Infortelecom

Noticias de norteamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Putin cree que las sanciones contra Rusia son «contraproducentes y carecen de sentido»
El presidente ruso, Vladímir Putin, reaccionó ayer a la nueva tanda de sanciones adoptada por Estados Unidos asegurando que son «contraproducentes» y «sin sentido». Según su opinión, las relaciones entre ambos países «se normalizarán cuando Washington entienda que las sanciones aplicadas a un país como Rusia carecen totalmente de perspectiva». Putin pronunció estas palabras en la rueda de prensa conjunta que ofreció en Sochi en compañía de su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, con el que mantuvo una reunión. A juicio del primer mandatario ruso, el problema existente actualmente entre Rusia y EE.UU. atañe «no solamente a la postura del presidente norteamericano -Donald Trump- sino también a la que mantiene la élite del país». Este miércoles precisamente entraron en vigor las sanciones estadounidenses adoptadas el pasado 8 de agosto contra Rusia por el envenenamiento en el Reino Unido del exagente ruso, Serguéi Skripal y su hija Julia. La medida restringirá aún más el acceso por parte de Rusia a determinadas tecnologías. El martes se anunciaron también sanciones contra varias entidades rusas acusadas de realizar ciberataques y contra navieras rusas acusadas de violar el embargo contra Corea del Norte. Prohibidos los vuelos de Aeroflot Hay además en preparación otra serie de sanciones mucho más severas si Moscú no acepta en un plazo máximo de tres meses que la ONU lleve a cabo una investigación en territorio ruso para verificar el estado de los arsenales de armas químicas. Si estas medidas se materializaran, Rusia podría quedar completamente aislada del sistema bancario internacional, sufrir un embargo a sus productos energéticos y ver prohibidos los vuelos a EE.UU. de la compañía Aeroflot. Putin se refirió ayer también a la cuestión recurrente del acercamiento de las infraestructuras de la OTAN al territorio ruso y el escudo antimisiles estadounidense. Según sus palabras, «Rusia no puede no reaccionar al acercamiento de la OTAN y a la aparición de elementos del sistema de defensa antimisiles de Estados Unidos cerca de nuestras fronteras». Mañana jueves en Ginebra se reúnen el asesor de Seguridad de Trump, John Bolton, y su homólogo ruso, Nikolái Pátrushev. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo hoy en relación con la reunión en la ciudad helvética que «tenemos que encontrar algún punto en común y también entender si existen esos puntos y si nuestros interlocutores albergan ese deseo». Peskov constató que las relaciones con Washington «continúan deteriorándose» y se necesitan acciones para detener ese empeoramiento. Putin y Trump mantuvieron su primera cumbre bilateral el pasado 16 de julio en Helsinki y acordaron continuar los contactos con el objetivo de construir una relación constructiva. Hoy el jefe del Kremlin reiteró que aquel encuentro fue «positivo y útil», pero señaló que «en dos horas de conversaciones no podíamos arreglar todo». Pátrushev y Bolton deberán mañana explorar si hay margen para sacar las relaciones entre los dos países de la actual situación. Siria, Irán, Ucrania y aspectos vinculados con el desarme nuclear serán algunos de los temas a tratar en Ginebra.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Al Bagdadi reaparece y anima a sus seguidores a atentar en Europa
El autoproclamado «califa», Abu Baker Al Bagdadi, reaparece con un mensaje de audio en el que llama a sus seguidores a seguir con la lucha y los atentados. El líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI) rompe un silencio de casi un año para restar importancia a la pérdida del califato y aplaudir a los «lobos solitarios?» que inspirados por el EI han golpeado en Europa y Norteamérica con cuchillos, pistolas, bombas o coches. Bagdadi urge a aquellos que le siguen en Occidente a llevar a cabo operaciones individuales para «destrozar» al enemigo porque «uno de estos ataques equivales a mil» en la región. La repercusión mediática es incomparable y el califa quiere aprovecharlo. El discurso del líder islamista dura casi una hora y está grabado en las últimas semanas ya que hace alusión a la derrota de los grupos opositores sirios al sur del país o la crisis abierta entre Turquía y Estados Unidos por la detención del pastor Andrew Brunson por parte de las autoridades de Ankara. Bagdadi, que no envió ningún mensaje tras el descalabro de su califato en Siria e Irak, asegura ahora que «para los muyahidines, la medida de la victoria o la derrota no depende de una ciudad que ha sido robada por quienes tienen superioridad aérea, misiles intercontinentales o bombas inteligentes». Con ese territorio conquistado entre 2014 y 2017 perdido, el líder del grupo insiste en que «la victoria no está en los territorios ni en las armas sofisticadas, sino en la determinación y voluntad de luchar». Otro mensaje dirigido a mantener el nivel de amenaza que el ideario del EI representa a nivel global. «Para los muyahidines, la medida de la victoria o la derrota no depende de una ciudad que ha sido robada por quienes tienen superioridad aérea»Abu Bakr al Bagdadi, líder de Daesh Además de esa llamada a la acción a los «lobos solitarios», este audio logra acallar los rumores sobre la muerte del califa. Estados Unidos ofrece una recompensa de 25 millones de dólares por la cabeza de esta mezcla de líder religioso y político a quien Rusia dio por muerto en junio tras un bombardeo de su aviación a las afueras de Raqqa, pero el grupo nunca lo confirmó y Washington tampoco dio credibilidad a la información rusa. El EI es tan mediático, como reservado es su cabeza visible cuyas únicas imágenes son de junio de 2014, cuando dirigió la oración del viernes en la mezquita de Al Nuri de Mosul para pedir a los musulmanes «obediencia». Desde entonces solo se comunica por mensajes de audio. Debido a la clandestinidad casi absoluta se ha ganado el sobrenombre de «califa invisible», lo que le ha permitido no terminar, hasta ahora, como Abu Musab Zarqawi u Osama Bin Laden, abatidos por Estados Unidos. La última noticia relacionada con su persona se produjo a comienzos del mes pasado cuando el EI anunció la muerte en una operación suicida en Siria de uno de sus hijos, Hudayfa Al Badri.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sudáfrica acusa a Trump de tratar de dividir la nación
Estados Unidos enciende el debate sobre la propiedad de la tierra en Sudáfrica. Su presidente, Donald Trump, tuiteó el jueves que estaba investigando las expropiaciones de tierras y granjas de Sudáfrica así como los asesinatos «a gran escala de agricultores». Los comentarios de Trump se produjeron a raíz de un editorial publicado por un grupo de expertos estadounidenses en el que pedían a su administración tomara cartas en el asunto y llega tan solo tres días después de que su mujer, Melania, anunciara su primer gran viaje internacional como primera dama en que visitará África. El ejecutivo norteamericano teme que la propuesta del parlamento sudafricano de la expropiación de tierras sin compensación «pueda enviar a Sudáfrica por el camino equivocado», según declaró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. Las reacciones al otro lado del charco no se hicieron esperar. Desde el Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) criticaron la poca diplomacia del jefe del ejecutivo norteamericano, quien «no se comporta como un líder de un poderoso país» y a quien acusan de avivar las divisiones raciales. «Sudáfrica rechaza totalmente esta percepción limitada que solo busca dividir a nuestra nación y nos recuerda nuestro pasado colonial», anunció la cuenta oficial de Twitter del gobierno sudafricano. El ejecutivo tildó las declaraciones de Trump y de su administración de «alarmistas, falsas e inexactas» que tienen «motivaciones políticas que no reflejan las intenciones del gobierno sudafricano». Mientras que el Ministerio de Asuntos Exteriores recriminó a Washington que no haya utilizado los canales diplomáticos disponibles para mostrar su preocupación sobre este asunto y anunció que solicitará explicaciones a la embajada de Estados Unidos en Pretoria. Por su parte, el líder de la oposición Julius Malema, uno de los máximos defensores de la expropiación de tierras sin compensación, pidió a Trump se mantenga al margen del debate:«Has causado suficientes problemas en África». «No es un acaparamiento de tierras» El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, anunció el 1 de agosto que su partido planea cambiar la constitución para arreglar una disparidad racial que persiste veinticuatro años después del fin del apartheid. En febrero, el parlamento aprobó una moción para reformar la propiedad de la tierra, que sigue estando en manos de la minoría blanca (cerca de un 72% pertenece a los granjeros blancos a pesar de que solo el 8% de la población es blanca en este país del sur de África). Ramaphosa explicó los detalles de la reforma que quieren llevar a cabo y tranquilizar a los trabajadores agrícolas: «Esto no es un acaparamiento de tierras. Tampoco es un asalto a la propiedad privada», escribió el presidente en un artículo publicado en Financial Times el jueves. Ramaphosa anunció que no se cometerían errores que protagonizaron otros país, en una clara alusión a las violentas expropiaciones de tierras en Zimbabue. En la misma línea, el vicepresidente David Mabuza aseguró a los agricultores que no se tolerarán las apropiaciones de tierras y que aquellas que están en manos del Estado serán las primeras en ser redistribuidas. Además, insistió en que la política de reforma agraria del gobierno no afectará el crecimiento económico ni la seguridad alimentaria. Actualmente se están llevando a cabo audiencias públicas para medir el apoyo a la propuesta de política del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) para cambiar la constitución y permitir la expropiación de tierras sin compensación para que ésta sea redistribuida entre los más pobres. Entre las sugerencias de expropiación escuchadas hasta ahora se incluyen aquellas tierras que son no utilizadas actualmente así como edificios y otras propiedades abandonadas. Desde el final del apartheid en 1994, el ANC ha mediado entre vendedores dispuestos y compradores potenciales, comprando las granjas de propiedad blanca para su redistribución a los miembros de la comunidad negra que quieran trabajar la tierra. Sin embargo, este proceso ha sido muy lento y la mayoría de los sudafricanos son partidarios de acelerar el cambio, siempre y cuando no perjudique la economía ni avive el malestar en la sociedad. La petición de Trump al secretario de Estado, Mike Pompeo, de que investigara las expropiaciones y los asesinatos a granjeros han sido aplaudidas por organizaciones que defiende los derechos de los blancos en Sudáfrica como AfriForum, cuyo principal discurso radica en que los sudafricanos blancos, y los granjeros blancos en particular, se enfrentan a una persecución violenta bajo el amparo del Congreso Nacional Africano. Las palabras de Trump llegan tres meses después de que la organización realizara una campaña internacional para llamar la atención sobre lo que llaman, el genocidio blanco. Asesinatos a granjeros En 2017-18, 47 agricultores han sido asesinados según los datos de AgriSA, una agrupación de cientos de asociaciones agrícolas de Sudáfrica. A pesar del terrible dato, se trata de la cifra más baja en los últimos veinte años. El pico más alto se produjo en 1998 cuando 153 trabajadores agrícolas fueron asesinados en todo país; en el período de 2003 a 2011 murieron entre 80 y 100 granjeros cada año, y alrededor de 60 de 2012 a 2016. Estos datos contradicen los informes publicados recientemente en medios occidentales que denuncian que los granjeros blancos se están enfrentando a una «creciente oleada en violencia». A principios de años, el ministro de Interior australiano, Peter Dutton, dijo que los agricultores blancos sudafricanos que querían emigrar a Australia «merecen atención especial y toda la ayuda de un país civilizado como el nuestro debido a las terribles circunstancias» que están sufriendo los trabajadores agrícolas del país africano. Su comentario provocó otra crisis diplomática en Pretoria.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El senador John McCain suspende el tratamiento de su cáncer cerebral
El senador estadounidense John McCain «ha elegido interrumpir el tratamiento médico» que recibía para hacer frente al cáncer, según ha informado este viernes su familia, que ha agradecido las muestras de apoyo recibidas desde que el político republicano anunció su enfermedad. McCain, antiguo candidato a la Casa Blanca y veterano de la guerra de Vietnam, reveló el año pasado que padecía un gliobastoma «agresivo», el tipo más común de cáncer cerebral. Alejado de la vida pública, su última aparición en el Senado data de julio de 2017, cuando acudió a votar la reforma sanitaria. «En este último año, John ha superado las expectativas de supervivencia. Pero el progreso de la enfermedad y el inexorable avance de la edad han dado su veredicto. Con su habitual fuerza de voluntad, ha elegido interrumpir el tratamiento médico«, ha anunciado su familia en un comunicado. La familia se ha mostrado «inmensamente agradecida» al personal que ha atendido al senador, de 81 años, durante todos estos meses, y ha reconocido a las «miles de personas» que han rezado por él. «Dios os bendiga y gracias a todos», reza la escueta nota. La salud de McCain ha empeorado progresivamente y los medios norteamericanos ya se habían hecho eco incluso de los preparativos del funeral. Según fuentes familiares citadas por medios como 'The New York Times' o NBC News, el entorno del senador ya ha trasladado a la Casa Blanca que el presidente, Donald Trump, no estará invitado a las exequias que se desarrollarían en la catedral de Washington. McCain, que ha intercambiado todo tipo de reproches con Trump --el mandatario llegó a burlarse de la etapa del senador en la guerra--, prefiere que asista en cambio el actual vicepresidente, Mike Pence. También habría pedido a los expresidentes Barack Obama y George W. Bush que lean unas palabras en el funeral.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Venezuela, tan lejos tan cerquísima
L a tragedia de Venezuela se resumía esta semana con la portada de ABC del pasado miércoles. Aparecía en ella una imagen de personas cubiertas con mantas y acarreando sus enseres por una carretera con el titular: «No es la guerra de Siria, es Venezuela». Pero incluso la caída al abismo de esa nación antaño rica y hoy paupérrima es disimulada por algunos medios de comunicación que hacen esfuerzos por ocultar la responsabilidad de lo que allí ocurre. El pasado lunes un diario madrileño abría su crónica en la pagina 3 con la siguiente frase: «La llegada a los países vecinos de miles de venezolanos y nicaragüenses que huyen de la crisis en sus respectivos países?». Seguro que si en lugar de huir despavoridos de Nicolás Maduro y Daniel Ortega hubiesen escapado de un dictador como Augusto Pinochet habríamos leído su nombre en el lugar de la palabra «crisis». Pero para la izquierda internacional sigue habiendo dictadores buenos y dictadores malos. La izquierda española, y en especial el socio del Gobierno, Podemos, huye de hacer ningún comentario sobre Venezuela. Todavía recuerdo aquellos debates con Juan Carlos Monedero cuando nos explicaba lo avanzada que era la democracia chavista y lo que tendríamos que aprender de ella. Nunca más se supo. Y fuese y no hubo nada porque nadie quiere que se le identifique con el resultado de esas política que jaleó Podemos. El resultado de los ajustes económicos ha tenido como resultado que los cajeros de Caracas dispensan ahora entre 10 y 50 bolívares soberanos al día, dependiendo de cada banco y de la disponibilidad. 50 de esos bolívares es menos de un dólar. Al mismo tiempo se ha incrementado el salario mínimo un 6.000 por ciento mientras que se han congelado los precios en un afán de frenar la inflación. Al tener que subir los salarios y no poder subir los precios a los que venden sus productos las cuenta de la vieja te enseña que la mayoría de los negocios van a ir a la quiebra si cumplen con el mandato de incremento de sueldos. Con estos mimbres el cesto que se está construyendo es catastrófico y la mayoría de los venezolanos, que a lo largo de esta semana han visto como la inflación sigue repuntando, dudan mucho que puedan dar resultados las maniobras gubernamentales. En un intento desesperado por controlar la situación, Maduro ha vinculado su Bolívar Soberano al Petro, una criptomoneda respaldada por el petróleo creada este mismo año por Venezuela y que ni siquiera circula o se cotiza. A mí no me extrañaría nada que sea otra moneda ideada por Juan Carlos Monedero, que tiene cierta experiencia en crear ese tipo de engendros. Por algo el Tesoro norteamericano ha advertido ya que el Petro no es más que un intento de fraude hacia quienes se conviertan en sus clientes. Y el pasado jueves tuvimos otro ejemplo de las lecciones aprendidas por Podemos en Venezuela: convencieron al presidente Sánchez para que desmantele nuestro equilibrio institucional democrático y desposea al Senado de sus funciones legislativas más importantes. Exactamente igual que Maduro quitó funciones a la Asamblea Nacional por estar controlada por la oposición al Gobierno. Eso es el camino hacia una democracia bolivariana como la que Podemos quiere implantar en España. Y, desgraciadamente, lo está haciendo con la ayuda del PSOE. A la vista está.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Emmerson Mnangagwa, investido presidente de Zimbabue
Emmerson Mnangagwa ha jurado este domingo su cargo como presidente de Zimbabue ante miles de personas en la capital del país, Harare, tras victoria electoral todavía no reconocida abiertamente por su rival, Nelson Chamisa, y en medio de las dudas de los observadores norteamericanos. Mnangagwa ha jurado ante el magistrado jefe del Constitucional, Luke Malaba, quien, junto con otros ocho jueces de la corte, desestimó el viernes pasado la petición de Chamisa contra la victoria de Mnangagwa del 30 de julio. «Yo, Emmerson Dambudzo Mnangagwa juro que como presidente de la República de Zimbabue seré fiel a Zimbabue y obedeceré y defenderé la Constitución», ha declarado Mnangagwa a miles de simpatizantes en un estadio en Harare. «Protegeré y promoveré los derechos de los zimbabuenses para que me ayuden, Dios», ha añadido en su juramento, recogido por el «Times» de Zimbabue. Mientras, observadores de Estados Unidos han lamentado la ausencia de una «cultura democrática y tolerante» en Zimbabue antes de llamar a la calma a todas las partes involucradas en la última crisis desatada tras las elecciones, donde Emmerson Mnangagwa se ha hecho con la victoria entre acusaciones de fraude de la oposición. AFP Los Institutos Nacionales Demócrata y Republicano han asegurado que en Zimbabue la libertad de voto y la igualdad entre partidos están en peligro y ha pedido a todas las partes implicadas que «se apoyen en las expresiones pacíficas y eviten actos de venganza contra rivales políticos». Ambos grupos piden además respeto a la decisión del viernes del Tribunal Constitucional de revalidar la victoria electoral del mandatario a pesar de las críticas del líder opositor Chamisa. Chamisa había instado al Constitucional a «proteger el voto del pueblo» y había anunciado que, si no se tenían en cuenta las acusaciones, estudiaría la posibilidad de llamar a una movilización en las calles. Seis personas murieron por los choques entre manifestantes y policías tras la difusión de los resultados por parte de la Comisión Electoral. Este proceso electoral ha sido observado con gran atención por ser el primero desde la caída del Gobierno del presidente Robert Mugabe, que dimitió en noviembre después de 30 años, acosado por las Fuerzas Armadas y por los países de la región a causa de una crisis política previa, desatada por la destitución de Mnangagwa como vicepresidente.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El otoño caliente de Macron
Emmanuel Macron ha vuelto a tomar su bastón de peregrino diplomático europeo, en un momento en el que la dimisión intempestiva del más popular de sus ministros, Nicolas Hulot, confirma la llegada de un otoño político caliente. Cuando Macron ejercía de banquero de negocios sin aspiraciones políticas conocidas, Hulot era ya una de las personalidades más populares de Francia. Antiguo animador de emisiones de TV, millonario en euros, aficionado a los coches de lujo y militante ecologista independiente desde hace tres décadas, Hulot había rechazado las ofertas ministeriales de Nicolas Sarkozy (2007) y François Hollande (2012) antes de aceptar el cargo de ministro de Transición Ecológica hace 15 meses. Quince meses de proyectos fallidos, tensión, renuncias, desencuentros, sucesivas amenazas de dimisión siempre aplazadas, hasta la mañana del martes cuando Hulot anunció su dimisión, en términos melodramáticos, sin haber prevenido al presidente ni a nadie. Mientras, en París, prensa escrita, radio, televisión y clase política, gesticulaban llamativamente sobre la crisis abierta por Hulot, Emmanuel Macron reaccionaba, olímpico, desde Dinamarca, donde se encontraba en viaje oficial: «Respeto la decisión de un hombre libre. Si él lo desea, me gustaría contar con él, esté donde esté». Gira europea Lenguaje «celestial» que contrasta con la gravedad de la crisis presentada por «Le Monde» como un «golpe muy duro», «una crisis mayor», cuando todos los indicadores diplomáticos, políticos y sociales anuncian posibles tormentas por venir. Un día antes de la dimisión de Hulot, Macron había recordado a los 250 embajadores de Francia, en cinco continentes, sus prioridades diplomáticas: «Reforzar la seguridad de Europa», cuando «no es posible» seguir confiando en el tradicional «paraguas» militar norteamericano; «nueva crisis humanitaria en Siria»; incertidumbre del futuro de Libia? Prioridades muy alejadas del proyecto de «refundación» de la Unión Europea (UE) avanzado el mes de septiembre pasado, que no ha terminado de encontrar apoyos imprescindibles. La dimisión de su ministro «estrella», sin aviso previo, cogió a Macron en Copenhague, primera escala de una gira europea que debe continuar en Finlandia, etapas de una «larga marcha» que continuará en Luxemburgo y Salzburgo. La dimisión de su ministro más europeo y cosmopolita «pilló» a Macron buscando con cierta ansiedad aliados sólidos para afrontar las próximas elecciones europeas. Sin embargo, «Le Monde» le recordaba, en portada, que sus ambiciones europeas están seriamente amenazadas por la hostilidad de toda Europa del Este, sus enfrentamientos personales con los gobernantes italianos y la fragilidad impotente de otros aliados tradicionales como Alemania y España. Según los últimos sondeos, el 66% de los franceses desconfían del presidente de la República, que ha perdido cinco puntos de valoración desde julio. Tras el escándalo del «gorila» presidencial, la dimisión de Hulot contribuye a «coagular» un rosario de reservas contra el jefe del Estado. Según un sondeo del matutino conservador «Le Figaro», el 72 % de los franceses no confían en Macron para resolver los problemas y proyectos más inmediatos: reforma de las pensiones, reforma de los hospitales, pacto nacional con las empresas, plan contra la pobreza, reforma constitucional, leyes sobre bioética, «reorganización» del Islam de Francia. La reforma de las pensiones comenzará por recortar el poder adquisitivo de una franja muy amplia de jubilados y pensionistas, que amenazan con ponerse en pie de guerra. La reforma de los hospitales pudiera estar acompañada de supresiones de empleos. Los sindicatos amenazan con «responder». Los proyectos gubernamentales de reducción de la plantilla estatal de funcionarios son otro motivo de tensión. Ante tales nubarrones, Macron puede contar con la ventaja excepcional de un paisaje político balcanizado.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump advierte de la «violencia» de la izquierda si los republicanos pierden las próximas elecciones
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el pasado lunes, en un acto a puerta cerrada con líderes de la Iglesia evangélica, de las nefastas consecuencias que, a su juicio, tendría una derrota republicana en las próximas elecciones de mitad de mandato. Una victoria demócrata sería «el principio del fin de todo» lo conseguido, advirtió, mencionando especialmente las libertades de expresión y religión, amenazadas por «gente violenta». «Este 6 de noviembre es en gran medida un referéndum no solo sobre mí, es un referéndum sobre vuestra religión, es un referéndum sobre la libertad de expresión y la Primera Enmienda [de la Constitución, que protege libertades fundamentales]. Es un referéndum sobre muchas cosas», aseguró el mandatario ante una asamblea de pastores y otros líderes cristianos reunidos en la State Dining Room de la Casa Blanca, según una grabación de personas que estaban presentes. Tilda a los «antifa» de «gente violenta» «No es solo una cuestión de si gusta o no gusta, es una cuestión de que ellos darán la vuelta a todo lo que hemos hecho y lo harán rápida y violentamente. Y violentamente. Hay violencia. Cuando tú miras a los antifa, esa gente violenta», avisó en los grupos que participan en contramanifestaciones para oponerse a las movilizaciones de supremacistas y neonazis. «Vosotros tenéis un tremendo poder -continúo-. En esta sala tenéis gente que predica ante casi 200 millones de personas. Dependiendo de qué domingo estemos hablando». No es la primera vez que Trump arremete contra este tipo de colectivos. Después de que un nacionalista blanco matara a una manifestante izquierdista en Charlottesville (Virginia), culpó a «ambos lados». Ante los líderes evangélicos, el presidente norteamericano instó a «salir y convencer a la gente para que nos apoye». «Si no lo hacéis, será el principio del fin de todo lo que habéis conseguido», advirtió.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump amenaza con sacar a EE. UU.  de la OMC
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado este jueves con sacar al país de la Organización Mundial del Comercio «si no mejora», en el marco de la guerra comercial que mantiene la potencia americana con China, la Unión Europea y otros países. «Si no mejoran, me retiraré de la OMC», ha dicho Trump en una entrevista concedida a Bloomberg, preguntado sobre este asunto. Washington ha decidido recuperar los aranceles sobre productos procedentes de la Unión Europea, México, Canadá, Turquía y China. Con Bruselas, Ottawa y Ciudad de México ha logrado llegar a acuerdos o está en proceso de alcanzarlos, pero la hostilidad comercial sigue vigente con Ankara y Pekín. Estados Unidos ha denunciado a estos actores en la OMC por las medidas recíprocas que adoptaron contra la subida de los aranceles norteamericanos y China ha lanzado una contrademanda por la escalada arancelaria que ha mantenido Trump.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
¿Qué es la OMC?
Donald Trump amenaza con salir de la OMC «si no mejora» la organización, según ha declarado en una entrevista con Bloomberg News en la Casa Blanca. Un pulso más que echa el magnate norteamericano a las relaciones comerciales con las demás potencias mundiales. La Organización Mundial del Comercio es la piedra angular del comercio internacional y se ocupa de las normas que rigen los intercambios entre los países. Su principal objetivo es «ayudar a los productores de bienes y servicios, los exportadores y los importadores a llevar adelante sus actividades», según rige su preámbulo. Esta organización se creó tras las negociaciones de la Ronda de Uruguay (1986-1994). Cuenta con 164 miembros entre los que está la Unión Europea que cuenta como un solo miembro. ¿Cómo funciona? Todas las decisiones importantes son adoptadas por los gobiernos de los Miembros de la OMC: ya sea por sus Ministros (que suelen reunirse al menos una vez cada dos años), o por sus embajadores y delegados (que se reúnen regularmente en Ginebra). La mayoría de los ingresos para su presupuesto anual provienen de las contribuciones señaladas a sus Miembros. Estas contribuciones se establecen con arreglo a una fórmula basada en su participación en el comercio internacional. El resto del presupuesto se financia con ingresos diversos. El presupuesto final es de 197 millones de francos suizos, unos 173 millones de euros. Una salida estadounidense de la organización supondría un fuerte golpe en el sistema de comercio multilateral que se creó tras la Segunda Guerra Mundial y que la potencia norteamericana ayudó a construir.