Infortelecom

Noticias de norteamerica

26-03-2020 | Fuente: abc.es
El Senado de EE.UU. aprueba el mayor estímulo de la historia por el coronavirus: dos billones de dólares
El Senado de Estados Unidos ha aprobado esta pasada madrugada el mayor paquete de estímulo de la historia del país, incluido el que sucedió a la Gran Recesión de hace una década, ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Con un resultado de 96 votos a favor y ninguno en contra, demócratas y republicanos se han unido y tras unas laboriosas negociaciones con la Casa Blanca han aprobado una serie de leyes que autorizan ayudas y créditos por un monto de dos billones de dólares, 1,8 millones de euros. Nunca antes han acordado demócratas y republicanos un paquete de ayudas tan monumental: 50.000 millones para empresas, estados y municipios; 367.000 millones para pequeños comercios; subsidios al desempleo por valor de 250.000 millones; 130.000 millones para hospitales y empresas médicas; 50.000 millones para aerolíneas. Han tardado más de una semana, con un bloqueo en el Senado de tres días, pero finalmente ayer los dos grandes partidos se pusieron de acuerdo y se centraron en ultimar detalles a la espera de una votación final que llegó al filo de la medianoche. Hubo durante el día negociaciones intensas, y tres republicanos ?Ben Sasse, Tim Scott y Lindsey Graham? demoraron la votación final porque buscaban una reducción sustancial en los subsidios por desempleo que prevé la ley, un intento finalmente fallido. La Cámara Alta del Capitolio tiene 100 escaños pero cuatro senadores se han ausentado por estar en aislamiento para prevenir el contagio del coronavirus. Uno de ellos, Rand Paul, dio positivo en la prueba. Ahora, la ley del estímulo deberá ser enviada a la Cámara de Representantes para ser ratificada, y de allí llegará al despacho del presidente, para su ratificación final. Los mercados, que encadenan días de pérdidas y gran inestabilidad, han reaccionado con optimismo ante el acuerdo, y el martes el índice Dow Jones experimentó su mayor subida desde 1933. Ni en la Gran Recesión de hace una década ni nunca antes en realidad se pusieron de acuerdo demócratas y republicanos en movilizar semejante cantidad de recursos del Gobierno federal, algo que hace apenas unas semanas hubiera sido impensable, sobre todo para los conservadores pero también para muchos demócratas centristas. El Producto Interior Bruto de España, por ejemplo, fue el año pasado de esa misma cantidad, 1,8 billones de euros. El importe total de las ayudas es la mitad de lo que cada año gasta todo el Gobierno estadounidense. Ante el drama de una economía paralizada y obligados a aprobar el mayor gasto público jamás concebido, los republicanos quisieron dejar ayer claro que a su entender esto no es un estímulo económico como el de la Gran Recesión. Según dijo ayer el líder de la mayoría conservadora en el Senado, «esto no es un paquete de estímulo, es una ayuda urgente por una situación de emergencia extrema». Los analistas calculan que el desempleo alcanzará hasta el 30% entre abril y junio, un drama en un país que tras el «crack» de 1929, en la Gran Depresión, no superó el 24,5%. «La ayuda llega ya. Una ayuda grande. Una ayuda rápida», dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schummer, a pesar de que su partido decidió retener el paquete de rescate en el Senado desde el domingo, buscando una serie de garantías de que las ayudas no irían a parar a las empresas de la familia del presidente Trump y medidas de ayuda a los asalariados y desempleados. Fue la Casa Blanca la que cedió para desatascar la ley, mientras ascendía de forma vertiginosa el número de diagnosticados con el virus y los fallecidos, que ya superan los 700. Las ayudas se centran en los sectores más afectados de la economía, y también incluyen pagos directos a los norteamericanos que ingresen menos de 150.000 dólares por familia, o 75.000 dólares a nivel individual. «No es de ningún modo su culpa el estar padeciendo esta crisis», dijo ayer el presidente Trump en unas declaraciones a la prensa en las que además calificó al profesional sanitario de héroes: «Les destinamos más recursos a nuestros heroicos médicos y enfermeras, y también a nuestros hospitales». El presidente, sin embargo, mantiene que la economía necesita, para sobrevivir, levantar al menos en parte las medidas excepcionales de cuarentena en vigor en la gran mayoría del país. «No podemos dejar que el remedio sea mucho peor que la enfermedad», ha dicho el presidente en repetidas ocasiones desde el lunes. Ante la resistencia de los demócratas a aprobar el paquete de estímulo para hacer frente a la crisis del coronavirus, la Casa Blanca finalmente ha cedido y ha aceptado que el reparto de 500.000 millones de dólares esté bajo la supervisión del Capitolio. Esa concesión acercó ayer la postura de demócratas y republicanos y retiró el mayor obstáculo a un acuerdo final de dos billones de dólares justo en un día en que la cifra de fallecidos por el virus ascendió a 544.
25-03-2020 | Fuente: abc.es
Brasil localiza 1,1 toneladas de cocaína en un camión con guantes para el Covid-19
El hallazgo en Brasil, en medio de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, de 1,1 toneladas de cocaína ocultas en un camión que transportaba guantes quirúrgicos, pone en evidencia que el narcotráfico se amolda siempre al cambio de circunstancias: los cierres fronterizos dificultan los envíos, pero la dedicación de las fuerzas del orden a fumigaciones y otras actividades de emergencia puede reducir la vigilancia. El episodio, ocurrido el 13 de marzo, también subraya el papel de Brasil como país fundamental en la salida de la cocaína producida en Perú y Bolivia y en menor medida Colombia, países con los que en conjunto tiene una frontera más larga que la que separa Estados Unidos y México. Brasil es un «significativo país de tránsito y destino» de cocaína, según lo define el Informe de Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos del Departamento de Estado norteamericano. Si bien la mayor parte de la cocaína originada en Colombia viaja a EE.UU. o Europa, a través Centroamérica y México ?muchas veces partiendo desde Venezuela, y en menor medida desde Ecuador? o del Caribe, la mayor parte de la que se produce en Perú pasa a Bolivia y la de ambos países viaja sobre todo a Brasil, tanto para la exportación a Europa ?en ocasiones a través de África? como para el consumo de un creciente mercado propio (también el consumo ha aumentado en Argentina). Segundo mayor consumidor Precisamente ese aumento del consumo en Brasil es destacado por el último informe del Departamento de Estado norteamericano. «Brasil sufre de un importante y creciente problema de consumo interno de drogas. Brasil es el segundo mayor consumidor de cocaína del mundo», después de Estados Unidos, «y probablemente el mayor consumidor de productos derivados de la cocaína». La violencia vinculada al narcotráfico constituye la principal amenaza a la seguridad en Brasil, donde casi una cuarta parte de la población reclusa cumple condena por crímenes relacionados con las drogas (150.000 internos), más que por ningún otro tipo de crimen. En abril de 2019 el Gobierno aprobó una nueva Política Nacional de Drogas, que estableció una nueva estructura institucional para la lucha contra este problema. En junio, el presidente Bolsonaro firmó la nueva Ley contra las drogas. El informe estadounidense, en cualquier caso, avala la lucha antinarcóticos brasileña e indica que no ve indicios de implicación de autoridades públicas en ese negocio ilícito: «Hay poca evidencia que sugiera que altos funcionarios del gobierno están involucrados en tal actividad. Si bien hubo varias denuncias y ejemplos de corrupción política en todo Brasil en 2019, no hubo vínculos directos entre la corrupción política y el narcotráfico a nivel nacional» Conexión con el yihadismo El papel de Brasil como centro operacional sur del narcotráfico de la región (como México es el centro operacional norte) lo destaca la investigadora italiana Maria Zuppello en un reciente libro. Zuppello subraya cómo el puerto de Santos (la salida al mar de Sao Paulo) se ha convertido en «el nuevo hub del comercio mundial de narcóticos», del cual sale casi el 80% de las drogas de Latinoamérica con destino a Europa. Zuppello establece que en el negocio del narcotráfico convergen las redes del crimen organizado, como es el caso del poderoso PCC (Primeiro Comando da Capital), y también del terrorismo islámico, cuya presencia en Brasil documenta. Precisamente su libro, «Tropical Jihad», rastrea esas conexiones con el radicalismo islamista y advierte que, debido al gran negocio de la cocaína, América Latina podría «acabar siendo el nuevo cajero automático para financiar la Yihad global». En Latinoamérica, según Zuppello, «narcotráfico y terrorismo aparecen cada vez más próximos y aliados que nunca (similar al patrón en Afganistán con el mercado de la heroína)». Habitualmente ha sido señalada la Triple Frontera entre Brasil, Argentina y Paraguay, como lugar de presencia de elementos de Hezbolá y de Al Qaida. Zuppello también se refiere a otros dos puntos fronterizos del «nexo crimen-terrorismo». Uno de ellos es el paso entre la ciudad uruguaya de Chuy y la brasileña de Chuí, y el otro, el paso entre la población paraguaya de Pedro Juan Caballero y la brasileña Ponta Pora. Este último paso transfronterizo, según Zuppello, «se ha convertido en la tierra de nadie del tráfico de drogas», pues se encuentra en una de las rutas de transporte que llevan la cocaína desde Perú y Bolivia hasta el puerto de Sao Paulo.
24-03-2020 | Fuente: as.com
Cuban expresa la ilusión de los dueños de la NBA: volver en mayo
El propietario de los Mavericks ve factible que la liga norteamericana de baloncesto vuelva en mayo y que el calendario no se deshilache mucho.
23-03-2020 | Fuente: abc.es
Pekín relanza desde París las acusaciones contra EE.UU. por el coronavirus
China relanza desde su embajada en Francia su guerra diplomática contra los EE. UU., repitiendo veladas pero graves acusaciones contra Washington como «responsable» directo o indirecto de la pandemia del coronavirus. A través de su cuenta oficial en Twitter, la embajada china en París ha relanzando sus acusaciones de este modo: «Los EE. UU. deberán responder a tres cuestiones relacionadas con la epidemia de Covid-19». «Primera cuestión», comienzan los diplomáticos chinos: «¿Cuantos casos de Covid-19 había entre las 20.000 muertes de gripe que comenzó el año pasado? ¿No habrían los EE. UU. intentado disimular con la gripe la neumonía del nuevo coronavirus?». La embajada china en París continúa sus acusaciones de este modo: «La segunda cuestión concierne al cierre sorpresa, el mes de julio pasado, del mayor centro de investigación de armas químicas norteamericanas, en la base de Fort Derrick, en Maryland, después de una serie de casos de neumonía, o casos similares aparecidos en los EE. UU.». La diplomacia china culmina sus acusaciones con esta pregunta: «¿Porqué varios altos funcionarios americanos se desprendieron de títulos antes de la caída de los valores bursátiles, al mismo tiempo que afirmaban, ante el público norteamericano, que la epidemia de covid-19 era controlable en los EE. UU.?».
23-03-2020 | Fuente: abc.es
Se atasca en el Capitolio de EE.UU. la aprobación del paquete de estímulo para combatir el coronavirus
En el peor momento posible, los demócratas y los republicanos vuelven a enfrentarse en el Capitolio, demorando un acuerdo que ambas partes admiten que es necesario para el país. La ley de estímulo de la economía estadounidense por la crisis del coronavirus debería haber sido aprobada el fin de semana, y a pesar de que las negociaciones han llegado al Senado, este ha sido incapaz de llegar a un acuerdo por las divisiones entre partidos. Este lunes vuelve a reunirse a la búsqueda de un acuerdo. Cada día que pasa, la economía norteamericana se hunde un poco más, con los mercados a la baja, el crédito hundido, el comercio paralizado y una destrucción de empleo de la que sólo se sabrán las cifras reales pasadas unas semanas. Y aun así, el Senado acabó su jornada el domingo sin un acuerdo ansiado por los estadounidenses. Los demócratas han obstruido la aprobación de la ley de estímulo tal y como está concebida porque según dicen se centra en ayudas a las grandes compañías, y no a los asalariados y autónomos. Tras dos semanas de negociaciones entre los líderes de ambos partidos y la Casa Blanca, las partes han aceptado un paquete de estímulo que asciende ya a dos billones de dólares (1.860 millones de euros) entre los que se incluyen 350.000 millones para pequeñas y medianas empresas; pagos directos de 1.200 dólares a los afectados (3.000 sin son familias de al menos cuatro miembros) y 110.000 para empresas hospitalarias, entre otros. El problema para los demócratas, sobre todo los más izquierdistas, es que en esa ley se incluyen ayudas a grandes empresas mucho mayores que las reservadas a los asalariados y autónomos. «No podemos aprobar una serie de ayudas que simplemente se convertirán en dinero de caja para empresas como las de Donald Trump y sus familiares, o para que el departamento del Tesoro se las entregue a los amigos del presidente», dijo la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren. «Debemos ayudar a los trabajadores y a los hospitales», añadió. El líder republicano Mitch McConnell, senador por Kentucky, le respondió: «No podemos permitirnos jugar al gato y al ratón justo en este momento».
22-03-2020 | Fuente: abc.es
Luis Almagro: «En Venezuela el coronaviruspuede ser una tragedia de dimensiones catastróficas»
Cuando Luis Almagro tomó el viernes su asiento en el Salón de las Américas en Washington llevaba puestos unos guantes de látex y una mascarilla protectora ante la boca. Los miembros del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, que se disponían a elegir secretario general para los próximos cinco años, mantenían entre ellos una distancia de seguridad de al menos un metro. Sólo aquellos diplomáticos y funcionarios cuya presencia era completamente imprescindible se habían desplazado a la sede histórica de la OEA. El resto, incluida la prensa, siguieron la votación por internet. Finalmente, Almagro fue reelegido cómodamente en un contexto absolutamente excepcional, en una ciudad bajo estado de alarma y ante un continente que sólo ahora comienza a notar los primeros y devastadores efectos de la pandemia del coronavirus. ?Estamos en un contexto completamente insólito. ¿Qué supone esta crisis del coronavirus para América Latina? ?Es un un desafío probablemente de los más fuertes que tiene los sistemas sociales políticos latinoamericanos. Se va a tener que demostrar una gran capacidad de organización, una gran resiliencia, la capacidad para revertir los procesos y las curvas exponenciales de crecimiento que ha tenido el coronavirus. Va a tener que fortalecerse mucho el espíritu comunitario que deben tener nuestras sociedades. Cada ciudadano tiene que cuidar al otro. Cada uno tiene que actuar como si estuviera contaminado y por lo tanto, en todos los casos tiene que ser absolutamente responsable de cuidar a los demás y actuar en cada caso cuidando a sus semejantes y respetando las mejores condiciones de cumplimiento de los protocolos más estrictos. Creo que nuestras sociedades están siendo puestas a prueba de una manera muy dramática, tienen que encontrar esa forma de organización que les permita responder adecuadamente sin que parámetros sociales, productivos y políticos se vean afectados. ?La pandemia está teniendo unos gravísimos efectos sobre la economía en Asia y Europa. ¿Deben los gobernantes americanos prepararse para un golpe similar? ?Hay que tomar medidas de prevención respecto al impacto que esto tiene sobre la economía mundial, lo cual afecta directamente a nuestros países. Las variables de exportación e importación, de comercio exterior, son determinantes en nuestras economías. Por lo tanto se van a ver afectadas por sus condiciones endógenas, por los problemas estructurales que tienen nuestras economías y por esta dificultades que van a encontrar para sostener ese comercio exterior que es fundamental para la economía. ?Ha habido algunos líderes en América Latina que se han resistido a tomar medidas pensando que allí iba a llegar más tarde. Me refiero, por ejemplo, a los presidentes de México y de Brasil. ¿Qué les diría, visto lo que ha pasado aquí en EE.UU.? ?No voy a juzgar de ninguna forma las medidas que tomaron los políticos en Latinoamérica, el Caribe, Norteamérica, ni siquiera en Europa, respecto a la crisis del coronavirus. Cada uno toma las medidas que puede tomar de acuerdo al contexto político, económico y social que tiene en este momento. Cada líder toma las acciones que considera más oportunas. No quiero juzgar eso porque no me corresponde. Creo que han actuado de buena fe y han procurado tomar las decisiones que eran más convenientes en este momento. ?¿Y qué pueden hacer los líderes americanos con respecto a la comunidad más vulnerable, la de los refugiados venezolanos, que ya padecían unas graves penurias antes de esta crisis? ?Hay un problema anterior a eso, que es el tema de Venezuela. Creo que debemos estar muy atentos porque la irresponsabilidad con la que han actuado la dictadura bolivariana respecto a la crisis humanitaria y la crisis migratoria, creo que se va a trasladar a la crisis del coronavirus. Si lo pasamos por el multiplicador de la crisis migratoria y la crisis humanitaria, podríamos estar enfrentando una tragedia de dimensiones catastróficas para el hemisferio. Las democracias tienen sus sistemas de balance, que se van acomodando permanentemente en función de los ajustes que la democracia obliga a tomar. Pero una dictadura irresponsable que ha generado la peor crisis migratoria y humanitaria de la historia del hemisferio, con un patrón de coronavirus que puede multiplicarse en función de esas condiciones, puede transformarse en un desastre absoluto. Por lo tanto, creo que tenemos que estar muy vigilantes por esa responsabilidad y buscar la manera de cooperación internacional y de apoyo que pueda paliar eso y asumir esa responsabilidad que la dictadura no asume en ninguna forma. ?¿Cuál va a ser su prioridad con respecto a Venezuela en estos próximos cinco años? ?La crisis humanitaria que sufre el país. Cuando tenemos cifras como siete millones de personas en riesgo de hambre, definitivamente esa tiene que ser la prioridad. Tenemos que buscar la forma de hacer llegar la ayuda humanitaria al pueblo venezolano, soluciones reales para el pueblo venezolano, porque los costos que tiene eso en términos migratorios, sociales, de enfermedades, de hambre para la gente en Venezuela, y el impacto que tiene sobre el resto del hemisferio, es demasiado grande. Nuestros esfuerzos deben concentrarse en gran medida en sostener a la gente. Lo primero es el servicio que podemos dar a la gente, al pueblo venezolano, es hoy algo prioritario en el hemisferio. Después trabajar las variables de reinstitucionalización del país. Tenemos que lograr una forma de que las instituciones puedan volver a comenzar a trabajar en Venezuela. Tienen que volver a trabajar. Venezuela no puede ser ese país vaciado institucionalmente en que no hay ninguna institución que esté en condiciones de responder a absolutamente ningún problema que pueda tener el país. Hoy si quieres resolver el tema de seguridad, salud, alimentación o vivienda, no hay una institución que pueda hacerlo. Creo que tenemos que hacer un trabajo desde la base de reinstitucionalización del país para que este pueda comenzar a funcionar de una manera más democrática, paulatinamente hasta restablecer definitivamente la democracia. Los costos de la dictadura son demasiado fuertes. Mientras haya dictadura no vamos a poder tener un gobierno responsable, no va a haber solución para la crisis humanitaria, no va a haber solución para la crisis migratoria, no va a haber seguridad, no va a haber respeto a los derechos humanos. Tenemos que pensar cómo vamos logrando esas condiciones para revertir completamente esa situación dictatorial que vive el país. ?Usted ha denunciado muchas veces el apoyo que el régimen Cuba ha estado prestando al de Venezuela. ?No es un apoyo, no es un apoyo. La de Cuba es una dictadura que completamente cooptó la mentalidad más débil y menos organizada de la dictadura venezolana y empezó a vivir de eso. Esa es su lógica hasta ahora. Es un país cooptado por una dictadura de décadas. ?Quiere decir que en este momento la dictadura cubana está viviendo de los recursos de Venezuela. ?Así es. La cantidad de barriles de petróleo que sacan es fundamental para sostener un proyecto fracasado, arcaico y anacrónico como es el cubano. Proyecto más fracasado desde el punto de vista productivo, social y político no hay en el mundo entero. Todo el mundo se enteró de que fracasó menos la dictadura cubana. Es un despropósito desde todos los aspectos en los que uno lo pueda analizar. ?Hace cinco años, cuando fue elegido por primera vez, usted era más optimista sobre la democratización de Cuba. ?El proceso ese de apertura que se fue dando paulatinamente durante las negociaciones para el restablecimiento relaciones diplomáticas con EE.UU. se revirtió completamente luego que se alcanzó ese objetivo por parte de la llamada revolución cubana. Ese proceso de apertura llegó hasta ese punto, después hubo un retroceso muy importante, un avance muy fuerte de la vieja guardia fidelista con sus ideas arcaicas y eso fue lo que completamente alejó esa posibilidad y ese optimismo originario que podríamos haber tenido en determinado momento. ?Ahora ese proceso está en punto muerto. ?Ese proceso está en un punto en que casi todo el mundo está pensando cómo se prepara una una sucesión, cómo va a ser la verdadera sucesión que se va a dar en el país. Allí se están tomando posiciones para hacer que ese proceso sea todavía más retardatario y con más retrocesos, o ver si hay alguna posibilidad de apertura a futuro. Pero va a depender que cuando se un verdadero proceso sucesorio en Cuba. ?Fuentes de la Casa Blanca dijeron a ABC el mes pasado que están descontenas sobre cómo el gobierno de España está gestionando las presiones al régimen de Venezuela para favorecer la democracia. ¿Opina igual? ?Quiero analizar los hechos, poner los hechos de relieve. No es mi trabajo dar opiniones políticas. Esta es la situación, estos son los hechos: creemos que España debería ser un factor más determinante a la hora de impulsar sanciones de la Unión Europea. España debería tener un compromiso más fuerte con la democratización de Cuba y de Venezuela, España debería liderar los esfuerzos al respecto y no ser el último vagón. Creo que esos sí son datos y necesidades muy precisas y específicas de las que tenemos que ser muy conscientes. Si queremos un hemisferio libre de dictaduras, necesitamos un socio en España que esté comprometido con lograr eso y no en retardar los procesos de sanciones a los dictadores; no pretender hacer vista omisa en las condiciones de derechos humanos y de corrupción que tienen las dictaduras; no ocultar el fracaso que tienen esas dos dictaduras y el costo para sus pueblos que tienen esas dos dictaduras. Esos procesos han corrompido también y polarizado y llevado a extremos autoritarios o a otros países, concretamente Nicaragua. Sí son necesarias respuestas más contundentes, más efectivas, y también es muy importante que se despejen las dudas de corrupción que existen entre un lado y otro del Atlántico. ?¿Se refiere a esas sospechas de pagos a determinados partidos en España, concretamente Podemos? ?Exacto. ?Tras su reelección la embajadora de México tuvo unas palabras inusualmente duras, revelando que había votado a su contrincante. ¿Tiene algo que responderle? ?No, para nada. No tengo ninguna consideración que hacer al respecto. ?No, para nada. No tengo ninguna consideración que hacer al respecto. ?Mi legado va a ser mucho trabajo, mucha dedicación a las causas de la democracia, el desarrollo, los derechos humanos y la seguridad en el hemisferio. Un compromiso fuerte con el sistema interamericano y haber hecho míos los principios del sistema interamericano. Haber sido absolutamente panamericanista y haber buscado lo mejor para cada uno de los pueblos y dar las mejores condiciones de estabilidad política que permitan mejores condiciones de democracia y de desarrollo en nuestro hemisferio. Ese es mi trabajo. Me gustaría ver un continente libre de dictaduras, con el más pleno respeto de los derechos humanos y en las mejores condiciones posibles de desarrollo y seguridad. Eso es muy claro que el objetivo que perseguimos, pero esto son procesos, una obra que nunca va a estar absolutamente terminada. No está terminada en Europa ni en ninguna parte del mundo. Tenemos que entender que simplemente hacemos lo mejor en fortalecer un proceso en el que buscamos esas mejores condiciones.
22-03-2020 | Fuente: abc.es
Luis Almagro: «En Venezuela el coronavirus puede ser una tragedia de dimensiones catastróficas»
Cuando Luis Almagro tomó el viernes su asiento en el Salón de las Américas en Washington llevaba puestos unos guantes de látex y una mascarilla protectora ante la boca. Los miembros del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, que se disponían a elegir secretario general para los próximos cinco años, mantenían entre ellos una distancia de seguridad de al menos un metro. Sólo aquellos diplomáticos y funcionarios cuya presencia era completamente imprescindible se habían desplazado a la sede histórica de la OEA. El resto, incluida la prensa, siguieron la votación por internet. Finalmente, Almagro fue reelegido cómodamente en un contexto absolutamente excepcional, en una ciudad bajo estado de alarma y ante un continente que sólo ahora comienza a notar los primeros y devastadores efectos de la pandemia del coronavirus. Estamos en un contexto completamente insólito. ¿Qué supone esta crisis del coronavirus para América Latina? Es un un desafío probablemente de los más fuertes que tiene los sistemas sociales políticos latinoamericanos. Se va a tener que demostrar una gran capacidad de organización, una gran resiliencia, la capacidad para revertir los procesos y las curvas exponenciales de crecimiento que ha tenido el coronavirus. Va a tener que fortalecerse mucho el espíritu comunitario que deben tener nuestras sociedades. Cada ciudadano tiene que cuidar al otro. Cada uno tiene que actuar como si estuviera contaminado y por lo tanto, en todos los casos tiene que ser absolutamente responsable de cuidar a los demás y actuar en cada caso cuidando a sus semejantes y respetando las mejores condiciones de cumplimiento de los protocolos más estrictos. Creo que nuestras sociedades están siendo puestas a prueba de una manera muy dramática, tienen que encontrar esa forma de organización que les permita responder adecuadamente sin que parámetros sociales, productivos y políticos se vean afectados. La pandemia está teniendo unos gravísimos efectos sobre la economía en Asia y Europa. ¿Deben los gobernantes americanos prepararse para un golpe similar? Hay que tomar medidas de prevención respecto al impacto que esto tiene sobre la economía mundial, lo cual afecta directamente a nuestros países. Las variables de exportación e importación, de comercio exterior, son determinantes en nuestras economías. Por lo tanto se van a ver afectadas por sus condiciones endógenas, por los problemas estructurales que tienen nuestras economías y por esta dificultades que van a encontrar para sostener ese comercio exterior que es fundamental para la economía. Ha habido algunos líderes en América Latina que se han resistido a tomar medidas pensando que allí iba a llegar más tarde. Me refiero, por ejemplo, a los presidentes de México y de Brasil. ¿Qué les diría, visto lo que ha pasado aquí en EE.UU.? No voy a juzgar de ninguna forma las medidas que tomaron los políticos en Latinoamérica, el Caribe, Norteamérica, ni siquiera en Europa, respecto a la crisis del coronavirus. Cada uno toma las medidas que puede tomar de acuerdo al contexto político, económico y social que tiene en este momento. Cada líder toma las acciones que considera más oportunas. No quiero juzgar eso porque no me corresponde. Creo que han actuado de buena fe y han procurado tomar las decisiones que eran más convenientes en este momento. ¿Y qué pueden hacer los líderes americanos con respecto a la comunidad más vulnerable, la de los refugiados venezolanos, que ya padecían unas graves penurias antes de esta crisis? Hay un problema anterior a eso, que es el tema de Venezuela. Creo que debemos estar muy atentos porque la irresponsabilidad con la que han actuado la dictadura bolivariana respecto a la crisis humanitaria y la crisis migratoria, creo que se va a trasladar a la crisis del coronavirus. Si lo pasamos por el multiplicador de la crisis migratoria y la crisis humanitaria, podríamos estar enfrentando una tragedia de dimensiones catastróficas para el hemisferio. Las democracias tienen sus sistemas de balance, que se van acomodando permanentemente en función de los ajustes que la democracia obliga a tomar. Pero una dictadura irresponsable que ha generado la peor crisis migratoria y humanitaria de la historia del hemisferio, con un patrón de coronavirus que puede multiplicarse en función de esas condiciones, puede transformarse en un desastre absoluto. Por lo tanto, creo que tenemos que estar muy vigilantes por esa responsabilidad y buscar la manera de cooperación internacional y de apoyo que pueda paliar eso y asumir esa responsabilidad que la dictadura no asume en ninguna forma. ¿Cuál va a ser su prioridad con respecto a Venezuela en estos próximos cinco años? La crisis humanitaria que sufre el país. Cuando tenemos cifras como siete millones de personas en riesgo de hambre, definitivamente esa tiene que ser la prioridad. Tenemos que buscar la forma de hacer llegar la ayuda humanitaria al pueblo venezolano, soluciones reales para el pueblo venezolano, porque los costos que tiene eso en términos migratorios, sociales, de enfermedades, de hambre para la gente en Venezuela, y el impacto que tiene sobre el resto del hemisferio, es demasiado grande. Nuestros esfuerzos deben concentrarse en gran medida en sostener a la gente. Lo primero es el servicio que podemos dar a la gente, al pueblo venezolano, es hoy algo prioritario en el hemisferio. Después trabajar las variables de reinstitucionalización del país. Tenemos que lograr una forma de que las instituciones puedan volver a comenzar a trabajar en Venezuela. Tienen que volver a trabajar. Venezuela no puede ser ese país vaciado institucionalmente en que no hay ninguna institución que esté en condiciones de responder a absolutamente ningún problema que pueda tener el país. Hoy si quieres resolver el tema de seguridad, salud, alimentación o vivienda, no hay una institución que pueda hacerlo. Creo que tenemos que hacer un trabajo desde la base de reinstitucionalización del país para que este pueda comenzar a funcionar de una manera más democrática, paulatinamente hasta restablecer definitivamente la democracia. Los costos de la dictadura son demasiado fuertes. Mientras haya dictadura no vamos a poder tener un gobierno responsable, no va a haber solución para la crisis humanitaria, no va a haber solución para la crisis migratoria, no va a haber seguridad, no va a haber respeto a los derechos humanos. Tenemos que pensar cómo vamos logrando esas condiciones para revertir completamente esa situación dictatorial que vive el país. Usted ha denunciado muchas veces el apoyo que el régimen Cuba ha estado prestando al de Venezuela. No es un apoyo, no es un apoyo. La de Cuba es una dictadura que completamente cooptó la mentalidad más débil y menos organizada de la dictadura venezolana y empezó a vivir de eso. Esa es su lógica hasta ahora. Es un país cooptado por una dictadura de décadas. Quiere decir que en este momento la dictadura cubana está viviendo de los recursos de Venezuela. Así es. La cantidad de barriles de petróleo que sacan es fundamental para sostener un proyecto fracasado, arcaico y anacrónico como es el cubano. Proyecto más fracasado desde el punto de vista productivo, social y político no hay en el mundo entero. Todo el mundo se enteró de que fracasó menos la dictadura cubana. Es un despropósito desde todos los aspectos en los que uno lo pueda analizar. Hace cinco años, cuando fue elegido por primera vez, usted era más optimista sobre la democratización de Cuba. El proceso ese de apertura que se fue dando paulatinamente durante las negociaciones para el restablecimiento relaciones diplomáticas con EE.UU. se revirtió completamente luego que se alcanzó ese objetivo por parte de la llamada revolución cubana. Ese proceso de apertura llegó hasta ese punto, después hubo un retroceso muy importante, un avance muy fuerte de la vieja guardia fidelista con sus ideas arcaicas y eso fue lo que completamente alejó esa posibilidad y ese optimismo originario que podríamos haber tenido en determinado momento. Ahora ese proceso está en punto muerto. Ese proceso está en un punto en que casi todo el mundo está pensando cómo se prepara una una sucesión, cómo va a ser la verdadera sucesión que se va a dar en el país. Allí se están tomando posiciones para hacer que ese proceso sea todavía más retardatario y con más retrocesos, o ver si hay alguna posibilidad de apertura a futuro. Pero va a depender que cuando se un verdadero proceso sucesorio en Cuba. Fuentes de la Casa Blanca dijeron a ABC el mes pasado que están descontenas sobre cómo el gobierno de España está gestionando las presiones al régimen de Venezuela para favorecer la democracia. ¿Opina igual? Quiero analizar los hechos, poner los hechos de relieve. No es mi trabajo dar opiniones políticas. Esta es la situación, estos son los hechos: creemos que España debería ser un factor más determinante a la hora de impulsar sanciones de la Unión Europea. España debería tener un compromiso más fuerte con la democratización de Cuba y de Venezuela, España debería liderar los esfuerzos al respecto y no ser el último vagón. Creo que esos sí son datos y necesidades muy precisas y específicas de las que tenemos que ser muy conscientes. Si queremos un hemisferio libre de dictaduras, necesitamos un socio en España que esté comprometido con lograr eso y no en retardar los procesos de sanciones a los dictadores; no pretender hacer vista omisa en las condiciones de derechos humanos y de corrupción que tienen las dictaduras; no ocultar el fracaso que tienen esas dos dictaduras y el costo para sus pueblos que tienen esas dos dictaduras. Esos procesos han corrompido también y polarizado y llevado a extremos autoritarios o a otros países, concretamente Nicaragua. Sí son necesarias respuestas más contundentes, más efectivas, y también es muy importante que se despejen las dudas de corrupción que existen entre un lado y otro del Atlántico. ¿Se refiere a esas sospechas de pagos a determinados partidos en España, concretamente Podemos? Exacto. Tras su reelección la embajadora de México tuvo unas palabras inusualmente duras, revelando que había votado a su contrincante. ¿Tiene algo que responderle? No, para nada. No tengo ninguna consideración que hacer al respecto. En cinco años, cuando le entregue el testigo a otro secretario general, ¿cuál quiere que sea su legado? Mi legado va a ser mucho trabajo, mucha dedicación a las causas de la democracia, el desarrollo, los derechos humanos y la seguridad en el hemisferio. Un compromiso fuerte con el sistema interamericano y haber hecho míos los principios del sistema interamericano. Haber sido absolutamente panamericanista y haber buscado lo mejor para cada uno de los pueblos y dar las mejores condiciones de estabilidad política que permitan mejores condiciones de democracia y de desarrollo en nuestro hemisferio. Ese es mi trabajo. Me gustaría ver un continente libre de dictaduras, con el más pleno respeto de los derechos humanos y en las mejores condiciones posibles de desarrollo y seguridad. Eso es muy claro que el objetivo que perseguimos, pero esto son procesos, una obra que nunca va a estar absolutamente terminada. No está terminada en Europa ni en ninguna parte del mundo. Tenemos que entender que simplemente hacemos lo mejor en fortalecer un proceso en el que buscamos esas mejores condiciones.
21-03-2020 | Fuente: abc.es
El comunismo chino tiene miedo
En medio de la pandemia del coronavirus, la República Popular China ha dado una nueva muestra de la singularidad de ese régimen político. Una singularidad que demuestra la debilidad del gigante. Esta semana hemos visto cómo el Gobierno del Partido Comunista de China ha ordenado la expulsión de aquel país de los periodistas que tenían destacados allí tres grandes diarios norteamericanos: «The New York Times», «The Wall Street Journal» y «The Washington Post». En total aproximadamente una docena de informadores. La razón sería que el régimen de Pekín acusa a los tres medios de ser agentes del Gobierno americano y esbirros del presidente Trump. Creo que lo de que el Times y el Post son esbirros de Trump es algo que la inteligencia china tiene que analizar con mucho cuidado. Eso sí que es novedad. Ése es el nivel de la verdad que difunde el régimen de Pekín. Y al tiempo que China expulsa a esos periodistas, exige un trato respetuoso y profesional para los corresponsales en Estados Unidos de los medios estatales chinos. Porque en la mejor tradición comunista, hay que respetar a quienes son los portavoces de la verdad del Estado. Y los que cuentan «la verdad» de acuerdo con los intereses de ese Estado. Es evidente que los corresponsales de esos tres medios norteamericanos estaban contando lo que veían en China al margen de los intereses de la Administración norteamericana. Y eso le puede parecer muy bien al Gobierno chino. Lo que no pueden soportar es que cuenten la verdad de lo que ocurre dentro de su país. El capitalismo salvaje que aplica el régimen comunista chino no alcanza a la libertad de expresión. Eso es simplemente inimaginable porque si un solo periodista chino intentase hacer al presidente Xi cualquiera de las preguntas que se hace cada día al presidente Trump, ese periodista dejaría de serlo. Puede que incluso dejase de consumir oxígeno. Como muy bien ha dicho el columnista Walter Russell Mead («Beijing Escalates the New Cold War» WSJ. 19-03-2020) «en el pasado los comunistas se conformaban con impedir que la población china leyese lo que tiene que decir la prensa libre. Eso hoy no basta. Hoy están trabajando en construir un nuevo Telón de Acero que impida conocer lo que está ocurriendo dentro de las fronteras de China.» Porque cada vez es más difícil de mantener el equilibrio entre una pujanza económica, que permite a la población reclamar algún derecho, y la falta total de libertades que sigue poniendo el régimen chino. Es cierto que el chino es un pueblo extremadamente sumiso, que rara vez habla de sus libertades. Pero lo está haciendo de forma incansable en Hong Kong y saben que no va a renunciar a ellas en Taiwan. El afán de la China unida de reprender crea incertidumbres. Y la única forma de contestar a ellas no es con mayor libertad o escuchando a la población. La respuesta siempre es la de la fuerza y la opresión del Estado. Y con ella se intenta imponer que la mayor sabiduría del partido debe ser reconocida siempre. Pero los medios extranjeros han estado contando e investigando errores que se han puesto de manifiesto en Wuhan, donde empezó esta pandemia todavía pendiente de una explicación. Y la solución de esta pandemia sólo se explica ?hasta ahora? con la mentira. Mentira en sus orígenes y mentira en su resultado, porque por mal que lo estemos haciendo en algunos países europeos, no es creíble que ya haya más muertos en Italia que en China. Lo que hay en Italia es más medios de comunicación libres que pueden decir la verdad. Y el comunismo chino tiene mucho miedo a la verdad.
21-03-2020 | Fuente: abc.es
Colapsa Venezuela, la superpotencia petrolera, por falta de combustible
El país más rico en petróleo no tiene gasolina. El colapso de Venezuela es total por la escasez de combustible. En Caracas solo dos estaciones de servicios están surtiendo a cinco millones de habitantes, lo que ha producido colas kilométricas de más de ocho manzanas. Al este de la capital las únicas estaciones abiertas de PDV son la de Santa Eduvigis, situada en la avenida Rómulo Gallegos, reservada exclusivamente para los cuerpos de bomberos, seguridad, médicos y personas autorizadas con salvoconductos, y la otra es la que está en la segunda avenida de los Palos Grandes. La paralización es absoluta, se quejan los venezolanos. Caracas siempre se ha salvado de las restricciones y del racionamiento de combustible mientras el resto del país no tiene suministro desde hace tres años pero ahora le tocó el turno a los caraqueños de padecer la escasez a raíz de la «cuarentena social colectiva» decretada por Nicolás Maduro hace cinco días. El régimen de Maduro no ha dado una explicación del porqué no hay gasolina. Su única campaña es «quedarse en casa» como el único tratamiento para combatir el coronavirus, dice Maduro y su ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez. Pero ninguno de los portavoces oficiales de la crisis han explicado los motivos de la desaparición de la gasolina más barata del mundo en un país que se ufana de tener las mayores reservas petrolíferas del planeta. La producción ha caído de 3 millones de barriles hace 20 años a menos de 700.000 barriles diarios. Los precios también han caído esta semana a cerca de 18 dólares el barril por debajo del coste de producción, dice Maduro. La otra cara de la caída es la guerra de precios que mantiene Rusia y Arabia Saudí por no bajar la producción y estabilizar el mercado, ahora en franca recesión mundial. Según los analistas la razón verdadera de que Maduro impusiera el toque de queda por el coronavirus cuando apenas había dos casos certificados era ocultar la grave escasez de gasolina. El desabastecimiento de combustible comenzó a extenderse en todo el país hace 15 días cuando el Tesoro de los Estados Unidos sancionó a la empresa rusa Rosneft y su filial por estar operando la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en territorio norteamericano. Las sanciones contra los altos cargos del régimen y sus empresas no afectan las importaciones de alimentos y medicamentos, han aclarado las autoridades de Washington.
20-03-2020 | Fuente: as.com
Las extranjeras del Gernika se van a su país ante el coronavirus
El club dio libertad a la plantilla por la epidemia. Las norteamericanas Wojta, Roundtree y Dietrick se marcharon al día siguiente de decretarse el estado de alarma en España. Después desfilaron la lituana Mazyonite y la bosnia Milic.