Infortelecom

Noticias de norteamerica

26-07-2018 | Fuente: abc.es
Una trama internacional desfalcó 1.200 millones de dólares de la petrolera venezolana PDVSA
Las autoridades de Estados Unidos han detenido a dos personas, un alemán residente en Panamá y a un colombiano nacionalizado estadounidense, que supuestamente habrían participado en una trama internacional de lavado de dinero desfalcado de PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela que ha estado en el centro de distintos escándalos de corrupción. La red, que utilizaba inmuebles de Miami (Florida) y sofisticados procesos de falsas inversiones, habría blanqueado 1.200 millones de dólares, según informa en un comunicado el Departamento de Justicia norteamericano. Precisamente, la UDEF Central de la Comisaría General de Policía Judicial detuvo en España el pasado junio a cinco ciudadanos venezolanos acusados de blanquear grandes cantidades de dinero procedentes de PDVSA, que fue quien denunció los hechos. Matthias Krull, ciudadano alemán de 44 años residente en Panamá, y Gustavo Adolfo Hernández Frieri, colombiano de 45 nacionalizado estadounidense, fue acusado en una denuncia penal por consipración para el lavado de dinero. Krull fue detenido en la noche del pasado martes en Miami y compareció al día siguiente ante la magistrada Alicia M. Otazo-Reyes, en esta ciudad de Florida. Por su parte, la detención de Frieri tuvo lugar el miércoles en Sicilia (Italia) y está pendiente del proceso de extradición. La denuncia también acusaba a Francisco Convit Guruceaga, de 40 años; José Vicente Amparan Croquer, «Chente», de 44; Carmelo Urdaneta Aqui, de 44, y Abraham Eduardo Ortega, 51, todos venezolanos, así como el portugués Hugo Andre Ramalho Gois, de 39 años, y el uruguagyo Marcelo Federico Gutierrez Acosta y Lara, de 40, por su supuesta participación en la trama. Todos estos aún no han sido detenidos. Una compleja trama de blanqueo De acuerdo con la denuncia, la conspiraciión habría comenzado en diciembre de 2014 con una trama de cambio de moneda diseñada para desfalcar unos 600 millones de dólares de PDVSA, obtenidos a través de soborno y fraude, y las operaciones de los acusados para lavar parte de las ganancias. En mayo de 2015, la conspiración habría doblado supuestamente la cantidad malversada de la compañía petrolera, hasta los 1.200 millones de dólares. La denuncia señala que en torno a estas tramas de falsas inversiones para el lavado de dinero actuarían como cómplices diferentes gestores financieros tanto en Estados Unidos como en otros países, tejiendo una red de blanqueadores de dinero profesionales. Los supuestos conspiradores incluirían antiguos funcionarios de PDVSA, blanqueadores de dinero profesionales para terceros y miembros de la elite venezolana, que la propia nota del Departamento de Justicia indica que se conocen en ocasiones como «boliburgueses». En el caso de los detenidos en España, como informó ABC, entre los arrestados se encontraba José Roberto Rincón Bravo, hijo del magnate afincado en Estados Unidos Roberto Enrique Rincón Fernández, quien se encuentra inmerso en ese país en un proceso judicial relacionado con las mismas actividades delictivas.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
La UE acoge con alivio el pacto de no agresión entre Trump y Juncker
Cocinado en la sombra por los dos hombres de confianza del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del norteamericano Donald Trump, el sorprendente acuerdo de no agresión desvelado ayer ha sido recibido en Europa con cierto alivio pero también con inquietud porque lo único que se sabe del pacto es que no hay nada claro. Mientras Francia ha reaccionado con recelo evidente al ver que Juncker ha aceptado incluir, aunque sea parcialmente, el sector agrícola, Alemania sin embargo celebra un resultado que entiende que deja a salvo por ahora al sector automovilístico. No todos los países podrían ver las cosas con el mismo cristal, pero en general la sensación inicial en Bruselas ha sido la de alivio por el cambio de rumbo del problema. De ser considerada como el enemigo de Estados Unidos, en unos días Europa pasa a ser el socio preferente en una situación en la que además parece haber un cierto distanciamiento -al menos aparente- entre Trump y el autócrata ruso Vladimir Putin. Después de haber anunciado el acuerdo, un periodista belga que acompaña a la delegación comunitaria le preguntó a Juncker si creía que sería razonable fiarse de un personaje tan voluble como Trump, a lo que el presidente de la Comisión respondió con una de sus frases lapidarias: «¿y usted cree que sería sensato que yo le dijera que no me fio de él?». Una buena señal La expresión más representativa de la acogida de la noticia en las instituciones económicas europeas la hizo el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que calificó el resultado de la reunión de Washington como «una buena señal» que «demuestra que hay una gran disposición para debatir asuntos comerciales en un marco multilateral una vez más», pero teniendo en cuenta que «para nosotros sería difícil ir más allá porque realmente no conocemos la esencia» del acuerdo. «La razón ha prevalecido», dijo el presidente de la patronal europea «Business Europe» Pierre Gattaz, mientras que para las cámaras de comercio alemanas «las soluciones propuestas se mueven en la dirección correcta, pero sigue habiendo una importante dosis de escepticismo». Eso es lo único cierto, que ni el BCE ni nadie sabe todavía cuales son los detalles concretos de un acuerdo que era tan improbable antes del comienzo de la reunión que no se había previsto ni siquiera una rueda de prensa. Fuentes de la delegación europea reconocían que habían llegado a Washington sin tener la menor idea de cual podría ser el resultado de sus gestiones, preparados tanto para esto como para una reacción furibunda de Trump y un resultado desastroso. Si acaso, los únicos que habían preparado el encuentro han sido Martin Selmayr, el secretario general de la Comisión y auténtico brazo derecho de Juncker para todo tipo de asuntos, y Larry Kudlow, el principal consejero económico de Trump que el martes se habían reunido en Bruselas con toda discreción. En realidad, la base del pacto es dejar las cosas como están, es decir, que las dos partes se abstendrán de tomar ninguna medida suplementaria que entorpezca las relaciones comerciales, teniendo en cuenta que las tarifas que decretó Trump y que provocaron un primer paquete de contramedidas europeas de represalia seguirán en vigor. Por un lado se ha logrado paralizar de momento los planes de Trump de subir los impuestos a las importaciones de coches y de piezas para las fábricas del sector y como una especie de «compensación» difusa, la UE se compromete a aumentar sus compras de soja norteamericana, que es una medida muy simbólica para la Administración norteamericana porque es un guiño al poderoso grupo de presión de los agricultores y para Trump además un pellizco contra China, que había incluido a este producto en la lista de los que han visto aumentar sus tarifas aduaneras, precisamente como represalia a los ataques estadounidenses. Alto el fuego El problema es que la soja norteamericana puede que no cumpla los rígidos requisitos medioambientales europeos y específicamente de una potencia agrícola como Francia, donde están prohibidos los cultivos transgénicos. En una declaración divulgada ayer, el ministro de Economía francés Bruno Le Maire alabó la vuelta al diálogo con Washington porque «había que evitar una guerra comercial de la que no habría más que perdedores», pero al mismo tiempo insistió en que la agricultura debe permanecer al margen porque hay instrumentos de regulación en Europa, al margen de las barreras arancelarias, que «no son negociables». O tal vez es el síntoma de que alguien ha conseguido convencer a Trump de que el rumbo que había tomado, atacando a unos y otros y desequilibrando sectores enteros de la economía mundial, no conducía a nada bueno para nadie. De hecho, los sectores que él pensaba estar defendiendo, como el del automóvil, están siendo los más dañados. Pero eso solo lo sabe Trump. Y tal vez Juncker.
26-07-2018 | Fuente: abc.es
Casi 450 muertos en Nicaragua tras cien días de protestas
Lo que comenzó como una queja ciudadana por la reforma de las pensiones y la seguridad social por el gobierno de Daniel Ortega ha derivado, cien días después, en la mayor la crisis que atraviesa el Nicaragua desde los años 80. La represión a los opositores a través de la Policía del régimen y los paramilitares partidarios de Ortega ha dejado un sangriento reguero de 448 asesinados y más de 2.000 heridos, además de cientos de secuestrados o desaparecidos y un éxodo a los países vecinos de miles de nicaragüenses que huyen de la violencia, denuncia la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos (Anpdh). La esperanza de una solución pacífica se aleja y el fantasma de la guerra civil se hace más patente. «Lamentablemente, cada día es más distante la posibilidad de recuperar prontamente la paz social en nuestro país», aseguraba esta semana a ABC desde Managua el secretario general de la Anpdh, Álvaro Leiva. Los últimos datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) situó el miércoles en 295 el número de muertos desde el estallido de la contestación ciudadana el pasado el 18 de abril, pero la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos la ha elevado este jueves a 448. Esta asociación asegura que el fin de semana se registraron, en solo 24 horas, más de 700 desapariciones. Según Leiva, Nicaragua atraviesa una «profunda crisis de violación de los derechos humanos». La negativa de Ortega a renunciar al poder y a convocar elecciones anticipadas ha enquistado la situación y el terror de los paramilitares, con la connivencia de la Policía, se ha extendido por el país. El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, ha reconocido en los últimos días que ve al país «casi en guerra civil» por la represión del Gobierno de Daniel Ortega contra los manifestantes. El proceso de diálogo que se puso en marcha el pasado mes de mayo para poner una solución al conflicto se encuentra suspendido, sin visos de que se pueda reanudar. La Conferencia Episcopal, que ha venido ejerciendo el papel de mediadora entre los manifestantes y el gobierno, ha pasado a estar bajo el punto de mira de las fuerzas represoras. El propio Ortega, durante la celebración del aniversario 39 de la revolución sandinista el pasado 19 de julio, tachó a los obispos de «golpistas», al tiempo que llamó a los manifestantes opositores «vándalos» y «terroristas» pagados por otros países para derrocar al Gobierno. Al menos siete templos han sido profanados y tanto el Nuncio de la Santa Sede como prelados y sacerdotes han sufrido agresiones, lo que ha llevado al cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, a denunciar la «persecución» a la Iglesia católica. Este miércoles, el propio Brenes llamó a sus fieles a «no dejarse provocar» ante las agresiones sufridas. Según dijo en una «misa de desagravio por los actos irrespetuosos realizados días atrás por simpatizantes del Gobierno», «el odio lo podemos vencer con el amor que Cristo nos da». Precisamente, el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, acusó este jueves al presidente nicaragüense de estar librando una «guerra» contra la Iglesia, según recoge Efe. «Muchedumbres respaldadas por el ejército armadas con machetes e incluso con armas pesadas han atacado parroquias y propiedades eclesiásticas. La Policía ha agredido físicamente a obispos y sacerdotes», aseguró Pence durante una cumbre sobre libertad religiosa en la sede el Departamento de Estado norteamericano, en Washington. Ataque a un medio de comunicación Tampoco los medios de comunicación se libran del acoso de los partidarios de Ortega. Un grupo de encapuchados armados intimidó a los trabajadores de la empresa ND Medios, uno de los grupos mediáticos más importantes de Nicaragua, informó este jueves «El Nuevo Diario». A todo ello se suman las consecuencias económicas por el estado de grave violencia en el país, que ha provocado el cierre de numerosos negocios y ha ahuyentado al turismo. Las protestas comenzaron el 18 de abril tras la reforma de la Seguridad Social que pretendía aplicar Ortega, que aumentaba las contribuciones de empleados y trabajadores y recortaba un 5% las pensiones. Los empresarios, que hasta entonces se habían mostrado como aliados del líder sandinista, le empezaron a retirar el apoyo, uniéndose al descontento de estudiantes y jubilados. Pese a que el presidente retiró la reforma, para entonces habían aflorado las tensiones larvadas desde hacía tiempo en el país, donde la pareja formada por Daniel Ortega y la vicepresidenta, Rosario Murillo, han consolidado un régimen de tintes autocráticos, y pidieron la renuncia del mandatario. En los comicios de 2016 en los que salió reelegido, los principales candidatos con opciones habían sido marginados.
25-07-2018 | Fuente: abc.es
La cumbre Trump- Juncker para evitar una guerra comercial total
Antes de que Donald Trump y Jean-Claude Juncker se reúnan en Washington para tratar las vitales negociaciones entre EE. UU. y la UE y evitar una guerra comercial total, el mandatario americano declarado que «los aranceles comerciales son los más importantes». Ambas partes ya aplicaron aranceles a miles de millones en dólares en importaciones, pero hay mucho en juego. ¿Por qué se reúnen? La Unión Europea y Estados Unidos están envueltos en una guerra comercial. La primera fase de esta guerra fueron los impuestos al acero del 25% y al aluminio del 10% a la Unión Europea, México y Canadá, que Estados Unidos impuso alegando que la seguridad nacional de América «está amenazada». La Unión Europea tomó represalias con gravámenes sobre las exportaciones estadounidenses por el valor de más de tres mil millones de dólares, incluidos productos como el bourbon, la marca «Levis» y a Harly-Davinson. Trump respondió, como habitualmente lo hace, desde su cuenta de Twitter: «Si estos aranceles y barreras no se descomponen y eliminan pronto, estaremos aplicando una tarifa del 20% sobre todos su automóviles que lleguen a EE. UU. ¡Constrúyalos aquí!». Aquí comenzaba la segunda fase: Los impuestos del 20% a las importaciones de vehículos que llegan desde el lado europeo a Norteamérica si del otro lado, no rebaja pronto los suyos a los vehículos procedente de Estados Unidos. Ese gravamen que se paga actualmente es del 10%, al cruzar la frontera europea. Para los coches europeos que entran en Estados Unidos es del 2.5%. Relación Trump-Juncker Ambos se ven a sí mismos como consumados negociadores y no están sujetos a los guiones que sus asesores tienen preparados para ellos. En la cumbre del G-7 celebrada en Canadá, Donald Trump describió al presidente de la Comisión Europea Jean- Claude Juncker como un «brutal asesino». Juncker respondió que era inusual que alguien de Luxemburgo fuera tratado como amenaza. ¿Cuál es el mensaje de Juncker? La UE cree que la justificación de las medidas estadounidenses sobre aluminio y acero, que se trata de seguridad nacional, es ridícula. La Comisión Europea ya ha enviado a las autoridades estadounidenses un documento que argumenta que apuntar a las compañías automovilísticas europeas sería contraproducente porque 120.000 empleos estadounidenses dependen directamente de ellos. Trump contra Europa El presidente norteamericano describió recientemente a la Unión Europea como «un enemigo» y considera que el superávit comercial del a UE con EE. UU. es un problema. «Tenemos muchos enemigos. Creo que la Unión Europea es un enemigo, por lo que nos hace en el comercio. No lo pensarías de la UE, pero es un rival» dijo Donald Trump. El distanciamiento de las relaciones entre Europa y Estados Unidos comenzaron con el abandono de Washington del acuerdo sobre el clima, continuó con la ruptura del pacto nuclear iraní y ha llegado a su punto más grave en esta «guerra comercial». Además, su relación con la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, es bastante mala. Vestager ha multado en repetidas ocasiones a las firmas tecnológicas estadounidenses millones de euros. Hasta ahora, los estados miembros se han mantenido unidos, pero todos saben que la acción de la Administración Trump dañaría especialmente a Alemania. La canciller alemana Angela Merkel, hizo un llamamiento a la unidad y dijo que «esperamos que la Unión Europea vuelva a unirse como lo ha hecho ahora». ¿Pueden resolver algo? La Comisión Europea ha dicho que el viaje es parte de un «diálogo» diseñado para «dramatizar» la situación. Esta es la línea de la Unión Europea, que «no espera demasiado», ha dicho Juncker. Al comienzo de las hostilidades, la UE colocó la perspectiva de una acuerdo de libre comercio que recortaría los aranceles a los bienes que fluyen entre EE. UU. y Europa. Esta oferta fue retirada porque la UE no estaba de acuerdo en trabajar bajo amenazas.
24-07-2018 | Fuente: abc.es
EE.UU. teme que China pueda tener una base militar en El Salvador
Estados Unidos ha alertado de la posibilidad de que China pueda en el futuro utilizar como base militar el puerto de La Unión, en El Salvador, cuya explotación comercial podría quedar en manos chinas de acuerdo con supuestos planes de licitación por parte del Gobierno salvadoreño. La embajadora estadounidense en el país, Jean Manes, advirtió el pasado 9 de julio que «es alarmante la estrategia de expansión que China tiene en la región, no solo económicamente, sino también militarmente». Manes desveló que recientemente el Departamento de Estado norteamericano ha reunido a sus embajadores en Centroamérica y el Caribe para exponerles su «preocupación» por la creciente influencia de China en un área considerada crítica para la seguridad de EE.UU. Ya en febrero el Pentágono se refirió a la creciente presencia de China en Centroamérica, mencionando expresamente a Panamá, donde empresas chinas están construyendo o gestionando terminales portuarias en los extremos del canal. Esta es la primera vez, sin embargo, que un alto cargo de EE.UU. atribuye explícitamente intenciones militares a algunos de esos movimientos de Pekín. El Gobierno salvadoreño de la antigua guerrilla marxista del FMLN está considerando la concesión del puerto de La Unión, en el Golfo de Fonseca ?la zona del Pacífico donde convergen las fronteras marítimas de El Salvador, Honduras y Nicaragua?, a algún operador internacional. Los trámites están aún en un estadio muy preliminar, pero China parece ser el socio preferido en medios gubernamentales. La concesión se produciría posiblemente en el marco de una zona económica especial para el área suroriental del país, de la que formaría parte el puerto de La Unión. La creación de esa zona especial, regulada con exenciones fiscales, se encuentra en trámite parlamentario, después de que el Gobierno presentara el anteproyecto de ley el pasado 5 de julio. Sospechas Desde la oposición, Mauricio Vargas, del partido ARENA, defiende que se busquen soluciones para La Unión, pues sus instalaciones, construidas en 2008 con un crédito de 100 millones de dólares otorgado por Japón, no han logrado apenas actividad y suponen un gasto de 25 millones de dólares anuales de mantenimiento. No obstante, Vargas lamenta que el FMLN esté llevando este asunto con «poca transparencia». Vargas estima que es imposible que el interés económico sea el prioritario en un proyecto como el de La Unión para una superpotencia como China. «Lo que hay ahí es un interés geopolítico, pensando en el medio y largo plazo: el objetivo de China de inmiscuirse en el área de seguridad de Estados Unidos», afirma. Vargas ve difícil que legalmente pueda pasarse del uso comercial del puerto a un uso militar. Recuerda que en 1917 hubo una sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia contra una disposición del tratado Bryan-Chamorro firmado tres años antes por Estados Unidos y Nicaragua, por el que este último país cedía «el derecho de establecer, operar y mantener una base naval en cualquier lugar del territorio de Nicaragua bañado por el golfo de Fonseca, que el Gobierno de Estados Unidos elija». La Corte, atendiendo a la objeción presentada entonces por El Salvador, consideró que parte de las aguas interiores de Fonseca son compartidas por los tres países ribereños del golfo y ninguno de ellos podía hacer una concesión de ese tipo a un tercer país sin consentimiento de los otros. En cualquier caso, el diputado de ARENA expresa desconfianza hacia el plan del Gobierno en relación a la zona económica especial en la que podría estar incluida la concesión portuaria a China. «Cuando el FMLN no cree en la libre empresa, resulta que de la noche a la mañana se convierte en supercapitalista, con un proyecto que prevé no cobrar el IRPF ni el IVA a las empresas que se instalen allí», comenta. Desde el FMLN se ha criticado que EE.UU. intente sembrar sospechas acerca de una base militar china en Centroamérica, cuando los estadounidenses tienen un base aérea en Honduras y disponen en El Salvador de una estación de radares para el monitoreo de actividades de narcotráfico. «Ellos tienen miedo a un expansionismo militar, pero Estados Unidos tiene bases militares por toda América Latina; aquí hay una base antinarcóticos. No hay de qué preocuparse», declaró la diputada Nidia Díaz a los medios salvadoreños. Díaz invitó a Washington a desvelar información de inteligencia que pueda tener sobre esas supuestas intenciones militares chinas. «Si hay algo más que la inteligencia les dé a ellos.. No sé en qué lo basan. Yo hasta este día no conozco una base de China en esta región». ¿Financiación electoral? Arnoldo Jiménez, en nombre de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) estima que está faltando transparencia en el proyecto, especialmente en las relaciones con las autoridades chinas. La ANEP cree que la zona económica especial no atraerá inversiones por sí misma y que el Gobierno tiene que modificar sus políticas contrarias a la actividad empresarial, como la falta de agilidad en los trámites aduaneros. En relación a China, Jiménez recuerda cómo inversiones chinas en otros países han supuesto endeudamiento, corrupción y escaso auge laboral. Dados los precedentes de dinero bajo la mesa en concesiones de grandes infraestructuras a China, hay voces en El Salvador que advierten de que el «secretismo» de las negociaciones con Pekín podría esconder una supuesta financiación irregular de la campaña electoral del FMLN del próximo año. El Gobierno, por su parte, niega falta de transparencia. Un acuerdo de este tipo con China podría ir de acompañado del establecimiento de plenas relaciones diplomáticas con ese país, rompiendo las que están vigentes con Taiwán. Hasta hace unos pocos años, Centroamérica era la única región del mundo en la que sus integrantes seguían reconociendo diplomáticamente a Taiwán frente a China. Poco después de acceder al poder en 2009, el FMLN consideró la posibilidad de romper las relaciones con Taipéi, pero finalmente no lo hizo.
24-07-2018 | Fuente: as.com
Griezmann quiere un anillo estilo NBA para los campeones
El delantero ha compartido el diseño que la joyería norteamericana Jason Beverly Hills ha hecho para los franceses tras ganar el Mundial de Rusia.
23-07-2018 | Fuente: as.com
Lochte, 14 meses de sanción por una inyección intravenosa
El norteamericano, doce veces medallista olímpico, subió una foto a sus redes recibiendo una inyección de más de 100 ml. Aunque fuese de sustancias legales no está permitido.
23-07-2018 | Fuente: as.com
La foto por la que Lochte habría sido sancionado por 14 meses
El norteamericano, doce veces medallista olímpico, subió una foto a sus redes recibiendo una inyección de más de 100 ml. Aunque fuese de sustancias legales no está permitido.
23-07-2018 | Fuente: elpais.com
El nadador Ryan Lochte, suspendido 14 meses por dopaje
El norteamericano, de 33 años, no podrá participar en competiciones hasta julio de 2019
23-07-2018 | Fuente: elpais.com
Ryan Lochte, suspendido 14 meses por dopaje
El norteamericano, de 33 años, no podrá participar en competiciones hasta julio de 2019
...
6
...