Infortelecom

Noticias de organizaciones internacionales

07-07-2017 | Fuente: abc.es
Merkel dice que es posible llegar a acuerdos con voluntad de compromiso pero sin «doblegarse»
La canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido este viernes a los socios del G20 «voluntad de compromiso» para lograr acuerdos en los grandes retos que afronta la comunidad internacional, como el terrorismo, el cambio climático y las relaciones comerciales, si bien ha advertido que esas concesiones no implican que deban «doblegarse». «Los desafíos son grandes y sabemos que el tiempo apremia, por ello solo podremos encontrar soluciones si hay voluntad de compromiso y avanzamos hacia posiciones de otros sin tener que doblegarnos», ha asegurado Merkel, en la apertura formal de la cumbre del G20 que se celebra en Hamburgo (Alemania), a la que también asiste España como país invitado permanente y otros Estados y organizaciones internacionales. «Hay diferencias y se les puede poner nombre», ha continuado, sin ahondar en las diferencias que amenazan la unidad de los líderes en una cumbre llamada a reforzar la cooperación multilateral, pese a las tensiones con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en cuestiones como el clima y el libre comercio. El sábado, los líderes presentarán una declaración final que debe recoger la posición de todos con respecto a los grandes temasMerkel ha usado la imagen del logo de la cumbre, un nudo marinero, para visualizar la importancia del consenso en la escena internacional y ha advertido a sus socios de que el G20, como el nudo, puede verse reforzado «cuanto más se tira en ambos lados». La declaración final que adoptarán los líderes este sábado y que debe recoger la posición de este foro en las grandes políticas sigue abierto y los negociadores «tendrán que trasnochar» para cerrar el texto, según ha bromeado la canciller. En cualquier caso, Merkel ha recordado a los líderes presentes en la sala el peso de las economías industrializadas y emergentes que suman en el G20 y avisado de que hay «millones de personas» que esperan con atención y «miedos» ver cuál es la senda que toma el G20. «Ese debería ser el espíritu que nos anime», ha remachado, para mostrarse después «convencida» de que todos los participantes tienen voluntad de avanzar.
05-07-2017 | Fuente: abc.es
Las violaciones sistemáticas de mujeres en el Congo denunciadas a través de una exposición fotográfica
«Una puede incluso decir: tortura, violación, destrozo, olvido, humillación, abandono, y no son más que palabras oídas muchas veces, que les pasan siempre a otros». La situación que viven las mujeres en la República Democrática del Congo no se puede expresar con palabras. Su significado no alcanza para explicar los abusos que sufren a diario. Pero en sus miradas se cuela la crudeza, y en ese instante la cámara los capta. Retrata el tormento al que están condenadas quienes no son nadie en un país maldito por sus riquezas minerales. Pero también la dignidad de quienes luchan por sobrevivir después de haberlo perdido todo. Mujeres ultrajadas, violadas, rotas.. capaces de sobreponerse a toda clase de humillaciones. «Mujeres que rompieron el silencio» es el grito de superviviencia de Benitte, Sifa, Charlotte, Justine, Emiliane, Cibalonza.. y también el titulo de la serie fotográfica de la veterana Concha Casajús, que se expone hasta el 12 de julio en el Palacete del Embarcadero de Santander, dentro del marco de actividades culturales organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en conjunción con los textos de las escritoras María Eloy-García y Estrella de Diego, tan desgarradores como las imágenes. «Mujeres que rompieron el silencio»- JUAN MANUEL SERRANO ARCE «Venimos solas y nos vamos solas. Sabed que no nos da miedo la palabra dinero, lo que nos causa espanto es la palabra precio. Quien pone el precio tutela callando toda la miseria» Cada fotografía se enmarca en la crisis política que atraviesa el país desde el genocidio de Ruanda de 1994, con el escenario de la Primera Guerra del Congo (1996-1997) y de la Gran Guerra de África (1998-2003) de trasfondo -el conflicto más mortífero desde la Segunda Guerra Mundial, con cerca de 4 millones de muertos-. Desde entonces, la República Democrática del Congo, uno de los países más ricos del planeta, es un infierno donde las potencias compiten por sus depósitos de cobre, oro, diamantes, cobalto, uranio, coltán y petróleo, mientras el territorio se desangra en una guerra continua en la que las milicias y los grupos político-militares no dan tregua. Quienes más pierden son ellas: las niñas, sus madres y abuelas, objeto de toda clase de tiranías. La cultura de la violación impera en el Congo: violaciones en grupo, violaciones como forma de humillación, esclavitud sexual, mutilación genital.. Además de sus consecuencias más directas: transmisión de enfermedades infecciosas, partos prematuros, violencia psicológica, aislamiento del resto de miembros de la comunidad.. «Mujeres que rompieron el silencio»- JUAN MANUEL SERRANO ARCE «Estáis siempre limpios desde el otro lado de la foto, pero lo único limpio de la mutilada es la amputación a veces» Pese a que el artículo 14 de la Constitución congoleña garantiza la igualdad entre hombres y mujeres, la realidad es otra. Organizaciones internacionales como Acnur, Unicef o la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) denuncian la gravísima violencia a la que están sometidas las mujeres, especialmente al este del país, en las provincias de Ituri, Kivu Norte y Kivu Sur, las zonas más ricas en recursos minerales. La serie fotográfica de Casajús es testigo de esa realidad que remueve las entrañas. «En los últimos años los hechos se han agravado y deben afrontar las violaciones infantiles de sus hijas. Cuando son ellas las agredidas, sacan fuerzas de flaqueza y valor suficiente para superar lo que sea, pero cuando se trata de sus niñitas, violadas desde los dieciocho meses, lloran sin consuelo posible, amargamente, y gritan pidiendo ayuda», dice el texto que acompaña a las imágenes. Cada fotografía revela una historia personal: Cibolonza fue violada a los tres años; a Cifa con cinco años también la violaron; Chance con cinco años vio el asesinato de sus padres, después le cortaron una pierna; Bahati fue violada por seis hombres y después rechazada por su familia; Naema fue violada y torturada, durante la violación le introdujeron un tronco delante de sus seis hijos; Marie fue violada, después encontró a sus hijos en una fosa séptica.. Al igual que la violencia, el relato no cesa. «Mujeres que rompieron el silencio»- JUAN MANUEL SERRANO ARCE «Dime, persona-muy-preparada-para-el-evento-cultural: ¿qué hacemos los humillados con vuestros oídos mutilados de palabras?» Pero no solo las violaciones martirizan a las mujeres, también la hematomancia, que goza de gran arraigo en la vida del Congo. Para hacer los rituales de magia negra, los criminales raptan a las niñas y después de violarlas utilizan su sangre como fuente de poder y riqueza. Una infamia salvaje. El corazón de África hoy La República Democrática del Congo está sumida en un periodo de inestabilidad política que se agrava desde diciembre de 2016, cuando el presidente Joseph Kabila debía haber dejado su cargo después de concluir su segundo mandato, como marca la ley congoleña. Sin embargo, los comicios no llegan, pese a que se había establecido como fecha tope para su celebración este 2017. Tras el fallecimiento de su máximo rival político, Etienne Tshisekedi, todo parece que será el opositor Moise Katumbi quien le disputará la presidencia, máxime cuando todos los rumores apuntan a que se ha aliado con el hijo de Tshisekedi para derrocarlo. Un escenario que se tornará más mortífero de lo que ya es, pasto de los distintos grupos que luchan entre ellos y contra el gobierno por el dominio de las riquezas naturales.
04-07-2017 | Fuente: abc.es
Daesh extiende el terror a los campos de refugiados en Irak
Mientras el Ejército de Irak se prepara para la victoria definitiva en Mosul, donde lograron cercar al enemigo «en un espacio de 300 metros», según los mandos iraquíes, tras una jornada marcada por duros bombardeos, Daesh extendió su campaña de terror a los campos de desplazados del país. Al menos 16 civiles murieron en el ataque suicida reivindicado por los yihadistas en el campo «El kilo 60», al este de Bagdad. Los terroristas aseguraron en un comunicado que fue «una operación contra las fuerzas de apóstatas», en referencia a la fuerte presencia de chiíes -considerados herejes por Daesh- en las fuerzas armadas. Pero los muertos fueron los civiles que encontraron aquí refugio huyendo de los combates. La ofensiva de Mosul deja cientos de miles de desplazados que viven ahora en campos levantados en Irak y en la región autónoma kurda en los que se extrema la seguridad para evitar ataques de este tipo y la infiltración de elementos de Daesh. La irrupción del «califato» ahondó en la crisis de desplazados que sufre Irak. Este país suma ya 3,2 millones de desplazados, repartidos en más de 3.000 lugares, según Acnur. Mosul ha supuesto el último desafío para las organizaciones internacionales desde que empezó la ofensiva. La ONU alertó en octubre de que esta operación iba provocar una gran crisis de refugiados. Y nueve meses después en valles como el de Khazer, a 40 kilómetros de la que ha sido la capital de Daesh, en zona ahora bajo control kurdo, se han tenido que levantar cinco campos para dar cobijo a los que huyen. «La mayoría se queda porque aquí nadie sabe lo que vendrá después del califato? hay mucha ansia de venganza»La Barzani Charity Foundation gestiona los campos de Khazer, y Rzgar Obed es el encargado de velar por la atención de 72.176 personas. «Con el final de la operación militar en Mosul algunos ya han vuelto a los barrios del este, que están más tranquilos, pero la mayoría se queda porque aquí nadie sabe lo que vendrá después del califato? y que puede ser aún peor. Hay mucha ansia de venganza», lamenta este profesional que trabaja en la cooperación desde 2013, cuando empezaron a llegar refugiados desde Siria. En el mapa de su despacho se observa que Mosul está rodeada de decenas de campos, «los únicos lugares donde hay vida en mitad de ciudades y aldeas arrasadas», apunta Obed. La oficina del responsable del organismo kurdo está en el campo de Hasam Sham U3, a unos 40 kilómetros de Mosul. Durante el día el termómetro roza los cincuenta grados y dentro de las tiendas no se puede aguantar. El aire es irrespirable y la gente se cubre con toallas por el sudor. Amar Khazal pasa las horas a la sombra de las grandes cisternas de agua, pero allí también el calor es insoportable. Pese a todo, «mejor este infierno que aguantar más tiempo a Daesh», bromea este joven de 25 años que no tiene a dónde regresar porque su casa es ahora puro escombro. A su lado, Farez Awad denuncia que «algunos de nosotros no somos de Mosul, venimos de pueblos que están al lado del campo, pero que ahora han quedado bajo control kurdo y no permiten que los árabes regresemos». Una situación que afecta a la población de la gran franja liberada por los peshmerga kurdos en la ruta hacia Mosul y que estos se han anexionado de forma unilateral tras expulsar a los yihadistas. Cuando se les recuerda el reciente ataque suicida de Daesh en un campo como este, pero próximo a Bagdad, responden sin vacilar que los yihadistas «son capaces de todo, quieren demostrar que siguen siendo fuertes y lo hacen asesinando a los más débiles». Estos refugiados saben de lo que hablan porque han vivido la llegada y auge del «califato» en sus propias carnes. Filtros de seguridad Todos los desplazados que llegan a los campos kurdos pasan por tres filtros de seguridad. El primero del Ejército de Irak, después los peshmerga y por última la policía kurda. «El objetivo es que no se cuelen yihadistas, pero entre más de 70.000 personas hay de todo, sobre todo si tenemos en cuenta que han pasado tres años bajo el califato», advierte Obed, quien quiere matizar que «tanto mi equipo, como el resto de organizaciones aquí presentes no hemos tenido ningún problema de seguridad hasta ahora». Mosul parece que vive sus últimos días de lucha, pero luego llegará Tal Afar, localidad fronteriza con Siria a la que Daesh ha trasladado su cuartel general. Irak se desangra y los campos levantados de urgencia se convierten en campos de larga duración para millones de iraquíes que han olvidado lo que era la paz.
26-06-2017 | Fuente: abc.es
Lilian Tintori exige al ministro de Defensa responder por la vida de Leopoldo López
Lilian Tintori intentó nuevamente este domingo de ver a su esposo Leopoldo López, después de 21 días en que no tiene noticias suyas, pero no le permitieron visitarlo en la cárcel militar de Ramo Verde. Su última señal de vida fueron unos gritos desesperados del líder: «Me están torturando, denúncialo», que Tintori grabó el viernes pasado en las puertas del penal. Es la primera vez que López denuncia que lo están torturando tras 40 meses de permanecer en Ramo Verde. Lo han condenado a casi 14 años de prisión por pedir la salida de Nicolás Maduro en 2014. Tintori ha denunciado que mantienen al líder en completo aislamiento y sin permitirle la visita de la familia, por lo que responsabilizó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y al director del penal, capitán de navío José Boston Silva, por la integridad de su esposo a quien le han violado los derechos humanos fundamentales. Dijo: «Vladimir Padrino López tiene que responder por la vida de Leopoldo, que explique la denuncia de Leopoldo de que lo torturan. Hoy hay 391 presos políticos que también reciben tratos de tortura por parte de militares. Me pregunto dónde está el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo. Tienen que estar aquí constatando la situación de Leopoldo». Tintori subrayó que «nuevamente estoy en Ramo Verde y no me dejan pasar, no me dan ninguna razón, solo nos colocan dos piquetes de la GNB Guardia Nacional Bolivariana y no nos dan respuesta. Hasta cuándo el régimen va a seguir violando los derechos fundamentales de Leopoldo. Vengo a exigir que me dejen ver a mi esposo y lo que hacen es reforzar con otro piquete». Su espera en la puerta del penal se prolongó por más de dos horas. También hizo un llamado a la Iglesia y a las organizaciones internacionales, a la Cruz Roja y a la CIDH para que se pronuncien ante la medida arbitraria de aislamiento e incomunicación en contra de López. Pidió a la iglesia un pronunciamiento. «Si esto pasara en cualquier país del mundo, ya la Iglesia estaría aquí. A ningún preso le pueden quitar su derecho a la visita y a Leopoldo cada día le han disminuido los mínimos derechos que le tienen que respetar a un preso, para intentar doblegarlo, porque le tienen miedo a sus palabras, al liderazgo que tiene y al llamado que ha hecho a la calle y protesta pacífica», agregó. En cuanto a las fotografías de López publicadas en el diario oficialista Ultimas Noticias, Tintori dijo que las imágenes fueron tomadas hace dos y tres meses. «Basta ya de manipulación, basta de burlarse de los venezolanos. Dejen ver a Leopoldo».
22-06-2017 | Fuente: abc.es
La diplomática española Ana Menéndez, asesora política del secretario general de la ONU
El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha elegido a la diplomática española Ana María Menéndez Pérez como asesora para Asuntos Políticos, con rango de secretaria general adjunta y por el que formará parte del nuevo Comité Ejecutivo de la ONU. El puesto fue creado por Guterres en enero de 2017 con el objetivo de revitalizar con él la organización y especialmente la gestión de prevención de conflictos, que será asumida por Menéndez. En concreto su labor se centrará en identificar oportunidades, desafíos y crisis emergentes, aconsejando las posibles soluciones. Su primer objetivo será crear una plataforma destinada a movilizar recursos humanos y materiales para la prevención de conflictos. En una nota difundida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, se expresa la «gran satisfacción» por el nombramiento y se subraya que se trata de un puesto de «gran responsabilidad» dentro de Naciones Unidas. Ana Menéndez tiene una dilatada trayectoria profesional, que supera los treinta años, buena parte de los cuales los ha pasado en puestos relacionados con Naciones Unidas. Desde 2012 era embajadora representante permanente de España ante la Oficina de la ONU y otras Organizaciones Internacionales con sede en Ginebra, además de haber sido entre febrero de 2003 y mayo de 2004, «número dos» de la Representación Española ante la ONU en Nueva York. La diplomática española sustituirá en el cargo a la surcoreana Kang Kyung-wha, recientemente nombrada Ministra de Asuntos Exteriores de su país.
19-06-2017 | Fuente: abc.es
Comienza en Turquía el primer juicio contra periodistas acusados de golpismo
Los veteranos periodistas Nazli Ilicak, Mehmet Altan y Ahmet Altan acuden hoy al Palacio de Justicia de Estambul para presentar su defensa tras casi un año de prisión preventiva (325, 271 y 269 días respectivamente), en el que es el primer juicio contra informadores turcos acusados de participar en el golpe de Estado del pasado 15 de julio. Las acusaciones que pesan sobre los tres son los más graves del código penal turco: «intento de derrocar el orden Constitucional», «intento de derrocar el Parlamento» e «intento de derrocar el Gobierno». La Fiscalía pide para cada uno de ellos tres cadenas perpetuas más 15 años por «cometer crímenes en nombre de una organización terrorista sin ser miembro». El presidente Recep Tayyip Erdogan señala al movimiento de Fethullah Gülen, el poderoso clérigo musulmán residente en Estados Unidos, como responsable del levantamiento militar que acabó con la vida de 248 personas, la mayoría civiles. Ilicak y los hermanos Altan no son los únicos acusados en este caso. Otros 14 profesionales de la información, entre los que se incluyen exdirectores de periódicos vinculados a Gülen, también afrontan altas penas. Diversas organizaciones internacionales han mostrado su apoyo a los periodistas. Article 19, Index on Censorship y PEN International han elaborado un comunicado conjunto en el que denuncian que el juicio tiene «motivaciones políticas» y piden a las autoridades «cancelar todas las acusaciones a menos que se presenten pruebas concretas de que se hayan cometido crímenes reconocibles internacionalmente». Asimismo, exigen la liberación de todos los que se encuentran en situación de arresto a la espera de juicio. Purga sin fin El sangriento y fallido golpe de Estado supuso el inicio de una purga masiva que ha alcanzado a personalidades de grupos y sectores de la sociedad completamente opuestos a Fethullah Gülen, quien hasta finales de 2013 fue el principal aliado de Erdogan. Más de 53.000 personas han sido encarceladas y cerca de 140.000 funcionarios han sido despedidos o suspendidos de empleo. El mundo de los medios de comunicación se ha convertido uno de los objetivos principales en las operaciones policiales. Según la organización turca por la defensa de la libertad de expresión P24, en estos momentos hay 167 comunicadores en las prisiones del país eurasiático. Además, casi 150 medios han sido clausurados con decretos ejecutivos. Ankara sostiene que ningún periodista está arrestado «por escribir historias», según declaraciones del ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, realizadas durante una visita oficial en Madrid. «Personas identificadas como periodistas han apoyado el terrorismo o a las bandas terroristas».
08-06-2017 | Fuente: abc.es
Se cumple un mes de la detención del periodista francés Mathias Depardon en Turquía
Mathias Depardon, un fotoperiodista francés afincado en Estambul desde hace cinco años, continúa retenido en un centro de deportación turco después de su detención, producida el pasado 8 de mayo. Depardon fue trasladado a dependencias policiales cuado trabajaba en un encargo de National Geographic en la ciudad de Hasankeyf, situada en el sudeste del país y famosa por su rico y amenazado patrimonio histórico. Desde entonces se encuentra detenido en la ciudad de Gaziantep y a la espera de que las autoridades turcas procedan a su deportación, que ya se ha alargado, sin motivo aparente, durante 31 días. La detención del periodista francés ha sido denunciada por diferentes organizaciones internacionales. Entre ellas se encuentra Reporteros Sin Fronteras (RSF), que ha iniciado una campaña para exigir su liberación. «Monsieur Erdogan -reza la petición realizada al presidente turco Recep Tayyip Erdogan-, la arbitrariedad se ha convertido en algo habitual en su país y ahora le ha tocado a Mathias ser la víctima. Después de barrer la pluralidad de los medios de comunicación turcos, ahora su Gobierno ha comenzado a dirigirse contra los periodistas extranjeros. No le permitiremos que lo haga». Con el objetivo de aumentar la presión sobre el Ejecutivo turco, la madre del fotoperiodista, Danièle Van de Lanotte, ha viajado hoy hasta Gaziantep para pedir la liberación de su hijo y tratar de reunirse con él. Según ha informado el diario francés Le Monde, en todo este tiempo la madre solo ha podido hablar en dos ocasiones con Depardon. Huelga de hambre No ha sido la única medida para tratar de poner fin a su situación. El propio fotógrafo llevó a cabo una huelga de hambre, una medida de presión que se ha popularizado entre numerosos presos políticos turcos. No obstante, tras una semana decidió ponerle fin. «Mathias Depardon está recibiendo un buen trato, sabe que su caso está siendo tratado al más alto nivel: el periodista ha finalizado su huelga de hambre», anunció a través de las redes sociales Christophe Deloire, secretario general de RSF. Y es que el presidente francés, Emmanuel Macron, pidió personalmente la liberación de Depardon, «lo antes posible», durante una conversación telefónica con Erdogan. La prensa francesa había informado de que, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, el presidente turco le había prometido a su homólogo francés que examinaría el caso de Depardon. Lo cierto es que lo ocurrido a este fotoperiodista, que continuaba trabajando en Turquía a pesar de que las autoridades no habían renovado su tarjeta de prensa, no es un caso aislado. Justo un mes antes, el 9 de abril, el periodista italiano Gabriele del Grande fue detenido cuando trabajaba en la provincia de Hatay, cerca de la frontera con Siria. Del Grande, que tampoco tenía el carné de prensa expedido por el Gobierno turco, estuvo retenido dos semanas antes de ser expulsado del país eurasiático.
27-05-2017 | Fuente: abc.es
Los alemanes se sienten odiados por Trump
La República Federal de Alemania, rendida a las relaciones trasatlánticas desde su fundación en 1949, sufrió ayer una crisis de identidad internacional cuando varios medios de comunicación germanos publicaron unas declaraciones de Donald Trump durante la cumbre de la OTAN en Bruselas. ?Los alemanes son malos, muy malos?, había dicho el presidente norteamericano mientras reprochaba a la industria alemana sus florecientes exportaciones. ?¡Miren solamente la cantidad de coches que venden en EE.UU.! ? vamos a parar eso?. El alboroto diplomático era tan fogoso a las pocas horas que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, uno de los presentes en el momento de la afrenta, salió a desmentirla desde Taormina. Trump no quiso ser ?agresivo? con Alemania, explicó, ?fue una conversación franca y constructiva sobre comercio?, al tiempo que atribuía el revuelo, con menos acierto que buena intención, a un fallo de los traductores. ?Bad no significa malo?, se esforzaba Juncker por disculpar a Trump, sin recibir demasiada ayuda, por otra parte, de otro de los presentes en la conversación origen del problema, Donald Tusk, para quien en estos casos, ?se necesitan más bien fontaneros profesionales que diplomáticos indiscretos?. La canciller Merkel, todavía reunida con el presidente de EE.UU., prefirió dejar que la polémica hablase por sí sola y su portavoz, Steffen Seibert, se limitó a asegurar con cierta ironía que ?la confianza depositada en el gobierno de EE.UU. sigue siendo la misma a nivel político, pero hay que reconocer que algunas cosas son ahora un poco más imprevisibles?. El candidato socialdemócrata a la Cancillería de Berlín, Martin Schulz, adoptó sin embargo un tono de agravio y dijo que ?Alemania no tiene por qué soportar ese trato humillante?, mientras el también socialdemócrata alemán de Exteriores, Sigmar Gabriel, reconoció que ?hay hechos que nos están irritando? en las relaciones bilaterales. Las reacciones de queja surgieron desde los más insospechados rincones de la política alemana e incluso el siempre sereno y piadoso presidente del Consejo Evangélico, el obispo Heinrich Bedrof-Strohm, bromeó sobre Trump: ?bueno, Dios dice que amemos al prójimo, pero no cuánto ni por cuánto tiempo?. El portavoz de Trump, Sean Spicer, salió al encuentro de los periodistas alemanes enviados al G7 y les explicó que la palabra ?bad? (malo), puesta en boca del presidente de EE.UU., era una falsa noticia. Aseguró que Trump siente un ?reverente respeto por Alemania?, aunque considera ?injusta? la situación comercial. Pero no logró convencer a la prensa germana, que anoche seguía elaborando listas de los motivos por los que ?Trump odia a Alemania?, entre los que se cita el éxito económico alemán, la amistad con Obama, la política de refugiados, el posicionamiento en organizaciones internacionales y la mentalidad alemana, que a diferencia de Trump, repele el riesgo. Bild mencionaba también al abuelo de Trump, alemán que emigró a EE.UU. y no fue admitido de vuelta por haberse escaqueado del cumplimiento del servicio militar.
26-05-2017 | Fuente: abc.es
Juncker desmiente que Trump sea «agresivo» con Alemania
Alemania está perpleja. Las declaraciones de Donald Trump durante la cumbre de la OTAN filtradas a la prensa sitúan diplomáticamente a este país entre los enemigos de EE.UU. y por delante de otras potencias tradicionalmente hostiles como Rusia o China. «Los alemanes son malos, muy malos», han sido las palabras textuales del presidente norteamericano, que ha reprochado además a la industria alemana su superávit y sus exportaciones. «Miren solamente la cantidad de coches que venden en EE.UU», ha dicho en Bruselas, «vamos a parar eso». Son varios los medios de comunicación alemanes que, citando diversas fuentes, han reproducido las palabras de Trum, que fueron pronunciadas ayer en presencia del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, además de la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini. En una rueda de prensa celebrada esta mañana en la ciudad siciliana de Taormina, sin embargo, Juncker ha tratado esta mañana de quitar hierro a las palabras del presidente estadunidense, asegurando que «no fue agresivo con Alemania». Según su versión de los hechos, el encuentro que mantuvieron con el mandatario estadounidense «fue franco y constructivo» y ha desmentido desmentido incluso: «no es verdad que dijera eso sobre los alemanes». Mucho menos contundente se ha mostrado Donald Tusk, quien comparecía en la misma rueda de prensa y ha declinado comentar la noticia, limitándose a comentar que, en estos casos, «se necesitan más bien fontaneros profesionales que diplomáticos indiscretos». Las informaciones publicadas por el semanario Der Spiegel y el periódico Süddeutsche Zeitung, han añadido que las autoridades europeas hubieron de explicar a Trump durante la reunión cómo funciona la UE en el nivel más básico, corrigiendo su idea de que Alemania pudiera adoptar políticas comerciales al margen del resto de los socios del euro y aclarando que no es posible la negociaciones de tratados comerciales con los países europeos uno por uno. Juncker ha reconocido que explicó a Trump que «no debía comparar la posición comercial de Estados Unidos con la de un país individual y ni siquiera con la de la UE». La canciller alemana Angela Merkel, por su parte, solamente ha valorado de forma positiva la decisión de la OTAN de integrarse «formalmente» en la coalición internacional contra Daesh, precisando que no significa que vaya a haber nuevas aportaciones por parte de Alemania a esa lucha, tal como exigió Trump en tono imperativo durante la reunión en Bruselas. La prensa alemana, que se ha caracterizado durante los últimos meses por sus críticas posiciones ante la nueva administración estadounidense, se pregunta ahora por los motivos por los que Trump odia a Alemania, entre los que se cita su éxito económico, la amistad con Obama, la política de refugiados de Merkel, el posicionamiento en organizaciones internacionales y la mentalidad alemana, que a diferencia de Trump, repele el riesgo. No son pocos los analistas que recurren a la psicología familiar y citan también al abuelo de Trump, alemán que emigró a EEUU y que no fue admitido de vuelta por haberse escaqueado del cumplimiento del serivio militar.
26-05-2017 | Fuente: abc.es
Las duras críticas de Trump en Bruselas: «Los alemanes son malos, muy malos»
Alemania está perpleja. Las declaraciones de Donald Trump durante la cumbre de la TAN filtradas a la prensa sitúan diplomáticamente a este país entre los enemigos de EE.UU. y por delante de otras potencias tradicionalmente hostiles como Rusia o China. ?Los alemanes son malos, muy malos?, han sido las palabras textuales del presidente norteamericano, que ha reprochado además a la industria alemana su superávit y sus exportaciones. ?Miren solamente la cantidad de coches que venden en EE.UU?, ha dicho en Bruselas, ?vamos a parar eso?. Son varios los medios de comunicación alemanes que, citando diversas fuentes, han reproducido las palabras de Trump, que fueron pronunciadas ayer en presencia del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, además de la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini. En una rueda de prensa celebrada esta mañana en la ciudad siciliana de Taormina, sin embargo, Juncker ha tratado esta mañana de quitar hierro a las palabras del presidente estadunidense, asegurando que ?no fue agresivo con Alemania?. Según su versión de los hechos, el encuentro que mantuvieron con el mandatario estadounidense ?fue franco y constructivo? y ha desmentido desmentido incluso: ?no es verdad que dijera eso sobre los alemanes?. Mucho menos contundente se ha mostrado Donald Tusk, quien comparecía en la misma rueda de prensa y ha declinado comentar la noticia, limitándose a comentar que, en estos casos, ?se necesitan más bien fontaneros profesionales que diplomáticos indiscretos?. Las informaciones publicadas por el semanario Der Spiegel y el periódico Süddeutsche Zeitung, han añadido que las autoridades europeas hubieron de explicar a Trump durante la reunión cómo funciona la UE en el nivel más básico, corrigiendo su idea de que Alemania pudiera adoptar políticas comerciales al margen del resto de los socios del euro y aclarando que no es posible la negociaciones de tratados comerciales con los países europeos uno por uno. Juncker ha reconocido que explicó a Trump que ?no debía comparar la posición comercial de Estados Unidos con la de un país individual y ni siquiera con la de la UE?. La canciller alemana Angela Merkel, por su parte, solamente ha valorado de forma positiva la decisión de la OTAN de integrarse ?formalmente? en la coalición internacional contra Daesh, precisando que no significa que vaya a haber nuevas aportaciones por parte de Alemania a esa lucha, tal como exigió Trump en tono imperativo durante la reunión en Bruselas. La prensa alemana, que se ha caracterizado durante los últimos meses por sus críticas posiciones ante la nueva administración estadounidense, se pregunta ahora por los motivos por los que Trump odia a Alemania, entre los que se cita su éxito económico, la amistad con Obama, la política de refugiados de Merkel, el posicionamiento en organizaciones internacionales y la mentalidad alemana, que a diferencia de Trump, repele el riesgo. No son pocos los analistas que recurren a la psicología familiar y citan también al abuelo de Trump, alemán que emigró a EEUU y que no fue admitido de vuelta por haberse escaqueado del cumplimiento del serivio militar.