Infortelecom

Noticias de norteamerica

01-01-1970 | Fuente: abc.es
Moscú acusa a Washington de intentar reclutar al «número dos» de la Embajada de Rusia en EE.UU.
Los servicios de inteligencia de Estados Unidos intentaron reclutar en abril al «número dos» de la Embajada de Rusia en Washington, ha denunciado este martes el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. «En abril del año pasado, en una acción sin precedentes, se intentó reclutar al número dos de la embajada, el ministro consejero. También intentaron fichar a otro de nuestros diplomáticos de alto rango, al que metieron 10.000 dólares en su coche, cuando él no estaba, con una oferta de cooperación», ha explicado Lavrov. En su primera rueda de prensa anual, el jefe de la diplomacia rusa ha asegurado que durante la presidencia de Barack Obama, sobre todo durante su segundo mandato, «aumentó esa actividad hostil hacia nuestros diplomáticos». En otra ocasión, ha denunciado Lavrov, los servicios secretos estadounidenses intentaron reclutar a un funcionario del consulado ruso cuando este compraba medicamentos para Yevgueni Primákov, ex primer ministro y extitular de Exteriores ruso que necesitaba fármacos a la venta sólo en EE.UU. «Hay que tener un particular y profundo sentido de cinismo y juego sucio para tratar de reclutar en una situación como esa», ha apuntado. Por otro lado, el titular de Exteriores ha negado que los diplomáticos estadounidenses, incluido el embajador, sean perseguidos y vigilados en Rusia. «Las acusaciones acerca de que la embajada de EE.UU. ha sido víctima de persecuciones durante la administración de Obama no tienen fundamento. Sí se han impedido actividades de espionaje de representantes estadounidenses que trabajaban bajo cobertura diplomática», ha señalado Lavrov. Y ha denunciado que a los diplomáticos de la agregaduría militar de la embajada de EE.UU. «les gusta mucho viajar por nuestro país en coches de alquiler, sin matrícula diplomática, para no ser descubiertos» por las fuerzas de seguridad. «Se les ha visto en las regiones de Kaliningrado (enclave ruso), Leningrado, Múrmansk (puerto base de la Flota Norte), Novorossiysk (puerto base de la Flota del mar Negro), Chechenia. A lo largo de la frontera con el Donbass (este de Ucrania), lo han recorrido todo de cabo a rabo», ha asegurado. También «han participado en mítines antigubernamentales de nuestra oposición, mítines no autorizados, y lo han hecho camuflados», ha concluido Lavrov. La situación en Siria Por otro lado, Lavrov ha detallado que Rusia aboga por invitar a representantes de la ONU y de la administración estadounidense de Donald Trump a las conversaciones de paz sobre Siria en Astaná. «Consideramos correcto invitar a este encuentro a representantes de la ONU y de la nueva administración de EE.UU.», ha indicado, y ha agregado que «esperamos que la reunión tenga lugar el 23 de enero, como se está planeando». Según Lavrov, el objetivo de las conversaciones de Astaná será «consolidar el alto el fuego en Siria e involucrar a los comandantes de campo de la oposición» en el proceso. «Esperamos que la nueva administración norteamericana acepte esta invitación y esté presente con expertos al nivel que consideren oportuno», ha señalado. De concretarse la asistencia de representantes de EE.UU., sería «el primer contacto oficial» entre Rusia y la nueva administración de Trump, y en él se podrían abordar las medidas para intensificar la lucha antiterrorista. Rusia espera que la cooperación en la crisis de Siria y otras sea más eficiente con el equipo de Trump que con la administración saliente de Barack Obama, ha afirmado, y ha indicado que anteriores declaraciones del presidente electo y su equipo dan a entender que «no habrá dobles raseros en la guerra contra el terror». Lavrov ha señalado que el terrorismo internacional se ha convertido en la mayor amenaza global en 2016 y ha lamentado que la comunidad internacional «aún no es capaz de crear un frente unido contra el terrorismo». «Por supuesto esto nos causa grave preocupación. Por qué está ocurriendo esto?. Puede haber varias razones. Vemos que el problema de formar un frente común para luchar contra el terrorismo, el crimen organizado, el tráfico de drogas y muchas otras amenazas se está haciendo sistémico», ha explicado. Rusia está dispuesta a cooperar contra el terrorismo con EE.UU., la UE, la OTAN sobre la base del respeto mutuo ?ha añadido? y ha mostrado su satisfacción por las declaraciones de Trump acerca de que la lucha contra el terrorismo será una de sus prioridades.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
El auténtico legado de Barack Obama
Los jóvenes norteamericanos de raza negra que tenían 12 años cuando Barack Obama llegó a la Casa Blanca, y que ahora cumplen los 20, han tenido en este lapso de tiempo un punto de referencia cotidiano muy especial: la imagen de un matrimonio bien avenido de color con dos hijos, en la que el padre ha representado su papel en la familia con orgullo y buen humor. Para millones de adolescentes negros, que desde hace décadas están acostumbrados a crecer en hogares monoparentales regidos por la madre o la abuela, la memoria de la familia Obama en la Casa Blanca puede tener un impacto clave en el futuro. Como afirma en un artículo en ?The Wall Street Journal? la veterana periodista Peggy Noonan -escritora de discursos para el presidente Ronald Reagan- ese será el auténtico legado de Barack Obama para la sociedad norteamericana. La identificación entre matrimonios de color y hogares monoparentales es una realidad ya asimilada en Estados Unidos por la fuerza de la estadística. Las razones del fenómeno son objeto permanente de estudio. El 72 por ciento de los adolescentes negros norteamericanos crecen sin conocer a su padre, frente al 25 por ciento de hogares monoparentales que constituyen la media global en el país. Barack Obama no se ha caracterizado por su apoyo legislativo a la familia tradicional -por motivos personales o quizá solo estratégicos, dada su deuda política con los movimientos sociales ?alternativos?- pero su ejemplo de vida familiar junto a Michelle y sus dos hijas ha sido el mejor mensaje para la juventud de color norteamericana.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Trump tomará posesión con la mitad de popularidad que Obama
La impopularidad de Donald Trump es incuestionable. Las últimas encuestas publicadas sitúan a los estadounidenses en contra de su nuevo presidente, con datos que no se habían registrado nunca en la historia moderna del país: el magnate tomará posesión con la mitad de respaldo que Barack Obama (44% frente al 83%, según datos de Gallup) y es el primer presidente en 40 años que accede al cargo con más rechazo que apoyo de la opinión pública. Sin embargo, no todos los datos son negativos para Trump. El nuevo inquilino de la Casa Blanca, aunque no resulte simpático, se presenta con una imagen de eficacia y resolución que le puede beneficiar en su gestión, si convierte en realidad sus promesas económicas y de lucha contra el terrorismo. Son los únicos asuntos en los que una mayoría clara, en torno al 60%, confían en su buen hacer. Los sondeos publicados vienen a confirmar que el nuevo mandatario llega al Despacho Oval muy desgastado. Méritos ha hecho. Su larga campaña de insultos y descalificaciones, que ha mantenido durante la etapa de transición, demostrando que es parte de su forma de ser pero que disgusta a amplias capas de la población, le ha granjeado una amplia antipatía. Y no sólo entre los sectores más liberales o de izquierda. La última encuesta, difundida ayer por «The Washington Post», refleja que sólo cuatro de diez respaldan al controvertido líder. Mientras que un 54% lo rechazan. El sondeo de Gallup arrojaba un 44%-51%. Un repaso a las últimas cuatro décadas permite compararlo con Ronald Reagan (1981-1989), que para muchos es quien más puede asemejarse al neoyorquino, por ser el más «outsider»: un actor de Hollywood que, aunque hubiera tenido experiencia como sindicalista en el mundo del cine, era visto como un advenedizo. El caso Bush Tampoco George W. Bush (2001-2009) lo tenía fácil ante una parte de los estadounidenses, el siguiente presidente con menos apoyo, que ya había sufrido previamente el deterioro de 36 días de bronca política por el puñado de votos que se disputaban en Florida para dilucidar la Presidencia, frente al demócrata Al Gore. A pesar de ello, Bush tomó posesión con un 61% de popularidad, más de veinte puntos por encima de la que acumula Trump. Del resto de presidentes de las últimas cuatro décadas, todos aprobaban ante la opinión pública de forma holgada cuando llegaron al poder: Jimmy Carter (1977-1981), con un 78%; George W. H. Bush (1989-1993), con un 65%, y Bill Clinton (1993-2001), con un 68%. Obama, con la mayor popularidad de la historia reciente (83%), ni siquiera estaba mal visto entre los votantes republicanos, que le otorgaban una media del 62% cuando desembarcó en la Casa Blanca. Pero también es evidente que Trump se presentará el viernes ante los estadounidenses con una reconocida imagen de buen gestor. Las virtudes que la opinión destaca de él vienen a coincidir con el perfil de candidato que demandaban en la campaña electoral, con decisión y ejecutivo. Y con la economía y la seguridad como grandes preocupaciones. Son los asuntos para los que los norteamericanos confían en Trump. Puntos fuertes Una mayoría de estadounidenses creen que el nuevo presidente hará «un buen o excelente trabajo» en gestión económica (61%), creación de empleo (59%) y lucha contra la amenaza terrorista (56%). Son los puntos fuertes de un presidente que deberá avalar esa expectativa con hechos. En materia de empleo no lo tendrá fácil, ya que el 4,6% de tasa de paro que deja Obama es la más baja desde antes de la recesión económica. Los asuntos de gestión en los que Trump sale peor parado ante los estadounidenses son, por este orden, los relacionados con las mujeres (37%), las cuestiones raciales (40%), la reforma sanitaria y las crisis internacionales (44%). Su reciente enfrentamiento con la OTAN y la Unión Europea no está ayudando precisamente a una mejora de la imagen del nuevo presidente. En cuanto a la cuestión sanitaria, la anunciada supresión o sustitución del Obamacare, el sistema de cobertura mediante seguros, genera inquietud en sus beneficiarios.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Biden asegura en Davos que Rusia es «la mayor amenaza para el orden internacional»
El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, en su último gran discurso antes de dejar el cargo, ha dicho que Rusia supone «la mayor amenaza para el orden internacional» y ha asegurado que Moscú intentará influir en las próximas elecciones en Europa, tal como se le acusa de haberlo hecho en Estados Unidos. «Bajo la presidencia de Putin, Rusia está trabajando con todas las herramientas a su alcance para reducir al proyecto europeo, encontrar los puntos débiles de las naciones occidentales y volver a una política definida la influencia», ha señalado Biden en el Foro Económico Mundial, que se desarrolla estos días en la ciudad suiza de Davos. El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se ha mostrado muy conciliador con el Gobierno ruso y a favor de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Según el magnate neoyorquino, tras la salida de Reino Unido del bloque europeo, muchos más países seguirán su ejemplo y dejarán la UE. Biden ha rechazado el mensaje de Trump este miércoles durante su discurso y ha advertido a cientos de líderes internacionales, directivos y banqueros reunidos en el resort de los Alpes suizos esta semana que es muy probable que Putin intente influir en las elecciones que tendrán lugar en varios países europeos este año. «En un momento en el que muchos países de Europa tienen programadas elecciones este año, podemos esperar más intentos por parte de Rusia de inmiscuirse en el proceso democrático. Les aseguro que esto volverá a ocurrir. Y una vez más el objetivo está claro: colapsar el orden internacional», ha señalado Biden. El vicepresidente norteamericano no ha mencionado a Trump directamente, pero ha advertido que existe una «peligrosa voluntad de volver a la política intolerante y corta de miras» y que no es la primera vez en la historia que «líderes autocráticos y demagogos» intentan aprovecharse y beneficiarse de los temores de la sociedad.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Bush padre, en la UCI con un «problema respiratorio agudo»
El expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush ha sido trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de Houston donde permanecía ingresado debido a un «problema respiratorio agudo», según un comunicado de su oficina en el que se habla de una situación «estable». Con Barbara Bush acudió a un acto en la Casa Blanca en 2012- REUTERS «Los médicos han realizado un procedimiento para proteger y limpiar las vías respiratorias que ha requerido sedación», ha explicado la oficina de Bush. El expresidente «está estable y descansa confortablemente en la UCI», ha añadido. Bush, de 92 años, fue internado el pasado sábado en el Hospital Metodista de Houston por unas complicaciones derivadas de una neumonía. Se da la circunstancia de que este miércoles también ha sido ingresada en el mismo hospital su mujer, Barbara, como medida de «precaución» tras sufrir «fatiga y tos». Este miércoles también se ha conocido una carta que Bush envió el 10 de enero a Donald Trump y en la que se disculpaba por no poder acudir a la ceremonia de toma de posesión del 20 de enero. «Mi médico me dice que si me siento al aire libre en enero, probablemente terminaré varios metros bajo tierra. Lo mismo le pasa a Barbara», bromeó en la misiva, difundida por varios medios norteamericanos como ABC News y CNN.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Obama se despide: «Gracias»
El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha despedido este jueves de los norteamericanos con una carta en la que les da la «gracias» por haberle catapultado hacia la Casa Blanca y haberle acompañado en estos ocho años, al tiempo que les anima a seguir ejerciendo de «ciudadanos». «Es tradición que el presidente saliente de Estados Unidos deje una carta en el Despacho Oval para el estadounidense electo que va a ocupar su lugar. Es una carta destinada a compartir lo que sabemos, lo que hemos aprendido y la pequeña sabiduría que podría ayudar a nuestro sucesor a llevar la gran responsabilidad que viene con el mayor cargo de nuestra tierra, con el liderazgo del mundo libre», ha explicado. «Pero, antes de dejar mi nota al 45º presidente, quiere daros un último 'gracias' por el honor de servir como 44º presidente. Porque todo lo que he aprendido durante mi tiempo en el cargo lo he aprendido de vosotros. Me habéis hecho un mejor presidente y un mejor hombre», ha afirmado. Obama ha indicado que el pueblo estadounidense ha sido su «fuente de bondad, resistencia y esperanza». «Os he visto en toda vuestra decencia, determinación, buen humor y amabilidad. En vuestros actos diarios como ciudadanos. He visto nuestro futuro abriéndose», ha enfatizado. El aún inquilino de la Casa Blanca ha animado a los estadounidenses a «volcarse en el alegre trabajo de ser ciudadanos, no solo cuando hay una elección, no solo cuando nuestros intereses están en juego, sino durante toda la vida». «Estaré justo ahí, con vosotros, en cada paso del camino», ha prometido. «Y cuando el arco del progreso parezca ralentizarse, recordad: Estados Unidos no es el proyecto de una sola persona. La palabra más poderosa de nuestra democracia es la palabra 'nosotros'. 'Nosotros, el pueblo'. 'Debemos sobreponernos'. Sí, podemos», ha concluido.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Muerte de juez de caso Petrobras en accidente aéreo, levanta sospechas
Las teorías de conspiración están tomando fuerza tras la muerte en un accidente aéreo de Teori Zavascki, el juez del escándalo más importante de la historia de Brasil, la operación Lavacoches. El caso, que investiga una gigantesca red de corrupción en la estatal Petrobras, envuelve y cita en sus informes a políticos de todos los partidos, llegando incluso al presidente Michel Temer y con más fuerza, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Zavascki, de 68 años, era un juez muy respetado y temido por buena parte de los congresistas y políticos bajo sospecha. El magistrado se preparaba para presentar en los próximos días la fase final de las confesiones de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht, que prometían incendiar aún más el tenso escenario político brasileño. Las confesiones son consideradas el principal acuerdo de acusaciones colaborativas de la operación, en un proceso que ahora debe atrasarse. Su responsabilidad en el caso era sobre políticos, ministros y personas con fuero privilegiado. Se espera ahora que el presidente Temer o la presidente de la Corte Suprema, Carmen Lucia Rocha, definan quien será el nuevo magistrado a cargo del caso. En el caso de que sea el presidente, deberá primero nombrar un nuevo juez en el lugar de Zavascki, lo que puede llevar el tiempo que el mandatario decida. La solución dentro de la Corte sería más ágil. «Investigación a fondo» El detective de la policía federal, Marcio Adriano Anselmo, uno de los principales responsables de la Operación Lavacoches, pidió que se investigue «a fondo» la muerte del juez, «en la víspera de la confirmación legal de la colaboración premiada de Odebrecht». En una nota en su mural de Facebook, Anselmo no dejó dudas de sus sospechas al marcar entre comillas la palabra «accidente». Entre los puntos que han levantado las teorías conspiratorias sobre la muerte del juez están las condiciones meteorológicas, dado que en el momento del accidente solo había lluvia débil, las condiciones del avión, que eran excelentes, y el avance del proceso de investigación, en el que se esperaban fuertes revelaciones. El hijo de Zavascki, Francisco Prehn Zavascki, había publicado en su cuenta de Facebook el año pasado que su familia sufría amenazas. «Es obvio que hay movimientos de todos los tipos para frenar la Operación Lavacoches», escribió Francisco, diciendo creer que las instituciones vencerían. «Pero alerto, que si algo le ocurre a alguien de mi familia, ya sabrán donde buscar. Dejo ese recado», avisó el hijo del juez. Los sospechosos, sin embargo, serían muchos y de todos los colores políticos. El juez federal Sergio Moro, principal responsable por las investigaciones del caso Lavacoches en primera instancia, declaró estar «perplejo» con la muerte del juez, que es también ministro de la Corte Suprema. «El ministro Teori Zavascki fue un gran magistrado y un héroe brasileño. Ejemplo para todos los jueces, promotores y abogados de este país. Sin él, no habría existido la Operación Lavacoches», lamentó. El Cuerpo de Bomberos de Río confirmó que además del juez, otras tres personas murieron en el accidente, entre ellas el dueño de la lujosa cadena de hoteles brasileña Emiliano, Carlos Alberto Filgueiras, propietario del bimotor King Air C-90 accidentado, una aeronave de fabricación norteamericana con capacidad para siete personas, incluídos los tripulantes. La avioneta, prefijo PR-SOM, partió en la tarde del Campo de Marte, en São Paulo, con destino a Paraty, una ciudad histórica en la costa de Río de Janeiro, que cayó en el mar a dos kilómetros de la pista de aterrizaje.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Sigue en directo la investidura de Donald Trump como presidente de Estados Unidos
17.50 Donald Trump está a punto de juramentar como el 45 presidente de EE.UU. 17.47 El coro de la Universidad de Missouri ha cantado antes de la toma de posesión de Donald Trump. Así es este país. Fe, valores y unidad. Aunque esto último ahora esté en entredicho https://t.co/zySP6GTcUs? Manuel Erice (@manuelerice) January 20, 2017 17.44 El cardenal Timothy Michael Dolan, arzobispo de Nueva York; el pastor evangelista Samuel Rodriguez; y la pastora Paula White-Cain han pronunciado unas oraciones en honor a Donald Trump y Mike Pence, futuros presidente y vicepresidente de Estados Unidos. 17.37 El senador Roy Blunt ha hablado de la importancia del discurso de toma de posesión a lo largo de la historia de los Estados Unidos. 17.36 Bandas militares amenizan a los asistentes desde antes de empezar la ceremonia, mientras que la cantante de 16 años Jackie Evancho interpretará el himno nacional ante la concurrencia. 17.33 Lo que parecía imposible para muchos hace justo un año está a unos instantes de hacerse realidad. El magnate y outsider político Donald Trump va a tomar posesión como presidente. Ahora espera el turno para hablarle al país y al mundo entero, atento a lo que será su mandato. 17.31 El 45ª presidente de Estados Unidos sale a escena entre aplausos y va a tomar la palabra ante el pueblo norteamericano , su esposa y el hasta hoy presidente de EE.UU., Barack Obama. 17.29 Sale el que fuera gobernador de Indiana y nuevo vicepresidente de EE.UU., Mike Pence. Pence, congresista por Indiana entre 2001 y 2013, guarda buenas conexiones de ese periodo en Washington, donde batalló por la disciplina fiscal, un Gobierno federal con menos peso, una política de defensa fuerte, restrictivas leyes migratorias y una agenda social rigurosamente conservadora. Es decir, por el abecé de la ortodoxia republicana. «Es un candidato que cumple todos los requisitos». 17.28 Trump ha sido recibido por sus simpatizantes con vítores y aplausos al llegar desde la cara oeste del Capitolio para jurar su cargo ante el juez y magistrado jefe del Tribunal Supremo, John Roberts, y con su mano derecha sobre la biblia que usó el presidente Abraham Lincoln (1861-65) en la asunción de la Presidencia. 17.27 La ceremonia tiene lugar en las escalinatas del Congreso, frente a la inmensa explanada del National Mall, donde centenares de miles de simpatizantes del ganador de las elecciones de noviembre se congregan pese a una lluvia intermitente y el frío. 17.26 La imagen de unidad de los presidentes saliente y entrante es rotunda. Han salido juntos de la Casa Blanca y han llegado juntos al Capitolio https://t.co/T3H5pSrPd6? Manuel Erice (@manuelerice) January 20, 2017 17.24 Los primeros tuits comparando a Melania Trump con Jackie Kennedy Melania Trump reflects Jackie Kennedy in her Ralph Lauren ensemble for #InaugurationDay. https://t.co/3396jLSsdh pic.twitter.com/TpRd3WO3bb? NBC Nightly News (@NBCNightlyNews) 20 de enero de 2017Aparición de la primera dama Melania Trump 17.22 Manifestantes vestidos de negro han roto escaparates y ventanillas de coches en una marcha en Washington contra el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en poco más de una hora tomará posesión del cargo. Los manifestantes, unos 500, también han atacado una sucursal de Bank of America, un restaurante McDonalds y un Starbucks, provocando la intervención de la Policía antidisturbios, que ha respondido con spray pimienta y granadas aturdidoras. La multitud, que portaba pancartas y al menos un cartel en el que se podía leer 'Make racist afraid again' (Haced que los racistas teman de nuevo), emulando al lema de Trump 'Make America great again', se han dispersado ante la intervención de la Policía. 17.20 Sigue en streaming la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. 17.16 La llegada al Capitolio, primero seria, luego sonriente, de @HillaryClinton, exrival de Trump #AFP pic.twitter.com/8F5BSuztXN? Agence France-Presse (@AFPespanol) January 20, 2017 17.14 Cientos de personas se han reunido este viernes en las inmediaciones de la plaza DuPont en Washington en una concentración por la legalización de la marihuana, en la que se repartieron miles de cigarrillos gratis, que discurre en paralelo con la investidura del presidente electo de EE.UU., Donald Trump. 17.13 Obama ha abandonado definitivamente la Casa Blanca tras ocho años de presidente. 17.12 El equipo de Trump ha recaudado 100 millones de dólares para financiar su #Inauguration , una cifra récord en la historia de EE.UU., informa el instituto The Hispanic Council. 17.07 El ex presidente estadounidense Bill Clinton y la primera dama Hillary Clinton llevan ya unos minutos en la inauguración presidencial de Donald Trump en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington DC. 17.04 «Estoy aquí hoy para honrar nuestra democracia y sus valores. Nunca dejaré de creer en nuestro país y su futuro» I'm here today to honor our democracy & its enduring values. I will never stop believing in our country & its future. #Inauguration? Hillary Clinton (@HillaryClinton) January 20, 2017 17.02 El presidente saliente de EE.UU., Barack Obama, y su esposa, Michelle, partieron de la Casa Blanca junto al mandatario electo, Donald Trump, y su mujer, Melania, para participar en la ceremonia de transmisión de mando ante el Capitolio. Primero se vio salir de la Casa Blanca a Michelle y Melania, que subieron al mismo vehículo blindado, y después hicieron lo mismo el vicepresidente saliente, Joseph Biden, y su sucesor, Mike Pence. Por último, Obama y Trump se montaron en otra limusina blindada para recorrer los casi 3 kilómetros de la Avenida Pensilvania que separan la Casa Blanca del Congreso. Los Obama y los Trump tomaron un té protocolario en la Casa Blanca, a puerta cerrada, antes de salir hacia el Capitolio. Melania Trump, quien entregó a los Obama un regalo a su llegada a la Casa Blanca, lleva un vestido de dos piezas de Ralph Lauren en tono azul claro, con guantes y zapatos de tacón a juego, y el pelo recogido, en un estilo que recordaba a la fallecida primera dama Jackie Kennedy. Informa EFE La policía ayuda a varias personas que trataban de asisitir al desfile de investidura y que han sido bloqueados por los manifestantes ubicados en la avenida Pennsylvania, en protesta contra el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, en Washington- EFE 16.58 Barack Obama y Donald Trump se dirigen en estos momentos al acto en directo en torno al capitolio. Imagen de las limusinas presidencialesCuenta atrás para la salida de "Trump, el triunfo del showman", escrito con la colaboración de @Muni_Jensen y publicado por @EEncuentro pic.twitter.com/yoOlE41QEC? Manuel Erice (@manuelerice) 16 de enero de 2017 16.54 Cerca de 30.000 agentes vigilan las calles de Washington antes de la toma de posesión de Donald Trump como el 45º presidente de Estados Unidos. 16.51 Imágenes de las protestas antes de la llegada de Donald Trump "Si se puede" When protests converge - part 3" #DeploraBall #InaugurationDay pic.twitter.com/2gVTwi0svj? ChuckModi (@ChuckModi1) 20 de enero de 2017 16.45 Los Obama han recibido a los Trump en la escalinata de la Casa Blanca, donde se han saludado, con un abrazo, en el caso de las mujeres. Melania, vestida con un traje de chaqueta y falda azul claro firmado por Ralph Lauren al estilo Jackie Kennedy, ha entregado a Michelle una caja de la exclusiva joyería Tiffany's. Ambos matrimonios han tomado el té acompañados del vicepresidente saliente, Joe Biden, y de quien pronto le dará el relevo, Mike Pence, así como de los líderes demócratas y republicanos del Congreso, todos acompañados por sus parejas. Movimientos de apoyo y de protesta en Washington instantes previos a la llegada de Donald Trump- AFP Flags that flew on the first and last day of President Obama's presidency presented to him and First Lady Michelle Obama as a parting gift. pic.twitter.com/Z8DwZKOlna? ABC News (@ABC) January 20, 2017 16.19 Los Obama reciben de regalo las banderas que ondearon en el primer y último día de su presidencia. 16.12 Según una encuesta de la cadena ABC y el diario The Washington Post, en este momento un 40 % de los estadounidenses tiene una opinión «favorable» acerca de Donald Trump, frente a un 54 % que afirma poseer una impresión «desfavorable» sobre el presidente entrante. 16.08 El Kremlin ha informado que el presidente ruso, Vladimir Putin, no tiene previsto seguir la toma de posesión de Donald Trump, después de una campaña electoral en la que a menudo se ha mencionado su proximidad con el presidente ruso. Donald Trump y Barak Obama, junto con Melania Trump y Michelle Obama, se reúnen en la Casa Blanca- AFP 15.56 Tras la misa, Trump y su esposa se dirigen a la Casa Blanca para desayunar con los Obama, con quienes conversarán durante una hora antes de encaminarse hacia el Capitolio y dar comienzo a la ceremonia. 15.51 Exactamente a las doce del mediodía, hora en Washington, Trump jurará el cargo de presidente de EE.UU. sobre la Biblia, como es tradicional. La novedad es que el presidente entrante ha querido incorporar las Sagradas Escrituras que le regaló su madre cuando tenía doce años, por lo que la jura se llevará a cabo sobre dos biblias. 15.49 Donald Trump ha afirmado este viernes en Twitter que hoy «comienza el trabajo» y que «el movimiento continúa», apenas cuatro horas antes de jurar el cargo para convertirse en el presidente número 45 del país. It all begins today! I will see you at 11:00 A.M. for the swearing-in. THE MOVEMENT CONTINUES - THE WORK BEGINS!? Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 20 de enero de 2017 15.44 El vicepresidente electo Mike Pence se ha reunido con su predecesor Joseph Biden en la Casa Blanca. .@VP greets his successor at the White House. pic.twitter.com/zhhpIvcQri? Jeff Mason (@jeffmason1) 20 de enero de 2017 15.43 El presidente saliente, Barack Obama, se ha despedido este viernes del Despacho Oval, donde pasó unos minutos apenas tres horas antes de entregar el cargo a su sucesor en la Casa Blanca, Donald Trump. 15.43 Wall Street ha abierto, día de la investidura de Donald Trump como nuevo presidente de EE.UU., con ganancias y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subía un 0,39 %, el selectivo S&P 500 avanzaba un 0,41 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq, un 0,43 %. 15.35 La investidura de Trump ha empezado con su visita a un oficio religioso en la Iglesia Episcopal de San Juan, junto a la Casa Blanca. 15.30 Buenas tardes a todos. Por fin ha llegado el día D y la hora H en la que el controvertido magnate, que irrumpió hace año y medio en la escena internacional y al que pocos tomaban en serio, va a tomar posesión como presidente de Estados Unidos.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
La muerte del juez que lleva el caso Petrobras en un accidente aéreo levanta sospechas
Las teorías de conspiración están tomando fuerza tras la muerte en un accidente aéreo de Teori Zavascki, el juez del escándalo más importante de la historia de Brasil, la operación Lavacoches. El caso, que investiga una gigantesca red de corrupción en la estatal Petrobras, envuelve y cita en sus informes a políticos de todos los partidos, llegando incluso al presidente Michel Temer y con más fuerza, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Zavascki, de 68 años, era un juez muy respetado y temido por buena parte de los congresistas y políticos bajo sospecha. El magistrado se preparaba para presentar en los próximos días la fase final de las confesiones de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht, que prometían incendiar aún más el tenso escenario político brasileño. Las confesiones son consideradas el principal acuerdo de acusaciones colaborativas de la operación, en un proceso que ahora debe atrasarse. Su responsabilidad en el caso era sobre políticos, ministros y personas con fuero privilegiado. Se espera ahora que el presidente Temer o la presidente de la Corte Suprema, Carmen Lucia Rocha, definan quien será el nuevo magistrado a cargo del caso. En el caso de que sea el presidente, deberá primero nombrar un nuevo juez en el lugar de Zavascki, lo que puede llevar el tiempo que el mandatario decida. La solución dentro de la Corte sería más ágil. «Investigación a fondo» El detective de la policía federal, Marcio Adriano Anselmo, uno de los principales responsables de la Operación Lavacoches, pidió que se investigue «a fondo» la muerte del juez, «en la víspera de la confirmación legal de la colaboración premiada de Odebrecht». En una nota en su mural de Facebook, Anselmo no dejó dudas de sus sospechas al marcar entre comillas la palabra «accidente». Entre los puntos que han levantado las teorías conspiratorias sobre la muerte del juez están las condiciones meteorológicas, dado que en el momento del accidente solo había lluvia débil, las condiciones del avión, que eran excelentes, y el avance del proceso de investigación, en el que se esperaban fuertes revelaciones. El hijo de Zavascki, Francisco Prehn Zavascki, había publicado en su cuenta de Facebook el año pasado que su familia sufría amenazas. «Es obvio que hay movimientos de todos los tipos para frenar la Operación Lavacoches», escribió Francisco, diciendo creer que las instituciones vencerían. «Pero alerto, que si algo le ocurre a alguien de mi familia, ya sabrán donde buscar. Dejo ese recado», avisó el hijo del juez. Los sospechosos, sin embargo, serían muchos y de todos los colores políticos. El juez federal Sergio Moro, principal responsable por las investigaciones del caso Lavacoches en primera instancia, declaró estar «perplejo» con la muerte del juez, que es también ministro de la Corte Suprema. «El ministro Teori Zavascki fue un gran magistrado y un héroe brasileño. Ejemplo para todos los jueces, promotores y abogados de este país. Sin él, no habría existido la Operación Lavacoches», lamentó. El Cuerpo de Bomberos de Río confirmó que además del juez, otras tres personas murieron en el accidente, entre ellas el dueño de la lujosa cadena de hoteles brasileña Emiliano, Carlos Alberto Filgueiras, propietario del bimotor King Air C-90 accidentado, una aeronave de fabricación norteamericana con capacidad para siete personas, incluídos los tripulantes. La avioneta, prefijo PR-SOM, partió en la tarde del Campo de Marte, en São Paulo, con destino a Paraty, una ciudad histórica en la costa de Río de Janeiro, que cayó en el mar a dos kilómetros de la pista de aterrizaje.
01-01-1970 | Fuente: abc.es
Donald Trump: «Este es vuestro momento. Haremos que Estados Unidos vuelva a sentirse orgulloso»
Donald Trump va a seguir siendo Donald Trump . Ni el boato de la toma de posesión del cargo que había ansiado durante décadas fue capaz de elevar la forma y el discurso del promotor inmobiliario neoyorquino. Es su personalidad, pero también su determinación de ser entendido y seguir conectado al «movimiento» que le ha llevado a la Casa Blanca. No se culminó un traspaso de poderes. Lo que se ha producido es un cambio entre dos mundos. El que representaban las alusiones a los principios y valores de un teórico, profesor de Derecho, al del discurso directo y sin circunloquios de quien se dispone a gestionar el país como una empresa. La oratoria de un intelectual, a veces falto de ejecutoria política, dejó paso ayer al discurso mitinero del primer multimillonario, hombre de negocios, que se sienta en el Despacho Oval, quien avisó de que va a pasar «inmediatamente a la acción». Escuchar al presidente número 45 de los Estados Unidos de América ayer alejaba de cualquier predecesor que se le pudiera equiparar. Como era también retrotraerse al candidato republicano que, de acto en acto, recorrió el país con el machacón mensaje de recuperar una nación secuestrada por los políticos y amenazada por los perjuicios económicos de un enemigo exterior. Que su final fuera idéntico al de todos sus discursos de campaña lo dice todo: «Vamos a hacer América más fuerte, más sana, más orgullosa, más segura y más grande». Mientras se dirigía Trump a los cientos de miles de congregados, el rostro de Barack Obama era un poema. El presidente, que exhibió ayer el rol del cierre de filas institucional, alejado esta vez de la agresiva cara política destapada las semanas anteriores, no lograba encajar una declaración de intenciones que hace saltar por los aires todos los convencionalismos de un acomodado establishment. Y no digamos nada sobre el futuro de su legado propio. Las apelaciones reiteradas del nuevo presidente a la «desatención» que las clases medias y los pobres que habían sufrido durante su mandato, sin citarlo, desencajaban literalmente la faz del ya expresidente estadounidense. Lo lanzó a los cuatro vientos Trump, en su habitual forma de dirigirse desde el estrado, dedo en alto: «No permitiremos que los políticos protesten y después no hagan nada para resolver los problemas?. Un mensaje que sigue manteniendo al presidente outsider en el bando de los «buenos», el que le asegura su conexión directa y permanente con la calle. Una evidente manera de advertir a todo el sistema, incluidos sus compañeros de viaje republicanos que aunque él ha entrado en Washington, difícilmente Washington va a entrar en él. Galería de imágenes Vea la galería completa (14 imágenes) El escenario era el mismo que durante dos siglos ha sido testigo del acto de renovación institucional más respetado por un país que se resiste a poner en riesgo la democracia más antigua del mundo moderno. Un engalanado Capitolio, adornado con banderas nacionales, cientos de invitados de los tres poderes públicos y de todo el cuerpo diplomático acreditado en la capital del mundo, aunque con el boicot en forma de ausencia de medio centenar de congresistas demócratas, había sido preparado para la ocasión. Como cada cuatro años. Pero el mensaje que se escuchó y las formas fueron inéditos, al menos en la historia reciente. El proceder institucional con el que se habían dirigido a la nación todos sus antecesores había desaparecido. Previamente a la toma de posesión de Trump, le tocó el turno al vicepresidente, Mike Pence. Cuando hubo terminado sus palabras, apareció Trump, que vestía con la misma estética con la que se había presentado ante sus fieles en campaña, un largo abrigo azul marino y corbata roja. Otra manera de seguir conectado a su ejército de acólitos. Con apenas algunas frases añadidas que pretendieron llegar a toda la nación como destinataria, Donald Trump lanzó esencialmente las mismas promesas que en la campaña electoral le habían aupado a la presidencia. Un tono cercano al mismo espíritu rebelde y contestatario que el magnate neoyorquino ha utilizado siempre anunció la llegada de «una nueva visión», con la que pretende que su paso por el Despacho Oval no sea algo sencillamente testimonial: «Voy a transferir el poder de Washington a vosotros». Una frase a la que añadió una de las pocas reflexiones profundas de su intervención, en la que sugirió que Estados Unidos no son sólo las dos cosas, este y oeste, las más pobladas, las de las grandes urbes. Algo que explica en parte el vuelco electoral del pasado 8 de noviembre. Frente al hombliguismo de las zonas ilustradas del país, la reivindicación de la América olvidada, la que parece haber abandonado al Partido Demócrata. El nuevo presidente lo resumió en esta frase: «El establishment no ha protegido a todos los ciudadanos de este país, permitiendo el cierre de fábricas y la pérdida de bienestar» en otros estados. Trump no va a abandonar a los obreros de raza blanca que le han conducido a la presidencia, especialmente en los estados industriales más deteriorados por la crisis. El arrojo y el intervencionismo que demostró durante los dos meses de transición, metiendo en cintura a las multinacionales automovilísticas mediante la amenaza de aranceles a la importación, recibieron ayer un renovado compromiso. En un tono genérico, insistió repetidas veces en los nuevos aires proteccionistas que llegan con la Administración Trump: «En cualquier decisión, pondremos a América por delante». Y, cuando se refirió a futuras decisiones concretas, dio a entender que hará todo «con tal de beneficiar a las familias y a los trabajadores y evitar que se lleven nuestros trabajos». La advertencia a las grandes corporaciones norteamericanas sonó en forma de una doble máxima, como si el nuevo presidente de Estados Unidos pretendiera también reducir los mandamientos a dos: «Comprar americano y contratar americano». En su alocución paternalista y protectora, su argumentación simple anunció un nuevo repliegue de Estados Unidos con respecto al país promotor del libre comercio que ha impulsado el cambio del mundo desde la Segunda Guerra Mundial. Partiendo de una sonora crítica a los ?billones y billones de dólares malgastados en proteger las fronteras exteriores?, el nuevo presidente de Estados Unidos realizó el simple planteamiento de que todo ese dinero vaya destinado a ?las autopistas, al ferrocarril, a los hospitales, y a un sinfín de infraestructuras?. Se espera que una de las primeras decisiones que adopte Trump desde la Casa Blanca sea la puesta en marcha de un ambicioso plan de inversiones, valorado en un billón de dólares, para el que espera contar con las grandes constructoras privadas. Su alusión a la protección de las fronteras propias sirvió al nuevo mandatario para lanzar el gran alegato nacionalista: «Cuando América está unida, América es mucho más fuerte», expresó, poco antes de concluir con una nueva llamada con su intención de «redescubrir el patriotismo». Fue en el que utilizó la expresión «terrorismo radical islamista», en su única alusión a una guerra durante su discurso, lo que viene a indicar que la presencia militar de Estados Unidos en el exterior puede limitarse en principio a derrotar a los yihadistas de Daesh. En esta serie de apelaciones a los elementos que más unen al país, Trump no se olvidó de utilizar una cita de la Biblia, la que «nos habla de la gente buena y de su contribución a la unidad». Y a continuación lanzó otro compromiso con la seguridad del país: «Estaremos protegidos por nuestro ejército, pero, lo que es más importante, estaremos protegidos por Dios». A diferencia de sus antecesores en el cargo, Donald Trump juró sobre dos ejemplares de las Sagradas Escrituras. Además de la llamada Biblia Lincoln, que es la que usa para dar continuidad a una de las tradiciones más arraigadas en el país, echó mano del ejemplar que le regaló su madre cuando contaba sólo con doce años. El primero de ellos es el mismo que utilizó el recordado presidente