Infortelecom

Noticias de norteamerica

11-12-2020 | Fuente: abc.es
Jáuregui: «España tiene la "auctoritas" en Europa para guiar la política exterior de la UE en América Latina»
El exeurodiputado y exministro socialista Ramón Jáuregui (Herrera, San Sebastián, 1948) es el actual presidente de la Fundación Euroamérica, encargada de la conexión entre América Latina y Europa, relación que según el propio Jáuregui está en «sus comienzos» y donde aún «queda mucho por hacer». En esta entrevista con ABC, el exdiputado europeo ha hablado de los distintos temas que marcan la agenda internacional, como las elecciones venezolanas, las nuevas relaciones con la Casa Blanca, el veto de Polonia y Hungría a los presupuestos de la UE, el Brexit, las relaciones con Oriente Medio, el acuerdo Mercosur o la política que España debe marcar en Europa, donde ha explicado que uno de sus principales objeticos debe ser «poner América Latina en el radar de la geopolítica europea», pues tiene la «auctoritas» para marcar la política exterior de la UE. Respecto a las relaciones con la Casa Blanca, el exministro ha manifestado que «Europa debe recuperar el apoyo estadounidense a la integración europea», así como encontrar «un marco de cooperación en la OTAN para construir la Europa de la Defensa y fortalecer la industria militar europea». En referencia a la posición de la Unión Europea sobre las elecciones venezolanas, el exeurodiputado ha explicado que «la UE ratificará su apoyo político a la oposición y reactivará su intermediación para conseguir un acuerdo en torno a nuevas elecciones con garantías democráticas». Jáuregui ha defendido la actuación de Borrel, pero no ha hecho lo mismo con Zapatero, de quien dice «no compartir su opinión». El FMI, el Banco Mundial y la Cepal pronostican caídas del PIB en torno al 8% este año en América Latina; batacazo que ha resucitado la maldición latinoamericana de la década perdida. ¿Debe España temer el riesgo de la crisis de deuda soberana en Latinoamérica? Salvo conocidas excepciones, no hay endeudamiento excesivo en los países latinoamericanos. El problema es el contrario. Las instituciones financieras internacionales deberían emitir deuda y ayudar más a esos países. Nosotros hemos pedido al FMI que emita un billón de dólares de Derechos Especiales de Giro para ayudar a la región. ¿Cómo es el marco económico de América Latina tras la crisis originada por la Covid-19? Es grave. El impacto de la pandemia es más severo que en otras regiones y la recuperación será más lenta. Ayudarles ahora es clave para que la destrucción de empresas no empobrezca más a la región. Sin duda es el continente más castigado por la pandemia en el mundo. «España tiene la "auctoritas" reconocida en Europa para guiar la política exterior de la UE para América Latina. Fuimos quienes abrimos ese puente y somos los que más sabemos y podemos hacer allí» ¿Qué objetivos debe marcar España en Europa para potenciar la relación con estos países? ¿Qué papel desempeña la fundación para potenciar estos objetivos? España tiene la «auctoritas» reconocida en Europa para guiar la política exterior de la UE para América Latina. Fuimos quienes abrimos ese puente y somos los que más sabemos y podemos hacer allí. Hoy contamos además con un español al mando de esa política exterior. ¿Objetivos? muchos; pero diré sólo tres: poner América Latina en el radar de la geopolítica europea y recuperar las Cumbres UE-Celac, conseguir ayuda financiera para combatir la pandemia y aprobar Mercosur y los acuerdos de modernización de México y Chile, e incorporar a Bolivia en el Acuerdo Multipartes de UE con Colombia, Perú y Ecuador. Ramón Jáuregui en una imagen de archivo - Óscar del Pozo «Mercosur es clave para Europa y para los cuatro países que lo integran. Afecta a 750 millones de personas y eliminaría el 90% de los aranceles» ¿Que implica para España, en estos momentos, el Acuerdo Mercosur? Mercosur es un Acuerdo extraordinario, alcanzado después de 20 años de negociación dificilísima. Mercosur es clave para Europa y para los cuatro países que lo integran. Afecta a 750 millones de personas. Elimina el 90% de los aranceles y ofrece una oportunidad extraordinaria para ambas regiones en comercio e inversiones. Si Europa lo ratifica en el próximo semestre de presidencia portuguesa, habremos dado un paso gigantesco en la regulación del comercio internacional. Después del Acuerdo de China con Japón, Australia, etc. (RCEP), Mercosur es imprescindible. Respecto a las relaciones de España con EEUU ¿Cómo prevé que puedan cambiar las relaciones con Biden en la Casa Blanca? A mejor, sin duda. Nuestro vínculo transatlántico en materia de seguridad y defensa es importante. Habrá que ajustarlo al marco Europa-Estados Unidos de los próximos años. Las relaciones comerciales y económicas deben mejorar porque con la Administración Trump los desencuentros han sido notorios. Habrá muchas coincidencias con Biden en materias globales, así como en lo que respecta al cambio climático o las relaciones con Europa. Y eso será bueno. Uno de los grandes puntos de fricción con la Administración Trump fueron los aranceles puestos por EE.UU. a productos agrícolas, así como aranceles a productos europeos por la disputa de Airbus. ¿Cree que con Biden se podrá llegar a un acuerdo más fácilmente? Hay tres capítulos en ese marco que tenemos que resolver: las sanciones comerciales recíprocas, la fiscalidad a las tecnológicas estadounidenses y las inversiones americanas en sectores energéticos. Deberíamos resolver con acuerdos los tres campos. «Con Biden, Europa debe recuperar el apoyo estadounidense a la integración europea y encontrar un marco de cooperación en la OTAN para construir la Europa de la Defensa y fortalecer la industria militar europea» ¿Cómo pueden evolucionar las relaciones de España y de Europa con la Casa Blanca? ¿Cree que habrá algún acuerdo importante? Trump ha sido el primer presidente americano abiertamente antieuropeo. Los Estados Unidos siempre apoyaron la unificación europea, desde Eisenhower hasta Obama. Con Biden, Europa debe recuperar el apoyo estadounidense a la integración europea y encontrar un marco de cooperación en la OTAN para construir la Europa de la Defensa y fortalecer la industria militar europea. Si reanudamos las conversaciones para una gran Tratado Comercial (TTIP), sería una gran noticia, sobre todo después del Acuerdo de China en el Pacífico y con el Sudeste asiático (RCEP). En relación con América Latina, sería muy bueno armonizar estrategias para ayudar a la región a superar problemas políticos y democráticos. Borrell espera colaborar con Biden en el conflicto palestino-israelí .. ¿Qué papel desempeñaría aquí la Europa de los 27? Es una intención loable. Pero no será fácil recuperar el terreno que hemos perdido allí, tanto europeos como norteamericanos. Ya se sabe que la política exterior está lastrada por la unanimidad y los intereses europeos en Oriente Medio son demasiado plurales. En cuanto a las relaciones comerciales bilaterales, Israel representa un socio muy importante, hasta el punto de ser uno de los principales en Oriente Medio para España, junto a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos?. De hecho, la ministra de Asuntos Exteriores española está visitando Israel y Palestina en estos momentos España tiene equilibrios inteligentes en sus relaciones con los países de esa zona. Esos equilibrios nos pueden permitir mediaciones, siempre bienvenidas, en la región más conflictiva del mundo. Intensificar nuestras relaciones económicas con la región también es importante. Como presidente de la Fundación Euroamérica, exministro socialista y exeurodiputado ¿Ha cambiado la estrategia del PSOE en América Latina desde la entrada de Podemos, partido cuyos creadores son chavistas confesos en el Gobierno? Que yo sepa, en absoluto. Mantengo frecuentes contactos con la Secretaria de Estado Cristina Gallach y puedo asegurarle que la política del Ministerio para con América Latina es más comprometida e intensa que nunca. Puedo decir incluso que el Ministerio, incluido el Secretario de Estado Manuel Muñiz, nos convocó hace unos días a todas las fundaciones públicas y privadas que operamos con América Latina para fortalecer nuestra acción común allí. Nuestro compromiso con América Latina sigue siendo fortalecer sus democracias, su Estado de Derecho y su cohesión social. Ramón Jáuregui en una imagen de archivo - Jaime García «La UE ratificará su apoyo político a la oposición venezolana e intentará llegar a un acuerdo en torno a nuevas elecciones con garantías democráticas» La UE no reconoce los resultados de las elecciones legislativas celebradas en Venezuela, pero tampoco aclara su posición sobre Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y de la actual Asamblea Nacional? ¿Cómo se resolverá esta situación? Habrá que esperar la posición europea después del 5 de enero. La UE no reconoció la nueva Asamblea elegida el 6 de diciembre, pero no hay soporte legal para extender la legitimidad de la Asamblea disuelta. En todo caso, la UE ratificará su apoyo político a la oposición y reactivará su intermediación para conseguir un acuerdo en torno a nuevas elecciones con garantías democráticas. Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, intentó que Maduro aplazara las elecciones y llegara a un acuerdo con la oposición, e incluso llegó a mandar una misión a Caracas para tratar de desbloquear la negociación. ¿Qué opina al respecto? Borrell hizo lo que debía. Una parte de la oposición (Capriles) quería participar en las elecciones y la Conferencia Episcopal de Venezuela también lo recomendaba; la misión europea pidió un aplazamiento electoral de 6 meses y una negociación de las condiciones electorales. Maduro se negó y la oposición se reunificó en el boicot electoral y la comunidad Internacional está firme en su rechazo a estas elecciones. Sin la misión europea no estaríamos así. Fue un éxito a pesar del resultado. ¿Seguirá la UE reconociendo a Guaidó como presidente encargado, aunque su mandato oficial como presidente de la Asamblea Nacional caduque el 5 de enero? Es difícil hacerlo. No hay legitimación y parte de la oposición anuncia ya que la Operación Guaidó terminó. Pero la UE seguirá apoyando a la oposición y a sus líderes. Tenga en cuenta que parte de la oposición venezolana, la que está allí, quiere participar y derrotar a Maduro. La clave será, por tanto, encontrar las condiciones políticas para hacerlo posible democráticamente. ¿Qué opina al respecto de que Guaidó acuse a Zapatero de ser «cómplice de la violación de derechos humanos» en Venezuela? El Presidente Zapatero cree que las elecciones son la única oportunidad de que la oposición derrote a Maduro. Pero a pesar del respeto y del afecto que le tengo, no comparto que estas elecciones hayan sido democráticas. Ni que el chavismo lo sea. Respecto a la ola migratoria en Canarias, ¿Qué está detrás de la última ola migratoria que afecta a las islas? ¿Por qué el Gobierno pide responsabilidades a la Unión Europea? ¿Qué ha hecho mal la UE? Detrás de la migración africana está lo de siempre: la miseria y la esperanza de una vida al otro lado del mar. Lo que Europa no ha hecho es tener una política migratoria. Es decir, contratar inmigrantes en los países de origen, traerlos en avión, repartirlos en los países, formarlos e integrarlos. ¿Cómo es la relación entre la UE y Marruecos? Debiera ser lo mejor posible. Marruecos es clave para Europa en muchas cosas y, para España, es fundamental. Nos jugamos mucho con ese país en nuestros planes: terrorismo internacional, emigraciones, inversiones, comercio. «La Unión Europea y el Reino Unido tienen que negociar un gran acuerdo de asociación que incluya todos los planos de relación entre países amigos» Parece que hemos llegado al punto crítico tras más de tres años de negociaciones ? Un Brexit sin acuerdo sería catastrófico y un caos absoluto ¿Se han perdido oportunidades para un buen acuerdo? ¿Hacia dónde iría la UE si se produce esa «catastrófe diplomática» sin acuerdo? ¿Hacia una espiral de conflicto? Sea cual sea el desenlace del Brexit, la Unión Europea y el Reino Unido tienen que negociar un gran acuerdo de asociación que incluya todos los planos de relación entre países amigos; casi diría yo, todos los «asuntos de familia». 45 años de convivencia en la UE, una coincidencia en valores comunes y una vecindad geográfica y humana tan grandes sólo se regulan mediante y una relación fraterna. Cualquier otra cosa nos hará daño, tanto a la UE como al Reino Unido. Hace unas semanas se anunciaba que el Parlamento Europeo y el Consejo habían llegado a un acuerdo para aprobar las cuentas para los próximos siete años, pero ¿el veto de Polonia y Hungría puede hacer peligrar los fondos europeos? Hungría y Polonia tendrán que aceptar la nueva normativa sobre cumplimiento del Estado de Derecho y la condicionalidad de las ayudas europeas a esa vigilancia. Está en el espíritu y en los Tratados de la Unión. Si no lo hacen, se quedarán fuera del Next Generation UE y del Plan de Recuperación. Y créame, a eso no pueden renunciar. Ramón Jáuregui en una imagen de archivo - Óscar del Pozo «Europa se hace a golpe de crisis. Y de ésta saldrá una Europa mejor» Por último, ¿Cómo ve a la Unión Europea: fuerte, débil .., ¿Con muchos problemas internos? ¿Dificulta la diplomacia de los 27 tomar decisiones rápidas e importantes para la UE? La UE ha dado un paso de gigantes con sus medidas post Covid. Al principio la pandemia nos cogió desarmados y atolondrados. Hoy es el único organismo internacional que ha fortalecido sus estructuras y que ha mejorado su imagen exterior. Los europeos miramos a Bruselas y vemos que compra y reparte vacunas. Vemos que, por primera vez, emitiremos deuda comunitaria por importe de 750.000 millones de euros y la repartiremos solidariamente en función del daño de la pandemia. Es un programa federal y contundente. Ha sido fantástico. Por supuesto, la unanimidad es un obstáculo para una política exterior eficaz. Pero Europa se hace a golpe de crisis. Y de ésta saldrá una Europa mejor.
10-12-2020 | Fuente: as.com
El peor día en EE UU
El país norteamericano no deja de acumular casos y defunciones desde hace unas semanas. En el último día superaron por primera vez los 3.000 fallecidos.
10-12-2020 | Fuente: abc.es
Johnson y Von der Leyen no logran sacar la negociación del atasco
El primer ministro británico viajó ayer a Bruselas para cenar con la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen. Los primeros detalles, incluyendo el hecho de que prefiriese utilizar el avión en lugar del más ecológico tren que atraviesa el túnel bajo el canal de La Mancha, ya daban a entender que no había muchas posibilidades del llegar a un acuerdo. Fuentes diplomáticas europeas insistieron en que el objetivo de este encuentro era únicamente tratar de identificar los puntos más importantes que impiden a los británicos aceptar las condiciones europeas, para centrar en ellos las posibles soluciones en los próximos días, en un intento de encontrar una solución «in extremis» antes del fin de año. Johnson llegó al edificio Berlaymont, la sede de la Comisión, poco después de las 8 de la tarde. Con la presidenta del ejecutivo comunitario posaron para los fotógrafos antes de retirarse a una sala de reuniones con sus principales asesores para una discusión de media hora. Después subieron a cenar al piso 13 donde les esperaba un menú de tres platos y una discusión muy redundante sobre los mismos asuntos que están pendientes desde hace meses. No se descartaba que en el mejor de los casos, se reanudarían hoy las negociaciones entre los equipos que presiden Michel Barnier por parte europea y David Frost en el lado británico. Sin embargo, las posibilidades de que este plan tenga éxito son bastante escasas, a juzgar por el espíritu con el que el británico abandonó su capital. En una comparecencia parlamentaria antes de subirse al avión ya dejó claro que ningún primer ministro podría aceptar los términos comerciales ofrecidos por la UE. «Nuestros amigos en la UE insisten actualmente en que si aprueban una nueva ley en el futuro con la que nosotros en este país no cumplimos o no queremos aprobar una ley similar, entonces quieren tener el derecho automático a castigarnos y tomar represalias». Johnson se refería a la exigencia europea de que para obtener un tratado de libre comercio el Reino Unido debería respetar un nivel mínimo de legislación común respecto a las reglas que se aplican en la UE en la protección de los consumidores, reglamentos sanitarios, medioambientales o laborales, porque de otro modo sus empresas podrían trabajar con ventaja respecto a las comunitarias y seguir operando en el mercado europeo. Inamovibles Este principio es tan evidente para la parte europea, que insiste en que no puede aceptar una solución que desemboque en que el Reino Unido obtenga ventajas competitivas por haber abandonado la UE. Johnson tampoco podría convencer a los partidarios del Brexit para que asuman que ha dejado al país vinculado a la legislación europea, ahora que ya no pueden influir en su desarrollo. El segundo aspecto en el que Johnson tampoco ve posibilidades de acuerdo es el de la pesca. En la mencionada comparecencia volvió a decir que a su juicio «la UE cree que el Reino Unido debería ser el único país del mundo que no tiene control soberano sobre sus aguas de pesca» y por ello «no creo que esos sean términos que cualquier primer ministro de este país pudiera aceptar». En realidad, como confesaba ayer un veterano diplomático de uno de los países más importantes de la UE, hay pocas cosas que se puedan hacer por parte europea, teniendo en cuenta que «en los últimos dos meses no se ha movido nada» a pesar de las evidentes premuras del calendario. Por ello es muy probable que en la cumbre de hoy los dirigentes europeos confíen a la Comisión la tarea de preparar todo para una desconexión sin acuerdo en al medianoche del 31 de diciembre. Lo que Johnson está constatando en estos momentos son las consecuencias reales de haber optado por abandonar la UE y que no podían ser irrelevantes en ningún caso. El Reino Unido convertido en un país tercero tiene plena capacidad para decidir con quién quiere comerciar, pero si quiere hacerlo con la UE tendrá que aceptar las condiciones que le pidan, o renunciar a ello. Le pasará igual con Estados Unidos, independientemente de la administración que esté al frente. De hecho, muchos consideran en Bruselas que esta aparente concesión sobre el protocolo irlandés ha sido hecha pensando más en el presidente norteamericano electo Joe Biden, que apoya claramente a Irlanda. Y en los hechos, el haber restablecido el mecanismo para controlar las mercancías que van de la isla de Gran Bretaña a Irlanda del norte puede considerarse como un preparativo para la ruptura, ya que este protocolo estaba pensado para aplicarse precisamente si no hay un acuerdo de libre comercio entre el conjunto del Reino Unido y la UE. Irlanda, el país más afectado, y Alemania, la primera economía de la UE, ya han indicado que si no hay perspectivas de acuerdo será necesario empezar a prepararse para una situación de ruptura. Johnson, por su parte, insistía ayer en que esta seguro de que aunque no haya acuerdo «las inversiones nos lloverán». Tal vez, pero por ahora en Londres ya se han apresurado a preparar un sistema de transporte aéreo para las vacunas, que tienen que importar desde el continente, porque prevén que pueda haber atascos gigantescos de camiones en las aduanas a partir del 1 de enero. Un final sin acuerdo dejaría a Scotland Yard sin información clave El Reino Unido puede perder el acceso a las bases de datos de la policía del área Schengen a partir del 1 de enero si no hay un acuerdo para sus relaciones con la UE. La presidenta del grupo de trabajo de la zona Schengen dentro del Parlamento Europeo, la socialista eslovena Tanja Fajon, ha advertido que en ausencia de un apoyo legal para ello, el Reino Unido debería dejar de poder consultar el SIS (Sistema de Información de Schengen) que contiene información importante y en tiempo real para combatir el crimen, como datos sobre presuntos delincuentes, personas desaparecidas y propiedad robada. Aunque el Reino Unido no ha formado parte nunca del espacio Schengen, desde 2015 se le permitió acceder a esa información puesto que era miembro de la UE, una circunstancia que desaparecerá automáticamente el 1 de enero. Responsables policiales británicos como el jefe del Consejo de Jefes de la Policía, M artin Hewitt, y el director de la Agencia Nacional del Crimen, Steve Rodhouse, han advertido de que la pérdida del acceso a las bases de datos europeas tendrá impacto en su capacidad operativa. Por ahora la solución que se ha previsto pasa por acrecentar la cooperación de Interpol con Europol.
09-12-2020 | Fuente: abc.es
Maduro espera que Biden se aleje del «extremismo ideológico» de Trump con Venezuela
El presidente chavista, Nicolás Maduro, ha reiterado este martes que está dispuesto a entablar una conversación amable con el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, cuando se instale en la Casa Blanca el próximo 20 de enero, pero sin el «extremismo ideológico» que usó la Administración de Donald Trump en los últimos cuatro años. «A Joe Biden no lo eligió un partido, lo eligió una coalición muy diversa de fuerzas sociales que quieren un gran cambio en EE.UU. y le han dado una oportunidad de abrir las puertas a ese gran cambio. Ojalá suceda y esperamos que eso implique acabar con la visión de que América Latina es su patio trasero». Durante un encuentro con la prensa internacional en el Palacio presidencial de Miraflores, Maduro ha asegurado que su Gobierno ha hecho «siempre todos los esfuerzos para mantener las mejores relaciones», y ha hecho mención sobre el buen trato en los primeros años del Gobierno de Barack Obama. A su juicio, el exmandatario estadounidense «cometió el error» en su gestión «de decretar y afirmar que Venezuela era una amenaza para Estados Unidos». Maduro ha dicho que Obama le «reconoció personalmente que fue un error. Vinieron muchos interlocutores a Miraflores para arreglar eso, pero se fue sin arreglarlo, dejando una puerta abierta para la agresión contra Venezuela, que ha sido utilizada de manera cruel y con saña por parte de Donald Trump». Culpa a Trump Sobre la política de Donald Trump, el líder chavista ha reiterado que la «agresión» hacia Venezuela profundizó la crisis política, económica y social, y denunció que su estrategia promovió las manifestaciones violentas de 2017, las supuestas invasiones, y el presunto intento de magnicidio que se habría cometido contra él en agosto de 2018, durante la celebración por el aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). «La política de Venezuela de Donald Trump fracasó estrepitosamente y ya se puede ver dónde está Trump, dónde está (Juan) Guaidó, y dónde estamos nosotros», dijo. Maduro también ha expresado sus buenos deseos para que ocurra un cambio en Estados Unidos, pues considera que el país norteamericano «está a las puertas de un gran conflicto violento de carácter social que pudiera derivar en alguna modalidad de guerra civil interna». En ese sentido, acusó a Trump de apostar «a ese conflicto cuando dice que hay un gran fraude» en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. La diplomacia entre Venezuela y Estados Unidos ha estado quebrantada desde la gestión de Hugo Chávez, quien tuvo diferencias con George W. Bush y luego con Barack Obama. Desde la llegada de Maduro al poder en 2013, las relaciones con el país empeoraron. Pero su momento más bajo se produjo cuando Donald Trump manifestó su total respaldo a Juan Guaidó, tras proclamarse presidente interino en enero de 2019, y consideró a Maduro un usurpador y un dictador.
07-12-2020 | Fuente: as.com
Alex Morgan y un gol especial
La crack norteamericana, bicampeona del Mundo, marcó su primer gol con el Totthenham este fin de semana siete meses después de dar a luz a su primera hija.
07-12-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. pide a Europa una condena firme de la farsa electoral de Maduro
El gobierno de Estados Unidos ha condenado la «farsa política» que tuvo lugar el domingo en Venezuela y ha pedido a sus aliados en todo el mundo que redoblen sus esfuerzos por exponer y combatir al «régimen ilegítimo de Maduro, que asesina, tortura y encarcela sistemáticamente a sus oponentes». Como prometió antes de la votación, la Casa Blanca sigue considerando como único interlocutor legítimo al presidente encargado Juan Guaidó en tanto que líder de la mayoría en la Asamblea Nacional según las elecciones de 2015. Ta y como ha dicho este lunes el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, «el régimen ilegítimo de Maduro en Venezuela organizó una farsa política que pretendía pasar por unas elecciones legislativas». «Afortunadamente, pocos fueron engañados. EE.UU., junto con muchas otras democracias de todo el mundo, condena esta farsa que no cumplió con ningún criterio mínimo de credibilidad. Maduro manipuló descaradamente estas elecciones a su favor», añadió Pompeo. Washington recalca que es parte de una gran coalición de democracias y organismos internacionales que consideran ilegítimo al régimen de Maduro. Según mantiene Pompeo, «la mayoría de los partidos políticos independientes y las organizaciones de la sociedad civil de Venezuela, y casi 60 países y organizaciones de todo el mundo, incluidos EE.UU., la Unión Europea, la Organización de los Estados Americanos, el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto Internacional, han rechazado estas elecciones falsas». Según este alto funcionario norteamericano, «antes de las elecciones fraudulentas, el régimen también intensificó su hostigamiento a los trabajadores humanitarios y amenazó los programas urgentes de distribución de alimentos». «Un régimen tan brutal e insensible es incapaz de celebrar elecciones libres y justas», sentenció. Reconocimiento a Juan Guaidó EE.UU. seguirá reconociendo al presidente interino Guaidó y a la Asamblea Nacional según su composición actual. El equipo de Joe Biden, que asumirá la presidencia el 20 de enero de 2021, ha adelantado que mantendrá ese reconocimiento, aunque no ha explicado con detalle cuál será su política para resolver la crisis en Venezuela. Además, Pompeo ha instado a la comunidad internacional a deslegitimar inmediatamente las elecciones de este domingo, cuya legitimidad ha intentado defender el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero . «Instamos a todos los países comprometidos con la democracia a que se unan a nosotros para condenar la farsa del 6 de diciembre y apoyar a la legítima Asamblea Nacional y al presidente interino en el futuro. Ni Maduro ni una nueva Asamblea Nacional elegida fraudulentamente representarán la voz legítima del pueblo venezolano, que debe expresarse a través de elecciones presidenciales libres y justas», añadió el secretario de Estado.
05-12-2020 | Fuente: as.com
El drama de Estados Unidos: dos muertes por minuto
El país norteamericano está batiendo todos los récords de contagios y de fallecidos por coronavirus y la tendencia es muy preocupante.
04-12-2020 | Fuente: as.com
Oficial: El Valencia renueva a su perla Yunus Musah hasta 2026
El norteamericano ha ampliado su vinculación seis temporadas más, en un contrato al que tan solo faltaba que se hiciera mayor de edad para poder firmarlo tal y como informó AS la semana pasada.
03-12-2020 | Fuente: abc.es
Giscard, el «presidente de derechas» que aprobó el aborto y el divorcio en Francia
Valery Giscard d?Estaing introdujo en Francia cambios que modificaron el paisaje político y social de manera muy profunda, pero contribuyeron a su pérdida política y su ruptura de fondo con las derechas tradicionales. Jacques Séguéla, el publicitario que lanzó la campaña victoriosa de François Mitterrand, en 1981, el mismo que presentó Carla Bruni a Nicolas Sarkozy, el 2007, resume de este modo el puesto del ex presidente en la historia de la comunicación audiovisual: «Giscard fue el gran modernizador de la comunicación política en Francia». Modernización parcialmente inspirada en los modelos norteamericanos, en la magna estela de John Fitzgerald Kennedy. Giscard fue el primero que introdujo a su esposa e hijos en la vida pública, asociándolos a su campaña victoriosa de 1974. Giscard fue el primero en concebir sus intervenciones en radio y tv desde una visión popular y cinematográfica. Hasta el fin, Giscard fue un actor (hombre de acción) y un actor (del teatro audiovisual) excepcional en la escena pública. Solo Emmanuel Macron puede rivalizar con él en ese terreno de la acción política. A los dos meses de ser elegido presidente, el 27 de mayo de 1974, Giscard hizo aprobar una ley que contribuyó a su caída política sin mañana. El 5 de julio de aquel año, la mayoría parlamentaria giscardiana aprobó el voto a los 18 años. Hasta entonces, la mayoría civil y electoral estaba fijada a los 21 años. Todavía reciente el incendio del mes de mayo de 1968, dar el voto a los jóvenes de 18 años era correr un riesgo electoral evidente para un presidente de centro-derecha. La nueva mayoría sociológica, más joven, votó contra Giscard siete años más tarde. Meses después, el 17 de enero de 1975, Simone Veil, gran dama del liberalismo francés, ministra de Sanidad, propuso despenalizar el aborto en la Asamblea Nacional. Esa ley, finalmente aprobada, marcó una ruptura brutal de la pareja Giscard-Veil con las derechas tradicionales. La despenalización del aborto tuvo medidas de acompañamiento que facilitaron la integración de la mujer en la vida económica y social. Las derechas y familias tradicionales no se lo perdonaron nunca. Las mujeres que dieron la bienvenida a esas reformas casi nunca votaron mayoritariamente por Giscard, tampoco. Hasta 1975, el divorcio solo podía consumarse, legalmente, en Francia, si una de las partes podía probar las faltas de du pareja? Esa legislación penalizaba muy mayoritariamente a las mujeres, con menos recursos económicos para poder probar las infidelidades o faltas de los esposos. La ley del 11 de julio de 1975 instauró el divorcio «por consentimiento mutuo» o por «ruptura de la vida en común». La clientela femenina recibió con alborozo una legislación que contribuía a «liberarlas» del yugo de esposos poco dados a la conciliación o la ruptura amistosa. La ley de junio de 1975, introdujo otro cambio sociológico mayor: favoreciendo la integración social de los minusválidos, reconociéndoles derechos fundamentales, al trabajo, a la garantía mínima de recursos, a la integración en la vida pública. De la noche a la mañana, millones de hombres y mujeres se beneficiaban de un nuevo puesto en la vida cívica de la Nación. La modernización del tejido económico, industrial y comercial de Francia, la modernización y grandes reformas institucionales europeas, son capítulos mayores bien conocidos y reconocidos, a izquierda y derecha. La modernización de la comunicación política, la despenalización del aborto, el voto a los 18 años, el divorcio por consentimiento mutuo, la integración social de los minusválidos, forman parte de las grandes reformas giscardianas, con una dimensión trágica: contribuyeron a su ruptura con las derechas tradicionales y favorecieron el triunfo de sus adversarios de izquierdas (François Mitterrand) y derecha (Jacques Chirac).
03-12-2020 | Fuente: abc.es
Bruselas plantea una nueva estrategia con EE.UU. para enterrar el legado Trump
La Unión Europea propondrá reconstruir el vínculo transatlántico con la nueva Administración norteamericana de Joe Biden y, por ello, la Comisión ha aprobado una comunicación en la que propone toda una serie de puntos para resolver las diferencias pasadas y empezar un nuevo capítulo basado en un mayor énfasis en asuntos como el cambio climático y la economía digital. El Alto Representante, Josep Borrell, compareció ayer para explicar esta propuesta que anticipa la que los líderes de los países miembros van a elaborar en la cumbre prevista para el próximo 10, para la que el presidente del Consejo, Charles Michel, ya ha presentado un documento de trabajo. Después de una relación tan extraña con el presidente saliente, Borrell pudo decir que está seguro de que las cosas irán mejor a partir de ahora. «Esperamos que todo va a mejorar, en temas como el compromiso climático o las relaciones con Irán, esperamos tener un mejor entendimiento entre nosotros, y este es el núcleo de la comunicación» aprobada por los comisarios. Mientras tanto, se sabe ya que el propio Biden podría inaugurar sus viajes al extranjero con una visita a Bruselas, inicialmente a la sede de la OTAN, donde ya han empezado los preparativos, pero que también podría incluir a las instituciones comunitarias. Trump ha menospreciado a este organismo y ha ignorado a la Unión Europea. El bloque comunitario piensa ofrecer a Biden, por ejemplo, cooperación en la gestión de la pandemia y la restauración del papel de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha sido objeto de feroces ataques del presidente saliente, Donald Trump. A Bruselas le interesa también implicar a Washington en el acuerdo climático de París, del que Trump decidió desvincularse, y en una agenda comercial verde que incluya medidas conjuntas en el seno de la Organización Mundial del Comercio (OMC), cuyo director también ha de ser elegido en coordinación entre Europa y Estados Unidos. Borrell ha ofrecido también la posibilidad de poner fin a las disputas comerciales, tanto las nuevas, de las que Trump hizo víctimas a los agricultores españoles, especialmente los sectores del aceite y la aceituna, como la ya antigua sobre la acusación mutua de entregar ayudas públicas a Boeing y a Airbus. «Hubiéramos preferido haber llegado antes a un acuerdo bilateral para resolver este asunto en vez de tener que ir a la OMC, pero ahora creo que es buen momento para iniciar conversaciones para resolver todos los inconvenientes». Sobre los roces comerciales de los últimos años a raíz de las disputas aeronáuticas, Bruselas insta a Biden a trabajar estrechamente para resolver las cuestiones de comercio bilateral pendiente, mediante soluciones negociadas. También reclama su ayuda para liderar la reforma de la OMC, otro de los agujeros que deja el anterior gobierno norteamericano. La propuesta europea es muy ambiciosa en ciertos aspectos de política exterior, como el acuerdo para limitar la capacidad nuclear de Irán, del que Trump se retiró, y Borrell fija como objetivo que Washington vuelva a retomar su participación.
...
6
...