Infortelecom

Noticias de norteamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump forzará a más de 200.000 salvadoreños a salir de Estados Unidos
La política de cierre de fronteras y de limitación de acogida a los inmigrantes planteada por la Administración Trump sigue su curso. El Departamento de Seguridad Nacional anunció ayer el fin del programa humanitario que ha ido acumulando la presencia de salvadoreños en Estados Unidos, desde los devastadores terremotos de 2001. La medida restrictiva afectará a más de 260.000 inmigrantes de El Salvador, que en el plazo de un año y medio, a principios de septiembre de 2019, deberán abandonar el país, si para entonces no han logrado legalizar su estatus por otra vía. Los salvadoreños afectados, que en su mayoría son hoy padres de nacidos en Estados Unidos (es decir, de ciudadanos norteamericanos de pleno derecho), se han mantenido en el país estos años gracias al llamado Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés). De acuerdo con esa norma, decretada por Bush tras los dos movimientos sísmicos que afectaron al pequeño país centroamericano, los salvadoreños pueden vivir y trabajar legalmente. La decisión de la Administración estadounidense desatiende la petición de los abogados y las autoridades salvadoreñas de extender por un tiempo el estatus de sus defendidos. El departamento de Seguridad Nacional argumenta que ya no se mantienen los motivos por los que EE.UU. aprobó la medida humanitaria, al haber mejorado lo suficiente la situación de las zonas afectadas por los terremotos en 2001. Pese a ello, al igual que ocurre con los llamados ?dreamers?, hijos de indocumentados que entraron en Estados Unidos como menores, aproximadamente 800.000, el Congreso podría aprobar durante este tiempo alguna medida legislativa que legalice su situación. Lo que dependerá de un posible acuerdo entre republicanos y demócratas. Una medida idéntica, adoptada por la Administración Trump el pasado noviembre, mantiene en jaque a más de 45.000 haitianos, que también están obligados a dejar Estados Unidos en un plazo similar de tiempo. Se espera que Seguridad Nacional se pronuncie en breve en parecidos términos sobre la presencia de hondureños y nicaragüenses, que permanecen en el país en circunstancias similares, aunque en un número muy inferior. En la actualidad, 2,8 millones de salvadoreños viven legalmente en Estados Unidos. En 2016, enviaron a su país remesas por valor de 4.576 millones de dólares, el 17% de su PIB nacional.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump, dispuesto a entablar conversaciones con el régimen norcoreano
El presidente estadounidense, Donald Trump, ha trasladado este miércoles a su homólogo de Corea del Sur, Moon Jae-in, la posibilidad de que la participación norcoreana en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno pueda derivar en «conversaciones» entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre la desnuclerización de la península. Un día después de la reanudación de los contactos entre Seúl y Pyongyang, Trump y Moon han analizado este diálogo y han reconocido que sus resultados «podrían ir más allá» de la participación norcoreana en los Juegos. «Podrían en un momento dado llevar a conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte sobre la desnuclearización», ha informado la Presidencia surcoreana en un comunicado. También la Casa Blanca ha incidido en el enfoque del diálogo en su nota: «El presidente Trump expresó su disposición a que haya conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte en el momento apropiado y bajo las circunstancias adecuadas». El portavoz de Moon, Yoon Young Chan, ha asegurado que Trump garantizó igualmente a su homólogo que su Gobierno no llevará a cabo ninguna acción militar mientras se mantenga el diálogo intercoreano. En este sentido, ha descartado una acción inminente, según la agencia de noticias oficial Yonhap. Segúnda conversación en esta semana La conversación telefónica de este miércoles es la segunda que mantienen Trump y Moon en menos de una semana y pone de manifiesto su alianza de cara a una inminente cita deportiva que ha adquirido un marcado matiz político. Corea del Norte enviará su propia delegación a los Juegos de Pyeongchang, a los que también se sumará una delegación norteamericana encabezada por el vicepresidente, Mike Pence. Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, intercambiaron amenazas e insultos durante el último año, lo que provocó el temor de una nueva guerra en la península. Corea del Sur y Estados Unidos aún están técnicamente en guerra con Corea del Norte ya que el conflicto de Corea de 1950-1953 terminó con una tregua, no con un tratado de paz.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La UE se enfrenta a Trump en defensa del pacto nuclear con Irán
La alta representante para la política exterior europea, Federica Mogherini, y los ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Reino Unido y Alemania subrayaron hoy su apoyo al acuerdo alcanzado en 2015 con la República Islámica de Irán. Un acuerdo sin fisuras con el que presionan al presidente norteamericano, Donald Trump, en vísperas de que este exprese hoy sus reservas sobre el pacto y se pronuncie sobre la posibilidad de imponer nuevas sanciones al régimen de Teherán. Esta es la primera vez en la que se produce una divergencia explícita de gran calado entre Europa y Estados Unidos sobre el contencioso de Irán. Mogherini dejó claro que el acuerdo funciona y que no hay mejor alternativa:«Está funcionando, está dando resultados en su principal objetivo, que es mantener controlado y bajo estrecha vigilancia el programa nuclear iraní», afirmó. Por su parte, Boris Johnson, ministro británico de Exteriores, señaló que el acuerdo es «un importante logro diplomático» cuyo cumplimiento ha sido contrastado por la Organización Internacional de la Energía atómica y que «necesita el apoyo de la comunidad internacional», en lo que es un claro mensaje dirigido a Washington. «Nadie ha demostrado que exista una alternativa a este acuerdo para evitar la proliferación de armas nucleares», remachó. La declaración de los socios europeos se produjo después de una reunión en Bruselas con el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, más alarmado que nunca ante las advertencias de Washington. El acuerdo nuclear firmado en Viena consiste en esencia en que Irán se compromete a renunciar a cualquier aspiración a construir armas nucleares a cambio de que se levanten las sanciones económicas que tanto la UE como Estados Unidos habían adoptado contra Teherán. El pasado mes de octubre, Trump anunció que no se sentía vinculado por el acuerdo firmado por su predecesor, con lo que dejó en manos del Congreso la posibilidad de restaurar las sanciones. Sin embargo, dado que el legislativo de EE.UU. no ha decidido nada en este tiempo, Trump tiene que anunciar mañana sus planes sobre el acuerdo y si abre la puerta a sancionar al régimen de los ayatolás, al que acusa de desestabilizar la región. La imposición de sanciones a Irán por EE.UU. abriría una crisis con Bruselas, ya que en tal caso Washington podría imponer también castigos a las empresas europeas que negocien con Irán. Protestas Los europeos, sin embargo, condenan el programa de desarrollo de misiles de Irán (aunque este no sea parte del pacto nuclear). Yayer reprocharon a Zarif la represión de las manifestaciones de descontento contra el régimen celebradas en varias ciudades iraníes. Al representante iraní, que se abstuvo de hacer declaraciones, le conminaron a escuchar las «exigencias legítimas» expresadas por su pueblo durante las protestas. Pero incluso con estos delicados antecedentes, los europeos han primado la preservación del pacto acuerdo nuclear. Un acuerdo de gran trascendencia, ya que si Irán lograse fabricar armas nucleares, por un lado animaría a su rival, Arabia Saudí, a seguir el mismo camino, y por otro, implicaría la puesta en marcha de un sistema antimisiles en Europa que Rusia rechaza en los términos más contundentes. A este respecto, Sigmar Gabriel, ministro alemán de Exteriores, remarcó que si Estados Unidos denuncia el acuerdo «destruiría un gran éxito en los esfuerzos por contener el desarrollo de las armas nucleares en esta parte del mundo». Las sanciones económicas contra Teherán lograron doblegar las posiciones del régimen en sus planes de dotarse de capacidad nuclear, pero no han cambiado sus aspiraciones de hacerse con la hegemonía en la región. Política exterior Los manifestantes que han salido a la calle en las últimas semanas protestaban contra el hecho de que sus gobernantes utilicen los beneficios del acuerdo en costosas operaciones militares en Siria, Yemen, Líbano o en Palestina, en lugar de mejorar la situación de los iraníes. Tampoco se ha producido ninguna apertura democrática en un régimen dominado por los criterios de la élite religiosa musulmana chií. En los años en los que Irán empezó a trabajar para hacerse con armas nucleares, Estados Unidos tenía tropas en Irak y en Afganistán, lo que proyectaba una amenaza de primer nivel para el régimen teocrático, que tiene fronteras con ambos países. Sin embargo, en la actualidad la OTAN se ha retirado de Afganistán y en el interior de Irak la mayoría chií ha logrado hacerse con el control del país, si se puede decir así teniendo en cuenta la gran inestabilidad que reina allí. Incluso la guerra de Siria, en la que Teherán ha tomado partido en defensa del régimen de Al Assad, está a punto de decantarse a su favor. Sus razones para dotarse de armas nucleares han desaparecido prácticamente, salvo para desafiar a Arabia Saudí como potencia regional.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Putin aprovecha un encuentro con directores de medios para atacar a EE.UU
Aunque el presidente ruso, Vladímir Putin, sigue creyendo que es posible recomponer las relaciones con Washington y está convencido de que el «asunto ruso» seguirá marcando la agenda al otro lado del Atlántico porque se utiliza con el objetivo de derribar a su homólogo norteamericano, Donald Trump, Estados Unidos estuvo hoy de nuevo en el centro de sus ataques. «Es absurdo acusarnos de injerencia en las elecciones estadounidenses (..) no ayudamos a Trump ni a nadie a ganar los comicios», aseguró Putin una vez más hoy en la sede del diario «Komsomólskaya Pravda» ante los directores de los principales medios de comunicación del país. Por contra, el jefe del Kremlin, que se presenta como candidato a la reelección dentro de dos meses, sí acusó a EEUU de inmiscuirse en los asuntos de Rusia por apoyar al bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, que, sin embargo, no podrá tomar parte en las elecciones. En Washington «señalan directamente a quién les gustaría ver al frente de Rusia», aseguró Putin sin nombrar a Navalni. «Esto parece revelar las preferencias de la Administración norteamericana», añadió. No obstante, la reunión con los responsables de la prensa rusa giró más bien en torno a lo que está sucediendo en Siria y al reciente ataque con drones perpetrado en la noche del 5 al 6 de enero contra las dos bases que Rusia tiene en el país árabe, Hmeimim y Tartus. De hecho, antes del comienzo del encuentro con los periodistas, el presidente ruso habló por teléfono desde el despacho del director de «Komsomólskaya Pravda» con su colega turco, Recep Tayyip Erdogan. «Turquía no tiene nada que ver con esos ataques», sostuvo Putin. Según sus palabras, «sabemos quiénes fueron y cuánto han pagado por esta provocación». El máximo dirigente ruso cree que quienes emplearon los drones, lanzados desde la región de Idlib, «pretendían torpedear los acuerdos alcanzados entre Rusia, Irán y Turquía y destrozar nuestras relaciones». A su juicio, «fueron ataques bien preparados y perpetrados con drones camuflados como aparatos de fabricación artesanal, pero dotados de alta tecnología». «Sabemos cuándo y cómo fueron transferidos estos sistemas». aseguró. Poco antes, el Estado Mayor del Ejército ruso acusó a Estados Unidos de estar detrás del suministro de los drones a los «terroristas» sirios en Idlib, región bajo el control de fuerzas turcas. Petición de Erdogan Fuentes militares rusas, por otro lado, afirman que los drones iban provistos de explosivos PENT, que se produce en varios países, incluida Ucrania. Washington ha negado toda implicación en los hechos mientras desde Kiev no ha habido ningún pronunciamiento al respecto. Lo que sí le ha pedido Erdogan a Putin es que influya en el régimen de Bashar al Assad para que cesen los ataques del Ejército sirio en Idlib y Ghuta Oriental, junto a Damasco. Hoy ha sido la cuarta vez que Putin visita la Redacción de «Komsomólskaya Pravda». La primera vez lo hizo en julio de 1999, siendo director del FSB (los servicios secretos). Al mes siguiente sería nombrado primer ministro. La segunda vez que estuvo en el periódico fue en febrero de 2000, a un mes de ser elegido presidente por primera vez. Su visita anterior a «Komsomólskaya Pravda» tuvo lugar en mayo de 2005.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Indignación en Haití por el comentario de Trump sobre «países de mierda»
Los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en los que se refiere a El Salvador, Haití y países africanos como «agujeros de mierda» han desatado la indignación en Haití, así como en políticos tanto demócratas como republicanos del propio país norteamericano, que los consideran «racistas» y «divisivos». El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró este jueves sus palabras una «agresión» y, según aseguró a la cadena MSNBC, su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios que Trump formuló durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca y de los que se hizo eco el diario «The Washington Post». En concreto, Trump dijo: «¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?». Según recoge la cadena MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena «vehementemente» los comentarios de Trump al considerar que están «basados en estereotipos» y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: «O el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado». El diplomático aseguró que la embajada de Haití en Washington ha recibido quejas de muchos ciudadanos estadounidenses de ascendencia haitiana que piden a Trump que se disculpe, informa Efe. «Los haitianos luchamos junto a los soldados estadounidenses en la guerra de la independencia de Estados Unidos y seguimos siendo grandes contribuyentes a la sociedad estadounidense», destacó Altidor, según recoge MSNBC. El diplomático condenó así los comentarios que Trump profirió durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca, donde dijo que preferiría recibir en EE.UU. más inmigrantes de Noruega en lugar de ciudadanos de El Salvador, Haití y varios países africanos, según «The Washington Post», que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro. También la asociación haitiana estadounidense American Haitian Foundation reaccionó a los comentarios de Trump, que tachó de «ignorantes y racistas» y, en su opinión, denotan «una completa desconsideración por la dignidad humana del pueblo haitiano», afirmó Jack Davidson, director ejecutivo de la fundación, con sede en el estado de Tennessee. «Estoy avergonzado de que él sea presidente de Estados Unidos», agregó. Mientras, tanto políticos demócratas como republicanos han condenado y criticado con dureza las palabras del presidente. «Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación», consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973. Love exigió a Trump que emita inmediatamente una disculpa y defendió a sus padres, a los que consideró la encarnación del «sueño americano» y alabó por «haber trabajado duro, pagado sus impuestos y criado desde la nada a sus hijos para darles todas las oportunidades». Dentro del Partido Republicano, también expresaron repulsa el senador por Oklahoma, James Lankford, y el gobernador de Ohio, John Kasich, una figura moderada dentro del partido y que compitió contra Trump en las primarias por la nominación republicana para las elecciones de 2016. «Estados Unidos fue construido sobre la espalda de los inmigrantes de todas partes del mundo. Debemos honrar esa historia, no rechazarla», señaló Kasich en su perfil de Twitter. «Una declaración vil que erosiona la fibra moral» En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración «vil» de Trump que «erosiona la fibra moral» que une al pueblo estadounidense. «La declaración del presidente es vergonzosa, abominable, no es una casualidad y merece nuestra más enérgica condena. Debemos usar nuestras voces para garantizar que nuestra nación nunca regrese a los días en que los que la ignorancia, los prejuicios y el racismo dictaban nuestra toma de decisiones», dijo Luján Grisham. En el mismo tono se posicionó el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los políticos hispanos más combativos en la defensa de los inmigrantes y que ha surgido como uno de los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2020. «Como estadounidense, me siento avergonzado por el presidente. Sus comentarios son decepcionantes e increíbles, pero no son una sorpresa. Siempre supimos que al presidente Trump no le gusta la gente de ciertos países o personas de ciertos colores», dijo Gutiérrez en un comunicado. «Ahora -continuó- podemos decir con una confianza del 100% que el presidente es un racista que no comparte los valores consagrados en nuestra Constitución o en nuestra Declaración de Independencia». Condena de los defensores de los inmigrantes También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de "inaceptable" la actitud del presidente y consideró que su retórica es "más hiriente" cada día. Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de «ignorantes y racistas» las palabras de Trump. La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido «honesto» a lo largo del tiempo sobre «el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias» y llamó al Congreso a actuar. Como otras organizaciones, ACLU aprovechó para pedir al Congreso que de forma «urgente» apruebe una ley para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños y consiguieron frenar su deportación gracias a un programa llamado DACA, suspendido por Trump en septiembre. Trump ha instado a los legisladores a encontrar una solución para los beneficiarios de DACA antes de marzo, pero condiciona su apoyo a la aprobación de otras duras propuestas migratorias, como acabar con el sistema de reunificación familiar y fondos para su muro con México.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La ONU califica de «racistas» los comentarios de Trump sobre «países de mierda»
Los comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en los que se refiere a El Salvador, Haití y países africanos como «agujeros de mierda» han desatado la indignación internacional, desde la propia ONU hasta la propia Haití, así como en políticos tanto demócratas como republicanos del propio país norteamericano, que los consideran «racistas» y «divisivos». La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos califica de «racistas» las palabras de Trump. «Estos comentarios del presidente de Estados Unidos son sorprendentes y vergonzosos. Lo siento, pero no pueden ser definidos de otra manera que como racistas», afirmó en una rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville. «No se puede rechazar un país entero o un continente como "agujeros de mierda", cuyas poblaciones enteras, que no son blancas, no serán bienvenidas», agregó. «El comentario positivo sobre Noruega subraya el sentimiento (racista) muy claramente», puntualizó el portavoz del Alto Comisionado. Según Colville, estos comentarios de Trump no son aislados y se enmarcan en un posicionamiento claramente xenófobo del presidente estadounidense. «Como los anteriores comentarios sobre los mexicanos o los musulmanes, las propuestas políticas contra grupos enteros en base a la nacionalidad, la religión, y su rechazo a condenar claramente las acciones antisemitas y racistas de los supremacistas blancos en Charlottesville, todo esto va contra los valores universales que el mundo tanto ha luchado por establecer desde la Segunda Guerra Mundial». El portavoz continuó explicando que los comentarios de Trump no se refieren a un tema de falta de respeto y de mal gusto sino «de abrir la puerta a la peor parte de la humanidad». «Se trata de aceptar y apoyar el racismo y la xenofobia que potencialmente destruirán la vida de muchas personas. Esta es la consecuencia más peligrosa de este tipo de lenguaje usado por una importante figura política», añadió. En el mismo contexto, Colville recordó que el máximo responsable de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha pedido al Congreso de Estados Unidos que ofrezca una solución legal duradera a los llamados "Dreamers", inmigrantes que llegaron a Estados Unidos de forma irregular cuando eran niños y que no cuentan con documentos en regla. Queja de Haití El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró este jueves sus palabras una «agresión» y, según aseguró a la cadena MSNBC, su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios que Trump formuló durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca y de los que se hizo eco el diario «The Washington Post». En concreto, Trump dijo: «¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?». Según recoge la cadena MSNBC, Altidor aseguró que su Gobierno condena «vehementemente» los comentarios de Trump al considerar que están «basados en estereotipos» y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: «O el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado». El diplomático aseguró que la embajada de Haití en Washington ha recibido quejas de muchos ciudadanos estadounidenses de ascendencia haitiana que piden a Trump que se disculpe, informa Efe. «Los haitianos luchamos junto a los soldados estadounidenses en la guerra de la independencia de Estados Unidos y seguimos siendo grandes contribuyentes a la sociedad estadounidense», destacó Altidor, según recoge MSNBC. El diplomático condenó así los comentarios que Trump profirió durante un encuentro con legisladores en la Casa Blanca, donde dijo que preferiría recibir en EE.UU. más inmigrantes de Noruega en lugar de ciudadanos de El Salvador, Haití y varios países africanos, según «The Washington Post», que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro. También la asociación haitiana estadounidense American Haitian Foundation reaccionó a los comentarios de Trump, que tachó de «ignorantes y racistas» y, en su opinión, denotan «una completa desconsideración por la dignidad humana del pueblo haitiano», afirmó Jack Davidson, director ejecutivo de la fundación, con sede en el estado de Tennessee. «Estoy avergonzado de que él sea presidente de Estados Unidos», agregó. Mientras, tanto políticos demócratas como republicanos han condenado y criticado con dureza las palabras del presidente. «Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación», consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973. Love exigió a Trump que emita inmediatamente una disculpa y defendió a sus padres, a los que consideró la encarnación del «sueño americano» y alabó por «haber trabajado duro, pagado sus impuestos y criado desde la nada a sus hijos para darles todas las oportunidades». Dentro del Partido Republicano, también expresaron repulsa el senador por Oklahoma, James Lankford, y el gobernador de Ohio, John Kasich, una figura moderada dentro del partido y que compitió contra Trump en las primarias por la nominación republicana para las elecciones de 2016. «Estados Unidos fue construido sobre la espalda de los inmigrantes de todas partes del mundo. Debemos honrar esa historia, no rechazarla», señaló Kasich en su perfil de Twitter. «Una declaración vil que erosiona la fibra moral» En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración «vil» de Trump que «erosiona la fibra moral» que une al pueblo estadounidense. «La declaración del presidente es vergonzosa, abominable, no es una casualidad y merece nuestra más enérgica condena. Debemos usar nuestras voces para garantizar que nuestra nación nunca regrese a los días en que los que la ignorancia, los prejuicios y el racismo dictaban nuestra toma de decisiones», dijo Luján Grisham. En el mismo tono se posicionó el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los políticos hispanos más combativos en la defensa de los inmigrantes y que ha surgido como uno de los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2020. «Como estadounidense, me siento avergonzado por el presidente. Sus comentarios son decepcionantes e increíbles, pero no son una sorpresa. Siempre supimos que al presidente Trump no le gusta la gente de ciertos países o personas de ciertos colores», dijo Gutiérrez en un comunicado. «Ahora -continuó- podemos decir con una confianza del 100% que el presidente es un racista que no comparte los valores consagrados en nuestra Constitución o en nuestra Declaración de Independencia». Condena de los defensores de los inmigrantes También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de "inaceptable" la actitud del presidente y consideró que su retórica es "más hiriente" cada día. Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de «ignorantes y racistas» las palabras de Trump. La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido «honesto» a lo largo del tiempo sobre «el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias» y llamó al Congreso a actuar. Como otras organizaciones, ACLU aprovechó para pedir al Congreso que de forma «urgente» apruebe una ley para regularizar la situación de los jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños y consiguieron frenar su deportación gracias a un programa llamado DACA, suspendido por Trump en septiembre. Trump ha instado a los legisladores a encontrar una solución para los beneficiarios de DACA antes de marzo, pero condiciona su apoyo a la aprobación de otras duras propuestas migratorias, como acabar con el sistema de reunificación familiar y fondos para su muro con México.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
¿Por qué Estados Unidos cambia su embajada en Londres?
Donald Trump ha vuelto a hacer de las suyas con un nuevo desaire al Gobierno de Reino Unido al cancelar su visita que estaba prevista para principios de este año y en la que inauguraría la nueva embajada de Estados Unidos en Londres. El presidente norteamericano ha asegurado que no acudirá a la apertura en protesta porque la administración Obama «malvendió por cacahuetes». Lo primero es la decisión del cambio de sede ¿Quién la toma y por qué? Según Donald Trump lo hace Obama pero en realidad no es verdad, ya que fue el expresidente George W. Bush en el año 2008 el que acomete este cambio ante la sucesión de amenazas terroristas contra la anterior embajada, situada en uno de los barrios más exclusivos de Londres, Mayfair desde el siglo XVIII. Esta, ya antigua embajada, es una de las más grandes situadas en Europa y desde 2009 fue nombrada edificio de interés arquitectónico, lo que su reforma habría supuesto cientos de millones de euros. Tiene 3.740 metros cuadrados y una superficie total de 25.200 metros y fue vendida a la empresa Qatari Diar Real Estate Investment Co., que forma parte del fondo soberano de Qatar. La cifra nunca salió a la luz, aunque los medios británicos hablaban de aproximadamente unos 500 millones de libras. La administración Bush se tuvo que gastar 15 millones de euros para reformarla en materia de seguridad ante esos avisos terroristas. Por eso se decide construir la nueva embajada y trasladarla al barrio de Vauxhall, en la zona de Nine Elms, también centro de Londres, pero al sur del rio Támesis. Una zona en la que según los expertos prima la seguridad, no en vano allí están situadas las sedes de los servicios de inteligencia y espionaje británicos, el MI5 y el MI6. ¿Cómo es la nueva embajada? El edificio que ha costado unos 750 millones de libras, unos 1.100 millones de euros, ha sido construido en 4 años y desde el exterior da la impresión más que de embajada de fortaleza, con su forma de cubo acristalado y su foso de seguridad. Por supuesto la seguridad, situada en cada una de las 12 plantas del edificio donde trabajaran 800 personas a diario, es su punto fuerte. Con todas las comodidades para los trabajadores, desde jardines hasta bares y restaurantes, en definitiva, una pequeña ciudad. Infografia de la nueva embajada de EE.UU. en Londres Estará abierta al público desde el próximo 16 de enero siendo la embajada más cara de la historia. Y lo hará sin la presencia del presidente Donald Trump. En su lugar acudirá al acto de apertura el secretario de estado norteamericano Rex Tillerson. Un acto al que aún no hay confirmada la presencia de ningún miembro del Gobierno británico.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Teherán amenaza a EE.UU. con represalias por las sanciones contra entidades iraníes
Las autoridades de Irán han asegurado este sábado que tomarán represalias contra Estados Unidos por incluir al presidente del Tribunal Supremo, el ayatolá Sadeq Larijani, en su «lista negra» tras anunciar una nueva ola de sanciones contra 14 individuos y entidades iraníes. «La acción hostil del régimen de Trump ha cruzado todas las líneas rojas de conducta a nivel internacional y es una clara violación del derecho internacional, por lo que recibirá una respuesta por parte de la República Islámica», ha manifestado el Ministerio de Exteriores de Irán en un comunicado. El anuncio sobre las sanciones ha tenido lugar después de que la Casa Blanca confirmara este viernes la congelación de las principales sanciones impuestas contra Irán por su programa nuclear, lo que «de facto» implica acatar los compromisos suscritos en el acuerdo de 2015. No obstante, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha indicado que estaría decidido a romper definitivamente el acuerdo nuclear si no se producen avances en los próximos meses. Larijani es un cercano aliado del líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, y es «responsable de ordenar, controlar o dirigir la comisión de graves violaciones de los Derechos Humanos». El Tesoro norteamericano considera que Larijani, como máxima autoridad judicial, es el último responsable administrativo de una batería de sentencias que «contravienen las obligaciones internacionales» y que incluyen la ejecución de personas condenadas por delitos cometidos siendo menores, así como de «las torturas y los tratos crueles, inhumanos y degradantes« infligidos a presos. Por otra parte, el Gobierno de Trump también ha sancionado a la prisión Rajaee Shahr y a su actual responsable, Gholmreza Ziaie, por los abusos que se habrían cometido en estas instalaciones. Las sanciones también afectarán a entidades iraníes vinculadas a Internet, entre ellas la unidad de ciberdefensa de la Guardia Revolucionaria, y dos firmas de aviación que suministrarían servicios clave a Teherán, según la nota difundida por el Departamento del Tesoro.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Los privilegios de los 7.000 príncipes saudíes
Once príncipes saudíes, descendientes lejanos del fundador de la dinastía real, fueron detenidos el pasado 7 de enero tras llevar a cabo una protesta en uno de los palacios reales de Riad. Su reivindicación: que se anule un decreto que les exige pagar a partir de ahora los recibos de la luz y del agua, poniendo fin a un viejo privilegio. El suceso pintoresco se produce menos de dos meses después de que el Príncipe Heredero y hombre fuerte del país, Mohamed bin Salman, ordenara la detención de otros once príncipes y decenas de empresarios y exministros, acusados de delitos de corrupción económica. Las dos docenas de príncipes saudíes caídos en desgracia no plantean ningún problema de supervivencia al estamento real de la superpotencia petrolera. En todo caso subrayan la decisión del Heredero ?dada la frágil salud del rey padre, Salman? de demostrar quién manda ahora en la compañía. No en vano, en los círculos diplomáticos hablar de Arabia Saudí es referirse, irónicamente, a la «Al Saud Inc.», en la que el soberano ejerce de propietario y consejero delegado. Los presupuestos del Estado saudí son los mismos que los de la realeza, y al final todo consiste en una ingeniería de cuentas, liberal y completamente opaca, según los criterios que establezca Palacio. «Solo un estadio de fútbol podría albergar a todos los miembros de la familia Saud», escribió en 2009 en un memorándum un diplomático norteamericano, según relata un reportaje de «The New York Times». ¿Cuántos príncipes y princesas, descendientes del fundador de la dinastía, tiene Arabia? Los autores barajan cifras que discurren entre los 5.000 y los 15.000, así que el común de los mortales prefiere referirse a los Saud como la «Casa de los 7.000 príncipes». Una cifra aún así abultada, relacionada con el carácter prolífico de Abdulaziz ibn Saud y de sus herederos ?todos polígamos? y con un detalle muy práctico: las ventajas económicas para un príncipe comienzan con el primer hijo y van en progresivo ascenso. Mientras la compañía nacional de petróleos, Aramco, batía palmas con el precio elevado del crudo, los dividendos del petróleo servían para mantener en marcha la maquinaria del Estado de Bienestar de los súbditos y para enriquecer a los príncipes. Tras la caída de precios y la crisis económica, la monarquía absoluta saudí decidió hace tiempo recurrir a los recortes sociales y al anuncio de vagas promesas de reformas liberales para atraer inversiones extranjeras. Pero, por ahora, el esquema de enriquecimiento de los príncipes permanece intacto. En 1996, la oleada de mensajes diplomáticos norteamericanos filtrada por WikiLeaks arrojó luz sobre algunos de los privilegios de todo saudí que nace emparentado con el florido árbol genealógico de los Saud. En aquel momento, los estipendios mensuales de la realeza iban desde los 800 dólares mensuales (unos 670 euros al cambio actual) que percibían los parientes más alejados del fundador, hasta los 270.000 dólares mensuales de los hijos aún supervivientes de Abdulaziz ibn Saud. Los nietos recibían, por su parte, 27.000 dólares mensuales, los bisnietos unos 13.000 dólares, y los tataranietos 8.000. La «Oficina de Decisiones y Reglas» del Ministerio de Finanzas, que es la encargada de bombear fondos y privilegios económicos a los príncipes y princesas, ofrece también un bonus por matrimonio y por palacio, según un documento diplomático de noviembre de 1996. En ese mismo informe confidencial filtrado por WikiLeaks se calculaba que el mantenimiento de los Saud costaba entonces 2.000 millones de dólares anuales, dentro de un presupuesto que ese año ascendió a los 40.000 millones. Con diferencia, el mayor pellizco de los ingresos petroleros destinado a los Saud se lo lleva el capítulo de los gastos anuales «fuera de presupuesto». Esta partida, que a mediados de los 90 se estimaba en 10.000 millones de dólares, estaba en manos de un grupo reducido de príncipes. Entre los principales proyectos que financiaron ?según el cable filtrado por Wikileaks? figuraron entonces los proyectos de las Dos Sagrados Mezquitas, y el Almacén Estratégico del Ministerio de Defensa, una fuente de sustanciales ingresos para el rey y sus hermanos. Otro de los privilegios de la casta de los Saud se relaciona con una suerte de parasitismo bancario. Los príncipes tienen una tendencia marcada a pedir créditos y no devolverlos. En una reunión con el embajador norteamericano, un alto ejecutivo de uno de los doce bancos comerciales del país relataba que el estamento principesco está divido en tres tercios. El superior es tan rico que nunca necesita pedir crédito al banco. El intermedio está constituido por fortunas medias, a las que se exige disponer de cuentas en el banco que avalen el dinero del préstamo. Y el tercer estamento de príncipes es el que constituye la «lista negra bancaria», a la que no se da crédito por su arraigada morosidad. De todos los privilegios que rodean a la casta de los Saud quizá el más grotesco es el que les concede el sistema de patronazgo de trabajadores extranjeros, cerca de diez millones, es decir, alrededor de un tercio de la población de Arabia Saudí. Numerosos príncipes obtienen ese título, que les permite «patrocinar» a los no saudíes, en su mayoría trabajadores manuales asiáticos. Cada trabajador está obligado a pagar a su «sponsor» entre 30 y 150 dólares mensuales. Según un informe norteamericano filtrado por Wikileaks «es habitual que un príncipe patrocine a un centenar de extranjeros, o incluso más», lo que le proporciona un excelente viático para los ingresos fijos mensuales sin mover un dedo.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El presidente de Irán: «Trump, a pesar de sus repetidos esfuerzos, ha sido incapaz de dañar el acuerdo nuclear»
El presidente de Irán, Hasán Rohani, ha replicado este domingo a su homólogo estadounidense, Donald Trump, que su última amenaza de suspender la participación de Estados Unidos en el acuerdo nuclear firmado entre la República Islámica y las principales potencias mundiales no ha conseguido invalidar «la victoria duradera» que ha sido la firma del pacto. «La administración norteamericana ha fracasado a la hora de dañar el acuerdo. Trump, a pesar de sus repetidos esfuerzos, ha sido incapaz de dañar el acuerdo. El acuerdo es una victoria duradera para Irán», ha declarado Rohani durante un discurso emitido por la televisión estatal. El acuerdo reintegra a Irán en la comunidad económica internacional a cambio del permiso para verificar el carácter pacífico de su programa nuclear. Para Trump, no es suficiente y, tras deslegitimar el acuerdo a título personal, amenazó el viernes con dejar de revalidarlo formalmente y retirar a su país del grupo de firmantes. Trump instó a sus socios internacionales -con una alusión explícita a los europeos- a renegociar el acuerdo para incluir nuevos requisitos que, en caso de incumplimiento activarían de nuevo los castigos paralizados. El mandatario estadounidense aseguró que tomará medidas «si otros países no actúan» y avisó de que los gobiernos que opten por no colaborar con Washington «se estarían posicionando del lado de las ambiciones nucleares del régimen iraní y en contra del pueblo de Irán y de las naciones pacíficas del mundo».