Infortelecom

Noticias de norteamerica

26-06-2018 | Fuente: abc.es
Un año de la Doctrina Trump para el continente americano
«Prometí ser una voz contra la opresión en nuestra región (..) Lo prometí y yo mantengo mis promesas. A veces, en política, lleva un poco más de tiempo cumplirlas, pero llegaremos ahí». «Mi Administración no se esconderá de esto, ni lo excusará o lo adornará. Nunca, nunca, estaremos ciegos a esto». Hace justo un año, Donald Trump pronunció en Miami lo que sus colaboradores presentan como las líneas maestras de la política de la nueva Administración en relación a Latinoamérica: una suerte de Doctrina Trump para la región. Interlocutores de Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, aseguran que este se remite una y otra vez a ese discurso de Trump, pronunciado el 16 de junio de 2017 en el teatro Manuel Artime de Miami, como el principio rector que está determinando los pasos de Washington en relación al hemisferio occidental. «Ahí está todo», dice en sus conversaciones, en las que Pompeo sugiere que Trump está dispuesto a llevar su política hasta el final. Si George Bush se desentendió de los avatares políticos de Latinoamérica, debido a la urgente prioridad de guerra contra el terrorismo impuesta por el 11-S, y Barack Obama prefirió rebajar el tono de cualquier tipo de denuncia regional, preocupado en sacar adelante su acuerdo con Cuba, Donald Trump ha recuperado con fuerza la retórica de los valores democráticos y los derechos humanos en el continente. El discurso de Trump de hace un año estuvo especialmente centrado en Cuba. El presidente se presentaba en Miami para agradecer el apoyo electoral recibido unos meses antes y reafirmar sus promesas de la campaña de las presidenciales. Pero también para verbalizar el compromiso de la nueva Administración con la democracia en el resto del continente. «Sabemos que es mejor para Estados Unidos que haya libertad en nuestro hemisferio, ya sea en Cuba o en Venezuela, y contar con un futuro en el que la gente de cada país pueda vivir su propio sueño», dijo Trump. El presidente invocó su formulación de «realismo de principios» ?el modo como define su posición básica en política exterior? y pidió aplicar también a América Latina su deseo de que las demás naciones asuman su parte correspondiente en la tarea de asegurar el orden internacional. «Los países deberían adquirir mayor responsabilidad de crear estabilidad en sus propias regiones», declaró. Esas palabras concretaban en dos puntos lo que podríamos llamar Doctrina Trump para América Latina: 1) Presionar sobre los regímenes que abiertamente se aparten de la senda democrática. 2) Empujar a los otros países de la región a que también se responsabilicen de esa presión. Llegar hasta el final Como en otros ámbitos, en lo referente a Latinoamérica Trump se ha apartado poco de lo que dijo en la campaña electoral. Dos han sido sus principales actuaciones. Por un lado, la reversión de algunas de las medidas de Obama sobre Cuba; por otro, el aumento de la presión sobre el régimen venezolano, tanto de modo unilateral como en coordinación con otros vecinos regionales. La cuestión de las relaciones con México ?Tratado de Libre Comercio de América del Norte y muro/inmigración, asuntos también anunciados en la campaña electoral?, tienen más que ver con la política doméstica. En cuanto a Cuba, Trump firmó ese mismo día de su visita a Miami de hace un año los decretos que corregían la política de Obama. «La moderación de las restricciones de viaje y comercio de la anterior Administración», dijo el dirigente republicano, «no ayudan al pueblo cubano ?solamente enriquecen al régimen. Las ganancias de la inversión y del turismo van directamente a los militares. El régimen toma el dinero y mantiene la propiedad sobre el sector. El resultado de las acciones ejecutivas de la anterior Administración han sido solo más represión». Precisó que las reabiertas relaciones diplomáticas se mantendrían, pero añadió que cualquier otro cambio en la relación entre Estados Unidos y Cuba dependerá de «progresos reales» hacia la democracia. Sobre Venezuela, Trump ha ido cerrando el cerco de las sanciones contra determinados miembros de la cúpula chavista y contra la petrolera Pdvsa, la cual cada vez está encontrando más dificultades financieras. La coordinación de los vecinos regionales a través del Grupo de Lima, la movilización en la Organización de Estados Americanos y las sanciones impulsadas por la Unión Europea muestran también avances en el deseo estadounidense de que otros países se impliquen seriamente. Varios interlocutores de Mike Pompeo aseguran que cuando este se remite al discurso de Miami de hace un año está queriendo decir que hay un plan detrás de la actuación de la Administración y que esto, referido a Venezuela, significa que Washington tiene disposición de llegar hasta el final para resolver la crisis humanitaria que vive el país caribeño.
24-06-2018 | Fuente: as.com
Hortelano hubiera sido bronce en los Campeonatos USA
Sólo le hubieran ganado Kahmari Montgomery (44.58) y Paul Dedewo (44.64). Deanna Price, líder mundial en martillo femenino y récord norteamericano.
24-06-2018 | Fuente: as.com
Chelsea ofrecería a Morata al Dortmund para obtener a Pulisic
Los blues entrarían en la puja por el prodigioso mediocampista norteamericano, ofreciendo a cambio una nueva alternativa ofensiva para el club alemán.
21-06-2018 | Fuente: elpais.com
?El próximo presidente tiene la responsabilidad histórica de construir un nuevo pacto social?
El economista mexicano aboga por la universalización de la seguridad social en el país norteamericano y por una nueva reforma fiscal que incremente la recaudación pública
21-06-2018 | Fuente: abc.es
Melania Trump viaja por sorpresa a un centro de detención con niños inmigrantes en la frontera
La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, ha realizado este jueves una visita a un centro de detención de niños separados de sus familias en la frontera con México y ha preguntado «cómo puede ayudar para que se reúnan con sus familias lo antes posible». «Estoy feliz de estar aquí y espero ver a los niños, pero antes de nada dejadme que os dé las gracias por lo que hacéis, por vuestro trabajo heroico cada día y lo que hacéis por estos niños», ha dicho, en declaraciones tras su llegada al centro Upbring New Hope Children, situado en la localidad de McAllen, en el estado de Texas. «Todos sabemos que están aquí sin sus familias, y quiero daros las gracias por vuestro trabajo duro, compasión y amabilidad en estos momentos difíciles», ha agregado, tal y como ha recogido la cadena de televisión CNN. Así, la primera dama estadounidense ha explicado que visita el centro «para aprender» acerca de estas instalaciones, en las que los niños «se encuentran para periodos a largo plazo». En este sentido, ha preguntado cuántas veces pueden hablar los niños con sus familiares, a lo que los trabajadores del centro le han respondido que lo hacen «dos veces a la semana». «Tienen una llamada telefónica de diez minutos, pero primero tenemos que asegurarnos de que las personas a las que contactan, sus familiares, son realmente sus familiares, por lo que hay un proceso», han explicado. La portavoz de Melania Trump, Stephanie Grisham, ha subrayado que el viaje fue decisión de la primera dama. «Dijo a su equipo que quería ir e hicimos que pasara», ha dicho. En este sentido, ha recalcado que la primera dama trasladó al mandatario: «Me voy a Texas», antes de señalar que el presidente estadounidense apoya el viaje de su esposa al centro. «Su objetivo es dar las gracias a las autoridades y los responsables de servicios sociales por su duro trabajo, darles su apoyo y escuchar más acerca de cómo puede la Administración mejorar los esfuerzos existentes para reunir a los niños con sus familias», ha apuntado Grisham. Trump promulgó el miércoles un decreto para mantener juntas a las familias de migrantes en situación irregular que cruzan la frontera desde México, tras las críticas recibidas en los últimos días por separar a menores de sus padres. El mandatario dijo durante la firma que «es una orden ejecutiva muy importante» cuyo objetivo es «mantener juntas a las familias mientras se garantiza una frontera muy poderosa y muy fuerte». Así, recalcó que «esto solucionará el problema», al tiempo que ha prometido que Washington mantendrá su política de «tolerancia cero» en la frontera. «Tenemos tolerancia cero con las personas que entran a nuestro país de manera ilegal», ha remachado. La decisión del presidente estadounidense llegó en medio de las críticas desde todo el espectro político del país y la comunidad internacional a causa de la separación de niños de sus padres en la frontera. Unos 2.000 menores de edad han sido separados de sus padres y encerrados en las últimas semanas por la política del Departamento de Seguridad Interior norteamericano de dividir a las familias en la frontera sur.
21-06-2018 | Fuente: elpais.com
?El próximo presidente de México tiene la responsabilidad histórica de construir un pacto social?
El economista mexicano aboga por la universalización de la seguridad social en el país norteamericano y por una nueva reforma fiscal que incremente la recaudación del Estado
21-06-2018 | Fuente: elpais.com
Canadá se convierte en el primer país del G20 en legalizar la marihuana con fines recreativos
El país norteamericano autoriza el libre consumo y la producción de cannabis a partir del 17 de octubre
21-06-2018 | Fuente: as.com
Alexi Lalas vive desagradable momento en Moscú
El ex futbolista norteamericano fue abordado de manera violenta y agresiva por un aficionado cerca de su hotel en la capital rusa.
20-06-2018 | Fuente: abc.es
La separación de niños en la frontera divide a los propios republicanos de Trump
La polémica abierta en Estados Unidos por la separación de niños -incluso bebés- de sus padres por cruzar ilegalmente la frontera sur del país, no para de crecer y el presidente Donald Trump pierde cada vez más apoyos. De hecho, la tensión es tan grande que el presidente sufrió el martes el abucheo de senadores demócratas mientras acudía al Capitolio, lo que refleja la indignación que vive el país ante las publicaciones que han sacudido conciencias. Y es que es complicado justificar las desgarradoras imágenes de niños muy pequeños llorando desconsolados, solos y encerrados, llamando a sus padres sin entender qué sucede. Una gran parte de la opinión pública del país se ha posicionado en contra de estas separaciones familiares y se han lanzado a las calles para protestar contra la política de 'tolerancia cero' de la Casa Blanca. En cientos de ciudades, repartidas por numerosos Estados norteamericanos, se han multiplicado las manifestaciones para reclamar al presidente que no separe a los menores de sus padres. Además, el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, se plantea demandar en un plazo de dos semanas a la Administración del magnate por esta política migratoria porque, a su juicio, "viola los derechos recogidos en la Constitución de los miles de inmigrantes menores de edad y sus padres". Funcionarios de la Administración Trump admiten en privado a los medios estadounidenses que no tienen un plan claro de cómo reunir a los más de 2.300 niños separados de sus familias en la frontera. Los republicanos del Congreso de Estados Unidos quieren calmar la crisis abierta por el presidente Trump. Varios miembros de la formación conservadora también han criticado la separación de las familias y han instado al mandatario a revertir la medida. Sin embargo, el presidente ha devuelto la pelota al tejado de los legisladores y ha pedido al Congreso que apruebe una ley cuanto antes. Ha culpado además a los demócratas de la situación dado que "sus leyes son las que se están aplicando". "Cuando tomas medidas contra los padres por llegar de forma ilegal, lo cual debe ser hecho, tienes que retirar a los niños", ha aseverado el dirigente estadounidense. "Si no lo hacemos no sucede nada porque vengan de forma ilegal y eso no está bien", ha añadido para justificar una política calificada de "inadmisible" por Naciones Unidas y de "cruel" por su propia esposa, Melania, quien se ha pronunciado públicamente en contra de las separaciones de familias. Aunque Trump traslade el problema al Congreso para que aprueben una ley que regule la inmigración, la solución no es tan sencilla. Además, mientras eso sucede cientos de niños más serán puestos bajo la tutela del estado mientras sus padres son retenidos para ser enjuiciados y deportados. En este sentido, desde el Servicio de Inmigración aseguran que la política migratoria de "tolerancia cero" de la Administración del presidente, Donald Trump, "es la ley" y que debe cumplirse. "Si queréis culpar a alguien de la separación de las familias, culpad a los padres que eligen quebrantar la ley", ha insistido Thomas Homan, director interino del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.No obstante, el aumento de detenciones ha provocado el colapso en los juzgados penales de Texas y California. Los tribunales cercanos a la frontera con mucho tráfico en el sur de Arizona siempre han lidiado en los casos de inmigración, contrabando y narcóticos, como parte integrante de la justicia fronteriza. Pero la nueva política de "cero tolerancia" del presidente Trump, que exige el enjuiciamiento penal de todos aquellos atrapados ilegalmente cruzando la frontera, ha inundado rápidamente los juzgados penales californianos y tejanos. Mientras, Trump se mantiene desafiante, defiende su política e insta al Capitolio a que encuentre una solución legal. Pero no es tan sencillo, el Senado tiene un plan, y la Cámara de Representantes, otro. El magnate exige a los legisladores que aprueben una ley de inmigración. Esta vez ha asegurado a un grupo de congresistas que firmará cualquier proyecto que haya sido impulsado por el Partido Republicano y cuente con el visto bueno de la Cámara de Representantes, algo que no ha hecho en otras ocasiones alegando que no se contemplaba la financiación del muro con México, o que no había suficiente dotación económica para incrementar las patrullas fronterizas. En este sentido, el republicano Carlos Curbelo ha destacado que el presidente ha insistido en que ahora permitirá que el texto avance sin sugerir cambios al respecto, una vez éste salga adelante en la Cámara Baja. Sin embargo, los dos proyectos de ley presentados por los conservadores se enfrentan a un hemiciclo muy dividido y hostil ante la oleada de críticas desde dentro y fuera de sus fronteras que ha provocado la separación de cientos de familias en la frontera mexicana. El portavoz de la Casa Blanca Raj Shah ha confirmado que el dirigente estadounidense apoya los dos proyectos de ley que están siendo sometidos a debate en el Congreso. El presidente "ha asegurado que apoya los dos proyectos de ley sobre inmigración dado que abordan la construcción de un muro, acaban con la cadena de inmigración y resuelven la crisis en la frontera y la separación de padres e hijos al permitir la detención de las familias y su consecuente deportación", ha explicado Shah en un comunicado.
20-06-2018 | Fuente: elpais.com
Canadá se convierte en el primer país del G20 en legalizar la marihuana con fines recreativos
El país norteamericano autoriza el libre consumo y la producción de cannabis a partir de septiembre
...
6
...