Infortelecom

Noticias de norteamerica

10-01-2021 | Fuente: as.com
Carlson, llegar y besar el santo con el triple de la victoria
Quedaba un segundo y medio, el norteamericano, sustituto de Echenique, recibió un pase de Oroz y lanzó punteado por Doornekamp. Partidazo de Shermadini en un Tenerife muy confiado.
07-01-2021 | Fuente: abc.es
El avance del populismo agrieta la convivencia en EE.UU.
Tras uno de los días más deshonrosos en la historia de la democracia estadounidense, demócratas y republicanos se unieron en repulsa del presidente Donald Trump, que retuvo a su lado al final solo a un último reducto de fieles motivados estos por claros cálculos electoralistas. Con una mayoría lo suficientemente clara y contundente, las dos cámaras del Capitolio, que horas antes había sido tomado por una turba violenta, validó la victoria de Joe Biden y Kamala Harris en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. Eran las 03.45 de la madrugada del jueves, y a partir de aquel momento, ya nada podrá impedir el relevo de poderes. El presidente, recluido en la Casa Blanca, no tenía forma de comunicarse con el mundo, porque las principales redes sociales le habían vetado por incitar al odio, al instar a la multitud a que rodeara el Capitolio para impedir que Biden se proclamara ganador. Así que, minutos después, a las 03.49, a través de un portavoz, su coordinador de redes sociales Dan Scavino, el presidente prometió un traspaso pacífico y ordenador de poderes, sin admitir la derrota. «Aunque estoy en desacuerdo con el resultado de estas elecciones, y no acepto los hechos, habrá un traspaso de poderes ordenados el día 20 de enero», dijo el presidente. Ya era tarde, de todos modos. Su partido estaba indignado con lo que llegaba de la Casa Blanca. El presidente acaba de invitar a decenas de miles de partidarios, a los que él había llamado personalmente a Washington, a rodear la sede del poder legislativo. Cuando la turba rompió cristales y lo asaltó a la fuerza, se resistió a autorizar el envío de los reservistas de la Guardia Nacional. Y al pronunciarse después sobre ese asalto violento, lo hizo para decir, sobre todo, que entendía la rabia que había propiciado semejante ataque. Desde entonces, demócratas y republicanos comenzaron a debatir opciones de echar a Trump del poder aunque solo le quedaran dos semanas de presidencia, por los estragos que pueda seguir causando desde la Casa Blanca. Nuevo «impeachment» Dos son las principales opciones: un juicio político o «impeachment» por la vía rápida, que además le impediría presentarse a unas nuevas elecciones, o que una mayoría del consejo de ministros lo declare incapaz y lo inhabilite. En ambos casos, le sucedería el vicepresidente, Mike Pence, hasta que le correspondiera a Biden asumir la presidencia. Fue precisamente Pence quien se negó el miércoles a ceder ante las presiones de Trump y aceptó, en calidad de su otro cargo honorario de presidente del Senado, los resultados de las elecciones. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado, Charles E. Schumer, le pidieron este jueves directamente a Pence que invoque la enmienda número 25 de la Constitución, la que le permite a los ministros destituir a Trump por incapacidad. «Al incitar a la sedición como lo hizo ayer, debe ser destituido de su cargo. Si bien solo quedan 13 días, cualquier día podría ser un espectáculo terrorífico para EE.UU.», dijo Pelosi en una conferencia de prensa en el Capitolio. Además la líder demócrata pidió la dimisión de la cúpula policial del Capitolio por los fallos de seguridad que propiciaron el asalto del miércoles. Por si caso los republicanos arrastran los pies, algunos demócratas ya han comenzado a redactar los artículos del «impeachment», los que permitirían iniciar un juicio político como el que ya pasó Trump hace un año, saliendo indemne por decisión de los republicanos. Una de ellas es Ilhan Omar, la diputada de Minnesota que dijo el miércoles de madrugada: «No podemos permitir que permanezca en el cargo, es una cuestión de preservar nuestra República y tenemos que cumplir con nuestros juramentos». Paralelamente a estos debates, se sucedieron desde la noche del miércoles varias dimisiones en el Gobierno, más de segundo nivel que otra cosa. Primero la jefa de gabinete de Melania Trump, Stephanie Grisham; después el enviado especial para Irlanda del Norte, Mil Mulvaney, y la secretaria de Transporte, Elaine Chao, entre otros. Los principales exministros de la Administración Trump salieron además a criticar duramente al que fue su jefe. El exfiscal general William Barr le acusó de «traicionar el cargo y a sus partidarios». James Mattis, que fue su ministro de Defensa, le acusó de «tratar de subyugar la democracia estadounidense mediante actitudes mafiosas». Al amanecer de este jueves, a Trump le quedaba alrededor solo su guardia pretoriana, su familia más cercana, su abogado personal Rudy Giuliani, y poco más. En los medios norteamericanos, varios colaboradores desencantados lamentaban de forma anónima que se ha convertido en «un monstruo», alguien «desconectado de la realidad», «incapaz de razonar», «totalmente amargado por su derrota». Eran las últimas filtraciones anónimas de una Casa Blanca que ha vivido completamente sumida en ellas, para desazón del propio Trump. La ira del presidente El presidente, mientras, dirigía sus últimos estertores de ira contra su vicepresidente, después de que este se negara a ceder a sus presiones y certificara la victoria de Biden, anunciándolo además en una carta publicada en redes sociales. «Es mi decisión, meditada, que mi juramento de apoyar y defender la Constitución me impide reclamar una autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no», dijo Pence. Horas después, como represalia, Trump le impedía la entrada al recinto al jefe de gabinete de la vicepresidenta, Mike Short, víctima colateral de una guerra civil en el gobierno que se precipitaba mientras la turba asaltaba el Capitolio de forma violenta. El ya ganador oficial de las elecciones, aclamado en la madrugada del jueves, acusó a Trump de haber desatado toda una insurrección con sus actos. «Provocó un asalto total contra las instituciones de nuestra democracia desde el principio, y ayer fue la culminación de ese ataque implacable», dijo en un discurso desde Delaware. Tras el ataque del miércoles, la toma de posesión, que ya va a ser excepcional por las medidas sanitarias de la pandemia, va a contar un dispositivo de seguridad antológico, por si la masa enfurecida del miércoles vuelve a descender sobre la capital. Biden además cuenta desde el miércoles con una mayoría demócrata en ambas cámaras del Capitolio, pues su partido ganó la segunda vuelta en los dos escaños de Georgia al Senado. Ahora el presidente electo tiene un mayor margen de maniobra para nombrar a su gabinete y para aprobar sus primeros proyectos. Este jueves, tras el violento asalto al Capitolio, presentó en un acto público a su nuevo fiscal general. Se trata del juez Merrick Garland, que fue el último candidato de Barack Obama a la corte Suprema, boicoteado por los republicanos cuando todavía tenían la mayoría en el Senado que acaban de perder. Trump, por su parte, se mantuvo este jueves alejado de los focos. Tuvo una ceremonia en la Casa Blanca para conceder unas medallas honoríficas, pero fue a puerta cerrada, sin cámaras y sin declaraciones. Tampoco pudo comunicarse con sus seguidores en Twitter al tener restringido el acceso por incitar a las manifestaciones.
07-01-2021 | Fuente: abc.es
Biden culpa a Trump de instigar un «asalto a las instituciones democráticas» y Pelosi pide su destitución
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y destacados dirigentes del Partido Demócrata elevaron este jueves el tono y culparon a Donald Trump por instigar el asalto al Capitolio del miércoles por parte de partidarios suyos. Para Biden, el de ayer fue «uno de los días más oscuros en la historia» de la nación norteamericana y los incidentes en la sede de las dos cámaras legislativas fue un «asalto, literalmente, en el bastión de la libertad» atizado por el mandatario saliente. «Los últimos cuatro años hemos tenido un presidente que ha despreciado nuestra democracia, nuestra Constitución, nuestro estado de derecho», afirmó Biden en un acto en el que se preveía que anunciara la persona designada para encabezar el Departamento de Justicia. «Él desató un asalto total a las instituciones de nuestra democracia desde el principio», aseguró. «No eran manifestantes. No os atreváis a llamarlos manifestantes. Eran una turba desenfrenada. Insurrectos. Terroristas domésticos», dijo Biden durante su intervención desde Wilmington (Delaware). «Desearía que pudiéramos decir que no habíamos visto esto venir -comentó el presidente electo-. Pero no es cierto. Pudimos verlo». Joe Biden introdujo así mismo la cuestión racial en la valoración de lo sucedido en el Capitolio. En su opinión, no se hubiera tratado igual a los manifestantes de haberse tratado de personas negras. «Nadie podría decirme que si fuera un grupo de manifestantes de Black Lives Matter (Las Vidas de los Negros Importan) no se les hubieran tratado de forma muy diferente que a los matones que asaltaron el Capitolio ayer». Pelosi denuncia un «acto sedicioso» Mientras, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió la inmediata destitución de Trump a través de la 25ª Enmienda de la Constitución. «Ayer, el presidente de Estados Unidos instigó una insurrección armada contra América», aseguró a los periodistas en el Capitolio, y añadió que Trump cometió un «acto sedicioso», informa Reuters. «Al llamar a este acto sedicioso -continuó-, el presidente ha cometido un asalto indecible a nuestra nación y a nuestro pueblo». La 25ª Enmienda, en boca de muchos desde los incidentes del miércoles, establece que el Gabinete, con el visto bueno del vicepresidente, podría declarar incapaz al presidente.
07-01-2021 | Fuente: abc.es
El Reino Unido seguirá reconociendo a Guaidó como presidente interino de Venezuela
En la primera ocasión que se ha presentado, el Reino Unido ya fuera de la UE ha demostrado de un plumazo los problemas que arrastra la Unión Europea para mantener una política exterior agil y creíble. Mientras la ministra española de Asuntos Exteriores Arancha González Laya tenía que hacer grandes malabares para explicar cuál es su posición respecto a Juan Guaidó, el Reino Unido anunció por su cuenta la extensión del reconocimiento a la legítima Asamblea Nacional y a Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Cuando solo decide uno la unanimidad es asunto más sencillo. En la Unión Europea hay que esperar que todos estén de acuerdo para adoptar una postura así y de momento, González Laya se limitó a explicar en una entrevista radiofónica que la UE le confiere a Guaidó «reconocimiento político» en la declaración del Alto Representante, Josep Borrell, publicada el miércoles después de ser acordada por todos los países miembros. En ella también se afirma -como hace el Reino Unido- que no se reconoce la legitimidad de las elecciones del 6 de diciembre organizadas por el régimen, por lo que la Asamblea que preside Guaidó y que ya ha completado su mandato puesto que fue elegida en 2015, se considera como «la última expresión libre de los venezolanos en un proceso electoral». La ministra podría haber hecho referencia a cuál es la posición concreta del Gobierno español, teniendo en cuenta que en la coalición que lo sostiene hay una fuerza política que nació y creció en la misma órbita que la dictadura chavista. En lugar de eso, se escuda en el texto de la declaración de Josep Borrell para indicar que «más que en un reconocimiento jurídico» en lo que todos los países miembros están de acuerdo es en mantener «un reconocimiento político». Juego de palabras Para la ministra, los dos enunciados, es decir, el no reconocimiento de las elecciones organizadas por la dictadura porque «no tuvieron las garantías democráticas mínimas» y al mismo tiempo la decisión de seguir manteniendo «un reconocimiento de la legitimidad política» hacia Juan Guaidó, es algo de lo que ni en la UE ni en el ministerio se deduce la única conclusión lógica que se impone. Pero al mismo tiempo, es un hecho que Guaidó carece de medios para ejercer sus prerrogativas, le sean o no reconocidas como presidente interino, porque el poder real lo ejerce la dictadura y ni el Ejército ni las Fuerzas de Seguridad han dado señales claras de que piensen abandonar a Maduro y todo el sistema de represión y corrupción institucional. Aunque el Parlamento Europeo sí que reconoció formalmente a Guaidó como presidente interino, varios países europeos son reticentes a hacerlo de forma explícita porque temen que la reacción de la dictadura sea romper todos los contactos con sus respectivas embajadas y de este modo desaparecería la capacidad para seguir estando presente en Venezuela. La embajadora de la UE ya ha estado una vez al borde de ser expulsada. Por ello, González Laya cree que la Unión Europea mantendrá el reconocimiento político a Juan Guaidó cómo líder de la oposición venezolana y «más que el nombre de la persona o su título jurídico o político, lo importante es la unidad de la oposición venezolana». En este caso, «hay una cuestión jurídica pero también política. Desde el punto de vista político todos tenemos claro en Europa que Juan Guaidó es quien encarna la oposición. Un cargo que va más allá de las lecturas políticas. Aquí la línea entre lo político y lo jurídico es tenue».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="en" dir="ltr">The UK continues to recognise the Venezuelan National Assembly elected in 2015 and to recognise its president as interim president, since legislative elections in December were neither free nor credible. <br><br>We call on all Venezuela&#39;s leaders to support the restoration of democracy</p>&mdash; Dominic Raab (@DominicRaab) <a href="https://twitter.com/DominicRaab/status/1347197334363533318?ref_src=twsrc%5Etfw">January 7, 2021</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> En contraste con esta confusión en la UE, el ministro de Asuntos Exteriores británico, Dominique Raab, anunció ayer en redes sociales que «El Reino Unido sigue reconociendo a la Asamblea Nacional venezolana elegida en 2015 y reconociendo a su presidente como presidente interino, ya que las elecciones legislativas de diciembre no fueron libres ni creíbles». En este caso, el Reino Unido se alinea más expresamente con la posición norteamericana, aunque teniendo en cuenta que el presidente va a cambiar en dos semanas, falta saber cual será la orientación que dará a sus relaciones con Venezuela el próximo presidente Joe Biden.
07-01-2021 | Fuente: abc.es
¿Qué es el Capitolio de Estados Unidos y por qué es tan importante?
En las últimas horas si hay un edificio foco de atención de medio mundo ese es el Capitolio de los Estados Unidos. Aunque se trata de un edificio muy popular y parada casi obligatoria de toda visita a Washington D.C., hay muchas personas que desconocen por qué el Capitolio es tan importante y, por tanto, la verdadera relevancia de los hechos que ayer sucedieron tras el asalto, por parte de cientos de partidarios de Trump, al Capitolio de EE.UU. Este edificio, es uno de los más importantes del país norteamericano. En el Capitolio se encuentran las dos cámaras del Congreo de los Estados Unidos y, por eso, los sucesos acontecidos ayer son tan relevantes. Además, se da la circunstancia de que ayer, justo en el momento del asalto al Capitolio, se estaba produciendo la votación en la que el Congreso estadounidense debía ratificar a Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos. El Capitolio de Estados Unidos se encuentra en Washington D.C. En concreto en el barrio Capitol Hill de la capital norteamericana. Fue construído en 1973, aunque no fue hasta 1800 cuando se inauguró. En el ala norte se encuentra el Senado, mientras que en el ala sur la Cámara de Representantes de Estados Unidos. No es la primera vez que el Capitolio se ha visto amenzado. Ya en 2001, fue blanco de los atentados del 11 de septiembre. El vuelo 93 de United Airlnes, que fue secuestrado por los terroristas, tenía como objetivo estrellarse contra el Capitolio. Biden califica el asalto al Capitolio de «insurrección» Aunque Biden aún no es presidente de Estados Unidos de manera oficial (jurará su cargo el próximo 20 de enero), no tardó en salir ante los medios para dirigirse a los ciudadanos tras el asalto al Capitolio de EE.UU. «No es una protesta, es una insurrección», así de claro fue Joe Biden referente a los sucesos que estaban sucediendo aún en esos momentos en el Congreso de Estados Unidos. Biden fue muy claro y afirmó que «en estos momentos, nuestra democracia sufre un ataque sin precedentes».
06-01-2021 | Fuente: abc.es
La Justicia británica niega la libertad bajo fianza a Assange
La Justicia británica ha rechazado este miércoles poner en libertad bajo fianza al fundador de Wikileaks, Julian Assange, a pesar de que el lunes el Tribunal de Magistrados de Westminster fallara en contra de su extradición a Estados Unidos debido al estado de salud del programador australiano. Si bien las anteriores solicitudes al respecto han sido rechazadas, el equipo legal de Assange consideraba que esta vez había posibilidades de que fuera liberado a la espera de que se resuelva el recurso presentado por los fiscales estadounidenses -algo que podría llevar meses-, según informaciones del diario «The Guardian». Los abogados de Assange habían aludido a los lazos familiares de su cliente en Reino Unido, donde tiene dos hijos con Stella Moris. En este sentido, habían asegurado que este permanecería en la vivienda que ambos tienen en la capital británica. Sentencia recurrida Por su parte, la abogada estadounidense Clair Dobbin ha confirmado que Estados Unidos ha recurrido la sentencia de la Justicia británica que impide la extradición de Assange al país norteamericano. Durante la vista, en la que se ha indicado que Assange permanecerá encarcelado hasta que se resuelva el recurso ante el Supremo británico, Dobbin ha confirmado que los fiscales estadounidenses seguirán adelante con el proceso contra el programador, que está acusado de violar la Ley de Espionaje estadounidense. En este sentido, según informaciones del diario «The New York Times», Dobbin ha matizado que Assange no debe ser puesto en libertad porque «se ha mostrado suficientemente capaz de hacer lo necesario para evitar la extradición». Así se ha referido la letrada a los siete años que el también periodista pasó en la Embajada de Ecuador en Londres, donde buscó asilo para no ser extraditado a Suecia, país en el que pesaban cargos en su contra por una presunta agresión sexual -cargos finalmente retirados-. La resolución de este miércoles se debe, en gran medida, al precedente de fuga y la oferta de asilo por parte del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, entre otras cuestiones. Además, la jueza ha recalcado que su tratamiento médico está garantizado en la prisión de Belmarsh en la que se encuentra encarcelado Assange. El lunes, la jueza Vanessa Baraitser, del Tribunal de Magistrados de Westminster, dictó que Assange no sería extraditado a Estados Unidos debido a sus problemas de salud mental y a su comportamiento suicida. Asimismo, indicó que esta medida sería «injusta y opresiva» dadas sus condiciones. Sin embargo, la jueza ha rechazado los argumentos del equipo legal de Assange, que insisten en que los cargos en su contra suponen un ataque contra la libertad de prensa y están políticamente motivados. Assange, de 49 años, está imputado en Estados Unidos por haber incurrido en 17 delitos bajo la Ley de Espionaje al haber revelado secretos de Estado, especialmente al publicar documentos militares secretos en relación con las guerras de Irak y Afganistán. De ser hallado culpable podría ser condenado a una pena de hasta 175 años de prisión. Posible asilo en Nueva Zelanda John Shipton, padre del fundador de WikiLeaks, ha pedido en una carta al Gobierno de Nueva Zelanda que dé asilo a su hijo después de que la Justicia británica rechazara la solicitud de extradición, tal y como han señalado fuentes legales cercanas al asunto. «Nueva Zelanda es ciertamente una opción», ha dicho el abogado Greg Barns, asesor de la campaña en Australia a favor de la liberación de Assange. Tanto él como su colega neozelandés Craig Tuck consideran que se trata de «un caso político» que puede ser negociado con Reino Unido. «Esta carta es una petición a los países progresistas como Nueva Zelanda de que reconozcan la importancia de lo que defiende Assange y se aseguren de que no sea procesado por ejercer su libertad de expresión", ha subrayado Barns, según informaciones de la emisora RNZ. El letrado ha afirmado que muchos países «están preocupados por que la posición de Julian Assange respecto a la libertad de expresión no sea criminalizada por Estados Unidos» y ha destacado la oferta de México de conceder asilo al activista australiano.
06-01-2021 | Fuente: abc.es
Otro éxito de la diplomacia de Trump
La paz con Qatar suscrita por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahréin y Egipto -después de más de tres años de ruptura de relaciones- tiene un claro aroma a mediación norteamericana, y la presencia en la cumbre pacificadora del enviado especial de Trump, Kushner, fue ayer una prueba reveladora. El yerno judío del presidente, muñidor de los acuerdos de paz de varios países árabes con Israel, ha sido junto a Trump determinante en esta iniciativa conciliadora entre los países del Golfo, que mantenían enquistada una disputa desde hace tres años y medio. La ruptura de las relaciones entre Arabia Saudí, EAU, Bahréin y Egipto con el pequeño y rico Estado de Qatar se produjo por una cuestión aparentemente menor -el asilo concedido por Doha a dirigentes del movimiento islamista Hermanos Musulmanes huidos de El Cairo tras el golpe militar- pero tenía razones de calado. La más importante quizá, la presencia en la capital catarí de la poderosa cadena de noticias Al Yasira, que no ahorra críticas a ciertos regímenes árabes y tiene una inmenso auditorio árabe. El repertorio de agravios contra Doha había ido engrosando con el tiempo, y parecía casi intextricable hasta que la diplomacia norteamericana convenció a Riad de los beneficios de firmar la paz con el pequeño enclave gasístico. El «hombre fuerte» saudí, el heredero Mohamed bin Salman, que tiene en la Casa Blanca su principal -y casi único- valedor en Occidente, ha terminado por concluir que las ventajas de reanudar las relaciones con Qatar superan a los inconvenientes. Y Bin Salman ha comenzado por la senda más sencilla la campaña de relaciones públicas para lavar su imagen tras el asesinato del disidente Kashoggi. El siguiente paso será, «insha Alá», el establecimiento de relaciones de Arabia Saudí con Israel. La mediación del dúo Trump-Kushner ha conseguido que dos aliados saudíes en el Golfo -Emiratos y Bahréin- hayan dado ya ese paso histórico, que ninguna administración norteamericana había logrado con anterioridad.
06-01-2021 | Fuente: abc.es
El misterio de los planes del presidente para el 20 de enero
Sigue siendo una gran incógnita lo que Donald Trump hará el 20 de enero en el caso de que el proceso avance como está previsto y Joe Biden sea proclamado presidente número 46 de Estados Unidos. Ese día se celebra, por mandato constitucional, la jura del presidente, que suele tener lugar ante el Capitolio. Es tradición que todos los expresidentes vivos acudan a presenciar este proceso crucial para la buena salud de la democracia. Es una tradición, como muchas otras, que Trump va a romper. Desde noviembre, en la Casa Blanca ha circulado toda serie de rumores sobre los planes de Trump ese día, todos sobre la base de que no acompañará a Biden como sí hizo Barack Obama con él en 2017. De hecho, la tradición es que el presidente saliente invite a su sucesor a la Casa Blanca y ambos salgan en limusina hasta el Capitolio. Nada de eso está previsto, ya que Trump sigue denunciando que es víctima de fraude y se niega a aceptar el traspaso de poderes. Medios de EE.UU. han publicado filtraciones procedentes de la presidencia sobre un viaje a Florida en helicóptero o un multitudinario mitin en Washington a la misma hora en que Biden de su discurso de jura. La última posibilidad sin embargo es un viaje a Escocia, donde Trump tiene un club de golf. Los diarios escoceses han informado estos días de que el aeropuerto de Glasgow ha recibido una petición para el aterrizaje de un Boeing 757 de las fuerzas armadas norteamericanas que suele emplear el presidente de EE.UU. en sus traslados internacionales, para el día 19 de enero, el día antes del cambio formal de presidentes. Por si acaso, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, ya se ha pronunciado. «No tengo idea de cuáles son los planes de viaje de Donald Trump, pero espero que su plan de viaje inmediato sea salir de la Casa Blanca», ha dicho tras ser preguntada en una rueda de prensa.
05-01-2021 | Fuente: abc.es
El Tribunal de Apelación de Cabo Verde aprueba la extradición de Saab
El Tribunal de Apelación de Barlavento de Cabo Verde ha aceptado la extradición del empresario colombo-venezolano Álex Saab, el supuesto testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a Estados Unidos, donde se le acusa de blanqueo de dinero y se le requiere por ser el presunto intermediario entre Caracas y Teherán. Así lo ha anunciado la defensa de Saab a través de un comunicado, según recoge la prensa colombiana, que ya ha anunciado que apelará la decisión ante el Tribunal Supremo de Justicia, ya que supone «un desafío directo» a la orden del tribunal de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) del pasado 2 de diciembre que ordenaba poner bajo arresto domiciliario a Saab. El expediente del empresario pasa ahora al Tribunal Supremo de Cabo Verde para que revise los ajustes solicitados y proceda a pronunciarse, una decisión que podría darse en los próximos 15 días. Si es ratificada la decisión del Tribunal Supremo, Saab saldrá rumbo a Miami. En una parada técnica Saab fue detenido el 12 de junio de 2020 en Cabo Verde, donde hizo una parada técnica en su viaje hacia Irán, a donde se dirigía en «misión especial humanitaria bajo el título de enviado especial, con inmunidad completa según el Derecho Internacional», para «negociar la entrega de gasolina y otros productos, como recambios, para impulsar la industria petrolera en Venezuela». El empresario colombo-venezolano ha reiterado que las autoridades norteamericanas le han acusado «sin aportar la más mínima prueba contundente o evidencias de presuntos crímenes cuya única conexión con Estados Unidos es la existencia de pagos realizados a través de cuentas bancarias estadounidenses». En este sentido, Estados Unidos también le acusa de presunto lavado y blanqueo de dinero, así como de suministrar con sobrecostes ayudas alimentarias a Venezuela.
05-01-2021 | Fuente: abc.es
El Tribunal de Apelación de Cabo Verde ratifica la decisión de extraditar a Saab a EE.UU.
El presunto testaferro de Nicolás Maduro, Álex Saab, está cada vez más cerca de la Justicia norteamericana que lo busca por una megacausa de sobornos y lavado de dinero que asciende a unos 350 millones de dólares (295 millones de euros) en beneficio de la familia presidencial venezolana, a través de un programa gubernamental de alimentos (las cajas CLAP) para los hogares más desfavorecidos. Hoy el Tribunal de Apelación de Barlovento de Cabo Verde ha ratificado la decisión de extradición del empresario colombo-venezolano a Estados Unidos, tomada ya el pasado 6 de agosto y recurrida por su defensa dirigida por el exjuez español Baltazar Garzón. La defensa de Saab tiene una última oportunidad para apelar la decisión del Tribunal de Apelaciones , esta vez ante la Corte Suprema de Justicia. Así lo harán, según un correo que enviaron al diario colombiano El Tiempo donde señalan su intención. «La decisión del Tribunal de Apelación no es de extrañar y no hace sino continuar deplorable serie de decisiones en las que los tribunales caboverdianos se han negado a abordar sistemáticamente los argumentos presentados por la defensa del Enviado Especial, violando la ley y la Constitución», dice la misiva. El régimen de Nicolás Maduro ha intentado por todas las vías liberar a su principal socio, que de hablar en EE.UU. puede poner en riesgo todos los negocios del régimen bolivariano, tras ser detenido en el archipiélago caboverdiano en junio cuando paró para repostar combustible del avión que lo trasladaba a Irán. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció públicamente que sufrió «torturas» y violaciones de sus derechos humanos. Venezuela intentó darle inmunidad diplomática nombrándolo embajador plenipotenciario en África y recurrió a un Tribunal Regional de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), con sede en Abuya (Nigeria), y del que Cabo Verde forma parte, que falló a favor del arresto domiciliario para el empresario colombiano por su delicada situación de salud que requiere ciertos cuidados y la atención de un médico. El Tribunal de Justicia de la CEDEAO reconoció así la condición de «enviado especial de Saab» y la «falta de competencia de Cabo Verde para detenerlo y juzgarlo». Sin embargo, el país africano no admitió el trámite. «Esta decisión», lamenta la defensa de Saab, «supone un desafío directo a la orden del Tribunal de la CEDEAO, de diciembre de 2020, de suspender el procedimiento de extradición contra el enviado especial Álex Saab hasta la audiencia principal que está prevista para el 4 de febrero». El expediente del empresario pasa ahora al Tribunal Supremo de Cabo Verde, la máxima instancia judicial, para que revise los ajustes solicitados y proceda a pronunciarse. Una decisión que podría conocerse en los próximos 15 días. Si es nuevamente ratificada la decisión del Tribunal Supremo, Saab saldrá rumbo a Miami. Según fuentes cercanas a la investigación, EE.UU. ha pedido a las autoridades caboverdianas que refuercen la vigilancia del socio de Maduro, pues el riesgo de fuga o de asesinato son reales. El empresario colombo-venezolano ha reiterado que las autoridades norteamericanas le han acusado «sin aportar la más mínima prueba contundente o evidencias de presuntos crímenes cuya única conexión con Estados Unidos es la existencia de pagos realizados a través de cuentas bancarias estadounidenses».