Infortelecom

Noticias de norteamerica

11-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. comienza la retirada de militares en un Afganistán sumido en el caos político
La retirada de Estados Unidos de Afganistán ya está en marcha y los primeros soldados han salido de bases en las provincias de Helmand y Herat. El plan pactado entre Washington y los talibanes, que recoge la retirada de los primeros 5.400 hombres, del total de 14.000 que tiene desplegados, en 135 días y de todas las tropas internacionales en catorce meses, se ha iniciado de forma discreta y pese a la grave crisis política que sufre un país en el que Ashraf Ghani y Abdula Abdula se han auto investido presidentes. Ese acuerdo también recoge el inicio del diálogo entre insurgentes y el Gobierno de Kabul tras un intercambio de presos, pero este no se produjo en el plazo acordado y la negociación deberá esperar. «De acuerdo con la Declaración Conjunta de Estados Unidos-República Islámica de Afganistán, y el Acuerdo Estados Unidos-Talibán, las Fuerzas de Estados Unidos en Afganistán han comenzado su reducción de fuerzas basada en las condiciones a 8.600 efectivos», indicó en un comunicado el portavoz de las fuerzas norteamericanas, Sonny Leggett. Una retirada que, de momento, «no afecta a las operaciones antiterroristas contra Al Qaeda y el Estado Islámico» aclaró el portavoz. Desde la firma del acuerdo de Doha, el 29 de febrero, los talibanes han reanudado sus ataques contra las fuerzas afganas y ya se han registrado choques en 27 de las 34 provincias del país. La única violencia que ha descendido en Afganistán es la de los talibanes contra las fuerzas internacionales lo que ha provocado que se extienda una broma en el país que reza que «si quieres estar a salvo de cualquier ataque, estate cerca de una base de Estados Unidos». Intercambio de presos Según el texto acordado en Doha, el Gobierno de Kabul debía liberar a 5.000 presos talibanes antes de comenzar el diálogo entre afganos, pero superado el plazo fijado no salió ningún recluso a la calle. Ghani se mostró dispuesto a dar este paso el lunes, en la ceremonia de toma de posesión de la presidencia, pero su orden nunca llegó. El portavoz de la oficina política de los insurgentes en Catar, Suhail Shaheen, aseguró que ellos entregaron «una lista de 5.000 personas fue entregada a la delegación estadounidense, una lista que no puede ser modificada por nadie», e incluso enviaron una flota de autobuses a la cárcel de Bagram, pero nadie salió. Los insurgentes deberían liberar a cambio a mil presos de las fuerzas de seguridad que tienen en su poder, pero se trata de una clausula del acuerdo entre Trump y los talibanes, para el que no se tuvo en cuenta al Gobierno afgano. Sediq Sediqqi, portavoz de Ghani, señaló que «el intercambio de prisioneros solo se llevará a cabo si se produce un descenso importante de la violencia» y fuentes oficiales consultadas por Reuters dijeron que el proceso podría dilatarse «semanas o meses».
08-03-2020 | Fuente: abc.es
Las líneas rojas que EE.UU. no cumplió en Siria
La guerra en Siria se convirtió en un problema imposible de resolver para Estados Unidos desde que Barack Obama le marcó al régimen de Bashar al Assad una línea roja que este ignoró en repetidas ocasiones sin ninguna represalia por parte la primera potencia mundial. En 2012, el entonces presidente norteamericano advirtió al régimen sirio de graves represalias si empleaba armas químicas. Las usó, no una sino varias veces, sin ninguna consecuencia. Es más, la intervención de Rusia, que llegó al conflicto primero como mediador y luego como aliado militar de Damasco, le está permitiendo a Al Assad acabar victorioso un conflicto que pronto cumplirá una década. Para el actual presidente, Donald Trump, el conflicto sirio es un ejemplo de lo que en campaña llamó «eternas guerras sin sentido», a las que prometió poner fin una vez llegara al gobierno. Mientras se le ha resistido negociar la salida de Irak y Afganistán, el presidente dio en octubre la orden de repliegue del norte de Siria, dejando a los kurdos, aliados de Washington, a merced del avance de Turquía. La cúpula del Pentágono sólo ha sido capaz de convencer a Trump de que deje unos cientos de soldados en Siria con la excusa de que son necesarios para que unos campos petrolíferos no acaben en manos de Rusia o del régimen sirio. La excusa de Trump «Nos estamos quedando el petróleo, sólo por eso estamos ahí», suele decir el presidente en sus mítines, como una excusa de por qué el repliegue de Siria no es completo. Lo cierto es que es ilegal que un país envíe tropas a otro para apropiarse de sus recursos naturales, y los soldados norteamericanos no sólo se encargan de vigilar campos de crudo. El mes pasado una guerrilla afín al régimen de Al Assad atacó en un puesto de control en el noreste del país a un convoy de las fuerzas armadas norteamericanas. Las imágenes que luego difundió la agencia estatal de Gobierno sirio mostraban a unos milicianos disparando y apedreando a unos vehículos acorazados con la bandera estadounidense. En ese vídeo los soldados norteamericanos se defienden y devuelven fuego, matando a un sirio e hiriendo a otro. Durante años no ha quedado claro en Washington cuál era el mal menor en Siria, si un régimen acusado de delitos de lesa humanidad apoyado a la vez por Irán y Rusia o una mezcla de guerrillas islamistas que llegó a Siria del vecino Irak ondeando la bandera del Estado Islámico y retransmitiendo por internet brutales asesinatos de periodistas y cooperantes, varios de ellos norteamericanos. En el eterno paisaje cambiante de Oriente Próximo, EE.UU. ha compartido enemigos con sus propios enemigos, y en un punto incluso se vio caer del lado de Rusia, Irán y Damasco en su campaña contra los yihadistas del Daesh, que crearon su «califato» en una tierra de nadie entre Irak y Siria. Una vez este grupo islamista ha quedado doblegado, muerto su líder en Siria en una operación norteamericana, Trump ha decidido lavarse las manos y retirarse, lo que finalmente supone una victoria para Al Assad y para Rusia, que tiene en la costa mediterránea de Siria una de sus bases navales más importantes. Turquía tiene sus propios intereses, y ve con recelo el avance del régimen de Al Assad sobre Idlib, otro de los bastiones de la oposición siria. Hubo un tiempo en que la comunidad internacional negociaba con unos rebeldes moderados apoyados por Turquía que en teoría estaban a punto de marchar sobre Damasco para crear en Siria un régimen democrático. EE.UU. también les apoyó en su momento, pero como muchas de las promesas hechas en Siria, estos han quedado en el olvido.
08-03-2020 | Fuente: abc.es
La rebelión de los millonarios
lo que vimos el martes pasado en las primarias del Partido Demócrata fue la rebelión de los millonarios. El Partido Demócrata es el que representa a la izquierda en Estados Unidos. Tradicionalmente ambas formaciones tenía un ala derecha y un ala izquierdista. Los republicanos de Massachusetts, Nueva York y California suelen estar más a la izquierda que los demócratas de Florida o Texas. Pero en los últimos años ambos partidos se han alineado mayoritariamente a uno y otro lado del espectro político. Son muchos más los multimillonarios que manifiestan su apoyo al Partido Demócrata que los que lo hacen por el Partido Republicano. Eso se ve claramente entre los ricos de Hollywood, pero también en el empresariado. Y esos millonarios estaban asustados por el auge de un sentimiento anti riqueza en su partido. La posibilidad de la toma de control de la formación por un socialista y su banda de sandernistas era evidente. Y lo que es peor, el partido al que siempre habían apoyado les iba a convertir en el chivo expiatorio de todos los males. Había que finiquitar esto. Después de ganar en Carolina del Sur el 29 de febrero Biden ingresó cinco millones de dólares en donativos en 24 horas. Y a lo largo de ese mismo periodo los que financiaban las campañas de Pete Buttigieg y la senadora Amy Klobuchar les habían dicho que podían irse a sus casas. El escenario cambiaba radicalmente para Biden que pasó de no haber ganado nunca unas primarias en las tres campañas presidenciales a las que ha concurrido a ganar once en 72 horas. A día de hoy las primarias demócratas son una carrera de dos y los multimillonarios que Sanders dice que no deberían existir saben a quién apoyar. Ahora hay que conquistar la nominación siguiendo unas líneas de batalla fáciles de entender: Biden tiene el respaldo de los grandes donantes y Sanders el de los pequeños donantes «on line» que han amenazado en las dos últimas campañas la tradicional relevancia de los millonarios amigos del Partido Demócrata. Pero ese respaldo de Sanders en las redes sociales puede llevar a errores. Las redes habían creado una imagen de un ascenso imparable de Sanders y una caída sin remedio de Biden. Y las redes son instrumentos de trabajo muy útiles. Pero la verdad sólo se conoce en las urnas. Ya está bien de confundir esas redes con la mayoría real. Y quienes jamás imaginaron que Donald Trump pudiera ganar unas elecciones harían bien en recordarlo. Los datos del recuento del supermartes ofrecieron otras noticias muy malas a Sanders, que ya se habían constatado en los estados que ganó antes de ese día, cuando tenía media docena de rivales enfrente. En varios de los estados en los que se votó el 3 de marzo Sanders perdió respaldo por comparación con las primarias de 2016. Y entre esos estados se incluye a Vermont al que él representa en el Senado. Su base electoral de hispanos, jóvenes y progresistas está muy bien, pero quienes más votan en las primarias son los norteamericanos de más edad. Y entre los mayores de 45 años, Biden se llevó el 65 por ciento en Virginia, el 62 por ciento en Massachusetts, el 66 en Maine o el 67 en Oklahoma. Hay que reconocer a Sanders un enorme mérito al conseguir el respaldo de unos jóvenes latinos cuyos padres huyeron de regímenes apoyados por Sanders como es el caso de la Nicaragua de Daniel Ortega. Pero la mayoría de los demócratas saben la miseria que creó el socialismo que defiende Sanders. Durante unas semanas los millonarios demócratas creyeron que no tenían más opción que dejarle ganar las primarias y esperar a que Trump lo derrotase. Carolina del Sur cambió todo. Ahora tienen un candidato que creen que puede ganar. Eso es muy dudoso. Pero no imposible. Aunque Biden tiene muchos muertos en el armario. Y no solo en Ucrania.
07-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona a la policía nicaragüense por abusos de derechos humanos
Estados Unidos sancionó a la Policía Nacional de Nicaragua por cometer abusos de derechos humanos en el país centroamericano, según informó el jueves el Departamento del Tesoro en un comunicado. «El régimen de Ortega ha utilizado a la Policía Nacional de Nicaragua como una herramienta en su campaña de violenta represión contra el pueblo nicaragüense», señaló Steve Mnuchin, el secretario del Tesoro del país norteamericano. Asimismo, la primera potencia impuso sanciones contra tres comisionados de la Policía Nacional. Se trata de Juan Antonio Valle, Luis Alberto Pérez y Justo Pastor. «El Tesoro está comprometido para actuar contra los responsables que buscan silenciar las voces en favor de la democracia en Nicaragua», añadió Mnuchin. Las nuevas sanciones se añaden a las previamente impuestas contra Ramón Avellán, subdirector general de la policía, y Francisco Díaz, su director general. La Policía Nacional ha sido la encargada de reprimir las protestas contra el presidente, Daniel Ortega, que iniciaron en 2018 y que se extendieron hasta la primera mitad de 2019. La OEA estima que han muerto más de 325 personas a causa de la violencia empleada por la policía para poner fin a las manifestaciones. Además de usar grupos antidisturbios, la Policía Nacional ha disparado en varias ocasiones contra los manifestantes en un intento de silenciar el descontento contra el dirigente sandinista. «La Policía es responsable del uso de munición real contra manifestantes pacíficos y de participar en escuadrones de la muerte, así como de llevar a cabo ejecuciones extrajudiciales, desapariciones y secuestros», dice el duro comunicado del Departamento del Tesoro. Mientras tanto, Estados Unidos ha prohibido al personal de su embajada en Managua, la capital, abandonar el país centroamericano en las próximas 72 horas después de anunciar las sanciones del Departamento del Tesoro, anunció la representación diplomática del gobierno de la primera potencia en Nicaragua. El martes pasado, seguidores de Ortega irrumpieron en el funeral del sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, fallecido el 1 de marzo, para llamarle «traidor» por ser uno de los principales críticos del régimen. Cardenal había ejercido como ministro de Cultura de Nicaragua entre 1979 y 1987 tras el éxito de la revolución sandinista, de la que Ortega era uno de los líderes. Sin embargo, en sus últimos años de vida el poeta había criticado con dureza al presidente por la violencia ejercida para poner fin a las manifestaciones.
06-03-2020 | Fuente: abc.es
Trump cree probable que Afganistán caiga en manos de los talibán tras firmar la paz
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha afirmado este viernes que los talibán podrían «posiblemente» hacerse con el control de Afganistán una vez que el país norteamericano abandonen el país, tal y como contempla el acuerdo de paz firmado el 29 de febrero. «Los países tienen que cuidar de sí mismos. No podemos estar allí durante los próximos 20 años. Hemos estado allí 20 años protegiendo el país», ha indicado, en unas declaraciones a la prensa desde la Casa Blanca. Así, ha resaltado que las autoridades afganas «tendrán que protegerse a sí mismas, algo que debió pasar hace mucho». «Sólo se puede agarrar de la mano a alguien durante un tiempo», ha explicado. Trump ha reconocido además desconocer si el Gobierno será capaz de repeler a los talibán sin apoyo de las tropas estadounidense. «No lo sé, no puedo responder a esta pregunta», ha sostenido. «Espero que sean capaces», ha manifestado, antes de resaltar que no se supone que lo que ocurra sea una toma del poder por parte de los talibán, si bien ha dicho que «posiblemente sea lo que pase». Los talibán han asegurado este mismo viernes que el grupo está preparado para iniciar conversaciones con el Gobierno afgano el 10 de marzo, siempre y cuando se cumplan las cláusulas del acuerdo de paz firmado con Estados Unidos, incluidas las liberaciones de presos. La Presidencia afgana advirtió el lunes de que el acuerdo firmado entre Washington y los talibán no le obliga a aceptar un canje inmediato de presos y argumentó que esto no puede ser un requisito previo de cara a un diálogo directo. Sin embargo, el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, recordó a través de un mensaje en su cuenta en la red social Twitter los términos del acuerdo y dijo que las liberaciones deben tener lugar «antes del inicio de las conversaciones». En concreto, el acuerdo con Estados Unidos recomendaba la liberación de 5.000 prisioneros talibán a cambio de unos 1.000 efectivos de seguridad afganos en manos de las milicias antes del comienzo de las negociaciones interafganas, previstas para el 10 de marzo. Los talibán ordenaron el mismo lunes el reinicio de operaciones contra las fuerzas de seguridad, al dar por concluidos los siete días de «reducción de la violencia«, si bien resaltaron que las tropas internacionales no deben ser objetivo de ataques
04-03-2020 | Fuente: as.com
Azinger desprecia el European Tour y Poulter contesta: "Os pateamos el culo en la Ryder"
El golfista inglés tildó de "vergonzosas" las declaraciones del exjugador norteamericano, que vino a decir que Fleetwood necesitaba una victoria PGA para ser tomado en serio.
03-03-2020 | Fuente: as.com
La mayor injusticia vista en el fútbol desde Ovrebo: eliminado por un bug del FIFA
El jugador profesional que participaba en las clasificatorias de Norteamérica se quedó fuera del torneo pese a que es evidente que marcó el gol decisivo.
03-03-2020 | Fuente: as.com
Japón celebra llegar "sana" a EE UU para la SheBelieves Cup
Hace unas horas la selección japonesa pisó tierra norteamericana. "A pesar de la preocupación por el coronavirus, el viaje se realizó según lo planeado".
03-03-2020 | Fuente: as.com
Berry, el 'yankee' de adopción que sueña con volver a España
El nuevo delantero de Columbus Crew cuenta en AS su historia. De formarse en el San Cugat Sport FC a ganarse un puesto en la MLS norteamericana.
03-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. sanciona a dos chinos por blanquear dinero para un grupo de piratas informáticos norcoreanos
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha anunciado este lunes sanciones contra dos ciudadanos chinos, Tian Yinyin y Li Jiadong, por blanquear unos 100 millones de dóalres robados por el grupo de piratas norcoreanos conocidos como Lazarus Group. Gran parte de estos fondos fueron robados en abril de 2018 y proceden de un cambio de criptomonedas, explica el comunicado del Departamento del Tesoro, que investiga a los piratas norcoreanos por sus actividades para financiar los programas nuclear y balístico del país asiático. Las sanciones implican el embargo de todas las propiedades e intereses de ambos individuos en Estados Unidos. «El régimen norcoreano sigue con su extensa campaña de ataques informáticos a instituciones financieras para robar fondos», ha apuntado el secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin, según el comunicado de su Departamento, publicado en su web. «Estados Unidos sigue protegiendo el sistema financiero global haciendo que quienes ayudan a Corea del Norte en su delincuencia informática rindan cuentas», ha añadido. El Lazarus Group sería el responsable del ataque informático de 2014 contra Sony Pictures Entertainment y del ataque WannaCry de 2017 en el que pedían rescate a países como Reino Unido y Estados Unidos a cambio del desbloqueo.