Infortelecom

Noticias de norteamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
La ONU presiona a Pyongyang con sanciones a la exportación
La réplica de la comunidad internacional a los últimos desafíos del dictador norcoreano, Kim Jong-un, va a suponer un drástico freno a su economía. No es la primera vez que Pyongyang recibe sanciones que limitan su capacidad de obtener ingresos, desde que en 2006 emprendiera sus provocadoras pruebas de misiles, pero la resolución pactada por Estados Unidos, China y Rusia, que anoche se esperaba fuera aprobada en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, constituye una de las más contundentes. Su estricto cumplimiento supondría la reducción en un tercio de todas sus exportaciones, aproximadamente mil de un total de 3.000 millones de dólares al año. La iniciativa calma por ahora la frustración del presidente Trump, que ha aplazado su plan de emprender una ofensiva comercial contra Pekín, en respuesta por su nula colaboración para frenar al régimen de Corea del Norte. Aunque hasta ahora los castigos internacionales no han detenido la carrera de Pyongyang por tener a tiro de misil el territorio estadounidense, que según los expertos le permitiría ya alcanzar Alaska (pendiente aún de lograr insertar cabezas nucleares), Washington logra con las nuevas sanciones una respuesta rápida a los últimos desafíos. Un mes después del último y exitoso lanzamiento de un ICBM (misil balístico intercontinental), el despliegue diplomático de Estados Unidos consigue el respaldo de China y Rusia. Aunque la Administración Trump no ha descartado ninguna de las opciones, incluida la intervención militar en defensa de sus aliados en la región, Corea del Sur y Japón, las sanciones de Naciones Unidas, lideradas por su embajadora en la ONU, Nikki Haley, permiten una primera respuesta política de alcance. Mariscos, carbón y acero El castigo económico aprobado por la ONU prohíbe a los demás países la importación de los principales productos que vende Corea del Norte en el exterior. Principalmente, los mariscos, que suponen 295 millones de dólares anuales, y el carbón, unos 251 millones. Se incluye también el veto al plomo y el acero minerales, otras de las fortalezas exportadoras del país asiático. No así la prohibición a las exportaciones de petróleo, que Pekín exigió que quedaran fuera de la resolución final presentada por Estados Unidos. Pero no son las únicas medidas de fuerza contra la economía norcoreana. Las sanciones prevén también el freno a la habitual contratación de trabajadores norcoreanos que llevan a cabo otros países, que constituye una fuente de ingresos añadida para el país, en forma de envío de moneda desde el exterior. Además, la iniciativa hace un llamamiento a la comunidad internacional para que renuncie a «proyectos conjuntos» con Corea del Norte. La ofensiva diplomática de Estados Unidos intenta cubrir otro flanco que apunta al aislamiento de Corea del Norte como gran objetivo. Con la presencia del secretario de Estado, Rex Tillerson, el Fórum Regional Asiático, que agrupa a 27 países, ha condenado las pruebas de misiles del régimen de Kim Jong-un. Aunque su logro ha sido parcial, ya que la aspiración de Washington de que Corea del Norte fuera expulsado de la organización no se ha visto refrendada, a pesar de las presiones norteamericanas. «Las naciones asiáticas no están considerando esa opción, porque queremos que el diálogo con ese país será cara a cara», aseguró el ministro filipino de Exteriores, Robespierre Bolivar.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El chavismo sofoca una rebelión militar de apenas veinte hombres
El cerco contra el Gobierno de Nicolás Maduro se estrecha. En Naguahagua, junto a la ciudad de Valencia, a unos 200 kilómetros de Caracas, se registró un intento de asonada militar que fue abortado de madrugada y concluyó prácticamente antes de empezar. La «operación David de Carabobo» sacudió a Venezuela. El capitán Juan Carlos Caguaripano, con orden de busca y captura desde 2014, asaltó con una veintena de hombres el emblemático cuartel Fuerte Paramacay. Desde allí transmitió un vídeo en el que anunciaba: «No es un golpe de Estado, es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional». E instaba al pueblo a unirse a la sublevación y acudir a los cuarteles para «salvar al país de la destrucción total». Acto seguido, añadió que es necesario «detener los asesinatos de nuestros jóvenes» y se sometió a la autoridad de la Asamblea Nacional, elegida en las urnas y controlada por la oposición. La rebelión de los militares se produjo al día siguiente de la instalación de la Asamblea Constituyente, repudiada por la mayoría del pueblo venezolano y no reconocida por Estados Unidos, la Unión Europea y buena parte de los países de Latinoamérica. Hoy 6 AGOSTO, jóvenes oficiales de las Fuerzas Armadas lo dan todo por Venezuela, pic.twitter.com/nd8t3orDKI 27W? Alberto Franceschi (@alFranceschi) 6 de agosto de 2017Las palabras del capitán Caguaripano tuvieron eco en la población de Valencia que, de madrugada, se arrojó a las calles en dirección a diferentes instalaciones militares. También en Caracas y otras ciudades se registraron esporádicas manifestaciones contra el régimen que fueron duramente reprimidas. Valencia está bajo control chavista y el gobernador Francisco Ameliach sofocó la revuelta, según testimonio de Diosdado Cabello, sin cargo oficial en el Gobierno pero con mucho poder en la sombra. El «halcón» del régimen comunicó que «las fuerzas armadas han controlado la situación» y «detenido» a los «atacantes terroristas» en alusión a los rebeldes y al pueblo que salió a las calles. M/G Suárez Chourio Cmdte del Ejército, confirma desde Fuerte Paramacay que ataque terrorista fue neutralizado con éxito. Viva nuestra FANB! pic.twitter.com/H46uS8Nnz6? Francisco Ameliach (@AmeliachPSUV) 6 de agosto de 2017Despliegue de tropas Diosdado Cabello habló antes de que lo hiciera el ministro de Defensa e incluso antes que el presidente Maduro, quien esperó varias horas antes de afirmar que se había aplatado «un ataque terrorista». Cabello confirmó que se había restablecido el orden y anunció «el despliegue de tropas» para «garantizar la seguridad interna». Dicho de otro modo, se puso en marcha un dispositivo de alerta frente a un efecto contagio en las Fuerzas Armadas. Al menos un hombre murió y otro resultó gravemente herido en el asalto al cuartel del que partió la sublevación. Asimismo fueron detenidos ocho de los veinte sublevados, entre ellos tres oficiales de tropa de bajo rango, un sargento de la reserva de paracaidistas, un teniente que desertó hace tres meses de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y un miembro de la Milicia (civiles armados), según Efe. También habrían sido detenidos cinco civiles. Cabello, en su peculiar jerga, responsabilizó de la asonada a Estados Unidos y a la oposición venezolana. Aseguró que lo ocurrido fue un ataque «terrorista, paramilitar, mercenario pagado por la derecha y sus colaboradores, pagado por el imperio norteamericano». El acontecimiento del día sirvió en bandeja a J ulio Borges, presidente de la Asamblea Nacional una aclaración al Gobierno: «Deberían tener una profunda reflexión -dijo-. Queremos saber la verdad, que no vengan con cuentos chinos ni cacerías de brujas», anticipándose así a cualquier eventual explicación oficial que acusara directamente a la oposición de la frustrada asonada. Borges advirtió de que la sublevación, aunque la encabezará, un capitán proscrito, significa algo determinante: «Las fuerzas armadas son el espejo de un país que quiere un cambio». Fiscal Ortega Con ese ruido de sables de telón de fondo, la oposición dio ayer un paso adelante al formar un frente común con el chavismo disidente. La figura estelar del acto, en el que participaron los principales líderes de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), fue Luisa Ortega, la fiscal general destituida la víspera en el primer acto de la Asamblea Nacional Constituyente que únicamente reconoce el chavismo en Venezuela y sus aliados habituales en el exterior (Bolivia, China y Rusia). Ortega no reconoció su destitución por la Constituyente por considerarla ilegítima, denunció el acoso y derribó al que esta sometida y las múltiples irregularidades cometidas en la elección de esa Asamblea con la que Maduro quiere garantizarse su perpetuidad en el poder. «Veinticinco instituciones del país obligaron a sus trabajadores a votar (la Constituyente). Entre ellas el poder judicial», lamentó. «Quieren hacernos creer que esa Constituyente es igual a la otra de Hugo Chávez», pero eso «es insultar la inteligencia de los venezolanos», remachó. Enérgica y sin flaquear, la mujer que decidió la prisión de Leopoldo López, renegó del chavismo que encarna Maduro: «Pensé que tenían principios, ética y valores, pero no fue así». «No puede ser que la primera decisión de esa Asamblea -añadió- fuera remover de manera ilegítima a la fiscal general», denunció. Ortega cerró así filas con Julio Borges, presidente de la Asamblea democrática, con Henrique Capriles, excandidato presidencial, y el resto de los oradores de la oposición. «Debemos pensar y trabajar unidos. Es necesario e imperativo. Nuestro único objetivo es la democracia». Dos muertos durante la sublevación En torno a las 16.00 horas (22.00 hora española) se confirmó que dos personas murieron en el asalto a la Brigada 41 de Blindados del Batallón Paramacay, de la ciudad venezolana de Valencia. El general mayor describió lo ocurrido como un ataque «terrorista, paramilitar, mercenario pagado por la derecha y sus colaboradores, pagado por el imperio norteamericano, y ahí están detenidos». El balance a esa hora era de dos muertos y diez detenidos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Corea del Norte rechaza dialogar sobre su desarme nuclear
Enrocándose en su desafío a la comunidad internacional, Corea del Norte rechazó ayer dialogar sobre su desarme nuclear. Esta nueva negativa llega justo después de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara el fin de semana, por unanimidad, imponerle más sanciones por el lanzamiento de dos misiles intercontinentales, capaces de llegar a Estados Unidos. Un castigo que pretende cortar la financiación del régimen del joven dictador Kim Jong-un privándole de unos mil millones de dólares (850 millones de euros) en sus exportaciones, un tercio del total. Ante esta medida de presión, el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, aseguró ayer que «bajo ninguna circunstancia pondremos nuestras armas atómicas y misiles balísticos sobre la mesa de negociaciones», informa la agencia Yonhap. Desde Manila, donde asiste a la cumbre de naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), insistió en que «tampoco cederemos ni un palmo en el refuerzo con armas atómicas que hemos elegido a menos que EE.UU. elimine su política hostil y amenazas nucleares contra la República Democrática Popular de Corea». Tachándola de «insincera», Ri también rechazó la oferta de diálogo planteada por Corea del Sur, que en julio propuso retomar las conversaciones militares en la frontera del Paralelo 38 y las reuniones de familias separadas por la guerra (1950-1953) que organiza la Cruz Roja. Así quedó claro tras el breve encuentro que mantuvo con la ministra de Exteriores de Corea del Sur, Kwang Kyung-wha, aprovechando que ambos coincidían en la cumbre. «Le he dicho que se trata de un asunto urgente que deberíamos llevar a cabo inmediatamente dejando cualquier agenda política aparte», señaló Kwang, quien se estrechó la mano con su homólogo norcoreano y habló con él unos minutos antes de una cena oficial de ASEAN. También presente en la cumbre, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, se congratuló de haber logrado el apoyo a estas nuevas sanciones de China y Rusia, aliados tradicionales del régimen estalinista de Pyongyang. «La mejor señal que Corea del Norte puede darnos de que están preparados para hablar sería detener los lanzamientos de sus misiles», aconsejó Tillerson, informa la BBC. Con su habitual belicosidad, la agencia estatal de noticias norcoreana, KCNA, amenazó de nuevo a EE.UU. con «hacerle pagar el precio de este crimen? miles de veces», anunció refiriéndose a la última ronda de sanciones. Tildadas de «violenta violación de nuestra soberanía», dichas sanciones prohíben al régimen estalinista de Pyongyang exportar carbón, hierro y marisco, sus principales fuentes de ingresos. Además, vetan la entrada de nuevos trabajadores norcoreanos en todo el mundo y la apertura de empresas conjuntas («joint-venture»), así como las inversiones en dicho tipo de compañías. Junto a las prohibiciones de viajar y a la congelación de fondos de norcoreanos y extranjeros, especialmente chinos, que siguen haciendo negocios con el régimen, las sanciones exigen al resto de países una explicación detallada de su implementación durante los tres próximos meses.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Lo que se sabe del conato de golpe militar en Venezuela
Alrededor de las 5:00 AM del domingo comenzaron a registrarse choques violentos en el cuartel de Paramacay que se saldaron con una persona fallecida y otra herida de gravedad por arma de fuego. Una vez conocida la noticia del alzamiento, habitantes de Valencia salieron a la calle a manifestar su apoyo al golpe colocando barricadas por la calle, pero fueron rápidamente disueltos por los gases lacrimógenos de la policía. Aparte de los militares acuartelados, se ha reportado la presencia de tres helicópteros sobre volando las instalaciones militares durante los enfrentamientos, uno de ellos propiedad de la Fuerza Armada Nacional. Al final de la jornada, Nicolás Maduro en su programa de televisión dominical anunció que se habían registrado dos muertos («abatidos por fuego leal a la patria») y ocho detenidos, uno de ellos hospitalizado. La Fuerza Armada señaló también que «parte del grupo logró sustraer algunas armas y está bajo intensa búsqueda». ¿Dónde sucedió? El conato de alzamiento aconteció en el fuerte de Paramacay, en la ciudad de Valencia, la tercera del país, perteneciente al estado de Carabobo, al norte del país. Se trata de la base militar más importante del grupo de blindados del Ejército venezolano. Asimismo, medios venezolanos informaron de la colocación de controles militares en el Fuerte Tiuna (Caracas) tras conocerse lo que estaba sucediendo en Valencia. ¿Quién está detrás? El vídeo hecho público por los sublevados muestra a 15 personas con uniforme militar y portando armas largas. El cabecilla del grupo dice ser Juan Carlos Caguaripano Scott, un antiguo capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), que en 2014 hizo pública su oposición a la revolución bolivariana y sobre el que pesa una orden de busca y captura por otra intentona golpista. Las Fuerzas Armadas venezolanas han informado que, entre los ocho detenidos, se contaban tres oficiales de tropa de bajo rango (un sargento de la reserva de paracaidistas, un teniente que desertó hace tres meses de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y un miembro de la Milicia Nacional Bolivariana) y cinco civiles. Al poco de ser sofocado el alzamiento comenzaron las especulaciones sobre una mano oculta tras los sublevados. Un comunicado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana asegura que « los sujetos capturados han confesado haber sido contratados en los estados Zulia, Lara y Yaracuy por activistas de la extrema derecha venezolana en c onexión con gobiernos extranjeros». Por su parte, el general Jesús Suárez Chourio, jefe de las Fuerzas Armadas de Venezuela, declaró que el ataque fue «pagado por la derecha y sus colaboradores, pagado por el imperio norteamericano». ¿Por qué una intentona golpista? En el comunicado leído por los militares explica que «esto no es un golpe de Estado. Esta es una reacción cívica y mi militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares». El objetivo confeso de los sublevados era «restablecer el orden constitucional» una vez liquidado el Parlamento mediante la nueva Asamblea Nacional Constituyente ideada por Maduro. La versión del oficialismo es bien distinta, y tanto las Fuerza Armada Nacional Bolivariana como Diosdado Cabello, hombre fuerte del régimen, tildaron los sucesos de «ataque terrorista». Caguaripano, al que se le asocia con el ala más intransigente de la oposición, le ha pedido a los parlamentarios, de mayoría opositora, que den por concluidas las negociaciones con el régimen y «pasen por encima de las cúpulas corruptas que traicionan al pueblo». En la misma línea, ha advertido que aquellos cuarteles «donde se registre actividad hostil contra la población civil serán considerados objetivo militar y vamos contra ellos con todo el poder de fuego de nuestras fuerzas aliadas en todo el país». La oposición ha aprovechado la coyuntura para llamar la atención sobre un presunto cisma en el seno de las fuerzas armadas y el malestar generado en el país por las políticas de Maduro. Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, ha llamado al gobierno a «una profunda reflexión, pues la Fuerza Armada es un ejemplo de un país que quiere un cambio». En el mismo sentido, Freddy Guevara, vicepresidente del Parlamento, cree que lo sucedido en el cuartel de Paracamay refleja la sensación de hartazgo de la sociedad venezolana.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump amenaza a Corea del Norte con «fuego» y «furia» si desafía a Estados Unidos
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha endurecido su discurso contra el régimen de Corea del Norte, al que ha instado a no realizar ninguna amenaza más si no quiere encontrarse con un nivel de «fuego» y «furia» inédita en la historia mundial. «Será mejor que Corea del Norte no haga más amenazas a Estados Unidos», ha advertido Trump, durante una reunión en su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey) en la que, de brazos cruzados y con un tono contundente, ha deslizado la posibilidad de una acción militar contra el país asiático. «Se encontrarán con un fuego y una furia nunca vistos en el mundo», ha añadido el presidente norteamericano, en unas declaraciones captadas por las cámaras presentes en la sala. Las palabras de Trump coinciden con la difusión de un informe confidencial de los servicios de Inteligencia que alerta de que el régimen de Kim Jong Un ha desarrollado con éxito cabezas nucleares en miniatura susceptibles de ser incorporadas en los misiles de los que ya dispone. El documento, al que ha tenido acceso el diario «The Washington Post», corresponde a una investigación que concluyó en julio -está fechado el día 28- y que estuvo liderada por la Agencia de Inteligencia de la Defensa. El Ministerio de Defensa de Japón también expresó esta semana un temor similar. Las pesquisas oficiales estadounidenses estiman que Pyongyang podría disponer de hasta 60 cabezas nucleares, si bien expertos independientes apuntan a una cifra mucho menor. La tecnología podría ser incorporada a en misiles balísticos intercontinentales como los que las fuerzas norcoreanas han probado en el último mes.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Estados Unidos y México discrepan en dos tercios de las propuestas para el TCLAN
La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) exigida por Donald Trump comienza el próximo día 18 en Washington. Va a ser un duro pulso entre Estados Unidos y México. Canadá también se juega mucho, pero es el mayor déficit comercial con México (63.000 millones de dólares) el principal objetivo de Trump. La semana pasada el Gobierno mexicano hizo públicas sus bases negociadoras. La Casa Blanca divulgó las suyas a mediados de julio. A continuación siguen los principales puntos del detallado documento de EE,UU,. que se contraponen con lo expresado en el texto de México, que es menos específico. De los 21 puntos destacados aquí, en un rápido análisis, siete se presentan como más conflictivos y otros siete como objeto parcial de discordia; solo en los siete restantes se prefigura un acuerdo más fácil. Aunque aquí no se hace ninguna referencia a las posiciones de Canadá, este país puede aliarse con México en varios aspectos de la negociación. Puntos de mayor conflicto Tarifas . EE.UU.?Mantener el recíproco acceso libre de impuestos para bienes industriales y reforzar la disciplina para hacer frente a barreras no tarifarias que constriñen las exportaciones estadounidenses. MÉXICO?Fomentar medidas que eviten que las normas, reglamentos y regulaciones constituyan barreras injustificadas u obstáculos encubiertos al libre comercio. Los dos países están de acuerdo en que hay que abrir más el acceso a sus mercados, pero muestran clara desconfianza hacia prácticas proteccionistas encubiertas del otro. Reglas de origen . EE.UU.?Actualizar y reforzar las reglas de origen tanto como sea necesario, para garantizar que los productos están genuinamente hechos en Norteamérica. México no avanza nada sobre este importante punto, pero sin duda se opondrá a medidas que penalicen su aportación en la cadena de valor. Inversiones . EE.UU.?Asegurar que los derechos de los inversores estadounidenses en los otros países es coherente con la práctica de EE.UU. y que los inversores extranjeros en EE.UU. no tienen mayores derechos que los inversores domésticos. MÉXICO?Mantener un trato no discriminatorio y de conformidad con los estándares internacionales para los inversionistas mexicanos. Clara disputa en la Washington desea imponer a los demás sus prácticas. Visas . MÉXICO?Ampliar las categorías para la entrada temporal de personas de negocios, mejorar los tiempos, transparencia y procesos para su ingreso y buscar mecanismos innovadores de movilidad laboral. Curiosamente, en su destallado documento EE.UU. no dice nada sobre el régimen de visas, ni para temporeros ni para profesionales. Las necesidades de la economía estadounidense aconsejan una mayor movilidad laboral transfronteriza, pero la retórica de la Administración Trump sobre el Muro hace prever choque en la negociación. Laboral. EE.UU.?Que las disposiciones laborales figuren en el texto principal, y no en el anexo como hasta ahora. Efectiva abolición del trabajo infantil. Salario mínimo legal de aceptables condiciones en los otros países. MÉXICO?Fortalecer el cumplimiento de las disposiciones nacionales y los compromisos internacionales en materia laboral. Incorporar la perspectiva de género en algunas disposiciones del Tratado. Washington desearía hacer menos competitiva la producción en México por una elevación de los salarios mexicanos; México se resistirá a alzas salariales que desequilibren su economía (de entrada solo apunta a equiparación de género). Arbitraje. EE.UU.?Eliminar el capítulo 19 sobre el mecanismo de solución de disputas. MÉXICO?Modernizar todos los mecanismos de solución de controversias previstos en el TLCAN. Aunque México habla de algún cambio, en absoluto prevé eliminar el capítulo del Tratado que establece el arbitraje de un panel internacional. Washington quiere que las disputas sean resultas, en cambio, por tribunales domésticos, probablemente confiando en que una corte estadounidense será más favorable a los intereses de las empresas nacionales. Propiedad intelectual . EE.UU.?Asegurar que se aplica el mismo tipo de protección que el que otorgan las leyes estadounidenses. MÉXICO?Promover una protección eficaz de la propiedad intelectual, manteniendo un equilibrio entre el interés público y el de los innovadores. Disconformidad ante el deseo de EE.UU. de generalizar su legislación. Otros puntos de discordia Textil. EE.UU.?Lograr mayor exportaciones de productos textiles y de confección, siempre que no obliguen a importaciones que lesionen intereses domésticos. México no concreta nada al respecto, pero todo indica que tiene buena base negociadora, pues Washington teme a determinados segmentos de la producción textil mexicana. Agropecuario. EE.UU.?Reducir o eliminar tarifas que aún no se han quitado, pero con «razonables periodos de ajuste» para los productos agrícolas estadounidenses más sensibles. MÉXICO?Facilitar el acceso de los productos agropecuarios. Ambos desean ampliar la liberación de sus productos generados en el campo, pero Washington tiene algunas prevenciones. Seguridad alimenticia. EE.UU.?Dejar claro que cada país puede fijar por su cuenta el nivel de protección que cree apropiado para la seguridad alimentaria. México no comenta nada sobre este punto; podría decirse que EE.UU. puede utilizarlo como modo de cerrar el acceso ocasionalmente a determinados productos. Servicios. EE.UU.?No discriminación contra proveedores extranjeros, no exigir a proveedores de servicios transfronterizos tener primero una presencia local (puede haber una lista de excepciones, pero lo más pequeña posible). MÉXICO?Mantener el acceso preferencial para los servicios mexicanos ya logrado. El país que presta servicios más desarrollados quiere facilitar la expansión de estos; se supone que México buscará evitar que sus empresas de servicios queden indefensas ante las estadounidenses. Telecomunicaciones. EE.UU.?Proveer razonable acceso a la red para los proveedores de telecomunicaciones. MÉXICO?Mayor integración de los mercados de telecomunicaciones. Sobre el papel hay acuerdo, pero EE.UU. puja por una apertura mayor, confiado en la fuerza de su sector. Productos digitales. EE.UU.?Asegurar que no se imponen impuestos aduaneros a productos digitales, no se restringe el flujo de datos transfronterizo y no se obliga a los gobiernos a revelar el código fuentes de programas informáticos. MÉXICO?Impulsar el desarrollo de la economía digital. Washington parece confiar en la pujanza de su industria digital para ganar mercado y ciertas reticencias mexicanas son de esperar. Empresas públicas. EE.UU.?Considerar como tales las que son de control estatal a pesar de tener paquete público minoritario. Aceptar que las empresas públicas presten servicios públicos domésticos, pero sin que apliquen trato discriminatorio en la comprar y venta de bienes y servicios. Impedir que reciban subsidios y despojarlas de buena parte de su inmunidad ante los tribunales. MÉXICO?Consolidar el régimen legal de las empresas productivas del Estado que les permitan una operación comercial eficiente. Posibilidades de avance, pero México sigue dando mayor consideración a las empresas públicas que EE.UU. Acuerdo más fácil Aduanas. EE.UU.?Establecer un mecanismo que resuelva expeditivamente injustificadas barreras que bloquean el paso de alimentos y productos agrícolas. MÉXICO?Mejorar la infraestructura fronteriza. Acuerdo mutuo sobre la agilización de trámites, aunque cada país parece culpar al otro de actuales problemas. Envíos exprés. EE.UU.?Simplificar y aligerar el trámite aduanero elevando de $50 a $800 el umbral de valor de envíos exentos de impuestos. MÉXICO?Propiciar comercio más predecible, ágil y transparente procurando mejores procedimientos aduaneros. Posible sintonía entre las dos naciones. Medio ambiente. EE.UU.?Que las disposiciones laborales figuren en el texto principal, y no en el anexo como hasta ahora. MÉXICO?Fortalecer la cooperación y el diálogo en materia de medio ambiente. Washington puede usar su mayor avance en estándares de protección del medio ambiente para limitar importaciones procedentes de México, pero lo normal es que no sea un punto de especial discordia. Corrupción. EE.UU.?Compromiso a criminalizar la corrupción gubernamental, con adecuadas penas e instrumentos e instrumentos para su aplicación. MÉXICO?Medidas contra los actos de corrupción que afecten el comercio y las inversiones. Acuerdo en la lucha contra la corrupción, aunque Washington pueda dudar del esfuerzo mexicano. Contratación pública. EE.UU.?Establecer reglas justas, trasparentes, predecibles y no discriminatorias en la contratación pública. Excepción: para el ámbito sub-federal se puede mantener programas de compras domésticas preferenciales, como el «By America», y también para Defensa. MÉXICO?Brindar certidumbre jurídica a los proveedores mexicanos en procedimientos de contratación pública en los otros países. Aquí puede prefigurarse un entendimiento para preservar las opciones de empresas nacionales como proveedoras de entes públicos. Energía. EE.UU.?Continuar con las reformas para la apertura del mercado. MÉXICO?Actualizar el alcance de las disposiciones sobre energía. El reciente ?boom? energético a ambos lados de la frontera es una de las razones esgrimidas para la actualización del Tratado; hay cierta unanimidad en su enfoque. Moneda. EE.UU.?Evitar la manipulación de los tipos de cambio que buscan mejorar la ventaja comercial. Es una de las advertencias tradicionales de EE.UU., de la que México no ha sido especial blanco.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump intenta sembrar la discordia entre México y Canadá
La Administración Trump ultima los preparativos del primer contacto formal con Canadá y México para iniciar la renegociación del NAFTA, el día 16, tras un periodo previo dominado por la estrategia del presidente estadounidense de debilitar a sus rivales. El inquilino de la Casa Blanca más proteccionista en décadas, que convirtió la denuncia del tratado comercial entre los tres países en uno de sus reclamos electorales, ha mostrado este medio año largo de mandato las cartas de su estrategia: primero dividir, y después, vencer. Aunque falta por ver el resultado final de un tira y afloja que puede prolongarse hasta el próximo año, Trump ha asumido personalmente el trabajo de desgaste de canadienses y mexicanos. A los primeros los convirtió en diana de su primer ataque comercial, cuando anunció una subida del 20% de las tarifas a la importación de madera de aquel país (reforzado después con otro 7%). Nadie esperaba que no fuera México el objetivo de la ofensiva, tras convertirlo en campaña en el gran primer enemigo externo. Los segundos tampoco llegan reforzados a la cita: Trump ya ha logrado dar los primeros pasos para construir el muro a lo largo de su frontera, mientras emplea el debilitamiento del peso como permanente arma arrojadiza. El presidente norteamericano explota además la baza de que las necesidades de sus dos rivales son diferentes. Y más en materia de inmigración. A México no le ha gustado el reciente anuncio de Trump de limitar la entrada en Estados Unidos de inmigrantes menos cualificados y obligarles a que aprendan inglés. El país del sur será el más afectado, frente a la Canadá anglófona, cuya emigración no aporta ni sufre problemas. Políticamente, expertos en negociaciones de este tipo creen que el presidente mexicano, Peña Nieto, se ha equivocado en su estrategia previa de tratar la renegociación del NAFTA con la Administración Trump al máximo nivel político, bien personalmente o a través de su ministro Luis Videgaray, en contacto permanente con Jared Kushner, cuñado del presidente estadounidense. En contraste, el Gobierno canadiense ha sumado ya hasta 170 contactos previos con la Administración norteamericana, muchos de ellos de carácter técnico.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump eleva el tono ante Pyongyang tras la amenaza de un ataque a Guam
La cuestión de Corea del Norte se ha convertido en la gran encrucijada internacional del mandato de Trump. La escalada prebélica ya no se cuenta por meses o semanas, sino por horas. El cruce de amenazas entre el presidente de EE.UU. y el dictador norcoreano, Kim Jong-un, ha disparado la tensión a su máximo nivel en años. El último intercambio de golpes verbales se resume así: anuncio norcoreano de más pruebas con misiles, amenaza de Trump de descargar contra el país «fuego y furia como nunca se han visto», réplica del régimen apuntando a la isla estadounidense de Guam y mensaje en Twitter del presidente norteamericano: «El poder nuclear de EE.UU. es más fuerte que nunca». Los expertos interpretan el recurso de Trump a la hipérbole como un mensaje con doble destinatario: Kim Jong-un, directamente, en una muestra de que el desafío es serio, y China, de forma velada, en un intento de implicar de lleno al país que tiene la llave para frenar la expansión nuclear de Pyongyang. Seis decenios después de que el final de la guerra pintara una drástica línea divisoria entre la Corea del Norte (comunista) y la del Sur (democrática), el llamado Paralelo 38 norte, Washington no se ha sacudido aún la sombra de un conflicto que condiciona su presencia estratégica en Asia. Si el hermético régimen de Pyongyang no ha cejado todos estos años en su empeño por desestabilizar la región, su carrera por convertirse en una potencia nuclear, que inició Kim Jong-il en 2006, constituye hoy una amenaza sin precedentes de la mano de su hijo, Kim Jong-un. Tras los fracasados intentos de George W. Bush y de Barack Obama de someterlo, Trump se ha encontrado con que el régimen está más cerca que nunca de su gran objetivo: alcanzar territorio estadounidense con misiles cargados de cabezas nucleares. Una capacidad que convertiría a Corea del Norte en una peligrosa potencia regional. La reciente resolución con la que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas respondió a los provocadores lanzamientos de misiles precedió a la escalada de tensión. No era la primera iniciativa de la comunidad internacional, ni puede asegurarse que vaya a tener eficacia en el intento de parar la carrera nuclear de Corea del Norte. Pero al régimen le ha dolido la unanimidad lograda por la Administración Trump. Por primera vez en muchos años, China (y también Rusia) se sumó a las sanciones. La implicación de Pekín en el conflicto se ha convertido en una obsesión para el presidente estadounidense. Tras intentarlo por las buenas y recibir de su homólogo Xi Jinping poco más que buenas palabras, ahora busca ejercer la máxima presión tensionando la cuerda. Muchos analistas coinciden en que China es la menos interesada en un conflicto militar en su región. Trump intenta sacar a Pekín de su zona de confort, consistente en mantener vivo, aunque debilitado, al régimen de Pyongyang, para seguir beneficiándose política y económicamente, pero sin compromiso alguno. Para otros expertos, como el senador republicano John McCain, el mensaje amenazante del presidente estadounidense no es estratégicamente acertado: «Cuando dices que vas a hacer algo, tienes que estar seguro de que puedes hacerlo». Corea del Sur y Japón El impactante aviso de Trump a Kim Jong-un, unas palabras que parecían beber de la frase que empleó su antecesor Harry Truman antes del lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki («Si no aceptan las condiciones, pueden esperar una lluvia de ruina desde el aire como nunca se ha visto»), fue contestada por el dictador en forma de amenaza de ataque a Guam. Su anuncio de que estudia un lanzamiento a la principal de las Islas Marianas, territorio estadounidense no incorporado a la Unión, ha puesto en guardia a todas las fuerzas del Pacífico, donde el país cuenta con decenas de miles de hombres. Y en especial, a la base aérea de Andersen en Guam, la principal de la zona. Washington ordenó el inmediato despegue de dos bombarderos B-1B, que se unieron a las fuerzas aéreas surcoreana y japonesa desplegadas en la zona, con un inequívoco mensaje lanzado por uno de los pilotos: «Estamos preparados para combatir esta misma noche». La inquietud por un conflicto bélico de grandes proporciones como éste, que se calcula que en cuestión de minutos se cobraría la vida de decenas de miles de personas, se ha disparado entre los aliados. Tanto Corea del Sur como Japón aceleran medidas para reforzar su capacidad de respuesta para prevenir ataques. Seúl, ciudad a la que apuntan las plataformas de misiles norcoreanas implantadas en la frontera, trabaja a marchas forzadas, con la ayuda de EE.UU., en la implantación de un sistema de radares y de reconocimiento mediante control remoto que permitiría neutralizar los misiles de su enemigo del norte. El presidente del país acaba de revocar su orden anterior de detener el despliegue, mientras el opositor Partido por la Libertad de Corea se ha sumado a la decisión gubernamental. Japón, también amenazada, estudia la posibilidad de reforzar su capacidad militar de ataque, en un debate crucial para un país que renunció constitucionalmente al conflicto bélico tras la II Guerra Mundial.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un hacker engaña a la ministra de Interior británica con correos electrónicos falsos
Un hacker que se hizo pasar por el nuevo asesor de comunicaciones de la primera ministra británica, Theresa May, logró engañar a la titular de Interior, Amber Rudd, en un intercambio de correos electrónicos falsos, informa hoy The Guardian. El impostor, que emplea el nombre de «Sinon Reborn», y que también en el pasado ha tenido como objeto de sus bromas a miembros del equipo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consiguió tener comunicación directa con Rudd mediante la cuenta personal de la política. Según indica hoy el citado periódico, haciéndose pasar por Robbie Gigg, responsable de comunicaciones de la líder conservadora, y desde una dirección falsa, el bromista se dirigió, primero, a la titular de Interior mediante un mensaje enviado a la cuenta de acceso público de correo electrónico del Parlamento británico. A continuación, entabló un breve intercambio de mensajes con Rudd, quien le contestó desde su dirección privada. Según la transcripción de los mensajes, fechados el 7 de julio, Rudd se dio cuenta del engaño tras un primer intercambio de cortesías. Cuando el impostor le preguntó en qué proyectos estaba trabajando, la ministra respondió: «Bueno, como se puede imaginar, hay unas cuentas cosas en la agenda, pero adoptar medidas más duras contra personas que se hacen pasar por otros es definitivamente una de ellas». El hacker, con sede en el Reino Unido, que en el pasado se ha hecho pasar por el asesor y yerno de Donald Trump, Jared Kushner, o por el exjefe de personal del presidente norteamericano, Reince Priebus, dijo a The Guardian que se las «arregló» para hablar con la ministra «con relativa facilidad». Cuando Rudd detectó la farsa, el hacker respondió, según contó al diario: «¿No cree que debería estar más alerta sobre la ciberseguridad, siendo ministra de Interior?», una pregunta que ya no recibió ninguna respuesta. Un portavoz del Gobierno británico confirmó el intercambio de correos e indicó que la ministra «se dio cuenta rápidamente de que era un engaño».
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Un avión militar ruso sobrevuela Washington
En plena crisis de confianza entre Moscú y Washington, un avión militar ruso sin armas sobrevoló la capital norteamericana y sus principales instituciones -la Casa Blanca, el Capitolio y el Pentágono entre otras-, dentro del acuerdo de Cielos Abiertos, del que Rusia y EE.UU. son signatarios. El acuerdo, firmado en su día por 34 países, permite vuelos de observación sobre instalaciones militares. El Tupolev Tu-154 sobrevoló Washington en la tarde de ayer, a unos 3.700 pies, y fue autorizado a entrar en el área de seguridad aérea de la Casa Blanca. Horas más tarde otro avión ruso realizó un vuelo de observación sobre otras instalaciones, entre ellas la zona donde el presidente Trump está pasando unos días de vacaciones. Fuentes del Pentágono informaron a la CNN que en los vuelos rusos había personal militar norteamericano, y que en su plan está previsto que recojan «cierta cantidad de información de inteligencia».