Infortelecom

Noticias de oea

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Piñera apuesta por la Alianza del Pacífico frente a Unasur
Sebastián Piñera, elegido presidente de Chile en las elecciones del pasado domingo, tiene el propósito de impulsar una política exterior centrada en el comercio internacional, con especial apuesta por la Alianza del Pacífico (asociación económica integrada además por Perú, Colombia y México) y por el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que en 2019 celebrará en Chile su encuentro bianual. La disputa con Bolivia por el reclamo de acceso al mar que bolivianos perdieron frente a los chilenos en el siglo XIX supondrá un momento complicado en la agenda internacional de Piñera, cuando hacia la mitad de su presidencia la Corte Internacional de Justicia se pronuncie al respecto. Más economía, menos ideología El programa electoral del candidato ganador en Chile habla mucho de la Alianza del Pacífico, constituida por países que apuestan sin reticencias por la economía de mercado, y nada de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), formada por todos los estados sudamericanos, que ha primado las cuestiones políticas sobre las económicas y ha actuado sobre todo a iniciativa de los países bolivarianos. Precisamente, en contra de esos últimos países, Piñera propone fortalecer la Carta Democrática Interamericana y el papel del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). La actuación dictatorial de Nicolás Maduro en Venezuela ya había provocado, de todos modos, que en su etapa final el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet ayudara a coordinar una respuesta regional frente a Caracas en el seno de la OEA. La victoria de Piñera supone un refuerzo de las posiciones económicas liberales en Sudamérica, tras la victoria de Mauricio de Macri en Argentina en diciembre de 2015 y la presidencia sobrevenida de Michel Temer en Brasil en agosto de 2016. También la marcha de Rafael Correa en Ecuador contribuye ligeramente a ese giro, al menos en cuanto alianzas, pues su sucesor, Lenín Moreno, aunque del mismo partido, ha marcado distancias respecto a sus habituales socios del ALBA (frente formado además por Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua). Unasur pierde fuerza Tras todas esas elecciones, Unasur pierda fuerza como el foro de integración que alentaba la izquierda; en cambio, cobran impulso los procesos de cooperación especialmente económica: la Alianza del Pacífico, lanzada durante el primer mandato de Piñera, y Mercosur, relanzado ahora por la Argentina de Macri y el Brasil de Temer (del que además forman parte Uruguay y Paraguay). Desde ambas plataformas se sugiere un intento de progresiva aproximación. La apuesta por Unasur figuraba en el programa del socialdemócrata Alejandro Guillier y especialmente en el de la izquierdista Beatriz Sánchez, quien no logró pasar a la segunda vuelta. Sánchez abogaba por replantear la Alianza del Pacífico, renunciar a buscar un acuerdo transpacífico con varios países asiáticos, revisar los otros muchos tratados de libre comercio que Chile tiene firmados y no firmar ninguno nuevo. El mayoritario apoyo electoral de los chilenos ha sido para todo lo contrario. El programa de Piñera habla de impulsar un acuerdo de libre comercio con la región de Asia-Pacífico (rescatando la iniciativa del TPP de cuya culminación se retiró Estados Unidos), firmar uno con India y fortalecer el de China. En cuanto a la Alianza del Pacífico con Perú, Colombia y México, el electo presidente chileno aboga por firmar un cronograma de incorporación de nuevos miembros (Panamá y Costa Rica son candidatos). Ante Bolivia La política exterior del nuevo presidente chileno contempla un trato de especial vecindad con Argentina y Perú, mediante la mejora de la conectividad y el libre tránsito de personas y capitales. En cambio, en relación a su otro vecino, Bolivia, Piñera se mueve con reticencia. Aunque el programa electoral no se pronuncia, en el pasado Piñera se inclinó por salir del Pacto de Bogotá, cuyos firmantes aceptan las resoluciones de conflictos territoriales presentados ante la Corte Internacional de Justicia. La sentencia dictada por esa Corte en 2014 dando parte de la razón a Perú, en una controversia sobre espacio marítimo frente Chile, generó debate entre los chilenos. Piñera se quejó entonces de que el tribunal había tenido en cuenta aspectos no jurídicos y eso mismo podría ocurrir cuando se pronunciara sobre el litigio entre Chile y Bolivia por la reclamación de acceso al mar que hacen los bolivianos. El equipo de asesores en política exterior ya expresó su intención de que el diferendo con Bolivia no «capture» la política internacional del presidente, y recomendó a este que lleve a cabo una acción diplomática y comunicativa que contrarreste la campaña de Bolivia para «permear» los foros internacionales.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un juez de la Corte Interamericana de DD.HH. compara al Gobierno de Macri con la dictadura militar
La Corte Interamericana de Derechos Humanos tiene un problema. El ministro de Justicia de Argentina, Germán Garavano, diputados, senadores de los partidos que integran la coalición de Gobierno Cambiemos, y juristas de reconocido prestigio, piden la renuncia o expulsión de ese Tribunal de la OEA del juez y ex miembro de la Corte Suprema, Raúl Eugenio Zaffaroni. El detonante de esta demanda son las declaraciones públicas de Zaffaroni donde insta a la población a la «resistencia», compara al Gobierno argentino con la última dictadura militar y expresa su deseo de que el presidente, Mauricio Macri, salga antes de tiempo de la Casa Rosada. Raúl Eugenio Zaffaroni, asesor a su vez de la ex presidenta Cristina Fernández, no tiene buenos deseos para el actual Gobierno argentino. «Quisiera que se fueran lo antes posible para que hagan menos daño». Con mandato hasta el 2019 en el tribunal de la OEA, Zaffaroni invocó «a la resistencia. A la resistencia no violenta, me refiero». Espantado con el Ejecutivo, animó a los argentinos, en una entrevista de radio, a «no deprimirse» porque con el «tiempo, todo pasa. Esto también va a pasar, como pasamos la dictadura militar, el menemismo, a Domingo Cavallo» (ex ministro de Economía). La secuencia que, a su juicio, se va a producir, será una moviola o repetición, «lo mismo que en el 2001», asegura, en alusió al año del crack de Argentina y del corralito. Convencido, al menos en su discurso de que un «aparato de poder de esta naturaleza», en refrencia al Gobierno, cuando se «ve frente a una crisis» adopta «medidas locas» que «son peligrosas», lo explica con varios ejemplos: «Nos costó la guerra de Malvinas, el estado de sitio en 2001, los muertos en Plaza de Mayo. Hay que tener mucho cuidado porque puede haber violencia y muertos». El último de sus pronósticos resulta demoledor. «Hay que tener cuidado con el colapso final, que será económico» porque «esto, no tiene salida». El ministro de Justicia, Germán Garavano, salió de inmediato al paso de sus declaraciones: «Zaffaroni debería renunciar la Corte Interamericana». El diputado de la Unión Cívica Radical, Mario Negri, dijo que «la distancia entre sus deseos de que este Gobierno se fuera cuanto antes y la invitación a que lo empujen o lo desestabilicen no existe». El abogado Alejandro Fargosi, ex miembro del Consejo de la Magistratura, equivalente al Consejo general del Poder Judicial,dejó aparte la diplomacia, «da vergüenza y debería ser removido (destituído) de la Corte Interamericana». «El estatuto de la Corte -añade- es incompatible con tener actividades que afecten su independencia, imparcialidad, la dignidad o el prestigio de esa función.. Zaffarini -concluye- parece creer que ser juez de la Corte Interamericana no lo inhabilita para hacer política partidista y de la peor porque ha atacado abierta y frontalmente al Gobierno argentino». Penalista con vuelo internacional, la carrera de Zaffaroni arranca en la dictadura argentina (1976-83). El ex ministro Rodolfo Terragno, recuerda, «días después de arrebatar el poder, Jorge Rafael Videla designó a Eugenio Raúl Zaffaroni al frente del Juzgado Nacional en lo Criminal de Sentencia de la Capital Federal». Al asumir el Juzgado, Zaffaroni juró «observar y hacer observar fielmente los objetivos básicos fijados (por la dictadura) y el Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional», razón por la que Terragno se opuso a su designación en el Supremo argentino, en el Senado: «Quien había convalidado el secuestro y desaparición de la Constitución nacional no podía ser nombrado su custodio», explica en un libro. A Zaffaroni, cuando todavía era miembro del Supremo argentino (hasta finales del 2014) , le descubrieron que en cuatro apartamentos suyos se ejercía la prostitución. Algunos de sus fallos son más que polémicos. En un caso de abuso sexual a una niña de 7 años ( obligada a hacer una felación) por parte del encargado de un edificio, consideró como atenuante que el agresor «apagara la luz». En un robo a mano armada, con un cuchillo, su ex señoría esgrimió un argumento para atenuar la pena de lo más ocurrente: «Un cuchillo no es un arma». También en materia de narcotráfico sorprenden las palabras de Zaffaroni, como recuerda en una columna Marcelo Carlos Romero, fiscal del Ministerio Público de Buenos Aires. En una de estas, tras desbaratar una de las cocinas de la muerte donde se vendía la droga, el todavía miembro de la Corte Interamericana de DD HH no consideró apropiado considerar el local un punto de comercio ilicito porque no se encontraba comprador alguno. A mediados del 2016, el Tribunal de Disciplina del Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, le suspendió la licencia de abogado por 90 días, por incumplimiento reiterado de los plazos que le obliga a ley para volver a ejercer como abogado tras abandnar la Corte. Aún así, durante ese lapso de tiempo y pese a ser contrario a las normas de la propia Corte, Raúl Eugenio Zaffaroni siguió siendo uno de los siete jueces de máximo tribunal de la OEA en derechos humanos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La OEA reconoce la reelección de Hernández como presidente de Honduras
La Organización de Estados Americanos (OEA) respaldó ayer la reelección del conservador Juan Orlando Hernández como presidente de Honduras para un segundo mandato presidencial. A través de un comunicado, el organismo manifestó su intención de trabajar en el futuro con las autoridades electas de Honduras -es decir, Hernández- para fortalecer las instituciones y reformar las leyes electorales para logra una convivencia democrática en el país centroamericano. Así, la OEA da por buenos los resultados de los comicios del pasado 26 de noviembre, en los que el candidato conservador recabó el 42.9% de los votos frente al 41.4% que el opositor Salvador Nasralla, a pesar de que hace un mes su secretario general, Luis Almagro, aseguró que se habían constatado irregularidades en el recuento electoral. ?La Secretaría General de la OEA no puede dar certeza respecto al resultado de las elecciones celebradas el 26 de noviembre?, concluyó la organización en un comunicado del 17 de diciembre. Hernández calificó como ?muy bueno? el comunicado de la OEA. Señaló que aumenta la legitimidad internacional alrededor de su candidatura, que ya ha sido reconocida por importantes países de la región como Estados Unidos, México, Colombia y Ecuador. El conservador espera ser investido este sábado como presidente por segundo periodo consecutivo, algo que por primera vez ocurre en Honduras en los últimos 30 años puesto que hasta 2015 la Constitución prohibía la reelección del Jefe de Estado. Por su parte, Nasralla, líder del Frente de Oposición Contra la Dictadura y quien se sigue considerando como el legítimo presidente de Honduras para el periodo 2018-2022, ha mostrado su desacuerdo con la OEA y ha tachado su decisión de ?lamentable?. En declaraciones a medios locales, el político dijo que era condenable que la organización internacional tomara la decisión de reconocer a Hernández como presidente después de haber tenido constancia de fraude en las elecciones. El opositor ha convocado una protesta el día de la investidura de Hernández para mostrar, una vez más, su rechazo a los resultados.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Rafael Correa, asediado por una turba en una radio del interior de Ecuador
El expresidente ecuatoriano Rafael Correa, que hace campaña por el "no" a la consulta impulsada por el Gobierno de Lenín Moreno, se encuentra asediado por una turba en una emisora del municipio de Quinindé, provincia de Esmeraldas (noroccidente). "La situación es muy grave en Quinindé . La radio donde nos entrevistaron está rodeada por gente del Municipio, con algunos cabecillas del MPD (Movimiento Popular Democrático)", menciona el propio Correa en su cuenta de Twitter. Según explicó a Efe Paola Pavón, exsecretaria de la Política del Gobierno de Correa y Moreno, el exmandatario se encuentra desde hace más de tres horas "retenido en contra de su voluntad por una turba violenta y armada", compuesta por unas 80 personas, que previamente arrojaron piedras, basura y efectuaron pintadas en los vehículos de la comitiva del expresidente. Moreno anunció el 2 de octubre una consulta popular para el 4 de febrero que incluía siete preguntas, cinco de ellas reformas a la Constitución, después de haber pedido a la ciudadanía que hiciera llegar sus inquietudes y mantenido reuniones con organizaciones sociales, políticas y de otra índole. De acuerdo a una denuncia elevada a la Organización de Estados Americanos (OEA), Correa acusa al presidente de no esperar a que se cumplieran los plazos previstos para que la Corte Constitucional avalara la consulta. Correa reiteró que existe en Ecuador "un grave rompimiento del orden constitucional" y equiparó la situación en el país con la convocatoria de la consulta independentista en Cataluña. El exgobernante se desafilió hace semanas del movimiento de izquierdas Alianza País que fundó en 2006 y al frente del cual gobernó durante una década.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ortega cifra en 195 los muertos por su «policía voluntaria»
El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, apareció el martes en los medios internacionales con tres versiones diferentes sobre a quién sirven los paramilitares, que se presentan como encapuchados armados, en la represión de las manifestaciones opositoras. En su primera entrevista internacional aseguró para la cadena estadounidense «Fox News» que estos grupos estaban financiados por la oposición con el objetivo de derrotarle en un golpe de Estado; la segunda versión que dio fue que Estados Unidos era el responsable de la financiación de los paramilitares; y por último, en una entrevista difundida por «Euronews», Daniel Ortega definió a estos grupos violentos como «policía voluntaria». «El policía voluntario en operaciones especiales va enmascarado en tiempo normal. Incluso hay países en América Latina en que los jueces van enmascarados para que no les maten», sostuvo el presidente. Disparidad en las cifras Los encapuchados armados son señalados como los principales ejecutores de entre 295 y 448 muertos, registrados en las protestas desde el pasado 18 de abril, Aquí se centra la segunda polémica por las declaraciones de Daniel Ortega, porque el mandatario cifró en 195 los muertos por los enfrentamientos violentos entre Gobierno y oposición, cuando el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos ha registrado 302 fallecidos, y por su parte, la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, en su informe preliminar, afirma que los tres meses de protestas han dejado 448 víctimas mortales, de entre ellos 383 civiles. Según el mandatario nicaragüense, los organismos de derechos humanos «juntan todos, tanto a la gente fallecida en dichos enfrentamientos como el promedio de dos muertos diarios» que ya tenía el país antes de la crisis. Por otra parte, Daniel Ortega descartó convocar elecciones antes de 2021, tal y como han recomendado diversos sectores de la población de Nicaragua y parte de la comunidad internacional y acusó a la OEA de «inmiscuirse en los asuntos internos» después de rechazar la propuesta de la organización de crear una «comisión especial» para dar seguimiento a la crisis. A pesar de todo, el presidente nicaragüense se mostró dispuesto a reanudar el diálogo, con la mediación de la ONU y la participación de la Iglesia para buscar una salida. La crisis está acelerando la emigración a otros países de la región. Ayer el portavoz de Acnur, William Spindler, explicó en una rueda de prensa que «de media, se registran unas 200 solicitudes de asilo diarias en Costa Rica. Desde abril, ya hay 8.000 y otras 15.000 personas tienen cita para presentar su petición».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La OEA crea un grupo de trabajo para Nicaragua cuatro meses después de estallar la crisis
La Organización de Estados Americanos (OEA) seleccionó doce países que formaran parte del llamado Grupo de Trabajo, organismo que trabajara para intentar encontrar una solución para la enquistada crisis política que atraviesa Nicaragua desde hace casi cuatro meses. Así, el Consejo Permanente de la OEA encomendó a Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, EEUU, Guyana, México, Panamá y Perú conformar el Grupo de Trabajo, mecanismo previsto en el reglamento de la organización, con el que buscaran la colaboración con el Gobierno de Nicaragua para acordar una solución pacífica la conflicto. La creación de este proyecto que añade un nuevo actor en la crisis nicaragüense, sin embargo, el presidente Daniel Ortega ha asegurado que su gobierno no colaborará con el Grupo de Trabajo. «No vamos a recibir al Grupo de Trabajo de la OEA, no tiene sentido», dijo Ortega durante una entrevista realizada esta semana. Para el sandinista, que gobierna el país ininterrumpidamente desde 2007, la llegada de este proyecto supone un acto de injerencia de la OEA en la política de su país, razón por la que se ha mostrado radicalmente en contra de la iniciativa. Sin embargo, el Grupo de Trabajo fue aprobado por mayoría en la OEA al contar la propuesta con el apoyo de 20 de los 34 países que son miembros activos, por lo que tratará de acercar posturas entre las dos partes, gobierno nicaragüense y oposición, que siguen defendiendo posiciones radicalmente distanciadas. La oposición exige la salida de Ortega del poder y el adelanto de elecciones, dos propuestas a las que el presidente se opone férreamente. «Caza de brujas» contra la oposición Mientras tanto, la a Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos emitió una nota de prensa en la que exigió al Gobierno de Nicaragua a frenar la represión y la «caza de brujas» contra los miembros de la oposición. «Estamos consternados, porque muchos defensores de los derechos humanos, periodistas y otras voces disconformes están siendo criminalizados y acusados de cargos infundados y desproporcionados, tales como "terrorismo"», indica la nota. Según estimaciones de diferentes ONGs, cerca de 450 personas han muerto en el país como consecuencia de la represión policial desde que se iniciaron las protestas el 18 de abril. No obstante, los cálculos del Gobierno de Nicaragua son mucho más bajos y reducen a unos 197 muertos el número de personas que ha fallecido en los últimos cuatro meses.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Alertan de la fabricación de pruebas del «atentado» por el régimen de Maduro
Además de registrar ilegalmente las residencias de los diputados Julio Borges y Juan Requesens, lo que teme y preocupa a la dirigencia opositora es que la policía secreta (Sebin) coloque o siembre en sus pertenencias algún «material» que los incrimine en el supuesto atentado ocurrido contra Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto. Este viernes la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la Universidad Central de Venezuela y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) marcharon hasta la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para consignar un documento aprobado por la Asamblea Nacional en rechazo a la detención de Juan Requesens, pues Borges se encuentra exiliado en Bogotá, Colombia. En la marcha, los compañeros universitarios de Requesens coreaban: «Si meten preso a uno, nos meten presos a todos», sin importar la lluvia que caía a esa hora en Caracas. Maduro ha acusado a Requesens de ser uno de los autores del «atentado» del pasado sábado. Su paradero sigue desconocido tras su secuestro por agentes secretos este martes. Se presume que está recluido en los calabozos del Sebin en su sede del Helicoide, en Caracas. Unas horas antes de la manifestación opositora ante la OEA, hacia las 22.00, la familia de Requesens denunció en un comunicado el allanamiento de su casa tras la detención y advirtió sobre la posible siembra de falsas pruebas en la vivienda. «Queremos alertar al país de cualquier siembra de evidencia falsa que el Sebin haya realizado en la residencia de Juan Requesens donde sólo habían pertenencias personales del diputado y de sus pequeños hijos», reza el comunicado. Vídeo editado por el régimen de Maduro Vecinos del edificio aseguraron que más de 40 funcionarios del Sebin entraron en el edificio Urupagua con armas largas y los rostros cubiertos. Denunciaron que el Sebin accedió al apartamento del diputado sin ningún testigo y que se escuchaban golpes y ruidos mientras entraban y salían.En el comunicado se explicó que la residencia de Requesens se hallaba vacía, debido a que los familiares buscaron otros refugios para resguardar su seguridad ante las persecuciones y amenazas del Gobierno. Después de tres días sin noticias del joven diputado, el Gobierno mostró un vídeo editado en el que aparece Requesens diciendo que Borges le «pidió el favor» de ingresar al país a Juan Monasterios, detenido y acusado de coordinar «acciones terroristas». Voces críticas, como la de la fiscal general destituida Luisa Ortega, creen esa declaración fruto de la «tortura».En el acuerdo parlamentario presentado a la OEA se exige la inmediata liberación de Requesens, así como la anulación del decreto del Tribunal Supremo para su enjuiciamiento. El Sebin también irrumpió en la vivienda del expresidente de la Asamblea Nacional Julio Borges, exiliado en Colombia, igualmente acusado de estar vinculado con los hechos del sábado en la avenida Bolívar. Desde su cuenta de Twitter denunció lo que los funcionarios estaban «taladrando» las puertas de su residencia y que en su casa solo había pertenencias familiares. «Hago responsable a[l presidente venezolano] Nicolás Maduro de lo que pueda ocurrirle a mi residencia y de lo que pueda sembrarse en mi contra», señaló Borges en su Twitter. El diputado indicó que lo único que a su juicio sostiene al Gobierno es el «miedo». Con esta cobardía del allanamiento a mi casa @NicolasMaduro demuestra la falsedad del supuesto atentado. La comunidad internacional actuará en consonancia a la arremetida contra la oposición demócratica.? Julio Borges (@JulioBorges) August 10, 2018En declaraciones a la prensa de Bogotá, Borges recordó que lleva más de cuatro meses fuera de su domicilio en Caracas y señaló que, por lo tanto, «cualquier cosa que en este momento este allí, que ellos puedan poner (sean) armas, drogas, cualquier documento, cualquier mentira es por supuesto producto de la imaginación de ellos, producto de su falta de ética». Para Borges, este allanamiento «demuestra la falsedad del supuesto atentado».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La opositora Alianza Cívica vuelve a la calle contra Ortega
La oposición nicaragüense ha tomado este sábado las calles de Managua -la capital- para conmemorar los 123 días que han pasado desde que el 18 de abril iniciaran las manifestaciones contra el presidente Ortega. Lo que inicialmente fueron unas manifestaciones para rechazar una reforma al sistema de las pensiones, finalmente se ha convertido en cuatro inestables y violentos meses en los que han fallecido entre 317 y 448 personas, según diversas ONGs, mientras que el Gobierno calcula un total de 198 muertos. Se trata de la crisis política más sangrienta que sufre el país desde los años 80, cuando Somoza fue derrocado por los grupos sandinistas de los que Ortega forma parte. Desde las dos de la tarde (hora local), miles de personas se reunieron en Managua en una convocatoria liderada por movimientos universitarios y campesinos, dos de los principales grupos que junto los empresarios conforman la oposición al régimen. Asimismo, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia -que conjuga a todos los grupos de oposición- bloqueó la carretera que comunica la capital con Masaya, una de las ciudades más golpeadas por la represión. Con esta marchas, los manifestantes esperan presionar al presidente para que retome la mesa de diálogo nacional, unas conversaciones organizadas por la Iglesia para buscar una solución pacífica a la crisis. Pese a que el Gobierno de Ortega ha impulsado la idea de que el país ha vuelto a la normalidad, organismos de defensa de derechos humanos calculan que más de 150 personas han sido detenidas durante las protestas, acusadas de cometer graves delitos de terrorismo. Sin embargo, un grupo de expertos creado por la Organización de Estados Americanos (OEA) ha denunciado los diversos obstáculos que le plantea el Ejecutivo para lograr acceso a expedientes, informes médicos y causas penales a las que se enfrentan los acusados, según un comunicado del pasado jueves. Entretanto, el Grupo de Trabajo -comisión conformada por 12 países de la OEA- ha mantenido contactos con actores nacionales e internacionales para facilitar el reinicio del diálogo. El Grupo de Trabajo, liderado por EE.UU. y Canadá, tiene como objetivo colaborar con el Gobierno para resolver el conflicto pese al rechazo del Parlamento nicaragüense, que lo considera como un acto de injerencia de Washington.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Ecuador abandona el bloque bolivariano por la crisis venezolana
La indolencia del gobierno de Nicolás Maduro ante la crisis humanitaria de los venezolanos y el éxodo de ciudadanos de ese país que en Ecuador tiene un enorme impacto, a pesar de haber impuesto el pasaporte como requisito para ingresar, es la gota que derramó el vaso para que abandone la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), aunque las posiciones políticas del gobierno de Lenín Moreno han sido cada vez más distantes de esta organización, nacida en la Habana, en 2004, por inspiración de Fidel Castro y Hugo Chávez.  Es muy bueno para el Ecuador. Yo he venido pidiendo numerosas veces, es un grupo que no significa nada», dice el embajador Mauricio Gándara, al comentar el sorpresivo anuncio del canciller ecuatoriano, José Valencia, de que Ecuador deja la ALBA, arguyendo la falta de voluntad política del gobierno de Venezuela para solucionar la crisis de sus ciudadanos, que huyen de la miseria y la violencia. Para algunos observadores, la presencia de Ecuador en la ALBA se había vuelto incómoda, tras la llegada a la Cancillería (Ministerio de Exteriores), de José Valencia, diplomático de carrera, en reemplazo a María Fernanda Espinosa, defensora del bolivarianismo y cercana a Nicolás Maduro y Daniel Ortega. «Se veía venir este cambio, estaba frenado por la presencia de la canciller Espinosa», confirma León Roldós, exvicepresidente de Ecuador. Para él, la ALBA, que anunció consolidaría un modelo político-económico, basado en el socialismo, «se volvió una mafia». María Fernanda Espinosa es, hoy, presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas. Como canciller de Ecuador visitó Caracas tras la elección de la Asamblea Constituyente, que desbancó a la mayoría opositora en la Asamblea Nacional, en lo que se consideró un espaldarazo al oficialismo, y que fuera rechazado por amplios sectores en el Ecuador. El giro de Lenin Moreno La llegada de José Valencia ha supuesto una ruptura en la política exterior ecuatoriana. Casa adentro, no solo que reincorporó a la Cancillería a numerosos diplomáticos de carrera que fueron cesados o dieron un paso al lado en la década que gobernó Rafael Correa, sino que reabrió la Academia Diplomática, cerrada durante la «revolución ciudadana», debido a la animadversión del expresidente a quienes solía llamar «momias cocteleras». Correa fortaleció el IAEN, un instituto de formación de funcionarios, que copó con profesores de izquierda, entre ellos algunos españoles. A Valencia, que ha sido contundente para cuestionar las políticas de Daniel Ortega y Nicolás Maduro, le correspondió recibir, en junio, al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence. En esa visita, el presidente Lenín Moreno firmó acuerdos de cooperación, incluso, en temas de seguridad, materia que ahora está a cargo de Oswaldo Jarrín, un general retirado, que años atrás ya ocupó el Ministerio de Defensa. Además, Moreno ha dicho, en plena crisis de violencia en Nicaragua, aunque sin mencionar el nombre del país, que «no hay democracia dónde hay muertos». El giro de Moreno a la política exterior hoy va aparejado al que ha ya ha dado en política interna, al haberse acercado a los sectores empresariales. Su ministro de Finanzas, Richard Martínez, renunció al Comité Empresarial, para asumir el cargo. También Moreno alienta la libertad de expresión y se ha aproximado a los medios y a los periodistas, y ha mostrado determinación para luchar contra la corrupción. En las relaciones internacionales, lo ha hecho de manera progresiva y a partir de la salida de Espinosa. Meses atrás, en una de las últimas sesiones de la OEA (Organización de Estados Americanos). Ecuador se abstuvo en una votación que condenaba a Venezuela cuando antes votaba siempre en defensa de Caracas. El voto, justamente, lo dio Valencia, entonces embajador ante la OEA. Idea de Castro y Chávez La Alianza Bolivariana, fue creada en La Habana, por Fidel Castro y Hugo Chávez, en 2004, para oponerse a la propuesta de Estados Unidos de un Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) y propiciar la expansión del socialismo con los gobiernos de esa tendencia que surgieron en esos años. Pronto se unieron Nicaragua y Bolivia y naciones del Caribe. Ecuador lo hizo en 2009, durante el mandato del presidente Rafael Correa, que lideraba la llamada «revolución ciudadana». Observadores sostienen que hoy se abre el camino para que se exija, con más fuerza, elecciones libres en Venezuela. Al anunciar la decisión, junto a otros ministros, el canciller reiteró que el gobierno ecuatoriano mantiene «una posición de principios»; que no se alineará con «ningún grupo en particular en la propuesta de que el problema de los venezolanos sea resuelto entre ellos, en el marco democrático», lo que ha sido interpretado que no se unirá al Grupo de Lima, que pretende sanciones al gobierno venezolano de Maduro. De todos modos, el cambio de la postura de Ecuador es contundente. «Moreno se ha liberado de Correa», comenta a ABC el embajador Mauricio Gándara.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Colombia se retira de Unasur por ser «cómplice» de la dictadura de Maduro
Cumpliendo su promesa de campaña y señalando a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) como «comodín para una dictadura», el presidente de Colombia, Iván Duque, anunció el lunes el envío formal de la carta de retiro de Unasur, iniciando así el fin de la permanencia de Colombia en ese organismo multilateral regional. «No podemos seguir siendo parte de una institución que ha sido el más grande cómplice de la dictadura de Venezuela», afirmó el presidente colombiano en su alocución nacional. La formalización del retiro, que tomará seis meses efectivos, está en la línea marcada meses antes por el entonces presidente electo, quien en su viaje a Washington y desde la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió a otros países miembros de Unasur que se retiren formalmente. Cabe recordar que el organismo multilateral regional se gestó en 2004, con la creación de la Comunidad Suramericana de Naciones, y vio su nacimiento formal en 2008 ya como Unasur. De acuerdo con Duque, el aporte de esa entidad se podría resumir en «servir los intereses de la dictadura de Venezuela», aunque hay quienes señalan que, a pesar de su marcado tinte chavista, permitió un diálogo regional en tiempos donde los gobiernos de la región mantenían diferencias ideológicas que dificultaban el avance necesario de asuntos migratorios, laborales y de integración. Ya desde abril de este año, el gobierno del entonces presidente Santos había suspendido la participación de Colombia en esa organización, hecho conjunto con Brasil, Perú, Chile, Argentina y Paraguay, que hoy se mantienen en esa condición. Pero ahora Unasur pierde a su primer miembro, queda atenta a que salde la deuda de dos millones de dólares por cuota de pertenencia y espera que los otros países que se mantienen en calidad de suspendidos cumplan también con el pago de sus obligaciones. El resto ya es historia.
...
82