Infortelecom

Noticias de norteamerica

20-02-2020 | Fuente: abc.es
Trump ofreció el perdón a Assange a cambio de negar el «hackeo» de Rusia en las elecciones
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habría ofrecido perdonar al fundador de Wikileaks, Julian Assange, a cambio de negar el «hackeo» de Rusia en los correos electrónicos del Comité Nacional del Partido Demócrata (DNC) en las elecciones de 2016. Así lo afirman The Guardian y El Nacional. La noticia, desmentida por la Casa Blanca, se produce en vísperas de que se celebre en Londres la audiencia sobre la extradición que pide a EE.UU. Ha sido su abogado el que ha hecho esa revelación al Tribunal de Magistrados que llevará a cabo el procedimiento sobre el denominado «Rusiangate». Los correos «hackeados» fueron filtrados por Wikileaks y nunca se ha desvelado la fuente. Ahora, su abogada Jennifer Robinson en un escrito asegura que el excongresista republicano Dana Rohrabacher fue a ver Assange en agosto del 2017 mientras él estaba exiliado en la embajada de Ecuador en Londres. En él dice que «Rohrabacher tenía instrucciones del presidente de ofrecerle el perdón o alguna otra salida si decía que Rusia no tenía nada que ver con las filtraciones del Comité Nacional del Partido Demócrata». La jueza Vanessa Baraitser ha admitido la prueba y ha solicitado que presente dicha acusación oficialmente, como prueba en el juicio. Por su parte, la Casa Blanca ha negdoa, tajante, las acusaciones y las califica de «manipulación fabricada y mentira absoluta; una maniobra más de los demócratas». Citado el día 24 Todo este asunto sale a la luz coincidiendo con el proceso de extradición de Assange, que comenzará el día 24. A la vista está previsto que comparezca el fundador de Wikileaks y que el proceso, al que irán observadores internacionales, se retrase a mayo. Assange se enfrenta a 18 cargos criminales si es extraditado a EE.UU. por los presuntos delitos de espionaje y conspiración para cometer intrusión informática por haber difundido registros militares norteamericanos de las guerras de Afganistán en Irak y miles de cables diplomáticos que destaparon la vulneración de los derechos humanos por todo el mundo. Si es declarado culpable y se le aplica la máxima pena, esta podría superar los 170 años.
19-02-2020 | Fuente: abc.es
El fiscal general de Trump le amenaza con dimitir a causa de los mensajes en Twitter
El fiscal general de Estados Unidos se planeta dimitir por la presión que le generan los constantes mensajes de Donald Trump en Twitter acerca de la Fiscalía. Así lo ha filtrado el Gobierno a varios medios norteamericanos, que publican este miércoles la información, como un toque de atención a un presidente envalentonado después de su exoneración en el juicio político del impeachment. Si William Barr dimite, sería el segundo fiscal general en salir de la Administración Trump, después de Jeff Sessions. El presidente suma ya una cifra récord de despidos y dimisiones en su gobierno: en un solo mandato ha tenido tres jefes de gabinete, cuatro consejeros de Seguridad Nacional, tres secretarios de Defensa y dos jefes diplomáticos. Según las filtraciones publicadas este miércoles, el fiscal general Barr le ha dado un ultimátum al presidente: o desiste de los mensajes en Twitter o tendrá su dimisión sobre la mesa. La semana pasada, el fiscal general, que cumple labores de ministro de Justicia y es responsable del ministerio público, dijo en una entrevista al canal de televisión Abc que los constantes mensajes en Twitter le hacen bastante difícil su trabajo. Barr dijo, eso sí, que Trump nunca le ha dado órdenes sobre cómo acusar a un reo u otro. A pesar de esas advertencias, Trump, poco dado a aceptar críticas en público, respondió que tiene «el derecho legal» de interferir sobre cualquier caso. «Pero de momento he preferido no hacerlo». Todo esto lo dijo Trump en Twitter.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">?The President has never asked me to do anything in a criminal case.? A.G. Barr This doesn?t mean that I do not have, as President, the legal right to do so, I do, but I have so far chosen not to!</p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1228311415192215553?ref_src=twsrc%5Etfw">February 14, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Hasta ahora el fiscal general a sido un leal defensor del presidente. El año pasado, cuando el fiscal especial Robert Mueller publicó las conclusiones de su investigación sobre la trama rusa, la interpretación que hizo Barr, en un comunicado de prensa, era que Trump quedaba completamente exonerado de los delitos de conspirar con Rusia para interferir en las elecciones de 2016 y de obstruir después las investigaciones. Mueller respondió que en realidad en el segundo cargo no había llegado a una conclusión definitiva porque escapaba a sus competencias. El caso Roger Stone El detonante de esta nueva crisis es la sentencia a Roger Stone, un abogado amigo de Trump que ha sido hallado culpable de un delito de perjurio (mentir bajo juramento). La Fiscalía recomendó en un principio entre siete y nueve años. Trump criticó esa solicitud en Twitter. El fiscal general Barr dijo después que la pena debía ser menor. La juez dicta sentencia este jueves. Tras obedecer a Trump, Barr quiso defender su independencia. Era tarde: cinco fiscales, cuatro de ellos instructores del caso de Stone, dimitieron inmediatamente. Después, 1.100 exfuncionarios y fiscales del departamento de Justicia hicieron pública una carta en la que le pedían la dimisión. «Las acciones del señor Barr al acatar las órdenes personales del presidente lamentablemente son más elocuentes que sus palabras», escribieron.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">..BUT MAYBE I STILL WILL. WITCH HUNT!</p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1229756039475683328?ref_src=twsrc%5Etfw">February 18, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Trump, con su afición a Twitter, no se lo ha puesto fácil a su fiscal general. El martes amenazó con denunciar al fiscal especial Mueller y los investigadores que le ayudaron. «Si no fuera presidente ya hubiera demandado a todo el mundo. Puede que lo haga. ¡Caza de Brujas!», dijo el presidente. La amenaza de Barr de dimitir llegó horas después.
18-02-2020 | Fuente: abc.es
Sanciones sin precedentes de EE.UU. a Rusia por apropiarse del crudo de Venezuela
El Gobierno de Estados Unidos ha tomado la extraordinaria medida de dictar sanciones contra la petrolera estatal, Rosneft, y el directivo de esa empresa que coordina sus negocios en Venezuela, el portugués Didier Casimiro, por mantener a flote al régimen de Nicolás Maduro ayudándole a sortear las sanciones en pie contra Pdvsa, la petrolera estatal venezolana. ABC reveló la aprobación de estas sanciones en una información publicada el domingo. Las sanciones están dirigidas en concreto a Rosneft Trading, una filial de la empresa estatal rusa que se dedica a la comercialización de crudo y que ha sido crucial para que el petróleo venezolano, sujeto a embargo de EE.UU., llegue a mercados internacionales en África y Asia por medio de una intermediaria en Panamá. Según una estimación del Gobierno norteamericano, Rusia distribuye ya dos tercios del crudo venezolano. Según el Secretario del Tesoro [ministro de Economía] Steven Mnuchin, «Rosneft Trading S.A. y su presidente han operado como agentes del petróleo crudo de Venezuela». «EE.UU. está decidido a impedir el saqueo de los activos petrolíferos de Venezuela por parte del régimen de Maduro», añadió Mnuchin. De este modo, todos los bienes de los que disponga Rosneft Trading o Casimiro en EE.UU. quedan congelados. Ambos tienen prohibido el acceso de los circuitos bancarios y financieros estadounidenses y además las personas que hagan negocios con la entidad y su directivo pueden quedar sujetos a penalizaciones posteriores. Según el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, «como principal intermediario de acuerdos globales para la venta y el transporte del petróleo crudo de Venezuela, Rosneft Trading ha apoyado al dictator Maduro, facilitando la represión del pueblo venezolano. Maduro ha destruido las instituciones, la economía y las infraestructursa de Venezuela, mientras se enriquece a sí mismo y a sus secuaces, a través de su abuso del poder y del apoyo malicioso de Rusia, así como de Cuba, Irán y Chin». El Tesoro norteamericano identifica varias transacciones de crudo venezolano por parte de Rosneft en días recientes: el mes pasado envió 20 millones de barriles a África y en septiembre de 2019, un millón a Asia. En meses recientes, Rosneft Trading ha extraído 55 millones de barriles de crudo de Venezuela, sorteando las sanciones de EE.UU. a Pdvsa, la petrolera estatal venezolana. «Estas acciones van a tener un efecto importante sobre el régimen militar. Ninguno de estos recursos acaba beneficiando al pueblo venezolano. El régimen militar de Maduro los explota para mantener su represión», dijeron fuentes de la Casa Blanca al informar de las sanciones este martes. «Este es un paso importante en nuestra campaña de máxima presión, pero seguiremos añadiendo más medidas hasta que haya una transición a la democracia en Venezuela», añadieron esas fuentes. Deuda multimillonaria Desde 2006, Rusia ha financiado al régimen de Venezuela con préstamos y líneas de crédito por un valor estimado total de 15.000 millones de euros. Estos se han devuelto parcialmente, bien en dinero líquido o bien en crudo y otros recursos naturales como oro. En noviembre de 2017 el Kremlin aceptó reestructurar una deuda restante de 3.000 millones con pagos semestrales a lo largo de una década. No hay constancia de si el régimen abona esos reembolsos dentro de plazo. El más reciente vencía en otoño de 2019, con un importe adeudado de 180 millones. Una parte de la deuda restante es la que Pdvsa ha contraído directamente con Rosneft. Al hacerse con el control de la distribución del crudo venezolano, Moscú ha logrado que Maduro pague una gran parte de esa otra deuda. A finales de 2017 la petrolera venezolana le debía a la rusa más 4.000 millones de euros. A mediados de 2019 esa cifra había bajado de los 1.000 millones. El régimen espera haber pagado la totalidad de la deuda con Rosneft a lo largo de 2020. En el año que ha transcurrido desde que EE.UU. reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, la Casa Blanca ha aprobado varias rondas de sanciones que han afectado a 75 personas y 51 personas, en 18 países. Guaidó visitó Washington hace dos semanas y mantuvo reuniones con Trump y su equipo en la Casa Blanca y con diputados y senadores demócratas y republicanos en el Capitolio. En esas reuniones le avanzaron a él y a su equipo las medidas que EE.UU. iba a tomar en cuestión de días. Los altos funcionarios estadounidenses que han anunciado estas medidas también han advertido que Repsol y otras compañías que hagan negocios con el crudo de Venezuela pueden verse sujetas a sanciones. «Cualquiera que haga negocios con el régimen de Maduro puede verse sujeto a sanciones de EE.UU. Estas medidas de hoy van dirigidas al peor violador de esas sanciones, que es Rosneft Trading, pero también iremos tras aquellos que hagan lo mismo», dijeron esas fuentes, preguntadas por ABC.
18-02-2020 | Fuente: as.com
Un fan de Kobe Bryant tunea un Lamborghini en homenaje al exbaloncestista
Joe Carbonara, un norteamericano fanático de los coches, pone en venta un espectacular modelo reconvertido en tributo de lujo a la estrella de la NBA.
18-02-2020 | Fuente: abc.es
Trump ya está en campaña: se lanza a una frenética sucesión de mítines
Donald Trump está aprovechando la confusión que impera en las primarias demócratas, en las que no hay favorito, para visitar los estados en que se elige candidato y defender su reelección en el cargo en las elecciones de noviembre. Ya lo hizo en los dos primeros estados en votar, Iowa y New Hampshire, y esta semana repite la estrategia: el presidente viaja al oeste, a Las Vegas, a dar un nuevo y multitudinario mitin en el estado de Nevada, que elegirá al candidato demócrata horas después. Viajará también a Arizona, Colorado y Carolina del Norte. Trump es un político cómodo en los mítines. No ha dejado de darlos. Desde que ganó las elecciones en 2016 ha participado en 91. Solo en 2020 ya suma nueve, cuatro de ellos en las próximas semanas. La asistencia es multitudinaria, los partidarios del presidente hacen cola durante horas y cientos de ellos se suelen quedar a las puertas. En New Hampshire reunió a 12.000 personas; en Iowa, a 7.000, y el centro de convenciones de Las Vegas, donde hablará el viernes, tiene un aforo máximo de 2.500 personas.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="und" dir="ltr"><a href="https://twitter.com/hashtag/DAYTONA500?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#DAYTONA500</a> <a href="https://t.co/fT8L0EZqXh">pic.twitter.com/fT8L0EZqXh</a></p>&mdash; Donald J. Trump (@realDonaldTrump) <a href="https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1229204331112603649?ref_src=twsrc%5Etfw">February 17, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> El presidente también le da a actos oficiales de la presidencia, que a diferencia de los mítines se pagan del erario público, un tono electoralista. El domingo visitó con la primera dama las 500 Millas de Daytona, una de las carreras de automovilismo más importantes de EE.UU., y dio una vuelta al circuito con su limusina. Unas 100.000 personas estaban presentes en las gradas, y la audiencia televisiva fue de unos nueve millones. El presidente, además, compagina los actos multitudinarios de campaña con la recaudación de fondos, que ha convertido su campaña a la reelección en la mejor financiada de la historia. Sólo en enero él y el Partido Republicano ingresaron la cifra récord de 60 millones de dólares mensuales (55 millones de euros). Cena millonaria El sábado por la noche el presidente participó en una de las cenas más cara de la historia electoral norteamericana: un encuentro con 40 personas en la mansión del millonario Nelson Peltz en Palm Beach, en la que el precio por cubierto para cada pareja era de 580.600 dólares. El presidente se fue de la cena con 10 millones más. En sus actos de campaña, el presidente suele desgranar las diferencias entre él y todos sus contrincantes. Dos son sus estrategias de ataque, frente a dos contrincantes en especial: acusa a Bernie Sanders de querer traer el socialismo a EE.UU., relacionándolo con Venezuela y Cuba, y descalifica a Michael Bloomberg, bien por su gestión cuando era alcalde de Nueva York o bien por su físico, especialmente su altura (Bloomberg mide 1.72 y Trump, 1.90).
16-02-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. confirma un ataque contra su Embajada y una base militar en la Zona Verde de Bagdad
Estados Unidos ha confirmado múltiples ataques con cohetes contra varios puntos de la Zona Verde de Bagdad, la zona fortificada de la capital iraquí que alberga la mayoría de las embajadas internacionales, entre ellas la norteamericana, cerca de la cual ha impactado un proyectil sin dejar víctimas. En total han sido «entre tres y cuatro cohetes», según el centro de seguridad iraquí de la capital, que han impactado en la zona en torno a las 03.24 de la madrugada, hora local, y uno de los cuales ha causado daños materiales al edificio que alberga la sede del cuerpo paramilitar chií de los Hashad al Shaabi. También se tiene constancia de impactos en una base y cuartel conjuntos que comparten las fuerzas iraquíes y estadounidenses dentro de esta zona, de nuevo sin víctimas. Según el portal Al Sumaria, a primera hora de la mañana las fuerzas de seguridad han encontrado en las inmediaciones una «plataforma de lanzamiento» de fabricación casera montada sobre un triciclo. La Zona Verde ha sido blanco de numerosos ataques con proyectiles desde que comenzó el año debido al incremento de la tensión entre Washington y Teherán, aumentada tras la muerte del general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, muerto el 3 de enero por Estados Unidos en un bombardeo de un dron en Bagdad.
16-02-2020 | Fuente: abc.es
Macron pide a la vez rebajar la tensión con Rusia e imponerle sanciones
Emmanuel Macron mencionó este sábado en la Conferencia de Seguridad de Múnich la posibilidad de imponer sanciones contra Rusia como forma de combatir la injerencia desde ese país en las elecciones en países europeos. El presidente francés sugirió que se trabaje en la dirección de «desescalar» la tensión con Moscú, pero al mismo tiempo instó a los socios europeos a una intervención más decidida. «Habría que activar una metodología de acción rápida y quizás también de atribución mucho más clara y fuerte y un sistema de sanciones», dijo, dando por hecho que Rusia aplica, tanto mediante actores privados como públicos o «agentes interpuestos», estrategias de influencia para obtener resultados próximos a sus intereses cuando se celebran elecciones en países europeos. «La persona que está delante de ustedes sufrió un ataque masivo antes de la primera vuelta, así que sabe de dónde viene», relató Macron a propósito de las presidenciales de 2017 y llamando a no ser «ingenuos» en relación con los propósitos del régimen ruso. «La estrategia de Rusia ha sido la de acompañar a los movimientos políticos antieuropeos, antiinmigración, muy conservadores», explicó, «Rusia continuará intentando desestabilizar» aprovechando «vulnerabilidades enormes» en los países de la Unión Europea por tratarse de «una nueva forma de criminalidad». Macron aprovechó además su visita a Múnich para pedir a Berlín un esfuerzo para alinear posiciones sobre el futuro de Europa y evitar el «error histórico» que supondría la ruptura del eje francoalemán. «No estoy frustrado», dijo, «pero sí muy impaciente», en referencia a la impasibilidad de Alemania ante sus reiteradas propuestas y sin mencionar el vacío en torno a la sucesión de Angela Merkel. Advertencia del secretario general de la OTAN El francés culpó a los EE.UU. de Trump de una política que «debilita a Occidente» y llamó al surgimiento de Europa como potencia geoestratégica, pero fue enérgicamente respondido por el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que señaló que «no deberíamos competir los unos con los otros y señalar nuestras diferencias, lo que minimiza nuestras fuerzas». Macron sumaba sus críticas a EE.UU. a las realizadas la jornada anterior por el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, y a frases pronunciadas por la exministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y de los ministros de Relaciones Exteriores de Alemania y Francia, Heiko Maas y Jean Yves Le Drian. Desde la tarima de oradores, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo , se burló de las quejas, declarándose «sorprendido» por el hecho de que «se nos acusa incluso de rechazar la idea de una comunidad internacional». Después, en un briefing con prensa estadounidense, fue bastante más directo: «¿Qué puedo responder? No se lo que quiere decir exactamente esta necia Conferencia, pero sí puedo decir que estoy aquí desde los noventa y que nunca he visto a nuestros amigos de Europa más ansiosos que nosotros a la hora de tomar la iniciativa. Que es lo que hacemos la mayor parte del tiempo».
16-02-2020 | Fuente: abc.es
Trump prepara medidas para cortar la injerencia de Rusia en Venezuela
En todas las reuniones que tuvieron recientemente en Washington Juan Guaidó y su equipo con altos funcionarios de la Casa Blanca, incluido el presidente Donald Trump, y con diputados y senadores demócratas y republicanos en el Capitolio, se llegó a un consenso generalizado, una certeza que va a motivar una serie de duras sanciones que el Gobierno estadounidense planea anunciar en días venideros: el verdadero sostén del régimen de Nicolás Maduro es Rusia, que se dispone a invertir 5.000 millones en la extracción de crudo y 1.000 millones en la minería del oro y los diamantes de Venezuela. Varios participantes en esas reuniones consultados separadamente por ABC en los pasados días coinciden en que el consenso actual en la clase dirigente de Washington, tanto en el Gobierno y la oposición como en los poderes ejecutivo y legislativo, es que el Kremlin es el último gran sostén de Maduro y que la única forma de facilitar la caída de este último es cortar los lazos económicos que ha atado Rusia con él en el pasado año. La intención de un grupo de altos funcionarios de la Casa Blanca es aprobar, finalmente y tras meses de dudas, las sanciones secundarias. Hasta ahora, el Tesoro norteamericano ha aprobado sanciones primarias o directas, que afectan solo al régimen venezolano y varios de sus jerarcas. Las sanciones secundarias implicarían penalizar a aquellos que compren el crudo y otros productos al régimen, algo que afectaría no sólo a empresas rusas como Rosneft, sino también a estadounidenses como Chevron o españolas como Repsol. Según un alto funcionario en la Casa Blanca, que habló con periodistas y pidió que no se revelara su nombre, «ya sea Rosneft, Reliance, Repsol o Chevron aquí en EE.UU., yo ahora tendría cuidado respecto a sus actividades en Venezuela que apoyan directa o indirectamente a la dictadura de Maduro. Estamos solo a medio camino y solo vamos a movernos en una dirección, que es hacia adelante. Y sus actividades son claramente preocupantes». Según añade el representante especial de EE.UU. para la crisis venezolana, «los rusos pronto descubrirán que su continuo apoyo a Maduro ya no seguirá saliéndoles gratis. Otros que continúan beneficiándose o apoyando a Maduro deberían tomar sus precauciones. Y, en general, verán que en las próximas semanas anunciamos medidas que que demuestran la seriedad de nuestras intenciones en Venezuela». Rosneft en la mirilla Aunque las sanciones secundarias afectarían a un variado número de empresas internacionales, muchas de las cuales, como Repsol, sólo se están cobrando deuda, el gran objetivo sería Rosneft, la gran petrolera pública rusa. Según estimaciones del Gobierno norteamericano, esa compañía rusa ya distribuye dos tercios del crudo que extrae el régimen que, por medio de un despacho en Panamá, acaba sobre todo en India y China. Rusia cobra también comisiones por la distribución, en un negocio redondo. Desde que hace un año la Casa Blanca reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, el Kremlin ha estrechado sus lazos políticos y económicos con Maduro, para impedir un cambio de régimen. En septiembre de 2019 Moscú prometió invertir 5.000 millones de dólares (4.600 millones de euros) en las explotaciones petrolíferas de Venezuela, que están operando apenas a un 8,5% de su capacidad, según las cifras de venta de barriles de enero. El Kremlin también se ha lanzado a ayudar en la extracción de lo que los opositores a Maduro llaman «oro de sangre». El compromiso desde Moscú es invertir 1.000 millones en ese sector. El oro luego se vende y se distribuye a países diferentes como Emiratos Árabes Unidos, Uganda y Turquía, según una investigación de Lorena Meléndez y Lisseth Boon. El profesor adjunto de la universidad George Washington Vadim Grishin, experto en las relaciones de Rusia con el régimen de Maduro, asegura: «Moscú está ayudando a Venezuela a contrarrestar las sanciones impuestas por EE.UU. con respecto a las industrias de extracción de petróleo y oro, así como en sectores financieros y bancarios. Rusia ha ayudado al país a encontrar mercados alternativos para la venta de petróleo y oro, y para transportar y procesar estos productos para evitar las sanciones de EE.UU.». Hace apenas una semana la organización Human Rights Watch denunció los abusos a los que son sometidos los trabajadores de la minería del oro en el estado venezolano de Bolívar, que el informe correspondiente calificó de «horrendos». Esas extracciones se producen con el permiso o directamente bajo las directrices del régimen. Según las fuentes consultadas por ABC, el régimen de Maduro lanzó el órdago de intentar tomar por la fuerza la Asamblea Nacional el 5 de enero porque necesita del poder legislativo para autorizar los contratos de explotación de los pozos de petróleo y las minar de oro. Sin el visto bueno de la Asamblea, que controlan los opositores a Maduro, esos contratos en teoría no tienen validez.
16-02-2020 | Fuente: abc.es
El partido se gana en el centro
En el mundo hay muchos sistemas democráticos diferentes. La mayoría son igualmente legítimos aunque tengan sistemas electorales radicalmente distintos. La elección de las cámaras o del máximo mandatario en España, Reino Unido, Suiza o Estados Unidos no tiene nada en común. Pero no se puede descalificar a un sistema en beneficio de otro. En estos días vivimos uno de los procesos electorales más fascinantes del planeta, el de las primarias para elegir los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos. Como es habitual, la carrera sólo tiene interés en el partido que está fuera de la Casa Blanca porque el inquilino de ésta en primer mandato casi siempre se presenta a la reelección. En este caso, el foco está en el Partido Demócrata: el de John F. Kennedy y Franklin Delano Roosevelt. A estas alturas de la carrera sabemos que el candidato que partía como favorito, Joe Biden, que fue vicepresidente con Barack Obama, está en cuidados intensivos, intentando mantenerle con vida política. El que parece más favorecido en las votaciones celebradas es Bernie Sanders, el amigo de la Unión Soviética a la que se enfrentó Kennedy y con la que Roosevelt aceptó aliarse como un mal menor frente al nazismo. Aunque las cosas tampoco le van viento en popa. Fue el más votado en New Hampshire con el 25,7 por ciento de los sufragios, apenas un punto porcentual por encima del segundo, Pete Buttigieg. Pero hace cuatro años, en esas primarias, Sanders sacó el 60 por ciento de los votos. Ahora ha logrado doce puntos menos de la que entonces quedó segunda: Hillary Clinton. Sanders descalifica a Buttigieg diciendo que es el candidato respaldado por 40 multimillonarios del sector farmacéutico y de Wall Street, pero la realidad es que los 124.850 dólares con los que han contribuido a su campaña diversos multimillonarios y sus consortes representan el 0,2 por ciento de los 76 millones que había ingresado a principios de esta semana. Más bien parece que Sanders intenta protegerse de otro multimillonario: Michael Bloomberg. Bloomberg intenta dar una imagen suprapartidista ?fue alcalde de Nueva York con el Partido Republicano- y odia a Trump que le llama Mini Mickey por su escasa estatura. Bloomberg se lo juega todo en el supermartes del 3 de marzo, cuando se disputan 12 primarias. Pero la verdadera figura emergente de esta semana no ha sido ninguno de los aquí mencionados hasta ahora, sino la senadora demócrata por Minnesota Amy Klobuchar. En el debate del 7 de marzo tuvo una actuación brillante que le dio un 19,8 por ciento de los votos en New Hampshire, lo que le puede dar mucho resuello económico en esta campaña. Su aparición pone en situación desesperada a la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren: el senador Sanders le estaba disputando el voto de la extrema izquierda con éxito, pero ella podía apelar al voto femenino. Ahora descubre que ese voto se lo roba Klobuchar. En el citado debate de New Hampshire, Klobuchar levantó la mano y preguntó «¿Hay alguien más aquí al que le preocupe tener como candidato demócrata a un socialista?». El silencio que se produjo demuestra por qué es tan probable que Klobuchar esté en algún lugar del ticket demócrata el próximo 3 de noviembre. En su tercer mandato en el Senado, ha demostrado ser una mujer capaz e inteligente. Y que quiere disputar la Casa Blanca desde el único lugar desde el que puede ganarse a Trump: desde el centro. Las primarias norteamericanas son un fascinante proceso electoral. Es fácil equivocarse en las predicciones. Pero, para los que estamos infectados por ese veneno, es imposible vivirlas con frialdad o distanciamiento.
15-02-2020 | Fuente: elpais.com
Los cuervos negros vuelven a volar
The Black Crowes, la banda que revolucionó el rock norteamericano de los noventa, se reúne, cinco años después de su separación por las disputas entre los hermanos Robinson, para ofrecer una gira mundial