Infortelecom

Noticias de nueva york

23-08-2019 | Fuente: as.com
Thiem, posible rival de Nadal, pesimista: "No espero milagros"
El austriaco, cabeza de serie número 4 en Nueva York, apenas ha podido entrenar en las últimas semanas a causa de un virus. "No espero milagros", explicó.
23-08-2019 | Fuente: elpais.com
Qantas ensayará vuelos directos de 19 horas desde Australia a Londres y Nueva York
La aerolínea australiana medirá antes de final de año cómo afectan trayectos tan largos a los pasajeros y los pilotos
22-08-2019 | Fuente: as.com
Nueva York acusa al US Open de deberle 300.000 dólares
La Asociación de Tenis de EE UU (USTA) debe a Nueva York más de 300.000 dólares por la celebración del US Open, después de haber informado de menos beneficios.
22-08-2019 | Fuente: as.com
Nadal debutará contra Millman y evita a Federer hasta la final
El australiano, número 61º, será su primer rival en Nueva York en un sorteo benévolo. El suizo, con quien perdió en Wimbledon, cae por el lado de Novak Djokovic.
22-08-2019 | Fuente: abc.es
Durante catorce años, Israel Keyes, viajaba por todos los Estados Unidos cometiendo numerosas violaciones y asesinatos monstruosos. Sus métodos desafiaron la inteligencia por parte del FBI: abusó sexualmente de hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, los torturaba y los mataba cruelmente, para luego moverse a la siguiente ciudad en busca de su nueva víctima. Sin embargo, a pesar de estos horribles actos, la mayoría de la gente nunca había escuchado su nombre. Todo empezó cuando la periodista Maureen Callahan se encontró con una pequeña noticia sobre Keyes, y decidió indagar más sobre las victimas y la vida personal de este psicopáta que al parecer, el Gobierno Federal de los Estados Unidos estaba decidido a ocultar de la luz publica uno de los crimenes más terrorificos de nuestro tiempo. El libro de Callahan, American Predator: La búsqueda del asesino en serie más meticuloso del siglo XXI, es el resultado de sus años de investigación diligente que han puesto en descubierto lo que paso en fevrero de 2012, donde Samantha Koenig, una estudiante 18 años desapareció del kiosko donde trabajaba por las tardes despues de salir del colegio. Fue gracias a Callahan que se dio a conocer un vídeo de la cámara de seguridad que mostró a Koeing irse con un hombre desconocido, que resultó ser Keyes. Según numerosos informes, cuando declararon a la joven como «desaparecida» y las autoridades estudiaron las grabaciones de seguridad, los agentes de investigación clasificaron la transacción como normal y que quizás ella misma organizó su «propio secuestro» ultilizando al sospechoso como su «cómplice». En las grabaciones el hombre había mostrado tan poco de sí mismo que las personas que estaban en ese mismo momento en el kiosko lo recordaban como «un hombre apuesto, alto y atlético», una descripción tan amplia como se podía deducir. Los agentes no tenían para aquel entonces el mayor interes en descubrir al sospechoso debido a que Samantha se mostraba calmada y completamente dispuesta a salir del kiosko acompañada, por lo cual se dejo el caso a un lado. No fue hasta meses despues, que sin saber el paradero de la chica, alguien había utilizado su tarjeta de debito para hacer retiros de efectivos en Texas. Los agentes informaron a sus familiares de la situación y se volvió abrir el caso, cuatro días más tarde a las 2:25 de la mañana, un policía de Texas notó que había visto un coche aparcado frente al mismo cajero automatico donde se había realizado la operación de la chica. Minutos más tarde Keyes sale del coche, y es en ese instante que el patrullero le detiente pero este se enfurece y le grita «Encuentra una razón para detenerme». El policía no tenía una causa justificable para detenerle ya que era solo un sospechoso. El agente volvió a entrar a su coche e informó acerca de lo sucedido, y un superior le insistió que encontrara una razon. Minutos más tarde, lo hizo. Keyes se había subido a su coche y condujó superando el límite de velocidad, fue detenido en plena carretera pero ninguno de los agentes sabían que al volante del coche parado estaba el próximo asesino en serie que sería buscado por todo el país. Ted Bundy como modelo a seguir El secuestro, al igual que en otros países, es un delito federal y el FBI había estado dirigiendo el caso desde la ciudad de Anchorage (Alaska) donde había desaparecido por primera vez Samantha. Sin tener ninguna pista de su paradero, una vez detenido Keyes confesó haber matado a la chica y que no era su primera victima. Los agentes hicieron su trabajo y encontraron una mano de Samantha en un campo de Texas, en consecuencia fue sometido a juicio y lejos de la opinión pública. El asesino fue capaz de hacerse cargo de su propio interrogatorio y su defensa ya que veía con ineptitud la labor de un abogado, segun los informes y la investigación de Callahan, Keyes era frío y listo, siempre estaba a la vanguardia del juez y el abogado. A falta de un cuerpo, y los nombres de otras victimas, no había la suficiente evidencia para mantenerlo en prisión. Solo su confesión. No obstante, los interrogadores y los agentes reconstruyeron cómo Keyes realizó los secuestros, pero de acuerdo a las investigaciones, fue su aleatoriedad y su rápido desplazamiento por diferentes estados del país, que le permitió librarse de tantos delitos. Ninguna victima se relacionaba con otra, ni sus perfiles, ni relaciones, simplemente atacaba mujeres que se encontraban solas así como parejas de mediana edad. Esta aleaotoriedad, le permitió matar sin ser detectado durante diez años. Uno de los psicologos forenses encargados del caso describió al homicida como una especie de adicto al asesinato que cazaba sus víctimas en lugares remotos; como parques, campamentos o senderos. Israel Keyes era un veterano del Ejército de Estados Unidos y un contratista. Estudió a otros criminales pero según el informe elaboradio en diciembre por parte de la detective Monique Doll «Keyes era muy prundente, nunca dejo una pista ni mucho menos que Ted Bundy era un ejemplo a seguir. Siempre decía que ningun cirminal había modelado sus acciones» dijo la detective en un comunicado de prensa. Sin Arrepentimientos De acuerdo a la policía, Keyes se suicidó cortándose una de sus muñecas y estrangulándose con las sábanas de su cama. Dejó una extensa nota de cuatro páginas en la que expresó que no tenía ningún arrepentimiento, ni daría pistas sobre el paradero de sus otras victimas. Los investigadores dijeron que tenía «un enfoque meticuloso y organizado para sus crímenes»: esconder armas, dinero en efectivo y elementos utilizados para deshacerse de los cadáveres en varios lugares. Al día de hoy y gracias a la investigación por parte de Callaham, las autoridades han desenterrado dos de esas provisiones, una en las afueras de la ciudad de Anchorage, y otro cerca de un embalse en las montañas de Adirondack de Nueva York.
22-08-2019 | Fuente: abc.es
El nuevo libro de una periodista ayuda a descubrir los cadáveres de las víctimas de Israel Keyes
Durante catorce años, Israel Keyes, viajaba por todas las ciudades de Estados Unidos cometiendo numerosas violaciones y asesinatos monstruosos. Sus métodos desafiaron la inteligencia por parte del FBI: abusó sexualmente de 15 personas, entre ellas hombres y mujeres, jóvenes y ancianos. Los torturaba y los mataba cruelmente, para luego moverse a la siguiente ciudad en busca de su nueva víctima. Sin embargo, a pesar de estos horribles actos, la mayoría de la gente nunca había escuchado su nombre. Todo empezó cuando la periodista Maureen Callahan se encontró con una pequeña noticia sobre Keyes, y decidió indagar más sobre las víctimas y la vida personal de este psicópata que al parecer, el Gobierno Federal de los Estados Unidos estaba decidido a ocultar de la luz pública uno de los crímenes más terroríficos de nuestro tiempo. El libro de Callahan, American Predator: La búsqueda del asesino en serie más meticuloso del siglo XXI, es el resultado de sus años de investigación diligente que han puesto en descubierto lo que paso en febrero de 2012 en Alaska, donde Samantha Koenig, una estudiante 18 años desapareció del kiosko donde trabajaba por las tardes después de salir del colegio. Fue gracias a Callahan que se dio a conocer un vídeo de la cámara de seguridad que mostró a Koeing irse con un hombre desconocido, quien al final resultó ser Keyes. Según numerosos informes, cuando declararon a la joven como «desaparecida» y las autoridades estudiaron las grabaciones de seguridad, los agentes de investigación clasificaron la transacción como normal y que quizás ella misma organizó su «propio secuestro» utilizando al sospechoso como su «cómplice». En las grabaciones el hombre había mostrado tan poco de sí mismo que las personas que se encontraban en el kiosko en ese mismo momento, lo recordaban como «un hombre apuesto, alto y atlético», una descripción tan amplia como se podía deducir. Los agentes no tenían para aquel entonces el mayor interés en descubrir al sospechoso debido a que Samantha se mostraba calmada y completamente dispuesta a salir del kiosko acompañada, por lo cual se dejo el caso a un lado. No fue hasta meses después, que sin saber el paradero de la chica, alguien había utilizado su tarjeta de débito para hacer retiros de efectivos en Texas. Los agentes informaron a sus familiares de la situación y se volvió abrir el caso, cuatro días más tarde a las 2:25 de la mañana, un policía de Texas notó que había visto un coche aparcado frente al mismo cajero automatico donde se había realizado la operación de la chica. Minutos más tarde Keyes sale del coche, y es en ese instante que el patrullero le detiente pero este se enfurece y le grita «Encuentra una razón para detenerme». El policía no tenía una causa justificable para detenerle ya que era solo un sospechoso. El agente volvió a entrar a su coche e informó acerca de lo sucedido, y un superior le insistió que encontrara una razón. Minutos más tarde, lo hizo. Keyes se había subido a su coche y condujó superando el límite de velocidad, fue detenido en plena carretera pero ninguno de los agentes sabían que al volante del coche parado estaba el próximo asesino en serie que sería buscado por todo el país. Ted Bundy como modelo a seguir El secuestro, al igual que en otros países, es un delito federal y el FBI había estado dirigiendo el caso desde la ciudad de Anchorage (Alaska) donde había desaparecido por primera vez Samantha. Sin tener ninguna pista de su paradero, una vez detenido Keyes confesó haber matado a la chica y que no era su primera víctima. Los agentes hicieron su trabajo y encontraron una mano de Samantha en un campo de Texas, en consecuencia fue sometido a juicio y lejos de la opinión pública. El asesino fue capaz de hacerse cargo de su propio interrogatorio y defensa ya que veía con ineptitud la labor de un abogado. Según los informes y la investigación de Callahan, Keyes era frío y listo, siempre estaba a la vanguardia del juez y el abogado. A falta de un cuerpo, y los nombres de otras víctimas, no habían las suficientes pruebas para mantenerlo en prisión. Solo su confesión. No obstante, los interrogadores y los agentes reconstruyeron cómo Keyes realizó los secuestros, pero de acuerdo a las investigaciones, fue su aleatoriedad y su rápido desplazamiento por diferentes estados del país, que le permitió librarse de tantos delitos. Ninguna víctima se relacionaba con otra, ni sus perfiles, ni relaciones, simplemente atacaba mujeres que se encontraban solas así como parejas de mediana edad. Esta aleatoriedad, le permitió matar sin ser detectado durante diez años. Uno de los psicólogos forenses encargados del caso describió al homicida como una especie de adicto al asesinato que cazaba sus víctimas en lugares remotos; como parques, campamentos o senderos. Israel Keyes era un veterano del Ejército de Estados Unidos y un contratista. Estudió a otros criminales pero según el informe elaboradio en diciembre por parte de la detective Monique Doll «Keyes era muy prudente, nunca dejo una pista pero si dejo muy claro que Ted Bundy era un ejemplo a seguir. Siempre decía que ningún criminal había modelado tanto sus acciones como el» dijo la detective en un comunicado de prensa. Sin Arrepentimientos De acuerdo a la policía, Keyes se suicidó cortándose una de sus muñecas y estrangulándose con las sábanas de su cama. Dejó una extensa nota de cuatro páginas en la que expresó que no tenía ningún arrepentimiento, ni daría pistas sobre el paradero de sus otras víctimas. Los investigadores dijeron que tenía «un enfoque meticuloso y organizado para sus crímenes»: esconder armas, dinero en efectivo y elementos utilizados para deshacerse de los cadáveres en varios lugares. Al día de hoy y gracias a la investigación por parte de Callaham, las autoridades han desenterrado dos de esas provisiones, una en las afueras de la ciudad de Anchorage, y otro cerca de un embalse en las montañas de Adirondack de Nueva York. Pero aún falta por conseguir el cuerpo de las otras trece víctimas.
21-08-2019 | Fuente: as.com
José Andrés y los Adrià se alían con LaLiga en su restaurante
Los chefs José Andrés y los hermanos Adrià se han aliado con LaLiga para que su Mercado Little Spain, emblemático espacio en Manhattan, sea sede oficial de LaLiga en Nueva York.
20-08-2019 | Fuente: abc.es
EE.UU. ofrecerá hasta 10 millones de dólares por pistas sobre el paradero de Tareck el Aissami
Las autoridades de Estados Unidos se disponen a poner precio a cualquier pista que lleve a la detención del viceministro económico de Venezuela Tareck el Aissami, después de haberle incluido recientemente en la lista de delincuentes más buscados del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos por narcotráfico. Si es capturado y enjuiciado, El Aissami se enfrenta a al menos 30 años de prisión en EE.UU. Según revelan fuentes gubernamentales norteamericanas consultadas por ABC, EE.UU. planea pagar entre cinco y 10 millones de dólares (entre 4.5 y nueve millones de euros) por cualquier información que facilite la captura de El Aissami, ya que a este gobernante se le acusa de facilitar el envío de miles de kilos de cocaína fuera de Venezuela, gran parte de la cual fue introducida en EE.UU. Junto a El Aissami encabeza la lista de personas más buscadas de las autoridades migratorias estadounidenses el empresario venezolano Samark José López-Bello, acusado de ser secuaz del político en un entramado internacional de venta de droga. La ley de designación de narcotraficantes extranjeros, aprobada por el Capitolio en 1999 y en vigor desde 2000, permite dictar sanciones y solicitar extradición a quienes introduzcan cargamentos de droga en EE.UU. En marzo, un juzgado de Nueva York presentó cargos contra El Aissami y Bello por organizar y supervisar una gigantesca red de transporte de cocaína con aviones privados desde Venezuela a América del Norte. El 31 de julio la cuenta oficial en Twitter del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos publicó una foto de El Aissami con el mensaje: «¿Ha visto usted a este fugitivo de los más buscados? Se le busca por narcotráfico». Aunque es habitual que el FBI, la policía judicial de EE.UU., ofrezca recompensas por pistas que lleven a la captura de quienes están en su lista de delincuentes más buscados, es una práctica menos común entre las agencias migratorias. El año pasado, el Gobierno estadounidense ofreció 20 millones de recompensa por pistas sobre el paradero de un narcotraficante mexicano, Rafael Caro Quintero, del cártel de Sinaloa, apodado «el narco de los narcos». Extensivo a la familia Por ley, la orden de captura contra El Aissami de EE.UU. puede afectar también a su familia, ya que las sanciones estipuladas afectan a los «allegados de un traficante de drogas si se han beneficiado de las ganancias de esa actividad en los últimos cinco años». La diplomacia norteamericana ha sido consultada sobre la recompensa para capturar a El Aissami y ha colaborado en este proceso. Según ha revelado desde el exilio el exministro chavista Rafael Isea, el narcotraficante venezolano Walid Makled sobornaba a El Aissami para emplear instalaciones públicas y militares en el negocio de exportar droga. Recientemente, el exjefe de la inteligencia venezolana, el general Manuel Christopher Figuera, ha ofrecido también a las autoridades estadounidenses información detallada sobre los delitos de El Aissami, según reveló este a ABC. El Aissami se encuentra en la lista de sanciones de EE.UU. desde 2017, cuando el servicio migratorio comenzó una investigación por su participación en un gran entramado de tráfico de droga con destino en EE.UU., sobre todo empleando vías de intermediarios a través de México, en particular del cártel de los Zetas. Tanto el general Christopher Figuera como otros informantes del Gobierno estadounidense han relacionado a El Aissami con el ingreso en Venezuela de grupos islamistas como la milicia libanesa Hizbulá, de la que el chavismo se vale para lavar el dinero del narcotráfico. El Aissami es nacido en Venezuela pero sus padres son de origen libanés y sirio. A Hizbulá, tanto EE.UU. como la Unión Europea lo han designado, total o parcialmente, como grupo terrorista, a pesar de que su brazo político es decisivo para el sustento del gobierno libanés. La oferta para capturar a El Aissami, en un país como Venezuela hundido en una crisis económica sin precedentes en América, ha provocado nerviosismo en el chavismo, como revelan unas recientes declaraciones del propio Nicolás Maduro, quien dijo en un acto público el 13 de agosto: «Saludos al vicepresidente de Economía y perseguido político del Gobierno de Donald Trump, Tareck El Aissami, perseguido político del gobierno racista, antiárabe de Donald Trump».
20-08-2019 | Fuente: abc.es
Trump acusa a Google de haber manipulado votos a favor de Clinton en las elecciones de 2016
El presidente estadounidense, Donald Trump, acusó este lunes a Google de participar en un fraude electoral para incrementar el número de votos favorables a la candidata demócrata, Hillary Clinton, en las elecciones de 2016, que auparon al magnate millonario a la Casa Blanca. La información procede de un portal de noticias de ultraderecha que recoge habitualmente teorías de la conspiración. «¡Vaya! ¡Acaba de salir la noticia! ¡Google manipuló entre 2,6 y 16 millones de votos para Hillary Clinton en las elecciones de 2016! Lo ha publicado un simpatizante de Clinton, no uno de Trump. Google debería ser demandado. ¡Mi victoria fue aún mayor de lo que se piensa!», publicó Trump en su cuenta personal de Twitter. Trump ha afirmado en reiteradas ocasiones que se incluyeron millones de votos falsos a favor de Clinton, aunque nunca se ha demostrado tal acusación. Esta última noticia tampoco cita fuentes fiables y solo cita al grupo Judicial Watch, una organización de derecha que ataca a los demócratas mediante demandas y acusaciones infundadas. Trump se impuso a Clinton en las elecciones presidenciales de 2016 pese a obtener más de tres millones de votos menos que su rival, Hillary Clinton, y debido al sistema que incluye un colegio electoral de representación intermedia. Además la posible influencia Rusa a favor de Trump es la única tesis con fundamentos que se maneja. Un estudio del Centro para la Justicia Brennan de la Universidad de Nueva York ha concluido que pese a las acusaciones de voto fraudulento de Trump, «el fraude es muy raro: la suplantación es casi inexistente y la gran mayoría de los problemas vinculados a las denuncias de fraude se deben a errores no intencionados de votantes o funcionarios».
20-08-2019 | Fuente: as.com
Rafa Nadal ya prepara el US Open en Nueva York
El tenista balear entrenó este lunes sobre la pista dura de Flushing Meadows para preparar el US Open, el último Grand Slam de la temporada.
1
...