Infortelecom

Noticias de norteamerica

26-03-2020 | Fuente: abc.es
Diosdado Cabello dice que EE.UU. no tiene pruebas del narcoterrorismo
El segundo al mando del régimen venezolano, Diosdado Cabello, afirma que el gobierno de los Estados Unidos «no tiene pruebas sobre el narcoterrorismo» del que lo acusan como miembro del Cártel de los Soles, que habría transportado entre 200 y 250 toneladas de cocaína a ese país. Las acusaciones del Fiscal General del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Bill Barr, de que Venezuela es un estado narcoterrorista han convulsionado a la cúpula del régimen de Nicolás Maduro, por el que piden una recompensa de 15 millones de dólares y de 10 millones de dólares por la cabeza de otros altos cargos de su administración, como la suya. Cabello, también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, que no tiene reconocimiento de la comunidad internacional, envió un audio a los militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) para que defiendan a Maduro en las redes sociales. En su mensaje político, Cabello pidió al gobierno norteamericano que «no nos pongan a la defensiva con sus acusaciones mientras estamos trabajando para atender la pandemia del coronavirus». «No tenemos ninguna vinculación con el narcotráfico. Esto es una arremetida y una agresión contra nosotros. No nos preocupa porque venceremos. No podrán contra nosotros ni probar nada», dijo al repetir la arenga «Patria, Socialismo o Muerte». Por su lado, el mayor general retirado del Ejército, Cliver Alcalá Cordones, es otro de los 14 solicitados por la DEA y el Departamento de Justicia por narcoterrorismo, narcotráfico, corrupción y lavado de dinero, y por el que ofrecen 10 millones de dólares de recompensa. Desde su residencia en Barranquilla, norte de Colombia, el exiliado Alcalá Cordones ha grabado vídeos en su cuenta de twitter para responder a las acusaciones de la Fiscalía General de los EE.UU., asegurando que se va a entregar a las autoridades colombianas para que «nadie pueda cobrar los 10 millones de dólares». El también excomandante de la Red de Defensa Integral (Redi) en la región de Guayana y miembro de los golpistas del Ejército que participaron en la intentona del 4-F de 1992 junto a Hugo Chávez, se siente «indignado» de que la justicia de EE.UU. lo incluya en la lista de los más buscados. En sus declaraciones, el supuesto militar disidente Alcalá implica al presidente interino Juan Guaidó en una conspiración para derrocar a Maduro, que ha sido denunciada por el mismo régimen hace dos días. Afirmó que el régimen de Maduro adelanta una campaña para destruirle. Calificó de «situación sumamente incómoda la declaración que acaba de hacer el Gobierno norteamericano». «Las armas incautadas en Colombia pertenecían al pueblo venezolano, en el marco de un pacto o de un convenio firmado por el presidente Juan Guaidó, el señor JJ Rendón, el señor (Sergio) Vergara y asesores norteamericanos», dijo. «Desde hace muchos meses venimos trabajando la conformación de una unidad por la libertad de Venezuela. Hemos tenido muchos tropiezos de la oposición, de los testaferros de la oposición que coinciden con los testaferros del Gobierno», agregó el militar. Alcalá se sumó a la fila de militares seguidores de Juan Guaidó el año pasado y se exilió en Colombia. Lo extraño es que revele los datos de un supuesto plan que coincide con el que ha presentado el mismo régimen.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
ABC destapó en exclusiva la vinculación del régimen chavista de Venezuela con el narcotráfico
ABC fue el medio que descubrió ante el mundo la vinculación del régimen chavista de Venezuela con el narcotráfico. Cinco años antes de conocerse que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado cargos penales contra Nicolás Maduro , este diario destapó en exclusiva en enero de 2015 que ese país estaba cerrando el cerco en torno a altos cargos venezolanos implicados en el narcotráfico, con una investigación abierta sobre Diosdado Cabello -en la actualidad presidente de la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente-, siguiendo acusaciones de testigos que dibujan una situación de narcoestado. Cinco meses después, en mayo, una información de «The Wall Street Journal» ratificó lo publicado por ABC. Ahora, la acción del Departamento de Justicia norteamericano se dirige, además de Maduro, contra otros jerarcas del régimen, como el propio Cabello o el ministro de Defensa, Vladimir Padrino. A estos tres dirigentes chavistas se les acusa de narcotráfico y tráfico de armas en colaboración con la guerrilla de las FARC, en una trama de venta de cocaína que llegó a EE.UU. Así mismo, se ofrece una recompensa de 15 millones de dólares (13,6 millones de euros) por cualquier pista que ayude a capturar a Maduro. En 2015, ABC informaba de que la droga que salía de Venezuela -el 90% de la producción de Colombia se distribuía desde suelo venezolano; unas cinco toneladas semanales- no solo iba a EE.UU., sino que también llegaba a Europa, con España como punto importante en las rutas que siguen las mafias, entre ellas principalmente el llamado cártel de los Soles, la organización paraestatal del narco venezolano. . Fuentes próximas a la Administración para el Control de Drogas (DEA) indicaban que la cocaína colombiana que iba a Europa salía en su mayoría en barcos pesqueros que zarpan de los puertos venezolanos de Puerto Cabello y Maracaibo. A Europa también llega la droga generada en Perú y Bolivia, aunque sus cargamentos se distribuyen básicamente a través del Cono Sur. ABC también informó en 2016 de la operación en la que fueron capturados dos sobrinos de la esposa de Maduro, Cilia Flores, y por la que Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas serían sentenciados en Nueva York a 18 años de prisión por tráfico de droga. Este mismo año, ABC daba nuevos detalles de la trama de contrabando de oro, gasolina y drogas de la que Cabello es el principal beneficiario, con entregas en mano, en un sobre, por parte de cada uno de los comandantes de los 24 estados venezolanos.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. ofrece 15 millones de dólares por Nicolás Maduro por narcotráfico
La fiscalía de Estados Unidos ha presentado cargos por narcotráfico contra el líder del régimen venezolano, Nicolás Maduro, 12 colaboradores suyos y dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las Farc. El gobierno norteamericano ofrece además hasta 50 millones de dólares (45 millones de euros) por información que permita la captura de cualquiera de los imputados, 15 millones por Maduro y 10 por algunos de los demás, como el ?número dos? Diosdado Cabello. Esta nueva acción emprendida por EE.UU. abunda en la vinculación del régimen chavista con el narcotráfico, que ABC destapó en exclusiva en 2015. Este diario avanzó entonces que Washington ya cerraba el cerco en torno a altos cargos venezolanos, con una investigación abierta sobre Cabello, siguiendo acusaciones de testigos que dibujaban una situación de narcoestado. Cinco meses después, una información de «The Wall Street Journal» ratificó lo publicado por ABC. Según ha dicho el fiscal general (ministro de Justicia) de EE.UU., William Barr, «el régimen de Maduro es criminal y corrupto». «Mientras los venezolanos sufren, con esta trama se enriquecen por medio del dinero del narcotráfico y la corrupción», añadió Barr al revelar los cargos en una conferencia de prensa en Washington. Entre los imputados en juzgados federales de Nueva York, Washington y Miami están Maduro; Cabello; el juez del Supremo Maikel Moreno; el ministro de Defensa Vladimir Padrino López; el vicepresidente Tareck el Aisami; el mayor general del ejército Cliver Alcalá, y el jefe de inteligencia Hugo Carvajal (huido a España y hoy prófugo de la justicia). También se han presentado cargos contra Luciano Marín alias ?Ivan Marquez,? y Seuxis Paucis Hernández Solarte alias ?Jesús Santrich,? ambos líderes de las Farc.<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">Today, the U.S. announced rewards to bring former Maduro regime officials responsible for international narcotics trafficking to justice. The people of <a href="https://twitter.com/hashtag/Venezuela?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw">#Venezuela</a> deserve a transparent, responsible, representative government that serves the needs of the people.</p>&mdash; Secretary Pompeo (@SecPompeo) <a href="https://twitter.com/SecPompeo/status/1243195481624379393?ref_src=twsrc%5Etfw">March 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Según la fiscalía el régimen venezolano ha inundado EE.UU. de cocaína en las pasadas dos décadas. Estiman los fiscales que las rutas abiertas por el régimen que hoy preside Maduro con asistencia de la guerrilla colombiana de las Farc han servido para inyectar en el mercado de la droga estadounidense hasta 250 toneladas métricas de cocaína. Si Maduro llegara a ser extraditado, se enfrenta a un juicio y una pena máxima de 50 años si es declarado culpable. Uno de los fiscales norteamericanos que han trabajado en este caso cinco años, Geoffrey Berman, asegura que «el alcance y la magnitud de esta supuesta trama de narcotráfico fue posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y proporcionaron el amparo político y militar necesario para los crímenes de narcotráfico descritos en nuestros cargos». Es más, el fiscal Berman asegura que «Maduro y los otros acusados tenían la intención expresa de inundar EE.UU. de cocaína para perjudicar la salud y el bienestar del país. Maduro desplegó muy deliberadamente la cocaína como arma». Según los detalles dados por la fiscalía, el régimen de Maduro le ha otorgado a la guerrilla de las Farc el control de una serie de rutas para transportar cocaína dentro de territorio soberano venezolano. Esta trama permite operar a lo que el gobierno estadounidense denomina Cártel de los Soles, un grupo conformado primero por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y en las últimas décadas por elementos del gobierno bolivariano para el tráfico de drogas. Se le llama así por las insignias en forma de sol que llevan en la solapa los altos mandos militares de Venezuela. Según la acusación, Maduro y sus colaboradores forman parte de ese cártel desde 1999. <blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¡Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán! <a href="https://t.co/jpE4c8JzFr">pic.twitter.com/jpE4c8JzFr</a></p>&mdash; Nicolás Maduro (@NicolasMaduro) <a href="https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1243187029875331072?ref_src=twsrc%5Etfw">March 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Maduro ha respondido por medio de su cuenta de Twitter que es víctima de una conspiración internacional para apartarle del poder: «Ratifico mi denuncia! Desde EE.UU. y Colombia se conspira y han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela. Como jefe de Estado estoy obligado a defender la Paz y la estabilidad de toda la Patria, en cualquier circunstancia que se nos presente. ¡No han podido ni podrán!». También ha avanzado la cadena CNN este jueves, citando fuentes de gobierno estadounidense, que el departamento de Estado tiene intención de incluir a Venezuela en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en la que se incluyen ya Corea del Norte, Irán y Sudán. Este paso le permitiría al presidente cortar ayudas, la prohibición de venta de material militar y otras duras restricciones financieras. Cuba estaba en esa lista hasta que la retiró en 2016 el gobierno anterior, de Barack Obama. Lo más relevante es que con la inclusión en esta lista se puede penalizar a quienes hagan negocios con el régimen venezolano. Es cierto que las sanciones aplicadas hasta ahora han dificultado enormemente el comercio entre EE.UU. y Venezuela, pero quedan en este último país algunas petroleras que están cobrándose deuda. Esta decisión podría afectar, como en el caso de Irán, a empresas de países socios de EE.UU. que hagan negocios con el país sancionado, como es el caso de Repsol. El año pasado, EE.UU. reconoció al presidente d ella Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente encargado y representante legítimo del país, una decisión que después imitó medio centenar de países. En abril, altos funcionarios de EE.UU. apoyaron un pronunciamiento militar contra Maduro que fracasó por la traición, entre otros, del juez Moreno y el ministro Padrino, ahora imputados. Es el departamento de Estado, la diplomacia, la que incluye a determinados países en esta lista, de acuerdo con tres leyes que regulan este régimen. Este paso le permite al presidente cortar ayudas, la prohibición de venta de material militar y otras duras restricciones financieras. Cuba estaba en esa lista hasta que la retiró en 2016 el gobierno anterior, de Barack Obama. Lo más relevante es que con la inclusión en esta lista se puede penalizar a quienes hagan negocios con el régimen venezolano. Es cierto que las sanciones aplicadas hasta ahora han dificultado enormemente el comercio entre EE.UU. y Venezuela, pero quedan en este último país algunas petroleras que están cobrándose deuda. Esta decisión puede afectar, como en el caso de Irán, a empresas de países socios de EE.UU. que hagan negocios con el país sancionado, como es el caso de Repsol.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
EE.UU. da por muerto en Irán a un agente del FBI desaparecido en 2007
El Gobierno norteamericano ha dado por muerto a Robert Levinson, un agente del FBI que desapareció en 2007 cuando se encontraba en una misión irregular y no autorizada en la isla iraní de Kish, en el Golfo Pérsico. Recientemente, la Casa Blanca convocó a la familia de Levinson, y varios altos funcionarios les comunicaron que han llegado a la conclusión de que Kish ha muerto bajo custodia del régimen de los ayatolás. No está claro, porque la Casa Blanca no ha dado detalles y la fuente principal de la información es la familia, si Levinson murió durante el brote de coronavirus, que ha sido especialmente grave en Irán, donde ya hay más de 2.000 muertos. Es cierto que el presidente se niega a aceptar las conclusiones de sus propias agencias de inteligencia, y preguntado por la muerte de Levinson en una rueda de prensa reciente, Donald Trump dijo: «No acepto que haya muerto». La familia de Levinson emitió ayer un comunicado en el que dijo: «Aquellos que son responsables de lo que le sucedió a Bob Levinson, incluidos quienes estén en el gobierno de EE. UU. deben pagar por año que han hecho. Pasaremos el resto de nuestras vidas asegurándonos de esto, y el régimen iraní debe saber que no claudicaremos». El FBI es la policía judicial de EE.UU. y solo tiene jurisdicción a nivel federal dentro del país. Es la CIA la que se encarga de las misiones en el extranjero. El gobierno siempre ha mantenido que Levinson estaba en Irán por su propia cuenta, pero una investigación de la agencia Associated Press reveló en 2013 que Levinson había sido enviado a Irán por unos analistas de la CIA, la agencia de espionaje internacional, que no tenían la autoridad para hacerlo.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
Trump intenta conseguir materiales médicos de países de Europa y Asia, incluida China
La crisis del coronavirus ha desatado una auténtica cruzada en el mundo por conseguir al menos tres cosas que ayuden a combatirlo: un tratamiento, una vacuna y los suministros médicos necesarios para hacerle frente. Y parece que Donald Trump está a la cabeza de esa búsqueda. Si hace unos días se conocía, gracias a una publicación del periódico Welt am Sonntag, que el presidente estadounidense había intentado convencer a unos laboratorios alemanes que avanzan en la investigación de una vacuna financiación a fondo perdido a cambio de derechos de patente, para garantizar el derecho exclusivo de la misma para el gigante norteamericano, ahora el británico The Guardian ha revelado que ha hecho lo mismo pero con la búsqueda de suministros médicos. Pese a que públicamente Trump ha defendido la fuerza de su país para luchar contra la pandemia argumentando que «nunca deberíamos depender de un país extranjero para nuestra propia supervivencia» y que «Estados Unidos nunca será una nación suplicante», por otro lado ha intentado que sus aliados europeos y asiáticos le vendan suministros, como kits de prueba y otros equipos médicos ante la escasez que sufre su país y la envergadura de la amenaza a la que se enfrenta. Según la casa presidencial de Corea del Sur, el mandatario llamó este martes a su homólogo Moon Jae-in de forma urgente para preguntarle su podría suministrar algunos equipos médicos, tras elogiar la contención del virus que ha conseguido la nación, diciendo que su administración apoyaría la expotación de dichos productos en caso de que tenga un excedente interno. Y además algunas fuentes revelaron que un diplomático del Departamento de Estado pidió en un correo electrónico a algunas embajadas en Europa y Asia una lista de países que podrían vender «suministros y equipos médicos críticos» a los Estados Unidos, en el que decía que según sus necesidades «podría tratar de comprar muchos de estos artículos por cientos de millones» como por ejemplo ventiladores o kits de prueba, que escasean ahora mismo en todo el mundo ante la alta demanda. Justamente una de las fortalezas de Corea del Sur en la contención del brote ha sido su capacidad de realizar miles de pruebas en poco tiempo y justo al inicio de la epidemia, pero eso es difícil de replicar por la falta, entre otras cosas, de los reactivos necesarios para identificar la presencia del virus y los hisopos nasales que se utilizan para tomar las muestras. Trump también estaría intentando importar mascarillas y equipos de protección desde China, pero es un momento complicado debido a las difíciles relaciones con el país.
26-03-2020 | Fuente: abc.es
El Senado de EE.UU. aprueba el mayor estímulo de la historia por el coronavirus: dos billones de dólares
El Senado de Estados Unidos ha aprobado esta pasada madrugada el mayor paquete de estímulo de la historia del país, incluido el que sucedió a la Gran Recesión de hace una década, ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Con un resultado de 96 votos a favor y ninguno en contra, demócratas y republicanos se han unido y tras unas laboriosas negociaciones con la Casa Blanca han aprobado una serie de leyes que autorizan ayudas y créditos por un monto de dos billones de dólares, 1,8 millones de euros. Nunca antes han acordado demócratas y republicanos un paquete de ayudas tan monumental: 50.000 millones para empresas, estados y municipios; 367.000 millones para pequeños comercios; subsidios al desempleo por valor de 250.000 millones; 130.000 millones para hospitales y empresas médicas; 50.000 millones para aerolíneas. Han tardado más de una semana, con un bloqueo en el Senado de tres días, pero finalmente ayer los dos grandes partidos se pusieron de acuerdo y se centraron en ultimar detalles a la espera de una votación final que llegó al filo de la medianoche. Hubo durante el día negociaciones intensas, y tres republicanos ?Ben Sasse, Tim Scott y Lindsey Graham? demoraron la votación final porque buscaban una reducción sustancial en los subsidios por desempleo que prevé la ley, un intento finalmente fallido. La Cámara Alta del Capitolio tiene 100 escaños pero cuatro senadores se han ausentado por estar en aislamiento para prevenir el contagio del coronavirus. Uno de ellos, Rand Paul, dio positivo en la prueba. Ahora, la ley del estímulo deberá ser enviada a la Cámara de Representantes para ser ratificada, y de allí llegará al despacho del presidente, para su ratificación final. Los mercados, que encadenan días de pérdidas y gran inestabilidad, han reaccionado con optimismo ante el acuerdo, y el martes el índice Dow Jones experimentó su mayor subida desde 1933. Ni en la Gran Recesión de hace una década ni nunca antes en realidad se pusieron de acuerdo demócratas y republicanos en movilizar semejante cantidad de recursos del Gobierno federal, algo que hace apenas unas semanas hubiera sido impensable, sobre todo para los conservadores pero también para muchos demócratas centristas. El Producto Interior Bruto de España, por ejemplo, fue el año pasado de esa misma cantidad, 1,8 billones de euros. El importe total de las ayudas es la mitad de lo que cada año gasta todo el Gobierno estadounidense. Ante el drama de una economía paralizada y obligados a aprobar el mayor gasto público jamás concebido, los republicanos quisieron dejar ayer claro que a su entender esto no es un estímulo económico como el de la Gran Recesión. Según dijo ayer el líder de la mayoría conservadora en el Senado, «esto no es un paquete de estímulo, es una ayuda urgente por una situación de emergencia extrema». Los analistas calculan que el desempleo alcanzará hasta el 30% entre abril y junio, un drama en un país que tras el «crack» de 1929, en la Gran Depresión, no superó el 24,5%. «La ayuda llega ya. Una ayuda grande. Una ayuda rápida», dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schummer, a pesar de que su partido decidió retener el paquete de rescate en el Senado desde el domingo, buscando una serie de garantías de que las ayudas no irían a parar a las empresas de la familia del presidente Trump y medidas de ayuda a los asalariados y desempleados. Fue la Casa Blanca la que cedió para desatascar la ley, mientras ascendía de forma vertiginosa el número de diagnosticados con el virus y los fallecidos, que ya superan los 700. Las ayudas se centran en los sectores más afectados de la economía, y también incluyen pagos directos a los norteamericanos que ingresen menos de 150.000 dólares por familia, o 75.000 dólares a nivel individual. «No es de ningún modo su culpa el estar padeciendo esta crisis», dijo ayer el presidente Trump en unas declaraciones a la prensa en las que además calificó al profesional sanitario de héroes: «Les destinamos más recursos a nuestros heroicos médicos y enfermeras, y también a nuestros hospitales». El presidente, sin embargo, mantiene que la economía necesita, para sobrevivir, levantar al menos en parte las medidas excepcionales de cuarentena en vigor en la gran mayoría del país. «No podemos dejar que el remedio sea mucho peor que la enfermedad», ha dicho el presidente en repetidas ocasiones desde el lunes. Ante la resistencia de los demócratas a aprobar el paquete de estímulo para hacer frente a la crisis del coronavirus, la Casa Blanca finalmente ha cedido y ha aceptado que el reparto de 500.000 millones de dólares esté bajo la supervisión del Capitolio. Esa concesión acercó ayer la postura de demócratas y republicanos y retiró el mayor obstáculo a un acuerdo final de dos billones de dólares justo en un día en que la cifra de fallecidos por el virus ascendió a 544.
25-03-2020 | Fuente: abc.es
Brasil localiza 1,1 toneladas de cocaína en un camión con guantes para el Covid-19
El hallazgo en Brasil, en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, de 1,1 toneladas de cocaína ocultas en un camión que transportaba guantes quirúrgicos, pone en evidencia que el narcotráfico se amolda siempre al cambio de circunstancias: los cierres fronterizos dificultan los envíos, pero la dedicación de las fuerzas del orden a fumigaciones y otras actividades de emergencia puede reducir la vigilancia. El episodio, ocurrido el 13 de marzo, también subraya el papel de Brasil como país fundamental en la salida de la cocaína producida en Perú y Bolivia y en menor medida Colombia, países con los que en conjunto tiene una frontera más larga que la que separa Estados Unidos y México. Brasil es un «significativo país de tránsito y destino» de cocaína, según lo define el Informe de Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos del Departamento de Estado norteamericano. Si bien la mayor parte de la cocaína originada en Colombia viaja a EE.UU. o Europa, a través Centroamérica y México ?muchas veces partiendo desde Venezuela, y en menor medida desde Ecuador? o del Caribe, la mayor parte de la que se produce en Perú pasa a Bolivia y la de ambos países viaja sobre todo a Brasil, tanto para la exportación a Europa ?en ocasiones a través de África? como para el consumo de un creciente mercado propio (también el consumo ha aumentado en Argentina). Segundo mayor consumidor Precisamente ese aumento del consumo en Brasil es destacado por el último informe del Departamento de Estado norteamericano. «Brasil sufre de un importante y creciente problema de consumo interno de drogas. Brasil es el segundo mayor consumidor de cocaína del mundo», después de Estados Unidos, «y probablemente el mayor consumidor de productos derivados de la cocaína». La violencia vinculada al narcotráfico constituye la principal amenaza a la seguridad en Brasil, donde casi una cuarta parte de la población reclusa cumple condena por crímenes relacionados con las drogas (150.000 internos), más que por ningún otro tipo de crimen. En abril de 2019 el Gobierno aprobó una nueva Política Nacional de Drogas, que estableció una nueva estructura institucional para la lucha contra este problema. En junio, el presidente Bolsonaro firmó la nueva Ley contra las drogas. El informe estadounidense, en cualquier caso, avala la lucha antinarcóticos brasileña e indica que no ve indicios de implicación de autoridades públicas en ese negocio ilícito: «Hay poca evidencia que sugiera que altos funcionarios del gobierno están involucrados en tal actividad. Si bien hubo varias denuncias y ejemplos de corrupción política en todo Brasil en 2019, no hubo vínculos directos entre la corrupción política y el narcotráfico a nivel nacional» Conexión con el yihadismo El papel de Brasil como centro operacional sur del narcotráfico de la región (como México es el centro operacional norte) lo destaca la investigadora italiana Maria Zuppello en un reciente libro. Zuppello subraya cómo el puerto de Santos (la salida al mar de Sao Paulo) se ha convertido en «el nuevo hub del comercio mundial de narcóticos», del cual sale casi el 80% de las drogas de Latinoamérica con destino a Europa. Zuppello establece que en el negocio del narcotráfico convergen las redes del crimen organizado, como es el caso del poderoso PCC (Primeiro Comando da Capital), y también del terrorismo islámico, cuya presencia en Brasil documenta. Precisamente su libro, «Tropical Jihad», rastrea esas conexiones con el radicalismo islamista y advierte que, debido al gran negocio de la cocaína, América Latina podría «acabar siendo el nuevo cajero automático para financiar la Yihad global». En Latinoamérica, según Zuppello, «narcotráfico y terrorismo aparecen cada vez más próximos y aliados que nunca (similar al patrón en Afganistán con el mercado de la heroína)». Habitualmente ha sido señalada la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, como lugar de presencia de elementos de Hezbolá y de Al Qaida. Zuppello también se refiere a otros dos puntos fronterizos del «nexo crimen-terrorismo». Uno de ellos es el paso entre la ciudad uruguaya de Chuy y la brasileña de Chuí, y el otro, el paso entre la población paraguaya de Pedro Juan Caballero y la brasileña Ponta Pora. Este último paso transfronterizo, según Zuppello, «se ha convertido en la tierra de nadie del tráfico de drogas», pues se encuentra en una de las rutas de transporte que llevan la cocaína desde Perú y Bolivia hasta el puerto de Sao Paulo.
24-03-2020 | Fuente: as.com
Cuban expresa la ilusión de los dueños de la NBA: volver en mayo
El propietario de los Mavericks ve factible que la liga norteamericana de baloncesto vuelva en mayo y que el calendario no se deshilache mucho.
23-03-2020 | Fuente: abc.es
Pekín relanza desde París las acusaciones contra EE.UU. por el coronavirus
China relanza desde su embajada en Francia su guerra diplomática contra los EE. UU., repitiendo veladas pero graves acusaciones contra Washington como «responsable» directo o indirecto de la pandemia del coronavirus. A través de su cuenta oficial en Twitter, la embajada china en París ha relanzando sus acusaciones de este modo: «Los EE. UU. deberán responder a tres cuestiones relacionadas con la epidemia de Covid-19». «Primera cuestión», comienzan los diplomáticos chinos: «¿Cuantos casos de Covid-19 había entre las 20.000 muertes de gripe que comenzó el año pasado? ¿No habrían los EE. UU. intentado disimular con la gripe la neumonía del nuevo coronavirus?». La embajada china en París continúa sus acusaciones de este modo: «La segunda cuestión concierne al cierre sorpresa, el mes de julio pasado, del mayor centro de investigación de armas químicas norteamericanas, en la base de Fort Derrick, en Maryland, después de una serie de casos de neumonía, o casos similares aparecidos en los EE. UU.». La diplomacia china culmina sus acusaciones con esta pregunta: «¿Porqué varios altos funcionarios americanos se desprendieron de títulos antes de la caída de los valores bursátiles, al mismo tiempo que afirmaban, ante el público norteamericano, que la epidemia de covid-19 era controlable en los EE. UU.?».
23-03-2020 | Fuente: abc.es
Se atasca en el Capitolio de EE.UU. la aprobación del paquete de estímulo para combatir el coronavirus
En el peor momento posible, los demócratas y los republicanos vuelven a enfrentarse en el Capitolio, demorando un acuerdo que ambas partes admiten que es necesario para el país. La ley de estímulo de la economía estadounidense por la crisis del coronavirus debería haber sido aprobada el fin de semana, y a pesar de que las negociaciones han llegado al Senado, este ha sido incapaz de llegar a un acuerdo por las divisiones entre partidos. Este lunes vuelve a reunirse a la búsqueda de un acuerdo. Cada día que pasa, la economía norteamericana se hunde un poco más, con los mercados a la baja, el crédito hundido, el comercio paralizado y una destrucción de empleo de la que sólo se sabrán las cifras reales pasadas unas semanas. Y aun así, el Senado acabó su jornada el domingo sin un acuerdo ansiado por los estadounidenses. Los demócratas han obstruido la aprobación de la ley de estímulo tal y como está concebida porque según dicen se centra en ayudas a las grandes compañías, y no a los asalariados y autónomos. Tras dos semanas de negociaciones entre los líderes de ambos partidos y la Casa Blanca, las partes han aceptado un paquete de estímulo que asciende ya a dos billones de dólares (1.860 millones de euros) entre los que se incluyen 350.000 millones para pequeñas y medianas empresas; pagos directos de 1.200 dólares a los afectados (3.000 sin son familias de al menos cuatro miembros) y 110.000 para empresas hospitalarias, entre otros. El problema para los demócratas, sobre todo los más izquierdistas, es que en esa ley se incluyen ayudas a grandes empresas mucho mayores que las reservadas a los asalariados y autónomos. «No podemos aprobar una serie de ayudas que simplemente se convertirán en dinero de caja para empresas como las de Donald Trump y sus familiares, o para que el departamento del Tesoro se las entregue a los amigos del presidente», dijo la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren. «Debemos ayudar a los trabajadores y a los hospitales», añadió. El líder republicano Mitch McConnell, senador por Kentucky, le respondió: «No podemos permitirnos jugar al gato y al ratón justo en este momento».