, que añadió que «no hablamos de combates, si hubiera problemas deberán resolverse en el marco del derecho internacional». La canciller Merkel trató este asunto este viernes con Macron, en la cena que ambos compartieron en Berlín y con la que reanudan los contactos presenciales, sustituidos por videoconferencias desde que la pandemia impedía los viajes. Ambos desean llevar también la cuestión al próximo Consejo Europeo de los días 24 y 25 de junio, en el que consideran como dos grandes desafíos las relaciones con Rusia y con Turquía. «Por una parte, hay todavía desacuerdos, por otra dependemos todos los unos de los otros», avanzó la dificultad del debate europeo, «pero hay aspectos que de cualquier forma hemos de tratar juntos, como la cuestión de la inmigración, o la cuestión del futuro de Libia y el futuro de Siria». «Estoy plenamente de acuerdo con todo lo que ha dicho la canciller al respecto», respaldó su posición Macron, «en relación con Turquía hay que aclarar las posiciones de países europeos, Grecia y Chipre, así como una posición europea común estratégica sobre el Mediterráneo Oriental y en lo que respecta a Libia y el Cáucaso». Merkel y Macrón tendrán ocasión también de volver a hablar sobre el asunto con el máximo representante de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, que se reunirá con los dos por separado la próxima semana para terminar de ajustar posiciones después de la visita de Joe Biden a Europa. Turquía y Rusia formarán parte de esa agenda. Pasos en el buen camino El reencuentro de los jefes de Gobierno de Alemania y Francia, tres años después de que hiciesen aquel altisonante anuncio de su intención de «refundar Europa», ha servido para hacer balance del propósito formulado en Meseberg, el 19 de junio de 2018. Ambos se han felicitado por los progresos y, aunque reconocen que la pandemia se ha cruzado en el proyecto, consideran que «se han dado muchos pasos en el buen camino». El balance, en términos de prosperidad, de seguridad y de tecnología «es positivo», asintieron los dos. Precisamente la pandemia «nos ha llevado a desarrollar nuevos mecanismos de coordinación, que todavía no son perfectos pero que funcionan», señaló Merkel. Ambos insistieron en la necesidad de «mantener una estrecha vigilancia ante las nuevas mutaciones» y la canciller alemana se refirió expresamente a la variante Delta, «mucho más agresiva y contagiosa». En este sentido, apuntó que la evolución de la pandemia es alentadora, «pero la experiencia del Reino Unido nos obliga a mantener la alerta». En este punto de las declaraciones, los periodistas destacados en la Cancillería de Berlín quisieron saber la opinión de los dos sobre el hecho de que el final de la Eurocopa, según lo previsto hasta ahora, vaya a jugarse en Londres. «Bueno, pues ya que Francia ha ganado el último partido, que conteste a esto Emmanuel», se zafó Merkel, que por cierto unos minutos más tarde confesó a los mismos periodistas, ya en el pasillo, que verá hoy el partido de Alemania pero por televisión, dado que la pandemia hace desaconsejable el viaje. «Estamos observando la evolución de la variante Delta en Reino Unido y está claro que debemos mantener muy alta la vigilancia para evitar la extensión de estas mutaciones», coincidió Macron, que recordó que su país mantiene las máximas restricciones a los viajeros procedentes de Reino Unido, igual que sigue haciendo Alemania. Macron explicó que, en todo caso, «algunos países han abierto sus fronteras antes por razones relacionadas, con el sector turístico y es posible que tengan que volver a cerrarlas», dijo en referencia velada a Portugal, «pero es importante que los países coordinen esas reaperturas de fronteras» y señaló que debería ser la ONU la que coordinase a nivel global los cierres con criterios fijos. «Nosotros en la UE carecemos de información fidedigna sobre los índices de vacunación en otros países extracomunitarios o sobre la incidencia de las mutaciones en otros continentes», reforzó Merkel su argumento acerca de que se ocupen de establecer criterios las organizaciones internacionales con mayores recursos. Viaje de Biden a Europa Más tarde, durante la cena, ambos tuvieron ocasión de poner en común sus impresiones sobre el reciente viaje de Joe Biden a Europa, todas ellas muy positivas. Estuvieron de acuerdo en el «nuevo clima de cooperación» percibido y se felicitaron por la presencia pacífica y atlantista de la nueva administración estadounidense. Merkel se molestó en señalar que, en esta nueva relación más cercana con Washington, no priman las relaciones bilaterales entre Washington y París o entre Washington y Berlín, sino la relación estratégica en la OTAN y en el G-7. «La creciente fuerza china en el Pacífico es un reto y eso significa que los europeos tenemos que mostrarnos más fuertes y que debemos asumir determinadas tareas», dijo la canciller alemana, que mencionó expresamente el avión FCAS, en el que participa España. Otra de las posiciones conjuntas que defenderán en el Consejo Europeo será la de mantener abierto el diálogo con Rusia, a pesar de las grandes diferencias sobre cuestiones de seguridad y los conflictos en Ucrania y Siria según Merkel. «Rusia es un gran desafío para nosotros, pero también es un vecino continental de la UE y debemos asegurarnos de que se detengan todos los ataques híbridos», subrayó, «necesitamos el diálogo con Rusia si queremos seguridad y estabilidad en la UE, por difícil que resulte». «Acabamos de ver al presidente de Estados Unidos reunirse con el presidente de Rusia y mantener un diálogo abierto, que es muy importante para nosotros los europeos. ¡Hagamos lo mismo!», añadió.
19-02-2021 | Fuente: abc.es
Biden acepta recuperar las negociaciones nucleares con Irán
El Gobierno de Joe Biden ha devuelto a EE.UU. a la mesa de negociación con Irán. Su secretario de Estado, Antony Blinken, participó en una reunión telemática con sus homólogos de Reino Unido, Francia y Alemania en la que aseguró que la Administración Biden aceptaría una invitación de la Unión Europea para tratar la recuperación del acuerdo nuclear alcanzado con el régimen iraní en 2015 y que naufragó durante la presidencia de Donald Trump. El español Enrique Mora, secretario general adjunto para asuntos políticos del Servicio Europeo de Acción Exterior, aseguró en su cuenta de Twitter que el acuerdo nuclear de 2015 entre el P5+1 (EE.UU., Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania) e Irán está «en un momento crítico», que se están produciendo «conversaciones intensas entre todos los participantes y EE.UU.» y que estaba «listo» para invitarles a una «reunión informal para discutir los próximos pasos».<blockquote class="twitter-tweet" data-width="550"><p lang="en" dir="ltr">The <a href="https://twitter.com/hashtag/JCPOA?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#JCPOA</a> at a critical moment. Intense talks with all participants and the US. I am ready to invite them to an informal meeting to discuss the way forward.</p>&mdash; Enrique Mora (@enriquemora_) <a href="https://twitter.com/enriquemora_/status/1362476992826851330?ref_src=twsrc%5Etfw">February 18, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Desde Washington, el principal portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, aseguró que la Administración Biden veía con buenos ojos la propuesta. «EE.UU. aceptará la invitación del Alto Representante de la Unión Europea (el también español Josep Borrell) para participar en una reunión con el P5+1 e Irán para discutir una vía diplomática en adelante respecto al programa nuclear de Irán». El acuerdo original, firmado en la recta final de la presidencia de Barack Obama -con Biden de vicepresidente-, establecía que Irán se desharía del 97% de su combustible nuclear, limitaría su capacidad de producción de manera que tardaría al menos un año en fabricar un arma nuclear y se sometería a la inspección periódica de agentes internacionales. A cambio, las potencias extranjeras -EE.UU. incluido- levantarían el régimen de sanciones contra la economía del país islámico. En su ascenso al poder, Trump lo calificó como el «peor acuerdo de la historia» y, nada más llegar a la Casa Blanca, denunció que Teherán lo incumplía y recuperó las sanciones económicas. No está claro si Irán mostrará la misma disposición para sumarse a la mesa de negociación. Como la pescadilla que se muerde la cola, Washington y Teherán se acusan de forma mutua de incumplir el acuerdo primero y ese será el primer obstáculo que dejar atrás para recuperar las negociaciones. Durante la campaña, Biden aseguró que que su Administración retiraría las sanciones si Irán cumplía con el acuerdo como hizo hasta 2019. Pero Teherán considera que EE.UU. incumplió el acuerdo antes y que deberá levantar las sanciones para que ellos también cumplan. En un mensaje en Twitter, el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javd Zarif, aseguró que dependía de que estadounidenses y europeos «acaben con el legado de terrorismo económico de Trump contra Irán». Tras la reunión de Blinken con sus homólogos europeos, el grupo emitió un comunicado en el que defendía que la nueva «oportunidad» que se abre para reflotar el acuerdo y afirmaban su «objetivo compartido» de que Irán «regrese al cumplimiento total de sus compromisos» para que EE.UU. haga lo mismo. Otro de los participantes en el acuerdo, Rusia, exigió a EE.UU. e Irán que acerquen posturas para recuperar el acuerdo. «Las disputas infantiles sobre quién debe dar el primer paso son totalmente contraproducentes», aseguró Mikhail Ulyanov, embajador de Rusia en las organizaciones internacionales en Viena, incluida la Agencia Internacional de Energía Atómica, que supervisa el acuerdo. «El proceso debe ser sincronizado cuidadosamente». Un momento decisivo para la reanudación de conversaciones será este mismo fin de semana: el domingo 21 de febrero se cumple el plazo establecido por Irán por el que no permitirá la entrada de inspectores internacionales y aumentará la producción de uranio enriquecido si EE.UU. no levanta sanciones y vuelve al acuerdo. Dos altos cargos del Departamento de Estado de EE.UU. que comparecieron ante los periodistas aseguraron que, junto a sus socios europeos, exigían a Irán que no cumpla con esa amenaza para volver a las negociaciones. Como gesto de buena voluntad, Washington reabrirá la entrada a diplomáticos iraníes para que puedan acudir a la sede de Naciones Unidas en Nueva York y ha retirado la exigencia a la comunidad internacional de que cumpla con el régimen de sanciones a Teherán. «Todo esto no es en sí mismo un avance», defendió uno de los altos cargos diplomáticos de EE.UU. «Hasta que no nos sentemos a negocia, no ocurrirá nada». La reapertura de la via diplomática con Irán no ha sido bien recibida, como era de esperar, por los republicanos en EE.UU. «Es preocupante que la Administración Biden ya esté haciendo concesiones en un aparente intento de recuperar el desastroso acuerdo con Irán», criticó el diputado Michael McCaul, el republicano de mayor rango en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes. «Necesitamos asegurar un acuerdo mejor que mantenga la seguridad de los estadounidenses frente al amplio rango de amenazas malignas de Irán».
18-02-2021 | Fuente: abc.es
Denuncian otras catorce ejecuciones extrajudiciales a manos de la policía en Venezuela
Amnistía Internacional (AI), con información recogida por medios de comunicación y organizaciones de derechos humanos locales, denunció este jueves otras catorce ejecuciones extrajudiciales en Venezuela, que se habrían producido entre el 6 y el 9 de enero en la parroquia caraqueña de La Vega. Estos supuestos asesinatos responden al mismo patrón que vienen denunciand0 desde hace años organizaciones internacionales y los propios venezolanos de a pie. AI pide que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional incluya los hechos en el examen preliminar en marcha sobre los crímenes de lesa humanidad en Venezuela. Según los canales oficiales de los cuerpos de seguridad, un dispositivo policial habría acudido a la citada parroquia por el supuesto asedio de grupos delictivos, apunta el informe de Amnistía Internacional publicado este jueves. En este sentido, Miguel Domínguez, comandante de las Fuerzas de Acción Especiales (FAES), publicó el 8 de enero en sus redes sociales: «15 presuntos delincuentes abatidos, 2 víctimas inocentes y 15 personas detenidas tras tiroteo en La Vega». Los medios de comunicación informaron de que una supuesta banda armada liderarada por ?El Coqui? habría intentado tomar control sobre la parroquia de La Vega sin que los supuestos enfrentamientos fueran reportados por funcionarios policiales, ni tampoco se conoció de su intervención hasta la mañana del 8 de enero cuando. a través de las redes sociales. se informó sobre la actuación de las FAES de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), según recoge AI. Para el operativo se desplegaron 650 funcionarios policiales, de varias unidades, de las FAES y de la Dirección de Investigaciones Penales (DIP) de la PNB, según la información publicada por la PNB. Disparos y un camión con cadáveres Amnistía Internacional ha verificado nueve vídeos filmados entre el 8 y el 9 de enero que muestran la actividad policial en la zona, en varios de los cuales se escuchan disparos. En uno de ellos, del 8 de enero, se ve la escena de la Calle los Bloques, cerca del centro de La Vega, en la que se escuchan disparos, destaca AI. Así mismo, en una fotografía tomada desde el mismo mirador se observa que los vehículos del vídeo son camiones de la Policía y que hay una fuerte presencia policial. En otro vídeo se escucha un disparo y un oficial de policía se agacha. Más adelante, aparece el mismo oficial apuntando su arma.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">La Vega CARACAS <a href="https://t.co/GepUKarRhS">pic.twitter.com/GepUKarRhS</a></p>&mdash; José (@Jos69019501) <a href="https://twitter.com/Jos69019501/status/1347597431253442562?ref_src=twsrc%5Etfw">January 8, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Otros vídeos muestran la misma calle en la que suenan los disparos, uno de ellos muestra a policías armados patrullando el área. Además, en otro vídeo filmado desde arriba de la calle, se aprecia una camioneta estilo 'pickup' de la policía avanzando por la Calle Zulia, fuera de la parroquia de La Vega, con lo que parecen ser cuerpos en la parte de atrás. «La ubicación y número de las heridas de bala en los cuerpos de las víctimas en La Vega hacen aún menos creíble la versión oficial de que estas muertes se produjeron en un enfrentamiento con fuego cruzado -asegura en un comunicado la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas-. Por el contrario, corroboran los hallazgos de Amnistía Internacional sobre una política sistemática de ejecuciones extrajudiciales y otros crímenes de derecho internacional en Venezuela. Sin señales de una investigación imparcial e independiente sobre los hechos, el examen de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional se torna más necesario que nunca». Investigación en la Corte Penal Internacional Amnistía Internacional subraya que «no existe aún información pública oficial sobre la investigación de estos eventos por parte de la Fiscalía General de la República ni por parte de la Defensoría del Pueblo». La Fiscalía de la Corte Penal Internacional abrió en febrero de 2018 un «examen preliminar» sobre Venezuela por el empleo de «fuerza excesiva» por parte de la Policía para «dispersar y reprimir manifestaciones», así como los «graves abusos» sobre los detenidos, y analizaría los hechos al menos desde abril de 2017. A partir de entonces se han ido añadiendo nuevas denuncias. Entre ellas, las acusaciones de ejecuciones extrajudiciales en la masacre de El Junquito, en 2018, en la que murió el expolicía Óscar Pérez y otros seis sublevados contra el régimen de Nicolás Maduro. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció en septiembre de 2020 que, solo en ese año, se habían producido más de 2.000 ejecuciones extrajudiciales.
03-02-2021 | Fuente: abc.es
Maduro llama a Zuckerberg «abusador» por censurar la promoción de sus «gotas milagrosas» contra el Covid
Nicolás Maduro ha llamado a Mark Zuckerberg «abusador», después que Facebook no le permitiera cargar vídeos en los que el mandatario venezolano habla sobre el Carvativir, unas gotas «milagrosas» que promociona su Gobierno para «neutralizar» el Covid-19. «¿Quién manda en Venezuela, el dueño de Facebook? ¿Quién manda en el mundo, el dueño de Facebook? Abusadores. Zuckerberg, tremendo abusador. El mundo tiene que reflexionar sobre los abusos de las redes sociales», ha dicho el gobernante chavista este martes en un acto televisado. Ha denunciado que «me censuran todos los vídeos donde muestro el Carvativir». Después de presentar el fármaco en enero, Maduro ha recibido críticas tras asegurar que «es una medicina totalmente inocua. No tiene ningún tipo de efectos secundarios. Pudiéramos decir: ni negativos. Ha demostrado una efectividad tremenda». Sin embargo, el gobernante chavista rectificó días después y explicó que es un tratamiento complementario. De momento, el Carvativir no ha recibido validación de las organizaciones internacionales. En palabras del mandatario, Facebook ha suprimido de su cuenta oficial su programa del domingo, una decisión que ha considerado «abusiva y dictatorial». «Entonces ellos dicen que hasta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) diga 'sí' yo no puedo hablar del Carvativir», sin embargo, la OMS ha pedido pruebas científicas. Producción industrial En enero, Maduro prometió que las «gotas milagrosas» se producirán de forma industrial y estarán disponibles en los centros de salud públicos. Del mismo modo, dijo que en abril comenzará el suministro de la vacuna rusa Sputnik. En los 324 días desde que llegó el virus al país sudamericano, 1.202 personas han fallecido y 127.752 se han contagiado. Maduro ha establecido en todo el país la fórmula del 7x7, que supone una semana de flexibilización y la próxima de cuarentena radical. Una medida que ha calificado en varias ocasiones como exitosa para «frenar» la propagación del virus.
23-01-2021 | Fuente: abc.es
Prioridades de Biden
Desde el mismo día de su toma de posesión, Joe Biden ha comenzado a reparar los daños causados por Trump a la democracia americana. La Constitución otorga al presidente extensos poderes en política exterior y defensa. Biden los ejerce desde un Despacho Oval en las que todavía se ven los gruesos cortinajes dorados que tanto le gustan a Trump. Con el fin de recuperar el liderazgo mundial, el nuevo presidente no ha tardado en volver a los acuerdos y organizaciones internacionales abandonados por su predecesor de forma arbitraria e irreflexiva. En el ámbito doméstico, Biden avanza en la lucha contra la pandemia y moviliza todos los recursos del gobierno federal para vacunar a cien millones de personas en cien días. Pero.. Ver Más
11-01-2021 | Fuente: abc.es
Trump designa como terroristas a los hutíes, milicia rival de Arabia Saudí en Yemen
En esta última semana de mandato de Donald Trump, Arabia Saudí recibirá un detalle más de Estados Unidos tras el anuncio de Mike Pompeo de su intención de designar a los hutíes como «organización terrorista internacional». Los rebeldes chiíes controlan la capital de Yemen, Sanaa, y el norte del país y desde 2015 se enfrentan a la coalición internacional liderada por Riad. «Estas designaciones darán herramientas adicionales para hacer frente a la actividad terrorista de Ansar Alá, una milicia mortífera respaldada por Irán en la región del Golfo», declaró Pompeo para justificar un movimiento que encendió las alarmas en las organizaciones humanitarias, que temen que pueda complicar aun más la grave situación que sufren los civiles tras cinco años de guerra. El presidente del Comité Revolucionario de los rebeldes, Mohammed Alí al Huthi, escribió en Twitter que el grupo «se reserva el derecho a responder». En opinión de Pompeo, esta decisión busca «hacer avanzar los esfuerzos para lograr un Yemen pacífico, soberano y unido que sea libre de la interferencia iraní y que esté en paz con sus vecinos». Ante las dudas planteadas por las organizaciones humanitarias, señaló que Washington «planea poner en marcha medidas para reducir el impacto sobre ciertas actividades humanitarias e importaciones en Yemen». El jefe de la diplomacia estadounidense puso como ejemplo de la amenaza de los rebeldes el ataque con misiles contra el aeropuerto de Aden del 30 de diciembre, en el que murieron 26 personas. «Merecen ser catalogados como una organización terrorista no sólo por sus actos terroristas, sino por sus esfuerzos permanentes para prolongar el conflicto» El Gobierno yemení reconocido por la comunidad internacional y respaldado por Riad dio la bienvenida a la medida porque los rebeldes «merecen ser catalogados como una organización terrorista no sólo por sus actos terroristas, sino por sus esfuerzos permanentes para prolongar el conflicto y causar el mayor desastre humanitario en el mundo». Pulso sectario Los hutíes son en realidad zaidíes, una confesión derivada del chiismo que literalmente se traduce como ?partidarios de Dios?, aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004. Durante el mandato del expresidente Ali Abdulá Saleh libraron varias guerras contra el Gobierno central y tras la «primavera árabe» de 2011 dieron un golpe militar que les permitió controlar la capital y las provincias del norte, fronterizas con Arabia Saudí. Los chiíes son apenas un tercio de los 24 millones de yemeníes, donde la mayoría es suní, lo que sirve para reproducir el esquema de lucha sectaria que se produce a lo largo de toda la región con la parte chií apoyada por Irán y la suní por Arabia Saudí, convirtiendo al país de turno en un tablero en el que las dos grandes potencias ajustan cuentas. Organizaciones internacionales como el Comité Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés) pidieron garantías para que Estados Unidos asegure que ?las sanciones no bloquean la entrada de la comida, el combustible y las medicinas en el país, ya sumido en una catástrofe humanitaria a gran escala? y donde el 80 por ciento de la población necesita ayuda, según los datos de Naciones Unidas.
20-12-2020 | Fuente: abc.es
Suben a 31 los venezolanos ahogados en alta mar expulsados de Trinidad y Tobago
La cifra de balseros venezolanos ahogados encontrados en alta mar subió de 19 a 31 cuerpos deportados de la isla de Trinidad y Tobago, según fuentes extraoficiales. Sin descartar la aparición de otros cuerpos, hasta este viernes la Fiscalía General de Venezuela identificó 28 cadáveres de emigrantes que habían sido hallados flotando en las aguas de Güiria, localidad situada en el Golfo de Paria, estado Sucre. La tragedia de los balseros, que huyen de la miseria venezolana para encontrar la muerte en Trinidad, no ha concluido desde el pasado fin de semana cuando se descubrió el primer grupo de 19 náufragos, de los cuales 11 cuerpos flotando, cuyos familiares activaron las alarmas por las redes sociales. En el drama han intervenido el Gobierno interino de Juan Guaidó y los diputados opositores de la Asamblea Nacional que decretaron de inmediato un luto nacional de tres días. Los habitantes de Güiria que han protestado haciendo vigilia nocturna por los ahogados. Y las alertas de organizaciones internacionales como la Acnur y Unicef. Y por último el régimen de Nicolás Maduro que inició tardíamente la investigación del caso. Uno de los primeros en alertar sobre el conflicto fue el exalcalde del Hatillo, David Smolansky, coordinador de la oficina para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos de la OEA. «Según reportes y documentos que han sido consignado a nuestra oficina, hemos confirmado que el Gobierno de Trinidad y Tobago coordinó con la dictadura de Maduro una nueva deportación de al menos 60 venezolanos, entre ellos menores de edad y ancianos», dijo. En su cuenta de Twitter, Smolansky reveló la complicidad entre Maduro y su vecina isla: «El Gobierno de Trinidad y Tobago dice que hay 16.000 venezolanos en la isla. En realidad, hay al menos 40.000 migrantes y refugiados venezolanos en ese país. La mayoría no ha tenido la oportunidad de obtener su documentación y tienen restricciones para trabajar y estudiar». Por su lado Acnur informó que solo en noviembre pasado Trinidad ha deportado más de 200 venezolanos, lo que explica el caso de los 16 niños y 9 adultos que fueron devueltos solos hace 15 días a Delta Amacuro en una embarcación deplorable y sin ningún tipo de seguridad y protección. Los organismos internacionales han pedido un trato humanitario para los refugiados venezolanos pero el Gobierno de Trinidad y Tobago ha mirado a un lado. Por ejemplo, el primer ministro trinitario, Keith Rowley, ha condicionado que primero hay que retirar al embajador Smolansky de la OEA para luego poder hablar de los inmigrantes venezolanos. La versión oficial del régimen en boca del fiscal general Tareck William Saab, señala que la crisis de los balseros forma parte de una supuesta trata de personas entre las mafias binacionales que operan en los dos países. Saab afirma que se han identificado dos embarcaciones Mi Refugio y Mi recuerdo que zarpan ilegalmente en la noche desde la playa El Rincón en Guiria sin vigilancia hacia San Fernando en Trinidad y Tobago. El fiscal también dijo que la playa El Rincón, desde donde partieron las víctimas, está dentro de una hacienda que es propiedad de Luis Ramón López, quien tenía conocimiento de los hechos, y por eso también fue detenido. Añadió que a cada pasajero le cobraron 150 dólares. «Sobre estos dos ciudadanos, debemos decir que ambos tienen antecedentes y condenas por tráfico de drogas. El dueño de la finca tiene antecedentes también por porte ilícito de armas y hurto calificado», dijo Saab. «Por este hecho hemos solicitado orden de aprehensión contra siete funcionarios de la Estación de Vigilancia Costera Güiria de la GNB», agregó. Los identificó como: capitán Eliud Betancourt Cova, comandante de la Estación de Vigilancia Costera Güiria; el sargento mayor de 3ª Leonel Bonillo Marcano, la sargento de 2ª, Neomar Sifontes Guerra; sargento primero Brayan Chirino Velázquez; sargento primero Darvel Zacarías Puesme; sargento segundo Mario Cortesía Ramos y sargento segundo Frannel Moreno Bolaños. A todos se les imputará el delito de extorsión agravada. Saab dijo que las Fiscalías 66º Nacional con competencia plena y 2º de Sucre identificaron a otros integrantes de la banda y solicitaron orden de aprehensión para: Héctor Luis Martínez, Diego Andrés Martínez Brazón, Neison Luis Martínez López, y Lisandro del Valle Planites Sánchez, quienes se encuentran vinculados directamente al caso. Lo cierto es que más cuerpos siguen apareciendo flotando en las aguas del Golfo de Paria frente a las costas de Trinidad. «Y seguirán huyendo de la crisis hasta que Maduro no salga del poder», concluye Smolansky.
25-11-2020 | Fuente: abc.es
Nuevo ministro del Interior en Cuba: la continuidad de la represión
A propuesta del presidente de la República, el Consejo de Estado cubano designó como ministro del Interior al general de brigada Lázaro Alberto Álvarez Casas quien ocupará el cargo más poderoso dentro de la estructura gubernamental del régimen de La Habana. Tras la muerte del vicealmirante Julio César Gandarilla Bermejo, el pasado martes 24 de diciembre, a consecuencia de una «prolongada enfermedad», Álvarez Casas asumirá la cartera del Interior heredando los mecanismos de represión implementados por su antecesor que, según destacaron los medios de prensa controlados por el régimen, habría solicitado que tras su muerte su cadáver fuese cremado y no se ejecutará «ninguna ceremonia militar ni actividad pública». En un panorama complejizado por la severa crisis económica y financiera y el descontento popular que ha desembocado en disímiles manifestaciones públicas a lo largo del país, la expectativa ante la designación de Álvarez Casas es si la represión policial continuará en su escalada. La represión en la isla ya no solo se enfoca contra las organizaciones opositoras, activistas pro Derechos Humanos, artistas y periodistas independientes, sino que se ha extendido contra la sociedad civil. No pocos observadores han vaticinado la inminencia de un estallido social como consecuencia de lo que el presidente Miguel Díaz-Canel ha catalogado de «parcial dolarización de la economía», y que ha resultado en un apartheid económico que ensancha las brechas sociales en un país donde la escasez de alimentos, productos básicos y medicamentos son denunciados diariamente por lo cubanos en las redes sociales. Como ministro del Interior Álvarez Casas, de 57 años de edad, asume por las responsabilidades de este cargo las riendas del temido Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) que, en los últimos años, ha incrementado la represión violenta contra el sector opositor y la prensa independiente. Aumento de detenciones e interrogatorios ilegales, hostigamiento, acoso, construcción de delitos, penas de prisión y golpizas han sido parte de los mecanismos que definen y utiliza las acciones del DSE. Denuncias que se han presentado ante las organizaciones internacionales responsables de velar por el respeto a los Derechos Humanos y libertades civiles en las naciones miembros de la ONU. Nada indica, concuerdan no pocos observadores, que la designación de Álvarez Casas podría significar una pausa en la escalada represiva en la isla.
23-11-2020 | Fuente: abc.es
Los nuevos nombramientos de Biden anuncian la vuelta al multilateralismo
Joe Biden celebró su victoria en las elecciones presidenciales de EE.UU. como un paso del «América primero» de Donald Trump al «América ha vuelto». Era una referencia a su apuesta por recuperar el multilateralismo y el liderazgo estadounidense en las organizaciones internacionales, tras cuatro años en los que la Administración Trump -con logros reseñables- hizo la guerra por su cuenta. El regreso al multilateralismo está por comprobarse a partir del 20 de enero, cuando Biden jure su cargo como presidente de EE.UU. Lo que sí ya ha vuelto es la vieja guardia de Biden y del que fuera su jefe, Barack Obama, a la dirección de la política exterior de EE.UU. El presidente electo ha anunciado los nombramientos clave de la diplomacia estadounidense y todos cumplen el mismo perfil: íntimos colaboradores de Biden desde hace décadas y veteranos de la Administración Obama. De entre ellos destaca Antony Blinken, el próximo secretario de Estado. Asesora a Biden en materia internacional desde sus años como presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, entre 1997 y 2008. Después fue su asesor de seguridad nacional cuando Obama eligió a Biden como vicepresidente y, en el segundo mandato de Obama, fue vicesecretario de Estado. Blinken ha defendido una política exterior de «liderazgo con la diplomacia», pero es también un alto cargo que ha impulsado el intervencionismo de EE.UU. en el mundo, algo que Trump se propuso corregir. Bajo su asesoramiento, Biden votó a favor de la Guerra en Irak, algo que después calificó de «error». También criticó las decisiones de la Administración Trump sobre salida de tropas de Oriente Próximo. El nombramiento de Blinken es un ejercicio de contraste con Trump. El primer secretario de Estado del multimillonario neoyorquino fue Rex Tillerson, consejero delegado de ExxonMobil, al que no conocía personalmente y sin experiencia en la Administración. Al mismo tiempo, colocó a gente de su círculo íntimo -también sin experiencia- a negociar asuntos de gran calado internacional: encargó a su yerno, Jared Kushner, el proceso de paz entre Israel y Palestina o la negociación comercial con México. El equipo Trump-Tillerson no duró mucho y le sustituyó pronto. La elección de Biden es, como el resto de la campaña que le ha llevado a ganar las elecciones, convencional y previsible: alguien que le asesora desde hace más de dos décadas -siguió a su lado tras su salida de la Casa Blanca- y que conoce a la perfección el Departamento de Estado. También es una decisión estratégica: los moderados republicanos ven a Blinken con mejores ojos que a la otra gran pretendiente del cargo, Susan Rice. Y Biden necesita que el Senado -con muchas probabilidades de que mantenga su mayoría republicana- apruebe sus nombramientos. Algo similar ocurre con el resto de elegidos. Su asesor de seguridad nacional será Jake Sullivan, un diplomático joven (43 años) pero con mucha experiencia. Tuvo ya ese puesto para el Biden vicepresidente -precisamente después de Blinken- y después fue uno de los principales asesores de Hillary Clinton cuando esta fue secretaria de Estado. Por su parte, Linda Thomas-Greenfield, diplomática de carrera y subsecretaria para asuntos de África de 2013 a 2017, será embajadora ante la ONU. Apuesta por el clima Además, Biden crea el puesto de enviado especia para el cambio climático, tras convertir el medioambiente en una de sus prioridades de campaña para contentar a las corrientes izquierdistas y al voto joven. Pondrá al frente a un veterano: John Kerry, compañero suyo en el Senado, candidato a la presidencia en 2004 y secretario de Estado con Obama. Biden ha defendido que una de las primeras decisiones al poner el pie en la Casa Blanca será impulsar la readmisión de EE.UU. en el Acuerdo de París. Obama fue uno de sus grandes promotores y Trump, además de desmantelar buena parte de la regulación medioambiental de su antecesor, sacó al país del acuerdo, lo que se hizo realidad a comienzos de este mes. «No tenemos tiempo que perder cuando se trata de nuestra seguridad nacional y nuestra política exterior», dijo Biden en un comunicado. «Necesito un equipo listo en el primer día en el cargo para ayudarme a recuperar el lugar de liderazgo de EE.UU., unir al mundo para hacer frente a los desafíos más importantes que enfrentamos y promover nuestra seguridad, prosperidad y valores». El mismo perfil cumple Avril Haines, que será la primera directora nacional de inteligencia, el cargo de mayor responsabilidad en este cargo, por encima de la dirección de la CIA. El puesto fue creado tras los ataques del 11-S para mejorar la coordinación entre las distintas agencias de inteligencia. Haines fue asesora de Biden como senador y, después, sirvió en diferentes responsabilidades en la Administración Obama: fue directora adjunta de la CIA y asesora adjunta de seguridad nacional para el entonces presidente de EE.UU.