Infortelecom

Noticias de oea

30-01-2020 | Fuente: abc.es
Evo Morales planea junto a sus abogados su candidatura como legislador en Bolivia
El expresidente de Bolivia Evo Morales ha otorgado un poder especial a su abogado, Wilfredo Chávez, y a su exjefa de gabinete, Patricia Hermosa, para ser inscrito como diputado o senador por el partido Movimiento al Socialismo (MAS) en las elecciones generales del 3 de mayo, han informado varios medios locales. El documento otorga a Chávez y Hermosa la tarea de personarse en el Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) y el Sevicio de Registro Civil (SERECI), entre otras instituciones, para cumplir los requisitos establecidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia para habilitar al exmandatario como senador o diputado. Según el reglamento del TSE para las elecciones del 3 de mayo, el candidato debe estar registrado en el censo electoral, no tener cargos penales y tampoco sentencias condenatorias en materia penal. En este contexto, sobre Morales pesa una orden de captura emitida por la Fiscalía boliviana por los cargos de sedición y terrorismo, delitos de los que se le acusa por haber ordenado cercar importantes ciudades en el marco de las protestas que tuvieron lugar tras las elecciones del 20 de octubre en el país. No obstante, no hay sentencia sobre ninguno de estos delitos. Morales dimitió el 10 de noviembre después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) detectara «irregularidades» en las elecciones del 20 de octubre. Actualmente se encuentra en Argentina en calidad de refugiado. El MAS y sus opositores alcanzaron un acuerdo en el Congreso para celebrar otras elecciones presidenciales, previstas para el 3 de mayor, si bien vetaron a Morales y a su exvicepresidente, Álvaro García Linera, como candidatos. Así, el expresidente se limitaría a ejercer como jefe de campaña electoral. Con las elecciones presidenciales del 3 de mayo, Bolivia aspira a zanjar la crisis política en la que se encuentra inmersa. Más de 30 personas murieron en los enfrentamientos entre simpatizantes y detractores de Morales y con las fuerzas de seguridad.
26-01-2020 | Fuente: abc.es
La lucha contra la corrupción marca la elección del nuevo Congreso en Perú
La lucha contra la corrupción, mal endémico que persiste desde que el país sudamericano se independizo de España, ha marcado la elección para elegir un nuevo Congreso después que el pasado 30 de setiembre, el presidente Martin Vizcarra disolviera constitucionalmente este poder del Estado. Vizcarra decidió disolver el Congreso porque hubo una relación tormentosa con la bancada del partido de Keiko Sofía Fujimori, «Fuerza Popular», que era mayoritaria y que se negó a destituir al entonces cuestionado Fiscal de la nación, Pedro Chavarry, y hacer la reforma política solicitada por el entonces Primer ministro, Salvador del Solar. Esta reforma política buscaba apoyar a los fiscales y jueces que investigan el caso «Lavajato» y «CNM audios» que destaparon una alianza entre jueces y fiscales con los principales líderes políticos peruanos de las últimas dos décadas: Keiko Sofía Fujimori y el fallecido expresidente Alan García. «El Presidente Vizcarra disolvió el congreso y llamó a elecciones en el marco de una facultad prevista en la Constitución. Hubo una controversia sobre si para ello se había cumplido con todas las condiciones previstas. Recientemente el Tribunal Constitucional voto a favor de la corrección de la medida. Esperamos que se establezcan criterios claros que eviten un futuro uso arbitrario de esta atribución», dijo al ABC el director de Transparencia, Iván Lanegra. Vizcarra asumió el poder en marzo de 2017 después de que su predecesor Pedro Pablo Kuczynski renunciara a la presidencia después del escándalo por la compra de votos en el Congreso para eludir que se le expulsase del poder tras el descubrimiento de que fue parte de la red de prebendas de la constructora brasileña Odebrecht en Perú. En paralelo a estos comicios, las investigaciones del caso Lavajato continúan: el próximo martes 28, un juez decide si la lideresa de «Fuerza Popular», Keiko Sofía Fujimori, va o no a prisión preventiva por esconder aportes a su campaña a través de donantes falsos. Ayer, sábado, durante un megaoperativo dirigido por el Ministerio del Interior se detuvo al exlegislador de «Fuerza Popular» y presidente de la comisión «Lavajato» en el Congreso, Víctor Albrecht; y al exalcalde del Callao, Félix Sotomayor; como parte de una presunta red criminal que destapó los lazos entre jueces y políticos con una banda de crimen organizado en el puerto del Callao. El detenido Sotomayor se postula hoy al Congreso por la agrupación «Vamos Perú». Elección inédita Es una elección inédita en la que votarán para elegir a 130 congresistas; 24,7 milones de peruanos; de los cuales 23,8 millones están en Perú y 974.000 en el extranjero. «Los peruanos llegamos el domingo a votar en un proceso inédito en nuestro país: elecciones exclusivamente parlamentarias y para un período de tiempo muy corto, de unos 16 o 17 meses», señala Lanegra, al tiempo que agrega que «es un proceso que ha ocurrido en medio de un momento de reforma política errático e inconcluso». «Todo esto ha generado confusión y poco interés en la ciudadanía. Una que de por sí es una de las que más desconfía de los políticos en América Latina», indicó. Para la analista política, Giovanna Peñalor, no ha habido ninguna agrupación política que se haya apropiado del espacio que abrió el presidente Vizcarra al disolver el congreso: la lucha contra la corrupción. «Esta elección va a ser un reflejo de la indiferencia y la apatía de los electores hacia la política. Definitivamente la relación del Congreso con el Ejecutivo no va a ser tan terrible como la anterior, pero tampoco va a ser idílica», señaló al ABC Peñaflor. Entre las 21 agrupaciones que postulan hoy, domingo, destacan en los sondeos de opinión: el partido Acción Popular, fundado por el fallecido Fernando Belaúnde; el partido Morado, fundado por Julio Guzmán; Alianza por el Progreso, fundado por César Acuña; Fuerza Popular, fundada por Keiko Sofía Fujimori; APRA, que fue presidido por el fallecido expresidente Alan García; y el bloque de izquierda que va separado a los comicios, Frente Amplio fundado por Marco Arana y Juntos por el Perú, representado por Veronika Mendoza. En tanto, entre las entidades que observarán esta elección destaca la organización Transparencia que movilizará a 2000 voluntarios en los 26 distritos electorales del país; la misión electoral que envió la Organización de Estados Americanos (OEA) y la misión de observación electoral de la Unión Europea (UE), dirigida por Leopoldo López Gil, que ha desplegado mas de 100 observadores en todo el país incluyendo parlamentarios de la UE. En declaraciones al ABC, Leopoldo López Gil precisó que «si bien es una elección que se realiza por vez primera todo se desarrolla de manera normal, no se observa ninguna anomalía». «Estamos ubicados en todo el país en todas las áreas urbanas y rurales. Lo que buscamos es hacer un trabajo de observación que ayude a mejorar el sistema electoral peruano», concluyó López Gil.
26-01-2020 | Fuente: abc.es
Karen Longaric: «Los pagos de Evo Morales a Podemos fueron de tipo político»
Las autoridades de Bolivia están investigando los pagos de más de un millón de euros del anterior Gobierno, comandado por Evo Morales, a la consultora Neurona, ligada a Podemos. En su primera visita oficial a la sede de la Organización de Estados Americanos en Washington, la canciller [ministra de Exteriores] del Gobierno de transición que preside Jeanine Áñez asegura que cree que esos pagos a Podemos fueron de tipo político. Karen Longaric (Sucre, 1957) asegura que espera más explicaciones por parte del Gobierno de Pedro Sánchez sobre la visita de los diplomáticos españoles Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, acompañados por un grupo de agentes policiales con pasamontañas, a la embajada mexicana en La Paz. ¿Ha sido un golpe de Estado lo que ha sucedido en Bolivia? De ninguna manera. Es una narrativa que ha sido desvirtuada por la realidad que vive Bolivia en este momento. No se puede llamar golpe de Estado a una transición gubernamental constitucional como la que se ha dado en Bolivia. No se puede llamar golpe de Estado cuando todos los poderes del Estado están funcionando perfectamente y sin ninguna interrupción. ¿Hay cargos presentados contra Evo Morales en este momento? Sí, el ministerio público ha dado a conocer que se impulsa una acción por sedición, por instigación al terrorismo. Pero eso pertenece a otra esfera, la judicial. ¿Fue obligado a irse el expresidente Morales o está fugado? Él optó por pedir asilo espontánea y voluntariamente. Evo Morales no es desde luego un perseguido político. La expedición de su mandamiento de apremio data de muy pocas semanas atrás. ¿Sabe a qué obedecieron los pagos que hizo el Gobierno de Morales a miembros del partido español Podemos? Hay una investigación abierta, y en cuanto tengamos las conclusiones las compartiremos, para que haya una máxima transparencia sobre esos pagos, que sí nos constan. Pero, ¿tiene alguna sospecha de por qué se hicieron esos pagos? ¿Fueron pagos por servicio de comunicación o políticos? Se tiene la sospecha de que son pagos de carácter político porque, por ejemplo, el pago por una sola consultoría por 400.000 dólares, entre otros, son pagos excesivos. Resulta sospechoso. Entonces, esperamos que las instancias de investigación hagan su trabajo. Cuando Podemos estaba negociando su entrada en el Gobierno en España, la encargada de negocios española en La Paz, Cristina Borreguero, y el cónsul, Álvaro Fernández, se presentaron en la embajada de México, donde se refugian altos mandos del anterior gobierno, con un grupo de encapuchados. ¿Están relacionadas ambas cosas? Yo no puedo pronunciarme y juzgar de esa manera los hechos. Lo que la cancillería pudo constatar es que estas personas vinculadas a la embajada de España actuaron en primer lugar sin autorización de su Gobierno, porque esto me hizo saber el ministerio español de Exteriores de España. Vulneraron además el ordenamiento jurídico boliviano. ¿Por qué se presentaron cuatro agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) español, encapuchados? Eso está siendo investigado en las instancias correspondientes. El Gobierno interino de Bolivia expulsó a los diplomáticos españoles. ¿Están satisfechos con las explicaciones dadas desde Madrid? En términos generales sí, pero estamos esperando simplemente que España acredite un jefe de misión en este momento y confiamos plenamente en que las relaciones se van a mantener de una manera cordial y de respeto mutuo, porque consideramos que una coyuntura de la política que se ha dado en Bolivia no puede separar a dos pueblos hermanos. Pero las respuestas de España, ¿son satisfactorias de momento o esperan más? Esperamos más. A las siguientes elecciones, ¿se va a poder presentar el Movimiento al Socialismo de Evo Morales sin trabas? Por supuesto que sí. De hecho, el Movimiento al Socialismo está presidiendo la Asamblea Legislativa. La señora [Mónica Eva] Copa es jefe del poder legislativo y pertenece al Movimiento Aa Socialismo. De hecho, también ya Evo Morales en persona ha anunciado el binomio que va a participar en estas elecciones y que está conformado por un exministro de su Gobierno y como vicepresidente, el señor [David] Choquehuanca, que también fue canciller de la República. ¿Temen injerencias del régimen venezolano de Nicolás Maduro en la esfera digital, como hemos visto en Chile? Hemos pedido la cooperación internacional de algunos gobiernos amigos en estos temas tecnológicos para controlar que no haya injerencia y no haya fraude a través de mecanismos tecnológicos en las elecciones. ¿Cómo calificaría la labor de la misión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) durante las elecciones? Su auditoría halló evidencias de fraude por parte de Morales en las elecciones. Hemos tenido pruebas contundentes de que hubo una supervisión clara y transparente de lo que fue el proceso de elecciones. De hecho, fueron los observadores de la misión de la OEA los que advirtieron del fraude electoral en primera instancia y luego esto quedó confirmado a través de una auditoría impulsada por la OEA. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) nombró el jueves a cuatro expertos para investigar supuestas violaciones a derechos humanos durante la caída de Morales. ¿Qué espera de esa misión? Esperamos transparencia. Esperamos un trabajo desideologizado, esperamos un proceso de investigación y que cumpla con las expectativas del pueblo boliviano, pero además, particularmente, que se ajuste a las reglas democráticas. Ha acusado a la CIDH de emitir un dictamen preliminar sesgado a finales del año pasado, cuando ese organismo acusó a su gobierno de recurrir a la violencia. Tememos que el informe preliminar que se presentó el mes pasado no hubiese cubierto plenamente todo el escenario que debía haberse investigado. Es por eso que creemos que tiene ciertas carencias y esperamos que no se repita en esta nueva ocasión. ¿No hubo masacres entonces en Bolivia durante los días en que cayó Morales? De ningún modo. La CIDH podrá comprobar libremente que no las hubo.
21-01-2020 | Fuente: abc.es
Duque y Pompeo alertan de la presencia de Hizbolá en Venezuela
La III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo celebrada este lunes en Bogotá estuvo marcada por la esperada reunión entre el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó , ambos destacados huéspedes del Gobierno de Iván Duque. El nombre de Hizbolá estuvo sobre la mesa. «Hemos visto la presencia de células de Hizbolá en países como Venezuela, con la anuencia y la connivencia de la dictadura de Nicolás Maduro», denunció el presidente colombiano. Pompeo se unió a la denuncia afirmando que «el régimen de Irán, con su brazo armado Hizbolá, está en Venezuela y eso no es aceptable». En la lista de indeseables continentales fueron ratificados el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y los grupos disidentes de la otrora guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), hoy partido político pero que paradójicamente solo este lunes, más de tres años después de la firma del Acuerdo de Paz, fue sacada de la lista de terroristas de Colombia. Petición de sanciones La petición central que hizo el anfitrión de la Cumbre fue hacer valer la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que condena el apoyo de cualquier gobierno a grupos terroristas, en una clara alusión al régimen de Maduro. Así lo señaló Duque ante los 25 participantes en el encuentro: la resolución «es muy clara y contundente, no se puede permitir a ningún Estado que promueva, albergue, patrocine o facilite actividades terroristas en su territorio». Y pidió sanciones de los diferentes países y organismos multilaterales. Atendieron esta llamada los representantes de Argentina, Bahamas, Belice, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, EE.UU., El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, República Dominicana, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y Uruguay, que contaron con el acompañamiento de España e Israel como observadores, y representantes del Comité Contra el Terrorismo de la ONU, la Comisión Interamericana contra del Terrorismo de la OEA, Interpol y Ameripol. Además, Pompeo anunció «más acciones» contra Maduro, sin mayores concreciones. Tras su estancia en Colombia, Juan Guaidó emprende viaje a Europa. Según anunció, este martes visitará Londres, antes de desplazarse al Foro de Davos , en Suiza. Además, el alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell, anunció que el miércoles se reuniría con él en Bruselas. Entre tanto, Guaidó designó a Tomás Guanipa como su embajador en Colombia, puesto vacante desde que en noviembre destituyera a Humberto Calderón Berti en una decisión que causó revuelo en la oposición.
20-01-2020 | Fuente: abc.es
El número de refugiados y exiliados venezolanos por culpa del chavismo alcanza ya los cinco millones
Imagínese que cinco mil personas deban abandonar su país y separarse de sus familiares diariamente sin haber padecido una guerra, ni haber sufrido de un terremoto ni haber sido desalojados por un huracán. Piense por un momento qué tan desesperado tendría que estar usted para caminar desde Lisboa hasta Kiev en busca de medicamentos o cuánto le debe arder el estómago para caminar desde Madrid hasta Helsinki en busca de alimentos. Reflexione qué tan grande puede ser el miedo de un joven de perder su futuro para que navegue en una balsa hasta llegar a una isla desconocida para rehacer su vida. Bienvenidos al Socialismo del Siglo XXI de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y muchos otros que han hecho de Venezuela no solo una dictadura, sino un Estado criminal que ha forzado a 5 millones de venezolanos dejen sus hogares por escasez de alimentos, falta de medicinas, persecución, hiperinflación, cortes eléctricos e inseguridad. Hoy, quienes abandonan Venezuela, caminan distancias similares a las anteriormente mencionadas para desayunar o entrar a un quirófano. Los venezolanos empezamos el 2020 como la población más desplazada del planeta sin haber tenido un conflicto bélico convencional ni una catástrofe natural. Solo los sirios que han pasado por una guerra en los últimos 9 años superan a los venezolanos en abandonar sus hogares. Sin embargo, de prologarse la tiranía madurista durante los próximos meses, habrá más refugiados venezolanos que sirios y seremos uno de los flujos migratorios más grandes, sino el más grande, desde la Segunda Guerra Mundial. Los retos que tienen los países receptores son enormes. Aproximadamente 2.5 millones de los desplazados no tienen documentación o sus pasaportes están próximos a vencer. Siete de cada diez mujeres que dan a luz en la frontera brasileña o colombiana son venezolanas. Además, más de 1.5 millones de refugiados presentan algún síntoma o riesgo de desnutrición. Todos estos venezolanos merecen ser reconocidos como refugiados, según lo establece la Declaración de Cartagena, para gozar de protección permanente, acceso a servicios como la salud y educación e inserción en los mercados laborales. La comunidad internacional debe cooperar mucho más con las naciones latinoamericanas y caribeñas que han visto sus capacidades seriamente alteradas ante un flujo migratorio que nadie pronosticó que podía alcanzar las 5 millones de personas cuando empezó hace 5 años. Ahora bien, el mayor reto de la comunidad internacional es frenar este deslave humano y la única solución es desmantelando al régimen de Maduro. No se trata de otra dictadura latinoamericana a manos de un caudillo. Es mucho peor. Es una estructura criminal que se sostiene económicamente a través del narcotráfico y la minería ilegal, con métodos cada vez más sofisticados de represión y control social, donde la proliferación y albergue de grupos irregulares están a la orden del día para controlar territorios ricos por su abundancia petrolera, gasífera o minera. Todo esto con apoyo de agentes cubanos y tropas rusas. Ante este paraestado, los venezolanos están completamente desprotegidos y prácticamente la única opción de sobrevivencia es huir a otro país. En ese sentido, cuando la vida de millones de personas corre peligro, la legislación internacional valida cualquier opción, actuando más allá de la diplomacia, para proteger a dicha población que puede terminar exterminada en cámara lenta o desterrada para siempre. Por eso, urge la salida de la tiranía de Maduro. De lo contrario, Venezuela se vaciará. David Smolansky es el Comisionado de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos. Exalcalde de El Hatillo (Caracas) con orden de arresto y en el exilio.
17-01-2020 | Fuente: elpais.com
Pompeo da un espaldarazo a Almagro en la OEA antes de su gira por Latinoamérica
El secretario de Estado norteamericano afirma ante los países miembros de la OEA: Almagro ?es el líder que necesitamos?
17-01-2020 | Fuente: abc.es
Los cubanos introducen en Venezuela sus métodos de tortura para hacerlas más crueles
La injerencia cubana en Venezuela ha recrudecido en los dos últimos años los métodos de tortura que emplea el régimen de Nicolás Maduro en la represión sistemática de la disidencia, incorporando «innovaciones» que aumentan el sufrimiento de las víctimas, de acuerdo con el último informe anual del Instituto Casla, que han presentado este viernes en Madrid la directora de esta organización, Tamara Suju, y la exeurodiputada Beatriz Becerra. La perforación de uñas en manos y pies para pasar los cables de las descargas eléctricas, el uso sistemático de bolsas plásticas para asfixiar a los torturados, el colgamiento con grúas sin tocar el suelo durante los interrogatorios, las lesiones en los genitales al ejercer violencia sexual o la intoxicación con sustancias psicotrópicas desconocidas son algunos de los ejemplos del ensañamiento que ha introducido la presencia de los llamados «isleños» en la cúpula del aparato represor, de acuerdo con el documento de la citada organización, con sede en Praga, que promueve la democracia y el estado de derecho. Según Tamara Suju, «el régimen se ha vuelto más sanguinario y usa la tortura como castigo ejemplarizante». Desde 2017, asegura, se están registrando «las torturas más terribles, porque la intención ahora es llevarlas al punto de pedir a sus familias que no denuncien, que no digan nada, porque cualquier cosa que dicen significa quitarles las visitas y los abogados durante meses». Desde hace años, Suju viene trasladando los casos de torturas y la lista de sus responsables a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, que abrió en 2018 un examen preliminar sobre la situación de Venezuela y que espera resolver a principios de este año su competencia sobre las denuncias, para entonces valorar la admisibilidad del caso. «El régimen se ha vuelto más sanguinario y usa la tortura como castigo ejemplarizante», según la directora del Instituto Casla, Tamara Suju Partiendo del «caos general» en que está sumida Venezuela, «donde la crisis humanitaria se cruza con la represión sistemática», el estudio del Instituto Casla se centra en el empleo de la tortura, en especial desde la División General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) que dirige Iván Hernández Dala, y en cómo el régimen cubano y su estructura represiva han influido para que «los patrones de las torturas se incrementen, cambien o sean innovadores». A lo largo de 2019, año en el que se produjeron acontecimientos como la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela en enero o el fallido intento de sublevación de abril, el Instituto Casla recibió nuevos testimonios referidos a 83 víctimas directas de presuntas violaciones de derechos humanas y crímenes de lesa humanidad. «El 100% de las víctimas fueron torturadas en centros de detención o en zonas militares, con la particularidad de que 13 de ellas fueron trasladadas, además, a centros clandestinos de torturas donde podían realizarlas sin que sus gritos pudieran ser escuchados por otros testigos». La citada Dgcim, bajo la influencia de oficiales cubanos, se ha convertido en el órgano represor de civiles y militares más cruel, estando presente en el 95% de los casos denunciados de detención arbitraria, tortura y violencia sexual, según el Instituto Casla. «El recrudecimiento del crimen de la tortura y los terribles métodos aplicados en el 2019 fueron dirigidos en su mayoría por la Dgcim, involucrados también en hechos de represión que conllevaron a asesinatos, detenciones arbitrarias, torturas y desplazamiento forzado de personas, junto a la Guardia Nacional, el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional), las FAES (Fuerza de Acciones Especiales), la PNB (Policía Nacional Bolivariana) y los colectivos (bandas de paramilitares armados por el régimen)». La organización alerta en su informe de «la importancia que tiene la presencia cubana en la inducción y represión que lleva el régimen venezolano contra toda la población», basándose en testimonios de exfuncionarios de inteligencia y desertores, así como de militares y civiles que han indicado cómo participa el régimen de la isla en la inducción de la represión. La cabeza que «organiza, controla y conoce todo sobre quiénes son, cuántos llegan, qué hacen y cómo participan» es el embajador de Cuba en Venezuela, explica el estudio, que recalca: «Nada sucede sin su conocimiento». «Los cubanos instruyen constantemente en técnicas de represión, intimidación y seguimiento, a miembros de la FANB e inteligencia, para que ellos realicen labores de investigación y espíen a sus propios compañeros y sus familias, a líderes políticos y sociales, y hacerle seguimiento directo al malestar social», continúa. Además, estas labores de inteligencia cubana se realizan «con pleno conocimiento» del ministro de Defensa, Vladimir Padrino; el Comando Estratégico Operacional (Ceofanb) a cargo de Remigio Ceballos, y la propia Dgcim. Más aún, detalla que el G2 (inteligencia cubana) y Gruce (Grupo Estratégico Cubano) estarían implicados directamente en la tortura en Venezuela. Los «isleños», como los llaman los propios militares y funcionarios venezolanos, tendrían su propia sala de operaciones en las intalaciones militares conocidas como Fuerte Tiuna, en Caracas. Así mismo, cubanos acreditados con credenciales de la Dgcim «dan órdenes a generales venezolanos y entrenan a funcionarios de inteligencia, que se suman a cientos de personas en todo el país, y son conocidos como ?Los Acreditados? o Dgcim paralelo», señala el informe. El Instituto Casla recoge que entre 2018 y 2019 han muerto tres personas bajo custodia del Estado: el concejal Fernando Albán , el exmilitar Modesto Díaz y el capitán Rafael Acosta . «En estos dos últimos años las golpizas y torturas por días y semanas vienen acompañados de hambre, deshidratación, humillación y vejación tanto física como psicológica», explica la organización, que añade: «Las víctimas son privadas de alimentos y agua, y en muchos casos, cuando se las suministran, los obligan a comer del piso como animales». Los nuevos métodos Entre los patrones de torturas detectados en estos dos últimos, el estudio apunta las «esposas y ataduras por largos periodos de tiempo, fuertemente ajustadas para causar heridas a propósito en las muñecas e incluso parálisis en los dedos», así como las «asfixias y ahogamientos mediante el uso de bolsas plásticas». Mientras que en el periodo 2013-2017 ese método representaba el 6% de las denuncias de tortura con asfixia, en 2018-2019 fueron el 54,6%, con 106 víctimas. Han aumentado las descargas eléctricas, con 93 personas sometidas a esa tortura en los dos últimos años, con «innovaciones» para aumentar el dolor como la perforación de uñas de las manos y de los pies para pasarles los cables de la descarga. A las víctimas se les pone o incrusta agujas u objetos metálicos en tetillas y genitales o debajo de las uñas para, a través de ellos, hacer las descargas, o se les mete cables en los testítculos o en el ano, explica el Instituto Casla entre otras técnicas. También se dan dos nuevos patrones en los colgamientos de los torturados: en unos casos se les cuelga sin que toquen el suelo, atados con las manos delante o en la espalda por largos periodos de tiempo, y en otros dejando que apenas la parte delantera de los pies toque la superficie, en algunos casos llantas de ruedas de coche, permaneciendo días enteros en esa posición. También hay novedades en la violencia sexual sobre las víctimas. Según el informe, en estos dos años el 34% de las víctimas tenían lesiones en sus genitales, producto de las torturas, como descargas eléctricas intensas y prologadas, o golpes y patadas. A ello se suma el uso de sustancias psicotrópicas desconocidas. La organización ha obtenido testimonios de personas que dicen haber sido drogados o haberse sentido mareados mientras los torturaban o interrogaban. Se utilizan productos químicos que dan a tomar a las víctimas o polvos que colocan en heridas sangrantes de la piel. En la variación de estos patrones, insiste el Instituto Casla, «han estado involucrados directamente los cubanos». «Cuando me torturaban había militares cubanos con su uniforme. Los identifico a cada uno», afirma el expolicía Gilberto Rafael Martínez Daza Durante la presentación del documento en Madrid se proyectaron vídeos de algunos de los testimonios recogidos. Entre ellos el del expolicía Gilberto Rafael Martínez Daza, que describe su detención por la FAES, su traslado a un centro clandestino y las crueles torturas sufridas durante ocho días con varios de esos métodos -asfixia con bolsas plásticas, choques eléctricos en los genitales, colgamientos..-, con la participación de «militares cubanos con su uniforme». «Los identifico a cada uno», asegura. «Las torturas no distinguen edad ni condición social, y hay víctimas a partir de los 14 años de edad», señaló Tamara Suju, que mostró un vídeo con el testimonio de un joven, Frank Alonso Flores, detenido y torturado a los 16. Otras novedades de estos años son la utilización de una cámara frigorífica en los sótanos de la Dgcim, las torceduras de miembros superiores e inferiores, la utilización de un camión blindado y de un ascensor en los sótanos de la Dgcim, o de centros de torturas clandestinos. «Los que apoyan a la tiranía son cómplices» Beatriz Becerra pidió durante la presentación del informe que los países europeos se sumen a las denuncias ante la Corte Penal Internacional. «Son crímenes que no prescriben», señaló la exeurodiputada española, que pidio que esas torturas sean «investigadas y juzgadas». En esa línea, Tamara Suju dijo que «ojalá algún país europeo se sumara a la denuncia ante la CPI», al tiempo que criticó a los eurodiputados españoles que se alinearon este jueves con Maduro en una votación (los de Unidas Podemos y EH Bildu, así como Carles Puigdemont y Tony Comín). «Los que están del lado de la tiranía son cómplices de crímenes de lesa humanidad y la historia se lo va a reclamar», advirtió. Para la directora del Instituto Casla, es además «importante para los venezolanos, para la justicia internacional y las víctimas de estos crímenes» la reelección de Luis Almagro como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que se someterá en marzo, dado el apoyo que ha brindado hasta ahora a la causa por la democracia en el país caribeño. «No nos podemos permitir que la OEA pase a ser un club de amigos, como era antes», apuntó.
16-01-2020 | Fuente: abc.es
Evo Morales se retracta de su polémica propuesta de crear «milicias armadas» en Bolivia
El expresidente boliviano Evo Morales se ha retractado este jueves de la polémica propuesta que lanzó el domingo sobre la creación de «milicias armadas» en Bolivia, al tiempo que ha expresado su compromiso con «la defensa de la vida y la paz». «Hace unos días se hicieron públicas unas palabras mías sobre la conformación de milicias. Me retracto de ellas. Mi convicción más profunda siempre ha sido la defensa de la vida y de la paz», ha dicho en un comunicado difundido en Twitter.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">Reafirmo mi convicción más profunda por la vida y por la paz. <a href="https://t.co/RGeGuavSv8">pic.twitter.com/RGeGuavSv8</a></p>&mdash; Evo Morales Ayma (@evoespueblo) <a href="https://twitter.com/evoespueblo/status/1217814429183741952?ref_src=twsrc%5Etfw">January 16, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Morales ha explicado que siente un «profundo dolor» por la situación en Bolivia, denunciando una «persecución sistemática» y la presencia de «grupos paramilitares que recorren las calles», así como «masacres». En este contexto, ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional «para que haga todos los esfuerzos para garantizar el respeto a los Derechos Humanos». «No quiero que nada de lo que diga sea usado como un pretexto para perseguir y reprimir a mis hermanas y hermanos», ha añadido. Además, ha querido expresar su convencimiento de que «la paz solo puede ser alcanzada a través de una democracia plena, restableciendo el Estado de Derecho, con pleno respeto a los Derechos Humanos, con justicia social y con la lucha contra todas las formas de racismo y discriminación, siempre en el marco de nuestra Constitución». Morales habló de crear «milicias armadas» si regresa a Bolivia, de donde salió tras dimitir el 10 de noviembre por las «irregularidades» detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del 20 de octubre. «Si de acá a poco tiempo, si volviera, hay que organizar --como en Venezuela-- milicias armadas del pueblo», dijo durante una conferencia pronunciada en Argentina, donde se encuentra desde diciembre, tras pasar por México y Cuba, en calidad de refugiado. Morales argumentó que estas «milicias armadas» serían útiles para prevenir brotes de violencia como los vividos durante la crisis postelectoral. Según él, la Policía no actuó para defender a los bolivianos. Más de 30 personas murieron por enfrentamientos entre partidarios y detractores del líder indígena y con los uniformados. Bolivia espera superar la crisis política con las nuevas elecciones presidenciales previstas para el 3 de mayo. El acuerdo alcanzado por el MAS de Morales y el nuevo oficialismo para que estos comicios puedan celebrarse le impide concurrir como candidato. El Gobierno ha asegurado que su presidenta interina, Jeanine Áñez, tampoco lo hará.
12-01-2020 | Fuente: abc.es
Carrie Filipetti: «Esperamos que el Gobierno de España mantenga su apoyo a Juan Guaidó»
Se cumplirá pronto un año desde que Estados Unidos reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y pusiera en marcha una campaña internacional para relevar a Nicolás Maduro. Este, sin embargo, ha demostrado una gran destreza a la hora de mantenerse en el poder. En Washington responsabilizan a Cuba y Rusia de la capacidad de resistencia del chavismo. Ahora, justo cuando un partido como Podemos, que simpatiza con el régimen de Venezuela, se dispone a entrar en el Gobierno, la subsecretaria de Estado adjunta de EE.UU. Carrie Filipetti, responsable de políticas hacia Cuba y Venezuela, dice a ABC en una entrevista mantenida el viernes en su despacho en Washington que confía en que la política exterior de España no se someta a cambios. Acaban de anunciar nuevas restricciones a los vuelos a Cuba. ¿En qué consisten y por qué ahora? Desde hoy no vamos a autorizar vuelos charter de EE.UU. a Cuba con la excepción de los vuelos a La Habana. Es algo coherente con nuestra política hasta la fecha de impedir que el régimen de los Castro reciba dinero o tasas de los contribuyentes estadounidenses, ya que ese dinero se emplea para la represión en la isla y en Venezuela. Lo cierto es que la represión ha aumentado en los pasados meses. Hay quienes cometen el error de interpretar el aumento de la represión como una señal de fuerza del régimen, y es lo contrario, es señal de desesperación y debilidad. Es una prueba de que todas las demás estrategias para controlar al pueblo han fracasado. Es algo común en Cuba y Venezuela. El régimen cubano tiene una de sus peores economías en la historia. En este momento es cuando el régimen encarcela a más activistas que apoyan la democracia. El caso de José Daniel Ferrer es claro, como el de otros 126 presos políticos detenidos de forma arbitraria en Cuba. Fueron ustedes críticos con que el Gobierno enviara al Rey de España a Cuba. ¿Qué les pareció la visita? Siempre queremos es asegurarnos de que cualquier visita internacional no legitima de forma no intencionada al régimen cubano y excusa su conducta. Creo que cuando fue a Cuba, el Rey de España dio un discurso muy fuerte en apoyo a las libertades civiles y el derecho a la disidencia. Y creo que fueron unas declaraciones de mucho impacto para el régimen cubano. Nos gustó mucho oírlas. Aun así, siempre seremos muy cautelosos sobre quienes visitan Cuba, los que puedan apoyar de forma inconsciente al régimen, o puedan ser manipulados por este. Pero creo que en el caso del Rey de España, su postura quedó muy clara. ¿En Venezuela, va a ser su estrategia penalizar a Cuba por su ayuda a Maduro? Los cubanos han dejado muy claro que están dispuestos a caer con Maduro. Están listos a vender a su propio pueblo y a revertir cualquier avance hacia la democracia con tal de incrementar su control sobre Venezuela. Los cubanos, Rusia y China han decidido que quieren apoyar al régimen de Maduro a pesar de las imágenes que vimos el 5 de enero del régimen bloqueando por la fuerza el acceso de los diputados al parlamento en Caracas para impedirles votar. Respecto a esas imágenes, y ese desafío del régimen, ¿cuál es la estrategia de EE.UU. en Venezuela ahora? Hay más países que se están uniendo a la coalición en apoyo del presidente interino Guaidó porque se dan cuenta de que ese día se cruzó una línea. Aquel día el presidente de la Asamblea Nacional no pudo entrar al edificio. Países que tradicionalmente han sido más neutrales decidieron que esto era un paso demasiado lejos. El único país que salió en apoyo de las acciones de Venezuela el domingo fue Rusia. ¿Menospreció EE.UU. el compromiso del Kremlin con Maduro? Pensamos en su momento que los rusos admitirían cuáles son sus intereses a largo plazo. Lo mejor para el futuro de Rusia hubiera sido apoyar al presidente interino Guaidó en la Asamblea Nacional. Aún confiamos en que cambiarán su comportamiento. Entonces, teniendo en cuenta el apoyo ruso a Maduro, ¿cambia la estrategia de EE.UU. ahora en Venezuela? Aprendimos mucho de 2019. Obviamente, nuestra campaña de máxima presión fue exitosa en lograr que el régimen de Maduro se pusiera en guardia. Esa desesperación ha puesto de manifiesto la verdadera cara homicida del régimen. Han acabado recurriendo a las técnicas de cualquier dictador, la brutalidad y la represión, para subvertir el proceso democrático en Venezuela. Y ahora que la comunidad internacional lo reconoce, creo que tenemos muchas oportunidades nuevas. ¿Sanciones? Claro, continuaremos implementando sanciones contra los responsables de estas acciones antidemocráticas. Estamos trabajando para apoyar al presidente Guaidó y la asamblea nacional. Y hemos dejado claro que el régimen de Maduro fracasará en cualquier intento de manipular una elección. En teoría hay elecciones parlamentarias en diciembre. El régimen ya ni siquiera reconoce a la OEA. ¿Qué garantías pueden tener de la validez de esas elecciones? Las elecciones, bajo Maduro, nunca serás libres y justas. Punto. Lo venimos diciendo desde mayo de 2018. Escuchamos a varios países que dicen que las elecciones son la solución a esta crisis, porque lo serían si las convoca un gobierno de transición. Si las elecciones las convoca Maduro sólo veremos más manipulación y represión. O peor, como vimos el 5 de enero, violencia y agresiones físicas. ¿Opina que la división de la oposición venezolana ha sido perjudicial para esta? Bueno, esto es otro de los éxitos del 5 de enero. Al final, 100 diputados votaron a favor del presidente interino, y le apoyaron en la presidencia de la Asamblea Nacional y de la nación. Son 100 de 160. No es sólo una mayoría. Es una gran mayoría. Hemos visto esa violencia contra los diputados. Después de estas imágenes, ¿sigue pensando EE.UU. que el régimen, una parte de él, tiene cabida en un proceso de transición a la democracia? Eso es algo que se someterá ahora a debate. Al final, son los venezolanos quienes deberán decidirlo. Lo que puedo decir con certeza es que cuanto más tiempo pase, menos probable será. El presidente Trump dijo hace unos días que sabía que el cambio en Venezuela no iba a ser fácil. Hay mucha gente que cree que ese cambio se está demorando demasiado, especialmente quienes padecen la crisis. Un cambio rápido en Venezuela hubiera requerido un mínimo de moralidad e integridad por parte del régimen de Maduro, algo que no se da. Lo que el Presidente quería decir es que no hay una contraparte en el régimen con la que consensuar una transición. No cabe duda que Maduro está dispuesto a sacrificar tantas vidas humanas, tantos recursos, tanta moralidad y tanta ética como le sea necesario para mantener el poder. Y con él, los cubanos. ¿Están satisfechos con cómo la Unión Europea ha reaccionado tras los últimos hechos en Venezuela? Mucho, sobre todo después de que reconociera la reelección de Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional, anunciando una investigación sobre los hechos del 5 de enero y posibles sanciones. Es importantísimo que la UE siga centrándose en presionar a Maduro para que quienes sean responsables de abusos contra la democracia y los derechos humanos paguen por ello. En España, el partido Podemos, con estrechos lazos con el chavismo, ha entrado en el Gobierno. ¿Cuál es su postura? Hemos tenido excelentes relaciones con España y esperamos seguir teniéndolas, también con el nuevo Gobierno. Ha habido muchos cambios de Ejecutivo en otros países y en esos casos, aunque se pensó que podía haber motivos de preocupación, finalmente acabaron reconociendo y apoyando más al presidente Guaidó. Mire Argentina, que condenó de una forma enérgica al régimen de Maduro por sus acciones del 5 de enero. Así que esperamos mantener la cooperación que ha habido hasta ahora con España. Cree entonces que la política de España hacia Venezuela se debe mantener como hasta ahora. Tenemos una relación muy abierta con España y cuando hay desavenencias entre EE.UU. y sus aliados en Europa siempre somos muy honestos y directos con ellos. Si hay motivos de preocupación, los compartiremos. A las autoridades españolas de les escapó Hugo Carvajal, un ex alto mando del régimen que iba a ser extraditado aquí a EE.UU. por narcotráfico. ¿Tienen alguna novedad sobre ese caso? El señor Carvajal debe ser llevado ante la justicia como cualquiera que haya sido implicado en narcotráfico. Es un delito que EE.UU. se toma muy en serio. Esperamos que las autoridades españolas puedan localizarle y extraditarle para llevarle ante la justicia. Tenemos una gran fe en que las autoridades españolas pueden hacerlo. Sabemos que sus cuerpos de seguridad son muy eficientes. Confiamos en que lo apresen. Hablaba usted de Argentina, y lo cierto es que su postura hacia Venezuela sí ha cambiado. Le han retirado las credenciales a la enviada de Guaidó? Lo que queremos es que entiendan exactamente qué sucede en Venezuela. Esto no es un problema de derechas o izquierdas, sino de qué es correcto y qué no lo es. Lo que sucede en Venezuela es la destrucción de la democracia, las libertades fundamentales y los derechos humanos de todo un pueblo. Creo que todo el mundo estará de acuerdo con esta afirmación. El 5 de enero, por ejemplo, vimos como Argentina condenó las acciones del régimen de Maduro.
11-01-2020 | Fuente: abc.es
López Obrador convierte México en refugio de la izquierda latinoamericana
México atraviesa un proceso de cambio desde que en diciembre de 2018 inició la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Según AMLO, durante su gobierno se producirá lo que él denomina como la «Cuarta Transformación» del país, es decir, un proceso histórico de profundo calado como lo fueron primero la Independencia, la Reforma, segundo; y la Revolución, el tercero. En política exterior, las consecuencias de esta transformación se traducen en un cierto distanciamiento de Estados Unidos y una aproximación a los líderes socialistas latinoamericanos que en las últimas dos décadas han dominado varios países de la región. López Obrador se ha convertido en el gran referente de la izquierda en un continente que se ha quedado prácticamente huérfano de aquellos representantes del «socialismo del siglo XXI». Únicamente Daniel Ortega en Nicaragua, Nicolás Maduro en Venezuela y la irreductible Cuba sobreviven como los principales exponentes de una izquierda latinoamericana que había logrado tomar el control de Brasil, Ecuador, Uruguay, Bolivia o Paraguay. Con el objetivo de estrechar relaciones con los líderes socialistas de la región, AMLO ha utilizado el asilo político como un instrumento que ha convertido a México en el país de refugio para los políticos de izquierda del continente. Así, México otorgó asilo diplomático esta semana a cuatro diputados ecuatorianos afines al expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien se enfrenta a varios procesos judiciales en su país que no avanzan porque reside en Bélgica. Los cuatro asambleístas ecuatorianos ?miembros de la organización Revolución Ciudadana, liderada por Correa? ya se encuentran en México, donde pidieron asilo por no haber recibido presuntamente protección policial tras ser supuestamente amenazados durante las protestas que asolaron el país andino en octubre de 2019. Este es el último de los procesos de asilo otorgados por México. Ya en noviembre del año pasado, la administración de AMLO envió un avión de la Fuerza Aérea hasta Bolivia para recoger al expresidente Evo Morales días después de que el político presentara su renuncia tras las irregularidades en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, según un informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Tras permanecer alrededor de un mes asilado en México, Morales realizó una visita a Cuba y reside actualmente refugiado en Argentina, país que gobierna desde hace un mes el peronista Alberto Fernández. Sin reconocer a Guaidó En la Embajada de México en La Paz, mientras tanto, se encuentran todavía asilados varios exfuncionarios de la administración de Morales. Algunos de estos exfuncionarios se enfrentan a órdenes de arresto emitidas por el nuevo Gobierno interino, en el poder desde el 12 de noviembre. Precisamente, la presencia de estos asilados en la Embajada fue la causa de un reciente y confuso conflicto diplomático entre Bolivia, México y España. Con respecto a Venezuela, la presidencia de López Obrador ha supuesto un giro de 180 grados para la política mexicana comparada con la defendida por el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Mientras que el país mesoamericano había sido uno de los más fervientes críticos contra el chavismo dentro de la OEA, ahora México es la única potencia latinoamericana que no ha reconocido a Juan Guaidó como «presidente encargado» de Venezuela, postura que ha supuesto un balón de oxígeno al régimen bolivariano.
...
6
...