Infortelecom

Noticias de ninos

21-09-2020 | Fuente: abc.es
The good fight (versión Trump)
La democracia en América, pese a los más fervorosos creyentes en su carácter excepcional, no ha sido nunca un sistema perfecto pero no por ello ha dejado de intentarlo. En su génesis, el ejercicio de derechos políticos estuvo vinculado a la propiedad; las mujeres quedaban excluidas; los nativos eran considerados entre niños y mascotas; y los esclavos no eran más que propiedad, equiparables a tres quintas partes de una persona a efectos censales. A pesar de todo, la evidencia histórica demuestra que el gigante americano nunca ha dejado de aspirar al objetivo apuntado en el preámbulo de la Constitución de 1787: a more perfect Union. Un perfeccionamiento gradual que en buena parte ha sido posible gracias al diseño de un sistema de gobierno basado en la separación de poderes, con sus correspondientes balances y contrapesos. Dentro del empeño por evitar la acumulación y abuso de autoridad, el Artículo III de la Constitución no fue especialmente generoso con el Poder Judicial. Sin embargo, con la llegada de John Marshall como magistrado jefe del Supremo en 1801, la Justicia en Estados Unidos terminará jugando en igualdad de condiciones. Desde el hito de Marbury vs. Madison, el Supremo compensó su ninguneo constitucional asumiendo la decisiva facultad de judicial review para quedar a la misma altura que el Legislativo y el Ejecutivo. Dentro de la lógica de este original sistema, el presidente nomina a los jueces federales y el Senado los confirma. Trump ha colocado un total de 216 magistrados (incluidos dos en el Supremo) con depuradas credenciales conservadoras. Con independencia de cómo termine la saga de la vacante creada por el fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg, el hiperbólico Trump no falta a la verdad cuando presume de que ningún presidente (incluido el primero, George Washington) ha logrado tamaña plusmarca judicial con la interesada ayuda de la mayoría republicana en la Cámara Alta. Es por esto por lo que el impacto del trumpismo en Estados Unidos se prolongará mucho más allá de su mandato presidencial.
20-09-2020 | Fuente: as.com
El curioso caso de Denis Vashurin: el ruso de 32 años con un cuerpo de 13
A medida que envejecía, la diferencia entre él y otros niños de su edad se hizo más evidente, y para su adolescencia, parecía como si hubiera dejado de envejecer.
19-09-2020 | Fuente: abc.es
Conmoción en Mogadiscio por la muerte de una joven a manos de un grupo de once hombres tras violarla
Conmoción en Mogadiscio, capital de Somalia, tras la muerte de una joven de 19 años a manos de once hombres que previamente abusaron sexualmente de la víctima. La estudiante, llamada Hamdi Mohamed Farah, de 19 años, fue violada y arrojada desde un edificio de seis pisos, según informan medios locales. La tragedia ha provocado la indignación de la ciudadanía que han protestado en los últimos días. El suceso se conoció el pasado miércoles. La policía ha detenido a un grupo de once personas por homicidio, aunque no se descartan nuevas detenciones. Según «The Daily Mail», los cuerpos de seguridad del estado han iniciado una investigación para identificar a otros sospechosos. Las primeras hipótesis apuntan a que la víctima fue invitada al lugar del crimen ubicado en Waberi, distrito del suroeste de la ciudad. Los familiares han asegurado que salió de casa el viernes por la tarde de la semana pasada. La detención se produjo el pasado lunes. Su asesinato ha causado la indignación en un país donde muchos delitos pasan desapercibidos. El jeque Bashir Ahmed Salad, presidente del consejo religioso de Somalia, ha exigido a través de un comunicado que los responsables sean llevados ante la justicia. Por su parte, el senador somalí Ilyas Ali Hassan ha señalado en su perfil en Twitter: «Los casos de violaciones y asesinatos de nuestros niños y niñas no únicamente inaceptables sino también vergonzosos«.
18-09-2020 | Fuente: abc.es
El nuevo campamento de Lesbos acoge ya a casi 5.000 inmigrantes
Poco a poco van entrando en el campamento», asegura una voluntaria europea que prefiere mantener el anonimato. Describe cómo muchas familias y sobre todo mujeres y niños entran ya, arrastrando los pies, eso sí, en el campamento temporal creado por las autoridades griegas en la isla de Lesbos. Se trata de un terreno estatal al borde del mar, algo que cuando empeore el tiempo hará la vida de sus habitantes más dura. En este momento las personas que van entrando primero tienen que hacer el denominado «quick test» para el Covid-19 y si dan negativo, pasar a ser registrados. Se les entregan mantas y otros objetos básicos y pasan a ocupar una de las grandes tiendas de campaña de ACNUR, en donde cabe una familia completa. El miércoles eran 1.200 personas en total ya en el campamento temporal, de los que 35 habían dado positivos. Estas personas son trasladadas inmediatamente a una parte más alejada del campamento, donde estarán en cuarentena. Ayer eran casi dos mil ya, sin que se conozca el número de los positivos. «De momento hay más africanos que afganos, pero van entrando. Familias sobretodo», dice Pablo de la ONG Remar, que distribuyen las comidas que provienen de un catering contratado por el ejército, como antes. «A los del campamentos les distribuye el desayuno a las 10 y una caja con comida y cena para los miembros de la familia hacia las 2.» Se confirma lo anunciado por el Portavoz gubernamental Petsas: el nuevo campamento temporal de Kara Tepé ofrece «vivienda, alimentación y protección», mientras que insiste que existe un operativo policial para trasladar a las personas a la nueva estructura. Y Petsas insiste que hay «grupos de inmigrantes» que instan, de forma insistente, a otros inmigrantes a no entrar en el campamento. Vehículos de la policia pendientes de trasladar refugiados al nuevo campo - REUTERS Para impedir que los millares de migrantes que se siguen negando a entrar en el nuevo campamento lleguen a la capital de la isla, Mitilini, la policía sigue bloqueando la carretera general que va hacia el pueblo de Thermis, algo que por un lado ha molestado a los habitantes locales. Por otro lado prefieren que estos no lleguen a la ciudad y se escondan en ella, intentando llegar al puerto para irse de la isla, algo que no podrían hacer debido a la fuerte vigilancia, esta vez del ejército. Estos miles de personas, casi 10.000, que aún siguen a los bordes de la carretera reciben también una vez al día su comida, ya que la empresa de catering deja la comida en el parking de Panagiuda, un pueblito al borde del mar y a 6 kms. de la capital, cerca del campamento nuevo y son los voluntarios quienes preparan bolsas toda la mañana y van distribuyendolas después durante varias horas. Y el Ministro de Política Migratoria dejó claro ayer, una vez más, que «hay 12.000 migrantes sin hogar en Lesbos porque su centro fue incendiado por seis afganos, ya arrestados». Y que solo quienes se registren e ingresen en el campamento temporal podrán abandonar legalmente la isla. Una política a largo plazo El drama de los refugiados tras el incendio del campo de Moria ha reabierto el debate sobre las políticas de inmigración de la UE. Ayer en Bruselas, la mayoría de los grupos en el Parlamento Europeo (PE) coincidieron en pedir que no se construyan más campos de refugiados como el devastado de Moria y abogaron por la necesidad de que la Unión Europea (UE) dé una respuesta a largo plazo a la política de asilo e inmigración, según recoge Efe. Mientras la líder de los socialdemócratas,la española Iratxe García, afirmaba que «otro Moria no puede ser la solución»;la representante de los populares, la maltesa Roberta Metsola criticó que «no puede haber una solidaridad ?ad hoc?», sino que «hacen falta instrumentos permanentes en los que los Estados desempeñen su parte» ante una presión creciente de la migración. Por su parte, los liberales de Renew Europe, sostuvieron que Moria no debe ser la norma, sino la excepción. En esta línea, la eurodiputada liberal Sophia In?t Veld abogó por la abolición de los campamentos de refugiados, y señaló la responsabilidad de la gestión griega de la crisis: «¿Qué ha pasado con los cientos de millones de euros que se atribuyeron las autoridades griegas?», preguntó. Reunión este jueves en la Eurocámara para debatir la situación de Moria (Lesbos) - EFE
17-09-2020 | Fuente: as.com
Rafa Nadal pone a la venta sus propios diseños de mascarillas
El tenista ha sacado varios modelos de mascarillas a través de la tienda online de su academia. Hay de varios colores y están disponibles para adultos y niños.
17-09-2020 | Fuente: abc.es
Hallan en un camión de mercancías a 43 inmigrantes a punto de asfixiarse en Austria
El camión se vio obligado a detenerse apenas después de haber cruzado la frontera austriaca con Hungría, a unos 30 kilómetros del paso fronterizo. Los 43 inmigrantes ilegales que viajaban ayer en el contenedor frigorífico se estaban asfixiando y llevaban varios kilómetros gritando y golpeando las pareces del contenedor, de manera que el conductor se apiadó de ellos, detuvo el vehículo y abrió las puertas. Los austriacos que circulaban por la autopista no tardaron en llamar a la policía ante tan impactante escena. Se trataba de hombre, mujeres y también niños que salieron en tromba del remolque y se tumbaron sobre el asfalto, recuperando la respiración y sin pudor alguno. «Estaban acalorados, se les veía agobiados. Alzaban los brazos y se estiraban», ha descrito una testigo a la radio local, «yo me quedé paralizada, me recordó a todas aquellas personas que murieron en un camión parecido a ese y creo que ha sido un verdadero milagro que en esta ocasión sobrevivan». El peligro de asfixia era un hecho. Varios de ellos estaban ya inconscientes en el momento de abrirse las puertas y hubieron de ser reanimados por los servicios de urgencia que llegaron en menos de quince minutos. En sus primeras declaraciones a la policía austriaca declararon que habían emprendido ese viaje desde Rumanía, pero que proceden de Turquía, Siria e Irak. Cinco viajeros habían abandonado el camión en una parada anterior y parece que alguno más huyó cuando se abrieron las puertas del compartimento de cargo y antes de que llegasen los primeros auxilios y el helicóptero de la policía, mientras que 38 han sido detenidos en Austria y la policía está todavía valorando que hacer con los seis niños que viajaban en el remolque. Cuatro de los pasajeros siguen a esta hora hospitalizados. El conductor, también detenido, es un ciudadano turco de 51 años que había recogido a su lamentable pasaje en una casa en ruinas en Rumanía para trasladarlos de incógnito hasta Austria. Cada uno de ellos había pagado un precio de 8.000 euros por el criminal viaje. El dinero se paga antes de entrar en territorio Schengen, en la frontera entre Rumanía y Hungría, y las mafias proporcionan refugio a los pasajeros en Rumanía mientras esperan a que se complete el pasaje de uno de los transportes, un servicio que no está incluido en el precio. «Las mafias no descansan» «Todos recordamos a aquellos 71 refugiados que fueron encontrados muertos en un camión frigorífico sellado herméticamente en agosto de 2015», recuerda el jefe de la Oficina de Investigación Criminal de Baja Austria, Omar Haijawi-Pirchner, «pero cada hallazgo de este tipo sigue siendo espeluznante, por las condiciones en las que están siendo transportadas estas personas y por la cantidad de ellas que las mafias captan para otros de sus negocios». El año pasado, la justicia de Hungría dictó sentencias de 25 años de prisión contra cuatro jefes de la red de traficantes de personas que lleva a cabo estos transportes y a los que se consideró responsables de la muerte de las 71 personas asfixiadas, pero nada hace suponer que su actividad ha disminuido desde entonces. «Al contrario, actualmente hay un aumento del número de personas que son pasadas ilegalmente», calcula Haijawi-Pirchner. Incluso durante los peores meses de la crisis del coronavirus, hay indicios de que siguieron pasando camiones camuflados entre los transportes de productos de primera necesidad que seguían circulando. Prueba de ello es que siguieron registrándose peticiones de asilo. «Las mafias no descansan, las dificultades sirven para elevar los precios y reducir el número de transportes, pero en cuanto caen los jefes, otros se hacen con el mando y siguen con el negocio». Según la sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, «durante los meses del verano europeo aumentaron los intentos de los migrantes y los solicitantes de asilo de cruzar el Mediterráneo, lo que causó la pérdida de muchas vidas inocentes». El mismo desarrollo se observa en las rutas para llegar a Europa central y septentrional a través de los Balcanes. Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha expresado su preocupación por la entrada en vigor de la Ley LVIII húngara sobre Reglas de Transición y Preparación Epidemiológica relacionada con el Cese del Estado de Peligro en respuesta a la situación por el Covid-19, que socava aún más el acceso efectivo al territorio y el asilo para quienes huyen de las guerras y la persecución, que ya se habían visto seriamente limitadas antes. Según la nueva legislación, las personas que lleguen a la frontera de Hungría con el deseo de solicitar asilo serán rechazadas y se les ordenará declarar tal intención en una embajada húngara designada. Esto expone a los solicitantes de asilo al riesgo de devolución que equivaldría a una violación de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y otros instrumentos internacionales y regionales de derechos humanos de los que Hungría es un Estado Parte. La consecuencia es la subida de los precios de los viajes ilegales que comienzan en Rumanía y que garantizan a los inmigrantes que no habrá paradas en territorio húngaro, lo que a su vez eleva el peligro de asfixia cuando los pasajeros se ocultan en compartimentos sellados.
17-09-2020 | Fuente: abc.es
Miles de judíos ultraortodoxos se quedan bloqueados en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania
Como cada año, decenas de miles de peregrinos judíos jasídicos viajan en otoño a la ciudad ucraniana de Umán, situada a 209 kilómetros al sur de Kiev, para celebrar el Rosh Hashaná (Año Nuevo judío). Acuden allí para visitar la tumba de su líder espiritual, el rabino Najmán de Breslau (1772-1810), fundador de la rama de los jasídicos, una de las más ortodoxas dentro del judaísmo. Sin embargo, este año, debido a la pandemia de coronavirus, miles de ellos se han quedado bloqueados en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania, en tierra de nadie, en una zona neutral, debido a que las autoridades ucranianas les han cerrado el paso. Las celebraciones deberán arrancar mañana viernes y prolongarse hasta el domingo. Desde el martes, varios miles de judíos ultraortodoxos se han ido concentrado en el paso fronterizo de Nóvie Yarilóvichi con la ilusión de que en algún momento se les permita pasar a Ucrania, pero no lo están consiguiendo porque el Gobierno ucraniano dio orden a finales de agosto de impedir que sigan entrando extranjeros en el país a causa del empeoramiento de la situación epidemiológica. Frenar el Covid-19 El ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov, anunció a través de un comunicado que «estas medidas restrictivas se adoptan para impedir la propagación del coronavirus». En términos similares se expresó la oficina de la Presidencia ucraniana en donde subrayaron que «Ucrania se ha visto obligada -ya desde el 29 de agosto- a cerrar su frontera a los extranjeros a causa de un aumento significativo de los contagios». Avákov aseguró que los peregrinos están siendo atendidos en Nóvie Yarilóvichi con «agua, alimentos y medicinas». Según sus palabras, «las restricciones imposibilitan la celebración de eventos masivos, incluidos los de carácter religioso». El año pasado, a Umán acudieron más de 30.000 judíos ultraortodoxos procedentes de Israel, Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Los guardafronteras ucranianos sostienen que un nutrido grupo de peregrinos llegó a la frontera el lunes por la tarde y, al saber que no podrían entrar en Ucrania, algunos trataron de hacerlo ilegalmente. Después, según fuentes oficiales, ocuparon la calzada y bloquearon el paso de vehículos en dirección hacia Bielorrusia. Al parecer, se practicaron detenciones. La Cruz Roja atiende a los judíos atrapados en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania - EFE El jefe del Servicio Fronterizo de Ucrania, Serguéi Deineko, que estuvo ayer en la frontera y trató sin éxito de convencer a los allí congregados de desistir de su idea de trasladarse a Umán, se quejó de que no observan distanciamiento social y muchos ni siquiera llevan mascarilla. Según sus cálculos en el control fronterizo de Nóvie Yarilóvichi había ayer más de 3.000 jasídicos. «No sé quién les ha dado promesas de que podrían pasar, pero hay un decreto que impide el acceso a todo extranjero y nosotros tenemos que cumplir las órdenes», lanzó Deineko a la multitud, según la agencia ucraniana Unian. Pero, pese a las condiciones precarias que padecen, en medio de la lluvia y con temperaturas ya frías durante la noche, ninguno se ha vuelto atrás. Conservan la esperanza de que les dejen viajar a Umán. La Cruz Roja de Bielorrusia repartió entre ellos el martes por la noche mantas, alimentos, agua y tiendas de campaña para las familias con niños. Impedir la peregrinación El mes pasado, el alcalde de Umán, Olexánder Tsebri, pidió al presidente del país, Volodímir Zelenski, que prohibiese este año la peregrinación de los judíos ultraortodoxos a causa de la pandemia. Las autoridades del país y también las de Israel difundieron una declaración conjunta instando a abstenerse de visitar Umán. Estos peregrinos empezaron a viajar a la tumba del rabino Najmán de Breslau ya en agosto. Los que consiguieron llegar antes del cierre de fronteras, se encuentran ya en Umán, en donde la Policía ha organizado un imponente dispositivo de seguridad. La Presidencia ucraniana culpa en gran parte a Bielorrusa de la actual situación. En un comunicado emitido ayer por la tarde, se deplora el hecho de que los peregrinos «llegados de Israel en su mayoría creyendo en falsos rumores de que la frontera ucraniana con Bielorrusia estaba abierta». «Pedimos a las autoridades bielorrusas que dejen de exacerbar las tensiones», recalca la nota oficial. El ministerio de Exteriores ucraniano ha advertido que, por razones sanitarias, la frontera seguirá cerrada por lo menos hasta el 28 de septiembre. Los contagios por Covid-19 están aumentando en Ucrania. En la última jornada se detectaron 2.958 nuevos casos positivos y 76 fallecimientos. Desde el comienzo de la pandemia, en Ucrania se han infectado 162.660 personas y un total de 3.340 fallecieron. Hasta el 29 de agosto, la única forma de llegar por tierra a Umán era a través de Bielorrusia, ya que tanto la Unión Europea como Rusia tienen sus fronteras cerradas con Ucrania. Bielorrusia es además el único país de la zona que mantiene sus conexiones aéreas con gran parte del mundo, debido al escepticismo de su presidente, Alexánder Lukashenko, en relación con la Covid-19
1
...